__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

13/4/10

10:13

Pรกgina 1


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

15/4/10

12:30

Página 2

Esta edición de El bebé feliz ha sido impresa en los talleres de Sagrafic de Barcelona. El papel empleado para el interior es Ambergrafic de 80 g y cuenta con el certificado PEFC (Sistema Español de Certificación Forestal). La cartulina de la cubierta es «Crescendo» de 250 g de la fábrica Mead-West-vaco, que tiene el certificado PEFC (Programme for the Endorsement of Forest Certification Schemes). Todo el papel fue producido a partir de bosques creados de manera sostenible y de los cuales hay certificación absoluta sobre la cadena de producción de papel.


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

13/4/10

10:13

Página 3

Guía práctica de 0 a 18 meses

Miquel Àngel Alabart

(Director de la revista

Crianza natural)

N.E.ED ediciones


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

13/4/10

10:13

Página 4

© Miquel Àngel Alabart, 2010

Diseño de cubierta e ilustraciones: Kaffa Diseño gráfico interior y maquetación: Editor Service, S.L.

Derechos reservados para todas las ediciones en castellano Primera edición: marzo de 2010 © Nuevos Emprendimientos Editoriales S.L. C/ Aribau, 168-170, 1.º 1.ª 08036 Barcelona (España) e-mail: info@needediciones.com www.needediciones.com

ISBN: 978-84-936832-3-8 Depósito legal: B-19.726-2010 Impreso en España por Sagrafic Printed in Spain by Sagrafic

Reservados todos los derechos de esta obra. Queda prohibida la reproducción total o parcial por cuaquier medio de impresión, de forma idéntica, extractada o modificada en castellano o cualquier otra lengua.


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

13/4/10

10:13

Página 5

A mis hijas Zoe y Juna, las verdaderas magas del cuento. A Eva, mi estrella.

Agradecimientos Aunque este libro se ha gestado casi en un secreto uterino, su elaboración no hubiera sido posible sin las personas con quienes he compartido y vivido experiencias y reflexiones desde que soy padre, hace más de diez años. Algunas de estas personas son: Íria, la madre de mis hijas; los equipos de profesionales de Titània-Tascó y de Mare Nostrum; las familias y educadores de La Caseta, en especial Pere Juan y, con un recuerdo emocionado, Anna Bachs; los del Roure Cristóbal Gutiérrez y Begoña González; y Pepe Contreras y Remei Arnaus, impulsores, entre otras cosas, de ambos proyectos, profesores en la Universitat de Barcelona y, durante un tiempo, nuestros sufridos caseros. Por supuesto, la gente de la Asociación Quetzal y las revistas Viure en família y Crianza natural, en especial mis amigos y «socios» Jaume Bach y Laura Triana (y Nil y Roger, claro) y las familias y educadoras de La Cucanya. Por no mencionar a las decenas de personas e instituciones que han colaborado con nosotros desde el inicio. Imprescindible agradecer por lo menos el apoyo de Catalina Mas y Mar Palmer y sus familias y demás gente de Néixer i Créixer de Mallorca y de Barcelona, Sílvia Marty, Rosa Sorribas y Ramon del portal crianzanatural.com, Ángeles Hinojosa, Carlos González, Rosa Jové y Laura Gutman. A todos mis amigos, que han soportado mis discursos pro-crianza natural sin demasiados bostezos. Y a Carlos Fresneda y Jordi Bigues, que me metieron en el lío este de convertir todo esto en libro, a ver si cuando vuelvan del resto del mundo nos tomamos un café. A la gente de Need Ediciones, gracias por confiar en mí. Y a mis hijas Zoe y Juna, mi compañera Eva y sus hijas Júlia y Laia, que llenan de amor y alegría cada día de mi vida. A todos ellos, gracias de corazón por acompañar la crianza de mis hijas y mi propio aprendizaje.


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

13/4/10

10:13

Pรกgina 6


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

13/4/10

10:13

Página 7

Índice

Introducción Déjate sentir 11 Los roles de cuidar y ser cuidados en la familia

Capítulo 1 Una historia de sostenes 17 Capítulo 2 Un buen comienzo 25 Primeras necesidades del bebé y alguna de la madre

Capítulo 3 La canastilla natural 33 (y el resto de la habitación) Qué necesitarás realmente, y no solo a nivel material

Capítulo 4 Un mes de locura 43 Reorganizar la familia, primeros cuidados


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

13/4/10

10:13

Página 8

8

Índice

Capítulo 5 Un «programa» genético 53 (con derecho a improvisar) Evolución por meses

Capítulo 6 De salud bien, gracias 61 Visión holística, seguimiento médico, vacunas, principales afecciones, botiquín natural

Capítulo 7 Niños bien llevados 91 Formas de transporte, también en coche

Capítulo 8 El don de la leche 101 Lactancia y sus problemas más frecuentes

Capítulo 9 Vísteme despacio 119 Ropa y pañales

Capítulo 10 ¿Por qué llora? 129 Posibles causas del llanto, estrés infantil, cómo acompañar el llanto


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

13/4/10

10:13

Página 9

El bebé feliz

9

Capítulo 11 ¿Con qué sueñan los angelitos? 137 El sueño, sus problemas y posibles soluciones

Capítulo 12 Necesita a alguien todo el tiempo 147 Formas de cuidado, alternativas a la guardería el primer año

Capítulo 13 Cuerpo a cuerpo 163 Masaje infantil, juego corporal

Capítulo 14 Jugando con la papilla 169 La introducción de los alimentos

Capítulo 15 Reptiles, gatitos y monos 185 Arrastrarse y andar

Capítulo 16 Anexo legal 195 Derecho y obligaciones, caso español

Una sociedad que proteja la crianza 199 Bibliografía 201 Anexo web 205


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

13/4/10

10:13

Pรกgina 10


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

13/4/10

10:13

Página 11

Introducción

Déjate sentir Los roles de cuidar y ser cuidados en la familia

«Enseñar a un niño a caminar, a dormir o a comer tiene tan poco sentido como enseñarle a respirar, a rascarse la nariz o a hacer la digestión.» Carlos González, fundador y presidente de la Asociación Catalana Pro Lactancia Materna.

Respeta tu deseo ¿Se necesita realmente una guía para la crianza natural? Por mi labor al frente de las revistas Crianza natural y Viure en família, me pregunto a menudo si lo que decimos no resulta obvio para todo el mundo. Y de hecho, creo que en buena medida lo es, pero no para la parte consciente de las madres y los padres, sino para su inconsciente ancestral de cuidadores. Toda madre «sabe» que un bebé que llora está pidiendo algo. Lo sabe porque, sea el pecho para consolarse,


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

12

La crianza natural busca el equilibrio entre los deseos de la madre —y del padre— con las necesidades del bebé

13/4/10

10:13

Página 12

Introducción. Déjate sentir

penumbra para dormir o brazos para nutrirse emocionalmente, lo que el bebé necesita, su cuerpo de madre desea dárselo. Sin embargo, algunos siglos de puritanismo y cien años de conductismo (una teoría psicológica a nuestro parecer más ideológica que científica) han eliminado de nuestra cultura la mayor parte de prácticas que en otro tiempo fueron normales: dar el pecho, llevar al bebé en brazos, dormir juntos, respetar el ritmo en la alimentación de cada niño… La naturaleza y las primeras culturas habían concedido a las madres, y quizá en menor medida pero también a los padres, un don especial que, bien pensado, es el más adecuado para que cualquier especie sobreviva: que sus deseos coincidieran con las necesidades de los bebés. El bebé quería dormir con su madre, y la madre, con su bebé; la madre deseaba darle el pecho al bebé, y el bebé mamar; un niño pequeño lloraba desconsoladamente pidiendo brazos, y sus padres estaban deseando cogerlo en brazos y consolarlo… Pero es bien sabido que somos seres culturales, y nuestros deseos y necesidades se han ido modificando. Eso también es natural. Hoy en día, por ejemplo, a causa de la forma de vida y los valores occidentales, no todas las madres desean dar el pecho. Sus razones tendrán y son la mar de respetables. Pero es triste cuando una decisión es tomada en contra del propio deseo de la madre, por presiones de índole social, familiar o incluso por falta de información, cuando el mal informado es el propio médico.

Una actitud de comprensión y respeto ¿Qué es la crianza natural? Propongo una definición: la crianza natural busca el equilibrio entre los deseos de la madre —y del padre— con las necesidades del bebé. Esas ne-


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

13/4/10

10:13

Página 13

El bebé feliz

cesidades pueden ser evidentes, y expresadas con claridad (como el hambre, la necesidad de contacto, etc.), o de forma imperceptible (como la necesidad de un ambiente ecológicamente sano). La crianza natural, por ello, no es tanto una forma concreta de criar, sino una actitud ante la crianza. Una mirada limpia y sin bloqueos al bebé en el momento en que necesita ser el centro de nuestras vidas (ya le tocará más adelante dejar de serlo, por supuesto, y también será natural que así sea). Esa actitud, casi sin excepción, lleva a otra: la de comprender, respetar y acompañar los ritmos naturales de desarrollo de los niños pequeños. Así, alguien que esté atento al desarrollo del bebé y a sí mismo, se dará cuenta de que no tiene sentido intentar forzar adquisiciones naturales como el caminar, la alimentación o el sueño. No se ha hecho durante siglos y, ahora que se hace, no sirve en absoluto para ayudar a los bebés. Quienes defienden formas de anticipar esos aprendizajes argumentan mejoras en la calidad de vida de los padres (su supuesta mayor independencia, comodidad, productividad…). Pero los padres y madres que escuchan a sus bebés y a sí mismos, pronto se dan cuenta de que los niños y los padres y madres sólo podemos estar del mismo lado. Sólo la felicidad y el bienestar de los pequeños puede suponer la nuestra. Y además, casi siempre van de la mano. El resto son argumentos que empiezan por proponer que se exija a los niños lo inexigible, y acaban por exigir y juzgar a los propios padres y madres por ser demasiado «débiles». Algunas personas consideran que la crianza natural implica una serie de conductas y actitudes que van «con el pack»: ser hippie, no vacunar, ser vegetariano, no escolarizar… Por supuesto que cuando alguien se plantea una crianza más natural es fácil que acabe evaluando también algunas de esas opciones. Pero la crianza natural tiene que ver sobre todo con el vínculo profundo que se establece entre los progenitores y los niños, y el modo como ese vínculo nos

13

Debemos comprender, respetar y acompañar los ritmos naturales de desarrollo de los niños pequeños

Tiene que ver sobre todo con el vínculo profundo que se establece entre los progenitores y los niños, la crianza natural no es una militancia ideológica


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

14

13/4/10

10:13

Página 14

Introducción. Déjate sentir

lleva a actuar de una determinada forma en la crianza. Lo demás es perfectamente compatible, pero lo contrario también. Conozco «pijos» que optan por una crianza perfectamente natural y «hippies» que no, personas que tienen un fantástico vínculo con sus hijos y los han vacunado de todo, y otras con un vínculo más bien enfermizo que no los llevan a la escuela. ¡Pero también todas las otras combinaciones! Moraleja: la crianza natural no es una militancia ideológica. Claro que considerar la crianza natural como lo mejor para nuestros hijos tiene consecuencias en la forma en que creemos que debería organizarse la sociedad. De hecho, nos obliga a replantear la relación de las personas con el trabajo, con las instituciones, con el espacio público, con los servicios… en definitiva, con lo colectivo; y por lo tanto, tiene una dimensión política. Pero no es un conjunto de «consignas» que van todas juntas. Eso nos haría mirar a una ideología y no al bebé, y de lo que se trata es de cómo miramos al bebé. En otras palabras: según la crianza natural puedes prescindir perfectamente de lo que dice este libro si tu corazón o tu intuición te pide otra cosa. Personalmente estaré encantado de saber que tu bebé y tú habéis encontrado vuestro propio camino y la solución a vuestros dilemas.

El peor enemigo de La crianza natural se hace en compañía la crianza natural es la soledad No creo que sea absolutamente imprescindible disponer de

una guía para esa crianza, pero sí de acompañamiento. Una necesidad de la madre (y por tanto del bebé, que lo percibe) es el apoyo comunitario. Las madres no deberían estar solas. El peor enemigo de la crianza natural no es el médico «convencional», como algunos piensan, (aunque le toca una buena parte, todo hay que decirlo, especialmente si se encuentra a una madre en situación vulnerable), sino la sole-


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

13/4/10

10:13

Página 15

El bebé feliz

dad. ¡Cualquiera sostiene todo el día a un bebé en brazos! O soporta sus llantos, o las propias dudas sobre si «lo estaré haciendo bien…». Es necesario disfrutar, compartir, intercambiar para criar con alegría y por tanto, para soportar el inevitable esfuerzo que supone. A veces me pregunto si las primeras tribus no se constituyeron básicamente para compartir la crianza de los pequeños. De ese compartir en grupos de crianza, del masaje infantil o simplemente en el parque por las tardes, saldrán muchas ideas, seguramente más que de esta guía. Pero también es cierto que hoy en día los principios de la crianza natural se ven apoyados por nuevas experiencias y numerosos conocimientos científicos que no están grabados ni siquiera en el inconsciente. Entre otras cosas, porque responden a nuevas necesidades culturales. Y, no lo olvidemos, la cultura también forma parte de nuestra naturaleza. Para despertar el saber ancestral, y para proporcionar el nuevo, que también lo hay, se ha escrito esta guía. Espero que te sea muy útil.

15


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

13/4/10

10:13

Página 33

Capítulo 3

La canastilla natural (y el resto de la habitación) Qué necesitarás realmente, y no solo a nivel material

Cuando se acerca la fecha del nacimiento, madres, her-

Si el resto de mamíferos nacen sin canastilla, seguramente no hay nada que sea absolutamente imprescindible para el bebé, excepto su madre

manas y amigas experimentadas seguramente te explicarán lo «imprescindible» de tal o cual objeto o producto. Es muy saludable esa complicidad que se da sobre todo entre mujeres a la hora de preparar las cosas del bebé que está por llegar. Pero no olvidemos que son los propios progenitores los que deben tomar sus decisiones. Muchas madres añaden a la inquietud por el parto la de asegurarse que lo tendrán todo preparado y que no va a faltar absolutamente nada. Un par de reflexiones para calmarse: una, si el resto de mamíferos nacen sin canastilla, seguramente no hay nada que sea absolutamente imprescindible para el bebé, excepto su madre; dos, cualquier cosa que se pueda necesitar puede esperar a que la tienda esté abierta, si no lo está ya.


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

34

13/4/10

10:13

Página 34

Capítulo 3. La canastilla natural (y el resto de la habitación)

La Canastilla Para la madre:       

Crema de caléndula o hipérico para el perineo. Infusión mezcla de tomillo (desinfectante) y cola de caballo (cicatrizante), para uso tópico. Infusión de hinojo, anís, alcaravea, comino y, para dar sabor, regaliz y hierba luisa (para prevenir posibles cólicos del lactante). Empapadores de algodón natural para los pezones. Ropa ancha y cómoda de algodón. Aceite muy hidratante (como el de hueso de albaricoque) para la barriga. Compresas de gasa y algodón.

Para el bebé:       

Ropa de algodón, hilo y lana naturales. Pañales de primera semana. Toallas absorbentes. Esponja natural. Crema de hipérico, caléndula o arcilla blanca para pieles irritadas. Toallas suaves; las hay tipo «capa» de baño, con capucha. Aceite de almendra natural para la piel.

La ropa del bebé debe lavarse con poco jabón (algunas marcas tienen tipos especiales para el caso) y sin suavizante, ya que éste nunca termina de enjuagarse del todo y sus productos químicos podrían dañar la piel del bebé.

¿Qué ropa hay que tener preparada? Dependerá de la época del año en que nazca. De todas formas, al principio lo ideal es envolverlo y tenerlo en contacto con el cuerpo de la madre, sin constreñirlo con demasiada ropa.


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

13/4/10

10:13

Página 35

El bebé feliz

35

Mínimos necesarios:    

 

Pijamas enteros (mejor algunos con los patucos aparte para que mueva los pies con más facilidad) Polainas de algodón Jerséis de algodón y de lana si es la época «Bodis» (completamente abiertos, de los que se abrochan con corchetes). Es lo que más utilizarás, ya que se ensucian mucho. Mejor tener seis o siete... Un gorrito de lana o algodón Unas manoplas si es invierno

Intentemos que sea ropa fácil de poner y sacar, y preferentemente de fibras naturales, ecológicas y de colores poco llamativos, con un olor neutro. Es fantástico si tienes la suerte de contar con familiares que confeccionan alguna prenda artesanalmente. No olvidemos tampoco aquellas piezas clave de la memoria familiar. Incluir en la canastilla un vestidito de cuando eras pequeña o una manta hecha por una abuela (el famoso «arrullo») te conectará a ti y a tu bebé con tu linaje. Lo cual es un precioso regalo para ambos.

La canastilla psicológica Además de lo material, es recomendable prepararse también con algunas habilidades psicológicas que todos tenemos, pero que no siempre recordamos utilizar: 

Confianza: lo más probable es que lo estés haciendo todo bien, que todo sea normal y que lo que no ocurre «a su hora» ocurra antes o después.



Atención : si te relajas y te olvidas de miedos y autojuicios, podrás observar mejor qué necesita tu bebé.

Sugiere a tus amigos y conocidos que te regalen bodis y pijamas de tallas superiores a la 0. Seguro que ésta ya la tienes cubierta y el bebé crece rápido.


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

36

13/4/10

10:13

Página 36

Capítulo 3. La canastilla natural (y el resto de la habitación)

Mucho afecto: es lo que más necesita el bebé, brazos, besos, mimos, palabras dulces, ¡todo lo que te saldrá instintivamente!



Mucho afecto: es lo que más necesita el bebé, brazos, besos, mimos, palabras dulces, ¡todo lo que te saldrá instintivamente!



Paciencia: todo puede esperar menos las necesidades básicas de tu bebé recién nacido; ya tendrá oportunidad de aprender a tenerla también él, más adelante.





Flexibilidad: hay que tenerlo todo previsto pero ser capaz de cambiarlo todo en el último momento. Asertividad: la capacidad de pedir lo que necesitas, expresar lo que sientes o decir no a lo que sientes que no quieres para ti o para tu bebé te será de gran ayuda.

Durante el puerperio, la madre y el bebé que tienen oportunidad de estar tranquilos y con las necesidades cubiertas viven en un estado de fusión emocional que hace que la primera sea totalmente empática a las necesidades del segundo, y que éste exprese mucho de lo que siente su madre. Por lo tanto, cuanto mejor se sienta ésta, más relajado estará el bebé.

¿Cuándo es necesario tener la habitación preparada? Es lógico que se desee tener preparado un espacio para recibir al bebé, ya que se trata de una plasmación física del espacio psicológico que se le ha creado. Los padres, por tanto, habrán preparado su habitación, en la que seguramente se habrá cuidado hasta el último detalle. Sin embargo, hay que ser conscientes de que, en la crianza natural, difícilmente se utilizará ese espacio más que para guardar la ropa del niño y quizá para cambiarlo, ya que como se contará en el capítulo correspondiente, seguramente dormirá con los padres durante mucho tiempo. Primero en su propia cama, utili-


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

13/4/10

10:13

Página 37

El bebé feliz

zando, como complemento, una cunita pequeña —que no se balancee demasiado, por prevención— o bien una cesta tipo moisés. Es bueno prever el colecho si decide practicarse, y hacerse con una cama que, una vez superada la fase del moisés o cunita pequeña, pueda instalarse cómodamente al lado de la cama de los padres y de la que pueda bajarse la baranda fácilmente (normalmente, con la barandilla bajada y poniéndola al lado de la cama de los padres, queda a una altura similar). Pero no hay que correr: el bebé puede pasar de la cama de los padres al moisés y viceversa hasta que pese unos ocho kilos. Eso sí, si ya es capaz de adoptar la postura de gateo o ponerse de rodillas, es hora de cambiar a la cuna grande.

37

El bebé puede pasar de la cama de los padres al moisés y viceversa hasta que pese unos ocho kilos

Criterios ecológicos a tener en cuenta Hay que pensar que no todas las marcas ni tipos de productos son adecuados para una crianza realmente natural: el cuerpo del bebé es especialmente sensible y más que nunca hay que cuidar de él. Además, hay que tener presente que durante los dos primeros años de su vida, el bebé es un gran consumidor de pañales, con lo cual es importante buscar alternativas ecológicas dentro de lo posible. No hay que ser fundamentalista, pero sí hacer el pequeño esfuerzo de buscar esas alternativas: a menudo las hay, y a un precio razonable. La salud del bebé y la del planeta lo agradecerán.

Algunos contaminantes a evitar Sin ánimo de alarmar, pero sí de ayudar a tomar conciencia, consideramos que deberían evitarse:

El Dr. Philip Landrigan, del prestigioso Mount Sinai Medical Center, explica que las cuatro cuestiones médicas más importantes en este momento son el aumento del asma infantil, el aumento del cáncer infantil, los disruptores endocrinos y la presencia de neurotoxinas ambientales. Todas ellas relacionadas con factores ambientales.


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

38

13/4/10

10:13

Página 38

Capítulo 3. La canastilla natural (y el resto de la habitación)

   





Pesticidas y herbicidas (presentes en productos domésticos) Fungicidas (presente, entre otros, en algunas pinturas) Dioxinas (liberadas al quemarse plásticos, presentes en el papel blanqueado y en productos de limpieza) Componentes orgánicos volátiles (VOCs), tales como el benceno, el formaldheido, disolventes como los estirenos y el tolueno y el percloroetileno.Todos ellos presentes en pinturas, tratamiento de muebles, pegamento y otros productos domésticos. Plásticos como el PCB o el PVC (aunque cada vez más en desuso en la construcción, siguen presentes en tuberías y carpintería… y en la funda de muchos colchones). Su producción genera abundantes dioxinas. Plomo y otros metales pesados (presentes en las pinturas)

Estos productos son altamente sospechosos de agravar el riesgo de cáncer infantil y/o alterar el equilibrio hormonal. Muchos de ellos, como el DDT, siguen presentes en el ambiente, el agua y la cadena alimentaria a pesar de haber sido retirados del mercado. Además, para algunos productos considerados relativamente seguros para los humanos se toma el peso medio de toda la población para calcular la cantidad que puede considerarse dentro del umbral de seguridad, pero no siempre se contempla el peso mucho menor de los bebés y niños pequeños. Podemos intentar reducir la exposición del bebé a ellos utilizando productos ecológicos. Además, en general habría que reducir (y evitar totalmente si el pequeño manifiesta síntomas de problemas respiratorios o alergias) la presencia de:  

Gas en espacios mal ventilados Polvo doméstico y otras partículas en suspensión


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

13/4/10

10:13

Página 39

El bebé feliz

    

39

Humo de tabaco Moho Óxido Pelo de animales Látex

¿Qué podemos utilizar? Hoy en día existe toda clase de productos químicos y textiles ecológicos, así que podemos tener en cuenta los siguientes criterios:  Usar materiales ecológicos tanto para cubrir las paredes (papel, cola, madera) como para pintarlas; y en general hacer las mínimas acciones indispensables de este tipo durante los meses previos y posteriores al nacimiento.  La embarazada no debería pintar paredes ni siquiera con pinturas naturales.  Usar telas de algodón orgánico.  Utilizar productos de higiene personal y de limpieza lo más ecológicos que sea posible.  Reducir la cantidad de muebles al mínimo, disminuyendo así el hábitat de los ácaros y otros insectos.  Si se cubre el suelo, mejor hacerlo con linóleo natural o con corcho que con materiales plásticos.  Utilizar alfombras de fibras naturales, tales como el algodón o la lana no tratados, coloreadas dentro de lo posible con tintes naturales y limpiarlas con aspirador a menudo.  Utilizar cunas de madera o mimbre. Lo ideal sería que estuvieran barnizadas con productos ecológicos.

La embarazada no debería pintar paredes ni siquiera con pinturas naturales


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

40

13/4/10

10:13

Página 40

Capítulo 3. La canastilla natural (y el resto de la habitación)

Feng Shui para la habitación del bebé

1

«Feng Shui para bebés», en Viure en família, núm. 12

Para la tradición china, cualquier ser vivo se dota de un espacio de energía, que lo rodea de forma similar al huevo que contiene al polluelo, o más cercano a nosotros, el útero que envuelve al bebé antes de nacer. Esa especie de áurea, que acompaña a cualquier persona, está cruzada por los meridianos energéticos que se tienen en cuenta en algunas prácticas de la medicina tradicional china, como la acupuntura. Pues bien, el objetivo del Feng Shui, tal como nos contaba el experto Manuel Chica,1, es «facilitar el flujo de esos canales del bebé ayudándole desde el entorno, construyendo un segundo útero ambiental que le permita seguir su exploración [del exterior] con mayor armonía». No es necesario coincidir del todo con el mundo de las tradiciones orientales para estar de acuerdo con que un entorno armónico facilita el desarrollo físico y psicológico del bebé. Y seguro que una disciplina milenaria como el Feng Shui puede aportarnos ideas, así que escuchemos lo que nos propone: 

Para la tradición china, cualquier ser vivo se dota de un espacio de energía, que lo rodea de forma similar al huevo que contiene al polluelo







Colocar la cuna fuera de las corrientes de aire, que a la vez lo son de temperatura, luz y sonido. Colocar la cabecera y a ser posible uno de los laterales en contacto con las paredes, para facilitar la sensación de «abrazo». Evitar objetos con formas angulosas o puntiagudas en los alrededores, aunque no estén al alcance del bebé; no se trata sólo de prevenir el peligro sino también su incidencia negativa en el campo energético. Evitar campos electromagnéticos cerca de la cuna, producidos por aparatos conectados a la corriente eléctrica. Si se utilizan, intentar que el cable no rodee la cuna.


El bebe feliz NATUR INSIDE:GEDISA

13/4/10

10:13

Página 41

El bebé feliz





Crear una sensación de ensoñación alrededor de la cuna, con una iluminación suave y difusa y tiñendo la luz con colores suaves. No acumular objetos inútiles en la habitación del bebé. Como en tantas otras cosas en la vida, en la decoración de la casa con niños, «menos es más».2

Por otra parte, si en la casa se experimentan problemas de sueño u otras molestias inexplicables de forma persistente, que incluso afectan a más de un miembro, no estaría de más encargar un estudio geobiológico. Se conocen muchos casos —y cada vez está más documentado de forma científica— el hecho de que la disposición de los canales de fuerzas electromagnéticas de la tierra, radiaciones telúricas varias debidas a concentraciones de minerales determinados o, en la mayoría de los casos, las corrientes de agua, han afectado a los habitantes de las casas edificadas sobre ciertos puntos.

41

2

Adaptación del artículo de Manuel Chica.

Un entorno armónico facilita el desarrollo físico y psicológico del bebé


Profile for Editorial Océano de México, SA de CV

21285c  

El bebé feliz. Disfrutar de una crianza natural La crianza natural no es tanto una forma concreta de criar, sino una actitud ante la crianz...

21285c  

El bebé feliz. Disfrutar de una crianza natural La crianza natural no es tanto una forma concreta de criar, sino una actitud ante la crianz...