Issuu on Google+

El Entorno de Mercadeo

El entorno de mercadeo de una organización en sus relaciones de intercambio se puede definir como el conjunto de fuerzas directas e indirectas, controlables e incontrolables que son susceptibles de ejercer influencia, desde un ámbito microeconómico y macroeconómico, en todas sus acciones, decisiones y resultados. El entorno de cualquier empresa o sector económico se vera influenciado principalmente por las siguientes variables: Indicadores macroeconómicos. Marco legal. Preocupaciones ecológicas. Tendencias demográficas. Desarrollo tecnológico. Características de la competencia. Necesidades del consumidor. Identificar la influencia que tienen las variables en las acciones de la empresa, dependerán de analizar el entorno en dos niveles: análisis interno y análisis externo. En el análisis interno se pretende examinar, detalladamente y en profundidad, cada uno de los componentes que configuran la existencia de las empresas, con el objeto de identificar los puntos fuertes y débiles que existen en su estructura, instrumentos, funcionamiento y organización. Se analiza, a través de estos, el sistema de la organización, relacionando este parámetro con el ambiente externo y considerando que la realidad es un macrosistema compuesto de varios micro-sistemas, relacionados e interdependientes entre si. En el análisis externo, el objetivo es la realización de un detallado examen de la situación y perspectivas no controlables por la empresa ( factores económicos, sociales, políticos, culturales o tecnológicos ) junto con otros factores, sobre los


que puede ejercer su influencia y cierto grado de control debido a su proximidad en las relaciones de intercambio y su interacción mutua y prácticamente inmediata ( publico objetivo y grupos de interés, suministradores o proveedores, intermediarios y competencia ). La combinación de fuerzas y debilidades propias, con las oportunidades y amenazas del entorno externo permite valorar, en coherencia con los objetivos y estrategias formuladas previamente, las posibilidades e instrumentos más adecuados para acceder al mercado. En consecuencia, resulta más acertado entender la realidad empresarial desde una doble perspectiva, la derivada de la empresa como agente económico y la implicada por el ámbito en que se encuentra inmersa, puesto que acciones y objetivos son parte de las transformaciones que tienen lugar en el entorno. Su estructura interna, elementos, relaciones y las interacciones que guarda con el medio exterior son otras de dichas transformaciones y, en la medida que la empresa sea capaz de reconocerlas y preverlas, disminuirá el riesgo en su actuación en el mercado. Una vez conocida la importancia de la identificación del medio ambiente en la elaboración de las estrategias de la empresa, analizaremos las variables que condicionan su organización y gestión, tanto de forma directa como indirecta.


El entorno del mercadeo