19648c

Scroll for more

Page 1

2

LucíaLucía y Velentín aprenden a decir

2

POR FAVOR

Lucía y Valentín aprenden a decir

En compañía de Lucía y Valentín, los niños y niñas aprenderán a usar las fórmulas de cortesía a través de situaciones de la vida cotidiana.

Colección «Buenas maneras» Lucía y Valentín aprenden a decir GRACIAS Lucía y Valentín aprenden a decir POR FAVOR

www.editorialmediterrania.net

LucíaLucía y Velentín aprenden a decir POR FAVOR

Buenas maneras

«Buenas maneras» es una colección que pretende enseñar a los más pequeños que la cortesía, tan necesaria para una buena convivencia, implica respeto, amabilidad y tolerancia hacia los demás.

Mireia Augé Lídia Oliveras

POR FAVOR Ilustraciones de Àngel Sauret


Lucía y Valentín aprenden a decir

POR FAVOR

Mireia Augé - Lídia Oliveras Ilustraciones de Àngel Sauret

Interior PorFavor CAST.indd 3

01/07/13 17:55


ESTA ES LA MAMÁ DE VALENTÍN.

Interior PorFavor CAST.indd 5

01/07/13 17:55


HOY LA MAMÁ DE VALENTÍN VA DE COMPRAS AL MERCADO. VALENTÍN Y SU AMIGA LUCÍA SERÁN SUS AYUDANTES. LA MAMÁ TOMA UN CARRITO Y SACA LA LISTA DE LA COMPRA. LUCÍA Y VALENTÍN ESTÁN IMPACIENTES POR SABER QUÉ TENDRÁN QUE HACER.

Interior PorFavor CAST.indd 6

01/07/13 17:55


Interior PorFavor CAST.indd 7

01/07/13 17:55


CUANDO LLEGAN A LA VERDULERÍA… —LUCÍA, ¿PODRÍAS, POR FAVOR, PEDIR CUATRO BANANAS? Y TÚ, VALENTÍN, ¿PODRÍAS PEDIR OCHO TOMATES, POR FAVOR? —PROPONE LA MAMÁ. —¿ME DA CUATRO BANANAS, POR FAVOR? —PIDE LUCÍA. —¡POR SUPUESTO, PRINCESA! —CONTESTA LA VERDULERA. —¡YO QUIERO OCHO TOMATES! —DICE VALENTÍN. —EN CUANTO PUEDA TE LOS DOY.

Interior PorFavor CAST.indd 8

01/07/13 17:55


Interior PorFavor CAST.indd 9

01/07/13 17:55


EN LA CARNICERÍA… —YO QUIERO SEIS LONCHAS DE QUESO —PIDE VALENTÍN. —EN SEGUIDA TE LAS CORTARÉ —RESPONDE LA VENDEDORA. —POR FAVOR, ¿ME DARÍA SEIS LONCHAS DE JAMÓN? —PREGUNTA LUCÍA DULCEMENTE. —SI ME LO PIDES TAN BIEN… ¡AHORA MISMO TE LAS CORTO! VALENTÍN SE HA QUEDADO PENSATIVO… —¿POR QUÉ NADIE ME DICE COSAS BONITAS?

Interior PorFavor CAST.indd 10

01/07/13 17:55


Interior PorFavor CAST.indd 11

01/07/13 17:55


GUÍA DIDÁCTICA PARA PADRES Y MADRES ¿Por qué una colección sobre buenas maneras? La urbanidad es la manifestación del respeto hacia las personas, y la convivencia se basa, justamente, en ese respeto hacia los demás. Cuando somos corteses, respetamos al otro, con su forma de ser, de pensar y de actuar. Al enseñar buenos modales a los niños y niñas, además, fomentamos en ellos la gratitud, la responsabilidad y la predisposición a compartir, y potenciamos su autoestima y el éxito personal. Para enseñar fórmulas de cortesía a los niños y niñas, es importante que primero hayan aprendido a querer a los demás; si como padres no conseguimos eso, no podremos dar a las buenas maneras el sentido auténtico que les corresponde. ¿Qué podemos hacer como padres y madres? - Predicar con el ejemplo. Los niños y niñas comienzan por imitar las conductas y actitudes de su entorno familiar; más adelante, mediante el lenguaje, llegarán a comprender las razones por las cuales sus padres y madres actúan de un determinado modo. - Reforzar de manera positiva. Es muy importante que, cuando nuestros hijos usen las fórmulas de cortesía, les ofrezcamos recompensas de tipo afectivo, no materiales: los abracemos, los elogiemos y les expresemos nuestra alegría, sin miedo a exagerar. - Ser constantes en el uso de las fórmulas de cortesía. Las buenas maneras, como la hora de irse a dormir o el hábito de lavarse los dientes, han de ser rutinarias. - Ayudar a los niños y niñas a comprender qué es lo que esperamos de ellos cuando están en sociedad. Debemos ofrecerles explicaciones adecuadas a su edad, ya que, a su modo, ellos lo entienden todo. - Ser tolerantes cuando el niño o niña se equivoca. ¡Sólo está empezando a aprender! No es necesario gritar ni hacer que pase vergüenza cuando no se comporta con educación, pero sí podemos explicarle (con palabras llenas de amor y ternura) cómo hay que comportarse en cada situación.

Interior PorFavor CAST.indd 18

01/07/13 17:55


¿Por qué un cuento sobre la expresión «por favor»? Los niños y niñas saben que para pedir las cosas hay que decir «por favor»; y lo saben por la insistencia de los adultos que continuamente les están recordando: «¿Cómo se piden las cosas?». Los niños y niñas tienen que decir «por favor», pero también deben conocer la razón de su uso. A menudo se relaciona el «por favor» con el hecho de dar y recibir. El «por favor», sin embargo, no tiene que ser siempre sinónimo de conseguir algo. Después de un pedido formalmente correcto, la respuesta puede ser igualmente correcta y negativa. Pequeños consejos para ir de compras con niños y niñas Los niños y niñas necesitan una educación para el consumo, que les ayude a racionalizar su deseo de adquirir todo tipo de bienes materiales. El momento de ir de compras puede ser ideal para trabajar este aspecto. Podemos empezar por hacer la lista de la compra con la ayuda de nuestros hijos e hijas. De este modo, sabremos qué es lo que necesitamos y les enseñaremos a no comprar cosas superfluas. A pesar de todo, podemos encontrarnos con que se esfuercen por conseguir algo que hayan visto. Aunque usen el «por favor» de modo insistente, tenemos que saber decir que no, y tienen que aprender que se lo decimos porque los queremos y deseamos lo mejor para ellos. El «no» también los ayuda a crecer y los hace fuertes. ¿Y si les da una rabieta? Hay que mantener con firmeza lo que hayamos decidido. Pero ello no debe implicar gritar, discutir, ni perder el control. Ignorar el berrinche es la forma más eficaz de evitar que este comportamiento se vuelva a producir. En momentos de enfrentamiento, la paciencia, el buen humor y la ternura son algunos de los principales ingredientes para que aprendan a respetar la autoridad de los adultos.

POR FAVOR Interior PorFavor CAST.indd 19

01/07/13 17:55