Issuu on Google+

AUTOCONOCIMIENTO Y PERSONALIDAD

SANDRA DEL CARMEN RODRÍGUEZ DURÁN KAREM ISABEL ESCAMILLA GALINDO LUZ MARÍA LOMELÍ URQUIETA SOFÍA JOSEFINA VALERIO GARCÍA MÓNICA YAZMÍN MILLÁN TESTA

HUMANIDADES Y SOCIEDAD


AUTOCONOCIMIENTO Y PERSONALIDAD


SANDRA DEL CARMEN RODRÍGUEZ DURÁN KAREM ISABEL ESCAMILLA GALINDO LUZ MARÍA LOMELÍ URQUIETA SOFÍA JOSEFINA VALERIO GARCÍA MÓNICA YAZMÍN MILLÁN TESTA

AUTOCONOCIMIENTO Y PERSONALIDAD


Rectoría General Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla Vicerrectoría Ejecutiva Miguel Ángel Navarro Navarro Secretaría General José Alfredo Peña Ramos Dirección General del Sistema de Educación Media Superior Javier Espinoza de los Monteros Cárdenas Coordinación del Corporativo de Empresas Universitarias José Antonio Ibarra Cervantes Dirección de la Editorial Universitaria Sayri Karp Mitastein

Primera edición, 2016 Autores: Sandra del Carmen Rodríguez Durán, Karem Isabel Escamilla Galindo, Luz María Lomelí Urquieta, Sofía Josefina Valerio García, Mónica Yazmín Millán Testa Coordinación de la serie: Sofía Rodríguez Benítez Coordinación editorial: Sol Ortega Ruelas Diseño y diagramación: Mónica Arreola Gutiérrez D.R. © 2016, Universidad de Guadalajara

Editorial Universitaria José Bonifacio Andrada 2679 Colonia Lomas de Guevara 44657 Guadalajara, Jalisco www.editorial.udg.mx 01 800 UDG LIBRO

Impreso y hecho en México Printed and made in Mexico

Se prohíbe la reproducción, el registro o la transmisión parcial o total de esta obra por cualquier sistema de recuperación de información, sea mecánico, fotoquímico, electrónico, magnético, electroóptico, por fotocopia o cualquier otro, existente o por existir, sin el permiso por escrito del titular de los derechos correspondientes.


Índice

Presentación 7 Propósitos formativos

10

Unidad de competencia 1. La conformación y desarrollo de la personalidad

12

1.1

Generalidades del desarrollo humano

14

1.2

Teorías de la personalidad

19

1.3

Proceso de individuación

38

1.4 El papel de la crisis, la resiliencia y el sentido de la vida en el desarrollo humano

40

Unidad de competencia 2. El papel de la autoesima en el desarrollo psicológico

44

2.1

46

Proceso de formación de la autoestima

2.2 Influencia de la imagen corporal en la autoestima

49

2.3 Pilares de la autoestima: una estrategia para mejorarla

53

Unidad de competencia 3. Emociones y bienestar

60

3.1

62

Diferencia entre emociones y sentimientos

3.2 Competencias emocionales

64

3.3 Emociones y salud

75

Unidad de competencia 4. Comunicación y relación interpersonal 82 4.1 Estilos de comunicación

84

4.2 Asertividad y estrategias de afrontamiento

90


Actividades 95 Test de autoestima

96

Actividades integradoras 99 Actividad integradora 1: El cuento de mi vida

100

Escala valorativa para la actividad integradora 1: El cuento de mi vida

101

Actividad integradora 2: Tiendita de materiales de autoestima

103

Escala valorativa para la actividad integradora 2: Tiendita de autoestima

115

Actividad integradora 3: Reconociendo mis emociones

117

Escala valorativa para la actividad integradora 3: Reconociendo mis emociones

121

Actividad integradora 4: La carta asertiva

123

Escala valorativa para la actividad integradora 4: La carta asertiva

125

Anexo 127 El primer acuerdo. SĂŠ impecable con tus palabras

BibliografĂ­a 132


PRESENTACIÓN

Pretendemos adentrarnos un poco en el amplio y maravilloso mundo donde el actor principal eres tú, con el propósito de que paso a paso vayas descubriendo características que hacen de ti una persona única y especial, con miras a que reconozcas tu propio proceso de desarrollo, tus vivencias y experiencias adquiridas a lo largo de estos años a través de tus logros y, ¿por qué no?, de esos momentos donde el dolor es la principal emoción que te brinda fortaleza. Sabemos que autoconocerse no es una tarea sencilla, pero tampoco es imposible. Hasta el día de hoy has formado, y durante el resto de tu vida seguirás formando, tu personalidad, seguirás enfrentándote a emociones diversas, a experiencias tan variadas que puedan significar un gran reto que superar, pero creemos en tus capacidades para hacerles frente, para aprender y para salir adelante de cualquier situación compleja que se presente en tu vida. Queremos que este libro te guíe en el proceso de conocerte, aceptarte, amarte por lo que eres, y de motivarte para que te relaciones de manera efectiva y afectiva con los tuyos. Deseamos que sea una herramienta que te permita definirte como un ser único y especial, que tiene todas las posibilidades de lograr lo que desea.

Este libro se compone de cuatro unidades de competencia: en la primera, titulada “Conformación y desarrollo de la personalidad”, conocerás qué es la personalidad, cómo se construye y tu propio proceso de desarrollo humano. En la segunda, “El papel de la autoestima en el desarrollo psicológico”, analizarás qué y cómo es tu autoestima, su conformación y de qué manera influye en tu vida diaria. En la tercera unidad, “Emociones y bienestar”, podrás distinguir entre una emoción y un sentimiento, con la finalidad de que logres conocer y aplicar tus competencias emocionales para vivir de manera plena, con los beneficios que ello implica. Y por último, en la unidad cuatro, “Comunicación y relación interpersonal”, te damos a conocer estrategias asertivas para comunicarte y relacionarte con los otros en distintas situaciones de tu vida cotidiana de forma efectiva. En cada unidad incluimos actividades que te permitirán trabajar en lo individual, pero también compartir y construir con tus compañeros, para que logres adquirir conocimientos, habilidades, actitudes y valores a partir de dinámicas que te lleven a estructurar y definir un autoconocimiento para el desarrollo sano y adecuado de tu personalidad. ¡Enhorabuena!


PROPÓSITOS FORMATIVOS

OBJETIVO GENERAL El estudiante se valora como un ser único a partir del reconocimiento de su personalidad, autoestima y manejo de sus emociones, para hacer elecciones asertivas en su interacción con los demás.

COMPETENCIAS ESPECÍFICAS • Identifica desde diferentes enfoques teóricos los factores que intervienen en el desarrollo de la personalidad para llegar a definir su propio proceso de conformación de la misma. • Reconoce qué es la autoestima, su proceso de formación y el impacto que tiene en su imagen corporal para con ello ser más consciente de cómo se percibe, valora y define. • Aplica competencias emocionales que le permitan enfrentar situaciones de vida de manera asertiva a través del análisis de la expresión de sus emociones. • Valora la importancia de la comunicación en las relaciones interpersonales para elegir fomas más asertivas de relacionarse con los demás y con el medio que le rodea, aplicando los aprendizajes logrados en su proceso de autoconocimiento.

CONOCIMIENTOS • • • • • • • • • • • •

10

Elementos que determinan el desarrollo humano en las diferentes etapas de la vida. Teorías de personalidad. Teoría del proceso de individuación de Margaret Malher. El sentido de vida y las crisis como una posible alternativa de crecimiento personal. a autoestima y los factores que indicen en su formación. La imagen corporal y su relación con la autoestima. Los pilares de la autoestima de Nathaniel Branden. Las diferencias entre emociones y sentimientos. Algunas propuestas para el manejo de las emociones. El impacto de las emociones en la salud. Los estilos de comunicación. La asertividad y las estrategias de afrontamiento.


HABILIDADES (SABERES PRÁCTICOS O PROCEDIMENTALES) • • • • • • •

Detecta en los contenidos los elementos principales que los constituyen. Investiga información en diferentes fuentes. Compara, clasifica y contrasta información que se le presenta. Reflexiona sobre la pertinencia que en su desarrollo personal tiene para él cada tema. Argumenta sus opiniones y puntos de vista. Integra los conocimientos adquiridos a su propia vivencia. Trabaja en equipo de forma colaborativa.

VALORES (SABERES FORMATIVOS)

ACTITUDES (DISPOSICIÓN) • • • • •

Disposición por el trabajo a realizar. Escucha activa. Involucramiento. Propositiva Reflexiva.

• • • • • • •

Respeto.
 Solidaridad. Compromiso. Tolerancia.
 Responsabilidad. Honestidad.
 Libertad.

11


1

UNIDAD DE COMPETENCIA

LA CONFORMACIÓN Y DESARROLLO DE LA PERSONALIDAD COMPETENCIA ESPECÍFICA Identifica desde diferentes enfoques teóricos los factores que intervienen en el desarrollo de la personalidad para llegar a definir su propio proceso de conformación de la misma.


OBJETIVOS DE APRENDIZAJE • Generalidades del desarrollo humano. • Teorías de la personalidad: • Teoría de la personalidad de Sigmund Freud. • Teoría de Erik Erikson. • Teoría de Erich Fromm. • Teoría de Carls Rogers.

• Proceso de individuación. • El papel de las crisis, la resiliencia y el sentido de la vida en el desarrollo humano.


1.2 1.1

Generalidades del desarrollo humano Se debe introducir en la adolescencia una personalidad capaz de resistir las presiones del entorno, pero también capaz de adaptarse a él, buscando las capacidades y talentos. José Antonio Marina

Explora lo que sabes 1. Mediante un dibujo, representa lo que es para ti el desarrollo humano.

2. Contesta: ¿Qué es lo que viene a tu mente cuando escuchas la palabra adolescencia?

Incrementa tus conocimientos El desarrollo humano es el estudio científico de los proceso de cambios y estabilidad de las personas durante su ciclo vital. Las etapas de vida por las que el ser humano transita desde su concepción hasta el final de su existencia se consideran parte importante del desarrollo hu-

14

Identifica los aspectos sobre desarrollo humano y adolescencia.


1.1

GENERALIDADES DEL DESARROLLO HUMANO

mano. En estas etapas se abordan tres aspectos: el desarrollo físico (crecimiento del cuerpo y del cerebro, las habilidades motoras, la salud), el desarrollo cognoscitivo (aprendizaje, atención, memoria, lenguaje) y el desarrollo psicosocial (emociones, personalidad, relaciones sociales). Etapas del ciclo vital Desarrollo cognoscitivo

Desarrollo psicosocial

Etapa

Desarrollo físico

Prenatal (de la concepción al nacimiento)

Se produce la concepción por fecundación, ocurre el mayor crecimiento físico de la vida.

Se desarrollan las capacidades de aprender, recordar y responder a la estimulación sensorial.

El feto responde a la voz de su madre y siente preferencia por ella.

Infancia (del nacimiento a los 3 años)

Rápido crecimiento físico y desarrollo de las destrezas motrices.

Están presentes las capacidades de aprender y recordar.

Se manifiesta apego a los padres y a otras personas.

Hacia los 2 años comienza la capacidad de resolver problemas y se desarrolla la comprensión y uso del lenguaje.

Se desarrolla la autoconciencia y aumenta el interés por otros niños.

Disminuye el apetito y son comunes los problemas de sueño.

El niño suele ser egocéntrico hasta los 6 años.

Mejora la coordinación motora.

Se consolidan la memoria y el lenguaje.

El autoconcepto y la comprensión de las emociones se completan y la autoestima va alimentándose.

Niñez (de 6 a 11 años)

Los avances cognoscitivos permiten a los niños progresar en su escuela. Algunos muestran necesidades o talentos educativos especiales.

Aumentan la independencia, la iniciativa y el control. Se desarrolla la identidad de género. Los compañeros adquieren una importancia central.

15


1.1

GENERALIDADES DEL DESARROLLO HUMANO

Adolescencia (de 11 a 20 años)

Sobresalen los cambios físicos rápidos y profundos. Se desarrolla una madurez reproductiva.

Juventud (de 20 a 30 años)

Pueden aparecer riesgos de salud debido a problemas de conducta, como trastornos alimentarios o adicciones.

La educación se enfoca en la preparación para la universidad o el trabajo.

La condición física alcanza su máximo nivel.

El pensamiento y los juicios morales adquieren mayor complejidad.

El estilo de vida que se haya tenido puede reflejarse en la salud.

Adultez (de 30 a 65 años)

Puede iniciarse un deterioro de capacidades sensoriales. En esta etapa se presenta la menopausia en las mujeres.

16

Se desarrolla la capacidad de tomar decisiones; comienza la búsqueda de su identidad y el ser responsable.

Se llevan a cabo elecciones educativas y laborales, a veces después de una etapa de exploración. Se llevan a cabo elecciones educativas y laborales. Las habilidades mentales llegan a su máxima potencia y se incrementa la capacidad práctica para resolver problemas.

Aparecen apetitos nuevos y necesidades inéditas; deseos sexuales, de independencia; búsqueda de la identidad y de sociabilidad. El grupo de pares ejerce una influencia positiva o negativa.

Los rasgos y estilos de personalidad se estabilizan, aunque las etapas y sucesos de la vida generan cambios de personalidad.

Se establecen relaciones íntimas y estilos de vida personales. Continúa el desarrollo del sentido de identidad y se produce la transición de la mitad de la vida. Se genera una estabilidad en la productividad laboral.


1.1

GENERALIDADES DEL DESARROLLO HUMANO

Senectud (de 65 años en adelante)

Disminuyen la salud y las capacidades físicas. Se reducen los tiempos de reacción o reflejos.

Algunas áreas de la inteligencia y la memoria se van deteriorando, aunque muchas personas encuentran la manera de compensar esto.

Se vive el retiro laboral y se puede decidir aprovechar el tiempo para realizar otras actividades o intereses. Se desarrollan estrategias para enfrentar las pérdidas personales y la inevitable muerte. La búsqueda del significado de la vida toma una importancia central. (Basado en Papalia, 2012.)

Con respecto a la adolescencia, Marina (2014) afirma que es una etapa de revolución física y hormonal, además de un momento para despertar y generar oportunidades para desarrollar una personalidad creadora o bien, para la búsqueda de talento. Este autor divide a la adolescencia en tres momentos: ▶ Etapa de transición de la infancia a la adolescencia (10 a 13 años). ▶ Adolescencia (13 a 17 años). ▶ Etapa de transición a la vida adulta (17 a 20 años). De manera que el adolescente puede “adueñarse” de sus propias capacidades, siendo un “agente activo” que construya su propia adolescencia; deja al niño para transformarse según sus ideales, talentos, capacidades, en los que también estén incluidos los padres, otras personas significativas y sus enseñanzas.

GLOSARIO Adolescente: Viene del latín adolescens, adolescentes, que en español significa ‘que está en periodo de crecimiento, que está creciendo’. La adolescencia es, por tanto, una etapa del desarrollo, un proceso de maduración, un periodo de la vida humana. http:// www.hispanoteca.eu/Foropreguntas/ARCHIVO-Foro/ Adolescente%20y%20 adolecer.htm

¿SABÍAS QUE…? “La adolescencia es una transición del desarrollo entre la infancia y la edad adulta y se relaciona con el paso de una etapa a otra. Se puede intervenir sobre ella preparando a la persona para ese cambio y requiere un esfuerzo fundamental de reestructuración vital por parte de quien la vive. La adolescencia es un momento de cambio en todas las esferas de funcionamiento: cognitivo, afectivo, biológico y social” (Ruano, 2001: 45).

17


1.1

GENERALIDADES DEL DESARROLLO HUMANO

Analiza y elabora Actividad 1. Recupero mis talentos Identifica los talentos que has desarrollado en tu etapa de adolescencia. ▶▶ Escribe a continuación algunos talentos o algunas características positivas que reconozcas haber adquirido o fortalecido en lo que va de tu adolescencia en las distintas áreas del quehacer humano.

Talentos

Físico

Deportivo

Social

Artístico

Otro(s)

18

GLOSARIO Talento: Aptitud o capacidad para desempeñar o ejercer una actividad.

CONOCE MÁS El deseo de ser autónomo, buscar una identidad, tomar decisiones y exigirse ser responsables son hechos posibles e impulsados por los cambios que experimenta el cerebro del adolescente. Puedes conocer más sobre esto en “Hermosos cerebros”: http://www. nationalgeographic.com. es/2011/10/04/hermosos_ cerebros.html?_page=3


Teorías de la personalidad

1.2

La personalidad del hombre determina por anticipado la medida de su posible fortuna. Arthur Schopenhauer

Explora lo que sabes 1. De manera individual encuentra en la siguiente sopa de letras las palabras y frases que se relacionan con el concepto de personalidad: f

o

r

m

a

d

e

s

e

r

f

b

u

a

c

e

r

t

i

s

c

n

a

c

r

e

j

u

o

d

r

i

c

a

r

a

c

t

e

r

l

t

m

z

x

n

v

u

j

i

l

e

f

f

o

o

p

b

n

f

e

s

a

g

k

m

g

u

t

i

o

h

u

a

y

o

p

s

c

p

h

j

d

m

r

x

r

n

g

u

a

s

t

e

o

i

u

a

t

i

e

c

n

o

l

o

j

r

u

k

r

g

a

r

h

i

s

t

o

r

i

a

e

w

p

e

m

i

a

a

m

o

n

p

a

m

s

q

u

n

i

j

j

a

t

e

a

e

t

e

x

ñ

k

i

e

o

s

e

p

h

m

p

o

n

c

l

a

s

n

h

d

e

d

a

c

t

i

t

u

d

s

d

t

o

s

a

m

d

n

e

a

o

v

j

x

t

o

i

d

e

n

t

i

d

a

d

b

u

c

y

Identifica los aspectos involucrados en el desarrollo y la configuración de la personalidad.

2. En una plenaria dirigida por tu profesor, comenta con tus compañeros las palabras que hayas encontrado.

Incrementa tus conocimientos A lo largo de la historia del ser humano han existido numerosos teóricos interesados en describir la configuración de la personalidad; cada uno de ellos, desde su particular punto de vista, han aportado teorías y postulados interesantes que permiten tener una orientación sobre la forma en que se conforma la personalidad en base al desarrollo del individuo, a las experiencias que vivió con sus pa-

19


1.2

TEORÍAS DE LA PERSONALIDAD

dres o tutores y a la interacción de algunos otros factores que resultan determinantes para que la persona constituya sus caracteres o rasgos de personalidad. En este tema se abordarán los postulados básicos de cuatro teóricos de la personalidad: Sigmund Freud, Erik Erikson, Erich Fromm y Carls Rogers.

Teoría psicoanalítica de la personalidad, de Sigmund Freud Sigmund Freud fue un neurólogo nacido en Freiberg, Moravia, en 1856. La mayor parte de su vida la vivió en Viena; murió en 1939 en Londres. Se interesó en descubrir la dinámica del ser humano, eso lo llevó a especializarse en el campo de la neurología, poco conocida hasta entonces. Freud es considerado el padre del psicoanálisis, una corriente psicológica cuyas premisas van dirigidas a entender el papel predeterminante del inconsciente en el comportamiento humano. Según Freud, existen tres niveles de conciencia, cada uno de ellos con características específicas. El consciente implica darse cuenta del aquí y el ahora, interpretar la realidad en base a la estimulación externa, es decir, percibir los acontecimientos que pasan en nuestra vida en el momento presente. El preconsciente es un estado intermedio de conciencia formado por recuerdos latentes, aquellos que surgen de manera súbita y espontánea en nuestra vida, a través de asociaciones internas que hacemos de un evento presente con experiencias previas que hemos vivido. Y por último, el inconsciente, que es el nivel más amplio, inaccesible a la conciencia y donde se respalda todo el contenido del pasado. Aquellas experiencias que han sido difíciles de procesar para nuestra mente son absorbidas por el inconsciente y resguardadas en él; según Freud, serán la causa de los problemas de personalidad y psicopatología que un individuo podría experimentar. Niveles de conciencia según Freud: Consciente

Darte cuenta de lo que haces en el momento presente, de las percepciones que tus sentidos captan y que te llevan a reaccionar ante los estímulos del medio que te rodea.

Preconsciente

Recuerdos que puedes recuperar fácilmente de tu memoria con base en una asociación interna que haces de los estímulos actuales del medio con experiencias pasadas.

Inconsciente

Todo lo que ha pasado en tu vida y que ha sido difícil de procesar, así como los deseos más primitivos que tienes como persona, se encuentran aquí. A él sólo puedes acceder a través de un sueño o hipnosis. Es quien domina el actuar del ser humano.

20

GLOSARIO Conciencia: Capacidad de una persona para reconocer la realidad que le rodea y poder relacionarse con ella, actuando de acuerdo a lo que percibe.


1.2

TEORÍAS DE LA PERSONALIDAD

Como lo menciona Dicaprio (2003), una de las primeras aportaciones de Freud fue que las conductas anormales pueden ser causadas y sostenidas por experiencias infantiles dolorosas aparentemente olvidadas (a dicho olvido le llamó posteriormente represión), pero que se encuentran vivas en la esfera inconsciente, provocando trastornos en la conciencia y en la conducta. Debido a esa premisa, Freud se ocupó en diseñar estrategias que le permitieran tener acceso al inconsciente a fin de descubrir lo que en él habita y suprimir las conductas anormales en los individuos. El primer método terapéutico que Freud utilizó fue la hipnosis, a través de la cual lograba que el paciente se sometiera a un estado de trance casi similar al sueño, de forma que las barreras conscientes desaparecieran y él pudiera tener acceso a los recuerdos resguardados en el inconsciente. A través de la hipnosis, Freud fue capaz de lograr cambios en sus pacientes, quienes llevaban a cabo la sugestión que él depositaba en su inconsciente. Es decir, al estar en trance el paciente, Freud le dejaba una orden, misma que tenía la finalidad de eliminar los síntomas, en su mayoría físicos pero sin causas orgánicas, tal como la parálisis y el mutismo. Los cambios ordenados por Freud en sus sugestiones permanecían activos por lapsos diferentes de acuerdo a las características de cada persona, motivo que llevó a Freud a considerar otros métodos terapéuticos, intentando lograr que los cambios de conducta fueran más duraderos en sus pacientes. Los métodos terapéuticos utilizados por Freud incluyeron la interpretación de sueños y la libre asociación de ideas, la cual implica que el paciente hable sobre cualquier cosa que le venga a la mente mientras relata sus síntomas, material que es examinado por el psicoanalista con la finalidad de determinar la causa inconsciente que está permitiendo que dicha información se haga presente en el momento del relato.

Teoría psicosexual del desarrollo Para Freud, la pulsión o deseo sexual tiene un papel determinante en la configuración de la personalidad. Afirma que la sexualidad está presente en todos los individuos desde el momento de su nacimiento, y que conforme se desarrolla el individuo, diferentes partes de su cuerpo comienzan a experimentar deseos o pulsiones sexuales, que se activan con la finalidad de sentir placer. Cada individuo buscará la forma de estimular esas zonas de su cuerpo, lo que irá conformando rasgos de su personalidad. Freud propone, en su teoría psicosexual del desarrollo, cuatro etapas y un periodo. Cada etapa estará determinada por un centro de placer (zona corporal donde se encuentra la pulsión sexual) dotado de necesidades y satisfacciones particulares que contribuyen a la formación de la personalidad, y el periodo será un lapso de reintegración de características de personalidad adquiridas en las etapas anteriores. El papel de los padres en la satisfacción o privación del placer en el niño será determinante, puesto que una nula estimulación, o bien, complacer excesivamente el centro de placer en el niño traería consigo que la fuerza o pulsión sexual se quedara vinculada con esa zona del cuerpo de manera más o menos permanente, trayendo consecuencias negativas en sus rasgos de personalidad; a dicho proceso se le conoce como fijación.

GLOSARIO Sugestión: Proceso que se lleva a cabo durante la hipnosis, donde una persona puede influir, inspirar o dominar la voluntad del hipnotizado llevándolo a actuar en determinado sentido.

GLOSARIO Trance: Estado de alteración de la conciencia, donde una persona está hipnotizada. Su inconsciente se encuentra activo, por lo que no es posible reaccionar de forma voluntaria.

GLOSARIO Mutismo: Hace referencia al silencio voluntario o impuesto por alguien más

GLOSARIO Pulsión: : Impulso o fuerza cuya base es el instinto y no el juicio o la reflexión.

21


1.2

TEORÍAS DE LA PERSONALIDAD

Las etapas y el periodo de latencia del desarrollo psicosexual son: Etapa oral Se presenta desde el momento de nacer hasta los 18 meses de edad. El centro de placer se encuentra en la boca, los labios y la lengua. El niño experimenta gran placer al chupar, mascar, morder, regurgitar y vocalizar, motivo que lo lleva a estar constantemente estimulando su boca. Sin embargo los padres, al percatarse de los riesgos que el niño corre al meterse en la boca todo lo que encuentra, comienzan a sancionar dichos actos, lo que significa que el niño por primera vez se encuentra con la autoridad que le reprende por buscar su propio placer, y entiende que este acto no está del todo bien. Si los niños estimulan en demasía sus centros de placer tenderán a ser optimistas en extremo, con baja tolerancia a la frustración y manipuladores. Por otro lado, si los niños no estimulan su centro de placer desarrollarán características hostiles y pesimistas. La envidia, la pasividad y la desconfianza son otros de los rasgos que se establecen en esta etapa. Etapa anal De los 18 meses a los 3 y medio años de edad el centro de placer se desplaza de la boca al ano, lo cual se encuentra influenciado por el proceso de control de esfínteres al que se enfrenta el niño en esa edad. El niño experimenta placer en su ano ya sea al acumular, retener o expulsar sus heces fecales. Si el niño tiende a acumular o retener se le conoce como retentivo, y si es a la inversa, es decir, si tiende a expulsar la materia fecal, se le identificará como expulsivo. De acuerdo a dichas características de obtención de placer, el niño desarrollará ciertas tendencias, por ejemplo, algunos rasgos que se desprenden de un anal retentivo son el ahorrar en exceso, ser meticuloso, pulcro y compulsivo; mientras la contraparte sería una persona que tiende a gastar en exceso, ser desordenada e impuntual. Etapa fálica De los 3 a los 6 años de edad los órganos genitales se convierten en la fuente principal de placer. El niño comienza a darse cuenta de las diferencias sexuales entre hombres y mujeres, aspecto que despierta su curiosidad ante sus genitales en comparación con los del otro sexo. En esta etapa surge una de las hipótesis más controversiales de Freud, la del complejo de Edipo, el cual se refiere a la atracción que el niño siente por su madre, lo que lo lleva a experimentar celos ante la relación que ella tiene con su padre. El niño advierte rivalidad con su padre, pero al ser éste la representación de la autoridad, el niño desarrolla lo que Freud denomina como temor a la castración, que hace referencia al miedo que el niño crea con respecto a que su padre le pueda cortar su pene (situación que él cree que le ha sucedido a la niña por su diferencia sexual). Dicho temor lleva al niño a reprimir la atracción que siente hacia su madre, logrando identificarse con su padre y resolviendo de esa manera el complejo de Edipo. La niña, por su lado, experimenta un proceso similar, pero con algunas diferencias importantes. La niña culpa a su madre por no tener un pene (lo que Freud denomina como envidia del pene), aspecto que la lleva a tomar a su madre como

22


1.2

TEORÍAS DE LA PERSONALIDAD

rival y a ver a su padre como objeto de atracción. Este estado, conocido como complejo de Electra, se debilita por la misma maduración y por la imposibilidad de poseer al padre. Ejemplos de rasgos fálicos propios de esta etapa son el orgullo como sinónimo de superioridad y dominio, y la humildad como sinónimo de inferioridad y sometimiento. Periodo de latencia De los 6 a los 12 años el niño entra en un periodo que comprende la consolidación y elaboración de los rasgos y las habilidades adquiridas en las etapas anteriores. La pulsión sexual se encuentra latente, es decir, sí existe mas no se encuentra activa, esto debido a que el niño está inmerso en nuevos retos socioculturales, como es el ingreso a la educación básica y el desarrollo de habilidades sociales. La latencia termina al iniciar la pubertad.

Compulsión: Conducta adictiva u obsesiva, es decir que la persona no percibe ni puede controlar de forma racional, sobre una situación específica.

Consciente

Teoría de la estructura de la personalidad: Id, Ego y Superego Freud sostenía que la personalidad está formada por la interacción de tres instancias que se encuentran en relación y conflicto continuos. Dichas instancias tienen características particulares y cada una de ellas lucha por dominar la personalidad lo más posible. Las instancias de la personalidad son representadas por Freud como la imagen de un iceberg, donde la punta que se observa es la correspondiente a la parte consciente y regida por la realidad; la llama Ego. La parte del iceberg que se encuentra en contacto con la superficie es preconsciente y corresponde a la moral; a esa la nombra Superego. Por último, la parte más amplia del iceberg y que se encuentra sumergida en las profundidades del mar es la parte inconsciente y regida por el principio del placer; le pone el nombre de Id. Las características de cada una de estas instancias se describen a continuación:

GLOSARIO

Ego (Yo) Super ego (Superyó)

Preconsciente Inconsciente

Etapa genital Se da con el inicio de la pubertad y continúa hasta la senilidad. En esta etapa, a diferencia de las anteriores o pregenitales, el centro de placer no se encuentra ubicado en una zona del cuerpo, sino que va más allá pues implica la capacidad de amar y de trabajar o ser productivo. Freud afirma que para poder amar y trabajar de forma eficaz, el ser humano debe poseer los rasgos pregenitales y genitales en armonía. Lo que conllevaría que una persona fuese capaz de trabajar para salir adelante, sin desarrollar la compulsión por el trabajo, en un extremo, ni la pasividad, en el otro. El placer vendrá entonces de la creación, desarrollo y manutención de relaciones amorosas y laborales duraderas, lo que demostraría la madurez que el ser humano ha adquirido a lo largo de sus etapas anteriores y el periodo de latencia. Visto desde la teoría psicosexual del desarrollo, la personalidad de un individuo se irá formando en la medida en que las pulsiones sexuales van tomando forma dentro de su cuerpo a través de los centros de placer, y de cómo cada ser humano va experimentando situaciones que le permitan estimular dicho centro de placer de forma moderada, a fin de obtener rasgos de personalidad normal, mismos que irán madurando durante el periodo de latencia, llegando a su máxima concreción durante la etapa genital, cuando el ser humano pondrá en práctica los rasgos obtenidos a través de su historia.

Id (Ello)

23


1.2

TEORÍAS DE LA PERSONALIDAD

Instancias de la personalidad

¿SABÍAS QUE…?

Id

Ego

Superego

Es primitivo e inconsciente.

Es consciente, preconsciente e inconsciente.

Es preconsciente.

Se basa en el principio del placer y la supervivencia.

Se basa en el principio de la realidad.

Se basa en el principio de la moral.

Reduce la tensión.

Distingue entre lo real y lo imaginario.

Representa el ideal del Ego.

Compuesto por instintos.

Sirve y controla al Id.

Se opone al Id y al Ego.

Incita a realizar lo que a la persona le provoca placer, independientemente de las consecuencias que eso conlleve.

Es el mediador entre el Id y el Superego, toma la decisión y ejecuta las acciones basándose en su realidad inmediata.

Lucha por comportarse de acuerdo a lo que está establecido moral y culturalmente, siempre con fines perfeccionistas.

A las instancias de la personalidad de Freud se les conoce de dos formas, dependiendo de la traducción que se haya realizado de su teoría: Ego = Yo, Superego = Superyó e Id = Ello.

GLOSARIO Moral: Pensamientos y acciones de una persona que son acordes a lo que ella y la sociedad consideran como bueno o malo, en beneficio propio y de los demás.

Las instancias de la personalidad se pueden entender como aquellas voces que hay en nuestro interior cuando debemos tomar una decisión.

Analiza y elabora Actividad 2. Características de las etapas psicosexuales según Freud Afianza tus conocimientos con base en la información que acabas de leer. 1. Completa el siguiente cuadro comparativo de las etapas de la teoría psicosexual del desarrollo.

Edad

Etapa

Primeros 18 meses

Oral

18 meses a 3 y medio años

Anal

Centro de placer

Rasgos

Boca, labios y lengua: chupar, mascar, comer, meterse cosas a la boca, vocalizar.

Mezquindad Obstinación Orden compulsivo Meticulosidad Crueldad Destrucción Suciedad

24

Anal retentivo

Anal expulsivo


TEORÍAS DE LA PERSONALIDAD

Edad

Etapa

Centro de placer

3 a 6 años

1.2

Rasgos

Relación con los demás Asertividad Autoestimación Gregarismo Castidad

Periodo de latencia

De la pubertad a la muerte

Diferenciación (elaboración de los rasgos anteriores a la latencia). Aprendizaje social Desarrollo de la conciencia.

Capacidad de amar y una vida laboral productiva.

Actividad 3. Laura y las instancias de la personalidad Analiza una situación de la vida cotidiana donde interactúan la instancias de la personalidad. 1. Lee con atención el siguiente caso:

Laura tiene 15 años y desea ir a una fiesta. Ha solicitado permiso con anticipación a sus padres. Ellos la condicionaron: debe lavar los platos de la cena por toda una semana para poder ir. Un día antes de la fiesta, Laura terminó de lavar los platos y su hermano menor fue a depositar en el lavatrastes un plato sucio. Ella se molestó y le pidió a su hermano que lo lavara pues ella había terminado ya su labor. Su hermano hizo caso omiso, de manera que el plato se quedó sucio en el lavatrastes y su madre se dio cuenta. El día de la fiesta, Laura se levantó muy emocionada, comenzó a hurgar en su guardarropa para elegir el mejor vestido, y su madre al darse cuenta, le dice que no podrá asistir a la fiesta pues la noche anterior quedó un plato sucio en el lavatrastes, lo que para ella significa que Laura no cumplió con el acuerdo que habían establecido.

25


1.2

TEORÍAS DE LA PERSONALIDAD

Laura se molesta mucho y le reclama a su madre que no es justa su decisión. Tras discutir un momento, la madre de Laura le dice la típica frase: “Haz lo que quieras”. En el momento en que Laura escucha esa frase por parte de su madre, se activan en ella dos fuerzas, una conocida como Id y la otra como Superego.

2. Realiza un análisis del caso de Laura y completa los globos de conversación con lo que consideres que cada una de estas fuerzas le dice a Laura, y con la decisión que tú, en su caso, tomarías. 3. Comparte tus anotaciones con tus compañeros.

Superego

Id

Decisión que tú tomarías ante esta situación

26


TEORÍAS DE LA PERSONALIDAD

1.2

Incrementa tus conocimientos Teoría del desarrollo psicosocial, de Erik Erikson Erik Erikson nació el 15 de junio de 1902 en Fráncfort, Alemania. Estudió psicoanálisis con Freud y, motivado por éste, realizó su teoría sobre la personalidad, aunque con algunas diferencias respecto de la de Freud, principalmente atribuyendo al desarrollo y la interacción social del sujeto una importancia determinante para la adquisición de nuevas habilidades y rasgos de la personalidad. Esto debido a que Erikson no compartía la concepción que Freud tenía con respecto al papel determinante de la pulsión sexual en el desarrollo de la personalidad. Erikson divide el curso de la vida en ocho etapas. Cada una de ellas implica una crisis o un reto a cumplir con la ayuda de las personas que están en interacción con el sujeto. Dicha crisis, de ser superada de forma efectiva, dará como resultado un rasgo de personalidad favorable para el individuo, mientras que en caso contrario traerá como resultado la adquisición de caracteres de personalidad contraproducentes. Según Erikson (1963, cit. en Dicaprio, 2003), cada individuo gradualmente debe hacerse cargo de su propia vida y aprender a efectuar las labores relacionadas con los periodos específicos de la vida. El hecho de que Erikson involucre ocho etapas de desarrollo en su teoría, mismas que abarcan desde el nacimiento hasta la senectud, contrasta con la posición que tanto se juzgó en relación a la teoría del desarrollo psicosexual de Freud, a la que se le criticaba por su postura determinista al afirmar que infancia es destino.

Las ocho etapas 1. Confianza básica vs desconfianza básica. Se da del nacimiento hasta los 18 meses de edad. En esta etapa el niño tiene el reto de adquirir la confianza en sí mismo y en el medio que le rodea, para lo cual el papel de la madre resulta determinante, pues ha de guiar al niño para que cuando no esté con él, este no experimente su ausencia con ansiedad o ira. Si el niño aprende a sentirse seguro en el ambiente aun en ausencia de su madre, desarrollará la confianza en sí mismo, mientras que en contraparte, el niño desarrollaría una imposibilidad para sentirse seguro de sí. 2. Autonomía vs vergüenza o duda. Surge entre los 18 meses y los 3 años. El niño comienza a desarrollar el deseo de ser independiente, jugar solo, estar lejos de la madre, caminar, elegir su atuendo, sus juguetes, etc. Cuando las personas que están alrededor del niño le permiten dicha autonomía e independencia confiando en sus elecciones y acciones, provocan que el niño cumpla de manera efectiva la crisis de esta edad. Si por el contrario, al niño se le critica, se le juzga, se le humilla por no ser capaz de cumplir con las expectativas que los adultos tienen sobre él, crecerá dudando de sus propias capacidades y será incapaz de resolver sus conflictos y tomar decisiones por sí mismo. 3. Iniciativa vs culpa. Es el último conflicto que presenta el niño antes de la edad escolar; tiene lugar entre los 3 y los 6 años. El pequeño tiene que aprender a controlar la impotencia que le causa el no tener la totalidad de atención

27


1.2

TEORÍAS DE LA PERSONALIDAD

4.

5.

6.

7.

8.

28

de su madre, así como comenzar a desarrollar la responsabilidad moral, es decir, comportarse de acuerdo a los estándares aprobados social y culturalmente para un niño de su edad. Si el niño cumple de manera satisfactoria este reto, tenderá a sentirse cómodo al comportarse de manera socialmente aceptable, satisfaciendo sus propias necesidades y deseos de una manera ordenada; mientras que el no resolver de manera efectiva esta crisis, implicará que el niño desarrolle características de personalidad sumisa y dominable. Laboriosidad vs inferioridad. Este conflicto comienza con la vida escolar, va desde los 6 hasta aproximadamente los 12 años. Al estar en la edad escolar el niño comienza a presentar retos que le llevan a demostrar cuán competente es para las tareas de la vida en esa edad. Si el niño lleva a cabo sus tareas de manera adecuada, desarrollará habilidades que le permitan sentirse valioso; si por el contrario al niño se le juzga y no se le brinda confianza en sus propias capacidades, desarrollará una sensación de inferioridad, sintiéndose menos que los demás. Identidad vs confusión de roles. Se presenta entre los 12 y 20 años de edad. Con la llegada de la pubertad, el joven vive una etapa que conlleva la búsqueda de su propia identidad, es decir, descubrir quién es, qué desea, hacia dónde va, cuáles son sus valores, sus ideales y todo aquello que le permite definir su postura ante la vida. Si la tarea no se resuelve con satisfacción, el adolescente puede sufrir una confusión de roles, entendida como la poca capacidad para llevar una vida basada en sus propios ideales y convicciones. Situación que tiende a extenderse hasta etapas posteriores, trayendo problemas para la persona al no ser capaz de tomar sus propias decisiones y dirigir su vida hacia donde desea ir con base en lo que desea lograr. Intimidad vs aislamiento. Surge entre los 20 y los 30 años de edad. La persona comienza a desarrollar y establecer relaciones sociales, amorosas y laborales basadas en el compromiso y la responsabilidad, aspecto que le llevará a vivir la intimidad, a preocuparse por sí mismo y por el otro en una relación. La contraparte, es decir el miedo o rechazo al compromiso y la responsabilidad, llevará a la persona a sentirse aislada y sola, no será capaz de tener amigos (intimidad filial), ni pareja (intimidad erótica o amorosa) e incluso tampoco una relación laboral satisfactoria, desarrollando impotencia, frustración e incluso depresión. Generatividad vs estancamiento. De los 30 a los 50 años, como lo menciona Cuenca (2008), la persona tiene que hacer algo más que establecer intimidad con los demás, “necesita que lo necesiten” y requiere también de ayudar a miembros más jóvenes de la sociedad. La generatividad consiste en la aplicación de las habilidades y conocimientos que el individuo ha adquirido en las etapas anteriores, para su propio beneficio y en pro de los demás, regulando la generación siguiente en la crianza, enseñanza, actividades cívicas y otras acciones similares. Si no sucede así, el individuo puede sentirse estancado o empobrecido, con una vida vacía y sin sentido. Integridad del Yo vs desesperación. Es la última etapa del desarrollo, según Erikson, y va de los 50 años hasta la muerte. Es una etapa de reintegración de todo lo que la persona ha vivido, de toma conciencia de los logros y metas realizadas. Valorar que la vida ha sido como se esperaba, llevará a la persona a sentirse íntegra. La integridad, según Dicaprio (2003), se refiere a un sentido

¿SABÍAS QUE…? Para Erik Erikson, el desarrollo de la personalidad tiene su punto crucial en la adolescencia, pues en ella se definen aspectos de suma importancia para tu vida futura determinados por el hecho de conocerte y ser tú mismo, fomentando las bases de una verdadera identidad.


TEORÍAS DE LA PERSONALIDAD

1.2

de entereza y plenitud. Si la persona no es feliz con lo que ha logrado y considera su vida improductiva, se sentirá culpable y caerá en desesperación por no haber cumplido sus metas, lo que puede llevarla a un estado de depresión.

Analiza y elabora Actividad 4. Organizador de Erikson Analiza la información y la estructura a través de un organizador gráfico. 1. Lee con atención la teoría psicosocial de Erikson y subraya las ideas principales. 2. Consulta con tu profesor las dudas que tengas sobre la lectura a través de una plenaria. 3. Elabora un organizador gráfico (mapa mental, esquema de llaves, cuadro comparativo) con dicha información. 4. Comparte tu organizador con tus compañeros.

29


1.2

TEORÍAS DE LA PERSONALIDAD

Incrementa tus conocimientos Teoría de la personalidad, de Erich Fromm Fromm nació en 1900 en Fráncfort, Alemania. Recibió su educación en las más afamadas universidades de Europa. En 1922 se dedicó a estudiar psicoanálisis como analista no profesional en el Instituto de Psicoanálisis de Berlín. Llegó a Estados Unidos durante la gran depresión y siguió una carrera activa. Pasó sus últimos años enseñando en la Universidad Nacional Autónoma de México y fue director del Instituto Psicoanalítico de México. Murió en Suiza en 1980. Fromm es considerado un psicoanalista humanista porque trató de identificar los atributos distintivamente humanos a través de cinco necesidades básicas. La eficacia de la vida depende en gran parte de la forma de satisfacer estas necesidades. Son de tal manera básicas a la naturaleza del ser, que si el individuo no les hace frente en forma adecuada, puede morir o volverse loco (Fromm, 1955).

Las cinco necesidades humanas Según Fromm, las cualidades mismas que conforman al ser humano, tales como la habilidad de conocer y razonar sobre las cosas del mundo, reflexionar sobre los propios pensamientos y sentimientos, amar productivamente, proyectarse hacia el futuro, percibir contradicciones, injusticias y discrepancias, y otras, presentan dificultades y retos. Las cinco necesidades humanas básicas, según Fromm (1955), son: relación, trascendencia, raíces, sentido de identidad y estructura, y los refiere como requerimientos psicológicos indispensables para vivir con efectividad. 1. Relación. El sentimiento de soledad y aislamiento es común a todos los seres humanos, según Fromm. El único medio para sobreponerse a este sentimiento es algún tipo de relación con otros. Pero no toda relación fomenta la felicidad; la sumisión y el dominio son formas de relación, pero son dañinas. El amor en forma productiva es el único medio para superar los sentimientos de soledad y aislamiento comunes a todo individuo. 2. Trascendencia. La necesidad de trascendencia se refiere a ir más allá, a superar las condiciones que permitan lograr control sobre la propia vida, tener elecciones y determinar el propio destino. Aun cuando haya grandes diferencias entre los seres humanos, todos tienen la capacidad de conocimiento y habilidades. Cada persona en lo particular debe crear su propio mundo. 3. Raíces. Se refiere a la necesidad de tener lazos significativos con el medio inmediato y con el pasado. Las personas necesitan tradiciones, costumbres y rituales que representen cosas o creencias más grandes que el individuo y que les ayuden a sentir que son parte de su comunidad. 4. Sentido de identidad. Las personas tienen la necesidad de identificar cuál es el lugar que tienen en el mundo, cómo se perciben a sí mismas y cómo las perciben los demás. 5. Estructura. Es la necesidad en la cual el individuo le da sentido a su vida a través de la construcción de la imagen de su propio mundo. Fromm sostiene que incluso una imagen incorrecta del mundo es mejor que no tener ninguna.

30


1.2

TEORÍAS DE LA PERSONALIDAD

Se debe tomar en cuenta que Fromm frecuentemente habla de las personas en general en vez de la persona en lo individual. Fromm considera la personalidad como compuesta de características de comportamiento, de carácter y tipos de carácter. El carácter de una persona se vuelve fijo y representa formas habituales de pensar, sentir y actuar. Los tipos de carácter pueden ser productivos o no productivos.

Orientaciones no productivas Cada una de las orientaciones no productivas es un tipo de carácter defectuoso. Fromm llama al tipo de carácter saludable orientación productiva. Aun cuando cada persona sea única, hay muchos factores similares para todos en una cultura. Cada uno gradualmente debe hacerse cargo de su propia vida y aprender a efectuar las labores relacionadas con los períodos específicos de la vida, como señala Erikson (1963). Cada una de las orientaciones no productivas representa un fracaso en una de las tareas básicas de la vida; las describe así: ▶ Orientación receptiva. Se describe de una manera unilateral: para las personas es más cómodo recibir que dar o tomar, consideran que todas las cosas buenas provienen del exterior de sí mismas y sólo de esa manera pueden conseguir lo que quieren. ▶ Orientación de explotación. Proviene de las actividades exploratorias y adquisitivas del niño, cuyo origen radica en pensar que las cosas se adquieren simplemente tomándolas, sin considerar los derechos del otro. La persona que explota se deja llevar por la necesidad de dominar antes de ser dominado. ▶ Orientación de atesoramiento. También conocida como la orientación de acaparar, comprende la conservación y el ahorro. Las personas con esta orientación consideran que el mundo es suyo, y sus valores más altos son el orden y la seguridad; su lema es: “No hay nada nuevo bajo el sol” (Fromm, 1947: 67) ▶ Orientación de mercadeo. Esta orientación se inscribe en una sociedad capitalista, y se describe como el valor que tiene una persona como mercancía, como trabajador, como objeto de amor, como una persona en general. En este contexto los roles que se juegan son: producto y vendedor, por lo que la persona puede convertirse en víctima en la medida en que se adapta a la exigencia del medio, dejando de lado su identidad. ▶ Orientaciones de fusiones armoniosas. Fromm (1947, cit. en Dicaprio, 2003) introduce la idea de que las orientaciones no productivas pueden fusionarse: ninguna persona es totalmente improductiva ni centrada exclusivamente en una sola orientación. Las orientaciones no productivas pueden fomentar estilos de vida que les permitan vivir con libertad y responsabilidad. Las cualidades positivas y las negativas de cada orientación no productiva, según las indicó Fromm, se presentan en el siguiente cuadro:

¿SABÍAS QUE…? “Quien no conoce nada, no ama nada. Quien no puede hacer nada, no comprende nada. Quien nada comprende, nada vale. Pero quien comprende también ama, observa, ve... Cuanto mayor es el conocimiento inherente a una cosa, más grande es el amor.” Erich Fromm, El arte de amar.

31


1.2

TEORÍAS DE LA PERSONALIDAD

Aspectos positivos y negativos de cada orientación no productiva Aspectos positivos

Aspectos negativos

Orientación receptiva Aceptar

Pasivo, sin iniciativa

Es responsivo

Sin opinión, sin carácter

Dedicado

Sumiso

Modesto

Sin orgullo

Encantador

Parasitario

Adaptable

Sin principios

Ajustado socialmente

Servil, sin confianza en sí mismo

Idealista

Irreal

Sensible

Cobarde

Amable

Carácter débil

Optimista

Esperanzas irrealizables

Confiado

Crédulo

Tierno

Sentimental Orientación de explotación

Activo

Que explota

Puede tomar la iniciativa

Agresivo

Puede hacer reclamaciones

Egocéntrico

Orgulloso

Pagado de sí

Impulsivo

Temerario

Con confianza en sí mismo

Arrogante

Fascinante

Seductor Orientación de atesoramiento

Práctico

Sin imaginación

Económico

Avaro

Cuidadoso

Suspicaz

Reservado

Frío

Paciente

Letárgico

Precavido

Ansioso

Estable, tenaz

Terco

32


TEORÍAS DE LA PERSONALIDAD

Imperturbable

Indolente

Sereno bajo tensión

Inerte

Ordenado

Pedante

Metódico

Obsesivo

Leal

Posesivo

1.2

Orientación de mercadeo Social

No puede estar solo

Eficiente

Superactivo

Curioso

Sin tacto

Inteligente

Intelectualoide

Adaptable

Fácil de complacer

Tolerante

Indiferente

Ingenioso

Necio

Generoso

Dispendioso

Con un propósito

Oportunista

Puede cambiar

Inconsciente

Juvenil

Infantil

Ve hacia el futuro

Si futuro ni pasado

De mente abierta

Sin principios ni valores (Tomado de Dicaprio, 2003.)

Orientación productiva Las características del modo productivo de cada orientación son los ingredientes vitales para la formación de la personalidad. Por ejemplo, hay formas deseables de receptividad, como ser agradables, cooperativos y sociables. También hay formas deseables de explotación (agresividad), como hacer valer los propios derechos, trabajar activamente por lo que uno necesita y quiere, no permitir que otras personas interfieran con los derechos de uno. La orientación de atesoramiento también tiene cualidades vitales para la personalidad, como proteger los intereses propios, conservar y ahorrar los propios recursos, prepararse para el futuro. En nuestra sociedad, la orientación de mercadeo es necesaria en sus formas deseables, como vendernos a nosotros mismos, hacernos atractivos y de apariencia juvenil, cultivar características sociales atractivas. Igual que Freud, Fromm considera la personalidad plenamente desarrollada como compleja y compuesta de muchas características adquiridas en etapas sucesivas del desarrollo. La orientación productiva es un modo de relación con el mundo en el cual se desarrollan y utilizan las potencialidades tan plenamente como sea posible (Fromm, 1947, cit. en Dicaprio, 2003). Dos formas básicas para enfrentarse al mun-

33


1.2

TEORÍAS DE LA PERSONALIDAD

do son el saber y el amar. A través del conocimiento se puede conocer a las personas y a las cosas; por medio del amor se experimenta la relación con las personas y las cosas.

Orientación de tener y orientación de ser Fromm (1966, cit. en Dicaprio, 2003) distingue entre una manera de vivir teniendo y un modo de vida siendo. El modo de ser se caracteriza por la participación y la experimentación en actividades que fomentan la vida. Para Fromm, el modo de vivir “siendo” es un atributo esencial de la orientación productiva. El modo de vivir “teniendo” enfatiza las posesiones. La felicidad se equipara con tener muchas cosas y hacer un consumo abundante. El valor propio de una persona depende de su cuenta bancaria, propiedades y otros símbolos de riqueza y posesiones. Obviamente, se necesitan algunas cosas para la supervivencia, y de hecho Fromm señala que la vida productiva depende de la abundancia. No se nace con una orientación de “tener”, sino que se adquiere una forma distorsionada de adaptación y enfrentamiento como resultado de fuerzas socioeconómicas.

Analiza y elabora Actividad 5. Fromm y yo Reconoce cómo has satisfecho cada una de las necesidades propuestas en la teoría de Fromm 1. Reúnete con un compañero y comenten cómo cada uno ha satisfecho sus necesidades humanas. Pongan ejemplos en el siguiente cuadro:

Necesidad humana

Relación

Trascendencia

Raíces

Sentido de identidad

Estructura

2. En plenaria compartan su trabajo.

34

Ejemplos


TEORÍAS DE LA PERSONALIDAD

1.2

Incrementa tus conocimientos Teoría de la personalidad, de Carl Rogers Carl Rogers nació el 8 de enero de 1902, en Oak Park, Illinois. Fue partícipe y autor de la terapia centrada en la persona. En búsqueda de una terapia que ayudara a la persona a encontrar en sí misma su potencial, experimentó con diversas teorías sin una satisfacción total. Por esto decide hacer su propia investigación tomando como base su experiencia como consejero, y en 1951 escribe su libro Terapia centrada en el cliente: implicaciones y teoría, donde inicia una nueva propuesta sobre la personalidad (Fadiman, 2010). Rogers considera que la naturaleza humana es positiva en sus motivaciones, que los humanos buscan seguir hacia delante, son sensibles y buenos por naturaleza. Coincide con Abraham Maslow (1970) en que las emociones negativas son solo productos secundarios de la frustración, de deseos como la seguridad, la aceptación, el amor y la autosatisfacción. Y agrega que las personas saludables buscan mejorar su vida para enriquecer sus experiencias, optimizar las condiciones de su vida, así como desarrollar y satisfacer su potencial. A esta tendencia le llama autorrealización. Según esta teoría, la personalidad se centra en dos aspectos: Aspectos de la personalidad

El organismo

Unidad psicofísica que forma parte del Yo. Es el centro y lugar de toda experiencia.

El Yo

También llamado “sí mismo” o “self”. Es parte del organismo. Está conformado por las percepciones de cada persona, tales como: características particulares, atributos, capacidad y valores, que percibe como partes de su identidad. Es también el autoconcepto que tenemos de nosotros mismos. Es la base del autoconocimiento. Influye en la percepción personal del mundo y en la conducta. Es susceptible de ser cambiado.

Rogers (1961) afirma que la valoración del organismo es la capacidad de identificar y discriminar lo que este necesita, condición dada por la evolución. Conocerse a sí mismo ayuda a desarrollar la confianza en el organismo, lo que permite a la persona sentirse plena, valorar y confiar en lo que siente, sea positivo o negativo, como una herramienta clave para poder decidir aspectos importantes en cada uno de sus procesos personales. Esta teoría afirma que el Yo, es decir, el autoconcepto, puede estar distorsionado o mal desarrollado y puede o no corresponder de manera adecuada a la imagen que se tiene de sí. Así mismo, asegura que cada persona desarrolla un Yo real y un Yo ideal:

35


1.2

TEORÍAS DE LA PERSONALIDAD

Características del Yo real y del Yo ideal Yo real

• • • • • •

Lo que somos. Capacidades reales. Actitudes. Ideas. Errores y defectos. Pensamientos racionales e irracionales. • La imagen que la realidad nos refleja de nosotros mismos.

Yo ideal

• El modelo que queremos llegar a ser y a donde se dirigen nuestros esfuerzos. • Sujeto a constantes cambios. • Lo que nos gusta escuchar de nosotros mismos. • Nuestras aspiraciones y deseos. • Valores impuestos por los demás. • Puede convertirse en un obstáculo para la salud mental. • Puede generar insatisfacción e inconformidad.

Rogers (1961, cit. en Fadiman, 2010) llamó congruencia al equilibrio que existe entre la experiencia, la comunicación y la conciencia. Un grado alto de congruencia implica que la comunicación (lo que se expresa), la experiencia (lo que ocurre) y la conciencia (lo que se percibe) son casi iguales. No clasifica a las personas como adaptadas o inadaptadas, enfermas o sanas, normales o anormales; prefiere contemplarlas conforme a la capacidad de reconocer la realidad de sus situaciones, las observaciones propias y la congruencia de sus experiencias. Las personas presentan incongruencia cuando manifiestan desequilibrio entre experiencia, comunicación y conciencia.

Esfera de la experiencia Cada individuo tiene su propia esfera de la experiencia, la cual está construida con las vivencias que considera importantes, mediadas por su historia, que es su mundo personal y privado. La esfera de la experiencia es subjetiva e incompleta. Fadiman (2010: 419) agrega que “la atención está abierta a cualquier experiencia, sin embargo, se centra en las preocupaciones o intereses más inmediatos, con exclusión a casi todo lo demás”, y explica: “cuando tenemos hambre, nuestra esfera de experiencias se colma de pensamientos relacionados con alimentos y con la forma de obtenerlos”. Los seres humanos tienen la capacidad de usar el poder personal. Dentro de sí mismo, el individuo cuenta con vastos recursos para entenderse, para modificar el concepto de sí mismo, así como sus actitudes y la dirección de su conducta. Lo que impide la realización de esta tendencia es el control que ejercen otros sobre sus decisiones.

36

¿SABÍAS QUE…? La personalidad es la forma en que pensamos, sentimos, nos comportamos e interpretamos la realidad. Está formada por una serie de características que utilizamos para describirnos y que se encuentran integradas mediante lo que llamamos el yo o “sí mismo” formando una unidad coherente (Ana Muñoz: http://www.cepvi. com/index.php/psicologia/ articulos/que-es-lapersonalidad)


TEORÍAS DE LA PERSONALIDAD

1.2

Analiza y elabora Actividad 6 . Collage Yo real-Yo ideal Identifica las características de tu Yo real y tu Yo ideal. ▶▶ Elabora un collage donde plasmes tu Yo real, tu Yo ideal y las posibilidades que tienes para lograr este último. Características ▶▶ De forma: Realiza el collage en una cartulina, utilizando imágenes o recortes de revistas a color. La mitad derecha representará tu Yo ideal y la mitad izquierda tu Yo real. Al centro plasmarás las posibilidades que tienes para lograr tu Yo ideal. Puedes aplicar colores para hacerlo atractivo. ▶▶ De fondo: Utiliza imágenes o recortes para representar las características que definen tu Yo real y tu Yo ideal, para lo cual primero deberás analizar dichas características. En el centro, también a través de imágenes, representa todas aquellas oportunidades o fortalezas que tienes y que te pueden ayudar a lograr tu Yo ideal.

CONOCE MÁS Existen trastornos de la personalidad, los que se caracterizan por un grupo de afecciones mentales en las cuales una persona tiene un patrón prolongado de comportamientos, emociones y pensamientos que es muy diferente de las expectativas de su cultura. Estos comportamientos interfieren con la capacidad de la persona para desempeñarse en las relaciones interpersonales, el trabajo y otros contextos. Te invitamos a visitar el siguiente enlace para que obtengas más información al respecto: https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/000939.htm

37


1.3

Proceso de individuación

Explora lo que sabes 1. Observa las siguientes imágenes. 2. En la columna RA (respuesta anterior) registra lo que observas en las imágenes. 3. Lee la información del apartado siguiente “Incrementa tus conocimientos” y comenta con tu profesor las dudas que surjan al respecto. 4. En la columna RP (respuesta posterior) relata lo que aprendiste de cada etapa del proceso de individuación, asociándolo con las imágenes. 5. Con la dirección de tu profesor realiza una plenaria donde compartas tus aprendizajes.

RA (respuesta anterior)

RP (respuesta posterior)

Incrementa tus conocimientos El proceso de individuación, según Cuenca (2008), se lleva a cabo mediante el “desarrollo del Yo”, que implica independizarse de la simbiosis total y convertirse en un individuo autónomo física y psíquicamente, capaz de relacionarse con otras personas (y el mundo que le rodea); a dicho proceso también se le llama “sentimiento de ser”. Cabe destacar que aunque este proceso inicia en los primeros cinco meses de vida, es continuo a lo largo de la existencia.

38

Identifica las características de desarrollo en el proceso de individuación.


1.3

PROCESO DE INDIVIDUACIÓN

La teoría del proceso de individuación fue desarrollada por Margaret Mahler (1984), quien establece tres fases en el desarrollo de este proceso que inevitablemente una persona experimenta para lograr una sana construcción de su Yo:

¿SABÍAS QUE…?

Fases del proceso de individuación Fase

Edad

Proceso de desarrollo

Autismo normal

0 - 1 mes

Simbiosis normal

2 - 3 meses

• Vive un estado de simbiosis (dependencia) con la madre. • Se desarrolla una dependencia mutua en la que se brinda satisfacción de necesidades fisiológicas, emocionales y afectivas. • Parece no distinguir entre él mismo, su madre y las personas que los rodean. • Esta fase aporta elementos de seguridad, fortalezas y habilidades que le proporcionen la maduración tanto física, psíquica y emocional necesaria que le permita avanzar a la siguiente fase.

Separaciónindividuación

4 - 24 meses

• Exploración del ambiente externo debido al aumento en el control del movimiento. • El bebé nota la ausencia o la presencia de la madre, lo que podría o no provocarle ansiedad. • El bebé sabe que es un ser biológicamente independiente de los demás (sentido permanente del Yo). • Se forma el primer sentimiento del ser, lo que en un futuro conformará la propia identidad.

• Se consolidan las habilidades fisiológicas y su autorregulación. • Se caracteriza por la ausencia de conciencia, incluso de la existencia de su madre. • Sin respuesta a estímulos externos.

Margaret Mahler, pediatra que se interesó y especializó en el campo de la psicología infantil, haciendo una importante contribución teórica a la psicología evolutiva mediante su investigación enfocada en la importancia del vínculo afectivo madrehijo, misma que la llevó a desarrollarse como psicoanalista.

Analiza y elabora CONOCE MÁS

Actividad 7. El proceso de individuación ▶▶ Regresa a la actividad que iniciaste en el apartado “Explora lo que sabes” y completa la columna de la derecha.

FALTA

39


1.4

El papel de la crisis, la resiliencia y el sentido de la vida en el desarrollo huamano Cada dificultad conlleva una ganancia, cada dolor frente a una pérdida terminará, necesariamente, con un rédito para mí, no hay frustración que no nos obligue a madurar. Jorge Bucay

Explora lo que sabes 1. Pregunta a un familiar si ha pasado por alguna crisis (no económica), y pídele que te la platique, incluyendo cómo salió adelante. 2. Pídele a un(a) amigo(a) que te cuente alguna pérdida (no material) que haya sufrido y cómo la superó. 3. A partir de la información que obtengas, en el siguiente cuadro anota las características de una crisis y de una pérdida.

Crisis

Pérdida

4. En plenaria comparte la información.

Incrementa tus conocimientos Una crisis es la interpretación de un momento en la vida de un individuo, en el que debe enfrentar un conflicto que sobrepasa sus habilidades habituales para la resolución de problemas, debido a que la situación le provoca un estado de desequilibrio. Las crisis vienen dadas por una condición de cambio de una situación particularmente importante para el individuo.

40

Reconoce que todos pueden tener crisis y duelos, y las diferentes maneras de afrontarlos.


EL PAPEL DE LA CRISIS, LA RESILIENCIA Y EL SENTIDO DE LA VIDA EN EL DESARROLLO HUMANO

1.4

Existen dos tipos de crisis, las del desarrollo y las circunstanciales. Las crisis del desarrollo son aquellas en las que los individuos van pasando por etapas de la vida, desde la niñez hasta la vejez; se esperan en determinados momentos, por ejemplo, la transición de la niñez a la adolescencia o la crisis que sobreviene a la jubilación laboral. Las crisis circunstanciales son impredecibles, ocurren intempestivamente, causadas por algún accidente natural o provocado por el hombre; la muerte de algún ser querido, la pérdida de la salud, situaciones como el divorcio o problemas económicos también provocan crisis circunstanciales. Las crisis que se resuelven de manera positiva nos permiten crecer en cuanto a la obtención de recursos para resolver los problemas que se nos presentan en los distintos aspectos de la vida. El duelo es el proceso que se vive después de una pérdida, y cuando se habla de pérdida no necesariamente se hace referencia a muerte, puede ser una pérdida por abandono, por cambios, pérdidas de salud, entre otras. Etapas del duelo Etapa

Características

Negación

Confusión, parálisis, incredulidad.

Regresión

Llanto explosivo, berrinche, desesperación.

Furia

Con el causante de la muerte. Con el muerto, por abandono.

Culpa

Por no haberlo podido salvar. Por lo que no hicimos.

Desolación

Impotencia. Desolación. Alucinaciones. Idealización. Idea de ruina.

Fecundidad

Acción dedicada (acción que ofrece algo por alguien). Acción inspirada (acción que produce algo para alguien).

Aceptación

Interiorización. (Basado en Bucay, 2010.)

La resiliencia es la capacidad de una persona de reponerse a las crisis y adaptarse al cambio generado por la misma, visualizando el cambio como algo natural y no como algo catastrófico. Las personas que son resilientes conocen sus fortalezas y sus debilidades, saben cuándo solicitar ayuda, conforman una red de apoyo, establecen relaciones sanas basadas en la confianza y la comunicación, dan sentido a su vida estableciendo prioridades tanto de relaciones como de objetivos. Cuando se habla de resiliencia es inevitable hablar de factores de riesgo, de protección y de resiliencia. Como su nombre lo indica, son factores, es decir: contexto, situaciones, características, de una comunidad o de un grupo de personas,

41


1.4

EL PAPEL DE LA CRISIS, LA RESILIENCIA Y EL SENTIDO DE LA VIDA EN EL DESARROLLO HUMANO

que permiten (factores protectores) o no (factores de riesgo) el desarrollo y bienestar de los individuos. Los factores de resiliencia son aquellas características del individuo que facilitan su adaptación a nuevas situaciones y que de alguna manera en conjunto lo fortalecen para la toma de decisiones frente a las crisis. Estos son algunos factores de resiliencia: Factor

Descripción

Verbalización

Un ambiente favorable

Fuentes externas de defensa, como son la familia, la comunidad o la nación, que refuerzan la resiliencia y brindan un modelo efectivo de conducta.

“Yo tengo…”

Una fuerza intrapsíquica

Fuente inherente a la personalidad del ser humano, que incluye un sentido de autonomía, control de impulsos, autoestima, sentimientos de afecto y empatía.

“Yo soy….” o “Yo estoy…”

Habilidades adquiridas y orientadas a la acción

Aquellas apropiadas para la interacción social, sumando la expresividad social, la capacidad de resolución de problemas, el manejo del estrés, de la angustia, la selección de opciones, entre otras.

“Yo puedo…”

¿SABÍAS QUE…? Nelson Mandela estuvo preso injustamente durante 27 años y sufrió discriminación y pérdidas personales significativas. A pesar de eso llegó a ser presidente de su país, luchando siempre por la libertad y la igualdad. Recibió el Premio Nobel de la Paz en 1993.

(Tomado de Munist, 1998.)

Analiza y elabora Actividad 8. Caja de herramientas personales Conoce una alternativa para afrontar crisis y/o duelos. 1. Consigue o elabora una caja chica. 2. Escribe en papelitos dos fortalezas y tres habilidades personales que te hayan permitido superar situaciones de crisis o complicadas. 3. Guarda en la caja tus fortalezas y debilidades. Mientras depositas cada una, piensa cómo te ha ayudado, cómo te sientes al tenerla, y agradece. Cierra tu caja de herramientas personales. 4. En tu escritorio sólo deja tu caja, una hoja y una pluma. 5. Identifica dentro de tu historia personal una pérdida significativa que hayas tenido y que consideres que aún no la has superado. 6. Escríbele una carta a lo que has perdido; ten a la vista tu caja. En la carta podrás decirle a lo que perdiste todo lo que desees expresarle y que hasta ahora no has podido hacerlo. 7. Una vez terminada tu carta, léela e intenta identificar la etapa de duelo en la que te encuentras y cómo te sientes al respecto. 8. Tu profesor sugerirá un ejercicio de cierre.

42

CONOCE MÁS Conoce más sobre la resiliencia en este enlace: https://m.youtube.com/ watch?v=j6FlLQrhQ8Y


EL PAPEL DE LA CRISIS, LA RESILIENCIA Y EL SENTIDO DE LA VIDA EN EL DESARROLLO HUMANO

1.4

Actividad 9. El sentido de mi vida en imágenes Identifica aquello que le da sentido a tu vida y que te ayuda a ser resiliente. 1. Trae a la clase diez fotografías de personas o situaciones que hagan que tu vida merezca la pena. 2. En el aula, jerarquiza las fotografías dándoles un orden de importancia. 3. En equipo de tres, socializa el porqué del orden de las fotografías. Resalten aquellos valores comunes que dan sentido a sus vidas. 4. Elaboren en equipo una conclusión comentando qué relación tienen la resiliencia y las crisis con darle sentido a la vida. 5. Socialicen su conclusión con el grupo. CONOCE MÁS Nuestros límites y obstáculos sólo pueden hacer dos cosas, ¿quieres saber cuáles? Conoce más en “Viviendo más allá de los límites”: https://www.ted.com/playlists/330/ survivor_s_wisdom

Actividad integradora 1 ▶▶ Realiza la actividad integradora 1, se encuentra en la página 100.

43


ACTIVIDADES


ACTIVIDAD

1.1

Test de autoestima

La autoestima es nuestra autoimagen, o sea, cómo nos sentimos sobre nosotros mismos. Se compone de pensamientos y sentimientos sobre cómo somos y actuamos. Mientras más positivos seamos al respecto, mayor será nuestra autoestima. Mientras más negativos nos mantengamos, será menor. A partir de una evaluación personal lo más objetiva posible indica con una marca de cotejo en la columna provista a la derecha el número aplicable a tu respuesta de acuerdo con la siguiente escala:

Autoexamen de autoestima

4: Siempre

3: Casi siempre

2: Algunas veces

1: Nunca

© Cirilo Toro Vargas, Ph. D., 1994.Revisión: 2003.

4

1. Me siento alegre 2. Me siento incómodo con la gente que no conozco 3. Me siento dependiente de otros 4. Los retos representan una amenaza contra mi persona 5. Me siento triste 6. Me siento cómodo con la gente que conozco 7. Cuando las cosas salen mal es mi culpa 8. Siento que soy agradable a los demás 9. Es bueno cometer errores 10. Si las cosas salen bien se debe a mis esfuerzos 11. Resulto desagradable a los demás 12. Es de sabios rectificar 13. Me siento el ser menos importante del mundo 14. Hacer lo que los demás quieran es necesario para sentirme aceptado 15. Me siento el ser más importante del mundo 16. Todo me sale mal

96

3

2

1


ACTIVIDAD

17. Siento que el mundo entero se ríe de mí 18. Acepto de buen grado la crítica constructiva 19. Yo me río del mundo entero 20. A mí todo se me resbala 21. Me siento contento(a) con mi estatura 22. Todo me sale bien 23. Puedo hablar abiertamente de mis sentimientos 24. Siento que mi estatura no es la correcta 25. Sólo acepto las alabanzas que me hagan 26. Me divierte reírme de mis errores 27. Mis sentimientos me los reservo exclusivamente para mí 28. Yo soy perfecto(a) 29. Me alegro cuando otros fracasan en sus intentos 30. Me gustaría cambiar mi apariencia física 31. Evito nuevas experiencias 32. Realmente soy tímido(a) 33. Acepto los retos sin pensarlo 34. Encuentro excusas para no aceptar los cambios 35. Siento que los demás dependen de mí 36. Los demás cometen muchos más errores que yo 37. Me considero sumamente agresivo(a) 38. Me aterran los cambios 39. Me encanta la aventura 40. Me alegro cuando otros alcanzan el éxito en sus intentos

Total de cada columna Total

Interpretación del autoexamen En cada columna suma las marcas de cotejo y multiplica por el número que aparece en la parte superior de esa columna. Por ejemplo, diez marcas en la primera fila se multiplican por 4 y equivalen a 40. Anota esa cantidad en el espacio co-

97


ACTIVIDAD

rrespondiente. Luego suma los totales de las cuatro columnas y anota ese total. Examina, entonces, la interpretaciรณn de los resultados con la tabla siguiente:

98

160-104

Autoestima alta (negativa)

103-84

Autoestima alta (positiva)

83-74

Autoestima baja (positiva)

73-40

Autoestima baja (negativa)


ACTIVIDADES INTEGRADORAS


Actividad integradora 1: El cuento de mi vida

ACTIVIDAD INTEGRADORA

Relaciona los temas revisados en esta unidad de competencia con la conformación de tu personalidad a través de tu historia de vida. ▶▶ Redacta a manera de cuento tu historia de vida. Características ▶▶ De fondo: 1. El cuento debe considerar al personaje principal desde su nacimiento e ir transitando por las distintas etapas del desarrollo. 2. Considera sólo una de las teorías de la personalidad revisadas en la unidad de competencia 1, la que se adapte mejor al proceso de conformación de tu personalidad. 3. En el cuento incluye alguna situación de pérdida que lleve al personaje principal a una crisis o duelo y describe qué factores protectores utilizó para superarlo. ▶▶ De forma: 1. El cuento se realizará en computadora. 2. Toma en cuenta la siguiente escala de valoración, contiene los rasgos a evaluar, despréndela y anéxala a tu cuento.

100


ACTIVIDAD INTEGRADORA

Escala valorativa para la actividad integradora 1: el cuento de mi vida ▶▶ Nombre del alumno:

▶▶ Nombre del profesor:

▶▶ Fecha:

▶▶ Grupo y turno:

Rasgos a evaluar

Óptimo 4

Avanzado 3

Suficiente 2

Básico 1

Insuficiente 0

1. La actividad está hecha en computadora, con letra Arial de 12 puntos e interlineado de 1.5; mínimo dos cuartillas y máximo tres. Contiene una portada con los datos de presentación del alumno. Anexa al final la hoja con la escala de valoración. 2. La estructura del cuento incluye las siguientes partes: inicio, desarrollo y desenlace. Puede ser fantasioso o real, redactado en primera o en tercera persona. 3. El cuento aborda el paso del personaje por las diferentes etapas de desarrollo, puede ser hasta la etapa en que se encuentra o bien, hasta su muerte. Cada etapa tiene un título, subrayado con color amarillo.

101


ACTIVIDAD INTEGRADORA

e

Óptimo s 4e r

Avanzado Suficiente 3 2 f b u a

c

n

a

c

r

e

j

u

r

a

c

t

e

r

l

t

j

i

l

e

f

f

o

o

a

g

k

m

g

u

t

i

p

s

c

p

h

j

d

m

a

s

t

e

o

i

u

a

l

o

j

r

u

k

r

g

o

r

i

a

e

w

p

e

n

p

a

m

s

q

u

n

a

e

t

e

x

ñ

k

i

m

p

o

n

c

l

a

s

6. Tiene buena n presentación h d e (limpieza, d a c ortografía correcta, claridad en la t o m a m o n redacción y expresión de las ideas. o características i d e que n elt i Además de las profesor señale).

t

i

t

u

d

s

d

e

a

o

v

j

x

t

d

a

d

b

u

c

y

Rasgos a evaluar f o r m a d 4. Integra decmanera e lógica r ty i s coherente la conformación de la r i c a personalidadodel d protagonista, abordando lamteoría z sobre x la n v u personalidad que haya elegido (de p b n f e s Freud, Erikson, Fromm o Rogers). Este h u de acoloryazul. o aspecto está osubrayado r x elrrelato n degun u 5. El cuento incluye duelo o una crisis t iqueeel personaje c n o haya vivenciado, y enfatiza a detalle a r h i s t los factores protectores que le han mresiliente i a ante a dicha m o permitido ser situación. Este i aspecto j j estáa subrayado t e de color rojo. e

o

s

e

p

Rangos Óptimo: de 22 a 24 puntos Suficiente: de 18 a 21 puntos Avanzado: de 13 a 17 puntos Básico: de 6 a 12 puntos Insuficiente: menos de 5 puntos

102

h

Rango obtenido y retroalimentación del profesor

Básico 1

Insuficiente 0


Actividad integradora 2: Tiendita de materiales de autoestima

ACTIVIDAD INTEGRADORA

Identifica las características positivas que posees en lo referente a tu autoestima y determina las necesidades que tienes para mejorarla.

SÓLO POR HOY

mo para lograr has mostrado contigo mis Por el gran compromiso que esta gran oferta oestima, tenemos para ti tus metas y mejorar tu aut ellos materiales char. Podrás adquirir aqu que no querrás desaprove construir tu a án y pilares) que te ayudar (características positivas y por el resto hoy de día el de utilizarlos des jardín de la autoestima, y os necesarios que ndo les brindes los cuidad de tu vida, siempre y cua . un jardín especial requieren todos los componentes de

GRAN REMATE

LIQUIDACIÓN

, nos interesa que no Aunque estamos de remate los que cuentas, así con desperdicies los recursos os a realizar un tam invi te o pas que como primer as que tienes en tu inventario de las cosas lind rás utilizar para la jardín actual y que bien pod de amor propio. acio esp creación de tu nuevo

Inventario de materiales con que cuentas

▶▶ Instrucciones de llenado: Anota tu nombre completo y grado, grupo y turno a los que perteneces, en el apartado de datos del cliente. ▶▶ Cada artículo del jardín determinará aspectos positivos de tu autoestima. Analiza el momento actual de tu autoestima considerando aquellos aspectos que tu en la columna “lo tengo”, o con en caso contrario. jardín posee, marcando En el espacio indicado agrega una descripción detallada de los aspectos que integran tu inventario actual.

103


ACTIVIDAD INTEGRADORA

Inventario de mi autoestima

Datos del cliente Nombre:____________________________________________________________________________________________________ Grado, grupo y turno: ________________________________________________________________________________________ Artículo

Lo tengo

Descripción

Autoimagen Mis características físicas que me agradan.

Autovaloración Me respeto y no tiendo a criticarme de forma destructiva.

Autoconfianza Creo en mis capacidades y habilidades.

Autocontrol Me cuido y me organizo bien en la vida.

Autoafirmación Hago valer mis derechos y soy auténtico.

Vivir conscientemente Pienso antes de actuar y me conozco claramente.

105


ACTIVIDAD INTEGRADORA

Aceptarse a uno mismo Soy yo mismo sin temor de lo que los demás digan o piensen.

Responsabilidad de sí mismo Soy responsable de lo que digo, hago y siento.

Vivir con propósito Tengo metas claras y lucho por conseguirlas.

Integridad Soy congruente con lo que pienso, digo, siento y hago.

¡Felicidades! Ahora podrás adquirir nuestros productos a mitad de precio. Una vez realizado tu inventario, te invitamos a llenar nuestra comanda de pedido, donde podrás solicitar todos los artículos para crear un hermoso jardín de autoestima. Agrega en la columna correspondiente la cantidad de artículos que requieres (máximo 5 por persona), ten en cuenta que aunque poseas algunos, podrás agregar los que necesites con la finalidad de que tu jardín de la autoestima sea el que anhelas tener. En la columna de descripción, detallarás la forma en que los utilizarás para mejorar tu autoestima. ¡Envío gratis al interior de la República!

106


ACTIVIDAD INTEGRADORA

Tiendita de la autoestima (Comanda de pedido)

Datos del cliente Nombre:____________________________________________________________________________________________________ Grado, grupo y turno: ________________________________________________________________________________________ Artículo

Cantidad

Descripción

Autoimagen Deseo desarrollar el gusto por mis características físicas y sentirme atractivo. Autovaloración Deseo respetarme y dejar de criticarme de forma destructiva.

Autoconfianza Deseo creer en mis capacidades y habilidades.

Autocontrol Deseo cuidarme y organizarme bien en la vida.

Autoafirmación Deseo hacer valer mis derechos y ser auténtico.

Vivir conscientemente Deseo pensar antes de actuar y conocerme mejor.

107


ACTIVIDAD INTEGRADORA

Aceptarse a uno mismo Deseo ser yo mismo sin temor de lo que los demás digan o piensen.

Responsabilidad de sí mismo Deseo ser responsable de lo que digo, hago y siento.

Vivir con propósito Deseo tener metas claras y luchar por conseguirlas.

Integridad Deseo ser congruente con lo que pienso, digo, siento y hago.

Ahora sí… ¡en la siguiente página integra tu jardín de la autoestima! En seguida encontrarás materiales para que recortes los que solicitaste y los pegues en tu jardín.

108


El jardĂ­n de mi autoestima


ACTIVIDAD INTEGRADORA

Materiales de la tiendita de la autoestima

111


ACTIVIDAD INTEGRADORA

113


EVALUACIÓN DE LA ACTIVIDAD INTEGRADORA

Escala valorativa para la actividad integradora 2: Tiendita de autoestima ▶▶ Nombre del alumno:

▶▶ Nombre del profesor:

▶▶ Fecha:

▶▶ Grupo y turno:

Rasgos a evaluar

Óptimo 4

Avanzado 3

Suficiente 2

Básico 1

Insuficiente 0

1. Incluye una portada con los siguientes datos: nombre del alumno, grupo, grado y turno, nombre de la unidad de aprendizaje, del profesor, y de la actividad. 2. Incluye el formato “Inventario”, donde el alumno señala los materiales o recursos con que cuenta y la descripción detallada de los mismos. 3. Integra el formato “Comanda de pedido”, donde el alumno anota la cantidad de materiales que necesita para armar su jardín de la autoestima, así como la descripción de la forma en que los utilizará para fomentar una autoestima positiva. 4. Agrega su jardín de la autoestima, armado con los materiales que ha solicitado en su comanda de pedido.

115


EVALUACIÓN DE LA ACTIVIDAD INTEGRADORA

Rasgos a evaluar

Óptimo 4

Avanzado 3

Suficiente 2

5. Tiene buena presentación (limpieza, ortografía correcta, claridad en la redacción y expresión de las ideas. Además de las características que el profesor señale.) Rangos Óptimo: 20 puntos Suficiente: de 15 a 19 puntos Avanzado: de 10 a 14 puntos Básico: de 6 a 9 puntos Insuficiente: 5 puntos o menos

116

Rango obtenido y retroalimentación del profesor

Básico 1

Insuficiente 0


Actividad integradora 3: Reconociendo mis emociones

ACTIVIDAD INTEGRADORA

Identifica y describe en quĂŠ situaciones experimentas distintas emociones y sentimientos, asĂ­ como las acciones que llevas a cabo o no al momento de experimentarlas. 1. En el siguiente recuadro dibuja una silueta que te represente.

117


ACTIVIDAD INTEGRADORA

2. Escribe cinco emociones que hayas sentido recientemente y elige un color para cada una.

Emoción

Color

3. Identifica dentro de la silueta aquellas zonas de tu cuerpo en donde sientes o percibes con mayor intensidad cada emoción, coloreándola con el color que hayas elegido. ▶▶ Ahora, piensa en alguna situación reciente, la más intensa, la que mejor explique tus emociones experimentadas, y conforme a esa situación vivida, recuerda y siente para contestar lo siguiente: ¿Ante qué situación sientes alguna emoción?

Situación vivida

Emoción que te provoca

Cuando VEO que….

Cuando ESCUCHO que ...

Cuando SIENTO que ...

4. Retomando las emociones que has experimentado y señalado en el punto anterior, elige la o las más intensas y describe: a) ¿Cómo las vivencias internamente?

Me IMAGINO que... Las SENSACIONES que EXPERIMENTO son: Las PALABRAS o frases que me digo son:

118


ACTIVIDAD INTEGRADORA

b) ¿Cómo sueles reaccionar ante esa emoción?

Lo que hago:

Lo que no hago:

Lo que digo:

Lo que no digo:

5. Para finalizar, agrega una breve reflexión sobre la importancia de identificar y manejar las emociones siendo competente emocionalmente y los beneficios que ello traería a tu vida cotidiana.

119


EVALUACIÓN DE LA ACTIVIDAD INTEGRADORA

Escala valorativa para la actividad integradora 3: Reconociendo mis emociones ▶▶ Nombre del alumno:

▶▶ Nombre del profesor:

▶▶ Fecha:

▶▶ Grupo y turno:

Rasgos a evaluar

Óptimo 4

Avanzado 3

Suficiente 2

Básico 1

Insuficiente 0

1. Presenta las hojas desprendibles del formato para la actividad integradora 3 y, al final esta escala valorativa. 2. Dibuja su silueta personal y en ella representa cinco emociones que recientemente ha experimentado, distinguiéndolas con colores diferentes según lo haya señalado en el punto tres de la actividad integradora. 3. Señala de manera clara y detallada las situaciones que le llevan a experimentar diferentes emociones de acuerdo a lo que ve, escucha y siente, mencionando en el espacio indicado la emoción que ha experimentado. 4. Retomando las situaciones relatadas, elige aquella o aquellas emociones que hayan sido más intensas y describe claramente y a detalle la forma en que vivencia la emoción, haciendo referencia a lo que imagina, las sensaciones que experimenta y las palabras que se dice.

121


EVALUACIÓN DE LA ACTIVIDAD INTEGRADORA

Rasgos a evaluar

Óptimo 4

Avanzado 3

Suficiente 2

5. Señala de manera detallada la forma en que ha reaccionado ante la situación o situaciones emocionales seleccionadas, haciendo referencia a lo que ha hecho, no ha hecho, dicho y no dicho en tal situación. 6. Añade su reflexión personal sobre la importancia de ser competente emocionalmente, refiriendo las ventajas que tendrá en su vida si desarrolla y practica dichas competencias. 7. Tiene buena presentación (limpieza, ortografía correcta, claridad en la redacción y expresión de las ideas. Además de alguna otra característica que el profesor señale). Rangos Óptimo: 26 a 28 puntos Suficiente: de 22 a 25 puntos Avanzado: de 17 a 21 puntos Básico: de 9 a 16 puntos Insuficiente: 8 puntos o menos

122

Rango obtenido y retroalimentación del profesor

Básico 1

Insuficiente 0


Actividad integradora 4: La carta asertiva

ACTIVIDAD INTEGRADORA

Integra y aplica la asertividad en tus relaciones interpersonales con quienes son para ti afectivamente importantes. 1. Elabora una carta en la que pongas en práctica tu capacidad para ser asertivo; al realizarla considera los siguientes aspectos: ▶▶ Piesa en una situación en la que se te está dificultando ser asertivo (mejor si es familiar). ▶▶ Reconoce algo positivo del interloculor en general y, de ser posible, respecto a la situación. ▶▶ Aplica los mensajes “yo” para lo que te incomoda de la situación. ▶▶ Añade lo que pondrás de tu parte para mejorar la situación. ▶▶ Considera el acuerdo “Sé impecable con tus palabras”, que acabas de leer.

123


EVALUACIÓN DE LA ACTIVIDAD INTEGRADORA

Escala valorativa para la actividad integradora 4: La carta asertiva ▶▶ Nombre del alumno:

▶▶ Nombre del profesor:

▶▶ Fecha:

▶▶ Grupo y turno:

Rasgos a evaluar

Óptimo 4

Avanzado 3

Suficiente 2

Básico 1

Insuficiente 0

1. Presenta su carta asertiva hecha en computadora e impresa y esta escala valorativa. 2. Destina su carta a alguna persona en específico y en todo momento se dirige a ella. 3. Reconoce algo positivo del interlocutor y/o de la situación que están viviendo juntos. 4. Incluye mensajes “yo”, con todos los elementos con los que éstos se formulan, señalando de manera clara y detallada aquello que le incomoda, así como sus sentimientos con respecto a la situación. 5. Añade de manera detallada al menos una alternativa asertiva como propuesta para mejorar la situación. 6. Su carta en general es respetuosa de sí mismo y de su interlocutor; tiene cuidado en el lenguaje que maneja, logra transmitir de manera asertiva su mensaje.

125


EVALUACIÓN DE LA ACTIVIDAD INTEGRADORA

Rasgos a evaluar

Óptimo 4

Avanzado 3

Suficiente 2

7. La presentación tiene buena calidad (limpieza, ortografía correcta, hecha en computadora, claridad en la redacción y expresión de las ideas. Además de alguna otra característica que el profesor señale). Rangos Óptimo: 26 a 28 puntos Suficiente: de 22 a 25 puntos Avanzado: de 17 a 21 puntos Básico: de 9 a 16 puntos Insuficiente: 8 puntos o menos

126

Rango obtenido y retroalimentación del profesor

Básico 1

Insuficiente 0


ANEXO


El primer acuerdo. Sé impecable con tus palabras El Primer Acuerdo es el más importante y también el más difícil de cumplir. Es tan importante que sólo con él ya serás capaz de alcanzar el nivel de existencia que yo denomino “el cielo en la tierra”. El Primer Acuerdo consiste en ser impecable con tus palabras. Parece muy simple, pero es sumamente poderoso. ¿Por qué tus palabras? Porque constituyen el poder que tienes para crear. Independientemente de la lengua que hables, tu intención se pone de manifiesto a través de las palabras. Lo que sueñas, lo que sientes y lo que realmente eres, lo muestras por medio de las palabras. No son sólo sonidos o símbolos escritos. Son una fuerza; constituyen el poder que tienes para expresar y comunicar, para pensar y, en consecuencia, para crear los acontecimientos de tu vida. Puedes hablar. ¿Qué otro animal del planeta puede hacerlo? Las palabras son la herramienta más poderosa que tienes como ser humano, el instrumento de la magia. Pero son como una espada de doble filo: pueden crear el sueño más bello o destruir todo lo que te rodea. Uno de los filos es el uso erróneo de las palabras, que crea un infierno en vida. El otro es la impecabilidad de las palabras, que sólo engendrará belleza, amor y el cielo en la tierra. Según cómo las utilices, las palabras te liberarán o te esclavizarán aún más de lo que imaginas. Toda la magia que posees se basa en tus palabras. Son pura magia, y si las utilizas mal, se convierten en magia negra. Esta magia es tan poderosa, que una sola palabra puede cambiar una vida o destruir a millones de personas. Hace años, en Alemania, mediante el uso de las palabras, un hombre manipuló a un país entero de gente muy inteligente. Los llevó a una guerra mundial sólo con el poder de sus palabras. Convenció a otros para que cometieran los más atroces actos de violencia. Activó el miedo de la gente, y de pronto, como una gran explosión, empezaron las matanzas y el mundo estalló en guerra. En todo el planeta los seres humanos han destruido a otros seres humanos porque tenían miedo. Las palabras de Hitler, que se basaban en creencias y acuerdos generados por el miedo, serán recordadas durante siglos. La mente humana es como un campo fértil en el que continuamente se están plantando semillas. Las semillas son opiniones, ideas y conceptos. Tú plantas una semilla, un pensamiento, y éste crece. Las palabras son como semi-

128

llas, ¡y la mente humana es muy fértil! El único problema es que, con demasiada frecuencia, es fértil para las semillas del miedo. Todas las mentes humanas son fértiles, pero sólo para la clase de semilla para la que están preparadas. Lo importante es descubrir para qué clase de semillas es fértil nuestra mente, y prepararla para recibir las semillas del amor. Fíjate en el ejemplo de Hitler: Sembró todas aquellas semillas de miedo, que crecieron muy fuertes y consiguieron una extraordinaria destrucción masiva. Teniendo en cuenta el pavoroso poder de las palabras, debemos comprender cuál es el poder que emana de nuestra boca. Si plantamos un miedo o una duda en nuestra mente, creará una serie interminable de acontecimientos. Una palabra es como un hechizo, y los humanos utilizamos las palabras como magos de magia negra, hechizándonos los unos a los otros imprudentemente. Todo ser humano es un mago, y por medio de las palabras, puede hechizar a alguien o liberarlo de un hechizo. Continuamente estamos lanzando hechizos con nuestras opiniones. Por ejemplo, me encuentro con un amigo y le doy una opinión que se me acaba de ocurrir. Le digo: “¡Mmmm! Veo en tu cara el color de los que acaban teniendo cáncer”. Si escucha esas palabras y está de acuerdo, desarrollará un cáncer en menos de un año. Ese es el poder de las palabras. Durante nuestra domesticación, nuestros padres y hermanos expresaban sus opiniones sobre nosotros sin pensar. Nosotros nos creíamos lo que nos decían y vivíamos con el miedo que nos provocaban sus opiniones, como la de que no servíamos para nadar, para los deportes o para escribir. Alguien da una opinión y dice: “¡Mira qué niña tan fea!”. La niña lo oye, se cree que es fea y crece con esa idea en la cabeza. No importa lo guapa que sea; mientras mantenga ese acuerdo, creerá que es fea. Estará bajo ese hechizo. Este acuerdo es muy difícil de romper, y es posible que te lleve a realizar muchas cosas con el único fin de convencerte de que realmente eres estúpido. Puede que hagas algo y te digas a ti mismo: “Me gustaría ser inteligente, pero debo de ser estúpido, porque si no lo fuera, no habría hecho esto”. La mente se mueve en cientos de direcciones diferentes y podríamos pasarnos días enteros atrapados únicamente por la creencia en nuestra propia estupidez. Pero un día alguien capta tu atención y con palabras te hace saber que no eres estúpido. Crees lo que esa persona


dice y llegas a un nuevo acuerdo. Y el resultado es que dejas de sentirte o de actuar como un estúpido. Se ha roto todo el hechizo sólo con la fuerza de las palabras. Y a la inversa, si crees que eres estúpido y alguien capta tu atención y te dice: “Sí, realmente eres la persona más estúpida que jamás he conocido”, el acuerdo se verá reforzado y se volverá todavía más firme. Veamos ahora lo que significa la palabra “impecabilidad”. Significa “sin pecado”. “Impecable” proviene del latín pecatus, que quiere decir “pecado”. El im significa “sin”, de modo que “impecable” quiere decir “sin pecado”. Las religiones hablan del pecado y de los pecadores, pero entendamos qué significa realmente pecar. Un pecado es cualquier cosa que haces y que va contra ti. Todo lo que sientas, creas o digas que vaya contra ti es un pecado. Vas contra ti cuando te juzgas y te culpas por cualquier cosa. No pecar es hacer exactamente lo contrario. Ser impecable es no ir contra ti mismo. Cuando eres impecable, asumes la responsabilidad de tus actos, pero sin juzgarte ni culparte. Desde este punto de vista, todo el concepto de pecado deja de ser algo moral o religioso para convertirse en una cuestión de puro sentido común. El pecado empieza con el rechazo de uno mismo. El mayor pecado que cometes es rechazarte a ti mismo. Ser impecable con tus palabras es no utilizarlas contra ti mismo. Si te veo en la calle y te llamo estúpido, puede parecer que utilizo esa palabra en tu contra, pero en realidad la utilizo contra mí mismo, porque tú me odiarás por ello y tu odio no será bueno para mí. Por lo tanto, si me enfurezco y con mis palabras te envío todo mi veneno emocional, las estoy utilizando en mi contra. Si me amo a mí mismo, expresaré ese amor en mis relaciones contigo y seré impecable con mis palabras, porque la acción provoca una reacción semejante. Si te amo, tú me amarás. Si te insulto, me insultarás. Si siento gratitud por ti, tú la sentirás por mí. Si soy egoísta contigo, tú lo serás conmigo. Si utilizo mis palabras para hechizarte, tú emplearás las tuyas para hechizarme a mí. Ser impecable con tus palabras significa utilizar tu energía correctamente, en la dirección de la verdad y del amor por ti mismo. Si llegas a un acuerdo contigo para ser impecable con tus palabras, eso bastará para que la verdad se manifieste a través de ti y limpie todo el veneno emocional que hay en tu interior. Pero llegar a este acuerdo es difícil, porque hemos aprendido a hacer precisamente todo lo contrario. Hemos aprendido a hacer de la mentira un hábito al comunicarnos con los demás, y aún más importante, al hablar con nosotros mismos. No somos impecables con nuestras palabras. En el infierno, el poder de las palabras se emplea de un modo totalmente

erróneo. Las usamos para maldecir, para culpar, para reprochar, para destruir. También las utilizamos correctamente, por supuesto, pero no lo hacemos muy a menudo. Por lo general, empleamos las palabras para propagar nuestro veneno personal: para expresar rabia, celos, envidia y odio. Las palabras son pura magia -el don más poderoso que tenemos como seres humanos- y las utilizamos contra nosotros mismos. Planeamos vengarnos y creamos caos con las palabras. Las usamos para fomentar el odio entre las distintas razas, entre diferentes personas, entre las familias, entre las naciones... Hacemos un mal uso de las palabras con gran frecuencia, y así es como creamos y perpetuamos el sueño del infierno. Con el uso erróneo de las palabras, nos perjudicamos los unos a los otros y nos mantenemos mutuamente en un estado de miedo y duda. Dado que las palabras son la magia que poseemos los seres humanos y su uso equivocado es magia negra, utilizamos la magia negra constantemente sin tener la menor idea de ello. Por ejemplo, había una vez una mujer inteligente y de gran corazón. Esta mujer tenía una hija a la que adoraba. Una noche llegó a casa después de un duro día de trabajo, muy cansada, tensa y con un terrible dolor de cabeza. Quería paz y tranquilidad, pero su hija saltaba y cantaba alegremente. No era consciente de cómo se sentía su madre; estaba en su propio mundo, en su propio sueño. Se sentía de maravilla y saltaba y cantaba cada vez más fuerte, expresando su alegría y su amor. Cantaba tan fuerte que el dolor de cabeza de su madre aún empeoró más, hasta que, en un momento determinado, la madre perdió el control. Miró muy enfadada a su preciosa hija y le dijo: “¡Cállate! Tienes una voz horrible. ¿Es que no puedes estar callada?”. Lo cierto es que, en ese momento, la tolerancia de la madre frente a cualquier ruido era inexistente; no era que la voz de su hija fuera horrible. Pero la hija creyó lo que le dijo su madre y llegó a un acuerdo con ella misma. Después de esto ya no cantó más, porque creía que su voz era horrible y que molestaría a cualquier persona que la oyera. En la escuela se volvió tímida, y si le pedían que cantase, se negaba a hacerlo. Incluso hablar con los demás se convirtió en algo difícil. Ese nuevo acuerdo hizo que todo cambiase para esa niña: creyó que debía reprimir sus emociones para que la aceptasen y la amasen. Siempre que escuchamos una opinión y la creemos, llegamos a un acuerdo que pasa a formar parte de nuestro sistema de creencias. La niña creció, y aunque tenía una bonita voz, nunca volvió a cantar. Desarrolló un gran complejo a causa de un hechizo, un hechizo lanzado por la persona que más la quería: su propia madre, que no se dio cuenta de

129


lo que había hecho con sus palabras. No se dio cuenta de que había utilizado magia negra y había hechizado a su hija. Desconocía el poder de sus palabras, y por consiguiente no se la puede culpar. Hizo lo que su propia madre, su padre y otras personas habían hecho con ella de muchas maneras diferentes: utilizar mal sus palabras. ¿Cuántas veces hacemos lo mismo con nuestros propios hijos? Les lanzamos opiniones de este tipo y ellos cargan con esa magia negra durante años y años. Las personas que nos quieren emplean magia negra con nosotros, pero no saben lo que hacen. Por ello debemos perdonarlos, porque no saben lo que hacen. Otro ejemplo: Te despiertas por la mañana sintiéndote muy contenta. Te sientes tan bien, que te pasas dos horas delante del espejo arreglándote. Entonces, una de tus mejores amigas te dice: “¿Qué te ha pasado? Estás horrorosa. Mira tu vestido; haces el ridículo”. Ya está; con eso es suficiente para enviarte a lo más profundo del infierno. Quizás esa amiga te hizo este comentario sólo para herirte, y lo consiguió. Te dio una opinión que llevaba tras ella todo el poder de sus palabras. Si aceptas esa opinión, se convierte en un acuerdo, y entonces tú misma pones todo tu poder en esa opinión, que se convierte en magia negra. Los hechizos de este tipo son difíciles de romper. La única manera de deshacer un hechizo es llegar a un nuevo acuerdo que se base en la verdad. La verdad es el aspecto más importante del hecho de ser impecable con tus palabras. La espada tiene dos filos: en uno están las mentiras que crean la magia negra, y en el otro, está la verdad, que tiene el poder de deshacer los hechizos. Sólo la verdad nos hará libres. Considera las relaciones humanas diarias, e imagínate cuántas veces nos lanzamos hechizos los unos a los otros con nuestras palabras. Con el tiempo, esto se ha convertido en la peor forma de magia negra: son los chismes. Los chismes son magia negra de la peor clase, porque son puro veneno. Aprendimos a contar chismes por acuerdo. De niños, escuchábamos a los adultos que nos rodeaban chismorrear sin parar y expresar abiertamente su opinión sobre otras personas. Incluso opinaban sobre gente a la que no conocían. Mediante esas opiniones, transferían su veneno emocional, y nosotros aprendimos que ésta era la manera normal de comunicarse. Contar chismes se ha convertido en la principal forma de comunicación en la sociedad humana. Es la manera que utilizamos para sentirnos cerca de otras personas, porque ver que alguien se siente tan mal como nosotros, nos hace sentir mejor. Hay una vieja expresión que dice: “A la miseria le gusta estar acompañada”, y la gente que sufre en el infierno no

130

quiere estar sola. El miedo y el sufrimiento son un aspecto importante del sueño del planeta; son la razón de que ese sueño nos continúe reprimiendo. Si hacemos una analogía y comparamos la mente humana con un ordenador, el chismorreo es comparable a un virus informático, que no es más que un programa escrito en el mismo lenguaje que los demás, pero con una intención dañina. Se introduce en el ordenador cuando menos te lo esperas, y en la mayoría de los casos, sin que ni siquiera te des cuenta. Una vez que se ha introducido en él, tu ordenador no va demasiado bien o no funciona en absoluto, porque todo se lía y hay tal cantidad de mensajes contradictorios que resulta imposible obtener resultados satisfactorios. El chismorreo entre los seres humanos funciona de la misma manera. Por ejemplo, empiezas un curso con un nuevo profesor; es algo que esperabas desde hace mucho tiempo. El primer día te encuentras con alguien que anteriormente asistió a ese curso y te dice: “¡Ese profesor es un pedante y un pelmazo! No tiene ni idea, y además, es un pervertido, de modo que ve con cuidado”. Las palabras de esa persona y las emociones que te transmitió cuando te hizo este comentario se te quedan inmediatamente grabadas; sin embargo, no eres consciente de qué motivos tenía para hacértelo. Quizás estaba enfadada por haber suspendido, o simplemente hacía suposiciones fundamentadas en el miedo y los prejuicios. Pero dado que has aprendido a ingerir información como un niño, parte de ti cree el chisme. Y en la clase, mientras el profesor habla, sientes que el veneno aparece en tu interior y te resulta imposible comprender que lo ves a través de los ojos de la persona que te fue con el chisme. Entonces, empiezas a hablar de ello con los otros integrantes del curso, hasta que acaban por ver al profesor del mismo modo: como un pelmazo y un pervertido. Realmente no soportas estar ahí, y pronto decides dejar de ir. Culpas al profesor, pero el culpable es el chisme. Un pequeño virus informático es capaz de generar un lío de este tipo. Una mínima información errónea puede estropear la comunicación entre las personas e infectar a todos aquellos que toca, que a su vez contagian a más gente. Imagínate que cuando otras personas te cuentan chismes, introducen virus informáticos en tu mente que hacen que pienses cada vez con menor claridad. Después imagina que, en un esfuerzo por aclarar tu propia confusión y para aliviarte del veneno, tú también chismorreas y contagias estos virus a otras personas. Ahora, imagínate que esta pauta prosigue en una cadena interminable entre todos los seres humanos de la Tierra. El resultado es un mundo lleno de personas que sólo pueden obtener información a través de circuitos que están obstruidos por un virus venenoso y


contagioso. Una vez más, este virus es lo que los toltecas denominaron mitote, el caos de miles de voces distintas que intentan hablar al mismo tiempo en la mente. Aún peores son los magos negros o “piratas informáticos”, que extienden el virus intencionadamente. Recuerda alguna ocasión en la que tú mismo (o alguien que conozcas) estabas furioso con otra persona y deseabas vengarte de ella. Para hacerlo, le dijiste algo con la intención de esparcir el veneno y conseguir que se sintiera mal consigo misma. De niños actuamos de este modo casi sin darnos cuenta, pero a medida que vamos creciendo, nuestros esfuerzos por desprestigiar a la gente son mucho más calculados. Entonces, nos mentimos a nosotros mismos y nos decimos que la persona en cuestión recibió un justo castigo por su maldad. Cuando contemplamos el mundo a través de un virus informático, resulta fácil justificar incluso el comportamiento más cruel. No somos conscientes de que el mal uso de nuestras palabras nos hace caer más profundamente en el infierno. Durante años, las palabras de los demás nos han transmitido chismes y nos han lanzado hechizos, pero lo mismo ha hecho la manera en que utilizamos las palabras con nosotros mismos. Nos hablamos constantemente, y la mayor parte del tiempo decimos cosas como: “Estoy gordo. Soy feo. Me hago viejo. Me estoy quedando calvo. Soy estúpido, nunca entiendo nada. Nunca seré lo suficientemente bueno. Nunca seré perfecto». ¿Ves de qué modo utilizamos las palabras contra nosotros mismos? Es necesario que empecemos a comprender lo que son las palabras y lo que hacen. Si entiendes el Primer Acuerdo (Sé impecable con tus palabras), verás cuántos cambios ocurren en tu vida. En primer lugar, cambios en tu manera de tratarte y en tu forma de tratar a otras personas, especialmente aquéllas a las que más quieres. Piensa en las innumerables veces que has explicado chismes sobre el ser que más amas para conseguir que otras personas apoyasen tu punto de vista. ¿Cuántas veces has captado la atención de otras personas y has esparcido veneno sobre un ser amado para hacer que tu opinión pareciese correcta? Tu opinión no es más que tu punto de vista, y no tiene por qué ser necesariamente verdad. Tu opinión proviene de tus creencias, de tu ego y de tu propio sueño. Creamos todo ese veneno y lo esparcimos entre otras personas sólo para sentir que nuestro punto de vista es correcto. Si adoptamos el Primer Acuerdo y somos impecables con nuestras palabras, cualquier veneno emocional acabará por desaparecer de nuestra mente y dejaremos de transmitirlo en nuestras relaciones personales, incluso con nuestro perro o nuestro gato.

La impecabilidad de tus palabras también te proporcionará inmunidad frente a cualquier persona que te lance un hechizo. Solamente recibirás una idea negativa si tu mente es un campo fértil para ella. Cuando eres impecable con tus palabras, tu mente deja de ser un campo fértil para las palabras que surgen de la magia negra, pero sí lo es para las que surgen del amor. Puedes medir la impecabilidad de tus palabras a partir de tu nivel de autoestima. La cantidad de amor que sientes por ti es directamente proporcional a la calidad e integridad de tus palabras. Cuando eres impecable con tus palabras, te sientes bien, eres feliz y estás en paz. Puedes trascender el sueño del infierno sólo con llegar al acuerdo de ser impecable con tus palabras. Ahora mismo estoy plantando una semilla en tu mente. Que crezca o no, dependerá de lo fértil que sea tu mente para recibir las semillas del amor. Tú decides si llegas o no a establecer este acuerdo contigo mismo: Soy impecable con mis palabras. Nutre esta semilla, y a medida que crezca en tu mente, generará más semillas de amor que reemplazarán a las del miedo. El Primer Acuerdo cambiará el tipo de semillas para las que tu mente resulta fértil. Sé impecable con tus palabras. Este es el primer acuerdo al que debes llegar si quieres ser libre, ser feliz y trascender el nivel de existencia del infierno. Es muy poderoso. Utiliza tus palabras apropiadamente. Empléalas para compartir tu amor. Usa la magia blanca empezando por ti. Dite a ti mismo que eres una persona maravillosa, fantástica. Dite cuánto te amas. Utiliza las palabras para romper todos esos pequeños acuerdos que te hacen sufrir. Es posible. Lo es porque yo mismo lo hice y no soy mejor que tú. Somos exactamente iguales. Tenemos el mismo tipo de cerebro, el mismo tipo de cuerpo; somos seres humanos. Si yo fui capaz de romper esos acuerdos y crear otros nuevos, también tú puedes hacerlo. Si yo soy impecable con mis palabras, ¿por qué no tú? Este acuerdo, por sí solo, es capaz de cambiar toda tu vida. La impecabilidad de tus palabras te llevará a la libertad personal, al éxito y a la abundancia; hará que el miedo desaparezca y lo transformará en amor y alegría. Imagínate lo que es posible crear sólo con la impecabilidad de las palabras. Trascenderás el sueño del miedo y llevarás una vida diferente. Podrás vivir en el cielo en medio de miles de personas que viven en el infierno, porque serás inmune a él. Alcanzarás el reino de los cielos con este acuerdo: Sé impecable con tus palabras.

131


BIBLIOGRAFÍA

Aguilar Kubli, E. (2006). Elige la comunicación. México: Árbol Editorial. Aguado, L. (2005). Emoción, afecto y motivación. Madrid: Alianza. Arteaga, A., Espinosa, G. y Trujillo, G. (2006). Psicología para bachillerato (2ª ed.). México: Mc Graw Hill Interamericana. Beltrán, R. (2009). Familia, resiliencia y realidad social. Buenos Aires: Espacio. Branden, N. (1995). Los seis pilares de la autoestima. México: Paidós. Bucay, J. (2010). El camino de las lágrimas. México: Océano. Cuenca, E., Rangel, V. B. y Rangel, V. M. (2008). Psicología. México: Cengage Learning. Dicaprio, N. S. (2003). Teorías de personalidad (2ª ed.). México: McGraw Hill. Fadiman, J. y Frager, R. (2010). Teorías de la personalidad (6ª ed.). México: Alfaomega. Lazarus, R. S. y Folkman, S. (1984). Stress, appraisal, and coping. Nueva York: Springer. Mahler, M. (1984). Estudios 1: Psicosis infantiles y otros trabajos. Buenos Aires: Paidós. Marina, J. A. (2014). El talento de los adolescentes. Barcelona: Ariel. Marina J. A., López P.M.(1999). Diccionario de los sentimientos. Barcelona: Anagrama. Maslow, H. A. (1991). Motivación y personalidad. Madrid: Ediciones Díaz de Santos. Papalia, D. E. y Feldman, R. D. (2012). Desarrollo humano. México: McGrawHill. Pick, S., Aguilar, J., Rodríguez, G., Vargas, E. y Reyes, J. (1991). Planeando tu vida: programa de educación sexual para adolescentes (5ª ed.). México: Limusa. Rogers, C. (2011). El proceso de convertirse en persona. Barcelona: Paidós. Satir, V. (2002). Nuevas relaciones humanas en el núcleo familiar. México: Pax.

Recursos electrónicos Angelo, F., Anto, K. M., Campos, Y. F. y Kennedy, K. E. (2011). Test de la comunicación. En http://asertividadma.blogspot.mx/. Recuperado el 29 marzo de 2016. Baile, A. J. I. (s/f).¿Qué es la imagen corporal? En https://qinnova.uned.es/ archivos_publicos/qweb_paginas/4469/revista2articulo3.pdf. Recuperado el 19 de febrero de 2016. Bisquerra, R. y Pérez, N. (2007). Las competencias emocionales. En http://www. ub.edu/grop/catala/wp-content/uploads/2014/03/Las-competencias-emocionales.pdf. Recuperado el 30 de marzo de 2016.

132


BIBLIOGRAFÍA

Caballo, Vicente. (1983). “Asertividad: definiciones y dimensiones”, Estudios de Psicología núm. 13. Universidad Autónoma de Madrid. Recuperado el 31 de marzo de 2016 de https://dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/65876.pdf Cerezo, H. (2005). Concepto de crisis. En https://intervencionencrisisydesastres. wordpress.com/2005/06/29/concepto-de-crisis/. Recuperado el 5 de febrero de 2016, de Gutiérrez S., R. (s/f). Autoestima y relaciones. En http://www. articulosinformativos.com.mx/Autoestima_y_Relaciones-a1147160.html. Recuperado el 20 de febrero de 2016. Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (s/f). Guía para el estrés, causas, consecuencias y prevención. México. En http:// www.issste.gob.mx/images/downloads/instituto/prevencion-riesgos-trabajo/ Guia-para-el-Estres.pdf. Recuperado el 5 de marzo de 2016. Los derechos asertivos que todos poseemos. http://habilidademocional. com/2011/07/07/los-derechos-asertivos-que-todos-poseemos/ . Recuperado el 30 de marzo de 2016. Minici, A., Rivadeneira, C. y Dahab, J. (2007). “El enojo y su expresión”, Revista de Terapia Cognitivo Conductual núm. 12. En http://cetecic.com.ar/revista/pdf/elenojo-y-su-expresion.pdf. Recuperado el 30 de marzo de 2016. Munist, M., Santos , H., Kotliarenco, M. A., Suárez, E. N., Infante, F. y Grotberg, E. (1998). Manual de identificación y promoción de la resiliencia en niños y adolescentes. En http://www1.paho.org/hq/dmdocuments/2009/Resilman.pdf. Recuperado el 16 de marzo de 2016. Myralys, C., León, Cibel. H. y Rodríguez, J. (2005). Inventario de imagen corporal para féminas adolescentes. En http://www.psicorip.org/Resumos/PerP/RIP/ RIP036a0/RIP03941.pdf. Recuperado el 20 de febrero de 2016. Naranjo, M. L. Autoestima: un factor relevante en la vida de la persona y tema esencial del proceso educativo. En http://arpsicologia.com/articulos/beck.html. Recuperado el 25 de febrero de 2016. Resolver conflictos mediante un giro en la posición perceptual, el método de Thomas Gordon. En http://poieticas.8m.com/Gordon.htm. Recuperado el 31 de marzo de 2016.

133


BIBLIOGRAFÍA

Ruiz, M. (s/f). Los cuatro acuerdos. En http://www.nuevagaia.com/ebooks/Los_4_ Acuerdos_Miguel_Ruiz.pdf. Recuperado el 20 de marzo de 2016. Sargiotti, V. (2010). Tipos de crisis. En http://psicologia.iorigen.com/tipos-de-crisis/ Recuperado el 5 de febrero de 2016. Secretaría de Salud, Gobierno Federal (2010). Guía para el manejo y la prevención del estrés. México. En http://www.promocion.salud.gob.mx/dgps/descargas1/programas/Guia_Manejo_Estres_30062010.pdf. Recuperado el 5 de marzo de 2016. Vázquez, C., Crespo, M. y Ring, J. M. (2000). Estrategias de afrontamiento. En http:// pendientedemigracion.ucm.es/info/psisalud/carmelo/PUBLICACIONES_pdf/2000Estrategias%20de%20Afrontamiento.pdf. Recuperado el 30 de marzo de 2016. http://www.ansiedadyestres.org/sites/default/files/Triptico-Emociones-Salud.pdf http://freudysusmecanismosdedefensa.blogspot.mx/2011/07/mecanismos-dedefensa-freud.html http://justificaturespuesta.com/15-frases-para-aumentar-la-autoestima-de-tusalumnos-propuesta-de-actividad/ http://www.psicoactiva.com/tests/test.asp?idtest=55 http://vidasaludable1389.blogspot.mx/2013/05/las-seis-rs-para-el-manejo-delestres.html

134


Autoconocimiento y personalidad se terminĂł de imprimir en junio de 2016 en los talleres de Printing Arts MĂŠxico, S. de R.L. de C.V. Calle 14 nĂşm. 2430, Zona Industrial, 44940 Guadalajara, Jalisco


Autoconocimiento y personalidad