Issuu on Google+


Índice

Introducción .................................................................................................................. 8 Elaboración de las cremas y las pomadas ........................................... 10 Elaboración de los aceites ................................................................................ 13 Elaboración de los champús .......................................................................... 14 Elaboración de los geles ..................................................................................... 15 Fórmulas Aceite de baobab ..................................................................................................... 18 Aceite de monoi ....................................................................................................... 32 Aceite de macadamia ........................................................................................... 40 Aceite de lino .............................................................................................................. 52 Aceite de cártamo ................................................................................................... 64 Aceite de onagra ...................................................................................................... 74 Aceite de babaçu ...................................................................................................... 82 Aceite de argán .......................................................................................................... 92 Aceite de ajenuz ................................................................................................... 102 Aceite de andiroba ............................................................................................. 110 Aceite de pepita de uva .................................................................................. 118 Aceite de semillas de calabaza .................................................................. 128 Aceite de cáñamo ................................................................................................ 136 Aceite de borraja .................................................................................................. 144 Manteca de karité ............................................................................................... 150 Aceite de almendras amargas ................................................................... 156 Aceite de semillas de albaricoque ......................................................... 162

6


Aceite de cacahuete ........................................................................................... 170 Aceite de sésamo .................................................................................................. 176 Aceite esencial de kanuka ............................................................................ 184 Aceite esencial de manuka .......................................................................... 186 Aceite de semillas de higo chumbo ..................................................... 188 Aceite de tamanu ................................................................................................ 194 Aceite de piqui ...................................................................................................... 200 Aceite de soja ......................................................................................................... 206 Índice de fórmulas ............................................................................................. 214


Introducción

Muy importante E

ste manual está íntegramente dedicado a los aceites de diferentes partes del mundo. Cada aceite tiene muchas propiedades, y muchos de ellos presentan propiedades muy distintas. En las recetas he intentado que las virtudes de cada aceite sean las mejores para la fórmula en cuestión. Debemos tener en cuenta en las fórmulas, sobre todo en el caso de las cremas, que hay ingredientes comunes necesarios para todas ellas. Una crema contiene dos partes fundamentales: la parte acuosa y la parte grasa. La parte grasa es la que más puede cambiar. Podemos elegir un aceite en concreto, por ejemplo, aceite de monoi. Si elaboramos otra receta y cambiamos este aceite por otro, aunque contenga ingredientes comunes, debemos saber que la fórmula cambia totalmente, tanto en textura como en propiedades terapéuticas. La parte acuosa de la fórmula también es variable, ya que podemos incluir agua mineral, aguas florales de todo tipo e, incluso, infusiones de plantas. Como emulsionante he incluido la cera lanette, pues es uno de los emulsionantes (permite mezclar aguas y grasas) más suaves y efectivos. Los conservantes naturales son el ácido cítrico y el ácido ascórbico (vitamina C).

8


Introducción

En los aceites esenciales he intentado utilizar un número que no sea mayor que una veintena. Por supuesto, hay muchos más aceites esenciales en el mercado, pero he procurado simplificar las fórmulas y evitar que haya que hacer un gran gasto solo en aceites esenciales. Los aceites esenciales tienen una ventaja: son muy versátiles y se pueden utilizar en multitud de recetas. Es muy importante ser cuidadosos y pulcros en lo referente a la conservación y preparación de las recetas. Los utensilios, frascos o tarros que utilicemos para los preparados deben estar desinfectados con alcohol. Es suficiente con un chorrito de alcohol y secar con una servilleta de papel. La mayoría de los aceites incluidos en el libro son poco conocidos, aunque estoy convencida de que no tardarán mucho tiempo en ocupar el lugar que les pertenece, como pasó en el caso del aloe vera o el aceite esencial de árbol de té. Asimismo, he incluido muchas recetas para un mismo tipo de piel, ya sea grasa, seca, etc. Por último, un pequeño pero importante consejo. Debemos cambiar de cremas o aceites cada dos o tres meses. La piel se acostumbra y la fórmula, por muy buena que sea, termina por no ser efectiva. Así que una crema o un champú serán eficaces durante un tiempo, pero luego debemos cambiar por otra fórmula adecuada a nuestras características o necesidades.

9


Elaboración de las cremas y las pomadas 1

Necesitamos dos cazos, uno para los aceites y las grasas sólidas y otro para las aguas. En un cazo se calientan, a fuego lento, los aceites base, la manteca de karité, la manteca de cacao, la cera lanette, la cera de abeja o la lanolina (los ingredientes indicados en la receta), previamente pesados. Cuando todos los ingredientes estén fundidos, nunca recalentados o humeando, se aparta el cazo del fuego. Rápidamente preparamos el cazo con las aguas. En este segundo cazo vertemos el agua mineral, el agua de rosas, la infusión o el agua de hammamelis, lo que la receta pida. Calentamos el agua hasta que esté templada. Se incorporan el ácido cítrico y el ácido ascórbico y se remueve con un palito de madera para que se disuelvan bien.

2


3

Ahora, incorporamos el preparado de las aguas en el cazo de los aceites. Los dos preparados deben tener una temperatura similar para que la emulsión sea perfecta. Es decir, las grasas fundidas a baja temperatura y las aguas templadas. Batimos el preparado con una batidora de mano. Un par de minutos será suficiente. Lo aconsejable es batir a velocidad baja. Dejamos reposar diez minutos. En este momento, cuando la crema está fluida, añadimos la glicerina líquida, los aceites esenciales, el colágeno o las vitaminas, si la receta lo pide. Volvemos a batir a una velocidad superior, durante un minuto, y la crema estará lista. Para acabar, llenamos los tarros, que preferiblemente serán de vidrio, y dejamos enfriar. La consistencia definitiva se consigue cuando la crema está totalmente fría. Es normal que al principio quede más fluida. Una vez envasada y fría su consistencia es perfecta. Las pomadas se elaboran del mismo modo, aunque quedan algo más espesas.

4 5

Conservación de las cremas Las cremas tienen una duración de varios meses. Aconsejo conservarlas en la nevera, en el caso de que se prepare mucha cantidad. Podemos preparar un tarro grande y conservarlo en la nevera e ir sacando una pequeña cantidad (en un tarro de 100 gramos, por ejemplo, que podemos rellenar tantas veces como queramos). No

debemos utilizar tarros de plástico para las cremas. Para elaborar otras cantidades diferentes a las de las recetas, hay que añadir o restar de forma proporcional las cantidades de los ingredientes. Si queremos hacer el doble de la cantidad indicada en la receta, basta con emplear el doble de la cantidad de ingredientes.


Elaboración de los aceites D

ebemos utilizar siempre frascos de vidrio, pues los de plástico pueden resultar nocivos Los aceites esenciales que incluimos en las recetas pueden ser absorbidos por los plásticos. Estos, a veces, incluso cambian de color o, lo que es peor, pueden desprender las sustancias nocivas con las que están fabricados. La elaboración de los aceites es muy sencilla: se deben introducir todos los ingredientes indicados en la receta en un frasquito de vidrio. Y se agita suavemente. Para elaborar las recetas es aconsejable utilizar aceites vírgenes de primera presión en frío en el caso de los aceites base (soja, sésamo, cáñamo, etc.). Los aceites esenciales deben ser puros 100%. No hay que confundirlos con los aceites o esencias para quemadores o las esencias de olor artificiales.

Conservación A los aceites no les debe dar la luz solar, ya que, sobre todo los aceites esenciales, son muy sensibles y pueden perder muchas propiedades por el efecto de la luz. No se debe dejar destapado el frasco, porque los aceites volátiles se evaporan.


Elaboración de los champús 1

Primero, preparamos la infusión con la cantidad de agua mineral recomendada en la receta. Llevamos a ebullición el agua y la vertemos en un bol donde previamente hemos puesto la planta o plantas recomendadas. Tapamos y dejamos reposar la infusión durante diez minutos. Posteriormente, filtramos con un colador de tela. Entonces, vertemos en un frasco la betaína, la infusión ya fría y el resto de los ingredientes. Agitamos suavemente y el champú estará listo. Podemos añadir glicerina líquida al champú, sobre todo si tenemos el cabello muy seco (unos 30 gramos será suficiente).

2 3

Debemos batir el champú suavemente, justo antes de cada aplicación, ya que los aceites quedan en la parte superior del frasco. El tiempo de conservación es de tres meses.


Elaboración de los geles

El tiempo de conservación es de tres meses.

1

En un cazo, vertemos la cantidad indicada de agua en la receta. Luego, añadimos el jabón base de glicerina troceado (el jabón base de glicerina se comercializa en barras, que van desde los 500 gramos a los 1.800 gramos) y ponemos a fuego lento hasta que el jabón base se disuelva en el agua. Dejamos que el preparado se enfríe e incorporamos el resto de los ingredientes. Podemos poner el jabón en un frasco dosificador para facilitar el uso. Antes de cada uso debemos agitarlo suavemente para que los aceites se mezclen bien.

2 3 Advertencia

Las recetas que se incluyen en este manual no deben ser un sustituto de las prescripciones médicas. Todas las fórmulas están elaboradas con ingredientes naturales,

pero hay que tener en cuenta que algunas personas pueden ser alérgicas a determinadas sustancias. Antes de utilizar cualquier receta, hay que comprobar primero la

tolerancia en una pequeña parte de la piel. Todas las recetas que incluyan aceites esenciales no se deben emplear en niños menores de seis meses.


Fórmulas

Nota del editor Para saber cómo hay que elaborar las fórmulas del presente libro, basta con acudir al capítulo correspondiente de las páginas anteriores. Por tanto, para las fórmulas de aceites hay que consultar el capítulo “Elaboración de los aceites”, para las fórmulas de cremas hay que consultar el capítulo “Elaboración de las cremas y las pomadas”... Aunque también damos instrucciones para elaborar algunas fórmulas que presentan alguna singularidad o para elaborar mascarillas, exfoliantes, reparadores... En todas las fórmulas que haya perlas, hay que pincharlas y vaciar el contenido en el preparado.


12926c