Page 1


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Sumario • Saludo de la Alcaldesa ......................................................... 6 • SPQR: nacidos de la unión ................................................... 7 • La fallida estación de penitencia del Cristo de la Caña ......... 8 • La ocultación y hallazgo de imágenes perseguidas .............. 9 • Una figura olvidada del cortejo procesional en Osuna: la medalla o pedidor .......................................................... 16 • Un altar de cultos para dos cofradías de Osuna .................. 19 • Memoria del Curso Cofrade 2017 ...................................... 22 • El sentido de la túnica de nazareno (IV) .............................. 25 • Una restauración necesaria ............................................... 26 • Un nuevo crucifijo-relicario de la Vera-Cruz con las reliquias del Lignum Crucis y San Francisco de Asís .......... 29 • La Vera-Cruz restaura las imágenes de Nuestra Señora de la Esperanza y San Juan Evangelista ............................. 31 • Los retablos itinerantes de Nuestro Padre Jesús Caído y Nuestra Señora y Madre de los Dolores ........................... 36 • Trabajos de restauración de la sagrada imagen de Nuestra Señora y Madre de los Dolores ......................... 38 • Trabajos de mejora en el camarín de Nuestro Padre Jesús Nazareno ...................................... 40 • El último paso de Nuestra Madre y Señora de los Dolores .. 41 • Himno popular a la Virgen de los Dolores de Osuna ............ 46 • Notas informativas de la Hermandad de la Pax .................. 48 • Entrevista a la Pregonera de la Juventud 2018 .................. 51 • Arte&Restauración ............................................................. 53 • Artesanos de Osuna: un gremio desconocido ..................... 55 • Once exornos florales distintos para la Semana Santa de Osuna ................................................................. 58 • Una mirada al pasado ........................................................ 59 • Entrevista al Pregonero de la Semana Santa de Osuna 2018 .................................................................. 61 • El Santo Ecce Homo del Portal estuvo presente en la exposición sobre Fernando Ortiz que organizó el Obispado de Málaga ...................................................... 64 • Reapertura y bendición de la parroquia de Nuestra Señora de Consolación ..................................... 66 • Francisco Pérez Vargas distinguido con la insignia de oro del Consejo de Hermandades .................................. 67 • El padre Thomas fue nombrado administrador parroquia en El Pedroso ..................................................... 67

• Aumenta el número de frailes carmelitas en Osuna ............ 67 • 125 aniversario franciscano en nuestro pueblo .................. 68 • Carlos Fernández participó en el prestigioso Simposio de Hermandades de Sevilla ............................................... 70 • Antonio Morón en el XVII Congreso Andaluz de Hermandades de la Sagrada Entrada de Jesús en Jerusalén ....................................................... 70 • La revista Semana Santa y Glorias de Osuna presente en el I Salón Cofrade y Arte Sacro “Sierra Sur” ................... 71 • Jesús Pérez encabeza la nueva junta de gobierno de San Arcadio .................................................................. 72 • Nueva junta de gobierno en la Hermandad de la Vera+Cruz ................................................................. 72 • José Manuel Torrejón, nuevo hermano mayor de la Hermandad de la Pax ................................................ 73 • “Cómo te podré pagar” ...................................................... 73 • Abrazado a la cruz ............................................................. 74 • “Nos dejó Rafael” .............................................................. 75 • Se nos fue nuestro querido Arcadio .................................... 77 • Presentación del pregón de la Semana Santa de Osuna ..... 78 • Pregón de la Semana Santa de Osuna 2017....................... 81 • 75 años de entrega y servicio en Osuna ............................. 95 • Una devoción de la clausura: la Virgen de la Merced del monasterio de la Encarnación ...................................... 97 • I ensayo solidario de la Hermandad de San Arcadio ......... 100 • Vivencias sentidas de una romera .................................... 101 • Restauración de la imagen de Santa Rita de la iglesia de San Agustín ................................................................ 102 • Cien años de amor ........................................................... 104 • Belén rociero solidario ..................................................... 105 • 25 años de historia reciente ............................................. 106 • Se nos ha ido un gran carmelita ...................................... 107 • Fiestas patronales 2017 .................................................. 109 • Entrevista a la pregonera de la Hermandad del Rocío de Osuna 2018 ................................................................ 110 • Entrevista al pregonero de las Fiestas Patronales 2018 .... 112 • Presentación del pregón de las Fiestas Patronales 2017 .. 114 • Pregón de las Fiestas Patronales 2017 ............................ 116

DL: SE-222-2015

Imprime: Editorial MIC.

Dirección: Carlos Fernández Aguilar, Antonio Morón Carmona, Álvaro Reina García. Coordinación: Jesús Galván Espinosa. Edita: Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Osuna (Presidente: Francisco Andrades Martín, Vicepresidente: Álvaro Reina García, Secretario: José Manuel Haro González, Tesorero: Jesús Galván Espinosa, Vocales: José Martín Moya y Evaristo Bellido Domínguez). Equipo redactor/corrector: Carlos Bellido García, Carlos Fernández Aguilar, Antonio Flores González, Antonio Morón Carmona, Manuel Jesús Rangel Torrejón, Álvaro Reina García, José Antonio Ruíz Moncayo, Pedro Santana Soria.

Portada: Jonathan Sánchez Aguilera. Fotografía de la portada: Foto de Cine. Contraportada: Emilio Espuny. Fotografía de la contraportada: Clara Domínguez. La junta superior del Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Osuna quiere agradecer públicamente la colaboración de todas las personas que han participado en la revista Semana Santa y Glorias de Osuna 2018: hermandades, redactores, entrevistadores y entrevistados, fotógrafos, historiadores, pintores, correctores, empresas colaboradoras, instituciones, librerías y, por supuesto, editorial.

3


Foto: Manuel Ortega

Foto: Paco Segovia


Foto: Eduardo Zamora


SEMANA SANTA OSUNA 2018

SALUDA curso de saetas y todos los actos que se celebran en las fechas previas a la Semana de Pasión, y que han logrado ese marcado carácter turístico que ha adquirido nuestra Semana Santa, haciendo que se consolide como uno de los destinos preferidos de turismo interior para quienes viajan en estas fechas, aspecto éste que redunda, sin duda, en beneficio de las hermandades, de nuestra Semana Santa y de Osuna en general.

Todos los pueblos de nuestro ámbito cultural han encontrado la manera de expresar sus costumbres y sentimientos en ritos entrañables y emotivas celebraciones, a través de expresiones dotadas de una importante carga de ritualidad. Una de estas formas de expresión es, sin duda, la Semana Santa, una festividad que se ha transmitido en el tiempo en virtud de esa necesidad colectiva de los pueblos de configurar unos referentes por los que hacer discurrir los sentimientos, y con los que se han consolidado unas fórmulas recias de expresión de la pasión cristiana, valor que resumen el significado de la Semana Santa. Y Osuna es precisamente uno de esos pueblos en los que la Semana Santa está firmemente arraigada en el sentir de todos los ursaonenses, los de aquí y los que vienen expresamente en estas fechas para disfrutar de esta festividad. Porque la Semana Santa de Osuna es la Semana Grande de Pasión, la que abre las puertas de la primavera, siendo el máximo exponente en estas fechas de los valores culturales, las costumbres, el fervor popular y los sentimientos que definen a nuestro pueblo. Bien es cierto que, con el paso del tiempo, el pueblo cambia, las ideas y los pensamientos evolucionan, sin embargo, la Semana Santa ha sabido salvaguardar,

conservar y mantener siempre la esencia de su significado, siendo particularmente la Semana Santa de Osuna ejemplo de esta constancia y de estos valores, estando presente de manera muy viva en nuestra historia desde hace más de seis siglos, a lo largo de los cuales se han superado todos los avatares del pasado para consolidarse como una de las más bellas y auténticas de cuantas se celebran en Sevilla y en Andalucía, habiendo sido declarada “Fiesta de Interés Turístico de Andalucía.” Una belleza y autenticidad que le viene dada por el valor artístico y estético de las tallas que realizan su estación de penitencia, desde el Domingo de Ramos hasta el Sábado Santo por las calles de Osuna, y por la dedicación y el trabajo permanente que, durante todo el año, desempeñan los cientos de hermanos y hermanas de todas las cofradías de nuestro pueblo, quienes tienen ese firme empeño de que cada vez nuestra Semana Santa goce de mayor esplendor. Son éstos los dos pilares esenciales sobre los que se asienta nuestra Semana Santa, la cual se recubre de una mayor belleza, si cabe, cuando los pasos se mecen en su recorrido por muchos de los rincones de una estampa inigualable que se engalana y se brinda a ella como es nuestro pueblo, Osuna. Además, a todo esto se suman los pregones, los certámenes de bandas, el con6

Por todo ello, que es tanto, como alcaldesa de Osuna quiero reiterar mi agradecimiento a todos los hombres, mujeres y jóvenes que, integrados en la Junta Local de Hermandades y Cofradías de Osuna, o vinculados de una forma o de otra a nuestra Semana Santa, realizan este extraordinario trabajo con el que consiguen que ésta sea perfecta. Esta unión de esfuerzos merece nuestro reconocimiento social y nuestro apoyo, porque compartimos una cultura y una tradición de siglos a la que pertenecemos todas y todos, y por la que debemos velar y preservar para las generaciones futuras. En definitiva, por esta conjunción de valores, creo firmemente como Alcaldesa, que es una gran suerte ser de Osuna, estar en Osuna y venir a Osuna para respirar esta mezcla de sensaciones y sentimientos que se mueven entre la devoción, la religiosidad, el fervor popular, el colorido, los olores a incienso y azahar, el bullicio de las salidas y las entradas de las procesiones en sus templos, los silencios, la invitación a la interioridad, la voz del capataz, el sonido de las marchas procesionales, y la solemnidad y majestuosidad con la que lucen los pasos a través de nuestras calles. Que el tiempo nos acompañe para que nuestra Semana de Pasión luzca con su máximo esplendor, porque con ello se cumplirán también los deseos de tantos cofrades, hermanos y hermanas y se premiará esa dedicación de todo un año, y que todas y todos, podamos disfrutar de esta espléndida Semana Santa de Osuna. Rosario Andújar Alcaldesa de Osuna


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Foto: Eduardo Zamora

SPQR

NACIDOS DE LA UNIÓN Estamos próximos a vivir la antesala de una nueva Semana Santa, pronto las hermandades de Osuna volveremos a sacar a la luz nuestras mejores galas, nuestros mejores enseres, volveremos a demostrar nuestra determinación con la historia, nuestro compromiso con la fe, nuestro arraigo a las tradiciones y el amor a nuestro pueblo. Volveremos a recibir a familiares y amigos, visitantes desconocidos, creyentes, ateos, de aquí y de allá, todos prestos a sentir y a vivir emociones que escribirán en nuestro interior una nueva página llena de recuerdos. Para la Junta Superior del Consejo de hermandades y Cofradías de Osuna, esta Semana Santa tendrá carácter de despedida, ya que con ella terminamos nuestro mandato de 4 años para el que no sentimos llamados y al que hemos querido dedicar

nuestro tiempo y lo mejor de nosotros mismos, a partir de aquí, serán otros los que cojan el testigo de dirigir los designios de una institución que nació y tiene sentido bajo el paraguas de la unión fraternal de cada una de las 15 Hermandades de Penitencia y Gloria de nuestro pueblo, teniendo siempre presente que solos seremos importantes pero que JUNTOS nos convertimos en una fuerza económica y social capaz de incidir muy directamente en el bienestar de nuestros vecinos. Estos 4 años nos han servido para comprobar el compromiso de nuestro Ilustre Ayuntamiento con nuestras cofradías, nuestra integración absoluta a la Iglesia de la que formamos parte indisoluble e indispensable, y comprobar una y otra vez la dedicación y entrega altruista de infinidad de cofrades y vecinos listos siempre a acudir a nuestra llamada sin reservas. 7

Sirvan estas líneas de reconocimiento a estas instituciones y personas, Hermanos Mayores y miembros de nuestra asamblea, pregoneros valientes y cartelistas inspirados y todos aquellos que un día dijeron SÍ a nuestra llamada antes incluso de recibir el encargo. Mi más sentido recuerdo a los cofrades que lucen con orgullo nuestra insignia de oro en compañía del Padre, don Joaquín Arauz y don Manuel Galindo, fallecidos en nuestro mandato que pudieron marchar con el reconocimiento y cariño de su pueblo y de sus cofrades. Abran bien los ojos y afinen sus sentidos que ya comienza una Semana para siempre, una Semana en un suspiro. Francisco Andrades Martín Presidente del Consejo local de Hermandades y Cofradías


SEMANA SANTA OSUNA 2018

La fallida estación de penitencia del Cristo de la Caña Durante la estación de penitencia del año 1964, el Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia, titular de la Hermandad del mismo nombre, sufrió las consecuencias de un fuerte aguacero, quedando en un lamentable estado de deterioro. Ante esta situación, la Junta de Gobierno en Junio de 1964, aprueba en Cabildo el encargo de una nueva imagen que la sustituya al imaginero Antonio Izquierdo Benegas. Citando fuentes de la propia hermandad, se hace constar que desde el primer momento “ya fuese por su corpulencia, no tanto real como por comparaciones con la antigua Imagen, ya sea por su posición erguida en contraposición por la sedante del Cristo de la Humildad, lo cierto es que la critica no le fue muy favorable”1. Este hecho, motivó que la Junta de Gobierno

decidiera que se realizaran por el mismo imaginero algunos retoques a la nueva Imagen y otros en años sucesivos realizados por un escultor local. Uno de estos retoques debió tener lugar en el año 1970, como lo hace suponer el documento2 que se transcribe a continuación, fechado a 26 de Marzo y en el que por parte del cura párroco de la Iglesia de la Asunción de Osuna, D. Desierto Salas García, se hace entrega al entonces hermano mayor de la Humildad y Paciencia, D. José Manuel Reina Sierra, de la Sagrada Imagen de Nuestro Padre Jesús Cautivo (vulgo del Portal o de la Caña), que ya se conservaba en la Iglesia de San Agustín, y que por aquel entonces aún no procesionaba con la Hermandad de la Vera Cruz, para que sea “…para ser exivida en los desfiles procesionales que la dicha Hermandad celebrara el Jueves Santo…”.

No obstante y debido no sabemos si a la amenaza de lluvia o a la que realmente había a la hora de iniciar la Estación de Penitencia, esta no se llevó a cabo, por lo que la Sagrada Imagen del Ecce Homo no llegó a procesionar. Mediante el citado documento, que se conserva en el Archivo Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción de Osuna, la Hermandad se compromete a reintegrarlo inexcusablemente “…tan pronto como terminen los desfiles procesionales, a lo más tardar el Sábado Santo”, siendo por cuenta de esta los gastos que se originen en los traslados.

Foto: Felipe Cecilia Jiménez 1.- http://www.humildadosuna.org/_www/index.php/Categ_Men2_imagenes/cristo-de-la-humildad-y-paciencia.html 2.- Archivo Parroquial de Nuestra Señora de la Asunción de Osuna. Documentación varia.

8

Ana María Cabello Ruda


SEMANA SANTA OSUNA 2018

La ocultación y hallazgo de imágenes perseguidas para protegerlas de la profanación. Algo en común a todas ellas era el reconocimiento de su gran poder taumatúrgico, probado a través de los muchos milagros reconocidos que agradecían sus muchos devotos y la jerarquía eclesiástica se encargaba de ratificar, potenciar y difundir, por medio de documentos oficiales, concesión de indulgencias y publicación de textos apologéticos2.

El fenómeno de ocultación de imágenes religiosas ante el riesgo de la barbarie de su destrucción o destrozo por cuestiones políticas y religiosas es una constante a lo largo de la historia, que se constata desde el principio de las religiones. En el cristianismo paradigmáticas fueron las persecuciones de Roma o las luchas entre iconoclastas e iconóludos en el imperio bizantino desde el siglo VIII, que provocaron un conflicto a nivel político, religioso, artístico y social de enorme trascendencia. También lo fue la Reforma de los protestantes en la Europa del siglo XVI, que provocó la reacción de la ortodoxia católica con el Concilio de Trento y la Contrarreforma. En este contexto se sitúa la conocida cita de Jerónimo Gudiel al tratar sobre el IV conde de Ureña, al asegurar que “[...] al tiempo que Alemania e Inglaterra inficionadas de la heregia Lutherana despedian de si los ornamentos e imágenes de las iglesias, el [Juan Téllez-Girón] velando con animo Christiano, como verdadero de la Iglesia las recogia y amparaua, y aun muchas vezes con suspiros y lagrimas: y assi dexo en su villa de Osuna y en todo su estado del Andalizia tan gran numero de imágenes, y de tan excelente mano, que con difficultad se podrian juntar en gran parte del reyno, y ni mas ni menos muchos ornamentos de los que compró en Inglaterra, menospreciados de los Luteranos [...]”1.

El hallazgo de imágenes antiguas y con carisma durante el Barroco Desde época medieval fueron numerosas las leyendas que relataban el hallazgo de imágenes milagrosas que habían sido escondidas para que no cayeran en manos de los musulmanes. A partir del Concilio de Trento y especialmente durante el Barroco, con el refuerzo de la doctrina tradicional, tomaron especial relevancia aquellas imágenes antiguas que estaban reforzadas por historias recogidas en viejos documentos, ratificados y enriquecidos en época moderna, que les confería un aura de leyenda y una trascendencia que las convertía en instrumentos muy valiosos. La cualidad que más se valoraba en ellas no era tanto su belleza o perfección artística como su aspecto singular y devoto y, especialmente, su origen remoto y capacidad milagrosa. Sobre lo primero se fabulaba con su antigüedad, que se solía remontar a la noche de los tiempos o como muy pronto a los momentos en que se restableció el cristianismo en las respectivas diócesis. En este contexto encontramos las que fueron halladas en el mar o fueron extraídas de pozos, montañas o de los gruesos de los muros de edificios donde siglos atrás habían sido guardadas

Incluso se prodigó un modelo arquetípico de relaciones con un cierto esquema dentro de la variedad que narraban el hallazgo de imágenes, ajustado en su redacción a unas pautas estructurales muy precisas y estables. En el relato del hallazgo el “inventor” era generalmente un personaje joven, sin estatus relevante, como era el caso de campesinos o pastores, a los que se le sumaron religiosos y religiosas a partir del siglo XVII.

1.- GUDIEL, Gerónimo: Compendio de algunas historias de España, donde se tratan ciertas antigüedades dignas de memoria, y especialmente se da noticia de la antigua familia de los Girones y de otros muchos linajes. Dirigida al Excelentisimo Señor D. Pedro Girón, cuarto de ese nombre, Duque primero de Osuna, y quinto Conde de Ureña, Alcalá de Henares, 1577, fs. 119r.-v. 2.- RAMALLO ASENSIO, Germán Antonio: “La imagen antigua y legendaria, de aparición o factura milagrosa: imágenes con vida, imágenes batalladoras. Su culto en la catedrales españolas durante el Barroco”, La catedral, guía mental y espiritual de la Europa Barroca Católica, Germán Antonio Ramallo Asensio (coord.), 2012, pp. 37-102.

9


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Su presencia en el lugar no era intencionada, ya que no había ido a buscar una imagen, ni era dueño del lugar, de manera que tendría que entregar el hallazgo a otra persona o institución. Aunque el acontecimiento era inesperado, se habían producido algunas señales previas que delimitaban el sitio con exactitud. De manera que primero acontecía lo misterioso (las señales), que se convertía en una categoría de lo sagrado ya que tras desvanecerse daba paso al descubrimiento. A continuación la imagen encontrada era reconocida y se producía entonces el paso de “una señora” a “la Señora”. Acto seguido, se producía el traslado y la comunicación del acontecimiento a la comunidad, que se convertía en testigo comprometido de una verdad de fe local y particularizada. A partir de entonces se propiciaba la propagación social de la leyenda, que se difundía fácilmente entre las capas populares, que asumían la historia incondicionalmente, y se producía el proceso de apropiación de la comunidad y su institucionalización, de manera que “la Señora” se convertía en “Nuestra Señora”. La leyenda, que afirmaba la vinculación de la comunidad a una imagen y un lugar, era el punto de partida de una sucesión de acontecimientos de relación con la imagen, consideraba especial y sobrenatural3.

La “invención” del “Tesoro del cielo”: el hallazgo en Osuna de la imagen en piedra de la Virgen Los mercedarios en la villa de los Girones contaban con una imagen mariana “antigua y milagrosa” que puede encuadrarse dentro de esta tradición. Su “invención” se ajusta al modelo y cumple la mayoría de los requisitos expuestos más arriba. El padre fray Pedro de San Cecilio, cronista general y definidor por la provincia de Andalucía, en su obra Annales del Orden de Descalzos de Nvestra Señora de la Merced, publicada en Barcelona en 1669, daba noticias del asunto. Al parecer, en el convento de Osuna se veneraba una imagen “entallada en piedra blanca” de la Virgen con su Hijo en brazos, de tan “estremada hermosura” que reconfortaba “interiormente a todos los que atentos” la miraban. La corona, la gargantilla en el cuello y la cinta en la cintura también estaban “grauadas en la misma piedra”. Tenía un pie descubierto, calzado de estrellas de oro por la fimbria del ropaje. La corona estaba dorada de “tiempo antiguo” y la gargantilla compuesta a modo de grandes cuentas de corales, “a cuya imitación” fueron pintadas del “color mismo que en ellos es natural”. La cinta era negra y en el manto y la túnica tenía algunas labores doradas. A su juicio, con la peana tenía aproximadamente algo más de una vara de alto.

fray Antonio de San Pedro, que acostumbraba pasar todas las noches arrodillado y en oración en un rincón del coro. Fue en una de aquellas ocasiones cuando supo por “reuelacion diuina” que en la huerta de aquella casa habían ocultado algunos cristianos devotos en tiempo de los musulmanes una imagen de la Virgen. De inmediato dió cuenta de todo a su prelado para que le ordenase lo que debía hacer. Una vez examinado el “sobrenatural recibo” se trajeron hombres para que cavasen el pedazo de tierra donde se suponía que estaba el “Tesoro del cielo”. Apenas se habían marcado unos pocos surcos cuando se vieron vestigios que obligaron a profundar en la tierra con “diferente genero de instrumentos”, hasta que acabaron por descubrir lo que se buscaba, “gozandose todos en el Señor por auerlos enriquecido con tan inestimable prenda”. Los mercedarios esperaban que tal descubrimiento habría de ser de gran beneficio espiritual y

Sobre su origen todos convenían que sin duda “esta Santa imagen” era “antiquissima”, e incluso “muchos sujetos de gran juicio presumen ser vna de las que (por cèlebres, y famosas) ocultaron los Christianos en la perdida de España, a fin de librarlas de las furia de los Moros vencedores”. Según era “fama constante” su hallazgo lo “reseruò Dios” para que se produjera en 1614, cuando los mercedarios habitaban el convento antiguo de Señora Santa Ana. Por entonces vivía allí, próximo a su profesión,

3.- V ELASCO, Honorario M.: “Las leyendas de hallazgos y de apariciones de imágenes. Un replanteamiento de la religiosidad popular como religiosidad local”, La religiosidad popular. II Vida y Muerte: La imaginación religiosa, C. Álvarez Santaló, M.ª J., Buxó y S. Rodríguez Becerra (coords.), Barcelona, 1989, pp. 401 y ss. 4.- SAN CECILIO, Fr. Pedro de: Annales del Orden de Descalzos de Nvestra Señora de la Merced, pp. 730-731.

10


SEMANA SANTA OSUNA 2018

temporal para la villa. Y al parecer así fue, según describían los Annales al segurar que le “tomaron sus vecinos gran deuocion”4. Esta leyenda con la que los frailes de la Merced pretendían robustecer su presencia en la villa con una imagen milagrosa de origen remoto y hallazgo providencial, fue recogida de manera diferente por Antonio García de Córdoba en el siglo XVIII. Lo refiere al tratar sobre los años que duró la “esclavitud” de los moros y la “soledad ignominiosa” en la que quedaron los templos y las “injurias que experimentarían” las imágenes que no pudieron ser puestas a salvo “por no haber dado tiempo a la aflicción y a la angustia que supeditara los ánimos de los vecinos y a la pronta opresión de los infieles”. Hubo muchas sin embargo que sí fueron escondidas por “piedad cristiana” en pozos y grutas de montañas y despoblados, como lo acreditaban “las repetidas invenciones que después de los Reyes Católicos redimieron la Monarquía, han acaecido de muchas prodigiosas imágenes que hoy veneramos con el debido culto y de que están llenas las historias”. Fue en 1664 cuando un vecino de Osuna llamado Juan de Cazorla, labrando una heredad que tenía en el partido del Barranco, halló escondida una de esas imágenes de la Virgen, de alabastro y “tres cuartas de alto”, que a su juicio debió ser escondida para preservarla de la “irreverencia de los Bárbaros”. Con mucha veneración fue colocada en el convento de mercedarios descalzos de Señora Santa Ana5. Como vemos el origen fortuito del hallarzo señalado por García de Córdoba resulta diametralmente distinto al milagroso que querían los Annales para gloria de los mercedarios en la villa ducal. Tampoco coincide la fecha de su hallazgo, que uno situaba en 1614, en pleno proceso de instalación de la Orden en Osuna, y el otro 50 años más tarde. Pero no quedó ahí el asunto. Demostrada su antigüedad, faltaba probar su sacralidad e incuestionables cualidades milagrosas. Según fray Pedro de San Cecilio, cuando fue encontrada la escultura los asistentes pudieron apreciar que a la Virgen le faltaba una mano y “auiendo mucho diligenciado hallarla, no pudieron dar con ella”, por lo que entendieron que “ay en esto no pequeño misterio, cuya manifestación reserua nuestro Señor para cuando la mano aparezca”, ya que incluso se había experimentado que otra que en su lugar se le puso no permanecía muchos días en su lugar. Le faltaba también el título que cuando la tallaron le pusieron con letras de oro en la peana. Aunque las había consumido la “humedad, y la tierra donde tantos siglos estuuo ocultada, por no estar esculpidas, sino solamente doradas en llano”, todavía se podía ver “por vnos tenues vestigios del oro primitiuo”. Cuando la nueva iglesia de los mercedarios estuvo acabada la imagen fue colocada en un lugar privilegiado, sobre el sagrario del altar del comulgatorio, “vno de los dos principales del crucero de la capilla mayor”, propiedad de Juan Muñoz, “vezino, y de lo muy calificado de Ossuna”, que como sus padres había manifestado una “muy afectuosa deuocion” al venerable hermano fray Antonio de San Pedro, cuyo cadáver estaba depositado “a

vn lado de dicha Imagen”. La vinculación espacial de la escultura de la Virgen con el venerable, protagonista de la revelación que propició su hallazgo, no debió ser una cuestión baladí, sobre todo si tenemos en cuenta que la escultura mariana estuvo involucrada en uno de los muchos milagros que supuestamente realizó el mensajero de los designios divinos. Según describían los Annales, a través de este “bendito religioso”, tanto en vida como después de difunto, obró “Dios en aquella tierra innumerables marauillas”. La primera fue la que viene al caso, por la que todos los vecinos devían tener “perpetuo agradecimiento” por haberlos librado de un “huracán furiossisimo”, que sobrevino una noche del verano de 1615, poco tiempo después de la “invención” de la escultura. Se produjo cuando cierta noche “oyeronse en el ayre horribles vozes de demonios, que dezian: Destruyamos este lugar, pues Dios nos lo manda”. Se vieron también por el aire “muchos leones de fuego, de aspecto ferocissimo, que despedían bocanes de llamas por sus bocas”. La confusión de la población fue tremenda y los “alaridos de todos entonces fueron como de dia de Juizio”, al juzgar que ninguno escaparía vivo del “lamentable destrozo que todo esto amenazaua”. Se arruinaron gran cantidad de casas, se arrancaron muchos árboles, y se perdió la mayor parte del trigo y la cebada que estaban en las eras en “gauilla, y trillado”. Todas las comunidades de religiosos y religiosas se pusieron a implorar con oraciones y otros ejercicios de auxilio divino, “perseuerando en essa suplica hasta después del Sol salido”, hasta que finalmente “Aplacóse con esto el Señor, compadeciéndose de aquel pueblo, y esperándole a penitencia”. Muchas personas, “no solo de las conocidas por virtuosas, pero de las mas estragadas“, vieron en el aire al hermano fray Antonio “abraçado con la Imagen nueuamente hallada”, y a otro religioso lego de la Orden de San Francisco, que a la sazón vivía en el convento del Santo Calvario. La presencia de ambos ahuyentó a los demonios, que “se vieron obligados a confessar a vozes, tan descomunales como las que al principio dieron, que ya no podían executar la comisión que traían; porque aquellos dos Frayles santos de los conuentos de Santa Ana, y del Calvario auian mitigado la ira diuina con sus oraciones , y santos exercicios”6. Con todo ello se pretendía componer un icono de trascedencia espiritual que por sus orígenes remotos y probadas cualidades milagrosas aumentara su poder de atracción hasta ganarse la popularidad del vecindario para que se favoreciera su culto. De la mano iba uno de las figuras emblemáticas de los religiosos mercedarios, la del venerable fray Antonio de San Pedro, cuya figura se vió involucrada en un proceso, a la postre infructoso, hacia la santidad.

El largo siglo XIX A lo largo de los siglos XIX y XX fueron numerosos los factores que motivaron la dispersión y pérdida del patrimonio religioso. El difícil siglo XIX trajo consigo una serie de acontecimientos sin precedentes como fueron la ocupación de los franceses y los distintos procesos desamortizadores en los que se suprimieron

5.- G  ARCÍA DE CÓRDOBA, Antonio: Compendio de las Antigvedades y excelencias de la Ill.ma Villa de Ossuna. Y noticias de sus preexcelsos dueños q. ha tenido desde su Fund.on, (manuscrito, 1746), ff. 46v-47r. 6.- SAN CECILIO, Fr. Pedro de: Annales del Orden de Descalzos…, pp. 731-732.

11


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Los conflictos sociales y bélicos de la década de los años treinta del siglo XX

las órdenes religiosas, se cerraron conventos y sus bienes fueron confiscados, lo que supuso el desmantelamiento de su patrimonio artístico. Lo viejos complejos religiosos fueron parcelados y, una vez entrado el siglo XX, algunas de sus iglesias se vinieron abajo.

El fuerte anticlericalismo que venía sufriendo España desde el siglo XIX tuvo uno de sus episodios más negros en las revueltas populares del 11 y 12 de mayo de 1931, cuando todavía no había transcurrido un mes de la proclamación de la Segunda República, acaecida el 14 de abril. La mecha de la conocida como “quema de conventos” en el que una masa acalorada e intoxicada se lanzó con odio contra la Iglesia para aniquilarla y borrar su recuerdo prendió en Madrid, desde donde se extendió a gran parte de país, con especial virulencia en ciudades como Sevilla, Granada Valencia o Málaga. Junto a Madrid la ciudad de la Costa de Sol fue la localidad española más afectada durante estos trágicos episodios en los que buena parte de su patrimonio religioso, artístico, cultural e histórico fue destruido. En Osuna la posibilidad de que se dieran brotes de violencia fue aplacada con medidas disuasorias como, entre otras, la llevada a efecto por el consistorio en la feria de aquel año, cuando nombró una “Guardia Cívica” para que protegiera templos y conventos de posibles agresiones9. Para evitar saqueos e incendios por aquel tiempo se tomaron decisiones particulares como tapiar desde dentro la puerta principal de la iglesia de San Agustín. En el caso del templo agustino también se tomó la determinación de trasladar la imagen de Santa Rita a una sala de la casa de la familia Arregui, donde se decía misa, y las de Santo Tomás y San Agustín se escondieron bajo unos paños en una habitación de la planta alta, y el resto fueron introducidas en la cripta de la capilla de la Virgen de la Expectación. Una vez pasó el peligro se decidió realojar a las imágenes en sus respectivos retablos, menos una de Santa Mónica, que por ser de papelón, a causa de la humedad que había soportado quedo muy deteriorada y fue incinerada10.

En Osuna y su entorno la entidad que más negativamente sufrió el periodo bonapartista fue sin duda la iglesia colegial. Los prebendados sufrieron acaso como ninguno las consecuencias de la confiscación decretada contra los bienes de la casa ducal. La supresión del Patronato, “en virtud del secuestro que S.M. el Emperador había impuesto a sus bienes”, supuso la pérdida de posesiones rústicas y urbanas de la institución colegial. No obstante, el principal atentado que sufrió el tesoro de la colegiata tuvo un origen depredatorio, el pillaje que impetraron las tropas francesas. Al parecer, se produjo un auténtico expolio en el tesoro de la institución ducal ya que, entre otras cosas, se llevaron “más de cinco quintales de objetos de plata”7. Con motivo de la ocupación napoleónica de Osuna encontramos un caso insólito de ocultación, aunque en este caso no se trata de imágenes religiosas sino de restos mortales. Desde su llevada a la villa las autoridades bonapartistas apreciaron la situación ventajosa del copete de la villa, la antigua acrópolis de los Girones, y tuvieron en mente la idea de instalar en la zona un fuerte aprovechando los edificios de la colegiata, el colegio-universidad y el monasterio de mercedarias descalcas. Fue el 13 de agosto de 1812 cuando el cabildo colegial tuvo conocimiento del decreto del mariscal Scoult, despachado en Sevilla el día 6, con el que se refrendaba la orden del gobernador Beauvais de Préau, que confirmaba el desalojo del edificio de la colegiata por causa de “la fortificacion que se intentaba hacer con explanada para artillería en sus anden y demas sitios inmediatos”. Sin otra alternativa, la corporación secular, resignada, concertó con el ayuntamiento un lugar para el destierro, que no fue otro que el convento de los mínimos de la Victoria, cerrado desde la exclaustración de sus frailes en marzo de 1810. El obligado éxodo se puso en marcha el domingo 16, llevando consigo, “en agradecimiento al fundador”, los restos mortales D. Juan Téllez Girón, IV conde de Ureña, los de sus progenitores y los de su esposa, que habían sido exhumados de la capilla de Profundis del Santo Sepulcro por temor a una posible profanación de sus tumbas”. Dichos restos fueron colocados en una caja de cuatro divisiones e introducidos en un arca con llave que fue depositada en una taca de la sacristía del convento de los mínimos8. La mirificación de la figura del prócer fundador, al que se apodaba con el sobrenombre del “conde santo” y el “conde católico”, en cuya vida y muerte sus cronistas y biógrafos, movidos por una impulso sentidamente encomiástico, apreciaron claros signos de providencialismo y santidad, debió ser la razón principal de aquella extraordinaria iniciativa.

La situación de incertidumbre que se vivía, el clima de inseguridad y el miedo a posibles ataques hicieron que en Sevilla la Semana Santa de 1932 se celebrase en su mayoría a puerta cerrada en las iglesias, con imágenes expuestas que se ocultaban durante la noche. Solo hizo estación de penitencia la Estrella, conocida por ello desde entonces como “la valiente”, que en las casi seis horas que estuvo en la calle sufrió varios atentados, algunos con tiros de pistola. En abril habían dado comienzo los ataques con la primera quema de la iglesia de San Julián y la pérdida, entre otras, de las imágenes de la Hiniesta, la Dolorosa atribuida a Martínez Montañés y la talla gótica, lo que motivo el primer periodo de ocultación de imágenes. La hermandad de la Macarena llegó a planear un sótano bajo su capilla en San Gil para que las imágenes fueran escondidas por la noche, aunque descartaron la idea por la complejidad y coste del proyecto. Por entonces el hermano mayor recibió el chiva-

7.- RODRÍGUEZ BUZÓN-CALLE, Manuel: La Colegiata de Osuna, Arte Hispalense, nº 28, Sevilla, 1982, pp. 21, 27-29, 75 y 82; DÍAZ TORREJÓN, Francisco Luis: Osuna napoleónica (1810-1812). Una villa andaluza y su distrito durante la ocupación francesa, Córdoba, 2001, pp. 261-265. 8.- DÍAZ TORREJÓN, Francisco Luis: Osuna napoleónica…, pp. 258-259. 9.- ESPUNY RODRÍGUEZ, Víctor: “Semana Santa en la Historia”, Semana Santa y Gloria de Osuna, 2005, pp. 24 y 27, n. 4. 10.- CUEVAS SARRIA, Beatriz y MORENO ORTEGA, Rosario: La iglesia del convento de San Agustín de Osuna, Osuna, 2006, p. 32.

12


SEMANA SANTA OSUNA 2018

tazo de un posible ataque vandálico y decidió ponerla a salvo en un lugar insospechado, la casa de la limpiadora de la iglesia parroquial de San Gil11.

Santa Clara12. La tensión era palpable y el cerco se iba cerrando, tal y como manifestaron unos vecinos en un escrito dirigido al diario ABC, que fue publicado el 2 de mayo. En la columna se exponía lo siguiente: “Una numerosa comisión de Osuna, compuesta por más de 30 personas de todas las clases sociales, viene a rogar a ABC que se asocie a su protesta, por la conducta del alcalde de dicho pueblo, que en la noche del sábado se presentó en el domicilio de un moribundo, que estaba recibiendo los últimos sacramentos, y dentro de la casa y en actitud airada e irrespetuosa trató de impedir el traslado de Su Divina Majestad de vuelta a la iglesia de donde procedía, dirigiendo esta pretensión al sacerdote oficiante en forma desconsiderada y fundando su actitud en que aquello era una manifestación religiosa que él no consentía. A duras penas los asistentes consiguieron que el referido alcalde no se opusiera a que la sagrada Forma fuera restituida a la iglesia, acompañada de dos solos fieles con luces, impidiendo que los demás las llevaran y anunciando que en lo sucesivo no consentiría que eso pasara más. Los comisionados protestan a la vez de que dicho alcalde tenga prohibido desde hace días que se celebren religiosamente los entierros católicos, aunque los fallecidos hayan expresado su deseo de que fueran enterrados con arreglo al rito de la Iglesia”13. Paralelamente el ayuntamiento continuaba acordando medidas restrictivas como la que promulgó en la sesión del 16 de diciembre, cuando se prohibió el toque de campanas de iglesias y conventos entre las siete de la tarde y las ocho de la mañana. La prohibición era tajante, lo que impidió que se tocara para la misa del gallo de aquella Nochebuena. En la Semana Santa del año siguiente tampoco se hicieron presentes las cofradías14.

Al amparo de las leyes impulsadas por el gobierno republicano contra la Iglesia Católica, la comisión municipal de Osuna acordó el 1 de abril de 1932 que en un plazo de 24 horas los particulares retiraran de la vía pública imágenes y atributos religiosos. El odio a lo sagrado se extendía y en consecuencia las cofradías decidieron por unanimidad no hacer estación de penitencia pública por las calles del pueblo. Se limitarían a celebrar en las iglesias los cultos anuales que prescribieran sus respectivos estatutos. También se suprimió el Miserere que tradicionalmente se organizada cada Miércoles Santo y Jueves Santo en la colegiata. Solo salió aquel año la procesión del Corpus Christi por los alrededores de la colegiata. El miedo sin duda estaba más que justificado. En junio hubo intentos de incendiar la iglesia de

El cambio de gobierno en las elecciones generales de noviembre de 1933, con el triunfo de una coalición de partidos conservadores católicos, gracias al apoyo de los miembros de la CEDA de Gil Robles, posibilitó una “reconciliación” con la Iglesia Católica, lo que hizo posible que se rebajara la tensión y en la primavera siguiente algunas hermandades volvieran a salir en sus respectivas estaciones de penitencia, caso de la Humildad y Paciencia, Jesús Caído y la Vera-Cruz. La crónica del periódico local El Paleto sobre lo acontecido por entonces resulta esclarecedora del clima que se vivía, al manifestar que “como prueba de la confianza que va renaciendo en el espíritu público ante unas más justas disposiciones emanadas del Gobierno, también las Hermandades de Osuna perdieron el miedo y sacaron a la calle sus imágenes para ofrecerlas a la pública veneración”.

11.- Sobre el fenómeno de ocultación de imágenes en Sevilla y su contexto durante este periodo nos remitimos a RECIO, Juan Pedro: Las cofradías de Sevilla en la II República, Sevilla, 2010. 12.- ESPUNY RODRÍGUEZ, Víctor: “Semana Santa...”, pp. 24 y 27, n. 5, 7, 8 y 9. 13.- “El problema religioso y sus distintas repercusiones. Una grave denuncia contra el alcalde de Osuna”, ABC, martes, 2 de mayo de 1932, edición de Andalucía, p. 30. 14.- ESPUNY RODRÍGUEZ, Víctor: “Semana Santa…”, pp. 24, 25 y 27, n. 13.

13


SEMANA SANTA OSUNA 2018

En aquella ocasión el numeroso público que presenció el desfile de las procesiones recibió “con aclamaciones de fervoroso entusiasmo la aparición de las imágenes”, a las que dedicaron “sentidísimas saetas”. El orden público estuvo perfectamente garantizado “mediante la continua y bien dispuesta vigilancia de los agentes de Investigación, Policía Municipal y Guardia civil”, cuya actuación fue “acreedora de muy justos elogios”. También los merecía el vecindario, que había dado “una nueva prueba de sensatez acogiendo, ora con el más digno respeto, ora con manifestaciones efusivas, la reaparición de una festividad religiosa profundamente arraigada en el alma del pueblo español”. Al año siguiente se continuó en la misma inercia que incidía en el brillante de los actos. La Semana Santa vino precedida de una procesión organizada el 31 de marzo para conmemorar el Año Santo, en la que participaron todas las hermandades, “que enviaron sus respectivas insignias y representaciones”, y el número de fieles que asistieron fue “enorme”. El cortejo recorrió las principales calles de la localidad con un “orden ejemplar” y en medio “del más profundo respeto por parte del público que, en su mayoría, por no decir en su totalidad, descubríase devotamente ante la grandeza de la Majestad que lo inspiraba”. Ante la naturalidad con que fueron desarrollándose los acontecimientos, el cronista se complacía en felicitar de todo corazón al pueblo de Osuna y a sus autoridades, “por esta prueba de verdadera libertad y respeto, propia de las colectividades cultas y civilizadas”. En el mismo número del periódico aparecía el programa procesional para próxima Semana Santa, con las cofradías que, “con toda seguridad”, harían estación de penitencia. De nuevo el cronista mostraba su absoluta confianza en que el pueblo de Osuna, “culto y civilizado como el que más, que dio pruebas inequívocas de ello con motivo del Jubileo del Año Santo”, sabría “rubricar nuevamente su hidalga compostura y hermosos sentimientos” en las festividades sagradas que se avecinaban, “presenciando el desfile de sus bellas imágenes, que reinan, dígase lo que se diga, en todos los corazones de los hijos de nuestra querida patria chica”. Así lo esperaba de todos y “singularmente de las autoridades”. A la postre los desfiles procesionales de 1935 fueron un éxito y por ello, en la sesión del ayuntamiento con fecha de 25 de abril, se acordó por unanimidad otorgar un “voto de confianza al Jefe de Orden Público y a las fuerzas de la Guardia Municipal” por el “celo y eficacia” con el que contribuyeron a la “más absoluta tranquilidad y orden” preservados en el transcurso de las estaciones de las cofradías15. Pese a todo, en las palabras del cronista se atisba un trasfondo de incertidumbre y desasosiego que, ante los años convulsos que se vivían, le impelían a hacer una llamada a la calma para que todo aconteciera con normalidad.

generales, y el progresivo deterioro del orden público hacían presagiar lo peor. En Sevilla la última Semana Santa de la República transcurrió sin incidencias notables, aunque marcada por un tenso ambiente. Muchas hermandades sopesaron la conveniencia de extremar las medidas de seguridad ante el temor a nuevas “ofensivas” y, tal y como hicieran a comienzos de la República. Entre los meses de abril y julio se asistió a un nuevo período de ocultación de imágenes y se volvió a la vigilancia de iglesias con retenes de guardias nocturnas de cofrades y feligreses. Hermandades como la Estrella, la Cena o la Macarena, protegieron a sus titulares llevándolos a domicilios particulares, aunque en Semana Santa fueron devueltas a sus templos. Tras la Semana Santa, otras hermandades tuvieron idéntico proceder, lo que ofreció un panorama desolador, con numerosos templos con los altares vacios. En Osuna, según plantea Víctor Espuny, como ya ocurriera en el bienio republicano, probablemente las cofradías prefirieron no salir a la calle para evitar posibles altercados y agresiones a sus imágenes16.

Las nuevas circunstancias políticas y los vaivenes sociales de febrero de 1936, con la victoria del Frente Popular en las elecciones

A diferencia de otros pueblos y ciudades, afortunadamente la villa ducal no sufrió la devastación de los ataques anticlericales.

Con el estallido de la Guerra Civil la reacción de la izquierda popular contra los símbolos y referentes conservadores, representados por las iglesias y los conventos, fue igualmente virulenta. En Sevilla varias iglesias fueron arrasadas, caso, por ejemplo, de San Julián, quemada por segunda vez, Santa Marina o San Gil, donde estaba la Macarena, que había sido sacada varias horas antes y, tras varios rodeos en furgoneta, fue llevada a una casa particular. En la Sierra Sur sería especialmente traumática en pueblos conectados por la vía ferroviaria, medio de transporte que usaron los piquetes17. Y es que, como señala Jordán Fernández, que esta barbarie no fue obra de incontrolados lo muestra la repetición del ritual iconoclasta con idéntico proceder y que se le diera el mismo destino a los templos saqueados (economatos o almacenes de víveres)18. Los profesores José Hernández Díaz y Antonio Sancho Corbacho publicaron un balance de las iglesias saqueadas e incendiadas en la provincia de Sevilla con motivo del comienzo de la Guerra Civil. El estudio se completaba con una serie de fotografías que mostraban un panorama desolador de saqueos, incendios y destrucción. En el entorno de la Sierra Sur las localidades con edificios históricos que sufrieron destrozos y pérdidas de los bienes muebles fueron las siguientes: Aguadulce, Algámitas, Badolatosa, Casariche, Los Corrales, Herrera, Marinaleda, Martín de la Jara, Montellano, Morón de la Frontera, Pruna, La Roda de Andalucía, El Rubio, El Saucejo y Villanueva de San Juan. Sólo las poblaciones de Coripe, El Coronil, Estepa, Gilena, Lora de Estepa, Osuna y Pedrera se salvaron del desastre19.

15.- ESPUNY RODRÍGUEZ, Víctor: “Semana Santa…”, pp. 25-27, n. 15. 16.- ESPUNY RODRÍGUEZ, Víctor: “Semana Santa…”, p. 26. 17.- ROMERO TORRES, José Luis y DÍAZ FERNÁNDEZ, Ezequiel: “El patrimonio artístico de la Sierra Sur de Sevilla en los siglos XIX y XX”, Actas de las VIII Jornadas de Historia sobre la Provincia de Sevilla. La Sierra Sur entre los siglos XIX y XX. Historia, Cultura y Patrimonio, Estepa, 2011, pp. 131-132; el fenómeno ha sido esbozado en el contexto de la Sierra Sur en JORDÁN FERNÁNDEZ, Jorge Alberto: “Persecución religiosa en la Sierra Sur de Sevilla. Los sucesos del verano de 1936 en la comarca de Estepa”, Actas de las VIII Jornadas de Historia sobre la Provincia de Sevilla. La Sierra Sur…, pp. 321-337. 18.- JORDÁN FERNÁNDEZ, Jorge Alberto: “Persecución religiosa en la Sierra Sur... ”, p. 336. 19.- HERNÁNDEZ DÍAZ, José y SANCHO CORBACHO, Antonio: Edificios religiosos y objetos de culto saqueados por los marxistas en los pueblos de la provincia de Sevilla, Sevilla, 1937; sobre su contexto puede verse VELASCO HARO, Manuel: “La II República. La ocupación militar y sus consecuencias”, Actas de las I Jornadas de Geografía e Historia de la Sierra Sur (Los pueblos vinculados a la Casa de Osuna), El Saucejo, 2006, pp. 123-191 y PRIETO PÉREZ, Joaquín Octavio: “República, guerra civil y represión en la Sierra Sur”, VIII Jornadas de Historia sobre la provincia de Sevilla. La Sierra Sur entre los siglos XIX y XX, Herrera-Lora de Estepa-La Roda de Andalucía-Estepa, 2011, pp. 71-122.

14


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Ante la tensa situación que se vivía aquellos días, el alcalde Manuel Morales, el último alcalde socialista, mandó decir a los religiosos que no les ocurriría nada. Sí existe constancia del uso de inmuebles religiosos para fines militares, tal y como pone en evidencia la muerte del guardia civil que estaba apostado en la torre del convento del Carmen, que fue abatido por un disparo desde la plaza salitre20. La circunstancia de que Osuna fuera rápidamente controlada por la Guarda Civil y consolidada como plaza en poder de los sublevados contribuyó a evitar los desastres de la inquina contra la Iglesia. Desde el 22 de julio la resistencia en manos de la CNT se replegó al entorno de su sede en la calle la Cruz, donde mantuvieron el control hasta que fueron bombardeados el día 22 de julio por un avión de Tablada. A duras penas aguantaron dos días más. Quizás la situación hubiera sido otra si el tren de milicianos que el día 27 se dirigía a la villa ducal para tomar el pueblo no hubiera sido repelido por la Guardia Civil de Osuna, auxiliada por fuerzas llegada de Écija y una nueva intervención del avión de Tablada, volando el puente por donde debía pasar. El aviso fue dado por la telefonista de la oficina de Aguadulce que en la tarde de aquel día dio noticia a Osuna del paso de un tren con fuerzas procedentes de la Roda de Andalucía21. Desde entonces Osuna se convirtió en el lugar más próximo y seguro para los derechistas de los demás pueblos de la Sierra Sur. Muchos de ellos en cuanto pudieron se escaparon hacia Osuna, aunque la mayoría se quedaron por el temor de ser vistos por los turnos de guardias de milicianos que rondaban las calles22. En septiembre pasaba por Osuna la Columna Redondo en la campaña segunda que había salido desde Sevilla. En la villa fueron acogidos en casa de un terrateniente y la tropa en el Instituto de Enseñanza Secundaria. Su capellán militar, el cura Bernabé Copado, quien ensalzaba con entusiasmo las hazañas de la Cruzada, en tono hiperbólico expresaba sobre su paso por Osuna y la Serranía de Ronda que “En lo que se refiere al odio contra la iglesia, en profanaciones de templos y en brutalidad y salvajismo contra los objetos del culto, es la misma consigna e idéntico procedimiento; pero mientras en Aracena y en Rio-tinto encontramos pocos atentados contra las vidas de los sacerdotes y de las personas señaladas, aquí da horror ver el ensañamiento con que han procedido”23. De cualquier forma, de la acogida salieron tan satisfechos que al día siguiente se publicó: “¡Osuna sabe lo que es esta Cruzada. La restauración de la ley de Cristo y de la futura grandeza de España. Religión y patriotismo. Dios y España!”24. La evolución de la contienda debió favorecer el desarrollo de los cultos externos de las cofradías. En la sesión capitular del 8 abril de 1938 la comisión gestora que gobernaba el ayuntamiento de Osuna manifestaba que, con el fin de que la festividad religiosa de la próxima Semana Santa se celebrase con el mayor esplendor, se acordaba subvencionar el culto de la Semana Santa en la

antigua colegiata, y el Miserere que habría de cantarse en las noches del Miércoles Santo y el Jueves Santo. Se planteaba también “estimular” al vecindario para que asistiera a “tan solemnes actos religiosos, que demuestren la mas fervorosa adhesión al resurgimiento de las glorias tradicionales de nuestra Patria”. Al año siguiente, coincidiendo con el final de la Guerra Civil, también hubo procesiones por las calles de Osuna25.

El Dulce Nombre de Jesús en el contexto de los conflictos de la década de los treinta del siglo XX En este contexto de feroz persecución contra el clero y la religión cabría situar varias fotografías pertenecientes a una misma serie en las que aparece la imagen del Dulce Nombre de Jesús junto a una religiosa en una casa particular de Osuna. La identificación de uno de los patios de la vivienda y de la monja que aparece en las instantáneas nos permite situarlas en un espacio temporal concreto. La casa, situada en la Calle Nueva, por entonces era propiedad a una familia muy vinculada con la hermandad dominica. En cuanto a la religiosa, perteneciente a la familia propietaria del inmueble, se trata de sor María Antonia de San Rafael, en el siglo Antonia de Soto y de Castro, que tomó el hábito en el convento de Nuestra Señora de la Victoria de Antequera el 12 de febrero de 1917. Su profesión religiosa fue verificada el 29 de mayo de 1919, en el convento de terciarias franciscanas de los Sagrados Corazones de Jesús y María de Antequera. Precisamente, la fundadora de la Congregación, la beata antequerana María del Carmen de Niño Jesús, más conocida como Madre Carmen, sintió especial afecto y devoción por la representación de la infancia del Salvador. También lo tuvieron las monjas de la Congregación en Osuna en el colegio que había fundado, que recibió el nombre Santa Ángela, en recuerdo de su gran bienhechora Ángela Tamayo, una de las hijas del marqués de la Gomera. El centro docente fue inaugurado un 3 de enero de 1893 con una solemne misa al Niño Jesús bajo la advocación del Dulce Nombre, cuya imagen se veneraba en la iglesia aneja de santo Domingo26. La monja que aparece en las fotografías falleció en Antequera el 7 de julio de 1949. Así pues, la ejecución de las instantáneas podría situarse entre 1919 y 1949. En la hermandad se conoce por tradición oral que la escultura del Dulce Nombre y otras imágenes y enseres de la cofradía fueron repartidos en casas de particulares con motivo de los ataques contra la Iglesia referidos más arriba. Es probable por tanto que fuera aquella la casa el paradero que dio cobijo a la menuda imagen del Divino Infante y que con motivo de una visita de la monja se hicieran las fotografías. Pedro Jaime Moreno de Soto

20.- RUIZ CECILIA, José Ildefonso: “Osuna, 1936”, Mediodía. Revista del Centro de Profesores de Osuna, vol. II, 1996, pp. 169-170. 21.- RUIZ CECILIA, José Ildefonso: “Osuna...”, p. 169. 22.- VELASCO HARO, Manuel: “La II República. La ocupación militar...“, pp. 136-137. 23.- COPADO, Bernabé: Con la Columna Redondo. Combates y conquistas. Crónica de Guerra, Sevilla, 1937, p. 97. 24.- VELASCO HARO, Manuel: “La II República. La ocupación militar...“, p. 146. 25.- ESPUNY RODRÍGUEZ, Víctor: “Semana Santa…”, pp. 26-27, n. 18, 19 y 20. 26.- MAESO ESCUDERO, María del Carmen: Amor, humildad y fortaleza. Madre Carmen del Niño Jesús González Ramos, fundadora, Antequera, 2006, pp. 448-449; agradecemos a nuestro buen amigo Álvaro Reina García la referencia de los datos de la publicación.

15


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Una figura olvidada del cortejo procesional en Osuna: la medalla o pedidor

Grupo de cofrades de la Humildad y Paciencia a mediados del siglo XX. En el centro de la primera fila aparece sentado el pedidor

A poco de completar la segunda década del siglo XXI, se constata el auge alcanzado en los cortejos procesionales de nuestras hermandades de penitencia al hacer recuento de las insignias que se han incorporado en estos años, a veces no en consonancia con el aumento del número de penitentes. Acólitos con ciriales o banderines de grupo joven son dos ejemplos de insignias nuevas y dan cuenta de la participación de los jóvenes. Los estandartes de enterramiento, por su parte, suponen recuperaciones históricas por la misión caritativa que se recogían entre los fines de las reglas de enterrar a los hermanos. Afortunadamente, aún procesionan en las hermandades del Dulce Nombre, Jesús Nazareno y la Virgen de los Dolores. En la misma línea de recuperar aquellos elementos que quedaron en desuso se encuentra la Vera Cruz al in-

corporar, de nuevo, las hachetas y la cruz alzada de enterramientos en el tramo de su crucificado. Otra figura desafortunadamente perdida es la del campanillero de lujo que aparecía en el Dulce Nombre, Jesús Caído, Jesús Nazareno y la Quinta Angustia. La intención de estas líneas es la de reclamar otro personaje desaparecido de los cortejos procesionales desde finales de la década de los setenta del siglo XX: la medalla o pedidor. La existencia de unos platillos olvidados entre los enseres de las hermandades de la Vera Cruz, la Misericordia, Jesús Nazareno y la Quinta Angustia asaltan la curiosidad por conocer su cuál era su función. Este objeto responde a la tipología de una demanda, es decir, un plato hondo con borde plano y sobresaliente de cuya base se levanta un astil rematado en un me-

dallón para recoger las limosnas de los devotos. La presencia de dicho medallón hace que, comúnmente, se les denomine “medallas”. Excepto la de la Misericordia, están hechas de lata por algún hojalatero local pues son piezas sencillas decoradas por unas ces y florecillas en las de Jesús Nazareno y la de la Quinta Angustia mientras que la de la Vera Cruz, que es toda lisa, reproduce los rombos de la cruz de su escudo corporativo acotando el medallón. El escaso mérito de estas piezas no es óbice para el encanto que desprenden. El medallón está destinado a acoger una estampa del titular: la de Jesús Nazareno se ha perdido, la Vera Cruz tiene una lámina del Cristo Crucificado de Velázquez y al reverso una Dolorosa y la de la Humildad y Paciencia, que se conoce por una fotografía, es similar a unas antiguas varas1 pero no se ha podido identificar el

1.- MORÓN CARMONA, Antonio: “El patrimonio material como documento para reconstruir el pasado de nuestras hermandades. Iconografía de los titulares de la Hermandad de la Humildad y Paciencia”, en Semana Santa de Osuna 2010, pp. 44-46.

16


SEMANA SANTA OSUNA 2018

motivo que contenía. La más interesante es la de la Quinta Angustia con un doble grabado que reproduce la Ostentatio Christi2, un tema iconográfico de carácter simbólico en el que María aparece venerando las llagas de Cristo. La Virgen está de pie ante la cruz con las manos extendidas sobre el cuerpo de Jesús, que se encuentra delante colocado sobre una tabla cubierta por un sudario blanco y con un cojín para recostar su cabeza. Sendas figuras infantiles se cobijan bajo el manto de la Virgen mientras una tercera señala el cuerpo difunto de Jesús. Artísticamente sobresale la de la Misericordia al estar labrada en plata, como se ha indicado, aunque también es lisa y posee una sencilla cruz de sección romboidal rematada por lazos en sus brazos. Al reverso del borde contiene la inscripción: LA HIZO LA HERMANDAD DE LA CRUZ DE ALEJANDRO. AÑO 1816. SIENDO HERMANO MAYOR ANTº PACHÓN y la marca ARCADI, que nos remite a un desconocido platero local, llamado Arcadio, autor también de los corazones de la Virgen de los Dolores de los servitas, de 1814, y de la Virgen de los Dolores de Almargen, de 1824. Se desconoce qué hermandad era a la que se refiere, probablemente alguna cruz situada en una vía pública. Unas anotaciones3 de la hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, desde 1855 a 1901 ofrecen diversos datos acerca del pedidor. En un inventario sin fechar se mencionan “dos medallas una de plata y otra de lata” y entre 1879 y 1880 se costea, por 118 reales, la hechura de “dos túnicas nuevas para los pedidores” y 25 reales por “una medalla nueva y componer otras dos de la hermandad”. Gracias a ello, se confirma el nombre que recibían quiénes las llevaban, “pedidores” y que vestían una túnica como los demás penitentes. Por su parte, en la hermandad de la Vera Cruz, coincidiendo con los años se su reorganización, se adquieren entre 1897 y 1898 dos demandas y entre 1900 y 1901 otra igual: “una demanda de hoja de lata para pedir en la procesión”4. La referida vestimenta

Demanda de la Cofradía de la Misericordia. Foto: Carlos Fernández

Demanda de la Hermandad de la Quinta Angustia. Foto: Carlos Fernández

2.- MARTÍNEZ MEDINA, Francisco Javier: “La Virgen de las Angustias, Legado Espiritual de la Reina Isabel”, en La Virgen de las Angustias. Historia de una Devoción, Granada 2004, p. 281. 3.- Archivo de la Colegiata de Osuna (A.C.O.) Sección Hermandades. Inventario que hay que hacerse en la capilla de N. P. J. y de lo que contiene el cuarto, s/p. 4.- Archivo de la Santa Vera Cruz de Osuna (A.S.V.C.O.). Inventarios. 1895-1904, s/p.

17


SEMANA SANTA OSUNA 2018

D. Francisco Torrejón” de las cuales se destinaron “56 reales a D. Francisco Torrejón Ríos que con una medalla pidió por imposibilidad de hacerlo el que es de la hermandad D. Félix Padilla”. Recientemente, aún se recuerdan algunos nombres que, en varias generaciones o puntualmente, encarnaban esta figura, como Pérez Pata en la Vera Cruz, Aguilar en Jesús Nazareno y Soto en la Virgen de los Dolores. Incluso, se recordaba una anécdota protagonizada por los de una hermandad muy populosa, que entrando en el casino y mientras uno estaba al excusado, el otro que pasaba por apurados momentos económicos, aprovechó para quedarse con algunas monedas que no le pertenecían. Alguien que lo advirtió comenzó a canturrear una conocida canción de finales de los años cincuenta de la inigualable Sara Montiel, muy apropiada para la escena que estaba contemplando, “Mala entraña”: “mira niño que la Virgen lo ve todo/ y sabe lo malito que tú eres…”. La financiación de las hermandades es una cuestión permanente si bien los ingresos y gastos han ido variando según la época. En nuestros días, la estación de penitencia acapara unos elevados costes debidos a las bandas de música o al exorno floral; en décadas pasadas el pago de cera, la música y los predicadores para los cultos internos podían superar a los del día de la procesión. La colaboración pecuniaria es necesaria para lograr una celebración de la Semana Santa acorde con su distinción de interés turístico nacional pero, en ese sentido, también lo es la preservación de los rasgos que la distinguen y singularizan como es la presencia de la medalla o pedidor, una figura lamentablemente perdida y necesaria de recuperar en el cortejo procesional.

Demanda de la Hermandad de la Vera Cruz. Foto: Carlos Fernández

queda corroborada en la fotografía, mencionada más arriba, de un variado grupo de penitentes de la hermandad de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia, frailes y otros caballeros de paisano en el claustro del Carmen. En primera fila y sentado en el suelo, al centro, aparece el pedidor vestido con túnica negra asida con cuerda de pita y capillo hacia atrás, sosteniendo entre sus manos la demanda. Si bien la instantánea pudo ser tomada antes de comenzar la estación de penitencia y eso explicaría que los nazarenos llevasen el rostro descubierto, se advierte que ningún penitente lleva el capillo sobre la cabeza excepto el pedidor y el suyo está especialmente ajustado. En algunas fotografías antiguas del Viernes Santo en torno al paso de Jesús Nazareno y a la Virgen de los Dolores se distinguen unos penitentes que también llevan el capillo ceñido a la frente, de modo similar a las faraonas de Málaga o los “perro pachón” de Puente Genil, por lo que se corrobora la presencia en los cortejos procesionales de algunas figuras a cara descubierta5, entre ellos la medalla o pedidor.

Antonio Morón Carmona

Sin duda, la presencia de la medalla o pedidor tuvo que ser llamativa estando encarnada por hombres socialmente activos que entre las aceras, casas y bares obtuviesen los donativos de la gente hasta alcanzar sumas considerables. Solía ser frecuente que una medalla o pedidor fuera alguien pobre al que la hermandad, al término de la estación de penitencia, le recompensase su cuestación con parte de los donativos obtenidos. En 1861, la hermandad de Jesús apartaba la cantidad de “40 (reales) abonados a los que pidieron con las medallas el Viernes Santo” y en 1878 se recogen “746 reales produce de las medallas que durante la procesión llevaron los pedidores D. Juan Ramírez y

Demanda de la Hermandad de Jesús Nazareno. Foto: Carlos Fernández

5.- RODRÍGUEZ-BUZÓN CALLE, Manuel: “Semana Santa en Osuna”, en Semana Santa en Sevilla. Horizontes del duelo y fiesta V, Sevilla 1983, pp. 122-123.

18


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Un altar de cultos para dos cofradías de Osuna Las cofradías ursaonenses tienen un rico pasado histórico. Desde la fundación de muchas de ellas en el siglo XVI, cuentan con numerosos episodios históricos que la documentación ha dejado por escrito para que hoy podamos constatar la importancia que en la religiosidad ursaonense tuvieron estas corporaciones. Ello es lo que sucede con dos hermandades radicadas en una misma sede, la iglesia del antiguo colegio mínimo de la Victoria, como son la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y la Hermandad servita de Nuestra Señora de los Dolores, sin duda, dos referentes muy importantes de la Semana Santa ursaonense. Pues bien, en este estudio, aportamos una noticia que nos delata la confraternidad entre estas corporaciones y la importancia que sus cultos anuales tenían en su devenir anual, en las cuales, gracias a ella, podemos constatar los importantes altares efímeros que para sus septenarios y novenarios se levantaban en el presbiterio de la referida iglesia. Y decimos confraternidad y apoyo entre corporaciones, pues se trata de un compromiso de utilización entre ambas cofradías y la desaparecida Congregación del Rosario de Prima de Nuestra Señora de los Dolores, de un altar efímero para sus cultos anuales, que, ante la evidencia de sus pormenores descritos, ya en el siglo XVIII debían ser bastante lucidos. La conveniencia se establece entre los hermanos mayores y varios hermanos en representación de la Congregación y Primitiva Hermandad de la venerada y milagrosa imagen de María Santísima de los Dolores y la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno el 4 de febrero de 1766. En él se expone que la aludida congregación de los Dolores y también la del Rosario de Prima, que veneraba a la misma titular en dicho colegio de la Victoria, tenían construido un altar portátil de madera con sus frentes pintados de diferentes colores y adornado con ramos dorados para ser utilizado

en los septenarios y novenarios que le hacían anualmente a la bellísima escultura de José de Mora, además de haber construido un cuarto en el colegio mínimo para su guarda y custodia, cuyo coste total había sido de 2.400 reales de vellón. Teniendo en cuenta la necesidad que existía de una estructura similar para los cultos de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno y posiblemente la vistosidad que presentaba, ésta se comprometía a pagar la tercia correspondiente de dicho altar y cuarto de almacenamiento, para poderlo también utilizar en sus cultos establecidos en su regla. Para ello, la Hermandad de los Dolores convenía con la de Jesús Nazareno el uso conjunto de esta estructura efímera según unas condiciones donde se establecían los pormenores para su financiación proporcionada y la utilización de la misma. La primera condición que se establecía era que la cofradía del Nazareno debía pagar a la congregación servita 800 reales, que se correspondían con la tercera parte del coste total referido anteriormente, a entregar en tres plazos iguales de 200 reales: el primero el 25 de julio de este mismo año y los dos restantes el mismo día de los sucesivos años de 1767 y 1768. El altar lo podía usar el Nazareno durante estos años sin problema alguno, salvo si llegando el último plazo no hubiese satisfecho a los servitas el referido finiquito, pues si no fuese así, el altar pasaría a ser del dominio de las corporaciones que veneraban a la Virgen de los Dolores hasta que no se salvase dicha deuda. La segunda condición viene a referirse a la participación que en el altar también tenía la congregación del Rosario de Prima, pues aún faltaban 200 reales por entregar de sus 800, quedando claro que una vez satisfecha dicha deuda, esta hermandad gozaría de plenos derechos de propiedad sobre el mismo. La tercera condición establecía que el deterioro que tuviese dicho altar en los novenarios y funciones debía ser costeado de manera 19

proporcionada entre las tres partes, o si finalmente la propiedad recayese en las dos hermandades de penitencia lo hicieran entre ambas, sin que se negase la posibilidad a que los hermanos de estas corporaciones quisieran hacer mejoras en el mismo. La cuarta condición del convenio aludía a la imposibilidad de que estas hermandades utilizasen esta estructura efímera en otras iglesias o ermitas de la localidad, donarlo o incluso cambiarlo, pues aquella que lo intentase perdería la propiedad sobre el mismo. No obstante, se contemplaba la posibilidad de ser utilizada para alguna de las imágenes veneradas en el colegio de la Victoria, en dicho caso debían obtenerse el visto bueno de los hermanos mayores de las cofradías propietarias, con la obligación de reparos en caso de desperfectos y la donación de dos ducados para cera de las dos imágenes de Nuestro Padre Jesús y María Santísima de los Dolores. En dicho caso, ya fuera la comunidad de padres mínimos como algún particular que lo requiriera, estos debían hacer frente al montaje y desmontaje del mismo, siempre realizado por maestros carpinteros impuestos por los hermanos mayores de las cofradías propietarias del altar. La última de las condiciones establecía la problemática de que podía producirse la coincidencia en el tiempo de las funciones y novenarios que celebrasen estas tres corporaciones. En dicho caso, la que tendría la prerrogativa de uso sería la hermandad servita, sin que a ello pudiesen oponer las otras dos corporaciones implicadas. Un testimonio documental que, por lo tanto, nos ilustra una de las facetas más destacadas de estas cofradías ursaonenses, que no era otra que la de organizar sus cultos y funciones anuales a sus imágenes titulares con monumentales altares efímeros tal y como establecían las reglas, costumbre que aún hoy sigue marcando el calendario cofrade anual de Osuna.


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Apéndice documental 1766-02-04. • Convenio y obligación entre las Hermandades de Jesús Nazareno y María SSma. De los Dolores. • Archivo Municipal de Osuna. Protocolos Notariales de Osuna. Legajo 704, Juan Pedro de Villar, 1757, ff. 7-8. Sepan los que esta escriptura vieren como nos Don Arcadio de Arroyo y Alonso García Portillo hermano mayor y hermano de la congragación y primitiva Hermandad de la venerada y milagrosa imagen de María SSma. De los Dolores citta en el Collegio de la Victoria de esta villa de la una parte, y de otra Manuel Casaus, Pedro Baillo, Juan de Sarria el mayor y Juan de Rambla, hermano mayor y hermanos de la cofradía de Nro. Padre Jesús Nazareno cita en el mismo Collegio, todos los otorgantes vezinos de esta dicha villa por nos y en nombre de los demás hermanos cofrades y congregantes que al presente son y serán en adelante por quienes prestamos voz y caución en forma de que estarán y pasarán por lo que aquí se contendrá: decimos que por quanto dicha hermandad y congregación primitiva con la del Rosario de Prima de Dolores citta en dicho Collegio tiene construido y costeado un altar portátil de madera, diferentes frontales con pintura y de varios colores y ramos dorados del que usan en los novenarios y septenarios que a ella ofrecen y acostumbran en cada año, en cuio altar se coloca la Imagen de María SSma. De los Dolores poniéndolo sobre las gradas de la capilla mayor de la iglesia de dicho collegio, cuio costao han importado dos mil y quatrocientos reales de vellón incluidos diferentes gastos que se han impezado en obrar un quarto donde se custodia el dicho altar en el citado collegio y estando convenidos en que aya de usar de el la dicha cofradía para las mismas funciones y novenarios que celebra y hace en el año a la SSma. Venerada imagen de Ntro Padre Jesús Nazareno en atención a ser estas en distintos tiempos y ocasiones de las en que las tiene la referida Congregación primitiva, bajo la qual ha de satisfacer y pagar a este dicha cofradía ochocientos reales que importa la tercia parte de los costos de dicho altar y obra expresada y para su pertenencia en todo tiempo reducirla a instrumento publico lo que por ser justo queremos hacer y poniéndolo en efecto en aquella via //

y forma que aya lugar en dro, ciertos y sabedores del que cada uno corresponde y en conformidad de las facultades que para dichas hermandades en juntas que por ellas se han hecho, se nos han conferido para el mencionado efecto= otorgamos que en nombre de ellas nos hacemos gracia y donación buena pura perfecta e irrevocable, del explicado altar para usar de el en los novenarios y funciones que perpetuamente a dichas hermandades se le ofrezcan en obsequio y culto de las dos imagenes de Jesús Nazareno y María SSma. De los Dolores, que en sus altares y capillas se hallan colocadas en la Iglesia de dicho collegio titulada de Nuestra Sra. de la Victoria, con las condiciones siguientes: 1º. Con condición que dos hermanos de Nro. Padre Jesús Nazareno han de satisfacer y pagar a los de dha congregación primitiva ochocientos rs. de vn. que ymporta la tercia parte de los costos de dicho Altar y obra hecha en el quarto donde se custodia, en quatro plazos y gules de a doscientos rs. cada uno, el primero el día veinticinco de julio de este presente año y los tres siguientes en otros tales dichas de los años de setecientos sesenta y siete, sesenta y ocho y setecientos sesenta y nueve, y en el ínterin a de poder usar dicha cofradía de dho Altar para las funciones de ella, pero llegado el ultimo plazo y no verificándose haber satisfecho el todo de dichos ochocientos rs. no a de poder usar de el en modo alguno la citada cofradía hasta que conste estar cumplida esta condición y estándolo a de tener el dominio directo de la propiedad para usar de dicho Altar como lo tiene dicha congregación y hermandad primitiva de Dolores. 2º. Con condición que dicha Congregación del Rosario de Prima igualmente a de poder usar perpetuamente de dicho Altar en las funciones que se la ofrezcan verificándose el haber satisfecho doscientos rs. vn. que esta debiendo a dicha Congregación primitiva de la parte que le corresponde en los costos de dicho Altar y no en otra forma. 3º. Con condición que las quiebras que tenga el referido Altar // en los novenarios y funciones que celebren 20

dichas congregaciones y cofradía, an de costearse por tercia partes iguales o por mitad en el caso de que no use de el dicha hermandad del Rosario, e igualmente los que de común acuerdo quieran hacer dichos hermanos para el maior adelantamiento y decencia de dicho altar. 4º. Con condición que llegado que sea el caso de tener igual dominio en el citado Altar portátil dichas congregaciones y cofradía, no a de poder ninguna prestarlo para funciones que se celebren en otras iglesias, hermitas ni otra parte, donarlo ni cambiarlo en modo alguno y la que lo intentare pierda el dicho domino de propiedad para que no use de el en las funciones que le corresponda, pero si en alguna que en cualquier tiempo acaezca se celebre a otra imagen en dicho collegio se necesite o pidan dicho Altar, consintiéndolo el hermano mayor que es o fuere en cualquier tiempo de dicha primitiva hermandad de Dolores y el de dicha cofradía de Jesús y concurriendo a la obligación de quiebras y a la de dos ducados de limosna para cera de las dos Ymagenes de Jesús Nazareno y María SSma. de los Dolores, no se pueda negar, bien sea a la M. Rda. Comunidad de dicho collegio o de otra persona que con su asistencia celebran dichas funciones, con la qualidad de que ayan de poner y quitar dicho Altar maestros de carpintero que señalen dichos hermanos mayores y no otra persona alguna. 5º. Con condición que si en qualquier tpo. aconteciere el que en un mismo día quieran celebrar alguna función dichas congregaciones y Cofradías y que para ella ayan de usar de dicho Altar a de tener privilegio de antelación dicha Primitiva Congragación sin que en manera alguna puedan oponerse las demás hermandades ni personas en su nombre, y si lo hicieren no sean oídos ni admitidos en juicio ni fuera de el antes si expelidos y condenados en costas como quien intenta acción y derecho que no le competa en la forma que queda relacionado nos obligamos a guardar y // cumplir como tales hermanos de dichas hermandades y diputados nombrados el contenido de este instrumento y condiciones en el insertas como de ellas aparece y no ir en modo alguno contra su tenor y forma, a lo qual por lo que a cada parte corresponde consentimos se nos pueda ejecutar compeler y apremiar


SEMANA SANTA OSUNA 2018

con solo esta escriptura y el juramento de la que sea lexitima en que lo diferimos sin que sea necesario otro auto prueba citación ni instrumento alguno aunque de derecho se requiera que expresamente renunciamos y de que le relevamos a cuio cumplimento paga y firmeza obligamos los bienes propios y rentas de dichas hermandades que cada uno de nos representamos habidos y por haber y damos poder cumplido a las justicias y jueces de S. M. de esta villa y demás partidos que convenga que de los pleitos y causas de cada una puedan y deban conocer para que a ello les compelan y apremien como por sentencia pasada en autoridad de cosa juzgada renunciamos las leyes que a cada una favorecen y la general del derecho entretimº de lo qual otorgamos la presente ante el escribano de S. Ma. vezino de esta villa y testigos infrascriptos, la que firmamos los que

supimos y por s que no uno a su ruego en la Villa de Ossuna en quatro días del mes de febrero de mil setezientos sesenta y seis años. Siendo testigos Dn. Joseph Lopez Dn. Francisco Perez Carvajal y Joseph de Dios Baes vecinos de Ossuna e yo el essno. Doy fee conozco a los otorgantes= (Firmas y rúbricas) Manuel Casaus, Arcadio de Arroyo, Alonso García, Joseph Lopez, Juan de Rambla, Ante mi por la escribanía de Juan Pedro del Villar. Francisco Diego Montero ssno.

Antonio Joaquín Santos Márquez Universidad de Sevilla 21


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Memoria del Curso Cofrade 2017 Un año más, la Junta Superior del Consejo Local de Hermandades y Cofradías desea dejar constancia con esta memoria de las fechas más destacadas de su cuarto año de mandato al frente de la entidad. ENERO

yectoria en el mundo cofrade ursaonés. El acto, presentado un año más por Manuel Fernández Carreño, contó un año más con la brillante e inigualable intervención de la Banda de Música Villa de Osuna dirigida por Isidro Pérez Jiménez.

12 enero: Iniciamos la actividad cofrade con la celebración de los cultos y la salida procesional de San Arcadio Mártir, patrón de Osuna. 14 de enero: Comenzó el ciclo de formación organizado por el Consejo. En esta ocasión, y de la mano del historiador D. Carlos Fernández, se visitó la exposición del escultor Fernando Ortiz en la Colegiata de nuestra localidad. Esta muestra, enmarcada en los actos para conmemorar el tercer centenario de su nacimiento, sirvió para que todos los asistentes pudieran acercarse a la figura prolífica del escultor malagueño. 23 de enero: La segunda actividad formativa tenía como principal misión dotar a nuestras Hermandades y Cofradías de las herramientas necesarias para afrontar una gestión eficiente teniendo en cuenta los importantes cambios a los que nos enfrentamos en la actualidad. Bajo el título Obligaciones fiscales de Hermandades y Cofradías el economista D. Francisco José Pineda Torres dio a conocer los distintos regímenes fiscales a los que se encuentran expuestas nuestras Corporaciones de una forma accesible y sencilla. 30 de enero: Al igual que en la sesión anterior, se reunió un enorme grupo de cofrades en la casa hermandad de la Cofradía de la Misericordia para asistir a la segunda ponencia de D. Francisco J. Pineda enmarcada en las actividades de formación y organizada por el Consejo. Gestión de Hermandades y Cofradías. Responsabilidad de la Junta de Gobierno sirvió para acercarnos a aspectos tan importantes como desconocidos para muchos de los asistentes: Plan general contable de entidades sin ánimo de lucro, régimen de voluntariado o responsabilidades que se asumen al aceptar un cargo en una Junta de Gobierno fueron algunos de los temas tratados.

MARZO

4 marzo: Por primera vez se celebró el acto cuaresmal en el Auditorio de la

24 marzo: Las Hermandades volvieron a unirse a la Jornada de Oración propuesta por el Papa Francisco. El Consejo dirigió una hora santa que versó sobre el sacramento de la confesión. También los grupos jóvenes tuvieron su hora de reflexión ante el Santísimo expuesto en la capilla del colegio de Madres Franciscanas de los Sagrados Corazones.

Foto: Clara Domínguez

Casa de la Cultura. Un acto que volvió a contar con la proyección de diversos audiovisuales y que de nuevo resultó un enorme éxito de afluencia, superándose año tras año a pesar del cambio de ubicación. Durante el mismo, se presentaron los carteles anunciadores de la Semana Santa y las Glorias de Osuna, obras pictóricas del artista sevillano Manuel Peña Suáez y del ursaonense Jesús Gallardo Gordillo, respectivamente, así como la ya tradicional Revista de Semana Santa y Glorias que cumplió su XXV aniversario, convirtiéndose en una de las publicaciones referencia en nuestra localidad y fuera de ella. José Manuel Torrejón Japón y Arcadio Rodríguez González, pregoneros de la Semana Santa y la Juventud Cofrade, recibieron las pastas para sus pregones de mano de sus antecesores y Manuel Galindo García, hermano mayor de la Hermandad de la Santísima Virgen del Carmen, fue condecorado con la máxima distinción otorgada por el Consejo Local de Hermandades y Cofradías, la insignia de oro de la corporación, por su dilatada tra22

25 marzo: Tenía lugar en la Ermita de San Arcadio el Pregón de la Juventud Cofrade a cargo de Arcadio Rodríguez González, quién fue presentado por su primo y hermano en la Cofradía del Santo Patrón San Arcadio, Manuel Medina Rodríguez. Un pregón emotivo, de profundas convicciones cristianas que deleitó a todos los asistentes.

ABRIL

2 abril: Domingo de Pasión, Domingo de pregón; la Insigne Iglesia Colegial de Santa María de la Asunción volvió a acoger el Pregón de la Semana Santa de Osuna, pronunciado por José Manuel Torrejón Japón. En su disertación, el pregonero hizo gala de sus profundas convicciones cristianas y de cómo las vive y entiende desde la perspectiva cofrade. Emotivo, cercano y ejemplarizante en muchos aspectos, José Manuel dejó patente lo mucho que lleva vivido en el seno de nuestras Hermandades y Cofradías a pesar de su juventud. La presentación corrió a cargo del Vicepresidente del Consejo y amigo personal del pregonero, Álvaro Reina García. 7 abril: El Consejo organizó la “I Semana Santa chiquita” para todos los niños de 0 a 6 años de nuestra localidad. Con salida desde la Plaza del Duque y llegada previo paso por el palquillo de la carrera oficial, a la Plaza Mayor, el cortejo con-


SEMANA SANTA OSUNA 2018

tó, de manera respetuosa, con todos los elementos característicos de una salida procesional contando con los más jóvenes como protagonistas en una ocasión para el recuerdo y deleite de pequeños y mayores. El evento 8 abril: Los jóvenes de nuestras Cofradías compartieron una jornada de convivencia conociendo detalles sobre nuestras Hermandades en esta jornada del Sábado de Pasión. 9 – 15 abril: La Semana Mayor ursaonense se vivió en plenitud. Una Semana Santa en la que sin lugar a dudas el mayor estreno fue volver a disfrutar de las salidas procesionales desde el marco incomparable de la Iglesia Parroquial de

Santo Domingo. Un año más, nuestras Corporaciones supieron evangelizar por las calles de Osuna, llevando toda una catequesis a la calle y procesionando de manera ejemplar.

MAYO Acompañamos a la Hermandad del Rocío de Osuna en su salida hacia la aldea de Almonte y en su llegada a nuestra localidad.

JUNIO

14 junio: se daba a conocer la designación por parte de la Asamblea de Jonathan Sánchez Aguilera como cartelista de la Semana Santa de 2018. Autor, entre otros, de los carteles de Glorias de Sevilla 2015, Triana 2016 o la portada de El

Foto: Clara Domínguez

23

Llamador de ese mismo año, este joven pintor de Coria del Río será el encargado de ilustar el cartel que anuncie nuestra Semana Mayor. 15 junio: Se hacía pública la designación de Álvaro Reina García, actual Vicepresidente del Consejo, como pregonero de la Semana Santa de 2018. Tan solo unos meses antes, Álvaro había sido el presentador del pregonero de 2017, en una disertación en la que dejó clara de forma patente su capacidad comunicativa y de oratoria. 16 junio: Se anunciaba el nombramiento del ceramista ursaonense Emilio Espuny como cartelista de las Glorias de Osuna 2018 en una apuesta firme por parte de la actual Junta Superior.


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Manolo Galindo recibiendo la Insignia de Oro del Consejo en el Acto Cuaresmal 2017. Foto: Clara Domínguez

18 junio: Jesús Sacramentado procesionó por las calles de nuestra localidad acompañado de las Hermandades y Cofradías locales así como por la Junta Superior del Consejo en pleno.

SEPTIEMBRE

4 septiembre: El Consejo daba a conocer la designación de Luisa Rodríguez Reina como Pregonera Joven de la Semana Santa de 2018 tras la votación de los vocales de juventud de nuestras Cofradías, convirtiéndose así en la cuarta mujer que ocupe el atril de este Pregón que cumple su XXIII edición.

8 septiembre: Acompañamos a Nuestra Patrona en todos los actos organizados en torno a su Onomástica así como en su salida procesional. 17 septiembre: La Asamblea decidía otorgar su máxima distinción, la Insigna de Oro del Consejo, a D. Francisco Pérez Vargas por su infatigable labor en pro de su Hermandad y de la Semana Santa de Osuna en general, con un compromiso difícilmente alcanzable, fomentando los cultos, la caridad y la formación mediante la práctica de las mismas. 24

OCTUBRE

8 octubre: La revista de Semana Santa y Glorias de Osuna en su XXV edición fue protagonista de la mesa redonda organizada en el salón cofrade y de arte sacro de Morón de la Frontera. Uno de los coordinadores de la misma, Antonio Morón, y el vicepresidente, coordinador también, Álvaro Reina, participaban en un acto en el que nuestra revista fue objeto de estudio tras su dilatada trayectoria en el tiempo. José Manuel Haro González Secretario del Consejo Local de Hermandades y Cofradías


SEMANA SANTA OSUNA 2018

El sentido de la túnica de nazareno (IV) Su túnica morada, desde su persona, ha unido a varias generaciones: su madre que la realizaba y su esposa, hijos, sobrinos y nietos que la visten, aunque su nieto mayor, Eloy, alterne el morado con la túnica negra de la Virgen de los Dolores para así completar en una misma familia la mañana del Viernes Santo ursaonés.

Foto: Paco Segovia

El apelativo que figura en el título de esta sección de la revista Semana Santa de Osuna, “de nazareno”, cuadra perfectamente con el testimonio del protagonista de estas líneas. Rafael Martín García, por todos conocidos como Martín “el de Galicia” por sus más de cincuenta años de trabajo en un conocido establecimiento textil de la Carrera, es de Jesús Nazareno. De Jesús. Con él se identifica el morado, el color que seguro ha trasminado a su sangre por el más de medio siglo, cincuenta y ocho años nada menos, en los que lleva vistiendo su túnica cada mañana del Viernes Santo. Su llegada a la hermandad de Jesús fue por devoción personal. De hecho, su abuelo José García Ruiz y su tío abuelo Fernando Díaz Maraver ocupaban cargos en la junta de gobierno de la Hermandad de Jesús Caído. Entonces, con unos siete años, vistió la túnica blanca con capillo y capa azul. Su estreno no fue el más alentador pues una intensa lluvia sorprendió la vuelta por la calle Alpechín, les dijeron “a correr” y, mojado desde el presbiterio de la Merced, vio la entrada del Caído junto a la columna. Pasada esta primera prueba, repitió un par de años más hasta que encontró el color y la jornada que marcaría para siempre su devoción. En un ritual ya casi perdido, alquilaba la túnica morada de Jesús en el estanco de

Angulito (Rafael Angulo), sito en la Carrera, por cincuenta pesetas. El Domingo de Ramos, en la misma parroquia de la Victoria, un hermano con buen ojo, comparando al vuelo el largo de la túnica y la hechura del futuro penitente, asignaba a cada uno la que podía estarle bien. Su madre, Carmen, costurera, pensaba que sería cosa de chiquillos, un antojo pasajero hasta que pasaron otros años y comprobó que era mejor coserle su propia túnica y dejar de alquilarla. Su mejor legado es conservar todas las túnicas que ha gastado durante cincuenta y ocho años, un tesoro de incalculable valor sentimental a pesar de que alguna, de tejido más grueso, le haya hecho sudar bastante. “La que llevo ahora es muy ligerita”. El propio Rafael Martín, habilidoso y cuidadoso, rememora una escena que bien pudiera plasmarse en una pintura costumbrista: en la cámara de su casa de la calle Antequera, entre dos tirantas que sostenían los antiguos muros blanqueados, tensaba y cruzaba los cordones morado y amarillo para, luego, asir la túnica. ¿Cuánta ilusión e inquietud cabrían en su ser anhelando el cercano Viernes Santo? Mientras, entre vuelta y vuelta, seguro que imaginaba la enroscada corona de espinas que tormenta a Nuestro Padre Jesús. Su madre completó el hábito con el bordado del escudo con cordoncillo amarillo. 25

A pesar de su fuerte vinculación a la parroquia de Consolación por la vivienda de sus padres, nunca ha vestido la túnica de la Pax ni de ninguna otra hermandad. Los fuertes lazos que le unen a las monjas concepcionistas, a su admirado don Mariano Pizarro, su párroco, y su sacristanía de la parroquia de Nuestra Señora de la Victoria, hacen de Rafael Martín García un hombre de Iglesia con pleno e incondicional servicio. Un ejemplo de testimonio de vida completa, más allá de la de nazareno, que, si se resumiera con un trazo de color, sería indudablemente morado. A.M.C.


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Una restauración necesaria La imagen de María Santísima de la Encarnación reproduce la iconografía conocida como Virgen Dolorosa presente durante la Pasión y Muerte de Cristo (Jn. 19, 17-30). Presenta una actitud estática con semblante abatido y cansino a la vez que el torso y la cabeza se inclinan ligeramente hacia el frente buscando la interacción con el público. También es Reina de los mártires; el dolor y el amor son la fuerza que los lleva tras Jesús, ¡qué horrible tormento al contemplar la crueldad de aquellos esbirros del infierno traspasando con duros clavos los pies y manos del salvador! Todo lo sufriste por mi amor. Gracias, Madre mía. rio de Fátima. Es por esto por lo que bajo la dirección de nuestro sacerdote se encargó al escultor astigitano Agustín Martín de Soto la misión de realizar su cuerpo y manos. Finalmente las manos no fueron acorde con la talla y se procedió a encargar este trabajo a Jesús Manuel Cepeda Conde, persona clave en su concepción actual y definitiva. Debido al corto espacio de tiempo que existía para la bendición de nuestra amantísima titular y la falta de recursos, dichas manos no tomaron un color semejante al rostro, siendo éstas de un tono mucho más claro y resultando una diferencia muy perceptible. La Semana Santa de Osuna es una celebración que supone uno de los mayores vínculos entre el municipio, su patrimonio y sus habitantes, por ello debía ser minuciosa la intervención sobre el aspecto de la imagen, pero también debíamos mantener el buen hacer de nuestros antecesores, los cuales nos delegaron una imaginería procesional de muy alta calidad artística. No solo debemos mantener y cuidar lo heredado sino también ampliarlo con las mismas características, buen hacer y estilo que ya tiene la Semana Santa de la Villa Ducal.

En torno al mes de agosto del año 2008, llegaba a Osuna a una casa particular la que sería devoción de un barrio entero. María Santísima de la Encarnación salió de las gubias del joven escultor sevillano Francisco Javier Rojas Pouzols y llegó para bendecir con su rostro a una familia, convirtiéndose en su protectora y

guía. Durante los primeros años, la talla sólo contaba con el busto, careciendo de cuerpo y manos. En 2012 nacía nuestro grupo de fieles y con ello la necesidad de que Nuestra Señora tuviera un cuerpo para ser venerada en la iglesia de Nuestra Señora del Rosa26

La veneración al culto de nuestra titular los últimos cinco años en un altar anexo al mayor de la iglesia de Fátima y las salidas procesionales habían provocado un deterioro notable localizado en el rostro, el cual presentaba alteraciones en su policromía, dejando ver vetas de color verde y negro en diferentes puntos. El estado interno se encontraba afectado en su estructura por diferentes roturas, tanto en el candelero como en el propio anclaje del busto al cuerpo, el cual se encontraba desplazado. Junto a ello, la Virgen presentaba pequeñas imperfecciones en


SEMANA SANTA OSUNA 2018

do así tener la visión de una imagen completamente acabada, acorde a la calidad de las imágenes de nuestro pueblo. Tratábamos de buscar la menor alteración posible de nuestra titular puesto que se trataba de la devoción de un barrio que buscaba a su dolorosa en cada misa Dominical y la identificaba con sus peculiaridades y sus inconfundibles ojos verdes.

Comparativa del estado actual de la Imagen y el que presentaba antes de su restauración

su aspecto facial, tales como el hoyuelo de la barbilla, diferentes rugosidades en la comisura de los labios, entorno nasal y órbitas de los ojos, además del tono anaranjado y oscurecido.

A principios del mes de julio de 2017 y con la correspondiente autorización eclesiástica poníamos rumbo a una restauración muy necesaria y muy soñada desde los comienzos de nuestro grupo, querien-

Tras consultar con diferentes especialistas, tuvimos a bien encargar este trabajo al que había sido el autor de sus manos, Jesús Manuel Cepeda, el que teníamos la seguridad que iba a tratarla con el mayor mimo y podría realizar un extraordinario trabajo. El sueño comenzaba así con buenas expectativas. Pasaban los meses y Nuestra Madre comenzaba a presentar la que sería la concepción definitiva y el sueño de ver restaurada y mejorada a nuestra titular. La intervención llevada a cabo implicaba la eliminación de la actual policromía para dotarla de una nueva de mayor profundidad, calidad artística y tonalidad acorde con las manos. En el caso del cuerpo, se ha realizado uno nuevo. María Santísima de la Encarnación volvía a su pueblo, a su barrio, a su iglesia, mostrando un rostro sereno, dulce y cargado de expresividad, con una policromía típica del barroco sevillano y acorde a sus manos. Los ojos, a pesar de no haber perdido su color original, cobraban una mayor naturalidad y tras recuperar la posición original en su rostro, el cual había sido ligeramente inclinado hacia abajo en su primera intervención, hacía que los mostrara semicerrados, impidiendo el poder verlos de frente. Por su parte, la boca entreabierta posee unos labios definidos y cargados de sentimiento y su cuello desprendía la contención de aire debido al infinito dolor sufrido por el calvario. En consecuencia, ha obtenido una calidad suficiente acorde a la imaginería ursaonense. Desde el pasado mes de octubre de 2017, la Virgen de la Encarnación vuelve a tender sus benditas manos para ayudar a todas las personas enfermas, afligidas, para salvarnos de nuestras miserias y ayudarnos en nuestros logros. María Santísima de la Encarnación es fuente bendita de fe, madre de la familia, madre de la vida y protectora de los inocentes. Que Ella proteja y cuide siempre a cada familia de Osuna.

27


Foto: Paco Segovia

Foto: Manuel Ortega Foto: Manuel Ortega


SEMANA SANTA OSUNA 2018

El nuevo crucifijo-relicario de la Vera-Cruz con las reliquias del Lignum Crucis y San Francisco de Asís Fue San Francisco de Asís, origen de la mística cisterciense gestada en la Baja Edad Media, el verdadero punto de apoyo del culto histórico a la Cruz, y fueron los frailes minoritas los que, siguiendo al seráfico padre fundador, difundieron su culto en todos sus conventos. A partir del siglo XIV la devoción se institucionalizó de manera colectiva a través de la fundación de las cofradías de la Santa Vera-Cruz, que definitivamente se expandieron por toda España durante la segunda mitad de la siguiente centuria, en la mayoría de los casos de la mano de los franciscanos. La importancia que para estas corporaciones cruceras nacidas en el seno de la familia franciscana tuvo la cruz arbórea del Árbol de la Vera (Verdadera) Cruz, les llevó a fomentar el culto a las reliquias del santo madero en el que fue sacrificado Cristo. Las referencias documentadas más antiguas sobre su hallazgo se localizan en la Historia eclesiástica de Gelasio de Cesarea y en la Historia de la Iglesia de Rufino, escrita algún tiempo después hacia el año 400. Posteriormente fue recogida en la Leyenda dorada de Santiago de la Vorágine. Según la tradición, entre los años 325 y 327, Santa Elena, la madre del emperador Constantino, hizo derribar el templo de Venus que se encontraba en el Gólgota de Jerusalén y ordenó excavar en aquel lugar hasta que se hallaron los restos de la cruz donde había muerto Jesucristo. Se afirma que el descubrimiento sucedió un 3 de mayo y por ello la Iglesia Católica celebra y conmemora en ese día la festividad de la Invención de la Cruz. Las consecuencias milagrosas del hallazgo y el valor capital de una de las reliquias más veneradas y de mayor trascendencia del Cristianismo propició que las peticiones de astillas del sagrado leño fueran legión. Desde fechas muy tempranas fragmentos diminutos de aquel preciado tesoro se fueron distribuyendo por todo el orbe católico. La posesión de

Andas con el relicario antes de la estación de penitencia del Martes Santo Foto: José Manuel Torres Rivera

un signo tan relevante hizo que las iglesias que los albergaban se convirtieran en prestigiosos centros de peregrinación. Cada institución depositaria se aprestó a encargar esplendidos relicarios, labrados en suntuosos materiales, para ofrecer a todos la contemplación reverencial de la reliquia. Los diseños y variadas ornamentaciones respondían al gusto predominante en cada época. Oro, plata, bronce, y otros nobles elementos rendían el universo de materias preciosas ante aquellas menudas esquirlas del santo madero. En ello latía siempre un sentimiento de reverencia y adoración que justificaba la riqueza de sus envolturas.

Detalle de la parte trasera del relicario Foto: Fabián Pérez Pacheco

29

Como la mayoría de las cofradías de la Vera-Cruz, la de Osuna contó con un relicario que contenía una reliquia del Lignum Crucis, al menos, según se tiene documentado, desde finales del siglo XIX. La complicada situación por la que atravesó la hermandad tras abandonar su capilla y sede histórica en el convento de


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Ceremonia de puesta al culto de las reliquias Foto: José Manuel Torres Rivera

San Francisco, debió mover al párroco de entonces, en una fecha indeterminada, a retirarla del culto. Desde entonces se le perdió el rastro hasta que, por fortuna, se ha podido localizar hace algún tiempo entre las pertenencias de la parroquia conservadas en la cilla del cabildo.

La inspiración en modelos italianos del Barroco Pese a las dificultades que debieron afrontar los hermanos cruceros en aquellos difíciles años de mediados del siglo XX, el deseo de recuperar unos cultos y devociones, cuya profunda significación se encontraba en las propias raíces de la cofradía, permaneció latente. Pero ha sido recientemente cuando nuestra hermandad ha tenido la fortuna de recibir la donación de dos reliquias, una del Lignum Crucis y otra de San Francisco de Asís, lo que levó a su Junta de Gobierno a encargar un nuevo relicario donde alojarlas. Para su diseño se ha tomado como fuente de inspiración un modelo que se prodigo en los años finales del siglo XVI y de manera especial durante los siglos del Barroco, en el que se identifican motivos decorativos y planteamientos iconográficos de filiación italiana. En ellos destaca la interpretación clasicista de sus composiciones y diseños, dentro de una serie de variantes tipológicas comunes, que en su mayoría destacan como manifestaciones artísticas técnicamente sobresalientes. El magisterio de sus autores se delata en el detenido empleo de una serie de recursos que dan lugar a un lenguaje formal propio. La complejidad decorativa, basada en el juego de distintos elementos expresivos, resulta distintivo en el diseño de sus peanas, en las que predominan las líneas rectas, que conviven con prominentes elementos curvos como las características volutas que se disponen en los laterales. Al núcleo central, realizado en maderas nobles, se le daba una investidura suntuosa con elementos decorativos en oro, bronce

sobredorado, jaspes, marfil o elementos pictóricos. Este tipo de manufacturas tuvo especial impacto en una clientela noble y acaudalada que, como símbolo de distinción y prestigio, las demandaba para un culto privado o para donaciones. En España contamos con varios ejemplares importados desde Italia, que ponen de manifiesto las relaciones comerciales y culturales que se establecieron durante la Edad Moderna a través de una serie de objetos suntuarios que fueron comunes en entornos ricos y cortesanos. Uno de ellos, procedente de Roma, se encuentra en el monasterio de la Encarnación y Nuestra Señora de Trápana de Osuna, al que fue donado en 1699. Está realizado en madera de ébano, bronce en los remates de la cruz, jaspes embutidos, y presenta una pintura en la peana de San Juan Bautista niño.

El nuevo relicario La obra ha sido tallada por el artista de Osuna D. José Carlos Ligero, dorado y pintado por el jerezano D. Fabián Pérez Pacheco y policromada en sus representaciones figurativas por la también ursaonense D.ña Sara Moreno de Soto. Está concebida para que sea contemplada por todos sus frentes. En su peana sigue de cerca el ejemplar del monasterio de la Encarnación, con planta cruciforme que compone el talud del simbólico monte. Los paneles principales del friso que la recorre contienen la siguiente inscripción: “ECCE LIGNVM CRUCIS IN QVO SALVS MVNDI PEPENDIT” (“Mirad el árbol de la Cruz, donde estuvo clavada la Salvación del mundo”). Sobre esta estructura rectangular descansa un edículo, con cerramiento convexo decorado con ovas, que aparece escoltado por unas pilastrillas y los característicos roleos laterales, en este caso coronados con guirnaldas. En el centro del pequeño tabernáculo se dispone la teca, en plata, de tendencia ovalada y con decoración exterior de filigrana. La caja contiene en su interior pequeñas piezas metálicas que enmarcan las reliquias del Lignum Crucis, dos pequeñas astillas dispuestas en cruz. Por la parte posterior la teca está certificada mediante un sello episcopal marcado sobre lacre rojo, que encapsula la reliquia mediante hilos que impiden su apertura sin que sea profanada. Sobre la peana se yergue una cruz cepillada, que se decora en sus extremos 30

con elementos vegetales dorados. En el adverso de la cruz la composición se centra en la figura pintada de Cristo Crucificado, que tiene su inspiración en una obra pictórica de Alonso Cano conservada en el Museo Estatal del Ermitage de San Petersburgo, que ya fue utilizada como émulo en la cruz alzada de difuntos y en la bandera de la hermandad. A los pies de la cruz aparece representado el busto de la Dolorosa. La presencia de la Virgen en la composición incide en su condición de máxima intercesora ante Dios. En este caso se ha tomado la referencia de The Blue Madonna, obra del siglo XVII del italiano de Carlo Dolci. El discurso del reverso del relicario gira en torno a la condición seráfica de la cofradía crucera. La reliquia de San Francisco de Asís se dispone en el frente central de la peana. Se expone en teca de plata con forma oval. En su interior está forraba por una tela roja donde se encuentra adherida la propia reliquia y una pequeña filacteria donde se puede leer “S. Fran. Asis”. Aparece protegida con cristal y sellada con idéntico sistema de autenticidad mediante un hilo de seda roja y sello impreso sobre cera teñida con tinta de minio con el escudo del abrazo franciscano. En los brazos de la cruz, a modo de trampantojo pintado, aparece suspendido de los clavos del patibulum el cordón franciscano de los cinco nudos, elemento de carácter salvífico que en la crucera se ciñe al escudo de las cinco llagas para caer por el stipes.

Relicario en la procesión del pasado Martes Santo Foto: Fabián Pérez Pacheco

El 8 de abril de 2017 la hermandad celebró una solemne misa de puesta al culto de las sagradas reliquias y, sobre andas, realizó con ellas su estación penitencial el pasado Martes Santo, con lo que la Semana Santa de Osuna ha incorporado un nuevo símbolo de indudable valor espiritual y cultural. PJMS


SEMANA SANTA OSUNA 2018

La Vera-Cruz restaura las imágenes de Nuestra Señora de la Esperanza y San Juan Evangelista La hermandad de la Vera-Cruz, dando continuidad a la línea iniciada en 2015, cuando fue restaurada la imagen del Santo Ecce Homo del Portal, y en 2016, con la restauración del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, el pasado año puso en marcha un nuevo proyecto para acometer las restauraciones de Nuestra Señora de la Esperanza y San Juan Evangelista. Ambas imágenes, que presentaban un delicado estado de conservación, sufrían diversas patologías de carácter superficial como el craquelado de ciertos sectores de las policromías, ennegrecimiento y pequeños desperfectos. De mayor gravedad eran las de índole estructural, que se ponían de manifiesto en grietas, el acople de las mascarillas o la trabazón con las peanas. Junto al análisis de los técnicos en patrimonio, como en anteriores ocasiones se contó con la valiosa información que aporta la tomografía axial computerizada. Para la ocasión, según exigen nuestras reglas en su capítulo número XLII, se creó una Comisión de arte, que sería la encargada de consensuar con el equipo de restauradores la naturaleza de las intervenciones y llevar a cabo el seguimiento de las mismas. Estuvo compuesta por nuestro párroco y miembros del Arzobispado de Sevilla, de la Consejería de Cultura

y valorada; mientras que la del discípulo amado sería restaurada en Málaga por D. Francisco Naranjo Beltrán, quien ha trabajado para notables instituciones como la Junta de Andalucía, la Agrupación de Cofradías de Semana Santa y el Obispado de Málaga, la Catedral de Córdoba o la de Guadix.

Detalle de la imagen titular de la corporación crucera. Foto: Fabián Pérez Pacheco

de la Junta de Andalucía, el Patronato de Arte de Osuna y la cofradía. Una vez realizados los trámites oportunos en el Arzobispado de Sevilla finalmente la imagen de la Virgen fue intervenida en el taller sevillano de D. Fabián Pérez Pacheco y D.ña Eva Morata Plá, cuya trayectoria en la hermandad era ampliamente conocida

Detalle de las manos de Nuestra Señora de la Esperanza. Foto: Fabián Pérez Pacheco

31

La intervención realizada en Nuestra Señora de la Esperanza se ha centrado en las manos y la cabeza. A nivel general se han limpiado y se han estucado y policromado las grietas e incisiones de alfileres y algunos craquelados de la policromía que corrían el riesgo de desprendimiento. De otra relevancia ha sido el sellado y posterior policromado de la fisura que presentaba la mascarilla. La intervención ha permitido recuperar ciertos valores de las carnaciones sonrosadas del rostro, que contrastan con las tonalidades un tanto anacaradas propias de la estética tardorromántica en que se gestó. Cabe destacar además la recuperación de la disposición original de los brazos, que en un momento indeterminado fueron modificados para distanciarlos del torso. Ahora, en su composición primigenia, la dolorosa de mirada ensimismada y expresión avejentada muestra un cariz más intimista y recogido. En los anteriores actos celebrados en 2015 y 2016 la hermandad sintetizó cada presentación bajo una expresión significativa de alto contenido alegórico que compendiara el carisma de cada una de las imágenes. En el caso del Señor del Portal fue “Ecce Homo” (he aquí el Hombre), alocución utilizada por el prefecto Poncio Pilatos cuando presentó a Jesús de Nazaret, con la que se quiso acentuar la presentación de la imagen en su momento iconográfico, la sentida humanidad de la representación y la recuperación de su primitiva advocación. En cuanto al Santísimo Cristo de la Vera-Cruz, fue “Per saecula saeculorum”, locución latina que se utiliza al final de algunas oraciones que significa “por los


SEMANA SANTA OSUNA 2018

siglos de los siglos”, para con ello enfatizar la antigüedad, majestad y hondura de la obra. En esta ocasión fue la de “Ex oriente lux” (la luz viene de oriente), exclamación con alto contenido simbólico que sugiere el recorrido de una transmisión espiritual y cultural ya que, al igual que todo lo que acontece en el universo, el recorrido del Sol, la luz, y con ello todo comienzo y desarrollo en el plano de lo visible, el conocimiento, la religión y la verdad revelada, raíz de la evolución espiritual de la humanidad, y toda nuestro acervo occidental, proviene de Oriente. La luz y el Sol son precisamente atributos que los exegetas tradicionalmente vincularon con la Madre de Dios. En un plano de menor abstracción con ella se pretendía aludir también a la procedencia de la propia obra, el Levante español, el foco cultural de la escultura valenciana, con todo lo que ello supone en el ámbito artístico y de influencias estilísticas. La presentación de Nuestra Señora de la Esperanza tras su restauración se hizo en la iglesia de San Agustín el pasado 15 de diciembre, en las vísperas de la festividad de la Expectación de María. En el acto en el que la cofradía crucera y los devotos se reencontraban con su querida

Nuestra Señora de la Esperanza en la capilla de la Vera-Cruz. Foto Fabián Pérez Pacheco

imagen mariana intervinieron D. Pedro Jaime Moreno de Soto, que pronunció las pertinentes palabras de protocolo y trató sobre Nuestra Señora de la Esperanza y la producción de Vicente Tena en Osuna, y D. Fabián Pérez Pacheco, que hizo una pormenorizada exposición sobre el proceso de restauración. Al cierre de esta edición todavía no habían concluido los trabajos de restauración de San Juan Evangelista, previstos para finales de enero o principios de febrero. Con ella se clausura un ciclo histórico en el que la cofradía de San Agustín en poco más de dos años ha podido afrontar la ingente tarea de restaurar las cuatro imágenes con las que hace estación de penitencia cada Martes Santo. La materialización de una empresa de tal envergadura solo ha sido posible gracias a la enorme labor de muchos de nuestros hermanos y hermanas y a la generosidad de personas allegadas a la Vera-Cruz.

PJMS

Primer plano del perfil de Ntra. Sra. de la Esperanza. Foto: Fabian Perez Pacheco

32


Costaleros, id despacio, no tengáis ninguna prisa, que a su cuerpo le hace daño hasta el beso de la brisa. Sólo os pido por favor, un minuto de silencio que está pasando el Señor y en su cara le estoy viendo misericordia y amor. Y hay en mis versos un canto que a su paso despierta saeta que se hizo llanto en el quicio de una puerta: “Para seguir tu camino en noches de luna llena junto a una mujer morena dejé mi copa de vino”. Eloy Reina Sierra Pregón de la Semana Santa de Osuna 1985

Foto: Javier Sánchez


Foto: Ă lvaro Reina

Foto: Ă lvaro Reina


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Los retablos itinerantes de Nuestro Padre Jesús Caído y de Nuestra Señora y Madre de los Dolores “Una mirada al pasado patrimonial de la Hermandad de Jesús Caído y puesta en valor del estilo procesional ursaonense” El objeto del paso procesional en los cortejos de las cofradías, viene a ser el mismo que el del retablo que alberga una imagen en el templo. Por un lado, el retablo de una capilla podría denominarse como una “máquina de oración” que sustenta la iconografía y estética de la imagen devocional. A su vez, muy a menudo cumplen con una función catequética de cara a las persona que los contemplan; por otra parte, el paso procesional, otrora denominado urna o parihuela, cumpliendo las mismas funciones, viene a sustituir la figura del retablo estático para ser portado por las calles en las procesiones de penitencia o gloria de las diferentes hermandades.

en 1873, cuando de nuevo tenemos referencia a los pasos que la cofradía ponía en la calle, esta vez gracias a la información contenida en un inventario redactado ese mismo año y que dice así: Paso nuebo de Jesús: un trono nuebo con dos cuerpos, el primero calado y dorado con visos encarnados de terciopelo de lana, el segundo liso dorado y blanco, con una columna y un reclinatorio en la misma forma. Cuatro candelabros de hierro de cinco bombas cada uno. Un banco de madera para colocar el paso para que lo conduzcan hombres por debajo con una caída de damasco encarnado de lana para cubrir dicho banco. Y provisto todo

el paso de sus correspondientes tornillos. El texto del inventario continúa así: Paso nuebo de la Virgen: Un trono nuebo calado blanco y dorado con visos para los calados de felpa azul. Cuatro candelabros dorados y blancos de hierro, forjados de madera para cinco bombas cada uno higuales a los de el trono de Jesús Caido. El palio de terciopelo azul con cuarenta y ocho estrellas de plata, seis remates de las varas de el palio. Un banco de madera para colocar el trono para que lo conduzcan hombres por debajo con caídas de damasco azul de lana que lo cubre todo. Y provisto todo de sus correspondientes tornillos.4

Ya en los estatutos fundacionales, redactados por Don Manuel de Ávalos y Pimentel en 1705, se recogían dos procesiones de la Sagrada Imagen de Nuestro Padre Jesús Caído: una claustral el último domingo del novenario, con los hermanos delante de la Comunidad (de Padres mercedarios), con sus cirios o hachas y las hermanas irán detrás de la Imagen, todos vestidos con sus túnicas negras1 de manera que el Fundador y la Junta nombrarán los Hermanos que han de llevar al Señor en la procesión de los novenarios para que no haya competencia alguna2. La otra salida procesional, esta vez externa, tenía lugar el Domingo de Ramos, especificándose que los pasos que han de salir en esta procesión han de ser el de Nuestro P. Jesús Caído, Nuestra Señora de la Soledad y San Pedro llorando llevados a ombros por Hermanos de esta Humilde Hermandad dando la limosna que convenga3 Desconocemos en qué tipo de peana procesional o parihuela sería llevado por aquel entonces Nuestro Amantísimo Titular por las calles de Osuna o en el interior de la nave de la iglesia de la Merced. Será

Nuestro Padre Jesús Caído. Jueves Santo en los años 20

36


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Por la descripción detallada de dichos pasos o tronos llegamos a varias conclusiones. Por un lado la hechura de los mismos es reciente, tal y como se especifica, pudiéndose encuadrar el estilo de los respiraderos en el neobarroco floreciente en el siglo XIX en contraposición al estilo impuesto por la Orden del rey Carlos III, que pedía la sustitución de retablos de madera por jaspes, mármoles y estucos, materiales difíciles de aplicar en las andas procesionales por motivos diferentes como son la exposición al aire libre de las piezas, el peso al ser portados y la oposición al gusto popular, anclado en la exuberancia del Barroco,5por mucho que los artistas hubieran aprendido a imitar el efecto de estos materiales en la socorrida y habitual madera. ¿Qué aportamos como novedad? Podemos afirmar que las andas procesionales que se contemplan en los primeros testimonios fotográficos que conserva la Hermandad, bien podrían tratarse de los mencionados pasos en este inventario. Nuestra hipótesis se sustenta en la certeza de que responden a un mismo esquema de proporciones, situación de cartelas, y recursos estilísticos basados en motivos vegetales de roleos de acanto, todo ello nos lleva a pensar en la mano del mismo tallista, cuya identidad desconocemos a día de hoy. En segundo lugar nos centraremos en la forma de llevar estos pasos, puntualizándose que eran conducidos por hombres por debajo; de nuevo nos dirigimos a las actas fundacionales donde ya se ordenaba que si los tres pasos quisieren llevarlos los Hermanos en sus hombros dando la limosna que convenga, no se consienta que los lleven otros que los Hermanos de esta Humilde Hermandad sino es en caso que los dichos Hermanos no tengan posibles para poderlos llevar y teniéndolos se les admitirán las pujas en cavildo al que más diese.6 De estas directrices entendemos que los pasos eran portados por lo que hoy día llamaríamos cuadrilla de hermanos costaleros, siendo el puesto preferente para ellos. Nos llama la atención como ya entonces se pagaba un donativo a la Hermandad por llevar los pasos o incluso se contemplaba la posibilidad de la puja en caso de haber más hermanos dispuestos a llevarlos, lo cual no es cuestión baladí si tenemos en cuenta la obligación de los

Nuestra Señora y Madre de los Dolores. Jueves Santo en los años 20

hermanos de sufragar el coste de la cera de la procesión así como de las misas cantadas del novenario. Por último y a mi juicio, el dato más llamativo e interesante que aquí se recoge, es la mención al palio de la Virgen de los Dolores, ya en su origen de color azul oscuro, así como la saya, manto y caídas del paso, formando un conjunto de sobrio cromatismo que aún hoy se mantiene, de esta manera estaríamos ante lo que bien podría tratarse del primer palio para dolorosa del que hay constancia documental en las Hermandades de Osuna. Estos pasos procesionaron hasta principios de los años 60, pues según testimonio de N.H. D. Emilio Cecilia Franco, Hermano Mayor por entonces, se vendieron, el paso del Señor a la localidad vecina de Lantejuela mientras que el de la Virgen fue vendido al vecino municipio de El Rubio. Actualmente Nuestro Padre Jesús Caído procesiona sobre paso barroco de caoba obra del tallista ursaonenseD. Antonio Álvarez, hermano de la Hermandad quien lo donó en 1962; mientras que Nuestra Señora y Madre de los Dolores 37

se entroniza cada Jueves Santo sobre el paso de plata realizado por Manuel de los Ríos con varales de Orfebrería Villareal, obra también perteneciente a la década de los 60. Manuel Jesús Jiménez Perona Secretario de la Hermandad de Jesús Caído 1.- Copia de la Regla de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Caído. Osuna 1879. p 31 2.- Copia de la Regla de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Caído. Osuna 1879. p 48 3.- Copia de la Regla de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Caído. Osuna 1879. p 37 4.- Inventario de los efectos y alajas propios de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Caído y Ánimas. Osuna 1873. Pp 126-129 5.- MANUEL J. ROLDÁN. Neoclasicismo y cofradías: el estilo que fracasó. Sevilla 2016 6.- Copia de la Regla de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Caído. Osuna 1879. p 37


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Trabajos de restauración de la Sagrada Imagen de Nuestra Señora y Madre de los Dolores Consideraciones acerca de la imagen devocional como expresión de la Historia y la intrahistoria a la vez matices expresivos. Su modelado es suave, blando; sus formas son redondeadas, lo que hace su expresión natural, ayudada además por la compleja composición de su cabeza: de mirada ascendente, que evita el artificio de la frontalidad, perdiendo quizás “mayestatismo” pero cargándose de sentido humano. Su clasicismo se recoge además en esos originales rasgos de belleza serena pero cargadas de expresividad: su nariz clasicista, de perfil recto y modelado cúbico contrasta con la expresión descolgada de sus párpados que es la asimetría del dolor. Sus labios se entreabren y dejan ver sus finos dientes y una retraída lengua. Su ceño fruncido dibuja unas sinuosas cejas: arrancan angulosas y se extienden rectas y sinuosas.

La imagen de Nuestra Señora de los Dolores es de una singular belleza: original asunción entre un canon popular, con rostro de facciones turgentes y expresión de dolor contenido, y un clasicismo elegante. Parece que fue tallada por la gubia de Gabriel Astorga, según se desprende del catálogo de la Hermandad que fechado en 1873, describe a la imagen como de Astorga, tratándose, probablemente, de una escultura que sustituyera a otra previa de la segunda mitad del siglo XVIII. En cualquier caso, son consideraciones que otros especialistas en la materia deberán aclarar. La imagen es de una juventud previa aún a la plena madurez, no es una imagen de dolor lacrimoso, compungido, sino que es expresión de una serenidad cargada de

Su cuello no es largo pero sí parece esbelto, acentuado por la suave torsión de la cabeza que se dispone además ascendente. Su cuello se compone igualmente de formas circulares: se alza dibujado por un tenue óvalo que arranca desde la escotadura yugular y asciende por detrás de su redondeado rostro. Nuestra Madre expresa dolor, pero no teatraliza, porque quiere ser equilibrada y contenida, y es algo ensimismada. Es quizás expresión de la nueva religiosidad ilustrada,serena, donde la razón se pone al servicio de la fe; no se niegan, no se enfrentan como en el histrionismo teatral de lo barroco, donde la razón sucumbe a la emoción y desaparece. El racionalismo ilustrado encuentra su vía de plenitud en la reflexión, en la idea expresada en un concepto. La imagen debe dar significado a la reflexión, favorecerla, porque la percepción sensitiva, tomada sólo por sí misma, infla las emociones, y excita y engaña al entendimiento, por ello debe estar constreñida. Algo de este sentido religioso se intuye en Nuestra Madre. Ella es expresión de esta

Bendición de los trabajos de restauración en la Virgen

38


SEMANA SANTA OSUNA 2018

nueva religiosidad ilustrada y academicista que se inaugura en el último tercio del siglo XVIII, pero que se extiende a lo largo del siglo XIX: Dios ya no se expresa en la realidad de las cosas (barroco) sino que las cosas ahora son una expresión idealizada de Dios (clasicismo). En cualquier caso, cierto halo de romanticismo esteticista tiñe su significado, porque la razón, a lo largo del siglo XIX, ante la inmensidad incomprensible de la existencia humana, recala nuevamente en la necesidad de la trascendencia, en la constatación de lo inaprensible: pero ahora es fruto de la reflexión, no sólo de la intuición. La imagen de Nuestra Madre de los Dolores mostraba antes de iniciar larestauración, desperfectos en su capa polícroma, numerosas punteaduras provocadas por los alfileres, que son los ladrillos de las camareras y vestidores. Esos daños eran muy numerosos en su pecho y en el entorno de su pabellón auditivo izquierdo. Además, constatamos una capa de suciedad (leve agrisado de su policromía) que aun no siendo de una explícita evidencia, sí que su eliminación determinó la aplicación de un concepto de limpieza preventiva: la eliminación de los depósitos de suciedad que en una acumulación prolongada, determinarían traumáticos trabajos de limpieza. La presencia inicial de las pestañas postizas, de pelo artificial, muy pobladas y negras, oscurecían su mirada, falseaban su naturalidad; dichas pestañas fueron eliminadas y sustituidas por otras de pelo natural que realizamos para Ella.

Primer plano del rostro de la Virgen restaurado

Finalizados los trabajos de restauración, la imagen ha eliminado aquellos elementos formales que distorsionaban su natural orden de percepción; ahora puede lucir más aireada, desprendida, si se quiere, de los ropajes de Reina de los Cielos, porque la turgencia, y cierta morbidez de su modelado, pueden mostrarla ahora tanto como Madre de Jesús, además, también, de como Madre de Dios.

Fabián Pérez Pacheco Historiador del Arte y Restaurador de Obras de Arte de Ars Nova Restauraciones S.L.

Momento de la conferencia ofrecida por el restaurador Fabían Pérez

39


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Trabajos de mejora en el camarín de Nuestro Padre Jesús Nazareno practicada sobre el retablo en 2009 y la hechura de dos ángeles tenantes para la parte inferior de las ménsulas sobre las que se alzan las columnas del mismo en 2012, dan un aspecto remozado a este retablo de 1700 que cuenta con arquitectura de Pedro García de Acuña y cuyas esculturas se deben a Pedro Roldán. A nivel de estructura y con el objetivo de sustituir la tablazón que conformaba el suelo del camarín, este se ha solado con ladrillos antiguos de barro cocido en dos tonos colocados en damero que dan firmeza a la hornacina a la vez que aderezan el espacio. Estos han sido donados por un hermano. En un determinado momento el espacio debió ampliarse, por lo que algunas partes visibles quedaban sin talla y dorado, afeando considerablemente el conjunto. Con el fin de resolverlo, el tallista local José Carlos Ligero ha elaborado las piezas necesarias para completar los espacios vacíos siguiendo el diseño original, caracterizado por una peinacería que se completa con volutas y motivos vegetales como florones. Su trabajo se ha complementado con el del sevillano Paco Pardo Jiménez, quien se ha encargado de dorar con pan de oro al mixtión las nuevas piezas. Con el objetivo de registrar cada cierto tiempo la temperatura y la humedad del lugar y procurar que sean óptimas para la conservación de la Imagen en todo momento, se ha instalado un termohigrómetro donde se podrán comprobar estos valores. Así mismo la instalación lumínica existente ha sido sustituida por otra de tipo LED y se ha dotado al espacio de un sistema de seguridad con alarma y detector de humos que junto con el cristal protector instalado tras la Semana Santa de 2016 garantizan la seguridad de la talla.

Vista de las nuevas piezas, de idéntico diseño a las originales

Aprovechando la ausencia de la Sagrada Imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno con motivo de su restauración y con vistas a una mejor conservación de la misma y al adecentamiento del lugar donde recibe culto la mayor parte del tiempo, se han llevado a cabo una serie de actuaciones que junto a la restauración

C.F.

Vista parcial del techo donde puede apreciarse el resultado final una vez concluido el dorado de las piezas talladas

40


SEMANA SANTA OSUNA 2018

El último paso de Nuestra Madre y Señora de los Dolores A los servitas del año 2018: Álvaro Reina, pregonero. Luisa Rodríguez, pregonera de la juventud cofrade. Curro Pérez, Insignia de oro del Consejo Local de Hermandades. La noche es la más corta del año porque las horas corren tanto que hasta la luna, que en su absoluta redondez parece la esfera del reloj consistorial, se ha quedado sin agujas. Los minutos vienen diseminados y a paso ligero por la calle Aguilar, Granada y San Cristóbal, desde la calle la Cruz o Antequera hasta que confluyen a la luz de un zaguán en lo alto de la calle la Cilla. Allí, todo comienza a ordenarse: la madrugada se torna en alba del Viernes Santo, todas las calles conducen al final de la Carrera y el arco de la puerta se convierte en arco de triunfo cuándo se produce la salida de Jesús y de la Virgen. Es un protocolo en el que se han identificado unos elementos perennes, a veces de manera equívoca: el clavel rojo, la túnica morada, la candelería encendida, el corazón traspasado sobre las manos y los sones de la marcha “Madrugá”. En el caso de la Nuestra Madre y Señora de los Dolores, la forma recta y el color plateado de sus respiraderos, la silueta de su ráfaga y la abundante flor blanca, constituyen una estampa inmutable desde hace más de medio siglo, casi idéntica año tras año. Por el contrario, su paso procesional y su exorno sí han variado considerablemente y podemos conocerlo porque, afortunadamente, existen todos sus tronos o pasos, marcando incluso algunos de ellos la estética actual de otros de nuestra Semana Santa. Las líneas que abajo seguirán plasmarán la secuencia temporal en que fueron apareciendo así como sus características. Entre los enseres de la primitiva orden

que se han perdido. Por estos rasgos, se puede fechar en la primera mitad del siglo XIX, siendo uno de los tronos más antiguo conservados en Osuna. El modo de portarlo era mediante trabajaderas longitudinales que, apoyadas en el hombro de los cargueros, usaban horquillas sobre las que descansaban en las distintas paradas. Por otras fotografías existentes, se observa este modo de portar en el trono neoclásico, pintado imitando mármol, de Nuestro Padre Jesús Nazareno, o en referencias escritas en un inventario de las hermandades de Jesús Nazareno1, de Jesús Caído2 o en las reglas de la Quinta Angustia. En la actualidad, dicho modo de portar se sigue manteniendo en Estepa (Virgen de las Angustias, Santa Ana y Virgen del Carmen) y en todas las hermandades de Antequera, donde también se les denomina tronos. Nuestra Madre y Señora de los Dolores sobre su trono neoclásico de la primera mitad del siglo XIX

servita, existe una pieza que habitualmente se ha interpretado como una peana pues, en una de las más antiguas fotografías de Nuestra Madre y Señora de los Dolores, aparece apoyada en el suelo. Sin embargo, lo que no capta la fotografía se comprueba al observar la propia pieza ya que mantiene un sencillo picaporte a modo de llamador que serviría para marcar el movimiento y paradas de, en realidad, estas andas. De planta cuadrada, están realizadas en madera con incrustaciones de otra de distinto tono, lo que le proporciona cierto cromatismo. Su estilo neoclásico, muy sencillo, reduce la ornamentación a una secuencia de pilastras toscanas separando casetones, rematándose su perímetro superior por una pequeña balaustrada. Originariamente contaba con pequeños apliques metálicos

La estrecha relación entre las hermandades de Jesús y la Virgen de los Dolores se intensificó en el siglo XIX cuándo los del Nazareno corrían con los gastos de la salida procesional de la Virgen y éstos accedían en calidad de “convidada”3, teniendo como resultado que la mañana del Viernes Santo quedase configurada tal y como se desarrolla en la actualidad. Dicha relación se evidenció en el plano artístico: el 25 de enero de 1874 se firmaron las “Condiciones del presupuesto de trabajo del trono de Nuestro Padre Jesús Nazareno” con el tallista don Luis García4, en el que se fijaba un modelo a seguir pues “será hecho con las mismas dimensiones, condiciones y talla que el de Nuestra Madre y Señora de los Dolores”. Esta cláusula permite remontarnos a la década de los sesenta o primeros años de los setenta del siglo XIX para datar el segundo trono de la Virgen del que existen fotografías en 1891.

1.- Archivo de la Colegiata de Osuna (A.C.O.) Sección Hermandades. Inventario que hay que hacerse en la capilla de N. P. J. y de lo que contiene el cuarto, s/p. 2.- Archivo de la Hermandad de Jesús Caído de Osuna (A.H.J.C.O.). Constituciones de la Hermandad y Cofradía de N. P. Jesús Caído. Osuna, 1705 (copia literal de 25-4-1777), s/p. 3.- RAMÍREZ OLID, José Manuel: Osuna durante la restauración (1875-1931). Osuna, 1999, t. II, p. 763. 4.- A.C.O. Sección Hermandades. Condiciones del presupuesto de trabajo del trono de Nuestro Padre Jesús Nazareno, s/p.

41


SEMANA SANTA OSUNA 2018

lazada, y la canastilla tenía perfil cóncavo repitiéndose la ornamentación vegetal pero más gruesa, dejando espacios libres de artificios e intercalando cartelas. Otra de las novedades es la iluminación, que aparecía por primera vez, mediante candelabros rematados por tulipas de cristal colocados a distinta altura que emergían de la prolongación de las hojarascas en las esquinas. Su forma cuadrada y el estilo neobarroco permiten vincularlo con otros tronos similares como con el que procesionaba Nuestro Padre Jesús Caído hacia 18736, Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia desde 18927 y el de María Santísima del Mayor Dolor estrenado en 1917, realizado por el carpintero y hermano de la Pax Aurelio Bueno8.

La Virgen de los Dolores sobre su trono neobarroco de ascendencia romántica, en el que se inspiró don Luis García para la construcción del de Jesús Nazareno

Presenta unos cambios significativos respecto al trono neoclásico, tanto en estructura como en su estilo. La primera novedad es llevar las trabajaderas en el interior, cambiando la posición de los cargadores del exterior al interior ocultos tras los faldones cuyo número no llegaban a la veintena. En consecuencia, las horquillas perderían su uso y el trono, con forma de

mesa, se apoyará sobre cuatro patas fijas como los conocemos hoy día, apareciendo los respiraderos para permitir la entrada de aire y luz a su interior. La segunda novedad se refiere al estilo, neobarroco de ascendencia romántica5. Los respiraderos eran de perfil recto rematados en el borde inferior por penachos, con una decoración calada de tipo vegetal entre-

A partir de entonces, el neobarroco se identificó como el estilo de la cofradía servita y se consolidó con el estreno de un espléndido trono en 19229. Tallado en madera y dorado, su ornamentación bebe directamente del más puro barroco sevillano, advirtiéndose en la alternancia de formas cóncavas y convexas de sus respiraderos las creadas por Borromini para la fachada de la iglesia de San Carlos de Roma. En contraste a este dinamismo, la alta canastilla es de perfil recto, sin entrantes ni salientes, culminada por una crestería de volutas sobre la que se alterna una punta de hojarasca vuelta. La superficie de los respiraderos y el canasto se recorre por una elegante ornamentación calada asimétrica que parte desde el centro de los mismos, de carnosas hojas de acanto entrelazadas terminadas en roleos que nos remiten al siglo XVII. En los respiraderos, la decoración se ve interrumpida por cuatro cartelas en sus frentes con atributos de la Pasión mientras que en la canastilla acogen interesantes pinturas sobre tablas representando los siete dolores de la Virgen. Constituyen éstas las piezas más singulares por la riqueza artística que le suma a la de la talla y por denotar en el encargo un especial esmero en alusión a la advocación de la titular servita. Se iluminaba con altos candelabros de cinco luces con tulipas

5.- RODA PEÑA, José: “El paso procesional: talla, dorado y escultura decorativa”, en Sevilla Penitente T. II, Sevilla 1995, p. 43. 7.- Archivo de la Hermandad de la Humildad y Paciencia de Osuna (A.H.H.P.O.) Libro de actas, 1828-1975. s/p. 8.- Archivo de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Pax de Osuna (A.H.C.P.O.)Mayordomía, cuentas del manto, 1915-1942, f. 1 r. 9.- El Paleto, nº 964, 7 de Abril de 1922.

42


SEMANA SANTA OSUNA 2018

de cristal en las esquinas. Hasta ahora no se ha identificado su autoría pero no debe perderse de vista el trono de Nuestra Madre y Señora de la Quinta Angustia, estrenado cinco años después y realizado por el prestigioso tallista sevillano Antonio Roldán Rodríguez10, pues ambos comparten la línea de los respiraderos y el contar con cartelas pintadas. También puede considerarse a José Gil Ferrera, el más cualificado y prolífico de los que estuvieron activos en la Sevilla del primer tercio del siglo XX11, pues el planteamiento de la canastilla y su ornamentación es similar al del paso del Cristo de la Exaltación hispalense realizado por el citado artista en 1902. A sus características artísticas, hay que añadir otras novedades como el aumento de sus dimensiones hasta alcanzar los veinticuatro costaleros y que se comenzase a desarrollar en él un exorno floral, hasta ese momento inexistente. Éste aparece de manera escueta a modo de monte en el que, mayoritariamente, se empleaba distintos follajes verde y, pasados los años, con abundante clavel blanco. En consecuencia, se añadirán sendas jarras de madera dorada, las únicas piezas de este conjunto procesional aún en posesión de la hermandad. El nuevo trono se completó, al año siguiente, con el estreno del magnífico manto azul pavo que llevaban bordando las monjas clarisas desde 1915, cuyos grandes acantos bordados se asemejan a los tallados en la madera. Por todo ello, y tras la lamentable e incomprensible enajenación del paso, surgió entre los servitas una añoranza y un reconocimiento como el trono por antonomasia, el mejor que ha tenido Nuestra Madre y Señora de los Dolores. En 1960 se comienza a tratar la compra de uno nuevo y para conocer estos detalles hay que recurrir a las actas de la sevillana hermandad de la Paz, del treinta de agosto de dicho año, en la que se recoge la mediación de don José Sánchez Ledesma ante los cofrades para comunicarle que “unos Srs. estaban interesados en la compra de los varales y respiraderos antiguos, habiéndoles pedido 60000

pts.”12. Don José Sánchez Ledesma, sacerdote y natural de Osuna, fue, desde la década de los cincuenta hasta últimos de los sesenta coadjutor de la parroquia de San Sebastián de Sevilla, sede de la citada hermandad. El enlace del sacerdote con los servitas de Osuna queda en el aire aunque se sabe que era amigo de don Pedro García, hermano mayor de la Hermandad del Santo Entierro y hermano

de Nuestro Padre Jesús Nazareno aunque no de la Virgen de los Dolores. En cualquier caso, la idea que rondaba a los servitas era la de poseer un paso de palio sevillano por lo que, finalmente, se efectuó la compra de los respiraderos y varales de la Virgen de la Paz que en 1940 los del Porvenir habían encargado al orfebre Andrés Contreras y al taller de

Salida de Nuestra Madre y Señora de los Dolores en 1922, justo en el momento del estreno de su nuevo trono tallado en Sevilla

10.- El Paleto, nº 1139, 20, febrero 1927. 11.- RODA PEÑA, José: Retablos itinerantes. El paso de Cristo en la Semana Santa de Sevilla. Sevilla 2015, p. 158. 12.- MORÓN CARMONA, Antonio: “Un paso de palio sevillano para dos Dolorosas de Osuna”, en Semana Santa de Osuna 2009, pp. 38-39.

43


SEMANA SANTA OSUNA 2018

los Sucesores de Manuel Seco respectivamente13. Dichos respiraderos son de metal repujado y plateados, de perfil recto con penachos en los frentes y esquinas, de estilo neobarroco, caracterizándose su diseño por la repetición de unas cartelas cuadrilobuladas. En este sentido, en 1939, 1942 y 1943 este orfebre realizó unos respiraderos idénticos para la Divina Pastora de Santa Ana de Sevilla, para el Santo Entierro de Marchena, hoy en su paso de la Santa Cruz, y la peana de la Virgen de los Dolores de la hermandad de las Penas de San Vicente de la capital. También son iguales los de la Virgen del Rosario de Bonares y los de la Virgen de la Granada de Guillena. Toda esta producción repite las mismas cartelas, que la hacen fácilmente reconocible. En 1961 salió a las calles ursaonenses por primera vez excepto los varales y el palio, rompiendo radicalmente con el estilo mantenido hasta ese año: en primer lugar, el color y el material, metal plateado frente a la madera dorada; se perdía la canastilla y, por tanto, disminuía la altura de la Virgen. Igualmente se perdía la rica iconografía de sus pinturas puesto que los nuevos respiraderos, al ser seriados, sólo añaden como detalle personalizado el corazón traspasado por los siete puñales en el respiradero frontal. La nueva iluminación constaba de una candelería de cuarenta y ocho piezas cuyos candeleros de bronce plateado carecían de interés artístico. Afortunadamente se conservó la forma de llevarlo, es decir, con las trabajaderas longitudinales sobre los hombros con almohadillas. El espléndido trono de 1922 fue vendido a la hermandad de la Pax y desde 2008 pertenece a la del Santo Entierro. La conciencia de encontrarse ante un conjunto incompleto y la inquietud por culminarlo, lo expresaba la camarera de entonces, doña María Pilar González, varios años después, cuando respondía a estas preguntas para la revista de Semana Santa: “¿Es partidaria de un palio para la Virgen de los Dolores? ¿Por qué?

Aspecto actual del paso de la Virgen de los Dolores con los respiraderos labrados por don Andrés Contreras en 1940 para la Virgen de la Paz de Sevilla

Soy partidaria del palio porque él es el complemento de su exorno.” “¿Qué le gustaría que estrenase la Virgen en la Semana Santa del año próximo? Un palio merecedor de su talla.”14. El hermano mayor a la pregunta “¿Qué estrena este año su Hermandad?”, respondía: “En orden de prelación, le seguía nuestro deseo de salir este año con palio. Dificultades de última hora no lo han hecho posible y esperamos conseguirlo para el próximo año, si Dios quiere”15; una década después del estreno del paso. Actualmente no existe una respuesta clara sobre por qué no se incorporó el palio, si por las empinadas cuestas por las que discurre la procesión en su camino hacia la Colegiata de la Asunción, con algunos tramos muy estrechos, o las medidas de la puerta de su sede canónica. El cualquier caso, el deseo de dotar de un palio a Nuestra Madre y Señora de los Dolores no se cumplió, el proyecto fue abandonado y se zanjó en 1986 con la venta de los varales,

por 120.000 pesetas, a la Hermandad de Ntro. Padre Jesús de la Humildad y Paciencia para su paso de María Santísima de la Soledad, con los que sigue procesionando. La incorporación del palio sevillano sí proliferó en otras hermandades de modo que en 1963 lo estrenó María Santísima del Mayor Dolor, en 1966 Nuestra Señora y Madre de los Dolores de Jesús Caído y en 1967 Nuestra Señora de la Esperanza. No obstante, sí existió un tipo de palio decimonónico en Osuna como el azul tachonado de estrellas de plata y sostenido por seis varales de la Dolorosa de Jesús Caído16 y el de María Santísima de la Soledad, probablemente metálico, que se intuye en una fotografía de principios del siglo XX subiendo hacia la Colegiata. En la pasada década de los noventa el estado de conservación del paso no era el adecuado: unos enseres estaban muy

13.- SANTOS MÁRQUEZ, Antonio Joaquín: “La orfebrería de la Hermandad de la Paz”, en La Paz. El Porvenir. Historia y Patrimonio. Sevilla 2014, p. 244. 14.- Semana Santa de Osuna, 1967. 15.- Semana Santa de Osuna, 1971. 16.- A.H.J.C.O. Inventario de los efectos y alhajas…, f. 129.

44


SEMANA SANTA OSUNA 2018

deteriorados y otros eran inexistentes, por lo que había que recurrir a pedirlos prestados. Bajo el mandato del entonces hermano mayor don Francisco Pérez Vargas, se acudió a la sevillana calle Goles donde se ubica uno de los más prestigiosos talleres de orfebrería, el de los hermanos Delgados López. José Delgado, dibujante del taller, fue el encargado de proyectar un soberbio conjunto especialmente para Nuestra Madre y Señora de los Dolores en 1992. Conocedor de la gran valía de la talla, de su conmovedora expresión y de su singular iconografía, el futuro paso pretendía alcanzar la calidad artística que la Virgen merecía. En dicho dibujo se diseñaron respiraderos y canastilla, elemento que se pretendía recuperar, articulados mediante una estructura ingleteada que acogía paños con un menudo repujado neobarroco. La correlación entre los respiraderos y la canastilla se completaba con salientes en sus esquinas y frentes. De nuevo, en la canastilla se planteaba recuperar las cartelas con los siete dolores y en los respiraderos los emblemas pasionistas. Especialmente llamativa era el remate del frente del canasto, con una airosa crestería a cuyo centro confluían sendos ángeles sosteniendo el corazón traspasado por las siete espadas. Una novedad era la incorporación de cuatro faroles en las esquinas, cuya forma hexagonal remitía los que escoltan la cruz de guía realizados por Villarreal en la década de los sesenta. Al observar con detenimiento el dibujo y siendo sabedores de las generosas esquinas florales que en esos años se estilaban, se preveía guardar una cierta distancia entre los faroles y la nueva candelería para mantener la colocación de dichas flores. Otro detalle más que denota el conocimiento patrimonial de la hermandad y el refinamiento de este conjunto procesional total es la permanencia del escudo en el faldón delantero que se enriquecería con franjas y broches bordados en su perímetro. La admiración ante tan fastuoso proyecto, con el que se pretendía recuperar el esplendor perdido para la Madre de Osuna en su estación de penitencia, propició que se iniciase con la realización del juego de seis jarras, pues no se tenían unas propias. En el mismo año de 1992 se presupuestaron, contratándose dos años después cinceladas en metal plateado y, por fin, se estrenaron en 1996. Su cuerpo abombado reproduce una ornamentación vegetal con sendas pequeñas cartelas, con el corazón traspasado

y la S con el clavo tal y como aparecen en el libro de reglas, y elevadas asas. Parecidas en su forma son las jarras que custodian en su paso al Cristo del Amor de Bollullos de la Mitación. La incertidumbre que provocaba el elevado costo que suponía su realización completa, la inesperada obra a la que se tuvo que hacer frente ante el precario estado de la techumbre de la parroquia y las coyunturas por las que pasaron las sucesivas juntas de gobierno, produjo que desgraciadamente se abandonara este magnífico proyecto. El empeño que el taller de orfebrería Delgado López volcó en el papel mediante su afiligranado dibujo hizo que quedase enmarcado y no guardado en una

carpeta, a pesar del desvaimiento de la hermandad, colgado en la escalera del citado taller donde ha sido testigo del repujado de obras maestras de la Semana Santa hispalense como el paso de palio de la Virgen de la Aurora, de la Hiniesta o de la Merced. Allí permanece mientras cayó en el olvido de los servitas, quizá anhelando que algún día pueda remontar verdaderamente los escalones pero de la Cuesta de los Abades un Viernes Santo, como bálsamo de plata para la que el himno aclama “Dolor de Osuna”, en el que es su último paso… o primero del siglo XXI.

Antonio Morón Carmona

Boceto del paso proyectado por Orfebrería Delgado López en 1992 para la Virgen de los Dolores

45


SEMANA SANTA OSUNA 2018

46


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Himno popular a la Virgen de los Dolores de Osuna Virgen de los Dolores, Madre del corazón con siete espadas, Madre que no has contado las penas que te tienen desmayada: tus ojos, los más nuestros; tu perfil es un nardo dolorido; tu pecho siempre abierto al llanto de tu pueblo y su quejido, como tu faz… ninguna: Virgen, Madre de Amor… ¡Dolor de Osuna!

Si amores te encendieron en dolores inmensos las mejillas, enciende Tú, Señora, una hoguera de amor y de delirio en el alma del pueblo que te añora y canta de rodillas el amor y el dolor de tu martirio. Virgen de los Dolores, Madre del corazón con siete espadas, Madre que no has contado las penas que te tienen desmayada:

47

tus ojos, los más nuestros; tu perfil es un nardo dolorido; tu pecho siempre abierto al llanto de tu pueblo y su quejido, como tu faz… ninguna: Virgen, Madre de Amor… ¡Dolor de Osuna! Letra del Padre Ángel Martín Sarmiento (1933-2015)


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Notas informativas de la Hermandad de la Pax El pasado mes de mayo, los sagrados titulares de la Hermandad de la Pax, Santo Cristo de la Paz y María Santísima del Mayor Dolor junto a Nuestra Señora de Consolación volvieron a ser trasladados al templo de Nuestra Señora del Rosario de Fátima, con motivo del comienzo de la II fase de restauración de la parroquia de Consolación. A estas obras se le ha sumado la intervención de la capilla de María Santísima del Mayor Dolor en su totalidad, gracias al trabajo desinteresado y donaciones una vez más de los hermanos para cumplir con la ilusión de volver a ver a María Santísima del Mayor Dolor en su lugar habitual, imagen que no se contemplaba desde el mes de Septiembre de 2015. Finalmente, en el mes de noviembre nuestros titulares regresaron de nuevo a la parroquia de Nuestra Señora de Consolación, días previos al 18 de Noviembre, fecha en la que se celebró la Solemne Misa de bendición del templo, oficiada por Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Juan José Asenjo Pelegrina, Arzobispo de Sevilla. Tras la aprobación del Cabildo de Hermanos, se han acometido unos trabajos de restauración sobre la imagen del San-

Foto: Paco Segovia

to Cristo de la Paz, los cuales han sido llevados a cabo por la empresa G.R.S. “Conservación y Restauración de obras de artes”. Estos han consistido especialmente, en la consolidación y sustitución del elemento de sustento de cruz y en una limpieza superficial de la imagen, ya que la policromía de la imagen se encuentra en un estado óptimo de conservación. Destacar que el día 26 de Noviembre del 2017, se celebró el Cabildo General de Elecciones, en la cual se respaldó la única

48

candidatura presentada, la encabezada por D. José Manuel Torrejón Japón. Posteriormente se homenajeó a D. Ramón Padilla, D. Miguel Sánchez y D. José Torrejón, por toda una vida de entrega y amor a la Hermandad de la Pax, así como al hermano mayor saliente D. Francisco Javier Gracia Ferrete, por su impecable labor al frente de la hermandad durante los últimos ocho años. La junta de gobierno


Foto: José A. Ruíz Moncayo

Foto: José A. Ruiz Moncayo

Foto: Samuel Torres


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Entrevista a la Pregonera de la Juventud 2018 Luisa Rodríguez Reina El sábado 3 de marzo a las 17:30 tendrá lugar en la ermita de San Arcadio el vigésimo tercer Pregón de la Juventud Cofrade que será pronunciado por Luisa Rodríguez Reina, quien se convertirá en la cuarta mujer que ostente tal honor tras Estrella Rodríguez, Inmaculada Abad y Pilar Fernández. Nacida en 1998, Luisa pertenece a una familia íntimamente ligada a la Hermandad de la Virgen de los Dolores, siendo su padre el actual capataz. Toda su labor cofradiera la ha desempeñado en la hermandad servita, donde ha mostrado sus inquietudes desde su niñez. Este año compartirá el honor de pregonar la Semana Santa de su pueblo con su tío, Alvaro Reina García, y extenderá la saga pregoneril en la familia, puesto que es nieta del pregonero de la Semana Santa de 1985, Eloy Reina Sierra. ¿Cuándo y cómo recibiste la noticia de tu elección como pregonera joven? ¿Qué pensaste en ese momento? La recibí a principios de septiembre y, aunque yo ya había oído rumores, fue el Consejo de Hermandades el que vino a mi casa a darme la noticia.

Foto: Clara Domínguez

En ese momento pensé que cómo yo había podido ser elegida para tal responsabilidad. Aunque no tardé en confirmar mi respuesta ante esta oportunidad. ¿Por qué crees que te han elegido? Por ser una joven cristiana que da testimonio de su fe en su vida cotidiana y por no ser cofrade solo los días previos y durante la Semana Santa.

¿Qué supone para Luisa ser la encargada de pronunciar el Pregón Joven de la Semana Santa? Un cargo, que aparte de ser importante y de ser una responsabilidad, es una oportunidad y un privilegio para representar a los jóvenes cofrades de mi pueblo. ¿Qué opinión tienes de la juventud cofrade de Osuna y de la labor que realizan los grupos jóvenes? Hay mucho que trabajar y que machacar aún, esta juventud cofrade está un poco perdida. Pero también pienso que necesitamos de un apoyo con experiencia para poder enderezar este camino. ¿Quién será tu presentador? ¿Por qué lo has elegido? José Manuel Santillana. Quién mejor para presentarme que alguien con el que he crecido como persona y como cristiana, y con el que he compartido y comparto mi vida cofrade. ¿Qué te gustaría que los jóvenes recordaran de tu pregón? Me gustaría que este pregón les hiciese reflexionar, pararse a pensar y les ayudara a buscar a Dios, cosa que con las prisas de la vida moderna que tenemos los jóvenes; muchas veces parece que se nos olvida.

Foto: Clara Domínguez

51


Foto: Clara Domínguez

Luisa tu pregón será el vigésimo tercer pregón joven, sin embargo será la cuarta vez que lo pronuncie una mujer. ¿Qué opinas del papel de las mujeres en las hermandades? ¿Piensas que, aunque haya evolucionado su protagonismo en el mundo cofrade, todavía queda camino por recorrer? En el ámbito social, la mujer esta desvalorizada y esto se ve reflejado en el ámbito cofrade. Aun así, poco a poco se le está dando mayor cavidad a las mujeres en las hermandades ya que, creo que hemos demostrado poder ocupar el mismo lugar que los hombres en las cofradías.

Un cargo, que aparte de ser importante y de ser una responsabilidad, es una oportunidad y un privilegio para representar a los jóvenes cofrades de mi pueblo. Eres hermana de la Hermandad Servita de la Virgen de los Dolores. ¿Nos puedes hablar de tu actividad cofrade dentro de ella y de lo que aporta a tu vida como cristiana? Pertenezco al grupo joven de mi hermandad e intento siempre estar a disposición de este, tanto en reuniones, como en cultos, como en eventos. Durante el año pretendo siempre tener momento para la hermandad, ya que complementa mi vida cristiana.

Me gustaría que este pregón les hiciese reflexionar, pararse a pensar y les ayudara a buscar a Dios, cosa que con las prisas de la vida moderna que tenemos los jóvenes, muchas veces parece que se nos olvida. Como buena hermana Servita conoces muy bien los momentos más emotivos de la Estación de Penitencia ¿Con cuál de ellos te quedas? No podría quedarme con un solo momento de esta estación de penitencia, pero uno de los más emotivos es cuando la Virgen hace la revirá de la Cuesta de los Abades camino de la Colegiata. Ese momento en el que termina la revirá y los rayos de luz hacen resplandecer, más aun, la cara de la Virgen dolorosa. Y continúa su paso por el convento de las Descalzas, cantándole sus costaleros la Salve. Pregunta obligada. Este año dos miembros de la familia Reina serán los encargados de anunciar la llegada de nuestra Semana Santa. ¿Qué supone esta coincidencia para ti y tu familia? No creo que sean cosas del azar, ya de por si compartir este momento con alguien de mi familia es algo especial, pero he de decir que compartirlo con mi Tío Álvaro lo es aún más. Mi tío es para mí una referencia. Ha sido una persona clave en mi vida cristiana, ya 52

que, con su vida, me ha dado testimonio de su fe, de su pasión cofrade y de su amor a la Virgen de los Dolores. Y para mi familia este año será un año lleno de emociones. Antonio Flores González

EN CORTO • Una manía cofrade tras finalizar nuestra estación de penitencia el Viernes Santo, mi amiga Paula, que es hermana de Jesús Nazareno, y yo nos intercambiamos las estampitas que nos han estado acompañando durante el recorrido. • Una vivencia escaparme de la Victoria para ir a ver con mi abuela Manuela la revirá de Jesús Nazareno en la calle La Cilla, cuando se vuelve hacia la penitencia. • Un momento de nuestra Semana Santa encuentro de Jesús Nazareno con la Virgen en la Colegiata • Una flor claveles blancos y rojos • Un rincón para perderte Iglesia de las Concepcionistas un Jueves Santo por la tarde. • Un color negro • Una oración Salve Regina • Una insignia canastilla de los acólitos • Un día de la Semana Santa Viernes Santo • Una marcha procesional Madrugá


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Detalle del antes y después de un óleo sobre lienzo. Jesús Nazareno y la Virgen de los Dolores, Iglesia de la Victoria, Osuna

Arte & Restauración Arte & Restauración es el nombre con el que se identifican el equipo de Conservadores y Restauradores formado por Adrián Robles y Cristina L. Pérez. Adrián Robles Andreu es Ldo. en Bellas Artes con la especialidad de Conservación y Restauración de Bienes Culturales por la Universidad Politécnica de Valencia, con Máster de especialización en el ámbito de la restauración. Especialista en pintura de caballete, más concretamente en pintura quemada, compaginó sus estudios con varias becas del Instituto de Restauración de la UPV1, donde trabajó durante años, primero por medio de becas y finalmente como técnico-restaurador en el departamento de pintura de caballete. Obtuvo una beca para trabajar durante el período de un año en el Museo Bellas Artes Gravina de Alicante. Cristina L. Pérez es Lda. en BBAA por la Universidad de Granada con especialidad en Conservación y Restauración de BBCC por la Universidad de BBAA de Sevilla. Se

especializó al igual que Adrián en la Universidad Politécnica de Valencia, con el máster de Conservación y Restauración, donde compaginó sus estudios con prácticas en el Instituto de Restauración del Patrimonio de la Comunidad Valenciana. Trabajó como restauradora en el Ayuntamiento de San Fernando (Cádiz), interviniendo parte del patrimonio escultórico urbano. Desde hace ya varios años, ambos han trabajado de forma conjunta, restaurando obras de diversa tipología para particulares e instituciones en el ámbito nacional (Galicia, Almería, Alicante, Cáceres, Sevilla, etc.) e internacional (Doha, Qatar). Tratan obras de diversa índole, destacando la pintura de caballete y la escultura polícroma. En cuanto a Arte Contemporáneo, ambos trabajaron el pasado año en la intervención del Campus Escultórico de la Universidad Politécnica de Valencia, el cual es uno de los conjuntos escultóricos al aire libre más importantes de España, con obras de hasta 70 autores reconocidos a

1.- Universidad Politécnica de Valencia

53

Detalle del antes y después de una imagen de San José con Niño de la ermita de San Arcadio de Osuna

nivel nacional e internacional como Esteve Edo, Jorge Oteiza, Alberto Sánchez y Eusebio Sempere, entre muchos otros.


SEMANA SANTA OSUNA 2018

la Iglesia de la Victoria y la imagen venerable de Santa Rita de Casia de la Iglesia de San Agustín, entre otros proyectos2. Tanto para la imagen de la ermita de San Arcadio como para la Iglesia de la Victoria anteriormente citadas, se contó con la colaboración de Soraya Angulo, conservadora-restauradora de BBCC por la Universidad de Sevilla.

Intervención en una colección particular en Doha (Qatar). Pintura al pastel sobre papel, pintura sobre lienzo y espejos con marco dorado Escultura tallada y policromada de Santa María Magdalena de Pazzi. Antes y después de su intervención. Convento de San Pedro, Osuna

Actualmente, además de llevar otros proyectos, trabajan interviniendo obras de particulares e Instituciones de la Provincia de Sevilla. Algunas de las obras intervenidas en Osuna: dos pinturas sobre lienzo de gran formato de la nave central de la Iglesia de Santo Domingo; un San

José con Niño de la ermita de San Arcadio; una imagen de Santa María Magdalena de Pazzi y una Virgen del Carmen, ambas del Convento de las Madres Carmelitas de San Pedro; una pintura sobre lienzo de gran formato de Jesús Nazareno y Ntra. Madre y Sra. de los Dolores de

Intervención de dos óleos sobre lienzo de gran formato de la Iglesia de Santo Domingo, Osuna

2.- www. restaurablog.wordpress.com • Instagram @arteyrestauracion • Facebook /arteyrestauracionblog

54

Arte & Restauración basa todas sus intervenciones en el respeto tanto hacia la vida material de la obra como a su uso y significado devocional. Teniendo en cuenta además la reversibilidad de los materiales empleados así como la mínima intervención. Cristina Leonor Pérez García Adrián Robles Andreu


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Artesanos de Osuna: un gremio desconocido Si levantásemos la cabeza y observásemos todo lo que nos rodea – o casi todo – en nuestro día a día, podríamos llegar a la conclusión, que aquello artificial que admiramos, apreciamos e incluso nos despierta curiosidad, está realizado por artesanos ilustres, reconocidos y con una genialidad sublime, algunos no tanto, pero su empeño les hace casi rozar el cielo con sus obras. La mayor de las suertes que tiene Osuna, es que dentro de esta Villa Ducal existe un gremio, la artesanía, el cual desconocemos, ya que bien por desinterés o bien por su poca llamativa en creación, no nos hemos parado a investigar y a fomentar su crecimiento. Desde un simple llavero, hasta un retablo de una imagen de nuestras Hermandades. Desde un detalle para regalo, hasta un frontal de paso, respiradero y canastilla. Incluso desde un azulejo para la pared del patio, hasta el cuadro que adorne la capilla de tu imagen titular. Todo, o como bien se cita anteriormente - casi todo – está realizado por artesanos. Gracias a la comisión organizadora de la revista del Consejo Local de HHCC de Osuna, vamos a conocer, un poco más, este gremio ursaonense que se dispensa desde las entrañas de esta Villa Ducal. El gremio se reparte entre ceramistas, escultores, carpinteros e incluso artesanos, propiamente dicho. Podemos encontrar entre estas profesiones a artistas de la talla ursaonense como Felipe Carlos Hernández, José Carlos Ligero, Emilio Espuny, Jesús Martín, entre otros. Estos artistas, junto con algunos más, como José Ángel Rodríguez, Juan Carlos Bellido… hacen de nuestras Hermandades y Cofradías unas representaciones museísticas, tanto en sus capillas, como en las calles de Osuna, ya que gran parte del material que engalanan y exornan a nuestras imágenes, salen de sus manos. Uno de ellos, Felipe Carlos Hernández, se dedica, desde hace más de dos décadas a este gremio, siendo cuánticamente incontables sus trabajos para nuestras Her-

Andas de Nuestro Padre Jesús de la Humildad y Paciencia cuyo trabajo de carpintería ha corrido a cargo de Jesús Martín. La cartela fue ejecutada por José Carlos Ligero

mandades, ya que como él mismo dice: “Son tantas, que si me pusiera a contarlas tendría que dejar el taller dos semanas parado”. Por ello, para la investigación de este artista, José Manuel Navarro ha hecho de coautor,llegando a la conclusión que Felipe Carlos ha realizado trabajos tales como: Llaveros de recuerdo de los costaleros de la Cofradía de la Misericordia, llamador del paso de la Hermandad de la Quinta Angustia, réplica de la Torre de la Merced para el paso de Cristo de la Hermandad de Jesús caído, llamador del paso de palio de Ntra. Sra. de la Esperanza de la Hermandad de la Veracruz, varas y medallas de la Hermandad del Santo Entierro, medallas de la Hermandad de la 55

Humildad y Paciencia, llamador del paso de palio de María Stma. en su Soledad y Amargura de la Hermandad del Santo Entierro, escudos e insignias del Consejo de Hermandades y Cofradías, recuerdos entregados por la Hermandad de Jesús Caído a los sucesivos pregoneros del costalero, recuerdos entregados por la Hermandad de la Humildad y Paciencia en sus certámenes solidarios. Además de todo ello, Felipe Carlos ha trabajado en el remate del banderín de la AM Encarnación de Osuna, adentrándose también en los certámenes de Cruces de Mayo, realizando una obra de Cristo Cautivo para un paso procesional. Un hombre


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Emilio Espuny trabajando en su taller

dedicado por y para su trabajo, transmitiendo como vemos su amor, en nuestras Hermandades y Cofradías. Un artista local que se dedica a la talla en madera es José Carlos Ligero, tallista profesional del que sin lugar a dudas su trabajo le ha hecho atravesar fronteras ursaonenses. Fruto de ello son las palabras de José Carlos haciéndonos saber que: “Cuando trabajo para mi pueblo me inspiro el doble”. José Carlos ha dado forma y realidad a trabajos que vemos en Semana Santa en nuestros pasos como pueden ser: Cuatro candelabros de guardabrisas de esquina de 7 luces cada uno para la Hdad. de la Humildad y Paciencia (2013), Lignum crucis, realizado para la Hdad. de la Vera cruz (2016), peana para la Virgen de Fátima, que se encuentra en fase de carpintería (2016). Además, José Carlos ha realizado trabajos de carpintería y talla para la terminación del camarín del retablo de Ntro. Padre Jesús Nazareno, ya que se encon-

traba inacabado (2017), cartelas para la cruz de mayo de la Hdad .de la Humildad y Paciencia (2014), ambón realizado para la iglesia de Santo Domingo (2016). Un maestro en potencia el que tenemos en la Villa Ducal de Osuna.

cular. Emilio nos hace brillar los ojos con trabajos como: azulejos del Cristo de la Misericordia, varios azulejos de Jesús Nazareno, azulejos de la Virgen de los Dolores, Jesús Cautivo, Virgen del Mayor Dolor, entre otras imágenes.

Otro artista local en el que nos vamos a fijar es en Emilio Espuny, ceramista profesional, encargado de realizar este año 2018 el cartel de las Glorias de nuestro pueblo, por primera vez en la historia en cerámica. Emilio al ser designado cartelista de las glorias se muestra muy feliz y, además, nos muestra su esfuerzo asegurando que: “Mis obras cuando las termino es porque estoy contento con su producto final, por lo contrario no las entregaría hasta mi felicidad plena”. Este arte, es un arte peculiar, ya que necesita de una serie de procesos delimitados para conseguir su terminación. Estos finos procesos, que pasan desde el esmaltado, decoración manual y cocción, consiguen, cuando se trabaja con cariño como nuestro protagonista, que el resultado final sea especta-

Estos procesos, como podemos ver en el resultado final en su taller, tienen una duración inestimada, ya que todo depende del gusto, dedicación e inspiración del autor, quien como bien hemos citado anteriormente, no los termina hasta su propia satisfacción.

56

También vamos a centrar las miradas en el artista local, Jesús Martín, quien con su trabajo de carpintería, realiza innumerables trabajos para Osuna, Sevilla, su provincia y Andalucía. Estos trabajos, los cuales vemos día a día, pero que quizás desconocemos su autoría, son producto de su lealtad por la dedicación que le profesa. Diferentes iglesias de Osuna, artistas como Pedro Manzano, Hermandades señeras de Sevilla, y demás particulares


SEMANA SANTA OSUNA 2018

de renombre tienen en su haber trabajos de nuestro vecino Jesús. Estos trabajos se comprenden, entre otros tantos, en: Bancos para las Parroquias de Santo Domingo, La Victoria y la capilla de Jesús Nazareno de Osuna y las iglesias de San Carlos Borromeo y San Sebastián (La Paz) de Sevilla.Muebles para la sacristía y barandas con atriles para el presbiterio de la iglesia de Fátima.Restauración de varios hachones y enseres en las Parroquias de Sto. Domingo y Consolación. Trabajos de restauración en capillas de la Virgen de los Dolores y Quinta Angustia. Soportes para insignias, peanas, cruces insignias de tramo, muebles para guardar enseres. Palio para Hdad. Sacramental. Parihuela del Stmo. Cristo de la Humildad y Paciencia. Cruz de Guía de la Cofradía de la Misericordia. Además Jesús, trabaja en la capital hispalense, realizando labores tales como, en la Hdad. de San Esteban, Candelero de saya de la Virgen, restauración de un armario para la ropa del Cristo, muebles vitrinas para los enseres (corona, potencias, clámide del Cristo y saya de la Virgen). Así, a su vez, en la actualidad está

trabajando con el restaurador Pedro Manzano en algunas labores de carpintería y restauración de peanas, etc. Todo esto, recogido en estas cortas líneas no habría sido posible sin la estimable colaboración de cada uno de ellos, quienes con su inestimable dedicación para la revista del Consejo y para conmigo, han sacado huecos de donde sus trabajos no les permite para darse a conocer, para dar a conocer sus profesiones en nuestro pueblo, un pueblo que crítica lo criticable, pero que si de algo se caracteriza es de su reconocimiento popular a aquellas personas que lo merecen. Vayan desde estas líneas mi gratitud hacia ellos, hacia Osuna por su gente y a nuestras Hermandades por apostar por ellos.

José Carlos Ligero trabajando en el ambón de la Iglesia de Santo Domingo

Llamador del paso de Mª. Stma. en su Soledad y Amargura fundido por Felipe Carlos Hernández

57

Carlos Bellido García Colaboración: José Manuel Navarro, Emilio Espuny, Felipe Carlos Hernández, Jesús Martín, Juan Carlos Bellido y José Carlos Ligero


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Once exornos florales distintos para la Semana Santa de Osuna ellos, los pertenecientes a la Hermandad del Dulce Nombre; Hermandad de la Humildad, concretamente las parihuelas del Señor de la Humildad y Paciencia; Hermandad de la Vera-Cruz; Hermandad de Jesús Caído y Hermandad de la Pax, a los cuales se sumarán otros trabajos para la Semana Santa de 2018. Pero no sólo su trabajo se resume en las hermandades de Penitencia, sino que también podemos ver la originalidad de sus exornos entre las hermandades de Gloria, entre ellas, la Hermandad de San Arcadio Mártir, la Hermandad de Ntra. Sra. de Consolación, la Hermandad de Ntra. Sra. del Rocío de Osuna y el grupo parroquial de la Inmaculada Concepción.

Foto: José A. Ruíz Moncayo

Convertirse en una persona emprendedora en los tiempos que corren no es nada fácil, pero, disfrutar de tu trabajo y hacerlo con pasión, son dos factores esenciales que te garantizarán el éxito. Este es el caso de DEARTCON, para los que aún no hayáis podido descifrar lo que significa esta palabra “Decoración Artística Consolación”, la joven empresa perteneciente a nuestro vecino ursaonés José Antonio Ruiz Moncayo.

line, desde hace varios meses podemos encontrarlo en la calle Capitán número 47, una floristería donde también encontramos todo tipo de decoración. Pero para llegar hasta aquí, entre sus trabajos de bodas, comuniones y eventos, destacan principalmente los trabajos entre hermandades, y es que, en la Semana Santa de 2017, tuvo el privilegio de exornar un total de once pasos procesionales de nuestra Villa, entre

Seguramente la mayor parte de los cofrades de nuestro pueblo conozcan a José Antonio y es posible que ello se deba a que ha participado con su trabajo en casi todas las hermandades de Osuna, ya sea exornando los cultos cuaresmales, extraordinarios, pasos procesionales, carretas, cruz de mayo, parihuelas, etc. Con su trabajo desinteresado durante muchos años se abrió hueco entre las hermandades de Osuna y la comarca y nos dejó a todos disfrutar de impecables exornos florales, pero, una vez finalizados sus estudios, llegó la hora de emprenderse en construir su propia empresa, algo a lo que muchos ya le habían animado. Por todo ello, desde hace algo más de un año, el proyecto de empresa se hizo realidad y, lo que comenzó de manera on-

Foto: José A. Ruíz Moncayo

58

En definitiva, este joven florista y cofrade deja ver que su pasión incansable por mostrarnos el mejor exorno floral no tiene límites, y seguro que en la Semana Santa en la que estamos a punto de adentrarnos volverá a sorprendernos. Ezequiel Guerrero Matas


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Una mirada al pasado

El Santo Cristo de la Pax subiendo la calle la Huerta en la década de los 70. Archivo familia Reina Rivera

Cultos a María Auxiliadora en la Parroquia de Ntra. Sra. de la Victoria. Archivo Carlos Fernández

La Triunfal Entrada de Jesús en Jerusalén hacia 1966 o 1967. Se advierten varios enseres prestados como los ángeles pasionistas del paso de Jesús Caído en el de la Borriquita y, al fondo, Nuestra Señora de los Desamparados con el antiguo manto de salida de la Virgen de los Dolores de los Servitas. Curiosamente, la Virgen de los Desamparados lleva las manos abiertas y no entrecruzadas, portando en la derecha una flor. Ante los pasos, María Dolores Fernández Pro y su hija Francisca. Foto archivo familia Palop Fernández

59


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Procesión de palmas celebrada por la parroquia de la Asunción a final de la década de los cuarenta del siglo XX a su paso por la plaza Mayor. La fotografía muestra una teatralización que recrea el momento de la entrada de Jesús en Jerusalén. De ese modo, se entiende la presencia de niños ataviados con diferentes túnicas portando ramas de olivo y palmas. Al centro, sobre un burrito, un pequeño encarna a Jesús levantado una rama de olivo, enjoyada su cabeza y vistiendo, curiosamente, la túnica de cola de la imagen del Dulce Nombre de Jesús

Nuestra Señora y Madre de los Dolores en la década de los 80 del siglo XX

Foto cedida por Jesús Jiménez

60


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Entrevista al Pregonero de la Semana Santa de Osuna 2018

Álvaro Reina García

Foto: Javier de Soto

Criado en el seno de la religiosidad familiar, este ursaonés creció bajo el manto de la Virgen de Dolores y la mirada del Señor de la Humildad. Tanto aportó la pluma de su padre a la poesía cofrade que podría decirse de nuestro pregonero que es hermano de las letras. Es por esto, que no es de extrañar su magnífica oratoria e inteligente habilidad a la hora de jugar con las palabras.

deja lugar a dudas. Sus pasos marcan una trayectoria indiscutible que avala en “superavit” la designación que lo llevará hasta el atril de la Colegiata. Atril desde el que, inspirado por la amistad, presentó al Pregonero de nuestra Semana Santa hace algo menos de un año.

Licenciado en Publicidad por la Universidad de Sevilla, ha sido presentador de radio y de múltiples actos de diversa índole. Ha dirigido numerosas publicaciones en Osuna entre las que cabe destacar nuestra revista de Semana de Santa. Incansable colaborador con la Iglesia y las Hermandades, ostenta actualmente el cargo de Vicepresidente del Consejo Local de HH. CC. de nuestra villa. Pregonero de las Siete Palabras y de la Juventud Cofrade, exaltador de los Dolores de María Santísima en su Soledad y Amargura y Pregonero de Nuestra Señora de Consolación. Su curriculum no

Foto: Clara Domínguez

61

Los que le conocemos sabemos que es un hombre de exquisita educación y valores cristianos, los cuales junto a su mujer, María, transmite con amor y responsabilidad a los dos tesoros con que Dios ha bendecido su vida: sus hijos Eloy y Concha.


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Como si de un anuncio se tratara, un breve intercambio de palabras con él se convierte en un trailer de su personalidad. Serenidad y madurez son su seña de identidad, una sonrisa afable su saludo afectuoso y una palabra sincera su mayor regalo para aquellos con quienes conversa. Él es Álvaro Reina García. Él es el Pregonero de la Semana Santa de Osuna. ¿Qué significa para ti la Semana Santa de Osuna? Mi motivación diaria y culmen de una preparación que dura un año. Es un estado religioso real y que, a la vez, existe en el entendimiento y que me gustaría que fuese aún más “sui generis” plásticamente hablando de lo que actualmente es. ¿Qué es “El Pregón”? Es un discurso elogioso, una alabanza hacia los días santos. Un ejercicio de responsabilidad, una prueba firme para destacar la posibilidad de vivir la fe en el seno de una hermandad. Es la posibilidad de cantar y exaltar una necesidad de tener cofrades que alcancen la santidad. ¿Cuál es la responsabilidad de un pregonero? La mía creo que es volver a ubicar a las hermandades y a los cofrades en el lugar que merecen en la sociedad en general y en el seno de la Iglesia en particular. Tu padre, Eloy Reina, fue pregonero de nuestra Semana Mayor en el año 1985. ¿Cómo lo viviste? Sólo tenía cinco años y me quedé en casa de unos tíos míos. Fui el único de los seis hermanos que no acudí. Esa ausencia se ha traducido en un interés constante por un texto exquisito. Me consta que no soy el único cofrade de Osuna capaz de recitar poemas íntegros del primer pregón que se pronunció en la Colegiata. Hermano de la Hermandad de la Virgen de los Dolores y de la Humildad y Paciencia desde la infancia, ¿qué has aprendido en cada una de ellas? En la Virgen de los Dolores, todo. No podría desligar mi vida de mi devoción. Y de la Humildad intento aprender a vivir esa virtud tan inmensa que lleva por advocación. Aparte, me han enseñado a darlo todo a cambio de nada.

Foto: Francisco Perez Vargas

¿Cuál es el recuerdo más hermoso de tu vida cofrade? Son muchos. Hay un recuerdo dependiendo de cada momento vital. Desde la primera vez que un señor (Curro Pérez) me ofreció que si quería portar una canastilla el Viernes Santo, hasta la primera subida a la Colegiata con mi hijo cuando contaba sólo tres años cogido de mi mano en un silencio que hizo temblar mis cimientos; pasando, cómo no, por mi estreno bajo el paso de la Virgen de los Dolores. 62

¿Cómo te comunicaron tu designación como pregonero? Yo no acudí a la Asamblea en la que se iba a producir la votación, porque sabía que una hermandad había presentado mi nombre, ya que por ser miembro de la Junta Superior leo el correo electrónico de la institución con asiduidad. Nada más acabar la Asamblea, sonó el telefonillo de mi casa y rápidamente supe la tarea que me quedaba por delante.


SEMANA SANTA OSUNA 2018

¿Cómo ha recibido la noticia tu familia? Con sentimiento grato y mucha serenidad. ¿Alguna vez te habías imaginado subido al atril de la Colegiata como pregonero de nuestra Semana Mayor? Siempre ha habido comentarios de que tarde o temprano desempeñaría esa tarea. Yo, que no soy dueño de mi tiempo, tras presentar a José Manuel Torrejón el año pasado, no me planteé en ningún momento si volvería a colocarme en aquel lugar que tanto impone. ¿Qué pasa por la mente de un Pregonero cuando se enfrenta al papel en blanco? Toda una tormenta de ideas que hay que saber parar, mandar y templar. Pregonero de las Siete Palabras en el año 2000, de la Juventud Cofrade en 2002 y de la Patrona en 2010… ¿Qué experiencia sacas de cada uno de esos pregones? Todos me aportan entereza, aunque considero que el pregón llega en un momento diferente en cada pregonero.

¿Qué deseas transmitir en tu Pregón? Que la belleza estética ha de ir acompañada por una sólida formación para que el testimonio público sea coherente y pueda calar en la sociedad. Has escogido como presentador a quien tú presentaste hace un año en su Pregón de Semana Santa, tu amigo José Manuel Torrejón Japón. ¿Qué puedes contarnos de él, de vuestra amistad y de los motivos que te han llevado a tal designación? Es un regalo que el Cristo de la Misericordia puso en mi camino. Una persona con la me hubiese gustado ir de costalero bajo un paso, aunque se ha fajado en momentos míos de debilidad y por muchas cosas más he querido que me acompañe en esta particular estación de penitencia. ¿Cuál consideras que es el papel de las Hermandades dentro de la Iglesia? ¿Y dentro de la sociedad? Juega un papel esencial que debe ser aprovechado aún más por el clero. Aporta una cantidad ingente de obreros a la mies que hay que fructificar.

Y dentro de la sociedad, su papel es básico. En el pregón usaré un par de citas para comprobar su importancia. Eres Licenciado en Publicidad y la música es un elemento fundamental en los anuncios, ¿qué marcha has escogido? Mucha sintonía para tan pobre mensaje. Es la marcha “Triunfal”, de José Blanco. Hace alusión al carácter sacramental de algunas hermandades como la mía e incluye un himno muy célebre denominado Cantemos al Amor de los amores: es una declaración de intenciones sobre lo que quiero que sea mi pregón. Fuiste Hermano Costalero bajo el paso de la Virgen de los Dolores. ¿Qué se siente cuando uno porta sobre sus hombros a quien un pregonero llamó “la Madre de Osuna entera”? Es de las experiencias menos terrenales que he podido vivir. Algo con lo que sueño casi a diario a pesar de llevar doce años fuera de sus trabajaderas. ¿Qué significa Osuna para ti? La Arcadia en la que vivo y en la que quiero morir, cerca del regazo de mi Madre y con la lámpara siempre encendida del Sagrario. Un rincón cofrade... Complicado. Por ejemplo, un reclinatorio en la Concepción el Jueves Santo por la tarde junto al Niño Jesús vestido de campanillero. ¿Cómo quieres que se recuerde tu Pregón? Como una exaltación de amor sincero a Jesús y a la Virgen a través de la tradición de sus hermandades en un escenario único como es Osuna y que se desarrolla durante un Triduo Pascual que quisiera que cada año fuese inolvidable y cada vez con más presencia de cofrades. Te damos las gracias, Álvaro, por dedicarnos tu tiempo para la realización de esta entrevista. Te deseamos que disfrutes intensamente esta Cuaresma, que con toda seguridad guardarás entre las más especiales de tu vida. Te animamos a que sigas trabajando por la Iglesia y por el mundo cofrade como lo has venido haciendo hasta ahora. Estamos seguros de que tu Virgen de los Dolores y el Señor de la Humildad te acompañarán el próximo Domingo de Pasión. Manuel Jesús Rangel Torrejón

Foto: Clara Domínguez

63


SEMANA SANTA OSUNA 2018

El Santo Ecce Homo del Portal estuvo presente en la exposición sobre Fernando Ortiz que organizó el Obispado de Málaga Con motivo del tricentenario del nacimiento del escultor malagueño Fernando Ortiz, el Obispado de Málaga organizó en el palacio episcopal una magna exposición sobre el artista malagueño del Barroco, que estuvo abierta entre el 20 de octubre de 1017 y el 14 de enero de 2018. El comité de honor que se creó para la ocasión, presidido por el obispo de Málaga, estaba compuesto por los obispos de las diócesis de Granada, Sevilla, Cádiz-Ceuta, Asidonia-Jerez, Córdoba y Jaén, y D. Patricio Rodríguez-Buzón Calle, Director-Conservador del Patronato de Arte de Osuna. Su comisario científico fue el malagueño, de fuerte vinculación con Osuna, D. José Luis Romero Torres. En la muestra se reunieron más de una treintena de obras, que fueron expuestas, en un discurso expositivo marcado por el diseño y la elegancia, a

lo largo de cinco secciones: “Identidad artística”, “Los diseños”, “De Mena a Olivieri”, “Patrimonio artístico destruido” y “Patrimonio cofrade en Málaga”.

La escultura de la Madre de la Merced Comendadora en la exposición. Fotografía: José Manuel Torres Rivera

En ella estuvo presente el Santo Ecce Homo del Portal de Osuna, una de sus obras más emblemáticas que se antoja imprescindible para comprender la verdadera dimensión del artista. Se trata sin duda de una obra capital en la producción del malagueño, que atesora un profundo sentido narrativo y emocional. La talla participa de una serie de constantes propias de la depurada técnica, exquisito sentido de la belleza y la estética preciosista, de impronta dieciochesca, que caracterizan al escultor: la pulcritud en el tratamiento anatómico y la concepción naturalista del desnudo; el

Instantánea tomada con motivo de la visita de los obispos de Andalucía y Murcia a la exposición. Fotografía: José Manuel Torres Rivera

64


SEMANA SANTA OSUNA 2018

María Santísima de los Dolores de la Venerable Orden de Siervos de Málaga. Fotografía: José Manuel Torres Rivera

juego de diagonales; el tratamiento de los paños mediante ritmos quebradizos y la volumetría angulosa de los pliegues aristados del drapeado, que componen la característica retícula poligonal, de composición abrupta y efecto claroscurista; las carnaciones cargadas de matices, que se componen con un audaz entramado de veladuras y transparencias, de diferentes

tonalidades y texturas, que ofrecen un efecto difuso de impecable calidad y le infunden un cariz muy emotivo; la contención, la mesura y su elegancia gestual, que se imbrican en el uso de recursos dramáticos, de probado matiz incisivo e hiriente, con una marcada punción en clave ascética y ejemplarizante; su belleza lánguida, con un modelo físico un tanto idealizado, ensimismado y casi ausente; la sofisticación manierista del cuello alargado; o la conjunción de técnicas de policromía y estofado y el concepto suntuario de la peana, que se decora jaspeada con apliques dorados de rocallas y ramilletes florales. Una serie de recursos técnicos y expresivos que reproducen características y rasgos apreciables en otras esculturas suyas, pero que ahora confluyen en una obra que puede considerarse una de sus creaciones más acertadas. En ella se consuma la tradición castiza que imperaba en el contexto de su formación, basada en los dejes nostálgicos de la impronta devocional y ascética heredada del influjo tardío de la poética de Pedro de Mena, con la estética italianizante y rococó de las corrientes renovadoras de la plástica cortesana, de raigambre europea y ajena a cualquier atavismo vernáculo, que se gestaron en torno a la figura de Giovanni

La imagen del Santo Ecce Homo del Portal en la exposición. Fotografía: José Manuel Torres Rivera

65

Domenico Olivieri y la Real Academia de San Fernando de Madrid. Junto al Señor del Portal estuvieron en la muestra las otras esculturas del artista conservadas en Osuna: la Virgen de la Merced Madre Comendadora, del monasterio de la Encarnación; y el San José con el Niño en brazos y el San Juan Bautista niño, ambas de pequeño formato, del monasterio de Nuestra Señora de la Concepción. La existencia de todo este elenco obras convierte a nuestro pueblo en uno de los lugares con mayor número de esculturas del artista que conserven su policromía original y no hayan sufrido alteraciones. Por ello, que una muestra importante de su producción se encuentre en la villa ducal, convierten a Osuna en uno de los principales focos de atención para su estudio, con una relevante proyección en la exposición, la segunda organizada sobre un artista que, por la calidad de su obra y su trayectoria, ha sido calificado como uno de los escultores más relevantes de la España del XVIII y el más notable en la Andalucía del momento.

PJMS


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Reapertura y bendición de la parroquia de Nuestra Señora de Consolación En una soleada tarde del 18 de noviembre de 2017, el arzobispo de Sevilla Asenjo Pelegrina bendijo el remozado templo de Consolación, con lo que se ponía fin a dos periodos de obras. Estas se efectuaron entre mayo y agosto de 2016 y entre mayo y noviembre de 2017, dirigiéndose primero sobre la techumbre de la nave de la Epístola y, en el segundo periodo, sobre la central y la del Evangelio junto al remozamiento de su interior mostrando una nueva estética. La necesaria consolidación de la estructura del edificio se ha completado con llamativos cambios como la supresión de la escalera del atrio por una cómoda rampa, eliminándose todas las barreras arquitectónicas existentes, la colocación de una nueva solería y zócalo de mármol blanco, la reapertura de varias ventanas hasta ahora cegadas con lo que ha aumentado su luminosidad, redistribución de cuadros, recuperación de una pareja de ángeles lampareros y el pintado en blanco de sus muros, eliminándose la colorida decoración de escaso mérito que había. En la Eucaristía de bendición, presidida por el arzobispo don Juan José Asenjo y concelebrada por los tres párrocos, don Juan Martín Perejón, don José Luis

López, el director del Seminario Menor, un diácono y varios seminaristas, estuvieron presentes el Consejo Local de Hermandades y Cofradías, las hermandades de Nuestra Señora de Consolación y del Santísimo Cristo de la Pax, la asociación parroquial de Fátima, Cáritas, grupo neocatecumenal, Vivencias de Fe, pastoral de la salud, grupo de matrimonios y catequistas. Todos ellos participaron activamente en el desarrollo de una cuidada ceremonia. La representación civil estuvo encabezada por la alcaldesa doña Rosario Andújar junto a los concejales doña Asunción Bellido, doña Brígida Pachón y don Manuel Rodríguez-Seco y otros grupos políticos. La parte técnica la conformaron el arquitecto don José Antonio Lubiano, don José Villar de la empresa constructora UFACÓN, don Fidel Casado y don José Manuel Torres de la empresa de iluminación Electrodimar y don Patricio Rodríguez-Buzón por el Patronato de Arte y Amigos de los Museos de Osuna. Don Juan José Asenjo, felicitó a los numerosos asistentes ante el esfuerzo y el resultado de estas obras y que, junto a lo material, era necesario acordarse de los necesitados ya que ese mismo fin de semana se celebraba la Jornada Mundial de los Pobres. La importancia de la parroquia, 66

dijo, está más allá del edificio y debe ser lugar de unión de los grupos parroquiales, especialmente entre las familias y los jóvenes, aunando esfuerzos y cooperación junto al párroco. Dirigiéndose a la alcaldesa, comentaba que era motivo de común congratulación el espléndido estado en que se encuentran los templos de Osuna, con las tres parroquias totalmente restauradas. Como suele hacer el arzobispo, detalló el importe económico que ha supuesto: un total de 480.000€ en los dos años, aportando el Ayuntamiento 23.000€ destinados al arreglo de la fachada y al suelo del atrio. Ante el precario estado de conservación de algunas pinturas, unas han sido retiradas y otras aún estaban en proceso de restauración, como las seis del presbiterio, financiadas por el Patronato de Arte, los Amigos de los Museos y por parte de particulares. Hasta el propio párroco don Juan Dorado, se ha afanado personalmente en estas obras, llevando a cabo la limpieza del retablo mayor y la ejecución del nuevo Vía Crucis. Al término, se inmortalizó la ceremonia con las fotografías de los presentes y se recorrieron las diversas partes de la parroquia intercambiando opiniones animadamente sobre tan esclarecedor resultado.


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Francisco Pérez Vargas distinguido con la Insignia de Oro del Consejo de Hermandades de la Hermandad Servita de la Virgen de los Dolores y secretario otros tantos, a la que dotó de unos ricos cultos acompañado por una preocupación en la formación, principalmente en el seno de sus juntas de gobierno y de sus jóvenes, bajo cuyo mandato se fundó un fecundo Grupo Joven. El aspecto caritativo lo centró en la Cáritas parroquial y en su asistencia a todos los conventos de Osuna.

El Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Osuna, en Asamblea celebrada el pasado 12 de septiembre, acordó distinguir a Francisco Pérez Vargas con la Insignia de Oro de la institución por “su infatigable labor en pro de su hermandad y de toda la Semana Santa de Osuna, con un compromiso difícilmente alcanzable, intentando fomentar los cultos, la formación y la caridad mediante la práctica en una época en la que las hermandades adolecían de una actividad constante”.

Colaborador constante de la Revista de Semana Santa y Glorias, amante de la fotografía que le ha llevado a protagonizar el cartel de Semana Santa varios años, buscador incansable en los archivos locales que le lleva a pertenecer a la Asociación Sevillana de Cronistas Locales, persona inquieta social y espiritualmente, ha sido condecorado con la Insignia de Oro en el Acto Cuaresmal 2018.

Ursaonense, casado y padres de tres hijos, Curro Pérez cuenta con un extenso currículo cofradiero que le hace merecedor del máximo galardón de una institución en la que fue presidente durante más de dos años y donde ocupó diversos cargos. Pregonero de la Semana Santa en 2001, hermano mayor durante quince años

El padre Thomas fue nombrado administrador parroquial en El Pedroso

El padre Thomas en la toma de posesión de su nueva parroquia en El Pedroso

El domingo 28 de septiembre la parroquia de la Asunción despidió al padre Thomas, que actualmente ocupa el cargo de administrador parroquial de la parroquia de Nuestra Señora de Consolación

del Pedroso, tras algo más de un año al servicio de la Iglesia de Osuna. Durante la misa, oficiada por el párroco don Antonio Jesús Rodríguez y concelebrada por don Arcadio Arregui y don Juan Martín,

el padre Thomas se mostró emocionado al recordar su llegada a Osuna desde La India y cómo se involucró en el mundo de las hermandades, algo desconocido para él. Su agradecimiento fue dirigido a todo el pueblo ursaonés y, especialmente, a aquellos con los que convivía en su día a día y le facilitaron su integración. Los sacerdotes Arregui y Martín destacaron de él ser “una persona que siempre tiene una sonrisa en su cara y siempre está dispuesto a ayudar a los demás” mientras que el párroco don Antonio Jesús Rodríguez remarcaba la importancia de su nueva misión en un pueblo de unos 2.000 habitantes que hasta ahora no contaba ni con párroco ni con garantías de la celebración de la Eucaristía cada Domingo.

Aumenta el número de frailes carmelitas en Osuna A comienzos del mes de septiembre la comunidad de frailes carmelitas acogió la llegada del padre Juan Pérez, sacerdote que ya pasó por este convento en los años de su noviciado y pocos días después de fray

Manuel Santiago, cordobés que se incorporó como novicio, hecho que no ocurría en el convento de Osuna desde hacía décadas. De este modo, ya son cinco los miembros que integran esta comunidad a la que los 67

ursaonenses debemos su incansable labor pastoral. Especialmente, dirigimos nuestras oraciones al Señor por fray Manuel Santiago para que tenga una fructífera formación sacerdotal.


SEMANA SANTA OSUNA 2018

125 aniversario franciscano en nuestro pueblo El decadente hospital de Nuestra Señora de la Merced cambió el rumbo el 1 de noviembre de 1892. Un grupo de religiosas con carisma franciscano, seguidoras de la antequerana Madre Carmen del Niño Jesús, llegó a un acuerdo con el ayuntamiento de nuestro pueblo para aportar un grano de arena que, muy pronto, se fue multiplicando en el engranaje de la sociedad ursaonense. Sólo dos meses después, tras un quinario a la venerada imagen del Dulce Nombre de Jesús, queda inaugurado un nuevo colegio en Osuna; concretamente el 3 de enero en la calle Cueto. El colegio llevaría el nombre de Santa Ángela, en honor a una de las benefactoras, doña Ángela Tamayo, amiga personal de Madre Carmen.

Se seguía cumpliendo el sueño que comenzase la hoy beata Carmen del Niño Jesús: curar al necesitado y educar a los más pobres. Su labor se extendía en una villa que vivía una crisis de subsistencia, miseria y hambre. Como en todas las obras de Dios, los inconvenientes son abundantes, pero la constancia y, cómo no, la Divina Providencia se apoderan de las personas que oran, laboran y luchan. Los comienzos no fueron en absoluto fáciles, pero la fortaleza, el compromiso y la humildad con que Madre Carmen y su congregación de Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones se dedican a la causa hacen que consiga el com-

Fotografía: Manuel Ortega

68

promiso del ayuntamiento para sufragar con 500 pesetas mensuales parte de los gastos que el mantenimiento del hospital acarrea. Lo mismo ocurre con el colegio. Tras fallecer doña Ángela Tamayo meses antes de la inauguración del colegio, su hermana doña Benigna acuerda con la Madre que los hijos de familias acomodadas puedan recibir la misma educación que los más necesitados, aportando las familias de los primeros una cantidad económica necesaria para el funcionamiento regular del nuevo centro. 110 niñas recibieron clases el primer año. Estas dos fundaciones provocaron que, con el tiempo, muchas mujeres nacidas


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Desde estas líneas, queremos felicitar a la Congregación de las Hermanas Franciscanas de los Sagrados Corazones por su 125 aniversario en Osuna, con el orgullo de ser el Colegio Santa Ángela la última de las fundaciones vigentes realizadas directamente por la Beata Carmen del Niño Jesús. ¡Que nuevas y santas vocaciones se sigan sumando a este proyecto de Dios!

A.R. en Osuna siguieran los pasos de Madre Carmen y escogieran una vida consagrada tras ser llamadas por Dios: las Madres María Ángela y Manuela, sor María Antonia, Belén, Eufemia y Pilar Sánchez, sor María Albina y sor Josefina Fuentes, sor Visitación, las hermanas Campo Moreno (Inmaculada y María del Carmen), la Madre Rocío Bursón y la hermana Rocío González. Para este 125 aniversario, la congregación ha preparado una serie de actos que han sido anunciados con un cartel en la que ocupa un lugar predominante la imagen del Dulce Nombre, con quien la congregación ha mantenido una estrecha relación como se puede leer en esta misma revista en el artículo de Pedro Jaime Moreno de Soto. No es la única hermandad que mantiene un vínculo con las franciscanas. Inolvidable fue la estancia durante toda una noche del Santísimo Cristo de la Misericordia en la Cuaresma de 2015 en la Capilla del Colegio. Y cada año, todos los alumnos acuden a rezarle a la Virgen de Consolación, Patrona de nuestro pueblo. Igualmente, el sagrario de su Capilla se convierte en el centro de la Iglesia de Osuna durante 24 horas de exposición del Santísimo en una iniciativa que puso en marcha el Papa Francisco hace ya dos años. 69


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Carlos Fernández participó en el prestigioso Simposio de Hermandades de Sevilla El cofrade Carlos Fernández Aguilar, graduado en Geografía e Historia, participó el 11 de noviembre como ponente en el XVIII Simposio sobre Hermandades de Sevilla y su provincia que organiza el Consejo General de Hermandades y Cofradías de la ciudad de Sevilla junto al patrocinio de la Fundación Cruzcampo, que supone la jornada sobre Historia de las cofradías por excelencia de la capital andaluza. El tema de la ponencia fue “La Hermandad de Jesús Nazareno de Osuna a través de su archivo contemporáneo (18661933)”, en la que Carlos basó su discurso en cinco aspectos estudiados a raíz de una serie documental inédita en el archivo de la Hermandad de Jesús. Entre los temas tratados destacan las obras sobre los tejados de la capilla, su embellecimiento con la colocación de la actual solería de mármol traída desde Cártama, el zócalo de azulejos y la donación por los hermanos de unas lámparas aceiteras. Continuó con

Retablo cerámico de Jesús Nazareno que refleja la estética descrita en la ponencia de Carlos Fernández

la celebración de los cultos: la misa semanal de los viernes y su besapié; la novena y los aspectos que confluían en ella como a música, el encendido de las velas, la colocación de colgaduras o las señoras ocupadas de la mesa petitoria; y la participación en el Corpus procesionando

a la imagen de San Francisco de Paula. Señaló la labor caritativa en esos años, consistente en el entierro de los hermanos y en darle de comer a doce pobres del Asilo de San Arcadio el Jueves Santo. Describió las insignias de entonces y que aún se conservan como el estandarte de enterramiento, la vara del hermano mayor, la demandera y el pasado a terciopelo rojo de la túnica de cola anónima por las monjas mercedarias. Este exhaustivo repaso a la vida interna denla corporación y a su patrimonio artístico se completó con otros de tipo antropológico como el tipo de túnica y cordones de los penitentes o el peculiar modo en que portaban las cruces la mañana del Viernes Santo. Gracias al estudio de los referidos documentos, Carlos ha arrojado más luz al siglo XIX, un periodo que hasta el momento no había sido objeto de estudio con esta profundidad.

Antonio Morón participó en el XVII Congreso Andaluz de Hermandades de la Sagrada Entrada de Jesús en Jerusalén El sábado 20 de enero de 2018, la Hermandad de Jesús en su Entrada Triunfal en Jerusalén y María Santísima de la Paz, de La Puebla de Cazalla, acogió el XVII Congreso Andaluz de Hermandades de la Sagrada Entrada de Jesús en Jerusalén, en cuyo programa de actos participó don Antonio Morón, licenciado en Historia, con la comunicación titulada “Aproximación histórica a las Hermandades de la Sagrada Entrada de Jesús en Jerusalén”. En algo menos de treinta minutos, trazó varias líneas en las que quedaron reflejadas diversos aspectos históricos

que comparten las congregaciones de esta advocación. Primero, estableció un precedente en la Hermandad de Jesús Caído de Osuna, en cuyo origen veneró el misterio de Jesús entrando en Jerusalén, pues la localidad morisca pertenecía entonces al ducado de Osuna, para centrar luego su atención en la proliferación que se da en el siglo XX, bien como hermandades autónomas (Málaga, Marbella, Cádiz, Jaén), surgidas dentro de otras (Osuna, Arahal, Utrera) o vinculadas a órdenes religiosas (Morón de la Frontera con los salesianos). A continuación, trató la aparición de sus pasos de misterio 70

y la renovación de las esculturas de su titulares en el último cuarto del siglo XX como signo de la consolidación y esplendor que alcanzan (la propia de La Puebla de Cazalla). Por último, la incorporación de titulares marianas, analizando sus advocaciones e iconografía, en algunos casos recuperando esculturas más antiguas que las cristíferas (La Puebla de Cazalla, Marchena, Antequera). De este modo, en sus palabras pretendió acoger a gran parte de las hermandades participantes y remarcar su presencia fundamental como las iniciadoras de las procesiones de la Semana Santa de Andalucía.


SEMANA SANTA OSUNA 2018

La revista Semana Santa y Glorias de Osuna presente en I Salón Cofrade y Arte Sacro «Sierra Sur» El sábado 30 de septiembre y el domingo 1 de octubre de 2017, la cercana localidad de Morón de la Frontera  acogió el I Salón Cofrade y Arte Sacro «Sierra Sur» organizado por el taller de bordados «Alcántara» de Torredelcampo (Jaén) con la colaboración del Consejo de Hermandades y el Ayuntamiento de la citada localidad.  Junto a los diversos stands expositivos, conciertos y conferencias, el periodista moronense Juan Andrés Siles, director de la revista Morón Cofrade, dirigió una mesa redonda, en la tarde del sábado,  sobre  el arraigo cultural de la Semana Santa a través de las revistas cofrades. En ella participaron Fernando de la Maza y Luis Maqueda, coordinador y diseñador respectivamente de la revista Lignum de Carmona; y Álvaro Reina y Antonio Morón como codirectores de la revista de Semana Santa y Glorias

de Osuna, quienes fueron acompañados por José Manuel Haro, secretario de nuestro Consejo Local de Hermandades. Durante la hora aproximada en que se desarrolló la mesa, los contertulios hablaron del origen de sus publicaciones, siendo la de Osuna la revista con mayor antigüedad; la línea editorial con la que cuentan (artículos históricos, artísticos, noticias, entrevistas, el tipo de colaboradores, etc), teniendo la de Carmona una orientación más artística que de Semana Santa y con una proyección más allá de su localidad, mientras que la de Osuna pretende identificar, consolidar y difundir los rasgos que caracterizan y diferencian nuestra Semana Santa frente a exportaciones foráneas carentes de significado. La animada charla prosiguió relatando su proceso de confección, retos a los que se

enfrentan, defendieron la vigencia del papel impreso frente las innovaciones digitales de la comunicación (la de Carmona apuesta por incluir esas novedades en su formato) y terminaron con la motivación que les mueve a cada uno a seguir trabajando en sus correspondientes revistas. En ese momento, el pregonero de la Semana Santa de Osuna de 2018 puso la guinda final al defender el carisma de las hermandades penitenciales como participación válida en la Iglesia y como medio para transmitir la fe a posteriores generaciones. Al término, tras la preceptiva fotografía, los contertulios continuaron compartiendo ideas al son de las marchas procesionales que ya sonaban y endulzados con las tortas de las monjas jerónimas de Morón, deseando un pronto reencuentro y aventurando posibles colaboraciones entre sus revistas.

De izquierda a derecha, Luis Maqueda, Juan Andrés SIles, Fernando de la Maza, Antonio Morón y Álvaro Reina, de las revistas Lignum de Carmona, Morón Cofrade y Semana Santa y Glorias de Osuna

71


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Jesús Pérez encabeza la nueva Junta de Gobierno de San Arcadio La celebración de elecciones en la Hermandad de San Arcadio, a las que solo concurrió un candidato, tuvieron un resultado favorable para la candidatura presentada por D. Jesús Pérez Fernández, quien desempeñará el cargo de hermano mayor durante los próximos años acompañado por los cofrades que a continuación se relacionan: Teniente Hermano Mayor: César Duque Serrato Secretario: Manuel Rodríguez Sarria Tesorero: Antonio Flores Rangel Fiscal: Ignacio Martín de la Hinojosa Escribano

Fiscal Adjunto: Antonio Bermúdez Rodríguez Diputado de Culto, Espiritualidad y Formación: Óscar Martín de la Hinojosa Adjunto: Luis Enrique Ruíz Carreño Diputado de Caridad:  Fernando Cano García Adjunto: Isidro Domínguez Rodríguez Prioste: José Herrera Bejarano Prioste Adjunto: Rafael Galván García Diputada de Juventud: Loreto Herrera Jiménez Adjunta: Clara Martín de la Hinojosa Escribano Vocales: Jesús Bellido Plaza, Arcadio Rodríguez González,

Alfonso Ortíz Delgado, Arcadio Pérez Quirós.

Nueva junta de gobierno en la Hermandad de la Vera+Cruz El pasado 7 de mayo de 2017 tuvo lugar la toma de posesión de la nueva junta de gobierno que presidida por D. José Manuel Torres Rivera se encargará de regir la Hermandad durante los próximos cuatro años. La ceremonia, en la que se juraron los nuevos cargos, tuvo lugar durante la celebración de la Santa Misa, que estuvo presidida por el Rvdo. Sr. D. Antonio Jesús Rodríguez Báez, Director Espiritual de la Hermandad, Párroco de Ntra. Sra. de la Asunción y Vicario de la zona sur, siendo además concelebrada por el entonces Vicario Parroquial, el Rvdo. Sr. D. Thomas Roy Jerom.   Hermano mayor: D. José Manuel Torres Rivera Alcalde o Teniente HM: D. Pedro Jaime Moreno de Soto Secretario- Archivero: Dña. Rosario Linares Morejón Secretario Segundo: Dña. Milagros Rodríguez Calle Tesorero-Censor de cuentas: Patricio Rodríguez-Buzón Calle Mayordomo: D. Francisco Cuevas Escobar Capiller: D. José María Aguilar Rueda

Fiscal: D. José Manuel Galván Puerta Prioste: D. Miguel Camúñez Fernández Prioste segundo: D. Miguel Ángel Fernández Caldero Vocal de Caridad: Dña. Laura Pérez Díaz Vocal de Cultos: Dña. Matilde Pachón Vargas Vocal de Formación: D. José Antonio Barrera Valverde

72

Vocal de Juventud: Dña. Alba Ruíz de la Nozaleda Vocal de Relaciones: D. Álvaro Cuevas Rojas Vocal de Salida: Dña. Tamara Gálvez Mata Diputado D. Rafael Martín Ligero Diputado D. Manuel Mora Torrejón


SEMANA SANTA OSUNA 2018

José Manuel Torrejón, nuevo Hermano Mayor de la Hermandad de la Pax Tras haber conseguido la mayoría de votos en las elecciones a Hermano Mayor, José Manuel Torrejón ha sido designado como la persona encargada de gestionar la Hermandad de la Pax para los próximos cuatro años.

Diputado de Obras Asistenciales: Manuel Ortega Domínguez Promotor de Cultos: José Manuel Santillana Sánchez

Diputadas de Juventud y Formación: Rosario Rangel Ibáñez y Blanca Cuevas Núñez Vocales: Manuel Bermudo Reyes y Rafael Baena Vilar

Su junta de gobierno se compondrá de una nutrida representación de hermanos activos, estando formada por las siguientes personas: Hermano Mayor: José Manuel Torrejón Japón Tte. Hno Mayor: Francisco J. Gracia Ferrete Secretaria: Clara Domínguez Rodríguez Vicesecretario: Arcadio Rodríguez González Tesorero: Francisco Andrades Martín Vicetesorero: Álvaro Ballesteros Jiménez Priostes: Eduardo Rguez. Núñez y Rafael M. Baena Delgado Censores de Cuentas: Leopoldo Martín Molina y Sergio Ibáñez García

“CÓMO TE PODRÉ PAGAR” Reunidos ante tu mesa, Señor, el día que él marcha a tu lado, inundados de la Paz que tú sólo concedes y llenos de orgullo por haberlo conocido, no tengo más que agradecerte y bendecirte: “Cómo te podré pagar…” que me permitieras ser testigo de cómo presumía de sus raíces, de su historia, de su Osuna. “Cómo te podré pagar…” esa ilusión re-

flejada en unos ojos que volvieron a ser estudiante del 58 y que derramaron generosidad para crear un maravilloso grupo de amigos. “Cómo te podré pagar…” la construcción de un hogar y una familia sostenida en la unión y en los valores cristianos. “Cómo te podré pagar…” tantos testimonios de fe pregonando su vida o a través

del compromiso hasta el extremo con sus hermandades. “Cómo te podré pagar…” esa vitalidad demostrada en las tablas de un teatro, en el recitar de unos poemas, en las reuniones con sus amigos o cuando simplemente ponía el primer pie en su caseta o Casino. “Cómo te podré pagar…” haber recibido tanta VIDA de este siervo tuyo. Gracias, Señor, por esto y por tanto. Bendice a todos sus amigos y familiares que le han acompañado en todo momento porque han sabido comprender hasta el último momento lo que más le gustaba a mi padre: estar rodeado de su gente. Que sepamos gestionar todos los dones recibidos porque así tendremos una sonrisa en el cielo que nos iluminará. D.E.P. JOSÉ TORREJÓN REAL Acción de gracias de su hijo José Manuel Torrejón Japón

Foto: Clara Domínguez

73


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Abrazado a la Cruz In memoriam Manuel Galindo García En los tiempos actuales en los que nuestras cofradías, al igual que ocurre con el resto de la sociedad, están sufriendo el implacable azote del relativismo moral, la pérdida de uno de esos cofrades que hace de su vida un testimonio auténtico y palpable del Evangelio, inevitablemente nos sume en un profundo sentimiento de orfandad. Tal es el caso de Manolo Galindo, cuyo fallecimiento pocos días antes de Navidad, ha dejado a las cofradías de Osuna sin uno de esos referentes morales a los que acudir en los momentos de zozobra. Desde muy pronto la vida de Manolo Galindo, por influencia materna, se hace indisociable de la Orden carmelita. Su infancia y primera juventud estuvieron muy marcadas por los Padres Carmelitas, en cuyo colegio lleva a cabo sus estudios primarios. Sus otros dos hermanos también han estado ligados a la orden, siendo su hermano seminarista en Hinojosa del Duque y su hermana religiosa en Aracena. Manolo Marcharía a Sevilla para comenzar los estudios de Magisterio una vez obtenido, ya en el Instituto Rodríguez Marín, el título de Bachillerato. Regresaría a Osuna para comenzar a trabajar en la Compañía Campos y contraería matrimonio con Elena Moncayo con la que tuvo tres hijos, José Carlos, Alicia y Manuel. De Elena enviudaría tras ser un apoyo imprescindible para ella durante los duros envites de la enfermedad que le tocó padecer. Tras este duro trance Manolo se sobrepuso, viviendo una segunda primavera vital de la mano de Antonia, la que ha sido su compañera y con la que ha pasado estos últimos años de felicidad. Sus principales contribuciones en nuestras cofradías han radicado en torno a las Hermandades de Nuestra Santísima Madre del Carmen y de Nuestro Padre Jesús Caído. Como apuntábamos anteriormente tanto su discurrir vital como el de su familia ha estado íntimamente ligado a la Orden del Carmelo; así, hace justamente veinticinco años fundaría la Hermandad de la Virgen del Carmen, de la que desde entonces y hasta su fallecimiento ha ostentado el cargo de Hermano Mayor.

Foto: Clara Domínguez

En la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Caído, a la que ha pertenecido por herencia familiar, ha ostentado la mayoría de los cargos de su Junta de Gobierno, llegando a ser Hermano Mayor en la década de los ´90 del siglo pasado. Aquí también fundaría el coro de Jesús Caído, de una larga trayectoria en el último cuarto de siglo y al que había revitalizado en estos últimos dos años. Además de todo ello, ha sido alma mater de nuestro Consejo Local de Hermandades y Cofradías, del que ha sido secretario nada menos que ocho años, institución de la cual recibía el pasado año su más alta distinción, la insignia de oro. A ello hay que sumar que fue pregonero de Nuestra Señora de Consolación en el año 1992 y de nuestra Semana Santa en el año 2004. Toda esta trayectoria de servicio a la Iglesia mediante sus cofradías podría parecer un frío relato de méritos si detrás de toda esta labor no hubiese un cristiano con 74

unos valores sólidamente fundamentados y una persona cálida y afable. Más allá de todo lo anteriormente relatado se encontraba un ser humano excepcional, fraguado y jalonado con una fe madura y profunda emanada del Evangelio. Manolo ha hecho de su vida un puro ejemplo de apostolado, con su obra y con su ejemplo. Todos sus allegados sabemos con qué entereza y dignidad ha sabido llevar las cruces que le ha tocado sostener, con la humildad y la resignación propias de un cristiano cabal, no negando ni renunciando, sino más bien abrazando, al igual que hizo el Señor, esos padecimientos y llevándolos hasta sus últimas consecuencias. Por todo ello, por sus sabios consejos surgidos de la experiencia que no dudaba en dar a quién los necesitase y por su excelsa humanidad, su marcha nos deja un vacío insustituible. Fernando Jaime Pachón Cano


SEMANA SANTA OSUNA 2018

“Nos dejó Rafael” La sencillez, generosidad y cordialidad personificada Cuando el mundo cofrade de Osuna todavía no se había recuperado de la muerte de dos personas tan queridas como eran Pepe Torrejón y Manolo Galindo, nos encontramos con la muerte de Rafael, no por esperada menos dolorosa, que nos ha inundado de profunda tristeza el año nuevo 2018. Rafael llegó a nuestra Hermandad, la Hermandad de la Humildad, de forma impensada. Lo hizo, a mediados de los 80, a requerimiento de su queridísima esposa Isabel, en un “pasaje” que, a los presentes, nos recordó las bodas de Caná, cuando le dijo: ”Rafael, esta gente te necesita” , siendo la respuesta de Rafael: “Mujer, yo de esto no sé nada”…(La perseverancia

de Isabel y ese no saber decir no,cuandoalguien le ha necesitado, hicieron que Rafael aceptase el “envite”, poniéndose al servicio de la Hermandad con esa sencillez, con esa cordialidad, con esa generosidad, con ese espíritu de servicio que cautivaba a todos y que le acompañó siempre en todas las facetas de su vida). Centrándonos en su trayectoria cofrade hay que recordar que, siendo élHermano Mayor y gracias a su prestigio y trayectoria profesional, nuestra cofradía alcanzó un auge y cotas inimaginables de desarrollo, desconocidos hasta esa época.

terioradosde la Semana Santa de Osuna, por aquel entonces:

Comenzó una ardua tarea, de renovación e incremento del patrimonio de la Hermandad, uno de los más humildes y de-

• También estrenó y/o restauró la Cruz y faroles de guía, el Libro de Reglas, el manto y palio de la Virgen, las jarras

Con don Ramón, Victoria Ester Valdivia, un primo de ambos y Manuel Algarra. Foto: archivo Manuel Algarra

75

• Estrenó el paso de misterio, obra del afamado tallista cordobés Andrés Valverde Luján. • Renovó, al completo, el paso de palio, realizado por Hijos de Juan Fernández, prestigiosos orfebres sevillanos. • Bendijo un magnífico Estandarte, obra de los insignes bordadores Fernández y Enríquez de Brenes.


SEMANA SANTA OSUNA 2018

y varales… en resumidas cuenta, un largo etc. que elevaron nuestro patrimonio, dentro de nuestra humildad, a la dignidad que esta Hermandad Centenaria se merecía. (Para lograr todo esto no dudó de utilizar sus compromisos personales, concierto de Juan Peña El “Lebrijano” y poner a disposición de la Hermandad su finca de las Montesinas) Además: • Inició la gran misión de restauración de nuestros Titulares… que culminó con la recuperación y posterior restitución al culto de nuestro primitivo Titular, Jesús de la Humildad y Paciencia, durante tanto tiempo olvidado y que se encontraba en un estado que todos creímos irrecuperable. Pero… “Como sólo de pan no vive el hombre”, además de su dedicación a esta faceta, digamos un poco más visible y material, no echó en olvido y potenció otras, más ocultas… menos vistosas a simple vista, pero quizás de más importancia: Para ello… • Entabló una excelente relación con las demás Hermandades de la localidad, muy especialmente con las del propio Convento. No descuidó, dedicando una especial atención e incrementándola, la relación con la Comunidad de PP. Carmelitas. (Prueba de ello el homenaje que la Hermandad les tributó en su momento). Revitalizó la Vida Espiritual de la Hermandad: (Recuperando las charlas periódicas de formación, instaurando las Misas de Hermandad y el Vía crucis del Lunes Santo, acercando la imagen de Ntro. Padre Jesús de la Humildad y Paciencia a su barrio). Y, por último, dedicó especial atención a la Bolsa de Caridad.(Impulsándola y fomentando, una gratificante y especialísima colaboración con las Misiones Carmelitanas de Burkina Fasso). Rafael tenía la grandeza de su congénita sencillez y humanidad, esa humanidad

que, según el gran médico e intelectual que fue D. Gregorio Marañón, era la primera condición y cualidad que debía tener por encima de todo un buen médico, por encima incluso del saber y del conocimiento. Esa máxima la cumplió Rafael durante toda su vida y durante toda su trayectoria profesional con sus pacientes y con sus amigos que éramos legión, que lo queríamos y admirábamos entrañablemente y disfrutábamos de su sabiduría popular y de su gratísima compañía. Conversar con Rafael era una delicia porque era una persona que disfrutaba sobre todo con las “cosas del campo”, como decía ese gran poeta antequerano que fue José Antonio Muñoz Rojas, con las cosas del campo de Las Montesinas, auténtica Arcadia feliz para Rafael y donde él se encontraba particularmente a gusto y daba rienda suelta a sus aficiones (la poesía, el cante, la guitarra, el caballo, etc.) Rafael fue siempre un enamorado del flamenco, nadie ignora su relación con el gran faraón del cante que fue Juan Peña “El Lebrijano”, el cual gracias a Rafael salió de Rey Mago en nuestra localidad. Afición que le llevó, junto a otras personas, a promover la creación de la Tertulia Flamenca de Osuna. Fue, también, amante de la poesía, sobre todo de la poesía popular, estando entre sus poetas favoritos, el gran poeta granadino Manuel Benítez Carrasco. ¡Te acuerdas, Rafael, cuántas charlas tuvimos sobre la poesía de este, tu admirado poeta y cuántas veces, en el campo, recitaste sus poemas populares, acompañado de la guitarra, y de familiares y amigos que disfrutábamos de tu impagable amistad! Por sus virtudes humanas, profesionales y su labor cofrade durante tus 14 años al frente de la Humildad, como no podía ser de otra manera, fue elegido Pregonero de la Semana Santa de Osuna en 1994, siendo presentado por su gran amigo Francisco Pérez Vargas, que lo definió, acertadísimamente, como “señor de las Montesinas”. Igualmente fue homenajeado, por el Rincón Cofrade “Antonio Pedro Rodríguez Buzón”, en unión de otras dos personas inolvidables en el mundo de las hermandades y cofradías de nuestro pueblo como Manuel Caro Moral y Joaquín Villalba. 76

Para finalizar, y ya seguro en el cielo, en brazos de tu queridísima Isabel y acompañado de los “pellejos” que te han precedido, sólo queremos decirte que,siendo todo lo anterior muy importante, Rafael, permítenos quedarnos, no con el fondo… no con lo que se aprecia… no con lo que se ve a simple vista, sino con lo que permaneciendo más oculto… define a las personas: LAS FORMAS: • Nos quedamos con ese tu ir despacio… poco a poco… a media voz, como a ti te gustaba escuchar los cantes flamencos y decirlos algunas veces… • Nos quedamos con ese tu saber escuchar… con ese tu dejar hacer, que hacía que los que te rodeaban se sintiesen cómodos. • Nos quedamos con ese tu espíritu integrador y lleno de moderación… • Nos quedamos con tu sencillez… • Nos quedamos con tu buen trato… • …Y nos gustaría quedarnos con tu abrazo permanente. Hasta siempre Rafael

Por la HERMANDAD Eloy Pineda Calle Juan Navarro Casau


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Se nos fue nuestro querido Arcadio D. Arcadio Arregui Rangel, Pbro. Capellán Honorario de la Hermandad de la Vera+Cruz la Cruz del pasado año, cuando nos hizo ver la importancia de ser hermano de la Vera Cruz y el significado de la Cruz. Comenzó sus estudios en el Seminario Menor de Sanlúcar de Barrameda, más tarde cursó estudios de Filosofía en Sevilla, para terminar en Málaga donde realizó la carrera de Teología y se ordenó sacerdote el 21 de septiembre de 1957. Posteriormente sirvió en las parroquias de Algatocín, Jubrique, el Socorro de Ronda y Frigiliana. También fue profesor de religión en el Colegio Libre Adoptado de Nerja, director espiritual y capellán del Colegio Mayor Mediterráneo de Málaga, asesor religioso de la OJE de Málaga, capellán del Colegio Menor Mediterráneo en Málaga, capellán de las religiosas de la Asunción de Málaga, Juez Pro-sinodal “ad decenium”, representante del Clero en el C.A.E, director de la Residencia de San Pablo, ecónomo del Seminario, y Administrador Diocesano y rector de la Iglesia del Santo Cristo de Málaga. Perteneció a nuestra hermandad y a la de los Estudiantes de Málaga.

Foto: Manuel Ortega

El pasado día 2 de enero, la Hermandad vivió uno de los días más tristes de los últimos años cuando se nos fue don Arcadio, nuestro capellán honorario. Desde 2004 nuestro querido don Arcadio venía participando de forma muy activa en todas las celebraciones de la Hermandad, predicando en nuestros triduos y celebraciones, oficiando la misa del sábado por la tarde, a la que tenía especial cariño ya que fue una apuesta de la propia Hermandad y un ferviente deseo de él mismo y su familia, para que no se perdiera el culto en el templo de San Agustín y se pudiera atender a las necesidades de la feligresía. A lo largo de tantos años han sido numerosas las vivencias que hemos disfrutado a su lado. Un acto muy entrañable fue la celebración de su 50 aniversario de sacerdocio en 2007. Por su integración en la vida diaria de la cofradía, a la que

tanto afecto profesaba, al año siguiente fue nombrado capellán honorario. Don Arcadio asistía a casi todos nuestros actos y celebraciones (pregones, cenas de hermandad, etc.). Con la sencillez que le caracterizaba, siempre tenía las palabras oportunas para orientarnos espiritualmente. Siempre recordaremos la emoción que sentía junto a su hermana Amparo cuando esperaban en el templo de San Agustín la llegada de las imágenes una vez restauradas. Dentro de las vivencias que nos vienen ahora a la memoria, fue especialmente grata la misa de despedida que dedicó a nuestra querida Hermandad del Dulce Nombre, con motivo del regreso a su restaurado templo de Santo Domingo. Fueron muchas las homilías, cortas pero muy intensas, que los sábados pudimos disfrutar. Entre todas ellas hoy queremos recodar una de las últimas que pronunciara en la festividad de la Exaltación de 77

En definitiva, una carrera larga e impecable que, como todo lo que hacía, siempre estuvo impregnada de cariño, entrega absoluta y amor, como el que sintió por nuestra hermandad y la Iglesia de San Agustín, solo comparable con al extraordinario cariño que profesó a sus hermanos y familia. Estamos seguros que, desde el cielo, junto a su madre María Rangel y su hermano Joaquín, dos grandes cruceros, estará viendo satisfecho su iglesia de San Agustín, completamente restaurada, y se le dibujará una sonrisa al contemplar la enorme afluencia que la visitaron para admirar el Belén de la Hermandad, que este año se había realizado como a él le gustaba, con las casas y monumentos de su querida Osuna. José Manuel Torres Rivera Hermano Mayor de la Hermandad de la Vera Cruz


SEMANA SANTA OSUNA 2018

PRESENTACIÓN del PREGÓN DE LA SEMANA SANTA DE OSUNA pronunciado por DON JOSÉ MANUEL TORREJÓN JAPÓN a cargo de ÁLVARO REINA GARCÍA Osuna, 2 de abril de 2017 Antigua e Insigne Iglesia Colegial de Ntra. Sra. de la Asunción

Foto: Clara Domínguez

Zangolotino, enjuto, barbilampiño, esbelto, prudente, se transfiguraba cuando su pie zurdo acariciaba y envolvía el balón, lo adelantaba y corría la banda con una poderosay estilizada zancada, como Toni Polster; pero, a diferencia del austríaco, su meta no era acabar la jugada.Apuraba la imaginada línea continua que marcaban las dos piedras que conformaban una perfecta y armoniosa portería y daba el pase de la muerte para que la gloria del gol la alcanzase otro. Él sabía quién era yo, yo sabía quién era él; mas el silencio era nuestro medio de comunicación. Tiempo después, un sábado, en la calle Compañía, la envidia me invadió. Ese

interior zurdo dejó de ser un igual para mí. Le vi conduciendo una Ford Courier mientras yo creía presumir de una bicicleta de montaña. Por entonces, parte de su tiempo libre lo destinaba a ayudar en el negocio familiar.Cruzamos las miradas. Él sabía quién era yo; yo sabía quién era él; pero el saludo, si lo hubo, no llegó más allá de una leve subida de cejas. El silencio, nuevamente el silencio. Autoridades civiles y religiosas, compañeros de la Junta Superior, banda de música Villa de Osuna, a cuyo veinticinco aniversario me quiero sumar públicamente, Patronato de Arte, telespectadores y radioyentes, hermanas franciscanas, admiradísima Mª Ángeles, Candela, querido pueblo de Osuna: 78

¡Paz y Bien! Simpar escenario dueño de un eco escalofriante, estos muros absorberán en sus porosla Pasión y la Muerte de quien nos acompaña hoy en silencio, en un silencio sosegado, según la visión vital de José Manuel. El eje, por supuesto, será Él, que nos controla desde el madero y nos aporta elestoicismo necesario; pero el protagonista, aunque intente soltar lastres, es el pregonero, que viene a cantaruna fiesta profundamente interiorista y, a la vez, prodigiosamente exteriorista. José Manuel también es así: dual, que no contradictorio.Serio y festivo, calculador y cariñoso, maduro que adora al adolescente,


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Cabale íntegro hasta límites excesivos, justo, controlador y apolíneo;fiel y honesto;sobrio y austero como San Francisco de Paula, cuya festividad celebramos hoy,pasea con elegancia túnica y capa cada Viernes Santo con un tranco que me retrotrae al adolescente que subía y bajaba constantemente por la banda izquierda, y que permite que penitentes anónimos alumbren con sus cirios a un Dios encarnado y a una Madre que nos encandila con un tintineo celestial.

Foto: Clara Domínguez

clásico que no le teme a la innovación; de la Misericordia y de la Pax. José Manuel aporta la sal en una medida exacta para que, los que le rodeamos, no nos corrompamos y desfallezcamos. Soy testigo de que Este que pende aparentemente rendido en un leñole ha convertido en sal espiritual y lo he podido comprobar varias veces junto a esa puerta, que es esta puerta1. Me habré dejado en el teclado mucho por escribir sobre su personalidad. Su mujer, sus padres, su abuela, sus hermanas, cuñados, sobrinos, primos, su compadre, el elegante lord inglés que se aposenta en la calle Quijada, cualquiera de ellos haría un retrato mucho más fidedigno y ferviente sobre la nobleza, humildad y paciencia de su personalidad, casi calcadas de Uno que avanza con el izquierdo por delante. No he sido compañero de colegio, no sé cómo se comportaba en el instituto, no somos familia, no tenemos ninguna hermandad en común... Tal vez sea este elesplendor de una pequeña llama que encendíamos cada vigilia de Pentecostés, cuando la venida del Espíritu Santo se hacía y se hace real sobre nosotros. La persona de la Santísima Trinidad quizá más ininteligible y que se ha llevado no

pocas horas en nuestras conversaciones. Al Espíritu debemos estas letras que hoy torpemente he ido metiendo con calzador y que él ha ido engarzando con desenvoltura, y a Él debe una sólida formación durante diecisiete años en el Camino Neocatecumenal. Quien hable con José Manuel mirándole fijamente, comprobará que el Señor le irradia los ojos como siervo suyo que es. Conozco a pocas personas que confíen más en el origen de toda luz. Le he visto impulsado por el Espíritu Santo en el momento de fundar una familia (sin preocuparle, en plena barbarie social, el tema económico);le he visto inspirado por el Espíritu Santo en la, en un principio, inexistente luna de miel en la que el matrimonio proclamó, como la carmelita Santa Teresa, que “sólo Dios basta”;le he visto abandonándose con suma confianzacomo el Cristo del Sagrado Descendimiento en el regazo de Nuestra Madre y Señora de las Angustias; le he visto avivado por el Espíritu durante muchos años en la preparación de las oposiciones de su mujer y le he visto flameante en el nacimiento del mayor préstamo que esta parejaha podido recibir de Dios.

José Manuel es un cristiano pecador que sigue a un Cristo pacífico, misericordioso y que cayó más de una vez en un monte de lirios y espinas; es católico, acepta el magisterio de la Iglesia y colabora con distintos carismas que pretenden alcanzar un mismo fin; es apostólico, un “mandado”, como decimos por aquí, dispuesto a pregonar y a predicar con palabras ycon su manera de actuar, no sólo hoy, sino día a día, la grandeza del Señor; y es romano, es una lámpara que no luce para sí, sino para los que viven en tinieblas. El pregonero, con un alto espíritu de servicio en sus hermandades, comparte constantemente su fe ynos agitó,tiempo ha, las conciencias para acudir a las peregrinaciones papales en El Rocío y en Madrid un par de veces, tras sus inolvidables experiencias en París y Roma. A la vez que algunos quedaban roncos gritando “Viva el Papa”, otros vibraban viendo subir a los altares a Madre Angelita, cuya congregación cumple setenta y cinco años en Osunahaciendo solo y exclusivamente el bien y con la que todos deberíamos volcarnos. José Manuel lleva desde aquellos entonces serigrafiada en su alma un lema de su admirado y rezado San Juan Pablo II: “Seré tu testigo”. Si un grito divino venía a traer fuego sobre la tierra, José Manuel vive para propagarlo. Es pirómano de Dios en el trabajo, ejerciendo allí su apostolado:enseña,

1.- Señalando primero a la Puerta de la Cuesta y, posteriormente, a un cuadro en el que está representada dicha puerta y que todos los asistentes pueden ver desde su ubicación.

79


SEMANA SANTA OSUNA 2018

guía, anima y reconfortaa sus alumnos, esos jóvenes ávidos de vivir. Uno, que ya va sumando pregones en su caminar, sabe que, dentro de no mucho tiempo, nombrarán con afecto en este mismo acto al pregonero de este año.Tengo constancia de que ya tiene discípulos que quieren seguir sus pasos académicos, profesionales y personales. Este tipo tenía que trabajar con la juventud. Estaba predestinado. En pleno cambio de siglo, él “deseaba una juventud unida, anhelaba una juventud formada, buscaba juventud comprometida y en ocasiones también callada”2. Callada, que no sumisa. En un momento en el que los grupos jóvenes empezaban a fundarse, José Manuel se erigió en cabecilla de todos. Carismático, comprometido, con una capacidad de comunicación esencial en el cara a cara, posee valentía y una rapidez mental a la hora de discernir lo esencial de lo secundario; generoso, con iniciativa y buen escuchante,gozade un punto pasional con una actitud positiva que facilita sobremanera la resolución de problemas con una desenvoltura que asusta. Y conserva una visión clarificadora que nos hizo comprender que la formación era la base principal que debía regir cada grupo joven por separado y en la que la unión era la única manera de llevarla a cabo. Esa era, y es, suprincipal cruzada. José Manuel es un líder nato que nunca ha buscadoerigirse en el centro de atención. Si hoy está aquí es porque se sabe instrumento. Es levadura escogida por Dios para contribuir a la santificación del mundo mediante el ejercicio de su propia tarea en el trabajo, en su casa

y en las hermandades. Y me veo en la obligación de dar fe de que es levadura que fermenta. Es secretario de la hermandad de la Pax, aunque su trabajo se centuplica en la formación; fue diputado de Cultos y Juventud en diferentes juntas de gobierno en la Cofradía de la Misericordia, con una preocupación ostensible por el afianzamiento de valores; cumplirá este Miércoles Santo veinte años de costalero bajo unas trabajaderas en las que hace valer su veteranía aportando el sentido necesario en algo que marca tanto la vida de quienes amarran unas almohadillas; fue pregonero de la Juventud Cofrade y de las Siete Palabras, marcándonos copiosamente a quienes pudimos asistir; pilar sólido en la A.M.P.A. del Colegio Santa Ángela, donde apuesta activamente por una libertad en la enseñanza siguiendo los pasos de la beata Carmen del Niño Jesús, una antequerana que le hablaba cara a cara a la Virgen en su advocación del Socorro mientras le colocaba con esmero sus mejores galas. Va a acercarse a este atril una extraordinaria persona con un entusiasmo, júbilo y orgullo heredados de su padre, quien tuvo eldeleiteel año 2002de exaltar nuestra Semana Mayor. José Manuel, amante confeso de la liturgia, es un licenciado en matemáticas por cuyas venas y arterias se alterna la sangre con tinta de linotipia de la imprenta Ledesma y está dispuesto a enaltecer y elogiar nuestra Semana Santa con una precisión matemática, no va a dejar una sola palabra de su texto al azar, viene a sumar y a multiplicar

exponencialmente la dignidad de un Cautivo humillado; le va a dar la razón “áurea” al que va a entrar Triunfalmente el Domingo de Ramos;viene a pregonarnos quien ve la divina proporción y la sucesión de Fibonacci en los bordados de su Virgen del Mayor Dolor, el que imagina en los valores positivos de “x” e “y” de una función lineal la cuesta por la que sube un Nazareno acompañado de una Madre plena de gracia. Ya me estoy yendo por la tangente o la cotangente y temo que el vicedirector del Instituto Sierra Sur y diputado mayor de gobierno de la Hermandad de la Pax me llame la atención por la duración. Comparto con él la necesidad de aligerar el ritmo de nuestras estaciones de penitencia y de ir apremiando esta desaliñada y desordenada intervención. He intentado presentarles al pregonero de nuestra Semana Santa, a José Manuel Torrejón Japón, como lo que se nos pide que seamos los laicos en la sociedad: “sal, luz y fermento”, aunque nada tendría sentido sin ese mensaje que nos manda cada año cuando la Soledad y Amargura va chorreando lágrimas alegres de cera, encerrados ya sus dos primeros pasos,mientras las campanas de la parroquia de Consolación revolotean alegres en el Gloria; ese mensaje en el que,radiante, nos desea una “Feliz Pascua de Resurrección”. Bienaventurado sea mi buen amigo, porque alcanzará misericordia.

Laus Deo.

2.- Fragmento del Pregón de la Juventud Cofrade que pronunció José Manuel Torrejón Japón en 2003 en la Iglesia del Convento de las Madres Carmelitas (San Pedro).

80


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Pregón de la Semana Santa de Osuna 2017 José Manuel Torrejón Japón

Como te podré pagar Señor, tú me escrutas y conoces. Tú me enseñaste, cuando tuviera sed, a dirigirme a las fuentes de agua viva. Tú me mostraste, que en silencio y con paso corto se encuentra toda respuesta. Tú me empujaste, a lanzarme al vacío para aprender a confiar en ti, como lo hiciera Pedro al fundar tu Iglesia. Tú me anunciaste, “derramaré mi Espíritu sobre mis siervos”. Tú me concediste, la valentía necesaria para acoger este encargo. Tú me otorgaste, esta distinción inmerecida que hoy tembloroso pongo en tus manos. Señor, como te podré pagar. Como te podré pagar, todo el bien que me has hecho. Aquí estoy, siervo inútil soy, haré lo que tenga que hacer. Cuantas bendiciones Padre, echando la vista atrás, insistente es mi pregunta, ¿cómo te podré pagar?

que están junto al Padre eterno y lloro al decir sus nombres. Estas son mis pertenencias, son mi muleta y capote, para afrontar esta lidia que surge de mis mayores. Me postro Señor a tus plantas situándome ante ti, tomo con ilusión estas pastas sujetándome a este atril. Solo tengo un corazón, abierto de par en par esperando que tú entres, ¡pasa! y lo inundes de humildad. Y a tu Madre bendita, Madre del Mayor Dolor, le ruego que me conceda la Paz en mi corazón. Abro mis brazos a ustedes para acogeros con fuerza, caminemos hacia al Padre hasta la cruz verdadera. Abracemos aquel árbol, que es la salvación perpetua, en la que Cristo nos ama y entrega la vida eterna.

Cuarenta años como regalo, imposible dejar de hablar aquello que he visto y oído, ¿así te podré pagar? Porque no tengo dinero, ni tesoros ni tierras, pero sí una familia, unida hasta en las flaquezas. Y la luz de una pequeña que me ilumina cada día y el amor de una esposa que me alza en mis caídas. Unos padres que apostaron, por sembrar una semilla, fe en Dios en cuatro hijos es la enseñada recibida. Tengo estampas de recuerdos, de una mujer y dos hombres,

Foto: Clara Domínguez

81

Miremos nuestro interior, no lo dudéis que es mentira, que el demonio nos engaña pero en ÉL está la VIDA. Ponerse en marcha conmigo, no lo penséis, daros prisa que ese hombre que nos llama, va a bautizarnos con agua, en el Jordán de esta villa. Revístete querido hermano con el arma de la oración, que en apenas siete días, acompañado de María te encontrarás con el Señor. Señor de la Misericordia y altar de mi devoción, hazme tú tocar la gloria y bendíceme este pregón. Todo tiene un comienzo y un alguien especial Así comenzó mi pregón en las primeras lluvias otoñales coincidentes con la onomástica de la Virgen del Pilar. Tras unos primeros días de contradicciones y nervios, en los que no entendía por qué era mi momento, fui a beber al manantial fresco que todo cristiano tenemos en


SEMANA SANTA OSUNA 2018

casa, la Biblia. Cada vez que en mi vida ha aparecido la incertidumbre, esa que me hace saber que estoy vivo, porque no creo en quien no duda, Dios me ha entregado la respuesta hecha palabra, tal como me enseñaron, abriendo al azar por el nuevo testamento. Él vino a socorrerme del peso de la responsabilidad, con unos ángeles que me traían en bandeja una invitación a la evangelización a través de Hechos de los Apóstoles, capítulo 2. Él, derramaría su Espíritu sobre mí y por eso “se ha alegrado mi corazón y se ha alborozado mi lengua”. Y después de dirigir mis primeras líneas al verdadero protagonista de este acto, quisiera saludar mostrando mi gratitud más profunda: • Al Sr. Vicario episcopal, máximo representante de nuestra Iglesia en Osuna y con la que este pregonero renueva su disposición como católico en su arrastre hasta llegar a ser cristiano. • A la Ilma. Sra. Alcaldesa de Osuna, gracias por su presencia en este acto. Y por extensión al delegado de cultura así como a toda la corporación municipal. Le ruego a Dios que os conceda la sabiduría necesaria para velad por el bien de nuestro pueblo. Esa, será la mejor de las recompensas. • Al Sr. Consiliario del Consejo, sacerdotes presentes y a todos aquellos que han formado parte de mi vida porque habéis sido lámparas de aceite en mí caminar a través de vuestros sabios consejos. • Al Sr. Presidente y Junta Superior del Consejo de HH. y CC. De sobra sabéis que recibisteis un SÍ porque fue ÉL quien llevaba la propuesta en vuestros labios. Gracias por ser instrumentos de Dios y haber dejado en mi hogar la mejor de las ofrendas. Hermanos mayores y representantes de las distintas hermandades de penitencia y gloria. Contáis con mi admiración por tantos y tantos desvelos que supone la difícil tarea de gobernar nuestras corporaciones. Que Dios os bendiga por la felicidad que me habéis regalado al confiar en mi persona para pregonar nuestra semana mayor.

A mis queridos hermanos pregoneros de este bendito año. Al primero decirle que la maravillosa coincidencia no es otra que el haber compartido con él nueve años como costaleros. Y al segundo, vicesecretario y pregonero joven, gracias por esos ratos distendidos junto a nuestra fotógrafa hablando de cómo iban nuestros textos. Hoy cerraré y daré fe del acta que tan magistralmente abriste el pasado sábado. Y agradecimiento que hago extensivo a todos ustedes: A mi familia, a mis hermanas a las que adelanto que les defraudaré porque apostaban que hoy hablaría bajito, a mis amigos, a mi junta de gobierno, a la banda de música Villa de Osuna por su disposición hacia mi persona, a mis hermanos de Misericordía y Pax, a mis queridos alumnos y compañeros docentes, comunidades neocatecumenales, miembros de Ampa, hermanas franciscanas de los sagrados corazones y a todos aquellos que habéis tenido la gentileza de querer acompañarme en esta mañana de domingo de Pasión. A todos, GRACIAS. Pero se nos anunció, “si amáis a los que os aman, ¿qué mérito tenéis?”. Pues es también momento de pedir perdón a quienes haya podido herir a través de mis palabras o hechos. Y a aquellos a los que no pude atender, les ruego comprensión y generosidad. Y a aquellos a los que entregué algo de mí, ojalá pudiera haberles proporcionado aún más.

Dedicatorias Y es habitual que toda obra tenga uno o varios destinatarios a la que se dedica toda el alma puesta en ella. Y como no podía ser de otra forma, ellas son las personas que protagonizan gran parte de vivencias, simplemente porque siempre, siempre, estuvieron ahí. En primer lugar mi madre, porque sin aquel encuentro de Jueves Santo con mi padre en Sevilla delante del paso de Montesión, este pregonero no hubiese llegado a este atril. Más tarde me mostraron el camino a seguir dentro de la Iglesia y mirad donde me encuentro. Y es que en Dios comienza todo y acaba todo. En Él, todo adquiere un sentido. Precisamente sexto sentido, es el que posee mi mujer, cuando le trasladé hace unos meses, sin darle más pistas, que había recibido una llamada. Ella le bastó preguntar: ¿Ya? Supo ser la primera en sentir que era Dios quien nos citaba. Sin tu empuje, no me habría embarcado en esta travesía. Y una travesía, la de nuestras vidas, que hace cuatro años que no hacemos solos, nos acompaña una pequeña tripulante. Quisiera preguntaros, ¿qué habéis sentido al escuchar la marcha Candelaria? ¿Tal vez luz?, ¿tal vez alegría?, porque precisamente son esos los sentimientos que transmiten mi pequeña del mismo nombre. Ya os podéis imaginar lo que significa compartir la vida con tan poquita cosa, canción que le canta su madre alguna noche que otra.

Y a mi presentador, lo dejo para el último, porque es la posición que lleva por bandera. De ti he aprendido a que sembrar con hechos y no con palabras junto a un exquisito regado de detalles da lugar a frutos más verdaderos en las personas que nos rodean.

Por último y antes de finalizar mis dedicatorias, a mi padre, que como Abraham supo ponerse en camino hace muchos años y que aún hoy, cargado de primaveras, continúa peregrinando por este valle de las Hermandades que nos conduce hacia Dios. Un cofrade que en sus cuatro años de hermano mayor tan solo pudo realizar una única estación de penitencia.

Os encargo la primera tarea de esta mañana de pregón, dividan al menos por diez los halagos del presentador a mi persona y reduzcan un buen tanto por ciento los méritos que ha nombrado. De esta forma se aproximarán al resultado de este ejercicio subjetivo de amistad. Amigo Álvaro, “la gratitud es la memoria del corazón” y es donde guardo todas tus atenciones conmigo hasta llegar a este día.

Igual que Abraham, ha superado las tentaciones que el Señor nos somete en la vida porque “muchas son las pruebas por las que pasa el justo, pero de todas las libra el Señor”. El Señor ha hecho proezas con su brazo a aquel que ha sabido poner su confianza en Él. Y yo como hijo tuyo, como si de Isaac se tratase, aquí me encuentro preparado ante ti porque Dios y tú, así lo hablasteis.

82


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Papá, no me sueltes de tu mano tú valiente como Abraham quieres enseñar a tu hijo que el Señor Dios proveerá en el día de su pregón y su voz no temblará. Dame tu mano Papá, y háblame de cofradías, ese mundo fascinante que sabes en demasía y por lo que has entregado un corazón sin medida. Dame tú mano Papá, y llévame a los pregones para saber apreciar el relato de esos cofrades que llevan por gala a Osuna y es amor de sus amores. Dame tu mano Papá, y enséñame a respetar a las personas que sembraron y que supieron regar el árbol de la prudencia con aguas de la humildad, dando hojas de pureza y frutos en su Hermandad. Dame tu mano Papá y explícame porque traspasa al asomarme a este atril, las fronteras de mi alma brotando de mi interior la necesidad de proclamar lo que tú con amor hiciste ya quince años atrás. Queda tranquilo Papá, tu mano ya he de soltar, puesta en Dios la confianza es momento de practicar todas aquellas enseñanzas que tú me supiste entregar. Esta mano no es más, que la herencia que nos dejan los hombres que antecedieron el pisar de nuestras huellas, de incalculable valor es el legado de un padre, él fue quien me supo dar, Misericordia y Paz, y yo no sé ni cuánto vale.

Camino hacia la Cruz Y aquí estoy, antes de que perciban mi falta de valentía para afrontar este lance,

Foto: Clara Domínguez

ya va siendo momento de adentrarnos en ésta que será mi proclamación pública de fe ante ustedes al mismo tiempo que el de ponerse en camino hacia la cruz, al encuentro directo con Jesucristo. Me muestro ante ustedes consciente del presente, ni angustiado por el pasado ni intranquilo por el futuro. ¡Cuántos momentos perdidos por no disfrutar del hoy! Hoy, es sin duda el mejor día para nuestra conversión. En este discurrir, quiero llevaros conmigo, al igual que me han acompañado, cuatro objetos: Una foto, una estampa, un cuadro y una mochila vacía. Ésta última, la alforja de un peregrino que fue de las JMJ, esa que me ha asistido en cada encuentro y actualmente lo hace en cada viaje cultural por Europa con mis alumnos. Algunas veces dudo si es porque me siento joven aún o porque es mi arca de la alianza donde deposito mis bendiciones. Antes de partir recuerdo nuevamente a nuestro padre en la fe, Abraham, cuando Dios se dirige a él diciéndole, “Sal de tu tierra y de tu patria y de la casa de tu padre a la tierra que yo te mostraré”. Con esa confianza, me pongo en marcha y os invito a caminar conmigo. Sería buen momento para emular a una artista y tomar prestada parte de su famosa frase y decir: “Si me queréis, ..venirse”. Sí venirse, venirse a este peregrinar hacia el Dios hecho hombre mientras os cuento todo lo que ha obrado en mi. No dejaré resquicio 83

alguno en descubrirme ante ustedes porque es mi intención desnudar hoy mi alma para revestir de gloria al Señor. Ojalá mis palabras, mi propia historia, lo que soy, lo que tengo y lo que siento os sirvan de instrumento para acrecentar vuestra fe. Hacía ti voy, hacia ti me dirijo (suena Mi Amargura) Hacía ti voy, hacia ti me dirijo. Desde aquellos primeros pasos de adolescentes y vivencias de niño, En la que la inocencia no descubre verdaderamente la dureza de un camino. Te mostrabas como padre eterno hecho amor, hecho amigo. Se da comienzo a un sin vivir de la gran ruta de este desafío. Uno va creciendo dentro de la Iglesia, dentro de uno mismo. Desconoce cuál es la salida, cuál es esa ruta, cuál será su sino. La Medicina o tal vez la Química, Matemáticas ese era mi sitio. Ya me licencié, es la voluntad del Padre con la que he crecido. Vivo aquel noviazgo de casi diez años, en el que he sentido, un amor tan grande de aquella otra persona con la que he vivido, arriesgarlo todo, casándome joven, lánzate al vacío, que se completaba con una ilusión, con aquel esfuerzo y mucho cariño. Tú te haces presente en aquel hogar donde ya faltaban voces de chiquillos. Y a los nueve años llega desde el cielo un pequeño ángel, lucero divino.


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Otros sin sabores, tardan en cerrarse como cicatrices de este peregrino, si faltaran fuerzas de pisar tus huellas y proseguir el camino, hazme recordar todos esos momentos con los que he sufrido. Donde haces presente, que tú lo puedes todo, que contigo he vencido, estas experiencias que con cruz gloriosa tú me has esculpido. Todo lo que soy, todo lo que tengo, siempre agradecido. No me hacen dudar que hacia ti yo voy, hacía ti dirijo, este caminar lleno de MISERICORDIA, repleto de PAZ, quiero reencontrarme con quien es mi amigo, con quien es mi guía él es JESUCRISTO. Creo en Dios Padre Todopoderoso, creador de cielo y tierra

ha tenido agua para el sediento, ropa para el desnudo y alimento para el hambriento.

La Cuaresma, tiempo de camino. Tiempo propicio para mirar hacía dentro de uno mismo y escuchar al corazón, porque como dice el autor “A donde el corazón se inclina, el pie camina”.

Aprovecha esta Cuaresma el tiempo que Él nos regala, para andar por el desierto, para caminar por las aguas, haciendo vivo un mensaje, ¡ánimo, levántate y anda!.

Esta mirada interior nos permitirá descubrir la confianza que tenemos en los planes de Dios. Y es que la fe es la valentía de fiarse de Dios, al mismo tiempo que oramos para encontrar sentido a la voluntad de aquello que Él quiere para nosotros. No temamos, que el Padre nos acompañará en este caminar hacia el Hijo. En las diferentes peregrinaciones que he vivido, he experimentado como el espíritu santo va por delante de nosotros allanando el camino y a pesar de las dificultades que en él se presentan, siempre

Han pasado seis meses desde que dio comienzo mi particular Cuaresma, mí tiempo de conversión en el que he desempolvado recuerdos, escrutado los cimientos de mi vida y construido los pilares de mi existencia a través de las conversaciones de tú a tú. Así, hasta ir edificándose las razones de mi fe, mi Credo. Ahora que tan solo restan siete días para llegar a Jerusalén es el mejor momento de compartirlo con vosotros. Entre Osuna y Jerusalén no es tan larga la distancia, si pones delante al Señor liviana será tu marcha. Convertirás barreras del hoy, en esperanzas del mañana.

Entre Osuna y Jerusalén no es tan larga la distancia, porque Él está en nuestros templos lo verás en nuestras plazas, lo sentirás en cada esquina de nuestra Semana más Santa. Un caminar que aquí comienza, proclamando mi alabanza hacia aquel que me ha entregado, un cielo azul como gracia, de una Osuna celestial,

que me estremece hasta el alma. Y el regalo de la vida, y con Dios nada me falta. Vengo a proclamar mi fe, a decir con claridad y firmeza: Creo en un Dios que es Padre, creador de mi presencia, Padre todopoderoso creador de mi existencia, creador de nuestro cielo y creador de nuestra tierra.

La Oración que echa a andar Os decía que entre mis objetos se encontraba una estampa. Mirad qué grande es Dios que la mantuvo guardada y apareció el primer día que se gestaba este pregón. No era otra, que el recordatorio de la proclamación de fe de mis hermanos de la segunda comunidad de Consolación con los que anduve más de 17 años y con los que aprendí a vivir un camino de humildad, sencillez y alabanza. Hoy recuerdo tantas preparaciones a luz de la palabra o el fruto de la evangelización por las calles de la feligresía junto a hermanos colmados de sabiduría. Algunos ya no se encuentran con nosotros, al igual que nuestro eterno y querido párroco, que nos entregaba en un folio escrito a máquina y firmado por él donde se podía leer: “La Paz del Señor sea con vosotros. Los portadores de la presente son enviados por la Parroquia para anunciaros el Evangelio, el amor que Cristo tiene para con todos nosotros, experimentado por ellos en la medida que el Señor se lo ha permitido. No dudéis en recibirlos, pues Cristo va con ellos”. Esta maravillosa carta de presentación junto al espíritu santo que nos acompañaba abría puertas, o más bien los corazones faltos de amor y cariño de muchos de nuestros paisanos. Tras esta misión por las calles de la feligresía, mis hermanos proclamaron su fe. Y esos credos vivos que quiso Dios escuchara como oyente en la Parroquia de Consolación, ha querido que un Domingo de Pasión, 9 primaveras después, sea yo quien lo proclame, ni más ni menos, que ante todo un pueblo. Y convencido que es Dios quien maneja nuestros tiempos, vengo a pregonar que

Foto: Clara Domínguez

84


SEMANA SANTA OSUNA 2018

creo en un Dios Padre, porque como padre me ha cuidado y me ha instruido, Todopoderoso, porque para Él nada ha sido imposible y creador de cielo y tierra, porque me entregó la alegría de vivir en Osuna.

Yo vengo a cantar el sueño, del anonimato de personas, que viven en desolación hasta que el Nazareno se asoma, por la puerta de su casa que es la iglesia la Victoria.

Y Osuna será nuestro desierto en este caminar para luego convertirse en una Jerusalén celestial. Todo transcurrirá en un lugar cargado de historia, de monumentalidad y belleza que traspasa fronteras. Pero la perfección de sus calles, el misterio de sus iglesias y conventos o el encanto de sus casas no debe anclarnos en un pasado ni en la hermosura de lo material. De nada sirve tener magníficos decorados sin la presencia de los actores. Y es que nada adquiere sentido sin las personas. Os invito a cuidar y valorar la belleza, el orden y las formas pero no a detenerse exclusivamente en ello. Tratemos de penetrar en las raíces mismas y a detenernos ante lo sencillo que se encuentra en el interior de cada uno porque quien quiera comprender nuestra Semana Santa de Osuna, tendrá que descubrir la mirada, el sentimiento y el corazón de sus gentes.

Yo vengo a cantar el sueño, del enfermo que se postra y que reza sin descanso y al ver a Dolores llora, pero se alegra su cara porque ella va y se lo colma.

Yo no he venido a cantar, a la rosa o al clavel, que adorna a nuestra Madre en su paso o su dosel, ni a la jarra ni al varal, ni a candelabros en sus pies, ni al bordado de su manto, ni a la saya de ese mes. Yo venga a cantar unos sueños, que se sienten y no se ven. Yo vengo a cantar el sueño que Osuna tiene en primavera, de unos silentes cofrades que viven el tiempo de espera, descontando a su reloj las pocas horas que quedan. Yo vengo a cantar el sueño, de fieles que llenan Fátima, que buscan a Encarnación en devoción tan mariana, y encuentran un corazón de hágase en mi tu palabra. Yo vengo a cantar el sueño, de unos niños que se alejan, que archivan con emoción unas fotos color sepia, junto a esa borriquilla, en su primera penitencia.

Yo vengo a cantar el sueño de la soledad de una anciana, que espera con devoción querer cumplir su palabra, acompañando a un Caído y a la vez su vida levanta. Yo vengo a cantar el sueño de una Osuna que recuerda, las proezas de aquel hombre que Cautivo se nos muestra, sentado sobre una roca y que Humildad y Paciencia revela. Yo vengo a cantar el sueño de un pueblo que se emociona, de Santo Entierro de Cristo embriagándonos con su aroma, aroma de Espíritu Santo que nos despierta y transforma. Sabed que en el mundo hay odios, tristezas y hay penas porque pasamos de largo aquellos sueños que inquietan de quien tenemos al lado de nuestras vidas repletas. Detenerse ahora un instante, porque la vida es tan bella que si descubres al hombre el cual transita por ella, dichosos serán tus labios, proclamando a boca llena, yo creo en Jesucristo su Hijo y tengo confianza plena que ÉL haga realidad estos sueños, al consumar mi Cuaresma.

Creo en Jesucristo, su único Hijo nuestro Señor La Semana Santa se acerca y a la vuelta de la esquina, el olor a incienso se conjugará con la luz de la cera y el rezo de la saeta para que se convierta en eterno lo que solo dura una semana. Y es que esa 85

semana es una forma de entender la vida, es fin y a la vez principio para el cristiano. Y no solo para el cristiano, porque la grandeza de la Semana Santa radica en que viene a alumbrar a todo un pueblo, a todo aquel que con respeto mira a Cristo desde los ojos de la fe o bien desde la mirada de la expresión artística. Para todos, va dirigido mi pregón. Y en particular los cofrades, que en un acto de generosidad y entrega a su pueblo y a sus hermanos, pierden el sueño pensando que mejorar cada estación de penitencia para que el mensaje de Cristo y el ejemplo de María conecten con el sentir más profundo de sus paisanos. En estos tiempos difíciles en el que todo el mundo tiene un Dios al que se agarra, la Iglesia nos necesita para dar testimonios de fe y no podemos disimular antes los demás nuestra creencia. Con esa convicción saldremos a la calle a anunciar el evangelio. Por ello proclamo que creo en Jesucristo, su único Hijo nuestro Señor, que a lomos de un borriquillo entrará en nuestra particular Jerusalén y la respuesta no será otra que la de glorificar al Rey que montado en lo más humilde es capaz de ser dueño y señor de nuestras vidas. Tengámoslo presente en cada despertar y así brillará nuestro amanecer, aportando sentido al sufrimiento, fortaleza a las debilidades y amor a nuestras acciones. Imagino la escena de la acogida que sucedió hace 2000 años en aquella Tierra Santa, comparable a ese soleado día 8 del pasado mes de diciembre, que tras ser inundados por la pureza de la Inmaculada Concepción de María, un pueblo se echó a la calle a alabar al Señor en su entrada triunfal en Jerusalén y posterior llegada al templo. Un templo que se alza en estos momentos como monumental iceberg en el mar de la plaza del bacalao. ¿Os habéis percatado que desde ese día, Osuna se convirtió en uno de los pueblos más afortunados? Si en diciembre de 2015, nuestro patrón quiso repartir alegría en forma de segundo premio en cientos de familias ursaonenses, las pasadas navidades, me atrevería a decir que fue agraciada con mucho más que el gordo. Porque este premio no regaría solo a una parte, inundaría a todo un pueblo. Porque


SEMANA SANTA OSUNA 2018

esta ofrenda del cielo no sería caduca sino perenne puesto que fue directa a las raíces de una historia y de una religiosidad. Se nos devolvió de nuevo un templo, gracias a la entrega de todos. Dos testigos de excepción nos relatan aquel día y nos harán reflexionar sobre la manera que afrontamos los cristianos los acontecimientos, si con la tristeza o la alegría en el Señor. Escuchemos este diálogo…

Santo Domingo abre sus puertas Es la historia de dos campanas silenciadas de una Iglesia, que conversaron por diciembre, ¡levántate, levántate compañera!. ¿Qué ocurre hermana mía, por qué despiertas con esa fuerza? Tengo una gran noticia nuestra Iglesia, abre sus puertas. No lo creo tras once años, no quiero soñar despierta, el tiempo me ha derrumbado y me siento ya muy vieja. Alégrate querida hermana, cumplamos nuestra tarea, habrá que anunciar a Osuna que la Iglesia no está muerta. Que vuelve a nacer el templo que aguarda entre sus piedras, tantas promesas y rezos y de la feligresía, su esencia. No me convence tu postura, no me abandona la tristeza, son tantos lo que se fueron y no la vieron abierta. Un hombre que asaba castañas muy cerca en la plazuela y otros que pertenecieron a la Parroquia ya nuestra. Levantemos nuestras miradas y toquemos aires de fiesta para que se escuche en el cielo y brillen esas estrellas. Orgullosa de tu pueblo muéstrate por esta entrega pues lo importante es conseguir sin desesperar lo que sueñas.

Atenta que ya se asoman que vienen por la Carrera Jesús en la borriquita y el niño con la insistencia, de jugar en esa plaza que dejará de ser huérfana. Su madre Desamparados con cuidadito a su vera, le mostrará con agrado que esta casa ya es eterna. Detrás marcha Jesús Caído de la mano de una doncella La Virgen de los Dolores, guapa como una reina. Mira hermana que alegría Osuna ya está de fiesta, reflejado en sus dos Madres de rostros con menos pena, porque vuelven a su casa, en el final de su espera. No pares ya de tocar por favor no te detengas, la alegría compartida, es lo que edifica una Iglesia, la que ves en este pueblo, que alaban con fe a ciegas, que Dios en Santo Domingo, abre de nuevo sus puertas.

Nació de Santa María Virgen Y en Santo Domingo seremos testigos del infinito amor de un hombre que entregará su vida por nosotros. El que fuera concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen. De tan sencilla mujer, vino nuestro salvador. María nos aguarda a la puerta de Jerusalén para acompañarnos en el trayecto de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor. Sin ir más lejos, en Consolación, mi Virgen del Mayor Dolor nos espera, para quien no lo conozca, ella adelanta un pie sobre el otro, lo que representa la mujer itinerante, la mujer en camino, la disposición en persona. Precisamente este año, ha querido el Consejo de Hermandades y Cofradías, a través de la elección del cartel anunciador, que la puerta de acceso a la Semana Santa sea María y nos sirva de guía en el misterio que celebraremos. Ella mejor que nadie, Nuestra Madre y Señora en su Quinta Angustia, sabrá 86

mostrarnos el camino para profundizar en el conocimiento del mensaje de su hijo así como aprender de su respuesta afirmativa a la voluntad del Señor. Mujer de fe, madre de Cristo y madre de la Iglesia, en ella creo, porque ante los fracasos, los desconsuelos y la soledad nos servirá de apoyo y compañía. Ella, como Madre celestial, no nos abandonará y permanecerá hasta el final con su hijo al pie de la cruz. Porque la angustia de María, consuelo será de Osuna, advocación gloriosa de nuestra protectora y patrona. Ella, sintió la soledad antes que nosotros y se encomendó al Padre. Su mirada hacia el cielo, nos eleva cada Jueves Santo y nos invita a mirar a Jesús con ojos de madre y así amarlo en plenitud. Ella, en su Soledad y Amargura, nos mostrará cual será el mejor maestro y la mejor escuela, que no serán otro que el Señor y su Pasión. Decía un santo jesuita “Cuando siento amargura en mí, la coloco entre Dios y yo y le ruego hasta que la transforma en dulzura”. Dirigir a ella una oración nos permitirá sentir el bálsamo de su amor y descubrir la dulzura de vivir en el Señor. Tú sientes sobre tu cuerpo, el caer de un manto negro, que te viste desde el cielo, la Soledad que queremos. Soledad de Jueves Santo o Soledad y Amargura una mirando a la luna la otra templanza en su llanto. Discípula de gran hermosura de Jesucristo sagrario, el mejor de vuestros cantos es la marcha mi Amargura. Tú tornas en esperanzas el sentir de los cristianos para amarnos como hermanos, mientras tú con elegancia, nos bendices cada año.

Para sentir la Esperanza (suena Triana de Esperanza) Recibamos a María símbolo de la Esperanza para el cristiano. ¡Esperanza! Que belleza de nombre y cuanto encierra. ¡Qué privilegiado soy de tener tres Esperanzas en mi familia! No es más que el fruto del


SEMANA SANTA OSUNA 2018

corazón trianero de mi abuelo que deseó poner a su primera hija el nombre de su devoción y más tarde, quiso Dios que ella llegara a Osuna. Décadas antes, otra madre del mismo nombre, vendría a alumbrar nuestras calles el Martes Santo. No hay que vivir en Sevilla, para sentir la Esperanza, la tenemos a nuestro lado en Santa Rita su plaza, en la plaza, una Iglesia y en la Iglesia, ella aguarda.

Yo tengo que revelaros, que no me falta siquiera, porque la tengo en mi mente, porque la tengo a mi vera, porque la tengo en mi casa, quien me trajera a esta tierra, por aquel mes de septiembre, de aquellos años setenta. Ella vino de Sevilla, para quedarse prendada, del amor de nuestra Osuna, de esta tierra milenaria.

Que envidia le tengo a San Juan que le susurra a su espalda, vayámonos de paseo cuando la tarde se apaga, para escuchar que en Osuna todo el mundo dice guapa.

Y así fundar una familia, que el Señor se la entregaba, con un solo hijo varón, que es su deseo exaltarla exaltar a estas dos madres, madres que nunca descansan,

Guapa fue ella creada, por su autor Vicente Tena, que manos del valenciano las que tu rostro esculpiera.

Madre del Verbo encarnado, mi madre, de sus entrañas. Ya puedo decir con fuerzas, cuando la Cuaresma avanza, que hay que vivir en Osuna, para sentir la Esperanza. …y padeció bajo el poder de Poncio Pilato.

A ella, a ella tenerla presente cuando creáis que se pierda, la Esperanza es un valor, la Esperanza siempre llega, llega a tu alma cristiana si la pides cuando rezas.

Y a Cristo le fallamos. Le fallamos cuando nos pide “velad y orad” y al igual que los apóstoles en aquel huerto, nos encuentra

Foto: Clara Domínguez

87

en muchas ocasiones dormidos. Le fallamos, cuando el mayor consuelo para un amigo es la presencia. ¿Y a mí me duele? Ínfimo dolor comparado con el de su pasión. Observemos al Santo Ecce Homo del Portal y mirémonos al espejo donde encontraremos el responsable de su sufrimiento. Quien pudiera ser tu clavero para poseer la llave que acceda a ti y curar tus heridas. Aquel que entró como rey triunfal en Jerusalén o como príncipe de la Paz, en tan solo una semana, ratificará con su sangre el reino que establecerá secretamente en el interior de cada hombre. Jesús Cautivo, tú no viniste a ocupar ningún trono, ¿verdad? Conocías perfectamente que el patíbulo sería el lugar desde donde reinaras. O preguntadle a ese sayón, centurión que te azotó mientras atado a la columna demostrabas que ninguna pena es peor al que odia, que la de ser amado. Y así nos regalas tu entrega cada jueves santo, firme y sublime por las calles de Osuna. Entrega que al mismo tiempo conmemoramos en cada templo en el oficio del lavatorio de pies, inicio del triduo pascual. Tres días de liturgia que nos devolverán al pasado, gracias en gran medida, a las


SEMANA SANTA OSUNA 2018

historias que nos contaron nuestros antecesores. Esta es la semilla para entender la fiesta que nos alumbra cada primavera. Porque a mí me contaron ilustres paisanos nuestros a través de obras, periódicos o convocatorias archivadas en una querida imprenta, hoy a disposición de un pueblo, la maravillosa historia de nuestra Semana Santa durante décadas. A mi me contaron, la cara de ilusión de un niño revestido de túnica blanca y azul que cogido de la mano de su padre se dirigía a realizar estación de penitencia cada jueves santo desde el antiguo convento de la Merced. A mi me contaron, como existieron costaleros de promesa que cada madrugada de Viernes Santo detenían por unas horas sus duras jornadas de trabajo y se disponían a llevar sobre sus hombros al Nazareno. Los que allí se presentaran, unos años 25, otros 30, ¡que más da! .Únicamente aquellos que tenían el deseo ferviente de pedirles o devolverles con amor a Jesús todo lo que les había concedido. Me contaron como hermanos octogenarios le infieren verdadero sentido a la túnica o como algunos se revisten de color morado para seguir a Jesús Nazareno hasta su subida para luego marchar rápido a casa y transformar su penitencia en negro junto a la Virgen de los Dolores en su bajada. ¡Qué muestras de amor y agradecimiento más grande! Estas imágenes que se guardan en la retina o conversaciones grabadas en la memoria son las que conforman la tradición de un pueblo, como confiesa Osuna que Cristo padeció bajo el poder de Poncio Pilato, proclamando en las calles su Pasión al caer la tarde del Jueves Santo. Tras lo vivido aquella tarde, no pude conciliar el sueño, grabada quedó la imagen del que llamaban cordero. Cristo atado a la columna, Cristo paciente y sereno, tú manifestando a Osuna lo que confiesa nuestro Credo. Me desvelé de mi sueño, evocando esos recuerdos,

otra imagen me rondaba la de Cristo asido al suelo. Me contaron sus tres caídas, me contaron que fue hombre bueno, que sale cada Jueves Santo a delatar nuestros egos. Que Él fue a la humillación, sin compasión y en silencio, porque sobran las palabras, si puede hacerlo con gestos. Yo me fijé en su mirada, su dirección no era el cielo, ni a la Merced, ni a Colegiata, él miraba a los adentros. Los adentros de sus paisanos, a los labios de aquellos besos, al rosario de aquellas manos, y a las cruces sobre sus cuerpos. Tu quisiste transmitir, ¡levantaos!, no tengáis miedo, pues yo antes ya caí, no reneguéis como hizo Pedro. Antes de que amaneciera, quise volver a tu encuentro, me enseñaron que preguntara por el Nazareno de mi pueblo. Tu cuerpo se encontraba alzado, con igual cruz del madero, con andar acompasado y con la túnica de reo. ¿Qué es lo que allí emocionaba?, ¿Qué inundaba a un pueblo entero?, ¿que encerraba esa mirada?, No entendía aquel misterio. ¿Eres divino o eres humano? ¿Eres alumno o eres maestro? De tantos y tantos pecados, ¿cómo soportas nuestro peso? En tu estación de penitencia se perciben mil dolores de padres que ya no curan de la vida grandes golpes. Acompañan en tu subida, con su cuerpo hecho jirones han dado toda su vida por quien fueron sus amores. Un hijo adicto a los males, o el otro que perdió el norte, o el enfermo que solo puede verte desde de los balcones. Ellos suben a tu lado, y dirigen confesiones, para que tú les bendigas y no sientan más reproches. Tu sufrimiento y el suyo se funden en el horizonte llegando a Cuesta de Abades, se encienden los corazones. 88

Me contaron de una mujer, que salió por la mañana, la conocen por Dolores a esa rosa más temprana. Era madre del altísimo madre de Dios soberana, seguía de cerca a su hijo sin perderle la mirada. Sus ojos me descubrieron, que era ejemplo de cristiana, por unas lágrimas que caían, del dolor de siete espadas. Espadas de dolor servita, que con amor se clavaban, en el corazón de una Madre, que nos auxilia y nos guarda. Le cantaron un Dios te Salve, de Encarnación Coronada y ella con mismo semblante en solemnidad desgarrada. Llegados los dos al Calvario, ambos se vieron la cara, reflejaron en su pueblo, la luz de aquellas miradas. Que hizo que toda Osuna, de inmenso gozo brillara, comprendí lo que me contaron, el misterio de aquellas lágrimas, aquí no se llora de pena, sino de alegría, desbordada. Se repite año tras año esta hermosura de estampa que regala el calendario de la liturgia cristiana. Cuando una madre y un hijo, como su pueblo esperaba, primero viendo a un Caído, y por el Carmen ya pasan y si te sientes perdido aún te queda la fragancia de vivir con los sentidos el viernes de madrugada. Nazareno sube al Gólgota, y Dolores que acompaña, todos escriben la Pasión, no hacen falta las palabras pues solo habla el corazón que de mis pasados contaran. …fue crucificado, muerto y sepultado., Un amigo que me felicitaba por mi nombramiento me recordaba un refrán eclesiástico: “en la alegría ningún día sin cruz”. La cruz es necesaria en cada etapa de la vida. Lo que para muchos es símbolo de humillación o muerte, Cristo


SEMANA SANTA OSUNA 2018

lo transforma en exaltación y vida. Santa Cruz, Vera- Cruz, emblema para el cristiano. Escándalo para unos y necedad para otros.

un Stabat Mater, momento histórico por la unicidad de aquel dialogo entre madre e hijo, mas intimo si cabe que los vividos cada Viernes Santo.

No nos preocupemos por borrar o esconder las llagas de nuestra cruz porque han sido señal de victoria de Jesucristo. Id a adorarlo el Martes Santo a San Agustín. Porque los cristianos predicamos a un Cristo crucificado, cruz arbórea como trono de salvación que convertiremos en gloriosa, de la que me nutro y me deleito, como entona el himno, en sus raíces crezco y en sus ramas yo me extiendo.

Ya se cumplieron 100 años de la venida de la Virgen quien aparecería resplandeciente como una estrella para iluminar a nuestra Hermandad.

Paz y Mayor Dolor Mirando el árbol de la cruz donde estuvo clavada la salvación del mundo, proclamo que fue crucificado. Tras la celebración de los oficios del Viernes Santo, vuelvo a recordar mis inicios de nazareno con tan solo 4 años y desde entonces tener la posibilidad de ser instrumento de la Paz del Señor a través de mi estación de penitencia. Y es que hablarle de estación de penitencia a un diputado mayor de gobierno es como hablarle a un padre de su hijo. Me quedo sin palabras para explicarles las vivencias que regala una hermandad en la calle, cuando desde cruz de guía al palio, se ponen a disposición tuya para dar testimonio de comunión entre hermanos. En los últimos años he podido aprender de mis capataces que su grandeza de cuerpos es proporcional al amor que le infieren a sus costaleros y estos a su vez derrochan el mismo sentimiento a nuestros titulares. O quedarme asombrado cuando nazarenos de menos de un metro enseñaban a sus padres que la lluvia no es impedimento para seguir acompañando a Cristo, o como el cortejo en su conjunto comprende que la Madre debe seguir siempre de cerca, muy de cerca a su hijo, ambos siendo uno. En mi mente siempre ha estado grabada la naturalidad, la puntualidad y el orden como cualidades de un buen cortejo procesional, las mismas que deben regir tu propia vida. Con la Hermandad de la Pax, he tenido la dicha de vivir dos centenarios, en la que contamos con la gracia de escuchar las palabras del Cardenal o el privilegio de ser espectadores de las maravillosas estampas de la Virgen del Mayor Dolor junto al Santo Cristo de la Paz representando

Parece que fue ayer y han pasado casi 3 años que celebramos tu centenario y nos postramos a tus pies. El tiempo corre al revés desde aquel acontecimiento y tú rejuveneciendo tu rostro cada vez más joven tus manos más puras y nobles con las que nos vas bendiciendo. Tu Hermandad quiso aquel día el encuentro con tu hijo para que caminara contigo hasta el final de su vida. Nada más verlo tenías una sonrisa en tus labios, se convirtió el centenario en la mejor conversación, que traspasó el corazón de todo aquel invitado. Aquella tarde esplendorosa siete frases sentenció, el corazón de una rosa que vive en Consolación. “Padre tú, perdónales, el hijo exclamó al cielo, porque no saben lo que hacen”, se escuchó en aquel templo. En el silencio de la tarde, la Madre interpeló al hijo, “¡hijo mío, hijo mío!, no sufras que estoy contigo”. EL hijo le contestó: “aunque no entiendas mi destino siempre estaré a tu lado, conmigo hasta el Paraíso”. “No sabes mamá que dije que ocuparme yo tenía de las cosas de mi Padre que son de verdad las mías”. Hoy me encuentro en esta cruz, para dar ejemplo vivo del amor de nuestro Padre que quiso entregar al hijo. “No llores más Madre mía 89

y vive tu Pontifical porque tan solo este día saldremos juntos a pasear”. “Tu y yo bajo un mismo paso, a Osuna habrá que inundar, el día de tu cumpleaños y así poder regalar el mayor de los tesoros que Osuna nunca tendrá Mayor Dolor de su madre y el cobijo de mi Paz”. “No llores más Madre mía, dirígete a la Hermandad que nos ha bajado del cielo para escuchar la verdad, la verdad de aquel mensaje, que tanto dará que hablar, pues vengo a entregar la vida y ellos a los demás”. “Con todo tu corazón y alma, al Señor tu Dios amarás, y al prójimo como a ti mismo, esa, esa es la gran verdad”. Llegando a Plaza del Duque, la madre entró ya en la calma, el sol que con pleitesía secaba sus cinco lágrimas. Un cardenal que es Amigo nos bendijo aquella tarde nos enseñó el camino “he aquí a tu hijo, he ahí a tu Madre”. En el padecimiento pensó, “Padre mío, Padre mío, ¿por qué me has abandonado?” y su cabeza levantó y desde el cielo fue ensalzado. Llegado al convento del Carmen, el hijo ya sin aliento, pronunciaba dos palabras “¡Tengo sed!”, exclamó al cielo. “Preguntad en esta casa, a la madre del Carmelo, si puede darnos el agua, de su corazón marinero”. Y así fue el cumpleaños, “No desfallezcas hijo mío, déjame curarte ahora”. “Todo está consumado, Madre pues ha llegado la hora, de encomendarme a mi Padre y el espíritu en sus manos, y al finalizar esta tarde lo rociaré en mis hermanos”.


SEMANA SANTA OSUNA 2018

de la dolorosa más bella, que aún perdiendo a su hijo conquistaba a Osuna entera, porque cubrió con su manto, y consoló con su pena, los corazones de aquellos que demostraron su entrega. Tras aquel hermoso día de emoción y de grandeza nos rendimos a los pies de esta obra tan perfecta, que quiso Dios regalarnos y tomar ejemplo de ella, de humildad y sencillez, de tan bendita pureza. Y le devolvimos su amor y le apagamos sus velas porque cien años cumplía, Mayor Dolor, que es mi estrella. Descendió a los infiernos y al tercer día resucitó de entre los muertos. Subió al cielo y está sentado a la derecha de Dios y desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Confieso que Cristo murió y fue sepultado. ¿A quién no le desconcierta la muerte?¿A quién no le aturde ver esa urna el sábado santo? No temamos, la Hermandad del Santo Entierro viene a demostrarnos que la vida triunfa sobre la muerte. La muerte está vencida. Pero el camino a la vida pasa inevitablemente por un abandono, a no aferrarse a lo que poseemos y a no temer de ir con Dios. “Quien busque preservar su vida la perderá, y quien pierda su vida la salvará”. Igualmente proclamo que Cristo, descendió a los infiernos, pero antes había descendido a los brazos de su madre, que nos fue dada por Él, a la hora de su muerte, como madre nuestra. Y con sus manos abiertas manifiesta la acogida al hijo, la misma que este Viernes Santo le tributaremos al Cristo de una corporación que estrenará por título: Antigua, Venerable y Fervorosa Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Sagrado Descendimiento de Nuestro Señor Jesucristo y de Nuestra Madre y Señora en su Quinta Angustia. Y nada tendrá sentido si no celebramos la Pascua para recordar que al tercer día resucitó de entre los muertos, subió al cielo y está sentado a la derecha de Dios y desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos. Solo a la luz de la resurrección adquiere sentido la muerte. Salgamos a la calle el Sábado Santo y demos

testimonio de fe acompañando a Cristo muerto al mismo tiempo que cantamos en nuestro interior el himno del salterio que mi padre incluyó en su pregón y viene a resumir con toda claridad este artículo de mi Credo. Quien diga que Dios ha muerto que salga a la luz y vea si el mundo es o no tarea de un Dios que sigue despierto. Ya no es su sitio el desierto, ni en la montaña se esconde, decid si preguntan dónde que Dios está sin mortaja donde un hombre trabaja y un corazón le responde. Creo en el Espíritu Santo y en la Iglesia Católica. Y es momento de tomar el tercero de los cuatro objetos que traía conmigo, la fotografía. La miro detenidamente y aprecio en primer plano tres personas, mi padre, mi hija con escasos dos años y quien os habla. En segundo plano, el paso que representaba el Stabat Mater antes mencionado. Mirar esa foto, me invita a continuar proclamando mi fe diciendo: “Creo en el Espíritu Santo y en la Santa Iglesia Católica”, porque no cabe duda que esa llama del espíritu que lo envuelve todo fue encendida en mi padre y se transmite a través del sacramento del bautismo de generación en generación, así hasta conformar familias de la Santa Madre Iglesia. Sí, Madre Iglesia, porque como madre me ha acogido desde mi niñez, me ha educado y ha sostenido mi fe. Y deteniéndome aún más en la foto, observo que mi hija se encuentra en mis brazos y me pregunto, ¿sostenemos la fe de nuestros hijos? ¿Cuántas llamas de la fe se encuentran apagadas? Pues en la carrera de la fe, no bastará con encender la vela a nuestros descendientes, no será suficiente revestir con la túnica a nuestros pequeños o traspasar las almohadillas a nuestros hijos. Es necesario, o perdonadme la osadía, es imprescindible, recorrer el camino del Señor en la actitud del EJEMPLO. La firmeza en nuestro compromiso será la garantía de construir generaciones con 90

una base sólida. Como hijos de Dios que somos, nuestro ejemplo es CRISTO. Y él podría estar preguntándose… ¿Dónde estás tú nazareno? Que me acompañabas aquel tiempo con esa túnica planchada con el escudo en tu pecho. ¿Dónde estás tú nazareno? Que corrías el primero para coger un buen sitio y dirigirme unos besos. ¿Dónde estás tú nazareno? Que al salir de costalero ya no te veía a mi lado no entendía ese destierro. Yo quiero estar junto a ti, dentro de nuestro cortejo, revestido de tú túnica que guardabas con esmero, dando lo mejor de ti, y enseñando a tus pequeños, que se mantenga esa llama, hasta llegar a tus nietos. Yo quiero que estés junto a mí, para mí fuiste el primero, yo muero y vivo por ti no entiendo de quiero y no puedo solo entiendo de cumplir, nuestra misión dando ejemplo, con el cirio en una mano y en la otra el evangelio, cúbrete de tú antifaz, más yo no entiendo de edad, ¿Dónde estás tú, nazareno?

En la comunión de los santos y en el perdón de los pecados Queridos hermanos, os tengo que confesar un secreto. Este pregón no ha sido construido exclusivamente por mí. Os daré la razón. ¿En quién pensáis cuando visitáis una ciudad desconocida para que os sea mostrada con todo detalle? Pues en mi intención de adentrarme en lo más profundo de la devoción de mi pueblo, decidí ir al encuentro de cuatro cicerones que me llevaran a descubrir cada uno la ciudad de sus sentimientos y fueran mi guía en aquello que les transmiten sus sagradas imágenes. Para tal encomienda, escogí a cuatro jóvenes, por aquello de ser siempre un enamorado del tesoro que supone la juventud y al


SEMANA SANTA OSUNA 2018

mismo tiempo, mi simple petición les sirviera de eslabón entre generaciones. Opté por cuatro pregoneros, que ya demostraron en su día experiencias en estos lares. Preferí a cuatro ex alumnos, porque siempre consideré que aprendí más de ellos que lo que pude yo enseñarles. Y no me equivoqué, en conversaciones de verdadera profundidad dejaron latir su corazón, que junto al mío han aderezado algunos fragmentos de este pregón. Les agradezco públicamente su aportación porque me he sentido acompañado en este caminar y ellos me han hecho ver en su madurez de pensamientos la riqueza de la Iglesia cuando un mismo espíritu nos inunda a todos. Y de esta forma, construimos Iglesia, a través de contar a los demás nuestras experiencias de Dios. Esta vivencia y las que me ha regalado el Señor en mi vida, me invitan a decir: “Creo en la comunión de los santos”. Una llamada, para abrir caminos hacia la santidad en nuestra vida tomando ejemplos como Madre Carmen, Santa Ángela de la Cruz o nuestro patrón San Arcadio. Testigos de Dios que han esparcido con sus obras el olor a Cristo para que los demás huelan su fragancia.

Misericordia Igualmente os confiaré que he sentido el perdón de los pecados porque he experimentado lo que anunciaba el profeta Isaías, “Eres precioso a mis ojos y te amo”. Qué difícil se hace mirarte a la cara. Hace 20 años que no tengo la valentía de enfrentarme a tu mirada y sigo tus huellas mientras me late el corazón a ritmo de tambor ronco. Y tú en cambio, me devuelves misericordia para que yo sienta tu perdón. Tú a cambio, me entregaste maestro y escuela, corazones generosos de mis hermanos mayores, hermanos costaleros, capataces o grupo joven con el que crecí. Innumerables experiencias de tu amor que tras las regaladas en las últimas semanas me confirman una vez más que estás escribiendo una maravillosa historia de salvación conmigo. Les contaré una curiosidad que conocen muy pocos. ¿Saben que existe un elemento en común entre los cortejos procesionales de la Cofradía de la Misericordia y la Hermandad de la Pax? Ambas avanzan bajo el mismo sonido.

Foto: Clara Domínguez

91


SEMANA SANTA OSUNA 2018

Este costalero, se encarga cada Miércoles Santo al salir del paso de Cristo acercarse a las canastillas y tomar prestada la matraca del diputado mayor de gobierno para que ésta suene en la tarde-noche del viernes santo. No creo en las casualidades. Es como si el Señor quisiera recordarme que él viene conmigo manteniendo este vínculo entre mis dos hermandades y al mismo tiempo sepa apreciar lo que aprendí en su día en la organización de la estación de penitencia para ponerlo al servicio de mi otra hermandad. Tú fuiste quien me enseñaste a que salieran las cuentas algunos piensan que no vale descubrir nuestras miserias. Quien se humilla, se enaltece, enunciado está el teorema Misericordia, tú eres, resuelto queda el problema. Amor igual a la cruz, la identidad siempre cierta, multiplicas con tu ejemplo, no concibes nuestra resta. No admites los decimales, tu entrega siempre es entera, tú eres balanza y eres medida, eres geometría perfecta. En mis renglones torcidos siempre escribes en línea recta, no hace falta que tú hables, cuando te miro de cerca. Porque eres silencio en la noche eres mi luna y estrella, eres el brillante broche de mis proyectos y metas. Das sentido a los porqués eres pregunta y eres respuesta, eres fin en mi oración, eres lugar de promesas, cabecera del soñador, eres albor que nos despierta. Eres luz del penitente eres guía que atraviesa que caminas reluciente eres mi alfa y mi omega. Eres sentir de un costalero, que va viniendo de vuelta, y el cariño de unas manos, de quien es tu camarera, Eres aceite que no apaga esa llama en mi pequeña, eres fuego que me abrasas cuando me acerco a tu vera. Eres mi vida, eres mi muerte, eres salvación eterna eres bendito regalo de Dios que tallara Juan de Mesa.

En la resurrección de la carne y en la vida eterna Y va llegando a su fin mi proclamación pública de fe. Y durante este recorrido, que comenzó hace seis meses en mi salón de casa con la visita de Dios representado en los miembros de la junta superior del Consejo estuvo presente el cuarto objeto, aquel cuadro, aquella puerta. Obra que quiso Dios regalarme en el concurso de pintura rápida que se celebra en Osuna cada año obteniendo una mención de honor. Me impactó nada más verlo, al igual que a mi presentador que fue miembro del jurado en esa edición. Me transmitió algo más que Miércoles Santo, incluso encerraba mucho más que Misericordia. ¿Y que puede transmitir una simple puerta? Para ello solicité vuestra participación, buscaba que os convirtierais en bastón en la distancia para hacer más ligero el caminar de la confección de este pregón, razón a la que se le añadía mi deseo que este canto lo edificarais conmigo, ya que ustedes sois los protagonistas del mismo y yo tan sólo he venido a transmitir un mensaje que me ha sido dado. Pues bien, tras la paz interior que nos ofrece haber llegado al pie de la Cruz en la compañía de María ahora nos encontramos delante de una puerta y os haré una pregunta. ¿Qué os transmite esa imagen?. (Silencio). Si os leyera todas las respuestas que he recibido en este tiempo, posiblemente completaríamos otro pregón. A los que aún no lo habéis pensado, os ayudaré. Dos mundos divididos en la separación entre el interior y el exterior. Un amigo me documentó sobre ella. ¿Sabéis cuál es su nombre? “Puerta de la cuesta”. Cuanto significado encierra tras este caminar, ¿verdad? Al igual que la cartela sobre el arco con la inscripción donde se puede leer “Concebida sin mancha de pecado original”. ¿Estaba o no María a nuestro lado? Y si alguien aún cree en las casualidades, ¿sabéis a que nave se accede por ella? A la nave del evangelio. Pero no nos quedemos en la simple observación. Esta puerta debe transportarnos a la verdadera puerta. En ocasiones, nos ocurre como los buenos juegos de 92

magia, son aquellos que mientras atendemos a una mano, es en la otra donde se encuentra el encanto. Y es que la verdadera puerta, no es esa, es aquella. Pues Él dijo, “Yo soy la puerta”. Y a él nos acercaremos, dejando atrás todos los ídolos que nos atan y las comodidades que nos absorben, para tocar esa herida del costado que no es otra que el aldabón del portón del corazón de Cristo. Y llamar con firmeza para hacer cumplir las escrituras “al que llama, se le abrirá”. No bastará asomarse o entreabrir el pequeño portón, no temamos de “abrir las puertas de par en par” tal como nos invitaba Juan Pablo II y cruzar el dintel, aquel que cantaba el salmo: “Alzaos puertas, alzad los dinteles, puertas eternas”. ¡Crucemos el umbral! Será signo de auténtica conversión. Y le pediremos que nos ilumine para abrir también las puertas de nuestros corazones, no sin antes, transformarlos en corazón de niño, porque así seremos pequeños ante él, así basaremos en las emociones y no en la razón nuestros pensamientos. Porque para un niño un nuevo día, es una nueva vida. Y a los niños, sean hijos, nietos o incluso jóvenes de nuestra Hermandad le ofreceremos nuestra mano para cruzar esas jambas de la puerta, aquellas donde los antiguos cristianos colocaban el Shemá para educarles en el principal mandamiento. ¡Traspasemos el pórtico! Y sacaremos la estampa, aquella que guardábamos en nuestra cartera o en nuestra mesilla de noche y cada vez que la observabas te servía de espejo donde mirarte. ¡Atravesemos la entrada! Y recordaremos la foto, la de aquel instante que tan solo al pensar en él derramabas unas lágrimas o dibujabas una sonrisa en tus labios. Porque aquel recuerdo, fue experiencia viva de encuentro con Jesucristo que te impulsó a seguir el camino hacia él. ¡Franqueemos la puerta! Y nos colgaremos esa mochila vacía de nuestro caminar. Vacía porque será reflejo de habernos despojado de la basura que nos oprimía y a partir de entonces estará


SEMANA SANTA OSUNA 2018

lista para cargarla de bendiciones. Porque viviendo con él y experimentando la promesa que Cristo nos hizo, nuestra alforja quedará llena de experiencias de vida eterna que nos servirán para dar testimonio de Dios a aquellos que no lo conocen o no esperan nada de Él.

el pueblo de Osuna presenció mi descenso.

Y es que se nos dijo, “estad siempre dispuestos a dar razón de vuestra esperanza”. Llevemos al mundo nuestra esperanza que es Cristo, a esos corazones que como puertas cerradas están deseosos de escuchar la buena noticia. Y anunciar esa noticia es EVANGELIZAR. Compartir la alegría del evangelio, la alegría de vivir en el Señor que nos permitirá a ti y a mí poder pagar a Él tanto bien como nos ha hecho y proclamar a boca llena “Creo en la resurrección de la carne y en la vida eterna”. Amén.

Mi pasión y mi muerte tan solo recuerdos pues después de tres días levanté yo mi templo. El templo del alma, del alma en tu cuerpo del cuerpo del ser del ser que yo quiero. Pues te quiero con fuerzas, con amor yo te siento, alegra esa cara que yo te la alegro. Descubre la vida, atiende al consejo, mirando a María, el camino es ya recto. Alcanza tu brazo, apoya en mi pecho, tu cabeza pensante de mil pensamientos, de todas tus culpas de tus sufrimientos, pues yo te desato de todos tus miedos. No dudes, da el paso, no eres tan pequeño, para mí sí eres grande pues yo de ti espero. Espero que entres proclames tu credo delante del mundo ya sean gentiles o sean fariseos. Que aceptes tu cruz, vivas mi evangelio que empujes la puerta serás tú mi espejo. Te haré tan sencillo te haré pregonero de andar por la calle y tomarme de ejemplo. Entrega a tu prójimo sirve en silencio, tu gratis recibes el don de mi reino. Pasa, la puerta está abierta mi casa es tu casa, la vida está dentro, en la tierra podrás tocar hasta el cielo. Pasa, la puerta está abierta; mi casa es tu casa, la vida está dentro

Pasa, la puerta está abierta (Suena Palio Blanco) Cuando tus manos se arruguen y emblanquecido tu pelo, no es momento de ir atrás de pensar en los recuerdos, toma hoy este regalo, que con amor yo te entrego, no temas en decidir situarme a mí el primero. Te daré mi propia vida que es todo lo que yo tengo te entregué las Cofradías para yo ir a tu encuentro. Pasa, deja aquello que sobra riquezas ni tierras yo quiero, yo quiero tus manos que acaricien tus dedos atravesar mi costado y toquen el cielo, podrás descubrir que yo soy eterno. Tus ojos ya vieron andar nazareno de un rey que en Osuna es Dios y es maestro. Has visto mi muerte, la cruz del madero sentido mi Paz, Misericordia yo quiero. Mi rostro en la tierra, caído en el suelo, mostré Humildad cautivo me hirieron. Mi cuerpo en la urna estuvo ya yerto

Olvida ese trance, mi alma está lejos el sepulcro vacío es muestra de ejemplo.

93

yo estoy con el hombre hasta el fin de los tiempos. Tras el adiós del maestro, cierra las pastas el discípulo, con la entrega del pregonero del corazón en versículos. Emocionado cierro el capítulo del que abriremos cerrojos, este Domingo de Ramos para apreciar en los rostros la alegría del cristiano. Y os digo finalmente hermanos, la Paz del Señor sea con vosotros He dicho Con la certeza de que no llegaré a pagar todo el bien que me ha hecho, sirva la publicación de este pregón como reconocimiento a D. José Torrejón Real, mi padre, quien me transmitió la alegría de ser pregonero y sembró en mí la semilla de la fe con su ejemplo de amor a Cristo y María.

Bibliografía: Sagrada Biblia de Jerusalén Magníficat – Libro del peregrino ( JMJ Madrid 2011) Cantos del Camino Neocatecumenal Pregón Semana Santa de Osuna 2002 a cargo de D. José Torrejón Real Pregón Semana Santa de Sevilla 2000 a cargo de D. Joaquín Caro Romero.


Foto: Felipe Cecilia Jiménez

SEMANA SANTA OSUNA 2018

GLORIAS 94


Jiménez

GLORIAS OSUNA 2018

75 AÑOS DE ENTREGA Y SERVICIO EN OSUNA “Dios mío, quisiera hacer de mi vida un continuo acto de acción de gracias por tantos beneficios”.

con ilusión y generosidad durante tantos años sembrando en nuestras vidas su espíritu y carisma.

Con palabras de Santa Ángela de la Cruz todos los ursaonenses queremos manifestar nuestra gratitud por las bodas de Diamante de las Hermanas de la Cruz en nuestro pueblo. En primer lugar, gracias a Dios por habernos dado a Santa Ángela, que fue fiel instrumento elegido por Él para dar vida a la Compañía de la Cruz.

Y también agradecemos a quienes fueron el puente de la Divina Providencia para que estas benditas almas se instalaran entre nosotros aquel 1 de Septiembre del año 1942: D. Jaime Oriol y Dña. Teresa de la Puerta, un matrimonio entregado y generoso a la voluntad de Dios, en aquellos años de tanta escasez material y de valores morales.

Agradecemos a las Hermanas de la Cruz lo que han trabajado en nuestra ciudad

75 años. Sí, se dice muy pronto, pero si se piensa... 75 años  de las Hermanas

95

de la Cruz sirviendo a Dios en Osuna da mucho que decir. Su testimonio en tantos años vividos entre nosotros habla más que cualquier reflexión que pudiéramos hacer. La vida de ellas evoca un mensaje para todos nosotros. De hecho, muchas son las vocaciones consagradas con el carisma de Madre Angelita que han aflorado en esta localidad. Celebrar estos setenta cinco años, no desde fuera como mera espectadora, sino como alguien que ha vivido una parte de este tiempo desde dentro, co-


GLORIAS OSUNA 2018

nociéndolas desde cerca, llenándome de sus semblanzas y carisma, es para decir: GRACIAS, SEÑOR.

las HH. de la Fraternidad Reparadora de Aguadulce y las HH. Franciscanas de los Sagrados Corazones quienes tan unidas viven junto a las Hermanas de la Cruz todos los acontecimientos y celebraciones.

Las Hermanas fueron para mi vida lo mejor que me podía haber pasado, por eso quiero expresaros mi sentir en tantos años compartidos con ellas, mi gozo por estas bodas de diamante y mi deseo de que el Señor les dé fuerzas y nuevas vocaciones para seguir con nosotros muchísimos años más.

Un solemnísimo Triduo que se celebró en la Capilla del Convento, bellamente adornada y llena a rebosar. Preparada con gran esmero y delicadeza por las siete religiosas que actualmente tiene esta comunidad. Haciendo de estos días una fecha histórica e inolvidable donde gozaron con encuentros de otras Hermanas que pasaron por este convento del Espíritu Santo.

Su presencia entre nosotros, creo y digo con verdadero convencimiento, es una inmensa bendición de Dios, derroche de amor y esperanza para todo el municipio. Son la mejor lección del Evangelio para todos nosotros. Con ellas es fácil aprender a ser buenos cristianos, buenas personas, a respetar, a entender el dolor de los demás hasta poderlo comprender, a no apegarnos tanto a lo material y dar más valor a los dones del Espíritu.

Por otra parte, y con motivo de esta gran efemérides, se editaba una revista sobre los 75 años de la presencia de la Compañía entre nosotros. Dicha publicación recopiló numerosos testimonios de todas las comunidades religiosas, sacerdotes, hermandades, bienhechores, devotos, y representantes de la vida política y social. Todos expresaron su sentir y gratitud por tantos años compartidos y entregados al servicio de los más necesitados.

La celebración de este 75 aniversario trajo consigo una serie de actos que engrandecieron con solemnidad, más aún si cabe, el legado de las Hnas de la Cruz en nuestra Villa Ducal. Se celebró un Triduo de Acción de Gracias los días 1, 2 y 3 de septiembre de este año pasado 2017, donde el Señor nos regaló un trocito de gloria.

Estos días de alegría y solemnidad supusieron para todos una buena lección espiritual que nos enseñó que el espíritu de Santa Ángela de la Cruz pervive, que fue semilla que cayó en tierra buena y, poco a poco, fue germinando a través de las generaciones sucesoras. Una obra de Dios firmada por la santidad de Santa Ángela de la Cruz y sus hijas, que llegó a nosotros para enseñarnos a amar y servir con humildad. Porque como dijo Santa María de la Purísima: “Para ser santos necesitamos unos de otros”.

El primer día la Eucaristía fue ofrecida por las familias, presidida por el Sr. Arzobispo de Sevilla, Don Juan José Asenjo Peregrina y concelebrada por el Sr. Vicario Don Antonio Jesús Rodríguez Báez, Don Juan Martín, el padre Carmelita Don Rafael Leiva, y el capellán del convento Don Daniel Mariño. Participaron numerosos matrimonios y devotos quienes recibieron palabras de gratitud y la bendición del Sr. Arzobispo.

Por todo esto y por todo lo que el Señor ha ido haciendo ocultamente en estos 75 años… ¡GRACIAS HERMANAS DE LA CRUZ POR TODOS ESTOS AÑOS Y GRACIAS POR TANTO BIEN!

El segundo día fue por los enfermos, quienes son el verdadero tesoro de estas hermanas, hijas de Santa Ángela. Presidió la Eucaristía Don Manuel Sánchez de Heredia, capellán de este convento durante 15 años, buen conocedor, fiel devoto y amante de las reglas y el carisma de la Compañía de la Cruz, quien nos hizo emocionarnos y gozar de tan bellos mensajes sacados de la misma espiritualidad de Madre Angelita, Madre de los Pobres. Al término de la Eucaristía tuvo lugar la salida procesional de la imagen de Santa Ángela por los barrios de nuestra ciudad, acompañada por numerosos fieles con velas encendidas, unos ensalzando sus virtudes, otros pidiéndole y dándole gracias. Jóvenes y mayores, pobres y enfermos, todos se echaron a la calle para estar cerca de ella. Muchas Hermandades y agrupaciones desinteresadas hicieron posible esta procesión, todo les pareció poco para que tan venerada imagen luciera con esplendor, poniendo al servicio todos sus enseres. Osuna se engalanó adornando sus balcones y fachadas para agradecer a la santa fundadora la presencia de sus Hijas en nuestro pueblo. El tercer día del Triduo nos acompañó nuestro querido paisano Don José Mazuelos, Obispo de Asidonia-Jerez. Sus palabras tan cercanas y llenas de cariño terminaron con un homenaje y caluroso aplauso lleno de gratitud hacia las Hermanas. La Misa fue ofrecida por la Vida Consagrada, asistiendo también

Mercedes Angulo Martos 96


GLORIAS OSUNA 2018

Una devoción de la clausura: la Virgen de la Merced del monasterio de la Encarnación La orden de la Virgen de la Merced de la redención de cautivos conmemora en 2018 el octavo centenario de su creación. En la ciudad condal de Barcelona, un joven mercader llamado Pedro Nolasco, adinerado por su próspera profesión,renunció a ella ante la realidad del

mercadeo de los cristianos prisioneros, privados de libertad y oprimidos en su dignidad, convirtiéndose desde entonces en un mercader de la libertad, entregando sus bienes y su vida para redimir a esos cautivos como obra de misericordia.

Pasaron algo más de cuatro siglos y en la cabecera de los estados de losTéllez-Girón en el sur peninsular, la piedad e incertidumbre de doña María Isabel de Sandoval y Padilla, esposa del IV Duque de Osuna don Juan Téllez-Girón, hace que acuda en busca de su amiga sor Mariana del Espíritu Santo, mercedaria en Lora del Río. Con ella comparte sus temores por no quedar encinta de un varón sucesor del ducado y por los frecuentes amoríos de su marido. Tras una promesa hecha y el nacimientode Gaspar en 1625, el futuro V duque, fundó en Osuna un convento de religiosas mercedarias descalzas con el título de la Encarnación de Santa María de Trapani, con los bienes de su propia dote1. La belleza barroca de este cenobio hace que su visita sea ineludible para quien visite Osuna. Ese aspecto se configuró en la segunda mitad del siglo XVIII2 a partir de, entre otros, la colocación de los conocidísimos azulejos de su patio, la donación de retablos y esculturas por las propias monjas y sus familiares, algunas de procedencia peruana e italiana;de pinturas, especialmente La Dolorosa del pintor Meneses Osorioque regaló don Gaspar de Albarado a su sobrina Sor Isabel María de Jesús,y otras piezas de las artes suntuarias como el sagrario con forma de pelícano de plata.

La Virgen de la Merced en su retablo del coro bajo del monasterio de la Encarnación. Fotografïa: Pedro Jaime Moreno

La presidencia del retablo mayor del templo de la titular del monasterio, Nuestra Señora de Trapani, una rotunda escultura del círculo de Alonso de Mena3, hizo que las monjas del hábito blanco destinaran el coro bajo para acoger a la patrona y protectora de su orden, la Virgen de la Merced. La existencia en el archivo del monasterio de diversos tomos como los encabezados como “Gastos desde el día

1.- CANO MANRIQUE, Francisco: Fundación en Osuna del Monasterio de la Encarnación de Trápana de Madres Mercedarias Descalzas (14 de noviembre de 1626). Madrid 2001. 2.- MORÓN CARMONA, Antonio: “La configuración artística del Monasterio de la Encarnación de Osuna en la segunda mitad del siglo XVIII” enLaboratorio de Arte, nº 28/ 2016, pp.283-296. 3.- RUIZ BARRERA, Teresa yRAVÉ PRIETO, Juan Luis: “La Orden de la Merced en Andalucía (1203-1603-2003). Marchena 2003, pp. 48-49.

97


GLORIAS OSUNA 2018

30 de enero de 1746” (hasta mayo de 1804), “Gastos y recibos. Año 1746. Según arreglo del año 1880. Recibo desde el día 30 de enero de 1746” (hasta mayo de 1804) y “Libro de Sacristía de 1880” (que contiene los inventarios de los bienes artísticos desde 1783 a 1909), han permitido conocer datos relevantes acerca de la escultura de la Virgen de la Merced que a partir de ahora se desglosarán. Consta en una anotación que en 1759 se adquieren “imágenes” y en 1760 el “vestido de la Virgen de la Merced”, noticias que se pueden relacionar para situarnos en el momento de la llegada de la Virgen de la Merced quepreside el coro bajo. Alcanza un metro y medio de altura, es de candelero para vestir con la cabeza y una larga cabellera talladas, en posición frontal con la mirada baja, y las manos extendidas. En 1901 se produce una restauración de la escultura, sin detallarse en qué consistió, y se colocó el “rayado” o resplandor a modo de gran sol de madera dorada a su espalda. De su rico y variado ajuar textil, en tisú y sedas bordadas del siglo XVIII, sobresale una gran capa procesional de seda blanca bordada en su perímetro y desde la cola hasta el centro de la misma, con una minuciosa técnica plana que reproduce una delicada decoración floral mezclada con roleos barrocos, tanto en hilo de oro como sedas de colores, destacando como motivo principal el emblema del Ave María bajo corona ducal y entre sendas palmas. Su inadecuada exposición en una vitrina de reducidas dimensiones junto a unas casullas, imposibilita la correcta y completa visión de esta obra, una de las más destacadas en su tipología del patrimonio ursaonés. Como curiosidad, posee un sombrero de seda minuciosamente bordado en hilo de plata, que no se usa desde décadas y cuya colocación aludiría a la Virgen de la Merced peregrina de Quito, aquella que el emperador Carlos V donó al pueblo quiteño y que, durante varias décadas del setecientos,recorrió el continente americano para recaudar limosnas y construir su templo.

Corona de la Virgen de la Merced del platero Ávila en 1771. Fotografïa: Pedro Jaime Moreno

Hacia 1763 se construyó su retablo barroco compuesto por un solo cuerpo acotado por estípites y rematado por un ático que, a modo de movido cortinaje, enmarca la escultura del Cristo expirante advocado de las Aguas.Sobre él, se sitúa el emblema de la orden mercedaria. La presencia de los estípites y el recurso del pabellón tallado remite a otros retablos laterales conventuales como los del propio monasterios que nos ocupa, los de San Pedro o Santa Clara, siendo unos de los recursos característicos de los talleres ecijanos4. En octubre de 1763 se pagaron 452 reales5 por la gran puerta de medio punto, con cristales biselados, que protege a la Virgen en su camarín. El interior de éste, contiene las reliquias de varios santos. La iconografía de la Virgen se complementa con los atributos de realeza, primero con la espectacular corona cuyo coste, además de un rostrillo y anillos que no existen actualmente, ascendió a 2.366 reales en 17716. Está labrada en plata dorada, consta de canasto del que

parten cuatro imperiales que confluyen en un orbe culminado en una cruz latina. Se rodea de ráfaga lobulada con grupos de rayos plisados combinados con ramilletes de flores. Su ornamentación se enriquece con perlas, esmeraldas y amatistas. Cuenta con la marca AV por lo que se atribuye al platero Ávila7. La presencia de un rostrillo revela una apariencia distinta a la que vemos en la actualidad, enmarcando su ovalada faz de la manera que hoy la tienen la Virgen del Valle de Écija, la Virgen de Gracia de Carmona o la Virgen del Rocío. Al año siguiente se pagaron 2.000 reales “de los lazos de esmeraldas de Nuestra Santísima Madre”, piezas que tampoco se conservan, y 2.532 reales por el escapulario, una pieza de filigrana y joyería con dos largas cadenas que pende de la mano de la Virgen. En él se muestran el escudo de la Merced y una S atravesada por un clavo, también decorados con multitud de perlas, esmeraldas y amatistas. A este conjunto se suma el escudo pectoral, que si bien no se ha encontrado ningu-

4.- HERRERA GARCÍA, Francisco J: “Osuna y su protagonismo en la retablística barroca sevillana”, en Cuaderno de los Amigos de los Museos de Osuna Nº 12. Osuna 2010, p. 65. 5.- Archivo del monasterio de la Encarnación de Osuna (A.M.E.O.) Libro de gastos y recibos. Año 1746. Según arreglo del año 1880. Recibo desde el día 30 de enero de 1746, s/f. 6.- A.M.E.O. Libro de gastos..., s/f. 7.- SANZ MEJÍAS ÁLVAREZ, María Jesús: “La orfebrería en el Monasterio de la Encarnación”. Archivo Hispalense. Sevilla 1980. Nº 107, p. 108.

98


GLORIAS OSUNA 2018

na mención escrita sobre él, responde al mismo momento y estilo. Reproduce el anagrama del Ave María en filigrana de oro y cuajado de perlas, en su centro aparece un águila bicéfala coronada, con los ojos de esmeraldas, con el escudo de la Merced de brillantes en su pecho. La devoción que alcanzó la Virgen de la Merced traspasó la reja del coro bajo y entre los regalos recibidos se expone, en la sala de la Comendadora del museo del monasterio,“un bastón de madera del río Jordán” por parte de don Pedro Villegas en el siglo XVIII8. El último encargo fue el de “las andas” en 1773 por 3.922 reales. Constaban de “veinte cañones de plata y cuatro bases de lo mismo, cuatro ramitos redondos con sus jarritos y cuatro llanos con sus canastillas todo de plata” que se completaban con las “caídas y cielo de terciopelo carmesí con sus franjas y flecos de oro”. Se trataría de un antecedente del conocido paso de palio sevillano: unas parihuelas portadas por fuera de tamaño reducido, de planta cuadrada con cuatro varales en las esquinas que sostendrían un baldaquino de terciopelo rojo decorado con pasamanerías y flecos dorados. El coqueto conjunto se adornaba con jarrones de diferentes tamaños y formas que contenían florecillastambién labradas en plata. En ellas, la Virgen procesionaría en la fiesta de su onomástica, quizá en una sencilla procesiónpara la que usaría las dos puertas del templo, saliendo por una y entrando por la otra, o incluso podría subir hacia la Colegiata. A partir de esta descripción, se puede tomar como referencia unas andasque posee la Virgen de Gracia de Carmona, labradas por Francisco de Luna en 1748, aunque originariamente fueron realizadas para las monjas del convento de la Concepción de la citada ciudad. Ambas comparten el ser encargos monacales, su planta cuadrada y poseer cuatro varales, si bien la de Carmona tiene la parte exterior del techo labrado en plata y la de Osuna no, al estar forrado su interior de terciopelo rojonos puede servir para imaginar el aspecto que tuvo.

Vista del coro bajo con el retablo de la Virgen de la Merced. Fotografïa Pedro Jaime Moreno

Debido a los cambios políticos y económicos que se dan en España tras el fin de la invasión francesa y el inicio de la implantación del liberalismo, las mojas mercedarias padecieron décadas de precariedad y apuros económicos9. Durante el Trienio Constitucional (1820-1823), el Concejo de Osuna se hallaba endeudado e intentó la enajenación de las tierras de baldíos y realengos destinado a la amortización de los créditos contra el Estado. El cambio de régimen impedirá esta aplicación por lo que el Ayuntamiento no podrá responder a las deudas contraídas

aumentando enormemente, situación de la que se lamentaba en 184510.Ante esta circunstancia que también las monjas tuvieron que afrontar, se produjeron unas ventas en 1824, siendo sacristanasor Beatriz María de la Santísima Trinidad, que afectó alas andas de la Virgen de la Merced, perdiéndose para siempre,y cuyo desconocido coste sirvió “para las urgencias y manutención de la comunidad”11.

Antonio Morón Carmona

8.- A.M.E.O. Libro de Sacristía de 1880, s/f. 9.- MORÓN CARMONA, Antonio: “La venta de la platería en el monasterio de la Encarnación de Osuna (1807-1866)”, Laboratorio de Arte Nº 29. Sevilla 2017 (en prensa). 10.- GAMERO ROJAS, Mercedes: “La tierra en Osuna en el paso del antiguo al nuevo régimen: situación e intentos de reforma” en Osuna entre los tiempos medievales y modernos (siglos XIII-XVIII). Sevilla, 1995, pp. 444-461. 11.- A.M.E.O. Libro de Sacristía de 1880, f. 21.

99


GLORIAS OSUNA 2018

I Ensayo solidario de la Hermandad de San Arcadio “Sed vosotros auténticos evangelizadores. Que vuestras iniciativas sean puentes, senderos para llevar a Cristo, para caminar con Él. Y, con este espíritu, estad siempre atentos a la caridad. Cada cristiano y cada comunidad es misionera en la medida en que lleva y vive el Evangelio, y da testimonio del amor de Dios por todos especialmente por quien se encuentra en dificultad” Papa Francisco (Domingo 5/05/2013).

Foto: Clara Domínguez

Con espíritu de unos jóvenes que quieren luchar por recuperar la imagen del Patrón de su pueblo, junto con el apoyo de su cuadrilla de costaleros, la madurez de una junta que impide que la llama de este mártir se apague y la generosidad de un pueblo que con valentía salió a la calle para colaborar con este proyecto se llevó a cabo el pasado 19 de Noviembre el I ensayo solidario organizado por la hermandad de San Arcadio Mártir Patrón de Osuna. Cercanas las fechas navideñas y debido a la cantidad de familias que sufren necesidad en nuestro pueblo, esta hermandad se echó a la calle para aportar su granito de arena, de una manera nunca vista en Osuna. Este proyecto fue llevado a cabo a beneficio de cáritas de la parroquia de Nuestra Señora de la Victoria, donde se requerían sobre todo productos perecederos y artículos de limpieza e higiene. Para ello, contamos con la colaboración de la cuadrilla de costaleros de nuestra hermandad que prestaron su tiempo y esfuerzo para así cedernos la oportunidad de realizar dicho acto benéfico en uno de sus ensayos.

Todo el pueblo de Osuna fue informado con antelación para hacerles partícipes de ello mediante el reparto de octavillas en los domicilios cercanos al recorrido que se realizó así como con las redes sociales. El acto tuvo comienzo a las 11 de la mañana, donde el paso comenzaba a adentrarse en calles del barrio. Tuvimos la suerte de ser acompañados por la Agrupación Musical Santa Cruz de nuestra localidad gracias a su interés y ofrecimiento desinteresado.

70, la hermandad de San Arcadio Mártir Patrón de Osuna tenía una gran bolsa de caridad con la cual mostraban su ayuda a las personas más necesitadas de nuestro pueblo. Es ésta una de las tradiciones que de un modo u otro se intentará recuperar de ahora en adelante pudiendo ser este ensayo solidario uno de los comienzos para ello.

Mientras la cuadrilla realizaba su ensayo, los jóvenes de la hermandad llamaban puerta por puerta para avisar de la llegada y así los vecinos del barrio colaboraban con sus aportaciones, las cuales iban siendo colocadas encima del paso de nuestro patrón.

Fueron 550kg los recogidos en un breve intervalo de tiempo gracias a todo aquel que aportó su granito de arena. Desde este artículo la hermandad quisiera agradecer a todo el pueblo de Osuna que prestó su colaboración, a la Junta de Gobierno, cuadrilla de costaleros y todos los fieles a esta hermandad, a la agrupación musical santa cruz, al ayuntamiento de Osuna y a la policía, puesto que nos facilitó la realización de dicho acto por las calles de Osuna.

Al llegar a la Plaza Juan XXIII, realizamos una parada para facilitar la colaboración de los vecinos que vivían más lejos.

Ignacio Martín de la Hinojosa Escribano

Una enorme muestra de caridad pudo ser apreciada por todo nuestro pueblo. Caridad por parte de una comunidad cristiana como es una hermandad, una labor que no debe perderse y una labor que, de hecho, debería ser realizada con mucha más frecuencia. Caridad por parte de un pueblo solidario y caridad por parte de una parroquia que presta su ayuda día tras día con la misma entrega y espíritu a los más necesitados. Tras el reciente cabildo de elecciones celebrado en esta hermandad, llega una nueva junta de gobierno repleta de juventud, algo que hacía tiempo que no se veía en una hermandad de nuestro pueblo, y que viene con el ímpetu de recuperar viejas tradiciones. En los años 100

Foto: José A. Ruíz Moncayo


GLORIAS OSUNA 2018

Vivencias sentidas de una romera Porque… en el otoño, entre las hojas caídas, te buscaba. En el frío invierno, te anhelaba. Y es ahora cuando te veo en el camino hacia tu ermita, cuando brota de nuevo en mí la primavera. Con el son de una guitarra y con golpes secos de caja, entono un canto a la Vida.

Cae la noche, cierro los ojos y en mis sueños busco el amanecer del día siguiente. El sonido de los cohetes me despierta, y a Ti voy a buscarte. Ante todo, una oración por las calles de tu pueblo. Osuna despierta con una voz rezando bajo tus andas. La luna se va ocultando y el Rocío va calando popo a poco tu rostro. La luz de las farolas va dejando de alumbrar a tu paso, porque ya sólo Tú eres como una antorcha que vas iluminándonos.

Con firmeza en mi peregrinar doy seguridad a mis pasos. Y en la convivencia con mis hermanos renuevo mis lazos de amistad. Risas, llantos, cantos, oraciones, brindis, comidas compartidas, botos llenos de barro, miradas al cielo, palabras calladas, susurros en alto, abrazos de amigos, apoyo de hermanos, medallas gastadas, ilusiones renovadas, bebés dormidos, niños bailando, recuerdos presentes, memorias cantadas …

Tu barrio despierta a la aurora. Los cascabeles de los bueyes nos avisan de la llegada de tu carro. ¡Madre, vente conmigo al campo! Vestida con tu traje de flores y embellecida con tu sombrero de pastora. ¡Madre vente conmigo al campo! Y guía nuestros pasos. ¡Madre vente conmigo al campo! Que la primavera ha llegado.

Foto: José A. Ruíz Moncayo

101

¡Benditas sensaciones que en la Romería vuelven cada año!


GLORIAS OSUNA 2018

Restauración de la imagen de Santa Rita de la Iglesia de San Agustín sistema de limpieza era el más adecuado y se procedió a eliminar los diferentes estratos de suciedad y barniz que se encontraban sobre la policromía mediante un sistema físico-químico. Posteriormente se sellaron y estucaron todas las pérdidas y grietas para posteriormente aplicar una primera capa de protección mediante barniz. Finalmente se reintegró cromáticamente mediante un sistema ilusionista el cual nos permitió completar la lectura de la obra. Se siguió en todo momento el criterio de mínima intervención, retocando únicamente las zonas con pérdidas de policromía. Se ha intervenido también como elemento anexo a la imagen, el Cristo Crucificado que Santa Rita porta en su mano izquierda. Se trata de una talla policromada donde hay que destacar la gravedad de su estado de conservación inicial. Se encontraba totalmente oscurecido a causa de la suciedad, el humo de las

Antes y después de la intervención del Crucificado que porta en su mano

El pasado mes de octubre se realizó el traslado de la imagen de Santa Rita para su intervención. Sus principales daños eran causa de la acumulación de suciedad grasa y el oscurecimiento del barniz en su policromía con su correspondiente viraje cromático. Presentaba además grietas y fisuras, producidas por los movimientos de los diferentes embones de madera que conformaban la obra, propiciando con ello la apertura de la mascarilla. Por último, se podían observar pequeñas pérdidas de policromía que dejaban ver la capa de preparación, localizadas de manera general en toda la carnación. Durante el proceso de documentación fotográfica y tras su análisis con luz ultravioleta, se pudo comprobar que la imagen se encontraba repintada en su totalidad, dejando oculta la policromía original. Se podían observar con mayor definición las grandes pinceladas y las huellas dactilares del pintor. Imaginamos que esto era causa del uso de los dedos para fundir las diferentes tonalidades de las carnaciones. No se ha planteado en ningún momento la recuperación de la policromía original ya que se trata de una imagen devocional. La policromía forma parte de la historia material de la obra y va ligada de igual manera a su devoción. Una vez realizado el proceso de documentación fotográfica y habiendo seleccionado una metodología óptima de trabajo se procedió a su intervención. Se comenzó consolidando puntualmente las zonas con peligro de pérdida, se llevaron al sitio los levantamientos de la zona de la espalda y se realizó una eliminación de todo el metal oxidado al que se pudo llegar, sustituyéndolo por material lígneo. Una vez afianzada las zonas con riesgo de pérdida, se llevó a cabo un estudio químico con la finalidad de determinar qué

Comparativa de detalle, antes y después de la intervención

102


GLORIAS OSUNA 2018

Consolidación de zona de la espalda, limpieza de manos, rostro y reposición de pestañas

velas y la oxidación del barniz. Además tenía fracturados los dos brazos, una de las piernas y el pie derecho, el cual no era el original, sino una reconstrucción en madera tallada de una intervención posterior. A las ambas manos le faltaban todos los dedos, excepto el pulgar de la mano izquierda y presentaba una desconsolidación bastante grave así como numerosas pérdidas de policromía y preparación. La cruz sólo presentaba suciedad superficial. Tanto los brazos como el pie derecho fueron separados y rehaderidos para ajustar su correcta posición. Se reconstruyeron todos los dedos de las manos mediante pernos, masilla y estuco tradicional. Se consolidó toda la obra y se le realizó una limpieza físico-química que dejó al descubierto su policromía original que se encontraba intacta casi por completo. Del mismo modo la talla ganó protagonismo gracias a la limpieza realizada.

Se estucaron las pérdidas y se reintegró cromáticamente siguiendo el rastro de la sangre para reintegrar pequeñas zonas desprendidas. Finalmente, se decidió conservar el pie derecho, aporte de una intervención anterior, en vez de reconstruirlo, ya que forma parte de la vida material de la obra y quisimos respetarlo. El resultado final de la intervención fue muy positivo para la imagen, no siendo un cambio brusco, ni una alteración estética significativa en el caso de Santa Rita. Por otro lado, el Cristo Crucificado ha podido recobrar su calidad artística y ha recuperado la rica policromía oculta tras gruesas capas de suciedad.

Cristina Leonor Pérez García Adrián Robles Andreu Conservadores-Restauradores de Bienes Culturales1

1.- arteyrestauracionblog@gmail.com

103


GLORIAS OSUNA 2018

CIEN AÑOS DE AMOR yecto liderado por el lema “REZAD TODOS LOS DÍAS EL SANTO ROSARIO” que consiguió alimentar el amor a la Eucaristía, la devoción a la Santísima Virgen, y el testimonio coherente de nuestra fe. Ya lo dijo San Luis María Grignión de Montfort, “no existe otro medio más poderoso para atraer sobre nosotros el Reino de Dios, la Sabiduría eterna, que unir a la oración vocal y la oración mental, rezando el Santo Rosario y meditando sus misterios”. Aquel día no hubo nada que liberara y cautivara al pueblo de Osuna como la verdad que encontró, en aquella tarde, en el rostro de la Virgen. El 13 de mayo de 1917 la Virgen María se apareció a pastorcitos. Cien años después, en la Villa Ducal de Osuna, se honró a la Virgen María en su advocación de Fátima para conmemorar esa histórica fecha. Con motivo de esta efeméride, las parroquias de nuestra ciudad, Nuestra Señora de la Asunción, Nuestra Señora. de la Victoria y Nuestra. Sra. de Consolación, con la inestimable colaboración de los padres carmelitas del convento del Carmen, decidieron, del 24 de septiembre al 1 de octubre del año 2017, exaltar el amor a la Virgen de Fátima. Blancuras que soñaban a la Virgen en la cal de una fachada. Calor de un barrio. Calor humano. Calor del pueblo. Todo era tan dulce que, a medida que la Santísima Virgen andaba entre el pueblo de Osuna, el tiempo se paralizaba, el canto de los pájaros bajaba de ritmo, ningún ser consciente quería desaprovechar la oportunidad de sentirse partícipe del tal momento. Todo de una pureza que fluía desde Santo Domingo hasta Fátima. Así fue un primer día de octubre que hizo renacer a todo un barrio que pensaba que estaba en pleno mayo. Barrio y Fátima son lo mismo. Un barrio que va más allá del esfuerzo y el trabajo para poder seguir subsistiendo. Un barrio que piensa que su razón de ser está en el templo que le da nombre al mismo. Un barrio de pasión y devoción. 104

Una labor conjunta de la Iglesia de Osuna, es decir, una labor de unidad de la comunidad cristiana de toda la Villa. Un proFoto: Felipe Cecilia Jiménez

Diego Berraquero Rodríguez


GLORIAS OSUNA 2018

Belén Rociero Solidario Hace ya unos años la Junta de Gobierno de nuestra Hermandad Rociera decidió, con muy buen criterio, instalar un Belén Solidario en la Capilla de la Virgen del Rocío de la Iglesia del Carmen. De alguna manera, contribuimos al objetivo de recogida de alimentos no perecederos y donativos con los que atender a tantos y tantos necesitados que, día a día, se están presentando en el Convento, muchos

de ellos transeúntes, para que nuestros PP. Carmelitas entreguen, con el mejor criterio, estos bienes materiales. Desgraciadamente cada año estas donaciones son mas necesarias para nuestros hermanos que, por cualquier causa, no gozan de los recursos económicos mas elementales y hoy día no pueden celebrar la Navidad dignamente. Son familias,

alguna de ellas cercanas, que rozan el umbral de la pobreza y que en las fechas navideñas, así como casi todo el año, están en situación precaria y no pueden atender a sus seres queridos y disfrutar de estas fiestas tan entrañables y familiares, igual que lo hacemos la mayor parte de nosotros. Recordamos en esas fechas como algo histórico un hecho único: el nacimiento del niño Jesús, enviado por Dios nuestro Señor, para salvarnos del pecado. Nos hace meditar también sobre su humilde nacimiento. Escenificado de forma magistral en los múltiples Belenes que se montan en nuestra ciudad, nuestra Hermandad tiene la suerte de contar con un magnífico Belenista, miembro de nuestra Junta-ocupa el cargo de Fiscal-José Torres Macias, hermano de la Puebla de Cazalla, que con primor y mucho arte lo instala, todos los años con el máximo cariño para nuestro disfrute y de todos los que en las fechas Navideñas nos visitan. Es de justicia escribir esta pequeña y modesta nota para agradecer públicamente las múltiples muestras de cariño y el apoyo recibido de todos los que disfrutamos con la tradición de montar estos Belenes. Que los rocieros, devotos de la Virgen del Rocío y cristianos en general que nos visiten en los años venideros participen mas, si cabe, colaborando con la entrega de donativos y alimentos, dando ejemplo con este ejercicio de amor al prójimo de unas raíces solidarias que siempre llevamos en nuestro ADN compartiendo, ayudando y haciendo felices a nuestros hermanos necesitados. De siempre esa forma de ser la ha tenido a gala el mundo cofrade en general.

LA JUNTA DE GOBIERNO

Foto: Alvaro Reina

105


GLORIAS OSUNA 2018

25 años de historia reciente los cultos de julio, la recuperación de la procesión el día de su solemnidad, así como el aumento y la conservación del rico patrimonio de la Santísima Virgen, todo ello gracias al tesón de sus hermanos y devotos que jamás se amedrentaron ante las dificultades. Un esfuerzo para la consecución de metas materiales que se ha visto recompensado con creces con los bienes espirituales que durante este tiempo el Señor nos concede como sustento para el camino. Porque nos ha dado la oportunidad de crecer dentro de la espiritualidad carmelita, ya desde la formación, compartiendo la fraternidad junto a los demás miembros de la amplia familia carmelita en los diferentes encuentros provinciales, o cuando nos reunimos en torno a Nuestra Madre y la Eucaristía en la sabatina semanal. Del mismo modo, durante este tiempo hemos recibido el testimonio ejemplar de nuestros paisanos los carmelitas José Ruíz Cardeñosa y Eliseo Camargo Montes con motivo de su beatificación, ofreciéndose como un tiempo de gracia en el que madurar en nuestra vocación cristiana.

El pasado año de 2017 la hermandad de Nuestra Santísima Madre del Carmen ha recordado los 25 años de su restitución. Un acontecimiento que nos ha motivado a rememorar nuestra historia más reciente y dar gracias al Señor por darnos la oportunidad de crecer dentro de la viña del Carmelo. Ardo de amor por María… Con esta declaración bien podría comenzar el primer capítulo de estas bodas de plata, y bien le vendría a nuestro querido padre Manuel Jurado esta adaptación de la máxima del profeta Elías como timbre de su blasón. Porque, a su celo por el culto a Nuestra Santísima Madre, hay que agradecerle

que encendiera los corazones para, como prenda de gratitud por el centenario de la restauración de la Orden del Carmen en Osuna, restituir aquella antigua hermandad que, junto a la comunidad, velase por el culto y el cuidado de la Hermosura del Carmelo. En seguida esta llama prendió en un grupo de antiguos alumnos carmelitas, que, llenos de este espíritu que les inculcaron, bien supieron materializar el proyecto rebosantes de ilusión y con actitud firme y decidida para adecuar esta centenaria entidad a la vigencia de los tiempos. Con ello vino el acrecentamiento del esplendor, dentro de la noble sencillez, de 106

Durante este feliz periodo se ha forjado una hermandad que se torna en familia abierta y acogedora, siempre dispuesta a abrir los brazos a quien quiere formar parte de ella y beber de la fuente del Carmelo ¡porque somos todos, sin distinción, hijos de una misma Madre! Por este motivo, rememorar estos veinticinco años es hacerlo de las personas que hasta día de hoy han formado parte implicada en la misma, porque han sido los verdaderos constructores de lo que hoy conocemos, así como de aquellos que de forma incondicional han aportado su valioso grano de arena: Manuel Galindo y Elena, José Carlos, Alicia y Miguel; José María Moncayo y Elisa, José Ruíz, Manuel Chavarría, Antonio Ruíz, Manuel López, Francisco Durán, Manuel Suárez, José Miguel Gutiérrez, Rafael Quirós, Manuel Calderón, Cristóbal Gracia, Antonio Rodríguez, Antonio Morón, Juan Prieto, Antonio Fernández, Rosario Soto, Cristóbal Galarza y María Quesada; María del Carmen Barrientos, Rodrigo Cordero y Carmen, Antonio Morón, Carmen Ruíz, Samuel y Na-


GLORIAS OSUNA 2018

zaret Torres, María del Carmen Sánchez, Alberto Rodríguez, Ezequiel Muñoz, Francisco Montañez, Jesús Gallardo… todos ellos y cada uno dentro de su ámbito, con su servicio y entrega han derramado la libra de nardo puro sobre los pies de Cristo y sobre la cabeza de Nuestra Santísima Madre.

Hoy, con el recuerdo de estos 25 años que vienen a sumarse a la historia centenaria de nuestra hermandad, proseguimos andando el camino que nos habéis enseñado y Dios permita que con este ejemplo siempre presente, la hermandad

siga creciendo y dando frutos dentro de la viña del Carmelo. Hermandad de Nuestra Santísima Madre del Carmen

Entre esta profusa lista no cabe duda que es digna de resaltar la figura de Manuel Galindo, nuestro hermano mayor no de plata como este aniversario, sino de oro. A Manuel le debemos la hermandad que tenemos gracias a su entrega generosa y a su fidelidad al espíritu carmelita que desde bien temprano le inculcaron. Él es la columna trajana en la que gira en torno a sí el trabajo y los frutos de estos renovados 25 años de historia de la hermandad. Por llevar el timón siempre con una sonrisa y dispuesto a realizar desde la más insigne encomienda a la más humilde de ellas. Por tu amor incondicional a la Santísima Virgen del Carmen, para quien semanalmente tu corazón hace sonar los acordes del Flor del Carmelo. Eres un motivo más de gratitud al Señor.

Se nos ha ido un gran carmelita En estas fiestas de Pascua nuestra Madre del Carmen ha querido tener junto a Ella a quien ha dedicado toda su vida a enaltecerla y a entregarle todo su amor. De seguro que nada más llegar junto a Ella, ya habrá organizado un coro para dedicarle unos bonitos villancicos. Pero qué pronto te lo has llevado Madre, a mí que lo tenía considerado como un hermano se me nublan los ojos cuando escribo estas palabras, cuando entro en la iglesia del Carmen la vista se me pierde buscándolo por el coro y ya no lo veo ni escucho los acordes del órgano entonando la Salve, qué vacío has dejado, pasará mucho tiempo para que yo pueda ocupar ese vacío que tú has dejado.

Foto: Curro Pérez

Nuestras vidas han transcurrido de forma paralela. Nacimos el mismo año, el mismo mes y casi el mismo día. Estudiamos primaria en el mismo colegio del Carmen, hicimos el bachiller en el mismo instituto, y llegado el momento pasamos a estudiar magisterio en Sevilla. Yo empecé un año antes, cuando él llegó se quedó a vivir en la misma casa en la que yo estaba. Allí pasamos dos años, luego por motivos familiares tuvo que abandonar los estudios y regresar a Osuna para ayudar económicamente a su familia. Fueron estos años los que hicieron que nuestras vidas se alejaran un poco, sobre todo porque mi vida profesional comenzó y nuestra lejanía se hizo más patente, pero fue una lejanía física, ya que nuestra amistad siguió con la misma fuerza que tenía antes, porque la amistad que nosotros teníamos no entendía de distancias. 107


GLORIAS OSUNA 2018

Poseía Manolo una profunda formación cristiana que fue adquiriendo desde su niñez en su familia y que fue consolidándose por la formación que recibió de los padres carmelitas. Fue profundo conocedor del mundo de las hermandades y cofradías. Y poseía una magnífica oratoria que hacía que sus palabras llegaran al interior de todo el que las escuchaba. Había nacido en el seno de una familia humilde pero poseedora de unas fuertes convicciones cristianas. De este matrimonio nacieron tres hijos. Una hermana eligió la vida contemplativa y tomó hábitos en la Orden carmelita. Su hermano entró en el noviciado de los padres carmelitas, pero luego el Señor creyó que le serviría mejor como seglar y dejó la Orden. Manolo, el más pequeño de los tres no quiso abandonar su pueblo, ni alejarse de su querida Virgen del Carmen para poder dedicarse a Ella en el lugar donde sus ojos la vieron por primera vez. Mi amistad y mi contacto con Manolo se podría decir que comienza cuando dábamos nuestros primeros pasos por los corredores y el corralón del convento del Carmen. Allí trabajaba su madre como cocinera y yo vivía en la casa contigua al corralón, esto hizo que nuestras vidas transcurrieran casi por completo en el convento. Cuando casi no teníamos fuerzas para sostener el misal, comenzó nuestra vida de monaguillos. Él también fue monaguillo en las Hermanas de la Cruz. En aquellos tiempos las misas comenzaban a las siete y media de la mañana. Algún flequillo de las devotas que tomaban la Sagrada Comunión chamuscamos con la llama de la palmatoria, porque a esas horas y con la edad que teníamos, nuestros ojos aún estaban adormecidos. Terminadas las misas, desayunábamos en la cocina del convento y pasábamos a las clases, clases que pasado el tiempo el mismo Manolo llegó a impartir como profesor. Cuando las clases terminaban a la una nos marchábamos al almuerzo y por la tarde otra vez a clase.

Terminadas las clases de la tarde, empezaban los ensayos del coro. Las misas las cantábamos en latín y a cuatro voces, por eso los ensayos se hacían por separado y luego se producía el ensayo general en el que todo el coro cantaba junto. No se me olvidarán aquellas solemnes misas pontificales en las que Manolo hacía los solos, sólo se escuchaba tu voz, los fieles volvían la cabeza no pudiendo reprimir su curiosidad para ver de qué garganta salía aquella voz tan dulce y melodiosa que más que humana parecía celestial, pero descubrían que no era de ningún ángel, que era de Manolo.

ante ti por todos los que desde aquí lo lloramos.

Fueron muchas las misas que el coro del convento cantó, todas las primeras misas que decían los frailes allí estaba el coro con su atractivo “MANOLO”. Se cantaron las misas del padre Gerardo, del padre Luis Ruano, de José Ariza, del padre Mesa y alguno más que me dejaré en el tintero. De seguro que Manolo recordaría algunos más. Qué tiempos tan felices pasé junto a Manolo en la interpretación de estas misas.

Manolo, qué difícil se me va a hacer este 16 de julio cuando toque el llamador del paso de Nuestra Madre para pasearla por sus calles y mirando a mi alrededor no te encuentre a mi lado disfrutando del momento, pero yo sé que desde allí arriba ocupando un sitio preferente al lado de Ella estarás conmigo guiándome y animándome.

Pero no acababan ahí las capacidades de Manolo, también tenía unas dotes extraordinarias para el mundo del escenario.

No quiero enumerar todo lo que has hecho por la iglesia y las hermandades y cofradías. Sé que a él no le gustaba que lo elogiaran y alabaran, sé que diría eso es lo que quiere que haga mi Señor y mi Virgen del Carmen y aquí estoy yo para hacerlo, sea dar un pregón, una reflexión, formar un coro, etc. Allí estaba Manolo para todo lo que se le pidiese, nunca oí un no de su boca. Manolo en el cielo Nuestra Madre del Carmen te lo habrá premiado y te guardará un sitio privilegiado.

Madre por qué te lo has llevado tan pronto, por qué me has dejado sin mi hermano más querido.

También en el convento se organizaban obras de teatro y en todas ellas el principal personaje infantil era, como no, Manolo. Hubo una obra que alcanzó un éxito extraordinario no sólo en Osuna, sino en pueblos limítrofes, e incluso se representó en Jerez de la Frontera. La Obra se llamaba Chao y narraba la vida de un niño chino al que castigaba sin piedad un sádico bonzo. El papel del niño indiscutiblemente estaba magníficamente representado por Manolo, el bonzo era Antonio Ortiz, el cura de la misión el padre Ismael y los restantes actores eran Manuel Gijón, Paco Sierra, Manuel Chavarría, el que escribe y algunos más que no recuerdo. Las lágrimas asoman a mis ojos cuando recuerdo esos años y no puedo tenerte al lado para rememorar tantos momentos vividos. Por qué Madre del Carmen te lo has llevado tan pronto y sin siquiera avisarnos. Por qué me has dejado sin mi hermano Manolo. Espero que él desde el cobijo de tu manto interceda 108

José Ruiz Garrido Hermandad de Nuestra Santísima Madre del Carmen


GLORIAS OSUNA 2018

Fiestas Patronales 2017 Este año, las fiestas con motivo de la Natividad de la Santísima Virgen María que celebra la Hermandad de Consolación, en honor de su titular, Patrona y Alcaldesa Honoraria de nuestra localidad, han tenido un carácter distinto, ya que, como consecuencia de las obras de restauración a las que ha estado sometido el templo parroquial, desde el mes de mayo hasta noviembre, la sagrada Imagen de Nuestra Señora de Consolación ha residido en el templo de Nuestra Señora del Rosario de Fátima, al igual que las de la Hermandad de la Pax.

localidad. Todos ellos formaron parte del cortejo procesional en el recorrido por las calles de Osuna al cortejo procesional, que, aunque fue un poco más largo por la ubicación del templo, se consiguió realizar respetando el horario de entrada habitual de la hermandad. No podemos olvidar el acto de consagración de los niños a nuestra Madre de Consolación, o la unción de enfermos. En cuanto a la velá que se celebra durante estos días, ésta sí transcurrió, como siempre, en la Plaza del Duque y Consola-

Como ocurriese en el año 1992, y por los mismos motivos, todos los cultos se han celebrado en la acogedora iglesia del barrio de Fátima. Pero lo único que ha cambiado ha sido el emplazamiento, ya que todos los cultos han transcurrido como se celebran en nuestra hermandad, tal y como dictan nuestras reglas. Previo al comienzo de la novena, se celebró el acto penitencial y, tras esto, los nueve días de oración a nuestra Señora de Consolación, con el orden habitual: rezo del santo rosario, ejercicio de triduo y eucaristía, presidida por nuestro director espiritual D. Juan Dorado Picón. Durante estos días, y como es habitual, han participado en la eucaristía las hermandades y grupos de nuestra parroquia, la juventud cofrade, grupos y asociaciones de nuestra localidad como: Mimo, Amfo, Centro de día de Mayores, Claros, Residencia Virgen de Belén, así como el equipo de Futbol Local, Osuna Bote Club. En las vísperas, nuestra pregonera, Dña. Susana López Gómez, nos emocionó con un pregón lleno de cariño, en el que abrió su corazón para compartir sus vivencias desde muy pequeña junto a su Madre del Consuelo y que terminó sorprendiendo a los asistentes de forma muy grata al cantar, junto a sus hijos, una nana al Niño de la Virgen. En la función principal de instituto del día ocho nos acompañaron miembros del equipo de gobierno de nuestro ayuntamiento, miembros del Consejo Local de Hermandades y Cofradías y las representaciones las hermandades de nuestra

Foto: José A. Ruíz Moncayo

109

ción, donde tuvieron lugar las actuaciones y los juegos infantiles, respectivamente, así como el campeonato de petanca y de pesca. El paseo a Caballo y la Marcha cicloturista visitaron a nuestra Señora en el templo de Fátima para hacer la ofrenda floral. Desde la Junta de Gobierno, queremos agradecer a todos los que hacéis posible que, un año más, las fiestas a Nuestra Señora de Consolación hayan podido celebrarse y que nuestra Madre se haya paseado por las calles de su pueblo rodeada de sus hijos.


GLORIAS OSUNA 2018

Entrevista a la pregonera de la Hermandad del Rocío de Osuna 2018

María Gallardo Pérez dar, como la Virgen que todo lo sabe, que me puso en el camino a las que yo cariñosamente llamo ¨mis madrinas del Rocío¨: Toñi, Reme y Juanita, quienes, en un momento delicado de mi vida, me enseñaron que el amor a Ella está por encima de todo. Se puede decir que mi familia puso la semilla, y ellas ayudan a mantenerla. Dada tu experiencia, aun siendo tan joven, por haber estado ya declamando a la Patrona Nuestra Señora de Consolación,¿será más fácil para ti este Pregón? Hablarle a María con el corazón abierto nunca me fue fácil, pero tampoco le he tenido ni tengo miedo, porque mis sentimientos a Ella son sinceros.

María Gallardo Péreznació el 1 de agosto de 1996 en el seno de una familia cristiana y muy mariana. Ha pasado sus últimos años en Huelva, donde estudió Integración Social y, actualmente, el grado en Psicología.

¿Quiénes han sido tus referentes a la hora de nacer, crecer y aumentar ese amor mariano a la Señora? Soy el fruto de una familia mariana, donde se vive por y para la Virgen, independientemente de su advocación. Sin olvi-

¿En qué momento te enteras de tu nombramiento como pregonera del Rocío de Osuna? La propuesta fue el 15 de Julio, vísperas de la Virgen del Carmen. El nombramiento oficial se llevó a cabo justamente tres meses después, cuando la Hermandad hace la misa anual en la aldea almonteña.

Al ser una rociera de pro y peregrina ya de varios años, ¿piensas que contar las vivencias que ya has compartido en varios caminos van a ser parte importante en tu disertación? Cierto es que ocupará una parte importante del pregón, pero no le restará importancia al resto. No es el camino lo que más rociera me hace, aunque la ilusión por él es tan grande que, desde el primero, he tenido la suerte de no faltar. Una pregunta que no puede faltar: ¿qué piensas de los que dicen que el Rocío es sólo juergas, beber, diversión y otras cosas? El camino es una ofrenda a la Virgen. El cante, una forma de hablarle y rezarle. Beberme una copa de vino con mi familia y amigos, no es más que celebrar la dicha de poder hacer el camino una vez más, algo secundario. Podría decirte cuántas cosas más es el Rocío, pero me lo reservaré para el 22 de Abril.

¿Qué has sentido en ese instante, cuando has sabido que pregonarás a Nuestra Señora, en su Advocación rociera? Que la Virgen de nuevo reclamaba un encuentro entre las dos, a solas, como tantas veces, pero ahora de una manera extremadamente especial.

¿Qué es para ti Osuna, la ciudad que te vio nacer? Mi cuna, en ella están mis raíces y mi familia, que es lo que más quiero. Aquí hay una Virgen chiquita que me quita el ¨sentío¨, mi Virgen de Consolación, Patrona y Alcaldesa perpetua de nuestra Villa. Ya con eso, se me llena la boca.

¿Cómo ha vivido tu familia el hecho de que seas pregonera del Rocío? Con orgullo y satisfacción, al saber que nacer de un vientre mariano está dando sus frutos de generación en generación. 110


GLORIAS OSUNA 2018

y han luchado porque Osuna siga yendo al Rocío. Sin lujos, sin grandezas, pero con un amor tan sencillo, que hasta se palpa en el ambiente; no solo lo digo yo, me lo han dicho amistades que tengo en hermandades con mucho ¨poderío¨. ¿Cómo quieres que se te recuerde después de hablar sobre la Señora en tu pregón? Como alguien que quedó con un sentimiento de vacío tras pregonar. Eso, como decía mi madre, sería señal de que le entregué todo a la Virgen, que no me guardé nada. ¿Te imaginas el día del Pregón, en esa Iglesia del Carmen abarrotada, ante tus familiares, las autoridades eclesiásticas, tus amigos/as de siempre y los rocieros/ as que te aprecian y admiran? Sí, claro. Eso hace que sin haber sucedido sea uno de los mejores días de mi vida. Tengo constancia de ello, tanto como de que soy muy querida entre los míos, pues así me lo transmiten. Por último y como un pequeño anticipo: ¿qué nos vas a transmitir ese domingo día 22 de Abril de 2.018 a las 13:00 horas en nuestra sede, la Iglesia Conventual de PP.CC de la Villa Ducal de Osuna, a todos los que vamos a ir a deleitarnos con tu pregón? La admiración, el cariño y el amor a María en esta advocación. Vivencias, anécdotas… pero sobretodo como ya dije en mi anterior pregón y siguiendo el consejo de una gran amiga: tendré que callar mi mente y dejarque hable el corazón.

¿Qué vas a transmitir en tu Pregón rociero? El amor que de forma general siento por María, pero, de una manera muy especial, mis experiencias bajo la advocación de Rocío. ¿Ha cambiado algo tu vida desde que te nombraron pregonera? Como mi madre diría ¨hija mía, no te alejes que la Virgen te está esperando¨, frase que en mi familia ha pasado de generación en generación. Siento que cada vez que

María me llama a pregonar, es porque me tiene preparado un encuentro íntimo con Ella. Es como si durante unos meses me preparase para una cita especial. Danos tu impresión cuando llegas a la Ermita y te ves frente a la Blanca Paloma, después de un largo y duro camino. Veo cómo entre la multitud, una joven y humilde hermandad se acerca a ella, para renovar de nuevo la promesa de otro año. El trabajo y el esfuerzo de los que luchan 111

Esperamos, por tanto, queridos lectores, cofrades o no, que en ese día mágico y especial para la Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Osuna esta joven y guapa rociera de pro, peregrina por el amor de Nuestra Señora, nos haga vibrar y nos emocione a tope, que, al final, es lo que importa y, como consecuencia de ello, mas cristianos/ as, marianos/as y devotos/as de la Virgen María en esta bella advocación rociera.


GLORIAS OSUNA 2018

Entrevista al Pregonero de las Fiestas Patronales 2018

José Ángel Rodríguez Brando Desgraciadamente no hemos podido realizar la entrevista en el lugar que queríamos, estamos en mi casa, pero imagínate que Lito, tú (José Ángel) y yo (Abraham), estamos sentados en la escalera junto a la ermita de nuestra Patrona. ¿Qué significa este lugar para ti? Es un lugar donde he vivido muchos momentos importantísimos de mi vida. En este hermoso paraje siento paz, tranquilidad y muchísima alegría. ¿Cómo te llegó la devoción a la Virgen María en su advocación de Consolación? Mi madre tiene gran culpa de ello. De pequeño mi madre nos llevaba a San Agustín y allí rezábamos a la Virgen de la Esperanza y a Santa Rita, comenzando así mi amor hacia la Virgen María. Pero el amor a la Virgen de Consolación me llega cuando desde pequeño estando contigo en la herriza de Capaparda ví una larguísima hilera de carretas que se dirigían hacia el Calvario y sentí que yo quería participar de esa celebración. Y consiguientemente me acercó a mi Virgen de Consolación. ¿Cuál es la persona que realmente te ayudó a entrar en la hermandad? “Listero”, mi amigo “Listero”. Junto a él, Jose, Manolo, “Mandi”, que en paz descanse, “Cruy”, Curro Rebollar, Franjo, Marmol,… ensayábamos con el coro en casa de Mármol. Listero fue la persona que me ayudó enormemente a integrarme en la hermandad y a disfrutar de la Romería y del 8 de septiembre. A partir de ese momento me hice costalero, posteriormente creamos el grupo joven de la hermandad estando de hermano mayor Manuel López Luque y finalmente he formado parte de la junta de gobierno durante 16 años. ¿Alguna persona más de la hermandad que haya dejado huella en tu vida? Sí. Don Carlos y Lola. De ellos aprendí a querer a la Virgen. Lola miraba a la Virgen de una forma especial y Don Carlos nos enseñó prácticamente toda la historia de la parroquia y de la hermandad. Era una

Foto: Álvaro Reina

persona muy curiosa y le encantaba las manualidades. Cuando iba a su casa me enseñaba todos los trabajos que había realizado. Sin duda ellos dos fueron personas muy importantes en la hermandad. Ellos nos enseñaron a amar y respetar a Consolación. Y sobre los sacerdotes que han pasado por nuestra parroquia, ¿qué opinas? En Consolación hemos tenido mucha suerte porque han pasado magníficos sacerdotes. Don Antonio quería muchísimo a la Virgen, don Rafael y don Luis buenísimas personas y ahora don Juan ha llevado a cabo esta necesaria restauración de la parroquia. A mí el que me ha dejado huella es el padre Manuel porque simplemente es mi amigo y no solo para 112

mi, también para mi familia, desde mis padres hasta los pequeños. Es el sacerdote de mi familia. Todos lo queremos muchísimo. ¿Un momento del camino de Romería? Salida por las ganas de hacer el camino, llegada por ver a la Virgen cuando Ella no viene, y por supuesto la parada en el Roso. La parada en el Roso es muy especial. Volviendo a pensar en el lugar que en teoría estamos, dime un momento especial en la ermita. Cuando cantaba con el coro dentro de la ermita. Éramos amigos que cantábamos con devoción y nos rompíamos la garganta por nuestra madre de Consolación.


GLORIAS OSUNA 2018

Serás el primer pregonero tras la importante obra realizada en la parroquia. Cierto. Y yo he intervenido en ella. La verdad que la parroquia se ha quedado magníficamente. Hacía falta esta restauración. Que yo sea el primer pregonero después de la restauración es anecdótico. ¿Rincón de Consolación que más te gusta? El Sagrario. Disfruto con su recogimiento, su silencio. Me encantan sus rejas. Sobre el pregón nos puedes comentar algo. Intentantaré que mi pregón guste a todas las personas. Habrá algunas sorpresas. El verso seguramente aparecerá durante el mismo.

Foto: Álvaro Reina

¿Cómo te gusta más la Virgen, de Reina o de Pastora? De ambas formas está preciosa. De cada forma en su momento. Hablando sobre la Romería, creo que nuestra generación no ha vivido los años de mayor auge. Actualmente van pocas carretas, ¿Qué piensas al respecto? Es cierto que actualmente no van muchas personas a la Romeria, es posible que habría que fomentar más la celebración. Pero también es cierto que, como dice una plegaria que le encanta a mi amigo Manolo, nuestra Romería es chiquita y graciosa donde todos queremos a la Virgen de Consolación. Sí, hemos vivido años que iban muchas personas y carretas a la Romería. Ahora van bastantes menos. Los motivos son difíciles de conocer pero es cierto que todos deberíamos hacer un esfuerzo para que fueran más personas y carretas.

Tu cuñada Paqui será tu presentadora. Sí, mi intención ha sido elegir a una persona ajena a la hermandad y a la parroquia. Dentro de la parroquia y de la hermandad hay muchas personas que podrían realizar perfectamente la presentación pero lo he decidido de esta manera. Paqui es una persona que colabora como catequista en la parroquia de Santo Domingo y es una persona idónea para realizar mi presentación.

¿Puede ser que en Osuna no hay una gran devoción por su Patrona, como no ocurre en la mayoría de municipios? Sin ir más lejos, Ecija con la Virgen del Valle. Es cierto que Osuna no se vuelca con su Patrona pero los hermanos de la hermandad sí. No estamos siempre todos pero cuando estamos se nota nuestra presencia. El hermano de Consolación puede faltar a la Romería o a la novena pero lo vive en su interior. El hermano de Consolación tiene un inmenso amor por su Virgen y eso tiene un valor incalculable. 113

113

Finalmente ¿Qué siente en su corazón José Ángel Rodríguez Brando por la parroquia de Consolación y por la Virgen de Consolación? Lo que me han transmitido muchas personas. Yo amo a Consolación. A mí me enseñaron a amar a Consolación. La Virgen María es mi mediadora con Dios. Llego a Dios a través de su Madre. Abraham Rodríguez Brando


GLORIAS OSUNA 2018

PRESENTACIÓN DEL PREGÓN DE LAS FIESTAS PATRONALES 2017 a cargo de SUSANA GIRÁLDEZ LÓPEZ Buenas noches: Sr cura Don Juan, Párroco y Director Espiritual de Nuestra Hermandad, Sra Alcaldesa de Osuna y representantes del Ilustre Ayuntamiento de nuestra localidad, Representante del Consejo de Hermandades de Osuna y representantes de todas las hermandades de nuestro pueblo, Hermano Mayor de la Hermandad del Santísimo Cristo de la Pax y María Santísima del Mayor Dolor, Hermana Mayor y Junta de Gobierno de la Hermandad de Nuestra Señora de Consolación, Pregonera, Hermanos y hermanas todos Hoy, 7 de septiembre de 2017, es un día especial, un día que lleva siendo esperado por los familiares y amigos de Susana desde que recibieron la noticia. Un día lleno de emociones y recuerdos que harán saltar más de una lágrima, y no solo a sus más cercanos, sino a la mayoría de los presentes hoy aquí, ya que todo miembro de esta Hermandad conoce a la familia López Gómez. Una familia que son hermanos de Consolación desde hace muchos años, una familia que ha pertenecido a la Junta de Gobierno más de una vez, una familia con un padre que ha sido Hermano Mayor de esta Hermandad y a la que hoy se podrá sumar una pregonera más a los dos que ya había, en resumen, una familia con un gran amor hacia la Virgen de Consolación. Como he dicho, todos están aquí, esperando a que Susana empiece a deleitarnos con ese pregón que nos tiene preparado. Y no es tan fácil que todos sus seres queridos se junten un día, a la misma hora y en el mismo lugar pero ella lo ha conseguido. Más de uno ha tenido que mover mar y tierra para que en el trabajo le diesen estos días libres para venir desde Chipiona, o para coger a sus hijos de 5 y 7 años días antes de empezar el curso para venir desde Murcia. También tiene aquí a sus amigos y al sacerdote de su parroquia de Sevilla y, como no, a su “Chupipandi”. No hay ni uno que se haya quedado atrás porque incluso ese ángel de la guarda que tiene en el cielo y al que llama mamá estará aquí deseando escuchar cómo siente ese amor que ella sentía hacia la Madre de Consolación.

Bueno, su madre y mi abuela porque en este momento estoy siendo su presentadora pero los 365 días del año soy su sobrina como más de uno sabréis. Así que si me disculpáis me referiré a ella como mi tía más de una vez porque 365 días tira más que un solo día.

cuenta mi madre que cuando en la casa se escuchaba “Susana María de Consolación” era mejor que saliera corriendo porque las paredes iban a temblar. Y no fue una o dos veces solamente, no, os aseguro que se solía escuchar ese nombre en la casa.

Todo empezó ese domingo de enero cuando la Junta de esta Hermandad le dio la noticia de que había sido elegida como pregonera para las próximas Fiestas en Honor a Ntra Patrona de Consolación. Tuve la suerte de presenciar ese momento porque merecía la pena ver la cara que ponía. Emoción, sorpresa… no sé explicar lo que percibí en ella aquel día pero os puedo asegurar que estaba muy agradecida y feliz por haber llegado el momento que todo patronero espera algún día.

Comenzó a ir al colegio y no podía ser otro que el Colegio Santa Ángela, como su hermana Chari y su hermana Consuelo. Después del instituto empezó a estudiar educación infantil y arte dramático pero, finalmente, su camino la condujo a sacarse las oposiciones y a trabajar como maestra de infantil, cosa que sorprende mucho a sus profesoras del Colegio Santa Ángela y seguramente no será por lo buena que era allí.

Hoy es el día, el día en el que se cumplirá ese sueño que tiene desde que empezó a andar por estos pasillos bajo la atenta mirada de Ntra Madre de Consolación. Y me gustaría agradecerte a ti tita el dejarme compartir este día contigo como tu presentadora. La verdad es que con tanta gente a tu alrededor a la que quieres tanto no me esperaba que sería yo la afortunada para tal labor. Me dijiste: “un día te presenté yo ante la Virgen y ahora quiero que seas tú la que me presentes a mí”. Así que, por ello, te doy las gracias y solo espero poder explicar al pueblo quién eres con una presentación a la altura de ese fantástico pregón que seguro nos tienes preparado. Susana María de Consolación López Gómez nació el 20 de octubre de 1980 en una familia en la que toda devoción hacia María es poca. Fue creciendo entre estas cuatro paredes junto a sus hermanos, Chari, José Luis y Consuelo, mientras que sus padres, Manolo y Chari, trabajaban para esta Hermandad. Como oís, su nombre completo es Susana María de Consolación López Gómez, no es que me haya equivocado. Casi nadie habrá escuchado su nombre entero porque solo se escuchaba cuando mi abuela se enfadaba y la llamaba para reñirle. Me 114

Tras hacer la comunión y durante las catequesis de confirmación, conoce en esta parroquia a las que se convertirán en sus amigas de por vida, aunque más que amigas son como hermanas. Incluso sus hijos tienen un nombre especial entre ellos: primoamigos. Juntas deciden formar un coro, un coro que dejará huella en la Parroquia de Consolación conocido como el “coro de las niñas”. Tanto es esa amistad que tienen que este 7 de septiembre, último día de novena y día del pregón hacia la Virgen de Consolación, se han vuelto a unir en una sola voz para cantarle a nuestra madre como hacían 15 años atrás, y ahora están aquí atentas esperando a que mi tía comience a hablar. Poco tiempo después de empezar a formar el coro, a mi tía Le empezó a llamar la atención otra Hermandad, la Hermandad del Santísimo Cristo de la Misericordia. Según sus palabras, lo que más le gustó fue el silencio, el no llevar banda, el no tener oro, en resumen, su sencillez. Quiso ir de penitente en la procesión pero mi abuela, que no quería, le dijo que como era el Cristo de los Estudiantes tenía que esperar a llegar al instituto (no sé si es que ya le veía maneras de que estudiar, iba a estudiar poco) pero finalmente se hizo hermana de la Hermandad de la Misericordia y acompañó a la procesión como penitente hasta hace unos años cuando sus hijos nacieron.


GLORIAS OSUNA 2018

En 1998, cinco días después de su cumpleaños, nace su primera sobrina y ahijada que hoy intenta enseñar a este pueblo quién es Susana López Gómez. Y pasaban los años y volvía a ser tita. Ahora tiene tres sobrinos más: Patricia, Irene y Antonio. Pero el mayor regalo que pudo tener no fue ser tía, sino ser madre. Lolo y Martina, tan distintos pero con una gran cosa en común: ese amor que su madre siente hacia ellos y que no cambiaría por nada en este mundo. Lolo, o como yo siempre le he llamado mi Lolete, llegó un 20 de mayo, días después de nuestra prima Irene. Eran inmensas las ganas que tenía esta familia de verle la carita y poder abrazarle. Lolo es totalmente distinto al resto de la familia ya que destaca por su tranquilidad y serenidad. Inteligente como su madre y con una fuerte personalidad que con solo 7 años ya lo caracteriza. Y mi Martina, qué decir de ese toberllinosicreo que ya la conocéis de sobra porque pase por donde pase deja huella y se hace ver. Tan especial como su hermano y su polo opuesto pero a más de uno le recordará a su madre cuando era pequeña. Todavía no había nacido cuando estaba poniendo patas arriba a la familia porque nos veíamos comiendo las uvas y celebrando el año nuevo en el hospital. Nerviosa, risueña y cariñosa son las características que más le representa. Hermanos con personalidades diferentes pero que hacen que esta familia tenga esa chispa que llegó desde que abrieron esos ojitos y que provocan esa sonrisa que mi tía tiene en la cara día a día ya que, para ella, son lo más importante en su vida. La verdad es que no ha sido una niña santa ni la más buena del mundo pero esas vivencias son las que le han hecho crecer como persona y ser quien es hoy día, y creedme cuando os digo que es de estas personas a las que no les cabe el corazón en el pecho. Ahoravive en Sevilla junto a sus dos hijos. Es profesora de infantil en el Colegio Los Azahares y animadora pedagógica en el Grupo Scout Shajar. Aunque, por motivos de la distancia, no pueda hacer vida en la Parroquia de Consolación, la hace en su otra Parroquia en Sevilla junto a sus compañeros y Juanma, el sacerdote que hoy nos acompaña y con el que tiene una gran amistad.Es aquí donde nace ese grupo scout que hoy forma parte de su vida. ¿Su labor? Cambiar el mundo. ¿Y cómo lo hace? Pues comenzando en su casa, haciendo que sus niños se conviertan en unas personas educadas, amables, simpáticas, respetuosas, amigos de sus amigos, cariñosos. Después continúa en su clase, intentando hacer que unos niños de 3, 4 o 5 años aprendan a leer y escribir. Y como no, en los scouts, ese movimiento que ha hecho que nos unamos más de lo que estábamos, ella enseñando a hacer siempre lo mejor y yo a compartir, así hacemos que una colonia y una manada consigan dejar este mundo en mejores condiciones de como está. Respecto a sus hobbies, pues le gusta salir a correr por el parque, le encanta irse de cervecitas y, cuando viene a Osuna, dejar a los hijos con las primas y los titos para relajarse un poco. Le gusta leer, enseñar y conocer cosas nuevas.

Pero también le encanta disfrutar de esos ratitos con la familia, llevar de viaje a sus hijos y salir con sus hermanas y cuñada, en definitiva, pasar todo el tiempo posible junto a su familia porque por motivos de la distancia es poco ese tiempo que se puede disfrutar de una comida o un rato todos juntos. Pero lo mejor de todo es que, aunque se pelearan de pequeños y hoy sean muchos los kilómetros que los separen, su madre les enseñó a amarse por encima de todo, y ahí están, apoyándola en un día tan especial y haciendo caso a su madre después de tantos años. Convivencias, misas, romerías, 8 de septiembre y muchos más eventos han marcado su vida en esta parroquia. Se bautizó aquí, hizo la comunión y la confirmación aquí, se casó aquí, bautizo aquí a uno de sus hijos. Esta fue su casa desde que nació y no cabe duda de que lo sigue siendo porque como cada 8 de septiembre ella está aquí para la cita que Nuestra Madre de Consolación tiene con el pueblo. Hoy es ella la que está esperando a que Susana López Gómez de comienzo a su pregón, una cita que lleva esperando desde ese domingo 15 de enero cuando la Virgen llamó a su puerta para darle esa gran noticia con la que alguna vez en su vida había soñado. Creo que ya no me queda más nada que decir solo que disfrutéis de este pregón que hoy mi tía os regala y que estoy segura que va dedicado a esas dos estrellas que brillan y la protegen desde el cielo, su madre de Consolación y su madre Chari. Os dejo con Susana López Gómez. Muchas gracias.

115


GLORIAS OSUNA 2018

Pregón de las Fiestas Patronales 2017 Susana López Gómez “He aquí la esclava del señor, hágase en mí según su palabra.” Palabras sencillas de una mujer sencilla en una humilde casa de Nazaret. “He aquí”, palabras que encierran en sí un acto de servicio, un acto de entrega, un acto de presencia. Allí estaba presente en su momento, en el momento en el que el Señor la eligió a Ella, si a Ella, de entre todas las mujeres fue Ella la elegida. María, María pequeña María, María de Nazaret. He aquí, he allí, en ese lugar, en ese momento, en ese mismo instante estaba el comienzo de una historia, de una gran historia que traería al mundo a Jesús. He aquí, he allí en aquel mismo instante el “Verbo se hizo carne”; el verbo haber cobraba vida para que esa sencilla mujer se entregará en cuerpo y alma a Él, al Señor, a su Dios. He aquí, he allí María presente tú entre todas las mujeres. María, he aquí, hoy con nosotros para que esta sencilla mujer esté tan presente como tú estuviste y sepa traer al pueblo de Osuna las más hermosas palabras para engrandecer tu nombre. María, he aquí conmigo en esta noche para que tu nombre se haga grande y pueda transmitir la grandeza de tu ser María, he aquí hoy más que nunca para poder decirle a mi pueblo como me has acompañado, siempre y que pueda engrandecerte a ti María en tu advocación consuelo. He aquí Consolación de osuna junto a esta humilde servidora que esta noche os traerá, a través de sus palabras, la expresión de una Fe, de una pasión, y de un amor incondicional por Ella. Osuna, madre mía de Consolación, he aquí. Reverendo párroco de Consolación don Juan. Señora Alcaldesa de Osuna Señora hermana mayor de mi hermandad de Consolación y muy amiga mía Mari Señor Presidente del consejo de hermandades de penitencia y gloria de Osuna Señor hermano mayor de la hermandad del santísimo Cristo de la Paz y María Santísima del Mayor Dolor.

Representantes civiles Representantes de las distintas hermandades de penitencia y gloria de Osuna. Querida junta de gobierno y amigos de mi hermandad de consolación. Familia Amigas y amigos de siempre Compañeros y amigos scout de Sevilla Lolo y Martina agradecida por vuestra presencia. Buenas noches. Antes de todo, me vais a permitir agradecer a mi presentadora tan bellas palabras que ha tenido hacia mi persona. Hace ya más de 18 años que mi hermana mayor y su marido me hicieron el gran regalo de ser tu madrina. 116

Yo casualmente tenía la misma edad que tú tienes ahora cuando tu padre y tu madre confiaron en mí esa labor. Depositaban en mí con confianza plena la misión de ser tu guía espiritual, tu tutora en la Fe, tu compañera ante las adversidades, y tu cómplice en las risas, alegrías y también sin duda en la tristeza. Me encomendaron la labor de guiar tus pasos; de ir sembrando junto a ellos una semilla en tu corazón. Y como no podía ser de otra manera fue delante de Nuestra Virgen de Consolación donde recibiste el bautizo. Delante de ella te presentamos a la Comunidad Cristiana.


GLORIAS OSUNA 2018

Mis brazos fueron entonces el regazo de tu llanto cuando sentiste el agua caer sobre tu cabeza; y el sonido de mi voz fue el que te calmo. Mis palabras en ese momento te prometían que no pasaba nada, que estuvieras tranquila, que habías tenido la gran suerte de haber nacido en esta nuestra familia, una familia en la que nunca te faltaría el Amor. Mis palabras te prometían que entre mis brazos encontrarías siempre la paz y la serenidad. Te prometían que siempre estaría contigo. Y ¿sabes que? Yo sabía que no me equivocaba; porque no era ni en tus padres, ni en tu familia, ni siquiera entre mis brazos, donde encontrarías el consuelo, sino en Ella. Gracias, madre, gracias porque aquel día de su bautizo hiciste mío tus brazos para darle tu consuelo Gracias, madre, gracias porque aquel día hiciste mío tus labios para regalarle tus besos Gracias madre, gracias porque aquel día me prestaste tu voz para tranquilizarla y relajarla. Gracias madre, gracias porque hoy han sido sus palabras las que me han traído a esta parroquia y me han presentado ante ti. Gracias madre, gracias; y gracias Susana a ti. Cuando me dieron la noticia de que este año sería la pregonera de las fiestas en honor a Nuestra Virgen de Consolación, paso por delante de mí en cuestión de segundos toda mi vida, como en pequeñas viñetas o sencillas imágenes de un cuento infantil. Y aquella misma noche tuve claro como empezaría mi pregón. Empezaría como a mí me gustan las cosas. Con sencillez. Con palabras suaves como la piel de un bebé. Con entonaciones casi fantasiosas, susurradoras y acuñadoras de sueños infantiles. Con canciones de notas simples pero cargadas de mucha energía. Así con miradas de complicidad, con expresiones teatrales y faranduleras, con alegorías, con protagonistas reales, y otros personajes ficticios casi sacados de cuentos. Porque no hay oído más sincero ni mirada más dulce que la de un niño. Y no hay voz más bonita que la de una madre al contar un cuento. Y así, comencé a escribir…. Érase una vez un pueblo de la campiña Sur de Sevilla. Un pueblo con historia

escrita desde ya tiempos fenicios atrás. Una villa Ducal con olor a aceitunas en sus campos y con calles embellecidas con señoriales palacios. Un pueblo engalanado de bella Semana Santa y aireado con alegrías y sevillanas de una feria de mayo. Allí en este pueblo, Osuna, en una humilde y trabajadora familia, miembros partícipes de la parroquia de consolación y hermanos en activos de la hermandad que avoca su nombre, vine a nacer yo, una pequeña niña, la tercera de mis hermanos. Ya desde el interior de mi madre yo podía escuchar un nombre continuo. María de Consolación. Y cuando mi padre acariciaba el vientre de mi madre ya me transmitía su sentir por ti. Mi primera salida fue a verte a ti, a mi segunda mamá, tal y como te llamaba mi madre. Con sólo días ya me subieron a tu camerino para darte las gracias por esa nueva criatura que había llegado a su hogar. Mi bautizo también lo recibí delante de tu siempre atenta mirada. Susana maría López Gómez de Consolación eligieron para mí como nombre. Para así no olvidar nunca de dónde soy. Porque sin duda alguna, esté donde esté siempre de consolación, soy. Porque Ella siempre me guarda bajo su manto. Me da su consuelo cuando más lo necesito. Me guía siempre mi camino. De consolacíon nací De consolación aprendí mis primeros pasos De consolación recibí la catequesis, la comunión, la confirmación Y de consolación salí un día para alzar el vuelo, crecer, volar, soñar… Y aunque esté lejos, aunque el destino me haya llevado a otra ciudad, aunque la distancia física se haga latente entre tú y yo… De consolación soy, de consolación me siento y a consolación vuelvo. Mi niñez es recuerdo de una parroquia viva. De un grupo de adultos que junto a su familia trabajaban por esta hermandad. Mi niñez es recuerdo de un templo correteado por una pequeña pecosa con gafas, que subía y bajaba por los escalones del altar mayor mientras el cura daba la misa. Mi niñez es recuerdo de horas y horas pasadas en la casa de la sacristana, mientras mi madre y mi padre, en aquellos años 80 hermano mayor preparaban tus fiestas. Mi niñez es recuerdo de novenas jugando en la puerta de tu parroquia, de niños y niñas preparando las flores que vendería117

mos en tu besamano. De tardes de septiembre limpiando en casa la cera de los candelabros de tu paso. Mi niñez es recuerdo de noches de 7 de septiembre preparando tu paso, de madrugones el día 8 para seguir montándolo, y de almuerzos de convivencia entre risas y algún que otro canto. Mi niñez es recuerdo de una pequeña bajo la falda de nuestra camarera mientras elegía tu vestido para salir bien guapa a la calle. -Lola ¿me dejas que la vista? -A Ella no, pero si al niño Jesús. Toma cógelo entre tus manos Mi niñez es recuerdo de una voz ronca de maestro Don Carlos y de unos niños atentos a sus historias sobre Ti. Carlos cuéntame otra vez ¿cómo fue?, ¿cómo llegó Ella aquí? Fue en el 1624, el 29 de abril, cuando los pueblerinos quisieron hacer patrona de la villa a esta imagen en virtud de los milagros alcanzados por su mediación cuando asoló a la villa el terrible mal de la peste. La imagen fue traía de Inglaterra por un duque de osuna en tiempos de la reforma protestante de Enrique VIII. La Virgen recibió culto en la desaparecida ermita de San Antón, que se alzaba donde hoy reside el cerrado teatro Álvarez Quintero. Dos siglos después un 24 de Mayo de 1881 es cuando los carmelitas volverían a promover la devoción y se organizó por aquel entonces la hermandad. Y nosotros los pequeños de la hermandad lo escuchábamos una y otra vez contar este y otros muchos relatos. Mi niñez es recuerdo de pies cansados bajo tu paso, de hombres sudando para llevarte y de mis ojos asombrados mirando debajo de tus almohadillas y sorprendida de que ellos pudieran contigo Mi niñez es recuerdo que aún brota en mi memoria… ¡Dejadme, dejadme este año que no sea un recuerdo! Dejadme que este año la vuelva a sacar como antaño. Revivir de nuevo el pasado y que no sea hoy solo un recuerdo. Os invito a todos a cerrad conmigo los ojos y dejaros volver a aquellos años Manolo, venga organiza una vez más el cortejo junto a tus hermanos . Las mujeres de mantillas, los monaguillos con sus varas, el alcalde y la representación de las hermandades ya están en la calle. Charo dame ese jarrón que le ponga el


GLORIAS OSUNA 2018

último nardo, que este año la vamos a ver más bella que nunca. Porque olerá a aromas de recuerdos y lucirá colores del pasado. Mandí, llámate un poquito a la izquierda que vamos a “saca” a la más bonita por las calles. Pueblo de Osuna una vez más la tenéis ahí delante. Pero para, para en casa de Paqui que siempre tendrá agua para darnos. Haz un año más tu recorrido como en tiempos pasado. Y ¡dejadme, dejadme costaleros que, antes de soltarla y tener que volver a abrir de nuevo los ojos le grite una vez más…! VIRGEN DE CONSOLACIÓN: GUAPA VIRGEN DE CONSOLACIÓN: GUAPA VIRGEN DE CONSOLACIÓN: GUAPA, BONITA Y HERMOSA Los años fueron pasando y de la inocencia de una niña fue surgiendo la inquietud de una joven. Recibí junto a Ti, también, mi primera comunión, y fue por aquel entonces cuando llego a mí, esa persona que marcaría mi adolescencia junto a ti. Eduardo, joven monaguillo y ahora Fraile capuchino, llego para guiarnos como un padre en nuestro camino de fe, y para darme a unas hermanas que me acompañarían en todo mi caminar adolescente junto a ti. Esas hermanas son mis amigas, las del alma, mis amigas nacidas de la fe. El papa Francisco nos dice “La amistad es de los regalos más grandes que una persona, que un joven, puede tener y puede ofrecer” Es verdad. Qué difícil es vivir sin amigos. Fíjense si será de las cosas más hermosas que Jesús, en San Juan 15, versículo 5 dice: «Yo los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que oí de mi Padre» Y así fue como se forjo nuestra amistad. Bajo la protección de nuestra Virgen de Consolación, vivenciando de una forma muy especial nuestra fe y escuchando y compartiendo el evangelio Y como no podía ser de otra manera hoy también están junto a mí. Porque juntas… Hemos vivido entre alguna que otra riña de, entonces nuestro párroco Don Antonio. Hemos llorado por el dolor de cada una de nuestras historias. Hemos convivido y orado en la viña que nos dejaba el cura.

Hemos inventado canciones, entonado acordes musicales, y hemos roto nuestras voces al son de un piano de casa de nuestra siempre querida Carmen, la por todos conocida como cuadrito. Hemos comulgado de tu amor. Hemos cantado a tu hermosura Hemos celebrado cada Eucaristía de todos los domingos. Hemos almorzado, merendado e incluso cenado entre las paredes de tu templo los días de triduo y novena. Risas, llantos, música, silencios, notas altas, notas bajas, claves de complicidad y todo para y por ti. Hoy igual que ayer vengo de nuevo a ti con ellas. Porque mi pregón no podia ser sin ellas. No podía ser sin una oración cantada hacía Ti. Dios te salve María Llena eres, de gracia. El señor es contigo Y bendita tú eres Entre todas las mujeres Y bendito sea el fruto De tu vientre Jesús Santa María madre, madre de Dios Ruega por nosotros Ruega Madre, ruega a Dios Ruega ahora y en la hora De nuestra muerte Amén. Un pájaro no alza solo su propio vuelo, pero cuando lo consigue sale a volar. Una flor no nace ya con su propia esencia, pero cuando la consigue inunda las praderas con su inmenso olor. Un niño no nace sabiendo andar, pero cuando lo hace por primera vez sus pasos cada vez se hacen más estables y su caminar se inicia ya casi sin vuelta atrás. Y es ahí, cuando el niño empieza andar, cuando los brazos de un padre o de una madre siempre están. En los años que llevo de vida no he visto jamás a una persona retirar sus brazos, antes de asegurarse de que ese pequeño tuviera la estabilidad, el equilibrio. Pues igual que el pájaro, que la flor o que el niño necesitan de alguien para empezar su caminar, los cristianos también necesitamos de otros para crecer y para vivir con fe. Pero llega un momento en el que… Al pájaro su madre le deja salir a volar Al tallo de la flor se le retira su tutor y ella sola empieza a brotar. 118

Al niño se le deja caminar y explorar… Pues igual llego también mi momento Madre salí de Osuna para iniciar mi camino, para madurar, para hacerme una persona adulta. Y mi pueblo, mi gente, mi familia, mi parroquia y tú parecía que os quedabais atrás. Parecía que todo lo que había vivido y crecido en mi moría. El pájaro puede dejar de volar, caer y morir. La flor puede ser pisada y su olor quedar apagado. El niño puede caer, herirse, y al intentar levantarse, no encontrar a su lado nadie para ayudarle. Pero decidme, decidme si una madre es capaz de dejar a ese niño caído, con ojos llorosos pidiendo su ayuda. ¿Puede hacer eso una madre? No y entonces es cuando entiendes las palabras que tanto habián resonado en mí, venida de los cantos populares. Cuantas veces, siendo niño, te recé, con mis besos te decía que te amaba, poco a poco, con el tiempo alejándome de ti, por caminos que se alejan me perdí. HOY HE VUELTO, MADRE, A RECORDAR CUANTAS COSAS DIJE ANTE TU ALTAR, Y AL REZARTE PUEDO COMPRENDER QUE UNA MADRE NO SE CANSA DE ESPERAR Virgen santísima de consolación permíteme que hoy te llame mamá. Porque fue así como tú me esperaste y me dejaste volver. Porque fuiste tú y solo tú la que me abriste de nuevo la puerta a la vida. La oscuridad cayó y la farola de tu luz me guió de nuevo El frío apretó y tus brazos de madre me dieron calor La tormenta resonaba en mi interior y la oración de mi familia la apaciguó Soplaste a los fantasmas y lo apartaste de mi lado Me prestaste tu vara de mando para luchar contra los caballos Tu voz gritó mi nombre un 8 de septiembre Y fue a tu manto al que me agarré y de nuevo volví, volví de nuevo a tu lado Cuando en el principio Dios creó los cielos y la tierra, reinaba el caos y no había nada en ella. El abismo estaba sumido en la oscuridad, y el Espíritu de Dios aleteaba sobre las aguas.


GLORIAS OSUNA 2018

Dios dijo: «Que haya luz», y hubo luz. Al ver Dios que la luz era buena, la separó de la oscuridad. Dios llamó a la luz «día» y a la oscuridad «noche». Al cielo, de día le dio el azul celeste y el azul oscuro se lo reservo para cuando cae la noche El sol lo embelleció de amarillo y el rojo se lo guardo para pintar las amapolas que adornan los prados. Azul celeste, mujer azul celeste es el que lleva tu hermandad. De azul celeste te visten tus feligreses y de azul nos colgamos nuestra medalla, símbolo de hermano. Azul la ropa de tu paso. El azul Celeste que nos evoca ternura, cuidado, fragilidad. Que nos transporta al mar, reflejo de la inmensidad de un cielo que aún está por llegar. Virgen de Consolación de Osuna y consuelo de los creyentes, haz que esta noche tu cetro se transforme en un pincel. Que tu pueblo sea el lienzo y que con tus manos pintes todo un paisaje de tu azul celeste. Que mañana por las calles de Osuna el gris de la soledad y la enfermedad; el negro del miedo y las guerras; el marrón de la envidia y la hipocresía; el burdeos de la rabia y del desaliento; el morado de la pena y de las tristezas y …y todos los colores que apagan el brillo del mundo, píntalos tú y deja en cada una de las miradas, de los ojos de los que te verán pasar por su lado, déjales madre un poco de tu azul celeste. Pinta el fondo del lienzo con el color del bebé que acunas en tus brazos. Ilumina los rostros con el amarrillo dorado de la corona que bien luces. Y sobre todo no te olvides del rojo del cíngulo que en tu cintura se anuda. Con ese rojo rellena el corazón de todos.

Consolación celeste devuélvenos la sonrisa de los niños, de tantos niños que hoy están refugiados o abandonados Consolación dorada, majestuosa devuélvenos la ilusión por vivir y las ganas de unirnos todos para cambiar este mundo y devolverle de nuevo la luz del sol en los amaneceres Consolación de rojo, color del corazón. Rojo de Amor en mayúscula para que seamos capaz de amarnos todos por igual Rojo de Amor ciego sin ni porqués ni para qué

Rojo de Amor fraternal que nos una a todos en comunidad Rojo de Amor servicial para estar dispuestos siempre a entregarnos por los demás Rojo de Amor sin límites, sin barreras, sin muros, sin fronteras Rojo de Amor vivo de los que te dan alas para volar y para generar más y más amor Pero sobre todo rojo de Amor sincero, como el tuyo de madre, que fuiste capaz de darnos a lo más preciado, a lo más grande que una persona puede tener. Y que no ocultaste ni un momento tus lágrimas al entregarlo por nosotros. Consolación píntanos de ese color, píntanos de rojo de amor, rojo de amor de madre!! ESE AMOR DE MADRE que es el que lleva al ser humano a hacer lo imposible. Nos otorga una fuerza interior que nos capacita para pasar noches en vela, tarde incansables de juegos y sonrisas constantes cargadas de aliento y coraje. Consuelo, he pasado muchas horas mirándote a los ojos y viéndote algunas veces triste y otras veces alegre. De pequeña me hacía ilusión ver cómo era verdad lo que me contaba mi madre de que en tus ojos a veces había lágrimas y otras veces felicidad. Era para mí como algo mágico. De adolescente te miraba y pensaba: eso no es más que un reflejo de la luz Pero ahora que soy madre, ya sé la verdad. Ya sé que no es ni magia, ni reflejo de una luz. Ya sé que es una verdad. Que en tus ojos se refleja el dolor de tantas madres del mundo y a la vez la alegría que nos dan nuestros hijos. Ahora que he sentido el dolor en mis entrañas al abrirse para dar vida. Ahora que he sentido el dolor de la ausencia del hijo. Ahora que he sentido como se es capaz de dejar todo por ver la felicidad de tus hijos… ahora es cuando puedo entender todo lo que Tú tuviste que hacer y cuánto no más sería tu dolor!!!! Y ahora es cuando me permites mirarla a ella, porque para que Tú me des tu consuelo, primero la he de mirar a Ella. Virgen del mayor dolor, tu lágrima refleja el dolor de una madre que entrega a su único hijo, a lo que más quería, a su don más preciado. Verlo ahí crucificado para dar la vida por nosotros, para enseñarnos hasta donde es capaz de llegar el servicio para con los demás. 119

Ese dolor que tuviste que pasar no tiene letra Ese dolor no se puede escribir Ni verbalizar Ni cantar Ni orar Ni siquiera pregonar. Ese dolor tan sólo tiene un sentir y una imagen a la que mirar Nuestra Señora del Mayor Dolor y Santísimo Cristo de la Pax. TU TEMPLO DE MORADO VESTIDO ESTÁ. Con olor a incienso. Con sonidos de un palio ansioso por salir al compás del rechinar de las zapatillas de los costalero. Llega el Viernes Santo. Ellos salen a la calle y yo me quedo mirándote. En el silencio del templo aún resuena el dolor de unas rodillas y el sentir de unas alpargatas de costaleros portando su imagen. Y ahí en tu mirada veo una imagen de amiga, de compañera, de confidente, de hermana. Siento cómo te despides de Ella con un abrazo y susurrándole con un hasta luego le dices: Sal a la calle y llévales el sentir de una madre que ha traído al mundo al más grande, al mismo Dios hecho hombre. Que vino para predicarnos un mundo libre de rencor, un mundo lleno de valores, un mundo en el que podríamos ser todos hermanos, y sin embargo la propia envidia y el propio ego del ser humano ahí lo ha dejado crucificado. Virgen del Mayor Dolor llévales en Viernes Santo el recuerdo a tu pueblo de que nosotros mismos somos los que nos estamos matando. Cristo de la Pax llévale a tu pueblo el recuerdo de que hubo un hombre que nos enseñó que se puede dar la vida por los demás. Transmítele que esto no es fácil. Que en la vida hay que entregarse. Hay un servicio que dar, una iglesia que compartir. Un dolor con el que comulgar. Pero no podemos quedarnos ahí. No podemos quedarnos en el dolor de la muerte, de la pérdida. Hemos de renacer. Tiene que llegar el domingo de resurrección y su presencia de nuevo celebrar. Porque en la vida no morimos, en la vida sólo vivimos para después despertar. Y ese despertar llegará con paz y serenidad si hemos dado nuestra vida a los demás. Si hemos compartido, servido y si vivimos con el espíritu en equilibrio sintiendo que no soy yo si no vivo con los demás. DIOS es infinitamente libre, pero su decisión no es arbitraria.


GLORIAS OSUNA 2018

Quiso encarnar a su hijo y nos regaló una María en su advocación Encarnación. Pero también quiso dejarnos la esperanza y la oración en nuestro corazón y aún más tarde a la madre de nuevo nos mostró. Virgen de Fátima se llamó. Y esos tres pequeños que la sintieron nos dejaron un mensaje de confianza en nuestro Dios. Un mensaje de un padre y una madre que no nos abandonan. Con los que conectamos con la oración. Rezad todos los Días el santo rosario, no es más que orad, cantar, luchar, vivir y así es como consuelo podemos encontrar. Y ahí, ahí es cuando tengo que volver de nuevo a Ti. Para buscar consuelo y para terminar lo que el señor quiere de nosotros. Que no sólo vivamos esperando un mañana. Que vivamos el hoy. Que festejemos la vida. Que encontremos consuelo en el caminar. Que la primavera vuelve como cada año a brotar. Y así cuando llegue el último domingo de abril al campo te podamos llevar. A la aurora tu rosario rezaré. A la aurora tu andas portaré. A la aurora con mi canto te alabaré. Al replicar de las campanas el simpecao al carro montaré. por la calle la Cruz arriba mi peregrinación empezaré En el hospital por todos los enfermos pediré. Una pará en el camino, porque en el rosso de la palabra y del cuerpo de tu hijo comulgaré Mi camino seguiré y a las doce de la mañana ya en tu ermita el ángelus te rezaré. Y al son de una guitarra, con voces de romeros, faldas largas y flores en el pelo, botos de peregrino y arte de esta tierra, te bailaré y así con mis hermanos te festejaré Consuelo divina, consuelo divino junto a esos costaleros que tanto te quieren, te cantaré. Consuelo Tú eres reina y señora, Consuelo Tú eres blanca paloma Consuelo Tú eres flor en el campo, Consuelo Tú eres todo un encanto Consuelo Tú a mí me has enseñado,Consuelo tanta y tantas cosas,Consuelo Tú me has demostrado consuelo que eres buena patrona. Y es que Consuelo, con mis cinco sentíos Consuelo siempre al ladito mío Consuelo yo te quiero y te ador Consuelo y yo a ti te venero Y es que Tú lo tienes todo y a ti nada te falta Y es que Tú lo tienes todo y a Ti nadie te envidia

Y es Tú eres la patrona, la patrona que yo quiero Y es Tú eres nuestra madre y la madre de los cielos. Cuántos años he estado ahí sentada escuchando otros pregoneros y pregoneras invocando tu nombre. Con sólo dos años en el 1982 con voz de hombre, amor de padre, y responsabilidad de hermano mayor, escuchaba a mi padre pregonar tu nombre. A los 17 años con oídos de adolescente, inquietudes de casi universitaria y alma loca de una muchachita, sentía el pregón de mi hermana mayor, presentado por una persona, mi primo José Luis, que junto a su hermano Antonio han sido para mí como hermanos. Más tarde a los 21 con ojos casi cerrados, espíritu con ganas de morir, mente en locura y alma pidiendo despertar escuchaba a mi amigo fray Eduardo, presentado por mi más que amiga : María. Y ahora mi sueño ya queda hecho realidad. He sido yo la que te he podido pregonar. Y el destino ha querido que sea aquí en la Iglesia de Fátima, y no en tu parroquia. Ha querido que mis palabras hacia ti se oigan en estas sencillas paredes. Que mi voz no se perdiera entre las grandes paredes de tu templo. Que fuera aquí en lo humilde de este barrio, casualmente tan querido por mi madre, donde yo te pregonará. No he pretendido con mis palabras a nadie impresionar. No he pretendido ni siquiera que mi palabra resonará como poema para recordar. Sólo he pretendido expresar un sentimiento de hija de esta parroquia, de hermana de esta hermandad y de recuerdos que afloran y que me hacen ser lo que soy. Un alma inquieta ante la vida. Con música dentro de mí que ha de salir. Con una fuente en mi interior que ha bebido de la fe y que brota con agua viva. Quiero vivir y transmitir entusiasmo. ENTUSIASMO La palabra entusiasmo viene del griego y significa tener un dios dentro de sí. Cuando sientes pasión, cuando sientes ilusión, entusiasmo por algo en tu interior es Dios quién te está hablando y diciendo: No vivas el resto de tu vida sin haber hecho algo por los demás. No dejes que la estrella de tu interior no ilumine a los demás. No te dejes morir sin pregonar la gran Verdad, QUE ES QUE TE QUIERO, que te 120

quiero Virgen Santísima de Consolación y por eso a tus pies he venido a pregonar!! Antes de irme, de bajar de este atril he de agradecerte a Ti que tanto me diste. He de agradecerte sobre todo el haberme dado a esta mi familia. Una familia que ha sabido seguir el ejemplo de la familia que Tú formaste con José. He de agradecerte por mi padre que ha sido para nosotros ejemplo de trabajo, constancia, servicio y entrega a los demás. Por mis hermanos. La mayor, reflejo de voluntad constante, de entrega, de saber dar AMOR del grande Mi hermano, mi confidente, mi compañero, mi tirita para las heridas, mi apoyo en las dificultades. Y la pequeña, la niña que acuña tu nombre Consuelo, sonrisa incondicional, sencillez y pequeñez que esconden a una gran mujer Pero sobre todo he de agradecerte por ser mi madre la mujer elegida para ser mi madre. Porque ella me trajo a ti. Ella me dormía muchas noches entonando tus canciones. Ella fue la que me enseñó a rezarte, a cantarte, a confiar en Ti; y sobre todo me enseño que tenía dos madres. Ella y Tu. Así, cuando la anhelo la busco en tu mirada. Así, cuando la quiero besar, beso tus benditas manos Así, cuando la quiero tocar vengo y te toco con mi canto Así, madre solo he de agradecerte porque antes de llevártela dejaste que me enseñara a quererte y a saber que ella no se fue de mi lado, que sólo subió al cielo para allí a tu lado siempre estar cuidándonos. …y este cuento va llegando a su fin. Y hay que darle, sin duda un final feliz. Un final esperanzador. Un final, que me vais a permitir dedicárselo a los niños. A nuestros hijos. A los hijos de las madres que tan mal lo están pasando. A los hijos de las madres refugiadas. A los hijos de los países en guerra. A los hijos de las que huyen. A los hijos de las mujeres maltratadas A los hijos abandonados, no queridos. A los hijos del hambre, de la pobreza. Mi final va dedicado a pedirte por ellos. Madre dales tu consuelo. Que mis peticiones y el pregón de mis palabras hagan eco, retumben en estas paredes, y salga convertido en un grito esperanzador.


GLORIAS OSUNA 2018

Consuelo ayuda a tu pueblo a velar por la infancia. Guíanos a los educadores que tenemos mucho que hacer por los pequeños

Que mi pregón no acabe aquí esta noche y que cada noche en mi rezo pueda regalarles lo más grande de ti.

Y sobre todo déjame que mi última petición vaya dirigida hacia mis hijos. Madre mía del consuelo te pido que no me falten nunca las fuerzas para seguir guiando a estos dos pequeños que un día me regalaste.

Que te sientan como yo siempre te siento tan cerquita, tan cerquita de mi

Que sea capaz de transmitirle ese amor incondicional por ti

El sol ya se esconden. La luna ya nos aguarda y llega el momento de quedarnos dormidos, como todas las noches con mi voz afinando una nana de descanso

Que sepa, madre darle alas fuertes y grandes para volar

Y COLORÍN, COLORADO este cuento a su final ha llegado.

121

Y para no ser diferente esta noche también la cantamos. Lolo, Martina vamos a dormir al niño Jesús que la Virgen tiene en sus brazos. Con nuestra nana lo dormiremos, que mañana tiene que estar descansado Ala nanita nana, nanita ea Mi niño tiene sueño bendito sea Bendito sea Ala nanita nana, nanita ea Mi niño está dormido bendito sea Bendito sea Ea ea ea.


SEMANA SANTA OSUNA 2018

122


SEMANA SANTA OSUNA 2018

123


SEMANA SANTA OSUNA 2018

125


SEMANA SANTA OSUNA 2018

126


SEMANA SANTA OSUNA 2018

127


Osuna Semana Santa 2018  
Osuna Semana Santa 2018  
Advertisement