Page 1


CONTACTO Alumna: Edith Villamar Sánchez Materia: Revistas digitales

INDICE HISTORIA

Tepoztlán...mágico... pág.1 TURISMO

Día de muertos... pág.2

Profesor: Mauricio Morali

La ofrenda de Día de Muertos... pág.3

Semestre: 7° semestre

e-mail: more_170592@hotmail.com

Fotografías: Fotografías Tony

El camino de flores... pág.4 ¡ATRÉVETE!

Haz tu calavera de chilacayota ...¡Atrévete!... pág.5


Tepoztlán...mágico El Día de Muertos es una celebración mexicana de origen mesoamericano1 que honra a los difuntos el 2 de noviembre, comienza desde el 1 de noviembre, y coincide con las celebraciones católicas de Día de los Fieles Difuntos y Todos los Santos. Es una festividad que se celebra en México y en algunos países de América Central, así como en muchas comunidades de los Estados Unidos, donde existe una gran población mexicana y centroamericana. La Unesco ha declarado la festividad como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.2 Existe en Brasil una celebración similar conocida como Dia dos Finados, aunque esta festividad no tiene las mismas raíces prehispánicas que el Día de los Muertos. Los orígenes de la celebración del Día de Muertos en México son anteriores a la llegada de los españoles. Hay registro de celebraciones en las etnias mexica, maya, purépecha y totonaca. Los rituales que celebran la vida de los ancestros se realizan en estas civilizaciones por lo menos desde hace tres mil años. En la era prehispánica era común la práctica de conservar los cráneos como trofeos y mostrarlos durante los rituales que simbolizaban la muerte y el renacimiento. El festival que se convirtió en el Día de Muertos se conmemoraba el noveno mes del calendario solar mexica, cerca del inicio de agosto, y se celebraba durante un mes completo. Las festividades eran presididas por la diosa Mictecacíhuatl, conocida como la “Dama de la Muerte” (actualmente relacionada con “la Catrina”, personaje de José Guadalupe Posada) y esposa de Mictlantecuhtli, Señor de la tierra de los muertos. Las festividades eran dedicadas a la celebración de los niños y las vidas de parientes fallecidos. La vida y la muerte son un símbolo emblemático que ha causado admiración, temor e incertidumbre al ser humano a través de la historia. Por muchos años, en diversas culturas se han generado creencias en torno a la muerte que han logrado desarrollar toda una serie de ritos y tradiciones ya sea para venerarla, honrarla, espantarla e incluso para burlarse de ella. México es un país rico en cultura y tradiciones; uno de los principales aspectos que conforman su identidad como nación es la concepción que se tiene sobre la vida, la muerte y todas las tradiciones y creencias que giran en torno a ellas. De cualquier modo, hay que destacar que esta celebración no es propia de todos los mexicanos puesto que, pasa a ser una fiesta que se ha convertido en un símbolo nacional y que como tal es enseñada (con fines educativos) en las escuelas del país, existen muchas familias que son más apegadas a celebrar el “Día de todos los Santos” como lo hacen en otros países católicos. Además, cabe mencionar la fuerte influencia de los Estados Unidos que, al menos en zonas fronterizas, se evidencia con la presencia de la fiesta conocida como Halloween, la cual se celebra cada año con más frecuencia y en un mayor número de hogares. De ahí también que exista una inquietud entre los propios mexicanos de querer preservar el Día de Muertos como parte de la cultura mexicana sobre otras celebraciones parecidas.

1


Respirando tradiciones...

¡ATRÉVETE!

TURISMO

HISTORIA

DÍA DE MUERTOS

El pueblo de Tepoztlán ha creado un singular elemento subjetivo contra la muerte, con la colaboración de la misma. Para ello ayudado por la fantasía, se elaboran calaveras de carrizo que representan a todo tipo de personas que “la calaca” o “la muerte” se puede llevar; no importando ricos, pobres, jovenes o adultos, el hecho es que ninguno se puede escapar de “la huesuda”.

Las Calaveras de azúcar o de chocolate nunca pueden faltar en la ofrenda y mucho menos en esta época, sus coloridos adornos y su famosa forma ya conocida, hace de estos dulces los más preferidos por muchos. Las hay de diferentes tamaños y colores, adornadas con flores de azúcar y con papel metálico en la frente en el cual normalmente lleva el nombre del difunto haciéndo referencia a la persona(s) a las que está dedicado dicho manjar.

Los hogares de Tepoztlpan en estas épocas al igual que los campos se pintan de color naranja avisándo que ha llegado el Día de los Muertos, el cempasúchitl y el clemolito son característicos de esta época y son los que además de la nube y el terciopelo acompañan todas las ofrendas de Día de Muertos. Su único y oloroso aroma acompañan la escencia de este día.

2

El Pan de muerto es el platillo especial y único en estas fechas, es un pan dulce que se hornea con forma de diferentes figuras, algunos son formas redondas con una cruz de “huesitos” hechos con el mismo pan y espolvoreados con ajonjolí, chochitos de colores o azúcar blanca o rosa; también y sin poder faltar, está el típico pan en forma de “muertito” que es una forma abstracta de un cuerpo conlas manos sobre el tórax y que usualmente está decorado la mitad con azúcar rosa y la mitad con azúcar blanca. Estos exquisitos panes elaborados por panaderos del mismo pueblo de Tepoztlán son una experiencia que no puedes dejar de probar en estas fechas.


LA OFRENDA DE DÍA DE MUERTOS

¡ATRÉVETE!

tradicional prehispánica como en la actual. Es parte de la tetralogía alimenticia del país, al lado del maíz, el frijol y el chile. De ella se aprovecha todo: tallos, guías, flores, frutos y semillas. En el altar se prepara como dulce: cocida con azúcar, canela, tejocotes, trozos de caña de azúcar o con otros ingredientes, según el gusto de quien cocine. El dulce cristalizado se llama calabazate. La preparación de la calabaza en tacha consiste en introducir dicho fruto en un cesto de palma que se confita en las calderas donde se fabrica el azúcar. Esta es la forma tradicional, pues en las antiguas máquinas de los ingenios se hacía la concentración del guarano o jugo de caña en dos calderas cónicas, colocadas sobre un solo horno (la mancuerna); una de las calderas era la malera, y la otra la tacha. En la actualidad se prepara cocida en miel de piloncillo o panela, antiguamente llamada también tacha para bendecir las casas. Papel picado: También se suelen adornar las ofrenda con papel picado que es una artesanía mexicana que se elabora con papel de china recortado con figuras de esqueletos y calaveritas. Pan de muerto. Platillo especial del Día de Muertos. Es un panecillo dulce que se hornea en diferentes figuras, desde simples formas redondas hasta cráneos, adornado con figuras del mismo pan en forma de hueso y se espolvorea con azúcar. Cruz de cal: sirve para indicar que en casa murió la persona a la que se le dedica la ofrenda, así mismo recuerda al evangelio cristiano “polvo eres y en polvo te convertirás” Vara de tejocote: con esa se abrirá paso el alma que regresa a visitar a sus parientes, por eso no se le deben de quitar las espinas. Arco de caña y flores: en algunos lugares de México se acostumbra a realizar este arco, el cual simboliza el paso a una vida de purificación y el abandono del cuerpo terrenal.

TURISMO

La Ofrenda y la visita de las almas. Se cree que las almas de los niños regresan de visita el día primero de noviembre, y las almas de los adultos regresan el día 2. En el caso de que no se pueda visitar la tumba, ya sea porque ya no existe la tumba del difunto, o porque la familia está muy lejos para ir a visitarla, también se elaboran detallados altares en las casas, donde se ponen las ofrendas, que pueden ser platillos de comida, el pan de muerto, vasos de agua, mezcal, tequila, pulque o atole, cigarros e incluso juguetes para las almas de los niños. Todo esto se coloca junto al retrato de los difuntos rodeados de veladoras. Los materiales comúnmente utilizados para hacer una ofrenda de muertos para el Día de Muertos tiene un significado, y son entre otros los siguientes: Retrato de la persona recordada: El retrato del difunto sugiere el ánima que los visitará la noche del 2 de noviembre. Pintura o cromo de las Ánimas del Purgatorio: La imagen de las ánimas del purgatorio sirve para pedir la salida del purgatorio del alma del difunto por si acaso se encontrara ahí. Doce cirios: Aunque pueden ser menos, tienen que ser en pares, y preferiblemente de color morado, con coronas y flores de cera. Los cirios, sobre todo si son morados, son señal de duelo. Los cuatro cirios en cruz representan los cuatro puntos cardinales, de manera que el ánima pueda orientarse hasta encontrar su camino y su casa aparte de agua y sal. Flor de cempasúchil (o flor de cuatrocientos pétalos): Su color representa la luz como los rayos del sol y al regarla en forma de camino se le indica a las almas el rumbo por el cual se le guía a casa. Cruz de tierra: Para recordarle su fe, ya que el Miércoles de Ceniza se le dice la frase: “Recuerda que polvo eres y en polvo te convertirás”, con lo que se le recuerda que regresa a la tierra de la que salió. Calabaza en tacha: Este fruto ocupa un lugar privilegiado tanto en la cocina

HISTORIA

Una tradición incomparable...

3


HISTORIA

EL CAMINO DE FLORES La bienvenida a los santos difuntos...

TURISMO

Uno de los elementos que caracterizan y dan colorido a la celebración del Día de Muertos en el pueblo de Tepoztlán, son las flores, como por ejemplo el cempasúchil, el clemolito, la nube y el terciopelo. Estas plantas solían ser abundantes en la región central del país desde épocas prehispánicas, se han colocado en las ofrendas de varias generaciones de mexicanos. Sus pétalos y colores son especialmente distintivos del culto a los muertos en el país. La flor de muertos por excelencia, se sabe, es el cempasúchil, con nombre científico: ‘Tagetes erecta’, pero con denominación popular que viene de la palabra en náhuatl ‘cempohualxochitl’, que podría traducirse como: ‘veinte flores’ o ‘de los cuatrocientos pétalos’.

¡ATRÉVETE!

El color amarillo que presenta evoca al Sol, que en la tradición azteca, se dice, guiaba las almas de los difuntos. Los pétalos de esta flor comienzan a tomar parte de la celebración cuando los más pequeños de las familias se entusiasman al comenzar a poner el camino que llevará desde la puerta de la casa hasta el altar que se ha preparado previamente para los difuntos; justo antes del medio día en todas las casa se comienza a ver la flor de cempasúchitl adornando las casa y dejando ver en qué hogar se ha puesto ofrenda. Ya en el altar, los pétalos también se distribuyen y la combinación de los pétalos amarillos y naranjas, realizan una cruz en señal de que ese lugar está preparado para recibir a los fieles difuntos y bendecir el manjar además de una decoración característica de estas fechas. Cabe mencionar que los antepasados, conocedores de la herbolaria, también utilizaban el cempasúchil de forma medicinal, para aliviar cólicos y combatir parásitos intestinales.

4


HAZ TU CALAVERA DE CHILACAYOTA HISTORIA

Retoma tus raíces y costumbres...

Lo que caracteriza al pueblo de Tepoztlán, es su tradicional calavera da chilacayota. El día 1º de Noviembre los niños, jovenes y adultos salen a recorrer las calles de todo el pueblo pidiendo “una limosna para su calavera”.

TURISMO

Desde como a medio día comienza la elaboración de calaveras cuando los niños van al mercado o al campo a comprar su chilacayota, despúes se encargan de sacar todo el relleno de la misma y ya que está vacía, le dibujan su cara como más prefieran, ellos deciden como decorarla de la forma más original y divertida. Al comenzar a oscurecer todos ya están preaparados con sus bolsas y mochilas para guardar sus dulces y todo lo que junten.

¡ATRÉVETE!

5


Revista digital edith villamar1  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you