Page 1


Educar sin GRITOS


LAURA MONGE BARRIO

Educar sin

EDITORIAL

GRITOS

SoldeSol


A Félix, Íñigo, Javier, Tomás y María, por regalarme los momentos más dulces de mi vida, ser mi motivación diaria y llenar de luz todas las mañanas. Y a Félix, que me acompaña.


No se trata de supervivencia, sino de acompaĂąar de forma consciente a nuestros niĂąos mientras crecen. Transmitirles y enseĂąarles nuestros valores de forma serena y disfrutar juntos de esta etapa. #merecelapenaintentarlo


11

Índice Cómo usar este libro ............................................................................................ 13 CAPÍTULO 1. Introducción. No existe la fórmula mágica...........15 CAPÍTULO 2. El cerebro del niño. Izquierdo y derecho .............29 CAPÍTULO 3. El cerebro del niño. Superior e inferior ..................45 CAPÍTULO 4. Normas y límites........................................................................61 CAPÍTULO 5. Háblame bajito........................................................................ 713 CAPÍTULO 6. Sin gritos mucho mejor....................................................913 CAPÍTULO 7. Planes de acción.................................................................... 105 CAPÍTULO 8. Juegos para aprender rutinas y buenos hábitos.............................................................................................................................. 119 CAPÍTULO 9. Juegos para colaborar en casa ....................................141 CAPÍTULO 10. Juegos para la convivencia.......................................... 157 CAPÍTULO 11. Reflexión final...........................................................................169 Libros consultados .............................................................................................. 177


13

CÓMO UTILIZAR ESTE LIBRO Este libro no es una novela. Es un libro para leer poco a poco, reflexionar, poner en práctica y volver a reflexionar. No pretendas terminártelo de una sentada. Lee, descubre algo que pueda ayudarte en tu día a día y dedica un tiempo para trabajarlo.

Estructura del libro Cada capítulo que compone este libro contiene tres partes: Una primera parte más teórica, que centra el tema que se va a tratar. Una segunda parte en la que se proponen ejercicios, juegos o ideas muy prácticas para desarrollar en casa o en la escuela. No pretendas hacer muchos juegos al mismo tiempo. Escoge uno, el que mejor se adapte a tu familia y a vuestra situación. Por suerte dispones de años por delante para ir utilizando las ideas que se proponen en este libro. Una última parte con fichas de autoevaluación. Estas fichas están diseñadas para que evalúes cómo han funcionado los diferentes ejercicios al ponerlos en práctica. Si te entretienes en rellenarlas dedicarás un tiempo a la reflexión, lo cual te permitirá detectar errores para mejorar, así como éxitos que reforzar. Además las tendrás archivadas para cuando necesites recuperar ideas y desarrollar otras nuevas.


14

Educar sin gritos. Laura Monge

Compártelo Tanto en la web www.mistrucosparaeducar.com como en nuestras redes sociales, publicamos con frecuencia ideas, experiencias y posibles soluciones a retos y conflictos cotidianos. Leer cómo otras personas resolvieron una situación puede ayudarte en las que se produzcan en tu ámbito familiar e incluso servirte de entrenamiento para resolver otras completamente distintas en el futuro. Te animo a compartir tus progresos en redes sociales con los hashtags #educarsingritos y #merecelapenaintentarlo. El momento de compartir ayuda a la reflexión personal, tan necesaria, y leer las experiencias de otras personas puede inspirarte en la resolución de futuros conflictos. No olvides mencionar o etiquetar a @mis­trucosparaeducar para que pueda verlo.


15

CAPÍTULO 1

Introducción. No existe la fórmula mágica

CAMINO A L A PRÁCTICA


17

Capítulo 1

Introducción. No existe la fórmula mágica En educación, no. Existe el afecto, la paciencia, la dedicación, la comunicación, el esfuerzo, el respeto… Y todo esto, con constancia. Pero no hay fórmula mágica. Existen familias compuestas por diferentes personas. Existe un momento evolutivo de la familia en general y de cada una de las personas que la componen en particular. Existen distintas circunstancias vividas por cada familia y variadas formas de pensar y de entender la vida. Cada familia es única. Por esto, resultaría absurdo hablar de una estrategia única en educación.

Piensa QUÉ LÍNEA seguir Sin embargo, es importante que madres, padres y educadores se paren a pensar en la línea de educación que van a seguir, formándose y actualizándose conscientemente. Algo que no siempre es así, ya que a veces sucede que nos lanzamos a la labor educativa como buenamente podemos, con toda la ilusión, según nuestro sentido común y bajo la guía quizás de la educación que recibimos en el pasado, como si esta fuera un termómetro de lo que nos gustó y lo que no.


18

Educar sin gritos. Laura Monge

Por otro lado, no debes olvidar que si llegaste hasta aquí es porque de una manera u otra tienes cierta apertura a aprender, a hacer cambios o modificar hábitos muy interiorizados. En definitiva, quieres educar de forma consciente para poder disfrutar de esta etapa de una manera mucho más plena.

consciente DISFRUTAR DE ESTA ETAPA plenamente EDUCAR DE FORMA

Sin embargo, no bastará con un par de libros ni con un curso

de orientación ocasional. Quienes nos ocupamos de la educación tenemos que aprender a reflexionar, a detectar errores, a modificar pautas, a cambiar, a conocernos y a conocer a cada niño, porque además son pequeñas personas en permanente cambio. Por esto, no nos valdrá una sola estrategia; necesitaremos varias herramientas, algunas de las cuales funcionarán y otras no; puede que nos sirvan para uno de nuestros hijos, pero no para el resto; una parte de ellas las podremos utilizar en alguna de sus etapas evolutivas, pero no nos valdrán para las siguientes. Necesitaremos reflexionar al menos una vez cada 10-15 días, para revisar los objetivos previos y fijar otros nuevos. Ser padre o madre implica ser flexible, adaptarse a las nuevas circunstancias y actualizarse, prepararse para el cambio y cambiar cuando sea preciso. Pero el ritmo vertiginoso de vida que llevamos hace que las familias nos encontremos en bastantes ocasiones estancadas en un mismo punto, repitiendo pautas ineficaces que nos impiden avanzar.


Capítulo 1. INTRODUCCIÓN. NO EXISTE LA FÓRMULA MÁGICA.

19

Si buscas resultados distintos, no

hagas siempre lo mismo Albert Einstein

¿Qué podemos hacer entonces? Debemos tomar conciencia de nuestra responsabilidad educativa y nutrirnos de estrategias que nos permitan superarnos. Pues bien, esto es exactamente lo que quiero ofrecerte en este libro: una gran cantidad de ideas que te permitan disponer del mayor número de alternativas posibles para guiar a tus hijos en sus distintas etapas evolutivas; ideas que les faciliten crecer en libertad y autonomía de forma serena.

Antes de empezar En la imagen aparecen resaltados algunos puntos que deberíamos tener siempre muy presentes:

NO OLVIDES NUNCA Ser consciente. Adoptar una postura tranquila. Atender las actitudes positivas de tus hijos. Corregir con cariño las negativas. Hablar mucho (pero sin pasarse...). Cargarte de mucho humor.


20

Educar sin gritos. Laura Monge

Capítulo 1 Ejercicios

He seleccionado para este capítulo introductorio una serie de ideas para trabajar. Son muy sencillas, pero hay que ponerlas en práctica de forma consciente durante unos días para interiorizarlas y conseguir así utilizarlas de forma natural. No lo intentes con todas a la vez. Escoge una, la que más te guste o se adapte a vuestras necesidades de este momento, y ponedla en práctica en el seno familiar. Por suerte o por desgracia, quedan años por delante antes de que tus hijos alcancen la madurez. Así que tienes tiempo más que de sobra como para ir dando pasos pequeños pero muy firmes.

Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres PITÁGORAS

1. Refuerzo sin “peros” A los niños les encanta aprender y participar en los juegos originales que les propongamos. Esto no quita que necesiten entrenamiento para que las cosas salgan bien; por eso debes intentar evitar el “… bien, pero…”. De este modo, cuando se esfuercen en hacer la cama o poner la mesa, recuerda felicitarlos por lo bien que lo hicieron. Esto les servirá de aliento y ánimo para la próxima vez. Evita, pues: • “Hiciste la cama, PERO por aquí quedaron demasiadas arrugas”, o • “¡Bien! Pusiste la mesa, PERO los cubiertos están al revés”.


Capítulo 1. INTRODUCCIÓN. NO EXISTE LA FÓRMULA MÁGICA.

21

Esto, que tantas veces decimos con toda la buena intención del mundo, resta importancia a lo bueno que hicieron nuestros niños, al resaltar los puntos negativos. Entonces, ¿no les enseñamos a mejorar? Sí, pero no en ese momento, que es el propicio para las felicitaciones, para que experimenten que hicieron algo bueno y que mereció la pena. Al día siguiente, podremos decirles: • “¿Vas a hacer la cama ahora? Pues mira, para que no queden arrugas por aquí, yo suelo hacer esto…”, o • “¿Te ayudo a poner la mesa? Creo que nunca te expliqué cómo se colocan los cubiertos…”.

2. ¿Cómo te sientes? Tan sencillo como eso. Pregúntales cómo se sienten, después de haber hecho algo importante. Es una pena, pero por desgracia y casi a diario se nos pasa por alto brindar a nuestros pequeños la oportunidad de pararse a pensar en cómo se sintieron en un momento dado. Es sencillo y no lleva tiempo apenas. Cuando les preguntamos cómo se sienten después de haber hecho algo bueno, recapacitan y se dan cuenta de que sus sensaciones son aún mejores que en el momento anterior, y eso les gusta. Es un refuerzo positivo que queda lejos de cualquier recompensa material; un refuerzo positivo que no tiene precio.

3. No olvides que… No debería pasar un solo día sin que digas a tus hijos al menos una frase que les haga sentir que son especiales. En la siguiente imagen te presento unos cuantos ejemplos para que tengas una larga lista de ideas bonitas siempre bien cerca.


22

Educar sin gritos. Laura Monge

NO OLVIDES QUE... Fuiste capaz ESTOY MUY ORGULLOSO DE TI Ya sé que eres buena

Genial Brillante Increíble

CUANDO

ME NECESITES YO TE AYUDARÉ

Sabes que te quiero TE QUIERO Así se hace Vas muy bien

Magnífico Valió la pena

Puedes llegar a donde tú quieras Pensé mucho en ti mientras estabas en el colegio

Te eché de menos Qué sorpresa más grande Cada día eres mejor Excelente

Muy bien pensado

ERES ESPECIAL Te mereces lo mejor

Sabía que lo lograrías


Capítulo 1. INTRODUCCIÓN. NO EXISTE LA FÓRMULA MÁGICA.

23

4. ¿Lo puedes decir de otra manera? Ante una mala contestación, no es raro escuchar a los padres replicar en tono de amenaza algo así como: “¿QUÉ HAS DICHO?” Pero, si lo piensas bien, no tiene apenas sentido, ya que si no te gustó la primera vez que lo dijo, ¿por qué iba a gustarte la segunda? Una buena manera de empezar este proceso es planteando un pequeño reto familiar. Para todos. La familia al completo tiene que hablarse con respeto: mamá a los hijos, estos a papá, papá a mamá… y viceversa en cada caso. Si somos una familia, ¿por qué no ayudarnos de forma respetuosa? Enseña a tus hijos que cuando les digan algo y no estén de acuerdo con las formas, simplemente pidan con cariño que se lo digan de otra manera. No olvides que eres un modelo permanente y que aprenderán a hacerlo cuando tú también lo pongas en práctica.

RECUERDA Adios “peros”. ¿Cómo te sientes? ¿Lo puedes decir de otra manera? No olvides que...


24

CAPÍTULO 1

Fichas


1

capítulo 1: Introducción. No existe la fórmula mágica. Educar sin gritos. Laura Monge

FICHA 1.1 REFUERZO SIN PEROS Felicítale cuando haga algo bueno con esfuerzo. Deja las correcciones para otro momento.

Fecha: Nombre de los participantes: La mejor experiencia obtenida a raíz del juego:

Beneficios del juego:

Un error y una alternativa a dicho error:

Otras observaciones:


1

capítulo 1: Introducción. No existe la fórmula mágica. Educar sin gritos. Laura Monge

FICHA 1.2 ¿CÓMO TE SIENTES? Sugiérele que pare un momento y piense en las emociones que está experimentando.

Fecha: Nombre de los participantes: La mejor experiencia obtenida a raíz del juego:

Beneficios del juego:

Un error y una alternativa a dicho error:

Otras observaciones:


1

capítulo 1: Introducción. No existe la fórmula mágica. Educar sin gritos. Laura Monge

FICHA 1.3 NO OLVIDES QUE... Recuérdale que es especial y que valoras lo que hace, tantas veces como sean necesarias.

Fecha: Nombre de los participantes: La mejor experiencia obtenida a raíz del juego:

Beneficios del juego:

Un error y una alternativa a dicho error:

Otras observaciones:


1

capítulo 1: Introducción. No existe la fórmula mágica. Educar sin gritos. Laura Monge

FICHA 1.4 ¿LO PUEDES DECIR DE OTRA MANERA? Pídele que piense y diga de forma diferente algo que haya dicho bruscamente.

Fecha: Nombre de los participantes: La mejor experiencia obtenida a raíz del juego:

Beneficios del juego:

Un error y una alternativa a dicho error:

Otras observaciones:


29

CAPÍTULO 2

El cerebro del niño. Izquierdo y derecho

CAMINO A L A PRÁCTICA


31

CAPÍTULO 2

El cerebro del niño. Izquierdo y derecho Con los dos capítulos que vienen a continuación quiero proporcionarte algunas de las claves más importantes para comprender muchos comportamientos infantiles. Las explicaciones son largas y algo complejas, así que asegúrate de entenderlas bien.

AHORA SÍ,

empezamos…

Del mismo modo que es posible afrontar con serenidad una gripe común, porque somos conscientes de lo que ocurre en el cuerpo de nuestro hijo, y conocemos los cuidados que necesitará durante los dos o tres próximos días, el doctor Dan Siegel asegura que podemos extrapolarlo a las distintas etapas del desarrollo infantil si conocemos ciertas informaciones básicas del cerebro; así reaccionaremos de forma más eficaz ante situaciones difíciles y construiremos una base fuerte y estable para su salud social, emocional y mental. Como progenitores, muchos aspectos de la vida de nuestros hijos nos preocupan: la toma de decisiones, la autonomía, la responsabilidad, las relaciones… Y, como es lógico, el cerebro desempeña en todos ellos un papel muy importante. Deseamos que los niños actúen con sensatez, conozcan sus emociones y aprendan a dominarlas, tengan empatía y sepan distinguir entre el bien y el mal.


32

Educar sin gritos. Laura Monge

¿Y qué podemos hacer para conseguirlo? Empecemos conociendo horizontalmente el cerebro y aprendiendo unas simples nociones que pueden ayudarnos a guiarles.

Cerebro derecho y cerebro izquierdo A grandes rasgos, y simplificando para entender lo más importante y así aplicarlo en el día a día, el cerebro humano, visto en “horizontal”, tiene dos lados: el izquierdo, más reflexivo y encargado del pensamiento lógico y el lenguaje, y el derecho, más creativo, emotivo e intuitivo.

CEREBRO

CEREBRO

IZQUIERDO

DERECHO

Razonamiento

Lenguaje hablado Lenguaje escrito

Habilidad científica

Habilidad numérica

Control de la mano derecha

Intuición

Imaginación

Sentido artístico Sentido musical

Percepción tridimensional

Control de la mano izquierda

Disponemos, pues, de una parte del cerebro que nos permite razonar, reflexionar y pensar, y otra con la que actuamos de forma más intuitiva y reactiva. Uno reflexivo y otro emocional… Como si se tratara de dos personas distintas. La clave para crecer en salud consiste en integrar ambas partes, ponerlas a trabajar conjuntamente, coordinarlas y equilibrarlas. Muchas de las respuestas desafiantes que vemos en nuestros niños son consecuencia de una falta de integración de estas dos partes del cerebro, la izquierda y la derecha. Está claro: nos gustaría que, aun siendo pequeños, pudieran controlar sus emociones del hemisferio derecho con la lógica del izquierdo.


Capítulo 2. EL CEREBRO DEL NIÑO. IZQUIERDO Y DERECHO.

33

Ejemplo Tomás, 5 años, está jugando tranquilamente con sus superhéroes en el salón cuando se acerca su madre y le dice que es la hora de ir a la ducha, por lo que debe ir recogiendo sus muñecos. Entonces pueden ocurrir tres cosas: 1. Tomás es dominado por su cerebro derecho: sigue jugando y no parece haber oído ni una sola palabra de lo que su madre ha dicho. Ella insiste y el pequeño sigue sin atenderla. Si la madre grita o se enfada, la situación pillará por sorpresa al niño, que posiblemente reaccione de forma “complicada de gestionar”. 2. Tomás es dominado por su cerebro izquierdo: se cruza de brazos, frunce el ceño y permanece inmóvil. Él estaba salvando el mundo y ahí se quedará hasta que finalice la misión. La madre trata de llamar su atención de todas las maneras posibles; sin embargo, Tomás parece impasible ante sus esfuerzos. 3. Tomás actúa con el cerebro integrado: a pesar de entristecerse porque tiene que abandonar el juego, se levanta, recoge y le sugiere a su madre que le deje jugar un poco más si termina rápido con el baño y la cena. Parece claro con cuál de estas tres opciones se quedaría cualquier madre o padre después de una larga jornada laboral, de un día complicado en casa o incluso de uno en el que todo haya salido perfecto. Siempre queremos que nuestros hijos actúen de forma integrada, que experimenten las emociones del lado derecho del cerebro pero que, a su vez, estas sean comprendidas y controladas por el izquierdo. Sin embargo, sabemos que la mayoría de las veces esto no ocurre; es más, la tercera opción del ejemplo de más arriba pue-


34

Educar sin gritos. Laura Monge

de llegar a parecernos completamente irreal o al menos más propia de personas adultas que de niños. Pero ¿por qué? ¿La mala educación, la desobediencia o la actitud caprichosa son propias de la infancia? ¡No! O, al menos, no tienen por qué serlo. Lo que ocurre es que son muy jóvenes y su cerebro no siempre puede actuar de forma integrada simplemente porque necesita más tiempo para desarrollarse.

RECUERDA El cerebro de una persona no se desarrollará completamente hasta pasados los 20 años.

Pues bien, si estás pensando que con 5, 8 o incluso 10 años de edad deberían empezar a comportarse de forma más predecible, siento decirte que no es así: el cerebro humano no se desarrolla completamente hasta pasados los veinte años. Por suerte, cientos de situaciones cotidianas te permitirán influir para que tus hijos avancen hacia la integración, sin agotarte tú ni agotándolos a ellos, simplemente estando presente en sus vidas para servirles de guía.


Capítulo 2. EL CEREBRO DEL NIÑO. IZQUIERDO Y DERECHO.

35

Técnica “conecta y redirige” Esta magnífica técnica, que aprendí del libro El cerebro del niño, parte del conocimiento de la forma en que funciona el cerebro infantil y pretende conseguir la cooperación bastante antes de

llegar a la desintegración, lo cual no significa dejarse manipular, ni mucho menos reforzar una mala conducta.

1. En el primer paso de esta técnica trataremos de conectar

con el lado derecho. Es decir, establecer una conexión emocional con el niño o la niña. Cuando tu hijo de 5 años está salvando a la humanidad con sus superhéroes, por increíble que parezca, es un momento realmente importante para él, por lo que sentirá la llamada a la ducha como algo absurdo y frustrante. Conectar tu cerebro derecho con el suyo, pararte un minuto para hablar con él de la misión que tiene entre manos y de la pena que da tener que ir a la ducha en ese momento, te permitirá conectar emocionalmente con él. Y esa conexión será, sin duda, mutua.

1. En el segundo paso redirigiremos con el lado izquier-

do. Una vez hayáis conectado, podrás redirigir su conducta. En el caso de Tomás, le puedes proponer seguir con la misión en la bañera. Más tarde, le hablarás brevemente de la higiene y de la importancia de bañarse todos los días, le puedes decir lo feliz que te sientes cuando acepta ir al baño a la primera…

Es posible que en algún momento pienses que no tienes tiempo para conectar y redirigir, que solo te queda la opción de cortar por lo sano, porque si no se te echará la tarde o la mañana encima, porque no puedes ni con tu vida, porque tienes la cabeza llena de problemas como para ponerte a hablar de batallas ficticias con tu hijo. Sin embargo, piensa también en la energía que requiere emprender una lucha real en casa.


36

Educar sin gritos. Laura Monge

Recuerda también que somos nosotros, los adultos, los que tenemos la capacidad de actuar íntegramente y que, además, somos modelos para nuestros hijos e hijas. Echarle un poco de teatro para ponernos en su piel, y guiarlos después con la madurez y serenidad de una madre o un padre, resolverá el problema de ese momento y establecerá una referencia más para su desarrollo posterior. No te preocupes tampoco si un día no actuaste como deseabas.  Nuestra condición humana hace que nos equivoquemos y que nos sigamos equivocando a diario. Así que, cuando esto ocurra, intenta aprender del error para hacerlo un poco mejor la próxima vez, y listo. Hablaremos de esto más adelante.


Capítulo 2. EL CEREBRO DEL NIÑO. IZQUIERDO Y DERECHO.

37

CAPÍTULO 2 Ejercicios

1. Conecta y redirige Aunque por desgracia esta técnica no es infalible, como todo en educación, te ayudará enormemente en cientos de situaciones cotidianas. Te propongo que hagas la prueba en casa. Aprovecha cualquier situación del día a día. Cuando tu hijo se ha enfadado porque: •

Tiene que hacer los deberes.

Quiere ver un programa de televisión.

Se niega a probar la comida.

Respira, cárgate de paciencia y, con todo el amor que puedas encontrar, conecta con su cerebro derecho: •

Habla de lo incómodo que resulta hacer los deberes cuando en realidad lo que uno quiere es ir al parque.

Dale a entender que comprendes que es una pena que tenga que perderse su programa de televisión favorito.

Dile que es cierto: a veces la comida no tiene buena pinta, y entonces probarla parece un poco arriesgado.

Una vez hayas conectado y estéis en sintonía, redirige con el cerebro izquierdo, es decir: •

Anímale a terminar los deberes en el tiempo previsto, pues de ese modo tendrá tiempo para jugar después.

Sugiérele grabar el programa de televisión para verlo el fin de semana con tranquilidad.

Proponle hacer el esfuerzo de probar la comida, pues a veces es sorprendente lo que pueden llegar a gustarnos nuevos sabores, colores y texturas.


38

Educar sin gritos. Laura Monge

2. Habla del cerebro Habla con tus hijos del cerebro tal y como lo acabamos de estudiar, horizontalmente. Es muy interesante que empiecen a conocerse, lo cual a su vez será de una gran ayuda para vosotros, los padres. Recuerda que un poco más arriba tienes una imagen que te puede ayudar en esta conversación.

3. Vales que no tienen precio Para el ejercicio 3 voy a dejar de lado el cerebro y hablaré un poco de las recompensas. Por increíble que parezca (y aunque nuestros hijos puedan llegar a negarlo) las mejores recompensas no se compran con dinero. Los niños quieren, por encima de todo, pasar buenos ratos con nosotros, y la vida de locos que llevamos no es de gran ayuda en este aspecto. Las imágenes que te presento a continuación son absolutamente geniales. Da uno de estos vales a tu hijo cuando haya hecho un esfuerzo, cuando alcance un reto o cuando cumpla bien una tarea asignada. Es maravilloso ver cómo los guardan como si fueran auténticos tesoros. Por otro lado, verás que son de gran ayuda también para vosotros, padres y madres, ya que de este modo no pasaréis por alto cualquier cosa buena que hagan a lo largo del día.


Capítulo 2. EL CEREBRO DEL NIÑO. IZQUIERDO Y DERECHO.

VALE POR

VALE POR

PREPARAR JUNTOS UN BIZCOCHO

PREPARAR JUNTOS UNA PIZZA

VALE POR

VALE POR

UN CUENTO EXTRA ANTES DE ACOSTARTE

ELEGIR UNA PELÍCULA PARA VER JUNTOS

VALE POR

VALE POR

VALE POR

VALE POR

39


40

CAPÍTULO 2

Fichas


2

capítulo 2: El cerebro del niño. Izquierdo y derecho. Educar sin gritos. Laura Monge

FICHA 2.1 CONECTA Y REDIRIGE Conecta tu cerebro derecho con el suyo; redirige después con el izquierdo.

Fecha: Nombre de los participantes: La mejor experiencia obtenida a raíz del juego:

Beneficios del juego:

Un error y una alternativa a dicho error:

Otras observaciones:


2

capítulo 2: El cerebro del niño. Izquierdo y derecho. Educar sin gritos. Laura Monge

FICHA 2.2 HABLA DEL CEREBRO (HORIZONTAL) Explícate de forma breve y sencilla las distintas funciones del “cerebro horizontal”.

Fecha: Nombre de los participantes: La mejor experiencia obtenida a raíz del juego:

Beneficios del juego:

Un error y una alternativa a dicho error:

Otras observaciones:


2

capítulo 2: El cerebro del niño. Izquierdo y derecho. Educar sin gritos. Laura Monge

FICHA 2.3 VALES QUE NO TIENEN PRECIO Utiliza sencillos vales como alternativas al premio material

Fecha: Nombre de los participantes: La mejor experiencia obtenida a raíz del juego:

Beneficios del juego:

Un error y una alternativa a dicho error:

Otras observaciones:


EDUCAR SIN GRITOS. © 2017, Laura Monge Barrio

Diseño: Laura Monge Barrio y Paula Alenda. © Maquetación: Editorial SoldeSol © Diseño de cubierta: Editorial SoldeSol (EditorialSoldeSol.com)

Corrección: Estilográficas Corrección (www.estilograficascorreccion.com)

EditorialSoldesol.com noviembre 2017 ISBN: 978-84-946905-8-7 depósito legal: al 2318-2017 Impreso en España

Los derechos de este libro quedan reservados a su autor. Puede dirigirse a él para solicitar autorización si desea utilizar alguna parte de este contenido.


Educar sin gritos [Extracto]  

Este libro viene cargado de muchísimas alternativas mucho más eficaces que el socorrido grito, tan resultón a corto plazo pero del que poco...

Educar sin gritos [Extracto]  

Este libro viene cargado de muchísimas alternativas mucho más eficaces que el socorrido grito, tan resultón a corto plazo pero del que poco...

Advertisement