Issuu on Google+


Paz Matud Juristo

No tires la toalla Recursos para mejorar la clase de Religi贸n


Introducción Hace 10 años, cuando llegué a mi colegio, entré en una clase para recoger a los alumnos de Religión para llevármelos a mi aula. Me sorprendió una lluvia de pelotitas de papel y lindezas como: «Vete demonia». Los pocos que venían, salían a hurtadillas, con miedo. Diez años después, sigo con mis gitanillos. Ahora se quedan en el aula 3 o 4 que no van a Religión y, a veces, con deseos de ir y sin poder. Con unas inmensas dificultades de todo tipo, un alumnado mayoritariamente escéptico y fundamentalista y unos padres recelosos, en el mejor de los casos, ahora se ve la luz. Los problemas se agolpaban: el escaso nivel intelectual de los alumnos, el absentismo, los gravísimos problemas familiares, el ambiente difícil de sus casas, el escaso interés de los padres de los alumnos y algunos otros que no vienen precisamente de los alumnos: el maestro de Religión en el colegio público es la pieza molesta, tolerable si no hace mucho ruido, que se limita a cumplir y no se nota mucho que existe. La primera opción que tenía era cumplir con esas expectativas, ir a ganarme el sueldo dando la clase con el libro correspondiente y no hacerme notar. La segunda dejarme la piel. Opté por la segunda. Dios y los niños se lo merecen. He confeccionado los apartados con un mismo esquema: problema-solución. Ya hay demasiada teoría sobre el asunto y necesitamos cosas prácticas, que de verdad podamos aplicar en el aula. Para que podáis haceros una idea de nuestro trabajo cotidiano en clase, podéis ver algunas de las fotos de las actividades que se explican en el libro en mi página web www.pazmatud.com 5


El Colegio Público CAES, donde trabajo, este año ha recibido el «PREMIO ARCO-IRIS a la armonía interconfesional en el aula»: un galardón que partió de la iniciativa de los alumnos mayores y que premia el esfuerzo por la armonía de diferentes confesiones religiosas, razas y credos en una misma aula de Religión en un colegio público, en el que la asignatura es opcional. En el margen derecho de la página web podéis ver o bajaros el power-point del premio. Este se nos hizo entrega en un día precioso, y en el acto participaron un representante de cada una de las religiones de mis alumnos: un pastor evangélico, un pastor de la iglesia reformada africana, un pope ortodoxo ruso, rumano y un sacerdote católico. Todos unidos oramos por la paz y la unidad, y para mí fue un día difícil de olvidar y feliz donde los haya. Si a algún compañero o lector, quien sea, pueden ayudarle en algo las líneas que vienen a continuación, maravilloso. Dad las gracias al Espíritu Santo. Él es el único autor de todo esto. El único. Y atreveos a dejaros la piel. Merece la pena.

6


7 Un aula de Religión interconfesional Problema Puede que algunos profesores no tengan este problema, pero otros sí, tienen alumnos de diferentes países y confesiones religiosas, que optan por la asignatura de Religión, sobre todo alumnos cristianos no católicos. Solución Para solventar esta situación, hay que encontrar un delicado equilibrio entre ser fieles a la asignatura y una valiosa apertura a las otras confesiones, que puede enriquecer tanto a los alumnos como al profesor. Tiene que plantearse un enfoque en el que se ponga el acento en lo común, como la figura de Jesús y no tanto en lo que suscite división o polémica. Es bonito que demos un protagonismo alterno a alumnos de diferentes confesiones, para que el resto de los compañeros conozcan su realidad. Cada uno puede aportar algo, los niños evangélicos una canción, los ortodoxos una oración, etc., etc. Podemos hacer un trabajo de investigación con los mayores, sobre puntos comunes entre todas las confesiones cristianas y reflexionar sobre la importancia de conocerse y valorarse. Podemos extraer puntos concretos de cada confesión como algo positivo, de lo que los demás podemos aprender, por ejemplo, la alegría de los cantos evangélicos (¿por qué a veces nosotros estamos tan tristes con nuestra fe?, podemos decirle a los demás), o la facilidad para la oración de los ortodoxos, etc., etc. 65


Es siempre mucho más interesante aprender lo que nos aporta el otro que recelar de él. Educar a los niños en la apertura y el respeto, sin perder la propia identidad, es crucial en el mundo en que vivimos. Con los alumnos de 5º y 6º podemos hacer investigación sobre el movimiento de Taizé y en el carisma de comunión de los focolares, como dos realidades que han hecho de la unidad, su ideal de fe. Aun en el caso que todos los niños del aula fueran católicos, no deja de ser interesante reservar la semana para la unidad de los cristianos, para reflexionar sobre todo este tema y las palabras de Jesús en la Última Cena: «Padre, que todos sean uno, como Tú estás en mí y yo en ti». En el colegio donde trabajo esta realidad es muy llamativa, pues hay una proporción mínima de católicos en el colegio en general y en Religión en particular. Alrededor de un 5%. Después de un esfuerzo y un trabajo muy grande durante 10 años, el Señor «ha estado grande con nosotros» y el aula es completamente interconfesional. Hasta tal punto que el recelo inicial (o enfrentamiento) se ha cambiado en un respeto mutuo, pues los mismos alumnos mayores quisieron iniciar un proyecto, el «PREMIO ARCO-IRIS», que nació para premiar la armonía interconfesional en el aula. Con la colaboración de la Comisión de Enseñanza del Arzobispado de Valencia, preparamos en la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos, un acto muy emotivo en el colegio para la entrega del premio. Invitamos a un representante de cada una de las confesiones cristianas del colegio, un pope ortodoxo ruso, otro rumano, un pastor evangélico, un pastor de la iglesia africana reformada, un sacerdote católico y el delegado para el ecumenismo en la Comunidad Valenciana. Los alumnos salieron al escenario con unas cintas de colores, una por cada una de las once nacionalidades de los niños de Religión. Cantaron una canción referente a la unidad, y luego vimos 66


un «power point» sobre el trabajo en Religión con el tema de la unidad, e hicimos entrega de un diploma como recuerdo a cada uno de los representantes. Hubo actuaciones musicales de cada una de las confesiones y, al finalizar, se nos entregó el premio que luego pusimos muy contentos en el pasillo del aula. El acto finalizó con la oración por la unidad, que todos los presentes, cogidos de la mano, recitamos juntos. Había que añadir que, silla con silla, se sentaron juntos hombres que nunca hasta entonces habían tenido la oportunidad de estar unidos y rezar juntos. El Pope, con su sotana negra hasta el suelo y su barba imponente, el pastor evangélico gitano, el pastor africano, el sacerdote... un día para el recuerdo. Impensable, todo lo que hace el Espíritu Santo: los niños aprendieron aquel día una importante lección sobre la unidad, más allá de las palabras. Oración de la unidad Dios, padre de todos, que enviando a tu hijo Jesucristo a nuestro mundo enfermo por el pecado nos has regalado la salvación a todos nosotros, sin distinción de raza ni de Religión, te pedimos que nos envíes ahora tu Espíritu Santo, para que nos ayude a mantenernos unidos unos con otros, y que nuestras diferencias sirvan para enriquecernos mutuamente y nunca para enfrentarnos, y así el mundo crea en ti. Que sea siempre ese amor tuyo lo que nos mantenga unidos, y así los que no crean en ti puedan llegar a la fe 67


de aquel que es Padre, Hijo y Espíritu Santo, tres personas y un solo Dios verdadero. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor y nuestro Salvador. Amén

68


ÍNDICE Introducción ............................................................................ 5

1. La clase del inicio del curso............................................. 7 2. El problema del aprendizaje. ¿Cómo enseñar Religión? .. 11 3. Juegos y recursos del aula................................................ 39 4. Relaciones parroquia-escuela........................................... 45 5. La evaluación en la clase de Religión.............................. 57 6. La formación del profesorado de Religión...................... 61 7. Un aula de Religión interconfesional............................... 65 8. La enseñanza de la Religión en infantil. Más juegos....... 69 9. La oración en la clase de Religión .................................. 77 10. Historias para contar en clase de Religión..................... 81

Conclusión........................................................................... 123 Anexo. Una propuesta para la reunión de padres................ 124

127


No tires la toalla