Page 1


Puebla de sanabria

L

a villa de Puebla de Sanabria se localiza en el extremo noroccidental de la provincia de Zamora, concretamente en el centro oriental de la comarca natural de Sanabria, constituyéndose como el núcleo urbano más importante de la misma y como centro neurálgico de un vasto territorio.

Puebla queda incluida dentro de la Unidad Natural Homogénea denominada “Valle de Sanabria”, extenso valle alargado con dirección NO-SE, por cuyas cotas inferiores discurre el río Tera. Queda enmarcado por las Sierras de la Cabrera Baja y Cabrera, al Norte, la Sierra de la Culebra al Sur, al Oeste cerrado por la Sierra Segundera, mientras que al Este se abre la comarca de la Carballeda, hacia la tierra llana preludio de la depresión del Duero. Desde el punto de vista hidrológico la unidad viene marcada por la presencia del río Tera y sus afluentes, fundamentalmente los ríos Castro y Negro. La altitud se sitúa en torno a los 960 m y respecto al clima podríamos hablar de un dominio mediterráneo templado-húmedo al estar bajo cierta influencia atlántica, con una temperatura media anual que ronda los 8ºC y unas precipitaciones medias aproximadas de 1.400 mm/ año.

TELÉFONOS E INFORMACIÓN DE INTERÉS Ayuntamiento: 980 620 002 Oficina de Turismo: 980 620 734 Casa de Cultura - Biblioteca: 980 620 862 Casa Municipal de Deportes: 980 620 710 Escuela Micológica de Ungilde: 980 620 961 Guardia Civil: 980 620 028 Centro de Salud: 980 620 919 Estación de Renfe: 902 320 320 Web: www.pueblasanabria.com Facebook: Villa Puebla de Sanabria Blog Escuela Micológica de Ungilde: emusanabria.blogspot.com.es ofturismo@pueblasanabria.com cultura@pueblasanabria.com Biblioteca Municipal: biblio@pueblasanabria.com Casa Municipal de Deportes: cmd@pueblasanabria.com Escuela Micológica de Ungilde: emu@pueblasanabria.com medioambiente@pueblasanabria.com

3


42° 3’ 19” N,   6° 38’ 1” W

España. Ministerio de Cultura. AGS. MPD, 13, 120.

Edita: Excmo. Ayuntamiento de Puebla de Sanabria Fotografías: Fondo del Archivo Municipal del Ayuntamiento de Puebla de Sanabria / Jesús Alberto Fuentes Sastre (F. Semana Santa) / Manu Requejo / Mesón Abelardo (Foto Farinatos) / Restaurante La Casona (Foto Habones)

4

D.L.: ZA-29-2013

Descarga esta guía en tu smartphone:


Puebla de sanabria

HISTORIA

P

uebla de Sanabria es una de las más antiguas localidades zamoranas, documentada por primera vez en el año 569, a raíz de unas actas del concilio de Lugo, aunque la cita como muy bien señalan no pocos autores pudiera referirse a la totalidad de la comarca sanabresa. De todas formas ya en el siglo X sí existía una “urbe Senabrie” como centro organizativo de su territorio circundante. Es posible que ya entonces hubiera algún tipo de fortificación en la puebla, llevada a cabo por los reyes leoneses en su avance hacia el sur, aunque la falta total de datos y vestigios históricos y arqueológicos que lo confirmen, hace que sólo sean meras especulaciones. Llegado el siglo XII, la comarca de Puebla de Sanabria es ya límite fronterizo frente al nuevo reino portugués, de manera que se citan localidades como Calabor “Inter Sanabriam et Breganciam” y río Honor “in finem urbe Senabrie”.

Avanzado ya el siglo XIII la importancia económica y político-militar de Puebla de Sanabria se mantiene, refrendando su fuero en 1273 el entonces rey Alfonso X. En el siglo XIV, esta villa es propiedad de Juan Alfonso de Alburquerque quien delega todos sus derechos en usufructo a su esposa, lo que desemboca en la donación que de la villa hace en la segunda mitad de siglo Pedro I a favor del conde Fernando de Castro. Posteriormente el mismo monarca la donará a Men Rodríguez de Sanabria. En 1451 tras la guerra civil coetánea de Juan II, doña Mayor de Porras, madre y tutora de Marina de Losada vende a Alonso de Pimentel, tercer conde de Benavente, la mitad de Puebla de Sanabria y toda su tierra, tomando entonces posesión de la fortaleza. En

ese año de 1451 y 1476, las dos líneas principales de los Losada desaparecerán, subsistiendo únicamente la rama de los señores de Rionegro, lo que beneficiará a los Pimentel, que adquieren la otra mitad de Puebla tras el reinado de Enrique IV. Las guerras frente a Portugal en el siglo XVII y en el XVIII y posteriormente frente a los franceses en el siglo XIX, son los siguientes pasajes históricos reflejados en la villa y en su principal monumento. Durante estos conflictos la villa adquiere una importancia estratégica que permitirá reforzar sus baluartes y murallas, cuyos vestigios llegaron hasta bien entrado el siglo XX. Es en este período y en el actual cuando la apuesta por la conservación del patrimonio ha permitido dotar a la población de una notoriedad turística de relevancia.

En ese siglo XII, desde 1132 al menos, la villa ya contaba con un castillo plenomedieval, documentada por sus tenentes.

5


PATRIMONIO uniendo la carretera de la Estación con el río Tera.

P

uebla de Sanabria fue declarada Bien de Interés Cultural, con categoría de Conjunto Histórico Artístico, según Decreto 62/1994 de 11 de marzo de la Junta de Castilla y León, publicado en el Boletín Oficial de Castilla y León nº 51 de fecha 15 de marzo de 1994. Artículo 1º. Se declara Bien de Interés Cultural con categoría de Conjunto Histórico Puebla de Sanabria (Zamora). Artículo 2º. La zona afectada por la declaración viene delimitada: Al Norte: El río Castro desde el antiguo puente hasta su desembocadura en el río Tera. Al Sur: Una línea recta en sentido Este-Oeste por el centro de la vaguada situada al Sur de las Ruinas del fuerte de San Carlos,

6

Al Oeste: La carretera de la Estación desde su intersección con el límite Sur hasta la carretera de Portugal, esta carretera hasta su cruce con el arroyo de Ferrera, este arroyo hasta su cruce con la carretera de Villacastín a Vigo, y esta carretera hasta el antiguo puente de piedra sobre el río Castro, que queda incluido dentro del Conjunto.

Iglesia Nuestra Señora del Azogue Fue realizada entre finales del siglo XII y los primeros años del siglo XIII (hacia 1180-1225) pero su fábrica ha sido muy modificada en épocas posteriores. Del edificio original sólo se conservan los muros de la nave y dos portadas.


7


8


Puebla de sanabria

Posee planta de cruz latina, con una sola nave, crucero y cabecera poligonal, más camarín y sacristía (lado E.), capilla lateral (lado N.), atrio (lado S.) y elevada torre a los pies (ángulo SO.). Exterior: La portada meridional, con arco de medio punto, presenta tres arquivoltas decoradas con flores tetrapétalas, baquetón con rombos y nacela entre boceles. A su izquierda hay un lucillo cegado con arco de medio punto moldurado. La portada occidental, con arco ligeramente apuntado, presenta cuatro arquivoltas molduladas con bolas y baquetones entre nacelas. A pesar de su tosquedad, merecen especial interés por su rareza las cuatro estatuas-columnas embutidas entre las jambas; las de su izquierda representan a dos varones barbados con libros cerrados en sus manos (profetas o apóstoles) las de la derecha a dos reyes o nobles, hombre y mujer, que parecen ataviados con vestimenta de la época. Los capiteles con astrágalo sogueado, llevan variada decoración vegetal, de encestado y figurativa; destaca el que representa el relato genesíaco del pecado original:

el Hombre (izquierda) y la Mujer (derecha) están en el Paraíso (árbol), ambos cubren su desnudez con hojas sujetadas con sus manos, la sinuosa Serpiente susurra al oído de Eva mientras ésta ofrece del fruto prohibido a Adán. Sobre la clave va colocada la cabeza de un hombre barbado. Por encima, un óculo decorado con taqueado jaqués, lóbulo, nacela y bocel. Interior: La capilla mayor y el crucero voltean bóvedas de crucería con plementería pétrea renacentistas. Su única nave tiene cubierta de madera, separada en cuatro tramos por arcos que apean en molduras voladas.

En el solado del centro y brazo derecho del crucero pueden verse ocho lápidas sepulcrales de clérigos y nobles de la villa con blasones e inscripciones del siglo XVIII. El retablo mayor fue realizado en el primer tercio del siglo XVII, excepto el pabellón con angelitos, añadido en la siguiente centuria. La calle central alberga la imagen titular de la iglesia, de principios del siglo XVI. En el brazo izquierdo del crucero, retablo del siglo XVII con tablas pintadas de la Anunciación y el Nacimiento y la imagen de bastidor de la Virgen de las Victorias, realizada en Francia en

9


Puebla de sanabria

10


Puebla de sanabria

1848 y que fue remitida a este lugar y designada patrona de Puebla a pesar de que su destino original no era esta villa. Otros elementos de interés son: Crucificado renacentista empleado antiguamente para acompañar en los sepelios. Lienzo pintado al óleo representando al santo jesuita y misionero Francisco Javier. A los pies de la nave, tribuna sustentada por dos columnas, una de las cuales lleva pila de agua bendita labrada en su fuste. Órgano histórico realizado en 1780. Pila bautismal decorada con gallones.

Ermita de San Cayetano

y bella cúpula en el altar mayor sustentada en todos sus extremos por una serie de arcos de medio punto. El altar mayor cuenta con un retablo de estilo barroco con dos columnas salomónicas profusamente decoradas. Enmarca un fresco que contiene el pasaje del Apocalipsis de San Juan “Jerusalén Celestial”.

De estilo barroco, fue construida en el siglo XVIII por la familia Ossorio, cuyo escudo familiar se observa en la portada, además de diferentes elementos ornamentales neoclásicos.

La ermita alberga los pasos de Semana Santa: Cristo Yacente, la Oración del Huerto, Cristo atado a la columna, el Nazareno y el Cristo Resucitado.

En el interior encontramos una sola nave con bóveda de cañón

En el templo se contemplan enterramientos de miembros de la fa-

11


Puebla de sanabria

milia Ossorio (entre ellos el fundador D. Lucas García Ossorio) y de la familia Escudero, siendo estos últimos los que donaron la titularidad al Obispado de Astorga.

Museo de gigantes y cabezudos Si bien no existen datos históricos que nos permitan determinar con exactitud el origen exacto de la agrupación, con muy escaso margen de error nos remitimos a 1848, año en el que se fundó la Archicofradía de Ntra. Sra. de las Victorias, patrona de la Villa. Desde entonces los Gigantes desfilan el día 7 de septiembre como preludio del día grande y el día 8 de septiembre, acompañando a la Virgen en su solemne procesión.

12

Puebla de Sanabria) prohíbe el desfile de Gigantes y Cabezudos ya que se mezclaba una fiesta religiosa con una pagana. Este hecho provoca que en el año 1955 la Corporación Municipal adquiera a los Gigantes conocidos como la Zapatera y el Zapatero y a los cabezudos apodados el Señorito, el Payaso, la Bruja y los Enanos. Al año siguiente, en 1956 y debido a la presión popular, la prohibición llega a su fin y así continuarán desfilando los Gigantes nuevos con los antiguos. Posteriormente crece el número de cabezudos hasta llegar a los 33 actuales. También aumentan los gigantes: El Rey y la Reina, año 1991. El Sanabrés y la Sanabresa, año 1996. El Conde y la Condesa de Be­ navente, año 2002.

De esta época se conservan los Gigantes conocidos como la Negra y el Chino y los Cabezudos: las dos Gigantillas, el Aplanchetado, el Negrito, el Napoleón y el Guardia Civil.

Castillo de Puebla de Sanabria

Ya más posteriormente, en los años 50, el Obispo de Astorga (Diócesis a la que pertenece

En el siglo XXI el Castillo de Puebla de Sanabria se presenta como un monumento que respe-


13


Puebla de sanabria

de la Culebra hasta las comarcas de Sanabria y Carballeda y los valles del Tera con Villafáfila. El segundo museo permanente se sitúa en la Torre del Homenaje donde se encuentra el Centro de las Fortificaciones, con información de la historia del castillo, de la villa y de las fortalezas de la provincia.

ta su antigüedad a la vez que se define como un edificio dinámico, interactivo y adaptado a los tiempos. Ocupa una posición privilegiada sobre un promontorio rocoso protegido por tres cauces fluviales. Construido en granito con planta cuadrangular y torre central, la Torre del Homenaje o “El Macho”. Esta fortaleza renacentista ofrece al visitante dos visiones, el edificio como monumento en sí mismo y el monumento como recurso interpretativo.

14

En sus muros e interiores se pueden observar restos de antiguas estancias y huecos defensivos inherentes a su pasado bélico. Así entre hornacinas, chimeneas, letrinas y balcones encontramos matacanes, troneras y aspilleras. El primer Museo al cual accede el visitante se denomina Casa del Gobernador, donde se encuentra la Oficina Municipal de Turismo. Esta exposición permanente alberga la “Ruta de los Pimentel”; un recorrido audiovisual desde los verdes campos de Vinhais en el Parque de Monteshino, a su continuación orográfica la Sierra

En el ala Este del recinto amurallado se encuentra la Casa de Cultura con tres plantas; en la plata sótano, el Salón de Actos, sala multifuncional para visitar y realizar eventos, en la entreplanta la Biblioteca Municipal y en la primera planta la Sala de Exposiciones.

Historia

El actual castillo de Puebla de Sanabria se levanta sobre el mismo emplazamiento en el que estuvo el castillo del siglo XIII. De este anterior recinto son pocos los datos que se tienen, ya que sus escasos restos no han permitido más que influir su planta. Algunos historiadores han querido ver como única fortificación anterior a la actual una torre fuerte, conocida como “de los Losada”, sin


15


16


Puebla de sanabria

embargo mayoritariamente se tiende a pensar que la construcción plenomedieval fue un castillo en el mismo emplazamiento y de similar tamaño del actual. Pertenece al grupo de castillos obtenidos por favor real en beneficio de familias nobles que en determinadas circunstancias apoyaron a los monarcas en sus empresas. Llegado a manos del III Conde de Benavente, Alonso Pimentel, cabe suponer que emprendió las obras de levan-

tamiento del nuevo castillo hacia mediados del siglo XV, según se deduce de su testamento, fechado en 1455, en el cual le deja a su hijo Pedro la mitad de Puebla de Sanabria con sus tierras y señoríos y el castillo que él estaba haciendo. Las obras debieron suspenderse durante décadas, por un lado por problemas económicos, y por otro, por problemas sucesorios. De todos los hijos de Alonso Pimentel sólo el que sería IV Conde,

Rodrigo Alonso Pimentel, poseyó definitivamente Puebla de Sanabria, consiguiendo en 1462 la renuncia de su otro hermano Juan, a los derechos de Puebla, por temor a ser apresado por éste. Las obras serían reanudadas por el IV Conde, Rodrigo Alonso de Pimentel junto a su mujer María Pacheco, quienes entre los años 1477 y 1482 construirán la mayor parte de la obra. Ello se deduce por los documentos conservados, fechados en las primeras

17


18


Puebla de sanabria

décadas del siglo XVI, en las que se describen los tributos y cargas que impuso el conde, primero al pueblo de Figueruela y después a todos los pueblos de su jurisdicción, como ayuda para la construcción de la fortaleza que se estaba levantado. Serán sus escudos el de los Pimentel en el cubo izquierdo, hoy prácticamente borrado y el de los Pacheco, en honor a su mujer, en el cubo derecho de la torre, los que flanquean la entrada principal del castillo. Aunque a estos corresponde la mayor parte de las obras de levantamiento de la fortificación, debieron ser sus sucesores, Alonso de Pimentel y Ana de Velasco los que terminarían las obras definitivamente. Se conserva un documento fechado en 1530, en el que la pareja reconoce haber reedificado y mejorado no solo las casas fuertes sino también las llanas. De hecho, recordando que unos años antes en 1506 se habían celebrado allí grandes fiestas con motivo del viaje de Juana la Loca y Felipe el Hermoso cuando vinieron a tomar posesión del reino tras el fallecimiento de Isabel la Católica, todo apunta a que en esas fechas estaban recién terminadas las obras del castillo.

Del estudio de Edward Cooper cabe destacar quizás uno de los datos más importantes que puedan obtenerse de una obra medieval: el responsable, en este caso los responsables, de la construcción del castillo de Puebla de Sanabria. Apunta a la figura de Juan de Herrada como director de las obras del castillo y a García de Labé como maestro cantero. Del primero no da más señas que su nombre e intervención como director de la obra de la torre del homenaje, para el segundo hará diversos comentarios y justificaciones. En primer lugar lo relaciona con la obra del castillo de Portillo (Valladolid), encargada al maestro cantero por el IV conde de Benavente, Rodrigo Alonso de Pimentel. No se puede precisar que desde su construcción hasta que se tiene el primer documento gráfico del castillo haya habido modificaciones relevantes en su fisonomía, pero cabe suponer que no fue así ya que en los primeros siglos de existencia no se produjo allí ningún acontecimiento bélico importante ni se conoce dato alguno de intervención en el castillo. Todo apunta a que el plano original es prácticamente igual a lo que hoy se conserva.

19


ANEJOS Anejos El Ayuntamiento de Puebla de Sanabria comprende también las poblaciones de Castellanos, Ungilde y Robledo. Siguiendo el río Tera se encuentra el pueblo de Castellanos. Como muchos pueblos de Sanabria su toponimia rememora época de repoblaciones. Su iglesia parroquial, el área recreativa del río y el entorno de bosque de robles constituyen lugares a visitar. Ungilde y Robledo se localizan en dirección Sur y se enmarcan dentro de la Sierra de la Culebra. Entre pinares y castaños se concentran pistas forestales y caminos naturales para disfrute del visitante. Además en Robledo se han recuperado elementos de arquitectura tradicional como los lavaderos, la fragua y el lagar.

20

Centro Temático del Lobo Ibérico (Robledo) Se tratará de un espacio interpretativo dedicado al lobo ibérico, en el que se tratarán diferentes aspectos como su biología, ecología, legado cultural y vida pastoril. El Centro constará de unas instalaciones de 20 Ha. en las que existirán dos recintos de 3 Has. cada uno en donde se podrá disfrutar de la observación de lobos en semilibertad, de una forma respetuosa y siempre desde observatorios habilitados para este fin y con la ayuda de monitores que explicarán y facilitarán la observación. También estará

dotado de un edificio en el que además de los servicios de cafetería y tienda verde, existirá un aula de naturaleza y una parte dedicada a la interpretación que se extenderá al exterior del edificio y a lo largo de las sendas y observatorios. Las obras de este centro se encuentran en proceso de ejecución. Escuela Micológica de Ungilde En este espacio se pretende dar a conocer los distintos hábitats existentes en la comarca y el papel ecológico que desempeñan


22


los hongos en la naturaleza. Todo con una filosofía basada en la observación del paisaje y sin una elevada carga informativa. Se fomentará el MICOTURISMO desde un centro de acogida de visitantes en el que

se facilitará información y se organizarán rutas guiadas por el entorno. Este centro también pretende avanzar más en el conocimiento de los hongos abriendo líneas de tra-

bajo. Se impartirán cursos homologados de formación de distintos niveles: microscopia, cultivos de hongos, micorrizas, gastronomía, además de organizar jornadas, charlas y encuentros entre asociaciones micológicas.

23


FIESTAS Y TRADICIONES Fiestas de las candelas Fiestas Populares que se celebran en el Barrio de San Francisco el primer fin de semana de Febrero, en torno al día 2. Es tradición destacada de estas fiestas preparar una gran hoguera para calentar el ánimo en las frías noches de Febrero.

Fiestas de las Victorias Fiesta Grande de la villa. Días 7, 8 y 9 de septiembre.

24

Desde el año 1848 la Archicofradía de la Virgen se encarga de gestionar los acontecimientos religiosos en torno a las fiestas. Entre todos destaca el novenario y las misas de los días de fiesta local, el 8 y 9 de septiembre. La procesión del “día grande”, el 8 de septiembre, se acompaña del desfile de los Gigantes y Cabezudos por el casco histórico. Junto con estos actos de devoción las fiestas son famosas en toda la comarca por las actividades musicales y culturales complementarias, por los Fuegos Acuáticos Artificiales que

se instalan en el río Tera y por la presencia de los Toros de Fuego. Empezaron a bailarse en 1948. Con el paso del tiempo, el Toro de Fuego se ha convertido en una de las celebraciones más esperadas e importantes de nuestras Fiestas de las Victorias, participando tanto los más mayores como los más pequeños, con su Toro Infantil.


Semana Santa

La Semana Santa constituye una época de recogimiento, respeto, reflexión y adoración. Los pasos procesionales de Puebla de Sanabria son tallas barrocas (S. XVII/XVIII): La Oración del Huerto, Cristo atado a la columna, Nazareno, Cristo Resucitado, Cristo Crucificado, La Dolorosa, La Soledad y San Juanico. Entre todos ellos destaca por su valor artístico el Cristo Crucificado. Se trata de una talla articulada y de una gran naturalidad de formas; siendo la figura que aporta mayor realismo.

26

Verano Cultural Por su originalidad resaltamos el Cristo Resucitado conocido popularmente como “El Pinchatajadas”. Este nombre procede del levantamiento de la abstinencia del consumo de carne una vez llegado el Domingo de Resurrección; era entonces cuando los mozos sacaban al Cristo Resucitado con gran algarabía por las calles repartiéndose entre los mozos “tajadas” de chorizo. Todas las procesiones son acompañadas por la Banda de Cornetas y Tambores de Puebla de Sanabria. De entre todas ellas destaca la procesión del Viernes

Durante los meses de Junio, Julio, Agosto y Septiembre, el Ayuntamiento de Puebla organiza, desde hace años, el Verano Cultural. Se programan y desarrollan actividades Culturales, deportivas, y de ocio de entre las que se pueden destacar el Campus de Fútbol, Campus Musical, Marcha de Mountain Bike, Legua Urbana y a mediados del mes de Agosto destaca por su importancia el Mercado Medieval que se desarrolla en pleno Conjunto Histórico. También se han recuperado tradiciones como La Maja en Robledo. .


GASTRONoMÍA U no de los atractivos turísticos de la comarca es su espléndida gastronomía basada en productos autóctonos de gran calidad.

La gastronomía sanabresa supone la expresión cultural, social y climática de un pueblo que dispone de la materia prima necesaria para poder ofrecer una cocina extensa en sabores y aromas. De esas huertas generosas que forman parte de nuestro paisaje se obtienen los habones, que son una derivación de la alubia blanca pero de mayor tamaño, y las berzas, que llenan las ollas Sanabresas, siendo la base del caldo Sanabrés o caldo de berzas. El pulpo a la Sanabresa que, es muy similar al de nuestros vecinos gallegos, forma parte de la tradición culinaria de la comarca desde antiguo, siendo típico en las romerías, donde la presencia de los “pulpeiros” en ocasiones llegados de Galicia, hacen de esta tradición una forma de vida. La trucha y el bacalao comparten un lugar de honor con los fogones Sanabreses.

De un producto básico como es el pan nacen los farinatos, ese pan de hogaza que huele a harina, mezclado con lo mejor de las carnes de la comarca. Carnes de vacuno, criadas de forma natural en los pastos de las sierras sanabresas, de las que podemos degustar la chuleta y el chuletón. Delicias de cerdo que en otros tiempos fueron la despensa invernal dando lugar a los chorizos, el mondejo, y los sisos o picadillo, ingrediente principal de uno de los guisos más populares: los sisos con cachelos. Antiguamente el pollo de corral fue recurso festivo en toda la zona, mientras que la abundancia de perdices, codornices, pichones, liebres y conejos se han traducido en espléndidos guisos y escabeches. En los prados, en los linderos de los caminos y en los pinares de la Comarca se recogen gran cantidad de setas entre las que destaca por su calidad el Boletus Edulis de los pinares y la Macrolepiota Procera, popularmente conocida como “cucurril”, apreciada por su alto valor culinario. De las aguas frías y cristalinas de

Puebla de sanabria

los arroyos y riachuelos nacen las preciadas “morujas” presentadas en típicas ensaladas. Entre los postres más característicos de la comarca, que equivale a decir de la provincia, figuran las rosquillas de sartén, las manzanas asadas, las castañas asadas o cocidas, estas últimas llamadas “bellotos” cuando al agua de cocción se le añade un chorro de anís, también destacan las torrijas y los buñuelos, dulces tradicionales de la Cuaresma, la leche frita, el arroz con leche y el roscón, que en las fiestas era subastado a la puerta de la iglesia una vez terminados los actos religiosos. La sidra Sanabresa ha pasado del anonimato a tener una gran aceptación popular diciéndose de ella que tiene “excelente alma y un buen aguante”. No menos importante es la miel de brezo, así como las nueces, guindas y avellanas.

27


recetario Farinatos Ingredientes para 8 personas: ½ gallina, 1 pierna de castrón, 1 Kg. de ternera de aguja, ½ pollo, ½ lacón, 1 hueso de jamón viejo, 1 chorizo pequeño tierno, 1 bote de especias de cominos, 17 grs. de pimentón picante, 65  grs. de pimentón ocal, 1 y ½ hogaza de pan asentado, 8 cucharadas de aceite de oliva. Modo de preparación: El día anterior se pone toda la carne a cocer y se deja enfriar. Al día siguiente se pica todo en trozos no demasiado pequeños menos el chorizo. Se pone a calentar el aceite y una vez esté caliente se aparta del fuego y se arregla con el pimentón y después se vierte todo sobre el caldo junto con los cominos. El pan se corta en finas rebanadas y en una

28

cazuela aparte se pone una capa de pan y otra de carne hasta terminar con todos los ingredientes y finalmente se le da una pequeña cocción a todo. Nota: Las cantidades son orientativas, ya que para su elaboración se requieren cantidades considerables.

Habones con pata de ternera Ingredientes para 4 personas: ½ Kg. de habones, 1 pata de ternera de Sanabria, 1 hoja de laurel, 1 cebolla mediana, 1 pimiento rojo, 1 tomate maduro, 2 dientes de ajo, perejil (al gusto), aceite de oliva y sal. Modo de preparación: El día anterior se ponen los habones en un recipiente con agua fría. Al día siguiente se escurren y se introducen en una cazuela a cocer con agua fría

(suficiente para cubrirles) y se añade una hoja de laurel, un diente de ajo y la mitad de la cebolla. Al empezar a hervir se añade un poco de agua fría (realizar éste proceso dos o tres veces). A continuación se deja cocer por espacio de una hora y media. Una vez cocidos los habones, se escurren y se aparta el agua resultante de hervirlos. La pata de ternera se pone a cocer sólo con agua durante tres cuartos de hora (en olla rápida). Para hacer el sofrito en una cazuela se añade primeramente: aceite de oliva, el diente de ajo y la mitad de la cebolla cortada; cuando esté pochada la cebolla, se añade el pimiento rojo cortado en tiras y el tomate pelado y sin semillas. Una vez tengamos listo el sofrito se añade la pata partida en pequeños trozos y el caldo (bien sobrante del agua de cocer los habones o la pata). Se añade la sal, el ajo machado, el perejil, los habones y todo junto se deja cocer a fuego lento de diez a quince minutos.


29


Puebla de Sanabria Turismo 2014  
Puebla de Sanabria Turismo 2014  
Advertisement