Issuu on Google+


En los primeros asentamientos se construían las viviendas dentro de zonas amuralladas o en espacios con defensas naturales. También era necesario poder disponer de agua, motivo por el cual normalmente se establecían a la orilla de un río o de una fuente de agua.

Estos asentamientos estables condujeron a la especialización y división del trabajo. Surgieron mercados en los que los artesanos podían cambiar sus productos por otros diferentes; una clase religiosa iba apareciendo y contribuía a la vida intelectual. De este modo las ciudades fueron el lugar adecuado tanto del desarrollo del comercio y de la industria, como del arte y las ciencias, y desempeñaron una función esencial en el nacimiento de las grandes civilizaciones.


Los asentamientos de la edad Antigua eran aquellas primeras ciudades que albergaban a los nómades, convertidos ahora en sedentarios. Estos grupos de personas se establecían cerca de un río o de cualquier lugar del que pudiesen extraer agua. Estos asentamientos estables condujeron a la especialización y división del trabajo; gracias a esto surgieron mercados en los que los artesanos podían cambiar sus productos por otros diferentes; una clase religiosa iba apareciendo y contribuía a la vida intelectual. De este modo las ciudades fueron el lugar adecuado tanto para el desarrollo del comercio y de la industria, como del arte y las ciencias, y desempeñaron una función esencial en el nacimiento de las grandes civilizaciones


Las ciudades en esta época no se diferencian mucho de la anterior ya que casi no se percibían cambios en lo que a arquitectura se refiere. Pero lo que podemos ver, en el claro caso de Grecia es como a veces se dividían no solo el trabajo, sino a veces también las ciudades; esto se refiere a aquel lema de Atenas como ciudad de cultura y Esparta como lugar de entrenamiento para el ejército.

Gracias a esto podemos observar como se cambio el mobiliario urbano en cada ciudad, mientras en Atenas se podían apreciar muchas edificaciones de educación, arte o cultura, en Esparta se encontraban todos los talleres de maquinarias de ataque o las escuelas donde se enseñaban las tácticas militares.


Luego de la caída del imperio griego y romano, por razones que debilitaron a sus mandatarios como al pueblo, por ejemplo, la gran seguidilla de pestes, hambrunas y guerras. Luego de una concluyente etapa de decrecimiento político y económico, los estados (los actuales Italia, España, Inglaterra, Alemania, etc.) que se habían ido conformando comenzaron a presentar un esquema más organizado en el ámbito urbano, las ciudades comenzaron a dividirse en sectores generando así los conjuntos de viviendas, un lugar para realizar las operaciones mercantiles, etc. Debido a que en la mayoría de los estados, aun se mantenía la monarquía, era común apreciar que las ciudades tuvieran la forma o disposición del mobiliario urbano que designara el rey que tuviera el mandato en ese momento.


Durante esta Edad temporal, vemos que las ciudades ya se han establecido de distintas maneras, en América la mayoría de las colonias es libre, en otros casos como el virreinato del Río de la Plata, aun se mantenía la opresión de España, he aquí de que la forma de la ciudad más cercana al río de la Plata sea tipo un tablero de damas o ajedrez, forma que caracterizaba al rey Carlos V. Luego de la liberación ya mencionada, comenzaron a llegar varios miles de inmigrantes para establecerse en el continente, de esta manera las ciudades crecieron físicamente y culturalmente. Debido a ese cruce constante de razas, muchos inmigrantes comenzaron a crear barrios de exclusividad para los extranjeros de un país. Por esto las ciudades de muchos países latinoamericanos poseen distintos tipos arquitectónicos en sus ciudades, debido a la creación de iglesias especificas para cada religión, escuelas para las distintas nacionalidades, etc.


Las ciudades en América colonial tenían características que las igualaban a las ciudades de la Europa de comienzo del siglo XIX, estas características son algunas como la disposición de las calles, que cortan a las ciudades transversalmente y longitudinalmente. En las ciudades coloniales de América, se observa una característica significativa, todas las ciudades poseen su Plaza Mayor al centro; en cambio en Europa, esta no era una característica que llamara la atención, dado que rara vez era observada.

Otra característica de la colonia era que generalmente, de la Plaza Mayor, salían cuatro calles (una de cada esquina) lo que las situaba de manera no expuesta a los vientos. Otra característica es el ancho de las calles en función del soleamiento, por eso en los sitios cercanos al trópico las calles son angostas. En la zona del Río de la Plata, vemos aun las calles anchas y de adoquines.


La Ciudad Colonial (1500-1820) En la evolución de las ciudades en Hispanoamérica es importante considerar la existencia de la normativa dispuesta por la Corona de España, llamada: “Ordenanzas sobre Descubrimientos nuevos y Poblaciones” promulgadas por Felipe II (1573), que conformó un verdadero Código de Planificación urbana para el nuevo continente. Según este modelo, todas ciudades era muy parecidas entre sí, caracterizadas por una estructura conocida como de planta en forma de damero o de traza cuadricular, que cumplía con el requisito de posibilitar una rápida expansión.


Etapa de urbanización (1820-1920) A partir de 1820 la ciudad se caracteriza por la apertura hacia los modelos urbanísticos europeos; aparecen el boulevard, las alamedas y la villa. Como efecto de la inmigración se incorpora nuevos estilos arquitectónicos que enriquecen su patrimonio (principalmente el Clasicismo) y ornato. Como consecuencia de su expansión, aparece un desarrollo lineal en torno a las vías de acceso a la urbe, caminos y vías férreas en donde se instalan, además, industrias y talleres.


La ciudad se polariza (1920-1970) A partir de 1920, bajo el modelo económico imperante, caracterizado por la sustitución de importaciones, el Estado asume un rol primordial en la gestión de la ciudad y, por ende, en la gestación y resolución de sus conflictos. El más acuciante de ellos es la pobreza que a su vez induce la aparición de asentamientos precarios en la periferia o deteriorados en el centro (villas miseria, poblaciones callampas, cités, favelas, vecindades, pueblos nuevos, etcétera, según el país.) Conjuntamente, aparecen fenómenos de polarización entre la ciudad pobre y la rica que estimula el crecimiento celular fuera del perímetro urbano. En este proceso, el éxodo rural y las migraciones son los motores del crecimiento urbano y surgen las políticas de vivienda social impulsadas por el Estado.


Los barrios cerrados: fenómeno urbano reciente en América Latina A partir de los años noventa la mayoría de los países de América Latina tuvieron un importante crecimiento económico, que trajo consigo una fragmentación sin precedentes en las ciudades. Aumentó la brecha entre pobres y ricos, lo cual provocó un fuerte distanciamiento social y marcada segregación espacial. Este proceso de polarización social se vio reflejado en la nueva redistribución espacial de las ciudades, en la cual cada vez mas ciudadanos buscan una organización privada y eficiente de su vecindario, barrios cerrados, que les provea de los servicios que antes eran públicos.


WWW.WIKIPEDIA.COM WWW.MONOGRAFIAS.COM WWW.RINCONDELVAGO.COM WWW.GOOGLE.COM AGRADECIMIENTOS A LOS DOCENTES ORLANDO VACA BARRANCO Y AMALIA NUÑEZ


evolucion de las ciudades