Page 1

Los siete procesos vitales


TÍTULO ORIGINAL EN ALEMÁN: Die sieben Lebensprozesse Grundlagen und pädagogische Bedeutung in Elternhaus, Kindergarten und Schule © Verlag Freies Geistesleben

Autores: Philipp Gelitz y Almuth Strehlow, Los siete procesos vitales. Fundamentos y significado pedagógico en el hogar, el jardín de infantes y en la escuela..

1° edición, Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Editorial Dorothea, 2016 p.208, 21 x 14 cm.

Traducción: Ana María Rauh Dora E. Kreizer

Revisión: Dr. Miguel Ángel Fernández

ISBN 978-987-3735-07-3

Acceso a la educación. 2 Educación de los padres I. Kreizer, Dora E., ed. II. Kreizer, Dora E., trad. III. Título.

CDD 370.11

© Reservados todos los derechos a favor de Editorial Dorothea Hecho el depósito que marca la ley 11.723

Prohibida la reproducción total o parcial de este libro, su tratamiento informático o su transmisión por cualquier medio, ya sea electrónico, mecánico, por fotocopiadora, por registro u otros medios, sin el permiso previo y por escrito de los titulares del copyright. Editorial Dorothea www.editorialdorothea.com.ar


Los Philipp Gelitz Almuth Strehlow

Siete

Procesos vitales Fundamentos y significado pedagĂłgico en el hogar, el jardĂ­n de infantes y en la escuela


Índice

Prefacio ............................................................................................7 Siguiendo las huellas de lo viviente ...............................................11 Los siete procesos vitales en el hombre ...................................................17 Respiración ........................................................................................................19 La relación fluida con el mundo. Respiración anímica y espiritual ......................26 Encarnación del proceso respiratorio ...................................................................27 Respiración, condición para la encarnación .........................................................29 Desarrollo infantil y transformación de la respiración .........................................31 Calentamiento................................................................................. 34 Calor anímico y espiritual .....................................................................................41 La inserción del calentamiento en el desarrollo infantil y su transformación ......42

Nutrición .............................................................................................................47 Incorporación de alimentos ...................................................................................49 Nutrición anímica y espiritual ...............................................................................51 El proceso vital nutrición en el primer septenio y su transformación ...................54

Eliminación .......................................................................................................57 Eliminación / secreción corporal ...........................................................................58 Capacidad de secreción anímico-espiritual ..........................................................67 La inclusión del proceso vital eliminación en el primer septenio y su transformación ...............................................................................................69

Conservación ....................................................................................................73 Conservación física ................................................................................................73 Procesos de conservación anímicos y espirituales ................................................80 El desarrollo del proceso vital conservación en el transcurso del primer septenio ..................................................................................................................81

5


Crecimiento .......................................................................................................85 Crecimiento corporal .............................................................................................85 Crecer en lo anímico-espiritual .............................................................................91 El desarrollo del proceso vital crecimiento en el transcurso del primer septenio ..................................................................................................................93 Engendrar / Reproducir .................................................................................95 Engendrar en lo físico ............................................................................................95 Sustancia / Genética / Epi-genética .....................................................................100 Engendrar en lo anímico-espiritual .....................................................................102 La inclusión del proceso vital engendrar / reproducir en el primer septenio y su transformación .............................................................................................104

Juego y desarrollo orgánico .......................................................................109 Un ensayo .............................................................................................................109

Los siete procesos vitales en la pedagogía ............................................120 La metamorfosis de las fuerzas plasmadoras etéreas y la liberación de los procesos vitales del organismo físico ........................................................121 El cuidado de los siete procesos vitales a lo largo del primer septenio, en el hogar y en el jardín de infantes ...................................................................128 La clase basada en la salutogenética .......................................................152 El cultivo de los procesos vitales en la escuela ...................................................152 Los siete procesos vitales Una contemplación concreta de lo etéreo .......................................................................................................169 La planta, el animal, el hombre ...........................................................................175 Los siete procesos vitales, reproducción del obrar cósmico ...............................185

Panorama / Perspectiva ................................................................. 193 Anexo ............................................................................................ 195 Notas ..................................................................................................................197

6


Prefacio «Es war in alten Zeiten, Da lebte in der Eingeweihten Seelen Kraftvoll der Gedanke, dass krank von Natur aus ein jeglicher Mensch sei. Und Erziehen ward angesehen gleich dem Heilprozess, der dem Kinde mit dem Reifen die Gesundheit zugleich erbrachte für des Lebens vollendetes Menschsein.» Rudolf Steiner 1

“En épocas antiguas, en el alma de los iniciados vivía con fuerza el pensamiento de que por naturaleza, cualquier hombre enfermo era. Y educar era visto como parte del proceso sanador, que al niño, al madurar, salud otorgaba para la vida del ser humano consumado”.

Tenemos una imagen del hombre sobre la cual se fundamenta nuestro obrar. Sobre esta imagen nos basamos en la consulta diaria de la pedagogía Waldorf, en el jardín de infantes, en la escuela, en la guardería, en la pedagogía curativa, y también en la terapia social y en la formación del adulto. Según su especialidad, el profesional tomará una dirección, el otro, otra, pues cada uno es experto en su área. Mas lo que nos une a todos los que trabajamos en el ámbito de la pedagogía antroposófica, es que hemos incorporado el conocimiento de la cuatrimembración humana. Hemos conocido la organización humana tal y como se presenta hoy mediante las investigaciones científico espirituales de Rudolf Steiner: cuerpo físico, cuerpo etéreo o cuerpo de vida, cuerpo astral y yo. Y las experiencias diarias de las expresiones del 7


cuerpo, de la vida, de las sensaciones y sentimientos y de la individualidad, corroboran y reafirman este conocimiento de una forma que, por momentos, nos impresiona. La profundización en el obrar coherente de lo vivo, de lo etéreo, pone de relieve una misteriosa correlación. Las fuerzas vivas con las cuales mantenemos y regeneramos nuestro cuerpo, con las que lo preservamos de la decadencia, es decir, aquellas fuerzas formadoras que integran la materia física en las funciones vivas, son las mismas fuerzas que desplegamos en nuestra capacidad para imaginar, pensar y recordar, y que desarrollan las cualidades de nuestra memoria. Es decir que la metamorfosis de las fuerzas formadoras etéreas en facultades anímicas, es una capacidad del desarrollo propiamente humano. Nuestro propósito es iluminar esta metamorfosis, poniendo de relieve los siete procesos vitales, un punto de vista muy particular de lo etéreo. Son muchos los ángulos desde los cuales vale la pena observar lo etéreo. Los siete procesos vitales es uno de ellos. Y el estudio de los procesos vitales puede ayudarnos a lograr un concepto concreto de lo etéreo y sus manifestaciones. De esta manera también se nos brinda la posibilidad de comprender mejor qué es lo que significa en realidad “el nacimiento del cuerpo etéreo”, del cual habla la antropología antroposófica (ver al respecto p. 146 y ss.), y cuán diferenciadamente acontece la metamorfosis de estas fuerzas. Este libro ha sido escrito tanto para padres como para educadores y maestros. Profundizar en esta temática –independientemente de mediar o no función pedagógica alguna–, puede echar luz sobre aquello que tiene que ver con la propia actitud de aprendizaje y la forma de comprender el mundo en la edad madura. Sólo en dos partes de su abarcante obra, encontramos pensamientos fundamentales de Rudolf Steiner sobre los procesos vitales. En el ciclo de conferencias El misterio del hombre (GA 170)2 describe la relación de los siete procesos vitales con los doce sentidos, y en su obra no concluida Antroposofía – un fragmento (GA 45)3 prácticamente nos invita a seguir investigando. Más de un autor se ha ocupado de iluminar los procesos vitales y sus conexiones. Aquí mencionaremos el libro de Coenraad van Houtens Educación del adulto, el despertar de la voluntad4, en lo que hace a la propia actitud frente al aprendizaje; y, en cuanto a 8


la autoeducación, el libro de Christof Lindenaus El hombre que se ejercita5. Que en estos dos libros en parte se les asigne otras facultades anímicas a ciertos procesos vitales que lo que proponemos en nuestra versión, no significa que alguna sea errónea, incorrecta o esté incompleta. Antes bien, se trata de una temática que surge a raíz de la “superposición” de procesos vitales y de las cualidades anímicas que de ellos se desprenden, como lo formula Steiner; pues no se presentan por separado. Es por esto que, tomado desde distintos puntos de vista, en el primer plano puede aparecer un aspecto diferente o un poco más diferenciado, sin que por ello de allí se deduzca que lo otro sea erróneo. Lo decisivo o definitorio en cuanto al esquema conceptual de lo “único correcto” será la lucha de la relación del fundamento viviente con lo anímico. Además, un análisis básico de la relación de los siete procesos con los doce sentidos, ya ha sido puesto a disposición por Karl König en su libro El círculo de los doce sentidos y los siete procesos vitales6 – con descubrimientos muy reveladores para la pedagogía curativa. También hemos de remitir al libro de Benita Quadfliegvon Vegesacks Niños poco comunes y su estimulación pedagógico curativa. Hasta ahora, ninguna reflexión se había focalizado únicamente en los siete procesos vitales, aunque, en la Antroposofía, los mismos son centrales para la comprensión de lo vivo y de lo anímico. Solamente Hermann Pfrogner en Los siete procesos vitales. Una sugerencia para la músico-terapia ha investigado el tema específicamente para músico-terapeutas8. La intención del presente libro es acercarnos a lo vivo desde el punto de vista de los siete procesos vitales, para que el fundamento de lo vivo –con todas sus normas de ritmos y funciones–, sobre los cuales edificar, a la par de los hechos físicos –la educación y la autoeducación–, llegue cada vez más a la conciencia. Los siete procesos vitales, descriptos por primera vez por Rudolf Steiner en 1910, por lo demás, también conforman un campo de la ciencia de la vida que, además de las ciencias naturales, es muy necesario para conocer los fundamentos sobre los cuales asegurar el libre desenvolvimiento del alma y del espíritu. Kassel, 2013

Philipp Gelitz y Almuth Strehlow 9


Profile for Editorial Dorothea

Los 7 procesos vitales  

Los 7 procesos vitales  

Profile for edorothea
Advertisement