Page 1

Toro Cofrade Semana Santa ‘14

1


2

Toro Cofrade

Semana Santa ‘14


aluda Queridos cofrades, asociados, toresanos y cuantas personas visitáis nuestra ciudad de Toro durante la Semana de Pasión.

tras doce años en el cargo, que os presente esta humilde revista que vimos nacer hacer ocho años.

Os presento la octava edición de la ya tradicional publicación Toro Cofrade.

El tiempo pasa deprisa y la vida también; todas las etapas que uno comienza siempre llegan al día de su fin.

Esta Semana Santa para mí será especial, veré cumplido mi sueño de ser Abad o “ Hacer la Fiesta” de la Cofradía de Jesús Nazareno y Ánimas de la Campanilla, a la que con tanta devoción me ofreció mi abuela Mercedes y me hizo cofrade después de salir bien de una delicada operación quirúrgica, cuando tan solo tenía seis años. Viviré unos días de emoción, nervios, recuerdo, reunión familiar y de amigos, y lo más importante, disfrutar de la Abadía junto a mis compañeros, que ya formamos una familia. Estos días de Pasión serán doblemente especiales, pues este año será la última vez,

Tras doce años como Presiente de la Junta Pro Semana Santa de Toro, y como mandan nuestros Estatutos, he cumplido el tiempo máximo que se puede ejercer como Presiente. Os deseo que viváis con la misma ilusión que voy a vivir yo esta Semana Santa 2014.

Ángel García González Presidente de la Junta Pro-Semana Santa de Toro

Toro Cofrade Semana Santa ‘14

3


› Saluda del Presidente 3

u ma r

› Saluda de la Secretaria 5

› L a Semana Santa vivida en el Real Convento de Sta Clara 41

› Carta del Párroco 6

› A pasionada devoción 43

› Año 1885. La Cofradía del Señor y la Cruz y la procesión del Tropel del Jueves Santo 9

› S er abad, ser cofrade y ser presbítero 46

› Marisol Cámara Ruiz. Pregonera de la Semana Santa de Toro 2014 12

›H  omenaje a mi padre 48

› D. Luis Marco Pérez y el encargo del paso “la Desnudez” 14 › Cine, fe y Semana Santa 19 › Fernando Palacios Ortiz. Autor del Cartel de la Semana Santa de Toro 2014 22 › Actas de la Cofradía de Ntro. Padre Jesús Nazareno y Ánimas de la Campanilla 24

›N  octe poenitentiae 50 › Madre 51

o f r oa rd

›C  uando la primavera se hace cierta 52 › Ilusión y esfuerzo a lo largo de doce años 53

› Historia de un Cofrade 27 › Julián Blanco Aguado Corneta de la Cofradía de Jesús Nazareno y Ánimas de la Campanilla 28 › Pedida del Santo Ecce Homo 30 › Jesús en la Oración del Huerto de los Olivos (Antonio Tomé. 1698) 33 › La Música en la Semana Santa 36 › La Cruz de Malta 38

Edita: Junta Pro-Semana Santa D.L.: ZA-20-2013 Autor de la portada y contraportada: Tomás del Bien Plumillas: Conchi Rodríguez


o

d

aluda Un año más es para mí un gran honor formar parte de esta junta directiva. Se acerca ya nuestra querida Semana Santa toresana, una época de recogimiento y reflexión. Ahora más que nunca, todos necesitamos hacer una profunda reflexión. No son fáciles los tiempos que estamos afrontando, pero entre todos conseguiremos seguir adelante de la misma forma que entre todos hemos conseguido que nuestra Semana Santa sea declarada de Interés Turístico Regional. Este reconocimiento ha sido posible gracias a todos ustedes, a la solemnidad con la que los toresanos vivimos y disfrutamos de nuestra Semana de Pasión, al interés que demuestran todos y cada uno de los cofrades en los diferentes actos programados. Ha sido posible gracias a la fe que los penitentes demuestran cada año desafiando a las inclemencias del tiempo, a los toresanos que a pesar de todo intentan mantener vivas nuestras tradiciones: las orejillas dulces, el potaje

de Cuaresma que degustamos ya desde el Miércoles de Ceniza, los caramelos con forma de nazareno que disfrutan los más pequeños... Todos esos factores unidos a la belleza tanto de las tallas procesionales como al encanto del entorno que nos rodea hacen de la Semana Santa toresana algo realmente especial. Asumo un año más esa gran responsabilidad con ilusión, pero también con un profundo respeto hacia ustedes y hacia mis compañeros de la Junta Pro-Semana Santa. Solo me queda agradecerles una vez más la ilusión y esperanza que han puesto en mí, intentaremos aprovechar los momentos de reflexión que la Pasión de Cristo supone y también los momentos de alegría al celebrar una vez más la resurrección de Nuestro Señor.

Verónica Bercianos Pérez Secretaria de la Junta Pro Semana Santa

Toro Cofrade Semana Santa ‘14

5


C arta del Párroco De nuevo la Revista Toro Cofrade llega a nuestras manos para plasmar, con palabras e imágenes, la riqueza de nuestra Semana Santa toresana y nos ayuda a entrañar y desentrañar todo su significado desde los diferentes sentires y sensibilidades. Me uno este año a esta bella tarea, como párroco de Toro, para animaros, humilde y sinceramente, a vivir estos días grandes de la Pasión desde la óptica de la fe, que es la que tiene que congregarnos realmente. Sabemos de sobra que la Semana Santa en nuestra ciudad está cargada de intensas emociones, de recuerdos de infancia y juventud, de sensaciones increíbles. Nuestras calles se llenan de colorido, de arte, de olor a flores, incienso y cera quemada. Y las fuentes tradicionales de religiosidad y devoción continúan siendo valiosas para todos: catequesis, via crucis, novenas, procesiones, cantos… Pero todo ello puede quedarse en sentimientos puntuales a flor de piel si no conseguimos que sean realidades vivas y evangelizadoras, y que nos ayuden de verdad en el camino de la fe, en nuestra constante renovación personal y comunitaria. Se ha cumplido ya un año del pontificado del Papa Francisco y, con su estilo sencillo y cercano, ha querido marcar desde el principio tres referencias fundamentales: la atención a las periferias existenciales, la pobreza y la alegría del Evangelio.

6

No necesariamente por este orden. Se percibe en ello la figura luminosa de aquel santo de la Edad Media que fue Francisco de Asís, de quien ha tomado su nombre como Pastor de la Iglesia Universal. El talante de su Santidad interpela a muchas personas en el mundo entero, y también nosotros podemos dejarnos interpelar. Porque las importantes referencias que señala pide que sean atendidas por todos los cristianos, por todos los que nos decimos seguidores del Nazareno crucificado y resucitado. Hay tres momentos del Triduo Pascual que, a mi parecer, reflejan perfectamente estas insistencias del Papa Francisco: el lavatorio de los pies a los discípulos el día de Jueves Santo, la desnudez de Cristo antes de ser crucificado el día de Viernes Santo y la alegría desbordante, aunque contenida, de la mañana de Pascua. El Señor Jesús, el Hijo de Dios, que se hace pobre para enriquecernos con su pobreza, nos llama a hacer su mismo itinerario de servicio, de humildad y de entrega hasta la muerte, camino que conduce a la Vida. Pensemos si no deberíamos intentar vivir todo el año, y ahora en el marco de la Semana Santa, desde los desfiles procesionales y distintos actos de las Cofradías y, naturalmente, en las celebraciones litúrgicas, con este sentido de fe, y de búsqueda de mayor coherencia. Ayudando a los hermanos que pasan por dificultades, sobre todo económicas, y no pueden participar como les gustaría en la Semana Santa toresana, su Semana

Toro Cofrade

Semana Santa ‘14

Santa. Renunciando a la ostentosidad y al alarde de elementos superfluos prescindibles, o al menos más sobrios, expresando así la solidaridad con los pobres en estos tiempos que estamos viviendo. Y, por supuesto, contagiando la alegría de creer, de pertenencia a la Iglesia, la felicidad de sabernos amados por Jesús, el Ecce Homo, hasta el extremo, con un amor infinito e inquebrantable. Lo repite en numerosas ocasiones el Papa Francisco, los cristianos no podemos andar siempre con cara de funeral o de circunstancias, como pidiendo perdón, sino con la alegría de saber que participamos en una Historia que es de Salvación. Y, al contrario, la falta de coherencia evangélica y de compromiso, el afán de protagonismo, el encerramiento tenaz en nuestras posiciones e intereses, la autoridad mal entendida y el afán excesivo de aparecer y aparentar, nos amargan la existencia. Jesús, que sigue expirando, hasta el último aliento, por cada uno de nosotros; Jesús que es siempre nuestro Amparo y compañía segura, nos reclama salir de nosotros mismos para encontrar la verdadera alegría. Nos ponemos en manos de nuestra Madre la Virgen María, Virgen de los Dolores, de la Soledad y del Encuentro gozoso en el Domingo de Resurrección, para que ella interceda por nosotros y nos ayude a vivir esta Semana Santa con aire de fiesta. Recibid un cordial saludo. José Luis Miranda Domínguez Párroco


Toro Cofrade Semana Santa ‘14

7


8

Toro Cofrade

Semana Santa ‘14


Año 1885

La Cofradía del Señor y la Cruz y la procesión del Tropel del Jueves Santo Autor: Roberto Castaño Joaquín

El 23 de febrero de 1885, el Párroco de la Iglesia de Santo Tomás Cantuariense, D. José Berdión y D. Antonio Benavides y D. Francisco Ventura Tomé, abades de la nueva Cofradía del Señor y la Cruz, envían una instancia al Sr. Obispo de la Diócesis, D. Tomás Belestá y Cambeses, para que se sirva autorizar una nueva procesión el Jueves Santo por la tarde, que sustituya a la desaparecida “hace más de cincuenta años” organizada por la Cofradía de la Santa Vera Cruz, y conocida vulgarmente como la del Tropel. En el Archivo Parroquial se conserva el citado documento, que nos ofrece una serie de datos muy interesantes sobre el pasado de nuestra Semana Santa. En el mismo archivo se atesoran algunos otros documentos, inventarios y cartas, que además de su valor testimonial, nos aportan descripciones sobre pasos e imágenes.

En el citado documento de 1885 se informa al Obispo de que se están restaurando gratuitamente, bajo la supervisión del profesor D. Antonio Rodríguez (natural de Toro), las “sagradas imágenes de Jesús en la oración del huerto, de Jesús en el acto de recibir los azotes y demás figuras complementarias de dicho paso”. Estas imágenes se encontraban en la iglesia filial de San Sebastián. Por los inventarios de esta iglesia sabemos que la imagen del Jesús de los azotes estaba colocada sin las otras figuras del paso en el lado de la epístola del altar mayor, “sobre una hermosa mesa cuadrada y bajo un bonito dosel de damasco encarnado” y que era tal la devoción que suscitaba entre los fieles que nunca le faltaba luz diaria en su lámpara. El resto de figuras del grupo estaban almacenadas en el “bajocoro” y “arrinconadas, habían sufrido deterioro de consideración”. El grupo de Jesús en el huerto debía estar colocado al lado de la puerta principal del templo, sobre una pequeña peana, pues el documento dice textualmente que “son muchas las mujeres que al separarse del Jesús

de los Azotes, van a besar los pies de Jesús en la oración del huerto, antes de tomar agua bendita para salir de la iglesia”. Además, la solicitud expresa el deseo de que en la nueva procesión participe la imagen de “la Virgen Dolorosa de la Parroquia del Santo Sepulcro”, pues ello ayudará a que “se fomente más y más el Culto Divino y a que se excite la piedad de los fieles”. Ante la petición presentada, el Obispo decreta el 25 de febrero del mismo año que el Arcipreste de Toro informe al respecto, y así poder determinar lo más aconsejable. El 3 de marzo, D. Ángel González, a la sazón Arcipreste de Toro, escribe un informe en el que defiende la bondad de la nueva Cofradía del Señor y la Cruz, que “recoge y fusiona las dos antiguas Cofradías del Santísimo Sacramento y la de la Cruz”, por creer firmemente que la nueva “procesión ha de ser un acto religioso muy edificante para el pueblo”. Por ello determina que el Obispo “debe otorgar la licencia que se solicita para que se celebre y verifique (la procesión), dándola

Toro Cofrade Semana Santa ‘14

9


también al párroco del Santo Sepulcro, con el objeto de que acompañe a la misma la imagen de nuestra Señora de los Dolores, que se venera en su iglesia”. Finalmente, el 5 de marzo de 1885, el Obispo escribía en el margen del documento lo siguiente: “En vista de lo manifestado en la presente solicitud y del razonado informe del Sr. Arcipreste de Toro, por lo que a Nos toca, concedemos la autorización necesaria para que en lo sucesivo vuelva a salir de la Iglesia de San Sebastián de los Caballeros la procesión titulada del Tropel, y para mayor solemnidad de la misma mandamos al Párroco del Santo Sepulcro que facilite con tan piadoso objeto la Sagrada imagen de la Virgen Dolorosa que se venera en su Parroquia. Fdo. Tomás, Obispo” ¿Llegó a salir la nueva procesión en los términos en los que se aprueba?. ¿Qué fue de la nueva Cofradía del Señor y la Cruz?. Son preguntas que afloran de forma inmediata ante estos datos. Pues bien: de nuevo los archivos que las Parroquias de nuestra ciudad han sabido guardar y custodiar con celo y acierto, nos ofrecen datos reveladores. El 20 de noviembre de 1897, “D. Paulino Guerrero, como Abad de la Cofradía de Jesús y Ánimas, establecida en la iglesia de Santa Catalina de esta Ciudad”, solicita al Gobernador Eclesiástico del Obispado de Zamora que se le ceda a la Cofradía de la que es Abad “el grupo de la Efigie de Nuestro Señor atado a la columna que junto al Jesús de la oración en el huerto, se guardan en la iglesia de San

10

Toro Cofrade

Semana Santa ‘14


Sebastián”. La petición provocó malestar en el Párroco de Santo Tomás, D. Antonio González García, quien ante la petición de informes por parte del Gobernador (la sede estaba vacante), escribe lo siguiente: “con gran devoción, al fundarse en el año de 1884 la Cofradía del Señor y de la Cruz, con las limosnas que dieron los nuevos cofrades… se restauraron los judíos flagelantes y se hicieron nuevos los tableros, banzos, tornillos y demás cosas necesarias para que saliera en procesión el día de Jueves Santo, con el otro paso de la oración en el huerto, como efectivamente ha salido varios años, siendo conocida esta procesión con el nombre vulgar del Tropel”. El informe del Párroco continúa diciendo que “la refundición en una, de las tres cofradías del Señor (de Santo Tomás, San Sebastián y Santa Marina) me hacen abrigar esperanzas de que vuelva a salir dicha procesión”. Como de todos es sabido, la petición del Abad de la Cofradía de Jesús y Ánimas no llegó a verse cumplida pues el informe del Párroco de Santo Tomás es demoledor: “es indiscreta la devoción e inoportuno el deseo del Sr. Abad de la Cofradía de Jesús y Ánimas de que tal paso figure entre los que salen de Sta. Catalina en la mañana del Viernes Santo, pues la flagelación del Señor tuvo lugar en el Pretorio, no en el Camino del Calvario. Por eso en Zamora, aquí y en las demás partes, el paso de los azotes se saca el Jueves Santo en la tarde; y la procesión del Viernes Santo se inicia con el paso de la Cruz acuestas […]

no aconseja la prudencia herir y lastimar la antigua y arraigada devoción de unos fieles por satisfacer deseos y peticiones infundadas de otros, ni aún con pretexto de dar más esplendor y brillantez a una procesión, que hace muchísimos años sale, sin que nadie eche de menos en ella el paso de la flagelación del Señor”. De todo ello se extrae lo siguiente: › La Cofradía del Señor y de la Cruz, con sede en la iglesia del San Sebastián de los Caballeros, llegó a fundarse en el año 1884, aunque el escaso número de cofrades y “la dificultad de los tiempos” hicieron que con anterioridad a 1897 se hubiese perdido. › Al menos durante unos años la Cofradía organizó el desfile del Jueves Santo por la tarde, contando ciertamente con tres pasos: el grupo de los azotes al completo, la oración en el huerto y la Dolorosa del Santo Sepulcro. › Finalmente, aunque la Cofradía no llegó a rehacerse, se desestimó la petición del Abad de la Cofradía de Jesús y Ánimas, quedando los pasos depositados y custodiados en la iglesia de San Sebastián. › La historia es caprichosa, y muchas veces las decisiones tomadas, aunque no sean entendidas, a la larga son provechosas. El hecho de que los pasos pertenecientes a San Sebastián no salieran de allí, propició

que no se perdieran en el incendio de la iglesia de Santa Catalina, y que hoy podamos contar con ellos en el desfile procesional del Viernes Santo. Roberto Castaño Joaquín Asistente Eclesiástico de la Junta Pro-Semana Santa de Toro

Nota: Todos los datos están tomados de los Archivos Parroquiales de Santa María la Mayor, Santo Tomás Cantuariense y San Sebastián de los Caballeros depositados en el Archivo Histórico Diocesano. El documento de 1885 que da pie a este artículo está en el Archivo de las Parroquias, en la sección de Cofradías y Asociaciones piadosas.

Toro Cofrade Semana Santa ‘14

11


Entrevista

Marisol

Cámara Ruiz

Pregonera de la Semana Santa de Toro 2014 Autora: Mª Jesús Cachazo

Afronta el reto con ilusión, aunque también es consciente de que ser pregonera de la Semana Santa de Toro es una gran responsabilidad. Marisol Cámara Ruiz, nacida en la localidad burgalesa de Aranda de Duero hace 40 años, será la encargada este año de pregonar la Pasión toresana, en un acto que se celebrará el 5 de abril en la iglesia de Santo Tomás Cantuariense. Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Valladolid, Cámara es cofrade de la Asociación Damas de la Soledad, por cuya titular, la Virgen de la Soledad, siente una especial devoción. Desde que reside en Toro, hace 19 años, la pregonera se ha implicado activamente en la celebración de la Semana Santa, una fiesta que disfruta y siente muy dentro y que, como aficionada a la fotografía, le ha aportado imágenes inolvidables que siempre guardará en su memoria.

12

¿Qué méritos ha valorado la Junta Pro Semana Santa para proponerle ser pregonera de la próxima edición de la Pasión? La verdad es que me sorprendió mucho la propuesta, nunca imaginé que pudieran elegirme pregonera. En cuanto a los méritos, no creo que tenga ninguno para ello, salvo que pueda aportar una visión desde fuera de la Semana Santa de Toro.

¿Qué mensaje lanzará a los toresanos y a los cofrades en el pregón de la Semana Santa? Tengo claro el mensaje y cómo quiero enfocar el pregón. Quiero aportar esa visión desde fuera para, posteriormente, acercarme más a la Semana Santa de Toro. El pregón será muy personal porque tratará de plasmar cómo veo yo la Pasión, cómo la siento, además de cómo me gustaría que fuera esta celebración.

Sin embargo, el presidente del órgano de cofradías ha destacado su generosidad y su plena disposición a colaborar con esta entidad… Es cierto que llevo años colaborando con la Junta Pro Semana Santa, colaboración que empezó cuando me pidió fotografías y, posteriormente, he escrito algunas entrevistas y poemas para la revista “Toro Cofrade”. Además, he cedido fotografías a algunas cofradías.

En su discurso, ¿incluirá referencias a la Semana Santa de su localidad natal, Aranda de Duero? Precisamente al trasladarme ya de mayor a Toro, conocía una Semana Santa que es bastante diferente. En Toro algunas cosas me chocaban por la diferencia y, por eso, en el pregón haré una comparación entre una Semana Santa que conocía y quería, como la de Aranda de Duero, y la de Toro, aunque también explicaré de qué

Toro Cofrade

Semana Santa ‘14


manera he podido llegar a querer otra Semana Santa, a través de esas diferencias. ¿Qué diferencia a la Semana Santa de Toro de otras que usted conoce? De lo que yo conocía, es diferente el hecho de cómo la gente acompaña a las imágenes, y creo que es una forma distinta de sentir esta celebración. Además, la Semana Santa de Toro, desde el punto de vista estético y de las imágenes, es muy bonita. Para los aficionados a la fotografía hay algunas imágenes que son muy agradecidas porque, no importa el punto desde el que hagas la fotografía, ya que siempre va a quedar bien. De la Semana Santa de Toro también destacaría que, en general, hay bastante silencio y respeto, lo que se puede apreciar en determinados momentos como la procesión de Miércoles Santo, o durante el canto de las Cinco Llagas. Otro momento es la salida de madrugada de la procesión del Viernes Santo aunque, en este caso, creo que también ayuda el ambiente y el amanecer, en lo que incluso se puede ver una analogía, y así, de la misma forma que la noche da paso al día, la muerte da paso a la resurrección. ¿Qué le aporta la Pasión toresana? Me aporta un sentimiento diferente porque soy cofrade y es una forma distinta de acercarme a la Semana Santa. En Toro he podido conocer la Semana Santa por dentro, cómo funcionan las cofradías y los actos que se organizan, y también he podido apreciar la decepción de los cofrades cuando no pueden salir en procesión... los he visto llorar al lado de las imágenes porque llueve, no pueden salir y no pueden celebrar esa fiesta. Es algo muy emotivo.

¿Por qué decidió entrar a formar parte de la Asociación de las Damas de la Soledad? Siempre he sentido devoción por la Virgen de la Soledad. No sé explicar el motivo, es un sentimiento y esa devoción siempre ha existido en mi casa; de hecho, mi madre y mi abuela también son cofrades. ¿Cree que la Semana Santa de Toro necesita más promoción? Creo que no hay una promoción suficiente y no porque la Junta Pro Semana Santa no esté trabajando en este sentido. Sin embargo, considero que falta apoyo de las instituciones, principalmente. No se puede pretender que venga mucho turismo si la Semana Santa no está lo suficientemente promocionada, y, del mismo modo, si no se pagan las subvenciones comprometidas no se puede conseguir que la Junta Pro Semana Santa haga más cosas. Hay ideas e iniciativas, pero falta apoyo. ¿Esta mayor promoción se conseguiría si la Semana Santa de Toro fuera declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional? Sí, pero todo forma un círculo; esta declaración ayudaría a promocionar más la Semana Santa, pero este objetivo no se puede conseguir si no está más promocionada. Debe existir una unión entre las instituciones, la Junta Pro Semana Santa, las cofradías y la ciudad para conseguir que la Pasión sea declarada de Interés Turístico Nacional. Hace años se contempló la posibilidad de crear un Museo de Semana Santa en Toro, ¿este proyecto contribuiría también a promocionar más esta celebración?

Creo que todos los proyectos que vayan encaminados a un mismo fin pueden ayudar. No es lo mismo para una persona que viene de fuera tener que visitar cuatro iglesias para poder ver los pasos que tener un Museo, con unos horarios y unas normas, en el que los visitantes puedan hacerse una idea de cómo es la Semana Santa de Toro. Además de las imágenes, este Museo, por ejemplo, podría exhibir fotografías o proyectar un vídeo para mostrar y promocionar la Pasión. ¿Cree que las cofradías deberían recuperar sus orígenes y los fines para los que fueron creadas? Deberían mantener su sentido original. Toro es una ciudad que se distingue por intentar mantener sus tradiciones y creo que las cofradías deberían seguir esta línea. Al margen de la Virgen de la Soledad, ¿qué imagen destacaría de la Semana Santa? Aunque hay varios Cristos que me gustan mucho, como el Ecce Homo o Jesús Nazareno, me voy a quedar con La Piedad porque es una imagen muy bella y que representa muchas cosas. ¿Con qué sonido asocia la Pasión? El de los pasos de los cofrades. Cuando van acompasados, lo que no siempre se consigue, es el sonido que mejor representa el hecho de ir unidos y en procesión. ¿Qué momento resaltaría de la Semana Santa de Toro? Hay varios, como el canto de las Cinco Llagas, pero voy a destacar la salida de la procesión de Viernes Santo, durante la cual, como no es ni de noche ni de día, ves las imágenes a contraluz, lo que le aporta un aspecto diferente.

Toro Cofrade Semana Santa ‘14

13


D. Luis Marco Pérez

y el encargo del paso “la Desnudez” Autor: José Manuel de la Fuente

Desde la bendición del paso de Jesús Nazareno, acontecida en la Iglesia Parroquial de San Julián de los Caballeros de nuestra ciudad, el 23 de marzo de 1958, y debido a la fabulosa crítica recibida por la imagen realizada por Don Luis Marco Pérez, se sentencia firmemente en la Cofradía de Jesús Nazareno y ánimas de la Campanilla la ejecución y hechura del paso de la Desnudez al autor conquense. Disuelta la comisión que pondría en marcha el concurso nacional organizado para recuperar las imágenes de Jesús y de la Soledad, y cuyo resultado final no fue enteramente satisfactorio, es la directiva de la cofradía la que prosigue las actuaciones para recuperar el patrimonio perdido en el triste suceso del incendio. Así se deduce de las misivas que el mismo escultor recibe, y que el reciente contacto personal con uno de los familiares del famoso escultor ha permitido arrojar un poco de luz sobre los escasos o nulos datos fidedignos que la cofradía posee y que a partir de ahora

14

<<

formarán parte de su archivo, prácticamente inexistente, en gran medida por la mala e ignorante costumbre de custodiar datos, documentación y enseres en las casas particulares, documentos que son propiedad exclusiva de la cofradía, que son parte de su patrimonio, y que con el tiempo, tristemente, desaparecen en el epílogo de un funeral, quemados con los viejos recuerdos del difunto, en una cocina de lumbre baja, y con ellos se esfuma y desaparece para siempre parte de la historia y vicisitudes de la cofradía, de lo más variopintas. De carácter, como mínimo interesante ha sido la documentación recibida por la junta Administrativa de la cofradía, toda ella referente al encargo del paso de la Desnudez, custodiada hasta ahora por familiares del escultor y por el

Toro Cofrade

M  aqueta en escayola del “sayón“ que tira de la túnica

Semana Santa ‘14

museo de Cuenca, y cuyos originales nos han cedido en depósito permanente. Se deduce así, de las dos cartas dirigidas por la cofradía al escultor, que el encargo ya estaba hecho previo al 20 de junio de 1958, si no por escrito, al menos de palabra, lo cual pone de manifiesto el interés de la cofradía de confiar directamente su hechura en D. LUIS MARCO PEREZ, nada más ver el resultado de la figura del Cirineo. En la primera misiva, la cofradía hace constar el precio que se percibirá, de 80.000 pesetas, por las cuatro figuras. Si tenemos en cuenta, la categoría del escultor, ya en plena madurez, y lo comparamos con que cada figura del paso de “Jesús” costó 40.000 pesetas y que la Virgen de la Soledad de D. Hipólito costó otras 40.000 pesetas..., saquen ustedes conclusiones. Otro dato curioso que se desprende de la carta es la manifestación de intenciones de que: “sea solo un escultor quien haga todas las imágenes que faltan de reponer”. En ella se presuponen las condiciones del pago establecidas por el escultor, y con las que la


cofradía manifiesta estar conforme, incluso diciéndole que creen poder pagarlo en plazo inferior al que D. Luis estima.

blanco y negro, hay escritos de su puño y letra diferentes apuntes de colores, referenciando al color original de los ropajes de los sayones. También nos han hecho llegar, tres fotografías de las maquetas de las imágenes por separado, actualmente “en depósito” en el museo de Cuenca, y donde se puede apreciar la calidad del escultor y la compostura final que tendrá el grupo. De hecho, y según nos indica el propio pariente del escultor, hasta hace escasos años pensaban que el paso de la Desnudez no se había llegado a ejecutar por el afamado autor, e incluso se ha llevado una grata sorpresa al saber que nuestra imagen del “Cristo al Expirar” también es de su mano, imagen de la cual no tenían noticia alguna en su catálogo, y nada más que han visto sus fotos lo han catalogado como una de sus mejores obras.

A la vez le remiten una serie de fotografías del antiguo paso con la intención de que sea lo más fiel posible al desaparecido, su compostura final. En la segunda carta, fechada el 1 de julio de 1958, hace referencia a una carta previa del escultor de 26 de junio, en la que se intuye que constan los datos y cláusulas del contrato para la hechura del paso, contestándole la directiva de la cofradía su conformidad con las mismas y encargándole la hechura del paso.

Sobre la escena diremos que representa el momento en el que despojan a Jesús de su túnica, conocido por el Expolio de las Vestiduras o la Desnudez, y hace referencia al pasaje bíblico siguiente: “… los soldados se repartieron sus ropas, y viendo que la túnica era de una sola costura, dijeron: “no la rompamos”… y se la echaron a suertes”.

Además se apostilla en la carta la medida de la misma (1.70) y la ligereza de peso “porque no es rodado”. Incluso se pone a su disposición la visita de un hermano “que conocía muy bien el paso”, para los pequeños detalles. Hasta la “post data” es interesante, en la que se dice que lo querrían tener “en Navidad”. Además de las dos copias de las cartas, hemos recibido una cantidad de fotografías del paso, que en su día fueron remitidas al escultor para hacer mejor réplica de las mismas; incluso en una de ellas al ser en

Toro Cofrade Semana Santa ‘14

15


El paso lo componen cuatro figuras, de tamaño mayor que el natural, realizadas en pino de Soria, y policromadas al estilo tradicional. Cristo que es despojado de su túnica, un sayón que tira de la misma, uno que preside y ordena la escena y otro que se afana en hacer un agujero en el suelo para después enclavar la cruz, y completan la escena una cruz que espera en el suelo, donde se enclavará al Señor, y un banderín de rojo burdeos, de la legio romana.

característico por sus calzas, bigote, patillas y sombrero.

El Cristo es de una belleza excepcional; destacan en él su dulce mirada y su estudiada anatomía. Tiene ojos de pasta vítrea y un pelo ensortijado muy elaborado y resultado de una mano diestra. De muy parecidos rasgos al Cristo Amarrado a la columna tallado para su ciudad de Cuenca, constituye la imagen del grupo que lleva el sello de la buena mano del autor.

Nos encontramos aquí con una de las figuras más conocidas y entrañables de la Semana Santa de la ciudad, el sayón conocido como “Barrona”. El apodo no tiene otro secreto que “el del barreno”, utensilio que porta en la trasera de su cintura, y cuyo detalle no pasa inadvertido por el espectador.

Rematan su cabeza tres sencillas potencias de plata, no siendo éstas las originales que portaba la talla, sino que se hacen por encargo tras la llegada del paso. Las potencias originales de este Cristo las lleva en la actualidad el Jesús del paso “la Flagelación”. En el desfile la imagen lleva cubiertas las manos por la antigua túnica, siendo éstas de una maravillosa y expresiva talla, y la túnica de seda natural morado berenjena, bordada, alternando el hilo de seda y de oro, con galón antiguo de igual metal. El sayón que tira de la saya de Jesús es de gran dinamismo, imita el gesto de sacar del cuerpo de Jesús sus vestidos por la cabeza, no en vano está la túnica del revés, y es

16

La escena es certificada por el soldado romano, que ordena y coordina la escena, sujeta en su mano una lanza, y con la otra hace ademán de dirigir y coordinar, mientras la mirada se mantiene erguida y contemplativa. Viste coraza y casco en plata, y calza botas altas sobre el ancho pantalón.

Porta en su mano una especie de punzón con el que intenta picar el suelo para proceder mejor a la posterior crucifixión del Señor. Es conocido también por el característico cigarro que lleva a un lado en la boca, colocado en la antigüedad para sustituir un diente partido, y que Luis Marco Pérez copió con el defecto incluido, al igual que el descosido y reventado del pantalón, y cuyo calzón asoma entre sus piernas flexionadas. Es esta imagen, y no el sayón trasero del paso de la flagelación, quien ostenta el nombre de “El Barrona” y que solamente la ignorancia del vulgo popular ha mal nombrado al burlante hecho en 1708 por Antonio Tomé para la Cofradía de la Vera Cruz, incluso se llega a copiar el gesto de poner un cigarrillo en su

Toro Cofrade

Semana Santa ‘14

boca…, careciendo de sentido… en una imagen que saca la lengua a la espalda del Señor. Desfila sobre mesa sencilla con florones en madera de pino, en color caoba oscuro, hecha también por el taller del autor y también copiada de la antigua. Es el único paso que conserva su tablero original. El conjunto queda un tanto embotado, pues la disposición de las piezas necesitaría un tablero que permitiera separar un tanto más las figuras, que por su barroquismo y grandes dimensiones y volúmenes necesitarían más espacio. Es alumbrado por cuatro candelabros de forja con guardabrisas, aun así constituye uno de los referentes de calidad escultórica y categoría de los pasos de la ciudad e incluso es laureado y aplaudido en la capital de la provincia. Su delicadeza, su elegancia, y su sobriedad lo hacen uno de los mejores grupos realizados por el escultor conquense. <<

Maqueta en escayola del “Jesús”


Toro Cofrade Semana Santa â&#x20AC;&#x2DC;14

17


18

Toro Cofrade

Semana Santa â&#x20AC;&#x2DC;14


Cine, fe y Semana Santa Autor: Tomás del Bien Sánchez

actuales cuya moral está reflejada en esos valores religiosos y bíblicos. Igualmente podemos encontrarnos películas de corte biográfico sobre personajes bíblicos, santos, mártires o místicos. En cuanto a géneros, entre estos films podemos encontrarnos una amplia gama: drama, comedia, parodia, thriller o, incluso, musical. Ahora vamos a hacer un breve recorrido por los diferentes ámbitos cinematográficos y sus máximos representantes fílmicos.

Un nuevo año llega a nuestro calendario la Semana Santa en Toro y con ella un nuevo número de Toro Cofrade. Para esta edición he querido elegir el tema cinematográfico, muestra de la transversalidad de esta festividad, tan arraigada en la identidad cultural de nuestro país. Por tanto, el tema del que vamos a hablar es el cine religioso en general, y el cine de Semana Santa en particular. Es la Semana Santa un período en el que es muy común que las programaciones televisivas se inunden de películas, sobretodo de grandes producciones norteamericanas propias de este género y que son verdaderos clásicos del cine universal. Los Diez Mandamientos, Ben-Hur, Jesús de Nazaret o Rey de Reyes, entre otras, son las grandes producciones de las que hablamos, pero no las únicas, y a continuación vamos a hacer un breve repaso por las películas más destacadas de este género. En palabras del filósofo Gustavo Bueno, cine religioso es “una expresión que se utiliza ordinariamente para designar a un cierto género cinematográfico en el que se incluyen series o

Las grandes producciones norteamericanas

Los Diez Mandamientos

conjuntos de películas de temática y orientación definida… es todo aquel que se asemeja a determinadas películas-patrón, tales como Los Diez Mandamientos de Cecil B. DeMille o Jesús de Nazaret de Zeffirelli”. Podemos aceptar esta definición, pero le añadiremos más. El cine religioso es, además, aquel que narra episodios bíblicos o religiosos, que de algún modo proyectan los valores y cualidades del cristianismo y de la vida cristiana. Estas películas suelen ser de tipo histórico, pero también nos podemos encontrar cintas que narran historias

El cine procedente de los Estados Unidos es el más popular en toda la historia del séptimo arte. Las grandes producciones norteamericanas que vamos a tratar en este breve recorrido podemos englobarlas en lo que se ha denominado Género Épico. Éste engloba aquellos films, superproducciones mayormente, generalmente de temática melodramática y con ambientaciones históricas procedentes de relatos épicos, de ahí su nombre. Otra de las características de este tipo de películas es su duración, generalmente larga. El cine épico “made in USA” tiene su arranque de manera importante en la década de los años 20. Es en 1923 cuando estrena “Los Diez Mandamientos” el director y productor Cecil B.

Toro Cofrade Semana Santa ‘14

19


DeMille. Se trata de una obra cumbre del cine mudo y su trama fue toda una revolución en la época. El film se divide en dos partes. Primero se narra la historia del Éxodo, para después pasar a una historia moderna en la cual dos hermanos ofrecen sus respectivos puntos de vista acerca de los Diez Mandamientos. Será DeMille un experto en este género cinematográfico, siendo sus películas extremadamente espectaculares, a la par que novedosas en su hilo narrativo. Llegó a dirigir setenta películas, pero fue especialmente conocido por sus relatos épicos y bíblicos que llevó a la gran pantalla. En 1927 vuelve a darnos otra gran producción dentro del género: “El Rey de Reyes”. En este film se narran las últimas semanas de Jesús de Nazaret antes de la Crucifixión. A pesar de que ya el cine sonoro estaba asentado, Cecil B. DeMille siguió eligiendo el cine mudo, aportando así una fuerte carga de protagonismo a la imagen. Es la primera gran obra del cine dedicada a la figura de Jesús. Seguirá su producción con otras cintas épicas como “Cleopatra” (1934) y “Sansón y Dalila” (1949), que fue la película más taquillera del año 50 y obtuvo dos Óscar, y que es una adaptación de los capítulos XIII al XVI del libro bíblico de los Jueces. Pero será en 1956 cuando el director alcance el culmen con una nueva versión de “Los Diez Mandamientos”. Es la séptima película más taquillera de la historia y se trata de una dramatización de la historia bíblica de Moisés. Fue rodada en los mismos lugares en los que acaecieron los relatos y cuenta con haber sido la película con uno de los sets de filmación más grande que hayan existido. Una de sus escenas, la de Moisés abriendo las aguas del Mar Rojo, es considerada como una de las más espectaculares en la historia del celuloide.

20

Rey de Reyes

En el año 1961 se estrena “Rey de Reyes”. Es la segunda película con este nombre tras la grabada por Cecil B. DeMille en 1927. En esta ocasión la dirección recae en Nicholas Ray. Es otra de las películas clásicas propias de visionar en Semana Santa. De este film cabe decir que sorprende el amplio reparto con el que cuenta. Además nos toca de cerca porque fue grabado completamente en España y entre su elenco están presentes Carmen Sevilla, como María Magdalena, el decorador Enrique Alarcón y los también actores Félix de Pomés, Frank Braña y Alfredo Sánchez Brell. Cuenta la historia de Jesús en el contexto político de la conquista romana de Judea, con sus problemas y conflictos. Habiendo tratado quizá las dos mayores producciones de tema bíblico hacemos un breve repaso por obras que no pueden dejar de ser nombradas. Es el caso de Ben-Hur, la cual tuvo tres versiones: una de 1907, pionera en su época, otra en 1925, que supuso un gran avance en el cine en color,

Toro Cofrade

Semana Santa ‘14

y la última en 1959, dirigida por William Wyler, recordada por ganar once Òscar de la Academia, y considerada uno de los grandes clásicos del cine épico. De obligada cita también es “Quo Vadis?”, dirigida por Mervyn LeRoy en el año 1951, y que hace referencia al encuentro apócrifo entre San Pedro y Jesús en la Vía Apia. Otros títulos reseñables son: “The Robe o La Túnica Sagrada” (Henry Foster, 1953), “Espartaco” (Stanley Kubrick, 1960), “La historia más grande jamás contada” (George Stevens, 1965), “La Biblia” (John Huston, 1966), “La vida pública de Jesús” (John Krist y Peter Sykes, 1979) y “La última tentación de Cristo” (Martin Scorsese, 1988). Fuera del ámbito épico-bíblico hay que reseñar la película “Jesucristo Superstar”, dirigida en 1973 por Norman Jewison, y que es uno de los clásicos del cine musical. Su éxito fue tal que hoy se sigue revisando.

El cine religioso español

El beso de Judas


No podemos pasar de largo en este artículo las producciones españolas pertenecientes a este ámbito. Es evidente que su fama y relevancia no son las de las grandes producciones norteamericanas pero no obstante hay que valorar su importancia. Es en la década de los 50 cuando el cine español termina de adquirir y consolidar una de sus principales características: el realismo. En este ámbito hemos de referir la importancia que la religión ha tenido en España a lo largo de toda su historia, no pudiendo quedar sin reflejar en el cine. Reflejo de lo que acontece en la sociedad española, la presencia de la religiosidad en las producciones de esta década aporta un material extraordinario de estudio. Así, en los años 50, las películas de este género son las que contaron con mayor fervor por parte del público. Se desarrolla así el género religioso en su máxima plenitud, desarrollándose éste en tonos tan diversos como la comedia, el melodrama o incluso el musical. La temática del cine religioso español trató lo plenamente religioso, donde se reflejaba virtudes cristianas y humanas. Aquí es necesario citar la exitosa “Marcelino, pan y vino” (1955) de Ladislao Vadja o “Balarrasa” (1950) de José Antonio Nieves Conde. También se han llevado al cine las vidas de santos (“La Noche Oscura” (1988), Carlos Saura) y tratado temas bíblicos. Estos temas bíblicos son escasos en el cine español. La más destacada es “El Beso de Judas” de Rafael Gil. Estrenada en el año 1954, narra la historia de Judas Iscariote. Fue muy novedosa en la época y eco de ello se hicieron las principales revistas. Su importancia estriba

en la novedosa idea argumental, ya que narra La Pasión a través de los ojos de Judas. Se siguió el modelo americano de Cecil B. DeMille. La película fue protagonizada por Francisco Rabal y Rafael Rivelles, entre otros. Fue su director, Rafael Gil, un buen representante del cine religioso español, firmando otros títulos como “La Señora de Fátima” (1951) o “La Guerra de Dios” (1953). Este cine religioso, aparte de Rafael Gil, tuvo su núcleo fuerte de desarrollo en la productora Aspa Film y en el por entonces guionista Vicente Escribá. Fuera del tándem Gil-Escribá aparecen otros muchos films que mantiene la temática religiosa como base de su argumento. En este sentido rememoremos títulos como “Día tras Día” (Antonio del Amo, 1951), “El Judas” (Ignacio F. Iquino, 1952), “Un día perdido” (José María Forqué, 1954), o las disidentes “Los jueves, milagro” (Luis García Berlanga, 1957) o “Viridiana” (Luis Buñuel, 1961), que aunque más críticas, es el tema religioso su hilo argumental.

Otras grandes producciones de cine religioso y el género épico en los últimos años. Ya hemos hablado de las producciones estadounidenses y españolas de este género cinematográfico, pero no debemos olvidar otras grandes películas. Una de ellas es “El Evangelio según San Mateo”, italiana, del gran Pier Paolo Pasolini. Es curiosa la intrahistoria de este film ya que Pasolini fue comunista y ateo declarado. Resulta sorprendente la fidelidad y respeto al relato evangélico del director. El papel de Jesús lo hizo el español Enrique Irazoqui.

La Biblia

También italiana, pero coproducida por Reino Unido, es la miniserie “Jesús de Nazaret”, dirigida en 1977 por Franco Zeffirelli, que tiene más de seis horas de visionado. En los últimos tiempos hemos asistido a la producción de dos grandes obras del género: “La Pasión”, de 2004, dirigida por Mel Gibson y de gran controversia en las críticas, y la serie “La Biblia”, de 2013, dirigida por Roma Downey y Mark Burnett, que ha supuesto el mayor y más ambicioso proyecto del cine bíblico desde Cecil B. DeMille, con más de diez horas de duración y una delicadísima puesta en escena. Pues lo dicho, este año a disfrutar de nuevo con el cine en Semana Santa, espero que sabiendo alguna curiosidad más de los entresijos de este género.

Toro Cofrade Semana Santa ‘14

21


Entrevista

Fernando

Palacios Ortiz

Autor del Cartel de la Semana Santa de Toro 2014 Autora: Marisol Cámara El zamorano Fernando Palacios Ortiz ha sido este año el encargado de crear el cartel anunciador de la Semana Santa de Toro, para lo cual ha elegido una imagen sencilla, pero con mucha fuerza, de Jesús Nazareno, titular de la Cofradía de Jesús Nazareno y Ánimas de la Campanilla. Palacios, de 38 años, tiene una empresa de publicidad y diseño y estudió Bellas Artes, por lo que el gusto por la imagen y la fotografía no es algo nuevo en él, a lo que se une su pasión por la Semana Santa, sobre todo de la de Zamora “porque soy de aquí”, pero reconoce que también se siente unido a la Pasión toresana, especialmente porque en esta ciudad tiene muy buenos amigos, también ligados a esta celebración. Por otro lado, Palacios ha ganado en dos ocasiones anteriores el concurso de fotografía de Semana Santa, lo que “me hizo muchísima ilusión”, por lo que sus imágenes ya han compuesto su cartel, tanto en 2008, con un montaje fotográfico que unía las imágenes de la Piedad, la Colegiata y el

22

Cristo de la Expiración, como en 2010, con otro fotomontaje con la imagen de Cristo Resucitado a su paso por la calle La Antigua, cuya sombra es la silueta del Arco del Reloj. Es el autor del cartel anunciador de la Semana Santa de Toro, ¿cómo surge esta idea? Como había ganado el concurso fotográfico en dos ocasiones anteriores, pensé que no todo es ganar, sino que también hay que colaborar, por lo que el año pasado le dije al presidente de la Junta Pro Semana Santa que, si parecía bien, este año donaba yo el cartel. Además, confió plenamente en mí a la hora de diseñar el cartel y de elegir la fotografía. Me hace mucha ilusión haber creado el cartel de este año; además, creo que se lo debía a Toro. Se ha decidido por una fotografía de Jesús Nazareno, ¿por qué ha elegido esta imagen? Desde el principio tuve bastante claro que quería el Nazareno; uno de mis mejores

Toro Cofrade

Semana Santa ‘14

amigos carga con él, el presidente de la Cofradía, y además es una imagen que me gusta especialmente, aunque hay otras que también me gustan. La elegí principalmente por razones sentimentales, aunque también estéticas, porque siempre me ha gustado, y como además es muy fotogénico, cualquiera de las fotos que pusiera sabía que iba a funcionar bien, y por eso lo elegí. ¿Cómo es la imagen que ha plasmado en el cartel? Se trata de una imagen natural de Jesús Nazareno, en color, con un fondo blanco para que la imagen resalte, y en la que se realza la posición de las manos. He buscado un cartel lo más sencillo posible y que impacte, porque creo que un cartel tiene que ser impactante, que cuando lo veas te transmita algo, y yo creo que el Jesús Nazareno de Toro transmite muchas cosas, por lo que no había que hacerle más.


¿Valoró alguna otra posibilidad para conformar el cartel anunciador? Sí, tenía otras opciones, con el mismo Cristo. Tenía algún efecto fotográfico preparado, una opción era la imagen cortada en fragmentos, en sepia y en blanco y negro, por hacer una alusión al pasado y al otro Nazareno que hubo, pero al final me decidí por esta imagen, que supuse que iba a gustar más, y espero que así sea, que guste al pueblo de Toro. ¿Cuándo comenzó a sentir interés por la fotografía? Siempre me ha gustado la fotografía, aunque no tanto la artística, sino el sacar fotografías cuando vas a algún sitio, pero cuando empecé a estudiar Bellas Artes y me decanté por el arte gráfico se unió una cosa con la otra, y muchas veces un cartel o cualquier cosa de publicidad necesita una buena fotografía, y de ahí que haya mostrado más interés por ella. No obstante, me considero más diseñador gráfico que fotógrafo. Dentro de la fotografía artística, ¿la de Semana Santa tiene algo especial? Yo creo que sí, que si captas el momento siempre tiene algo más que una foto normal. Pero también creo que para captar eso tienes que tener mucha suerte y hay que tener mucha paciencia, porque no siempre consigues la foto que quieres; por eso a algunas de las que he hecho les tengo especial cariño. Y es que la fotografía de Semana Santa tiene un encanto especial, cualquier momento que captes quizá transmite más cosas. ¿Hay alguna imagen de la Pasión toresana que sea su preferida para fotografiarla? Mi preferida es, precisamente, el Jesús Nazareno. Desde la primera vez que lo vi, hace ya un montón de años, me pareció una imagen espectacular,

impresionante, creo que no tiene nada que envidiarle a ninguna de Zamora, y desde el primer momento me impactó mucho, y, de hecho, siempre que vengo a Toro intento pasar a verlo por Santa Catalina, y ahora con la ventana lateral es más fácil porque puedes parar y verlo. En otras ocasiones ha comentado que acostumbraba a ver la Semana Santa de Toro, ¿sigue siendo así? Hace unos años que no vengo, intentaré venir este año el Viernes Santo, pero a ver si puedo porque suele ser incompatible con mi participación en la Pasión de Zamora. Intentaré volver a Toro este Viernes Santo a la procesión de la mañana, cuando acabe la mía en Zamora vendré aquí para ver todo lo que pueda. ¿Qué le atrae de la Pasión local? Es muy particular, tiene algo especial y, de la misma forma que en la de Zamora algunas cofradías me transmiten más que otras, aquí me pasa lo mismo. Tiene algo distinto, es más sencilla, más acogedora, más cercana, y es que en los pueblos se vive de forma diferente; aunque es el mismo sentido, creo que la gente lo vive más desde dentro,y es que desde el corazón lo vivimos todos, pero se transmite más. ¿Con qué imagen de queda de cuantas procesionan en estos días, al margen de la de Jesús Nazareno? Me gusta mucho el Cristo de la Expiración de la Cofradía de Jesús Nazareno y Ánimas de la Campanilla. ¿Y con qué momento? Me quedaría con la entrada de Jesús Nazareno en Santa Catalina, cuando entra junto a la Virgen de la Soledad, me gusta mucho.

¿Cree que la Semana Santa de Toro es atractiva para el turismo? Yo creo que sí, y que tendrá que ir evolucionando, como han evolucionado otras, y pienso que es el momento, pues están otorgando a muchas Semanas Santas de Castilla y León la declaración de Interés Turístico Internacional, algunas de las cuales creo, personalmente, que no tienen tanta importancia como la de Zamora, ni que estén a la altura de la de Toro, por lo que creo que debería darse la declaración de Interés Turístico Nacional, por lo menos. ¿Se le ocurre, como visitante que es de esta Semana Santa, alguna iniciativa que se pudiera llevar a cabo para atraer más visitantes? Es un tema complicado; yo, que soy, además, publicista, veo que es un tema complicado el intentar que llegue a más gente, porque la mejor manera es publicitar la Semana Santa lo más posible, pero aquí contamos con el problema económico, pues no todas las instituciones tienen capacidad económica para poder promocionar, y no sólo la Semana Santa, sino cualquier otra cosa, a nivel nacional o a nivel, por lo menos, regional. Esto sería realmente un impulso para que la gente viniera, pero a día de hoy es costoso; sin embargo, lo suyo sería hacer una buena campaña publicitaria para que la gente pudiera saber que Toro existe, que está aquí y que su Semana Santa, aunque es conocida, recibiera un impulso para intentar que vinieran a conocerla.

Toro Cofrade Semana Santa ‘14

23


Actas de la Cofradía de Ntro. Padre Jesús Nazareno y Ánimas de la Campanilla Autor: José Navarro Talegón

Según publiqué el año pasado en el nº 7 de la revista TORO COFRADE la Fundación González Allende guarda en depósito un libro de actas de esta popular cofradía que comienza el 11 de marzo de 1921 y termina el 14 de mayo de 1961, al folio 45. Pese al laconismo y al desinterés que presidieron la redacción de la mayor parte de los acuerdos, éstos nos aportan ciertas anécdotas y algunos datos más o menos indicativos de las inquietudes, de los objetivos y, en definitiva, del pulso de la hermandad. Resulta bastante revelador el contraste entre la falta de referencias a las víctimas más acusadas de las agudas crisis económicas y sociopolíticas de aquellos años y la abundancia de propuestas y disposiciones alusivas a aspectos puramente formales, de orden y de imagen pública de la cofradía en las procesiones y en sus asistencias a funerales de hermanos y a

24

otros actos de culto. Son años de lento declive de la cofradía y en ello debieron pesar, entre otras causas, la atenuación de su carácter penitencial, la pérdida de reconocimiento social que experimentaron sus prestaciones socioreligiosas a los cofrades y familiares difuntos, antaño garantes de honorabilidad en esta vida y de la salvación en la otra, y también, en coyunturas de grandes carencias, la ausencia de cometidos asistenciales, como aquellos auxilios conmovedores que la hermandad de la Vera Cruz tiempo atrás prodigara a enfermos y ancianos pobres. Evidencian estas actas que las inquietudes generales se centraban en organizar con cierta dignidad la procesión de la mañana del Viernes Santo. Según los estatutos de 1840, aprobados al año siguiente y editados en 1877, “los hermanos de Jesus”, o sea, los de túnica morada, que fueran molineros de profesión, tenían la “obligación” de cargar con el paso de Jesús Nazareno (Cap. XI, art. 17). Respecto a los restantes, eran muchos los que se disputaban “el derecho a llevar la imagen de la Soledad”, cotitular de la cofradía, y optaban

Toro Cofrade

Semana Santa ‘14

por desfilar a su lado con la esperanza de sustituir a los cargadores cansados, originando el consiguiente desorden y algunos altercados. El 11 de marzo de 1921, a propuesta del abad, don José Alonso Sastre, ante lo que venía acaeciendo, “de haber una aglomeración de hermanos al lado de la referida Imagen que hacen deslucir la buena marcha de la procesión y ser causa de algunos disgustos por disputarse cargar con la Santísima Virgen”, se acordó que “sea llevada por los hermanos que vienen ejercitando ese derecho con carácter propio”, sin precisar en qué consistía, y “por los que vienen también abonando por tan señalado favor una limosna a la cofradía…”, y, si alguno de ellos “necesitase de un auxiliar para relevarle durante la carrera”, lo designará y se lo comunicará al abad; los demás ocuparán el lugar que les corresponda (fol. 1). En cambio, no había voluntarios para cargar con otros pasos. Al menos sucedía así con los muy pesados de la Desnudez o Redopelo y de la Lanzada o Longinos, a cuyos porteadores daba la cofradía ciertas gratificaciones económicas. Que no se consideraba precisamente un honor


llevar tales grupos escultóricos se deduce del acuerdo de 16 de abril de 1930 de readmitir a un hermano expulsado de la cofradía y arrepentido, “imponiéndole de castigo que durante el año actual y el venidero de 1931 cargue con uno de los pasos (Rodapelo ó la Lanzada) sin percibir gratificación alguna, y que postrado ante la insignia de Jesús pida perdón de su culpa” (fol. 18 v). En lo mismo abunda la propuesta formulada el 14 de abril de 1922 por don Andrés Blanco Muriel para obligar “a todos los hermanos a llevar los pasos gratuitamente en la procesión del Viernes Santo”, respetuosamente desestimada por la junta directiva porque “en las ordenanzas no hay artículo alguno por el que se pueda imponer tal obligación” (fol. 5 r). El hecho de no contar con cargadores altruistas debió contribuir a frustar la pretensión de acrecentar la procesión de la mañana del Viernes Santo con la incorporación de los pasos de la antigua y extinguida cofradía de la Vera Cruz, depositados, tras la nacionalización y destrucción del convento de San Francisco el Grande, en la iglesia de San Sebastián de los Caballeros: el día sobredicho, a propuesta de don Enrique Gómez, se adoptó el acuerdo unánime de solicitar del señor Obispo de Zamora la concesión de los “pasos que representan motivos de la pasión y muerte de Nuestro Señor Jesucristo y, por lo tanto, propios de la procesión de Viernes Santo”, existentes “en una de las Iglesias de esta Ciudad, no destinada al Culto” (fol. 5 r). Tampoco cuajó el intento de suplantar a la Verónica por una nueva imagen (cabeza y manos), de cuya ejecución trataron con el

sacerdote y escultor don Félix Granda, sin duda con ocasión de haberle encomendado la cofradía de la Virgen del Canto la restauración de la patrona de Toro. El presupuesto que éste les dio desbordaba las posibilidades económicas de la cofradía y el 13 de mayo de 1951 decidieron desistir de aquella pretensión sin descartar la renovación de la imagen por otro medio (fols. 37 r-38 r). El día 2 de mayo de 1948 acordaron “pedir presupuesto del arreglo del paso nuevo”, que no identificaron, “encomendando dicha gestión al hermano D. Santos López (Castronuño, a la sazón depositario) y nombrando una comisión para pedir la correspondiente autorización”, sin precisar a quién (fol. 36). Probablemente se tratara del desigual Calvario que feneció en el incendio de la iglesia de Santa Catalina, recompuesto con tallas antiguas y adiciones en sargas encoladas. Fueron pocas las novedades incorporadas al desfile procesional antes del fatídico 13 de abril de 1957; se reducen a las renovaciones de algunas andas y a las donaciones de una estampa pintada al óleo, sobre lienzo, por don Manuel Pelayo para el estandarte de Jesús Nazareno, que, por cierto, se conserva, y de una pareja de ángeles de talla regalada a la Soledad por doña Victoriana Villachica, que el acta de 16 de abril de 1930 registra en estos términos: “Quinto: Por el Sr. Abad (don Eduardo Vega) se hace saber a los hermanos presentes que un hijo de esta localidad, Dn Manuel Pelayo Posada, joven artista que siente cariño

por el arte pictórico, con verdadera unción y cariño por Nuestro Padre Jesús, había regalado un lienzo con destino al Guión, donde había sabido plasmar con acertadas pinceladas la efigie de Nuestro Padre Jesús. Todos los hermanos aceptan gustosos el regalo y quieren que se haga constar en acta el mayor agradecimiento al novel artista, deseándole grandes progresos en el arte que cultiva. Sexto: También se hace presente a la Hermandad que por la bondadosa Señora Dª Victoriana de Villachica se habían regalado dos angelitos de talla para ser colocados en el anda de Nuestra madre la Santísima Virgen la Soledad, regalo concedido a una ligera indicación de la Presidenta de la Hermandad de referida Imagen, Dª Dolores Ordoñez de Bedate; y que dichos Ángeles, que son una verdadera obra de arte, tendríamos la satisfacción de lucir por primera vez en la procesión del Viernes Santo del año actual. Por unanimidad se toma el acuerdo de que conste en acta la gratitud que tanto esta Cofradía como la Hermandad de la Soledad ha de saber guardar a tan bienhechora Señora de Villachica, así como a la Presidenta de la Hermandad, y por iniciativa del hermano Dn Rufino Ucero se acuerda unánimemente que, como prueba de agradecimiento, se nombre a expresada Señora Dª Victoriana de Villachica

Toro Cofrade Semana Santa ‘14

25


hermana de honor de esta Santa Cofradía, concediéndola los derechos de que el día de su fallecimiento (si ocurriera en esta Ciudad o su término) asistirá a sus funerales esta Cofradía con sus insignias y Guión, y si tan triste suceso ocurriese fuera de esta localidad, si se celebraban funerales en Toro, queda obligada la Cofradía a su asistencia, haciéndole saber a tan caritativa dama este nuestro acuerdo” (fol. 19 r y v).

su saber (que era mucho) para sacar una verdadera obra de arte…”. Carrillo dio las gracias y “con frases sentidas manifestó haber puesto en su trabajo todo su saber por el amor que sentía por la Santa Cofradía”. Se olvidaron de consignar lo que importaron, tras hacer constar que el abad lo dio a conocer, “sintiendo muchísimo que tan buena obra no pudiera ser recompensada con mayor cantidad” (fol. 8 r).

En sesión de 3 de mayo de 1924, teniendo en cuenta que la situación económica de la hermandad “permitía hacer algunas reformas para mejorar nuestra procesión del Viernes Santo”, don José Alonso Sastre propuso “que se hiciesen unas andas nuevas para la Santísima Soledad”. La iniciativa fue acogida por todos los concurrentes, que facultaron al abad, don Delfín Puertas, al depositario, don Alejandro Vega, y al proponente para que trataran con todos los cofrades carpinteros capaces de ejecutarlas y las concertaran con quien presentara una propuesta más ventajosa (fol. 7 r). El 28 de marzo de 1925 los comisionados sobredichos informan de que “después de haber llamado a todos los carpinteros hermanos de esta Cofradía y extraños, pero vecinos de esta Ciudad, acordaron adjudicarla al hermano don Francisco Carrillo, único pliego presentado” (fol. 7 v). El 8 de abril siguiente dedicaron el texto completo del acta a encomiar “el anda confeccionada por el hermano Dn Francisco Carrillo y decorada por su convecino Dn Vicente Pelayo, pues demostraban haber trabajado con cariño y haber puesto todo

Las andas de Jesús Nazareno, bien conocidas por fotografías aunque consumidas en el incendio de 1957, las sacaron a concurso, divulgado por la prensa provincial, entre los artistas con aptitudes para realizarlas, dando preferencia en igualdad de condiciones a los hermanos de la cofradía. Se harían con arreglo a un diseño generosamente dado por el pintor don Daniel Bedate y bajo su dirección, según acuerdo de 21 de diciembre de 1944 (fol. 31 v). Se las adjudicaron el 5 de agosto de 1945 al cofrade Santos López Castronuño con otras para el paso del Redopelo en la cantidad global de 4.465 pesetas (fol. 32 r y v). Las del Ecce Homo decidieron renovarlas el 18 de abril de 1951 (fol. 37 r).

26

Por fin, el 6 de mayo de 1956 registraron la generosa aportación del principal valedor que por entonces tenía la provincia de Zamora: “Se hace constar en acta el agradecimiento al Excmo. Sr. D. Carlos Pinilla Turiño por su donativo de quince mil pesetas para la túnica de Nuestro Padre Jesús; al propio tiempo se le nombra Abad y Mayordomo Honorario de esta Santa Cofradía”.

Toro Cofrade

Semana Santa ‘14


Abad en ejercicio de la Semana Santa de Toro 2014 Autor: Alan Martín Velasco

La tarde del 27 de marzo de 1982, mi tío Julián Martín Rodríguez, hermano mayor de mi padre, fue a buscarme a mi casa paterna para llevarme al besamanos, diciéndole a mis padres que me quería hacer hermano de la cofradía esa misma tarde, contestando mi familia que sí, me hacía mucha ilusión, era un niño de cuatro años. Se celebraba el acto en la iglesia del Real Monasterio de las Hermanas Clarisas, ya que la iglesia de Santa Catalina no estaba reconstruida todavía del incendio sufrido el 13 de abril de 1957. La imagen con la que se hacía el tradicional besamanos era el Ecce Homo en aquellos años, ya que la imagen titular de la cofradía, Nuestro Padre Jesús, permanecía en las paneras del monasterio muy bien guardado del polvo y las humedades. Permanece en mi recuerdo el momento en el que me arrodillé debajo de la imagen para adorar las insignias, recuerdo a Bernardo Sánchez, actual abad mayor de la cofradía, empezar la oración a

los nuevos cofrades, bajo la atenta mirada de mi tío Julián, ya que él no tuvo hijos varones para ofrecerlos a Jesús como hizo conmigo. Una grave enfermedad acabó con su vida, no llegando a verme ni una sola vez vestido con túnica morada. Él fue un cargador incondicional, de los de verdad, siempre me lo han dicho así sus compañeros de paso. Un Viernes Santo tuve el privilegio de cargar con Nuestro Padre Jesús en el mismo sitio en el que él siempre cargaba, fue una experiencia llena de emociones a cada momento. Pensaba que cuando hiciera mi fiesta se la dedicaría a él como un pequeño homenaje. 32 años han pasado y eso voy a hacer, y quiero hacerlo público para transmitirlo a todo el mundo.

cofradías toresanas, viviendo la Semana Santa desde dentro. Todos mis compañeros de abadía: Diputados, Escribanos, Celadores y Abades creamos un vínculo de respeto y amistad por los momentos vividos para toda la vida, lamentando todos mucho la pérdida de nuestro compañero Jesús Ángel Motrel Rivas, quien actualmente ejercía de Escribano, D.E.P. Nada más que decir, pido fuerzas a todos los hermanos que cargan con nuestras imágenes para que este año reluzca la procesión como se merece, ya que las inclemencias del tiempo de estos años atrás no nos lo han permitido.

Mi hijo mayor ya forma parte de nuestra querida cofradía, al pequeño este año le daré la adoración de la insignia como es mi deseo. Agradezco a mi esposa el estar ahí los cuatro años vividos en los diferentes cargos jerárquicos. Como Abad en ejercicio formo parte de la Pasión toresana asistiendo a todos los actos programados de la cofradía y representando a Jesús y Ánimas de la Campanilla en el resto de actos de las demás

El Cofrade D. Julián Martín Rodríguez, fallecido a los 34 años de edad.

Toro Cofrade Semana Santa ‘14

27


Julián

Entrevista

Blanco Aguado

Corneta de la Cofradía de Jesús Nazareno y Ánimas de la Campanilla Autora: Marisol Cámara Ha cumplido cada año con una labor singular dentro de la Semana Santa local. Se trata del toresano Julián Blanco Aguado, quien ha dedicado treinta años, de los treinta y tres que lleva como cofrade, a ser uno de los cornetas pertenecientes a la Cofradía de Jesús Nazareno y Ánimas de la Campanilla, cumpliendo así con la tarea de ofrecer uno de los sonidos más característicos de la Pasión de Toro, pues se ha convertido en una de sus señas de identidad. Siendo muy joven aprendió a tocar la corneta, instrumento con el que formaba parte de la Banda de la Cruz Roja, pero tiempo después, y gracias a un amigo suyo, con el que compartía su gran afición, que es la pesca, decidió entrar como hermano en Jesús y Ánimas, lo que asegura que aporta un sentimiento “especial” al hecho de tocar la corneta ¿Cuándo comenzó como corneta en la Semana de Pasión de Toro?

28

Cuando tenía unos quince años, más o menos, fue la primera vez que toqué en la Semana Santa, aunque en aquel momento ni siquiera había entrado en la Cofradía, y es que entonces no me gustaban las cofradías ni la idea de pertenecer a una. Entonces, ¿cómo surgió la idea de entrar en la Cofradía y de ser corneta? Fue en aquella época, un día mientras estaba pescando con un compañero, que era corneta en esta Cofradía. Era Jueves Santo, y me dijo que le acompañara a Santa Clara porque tenía que tocar la corneta, y le acompañé. Además, me propuso tocar la corneta con él ese día y acepté; fue el primer día que toqué la corneta en un acto de Semana Santa, porque antes ya la tocaba en la Banda de la Cruz Roja. Mi amigo me propuso que entrara en la Cofradía, pero a mí no me gustaban las cofradías; sin embargo, gracias a él, decidí entrar al año siguiente, y ya salí tocando en las

Toro Cofrade

Semana Santa ‘14

procesiones, y así he estado treinta años. Hace unos veinte años, los cornetas quisieron cobrar por salir tocando, pero yo dije que yo no quería cobrar, y que si tenía que ser así, yo lo donaría a la Cofradía; sin embargo, mi compañero y yo dijimos que lo que queríamos era que los cornetas también participaran en la cena que la Cofradía hace el Jueves Santo, y lo conseguimos. ¿Cuántos cornetas tocan en la Semana Santa toresana? Generalmente, en la Cofradía de Jesús y Ánimas somos dos o tres cornetas, aunque yo soy el único que lleva tantos años seguidos. Cada uno de los cornetas se sitúa en un punto de la procesión, al principio, en medio y al final, y cuando el primero toca, le contestan los otros dos, es como una contraseña, que antes se usaba para dirigir la procesión, aunque ahora ya no se hace así, yo no lo he vivido. El toque que se hace ahora es recuerdo de esa tradición.


Hace referencia a los cornetas de Jesús y Ánimas, pero, ¿otras cofradías también tienen cornetas? Sí, también la Cofradía que sale por la tarde tiene corneta, la del Santo Sepulcro y la Soledad. Las que tienen cornetas son las cofradías que procesionan en Viernes Santo. ¿Qué requisitos se piden para ser corneta en la Pasión local? Ninguno especial, tan sólo saber tocar la corneta y que respetes la Cofradía y sus normas, que es lo suyo. No hay más requisitos, porque incluso aunque no pertenezcas a la Cofradía puedes tocarla si hacen falta cornetas, como me pasó a mí al principio, que yo no era de la Cofradía, pero me dejaron tocarla. ¿Ser corneta es algo voluntario o es una figura elegida por la Hermandad? Es voluntario, porque si no quieres ser corneta no estás obligado, aunque normalmente cada Abadía busca a sus cornetas, de la misma forma que elige a sus conqueros. Yo creo que, en este sentido, he tenido mucha suerte porque siempre me han buscado. Este año es uno de los Abades en ejercicio, ¿tiene pensado continuar como corneta después? No tengo esa intención porque ya tengo cuarenta y ocho años, y la corneta cansa mucho... empiezas a las doce de la noche y estás hasta casi las dos de la tarde del día siguiente, y terminas reventado. ¿Cuál es la labor del corneta y en qué días o momentos la realiza? El corneta comienza el Martes Santo durante la procesión del traslado del Ecce Homo, y siempre toca cuando no está tocando ninguna banda,

sólo cuando está todo en silencio, pero no tiene establecidos unos momentos concretos. El siguiente día es el Jueves Santo durante la bendición de los conqueros, cuando se sitúa uno de ellos en el porche y otro dentro de la iglesia de Santa María de Roncesvalles y Santa Catalina, a cara descubierta, y a las doce de la mañana, cuando suena esta hora en la Torre del Reloj, da un toque, anunciando así el comienzo del acto de los conqueros; además, tras la intervención de cada uno de los Abades el corneta da otro toque, que es respondido por el que se encuentra en el interior de la iglesia. Después, por la noche de ese mismo día, los cornetas participan en la cena, junto con los Abades y los conqueros, y a las doce de la noche, esté donde esté, tiene que salir a la puerta y dar un toque, y a partir de ese momento, tienen que ir a buscar a los Escribanos, a los Diputados, a los Celadores, a los Abades y al presidente de la Cofradía, dando un toque a la entrada y a la salida de cada casa o de cada punto de reunión; después, sobre las 5,30h. de la mañana, vamos al Ayuntamiento para recoger a las autoridades y a los que hacen la fiesta de las otras cofradías, y todos juntos nos vamos al Sermón de las 6,00h. de la mañana en Santa Catalina. Finalmente, los cornetas tienen que tocar acompañando la procesión de la mañana de Viernes Santo. De los actos en los que ha participado como corneta, ¿cuál es el más significativo para usted? La bendición de los conqueros porque eso de tocar tú solo, a cara descubierta, delante de la gente y con todo el mundo mirándote, me pone muy nervioso. Es diferente cuando tocas en la procesión, con la cara cubierta, que ya no se te reconoce fácilmente.

¿Considera que es una forma diferente de vivir la Semana Santa? Sí, es muy bonito, a mí me gusta mucho. El tocar la corneta me gusta, pero ser de la Cofradía me gusta más todavía, y eso que antes, cuando era muy joven, no me gustaba, pero desde el momento en el que entré en ella y vi cómo funcionaba me gusta la Cofradía. De hecho, todo lo que yo pueda hacer por la Cofradía, lo hago. ¿Siente algo especial cuando toca la corneta durante estos días? No sé cómo decirlo, es que son tantos años tocando... pero cada vez que toco pongo todo el interés para hacerlo bien. ¿Qué imagen de la Pasión toresana le gusta más? Nuestro Padre Jesús, porque siempre voy a su lado en la procesión cuando toco la corneta y junto a Nuestra Madre la Soledad, cuando van juntos siempre iba entre los dos. Como en todas las tradiciones, hará falta gente joven que se implique en el mantenimiento de la figura del corneta, ¿cree que los jóvenes toresanos participan suficientemente en la Semana Santa? Sí, yo creo que sí, y que les gusta, porque ahora mismo tenemos varios chavales nuevos para la corneta que están deseando tocar, aunque no saben todavía lo que es, porque es muy duro y son muchas horas, pero lo sabrán cuando hayan tocado el primer año, y entonces veremos si quieren continuar, pero de momento ilusión tienen, que es lo principal. En Toro, a la gente le gusta mucho la Semana Santa, y espero que los toresanos sigan con la misma devoción que tienen por la Cofradía, les animo a ello.

Toro Cofrade Semana Santa ‘14

29


Lectura de Petición del Santo Ecce Homo:

Real Monasterio de Santa Clara

Cofradía de Jesús Nazareno y Ánimas de la Campanilla

Los abades en ejercicio de la Cofradía de Jesús Nazareno y Ánimas de la Campanilla de la ciudad de Toro, en el año del Nacimiento de Nuestro Señor de dos mil catorce, por el presente documento, tiene a bien:

El domingo 16 de marzo, los abades en ejercicio de la Cofradía de Jesús Nazareno y Ánimas de la Campanilla nos acercamos al Real Monasterio de Santa Clara SOLICITAR: para realizar la Pedida del Santo Ecce Homo a las Madres Clarisas, una de las peculiaridades de la Semana Santa Toresana. Que les sea cedida

para procesionar, como se viene haciendo desde tiempos remotos, la honorable imagen del Santo Ecce Homo, Los abades tuvieron un rato de tertulia con las Madres Clarisas y tras un rezo iniciado comprometiéndose a que dicha Santa Imagen será venerada con por uno de los abades, al mismo la mayor dignidad y respeto. Para ello, nos comprometemos a tiempo sacerdote, otro Abad leyó a las acompañarla en todo momento con los hermanos de esta cofradía Hermanas la Petición del Santo Ecce Homo, y al mismo tiempo esta y junto al acompañamiento musical correspondiente, tanto en el petición les fue entregada a las Traslado que se llevará a cabo el Martes Santo, como en su regreso del Hermanas Clarisas en forma Viernes Santo tras finalizar la Procesión Penitencial de esta cofradía. de pergamino, para que sea archivada en el Real Monasterio.

Y para que conste, firmamos el presente en la Iglesia de Santa Catalina y Santa María de Roncesvalles de Toro, a dieciséis días del mes de Marzo de dos mil catorce. Rvda. Madre Abadesa del Real Monasterio de Santa Clara

30

Toro Cofrade

Semana Santa ‘14


Toro Cofrade Semana Santa â&#x20AC;&#x2DC;14

31


32

Toro Cofrade

Semana Santa â&#x20AC;&#x2DC;14


Jesús en la Oración del

Huerto de los Olivos (Antonio Tomé. 1698) Autor: Cristofer Feo Pallín. Cofrade de Toro

A primeros de diciembre del 1897, D. Paulino Guerrero, Abad de la Cofradía de Jesús y Ánimas, pidió mediante oficio escrito al Gobernador Eclesiástico del Obispado de Zamora que se le cediesen las imágenes procesionales de “Jesús de los azotes” actualmente más conocido por el nombre de la “Flagelación” o vulgarmente llamado “Paso de los judíos” y “Jesús en la oración del huerto”, pertenecientes a la Iglesia de San Sebastián, filial de la Parroquia de Santo Tomás. D. Antonio González García, párroco de Santo Tomás, el 13 de diciembre del mismo año, escribe al Obispado para denegar tal petición, razonando su negativa de ceder las imágenes. Esta es la primera vez que la Cofradía de Jesús y Ánimas, pide estas imágenes procesionales, mucho antes de la segunda petición que se hace debido al fatídico incendio que se produce en la Iglesia de Santa Catalina de Roncesvalles en el año 1957, se le prestasen los mismos.

Documento original 1897

La sencilla composición barroca es del famoso escultor de la ciudad de Toro, Don Antonio Tomé realizada en 1698 en dicha ciudad de Toro, está realizada en madera de pino tallada, policromada y ahuecada internamente tal y como se concebían los pasos procesionales en los siglos XVII y XVVIII. Se centra en dos figuras que representan a Jesús en actitud de oración, y un Ángel que subido en un pedestal a modo de porte arbóreo, le ofrece el cáliz para su consumación, inspirado probablemente en un lienzo de Lorenzo de Ávila que se conserva en el Monasterio de Sancti Spiritus de la ciudad. Procedente de la desaparecida cofradía de la Vera Cruz, es propiedad de la parroquia de Santo Tomás Cantuariense.

Toro Cofrade Semana Santa ‘14

33


Restaurado en 2009, por el Centro de Restauración de Simancas, costeada la misma por la Junta Pro Semana Santa de Toro y la Cofradía, y cuya ejecución dejó al descubierto su oculta policromía de siglos, eliminando los feos repintes que tenía la imagen.

› Cateado de la superficie para valorar, junto con la información aportada por el laboratorio, la cantidad, calidad y posibilidad de eliminación del repolicromado.

Algunos de los añadidos son el cáliz de Ángel, que no original, si no una pieza realizada a torno y con moldura decorativa de pasta resina, que se sujetaba en la mano de la figura con un tornillo de metal. La cruz de madera se sostenía con una goma alrededor de la mano del Ángel y sustituye a una anterior que posiblemente también fue añadida en el siglo XX. La disposición del Ángel sobre el pedestal ha sido readaptada a lo largo de los años para encajar la pieza y evitar su movimiento, se añadieron dos piezas de forma de pino clavadas con puntas, que por el uso y presión estaban deterioradas y ahora han sido eliminadas de la imagen procesional.

› Asentado de policromías.

› Eliminación del repolicromado en todas las zonas donde era posible.

› Limpieza de la policromía recuperada, eliminando restos de barnices, suciedad, etc. › Consolidación y ajuste de carpintería de elementos desanclados, inestables y/o desajustados. › Reintegración de la policromía, previo estucado de las lagunas que así lo precisasen. Se optó por la elaboración de bases de color (ajustadas al tono original), fundiendo los recortes de lagunas para evitar interferencias visuales. Se han empleado colores estables, reversibles y técnicas que permiten la visualización de las zonas originales distinguiéndolas de las zonas reintegradas. › B arnizado general de las tallas, con dos finalidades, avivar los colores del paso, y principalmente actuar como capa de protección frente a agentes externos. › S ustitución de los antiguos anclajes y elaboración de unos nuevos para el ajuste de las tallas, de modo que el posible montaje y desmontaje de las tallas no altere la policromía.

Estado antiguo de la imagen

Estado actual de la imagen

›M  ontaje final del conjunto en su mesa.

Desfila sobre mesa sencilla “tipo rectangular” de la escuela taller de la ciudad, portada a hombros por andas de hierro; actualmente lo portan 16 cargadores y es adornado cada Miércoles Santo por ramas naturales de olivo, que le dan un movimiento naturalista en la procesión de la madrugada, en la que participa desde 1958.

Proceso de restauración: › Desmontaje de las piezas. › Desinfección del conjunto.

34

Toro Cofrade

Semana Santa ‘14

Estado antiguo

Estado en proceso

Estado actual de Restauración


El resultado de este proyecto está dedicado a todas aquellas personas que, de alguna forma, son parte de su culminación. Mi más sincero agradecimiento está dirigido hacia Roberto Castaño (párroco), José Manuel De La Fuente (presidente), Mariano Nieto (restaurador), quien con su ayuda desinteresada nos brindó información relevante, próxima, pero muy cercana a la realidad de nuestras necesidades. Sin olvidar a Ángel García, especialmente, por su gran apoyo.

<< Fotos de la Imagen restaurada, procesionando el Viernes Santo.

Toro Cofrade Semana Santa ‘14

35


La Música

en la Semana Santa Autor: David Rivas Domínguez

Una marcha procesional es la música utilizada para acompañar los desfiles procesionales. Es un género musical que debe contar con unos requisitos de estructura y estilo. La estructura hace referencia a la forma musical conocida como marcha, la cual consta de tema, desarrollo, trío y reexposición del tema, pudiendo en ocasiones contar con una introducción y una coda. El estilo queda fijado por el compás, el ritmo, el tempo y la adaptación al acto para el que ha sido concebida, la procesión.

bajo la corriente del Romanticismo. Es en esta época, y debido al escaso repertorio al que tuvieron que enfrentarse las primeras bandas de música, cuando se van a adaptar un sinfín de composiciones clásicas, las cuales serían interpretadas durante las procesiones de Semana Santa. Este es el caso, por ejemplo, del “Segundo movimiento de la Tercera Sinfonía” de Beethoven, la “Marcha fúnebre” de Chopin, la marcha fúnebre de “Sigfrido” de Wagner, el “Adiós a la vida” de “Tosca” de Puccini o la marcha “Juana de Arco” de Gounod. Muchas de estas composiciones se siguen interpretando hoy en día.

La marcha procesional goza de gran popularidad en España y en otros países como Italia y Guatemala, y conforma un porcentaje elevado de los repertorios de las bandas de música.

Aunque aún hoy queda mucho por investigar, se considera a José Gabaldá Bel, director de la Banda de la Guardia Real de Madrid, uno de los primeros autores del citado género con piezas como “El llanto” o “Soledad”. Entre los años 1874 y 1885 vendrían obras de autores andaluces, como Rafael Cebreros, Eduardo López Juarranz con “¡Piedad!” o “Pobre Carmen” y Eduardo Lucena con “Un recuerdo”.

Las marchas procesionales enraízan en la segunda mitad del siglo XIX y lo hacen bajo el concepto de marchas fúnebres albergadas

36

Pero muy pronto comenzarían a aparecer las primeras marchas fúnebres compuestas específicamente para cofradías y hermandades.

Toro Cofrade

Semana Santa ‘14

La década de los 90 será especialmente prolífica y saldrán a la palestra autores que compondrán música original para las procesiones de Semana Santa. Tal es el caso de Ramón González, Vicente Victoria, Camilo Pérez Montllor o José Font. En esta época, muchas marchas empezarían a introducir melodías que se pueden denominar alegres dentro del patetismo propio de la marcha fúnebre. Habrá que esperar a los inicios del siglo XX para ver como este género comienza a desarrollarse, adquiriendo personalidad propia, y haciendo que las bandas militares se constituyan como referente en este estilo musical. Los años 20 serían testigos de la aparición de la revista musical “Harmonía”, fundada por el compositor Mariano San Miguel, autor de dos aportaciones al género de notable calidad, “El héroe muerto” de 1919 y “Mektub” de 1925, muy interpretada hoy en día en toda España. A su revista acudirían a enriquecer sus repertorios las bandas, surtiéndose de piezas famosas pero también desconocidas.


En el primer tercio del siglo XX se produce un hecho verdaderamente curioso, la aparición de las primeras marchas para bandas de cornetas y tambores. La primera banda de este tipo de la que tenemos documentos es la perteneciente al Real Cuerpo de Bomberos de Málaga bajo la batuta de Alberto Escámez, con aportaciones al género como “Virgen del Rocío” o “Cristo del Amor”. El género de la marcha fúnebre seguirá avanzando y tendremos nombres que se convertirán en verdaderos referentes para generaciones venideras. Destacarán Manuel Font de Anta con “Amarguras” o “Soleá dame la mano”, Manuel López Farfán con “Pasan los Campanilleros”, Gerónimo Oliver con “Marcha lenta” o Ramón Roig con “Primera caída”. La crisis que conlleva la Guerra Civil española también se hace presente en todo lo que concierne a las cofradías, afectando, lógicamente, a la música procesional. Muchos compositores pasarán por malos momentos, muchas bandas subsistirán de forma muy precaria y algunas cofradías dejarán de procesionar. Con la postguerra, poco a poco se vuelve a la normalidad. Aparecerán músicos que lograrán superar el difícil momento y dedicarán a las imágenes sagradas sus melodías, como Manuel Borrego, Pedro Gámez, Jaime Texidor o Emilio Cebrián. Este último destaca con las composiciones más interpretadas en España, “Nuestro Padre Jesús” y “Cristo de la sangre”, ambas de los años 40.

En años futuros, otros nombres irán saliendo a la palestra, conformando lo que se ha dado en llamar la Edad de Oro de la marcha procesional. Destaca Ricardo Dorado, considerado como la figura más importante en cuanto a música para banda militar se refiere. Sus obras, verdaderas obras maestras, datan de los años 60 y 70. No hay banda que se precie que no interprete música procesional de dicho autor. Entre sus títulos, destacan con especial fuerza “Cordero de Dios”, “Getsemaní” y “Mater Mea”, todo un himno en las Semanas Santas de Zamora y Toro. En los años 70, serán las cuadrillas de hermanos costaleros, surgidas en Sevilla, las que impondrán un repertorio adecuado a las bandas de música. Se trataba de elegir un repertorio que favoreciera el ritmo y el paso del costalero. Ahora, la música queda supeditada al paso, llegándose al punto de que los compositores se ven obligados a componer para el costalero, quedando en segundo plano criterios estrictamente musicales. Con el paso del tiempo, se podría afirmar que en la actualidad tenemos dos estilos diferentes de marchas. Las que siguen el estilo de Farfán, más alegre, y las marchas fúnebres propiamente dichas. En el primero de ellos destaca Abel Moreno, prolífico compositor, con obras como “Macarena”, “Cristo de la Agonía” o “La Madrugá”. En el segundo, tendremos compositores más asentados hacia el centro y norte de la Península.

De un lado, aquellos que quieren componer están abocados a innovar, encontrándose no pocas veces con la oposición de los intereses y las modas. Del otro lado están aquellos que fabrican música siguiendo los cánones preestablecidos, adaptándose a los moldes que marca la industria. También hay que destacar el movimiento historicista que pretende dignificar la esencia de autores como López Farfán, Gámez Laserna o Braña. Lo que está claro es que cada Semana Santa va tratando de conformar un repertorio propio y que, cada vez más, se hace necesaria la composición de marchas procesionales, pues las cofradías, en su afán de renovarse, van dejando de lado algunas marchas de épocas pasadas mientras incorporan composiciones de nueva creación. Evidentemente, es imposible citar aquí a todos los autores y marchas compuestas hasta la fecha, pero creo que es interesante tener una visión global de los inicios del género y su evolución hasta nuestros días. Disfrutemos, por tanto, de la música que tan bien acompaña y dignifica nuestros desfiles procesionales. Buena Semana Santa para todos.

Por último, hoy en día, los compositores se encuentran en una complicada situación.

Toro Cofrade Semana Santa ‘14

37


La Cruz de Malta Autor: Mario González

Oh, Miércoles de Tinieblas, oh, mi Jesús Yacente, míranos por un momento mientras te haces el dormido… en esta noche, en la que nos acercamos a tus plantas. Somos nosotros tus hermanos, tus cofrades los que hemos jurado silencio… que nos reunimos como cada año para adorar tus llagas en este vetusto templo, en esta colegiata que se queda pequeña para albergar tanta devoción. Somos tus devotos los que te hemos seguido en este silencioso vía crucis por estas calles pobres, antiguas y estrechas en esta noche de Miércoles de Tinieblas. Somos nosotros, los que vamos siguiendo tu cruz, tu Santa Cruz, esa cruz que parece que tanto molesta a algunos y que tanto queremos y adoramos otros. Esa cruz, tu lecho, símbolo de la victoria y que llevamos impresa en nuestro pecho, esta

38

cruz de malta, una cruz con historia y llena de simbolismo. Una cruz de cuatro brazos iguales que representan los cuatro evangelios y que se unen en un mismo punto, que es Cristo. Una cruz de color rojo como la sangre de tus llagas y con ocho puntas que simbolizan las ocho bienaventuranzas… Porque los pobres de espíritu heredarán el cielo. Los mansos tendrán la tierra. Los que lloran serán consolados. Los hambrientos se saciarán. Los misericordiosos tendrán misericordia. Los limpios de corazón verán a Dios. Los pacíficos serán llamados hijos tuyos. Y los perseguidos y calumniados por ti estarán contigo en tu reino santo. Haz, Señor, que nuestras almas tengan hambre de ti… Oh, Jesús, pan nuestro de cada día,

Toro Cofrade

Semana Santa ‘14

permítenos adorar hoy y siempre tus cinco llagas, tú que contienes todo el deleite, haz que tengamos necesidad de ti; que en esta silenciosa noche te busquemos y te hallemos, que a ti recurramos y a ti lleguemos, que en ti pensemos y de ti siempre hablemos, que tú solo seas siempre nuestra esperanza, confianza y riqueza; nuestro gozo, nuestro descanso y tranquilidad; nuestra paz, nuestro perfume y dulzura, nuestro alimento, nuestro refugio y nuestra salvación…y podamos decirte hoy y siempre… “Oh mi Dios Crucificado, Oh mi Cristo del dolor haz que siempre yo te adore, y haz que amemos tu pasión…”

Mario González.


Toro Cofrade Semana Santa â&#x20AC;&#x2DC;14

39


c Hazte socio 40

Toro Cofrade

Semana Santa â&#x20AC;&#x2DC;14


La Semana Santa vivida en el

Real Convento de Sta Clara MM. Clarisas de Toro Como toda la Iglesia preparamos la Semana Santa con el tiempo de la Cuaresma. Un tiempo en el que practicamos ayuno y abstinencia todos los días, e intensificamos los tiempos de oración personal y comunitaria… el rezo del Vía Crucis; el reconocimiento en público, delante de las hermanas, de los pecados; comer de pie o en el suelo como señal de penitencia… herramientas todas ellas que nos ayudan a poner nuestro ser en presencia de Dios y a reconocer que sólo cuando le dejamos que habite en nuestro corazón nuestra vida tiene pleno sentido. La novena del Santo Ecce Homo constituye otro momento importante en nuestra vida comunitaria. Los horarios de vida durante la semana de Pasión son completos y abarcan toda la jornada. Nos levantamos a las 6:00 de la mañana y vamos al coro para, en silencio, rezar el Ángelus y los Laudes. Seguidamente, en una hora de oración personal, ponemos nuestra vida en las manos de Dios y elevamos la súplica de la Iglesia que ora ante Dios nuestro Padre. Los rostros concretos de multitud de hombres y mujeres que piden nuestra oración, son puestos ante el Señor por las hermanas, ejerciendo así nuestra maternidad espiritual.

Después de desayunar cada hermana acude a realizar las tareas encomendadas en el Convento: la limpieza, el adorno de la iglesia, la lavandería, la enfermería, la atención al torno, la cocina… Decía san Pablo que el que no trabaje que no coma. Nosotras trabajamos para ganarnos con nuestras manos el pan de cada día y poder auxiliar a nuestros hermanos pobres. A las 12:15 de nuevo acudimos al coro para rezar la Corona Franciscana, y hacer examen de conciencia. Después de comer y rezar la estación al Santísimo tenemos un tiempo de recreo y de descanso en silencio riguroso. De nuevo el rezo de las horas nos congrega en el coro para alabar al Señor con nuestras voces, y así tomar fuerzas para el trabajo. La actividad manual concluye a las siete. A esa hora la campana nos congrega para el rezo de vísperas, seguido de la Eucaristía. A las nueve de la noche cenamos, también en silencio, y después de un tiempo de recreo, culminamos la jornada en el coro, rezando las Completas. A las 10:30, es tiempo de descanso y silencio riguroso.

Toro Cofrade Semana Santa ‘14

41


Durante los días del Triduo Pascual los horarios se ven trastocados por las diferentes actividades que realizamos. El Jueves Santo terminamos de ultimar los preparativos del Monumento, donde después de la celebración de la misa de la Cena del Señor, quedará reservado el Santísimo. Ya por la tarde, la comunidad en pleno hace oración ante el Señor, oración que se prolongará durante toda la noche. Cristo ese día nos habló del amor fraterno y nosotras nos pedimos perdón unas a otras por las ofensas que nos hemos infligido. Cristo lavó los pies a sus discípulos, la Abadesa lava los pies a las hermanas. El Viernes Santo continuamos con la oración ante el Señor, y un sacerdote nos bendice el pan que las hermanas comeremos en ese día. Reunidas en el refectorio, se lee la Pasión, la Abadesa reparte el pan, y se come en el suelo, como signo de penitencia. Por la tarde la comunidad espera el regreso de la imagen del Santo Ecce Homo, que es devuelto al Convento por los Abades de la Cofradía de Jesús y Ánimas. Tras la celebración de los Santos Oficios, la comunidad en pleno prepara la iglesia para la celebración de la Pascua, trabajos éstos que se prolongan durante la mañana del Sábado.

42

Toro Cofrade

Semana Santa ‘14

Este día de Sábado Santo, María en su misterio de Dolor y Soledad, centra nuestra jornada. Acompañamos con nuestra oración a la Madre que ha entregado a su Hijo, el fruto de sus entrañas, para la salvación del mundo. Por la noche la luz y la vida inundan toda la Iglesia y a nuestra comunidad. Cristo está vivo y ha resucitado. La Vigilia Pascual, celebrada solemnemente, alegra nuestro corazón. La Vida ha vencido a la muerte, el Amor ha vencido al odio, la Paz ganó la batalla a la guerra. La alegría de la Resurrección se muestra en la comunidad en el Domingo de un modo muy sencillo. Las monjas madrugan para acudir al coro. La primera que llega es la Magdalena, que ha descubierto la tumba vacía. Ella, como la santa mujer, anuncia a las hermanas la buena nueva. En ese día, la alegría marca toda la jornada. La comida especial, el recreo prolongado, el bullicio de los comentarios de las hermanas… Todo nos recuerda lo especialmente alegre que está el mundo. Cristo, nuestro esposo, está vivo y su vida se manifiesta en nuestra alegría. M.M. Clarisas de Toro


Apasionada devoción

La Junta Pro Semana Santa concede la distinción de “Cofrade de Honor” a la Policía Local, Antonio Hernández Bárcena, Mari Ángeles López Holguín y María Teresa Vázquez Ucero Autora: Mª Jesús Cachazo

Reúnen los méritos necesarios para recibir la distinción que, cada año, concede la Junta Pro Semana Santa a toresanos o instituciones que han contribuido, de forma altruista y por pura devoción, a ensalzar una celebración que viven y sienten muy dentro.

Policia Local >>

La plantilla de la Policía Local, Antonio Hernández Bárcena, María de los Ángeles López Holguín y María Teresa Vázquez Ucero, recibirán este año estos sencillos, pero emotivos reconocimientos, después de la Misa Mayor que se celebrará en La Colegiata el Domingo de Resurrección. El presidente de la Junta Pro Semana Santa, Ángel García, recordó que los nombramientos de “Cofrade de honor” se realizan tras valorar las propuestas de las seis hermandades de la ciudad y que, con esta distinción, se pretende reconocer el trabajo y el esfuerzo de los elegidos.

recibirá este año esta importante distinción por su aportación a la hermandad, de la que forma parte desde hace muchos años y a la que ha aportado experiencia y un trabajo en la sombra.

A propuesta de la cofradía del Santo Sepulcro y la Soledad, Antonio Hernández Bárcena,

Además de ser cofrade de la Asociación del Santo Sepulcro y la Soledad, Mari Ángeles

López Holguín, también desempeñó durante siete años el cargo de secretaria de la Junta Pro Semana Santa, entidad en la que realizó una labor callada pero muy importante para ensalzar la Pasión. Su distinción como “Cofrade de honor” fue propuesta por la Asociación Damas de la Soledad tras valorar su trabajo

Toro Cofrade Semana Santa ‘14

43


Mª Ángeles López >>

en los inicios de la Junta Pro Semana Santa. López es cofrade de la Asociación del Santo Sepulcro y La Soledad, de la Asociación Virgen de los Dolores y de las Damas de la Soledad. María Teresa Vázquez Ucero, es una mujer luchadora que desde siempre ha sentido una especial devoción por la Virgen de los Dolores, a la que lleva en su corazón. Precisamente, su nombramiento como “Cofrade de honor” fue propuesto por la Asociación Virgen de los Dolores, que ha querido reconocer el incansable trabajo, siempre desde un segundo plano, de esta toresana en el seno de esta cofradía. Este año, y a propuesta de la cofradía de Jesús Nazareno y Ánimas de la Campanilla,

44

Antonio Hernández >>

la plantilla de la Policía Local, recibirá esta importante distinción por estar siempre dispuesta a colaborar con la Junta Pro Semana Santa. Y es que durante la celebración de la Pasión, los agentes se encargan de garantizar la seguridad de los ciudadanos y de los cofrades, aunque también aportan una belleza estética añadida a los pasos a los que escoltan y acompañan durante los desfiles. En este punto, García recordó que, hace años, cumplió la “promesa” realizada a la Policía Local, entidad que le había solicitado la adquisición de unos sables que son portados por los agentes durante los desfiles procesionales de Semana Santa y en la fiesta

Toro Cofrade

Semana Santa ‘14

Teresa Vázquez >>

de su patrón, el Santo Ángel de la Guarda. El compromiso fue una realidad cuando, a finales del 2007, la Pasión toresana fue declarada Fiesta de Interés Turístico Regional y la Junta Pro Semana Santa adquirió estos sables que, aunque son propiedad de la entidad, son custodiados por la Policía Local. Los cuatro “Cofrades de honor” recibirán una placa conmemorativa que servirá para que recuerden su inestimable labor y su gran aportación a la Semana Santa. Y es que, han dedicado parte de su vida a conseguir que la Pasión toresana haya podido alcanzar el reconocimiento que merece por sus “singularidades” y por la belleza de sus imágenes y desfiles procesionales.


Toro Cofrade Semana Santa â&#x20AC;&#x2DC;14

45


Ser abad,

ser cofrade y ser presbítero Autor: José Manuel Rubio Maldonado

Me duele tener que realizar un artículo ante el cual puede que muchos piensen: ¿Nos puede dar lecciones sobre ser cofrade y lo que es la Semana, el que este año es Abad y no ha estado presente en la mayoría de los actos por estar en Madrid…? Quizá la respuesta más acertada que me lleva a escribir éste artículo, no es solamente la sugerencia por hermanos cofrades, sino lo que es más real y objetivo: llevar a pesar de la distancia (Madrid, Getafe, Zamora,…) y circunstancias nunca imaginadas (ser presbítero con cargas peculiares), a mis hermanos cofrades desde al abad al diputado y todos los que no están en junta muy dentro de mí.

Semana Santa y “paso a paso, caminando, bajo el peso de la cruz, paso a paso hacia el Calvario va Jesús”. Porque Semana Santa es sencillamente una forma de recordar y revivir los momentos culminantes de la vida de Jesús de Nazaret recorriendo el camino que le llevó a la Cruz para llegar después hasta la Luz: su Resurrección.

Por ello es Semana Santa y por las ciudades y pueblos de España avanzan las procesiones entre cirios encendidos y acompasado son de tambores. Es Semana Santa y cada cofradía saca solemnemente a sus Cristos dolientes o yacentes, a sus Vírgenes dolorosas y enlutadas.

El Nazareno con el Cirineo se ha transformado con el tiempo en un muro de las lamentaciones. Hasta Él llegan cada viernes a cumplir sus promesas y a pedir, dejando papeles con nombres, enfermos, intenciones, sueños incumplidos y amores imposibles. Como si al Señor le hiciera falta el papel cuando nuestros

46

Seguir o recordar la Semana Santa ha de servir para saber que la Historia se repite. Y que hacen falta redentores a la vez que sobran oportunistas; que escasea gente que eche una mano y abundan los mirones. Es Semana Santa y al final del dolor está la alegría de la Pascua de Resurrección. Y la vida sigue. Pero nunca debiera seguir igual si la Semana Santa nos lleva a pensar un poco en su verdadero sentido.

Toro Cofrade

Semana Santa ‘14

nombres los lleva escritos en la palma de su mano. Sólo Él consuela, lo saben sus vecinos, sus devotos, sus esclavos. No se ha ido de este mundo para desentenderse de nuestras penas, no se ha escondido ni tapado sus ojos. Nuestro Jesús está en los corazones de todo aquel que le reza, de todo aquel que le mira, de esas mujeres con velas que lo siguen cada año para cumplir sus promesas. Y Él está con los que sufren, con los que tienen tristeza, con los que están agobiados y también con los que enferman, y en todo el que le acompaña. Lejos de perjuicios, dan el valor de sencillez a todo lo que pasa ante sus Ojos. El futuro de la tradición está en sus manos. Con el comienzo de la Semana Santa, se renueva una ilusión. Todo cofrade está condenado a acordarse de otros tiempos. Y todos los años están condenados a convertirse en pasado. Es la penitencia de la memoria, la mayor de todas, el dejar de vivir lo que se ha vivido. Por eso, junto a las ilusiones, hay dolores. ¿Cuántos sentirán la tristeza de la primera vez que han dejado de salir de cofrades? ¿Cuántos se arrepentirán de no haber ido a su procesión, un año más? Y si no acudieron por la edad,


Santa y la memoria tome el camino más corto para herirnos. Limpiamos al Señor con un pañuelo blanco, con amoroso cuidado, y nos extraña que al pasar y repasar por el rostro de Cristo el pañuelo no sale manchado de sangre.

por la distancia, por la enfermedad, o por el alejamiento de su hermandad, ¿quién podría hurgar en los pensamientos de cada uno para saber de sus íntimas añoranzas? Cumplir con tu deber de cofrade, alentando, fomentando y esforzándonos por actualizar el espíritu religioso, y contribuir así, con tu pequeña aportación, a seguir escribiendo una historia que, eso sí, permanece indeleble con el paso de los años.

Porque la Semana Santa es en primer lugar, y esto no podemos olvidarlo, una manifestación religiosa en la cual celebramos, ante los ojos de nuestra fe, la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo, Hijo de Dios. Y tampoco podemos olvidar que esta forma de concebir la religiosidad, aun siendo complementaria de la práctica oficial de la Iglesia Católica, es casi unánime en nuestra tierra, y que no se contrapone en absoluto con ninguno de los preceptos que el Señor transmitió al hombre. Hecha esta reflexión que, tarde o temprano surge en las inquietudes de cualquier cofrade,

me gustaría animar a todos a intentar recuperar algunos de los aspectos más tradicionales de nuestra Semana Santa que han desaparecido o se encuentran en trance de hacerlo; porque las tradiciones son las señas de identidad de un pueblo y si se pierden, éste pierde su personalidad y su carácter. Otra bien distinta es la Semana Santa de hoy, la que nos toca vivir en este momento. No quería finalizar sin esta pequeña dimensión, sin mencionar tres dimensiones de nuestra celebración cristiana, tres dimensiones paralelas, inseparables en la concepción, en la imagen de un buen cofrade, indistintamente del cargo que desempeñes y siempre necesitada de un presbítero: Semana Santa en la Iglesia, Semana Santa en la calle, Semana Santa en el interior de cada uno….

José Manuel Rubio Maldonado

Hay muchas formas de entender la Semana Santa. Hay una Semana Santa que se disfruta, y otra que se nos fue y nos duele en el corazón. Es el dolor de las cosas perdidas, la añoranza de un tiempo en el que tocamos la felicidad con la punta de los dedos y sentimos caducidad de las cosas terrenas, incluso cuando se asemejan a la eternidad. A ese padre, a ese ser querido, a ese amigo que ya no está vestido de cofrade, lo recordaremos siempre cuando llegue la Semana

Toro Cofrade Semana Santa ‘14

47


Homenaje a mi padre Autora: Natividad de la Torre de la Fuente

Lágrimas del corazón

48

Lágrimas del corazón, Aunque de los ojos salen, Resbalan por las mejillas, De mi cara que es tu carne.

San lsidro Labrador Ha parado ya su arado, Los bueyes no tiran de él Sus Ángeles te custodiaron.

Te marchaste hace unos días, En marzo el día del Ángel, Se te durmió el corazón, Corazón bueno de padre.

Ahora en Semana Santa Ese Cristo del Amparo, Cuando pase por tu puerta Te seguirá recordando.

Se despidieron de ti Tus familiares... mi madre. Te rodearon insignias, Tus hermanos los cofrades, Y cuando llegaste arriba San Antón te está esperando, Muy cerca en la lglesia de Arbas Con su vara y su marrano.

Y Jesús el Nazareno Cuando esté procesionando Se acordará que un día Su Cruz le fuiste llevando.

Toro Cofrade

Semana Santa ‘14

Y mi madre en soledad En casa queda rezando, Recordando los momentos De buen Cofrade y Hermano.


Velas de Pasión Semana de primavera, Es semana de Pasión, Traslados de procesiones, Hay luto en mi corazón.

Faroles que alumbran, Lágrimas, suspiros, Sudores, cansancio, Hombros doloridos.

Hermanos de cofradías Unidos hoy por el dolor, Gentes que vienen de lejos A vivir la tradición.

Cirineos y sayones Te torturan te maltratan, Te hacen cargar con la Cruz, Esa cruz donde te clavan.

Ese silencio que rompe La corneta en mi ventana, Esas túnicas que asoman De los baúles y arcas.

Tú miras, Señor, al Cielo Y le imploras a tu Padre, * Pidiéndole en tu delirio Y queriendo perdonarles, Son todos tus hermanos Y no saben lo que hacen.

Túnicas moradas, oscuras mantillas, Negros capuchones, velas encendidas. Esas velas que se encienden, Esos clavos que se clavan, Esa corona de espinas, El dolor me llega al alma.

D. Pedro de la Torre, recientemente fallecido, junto a su esposa Angelines.

Vírgenes de luto, Madres de dolor, Cruces solitarias, Fervor y pasión.

Toro Cofrade Semana Santa ‘14

49


Nocte poenitentiae Autora: Rocío García Carrasco

Es noche cerrada. Noche lóbrega y silenciosa. De vez en cuando soplan ráfagas de viento que dispersan los oscuros nubarrones y nos permiten ver la palidez de la primera luna llena de la primavera. Es noche de Miércoles Santo. Noche cargada de fragancias nuevas que anuncian cambios; como los que mudan los aromas que flotan en el aire justo antes de que comience a caer incesantemente la lluvia. Angustia. Turbación. Silencio. Poco queda ya de esperanza. Son horas difíciles, duras, tristes, y hay que permanecer firmes en el corazón. Bajo el ahora falto y escaso bullicio en el Paseo del Espolón el tiempo parece permanecer en compás de espera. Aguarda también el Duero, con un tenue murmullo, acariciando los viejos y desgastados sillares del desafiante puente románico que conduce hasta la ciudad. Noche de reflexión, de silencio, de meditación. Esta noche el Cristo de la Expiración se encamina entre los viejos edificios toresanos en su Vía Crucis Penitencial. Se dirige yerto

50

tras el tormento infligido, sintiendo el rigor de la noche en su mellado cuerpo, hacia el antiguo y sinuoso trazado de estrechas calles: la Merced, Pajarinas, El Puerto de la Magdalena, Tablarredonda, Perezal… y así hasta poner rumbo hacia la Colegiata, donde se volverán, a escuchar las voces de los hermanos al unísono, entonando el canto de Las Cinco Llagas. Dolor, agotamiento, fatiga… esta noche se personifican en Él. Es noche de Miércoles Santo y no hay posibilidad de desligar el sentimiento de la escena. Está exhausto, sin fuerzas, a punto de desfallecer… parece tan humano que se confunde y se convierte en un vecino más. El Dios hecho carne, el Hijo del hombre clavado en un madero que toma el último aliento antes de expirar. Su mirada se eleva al cielo sabiendo que todo está cumplido. Procesiona erigido sobre una sobria mesa de madera, con algunos cardos secos por todo exorno floral. ¿Acaso necesita relumbrones y oropeles para inspirar compasión o mayor fervor? Es conducido a hombros, suavemente mecido con cariño, e incluso con ternura, por los hermanos y por cuantos lo acompañan hasta el final del deambular por la ciudad de las

Toro Cofrade

Semana Santa ‘14

Leyes. Todo un pueblo cargado de historia que enmudece al contemplar absorto, en cada rincón, el silencioso y austero cortejo. No hay alboroto esta noche en las calles. Impera el silencio casi rotundo, roto a intervalos por el eco de tambores destemplados, la trompeta y una campana que tañe en la distancia, y que osan interrumpir la quietud en mitad de la noche. Sonidos éstos, que son los encargados de anunciar la proximidad del fúnebre acompañamiento. Es el Cristo de los que sufren, de los que anhelan esperanza, justicia y salvación; y se aproxima a ellos. Es el Cristo de la Expiración, y se detiene a orar con ellos, junto a ellos. Sigue avanzando con paso firme, plaza de los Cubos, Perezal… se percibe el quejido de la madera en la cercanía. Comienzan a escucharse más vivamente los murmullos a medida que se encamina hacia la Glorieta. Algunas respiraciones se contienen en la oscuridad de la noche, mientras quieren brotar imperceptibles en los labios las viejas oraciones aprendidas siendo aún niños. Pasa tan cerca arropado entre los suyos que parece sentirse cobijado por ellos. Lejos queda el tormento. Marcha entre centenares de hachones que portan los cofrades, desafiando la tenebrosidad


de las calles y el rigor de la madrugada; le acompañan en su camino, en su martirio. Parece que fue hace un momento tan sólo cuando se produjo el juramento de silencio frente a las puertas de la Iglesia del Santo Sepulcro. De nuevo frente a ella, afrontan la última estación y continúan dispuestos a encarar el tramo final antes de alcanzar la Colegiata. Allí muchos son los fieles que esperan dentro, sin importar el frío, el cansancio o el paso de las horas… el canto de Las Cinco Llagas, la adoración del Yacente…

Es un pueblo que conserva cada primavera la tradición y el respeto por sus costumbres, nuestras costumbres. Atrás han quedado los temores, las dudas y las vacilaciones; es el final del recorrido… Momento para tomar las sopas de ajo y calentar el cuerpo… Es la Procesión del Silencio, como algunos la llaman y popularmente es conocida. Es consuelo. Es perdón. Es alivio. Es el Santísimo Cristo de la Expiración. Es mi Cristo, y el de todos sus fieles cofrades.

Madre Autora: Marisol Cámara De Dolores hoy tu alma desfallece por el hijo que lloras, maltratado, como tu corazón, atravesado por un puñal que una Cruz parece. Cuando el anunciado día amanece en Soledad te despide tu hijo amado, y en tu manto de lágrimas bordado el silencio te envuelve y te estremece. Ya bajado de la Cruz, tras su muerte, con Piedad clamas un triste lamento; meciendo en tu regazo su cuerpo inerte ofrecerías por su vida tu aliento. Pero la Luz resurge, y tu tormento el domingo en sonrisa se convierte.

Toro Cofrade Semana Santa ‘14

51


C Ya huele a primavera con el Duero recrecido. Toro despierta a la Pasión y a la vida, ensancha sus calles, abre la puerta de sus iglesias y recupera en la memoria colectiva los viejos ritos según la memoria de los mayores, ésos que sobrevivieron al fuego y a los siglos, ésos que transforman a la ciudad en los días santos.

Autora: Ana Pedrero Y vendrán los niños con las palmas y después vestirán sus primeros hábitos y se unirán unos días con otros; días sin tiempo y sin memoria, como si no fuera verdad que el Dios vivo viene a morir a Toro abrazando desde la Cruz a quienes lo contemplan desde las aceras. Vendrán las mujeres de luto y los hombres bajo el caperuz, Cristo Nazareno, las noches de luna llena, la silueta del Crucificado contra las fachadas, el vientre generoso de la Madre, el silencio jurado, la petición de limosna por las calles en los viejos cuencos de catar el vino.

Toro prepara sus pasos, desvela los secretos de la clausura, viste a sus Vírgenes y desciende de los altares a sus Cristos para sacarlos a las calles en hombros y honrarlos según la fe popular, a cielo abierto, este cielo toresano que se hace infinito al pie de la Vega, junto a la piedra, sobre el agua.

Vendrá la primavera con olor a cirios y flores, a penitencias y promesas, a emociones renovadas cuando se abren los templos y los toresanos arropan a sus imágenes de devoción, las mismas ante las que rezaron sus padres y sus abuelos.

Ya huele a primavera y la ciudad se despereza de su letargo, se pone en pie sobre su Historia y reinventa la Pasión de Cristo entre el Arco del Reloj y la Colegiata, desde Santa Catalina hasta el corazón, donde sólo la verdad habita, donde no es posible la mentira.

Vendrán los días mágicos de procesiones y solemnidades, los oficios y los ritos, el olor a bacalao y pimentón en la cocina, la madrugada mágica del Viernes Santo, cuando la ciudad se levanta convocada por la trompeta y el tambor y sigue soñando con los ojos

52

Toro Cofrade

Semana Santa ‘14

abiertos, perpetuando una tradición de siglos, afianzando el futuro para quienes se asoman a la vida aún sorprendidos por la luz y la palabra, aferrados a la mano de sus padres, afianzando el milagro de la sangre, que es como el vino, que mana de la tierra. Toro se dispone a vivir una nueva Semana Santa. Ya huele a primavera y viene el Duero recrecido. Ya se ensanchan sus calles y abren las puertas sus iglesias porque se acerca el tiempo santo, el evangelio invisible, el milagro que cada año escriben sus gentes reviviendo la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo según la contaron las voces antiguas que aún dictan sus nombres por el aire. Ya estamos, ya es. Toro se aferra a la Cruz, muere y resucita con Cristo. Y es entonces, aquí, cuando la primavera se hace cierta y proclama la vida en pie sobre el mundo.

(Gracias, Ángel; gracias, José Manuel, por vuestro trabajo y por vuestra amistad)


Ilusión y esfuerzo a lo largo de 12 años

Parece que fue ayer y ya va a hacer 12 años que tomé las riendas de la Junta Pro-Semana Santa de Toro. Tenía ilusión, muchas ganas de trabajar y un gran equipo de trabajo. Durante este tiempo se ha trabajado duro, junto con mis compañeros de la Junta Directiva. Lo podéis comprobar, nada más tomar posesión de mi cargo os comunicaba a cofrades, asociados de las distintas Cofradías y a todos los toresanos que asumía el cargo con mucha ilusión, responsabilidad y ganas de trabajar. Podéis comprobar cómo ha evolucionado la Semana Santa de nuestra ciudad durante este periodo de tiempo. - Creamos e impulsamos los Concursos de Dibujo y Pintura para los Centros Escolares. - Exposiciones de Pintura realizadas por pintores toresanos sobre nuestra Semana Santa. - Creación del Pórtico Musical de la Semana Santa, en el cual han participado prestigiosas Corales, Coros, Bandas de Música, Soprano, Pianista, Agrupación Musical de Pulso y Púa de nuestra ciudad, habiéndose consolidado con una gran participación de público. - Concursos Fotográficos en los que se elige el Cartel Anunciador de la Semana Santa. - Exposiciones de Fotografía e Indumentarias de la Semana Santa toresana. - Anuncios en televisión y emisoras de radio a nivel de Castilla y León, con el fin de promocionar la Semana Santa de Toro. - Edición de la Revista Toro-Cofrade.

-D  eclaración de Fiesta de Interés Turístico Regional de nuestra querida Semana Santa. - C ompra de sables propiedad de la Junta Pro Semana Santa y entregados a la Policía Local para escoltar a su patrón “El Ángel” y pasos de Semana Santa. -M  esa Procesional del Cristo de la Expiración de la Asociación del Santísimo Sepulcro y la Soledad. - Insignias de Plata de la Cofradía de la Vera Cruz de Tagarabuena. - B ordado de Tul y Mandil de la Virgen de los Dolores. - R estauración del Cabildo de la iglesia de Santa María de Roncesvalles y Santa Catalina. - P ago de parte de los Faroles a la Real Cofradía del Santísimo Cristo del Amparo. -O  rganización de un Festival Benéfico Taurino para obtener fondos y así poder pagar la mitad de la Restauración del Paso de la Oración del Huerto de los Olivos. - R estauración del paso anteriormente mencionado en un convenio de Restauración con la Junta de Castilla y León, en la que esta institución paga el 50% de la Restauración del Paso. -D  istinción de Cofrades con el titulo de “Cofrade de Honor”. - A poyo y Ayuda a todas las Cofradías y Asociaciones en el pago de una Banda de Música, Reparto de la Revista y Programa Oficial a los domicilios de los cofrades, asociados de la distintas hermandades, pago de cartelera, boletines internos, megafonía, postales, lampadario Damas de la Soledad, compra de la tela y el material para que las cofradías hicieran su repostero para ser colgados en la balconada de nuestro Ayuntamiento durante los días de la Pasión.

- Realización junto a las Parroquias de Toro de Jornadas Bíblicas, Exposición Bíblica, charlas cuaresmales. - Donativo a los Salones Parroquiales de San Julián, Parroquias de Toro, ONGS. Después de detallaros el trabajo realizado durante estos años, creo que tanto yo como mis compañeros de la Junta Directiva durante estos años no os hemos defraudado. Antes de despedirme de todos ustedes, cofrades, asociados, de todas las cofradías de nuestra ciudad, permitidme unas palabras de agradecimiento a personas e instituciones que han colaborado con nosotros, bien como miembros de la Junta Pro Semana Santa de Toro o en representación de las distintas cofradías, o cofrades anónimos, hermanos, hermanas que siempre han estado dispuestos a aportar su granito de arena, comerciantes e industriales de Toro, Excmo. Ayuntamiento de Toro, Excma. Diputación de Zamora, Patronato de Turismo, Junta de Castilla y León, y mis últimas palabras de este artículo de despedida a los que han sido Párrocos de Toro, Timoteo, Luismi, Toño, Ángel y a los actuales José Luis y Roberto, que siempre han sido mi pañuelo de lágrimas. Con la confianza de que las personas que nos releven en el cargo, a mí y a mis compañeros, tengan la misma ilusión y ganas de trabajar que nosotros. Un millón de gracias a todos. Espero no haberos defraudado. Ángel García González Presidente de la Junta Pro-Semana Santa de Toro

Toro Cofrade Semana Santa ‘14

53


Horario de Actos Actos Religiosos Día

Cofradía

Acto

Lugar

Hora

22 Marzo

Madres Clarisas

Novena Ecce Homo

Convento MM. Clarisas

11:00 h. (Sáb. y Dom.) 20:00 h. (Lab.)

3 Abril

Asoc. Damas de los Dolores

Novena

S. Julián de los Caballeros

20:00 h.

5 Abril

Jesús y Ánimas

Vía Crucis y Besamanos

Santa Catalina

17:30 h.

6 Abril

Jesús y Ánimas

Fiesta Religiosa

Santa Catalina

10:00 h.

13 Abril

Asoc. Sto. Sepulcro y La Soledad

Bendición de Ramos

Iglesia de la Concepción

12:00 h.

14 Abril

Real Cofradía del Cristo del Amparo

Canto del Miserere

Sta. María de Arbás

22:00 h.

16 Abril

Asoc. Sto. Sepulcro y La Soledad

Canto de las Cinco Llagas

La Colegiata

24:00 h.

17 Abril

Jesús y Ánimas

Bendición de los Conqueros

Santa Catalina

12:00 h.

18 Abril

Jesús y Ánimas

Sermón del Mandato

Santa Catalina

06:00 h.

18 Abril

Asoc. Sto. Sepulcro y La Soledad

Vela a la Virgen y Sermón de las 7 Palabras

Santo Sepulcro

11:00 h.

19 Abril

Asoc. Damas de La Soledad

Vela a la Virgen de La Soledad

Santa Catalina

12:00 h.

19 Abril

Asoc. Damas de La Soledad

Vía Crucis y Plática

Santa Catalina

19:00 h.

4 Mayo

Jesús y Ánimas

Cesión de Insignias

Santa Catalina

12:00 h.

Actos Litúrgicos DOMINGO DE RAMOS: MISA SOLEMNE en San Julián de los Caballeros y San Juan Bautista, a las 12:00 h. La Colegiata y Santo Tomás, a las 13:00 h. Stma. Trinidad a las 20:00 h. JUEVES SANTO: MISA DE LA CENA DEL SEÑOR: 18:30 h.

San Julián de los Caballeros

18:30 h.

La Colegiata

19:00 h.

Santísima Trinidad

17:00 h.

Santo Tomás

17:00 h.

San Juan Bautista

18:30 h.

Santo Tomás

VIERNES SANTO: LITURGIA DE LA PASIÓN DEL SEÑOR 18:00 h.

San Julián de los Caballeros

18:00 h.

La Colegiata

17:00 h.

Santísima Trinidad

16:30 h.

San Juan Bautista

SÁBADO SANTO: LITURGIA DE LA VIGILIA PASCUAL a las 23:00 h. en La Colegiata. DOMINGO DE RESURRECCIÓN: MISA PASCUAL RESURRECCIÓN DEL SEÑOR. 12:00 h. San Julián de los Caballeros y San Juan Bautista. 13:00 h. La Colegiata, Sto. Tomás. 20:00 h. Stma Trinidad.

54

Toro Cofrade

Semana Santa ‘14


Toro Cofrade Semana Santa â&#x20AC;&#x2DC;14

55


Toro Cofrade 2014  

Revista Oficial de Semana Santa.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you