Issuu on Google+

www.sabiduriavedica.org o las siguientes páginas de Internet: Biografía del Autor: www.vrindavan.org/gm Para Niños: www.damodara.de Arte Consciente: www.consciousart.de Ecología y Vegetarianismo: www.elarmonista.com Yoga Inbound - Tours India: www.yogainbound.org Biblioteca Védica: www.vrindavan.org/biblioteca

Mayor información: info@sabiduriavedica.org

Visita nuestro sitio Web y suscríbete en nuestra lista de correos.

opera la ley del karma. Sin embargo, para las personas ignorantes este asunto no reviste mayor relevancia, no es real y tampoco es digno de atención.

negar las leyes del universo nos convierte en descreídos irresponsables. Definitivamente no nos conviene ver la vida así. Si bien es cierto que debemos reconocer la existencia del karma, y ver que el sufrimiento de cada quien se debe a sus actos, no somos jueces del karma ni estamos autorizados por Dios para gratificarnos con el sufrimiento de nadie. Todo lo contrario: debemos aprender a amarnos y abrazar la hermandad. Esto sin duda nos impediría afligir a otros y sería un acto auspicioso. Las circunstancias desafortunadas o desfavorables, que nos salen al paso, vienen a recordarnos lo peligrosas que son las acciones equivocadas.

El ser humano debe atender y obedecer las leyes de la madre Naturaleza y las leyes de Dios. Srila Prabhupada, un gran maestro espiritual vaishnava, enfatizó mucho que las leyes rigen a todos los individuos, incluyendo a aquellos que desconocen esas leyes. Por ejemplo, las leyes de tránsito. Si un colombiano viaja a Inglaterra y alquila un auto, desconociendo que en las vías de doble sentido los carros transitan por el carril izquierdo y no por el derecho, como en su país, lo más seguro es que provocará una colisión. El conductor de Colombia no tendrá otra opción que reconocer su responsabilidad en el incidente y someterse a la justicia de Inglaterra. Pero, en cambio, si demuestra renuencia a acatar esas leyes, lo declararán un delincuente. Asimismo,

La vida es una oportunidad fugaz, pero substancial, para corregir nuestros actos y mentalidad. Hay tres planos básicos en los que nos podemos ubicar como individuos: (i) el

3

4

Actúe

84

conscientemente Por: Swami B. A. Paramadvaiti

Si deseas saber más sobre la Sabiduría Védica, visita

Colección Sabiduría Védica “No es posible distinguir fácilmente entre lo necesario y lo inútil.”

2

1

Toda acción acarrea una reacción. Existe una conexión entre las actividades del pasado y lo bueno y lo malo que experimentamos. Podríamos preguntar: ¿quiénes fueron en el pasado los que ahora tuvieron que nacer como terneritos, para ser sacrificados luego de una infancia tortuosa o de haber vivido encerrados en un corral, sin poder moverse? ¿Qué clase de almas tienen que pasar por semejante agonía y tormento? ¿Será que su sufrimiento se debe a que en otras vidas hicieron lo mismo en cuerpos de humanos? ¿Será que detrás de la carita de ese ternerito hay un ser que en la vida pasada fue un hombre que causó a otros seres un dolor semejante? Es de brusca veracidad responder abiertamente que sí a este último interrogante. Así

¿Cuál es la causa de toda condición trágica? La respuesta es: nuestro karma. El karma se refiere a las reacciones buenas y malas que debemos recibir por las actividades que hemos realizado. Es algo que, se sabe, nos acompaña incluso desde el mismo esde tiempo inmemorial existe el dolor, la agonía, la crueldad, etcétera. Son aspectos de la vida que se quisieran evitar, pero que no siempre es posible hacerlo. Así mismo, en el mundo ocurren desgracias que nos parecen inexplicables, y sin sentido, aparentemente. Pero también están los casos en que unos seres humanos ocasionan dolor a otros, consciente o inconscientemente, directa o indirectamente.

D

conscientemente

Actúe

“Si deseamos abrazar la hermandad, lo primero que hay que entender es que debemos amarnos. Así, seguramente, no haremos nada que pueda afligir a otros.”

nacimiento, pues, según las Escrituras védicas, tuvimos una vida previa. Entender cómo actúa la ley del karma y por qué es muy importante, ya que así sabremos la responsabilidad que exige cada uno de nuestros actos.


plano de la explotación, (ii) el plano de la indiferencia y (iii) el plano de la dedicación. La dedicación es la conducta correcta, pues la explotación tarde o temprano estallará en nuestro rostro, y la indiferencia no soluciona nada. Dedicarse a ayudar a quien lo necesita y convertirse en un apoyo amoroso para otras personas, ocupan puestos muy altos en el escalafón de acciones meritorias. En conclusión, no prestar atención a la ley del karma, es negar la responsabilidad de nuestras actuaciones. Todo lo que nos haga incurrir en tal ir responsabilidad, no nos conviene. Reconozcamos humildemente: “Yo no sé casi nada, pero he cometido muchos errores, y ahora llegó la hora de cambiar. Para empezar, me volveré

karma Piense antes de actuar

“Las circunstancias desafortunadas o desfavorables que nos salen al paso, vienen a recordarnos lo peligrosas que son las acciones equivocadas.” “Las leyes rigen a todos los individuos, incluyendo a aquellos que desconocen esas leyes.”

¡Hazlo!

¡Piense antes de actuar!

vegetariano, y así no seré más el causante del dolor de mis hermanos los animales; por otro lado, si traigo un hijo al mundo, lo cuidaré como un padre o una madre ejemplar; le daré amor y lo haré consciente de que la vida humana es una bendición, es un regalo de Dios para poder servirlo”. Con la fe en Dios podremos enfrentar con más valor las dificultades de la vida. En esta medida hay que esforzarse por comprender los secretos de su Creación; también, por cantar sus Santos Nombres y escuchar a quienes se han dedicado a Él de todo corazón. Swami B. A. Paramadvaiti


84. actue conscientemente