Issuu on Google+

Forรกneos


Alejandro Waldman

Forรกneos


Waldman, Alejandro Foráneos. - 1a ed. - Buenos Aires : Turmalina, 2009. 102 p. ; 13x20 cm. ISBN 978-987-1587-08-7 1. Literatura Argentina. I. Título CDD A860

© Editorial Turmalina, 2009 Buenos Aires, Argentina ISBN 978-987-1587-08-7 Editorial Turmalina Hecho el depósito que previene la ley 11.723 Para sugerencias o comentarios acerca del contenido de esta obra, escríbanos a: info@editorialturmalina.com www.editorialturmalina.com


Índice

1) Instrucciones para hablar por teléfono 2) Expresarse para no morir en el intento 3) Confesión 4) Una historia peculiar 5) 8WPU 6) Ay! El amor, el amor 7) Liofilizados 8) Una de villanos 9) Un verdadero profesional 10) La jauría 11) La trinchera 12) El implacable 13) Destino 14) La martingala 15) La tierra encantada 16) Hotel de inmigrantes 17) Crimen y misterio en Corrales Viejos 18) Carta de lectores 19) La aldea primitiva 20) Celeste, negro y blanco 21) El circo moderno 22) El jardín de los sueños 23) La gran final 24) El enigma sin techo 25) Ella y él 26) El submarino 27) Navidad, sin ir más lejos

17 19 21 22 24 26 27 28 30 31 32 34 35 36 37 39 40 41 42 44 45 47 49 50 51 53 54


28) Una fábula 29) El grito mudo 30) Fotomontaje 31) El primer damasquino 32) Fútbol al 2600 33) Hablar de fútbol 34) El barrabrava 35) El juguete 36) Tótem 37) El símbolo de la libertad 38) El dislate sulfuroso 39) El libro que escriben los libros 40) Diario de viaje 41) Multicolor 42) Las aventuras del capitán Dick Diggler 43) No sos yo, soy vos 44) Historia de amor a la francesa 45) Un cuento sufí acerca de la enseñanza 46) Viaje a la inexistencia del foro 47) Inicio 48) La conquista de un nuevo mundo 49) Un misterio 50) Mollizna 51) La voz de las cosas

55 57 59 60 62 64 65 66 68 69 70 72 73 75 77 79 82 85 89 91 92 95 97 99


Al amor en general, como principal fuente de inspiraci贸n; y en particular a mi esposa, a mis padres, a mi hermano y a mis hijos, seres de inagotable amor e inspiraci贸n.


Prólogo

En el año 2005 descubrí por casualidad (¿por casualidad?) el foro de cuentos del diario “La Nación”. Así fue que tímidamente comencé a leer los cuentos que allí se publicaban y después de un tiempo empecé a escribir los míos propios y a publicarlos también. La propuesta consistía en que cada semana los moderadores planteaban una consigna, muchas veces incluso sugerida por los mismos participantes, y los ciberescritores nos dedicábamos a escribir, publicar y comentar los cuentos que iban apareciendo en el foro para cada propuesta. Luego se elegían los mejores de la semana y se votaba. En algunas oportunidades los foristas fueron pidiendo modificaciones a esta modalidad, la cual, a raíz de esto, fue cambiando de tanto en tanto. Muchas veces los cuentos tenían una longitud máxima establecida junto con la consigna, lo cual significaba que había que decir todo lo que uno quería expresar con una cantidad limitada de palabras y, al menos en el caso de este servidor, en un tiempo también reducido ya que no me dedicaba exclusivamente a escribir. Cabe aclarar que lo acotado del tiempo y el espacio no hacía que el desafío fuese menos pleno

11


de posibilidades infinitas en lo cual, a mi entender, residía lo divertido del juego. Siempre creí que lo mejor, siendo que por lo general hay temas en los que uno se siente más cómodo que en otros, es tomar esto como parte del desafío. Las limitaciones que nos ponen o sentimos nos ayudan a explorar nuestros propios límites. Y lógicamente también se dio que para algunas consignas no pude escribir nada, mientras que para otras escribí más de un cuento. Así fue que en unos meses me encontré con esta cantidad de cuentos escritos y subidos al foro. Lo cierto también es que después de algunos cuentos que escribí y publiqué, y como uno solo sabe dónde empieza un juego pero no dónde termina, decidí guardarlos de la manera más ordenada posible: con fecha de publicación y con las consignas. Y siendo que algunas consignas venían con una imagen la cual no ha sido posible incluir en este libro, agradeceré sobremanera que en el caso de que falte una imagen a la consigna, el lector tenga la delicadeza de imaginársela y, si es posible, con la misma entrega que le dedicará a los cuentos. Sinceramente, no me pareció oportuno tratar de subsanar u homogeneizar estas diferencias entre consignas, ya que la vida es buena como es, y una cara bonita no es menos bella por tener restos de una pequeña cicatriz. Es una muestra del camino recorrido, y por el que nos llega todo lo bueno que indefectible e inexorablemente hoy nos es dado. Frente a las dudas que fueron surgiendo sobre cómo presentar este trabajo, resolví que la cronología y la espontaneidad eran la mejor forma, simplemente porque si así se sucedieron las cosas

12


consideré que así debían ser mostradas: cómo se me fueron develando a mí. Por lo tanto, el trabajo aquí presentado se muestra de la forma más fiel posible a como nació y creció. Quizás el relato de aventuras “Confesión” refleje en cierta forma esto que estoy diciendo. Finalmente, y debido seguramente a mis urgencias por publicar ni bien decidí participar y tenía algo escrito, fue que elegí rápidamente un seudónimo, el cual no pudo soslayar ciertas reminiscencias autobiográficas. Más tarde, releyendo los cuentos me di cuenta de que no sólo en el seudónimo había referencias, y las mismas no eran sólo autobiográficas, sino que también se invoca en los relatos una innumerable cantidad de canciones, lugares, libros, recuerdos, historias, etc. El título cayó de maduro una vez que decidí publicar, de forma conjunta y como un todo, las historias que había subido al foro. Entonces escribí la siguiente carta a los moderadores de “La Nación”, cuya respuesta también transcribo a continuación, por la simple razón que son tan parte de la historia de este libro como cada uno de sus relatos. Estimados moderadores del foro de cuentos de La Nación (LANACION.com): Antes que nada quiero agradecerles por haber creado y seguir manteniendo vivo este espacio que más allá de los avatares que ha atravesado, como cualquier espacio fruto de la comunicación humana, sigue brindando impecablemente la oportunidad de airear el alma a todos aquellos 13


que disfrutamos de la literatura, permitiéndonos así crear y sentirnos libres. Seguidamente entonces les cuento que lamentablemente hace algunos meses ha bajado enormemente mi nivel de participación en el foro no por falta de voluntad o entusiasmo sino simplemente por falta de tiempo. Debido fundamentalmente al trabajo, a que se ha agrandado la familia y a mayores responsabilidades que bien se podrán imaginar. Sin embargo, siempre que puedo visito el foro y leo lo que allí se escribe pero por el respeto que tengo por mí mismo y los lectores no he podido encontrar el tiempo para escribir algo que me satisfaga y sea digno de mostrar. De todos modos, mis meses de participación más activa en el foro me han regalado un conjunto de relatos, a mi entender agradables y escritos de corazón, que he resuelto publicar. Es así que me encuentro aquí compartiendo con ustedes mi decisión y solicitándoles a su vez el debido permiso; ya que mi intención es hacer referencia a que todos esos cuentos fueron fruto de vuestra buena idea de crear el foro (Foro de Cuentos de La Nación) y me gustaría incluir las consignas que ustedes fueron sugiriendo para cada uno de los cuentos que escribí. Dado que por razones legales quizás no pueda publicar libremente las consignas sin la debida autorización es que les solicito tengan a bien extendérmela o simplemente confirmarme que con la sola mención de la fuente será suficiente. Desde ya muchas gracias por vuestra amable atención y quedo a la espera de vuestra pronta

14


y espero favorable respuesta. La misma será un gran aliciente para concretar la publicación de mis cuentos que, como ustedes sabrán, para un escritor novel no es tarea fácil. Un cordial saludo, Alejandro Waldman Alonline1 *** Estimado Alejandro: Gracias por comunicarse con nosotros. Le informamos que no habría problema para incluir las consignas y los textos producidos por usted en el Foro de Cuentos de LANACION.com. Como condición le pedimos que siempre cite la fuente. Si tiene alguna otra inquietud no dude en consultarnos nuevamente. Saluda cordialmente, Medios Digitales LANACION.COM http://www.lanacion.com.ar/ Bueno, espero que disfruten la lectura de los cuentos como yo los disfruté al escribirlos. Quiero agradecer profundamente al diario La Nación por su iniciativa y permiso para que este deseo se haga realidad, y a todos aquellos que creen en esto. Alejandro Waldman Alonline1

15


Esta semana les proponemos que escriban un relato de instrucciones similar al cuento de Julio Cortázar “Instrucciones para subir una escalera”. El cuento más creativo que no supere las 180 palabras será seleccionado para publicarse en el canal Opinión. No olviden incluir su nombre, apellido y título del cuento.

INSTRUCCIONES PARA HABLAR POR TELÉFONO Publicado el 25/8/05 Son cuatro los requerimientos iniciales: primero poseer el bendito aparato, segundo tener en mente alguien con quien querer comunicarse, tercero que la otra persona también posea un aparato similar y cuarto conocer su número. A posteriori entonces se puede emprender la ardua tarea de comunicarse. Si el aparato tiene tubo se debe colocar éste sobre alguna oreja. Para reconocer el tubo éste suele tener una parte por la cual se habla y otra por la que se escucha. No intente invertir estas dos funciones ni se confunda. Esto puede complicar bastante las cosas. A continuación, verifique que haya tono y éste proviene del interior de la parte del tubo por la que se escucha. Luego proceda a marcar sobre el teclado uno a uno los dígitos del número al que

17


quiere llamar. Si tiene suerte, lo atenderá del otro lado quien usted desea. En el peor de los casos no será atendido por nadie. Si le faltan algunos requisitos iniciales comuníquese con alguien que se los provea. Y fundamentalmente no se exaspere ante la tecnología. Ella nunca se exaspera.

18


Esta semana les proponemos escribir un cuento a partir de una imagen (la imagen era una foto del cuadro “Manifestación” de Antonio Berni). El cuento más creativo que no supere las 180 palabras será seleccionado para publicarse en el canal Opinión. No olviden incluir su nombre, apellido y título del cuento.

EXPRESARSE PARA NO MORIR EN EL INTENTO Publicado el 31/8/05 Morirse es dejar de hablar de lo que significan para cada uno las cosas. El arte, en cambio, al viajar en sus propios hombros y nunca desoír suspiros, habla de lo que significan las cosas para los otros. La historia es también un camino de gente y uno es parte y arte de esa avenida de suspiros. Todos languidecemos al salirnos del cuadro pero mientras estamos en él nunca queremos estar fuera de foco. Siento calor, presión por ir en determinado sentido, curiosidad por ver hacia dónde vamos. Me pregunto ¿por más que vayamos todos hacia el mismo lado, tenemos el mismo rumbo? ¿Puedo separar mi propia manifestación de la de los demás? Y en este estado de cosas todos pedimos lo que creemos que nos corresponde. Nos corresponda o no, poco importa.

19


Yo no me quiero morir. Y por eso estoy aquĂ­: para ver si mientras me ven veo algo distinto. U oigo. O al menos puedo seguir manifestando lo que significan las cosas para mĂ­. Y esto es un canto a la vida. Y al placer de vivirla.

20


Esta semana les proponemos que escriban un relato de aventuras. El cuento más creativo que no supere las 180 palabras será seleccionado para publicarse en el canal Opinión. No olviden incluir su nombre, apellido y título del cuento.

CONFESIÓN Publicado el 8/9/05 Todos los que aquí estamos entramos a este tipo de milicia por propia decisión. Y fundamentalmente porque nos gustan las armas certeras, efectivas y por sobre todo pacíficas. Las forjamos a pulmón y las aprendimos a usar con los años. Corrían tiempos difíciles y como uno quiere a los hijos de manera indecible, se imponía luchar. Por ellos y por nosotros. Así es que ese día, en apariencia común, todo cambió en mi conciencia. Me decidí a encaramarme y me inspiré en los mejores. En aquellos que creen en los otros. Así es que esperé que el blanco me diga cuándo, me puse en posición y arremetí con frenesí sobre el panel de gatillos. El ataque fue oportuno y el placer no dudó en aparecer. Había limitaciones y tenía poco tiempo, pero con la mente puesta en terminar y la ilusión de un mundo mejor, sobrevolé lo cotidiano y volví al ataque. Cuando terminé miré al cielo y mientras la esperanza volvía a ser izada, el enemigo se rendía. El texto ya estaba terminado y aparecía en el foro. 21


Esta semana les proponemos escribir un cuento a partir de una imagen (la imagen era una foto de unas manos con un bandoneón). El cuento más creativo que no supere las 180 palabras será seleccionado para publicarse en el canal Opinión. No olviden incluir su nombre, apellido y título del cuento.

UNA HISTORIA PECULIAR Publicado el 19/9/05 Todos los instrumentos son mimosos, pero porteños casi ninguno. Están los que requieren abrazos, los que piden besos y los petulantes y engreídos. Los que les gusta que los palmeen un poco, los que entregan el alma, los mastodontes y los portátiles. Los de muchas notas y los de sólo una. Los que vibran con sus acordes y los que hacen vibrar. Todos ellos se tocan con el corazón y tienen historias que contar, pero ninguno tiene un cuerpo que se hincha por la emoción, ni arrugas de viejo aunque sea nuevo, ni forma de caja para guardar recuerdos, ni apariencia de libro con muchas hojas. Un chico descubrió un día un bandoneón cerca del Abasto, se enamoró y llenó de vitalidad y música su vida. “Personalidad y sentimiento en la expresión”, decían cuando tocaba en una lata llamada

22


“Marabú”. No sé si era así realmente, yo era muy chico, pero después de muchos años tuvo una calle cerca de la mía. Los que lo querían lo llamaban Pichuco y un día el bandoneón se despidió de sus manos.

23


Esta semana les proponemos que escriban un relato en el que Internet sea el escenario donde transcurra la trama. El cuento más creativo que no supere las 180 palabras será seleccionado para publicarse en el canal Opinión. No olviden incluir su nombre, apellido y título del cuento.

8WPU Publicado el 25/09/05 Landau ya se estremeció con las primeras imágenes. Cuando levantó la cabeza del monitor sus compañeros de trabajo entraban en pánico. Nadie sabía quién ni cómo, pero Nueva York y Pekín se desvanecían como la niebla. De repente, escombros. Eligió con el cursor cámaras ubicadas en París, Moscú, Roma y Tokio: también se deshacían como si nada. Las páginas web de los principales diarios ya no se actualizaban. Seguían San Pablo, Estocolmo y Praga que caían una tras otra como fichas de dominó. La gente en la oficina empezó a correr y Landau se quedó solo. Miró por la ventana y la calle era un caos, parecía un hormiguero recién pisado. En la pantalla seguían cayendo ciudades. Era como si un viento se fagocitara milenios de civilización.

24


Comenzรณ a sudar y una mueca de horror se dibujรณ en su cara. Hubo un silencio abrupto y sintiรณ como si alguien lo tomara del cuello. Cayรณ sobre el escritorio paralizado y alcanzรณ a ver en la pantalla el mensaje de error 8WPU antes de que se apagara su PC y la Internet toda.

25


AY! EL AMOR, EL AMOR Publicado el 26/09/05 Llovía copiosamente en Buenos Aires. Elena y Marcos llegaron empapados a casa. Él la había pasado a buscar por el trabajo y eran como las siete y media de la tarde. Subieron a los tumbos por las escaleras hasta el departamento en el primer piso y entraron con los zapatos en la mano. Cerraron la puerta abrazados, y a los besos se fueron sacando la ropa. Hicieron un camino de pantalón, camisa y blusa. De pollera, calzoncillos y bombacha. Similar a Hansel y Gretel pero sin intenciones de regresar por él. Mientras los relámpagos iluminaban el cuarto ellos lo calentaban con jadeos y movimientos. Se besaron, se lamieron y se gimieron todo el porvenir. Hicieron el amor, copularon, se aparearon. En la cama, en el living, contra la ventana del balcón. Se amaron locamente y cogieron sin decirse una sola palabra. Finalmente se durmieron ya entrada la noche. Cuando paró de llover comenzaba a amanecer. Despiertos bebieron chocolate y se bañaron juntos. Cada uno tomó su notebook y se pusieron a chatear felices en la cama. Claro, ambos eran sordomudos.

26


LIOFILIZADOS Publicado el 27/09/05 Hacía tiempo que Terence quería invitar a salir a Molly. Se conocieron en el chat donde pasaban juntos muchas horas. Terence visitaba la página web de ella y le dejaba divertidos blogs de regalo. Molly visitaba la de él para hacerle llegar simpáticos emoticons. Ella contestó enseguida el mail de invitación de Terence y la videocita fue a las veintiuna horas del día siguiente. Ambos fueron puntuales, y mientras se miraban embobados en la mitad de la pantalla charlaban animadamente en la otra mitad. En simultáneo cada uno disfrutaba el delivery que había encargado: ella comida china y él pizza con mucho ajo. Después de cenar, sus iconos de la mano salieron a caminar por la Plaza San Martín, los Jardines de Luxemburgo, el Green Park y compraron chucherías en Porto Seguro. Como era la primera cita no pasó mucho más, pero tuvieron la precaución de remitirse sendos mail de agradecimiento y dejar programado el envío automático de tarjetas de cumpleaños. No hay duda de que ya estaban enamorados y compartían el mismo amor. Por la red de redes, claro está.

27


Esta semana les proponemos que escriban un relato donde cuenten los últimos días en la vida de un villano. El cuento más creativo que no supere las 180 palabras será seleccionado para publicarse en el canal Opinión. No olviden incluir su nombre, apellido y título del cuento.

UNA DE VILLANOS Publicado 30/09/05 Siempre estuvo convencido de que el último día de un villano puede ser cualquiera. Incluso el de los villanos que todavía no se saben villanos, y ahí residía el motivo de haber elegido esta profesión. Ese día se levantó temprano y desayunó esperanzado. Se vistió sin prisa y partió rumboso con el aire fresco de la mañana. Estaba seguro de lo que iba a hacer aunque sabía que podía haber imprevistos de todo tipo. El éxito iba a depender más de sus convicciones que de las circunstancias externas. Aunque no vendría mal, en beneficio de cada ignoto villano a ultimar, tratar de conquistar de antemano su corazón. Cada cual lleva un villano encima que puja por salir. Pero la esencia de cada ser no está en lo que tiene o lo que sabe hacer, sino en las decisiones que toma.

28


–Educar al soberano, esa es la mejor manera para que cada día sea el último de un potencial villano –pensaba el maestro mientras se dirigía a dar su primera clase con el cuaderno de asistencia bajo el brazo.

29


UN VERDADERO PROFESIONAL Publicado el 03/10/05 El comisario sabía que en estos países sudacas la guita la hacían los timberos, los genios o los hijos de puta. Con las dos primeras las probabilidades francamente eran bajísimas. En cambio, si se esmeraba con la tercera... Así fue que aceptó el encargo. Era mucha guita por liquidar un solo tipo. El “despacho” fue el sábado a la medianoche y casi todo salió de acuerdo a lo esperado. Salvo la mala suerte que lo llevó a que dos horas después lo asignaran para investigar ese mismo homicidio. Pasó tres días terribles en los que no pudo pegar un ojo ni mirarse al espejo siquiera. “Tengo que engrampar a alguien, encontrar un culo”, pensaba. El miércoles entró a la oficina del jefe de la Federal y le dijo: –En el cuarto de interrogatorios está el asesino. Le pido sea breve –y salió rápido. Cuando el jefe entró estaban la reglamentaria y la placa del comisario en la mesa. Un hombre lloraba desconsolado porque su lado bueno fue más fuerte que su lado villano: el comisario había decidido entregarse.

30



http://www.editorialturmalina.com/tapas/biblioteca/9789871587087_issuu