Page 1

Tomás Chaves

REFLUJO DE LA VIDA Subpoesía


Reflujo de la vida Tom谩s Chaves Ilustraciones de tapa e interiores por Carla Graziano Edici贸n: Le贸n Pereyra www.subpoes铆a.com.ar editorialsubpoesia@gmail.com


“Y deberás amar, amar, amar hasta morir” (Luis A. Spinetta)


(


Prologamia

por Charlotte Pompón

Ella ahora es agua, eso lo sé. Llueve y los veo en el medio del quilombo. La pregunta que me hago es qué habrá pasado con esa energía. La pregunta pone ansiosa a la palabra, que se desespera por imaginar dónde está ella ahora. “Esa persona nunca se fue.” “Nosotros viajamos sin movernos, tenemos esa capacidad.” “Si pienso en algo, eso automáticamente está ahí.”

Ese tipo de frases escuchaba yo mientras hablaba con ellos de las cosas de la vida un abril del dos mil. “El espacio vacío es todo”, me decía Carla, “es el reflujo de la vida” y después Tomás decía: “esa comparación es la manera de interpretarnos” o “es una forma unísona de escribirle al vómito amoroso un momento hermoso después de una tensión oscura”. La tensión fue verlos a ellos, como humanos hablando del amor a la vida y yo intentando escribir nada más y nada menos que este prólogo, intentando interpretar la manera de salvar el amor incondicional. Pero ante todo, el modo de amor en donde el punto es hablar de lo invisible a los ojos, de lo que no se toca. Esto puede surgir como una de las interpretaciones que se tiene sobre el amor incondicional sólo de observarlos. Sobrepasa las palabras. El destino de sus almas está y seguirá estando en otro plano. 5


Cerca pero lejos. Invisible pero presente. A pesar de la distancia extraña, del gran dolor que causa el hecho de que ya no esté, Carla permanece imborrable en mi recuerdo, aún hoy, adonde sea se encuentre hoy. Algo o alguien nos guía y nos deja enseñanzas humanas que no son casuales. Nada es casual. La prologamia está dirigida a las palabras que continúan: “Resistirse a dar un paso más allá. Es posible permanecer por siempre en el limbo de la palabra nunca dicha. Ese debe ser el secreto: no querer más nada, no decir más nada.” Carla Graziano

(Extracto de los bocetos de su obra “Por osmosis inversa”) 6


(


Lo que se traduce en el viento no es sólo tu cuerpo ¿Acaso te espero en el lugar equivocado? Como un fantasma en donde los espejos del corazón resquebrajan la aurora. Un lugar donde dejaste huellas sobre las sombras de mis calles. Sólo nubes y el lugar lumínico en donde no existe más y mientras... ellas cubren tu rostro y no puedo ver lo que dicen tus ojos. El solar hace un sistema que marca tus pasos y ahí te vas iluminada e indómita sobre los recuerdos tratando de atravesar la marea que me obliga a soltarlos y mientras… los espejos del corazón hacen un mañana y el cielo ya no está. ¿Acaso tu risa es la apertura de la eternidad? Alguna vez bajaré y entre las carnes grises volveré a nacer tan sólo para llevarte al fin.

9


El silencio mide el tiempo (la venganza de las papas pai) El silencio mide el tiempo mientras por la ventana los truenos vienen por la paz de los silencios futuros. Los ojos de mi abuela cambian el color de la salsa de puerros. Los dedos de sus pies son deformes como los del chimichurri galáctico que prepara y que denota la imperfección humana. En la acción la gente se va muriendo Y la conciencia pura-vieja nada mientras admira su salsa roja mientras se reproducen imágenes al pedo fuera del horario de atención al público. El silencio mide el tiempo y el espacio aprisiona un ratón como atunes de una lata barata. Vísceras, tripas, sesos... El silencio mide el tiempo y todos ya se olvidan de lo que pasaron mientras el sol quemaba en febrero del dosmiltres. 10


Grieta en Flor Abriendo grietas de armonía, en el espacio que parece letal veo una mujer inusual, despojada de sutilezas y aunque lleva el nÊctar del durazno hay algo que la provoca y llueve fuerte se derraman sistemas viejos de puras palabras y se abren a los pies, esos abanicos de dedos encarnados hay algo que provoca al estado‌ Son los paradigmas que se caen por la grieta de un mundo hacia otro como por la de un reloj de arena. 11


Mate Metálico* (1976) La cresta de la maleza crece al sol toda calma, invisible, nada de nada. Un mate metálico endulza la vida que sobrepasa la feliz, triste y absurda. De repente, noticias se agolpan entre rejas ajustando las cuentas de un collar y se arremeten las mentes lúcidas en miedo: miedo al purgatorio de palabras miedo al nuevo paradigma miedo a la bosta natural que ellos mismos inventan miedo a cambiar de yerba que ellos mismos implantan y al final… la cresta de la maleza muere anocheciendo pisada por botas negras falcon sin estrellas donde el candado cierra la diversión de una cadena abierta sin sentido.

------------------------------------------------*El nombre Mate Metálico sale de la imaginación de la hermosa B 12


Lejos de Güerrin Cuando nos cruzamos el aire quiere respirar altas plantas que se quejan con ruidos y el tumulto de la soledad, lejos de Güerrin se vuelve Blanco como el queso y el sonido se escapa de la mente de los truenos que gritan nombres; es la dulce voz del que mira de lejos El sol calienta y descubre sombras que se vuelven harina de garbanzo y tu angustia me desvía de tu simpleza hacia las mañanas como cuando el agua se hace río lejos de cualquier calendario, lejos de nosotros lejos de Güerrin.

13


Excesos Pensar en vos justo cuando no estás. Solo con el vacío pan en mi mente, imaginándote, proyectándote, sobre el fuego encendido del tiempo real hija del agua y de las olas del trascendente amor humano. 14


Tal Pez Tal pez en aquel lugar encontraré un espacio blanco donde sentarme a ver las manchas y las distintas formas de este hermoso amor. Tal pez, tal pez, tal pez se deformarán lirios en los truenos. Tal pez, tal pez, tal pez se ablandarán los mirlos de la dureza. Tal pez mire dentro, hacia el paraíso de un dios inmortal que viene a contemplar los deseos de una visión mortal. Tal pez, tal pez, tal pez sonará el silencio sobre la lírica de la canción. Tal pez una vez deje de convertirse en algo y al fundirse, ella sonará con todas esas lumbres que ya no pueden despegarse de los sueños de esta piel Abriéndose/ suavemente/ en el algodón del cielo.

15


Un Mandala en Barracas Trozos de mandalas as giran sobre un rincón, cón, abreviación de la vida, auto, calle, basura, micro, cro, centro, trabajo. Trozos de enigmas surgen en mi habitación, tación, cartas, apuntes, corran rran n sin mí, y una voz segura que ue see disipa como el humo en el air aire. re. Verdor ajeno y signos, noos, ssin in poder mirarte.

16


Galaxias veganas Otra vez en la galaxia. En el infinito sin cuerpo, tus besos son suaves como las magnolias que crecen en la Venus terrenal. Se rugen de lo más profundo de la existencia y adentro hay un rojo puro e inalcanzable. Pléyades brillantes y locos por el amor. La turbulencia. Ahora caigo entre las lágrimas que se desmoronan en instantes y se llevan mundos cercanos a la peste sintética. Porque al final la vida es tensa como la piel que se muere invisible cada día, a cada hora. Resumiéndola en luz. En instantes. Tu alma brilla mostrando el amor ya mencionado. Hermoso, libre, ya sin apego al cuerpo.

¿Qué tal si la sangre es el producto de las guerritas de los que se pelean pensando en quién tiene razón de algo? Como si el soneto del corazón se fuera individualmente sin importarle a nadie. Sucios delirantes: El amor es incondicional. El amor es tiempo fulminado y sólo eso. Es eternidad adonde vagan las propias esencias que no son más que los pensamientos mezclados con elixires puros del deseo humano y débil.

17


Agnus Deli

En Agnus vive un ser limpio, vitamínico que camina por el cerillo misterioso, lento, suspendido. En la aureola de sus días avanza de espaldas en contra de las lunas que gozan de sólo ver a Deli, suspendida. Deli es su compañera que lo sigue invisible, transparente y verdadera. Él no puede verla, pero la siente. Agnus Deli son mágicos/as. Destruyen fronteras de hombres libres y las junta en los yuyerales. A veces lloran por el sufrimiento que se imponen los humanos. Agnus es amor/odio y Deli la paz/guerra. Entonces cuando la balanza vital se cae sólo la lluvia vuelve a levantarlos. Mientras tanto esperan amándose en silencio en una playa lejana de la tierra. 18


Alocas Lo que rodea la nada lo que no se ve el embarazo de la mente al punto de explotar. El viento es Alocas lo que traspasa lo que no puede ser lo invisible y fugaz al punto de desaparecer. La luz es Alocas lo abominablemente hermoso.

19


Dos secas y Dios Limitaciones humanas incongruencias ajenas todo lo dispuesto arremete contra si. Correr para no vernos y al final las tripas crocantes ocantes que se abrazan al limón ón de los tiempos parrillescos lescos invitación humana a la fiesta mundial. Todo lo indispuesto abraza lo rojizo. Correr, correr y ver que, al fin, estas ahí dispuesta en mí.

20


Epilogamia

por Charlotte Pompón

Creo enfáticamente que luego de la experiencia de la muerte hay muchas cosas más, que se develan. Pienso que el cuerpo es sólo un vehículo nopermanente, que atraviesa experiencias sensoriales únicas, a las cuales uno se apega. Al partir, cuesta desapegarse de esas experiencias que ya no están. Esto es tratar de entender el equilibrio entre la mente y el corazón. Esto es la Vida. Tal vez, el punto exacto en el que nos encontramos aquella vez con Carla y Tomás haya durado un segundo, pero ese lapso, por más pequeño que haya sido, me muestra hoy una manera de ver y comprender el reflejo en ese hermoso espejo que es la vida. Porque creo en ellos y en el amor incondicional, sé que no es casual que nos hayamos cruzado en esta vida. Todas las experiencias vividas: hija, amor, sol, luna, sexo, mar, soledad, amigos, arte y casa, quedarán en mis pensamientos y las seguiré guardando en un cofre mental indeleble. Esto refleja su sabiduría y se brinda en una verdad plena como el sol de primavera. La calma de saber que todo trasciende y cambia 23


permanentemente es una gran herencia de entendimiento hacia la humanidad, que me ayuda a prepararme para mi propio trascender y ese cambio inminente, que es la muerte. As铆, les ruego a todos, sigan transitando por los bares del pensamiento y el coraz贸n, prestando m谩s atenci贸n a la conciencia infinita que se brinda sola y al fin de los cabos. Significa amor.

24


Subpoesía Este pliego se terminó de armar e imprimir en Taller Ambulante Subpoesía en el año 2014

Tomás Chaves - Reflujo de la vida  

Subpoesía 2014 www.subpoesia.com.ar