Page 1

ARTICULO: PROCESO DE ENVEJECIMIENTO DESDE UNA MIRADA SOCIAL Al iniciar este artículo me tengo que remontar un poco a la historia de la humanidad, siempre ha habido cambios en la sociedad, pero en la actualidad tenemos la percepción de que éstos cambios son muy rápidos, inesperados y globales. Estas tres características son elementos que prevalecen en pleno siglo XX y XXI, estos cambios indudablemente afectan a las personas mayores, a las personas que envejecen, ya que se encuentran sin pautas para envejecer de manera distinta como lo hicieron sus padres y abuelos. Para algunas personas pensar en la palabra vejez produce sentimientos de frustración. Cada etapa del desarrollo tiene sus particularidades, cuando estamos jóvenes deseamos ser adultos, pero cuando somos adultos deseamos ser viejos? Al imaginarnos esa condición solo vienen pensamientos negativos: debilidad, soledad, enfermedad….. Porque no cambiar ese chip mental, y cambiar esos pensamientos por fortaleza, compañía, salud física y mental, disponibilidad de tiempo, descanso, placer, vida. Pero quién puede determinar cuál es la mejor etapa de la vida? En la actualidad los modelos de ser joven, de ser adulto, de ser soltero, de ser casado, de formar una familia, incluso de ser niño han cambiado. Por qué no cambiar el modelo de ser viejo? Posiblemente todo eso ocurre porque no tenemos en la sociedad nuevos modelos de ser persona mayor y ante ese vacío en la vida lo fácil es pensar y hacer lo mismo y lo difícil es encontrar una manera diferente de afrontar la vejez. Según Martínez A. hasta finales del siglo XX hemos considerado el envejecimiento como un fenómeno social negativo. Se ha orientado la intervención más hacia el envejecimiento patológico que hacia el normal. La imagen social se asociaba a pasividad, demanda de recursos, marginación. Actualmente tenemos un nuevo modelo de cultura de envejecimiento que da sus primeros pasitos, un aspecto que engloba la construcción de esta nueva cultura de envejecimiento se


refiere a entender que envejecer es un proceso individual, pero envejecer bien, es un proceso social, porque somos seres en relación. Para conseguirlo se requiere poder acceder poder tanto a los servicios sociales y salud como disfrutar de los recursos culturales y asociativos. El envejecimiento satisfactorio se consigue tanto a través de proyectos como de vínculos, relaciones, encuentros y acompañamientos mutuos. Por eso el entorno en que vivimos es determinante para la realización de proyectos personales y para consolidar relaciones estables. La sociedad y quienes nos rodean constituyen el contexto en el que tiene sentido nuestra vejez. En relación a la nueva cultura de hoy hay dos conceptos que definen el entorno que envuelve la vida cotidiana de las personas mayores en la actualidad: Cambio y Autonomía. Cambio hace referencia a una sociedad dinámica en constante transformación que exige una continua adaptación para estar al día. Autonomía se refiere a la necesaria independencia personal que hay que mantener cuando las personas se hacen mayores. Es decir, con los cambios en la sociedad en sus formas de organizarse, en sus redes de relación y en sus modelos de convivencia, las personas mayores también están cambiando los roles tradicionales que desempeñaban en la familia y en la sociedad para construir un nuevo modelo de persona mayor: más activa, más relacionada y más comprometida socialmente.


BIBLIOGRAFIA Altarriba, F. (1992). Gerontología: aspectos biopsicosociales del proceso de envejecer. Barcelona (España): Editorial Boixareu Universitaria. Martínez, A. (2009). Nuevas miradas sobre el envejecimiento. Madrid (España): Instituto de Mayores y Servicios Sociales (IMSERCO).

ARTICULO: PROCESO DE ENVEJECIMIENTO DESDE UNA MIRADA SOCIAL  

Mirada sicológica al proceso de envejecimiento.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you