Issuu on Google+


96111-95 Lo que cuenta es el pensamiento_Lo oculto.qxd 29/03/11 15:20 Pรกgina 5

LO QUE CUENTA ES EL

PENSAMIENTO Cร“MO PUEDE DOMINAR LA MENTE A LA MATERIA

DR. DAVID R. HAMILTON


96111-95 Lo que cuenta es el pensamiento_Lo oculto.qxd 29/03/11 10:53 Página 9

ÍNDICE

Prólogo de Louise L. Hay ................................................. Agradecimientos ............................................................... Introducción .................................................................... 11 12 13 14 15 16 17 18 19 10 11 12 13 14

Cuerpo y mente ......................................................... El poder de la fe ......................................................... El ADN ..................................................................... El poder de la intención ............................................. Buenas vibraciones ..................................................... Sanación a distancia y oración .................................... La naturaleza de la realidad ........................................ Experimentos sobre la conexión ................................. ¿Quién soy yo? ........................................................... Amor, miedo y biología .............................................. La realidad de las masas .............................................. Más sobre el ADN ..................................................... Responsabilidad personal ........................................... Tres reglas sencillas .....................................................

11 13 15 19 35 51 67 83 101 111 119 133 147 153 165 177 181

Para terminar .................................................................... 191 Referencias ....................................................................... 195


96111-95 Lo que cuenta es el pensamiento_Lo oculto.qxd 29/03/11 10:53 Página 19

1 CUERPO Y MENTE

El cuerpo y la mente están entrelazados mutuamente. Todo pensamiento, sentimiento e intención que tenemos emite vibraciones que nos recorren todo el cuerpo. Los resultados dependen de la naturaleza de esos pensamientos, sentimientos e intenciones. Pueden ser tan potentes como para llegar a afectar a nuestros genes. Por ejemplo, un gen determinado que podría producir una enfermedad puede activarse o desactivarse en función de nuestra manera de procesar las experiencias cotidianas de la vida. Esto tiene unas repercusiones inmensas. Los pensamientos y los sentimientos pueden afectar a cualquier función del cuerpo humano. En realidad, todo el cuerpo está programado de origen para que sienta todas las emociones. Y, al sentirlas, nuestros desafíos emocionales suelen salir a relucir en forma de síntomas físicos. Por ejemplo, aunque el cáncer tiene muchas causas distintas, parece que uno de los factores que influyen es la represión de las emociones negativas. Se ha demostrado que el cáncer suele avanzar con mayor rapidez en las personas que se han guardado un dolor emocional que, en muchos casos, han ido acumulando a lo largo de muchos años. La buena noticia es que al liberar el do-


96111-95 Lo que cuenta es el pensamiento_Lo oculto.qxd 29/03/11 10:53 Página 20

20

LO QUE CUENTA ES EL PENSAMIENTO

lor emocional se puede detener el avance del cáncer, o incluso hacerlo retroceder. Solemos curarnos lesiones, dolores y enfermedades por medio de nuestras mentes, aunque casi siempre lo hacemos sin saberlo. La ciencia ha demostrado que la persona que cree que está recibiendo medicación se cura, aunque la supuesta medicación sea en realidad un placebo, una sustancia inerte. En cierto estudio científico, unos pacientes que sufrían dolores graves recibieron morfina todos los días, pero el cuarto día se les sustituyó la morfina por un placebo (agua con sal) sin decirles nada. Y a los pacientes se les alivió el dolor como antes, e incluso en los análisis que se les realizó se apreciaron los mismos cambios fisiológicos que cuando habían recibido morfina. La fe les había bastado para neutralizar el dolor. Los efectos placebo como este se basan en la fe ciega; pero cualquier persona puede aprender a aprovechar el poder de sus propios pensamientos y sentimientos para producir efectos positivos sobre la salud de su propio cuerpo. Por ejemplo, miles de personas emplean técnicas de visualización y han conseguido con ellas cosas que pueden parecer prácticamente milagrosas. Hasta podemos curarnos unos a otros. Cada vez son más las personas de todo el mundo que emplean los muchos métodos de sanación por contacto que existen. De hecho, en un estudio realizado en 1998 se estimaba que más de 40.000 enfermeras y enfermeros de Estados Unidos practicaban terapias de este tipo. La cifra es muy superior en la actualidad. Según una estimación realizada en el año 2000, en el Reino Unido había en esa fecha aproximadamente el triple de practicantes del Reiki que médicos y enfermeras. Estas terapias están corroboradas por un buen número de investigaciones, muchas de ellas realizadas en condiciones de estricto control científico. Algunos de estos estudios han demostrado, incluso, que las personas pueden influir con la mente sobre la tasa de crecimiento de organismos biológicos encerrados en tubos de ensayo. ¡Increíble pero cierto!


96111-95 Lo que cuenta es el pensamiento_Lo oculto.qxd 29/03/11 10:53 Página 21

CUERPO Y MENTE

21

Algunos estudios han mostrado también a qué se debe que muchas personas sean conscientes de que alguien las está mirando fijamente. Los investigadores descubrieron que las personas que estaban en una habitación reaccionaban a los pensamientos que tenían sobre ellas otras personas que estaban en otra habitación, a 25 metros de la anterior. Cuando se conectaba a los sujetos a aparatos científicos, se apreciaban leves cambios de la resistencia eléctrica de su piel en función del tipo de pensamiento que tenía la otra persona acerca del sujeto. Describiremos con mayor detalle a lo largo de este libro todos estos estudios y otros muchos más. También estudiaremos el hecho de que nosotros creamos las experiencias de nuestras vidas en virtud de nuestros pensamientos, de nuestros sentimientos y de nuestras creencias. Lo que esto tiene de bueno es que podemos cambiar aspectos de nuestras vidas con sólo cambiar nuestras actitudes. Colectivamente también creamos los hechos del mundo. La ciencia, además de mostrar que el cuerpo y la mente están conectados, también ha demostrado que todos nosotros estamos conectados estrechamente unos con otros de tal modo que todo pensamiento y todo sentimiento transmite unas ondas que se extienden por todo el universo. Si bien toda persona tiene lo que podría llamarse su «clima mental y emocional», que representa su estado mental y emocional general, todos compartimos un clima mental y emocional colectivo. Y así como nuestros climas personales influyen sobre lo que nos sucede en nuestras vidas personales, del mismo modo nuestro clima colectivo influye sobre lo que nos pasa a escala mundial. Lo que sucede en todo el mundo no es más que una proyección de nuestra manera colectiva de pensar y de sentir. Pero vayamos por partes. Empezaremos por explorar algunos de los modos más evidentes en que están conectados entre sí el cuerpo y la mente.


96111-95 Lo que cuenta es el pensamiento_Lo oculto.qxd 29/03/11 10:53 Página 22

22

LO QUE CUENTA ES EL PENSAMIENTO

El cuerpo-mente ¿No te has dado cuenta nunca de que, cuando lloras, son tus pensamientos y tus sentimientos los que hacen que tu cuerpo vierta lágrimas? Los pensamientos y los sentimientos de felicidad o de tristeza ponen en marcha una serie de hechos internos de tu cuerpo que culminan en un diluvio de lágrimas. ¡La mente afecta a la biología! De manera similar, un pensamiento que te avergüenza te puede hacer enrojecer la cara. Por otra parte, un pensamiento agradable puede alterarte el ritmo cardíaco, e incluso fortalecerte el sistema inmunitario. La excitación sexual también es un fenómeno de mente y cuerpo. La imaginación, por sí sola, puede producir cambios hormonales en las mujeres, y cambios físicos bien visibles en los hombres. Todos estos son ejemplos muy comunes de modos en que los pensamientos y las emociones te influyen biológicamente. En lo que se refiere a la salud, seguramente ya serás bien consciente de que el pensamiento estresante puede provocar toda una gama de enfermedades, y esto está bien documentado en la literatura científica. ¿No te has imaginado nunca las consecuencias temibles que podía tener el no hacer algo a su debido tiempo? ¿No te has estresado pensando en que podías llegar tarde a una cita? Este tipo de estrés puede acabar produciendo en el cuerpo los cambios internos que conducen a una enfermedad cardíaca. Pero, en última instancia, los que produjeron la enfermedad no fueron los hechos externos, sino los procesos mentales. No fue el llegar tarde, sino tus pensamientos acerca del llegar tarde. Los efectos que nuestra manera de pensar y de sentir ejerce sobre la salud son profundísimos. La mayoría de los profesionales de la sanidad reconocen que el estado mental de muchos pacientes que acuden a sus consultas es una de las causas de sus enfermedades. Lo que es menos conocido, pero no menos cierto, es el efecto inverso: que nuestra biología puede afectar a nuestros pensa-


10618c