Page 1

a a ertirá «Div a que hay r uie r un cualq do con se . a soñ erhéroe» nal r sup y Jou r l Libra Schoo

Si me hubiera quedado en la casa del árbol, yo sería el superhéroe. Pero tuve que bajar a hacer pis. Qué mala pata… Justo en ese momento, al empollón de mi hermano le concedieron seis superpoderes. ¡Y ni siquiera le gustan los cómics! ¡El universo es injusto!

Menos mal que estoy yo para explicarle las reglas: No uses tus superpoderes para pelar patatas. Todo superhéroe necesita una capa, ¿se conformará Zack con una toalla? Donde hay un superhéroe siempre hay un supervillano (lo reconocerás por la risa: ¡Ua-ja-ja-ja!). Y la más importante: a veces, los superhéroes se meten en problemas ¡y necesitan que los rescaten!

Un on ibro c l r e p su s: e r e od superp as d a j arca ¡tus c oda t n e án s e oir laxia! la ga

www.rbalibros.com

RBA MOLINO

RBA

35 mm

RBA

CMYK


HT

IG R PY

R

O

CO

PO

ID

EG

L

T O R P

IA ER

AT

A

M

RB

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 1

16/07/15 12:04


HT

IG R PY

R

O

CO

PO

ID

EG

L

T O R P

IA ER

AT

A

M

RB

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 2

16/07/15 11:38


HT

IG R PY

R

O

CO

PO

ID

EG

L

T O R P

IA ER

AT

A

M

RB

Traducción de Mireia Rué

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 3

16/07/15 12:04


Título original: My Brother is a Superhero © David Solomons, 2015 La traducción de My Brother is a Superhero se ha publicado por acuerdo con Nosy Crow Limited. © de la traducción: Mireia Rué, 2015 © de esta edición: RBA Libros, S.A., 2015 Avda. Diagonal, 189 - 08018 Barcelona www.rbalibros.com © de las ilustraciones de cubierta y de interior: Laura Ellen Anderson, 2015 © del diseño de cubierta: Laura Ellen Anderson, 2015 © de la tipografía de cubierta: Compañía, 2015 Adaptación del diseño de cubierta: Compañía T

H

Primera edición: septiembre de 2015.

IG R PY

rba molino ref: monl327 isbn:

R

CO

PO

O 978-84-272-0963-3 ID G 16.656-2015

depósito legal: b.

TE O R

− atona víctor igual, s.l. • fotocomposición

P L A I Impreso ER en España – Printed in Spain T A

M

Queda rigurosamente prohibida sin autorización por escrito del editor cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra, que será sometida a las sanciones establecidas por la ley. Pueden dirigirse a Cedro (Centro Español de Derechos Reprográficos, www.cedro.org) si necesitan fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra (www.conlicencia.com; 91 702 19 70 / 93 272 04 47). Todos los derechos reservados.

BA

R

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 4

22/07/15 13:51


para luke, por supuesto

para luke, por supuesto

HT

IG R PY

R

O

CO

PO

ID

EG

L

T O R P

IA ER

AT

A

M

RB

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 5

21/07/15 14:16


HT

IG R PY

R

O

CO

PO

ID

EG

L

T O R P

IA ER

AT

A

M

RB

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 6

15/07/15 17:45


1 EL (NO) ELEGIDO

HT

IG R PY

R

CO

PO

O ID El caso es que yo tamMi hermano es un superhéroe. G TE me entraron ganas de habién podría haberlo sido, pero O PR cer pis. L A RIParker, tengo once años y vivo en un Me llamo Luke E AT apacible barrio M de Londres con mis padres y mi hermano BA Él no siempre ha sido un superhéroe, pero mayor,RZack. con un nombre como el suyo casi diría que mis padres tuvieron la corazonada de que un día acabaría llevando una máscara y una capa, y se dedicaría a rescatar a huérfanos atrapados en edificios en llamas. ¡Vamos, por favor! Eso no es un nombre: ¡es un efecto sonoro! Es lo que lees en un cómic cuando un superhéroe le arrea un puñetazo a un supervillano. ¡Pum! ¡Paf! ¡Zack! A veces en la vida te enfrentas a momentos en los que 7

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 7

15/07/15 17:40


las cosas podrían ir por un camino o por otro. Vainilla o chocolate. Crujiente o cremoso. Arrojarle a papá la bomba de agua en la cabeza o reprimirme y no hacerlo. La elección depende de ti y, en ocasiones, todo lo que hace falta para cambiar el curso de tu vida son seis palabras: «Tengo que ir a hacer pis». Fue esa noche funesta. Zack y yo llevábamos más de una hora en la cabaña del árbol y yo ya no aguantaba más. Había estado leyendo un número antiguo de Los jóvenes titanes a la luz de la linterna mientras Zack hacía HT G los deberes de matemáticas. Siempre ha sido RI un poco Y P empollón. Antes de convertirse en Star Kid, O era el alumC no estrella en la escuela. R O P —Pues ve —me dijo, mientras resolvía otra ecuación DO I de segundo grado moviendoGel lápiz con rapidez—. No TE seré yo quien te lo impida. O PR me hacía mucha gracia bajar la La verdad era queL no A RIcon lo oscuro que estaba. Bastante diescalera de cuerda E AT fícil me había M resultado ya subirla. No es que no esté en A forma ni RBnada de eso, pero digámoslo así: nunca me veréis en un podio olímpico, ¿vale? Soy alérgico al polen y tengo un pequeño problema en los pies, lo que significa que debo llevar esas cosas llamadas «plantillas ortopédicas» metidas en los zapatos. Al principio, cuando mamá me dijo que iba a necesitarlas, me entusiasmé. Pensé que era algo así como una armadura de un Super Soldier, pero, cuando al fin llegaron a casa, resultó que, en lugar de un traje-exoesqueleto cibernético se trataba de unas 8

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 8

15/07/15 17:40


piezas flexibles con forma de pie. Fue un jueves decepcionante, la verdad. Asomé la cabeza por la puerta de la cabaña del árbol. —¿Y si meo desde aquí? —¡Fuera! ¡Lárgate! ¡Crío asqueroso! Zack solo tiene tres años más que yo, pero, cuando hago algo que le molesta, siempre me llama «crío». Entre todas las cosas que no soporto de mi hermano mayor, el hecho de que me llame «crío» ocupa la número cuarenta y siete. No es que tenga una lista ni nada eso... HT G Vale. Tengo una lista. RI Y P Antes de que Zack se convirtiera en unOsuperhéroe, en C la lista ya había sesenta y tres rasgosRodiosos. Ahora ya PesO muy pero que muy casi son cien. Es que mi hermano O ID irritante. G TE y entré en casa. Bajé por la escalera de Ocuerda PR Hice pis. L A RI minutos, cuando regresé a la cabaña Al cabo de unos E AT del árbol, me M encontré a Zack sentado en la oscuridad, en A silencio. RBEnseguida supe que ocurría algo raro, porque no estaba haciendo los deberes. Cogí mi linterna y le iluminé la cara: ni siquiera parpadeó. —Zack, ¿estás bien? Asintió con la cabeza. —¿Estás seguro? Te veo... diferente. Volvió a asentir, muy lentamente, como si tratara de comprender algo muy complicado. Y entonces dijo con voz ronca: 9

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 9

15/07/15 17:40


—Creo... creo que acaba de ocurrirme algo asombroso. Luke, he cambiado. Así, de entrada, tampoco me sorprendió demasiado. Hacía unos seis meses, mi padre me había llevado aparte para mantener conmigo lo que, según dijo, era una «charla de hombre a hombre». Nos sentamos en su cobertizo (supongo que porque es el lugar más masculino de la casa) y me explicó que, a partir de entonces, mi hermano mayor experimentaría algunos cambios. —Zack emprenderá un viaje emocionante —anunció HT G papá. RI Y P —¡Genial! ¿Adónde se va? ¿Puedo quedarme con su O C habitación? R O P —No se trata de ese tipo de viaje —precisó mi padre DO I con un suspiro de aburrimiento—. Está a punto de enEG T trar en lo que se llama O«pubertad» —prosiguió—. Le PR cambiará la voz, porLejemplo. IA Rcomo —Oh, ¿sonará un dalek? E T A —No, como M un dalek no... A —Lástima. RB —Y le saldrá más pelo. —Oh, ¡¿como un hombre lobo?! —No, no como un hombre lobo. Esa broma de la pubertad no parecía gran cosa. También me dijo algo acerca de la intimidad y las chicas, pero, para seros sincero, después de la decepción sobre los dalek y los hombres lobo dejé de prestar atención. Así que cuando esa noche, en la cabaña del árbol, Zack 10

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 10

15/07/15 17:40


me dijo que había cambiado, supe exactamente cómo responder. Fruncí los labios y, asintiendo con la cara muy seria, como mi médico al anunciarme que tenía mononucleosis, declaré: —Me temo que has pillado la pubertad. Mi hermano me ignoró y se contempló las manos, primero las palmas y luego el reverso, una y otra vez. —Creo que tengo superpoderes.

HT

IG R PY

R

O

CO

PO

ID

EG

L

T O R P

IA ER

AT

A

M

RB

11

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 11

15/07/15 17:40


2 ZORBON

HT

IG R PY

R

CO

PO

O IDexceso de deberes puede Zack se había vuelto majara: el G TE hacerle cosas horribles RaOla mente de un muchacho. Mi P L hermano sabía lo mucho que me gustaban los cómics y A I R se pasaba el día Eburlándose de lo que él llamaba «mi obAT sesión infantil». M Así que enseguida me lo olí: se trataba A de una R deB sus bromas. —¿Superpoderes? —me crucé de brazos y añadí en tono burlón—: Ya, o sea que ahora puedes volar y lanzar rayos con la punta de los dedos, ¿no? Puso cara de curiosidad. —Eso querría saber yo —caviló levantando una mano y agitando los dedos hacia mí, como si fuera un mago de poca monta. No vi salir ningún rayo, pero me quedé de piedra al ver que sucedía algo igualmente asombroso. 12

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 12

15/07/15 17:40


La linterna se me escapó de los dedos, giró varias veces en el aire y fue a aterrizar en la mano extendida de Zack. Mi hermano cerró el puño alrededor de la linterna mientras esbozaba una sonrisa. ¡Im-po-si-ble! Pero lo había hecho. Había conseguido mover la linterna con el pensamiento y un tímido gesto con la mano. Así que, en cierto modo, era cierto. ¡Zack tenía un superpoder! Telequinesia, para emplear su nombre oficial. TEn los H cómics, había montones de superhéroes conRpoder teleIG Y quinésico, pero era la primera vez que loOPveía en la vida C era muy guay. real. Me fastidiaba tener que admitirlo,Rpero O P ¡Superguay! Claro que no pensaba O confesárselo a Zack. D I fingiendo estar decep—Así que nada de rayos —dije, G E T cionado. O R P —¿Qué? —Me miró L como si yo fuera tonto—. ¿No A I has visto esto? ¿No ER has visto lo que acabo de hacer? T A No podíaMseguir fingiendo: me había impresionado. A B Pero miRasombro enseguida dio paso a algo muy distinto. Estaba más verde que Hulk; más celoso que cuando abrimos los regalos las últimas Navidades, en las que Zack se llevó un iPhone, y yo, un par de zapatos. —¡No es justo! ¿Por qué tienes tú superpoderes? ¡Si ni siquiera te gustan los cómics! Estuve echándole la bronca durante unos minutos más (me han dicho que cuando me suelto, acabo incluso poniéndome morado) y luego, ya exhausto, me desplo13

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 13

15/07/15 17:40


mé en el suelo y me quedé enfurruñado. A pesar de que la envidia me carcomía por dentro, tenía que saberlo. —¿Cómo ha pasado? Zack dejó flotar la mirada por la cabaña hasta fijarla en un punto de la pared, y entonces empezó a describir los increíbles (e increíblemente recientes) acontecimientos. —En cuanto te has ido, he oído un estruendo en la lejanía y, al asomar la cabeza fuera de la cabaña, he visto luces en el cielo. Al principio, he creído que se trataba de una lluvia de meteoritos, pero entonces me heT dado H cuenta de que las luces se acercaban hacia aquí... IG a toda R PYy luminosas velocidad. Un centenar de líneas blancas O C surcaban el cielo y, justo cuando estaban R a punto de imO P en seco. Y entonpactar contra el suelo, se han detenido O D I ces he visto que no tenía nada G que ver con una lluvia de E T meteoritos... O R P Hizo una pausa y,L después de dejar escapar un largo A I suspiro, susurró:ER T —Era unaMA nave espacial transdimensional. A Me quedé RB con la boca abierta. Hasta entonces la historia más emocionante que me había contado mi hermano tenía que ver con un mal corte de pelo y un chihuahua. Y me temo que mintió en lo referente al chihuahua. —Era una nave enorme, azul y ovalada que estaba suspendida en la nada, justo ahí fuera. —Extendió un dedo tembloroso y, señalando, añadió—: Mientras la contemplaba, se ha abierto una puerta con un sonido hermético, algo así como un blup-bush, y entonces una 14

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 14

15/07/15 17:40


figura ha emergido envuelta en un haz de luz. Llevaba un traje púrpura y brillante, una capa con un cuello dorado y unas botas también doradas. En el pecho, tres estrellas doradas latían como corazones. Tenía la cabeza alargada, sin un solo cabello, y una barba rala que se acariciaba al hablar. Me ha saludado con sus tres dedos y se ha presentado como Zorbon el Elector, un viajero interdimensional que representaba al Consejo Supremo de Frodax Wonthreen Rrr’n’fargh. Parecía que hablara en mayúsculas. Zorbon me ha explicado que venía de un universo HT G paralelo al nuestro. Nuestros dos universosRI coinciden PY y rojo escasi en todo, salvo en que allí los coloresOverde C tán intercambiados y el bizcocho sabeR distinto. O P Zack parecía pensativo. O D I —No muy distinto, solo un G poquito. E A juzgar por su miradaOTperdida, ese detalle sin interés PR fascinante, de modo que el le parecía particularmente L A RI peligro de que Esiguiera hablando de los bizcochos era T A considerable. M A —¡Olvídate de los dichosos pasteles! ¡Vuelve a los suRB perpoderes! Mi hermano se sacudió y salió del trance. —¡Ah, sí! Bueno, Zorbon ha dicho que el Consejo Supremo me había elegido para llevar a cabo una misión de suma importancia para los dos universos. Una misión tan vital que, si fracasaba, las consecuencias serían cataclísmicas para trillones de seres. —¿Dos universos? ¿Tienes que salvar dos universos? 15

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 15

15/07/15 17:40


Muy típico. Mi hermano no podía conformarse con solo salvar a uno. Tenía que destacar siempre en todo. —Pero ¿por qué tú? —gemí. Zack levantó la mirada hacia la puerta, con aire pensativo. —Al parecer, nuestra cabaña del árbol es el punto de unión entre ambos universos. Era increíble. Alucinante. Nuestra cabaña del árbol, una puerta entre dos mundos. Por otro lado... —¿Y...? Zack se encogió de hombros. HT G —Supongo que he sido la primera personaRIcon la que PY Zorbon se ha tropezado. O C Me quedé sin habla. Movía los labios, R pero no lograba O P un sonido pareciarticular palabra, me limitaba a O emitir D I de un globo. No es así do al que hace el aire al escaparse G E T como se elige a un salvador O de la humanidad. Al menos R P debía de haber una Lprofecía escrita en algún libro antiA I guo. Aquello era ERcomo entregarle la Espada del Poder T A Máximo a una M carpa. A —Zorbon RB ha dicho que, para asegurar el éxito de mi misión —prosiguió Zack—, estaba autorizado a concederme seis dones (o poderes, si lo prefieres) que me ayudaran en mi causa. Entonces ha levantado las palmas, ha dicho algo en un lenguaje alienígena muy extraño... ¿Acaso hay algún lenguaje alienígena que no lo sea? Lo pensé, pero no dije nada. —... Y he visto ese rayo de luz roja... ¿O tal vez era verde? —continuó mi hermano—. Y he sentido que una 16

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 16

21/07/15 14:17


descarga de energía me recorría el cuerpo. Cada átomo de mi ser estaba ardiendo. Cuando por fin ha pasado, Zorbon ha hecho una reverencia y ha dicho: «YA ESTÁ HECHO». Le he preguntado qué estaba hecho, qué poderes me había concedido, cuál era mi misión. «NO PUEDO DECÍRTELO, PORQUE, SI LO HAGO, CORRO EL RIESGO DE ALTERAR LO QUE ­TIENE QUE SER. Y, COMO TE DIRÍA CUALQUIERA QUE ENTENDIERA DE ESTE TIPO DE SITUACIONES, SERÍA ALGO TERRIBLE. LO VERÁS HT G TODO CLARO EN SU MOMENTO»,RIha dicho. PY Luego me ha dedicado una sonrisa enigmática y se ha O C marchado. Sin embargo, justo antesRde que acabara de PO cerrarse la puerta de la nave, haOañadido que aún había D I algo que debía saber. He visto una mirada escalofriante EG T en sus ojos y entonces haOdicho: «NÉMESIS SE ACERR Pcerrado CA». Y la puerta se ha tras él. ¡Blup-bush! L A I Me quedé allí ERcon la boca abierta. No alcanzaba a T A comprenderlo. M Tenía tantas preguntas. Sin embargo, un A pensamiento RB se abrió paso entre todas esas incógnitas. —Pero ¡si solo he estado fuera cinco minutos! Los cinco minutos más importantes de la historia del mundo y me los había perdido porque tenía que mear. —¡Seguro que si hubiera estado aquí, Zardoz el Rector me habría elegido a mí! —gruñí. —Se llama Zorbon el Elector. Y tú no estabas aquí — repuso Zack encogiéndose de hombros—. ¡Haberte aguantado un poco más! 17

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 17

21/07/15 15:47


¡Era tan injusto! Yo había actuado como una persona sensata. —¡Haz que vuelva! Dile a Bourbon el Pelón que ha cometido un error y que tiene que regresar y darme superpoderes también a mí. —Zorbon el Elector —me corrigió Zack una vez más—. Y ha decidido que el elegido era yo. No tú. —No te creo. No podremos saberlo con seguridad hasta que lo llames. —¿Llamarlo? Ah, claro, porque me ha dejado Tsu núH mero de teléfono. Espera, ¿cuál es el prefijo Rpara IG el uniPY verso paralelo? O Detecté una nota de sarcasmo en RsuC pregunta. Zack PO me estaba tomando el pelo, unaOactitud imprudente teD I niendo en cuenta que no había estado tan enfadado en EG T toda mi vida. RO P —¿Qué estás haciendo? —me preguntó. AL I Recorría la cabaña ER del árbol, golpeando las paredes a T A cada paso. ¿Es M que no era obvio? A —Buscando la puerta de acceso al otro universo. RB —Pegué el oído a la pared trasera—. Creo que oigo algo. —Luke... —¡Chist! —le solté. Sí, sí, oía algo—. Alguien está tratando de entrar. Parece como si estuvieran arañando la pared. Tal vez sea un ratón interdimensional. —Esto... Luke... Me volví. El que arañaba era Zack: se rascaba el pecho a través de la ropa. Como siempre, llevaba puesta 18

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 18

15/07/15 17:40


la camisa de la escuela, porque, según decía, lo ayudaba a alcanzar el estado mental adecuado para hacer los deberes. (Sí, lo sé. Y yo tengo que vivir con él.) Tenía algo extraño debajo. Fruncí el ceño y alargué el dedo. —¿Qué es eso? Un resplandor tenue latía bajo la tela, como una luciérnaga. Mi hermano se desabrochó los botones, se abrió la camisa y desveló su pecho desnudo. Os aseguro que oí sonar trompetas. HT G A pesar de lo que mi padre me había dicho,RImi hermaPY había otra no no tenía ni un solo pelo, pero, en su lugar, O C cosa: tres estrellas luminosas impresas R en el pecho. O P Zack—. Me pre—Son como las de Zorbon —dijo O D I los dedos por encima. gunto qué significarán. —Y Gpasó E T —Te diré exactamente O lo que significan. Significan R P que tienes un tatuaje. L —Y, sacudiendo la cabeza, añaA I dí—: Mamá te va ERa matar. T A Zack no me M hizo ni caso. Se enderezó y puso en pie el A B metro yRsesenta centímetros que medía. Y entonces, con una expresión calmada y reflexiva, dijo: —Ya sé lo que significan. —Y, con un suspiro, concluyó—: Soy Starman, el hombre de las estrellas. Levanté un dedo para hacer una objeción. —¿Qué? —me soltó. —Bueno... Lo siento, pero ya hay un Starman. Creo que te van a denunciar. Zack resopló, visiblemente irritado. 19

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 19

15/07/15 17:40


—Vale, vale. —Se enderezó de nuevo—. ¡Soy Starboy, el chico de las estrellas! Volvió la mirada hacia mí, solo para asegurarse. Yo sacudí un poco la cabeza y, al verme, Zack lanzó las manos al aire, llevado por la frustración. —También hay un Starboy, ¿verdad? —Te lo he dicho un millón de veces: deberías leer más cómics. —Me llevé el índice a la mejilla, con aire pensativo—. Y... ¿qué me dices de Star Kid? —¿Star Kid? HT G Zack se lo pensó. Pronunció el nombre varias veces, RI Y P para ver cómo sonaba. Primero lo dijo con O su propia voz, C y luego con una más profunda.Y entonces hizo una pauR O P sa y preguntó: O D I —¿Star Kid o Starkid? G E T La verdad es que no leOescuchaba. Acababa de venirR P me a la cabeza a qué me recordaban las estrellas que tenía AL I en el pecho. Parecían ER las que ponen en las comidas preT A paradas para M indicar el tiempo que pueden conservarse A en el congelador. Según las suyas, Zack debía descongeRB larse por completo antes del uso. Mi hermano se plantó las manos en las caderas y dijo: —¡Soy Star Kid! —Entonces inclinó la cabeza con aire pensativo—. O tal vez Starkid... Aún no lo he decidido. Y así es como sucedió. Ahora mi hermano tiene superpoderes y yo... ... Me siento impotente. 20

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 20

15/07/15 17:40


3 STAR KID

HT

IG R PY

R

CO

PO

O ID en manos de mi herEl destino de dos universos estaba G E Tuna mano. Y en las mías había coliflor. O R P Era la noche después de que Zack se hubiera transforAL I mado en Star Kid ER (había descartado Starkid, pensando T A necesitaba ponerse una insignia en la caque si algúnMdía A miseta,RlaB «S» ya estaba pillada). Estábamos en la cocina, ayudando con la cena. —Zack, cariño, pela las patatas —le pidió mi madre tendiéndole una bolsa llena. Yo miré a mi hermano y sonreí. Incluso los superhéroes tienen que pelar patatas. —Claro —respondió él, muy radiante—. Con mucho gusto. Me dedicó una mirada traviesa y se alejó hasta un rin21

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 21

15/07/15 17:40


cón de la cocina. Estaba tramando algo. Me acerqué con sigilo. Mi hermano miraba las patatas con los ojos entornados y la mano extendida. La piel de los tubérculos se desprendía en espirales continuas y perfectas. ¡Se estaban pelando solas! Me quedé boquiabierto. —¡No puedes hacer eso! —le susurré. —¿Por qué no? —Primera norma del superhéroe: no se puede ir por ahí usando los poderes para preparar las verduras. Mi hermano frunció el ceño y dijo: HT G —Dudo de que esa sea la primera norma. RI Incluso Y P dudo de que haya ninguna. O C —No, bueno, tal vez no, pero los grandes poderes van R O P de la mano de grandes responsabilidades. Gordon el PeO D I cudo... EG T —Zorbon el Elector —suspiró Zack. RO P Por alguna razón, Lno conseguía acordarme de cómo se A RI era porque estaba muy mosqueado llamaba. Creo que E AT hecho y eso me impedía retener su dipor lo que había M A choso nombre alienígena extradimensional. RB —Sí, Sellamecomosellame el Nosequé. No te dio poderes telequinésicos para que ayudaras en la cocina. Zack parecía avergonzado. —Tienes razón —reconoció. —¡Por supuesto que la tengo! Confía en mí: no debes abusar de tus poderes. Es un camino resbaloso que acaba convirtiendo al superhéroe en supervillano. Empiezas inocentemente, pelando patatas con la ayuda de la tele22

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 22

15/07/15 17:40


quinesia, y, sin apenas darte cuenta, ya estás refugiándote en una base secreta oculta en un volcán, respaldado por un ejército de secuaces perversos y haciendo planes para dominar el mundo. Y entonces mamá gritó desde el otro lado de la cocina: —¿Qué estáis tramando? —Nada —dijimos los dos al unísono. Por supuesto, no podíamos contarle lo que le había ocurrido a Zack. La segunda norma del superhéroe es que debes mantenerlo en secreto. Si los villanos TdescuH bren tu auténtica identidad, entonces secuestrarán a tus IG R Y P seres queridos para tenderte una trampa. O Es bastante C típico y resulta fácil evitarlo si tomas R algunas precauO P ciones. O D I de esas sonrisas ñoñas Mamá y papá se dedicaronGuna E y entonces mi padre dijo:OT PR ver que os lleváis tan bien! —Chicos, ¡es fantástico L A RI que fuera fantástico, sino que hacía Era verdad. No E T tiempo que M noA congeniábamos. De más pequeños, solíaBA buenos amigos, pero en los últimos tiempos mos serRmuy solo nos comunicábamos a gritos, portazos y manotazos. De hecho, creo que la noche anterior habíamos hablado más que los últimos tres meses juntos. Pillé a mi hermano mirándome con una expresión triste en el rostro, como si echara de menos los viejos tiempos. —¿Se puede saber qué estás mirando, atontado? —le dije. Oh, vamos, tenía que hacer algo. Había un peligro 23

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 23

15/07/15 17:40


evidente de que la situación se volviera demasiado sentimentaloide. Por suerte, Zack respondió asestándome un puñetazo en el brazo. No se me rompió, ni salí volando, lo cual significaba que la superfuerza no era uno de sus seis poderes. Interesante. Elegí un punto de su pecho, eché mi puño hacia atrás y lo descargué contra él. Desde esa distancia no podía fallar. Y no lo hice. Reboté. Cuando mi puño estuvo a pocos centímetrosT de su H cuerpo, sentí que impactaba con algo elásticoReIGinvisible. PY escudo de —¡Un escudo de fuerza! ¡Tienes un maldito O C fuerza! —susurré, asombrado. R O P Antes de que pudiera decir nada O más, papá se nos lleD I vó aparte, nos soltó un discurso acerca del comportaG E T miento adecuado y nos O mandó fuera de la cocina para R P que nos calmásemos.L A RI minutos, la cena ya estaba lista. En Al cabo de quince E AT la mirada de Zack ni un solo momenla mesa, no M aparté A to, como RBun profesor en un día de examen: esperaba que apartara la coliflor del plato con la mente o que alejara un guisante con su escudo de fuerza. O... ¿qué más? Hebrón el Cabra le había otorgado los seis poderes que necesitaría para llevar a cabo su misión. La telequinesia y el escudo de fuerza eran dos; ¿cuáles eran los otros cuatro?Y ¿de qué iba la misión? Lo único que sabíamos era que «Némesis se acerca». Después de cenar, cuando se suponía que tenía que es24

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 24

15/07/15 17:40


tar haciendo los deberes, decidí buscar por Internet para ver qué podía encontrar sobre Némesis. Había muchísima información. Consulté páginas y más páginas antes de sacar una conclusión. En la mitología griega, Némesis era, y cito literalmente, «un espíritu despiadado de castigo divino». No lo entendí todo, pero ese Némesis me pareció un tipo más bien malo.Y entonces se me ocurrió de repente: Némesis tenía que ser el nombre de un supervillano, y le habían dado esos poderes a Zack para que lo derrotara. T H Cuando ya estaba a punto de salir de la página, IG caí en R PY la cuenta de algo. Había leído la entradaOdemasiado deC prisa. No podía ser un villano. ¡Némesis era una chica! R O P Bueno, la verdad es que tenía sentido. O D I El archienemigo de Star Kid G era una chica. E T O R P L A I ER T A M A RB

25

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 25

15/07/15 17:40


4 SOIUNME MO

HT

IG R PY

R

CO

PO

O ID Zack y yo nos escabuCuando aún no había anochecido, G TEla cabaña del árbol y hablar llimos para encontramosOen PR acerca de mis descubrimientos. Yo iba cargado con una L A I bolsa de la compra ER reutilizable que abultaba de manera T A misteriosa. (Pongo énfasis en este detalle porque será reM A levante.) RBZack se plantó en lo alto de la escalera de cuerda en un abrir y cerrar de ojos, mientras yo resoplaba y jadeaba tras él. Cuando llegué arriba me senté en la puerta para recuperar el aliento. El cielo tenía el color de la panceta. Una brisa suave acarició las azoteas de las casas vecinas e hizo susurrar las hojas del roble de nuestro jardín. Es un jardín pequeñito: un pedacito de césped, un parterre de flores rosas y azules que solo se abren en verano, un cobertizo y un roble 26

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 26

15/07/15 17:40


imponente. Papá dice que hace años nuestra calle formaba parte de un bosque inmenso repleto de robles ingleses. El que tenemos en el jardín es el único que sobrevivió. Mi padre nos construyó la cabaña del árbol el verano pasado.Y cuando digo que la construyó, me refiero a que se dedicó a pasearse por allí armado con un cinturón cargado de herramientas carísimas haciendo sugerencias totalmente inútiles mientras quien trabajaba era mi abuelo. Mi padre es un entusiasta del bricolaje, Tpero lo H único que ha conseguido clavar en la paredRen IG toda su PY vida ha sido su propio dedo. O C Me reuní con Zack en la cabaña y le R conté todo lo que O P había descubierto acerca de Némesis. O La verdad es que me D I escuchó con atención, asintiendo G a mis deducciones como E T si yo fuera Sherlock Holmes. O En otras circunstancias, mi R P hecho ni caso de lo que tuviera hermano mayor no habría L A I que decirle, pero ERsoy un experto en superhéroes (al meT A nos en los que M salen en los cómics), así que no se perdió A ni una sola RB de mis palabras. Era agradable ser el hermano más listo, para variar. —Una cosa más —añadí—.Ya sé cómo activar tus poderes. —¿Ah, sí? —repuso; parecía impresionado. Asentí con la cabeza. —Sí. Solo tienes que pronunciar tu frase secreta. Zack abrió los ojos como platos y preguntó: —¿Sabes cuál es mi frase secreta? 27

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 27

15/07/15 17:40


—He introducido varios factores en el ordenador (tu nombre, los poderes conocidos, el número que calzas) y esto es lo que he encontrado. ¿Estás listo? Asintió con énfasis y exclamó: —Vamos, ¡dímela ya! Me aclaré la garganta. —Tu frase secreta para activar tus poderes es... —Hice una pausa, como el juez de un reality-show que va a decidir a quién mantener en el programa—. Soiunme mo. Zack se enderezó y, con las piernas separadas a Tla altuH ra de los hombros, se plantó las manos en las IGcaderas y R PY pronunció las palabras «¡Soiunme Mo!». OAguantó la resC piración y esperó. Al cabo de unos segundos, al ver que R O P no ocurría nada, sacudió la cabeza, O decepcionado. D —No siento nada distinto.GI¿Estás seguro de que es la TE frase correcta? O PR Me rasqué la barbilla. L A RIque tengas que ponerle más énfasis. —Hum. Puede E AT Inténtalo deMnuevo, pero con más convencimiento y reA pitiéndola RB una y otra vez. —Vale. Más convencimiento. Una y otra vez. Entendido. Zack adoptó la misma posición y dijo: —Soiunme Mo... Soiunme Mo... Al repetir la frase varias veces, resultó evidente lo que en realidad estaba diciendo: «Soy un memo... Soy un memo... Soy un...». Ya no pude seguir aguantándome la risa. 28

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 28

15/07/15 17:40


Los labios de Zack formaron una O: por fin se había dado cuenta de que le había estado tomando el pelo. Y entonces me fulminó con la mirada. —Si vas a comportarte como un crío, me voy —dijo encaminándose hacia la puerta y plantando un pie en el primer peldaño de la escalera de cuerda. —No, no te vayas. Te prometo que no volveré a hacer más chiquilladas. De ahora en adelante me comportaré como un investigador científico serio. —¿Lo prometes? HT G Me llevé la mano al corazón y aseguré: RI PY —Lo prometo. O C Cuando se disponía a volver dentro, R levanté la palma O P para que se detuviera. O D I —Quédate aquí —le indiqué G alargando el brazo para E T Y no te muevas. coger la bolsa de la compra—. O R P —¿Por qué quieres L que me quede...? ¡Eh! A I Se hizo a un lado ER cuando un tomate pasó volando junto T A ir a estrellarse contra la pared de detrás. a su cabeza M para A —¿SeRBpuede saber qué estás haciendo? Detecté una nota de irritación en su voz, pero la ignoré; volví a meter la mano en mi bolsa y, esta vez, extraje un sujetapapeles. Y una piedra. Zack tenía un escudo de fuerza y había que descubrir lo resistente que era. Estaba claro que el modo más fácil de averiguarlo era arrojarle cosas, así que había llenado esa bolsa con mi colección de objetos de prueba. 29

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 29

21/07/15 14:16


—¿Cómo te lo explico? Sopesé la piedra, la hice saltar varias veces en la mano y se la arrojé. Mi hermano volvió a apartarse y la piedra golpeó de nuevo la pared. Yo dejé escapar un resoplido de frustración. —¿Cómo voy a comprobar la resistencia de tu escudo de fuerza si no paras de apartarte? Apunté algo en el sujetapapeles: «Tomate y piedra: no concluyente». HT G Zack empezó a comprender. RI Y P —Entiendo. Vale... Supongo que Otiene sentido. C —Asintió mirando mi bolsa y añadió—: ¿Qué más lleR O P vas ahí dentro? O D I Me había guardado lo mejor G para el final. Hundí las E dos manos hasta el fondoOy,T con una sonrisa en los labios, R extraje una maza. EraL Puna de las de papá (tiene unas siete A RI limpias y dispuestas en un estante, en el cobertizo, E todas AT ordenadas de M la mayor a la más pequeña). Esa era la más BAla llamo la maza de Thor. Tiene un mango de grande:Ryo macana y una cabeza de metal que pesa tres kilos. Bestial. —Ni hablar —protestó Zack, agitando las manos de un modo muy poco heroico—. No me vas a arrojar eso. —¡Pues claro que no voy a arrojártelo, idiota! Zack se relajó. —Es demasiado pesada para tirártela. —Esbocé una sonrisa—. Así que voy a golpearte con ella. Antes de que mi hermano pudiera objetar nada, eché 30

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 30

15/07/15 17:40


la maza hacia atrás y, a continuación, la balanceé con todas mis fuerzas hacia él describiendo un amplio arco. El escudo protector de Zack rechazó el pedazo de hierro como quien se sacude una pelusa de la manga. El martillo rebotó, agitando mis manos con una vibración tan violenta que la herramienta se me escapó de los dedos. Voló por encima de mi cabeza, salió volando por la puerta abierta y desapareció de la vista. Luego hubo un ruido sordo seguido de un «miau» ahogado. —¿Has oído eso? —preguntó Zack. HT G —Sí —respondí con una mueca de dolor—. RI Creo que Y P era el gato de la señora Wilson. O C —No, eso no —dijo Zack, cerrando R los ojos con fuerO P za—. Esto. O D I Agucé el oído, pero lo único G que oía era el viento agiE tando las hojas del roble.OT PR —No oigo nada —insistí, y entonces me di cuenta de L A I lo que ocurría—. ERTienes superoído. T A Zack frunció M el ceño. A —Algo RB así —confirmó—. Aunque se parece más a un radar en la cabeza. Al cerrar los ojos, veo ese círculo verde luminoso que barre el terreno girando una y otra vez, y, cuando localiza a una persona o un objeto de interés, se ilumina y me permite verlo y oírlo. No con todo lujo de detalles, solo un perfil borroso. —Entonces palideció—. Oh, oh... —¿Qué? —Alguien está en apuros. 31

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 31

15/07/15 17:40


Me encogí de hombros y dije: —Quizá la señora Wilson ha encontrado a su gato. De pronto, una expresión peculiar se apoderó del rostro de Zack y sus mejillas se pusieron tan rojas como el tomate que había resbalado poco a poco por la pared. —No es la señora Wilson —aseguró. Su voz subía y bajaba como una montaña rusa. —Entonces, ¿quién es? —pregunté, pero Zack ya no estaba allí para responder. En un abrir y cerrar de ojos, había salido por laTpuerta H y bajado los peldaños de la escalera de tresRen IG tres. Lo PYmis pies plaseguí tan deprisa como me lo permitieron O C nos. Mi hermano se plantó de un salto R en el sendero que O P Moore Street. Subordeaba nuestra casa y corrió hacia O D I puse que me lo encontraría Gluchando con un robot giE T gante de los que soltaban rayos láser por los ojos o con RO P una horda de extraterrestres, pero cuando llegué allí AL I apenas un minuto ER más tarde, no lo vi por ninguna parte. T A robots o alienígenas, había algo mucho Y, en lugarMde A más aterrador. RB

32

057-120118-MI HERMANO SUPERHEROE.indd 32

15/07/15 17:40


16389c  

Lucas tiene once años, es un fanático de los cómics y se sabe las hazañas de los superhéroes de memoria, mientras que su hermano mayor Zach...

16389c  

Lucas tiene once años, es un fanático de los cómics y se sabe las hazañas de los superhéroes de memoria, mientras que su hermano mayor Zach...