Page 1


8445-448 Contemplar lo eterno_Arte de la contemplacion.qxd 16/07/12 13:09 Página 3

C O L E C C I Ó N A D VA I TA

CONTEMPLAR LO ETERNO ABRIENDO LA MENTE AL INFINITO —— 짮 ——

CONSUELO MARTÍN


8445-448 Contemplar lo eterno_Arte de la contemplacion.qxd 16/07/12 10:40 Página 4

Cubierta: Rafael Soria © Consuelo Martín, 2012 De esta edición: © Gaia Ediciones, 2012 Alquimia, 6 - 28933 Móstoles (Madrid) Tel.: 91 617 08 67 Fax: 91 617 97 14 e-mail: alfaomega@alfaomega.es www.alfaomega.es Primera edición: julio de 2012 Depósito Legal: M. 24.851-2012 I.S.B.N.: 978-84-8445-448-9 Impreso en España por Artes Gráficas COFÁS, S.A. - Móstoles (Madrid) Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de esta obra solo puede ser realizada con la autorización de sus titulares, salvo excepción prevista por la ley. Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos, www.cedro.org) si necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra.


8445-448 Contemplar lo eterno_Arte de la contemplacion.qxd 16/07/12 10:40 Página 7

Índice —— 짮 —— CAPÍTULO 0. INTRODUCCIÓN Vivir en contemplación .............................................

11

CAPÍTULO I. El sentido de la vida Prescindiendo de teorías ............................................ Los valores atemporales ............................................. Discernimiento .......................................................... Transformación del vivir por el discernimiento .......... Enraizarnos en la verdad ............................................ El sentido de la vida se descubre en el silencio ...........

17 20 23 26 31 34

CAPÍTULO II. Silencio del pensar ¿Cómo se produce el silencio? .................................... Superando la capacidad mental .................................. ¿Qué hacer? ............................................................... El río del tiempo y el silencio atemporal .................... Autenticidad y soledad ..............................................

37 41 47 51 54

CAPÍTULO III. Tiempo y conciencia La investigación esencial ............................................ Devenir o ser ............................................................. El tiempo y el pensamiento, las creencias ................... Sin deseos .................................................................. En este instante .........................................................

57 60 66 70 73


8445-448 Contemplar lo eterno_Arte de la contemplacion.qxd 16/07/12 10:40 Página 8

8

CONTEMPLAR LO ETERNO

CAPÍTULO IV. Cómo vivir desde el discernimiento Investigar y contemplar la verdad ............................... ¿Qué es el discernimiento? ......................................... Caminar con la luz encendida .................................... La acción verdadera y espontánea ..............................

77 80 81 83

CAPÍTULO V. Aprender a contemplar ¿Para qué contemplamos? .......................................... 89 ¿Evolucionamos? ........................................................ 91 Más allá del sueño temporal ...................................... 95 Lo único .................................................................... 100 CAPÍTULO VI. Vivir en contemplación silenciosa El silencio .................................................................. Autenticidad en la luz ................................................ Responsabilidad ........................................................ Vivir con los valores eternos ......................................

105 112 115 118

CAPÍTULO VII. La vida transformada Salir del proceso del devenir ....................................... Educar y educarnos para la vida ................................. La danza de la vida .................................................... Cuando mi vida es sagrada ........................................ ¿Cómo contemplar para transformar mi vida? ...........

125 129 132 136 142

CAPÍTULO VIII. Tras el espacio y el tiempo Salir del pensamiento-tiempo .................................... El sueño espacio-temporal ......................................... Donde habita el amor ................................................ Una nota en la melodía única .................................... ¿Me creo una entidad temporal? ................................ Contemplar sin tiempo ..............................................

149 153 156 158 162 165


8445-448 Contemplar lo eterno_Arte de la contemplacion.qxd 16/07/12 10:40 Página 9

ÍNDICE

9

CAPÍTULO IX. La acción adecuada es instantánea Actuar sin pensar ....................................................... 171 Vivir pensando o vivir en atención ............................. 178 La atención desemboca en un instante atemporal ...... 185 CAPÍTULO X. El silencio atemporal El instante presente .................................................... ¿Cómo deshacer la proyección temporal? ................... Lo desconocido ......................................................... Inconsciencia y consciencia ........................................ La necesidad de contemplar ....................................... El valor del silencio ....................................................

189 193 196 199 202 204

CAPÍTULO XI. Vivir la conciencia atemporal La existencia en el tiempo .......................................... Sabiduría y conciencia ............................................... Trascender los opuestos ............................................. La gran obra de arte ................................................... Nuestro origen en los valores eternos .........................

207 214 217 218 222

CAPÍTULO XII. Libre del tiempo ¿Dónde está la libertad? ............................................. Comprender las limitaciones personales ..................... Contemplar para ser libres ......................................... Reconocer la luz ........................................................

227 231 235 241

CAPÍTULO XIII. ¿Cómo vivir en el tiempo la libertad eterna? ¿De qué dependemos? ............................................... Conciencia y libertad ................................................. El gran descubrimiento: liberarse del deseo ................ La mente pura es morada de libertad .........................

243 248 253 259


8445-448 Contemplar lo eterno_Arte de la contemplacion.qxd 16/07/12 10:40 Página 10

10

CONTEMPLAR LO ETERNO

CAPÍTULO XIV. Libres en la eternidad ¿Cómo ser libres? ....................................................... Confianza y libertad .................................................. La sencillez liberadora ................................................ ¿Se trasmite la libertad? .............................................. Con el discernimiento llega la libertad ....................... Libertad sin límites ....................................................

267 273 275 277 279 282

CAPÍTULO XV. Contemplar lo eterno Salir de la caverna de las sombras ............................... La mirada que sobrepasa el tiempo ............................ La honestidad ............................................................ El amor eterno ........................................................... El amor es fuego y luz ................................................

285 289 292 294 298

CAPÍTULO XVI. El camino atemporal de los despiertos Despertar del sueño vigílico ....................................... El final del reinado de las apariencias ......................... La verdad y el amor al despertar ................................. Trascender las relaciones ............................................ La fe ilumina el camino del despertar ........................

301 304 306 309 312


8445-448 Contemplar lo eterno_Arte de la contemplacion.qxd 16/07/12 10:40 Página 11

CAPÍTULO 0

—— 짮 ——

Introducción VIVIR EN CONTEMPLACIÓN La capacidad de contemplar moldea y crea nuestra vida, porque lo que en este momento somos en lo manifestado, o lo que nos parece ser, depende del grado de contemplación de nuestra mente. La contemplación es el punto de reconocimiento de lo real que hay en cada persona. No es un método, no es un camino especial para algunos, los místicos. No es ajeno a nadie. Es la Conciencia que se reconoce a sí misma. La palabra «contemplar», más que la palabra «meditar» empleada en las tradiciones orientales, evoca en nosotros una mirada serena y silenciosa, un mirar que no trata de captar nada, solo estar ahí. Y en ese «estar ahí» nos quedamos a solas con nosotros mismos y a solas con la realidad. ¿Podríamos decir que estamos contemplando lo que somos cuando aprendemos a contemplar? Solo se puede ver lo que es real, siéndolo. La verdadera mirada es la mirada del Ser. Por eso sobran los métodos cuando me quedo en silencio contemplando. No vale ningún sistema que suponga una persona separada, con un camino por andar y una meta por conseguir. Nos equivocamos al querer contemplar con un propósito. La raíz del error está


8445-448 Contemplar lo eterno_Arte de la contemplacion.qxd 16/07/12 10:40 Página 12

12

CONTEMPLAR LO ETERNO

ya en la colocación de la mente, que solemos pasar por alto, preocupados como estamos en ser eficaces y llegar a algo. Una colocación equivocada crea una realidad imaginada, en la que no se da la contemplación, sino el simple pensar. Esa es la base para iniciar una investigación sincera. ¿De qué manera estoy viviendo? ¿Qué contemplo en el vivir? ¿A qué estoy concediendo realidad? Si no veo cómo funciona mi mente y cómo estoy creando la realidad, no he visto nada verdadero, aunque vea muchas apariencias. Toda búsqueda de la verdad, sea filosófica, espiritual, científica o social, estará siempre marcada y deformada por mi concepción de la realidad. O por decirlo de otro modo, cuando no sé cómo funciona mi mente fabricando cosas, me estoy inventando la realidad inadvertidamente, y a partir de ahí vivo una vida imaginada. Parece que no pasa nada, porque solo necesitamos la verdadera vida cuando ya la conocemos. Puedo vivir soñando o puedo vivir despierto. Pero si desde lo profundo de mi conciencia me está llamando la realidad, si noto intensamente que no vivo lo que intuyo que es la vida, tengo que investigar, e investigando aprenderé a contemplar. Si he visto que el cambio constante no es real y, sin embargo, todo cambia; si me he dado cuenta de que las cosas no son lo que parecen en ninguno de los niveles conocidos, he de inquirir una y otra vez. Al sentir la necesidad inminente de lo eterno, he de adentrarme en la conciencia y descubrir la contemplación. La investigación sobre el contemplar es la investigación sobre el vivir. De ello depende todo. Nos va en ello «la vida», y no precisamente la vida conocida, sino la vida desconocida que nos espera. Cuando descubrimos de qué índole es la realidad, es tan inesperada, tan nueva por ser atemporal, que se vive en totalidad instantánea o no se vive. O es todo o es un sueño. Solo un instante total me libra de la ilusión, no un progreso a lo largo del tiempo. Los físicos también han investigado en la conciencia; aunque em-


8445-448 Contemplar lo eterno_Arte de la contemplacion.qxd 16/07/12 10:40 Página 13

INTRODUCCIÓN

13

pezaron por creer que buscaban otra cosa —la materia—, se encontraron con lo único que había: conciencia. Y por su vía de investigación externa han llegado a la conclusión —teórica, claro— de que la realidad es holística, un todo, y ese todo está en cada una de sus partes. Eso deshace todas las vías lógicas de acceso a la realidad a las que estamos acostumbrados. La lógica es un juego de la razón que aboca a unos resultados limitados. Pero si cuestionamos la verdad total, nos guiaremos por la lógica del infinito, la que tiene presente el todo en cada parte, aquélla imposible de pensar… El intelecto va paso a paso, analizando punto por punto, desde el principio hasta el final. Es el funcionamiento de una zona muy limitada de nuestra mente. Si nos encerramos ahí, construiremos realidades a partir de esa limitada visión, cosa que solemos hacer. Pero no debe extrañarnos que por todas partes surjan grietas que deshacen nuestra provisional construcción de la verdad. No debemos asombrarnos de que no exista en el vivir la armonía que esperamos. No tiene nada de sorprendente, si estamos en lo falso, que nuestra vida no tenga la plenitud que añoramos al evocar lo verdadero. La investigación de la verdad no es algo añadido a la vida. Es la vida toda, y es un camino contemplativo. Pero ¿cómo encontraré la verdad?, ¿qué instrumentos necesito para conocerla? ¿Son adecuados los instrumentos psicofísicos de los que ya dispongo? Cuando veo la objetivación de las realidades, cuando observo que, el sujeto que está construyendo la realidad, el objeto que se proyecta como real, y la relación entre ambos son la misma cosa; al descubrir el proceso mental ¿cuál será mi reacción? Nada tiene que cambiar del mundo objetivado en mi conciencia, solo mi mirada. De una mirada dormida, que se deja arrastrar por el pensamiento convencional, desemboco en una mirada contemplativa. Es la manera más intensa de mirar, la más viva. Parece que los esfuerzos del pensamiento son poderosos, pero cuando hemos reflexionado mínimamente sabemos que no es así.


8445-448 Contemplar lo eterno_Arte de la contemplacion.qxd 16/07/12 10:40 Página 14

14

CONTEMPLAR LO ETERNO

La vida nos sacude, y todos los cálculos y previsiones, en un golpe de viento, se esparcen por el aire. En seguida nos olvidamos de los proyectos fallidos y nos ponemos con otros. Estamos tratando de construir un mundo a base de pensamientos. Y la vida, con su respuesta siempre a punto, nos devuelve una y otra vez a la realidad, poniéndonos ante el espejo de nuestras proyecciones inconscientes. Si una persona está bajo los efectos de alguna droga, no se nos ocurre que tenga que mejorar su vida desde su visión alucinada. Solo pensamos en que vuelva a la normalidad y vea los hechos desde ahí. Esa es la vía que la contemplación abre a nuestra comprensión, a nuestra realización, y se produce en el descubrimiento de la verdad. Si se abren las puertas de nuestra mente contemplativa a la verdad, también se abre nuestro corazón al sentimiento verdadero, a la plenitud del ser, al amor incondicional. Que no nos asuste lo ilimitado, solo seremos libres de los conflictos psicológicos que nos limitan cuando nos abramos a lo que no tiene límites. Solo al beber el agua del manantial profundo de nuestra identidad puede saciarse nuestra sed de plenitud. Acumulando cosas limitadas nunca llenaremos el vacío de lo infinito, de lo eterno. Al adentrarnos en lo Real, irrumpe inevitablemente la libertad. Y entonces la mente está limpia, transparente para contemplar. Ese es el efecto de la verdad totalizadora. Produce unas crisis que torna las cosas a su lugar de origen, nuestro psiquismo. Al dejar paso a lo nuevo, la mente comienza a hacerse contemplativa. Habrá que deshacer las trincheras que habíamos levantado para defendernos en ilusorias batallas, y entonces se abrirán los espacios interiores y podrá verse la luz. Y luego la luz hará ella misma el camino. La vida contemplativa es en sí misma el camino luminoso de la conciencia hacia la verdad. Las distintas actividades de nuestra vida son expresiones de una misma cosa, lo que somos. Contemplar nos unifica. Contemplo para unificar todo en todo. Con-


8445-448 Contemplar lo eterno_Arte de la contemplacion.qxd 16/07/12 10:40 Página 15

INTRODUCCIÓN

15

templo para que mi vida se haga consciente, para que toda la energía del vivir fluya por sus canales naturales de forma espontánea. Hemos de llegar a ser un punto de expansión al infinito. La contemplación es la acción más consciente. No la acción calculada. Es la acción más espontánea y más libre, porque es la más iluminada. No hay otra posibilidad de ser libre en la acción. Nada nos libera tanto como la vía directa de descubrir cómo está funcionando la mente. Podemos hacer miles de danzas con las energías, pero mientras no descubramos cómo se mueve la mente en el error, todas esas experiencias serán interpretadas desde la limitación de esa posición errónea. Mientras no me libre de esa fábrica de interpretar, no habrá libertad. La libertad que me abre a la verdadera paz y alegría solo se dará si me abro a lo Real. Es algo sencillo pero sutil, como el filo de una espada. No basta con mirar de cualquier manera, no se puede estudiar, como estudiamos otras cosas. Al contemplar, soy lo contemplado, trascendiendo el pensar y el tratar de llegar a ser aquello que he pensado. Cualquier inteligencia puede hacerlo si se abre a la Inteligencia total. ¿Puedo llegar a abrirme a Ella? ¿Puedo vivir en esa presencia de la inteligencia divina? ¿Qué habrá que hacer? Serán inútiles aquí los ejercicios o austeridades. La inteligencia es solo una mirada. Es solo mi mirar lo que ha de cambiar. Si me distraigo en mejorar las cosas, pierdo el tiempo sin caer en la cuenta de que puedo, sencillamente, mirar de un modo distinto. Desde la visión limitada en la que me encuentro, desde el pasado que se repite, no puedo arreglar el psiquismo, no puedo hacer mi vida bella y creativa. La Inteligencia atemporal se descubre al contemplar, y ella sola disuelve el pasado. Así, contemplar es vivir espontánea y libremente, en un instante eterno.


8445-448 Contemplar lo eterno_Arte de la contemplacion.qxd 16/07/12 10:40 Página 17

CAPÍTULO I

—— 짮 ——

El sentido de la vida PRESCINDIENDO DE TEORÍAS Todos los seres humanos queremos saber por qué y para qué vivimos, cuál es el sentido de nuestra existencia. Desde tiempos remotos, pensando y razonando, la humanidad ha moldeado y mantenido numerosos propósitos vitales; se trataba de planteamientos mitológicos que, muchas veces, consistían en personificaciones de las verdades eternas. Según estos enfoques, el sentido de la vida radicaba en la imitación de ciertos personajes, los salvadores. Posteriormente —con aparente soberbia, pero que realmente es insuficiencia y limitación— el ser humano ha creído que podría encontrar el sentido de su vida ciñéndose a los parámetros sensoriales, a lo percibido con los sentidos y codificado por el pensamiento. De acuerdo a este paradigma, la vida equivaldría a la interpretación de la realidad elaborada mediante el limitado instrumento psicofísico con el que vivimos. Sin embargo, es obvio, sobre todo para las mentes más despiertas, que los seres humanos no pueden vivir reducidos a ámbitos tan estrechos, razón por la que constantemente necesitan evadirse. Sin embargo, cuanto más se evaden en su búsqueda de algo mejor, más angustia generan. Parece que las personas, solo


8445-448 Contemplar lo eterno_Arte de la contemplacion.qxd 16/07/12 10:40 Página 18

18

CONTEMPLAR LO ETERNO

cuando prácticamente agotan todas sus evasiones se enteran de que ahí no se encuentra la plenitud añorada, ese sentido profundo que puede dar valor a su vida. Démonos cuenta de que mientras busquemos mediante el pensamiento la meta del vivir, por muy buena que sea nuestra intención, nos vamos a quedar siempre insatisfechos. Todo lo creado por el pensamiento-tiempo primero viene y luego se va; todas las teorías que la temporalidad trae —ya sean culturales, sociales o religiosas—, posteriormente se las lleva. El pensamiento es lo viejo, lo que se construye con nuestra limitación perceptiva. Y en ese ámbito tan reducido no es posible encontrar el sentido de nuestra existencia. Por tanto, si no vamos más allá de los conocimientos convencionales, la vida no tendrá verdadero valor, no habrá un porqué ni un para qué vivir; ahí no encontraremos respuestas válidas. A base de constructos y de entidades imaginadas —dioses, paraísos— no vamos a llegar a buen puerto; equipados con meras creencias, únicamente podremos vivir estos conceptos como ideales pensados que no se corresponderán con nuestro existir cotidiano. Entonces, ¿qué podemos hacer? ¿Sustituir las antiguas consignas por otros ideales nuevos? Es lo que se está haciendo, lo fácil. ¿Adoptaremos otros ideales? Todo lo que busquemos a partir de esa mismo parte superficial de la conciencia mantendrá situaciones igualmente equivocadas. Aunque cambiemos de tradición o de religión, aunque nos refugiemos en otra cultura, el descontento permanecerá ¿no es algo que ya hemos visto? Las culturas y religiones se han construido a partir del pensamiento, y si algún ser humano ha descubierto la Verdad, al institucionarla posteriormente ha quedado adaptada a la comprensión habitual, hasta acabar siendo una mera creación pensada. Si somos conscientes de esto, prescindiremos de las organizaciones religiosas, de las teorías socio-políticas transitorias, e incluso de todo tipo de teorías. Por ejemplo, cuando a un ser humano que tiene


8445-448 Contemplar lo eterno_Arte de la contemplacion.qxd 16/07/12 10:40 Página 19

EL SENTIDO DE LA VIDA

19

intuición de lo infinito se le aplica una visión limitativa, como sucede en el campo de la psicología o de la medicina, el sufrimiento se mantiene. En primer lugar, habría que comprender que esa persona tiene influencias múltiples: el instrumento biológico está conectado con otros niveles psíquicos —afectivos y mentales—, y como origen de todos ellos le es dado vivir desde un lugar más real, inconmensurable e infinito, desde lo Eterno. Cada ser humano es único porque es expresión de la Unidad, de lo sagrado y a la vez representa unos aspectos concretos en lo manifestado. Las personas no se ajustan a ninguna teoría, ni antigua ni moderna. Hemos mencionado el ejemplo de la psicología o la medicina, pero podríamos citar cualquier otro ámbito. El ser humano fabrica, con una enorme paciencia de origen desconocido y a la vez casi desesperanzado, una teoría tras otra. La mayoría se entusiasma con la última novedad, sin darse cuenta de que, en poco tiempo, también quedará obsoleta. ¿De verdad anhelamos saber cuál es el sentido de nuestra vida, o simplemente nos contentamos con una teoría más? Si lo que queremos es una interpretación autocomplaciente, tengamos en cuenta que el apaño no podrá durar mucho, que antes o después nos desengañaremos, e incluso en el caso de que no nos desilusionemos en toda nuestra vida, si tenemos que esperar que nuestros nietos se desengañen, tanto peor para nosotros, porque estaremos viviendo limitados por creencias que nos alejan siempre de nuestra plenitud. ¿No existe entonces ningún remedio para el ser humano? Sí, hay una salida: conectar con Aquello desconocido de lo cual la manifestación es mero reflejo. A pesar de que a veces decimos: «no estoy iluminado, todavía no he tenido esa experiencia cumbre de unidad, aún no he conectado con la realidad, me distraigo, intuyo algo pero luego vuelvo a olvidarme», deberíamos mantenernos en la fe o la evidencia de que, al mirar bien, en lo manifestado descubriremos el reflejo de Aquello desconocido que luego el pen-


8445-448 Contemplar lo eterno_Arte de la contemplacion.qxd 16/07/12 10:40 Página 20

20

CONTEMPLAR LO ETERNO

samiento ha clasificado. El concepto sánscrito de māyā alude a todo lo mensurable: y aquello que se puede cuantificar es solo una creación temporal, algo incapaz de dar sentido a la existencia.

LOS VALORES ATEMPORALES Los reflejos de Aquello que intuyo como sagrado son los valores que provienen directamente de lo Real. Para poder contemplarlos hemos de tener una mínima capacidad de abstracción de lo concreto, de las creaciones psicofísicas, porque, de no ser así, veremos ese reflejo confundido con las formas creadas al pensar. Pongamos por ejemplo lo Bello, tal y como hacía Platón —ya que nuestra cultura deriva de la griega—, aunque platónicos y neoplatónicos aún no hayan sido bien comprendidos por los académicos. Cuando vemos algo o alguien atractivo, tendemos a volcarnos en el objeto concreto, y pensando que nos va a aportar la felicidad sospechada, deseamos poseerlo. En eso consiste el error de los dormidos, actuamos en plena ilusión, no brilla la inteligencia en nosotros: nos encontramos soñando. Aun cuando el Ser se refleja parcialmente en la belleza de ese objeto, los seres humanos obnubilados solemos aferrarnos a esas formas aparentes, a una construcción de la mente en el tiempo y el espacio, olvidando la esencia atemporal. Sin embargo, podríamos desapegarnos de las formas bellas —de las que hay innumerables variedades—, y captar la Belleza en sí, sin forma alguna. Imaginemos la belleza de una mujer, de un niño, de las flores, del cielo estrellado, de la naturaleza en plenitud, incluso la belleza que se manifiesta en la expresión de la persona que tengo delante… ¿Podríamos quedarnos con la mente en contemplación de esa Belleza sin que nos hipnotice la forma concreta? Hacerlo eliminaría el apego, el deseo y el rechazo, todo lo que nos introduce en el conflicto. Y ahí brotaría la Libertad. En el mundo de las formas hay ideas relativamente verdade-


8445-448 Contemplar lo eterno_Arte de la contemplacion.qxd 16/07/12 10:40 Página 21

EL SENTIDO DE LA VIDA

21

ras y otras relativamente falsas, ideas que ya tienen su vestimenta, su recubrimiento conceptual. Las teorías que parecen relativamente verdaderas porque funcionan para unas cosas y no para otras, son limitadas. Constituyen verdades relativas y por tanto temporales, no son la Verdad que es atemporal, eterna. ¿Podríamos abandonar todas las interpretaciones pensadas? Es fácil decirlo, pero vivirlo no es tan sencillo: se requiere gran lucidez para poder llevarlo a cabo. Lo que ahora estamos proponiendo aquí es una absoluta praxis, una vivencia real. ¿Sería posible prescindir de toda clase de teorías —científicas, religiosas o sociales— y quedarnos solamente en ese resplandor de la Verdad? No nos excusemos diciendo que necesitaríamos tener una mente más abstracta. Los psicólogos consideran que solo algunas personas están capacitadas para manejar la mente abstracta; sin embargo, la posibilidad de abstracción habita en todo ser humano. Aunque pueda ser que apenas la hayamos ejercitado, siempre podremos empezar a practicar ya, en este preciso momento. Llevarlo a cabo es muy importante, nos va la vida en ello, la vida auténtica. No se trata de una especialidad restringida a unos pocos; quizá pensemos que el empleo de la mente abstracta es para los filósofos que tienen esa rara vocación, pero que en otros casos, para quien, por ejemplo, se dedica a dirigir una empresa o a las relaciones humanas, no hace falta ese tipo de mente. No es así: haga lo que haga, siempre necesitaré la capacidad de ver los valores, reencontrarme en la Verdad misma y contemplarla soltando los conocimientos convencionales, si aspiro a una vida con sentido. ¡Que el brillo aparente de lo relativo, de lo temporal, no me ciegue! Según el paradigma de las teorías científicas o materialistas, no existe nada más que lo concreto material, y las abstracciones —como las matemáticas o los conceptos— se refieren a ello. La materia es un concepto —y por tanto abstracto— creado a partir de meros datos sensoriales. Realmente no hay materia, solo es una construcción del pensamiento. Podemos otorgarle distintos


8445-448 Contemplar lo eterno_Arte de la contemplacion.qxd 16/07/12 10:40 Página 22

22

CONTEMPLAR LO ETERNO

nombres a la energía en un momento dado —átomos o electrones—, pero las energías se interrelacionan entre sí de tal manera que solamente se pueden percibir como entidades separadas con el filtro de la mente pensante. De modo que lo que denominamos objetos y sujetos materiales es un invento conceptual que no tiene nada que ver con la Realidad. ¿Por qué hemos considerado que lo material es lo real? Por identificación con nuestro instrumento biológico y sus sentidos: el tacto, la vista, el oído, el gusto y el olfato. Aunque haya más posibilidades —ya sabemos que algunos aparatos captan otras energías u ondas, otras visiones de realidad imperceptibles para el organismo humano—, nuestro instrumento corporal dispone de unos parámetros bien delimitados. Y a partir de esta percepción incompleta que cuando capta una cosa se le está escapando otra, creamos una apariencia de realidad. El mismo instrumento con el que se está trabajando inevitablemente proyecta su limitación, y no nos referimos aquí solo a los instrumentos técnicos, sino también a los cinco sentidos y a la mente racional. Sin embargo, todos sentimos un respeto reverencial hacia el Amor, la Bondad, la Belleza, la Libertad, la Justicia y los valores en general. Veamos de donde proviene ese respeto reverencial: es el sobrecogimiento ante lo sagrado, ante lo que no ha pasado por la limitación sensorial pensada, el origen eterno de nuestra percepción. Sin embargo, lo más real es justo lo que el pensamiento descarta. Muchos opinan que la metafísica no es una verdadera ciencia porque trata de unos objetos que no se pueden tocar, ver, ni examinar con los sentidos. Según esta mentalidad, la religión tampoco resulta «comprobable», y las experiencias que han tenido algunos místicos —al no ser captadas sensorialmente— no son tomadas en cuenta para comprender lo que la vida es. Argumentando de esa manera, podemos alejarnos del verdadero sentido del vivir, de aquello que intuimos en lo profundo de nuestro ser, que no


8445-448 Contemplar lo eterno_Arte de la contemplacion.qxd 16/07/12 10:41 Página 316

Colección Advaita

Vedanta Advaita Sesha

Lo que es Tony Parsons

Los campos de cognición Sesha

La paradoja divina Sesha

La revolución del silencio Consuelo Martín

El buscador es lo buscado Ramesh S. Balsekar

Solicítelos en su libreria habitual. Para más información visite www.alfaomega.es


㄰ 㤵 㜵

䍯湴敭灬慲漠䕴敲湯 汵湥猬‰㈠摥畬楯⁤攠㈰ㄲ‱ㄺ㔲㨲

11810c