Page 24

quitó. Fue más fácil no tocar los sacos que se encontraban más abajo, cerca de los asientos junto a la cancha donde Quincy veía siempre a celebridades que fingían interesarse en el basquetbol. También había sacos ahí, aunque en menor número y más dispersos. En la cancha de madera estaban desparramados en pequeños grupos. En el centro podía verse aún el logotipo de los Lakers de Los Ángeles, y si alguien le hubiera dado un balón —y él hubiese querido cometer un disparate—, Quincy habría podido cruzar la cancha de un extremo a otro y hacer dribleos con cierta dificultad. Terminó de tender las cargas y limpió el sudor de su frente. Volteó para confirmar que hubiera puesto bien la última de ellas y salió del edificio con una honda sensación de alivio. Afuera, bajo el brillante sol de California, se sintió casi mareado. Alguien le tendió una cerveza y la llevó consigo hasta la carpa que servía como centro de mando provisional. Había un montón de cámaras ahí. Según se había enterado, los peces gordos de Washington verían en vivo el incendio. Una demolición no era como en las caricaturas. No había una caja con una manivela y un gatillo de resorte ni se hacía una cuenta regresiva por altavoces; todo se reducía a un botón que apretar. De acuerdo con las mejores estimaciones, el calor alcanzaría su máximo nivel a cerca de mil grados. El vidrio y el metal se fundirían y el concreto se combaría y retorcería. El Staples Center se volvería un hervidero de arañas. No, pensó Quincy, no había nada de qué preocuparse. Nada si no se contaban los más de cuatrocientos noventa sitios adicionales en Los Ángeles donde había reportes confirmados de infestaciones de sacos de huevos. ¡Qué afortunado era! Tendría que recorrer toda la ciudad para quemar también esos sitios. Por lo menos ninguna de esas infestaciones era tan grave como la del Staples Center, pero Quincy había escuchado rumores de que no todos los sacos de huevos eran iguales. Si los que estaban en el Staples Center eran fríos y grisáceos, no 27

Infestación.indd 27

8/3/17 12:06 PM

Profile for Editorial Océano de México, SA de CV

14368c  

Millones de personas en todo el mundo han muerto. La mitad de China es un basurero nuclear. Misteriosas arañas carnívoras recorren Los Ángel...

14368c  

Millones de personas en todo el mundo han muerto. La mitad de China es un basurero nuclear. Misteriosas arañas carnívoras recorren Los Ángel...