12093c

Page 1


8445-360 El libro de la vida_El libro de la vida 14/12/12 12:13 Pรกgina 5

J. Krishnamurti

EL LIBRO DE LA VIDA MEDITACIONES DIARIAS


8445-360 El libro de la vida_El libro de la vida 14/12/12 12:13 Página 6

Título original: The Book of Life. Daily Meditations with Krishnamurti Traducción: FKL Diseño de cubierta: Rafael Soria © 1995, Krishnamurti Foundation of America P.O. Box 1560 Ojai, California 93024

La presente edición en lengua española se publica bajo licencia de Krishnamurti Foundation of America (KFA), www.kfa.org, e-mail: kfa@kfa.org, con la Fundación Krishnamurti Latinoamericana (FKL), Barcelona, España, www.fkla.org, e-mail: fkl@fkla.org De la presente edición en castellano: © Gaia Ediciones, 2013 Alquimia 6 - 28933 Móstoles (Madrid) Tels.: 91 614 53 46 / 58 49 - Fax: 91 618 40 12 e-mail: alfaomega@alfaomega.es - www.alfaomega.es Depósito legal: M. 23-2013 ISBN: 978-84-8445-360-4 Primera edición: enero de 2013 Impreso en España por: Artes Gráficas COFÁS, S.A. - Móstoles (Madrid) Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra solo puede ser realizada con la autorización de sus titulares, salvo excepción prevista por la ley. Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos, www.cedro.org) si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra.


8445-360 El libro de la vida_El libro de la vida 14/12/12 12:13 Página 7

Índice

INTRODUCCIÓN .......................................................................

9

ENERO ................................................................................... El escuchar • El aprender • La autoridad • El conocimiento propio

15

FEBRERO ................................................................................ El llegar a ser • La creencia • La acción • El bien y el mal

49

MARZO .................................................................................. La dependencia • El apego • La relación • El miedo

79

ABRIL .................................................................................... El deseo • El sexo • El matrimonio • La pasión

113

MAYO .................................................................................... La inteligencia • Los sentimientos • Las palabras • El condicionamiento

145

JUNIO .................................................................................... La energía • La atención • Darse cuenta sin elección • La violencia

179

JULIO ..................................................................................... La felicidad • La agonía • La herida psicológica • El sufrimiento

211


8445-360 El libro de la vida_El libro de la vida 14/12/12 12:13 Página 8

8

ÍNDICE

AGOSTO ................................................................................. La verdad • La realidad • El observador y lo observado • Lo que es

245

SEPTIEMBRE ............................................................................ El intelecto • El pensamiento • El conocimiento • La mente

279

OCTUBRE ............................................................................... El tiempo • La percepción • El cerebro • La transformación

311

NOVIEMBRE ............................................................................ El vivir • El morir • El renacer • El amor

345

DICIEMBRE ............................................................................. La soledad • La religión • Dios • La meditación

377

ABREVIATURAS DE LAS FUENTES BIBLIOGRÁFICAS .....................

411


8445-360 El libro de la vida_El libro de la vida 14/12/12 12:13 Página 9

Introducción

En 1934, Krishnamurti dijo: «¿Por qué queremos estudiar libros en vez de estudiar la vida? Descubran lo que es falso y lo que es verdadero en el entorno que les rodea, con todas sus opresiones, su crueldad, y entonces descubrirán qué es la verdad». Insistió en que el “libro de la vida”, que cambia con tanta vitalidad que el pensamiento no lo puede retener, es lo único que merece la pena “leer”, porque el resto de libros contienen información de segunda mano. «La historia de la humanidad está en usted, esa amplia experiencia, esos miedos profundamente arraigados, la ansiedad, el sufrimiento, el placer, y todas esas creencias que el ser humano ha acumulado durante milenios. Usted es ese libro». Esta obra, El libro de la vida: meditaciones diarias con Krishnamurti, está estructurada siguiendo el orden en el que Krishnamurti solía presentar sus charlas públicas. Normalmente, empezaba con el escuchar y la relación entre el orador y la audiencia, para terminar con los temas que de forma natural surgen cuando hay orden en la vida, y empieza a aflorar una enorme profundidad en la superficie de la consciencia. Durante sus últimos días, en 1985 y 1986, habló del espíritu creativo y de la posibilidad de una forma de vivir totalmente nueva. Esta obra contiene fragmentos de estos temas. Muchos de estos temas se repiten a lo largo de sus enseñanzas. Su visión consistía en observar amplia y totalmente la condición humana, donde cada aspecto de la vida está interrelacionado. El libro de la vida aporta nuevos temas cada semana del año y, durante los siete días de la semana, se desarrolla cada uno de los diferentes temas. Estas citas se pueden identificar por su fuente bibliográfica.


8445-360 El libro de la vida_El libro de la vida 14/12/12 12:13 Página 10

10

INTRODUCCIÓN

Invitamos a aquellos lectores interesados en investigar con mayor profundidad algún tema concreto a ir a los textos completos de los libros de los que se han extraído dichos textos. Krishnamurti empezó a hablar en público en 1929, con una voz que, como describió Aldous Huxley, tenía una “autoridad intrínseca”. Su profunda investigación en la naturaleza de la verdad y la libertad está reflejada en los miles de libros que contienen sus charlas públicas y diálogos, traducidos a más de cuarenta idiomas. Krishnamurti, aunque tímido y retraído, ofreció incansable miles de charlas públicas sin preparación ni notas previas, las cuales en esencia exponen un tema fundamental: cada uno puede descubrir la verdad sin la ayuda de ninguna autoridad y, como la vida siempre está presente, en un instante. Sus charlas públicas abarcan todo el campo del conflicto y el interés personal y social. De la observación de la profundidad y el alcance de nuestra conducta en cada momento, surge la acción necesaria que nos transforma a nosotros mismos y a la sociedad. Cuando alguien que asistía a una de sus charlas públicas le preguntó por qué hablaba y qué quería lograr, Krishnamurti respondió: «Quiero decirles algo, tal vez se trate de decirles la manera de descubrir qué es la realidad, no la manera como un sistema, sino cómo afrontarlo. Y, si por ustedes mismos pueden descubrirlo, no habrá un orador, sino que todos hablaremos, todos expresaremos esa realidad en nuestras vidas dondequiera que estemos. […] La verdad no se puede acumular. Lo que se acumula siempre se destruye, se deteriora. La verdad nunca puede deteriorarse porque solo puede descubrirse de instante en instante, en cada pensamiento, en cada relación, en cada palabra, en cada gesto, en cada sonrisa, en cada lágrima. Y si ustedes y yo podemos descubrirla y vivirla —en el mismo vivir se descubre—, entonces no nos volveremos propagandistas; seremos seres humanos creativos, no seres humanos perfectos, sino creativos, lo cual es totalmente diferente. Creo que es por eso que hablo, y quizá esa sea la razón de que ustedes estén aquí». «Tan solo existe el problema; no hay respuesta; la solución del problema está en comprenderlo.» Con frecuencia, cuando le hacían una pregunta, Krishnamurti respondía: «Vamos a descubrir qué entendemos por…», examinando así la pregunta e iniciando una in-


8445-360 El libro de la vida_El libro de la vida 14/12/12 12:13 Página 11

11

INTRODUCCIÓN

vestigación en vez de dar respuestas inmediatas. Para Krishnamurti, examinar una pregunta o un problema refuerza esa investigación, más que seguir la simple búsqueda lógica e intelectual para encontrar una respuesta. Los extractos que aparecen en este libro se ofrecen al lector como preguntas que se plantean, sin que el lector deba dar una respuesta inmediata. Krishnamurti señalaba que el diálogo con sus oyentes durante las charlas públicas que ofrecía no era algo intelectual ni estaba anclado en pensamientos o ideas. Decía: «Después de todo, el propósito de estas charlas públicas es comunicarnos mutuamente y no imponerles una serie de ideas. Las ideas nunca cambiarán la mente, nunca generarán una revolución radical en la mente. Sin embargo, si como individuos podemos comunicarnos mutuamente al mismo tiempo y al mismo nivel, tal vez entonces surja una comprensión que no sea mera propaganda, […] de modo que estas charlas públicas no tienen la intención de persuadirles o disuadirles de nada, ya sea de hecho o subliminalmente».

 En casi todas sus charlas públicas y diálogos, Krishnamurti empleaba el término humanidad u hombre cuando se refería a todo el género humano. Pero en el último período de su vida se detenía para decir a la audiencia: «Por favor, cuando digo hombre también me refiero a la mujer. Así que no se enojen conmigo». Krishnamurti hablaba con extraordinaria sencillez y no como lo hace un gurú o un maestro religioso con su enseñanza de segunda mano, con un vocabulario especial, o que está atado a una secta u organización. La demanda de su enseñanza clara y auténtica creció a medida que viajaba por el mundo. Desde 1930 hasta su muerte en 1986, habló a audiencias cada vez más numerosas en Europa, Norteamérica, Australia, Sudamérica e India. Este libro contiene extractos publicados y otros inéditos, recopilados de charlas públicas, diálogos y escritos entre los años 1933 y 1968. Entre ellos se encuentra el primer libro famoso de Krishnamurti, leído por un público numeroso: La educación y el significado de la vida, escrito bajo un enorme roble en Ojai, California, y pu-


8445-360 El libro de la vida_El libro de la vida 14/12/12 12:13 Página 12

12

INTRODUCCIÓN

blicado en 1953 por el editor Harper & Row, el cual siguió publicando durante más de treinta años las obras de Krishnamurti en Norteamérica. El siguiente libro fue La libertad primera y última, publicado por el mismo editor en 1954, que contiene un largo prefacio de su amigo Aldous Huxley. Los Comentarios sobre el vivir se recopilaron entre 1949 y 1955, escritos a mano en páginas sin márgenes y sin correcciones o borraduras. Aldous Huxley alentó a Krishnamurti a escribirlos, y los manuscritos, recopilados por D. Rajagopal, se publicaron en 1956. En esencia, son relatos de las entrevistas de Krishnamurti con personas que acudían a verle y hablar con él; cada página transmite la sensación de un encuentro entre dos amigos que conversan y exploran sin titubeos ni miedos. Los capítulos de estos libros empiezan con una breve descripción de un paisaje de la naturaleza, del clima o de animales cercanos. Desde la simplicidad de este entorno natural se llega, con fácil transición, al paisaje interno de la confusión, la ansiedad, las creencias, las preocupaciones generales y personales que la gente traía a estas reuniones con Krishnamurti. Algunas de las entrevistas no se incluyeron en los primeros tres tomos de los Comentarios sobre el vivir, pero ahora por primera vez aparecen aquí. En algunas de estas entrevistas no publicadas con anterioridad, Krishnamurti empleaba la expresión pensamiento-sentimiento para describir una respuesta unitaria. En 1963, Mary Lutyens se encargó de la recopilación de los libros El arte de vivir y El propósito de la educación, y en 1964 Harper & Row los publicó. El contenido de estos dos libros es un compendio seleccionado de preguntas y respuestas de diálogos con jóvenes, y la acogida que tuvieron fue tan buena que están considerados como unos libros religiosos y literarios clásicos. Después de estos libros, le ha seguido una extensa obra de más de cincuenta títulos. Krishnamurti decía de sí mismo que no era importante ni necesario para el proceso de comprensión de la verdad, o de verse uno mismo. En una ocasión se refirió a sí mismo como un teléfono, como un mecanismo que el que escucha utiliza. Dijo: «Lo que dice quien les habla, en sí mismo, tiene muy poca importancia. Lo realmente importante es que la mente esté atenta sin esfuerzo alguno y todo el tiempo se encuentre en un estado de comprensión. Si no


8445-360 El libro de la vida_El libro de la vida 14/12/12 12:13 Página 13

INTRODUCCIÓN

13

comprendemos y tan solo escuchamos las palabras, sin duda nos iremos con una serie de conceptos e ideas, y por tanto, estableceremos un patrón al que trataremos de ajustarnos en nuestra vida cotidiana o en la así llamada vida espiritual». Puede ser valioso, a medida que leemos, estar atento a cómo Krishnamurti aborda la relación entre dos personas que buscan la verdad. En 1981 dijo: «Somos como dos amigos en un hermoso día, sentados en un parque conversando acerca de la vida, de nuestros problemas, investigando la naturaleza misma de nuestra existencia, y preguntándonos con seriedad por qué la vida se ha convertido en un problema tan grande; por qué, si bien intelectualmente somos muy refinados, aun así nuestra vida cotidiana es tan penosa, sin ningún sentido excepto el de sobrevivir —y eso, de nuevo, es muy incierto—. ¿Por qué la vida, la existencia diaria, se ha convertido en semejante tortura? Puede que vayamos a la iglesia, que sigamos a algún líder político o religioso, pero la vida cotidiana es un constante caos; a pesar de momentos ocasionales de alegría, de contento, nuestra vida siempre está rodeada de una nube de oscuridad. Y estos dos amigos, usted y el orador, están hablando juntos de forma amigable, tal vez con afecto, con delicadeza, con interés, para ver si es realmente posible vivir nuestra vida cotidiana sin un solo problema».


8445-360 El libro de la vida_El libro de la vida 14/12/12 12:13 Página 15

 ENERO El escuchar El aprender La autoridad El conocimiento propio


8445-360 El libro de la vida_El libro de la vida 14/12/12 12:13 Página 17

EL LIBRO DE LA VIDA

17

Escuchar con facilidad ¿Alguna vez se ha sentado en silencio, sin fijar la atención en nada, sin hacer un esfuerzo para concentrarse, sino con la mente muy quieta, en completa quietud? En ese momento lo escucha todo, ¿no es cierto? Escucha tanto los ruidos lejanos como los cercanos, y también aquellos que están muy cerca, los inmediatos, y eso significa que está realmente escuchándolo todo. La mente no está limitada a un único canal pequeño y estrecho. Si puede escuchar así, escuchar con facilidad, sin tensión, descubrirá que se produce un extraordinario cambio en usted, un cambio que surge sin voluntad propia, sin pedirlo, y en ese cambio hay gran belleza y profunda percepción.

 1 de enero

PE


8445-360 El libro de la vida_El libro de la vida 14/12/12 12:13 Página 18

18

J. KRISHNAMURTI

Eliminar las pantallas ¿Cómo escucha? ¿Escucha con sus proyecciones, a través de sus proyecciones, de sus ambiciones, deseos, miedos, ansiedades, escuchando solo lo que quiere escuchar, solo lo que le satisface, lo que le complace, lo que le hace sentirse bien, y que por un momento alivia su sufrimiento? Si escucha a través de la pantalla de sus deseos, como es obvio, está escuchando su propia voz, sus propios deseos. ¿Existe alguna otra forma de escuchar? ¿Acaso no es importante descubrir cómo escuchar, no solo lo que se dice sino escucharlo todo: el ruido de las calles, el canto de los pájaros, el chirrío del tranvía, el mar agitado, la voz de nuestra esposa o nuestro esposo, de nuestros amigos, o el llanto de un bebé? Escuchar solo tiene sentido cuando uno no proyecta sus propios deseos y escucha a través de ellos. ¿Puede uno eliminar todas estas pantallas a través de las que escucha y escuchar realmente?

 2 de enero

OC, tomo VII


8445-360 El libro de la vida_El libro de la vida 14/12/12 12:13 Página 19

EL LIBRO DE LA VIDA

19

Más allá del ruido de las palabras Escuchar es un arte que no se consigue con facilidad, pero contiene gran belleza y comprensión. Escuchamos con distintas intensidades de nuestro ser, pero siempre escuchamos desde una preconcepción o un punto de vista particular. Nunca escuchamos con simpleza; siempre se interpone la pantalla de nuestros pensamientos, nuestras conclusiones y nuestros prejuicios. […] Para escuchar, se requiere quietud interna, estar libre del esfuerzo de adquirir, una atención relajada. Ese estado alerta y, aun así, pasivo, puede escuchar lo que está más allá de la conclusión verbal. Las palabras confunden, no son más que un medio externo de comunicación; sin embargo, para comunicarse más allá del ruido de las palabras, debe haber una pasividad alerta en el escuchar. Aquellos que aman pueden escuchar, pero es muy raro encontrar a alguien que escuche. La mayoría buscamos resultados, lograr metas; siempre estamos tratando de superar y conseguir, y por tanto, no escuchamos. Solo escuchando uno puede oír la canción de las palabras.

 3 de enero

CV, tomo I


8445-360 El libro de la vida_El libro de la vida 14/12/12 12:13 Página 20

20

J. KRISHNAMURTI

Escuchar sin el pensamiento No sé si alguna vez ha escuchado a un pájaro. Para escuchar, se requiere que su mente esté quieta; no una quietud mística, sino sencillamente quieta. Si le digo algo, tiene que estar en silencio para escucharme; no puede tener en su mente toda clase de ideas haciendo ruido. Cuando mira una flor, mírela; no la nombre, no la clasifique, no diga que pertenece a tal especie; si hace eso, deja de mirarla. Por eso digo que el escuchar es una de las cosas más difíciles: escuchar al comunista, al socialista, al diputado, al capitalista, a cualquiera, a la esposa, a los hijos, al vecino, al cobrador del autobús, al pájaro; simplemente escuchar. Solo cuando uno escucha sin la idea, sin el pensamiento, está en contacto directo, y, al estar en contacto, sabrá si lo que dicen es verdadero o falso; no necesitará discutirlo.

 4 de enero

OC, tomo XIV


8445-360 El libro de la vida_El libro de la vida 14/12/12 12:13 Página 21

EL LIBRO DE LA VIDA

21

El escuchar trae libertad Si hacemos un esfuerzo para escuchar, ¿estamos escuchando? ¿Acaso ese esfuerzo mismo no es una distracción que impide escuchar? ¿Hace un esfuerzo cuando escucha algo que le da satisfacción? […] No puede darse cuenta de la verdad, ni ver lo falso como falso, mientras su mente esté ocupada en alguna clase de esfuerzo, de comparación, de justificación o condena. […] El escuchar, en sí mismo, es una acción completa; la acción de escuchar trae su propia libertad. Pero ¿está realmente interesado en escuchar o en transformar el caos interno? Si escucha, señor, en el sentido de estar atento a sus propios conflictos y contradicciones sin forzarlos en algún patrón de pensamiento particular, tal vez cesen por completo. Mire, siempre tratamos de ser esto o aquello, de alcanzar un estado especial, de vivir cierta clase de experiencia y evitar otra, de modo que la mente está siempre ocupada con algo; nunca tiene la quietud para escuchar el ruido de sus propias luchas y sus esfuerzos. Sea sencillo […] y no trate de ser algo o de tener alguna experiencia.

 5 de enero

CV, tomo II


8445-360 El libro de la vida_El libro de la vida 14/12/12 12:13 Página 49

 FEBRERO El llegar a ser La creencia La acción El bien y el mal


8445-360 El libro de la vida_El libro de la vida 14/12/12 12:13 Página 51

EL LIBRO DE LA VIDA

51

El llegar a ser es esfuerzo La vida tal como la conocemos, nuestra vida cotidiana, es un proceso de llegar a ser. Soy pobre y actúo con un objetivo en mente, que es llegar a ser rico. Soy feo y quiero ser guapo. De modo que mi vida es un proceso de llegar a ser algo. La voluntad de ser es la voluntad de llegar a ser, en diferentes niveles de la consciencia, en diferentes estados, en los que hay un reto, una respuesta, un nombrar y un registrar. Este llegar a ser es esfuerzo, es dolor, ¿no es así? Es una lucha constante: soy eso y quiero ser aquello.

 1 de febrero

LPU


8445-360 El libro de la vida_El libro de la vida 14/12/12 12:13 Página 52

52

J. KRISHNAMURTI

Todo llegar a ser es desintegración La mente tiene una idea, quizás agradable, y quiere ser como esa idea, lo cual es una proyección de su deseo. Usted es de una manera, pero no le gusta y quiere ser aquello que le gusta. El ideal es una autoproyección y el opuesto es una extensión de lo que es; en realidad, no es el opuesto sino la continuación de lo que es, quizás algo modificado. La proyección responde a una voluntad propia, y el conflicto es la lucha para lograr esa proyección. […] Usted lucha para ser algo, pero ese algo es parte de usted mismo. El ideal es su propia proyección. Observe cómo la mente se engaña a sí misma. Usted lucha por palabras, persiguiendo su propia proyección, su propia sombra. Es violento y lucha para llegar a no ser violento, para alcanzar ese ideal, pero el ideal es una proyección de lo que es, solo que bajo un nombre distinto. Cuando se da cuenta de ese truco que se juega a sí mismo, entonces ve lo falso como falso. Luchar por una ilusión es un factor desintegrador. Todo conflicto, todo llegar a ser es desintegrador. Si se da cuenta de este juego que la mente se juega a sí misma, entonces solo queda lo que es. Cuando la mente se ha despojado de todo llegar a ser, de todos los ideales, de toda comparación y condena, cuando cae toda su estructura, entonces lo que es experimenta una transformación completa. Mientras nombre lo que es, habrá una relación entre la mente y lo que es, pero cuando termina ese proceso de nombrar —el cual es memoria, la estructura misma de la mente—, entonces desaparece lo que es. Tan solo en esa transformación hay integración.

 2 de febrero

CV, tomo I


8445-360 El libro de la vida_El libro de la vida 14/12/12 12:13 Página 53

EL LIBRO DE LA VIDA

53

¿Puede la mente vulgar llegar a ser sensible? Escuche la pregunta, el significado detrás de las palabras: ¿puede la mente vulgar llegar a ser sensible? Si digo que mi mente es vulgar y trato de llegar a ser sensible, ese mismo esfuerzo para ser sensible es vulgaridad. Por favor, observe esto. No se sienta intrigado; obsérvelo. Sin embargo, si reconozco que soy vulgar sin querer cambiarlo, sin tratar de ser sensible, y empiezo a comprender qué es la vulgaridad, la observo día a día en mi vida —mi ansia al comer, la rudeza con la que trato a las personas, la arrogancia, la tosquedad de mis hábitos y mis pensamientos—, entonces esa misma observación transforma lo que es. Así mismo, si soy estúpido y digo que debo ser inteligente, el esfuerzo para llegar a ser inteligente no es más que una forma mayor de estupidez, porque lo importante es comprender la estupidez. Por mucho que trate de llegar a ser inteligente, mi estupidez permanecerá. Puede que adquiera el refinamiento superficial del aprendizaje, que sea capaz de citar libros, repetir frases de grandes autores, pero básicamente sigo siendo un estúpido. Sin embargo, si veo y comprendo la estupidez tal y como se expresa en mi vida cotidiana —cómo me comporto con mi sirviente, qué opino de mi vecino, del hombre pobre, del hombre rico, del empleado—, entonces ese mismo darse cuenta elimina la estupidez.

 3 de febrero

PE


8445-360 El libro de la vida_El libro de la vida 18/12/12 09:48 Página 413

El legado que Jiddu Krishnamurti dejó en sus enseñanzas forma parte de la responsabilidad de las Fundaciones creadas como iguales por él, con el propósito de preservar la integridad de lo que él expresó durante muchos años y en diferentes lugares del mundo. Las siguientes Fundaciones creadas por J. Krishnamurti son las únicas instituciones responsables de la preservación y difusión de sus enseñanzas: Krishnamurti Foundation Trust (KFT) (www.kfoundation.org - email: kft@brockwood.org.uk) Krishnamurti Foundation of America (KFA) (www.kfa.org - email: kfa@kfa.org) Krishnamurti Foundation India (KFI) (www.kfionline.org - email: kfihq@md2.vsnl.net.in) Fundación Krishnamurti Latinoamericana (FKL) (www.fkla.org - email: fkl@fkla.org) Las Fundaciones se responsabilizan y garantizan la autenticidad e integridad de los contenidos de todas las publicaciones realizadas por ellas —libros, vídeos, casetes, DVD…—. Para cualquier duda o consulta, rogamos contactar con cualquiera de estas Fundaciones. También pueden consultar la página oficial de las enseñanzas de J. Krishnamurti (www.jkrishnamurti.org), donde podrán encontrar mucho material de libre acceso para lectura de textos, visionado de vídeos o DVDs, etc.


8445-360 El libro de la vida_El libro de la vida 14/12/12 12:14 Página 414

Otras obras de

J. Krishnamurti en Gaia Ediciones J. Krishnamurti. Biografía La vida es acción Darse cuenta Despertar a la vida Encuentro con la vida Relaciones sin conflicto Libérese del pasado Ante un mundo en crisis El individuo, la sociedad y la paz Aprender es vivir

Libros + DVD Amor y muerte La belleza de aprender Liberar la creatividad Meditación. La mente silenciosa Meditación - Lo sagrado


8445-360 El libro de la vida_El libro de la vida 14/12/12 12:14 Página 415

~

Para más información sobre otros títulos de

GAIA EDICIONES visita

www.alfaomega.es

~