Las noches en vela

Page 10

Afuera de la foresta,

¿Es lógico haber luchado

en la planicie infinita,

para aquí poder llegar,

hallé “mi recompensa”:

sin haber alcanzado

no era lo que yo creía.

todo por lo que he luchado?

Un espejo enorme estaba ante mí, pero mi imagen a su talla se ajustaba.

-Si es que nada has aprendido ni has podido disfrutar,

Me gustó verme así, grande.

descansa, date un respiro,

Miré mejor, el reflejo

la buena vida no trata

todo mi sueño cumplía,

sobre llegar al final.

todo lo que pretendía

Caminando hacia el principio

tras ese cristal veía. -Si quieres ser como yo me deberás escalar, pero fijo que no puedes. Despiadadamente rio. -Quizás deba de marchar, he andado demasiado…

procuré mirar mejor, y lo que no había visto más aún me sorprendió. Entre los árboles vi cómo algo se iluminaba, quizás todavía allí un enigma me esperaba.

-Todo el bosque has cruzado…

Encima de una gran roca,

El reflejo a mi tamaño

una gran silla de piedra

real había menguado.

era iluminada por

-Ni un momento te has parado

luz de día entre las copas,

a contemplar que es precioso.

Me senté y miré el paisaje,

-Cazaba mi reflejo…

pero la luz de aquel rayo

el viento mecía la hierba. animales se acercaron, suave me hizo dormitar.