Issuu on Google+

LA CORTINA

DEL CHE Entrรก y enterรกte cรณmo es la revista de la escuela del Parque Avellaneda


LA CORTINA DEL CHE Año 1 Número 1 Noviembre de 2013. E.E.M. N°2 D.E. 13 “Ernesto “Che” Guevara” ESPECIALIDAD Construcción y Mantenimiento de Espacios Verdes (CMEV) DIRECCIÓN Marcelo Miyasato SECRETARÍA Liliana Mallía ASESORA PEDAGÓGICA Miriam Atralla DOCENTES RESPONSABLES Verónica Scardamaglia y Hernán Viudes RESPONSABLE DE DISEÑO Taller de Medios DOCENTE Pablo Fernández Alberti ALUMNAS/OS REDACTORES, DIBUJANTES Y FOTÓGRAFOS EN ESTE NÚMERO Ludmila Chalian, Camila Hoyo, Nazareno Gago, Lucila Pequeño, Soledad Maldonado, Iracema Martínez, Macarena Morán, Nehuén Hernández, Victoria Puricelli.

1


EDITORIAL “La cortina del “Che” se levanta por primera vez. No se trata de una cortina más, tampoco de un diario ni una revista tradicionales, sino que es, o pretende ser, el periódico realizado por las chicas y los chicos de la Escuela de Educación Media N° 2 Distrito Escolar N° 13 Ernesto “Che” Guevara. Esta publicación no se caracteriza por la regularidad ni la periodicidad de su edición. Tampoco por la manera en la que se produce, edita, diseña e imprime, sino porque las alumnas y los alumnos son los responsables de llevar adelante este proyecto, acompañados por docentes de la escuela. En “La Cortina del “Che” nos interesa que hayan investigaciones, cuentos, dibujos, entrevistas, fotografías y otras producciones que las/os estudiantes hayan realizado día a día en la escuela o que les interese elaborar especialmente para esta revista. También se trata de un espacio donde se reflejen las actividades especiales que se lleven a cabo en las materias curriculares, proyectos pedagógicos o talleres que se

despliegan en la escuela. Asimismo, pretende convertirse en un espacio múltiple y abierto donde los distintos actores de la comunidad educativa puedan volcar sus experiencias, diferencias e inquietudes. La escuela “Che Guevara” tiene una historia íntimamente vinculada a la participación, el consenso y la democratización, tanto en su construcción como en su funcionamiento cotidiano. Si La Cortina es del “Che”, nos interesa que también esta revista se convierta en un espacio de lucha por la transformación, un ámbito donde expresarse libremente, donde pensar, donde discutir algunas ideas e intercambiar otras. Un espacio de aprendizaje, y sobre todo -como nos enseñara uno de los más grandes pedagogos del mundo- un aprendizaje esencialmente colectivo. "Nadie educa a nadie -nadie se educa a sí mismo-, los hombres se educan entre sí con la mediación del mundo." Paulo Freire Verónica Scardamaglia y Hernán Viudes, docentes de la EEM N°2 DE 13 Ernesto “Che” Guevara

2


Fotomontaje sobre Angustia y Capitalismo - Soledad Maldonado


Narración, por Victoria Puricelli (5°2°). El subte hacía ya 2 horas que estaba varado. En los fríos túneles, la gente no obtenía respuestas, no comprendía porqué nadie venía a buscarlos. Los pasajeros querían salir de ahí. Un grupo de estudiantes buscaba la salida. Uno de ellos tomó el liderazgo del grupo y comenzó a dar órdenes. Una pequeña adolescente sentada escuchaba con atención, - no es para tanto, llegó tarde, pero eso no quiere decir que me lleve a cruzar los túneles con quién sabe quién-. Correr ese peligro por nada, no gracias.- su rostro se mostraba indiferente hacia ese grupo que discutía. Vio que alguien entraba al vagón con un rostro extraño, parecía preocupado mirando hacia todos lados. Sus miradas se encontraron dos veces; la segunda, él se quedó mirándola hasta que terminó de cruzar y pasar al siguiente vagón; seguro era su cabeza ¿Por qué estaba tan asustado aquel hombre? Y tan apurado, si igualmente no podían salir de ahí. Rápidamente se abrieron paso ruidos de algún enfrentamiento, no tan distante a ella. Observó de dónde provenían. Esos adolecentes volvían a discutir, pero esta vez los rodeaba un aire más denso. – ¡qué estupideces piensa la gente! – Ya había olvidado sus anteriores pensamientos. Cambió de canción en su mp4 – pensé que sería un viaje corto, qué casualidad… Un hombre sentado frente a ella no dejaba de mirarla. Hacía una hora y media – no pasa nada, ya arranca-. Una hora - esto es algo incómodo-. Media hora – si sigue mirándome así, me cambio-. ¿Dónde se podía mover? Ese hombre la seguía mirando, sus ojos eran insoportablemente negros, oscuros, podridos, sin nada; su postura encorvada y tranquila la ponía nerviosa, están todos los asientos llenos – si camino puedo pasar a otro vagón, pero qué había pasado en aquel del cual vino el hombre asustado... -

Otra vez gritos y peleas, la chica que hacía de mediadora ya no estaba. ¿Qué pasó con ella?. Miró todo el vagón y su antiguo acosador había desaparecido. - ¿Y si estaba persiguiendo a la chica? ¿Tenía que avisarle? ¡Cómo no se había dado cuenta cuando se movió! Tenía que avisarle, ¿pero dónde se había ido? Podría preguntarle al grupo de estudiantes… Cuando enfocó hacia dónde creía que estaban tampoco los encontró, no sólo ellos, faltaba la mitad del vagón, no estaban. Su acosador estaba en el mismo lugar que antes, el corazón le dio un vuelco, de un minuto al otro comenzó a latir con muchísima rapidez, sus manos comenzaron a sudar, su transpiración era tan fría que sentía escalofríos. ¿Qué iba a suceder ahora? No lo había visto volver. A dónde iba la gente y por qué no los veía irse, ¿acaso aprovechaban cuando se daba vuelta?… Decidió levantarse e irse lo más lejos del hombre que podía, a una esquina. Se levantó y comenzó a caminar, escuchaba unos pasos detrás de ella, pero no se daría vuelta hasta llegar a la esquina, había gente, no podía pasar nada, a zancadas cruzó lo que le quedaba de vagón, antes de darse vuelta y enfrentar lo que fuese que le esperase. No escuchó mas pasos, esos pasos pesados ya no estaban. Y tampoco la persona de quién provenían, no había nadie más en el vagón ¿Cómo se había quedado sola? ¿Qué pasó con todos? La música se escuchaba más fuerte ahora en el vacío, y su corazón ya no repicaba en sus oídos. Todo se volvió tranquilo y aterrador. Corrió hacia la puerta que transportaba al vagón siguiente, comenzó a cruzarlo. Todo le parecía extrañamente familiar. Se topó con dos ojos, dos veces, la segunda quedó mirándolos, eran de aquel hombre que momentos antes había visto, pero con unos ojos más tranquilos. Le devolvió la mirada con unas preguntas que no podía contestar, estaba apurada y asustada. 4


5


SÁBADO 29 DE JUNIO

FOGATA SAN PEDRO Y SAN PABLO

"El día en que las vacas vuelen la escuela se llamará Ernesto “Che” Guevara”. Extramuros es un Proyecto Pedagógico Complementario que se desarrolla en el ámbito de la EEM N°2 DE 13. Allí participan, voluntariamente, las/os alumnas/os, quienes en esta oportunidad trabajaron alrededor del nombre de la escuela y llevaron su propuesta a la fogata del barrio. Por el equipo de Extramuros, con el acompañamiento de los docentes: Verónica Scardamaglia, Carla Cabrera y Sebastián Barrionuevo Vázquez. Hemos rezado a la vaca para que el día en que la hagamos volar, nuestra escuela logre el derecho de llevar su nombre:"Ernesto Che Guevara". Elegimos quemar la vaca de las miserias, llena de hipocresía, de personalismos que no respetan los consensos, las decisiones colecti-

vas ni los procesos democráticos. De cajoneos, de violaciones despolitizadas, de autoritarismos y de mala onda. Creemos que estas miserias son las que se encarnan en quienes dicen: "No queremos que ninguna escuela lleve el nombre de un asesino". Ningún pensamiento vale más que otro. Sabemos que la fuerza colectiva hace renacer las luchas, que la vaca renacerá de las cenizas, y en su vuelo nos traerá el derecho a la identidad de nuestra escuela. Gracias a todos los que están en esta lucha por el nombre de nuestra escuela, y a todos los que estuvieron ayer física y mentalmente. Como siempre, ¡la salida es colectiva! 6


Nazareno Gago G贸mez 7


UNA VOZ SALVAJE La historia de la cantante texana Janis Joplin, la trascendencia de su legado y la importancia del Woodstock. Por Ludmila Chalian (5°2°).

Janis Joplin fue una cantante, símbolo y esencia de revolución, rebelión y fuerza. Nació en Texas el 19 de enero de 1943 la primera “estrella de rock femenina y hippie”. Su estilo era una mezcla de blues psicodélico, soul y rock. Formó parte de tres bandas: la primera, “Big brother and the holding company” en el 65; luego, en 1969, “Kosmic blues band”, con quienes participó en el festival de Woodstock (3 días de paz y música); y por último, a fines de ´69 y ´70, “Full tilt boogie band”. Fue una cantante apasionada, sincera con su música. Por lo que inspiraba en los otros, escucharla generaba un “no sé qué” en el cuerpo. Ese movimiento rápido que tanto describía… Su canto se sentía (y se siente aún hoy) en el cuerpo, y abre puertas. Fue un huracán con brillo natural. Comenzó cantando en bares, por diversión, así nació esa voz. No buscó la carrera, la carrera llegó a ella. Su música fue fantástica y hoy sigue contagiando, su esencia perdura y permanece entre quienes conocen su arte. Janis fue una mujer con sentimientos fuertes. Parte de ella fueron, también, su soledad e inseguridad afectiva. La “etiquetaron” como alcohólica y drogadicta, pero creo que eso no es lo más importante de su legado, sino lo que representó, lo que daba y da cada vez que uno escucha su voz; la locura en el cuerpo cantando en tu cabeza. Murió el 4 de octubre de 1970 por una sobredosis de heroína. Y así quiero recordarla, escribiéndole un poquito, queriéndola un poco más y sintiéndola en el cuerpo… Hagamos el amor con su música y su voz, como ella decía cada vez que subía al escenario: “Hacer el amor con el público”. Su voz era dulce y tenía mucha pasión, aún hoy al escucharla lleva a sentir tanto… tanto que

quizá no se pueda explicar con palabras. Quizá solamente se pueda sentir como esas cosas locas y raras que a una le pasan, como si fuera un temblor. Cerrar los ojos y poder viajar a lo inimaginable. Una voz que transmite paz y fuerza. Una voz que puede dar tanto dolor como alegría. Su inspiración, cómo aferrarse a eso, a su música. Pienso que da, pienso que la música es eso: algo que da vida, que te da fuerzas, y todo lo que se necesita en el ahora. Que acompaña en el sentimiento y el lugar. No tiene tiempo, no tiene momento; tiene vida y simplemente fluye y libera. Si uno se deja llevar, da para viajar, volando. Por eso la naturalidad en su alma brilla, es lo que la hace tan especial. Porque dejó huellas. Dejó música. ¡Dejó arte! Y cuando esas cosas quedan, no se desaparece tan fácil. Pienso que su música, que es su energía, que es su esencia, va a durar, va a quedar. Y ella va a seguir cantando… Woodstock fue un lugar que conocí sin conocerlo, imaginado por rockeros del ´69. Se sentía el sudor y la emoción en ellos y en mí. Nunca me había sentido tan feliz en un lugar. Nunca tuve un instante tan hermoso como cuando ella salió al escenario, pegando ese grito, gritando con toda la fuerza del canto, del arte. Se sentía algo hermoso en el ambiente, la magia de la música, la esperanza de que todos somos seres humanos y tenemos instantes en que lo demostramos. En el que sacamos nuestro amor, como si fuera inevitable. Y todos gritamos juntos, fue una conexión maravillosa como pocas veces se logra. Gritamos con ella, cantamos con ella… Estar empapado de barro, de sudor en todo el cuerpo, no importaba. Nada importaba, solamente había que sentir…Y sentír todo como si todo lo que tocara y escuchara fuera mágico, fantástico, de otro mundo. 8


ENSAYO DE LOS SCOUT DE ARGENTINA La experiencia de ser scout en nuestro país. Cómo se organizan, cuáles son sus proyectos y propuestas. A partir de los valores que difunden, muchos niños y jóvenes forman parte de esta organización. Como Macarena Morán (5°1°), autora de la nota. Nosotros, los scout de Argentina, formamos parte de un movimiento mundial de niños, jóvenes y adultos. Caminamos unidos con los mismos principios e ideales que hemos asumido libre y voluntariamente. Conformamos un movimiento abierto a todas las personas, hombres y mujeres con el propósito de contribuir al desarrollo integral de cada persona en particular, y al de la comunidad en general.Por ello, nuestra acción transformadora es una invitación a todos, sin distinción de origen, etnia, credo o situación social. La metodología de trabajo de los scout es la educación no formal, educación alternativa que potencia las capacidades de las personas, que no se agota en un tiempo o en un lugar específicos y que se brinda en forma permanente. Un tipo de educación solidaria complementaria a la que realizan la familia y la escuela, con matices que les son propios. Los scout nos ofrecemos como un espacio de encuentros, donde el joven halle las posibilidades de enriquecerse en el intercambio comunitario con sus pares. Nos ofrecemos como un espacio de reflexión que fomente en el joven su capacidad de cuestionamiento, de crítica, de autonomía de personamiento. Un lugar donde optar libre y responsablemente por una jerarquía de valores que le sirva de referente para tomar decisiones éticas. Somos compañeros de senda de todos aquellos que caminan en la búsqueda de a dos, invitándolos a vivir plenamente su fe con honestidad y alegría, dando testimonio de compromiso. Alguno de nuestros medios son la aventura al aire libre, el aprender haciendo y el intercambio democrático. Es hermoso vivir la vida scout, los campamentos, actividades. Nuestros dirigentes son los que nos enseñan a empezar a vivir esta hermosa 11

vida. Como todos nosotros tenemos sueños, los scout de Argentina también tienen los suyos así como intereses que cumplir. -Los temas de interés surgen del interés de cada uno de las/os chicas/os que hay en la vida del scautismo. -Los sueños de la asociación scout de Argentina son 20 y cada año se trabaja para hacerlos realidad. En el año 2012 empezamos a trabajar el sueño n° 17, que es ser “referente en la defensa de los derechos humanos”. Ese sueño lo combinamos con un gran tema de interés como es el bullying. En los scouts de todo el mundo no hay bullying, pero nos damos cuenta que en otros lugares sí lo hay, por ejemplo en colegios, trabajos o simplemente entre vecinos. Desde el 2012, y hasta que se cumpla uno de los grandes sueños de scout estamos encarando el proyecto para frenar el maltrato (bullying) en los colegios, que es donde más vemos que se da esta práctica. En el 2013 se hizo un foro para tratar este tema; los scouts de Argentina informan a las personas del tema bullying para que nos ayuden a creer en la gran frase: “YO CREO EN UN MUNDO SIN VIOLENCIA”. Es un tema bastante complicado, porque no se sabe bien cómo empezar a tratarlo en los colegios. En scout de Argentina, y para los adultos, los objetivos que tenemos consisten brindar la posibilidad de formar y fortalecer el apoyo en cuanto a la socialización de las problemáticas con las que los jóvenes viven y conviven en su cotidianidad. Asimismo, poder brindar herramientas a los jóvenes para que puedan reconocer y reconocerse en los procesos de esta conducta en los ambientes en que se desarrollan.


En lo que se refiere a los jóvenes, consiste en concientizar e informar sobre esta conducta que ha crecido en los últimos años, brindarles la información necesaria y el apoyo de los adultos para que sean agentes de conciencia en la sociedad para combatir este fenómeno. ¿Qué es el bullying, de qué se trata, cómo puede detectarse y qué hacer cuando se sospecha que hay maltrato? Es una conducta de hostigamiento o persecución física o psicológica que realiza una persona contra otra, a quien elige como blanco de repetidos ataques. Es un acoso sistemático que se reproduce reiteradamente en el tiempo por parte de uno o varios acosadores a una o varias víctimas. El bullying se refiere a todas las formas de actitudes agresivas, intencionadas y repetidas que ocurren sin motivación evidente.

CARACTERÍSTICAS DE AGRESIÓN BULLYING Debe existir un hostigador y un hostigado El bullying es contra una persona concreta Generalmente es un grupo el que ejerce el hostigamiento, dirigido por un líder quien idea las acciones, aunque no siempre sea él el que las ejecuta Tiene que haber desbalance de poder o de fuerza El hostigamiento tiene que se repetido y sostenido en el tiempo Una pelea ocasional o por un tema puntual no es bullying. Hay diferentes manifestaciones de bullying: físico, verbal, la aislación a tráves de las redes sociales e internet. El bullying se puede detectar; la mayoría de las veces el hostigamiento es rápido y oculto y quien reacciona inadecuadamente es el hostigado, que finalmente termina “retado” o excluido de la institución. Por ejemplo, cuando un niño que empieza a gritar luego de que le hayan sacaron las hojas,

tirado los útiles, y los hayan insultado, todo en forma oculta, pero la maestra escucha sus gritos y termina sancionándolo. Algunos signos que podrían hacernos sospechar de que un niño está siendo hostigado es que no quiera asistir a clase, los golpes y moretones injustificados; irritabilidad;, nerviosismo; cambio de carácter; tristeza; insomnio. Que no tenga más ganas de ver a sus amigos, ni de salir de su casa, la pérdida de objetos y dinero que le dieron para el recreo; dolores abdominales; falta de integración con pares, descenso del rendimiento académico. Para prevenirlo se pueden identificar conductas de hostigamiento, fomentar la ayuda entre pares, generando un reglamento de convivencia, diseñar métodos de resolución de conflictos entre pares, corregir cualquier conducta de exclusión de un par, supervisar los tiempos libres, armar un sistema para que los chicos puedan reportar casos de hostigamiento, reuniones entre padres y educadores, y enseñar a los chicos que quien ayuda a un compañero nunca es un “buchón”. Si se detecta un gran caso de bullying, en primer lugar se debe detener la agresión, después citar a los padres del agresor y de agredido para informar la situación (por separados). Allí se puede elaborar con el hostigador un compromiso por escrito de no agresión, enseñar técnicas de “afrontamiento” al hostigado para que pueda afrontar futuras situaciones conflictivas, (mejorar las habilidades sociales y de comunicación). Por todo lo expuesto y trabajado por los scouts valoramos las etapas por las que transitamos en la organización (manada, scout, caminante y rovers). Estas dos últimas ramas somos las que estamos con este gran proyecto, y queremos que se cumpla. Por eso ofrecemos las posibilidades de enriquecernos en el intercambio comunitario con sus pares. Nos presentamos como un espacio de reflexión que fomenta en el joven su capacidad de cuestionamiento, de crítica, de autonomía de personamiento. www.scouts.org.ar (página principal de los scouts) Links de interés: El bullying desde el movimiento scout http://j.mp/S11ARy Artículos sobre bullying http://j.mp/X98Lc5 Campañas http://j.mp/Ugw5yq Casos: http://j.mp/VsTPjc Material audiovisual http://j.mp/135QWds 12


Alejandra Pizarnik

LA PALABRA DE

LA SOLEDAD Vida y obra de la poeta Alejandra Pizarnik. Su historia y sentimientos, por una amante de su obra, Ludmila Chalian (5°2°). La fascinación de la infancia perdida se convierte en ella. El amor por los libros y la pasión, en distintos momentos, por la lectura y la escritura. Una oscura metamorfosis que cambia los sentidos, el vértigo, las dudas y la fascinación por la muerte durante la vida. El ojo que ve lo absurdo, el ojo ajeno, la muchacha de gris, la niña con la muñeca. Un 25 de Septiembre, hace 41 años, Alejandra Pizarnik decidió dejar el silencio y recomenzar, quizás, en otro mundo. Decidió emprender un viaje lejos de la vida, y comenzó a recorrer profundamente la muerte. Fue una gran poeta, narradora y ensayista. Ella, con su intenso penetrar en las palabras, en el lenguaje. Alejandra en el país de las maravillas. Pienso que la soledad es una gran compañera, que nos desencuentra y encuentra algún ser muy dentro. Pizarnik hacía del cuerpo un poema, de las sensibilidades una prosa, auténtica en su forma. La obsesión sobre la infancia, miedo al destino, confusiones, desencuentros, palabras que hablan, que transmiten. Desolación, marginación, soledad. Alejandra toca y muestra una herida desde sus diarios y poesías; el vacío, el aislamiento. Verdadera naturaleza del lenguaje, percibimos, sentimos, destruimos, desconstruimos. Palabras con tanta belleza que nos acercan al silencio, un silencio mágico. Palabras inquietantes, movilizadoras, misteriosas, frágiles. Nos presta una invitación a lo desconocido, a lo novedoso. Luego de 40 años, Pizarnik pervive dentro de sus palabras, sus sentimientos y sensibilidades 15

quedan guardados. Dejó perfección para algunos, palabras suspendidas en el aire, sin tiempo, casi mágicas. Bellísima idea del lenguaje. La perfección es lo más misterioso que un artista puede traspasar. Hay un salto a lo perturbador, al ser, un salto sobre la moral y la lógica. Un salto de espacios, de tiempo. Distintos pensares, miedo a crecer. Miedo a la voz que no soy yo. Miedo a lo que habita dentro. Terminando sobre un arte infinito, sobre la pasión de la infancia. “El sentir escabroso, y la soledad y el sexo balbuceante y la soledad y el ojo vestido de gris y la soledad y el amado lloro de siempre y la soledad y los golpes de la vida tan fuertes y la soledad y el yo no sé, el porqué de tanto daño de tanto golpe duro y malo, de tanta suciedad pendiente y la nada y lo horrendo y el mefistofélico bastón en quien no apoyarse y el bendito dios que camina junto a ti y el terrible exilio de los eternos fugitivos, y las calientes lágrimas una más una hasta la ecuación imposible y los dulces monos de Darwin agitando veinte dedos por cabeza y tric - trac de los huesos pidiendo un trozo de pan en que sentarse y la soledad el llanto la angustia la nada y la soledad.”

“Diarios. Alejandra Pizarnik” Bibliografía: Poesía completa – Alejandra Pizarnik Prosa completa – Alejandra Pizarnik Diarios – Alejandra Pizarnik Biografía de Alejandra Pizarnik – Cristina Piña


LAS ESPECIES ARBÓREAS DEL PARQUE AVELLANEDA Junto al primer número de “La cortina del Che”, aparece la primera entrega del catálogo coleccionable de “Las especies arbóreas del Parque Avellaneda”. Como parte de la orientación de la escuela de Educación Media N° 2 D.E. 13 “Ernesto “Che” Guevara”, Construcción y Mantenimiento de Espacios Verdes (CMEV), los docentes Pablo Fernández Alberti y Hernán Lugea, las/os alumnas/os realizan actividades de relevamiento y clasificación de las especies a partir del reconocimiento de sus características.

16


ENTREVISTA A GIULIANA CALECA AUTOFLAGELACIÓN Autora de un libro sobre una problemática que afecta a algunos adolescentes, y también a quienes no lo son tanto, Galeca expone su historia tratando de que sea una ayuda para quienes atraviesan por su misma situación. ¿Cómo te surgió escribir sobro tu vida y publicarla en un libro? Cuando empecé a publicar escritos en Internet percaté que la respuesta de los lectores era buena. Muchos me escribían admitiendo que padecían lo mismo, y leerme los ayudaba a comprender que no estaban tan solos. Entendí entonces que nadie está a salvo, que a cualquiera le puede pasar, y por ende mi libro podía ayudar. Eso fue más que suficiente para decidirme a escribirlo, , mi abuelo siempre me decía que a él le hacía bien conocerme a través de las letras (ya que no había otra forma de hacerlo) y que editar el libro le ayudaría a descubrir mi persona, lo que sentía y a saber más de mi enfermedad. Una vez más encontraba en "filos" una razón para hacerlo público: concientizar, advertir e informar. ¿Escribir te ayudaba a descargarte? Completamente. Hice catarsis con las letras. Logré exorcizar mi dolor volcándolo en un papel, impidiendo que se pudra dentro de mí. No está bueno guardárnoslo todo, por eso no importa cómo lo hagas, escribí, liberá tus emociones, ya sea escribiendo o haciendo otro tipo de actividad que te guste. Eso le digo siempre a quienes me escriben pidiendo consejos. ¿Te pareció que al escribir un libro sobre lo que te había pasado ibas a hacer que otras personas se sientan identificadas, acompañadas y que al leer el libro las ayudarías? Totalmente. Ése era el fin, y sigue siéndolo. Quiero transformar la desesperación en esperanza, depositan19

do en cada lector una cuota de fe. Demostrarles que se puede, si se quiere. Yo pude salir porque lo deseé y de eso se trata, de luchar hasta alcanzarlo. ¿Que te genera escribir? Es amplio lo que siento. Una mezcla de placer, paz, emoción y libertad. Con las letras dejo fluir cada parte de mí, cada detalle de mi persona que oralmente no puedo sacar a la luz. La timidez extrema es un defecto que me juega muy en contra, por eso las letras son mi salvación (se ríe). ¿Escribirías más libros? ¿Sobre qué temática? Absolutamente. Tengo muchas ganas de escribir una novela, pero todavía no me dediqué a pensar en ello porque debo terminar Filos II, que dicho sea de paso, va a ser el cierre del género autobiográfico, sin dudas. Todo lo que viviste... ¿Pensás que podría volver a repetirse? De ninguna manera. Hoy en día cuento con las herramientas necesarias para afrontar cualquier obstáculo. Sé que puedo tropezar pero como quien dice, “un tropezón no es caída”. Me siento lo suficientemente fuerte como para poder sostener esta estabilidad emocional. ¿Cómo te ves dentro de cinco años? Espero haberme recibido (y haber terminado filos II) Preparándome para casarme, quizás ¿o es demasiado pronto? Bué… enamorada de la vida y feliz como ahora.


Si tuvieras que salvar tres libros de un incendio ¿Cuáles serían? ¿Y por qué salvarías los elegirías? ¿Tengo que salvarlos sí o sí? (Vuelve a reirse). “Del amor y otros demonios – Gabriel García Márquez” en tercer lugar, y los dos primeros obviamente Filos I y II. El de Márquez lo leí cuando era pequeña y me revolvió la cabeza, llenándomela de diversas emociones que hasta el día de hoy conservo. La historia es muy particular, particularmente hermosa. El mundo veía a la protagonista como una enferma, no como enamorada, y parte de este argumento se vincula con Filos II, porque relata mucho amor. Demás está aclarar que salvo mis libros como prueba infinita de lo que pasé y superé. ¿Qué te produce saber o conocer de alguien que se auto flagela? Impotencia. Me escriben cientos de personas y la impotencia se multiplica no por cien, sino ciento cincuenta. Es terriblemente agotador saber que hay tanta gente sufriendo y me da mucha bronca y tristeza aceptar que no soy la mujer maravilla y que no puedo salvarlos a todos, porque eso sería realmente un sueño: poder ayudarlos y demostrarles que la felicidad existe. Pero lamentablemente no soy superpoderosa, así que intento no abrumarlos con mi bronca por su situación y ayudarlos en todo lo que pueda. Mantengo la fe y rezo de vez en cuando. ¿Qué sentías al cortarte? Siempre me odié y nunca creí tener motivos para dejar de hacerlo, al contrario, encontraba en cada detalle de mi persona una razón para justificar “el auto castigo”. Cortarme era parte de castigarme, y el castigo me aliviaba. La sangre eran las lágrimas que no podía llorar, entonces sangrar cumplía la misma función de desahogo que el llanto. ¿Sentías que tu familia te ayudaba? Durante la enfermedad mi familia intentó mantenerse firme, unida. Obviamente no pudieron lograr lo primero. No podían sacar fuerzas ni conservar las ganas de vivir sabiendo que su pequeña luchaba para morir. Me sobreprotegían mucho, intentaban darme todo, creyendo que con lo material llenarían el vacío emocional, pero obviamente eso no es posible. Me escribían cartas, se me ponían a llorar. Realmente estaban desesperados, llegado un punto

de la enfermedad, no sabían qué hacer. Se limitaban solamente a rezar. Actuaban como podían actuar, como les permitía su angustia. Trataban de sacar fuerzas de donde no las tenían, diría que inventaban fuerzas porque realmente estaban muriéndose a la par mía. ¿Pensás que aprendiste algo después de todo lo vivido? Debo reconocer que cada cicatriz y todo lo que sufrí me sirvió para crecer y ser lo que soy. Sin tanto dolor no podría haber madurado. Desconociendo el infierno no habría visitado el "paraíso". Y allí me encuentro hoy. Así que esta enfermedad me enseñó a ser más fuerte, a sentirme orgullosa de mí y capaz de superar cualquier obstáculo, porque entendí que soy útil y si se quiere, se puede. Insisto. ¿De qué tratara "Filos II"? Filos II es una bomba. Toca muchos temas tabúes de los que nadie habla pero todos vemos. Filos II me ayudó a desencadenarme, a liberar cada pedacito de mi persona aprisionada en el prejuicio, miedo, abandono, entre otras cosas. Dará mucho de qué hablar… ¿Sentís que ya superaste la enfermedad? Cuando percaté que quería vivir, que no tenía motivos para seguir maltratándome de esa manera, me di cuenta que ya había superado ese mal. Moría de ganas de quererme, e intenté hacerlo de a poquito. Sigo asistiendo a terapia, porque uno nunca deja de tener problemas, pero por el momento me quiero, y pretendo seguir haciéndolo. Así que el odio hacia mí misma ya se fue de la bandeja de reciclaje ¡Y a otra cosa mariposa! ¿Estás orgullosa de vos? Por supuesto. Al releer Filos una pizca de orgullo me recorrió entera al percatar que había superado todo eso, que logré quererme y aceptarme. Alcancé valorarme cuando creía que era imposible. Hoy en día... ¿Sos feliz? Decir “muy feliz” puede sonar exagerado, pero es la verdad. Logré amigarme conmigo y con la vida. Disfruto de cada momento, cada segundo para mí es sagrado. Sé que es difícil pero también tengo la convicción de que no es imposible. 20


Por segundo año consecutivo, las/os alumnas/os de los 4tos años realizaron un Gran Viaje de Estudios durante una semana a Córdoba, con la coordinación de los docentes Luiliana Diez, Hernán Lugea y Marisábel Grau y Marcela Velo. Allí realizaron distintas salidas didácticas, actividades pedagógicas y, fundamentalmente, compartieron una semana con compañeras/os y profesoras/es. Camilia Hoyo (4°2da) cuenta la experiencia en un detallado diario de viaje. 22 DE SEPTIEMBRE DEL 2013 Suena el despertador 6 am, indicando que nuestro día habría terminado, y que el gran día llegó. La resaca del algunos se convirtió en bolsos y lagañas. ¿Quién iba a decir que nos pondríamos contentos de ir un Domingo a las 8 de la mañana al colegio? Sólo nosotros que planificamos por meses EL VIAJE. Caras de sueño se encontraron en Directorio y Lacarra. Eramos valijas con seres que las acompañaban. Risas, entusiasmos, y nerviosismo por lo que se palpitaba que viviríamos. Y dos esperas: una la del micro, que apareció cuando nuestros celulares marcaron las 8.30 hs. Y la otra, que nos puso aún más nerviosos... Rolo y su ausencia... “¿Dónde está ese pibe?” “¿Lo llamaron?” “¡Dale, me quiero ir!” “Ya llega chicos, está a 10 minutos” Hasta que Marcelo apareció con su camioneta y Rolando adentro: “Corré nene, dale!”... ¿El resto? Risas, música, ronquidos, impaciencia, piernas dormidas, caras pintadas. “¿Cuando llegamos?”“¡Quiero bajarme!” A eso de las 12 o las 13, ya ni nos acordamos, los motores del micro se pararon vaya uno a saber en qué lugar cerca de Rosario. Estiramos nuestras piernas, encendimos unos cigarrillos, compramos bebidas sin alcohol, golosinas, galletitas, y emprendimos viaje nuevamente. Otra vez a los asientos, a la música.“¿Vemos una peli?” Ésta no anda, la otra tampoco, ésa no se lee.Hasta el preciso instante en que Marcela pegó un grito de gloria:“¡Un cuento Chino!” Anduvo, la vimos, nos reímos de nuevo,volvimos a dormir. “¡Eh! ¡Córdoba Capital!” “¡Ya llegamos!” “¿Dónde es el hostel?” “Acá chicos, tranquilos”“Bajen rápido que el micro no puede estacionar” “Guaaau, ¿esto es?” “¡Me encanta la onda!” “¡Tiene un pool!” “¡Eh, a ver, se sientan acá todos y se tranquilizan!” Nos dice la voz refunfuñona de Velo. “Fulano, Sutano y Mengano a la 200, Fulanita,Menganita y Sutanita a la 201, etc, etc.” Nos grita Grau. “¡A los cuartos Chicos!” La dulce voz de Diez. ¡Entramos a la casa de Gran Hermano! Nos instalamos en los cuartos, descubrimos los recovecos del hostel... Y en el momento más glorioso se escucha un : “¡A comer a la terraza!” Los sandwichitos de carne con salsas llenaron 41 estómagos hambrientos, y una súper ensalada el de nuestra vegetariana Tato. Charlamos un rato y... “¡Asamblea!” ¿Después? Las camas conocieron nuestros agotados cuerpos que deberían levantarse a las 7.30 hs. 23 DE SEPTIEMBRE DEL 2013 “¡Chicos,vamos, a desayunar!” Una cocina repleta de opciones nos brindó la comida más importante del día, dejándonos impresionados: Mate, café con leche, leche cholatada, té, mate cocido, tostadas con manteca y dulce de leche o mermelada, ocuparon la primera hora y media del primer día en Córdoba. Hasta que... “¡Vamos a caminar!”. Una manada de 42 personas ocuparon la angosta calle de Santa Rosa. “¿A dónde vamos?” Un cartel en la peatonal nos lo indicó : “Paseo de las Flores”. Primero un edificio y una imagen que nos impactó: Nombres de los cordobeses desaparecidos y asesinados en la última dictadura cívico-militar que conforman una huella digital, símbolo de nuestra identidad.Juicio y castigo a los asesinos de ayer y hoy, nos remarcan las fotos de Jorge Julio López, desaparecido en democracia. Grau nos cuenta la historia. Ese edificio, era una comisaría que en la época de la dictadura de 1976 fue utilizada como un centro clandestino de detención, y que hoy, gracias a la memoria de un pueblo que no olvida ni perdona, es utilizado como un centro de la memoria. En segundo lugar,una institución bastante criticada por muchos de nosotros, pero que hacen a la historia que venimos a estudiar. La catedral nos sorprendió con la vida de Paz, y las imágenes pintadas en el techo.Los profes nos explicaron la historia de esa catedral. De ahí, marchamos derecho a la Plaza San Martín, donde nos divertimos jugando a ser periodistas de un hecho que marcó tanto la historia de Córdoba y Argentina, como la Latinoamericana. “Señor, ¿sabe lo que pasó durante el cordobazo?” “Señora, ¿nos puede explicar qué se reclamó en 1969 por estas calles?”. “Señores, ¿ustedes creen que las reivindicaciones del cordobazo y los motivos por los cuales se llevaron acabo siguen teniendo vigencia?” Algunos se ortivaron,obvio, pero otros, con la sabiduría del tiempo y de la historia nos contestaron pacientemente. “¡Foto grupal!”“Vamos chicos, pongámonos todos!” “Chicas, chicas, ¿nos sacan una foto?” “¡Eh, rubia, pasame tu Facebook!” 21


Fuimos a la plaza a comer unos riquísimos sandwichitos primavera. Nos tiramos en el piso, sacamos fotos, y jugamos a la pelota... “¡Profe, quiero ir al baño!” “Vamos al Shopping” y de repente... “¿Qué es eso?” Una manifestación de empleados judiciales luchando por salario nos sorprendió en las calles cordobesas. Un Shopping moderno nos ayudó a satisfacer nuestras necesidades, y nos“sorprendimos” al saber que el Patio Olmos, antes, era un gran Colegio Nacional de varones que en 1987 tuvo un peligro de derrumbe y quedó abandonado hasta la década del ´90, cuando las manos privatizadoras amarraron a todo lo que veían libre. Comentarios de desagrado invadieron ese laberinto lujoso. “¡Vamos muchachos!” Y, o casualidad, otro Shopping moderno con una resplandorosa fuente. Nos indignamos. Grau nos contó que ese hermoso shopping, antes, era un convento que en la época de la dictadura militar funcionó como una cárcel de mujeres, donde la mayoría eran presas políticas. Las monjas del convento, funcionaron como carceleras y torturadoras. Reflexionamos al ver que ciertos poderes quieren borrar nuestra historia con lujosos lugares de entretenimiento. ¡En marcha! Otra institución nos abrió las puertas. Lugea nos encandiló con su explicación del Movimiento Gótico, enseñándonos la estructura y fachada de la Iglesia. Martín dibujó, y llegamos a la idea de escribir estas crónicas. ¡Al parque! En el camino, pasamos por la plaza del Bicentenario. Esta última, contaba con 200 cículos que cada uno representaba un año desde 18010 hasta el 2010, en ellos, había gravado el hecho más importante que sucedió en cada año. Nos acostamos, sacamos fotos, jugamos un rato,y nos fuimos. Así pasamos la tarde entre patos y pastos, puentes,laguna y árboles. Charlas, risas y fotos, terminaron por agotarnos. ¡Al hostel! Nos bañamos, charlamos, jugamos al pool, vimos una peli, y... ¡A comer! Un pastel de papas nos llenó por completo. La hija de Lili, es una genia de la cocina. “¡Torneo de pool!” se comenta por los pasillos de los cuartos que habitan almas adolescentes. Todo iba bien, hasta que seres no adolescentes se anotaron para jugar... ¡Los profes arrazaron! ¡Pregúntele sino a Jony, cómo juegan Velo y Diez! Un grupito le enseñamos a jugar al Ramy a Lili. ¿Para qué? Nos ganó en todas las partidas... y ¡A dormir! Las almohadas nos abrazaron. 24 DE SEPTIEMBRE DEL 2013 ¡Arriba tempranito a desayunar! “¡Vamos chicos!” “¡Viene el micro!”“¿A dónde vamos?” ¡Al circuito de las industrias! Pasamos por la calera, vimos al Dique San Roque, fuimos a la vieja usina Molet, ¡y nos enteramos de varias cosas que no teníamos ni idea! Volvimos al micro,y... ¡A almorzar al Lago San Roque! Nos sorprendieron unas empanadas riquisisísimas y fatay. ¡Qué rica es la fatay que la hija de Lili nos cocinó! Después de comer absolutamente todo lo que se nos cruzó en el camino, fuimos a ver las artesanías que habían alrededor de las 23 banderas argentinas,que simbolizan a todas las provincias de nuestro país. Charlamos,sacamos fotos, y miramos el paisaje, hasta que se nos ocurrió bajar a la orilla del lago. ¡Qué lindo! Una cosa es impresionante: La sequía que hay en Córdoba es tan grande, que el lago San Roque, prácticamente estaba seco. Lugea, que no puede con su genio, extrajo muestras del suelo. Y así pasamos un ratito de la tarde...mirando cómo el sol nos pegaba en nuestros rostros risueños dibujados por la emoción de quien vive tantas cosas tan nuevas y distintas. “¡Profe, quiero ir al hostel!” Fuimos, pero tuvimos tiempo para tan sólo un mate.El city tour nocturno nos reafirmó los conocimientos que los profes nos brindaron el día anterior, y nos incorporaron en nuevas sabidurías. Recorrimos la manzana de las luces, las universidades, y nos sumergimos en la historia de los jesuitas cordobeses. La caminata culminó en Tato manejando las aguas danzantes de la fuente del Paseo del Buen Pastor, que a pesar de que sea un hecho nefasto donde las ubicaron, nos regalaron un espectáculo hermoso. ¿Después? Los canelones terminaron de cerrar un día largo y lleno de nuevas experiencias vividas. 25 DE SEPTIEMBRE DEL 2013 Los despertadores sonaron más temprano que nunca: 7.00 hs. Nuestras panzas se llenaron de un rápido desayuno. “¡Carguen las botellas con agua chicos!”Nos recomienda Lili. “¿A dónde vamos hoy?” ¡Al CERRO COLORADO! “¿Vamos a escalarlo?” ¡SÍ! A las 8.00 hs las puertas del micro se abrieron y los ronquidos se apoderaron 2 hs de él, hasta llegar al destino deseado. Nos bajamos, y el dúo dinámico de Grau-Diez nos sorprendió en la puerta con protector solar en las manos, para pasarnos por nuestros rostros cansados. De a grupitos,fuimos pasando a ver el museo de arqueología que funcionó como introducción a lo que luego veríamos. El: “¡Tenemos hambre profe!” pronto se hizo presente. Sentaditos en la puerta del museo, comimos un poco del sándwich de milanesa que nos repartieron los profes. “¿Listos?” El guía nos llevó a conocer las pinturas rupestres que se encontraban en las tierras cercanas al cerro. Nos contó que son 22


Patrimonio Cultural de la Nación, y aunque las tierras que las poseen son privadas, podemos ir a ver las historias que nuestros antepasados dejaron plasmadas en las rocas. Las ovejas nos llamaron la atención. Parece que no nos querían mucho. Nos hicieron frente durante todo el recorrido. “¡Listo el pollo, pelada la gallina!” Vale agregar, ya que también animalitos de ese tipo nos rodearon durante el recorrido por los aleros. “¡A terminarlos sandwichitos!” Nos tiramos al pasto, comimos, respiramos rayitos de sol, hicimos la digestión... y... ¡3,2,1! ¡Vamos! ¿Para qué? Sólo con ver el cerro que deberíamos escalar nos re- cansamos. “¿Todo eso tenemos que subir?” “¡De acá abajo hay linda vista profe!”Y ni hablar de las recomendaciones que nos dieron los profes antes de poner un pie en el cerro... ¡Nos dieron un miedo! ¡A ESCALAR! Parecía que las piedras se multiplicaban por entre nuestros pasos. Seguimos subiendo cada vez más, guiados por Lugea, aunque Grau, desesperada, nos gritaba que era para el otro lado. Nadie le hizo caso. Después nos dimos cuenta que tenía razón, pobre Marisabel. Obviamente, no faltaron los vértigos, en el camino perdimos a 5 camaradas. A los perritos que nos encontramos antes de empezar a subir y que llegaron a la cima cuando nosotros íbamos por las segunda piedra pisada, los llamamos a uno “Che” y al otro “Guevara”. Escalamos, escalamos y volvimos a escalar, hasta que... De repente, nos encontramos con dos piedrototas que nos impendieron el paso. “¿¡Y ahora profe!?” la eterna discución del qué hacer, se dividió en dos: Algunas voces querían seguir subiendo cueste lo que cueste, y caiga quien caiga (frase nunca mejor aplicada). Otras, por el contrario, tomaron las banderas del “Todos o Ninguno” . Por precaución y cuidado de todos los compañeros ganó la segunda postura. ¡El paisaje era hermoso! El mundo estaba en nuestra manos. “Má, ¿¡A que no sabes de dónde te estoy llamando!? ¡Del Cerro Colorado!” Llamamos a nuestras gentes, sacamos unas fotos hermosísimas, y nos reimos a más no poder. “¿Volvemos?” Nos sentamos a los pies del cerro, fuimos a comprar regalitos para casa, compramos helados, charlamos, y nos acordamos de todo lo que segundos antes vivimos en esa experiencia inolvidable: “Yo en una piedra me resbalé mal!” “Yo me di todas las ramas en la cabeza” “Yo casi casi me caigo” “Yo casi casi me muero” Anécdotas que nunca van a dejar de ser eso: Un rapón y un casi-casi infinitos. “¿¡¡Qué pasó!!?” ¡Un perro Boxer le robó a Jony el regalo que compró!“¡Nooo, atrápenlo!!” “Todos, a correr al perro!” “Eh, a ver, se tranquilizan y lo corre uno solo!” Nos grita Velo con su dulce voz. Obvio que nadie le hizo caso. Pasamos 7 minutos todos corriendo al perro. Y de golpe... “¡Bien Nico!” ¡Nuestro fantasmita de la B atrapó el regalo sano y salvo! “Profe, estoy muerto” “¡No muchachitos, esto no termina acá!” ¡Al museo de Atahualpa Yupanqui se ha dicho! Caminamos,caminamos y caminamos bordeando un río hermoso. Caminito al costado del mundo, hasta llegar a la antigua casa de Atahualpa. Ahí, otra vez de a grupitos, fuimos ingresando al museo. “¡Alta choza se armó Yupanqui eh!” El guía se encargó de contarnos toda la vida del cantautor comunista. ¡Estuvimos donde sus cenizas descansan y todo! El museo, que era hermoso, fue la casa de descanso de Atahualpa, la cual armó él mismo con la gran ayuda de amigos, en las tierras que le regaló el padre de su mejor amigo, quien descansa a su lado, bajo el árbol que él y su mujer plantaron el día en que nació su hijo en el fondo dela casa. Cerro escalado.Museo recorrido. Fotos tomadas. Risas vividas. Experiencias sentidas.¡Ahora sí! ¡Al hostel! Y otra vez al caminito al costado del cerro para llegar hasta el micro. Y llegamos no más. Nos subimos. Los profes, al igual que el grupo del fondo, palmaron. ¿Y el grupito de adelante? Se murieron de risa todo el viaje, cosa que no a todos les cayó muy bien que digamos... ¡Llegamos al hostel A-G-O-T-A-D-I-S-I-M-O-S! Las duchas empezaron a cantar, mientras nuestros cocineros argentinos se cocinaron unas pizzas que estaban para chuparse los dedos. Todos comidos, cansados y contentos, nos aferramos a las camas como garrapatas. Las almohadas escucharon nuestras vivencias entre sueño y realidad, que en días como esos, son difíciles de identificar. 26 DE SEPTIEMBRE DEL 2013 “¡Rápido a desayunar!” “Buen día chicos, rapidito, vamos” El micro ese día nos recibió a las 8.30 hs, y nos expulsó a eso de las 11.00 hs en la CONAE, es decir, la Comisión Nacional de Asuntos Espaciales. En ella vimos a las antenas que se comunican con los satélites y les sacan la info que se necesita para llevar acabo dichas actividades, y tuvimos una charlita acompañada por un power point que nos brindó la guía. ¡Hasta se armó un debate! Al final... ¿Estuvo bien que se mandara a una perrita en un cohete al espacio? Cada uno de nosotros tomó una posición, pero estoy segurísima que la guía en ese momento quiso volar al espacio ella y desaparecer de la faz de la tierra ¡Jaja! No nos olvidamos del olorcito a gas que nos causó sueño y hasta un poco de mareo a un par de nosotros, pero no pasó a mayores. ¡Ah! Y Tampoco nos olvidamos del jugo con los alfajores que nos regalaron, ¡eso sí que sirvió para despertarnos eh! 23


De ahí fuimos a almorzar a Alta Gracia. ¡Qué lindo lugar! De pronto... llegó un taxi, del cual se bajó una mujer repleta de comida gritanto: “¡Mamaaaaá!” Era la hija de Lili, que llegó con la salvación para nuestros siempre hambrientos estómagos... ¡Tarta tricolor! “Esperen... ¿con qué cortamos las tartas?” “¡Nos olvidamos las servilletas! ¿Dónde comen los pibes?” Pequeños conflictos con soluciones. Cuchillo pedido prestado a los artesanos, y, a falta de servilletas, platitos improvisados con las tapas de telgopor que cubrían las tartas. ¡Perfecto! Se ve que hay compañeros con varios campamentos encima. Una vez comidos, nos pusimos nuevamente en marcha. Esta vez, no dirigimos hacia Villa General Belgrano. En el camino, pasamos por el dique “Los Molinos”. La cara de sufrimiento de Tato y Fran nos marcaron la altura en la que estábamos, y la de Lili nos mostraba los destrozos que el incendio, días atrás a nuestra visita, le dejó a la flora.Terrible y angustiante. De repente, las puertas del micro se abrieron. En Villa General Belgrano pasamos una tarde hermosa: nos sentamos en el pasto, a los pies de un arroyito,tomamos mate, charlamos entre nosotros, caminamos por entre las aguas, donde Mono con su sagacidad creó una represa para que éstas corran más rápido, y limpien a su paso todo rastro humano. A las 18.00 hs. El sol se estaba metiendo, el viento nos abrazaba fríamente, y el micro nos acobijó. Llegamos al hostel, y como la vida nunca siempre es color de rosas, nos encontramos con nuevos “problemillas” que la convivencia genuinamente nos regala. Cenamos. Charlamos. Nos bañamos. Corrimos comentarios por entre los pasillos, y... ¡ASAMBLEA! En ella, llegamos a la conclusión de que este viaje, no es sólo de estudios, es más de aprendizaje. Y es cierto, en cada segundo diario compartido, aprendimos infinidad de nuevas cosas, de la mano de los errores que fuimos cometiendo como colectivo humano. Pero es natural. Nadie tiene un manual de qué hacer en cada caso. Y los profes, no tienen ninguna solución mágica, más que la confianza mutua, de cómo actuar ante el hecho de que el hostel donde conviven los 38 pibes que estábamos bajo su responsabilidad se llene de gente extraña. Igual, los problemas se aclararon, la bola que corría por los pasillos se fue haciendo cada vez más chica, y solucionamos las fallas en forma colectiva, como siempre. También, resaltamos la confianza infinita que nos tienen los profes. Así nos fuimos a acostar. Algunos, con caras largas, otros más contentos. Pero el común denominador, es que todos estábamos agotadísimos, y con la nostalgia de quien se da cuenta que esa noche, era la ante-última que compartiríamos todos juntos. 27 DE SEPTIEMBRE DEL 2013: ¡FELIZCUMPLE TOMY! ¡Riiiingggg! Suenan los despertadores a las 7.00 am. Las caras de sueño se chocaron las unas con las otras durante el desayuno express de las 7.30 hs. “¡Dale,rápido!” “¡El micro llega 8.30 hs.!” “No, profe, espere, ¡faltan chicos!” “Espere profe, ¡me olvidé de cargar agua para el mate!” “¡Vamos, todos YA a la puerta!” Otra vez Velo y su entendible impaciencia. 8.30 hs. estábamos todos en la puerta esperando al micro que... ¡se le pinchó una rueda! A eso de las 9.00 hs. Estábamos arriba de él. “¿A dónde vamos?” ¡Al observatorio Bosque Alegre! Las puertas del micro se abrieron en la entrada del Bosque, no del observatorio. Otra vez camito. Caminito, no caminote. Nos cansamos más ahí, que escalando el cerro. El guía era re copado, un astrólogo especialista en galaxias, que nos hizo entrar en un laberinto de dudas existenciales a muchos de nosotros con su charla. Ni hablar de la gran pregunta que tiró así de la nada Grau: “Si el Universo es el todo, y está en constante expansión, ¿sobre qué se expande?” ¡Ufff, profe, nos quemaste la cabeza! “¿Qué son los Agujeros Negros?” preguntó reiteradas veces Agos hasta que la escucharon, y el guía le contestó. Recorrimos el observatorio, hasta llegar a un enorme telescopio, con tanta suerte, que no había electricidad, por lo tanto, no pudimos observar por completo cómo funcionaba. Pero en fin, aprendimos tantas cosas como las dudas que nos llevamos. Cuando salimos, nuestras cabezas eran como un GPS gallego “... ¡Recalculando!...” “¡Foto grupal!”gritaron los profes. La foto salió hermosa, igual que el paisaje que vimos, vivimos y nos llevamos. Ahora sí, ¡otra vez a caminaaaaar! “No, profe, ¿en serio tenemos que caminar de nuevo todo eso?” ¡SI! “¿Me estás cargando?” ¡NO! En el caminito (o caminote), juntamos un montón de piedras, pedacitos de tesoro que nos guardaremos para siempre en la eternidad de la memoria. “¡Al fin!” Llegamos al micro , y, otra vez, pasamos por las cierras Grantes de Córdoba, mejor conocidas como las Altas Cumbres, y reconocidas por nosotros, como “la muerte” de Tato.. Pero ella pudo, le dio la espalda al miedo, y no miró nada durante el viaje. Esta vez, los motores del micro se apagaron en el “Parque Santa Ana”. Un parque bien prole, que contaba con los típicos juegos para niños: hamacas, toboganes, sube y bajas, que fueron copados por todos nosotros. El tiempo se congeló. No teníamos ni 16, ni 17, ni 18 años. O sí, pero éramos tan iguales y tan distintos a los mismos cuerpos que,como una abeja encerrada en una flor de campo una tarde de calor, se divierten por horas con tan solo un pedazo de madera y compañeros.No hay play que supere esa imagen. Obvio que antes de salir a jugar, devoramos las empanadas y la fatay. 24


Tempranito volvimos para el hostel. Aunque no quisiéramos, teníamos que ordenar todas nuestras cosas para la retirada del día siguiente. “Ordenamos”,nos bañamos, reimos, jugamos al pool y a las cartas, y volvimos a reír, hasta la hora de cenar. Unas ricas lasañas calentadas por los chicos, llenaron nuestras pancitas cansadas. ¿¡Qué pasó durante la cena!? TERROR!!! Los chicos empezaron a contar las distintas experiencias fantasmagóricas que vivieron durante la estadía en “La Aldea”. Fran, asustado, nos cuenta que por los pasillos del hostel, se rumorea que en esos suelos, vivía una nena que se ahogó en una pileta, y ahora busca venganza. Se confundió con la historia del cole. Hubo puertas que se golpearon solas, duchas abiertas sin ninguna persona que se estuviese bañando adentro, un compañero que convulsionaba, luces que se prendían y seapagaban solas, objetos caídos sin que nadie los tirara, ventanas que se abrían y se cerraban, ruidos extraños... ¡Buuuuh! ¿Hubo fantasmas entre nosotros?. Creer o reventar, ésa es la cuestión... Entre los chicos tuvimos un problemita traído por la convivencia que dejó al grupo dividido en dos. Pero las cosas se aclaran. Y quien les escribe, tiene la convicción que vamos a unirnos nuevamente. ¡No nos olvidemos del cumple de Tomy! A 22.30 hs. dos tortas llenaron las mesas. El “feliz cumpleaños” invadió el hostel. Todos nos reimos, inclusive las orejas rojas de Tomás que fueron estiradas 18 veces por muchos de nosotros. ¿¡Que lindo pasar un cumpleaños así no!? Aparte, la torta que hizo Maca, estaba buenísima! Volvimos a jugar al pool, y esta vez... ¡¡¡Ganaron los chicos!!! El equipo de Agos-Martín CALA venció al de Diez-Velo. ¡Bien Compañeros! Seguimos charlando en nuestras habitaciones. Algunos, estaban súper asustados prestando atención de no toparse con la nena vestida de blanco. Tato y Mona nunca se van a olvidar del susto que les hizo pegar Cami Hoyo en el baño haciéndose la poseída por un demonio que estaba siendo exorcizado... Y los compañeros de las habitaciones aledañas al baño, creo que por los gritos de las chicas durante aproximadamente 30 minutos, tampoco. Charlamos, reimos, algunos siguieron por un rato encabronados sacando suposiciones, otros guardaron cada cosa, cosita y cosota que se encontraba desparramada por la habitación... ¡No vaya a ser cosa de olvidarnos algo! Así estuvimos,hasta que los profes, pasaron por los cuartos al grito de: “Taza,taza, cada uno a su ¿habitación?” “¿Qué les pareció el viaje?” “¡A dormirrrrrrrr!” Así “los nenes con los nenes y las nenas con las nenas” nos fuimos a dormir risueños y con la tristeza melancólica de saber que el principio del fin nos estaba abrazando. Los colchones, acobijaron por última vez nuestros cuerpos, sabiendo que ninguno era el mismo que la primer noche... ¡Sobre todo por lo mucho que cominos! ¡Ja, ja! 28 DE SEPTIEMBRE DEL 2013: “¡Chicos, vamos, no se olviden nada!” “¡Vamos que ya nos vamos!” “¡Revisen bien abajo de las camas!” “Eh, a ver, a desayunar YA, porque viene el micro y hay que cargar todo!” siempre presente la voz de Marce. “Profe, profe, ¿qué pasa si nos quedamos?” Córdoba lloró por la madrugada nuestra partida. El cielo cordobés estaba triste.Claramente, no quería que nos fuéramos. ¡Los cordobeses nos deben una! Imagínese... allí llueve una vez por año, y justo llovió esa fecha. ¿Tendremos que ir y volvernos más seguido para acabar con la sequía de Córdoba? Si esa es la solución, estamos sumamente de acuerdo en ayudar a la humanidad. Por última vez tomamos de esas tazas, y comimos esos mismos panes caseros. “¡No me quiero ir!” “¡Mi mamá no me hace el desayuno así!” El micro llegó tan puntual como nunca antes. Nuestros bolsos quedaron acurrucados en el baúl, y nosotros, viendo por última vez así, tal cual como estábamos en ese momento, por las ventanas del micro, al hostel “La Aldea”. En el viaje dormimos todos. Y otra vez se escuchó el: “¿A dónde estamos yendo profe?” Primero, al Tajamar jesuita. Grau, como siempre, nos contó la historia de lo que hoy conocemos como “Villa Alta Gracia”. Sepamos lo fundamental sin repetir y sin soplar en 10 segundos: Esas tierras fueron en primera instancia del Rey de España; luego de Cabrera, el fundador de Córdoba. Más tarde, fueron donadas a los jesuitas, donde modificaron el terreno creando un tajamar (estructura donde se crea un lago desviando los ríos) para poder llevar a cabo a actividad agrícola. Cuando los jesuitas tuvieron que volver a Europa, porque fueron echados por la corona española, esas tierras volvieron a las manos del Rey. Se privatizaron. Las compraron, entre los compradores encontrmos al Virrey Liniers. El último comprador las donó al Estado con el objetivo de que se creara una villa. Así nació “Villa Alta Gracia” Recorrimos el patio de la casa de los jesuitas, se escucha el comentario de Alma entre los pasillos. 25


Visita terminada... ¡A almorzar a la Plaza! “¿Y los cubiertos?” Nada puede frenar el hambre adolescente. Lo que antes eran las tapas de aluminio que recubrían las porciones del pastel de papas, se transformaron en unas hermosas e improvisadas cucharas artesanales. “¿Ahora tenemos tarde libre profes?” “¡Nooo, esto no termina acá!” “¡Al museo del Che!” Del museo pudimos rescatar dos cosas: una, que las fotos estaban buenas; y la otra, que los profes y estudiantes demostramos saber más de la vida del Che que las guías. Para muchos de nosotros fue una gran decepción, sobretodo, por el sector marchandising. Pero nos fuimos súper convencidos de que tenemos que seguir luchando porque nuestra escuela lleve el nombre de un hombre que luchó toda su vida por cambiar de raíz el mundo... Ernesto“Che” Guevara. “¿Listo profe, terminamos todo?” “¡Nooo!” ¡Al museo de Dubois se ha dicho! Una guía nos contó la vida del creador de innumerables esculturas y pinturas. Entre sus obras, encontramos las tela de araña del Congreso y del Teatro Colon, aparte de varias esculturas contempladas en el cementerio de la Recoleta. Del museo, caminando, volvimos a la Plaza de Alta Gracia. Donde compramos regalos para los seres que dejamos en Buenos Aires, tuvimos las últimas charlas y risas en tierras cordobesas, jugamos a la pelota y bailamos “la Renga”. ¡Esperen! ¡Me olvido de algo! Durante la visita al museo nos enteramos de un inconveniente re grande! ¡Al micro le rompieron un vidrio! Estuvimos toda la tarde con la incertidumbre de saber si viajábamos esa noche o no. Varios hasta rezamos. Pero se ve, que el milagro no existió. El micro, efectivamente se arregló. Y lo esperamos a las 19.00 hs.en la plaza. 18.30hs. Los profes nos citaron para hacer en ronda un balance colectivo del viaje, y nos sorprendieron con una emocionante carta y un llaverito con la foto de una galaxia distinta para cada uno de nosotros. ¡Gracias profes! El frío nos abrazaba cada vez más. Las nubes vestían de luto. Nosotros ¿éramos los mismos que antes? Las puertas del micro se abrieron, y el “Mari Mari Lokita” se cantó por última vez en suelos cordobeses. Silencio en todo el micro. Una vez más, los ronquidos se apoderaron del transporte que nos hizo vivir experiencias tan únicas y tan eternas. Esta vez, los asientos escucharon toda nuestra historia. 29 DE SEPTIEMBRE DEL 2013 Ninguno de todos notros somos los mismos que una semana atrás. “...Nos dimos cuenta de que de alguna manera somos viajeros eternos y silenciosos al rededor del sol y por todo el espacio. Descubrimos que somos parte de un todo aunque cada estrella siga su camino y que el conocimiento nos da vuelo y nos hace libres, nos permite proyectar futuros y ser dueños de nuestro destino” Gracias para siempre, infinitas y eternas. Córdoba 2013, EEM2 DE 13 Ernesto Che Guevara

26


A QUIEN LE LLEGUE Victorira Vinciguerra (4°2°) escribe una carta con el único objetivo que, el lector anónimo, pueda leerla y, al hacerlo, reescribirla. Querido destinatario: Antes que nada, me gustaría pensar que esta carta ha llegado a las manos de alguien. Seguramente hayan pasado ya varios años de aquella época, que hoy seguramente ya no sea nada y ni siquiera se asemeje a una próxima realidad. No sé cómo estarán las cosas en este preciso momento en que vos, incierto y azaroso lector, has encontrado mi carta. Simplemente quería hacerte saber algunos hechos que se han extinguido y que considero que deberían perdurar en la eternidad. Tan sólo saber que hubo alguien que leyó estas palabras me haría muy feliz, y me contentaría saber que no fueron escritas en vano. Mi nombre Victoria M. Vinciguerra, mi edad 16 años y medio, mis obligaciones ya han sido cumplidas y tal vez comenzarán otras muchísimo más arriesgadas, muchísimo más determinantes... aún así aprendí cosas, insípidas e interminables cosas de mí y del gran mundo que me rodea. A saber: No tuve la oportunidad de reivindicarme en el amor ni de tener una relación estable, que posibilitara plasmar todo el amor para dar que estuve acumulando todo este tiempo sin encontrar destinatario. En estos dieciséis giros y medio que transcurrió de mi vida, tuve obstáculos, pequeñas limitaciones en mi camino sin saber que el futuro era el momento adecuado para tomarme revancha, para vencer el miedo, para poder cumplir mis sueños. 27

Tuve la oportunidad de superar prejuicios infundados, conociendo a muchas personas y dándome cuenta que nada es como parece, y que todo tiene un lado oscuro o, en su defecto, un lado luminoso esperando ser descubierto; sabiendo entender y logrando cumplir la ardua tarea de caminar con los zapatos ajenos. De ponerse en el intenso lugar del otro mirándolo de lejos , ya no es nada más que algo menor que lo que a uno le ocurre; sin pensar de esta manera que quizás el dolor no se mide con niveles, si no más bien comprendiendo que hay distintos dolores y dolientes. Me gustaría dejarte algunos consejos que deberías tener en cuenta y llevar a cabo al pie de la letra. No confundas amor con obsesión; son dos cosas completamente diferentes. La plata no hace la felicidad, genera mentes ambiciosamente inteligentes. La música es la creación más maravillosa de la humanidad. Los vicios no son buenos pero doy gracias a ellos. La vida no es corta si la vivís con la intensidad que merece ser vivida. Podría seguir con mi listado de tips, pero seguramente vos tenés tus interrogantes y deseás expresarlos. Te deseo lo mejor, disfrutá de tus sueños, hacé de tus miedos, alegrías; y aprovechá cada segundo que tengas, al máximo. Desde ya, gracias por tu tiempo. Atentamente Victoria M. Vinciguerra.


Nehuén Hernández 28


EL DOPING

EN EL VÓLEY

La importancia de la vida sana y su vínculo con el deporte, en este caso analizando las situaciones que se dieron con el uso de sustancias prohibidas en la práctica del vóley. Por Iracema Martínez (5°2°)

De a cuerdo al Comité Olímpico Internacional, el doping es la administración o uso por parte de un atleta, de cualquier sustancia ajena al organismo o fisiológica tomada en cantidad o vía anormal con la sola intención de aumentar, en u modo artificial y deshonesto, su performance en la competición. La humanidad incapaz de aceptar libremente sus limitaciones físicas y mentales, ha buscado formas mágicas en un intento de superar con el mínimo esfuerzo sus posibilidades naturales. Teniendo en cuenta lo que acabamos de leer, en mi opinión, el deporte es una actividad adecuada al cuerpo de cada uno, si no, no contaríamos con la capacidad de realizarlo dignamente. Todos tenemos algo en lo que nos destacamos, si una de esas cosas es el deporte y sabemos que es una “carrera a futuro”, no veo porqué la opción de agregarle al cuerpo drogas para generar un mejor rendimiento. Poniendo como ejemplo a los dos casos de doping que hubo en torneos de la FIVB (Federación Internacional de Voleibol) en el 2003, con Nuris Arias, y en el 2006 con Evelyn Carreras, ambas Dominicanas. Ninguna tuvo intenciones de doparse para mejorar en el torneo. En este caso se puede decir que los entrenadores no estaban capaci29

tados para incentivar, cuidar y prevenir, todo tipo de drogas en sus jugadoras. En el 2003 Nuris Arias de 30 años, fue seleccionada para un análisis de control donde dio positivo en esteroides anabólicos (genera crecimiento muscular y aumenta las hormonas masculinas) en su organismo. Ella en una audiencia con directivos de la FIVB acepta haber ingerido “Gelnorex Vita” para saciar su apetito por iniciativa propia, sin mencionarlo a los integrantes ni médicos del equipo. Esto le costó 2 años de suspensión y que su equipo sea afectado también con el resultado del último partido. Esto demuestra que no hay prevención, ni cuidados propios, ya que no hay nadie que capacite tanto al entrenador como a las jugadoras antes de un torneo. También tendría que ser responsabilidad de los clubes, porque si esto fuera una rutina, algo que esté programado para cada año creo que generaciones más pequeñas podrían capacitarse desde temprano, para más adelante conocer mejor las consecuencias de los medicamentos y las sustancias que contienen. Agregando algo importante, el presidente de la FIVB afirma “La Federación Internacional está metida de lleno en la lucha contra el dopaje en el deporte.”En tanto el Dr. Fernando


Avila España, miembro de la comisión médica de la FIVB señala “El vóley es un deporte limpio” Ya que ambos dicen esto puedo decir que no cumplen lo que dicen, con su simple análisis no logran nada ya que no prestan ningún servicio de cuidados a los equipos en los torneos. Algo parecido pasó con el caso que siguió en el torneo del 2006 con Evelyn Carreras de 35 años, que dio positivo en esteroides anabolizantes. La jugadora fue tratada con una pomada que contiene la sustancia (omnipol), a causa de una irritación en el cuello, por parte del médico del equipo, la Dra. María Josefina Cordero. Se aclaró que no hubo intención de tener una ventaja deportiva pero que con algún medicamento tenían que curar la irritación, ya que era una molestia para Evelyn. En el diario “HOY”, Evelyn contó algo importante para terminar de afirmar la poca atención de la FIVB en los clubes “Tenía una molestia muy fuerte en el cuello. Sé que la Dra. no me quiso hacer daño, pero la situación en Sapporo era difícil, por el idioma y no sabíamos dónde encontrar un medicamento” Con esto podemos decir que en los torneos no ponen personal especializado para atender

las necesidades de los equipos, tanto médicos, como cualquier otra duda que tengan. Por eso yo creo que la Dra. no tiene la culpa de lo sucedido, no tuvo ayuda de un médico de la zona entonces tomó iniciativa propia utilizando sus conocimientos para aliviar las molestias de la jugadora. Esto causó la suspensión de por vida de la Dra. Cordero. En cuanto a Evelyn, voy a aclarar que no fue suspendida por la participación de Cristóbal Marte (su entrenador), en convencer a su amigo Rubén Acosta (presidente de la Federación) para que no sancionen. No es la primera violación que tuvo el presidente de la FIVB a las reglas del COI. Yo como jugadora profesional de vóley, puedo llegar a decir que veo a muchas chicas que no necesitan tomar anabolizantes para mejorar su capacidad, su fuerza, su rapidez. Son chicas flacas, altas y no necesitan de forma artificial para ser grandes jugadoras. Esto se logra haciendo las cosas en forma limpia, teniendo actividad física (pesas) todos los días, tantas horas, hacer ejercicio de velocidad y coordinación para aumentar los reflejos. Son cosas básicas que cualquier jugadora hizo o sigue haciendo, que tendría que se lo correcto. 30



Lacortinadelche