Page 1


Habla, para que te vea


TÍTULO ORIGINAL EN ALEMÁN: Sprich, dass ich dich sehe Die Sprache als Schulungsweg in Kunst, Erziehung und Therapie © Verlag Freies Geistesleben 1° edición

Autor: Barbara Denjean-von Stryk - Habla, para que te vea El habla como camino de ejercitación en el arte, la educación y la terapia. 1° edición, Buenos Aires, Editorial Dorothea, 2016 p. 224, 21 x 14 cm. Traducción: Margarita Schellhammer Dora Kreizer Revisión: Renate Castro Alicia Blanco Corrección: Cristina Martínez

ISBN 978-987-3735-04-2

1. Antroposofía, I. Schellhammer Margarita, trad. II. Kreizer Dora E., Título CDD 299.935

© Reservados todos los derechos a favor de Editorial Dorothea Hecho el depósito que marca la ley 11.723 Editorial Dorothea www.editorialdorothea.com.ar


Barbara Denjean-von Stryk

Habla,

para que te vea El habla como camino de ejercitaciรณn en el arte, la educaciรณn y la terapia


Índice Prefacio a la primera edición .......................................... Prefacio a la segunda edición ampliada .........................

9 11

Parte 1 – El ser humano y su dicción 1. El habla como manifestación del ser humano....... 2. El habla en el desarrollo humano.......................... 3. El deterioro del habla – perder el centro................

17 40 59

Parte 2 – El triple impulso del habla 4. La palabra sanadora.............................................. 76 5. La fuerza artística creadora de la palabra............. 100 6. La vida del alma en el aire..................................... 120 Parte 3 – El regreso de la palabra 7. De la palabra cósmica al lenguaje humano .......... 138 8. Sugerencias para lograr......................................... 152 9 Poesía, euritmia y formación del habla................... 166 Parte 4 – Concordancias con la antropología 10. Como despertamos al artista............................... 11. La voz como expresión de la voluntad................. 12. El aliento del habla............................................... 13. Desde el mutismo................................................

175 185 193 208

Notas............................................................................... 221

7


Prefacio a la primera edición ¿Sabemos qué estamos haciendo cuando al hablar impregnamos el aire con nuestros pensamientos, sentimientos y deseos? El habla es más que un simple medio de comunicación, puede ser la expresión completa de nuestro ser. Si nos sumergimos con conciencia y fuerza vivencial en los procesos de la formación de la palabra, si intentamos recuperar la identidad mediante nuestro hablar, podremos llegar hacia nosotros mismos de forma renovada. El lenguaje y el habla esconden secretos íntimamente ligados a los enigmas del ser humano y del universo. El empobrecimiento de la lengua y las disfunciones del habla son enfermedades características de la civilización actual. Si el ser humano no encuentra la posibilidad de expresar lo que siente su alma mediante la palabra, solo quedan dos caminos: puede retrotraerse y encerrarse en sus pensamientos o puede intentar comunicar sus sensaciones al mundo con hechos y, de ser necesario, con violencia. Si el habla dejara de ser la vía de comunicación entre un alma y otra, podría generarse el autismo anímico y el caos1. El modelo del hablar apropiado para el ser humano solo puede ser un yo humano que esté presente en el proceso del hablar. La adquisición del habla depende de que el yo viva entre otros yoes humanos parlantes2. En la medida en que la palabra escuchada y hablada sea reemplazada por medios de comunicación, ésta pierde sus fuerzas estimulantes y equilibradoras del yo. La palabra escuchada en los medios de comunicación, en lugar de llenar de alma al ser humano, lo induce a la automatización de sus hábitos en el pensar, en el sentir y en su voluntad.

9


En la palabra hablada, no solo el alma encuentra su expresión adecuada. Los procesos del hablar tienen también efectos internos y fisiológicos formadores que, por medio de la respiración modificada al hablar, actúan vivificando todos los órganos del cuerpo. Mediante el habla el cuerpo adquiere una ductilidad tal que crea el requisito previo para un armonioso desarrollo individual. Dependiendo de cómo utilicemos la palabra al hablar, podemos fortalecer o debilitar nuestro organismo físico, anímico y espiritual. Desde esta perspectiva, surge una responsabilidad que sobrepasa los límites de nuestro destino individual y concierne a toda la humanidad. Es sumamente difícil explicar los procesos vivos del habla y, encontrar las palabras correctas para la esencia de la palabra. El lenguaje es tan versátil que con el pensar habitual no es posible comprenderlo en su totalidad. Hay que poder empatizar con los procesos vivificantes que acompañan el habla para poder percibirlos. Por lo tanto, este libro no pretende ampliar los conocimientos del lector, sino profundizar en la fuerza vivificante que posee el habla, aportando también las bases de conocimiento para que los fenómenos de la manifestación humana al hablar puedan estar compenetrados por la conciencia. Quien habla del lenguaje no puede hacerlo sin hablar del ser humano, pues ambos se condicionan. La relación que existe entre ambos (habla y ser humano) puede ser observada dentro de las funciones corporales. Por esta razón surgió una ciencia antropológica espiritual en la cual se pudieran orientar los diferentes procesos e impulsos del habla. “La existencia material solo puede ser reconocida cuando conocemos el obrar de la espiritualidad en la existencia concreta”3. Para el laico, estos procesos son complicados; pueden ser

10


adquiridos con mayor facilidad copiando el gesto y practicándolo. Mediante muchos ejemplos, ofrecemos estímulos para transitar un camino que nos saque de ese callejón sin salida que significan la distorsión y el empobrecimiento del habla. Pues detrás de muchas palabras que utilizamos a diario, está la palabra que desplegará sus fuerzas curativas, artísticas y espirituales, si estamos dispuestos a relacionarnos con ella correctamente. Este libro surgió sobre la base antroposófica de Rudolf Steiner, quien junto con Marie Steiner desarrolló la Formación del Habla a modo de camino de aprendizaje artístico. Para poder comprender las leyes y procesos que viven en el habla, no se requiere del lector más que una voluntad libre de prejuicios, ella lo irá acercando, con amor, a la fuerza que luego le dará el conocimiento; pues el tema del lenguaje y del hablar es algo que nos compete a todos. Este libro no habría podido ser escrito, sin la invalorable colaboración de Christa Slezak-Schindler. Quiero agradecerle su apoyo, los incontables estímulos que ofrece y los esfuerzos que hace por el ser humano y su hablar.

Prefacio a la segunda edición ampliada La vigencia de este libro, que fue editado por primera vez en 1996, no ha disminuido. Muy por el contrario. Las cuestiones que hacen al manejo del habla, la necesidad de una nueva cultura del habla que denote vida y el anhelo, casi podría decirse la avidez, por lo que nos aporta humanamente el poder creador de la palabra, además de las fuerzas fortalecedoras del yo, han ido en aumento.

11


En una comunidad en la que se va extinguiendo la palabra, van aumentando los espacios que se llenan de frivolidades y frases hechas, de imágenes y caricaturas de los medios, que ofrecen piedras en lugar de pan. En la presente edición hemos agregado cuatro capítulos que contienen referencias antropológicas prácticas, porque los lectores de la primera edición del libro descubrieron, en primera instancia, su interés por las posibilidades didácticas. Cuando escuchamos con esmero, incluyendo los más mínimos procesos del habla, notamos que el alma despierta y se fortalece. Cuando voluntariamente integramos nuestro pensar a la musculatura del habla, sintiendo estos procesos, despertamos a nosotros mismos y los jirones de nuestra humanidad comienzan a reunirse con un todo unificado. Para llegar a ser seres humanos en el verdadero sentido de la palabra, hemos de despertar a nuestro artista interno en todas las áreas de la vida. Tal vez este libro sea un pequeño aporte. Quiero agradecer de corazón a todos quienes han trabajado conmigo y a quienes desde hace años trabajan con el habla. ¡De ellos y con ellos pude aprender mucho sobre la Formación del Habla! Stuttgart, febrero de 2010

12

Barbara Denjean-von Stryk


Wer der Sprache Sinn versteht, dem enthüllt die Welt im Bilde sich;

A quien comprende el sentido del habla, se le revela el mundo en imagen;

wer der Sprache Seele hört, dem erschlieβt die Welt als Wesen sich;

a quien escucha el alma del habla se le abre el mundo como Ser;

wer der Sprache Geist erlebt den beschenkt die Welt mit Weisheitskraft;

a quien percibe el espíritu del habla el mundo le regala la fuerza de la sabiduría;

wer die Sprache lieben kann, dem verleiht sie selbst die eigne Macht.

a quien pueda amar el habla ella misma le concede su propio poder.

So will ich Herz und Sinn nach Geist und Seele des Wortes wenden;

Al espíritu y al alma del Verbo quiero dirigir, corazón y sentido;

und in der Liebe zu ihm mich selber erst ganz empfinden.

y en el amor hacia él llegar a unirme conmigo.

Rudolf Steiner

13


PARTE I El ser humano y su dicciรณn


1. El habla como manifestación del ser humano Habla para que te vea Y la creación le concedió el deseo: una alocución a la criatura, dentro de la propia criatura; un día transmite el mensaje al siguiente, y una noche revela a otra conocimiento. Su consigna recorre todas las latitudes, hasta el fin del mundo, y en cada boca se escucha su voz. Johann Georg Hamann

Hoy en el ser humano vive un gran anhelo de expresarse. Son muchos los problemas: hay que afrontar y encauzar enfermedades incurables, conflictos generacionales, cuestiones de educación, divorcios, falta de trabajo, entre otros. El hombre se ve expuesto a una cantidad de conflictos que no puede resolver solo. Las salas de espera de psiquiatras, psicoterapeutas y neurólogos están abarrotadas. Solo en Alemania entre el 80 y el 90 % de los adultos sufren síntomas de psicosis leves, una de cada cuatro personas de entre veinte y cincuenta años sufre disturbios severos, para las que en gran parte no hay esperanza de sanación. ¿Por qué me sucede esto? y ¿cómo lo manejo? son preguntas que remiten al arquetipo humano, al propio ser y al autoconocimiento. De hecho, todas las verdaderas cuestiones vitales, nos acercan a nuestra esencia y el anhelo de expresarnos está íntimamente ligado a la búsqueda de nosotros mismos. Se pasa por alto que en cada conversación,

17

Profile for Editorial Dorothea

Habla, para que te vea  

Habla, para que te vea  

Profile for edorothea
Advertisement