Page 1

Las redes sociales están para quedarse: como bien dijo Eric Schmidt, consejero delegado de Google, “no luches contra Internet”

ESTRATEGIA COMERCIAL EN REDES SOCIALES Ricardo Devis Botella Socio director de Ricardo Devis y Asociados.

Las instituciones están ya difundiendo y promocionando sus servicios en las redes sociales, las universidades están en el mismo camino, los políticos ya han iniciado su andadura y el área de las redes sociales es la de mayor crecimiento proyectado para el márketing de las empresas. No obstante, cada estrategia comercial debe conceptuarse y analizarse de forma específica. Por ello, los profesionales de comunicación y márketing deben conocer los nuevos comportamientos y las oportunidades que éstos generan.


ESTRATEGIA COMERCIAL EN REDES SOCIALES

U

na red social es, según la Wikipedia, “una estructura social que se puede representar en forma de uno o varios grafos, en los cuales los nodos representan individuos (a veces denominados actores) y las aristas, relaciones entre ellos”. El resto de las entradas muestra, sobre todo, ejemplos (Facebook, Twitter, Flickr, MySpace, etc.), ejemplos que surten efecto sólo en las personas que previamente conocían el comportamiento y las características de estas redes. Con las redes sociales ocurre lo que pasó (y sigue pasando) con la Web: ¿cuál es la diferencia entre una página web, un conjunto de páginas web, un sitio web y un portal web? ¿Qué diferencia existe entre éstos y las redes sociales?

Redes sociales: definiciones e intuiciones os usuarios de la Web se mueven por inducción, así que, si asimilan, por la presión mediática, que Facebook es una red social y la visitan y conocen, tomarán a Facebook como un prototipo y buscarán características parecidas en otros sitios web para adjudicarles la misma etiqueta. Si se atiende al diccionario, una red social es “un conjunto de personas organizadas con un fin determinado”. En este caso, se trata de Internet, de redes sociales que están compuestas de personas que tal vez mantienen vínculos, anteriores o posteriores, en la vida real. De forma práctica y para poder avanzar, se puede afirmar que una red social es un sitio común en Internet en el que diferentes personas, con distintos grados de cualificación, pueden compartir “conversaciones ricas” (mediante el uso de texto, multimedia, enlaces externos, programas de software específicos, etc.) en un entorno con muchas más posibilidades que un simple foro o un chat (seguridad, restricciones, comunicación, etc.). Se trata, al fin, de reproducir en el universo electrónico las acciones y las relaciones sociales (profesionales, emocionales o de afinidad) que se dan en el mundo físico: compartir información de todo tipo con quien se quiera y con la regularidad que se desee, conversar con los amigos y conocidos, saber de sus gustos, actos, historias y aficiones, etc.

L

65

Redes ejemplares n redes como Facebook, MySpace o Tuenti se dan cita usuarios que, al crear sus cuentas, disponen de una ficha personal con elementos (fotos, vídeos, textos, preferencias, enlaces...) que hacen visible a conocidos y amigos con restricciones usualmente controladas. Además, se les ofrece la oportunidad de comunicarse con otros directa o indirectamente. La comunicación directa se puede llevar a cabo utilizando un sistema de correo electrónico interno, con el que cuentan casi todas estas redes, o compartiendo expresamente con uno o algunos destinatarios ciertos elementos (fotos, enlaces externos, juegos...). La comunicación indirecta se produce a través de la participación en foros, grupos o hilos/secuencias de comentarios. Lo más evidente en el uso de este tipo de redes, especialmente en los días siguientes a la creación de una cuenta, es que un perfil social, esto es, la ficha de una cuenta dada, no sirve para nada sin “amigos”. Usualmente, todo lo que se publica en tales fichas es privado, pero también se puede hacer público dentro de ciertos ámbitos en tales redes, pero, aun así, no es suficiente, porque falta la interacción social. Ésta se da sólo con los amigos sociales, así que una de las primeras actividades de cualquier usuario es la Una red social creación de una red de es un sitio común en tales amigos: solicita amistades (mediante Internet en el que mecanismos propios de diferentes personas, cada red), se une a gru- con distintos grados pos para conocer otros perfiles a los que tal vez de cualificación, pedir una conexión de amistad, etc. Las amistades tienen acceso controlado a la mayor parte de los elementos de una ficha personal, pero lo más importante es que las actividades de cada usuario, como, por ejemplo, “subir” fotos, publicar un comentario, crear

E

pueden compartir ‘conversaciones ricas’ en un entorno con muchas posibilidades


66

MÁRKETING & VENTAS

una entrada de un blog, participar en un juego, contar lo que está haciendo, etc., aparecen en el “muro” (un panel de noticias) de los amigos. De esta forma, cada usuario, al seleccionar a sus amigos, está también configurando el tipo de información que va a ver cada vez que accede a la Red. En lugar de buscar información, se mira primero qué es lo que cuentan los amigos: un enlace interesante, una opinión vehemente, una invitación a un evento, etc. Generalmente se da más valor a esta información que a la que circula por la red social y a aquélla de la que un usuario se entera, usualmente, por casualidad. Si en Internet la búsqueda se utiliza muchísimo más que la navegación directa, en las redes sociales, el conjunto de la información proporcionada por los amigos es el equivalente a los resultados de la búsqueda y el resto es navegación casual.

¿Redes sociales = grupos de usuarios? as redes sociales no son grupos de usuarios en sentido estricto. Existen, en las mismas redes, grupos de distinta consideración y alcance (por la zona geográfica de cada usuario, por sus afiliaciones académicas y profesionales, por mera afinidad, por cuestiones lúdicas, etc.), pero en sí mismas son, sobre todo a efectos de difusión comercial, esencialmente distintas a los grupos en su composición, acceso, comportamiento y políticas de difusión. La diferencia entre un grupo de usuarios en Internet y una red social es que al primero

L

Si en Internet la búsqueda se utiliza muchísimo más que la navegación directa, en las redes sociales, el conjunto de la información proporcionada por los amigos es el equivalente a los resultados de la búsqueda y el resto es navegación casual

se podría llegar con un mensaje para todos sus afiliados (puesto que siempre existe un administrador o conjunto de administradores que puede habilitar esta opción), incluso convirtiéndose en miembro de tal grupo. Sin embargo, a una red social no se puede acceder de forma directa; se trata de un grupo cambiante que depende del punto de vista del observador: el grupo de “amigos sociales” de X es típicamente diferente del grupo de amigos sociales de Y, aunque X e Y sean amigos; pero, además, estos conjuntos de amigos suelen ser inaccesibles para un tercero, aun cuando éste sea también un amigo. Pongamos un ejemplo clarificador: A tiene 60 amigos y quizá no permita que extraños (es decir, no amigos) vean qué amigos tiene, así que la única solución para que B conociera a tales amigos sería hacerse, a su vez, amigo de A; así podrá verlos (a menos que A califique a B como alguien de poca confianza y sólo le deje ver ciertos elementos “neutros” de su perfil, que tal vez no incluyan a sus amigos), pero no podrá dirigirse directamente a ellos hasta que cada uno de ellos acepte a B también como amigo. Este proceso no es nada complicado; es tan fácil como en la vida real. El problema, de cara a diseñar estrategias comerciales en redes sociales, es que, por un lado, no es posible hacerse amigo de todo el mundo y, por otro, los únicos mensajes que llegan a un grupo de amigos son, precisamente, los de sus amigos. Claro está que se puede practicar la publicidad segmentada, creando una aplicación de software específica y pidiendo a cada usuario permiso para trasladar el mensaje a sus amigos, pero cada usuario puede negar ese permiso y, además, se perdería la orientación de la segmentación (conviene recordar que los grupos de amigos dependen únicamente de la voluntad de cada usuario e incorporan conocidos de verdad, ligeramente conocidos, grupos, figuras públicas y una buena legión de desconocidos).

La comunicación enredada n reciente estudio interno de AddToAny indica que los usuarios que comparten información mediante Facebook superan por más del doble a los que utilizan el correo electrónico, que, por otra parte, son casi los mismos en número que los que utili-

U


67

ESTRATEGIA COMERCIAL EN REDES SOCIALES

Escenarios de interacción as redes sociales, la tentación de socializar, la publicidad, la presencia y la inmersión en redes sociales se presentan como los diferentes escenarios de interacción.

zan Twitter para compartir información y recursos (véase el cuadro 1). Esto significa que el fenómeno social en Internet no sólo no puede ser obviado, sino que además necesita mucha atención, toda vez que los esquemas para compartir, difundir y calificar la información pasan, in crescendo, por las redes sociales. ¿Cómo se puede llegar comercialmente a estas nuevas redes, por una parte, dotadas de comportamientos tan diferentes y, por otra, dependientes de las mismas personas que reciben mensajes publicitarios por medios más tradicionales? La respuesta inmediata es que se debe recurrir a la publicidad tradicional mediada por los gestores de estas redes. Una respuesta más centrífuga es la que pretende crear redes sociales propias para difundir mensajes comerciales. La respuesta que a continuación se propone es metódica: se trata de atender al comportamiento de los usuarios y a sus interacciones para poder insertar con naturalidad una estrategia comercial en ellas.

L

Redes sociales

Las redes sociales en Internet representan la evolución de las antiguas comunidades on-line impulsada por nuevas tecnologías enfocadas en los usuarios. Se trata, en definitiva, de la creación y el mantenimiento de nexos entre personas mediante herramientas electrónicas. Tales nexos se dan con independencia de la localización geográfica, del estatus, del sexo y, en general, de cualquier circunstancia social, económica, política o cultural de esas personas. Desde el punto de vista comercial, estos nuevos vínculos en red procuran, precisamente, nuevos canales para la difusión controlada de iniciativas de venta: no se trata (al menos no usualmente, excepto en iniciativas globa-

CUADRO 1

¿A través de qué medio se comunican los usuarios? Google Bookmarks Digg

Delicious

4,4%

Windows Live 4,5% 4,7%

MySpace 5% Yahoo Bookmarks

5,5%

10,8%

Yahoo Buzz 4%

Reddit 3,9% 3,8% 3,4%

StumbleUpon

Bebo Mister-Wong (0,9%) 3,1% Yahoo Messenger (0,5%) Evernote (0,5%) LinkedIn (0,4%) Netvibes Share (0,4%) BloggerPost (0,4%) Technorati Favorites (0,4%) 9,9% Propeller (0,3%) Mixx (0,3%) Netlog (0,3%)

Twitter Otros (7,4%)

24% 11,1% Facebook Correo electrónico Fuente: AddToAny.


68

MÁRKETING & VENTAS

les) de utilizar las conexiones personales para lograr una mayor publicidad de productos o servicios, sino más bien se utilizan personas para aplicar los filtros de sus conexiones y así conseguir que los mensajes comerciales lleguen eficazmente a donde probablemente nunca habrían llegado o, al menos, no de una forma que despierte la atención de tales receptores. Tentación de socializar

Es lógicamente tentador utilizar con fines comerciales y de venta de productos y servicios la nueva plataforma de difusión que procuran las redes sociales, pero ¿con qué objetivo? ¿Insertar publicidad comercial en las redes sociales? ¿Publicar información corporativa (o institucional o política) en esas mismas redes sociales, mediante páginas creadas al efecto o gadgets (pequeños componentes de software especializado, que pueden combinarse con otros para configurar un escritorio virtual adecuado para cada usuario)? ¿Aprovechar las redes sociales para extender en este nuevo entorno los mensajes que se están actualmente dando en otros medios (Web, prensa, vallas, etc.)? ¿O, simplemente, no quedarse atrás? Para contestar mejor a estas cuestiones hay que analizar los posibles escenarios de uso de las redes sociales y, en tal sazón, discriminar entre opciones y, tal vez, reformular las preguntas.

Para llegar comercialmente a las redes sociales hay que atender al comportamiento de los usuarios y a sus interacciones, para así poder insertar con naturalidad una estrategia comercial en ellas

Publicidad en las redes sociales

Supongamos que las entidades interesadas en las redes sociales cuentan con sus propios sitios web, con políticas de difusión, expresas o tácitas, y con normas de apariencia o estilos visuales propios. Suponiendo que los contenidos de tales sitios no llegan adecuadamente (o tal vez no de una manera especialmente persuasiva) a ciertos grupos de usuarios, tal vez las redes sociales ayuden a superar ese gap, así que... ¿qué tal si se preparan contenidos, tal vez los mismos o tal vez específicos, para que aparezcan en estas redes? Antes de contestar a esto, habría que resolver la siguiente cuestión: ¿se pretende ampliar la campaña publicitaria a las redes sociales? Si es así, habría que señalar que tal empeño resulta de evidente practicidad, con independencia del resto de las iniciativas que puedan desarrollarse con respecto a las redes sociales: se trata de llegar a un público objetivo de forma segmentada y las redes sociales (como Facebook, MySpace, etc.) disponen de información muy precisa sobre sus usuarios. En cualquier caso, la publicidad en las redes sociales no es un objetivo, sino más bien una necesidad. Presencia en las redes sociales

Imaginemos que una empresa crea uno o más perfiles en una o más redes sociales: tomaremos como ejemplo Facebook y supondremos que se crea una “página de empresa” que permite que otros usuarios puedan convertirse en sus fans. Para configurar tal página se tendrá que traspasar parte de la información del actual sitio web de la empresa y adaptarla a los elementos gráficos y formatos de Facebook (muro, panel de discusión, etc.) e insertar publicidad en la misma red social para atraer a otros usuarios y que se conviertan en fans. Ya está el esquema montado y un número mínimo de fans. Ahora hay que dotar de contenidos a la página y una reseña de cada novedad llegará a los usuarios como “actualización”. Sin embargo, estas actualizaciones no pueden ser muchas, porque entonces los usuarios se cansarán y eliminarán los avisos. Tampoco pueden ser pocas, porque se perderá el efecto difusor y, aunque sean razonables, ¿cómo se puede conseguir que resulten de interés para sus receptores? No hay que olvidar


ESTRATEGIA COMERCIAL EN REDES SOCIALES

que las “afinidades electivas” que se dan en las redes sociales, al establecer relaciones de amigo o fan, se basan en la complicidad con el otro nodo, con la otra persona, con el otro perfil, no en sus contenidos o en los temas de sus noticias o estados. No obstante, incluso si se consiguiera emitir un número razonable de actualizaciones que resultaran de interés mayoritario para sus seguidores, la información comercial en la red social sería escasa (en comparación con la existente en su sitio web), así que buena parte de los enlaces tendería a sacar a los usuarios de su red y a llevarlos a la Web “clásica”. De esta manera resulta claro que el enfoque es similar al publicitario, pero con el riesgo de “vacunar” a buena parte de los usuarios por la abundancia de información no solicitada. Parece claro, por tanto, que habría que generar y mantener la presencia de la empresa, en calidad de perfil o perfiles de uso, en las redes sociales, pero la comunicación ha de ser escasa, por lo que este tipo de iniciativas se convierten en “mejoras de la imagen” y, sobre todo, en “atractores” con respecto a la información más detallada del sitio web. Estar presente en las redes sociales es necesario, pero no suficiente. Para conseguir una difusión más eficaz de las propuestas comerciales de la empresa habría que buscar una mejor integración con las redes sociales, más allá de la mera conversión de contenidos a un formato de página diferente. Por ello, una vez supuesta la necesidad de presencia, la pregunta se transforma en la siguiente: ¿deseamos incluir información en redes sociales a modo de componentes o elementos informativos (gadgets) que los usuarios integren en sus perfiles, para que así los vean de continuo? Inmersión en las redes sociales

Supongamos que el Departamento Municipal de Turismo de una ciudad quiere sumergirse en las redes sociales porque las considera una alternativa netamente diferenciada de las que desarrolla en su sitio web y en otros medios. Para ello decide crear gadgets sociales en los que puede mostrar información turística y que diferentes usuarios, de distintas redes sociales, podrán incluir en sus perfiles, de forma que, al tiempo que revisan sus últimos mensajes o comprueban las condiciones me-

69

teorológicas de su ciudad, pueden ver información de interés procurada por Turismo. Así, se construyen gadgets sociales, bien genéricos (basados en la iniciativa Open Social) o bien adecuados específicamente a cada plataforma social con la que se desee interactuar. se basan en la Se trataría, en definitiva, de disponer de complicidad con el elementos gráficos típi- otro nodo, con la otra camente rectangulares persona, con el otro que el usuario añade a su escritorio social y perfil, no en sus que le permiten tener lo contenidos o en los que le interesa al alcantemas de sus noticias ce de un clic: las noticias de la prensa elegi- o estados da, los comentarios de los amigos, las fotos de Flickr, la información turística de su interés... En este contexto, ¿quién incluiría un gadget de turismo de una localidad concreta en su escritorio social? Pues alguien que, atraído por la publicidad o por las referencias en las páginas sociales, sintiera afinidad con respecto a ella. Este perfil es, precisamente, el de quienes visitarían el actual sitio web en los escenarios anteriores, así que lo que se conseguiría con los gadgets, en este caso, sería una fidelización de perfiles previamente fidelizados... aunque todavía no en su red social. El problema es que el objetivo de uso de las redes sociales debería ser la extensión del mensaje turístico a usuarios que todavía no tengan afinidad con la información turística de tal ciudad. En la mayoría de los casos, un usuario añadirá un gadget turístico a su perfil social si ya tiene una afinidad con el entorno turístico. De esta forma, por ejemplo, quienes viven o han vivido en Vitoria verían con buenos ojos un gadget sobre esta ciudad y sus alrededores, mientras que los ciudadanos bilbaínos preferirían uno con información de Bilbao o de Vizcaya. ¿Puede un gadget resultar atractivo para potenciales objetivos turísticos de una ciudad? ¿Lo incluirían en sus perfiles usuarios

Las ‘afinidades electivas’ que se dan en las redes sociales


70

MÁRKETING & VENTAS

de otras ciudades o zonas? La respuesta es que... ¡típicamente no! En primer lugar, porque los gadgets sólo se incluyen (en usuarios no principiantes) cuando generan información de “agradable revisión continua” y, en segundo lugar, porque, en buena parte de las redes sociales, la acumulación de gadgets ha generado su agrupamiento en pestañas a las que se accede raramente, puesto que la mayoría de la interacción se da en los muros, en los feeds de noticias o en las páginas de actividad (de los amigos “e-sociales”, usualmente). De este modo, ¿por qué un usuario de Santa Cruz de Tenerife iba a incluir un gadget de Vitoria en su conjunto reducido de gadgets habituales? ¿Por qué no varios gadgets de varias ciudades o comunidades? ¿O por qué no gadgets de agencias de viajes con ofertas a distintas ciudades, comunidades o países? Evidentemente, el gadget no es la solución o, al menos, no la más completa, así que ¿cómo puede aprovecharse de las redes sociales una empresa, una asociación o una institución? Pues de forma clara... abundando en lo social. No obstante, esta aplicación de lo social tiene que adaptarse a cada caso.

Comercialización “e-social” esde el punto de vista comercial, ¿qué se puede aprovechar de las redes sociales? Las personas que las componen. Y, de ellas, sus relaciones con otras personas. Y, de esas relaciones, el impulso publicador/multiplicador de cada una de ellas.

D

Para conseguir una difusión más eficaz de las propuestas comerciales de la empresa habría que buscar una mejor integración con las redes sociales, más allá de la mera conversión de contenidos a un formato de página diferente

Redes sociales = redes personales

En las redes sociales se dan relaciones de afinidad electiva (esto es, se eligen las relaciones: se solicita una relación de “amistad” o se aprueba una petición externa de conexión personal) y precisamente esa muestra de “voluntad social” hace que se lean las noticias (publicaciones, fotos, cambios de estado, comentarios, etc.) de aquéllos con los que se está relacionado, por elección propia. Así, por ejemplo, en Facebook, la pantalla inicial no es “nuestra pantalla” (esto es, la de nuestro perfil), sino la de las actividades de “nuestros amigos”. Si un amigo social (como denominaremos en adelante a las relaciones aceptadas en redes sociales) nos recomendara un paisaje precioso, un restaurante extraordinario o una exposición sorprendente en una ciudad, seguramente nos interesaríamos por ello. La cuestión aquí es cómo lograr que los usuarios de las redes sociales difundan un mensaje turístico de raigambre institucional. La respuesta es haciéndolo suyo. No se trata de buscar gente que difunda mensajes (de otros), asimilados a notas de prensa (reseñas, ofertas, etc.), entre sus amigos sociales, ni siquiera con el acicate de una posible contraprestación. Se trata de facilitar que estas personas puedan difundir el orgullo que sienten por sus terruños, por los paisajes y los rincones de su tierra. Se trata de establecer una colaboración con estas personas (colaboración voluntaria, basada en la afinidad electiva que preside el comportamiento en todas las redes sociales). Se trata de habilitar el canal humano y de facilitar/lubricar la difusión de noticias turísticas por dicho canal. Se trata, por fin, de que los integrantes de las diferentes redes sociales puedan elegir difundir el turismo de una ciudad dada y de facilitar la extensión de su labor. Turismo social = turismo personal socializado

La propuesta consiste en ayudar a los habitantes, amantes, amigos y fans de una zona o municipio a exponer, fotografiar, detallar y, sobre todo, difundir sus querencias tanto en su red de amigos sociales como en Internet en general. Está claro que algunos ya lo hacen y que otros podrían hacerlo con un leve estímulo.


ESTRATEGIA COMERCIAL EN REDES SOCIALES

La idea es establecer un canal intermedio entre el Departamento de Turismo y las redes sociales, que estaría constituido por una red de blogs aplicada al turismo en esa ciudad, con contenidos mantenidos por ciudadanos voluntarios; es decir, se propone que el Departamento Municipal de Turismo habilite un sistema de blogging que permita asignar blogs individuales a “colaboradores turísticos”, para que éstos hablen de aquello que conocen o de lo que les gusta o, en general, de las áreas de su interés asimiladas a contenidos turísticos en su ciudad (véase el cuadro 2). Para entender mejor esta propuesta, se plantea el siguiente escenario. Supongamos que Íñigo Robredo desea (y más adelante veremos cómo se genera y sustancia tal deseo) contar con un blog oficial de Turismo para reflejar (comentar, fotografiar, reseñar, etc.) los sitios que le gustan de Vitoria: los paseos, los bares de pinchos, los edificios... Íñigo cursará, vía web, una solicitud al Departamento de

Turismo en la que explicará sus intenciones y su deseo de formar parte de la red de colaboradores. Este departamento valorará la petición y, en caso de que la apruebe, enviará a Íñigo por correo electrónico la confirmación de su aceptación, en la que insertará un hiperenlace que conducirá al sistema de blogging para que Íñigo, tras aceptar las condiciones de colaboración con Turismo, proporcione sus datos personales (sujetos al control de la LOPD) y elija un diseño para su blog de entre los que facilita el departamento. A partir de ese momento, Íñigo puede empezar a publicar, utilizando un panel de control del blog muy sencillo que le permite gestionar borradores y formatos, de forma reconocible en la mayoría de los sistemas de blogging. Con esto, Íñigo decide escribir su primera reseña, así que relata su visita al Centro Municipal de Estudios Ambientales y acompaña la entrada con una bonita foto de los humedales. Esta entrada, una vez publicada, es visible directamente en Internet y, de esta forma,

CUADRO 2

Hacia una red de ‘blogs’ aplicada al turismo

Interés

Blog turístico personal Difusión de la publicación turística personal en las redes sociales

71


72

MÁRKETING & VENTAS

cualquier internauta puede verla y añadir comentarios. Además, Íñigo puede, con herramientas sencillas procuradas también por Turismo, “compartir” su entrada en el blog con sus amigos en distintas redes sociales (en Facebook, MySpace, BrightKite, etc.). De esta manera, los amigos sociales de Íñigo ven en sus paneles de noticias el aviso de que su amigo ha publicado una nota, que pueden comentar directamente en cada red social o mediante la cual –y esto es lo más usual– pueden acceder a la entrada completa en el blog turístico de Íñigo. Cuando accedan, encontrarán no sólo el post de éste, sino también banners e información turística de la ciudad, que podrán conducirlos a otras informaciones y ofertas. Así, el sistema turístico de blogs colaboradores sirve como canal de enlace entre la oferta turística institucional y las redes sociales, utilizando como catalizador el interés de los colaboradores y su difusión en sus redes de amigos sociales.

Diseño e interacción social o debe considerarse la propuesta turística anterior como un remedio universal para solucionar las cuitas comerciales en redes sociales, pero sí debe tomarse su enfoque como base para cualquier iniciativa comercial en tales redes: se trata de personas, de habilitar en ellas sentimientos de posesión y creatividad, de facilitar la difusión

N

El método de Diseño de Interacción Social (SID) se basa en la focalización en los objetivos personales en lugar de en las funcionalidades y la operatividad ofrecidas o requeridas

de mensajes que satisfagan, al mismo tiempo, sus objetivos personales y los objetivos de la empresa comercializadora. ¿No existe una forma reglada para descubrir y diseñar las estrategias comerciales en las redes sociales? Sí, el Diseño de Interacción Social (SID). En realidad es lo que se ha aplicado para encontrar la solución turística en las redes sociales. Este método de diseño se basa en la focalización en los objetivos personales en lugar de en las funcionalidades y la operatividad ofrecidas o requeridas... y su descripción requiere una entrega separada. En definitiva, las redes sociales están cobrando cada vez más protagonismo en el ámbito institucional, universitario, político y, sobre todo, empresarial. No obstante, cada estrategia comercial deberá adecuarse a las características específicas de estas redes, como desde hace tiempo se sabe que deben gestionarse así también los sitios web de empresas e instituciones. Lo que está claro es que las redes sociales o la Web conversacional forman ya parte de la realidad empresarial actual. ❑ «Estrategia comercial en redes sociales». © Ediciones Deusto. Referencia n.º 3520.

Si desea más información relacionada con este tema, introduzca el código 21161 en www.e-deusto.com/buscadorempresarial

redes sociales  

document sobre xarxes socials.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you