Page 1


96111-81 Enciclopedia de los テ。ngeles.qxd

27/4/10

10:39

Pテ。gina 3

ENCICLOPEDIA DE LOS

テ]geles RICHARD WEBSTER


96111-81 Enciclopedia de los ángeles.qxd

27/4/10

10:39

Página 5

Índice

Introducción ..................................................................

7

Enciclopedia ...................................................................

17

Apéndice: Invocación al ángel de la guarda ................. 279


96111-81 Enciclopedia de los ángeles.qxd

27/4/10

10:39

Página 7

Introducción

M

era una mujer muy severa. Una de sus tareas principales en la vida consistía en mejorar el comportamiento de sus nietos. Siempre que hacíamos algo que no estaba bien, incluso algo tan simple como coger el cubierto equivocado, nos decía: «Las personas a las que da gusto conocer siempre saben qué tenedor usar». Las faltas de etiqueta constituían un pecado horrendo. Aún hoy puedo oírla decir: «Las personas a las que da gusto conocer…» seguido de lo que se suponía que debíamos hacer. Afortunadamente también puedo recordar algunos de sus momentos más tiernos. Le gustaba sentarse en mi cama por las noches y enseñarme oraciones infantiles y poesías tradicionales como: I ABUELA MATERNA

Mateo, Marcos, Lucas y Juan, bendecid la cama en la que estoy acostado. Cuatro angelitos para mi cama, cuatro angelitos alrededor de mi cabeza, uno que vigila y otro que reza, y dos que se llevan mi alma con ellos.


96111-81 Enciclopedia de los ángeles.qxd

8

27/4/10

10:39

Página 8

ENCICLOPEDIA DE LOS ÁNGELES

Este último verso debe de haber quitado el sueño a muchos niños, pero yo no meditaba demasiado sobre el significado de las palabras por aquel entonces y no lo hice hasta muchos años después. Tenía cinco o seis años cuando aprendí esta poesía, así que ésa debió ser la primera vez que oí hablar de los ángeles. La única cosa que aprendí sobre ellos en el colegio fue que eran «los ayudantes de Dios». Amigos católicos que vivían cerca de casa hablaban de vez en cuando de ellos, especialmente de su ángel de la guarda. Recuerdo que en cierta ocasión puse en un compromiso al capellán del colegio cuando le hice una pregunta acerca de estos ángeles de la guarda. Me respondió que los que iban al colegio que estaba al final de la calle (el colegio católico) tenían ángeles de la guarda, pero que nosotros no los necesitábamos. Aquello me pareció una injusticia, pero en aquel entonces no sabía lo suficiente acerca de los ángeles como para seguir interrogándole. No fue hasta que tuve alrededor de veinticinco años cuando descubrí que no sólo tenía un ángel de la guarda, sino que estaba claro que sí le necesitaba. Este libro es el resultado de la fascinación que he sentido por los ángeles desde entonces. Los ángeles son seres espirituales de luz. La palabra ángel procede del término griego angelos, que significa «mensajero alado». Esto se debe a que una de sus principales funciones es la de transmitir mensajes entre la humanidad y Dios. También sirven y adoran a Dios. El concepto de ángeles es antiguo. Muchas de las religiones primitivas creían en seres que podían viajar libremente entre este mundo y el reino de los dioses. Las leyendas judías nos cuentan que los ángeles fueron creados el segundo día de la Creación. La ilustración más antigua de un ángel que conocemos se encuentra en una estela de seis mil años de antigüedad procedente de Ur. Muestra una figura alada que vierte el agua de la vida en una


96111-81 Enciclopedia de los ángeles.qxd

RICHARD WEBSTER

27/4/10

10:39

Página 9

9

copa sostenida por un rey. Existen muchos otros ejemplos antiguos de figuras aladas. Los enormes grifos de Mesopotamia, en parte humanos y en parte animales, son uno de ellos. En Asiria los grifos eran considerados querubines. Se trataba de extrañas figuras con rostro humano o de león y cuerpo de toro, águila o esfinge. Estas figuras muestran la estrecha relación que ha tenido siempre la astrología con los ángeles, pues los grifos contienen los cuatro signos zodiacales que marcan los solsticios y los equinoccios: Tauro, el toro (equinoccio de primavera); Leo, el león (solsticio de verano); el águila de Escorpio (equinoccio de otoño) y el aguador de Acuario (solsticio de invierno). La diosa egipcia Neftis era a menudo representada como una figura alada. Los antiguos egipcios creían que todo el mundo poseía un doble invisible denominado ka. El ka era probablemente el alma de la persona, pero también pudo haber sido una forma de ángel de la guarda. Aunque las alas son el atributo más reconocido de los ángeles, no necesariamente las llevan. De hecho, hasta la época del emperador Constantino no solían ser visibles cuando se aparecían los ángeles. Los artistas medievales y renacentistas las plasmaron en sus pinturas para simbolizar el poder espiritual de estas criaturas y su capacidad para moverse entre el Cielo y la tierra de forma instantánea. Zoroastro (siglo VI aC.), el profeta persa, fundó una religión denominada zoroastrismo que sigue siendo practicada hoy en día por dos mil o tres mil personas en Irán y el occidente de la India. Es la religión revelada más antigua que existe. En ella hay tres clases de ángeles: amesha spentas («inmortales benéficos»), fravashis («ángeles de la guarda») y yazatas («ángeles»). Ni siquiera estos ángeles fueron los primeros ángeles «verdaderos». Zoroastro adoptó una variedad de deidades ya existentes, entre los que se incluyen los sukali, que eran ángeles de dioses anteriores.


96111-81 Enciclopedia de los ángeles.qxd

10

27/4/10

10:39

Página 10

ENCICLOPEDIA DE LOS ÁNGELES

Es imposible que nos excedamos a la hora de enfatizar la influencia de los ángeles zoroastrianos. Los ángeles del judaísmo se basaron en la cosmología establecida por Zoroastro. El cristianismo, por su parte, los adoptó de la tradición hebrea. Tanto los ángeles hebreos como los cristianos influyeron sobre los del islam. Aunque existen grandes diferencias en cómo estas religiones perciben a estos seres, todas ellas los aceptan como parte importante de sus creencias. La Cábala judía es una valiosa fuente de información sobre este tema. Se remonta al siglo I dC., aunque los textos más importantes fueron escritos en los siglos XII y XIII. Entre ellos encontramos el Zohar y el Libro del Ángel Raziel. Según cuenta la leyenda, Dios enseñó la Cábala a sus ángeles. El ángel Raziel se la enseñó a Adán para ayudarle a encontrar el camino de vuelta a Dios. En la Cábala, los ángeles forman parte de las energías divinas que mantienen el universo en equilibrio. Los ángeles aparecen en la Biblia con múltiples formas. A veces son como seres humanos (Génesis 18; 32, 10-13; Josué 5, 1315; Jueces 13, 1-5). En Éxodo 3 se habla de un ángel con la apariencia de una zarza en llamas. Los querubines eran también visibles, pues dos de ellos fueron representados en el Arca de la Alianza (Éxodo 25). Miguel y Gabriel son los dos únicos ángeles a los que se menciona por su nombre en la Biblia protestante. Rafael aparece en el Libro de Tobit, incluido en la Biblia católica, y Uriel, en el Primer Libro de Enoc y en 2 Esdras. Tobit y 2 Esdras están entre los Libros Apócrifos, quince textos que fueron excluidos de la Biblia protestante. Una gran cantidad de material de los primeros cristianos quedó excluido de la Biblia. Estos textos se conocen como escrituras extracanónicas o pseudoepigráficas. Entre ellos se incluyen el Evangelio de Bernabé, el Apocalipsis de Abraham, el Apocalipsis de


96111-81 Enciclopedia de los ángeles.qxd

27/4/10

10:39

Página 17

A Abaddón (Abadón, Abbadon, Apollyon o Apollion): Abaddón es el ángel destructor de Dios, y en Apocalipsis 9, 11 se le describe como rey: «Por rey tienen sobre sí al ángel del abismo, cuyo nombre es en hebreo Abaddón». Por este motivo se cree que Abaddón es también el ángel que se menciona en Apocalipsis 20, 1-3: «Vi un ángel que descendía del cielo, trayendo la llave del abismo y una gran cadena en su mano. Tomó al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo, Satanás, y le encadenó por mil años. Le arrojó al abismo y cerró, y encima de él puso un sello para que no extraviase más a las naciones». El nombre de Abaddón aparece también mencionado en los Manuscritos del Mar Muerto. Véanse demonio, dragón, Satanás. Abadiel: Véase Abdiel. Aban (Aredvi Sura Anahita): Aban es un ángel yazata femenino del zoroastrismo. Vive en las regiones estrelladas del cielo y cuida del mes de octubre. Véanse yazata, zoroastrismo.

9271c  

E NCICLOPEDIA DELOS R ICHARD W EBSTER Apéndice: Invocación al ángel de la guarda................. 279 Introducción.............................

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you