Issuu on Google+

carnaval romano Lomo Revista

10 mm

15 mm

del 8 al 12

Portada Revista

de febrero

9 mm

a d i r mĂŠ 2013 7,5 mm 3 mm SĂ­mbolo sin texto

15 mm 5 mm


3

Pedro Acedo, Alcalde de Mérida “La afición al Carnaval está arraigada en la ciudad” El Carnaval Romano encaró el año pasado una nueva etapa. Se produjeron cambios en la organización, de la que se encargó de forma directa el Ayuntamiento tras la decisión de la Asociación del Carnaval Romano de dejarlo. Pero el gobierno local, a pesar de que bajó el presupuesto, mantuvo el apoyo a la fiesta y no hubo reducción de actividades. La presencia de gente en la calle no se vio afectada porque, como dice el alcalde Pedro Acedo, “la afición a la fiesta está arraigada en la ciudad”. Y así espera que siga siendo en este 2013 la primera autoridad municipal, que nos habla de la fiesta a pocos días de su inicio recordando que siempre apostó por el Carnaval, de la misma forma que lo hace con otras fiestas de la ciudad. –Es lo que debe hacer un alcalde. La afición a la fiesta está arraigada y nosotros ya en su día propiciamos que tuvieran más autonomía las comparsas, porque ellas son quienes participan más del Carnaval y el Ayuntamiento debe facilitarles las cosas. En muchas ocasiones he puesto el ejemplo de la Semana Santa, que funciona muy bien porque el Ayuntamiento apoya y facilita, pero quien gestiona son las cofradías. Ese es el modelo que me gusta para el Carnaval y, en esta nueva etapa que iniciamos el año pasado, las comparsas cuentan además con un concejal muy carnavalero que estará a su lado. El Ayuntamiento está con la fiesta, como con otras, al margen de los gustos personales de cada uno. Los emeritenses no se disfrazan en los últimos años pero sí participan de la fiesta en la calle. –El Carnaval ha evolucionado de maneras diferentes en las ciudades y en Mérida ha sido ese su desarrollo en estos años; no han sido excesivos los disfraces pero sí mucha la participación. Y eso no es bueno ni malo; yo

creo que lo importante es la participación. Es mejor que haya más disfraces en la calle, pero el objetivo final es pasárselo bien y olvidar otras cosas por unos días. Por esa alta participación en la calle es necesaria una buena sintonía y colaboración de la Policía Nacional y la Policía Local. –Sí, hace unos días hemos tenido una participación masiva en la Cabalgata de Reyes, y lo mismo sucede en el Desfile de Carnaval porque son dos acontecimientos estrella; la gente está en la calle porque es una fiesta para todos, donde hay gran participación. Por eso el Ayuntamiento debe colaborar y el buen entendimiento entre la Policía Nacional y la Local es bueno y esencial para que todo se desarrolle bien, al margen de problemas y reivindicaciones que pueda haber.

“El Carnaval evoluciona y en Mérida hay pocos disfraces pero sí mucha participación” El de Mérida destaca desde siempre por el concurso de comparsas, entre otras cosas… –Sí, cada día hay más calidad en los grupos, incluidos los que vienen de fuera, que demuestra la importancia del concurso, que es lo que más ha evolucionado y se ha convertido en el alma del Carnaval. El trabajo de las comparsas y de los grupos, se nota en el concurso de comparsas y en el desfile. ¿Es buena la fiesta en estos momentos para levantar el ánimo de los ciudadanos? –Yo creo que sí; esta fiesta estuvo prohibida y se celebró en tiempos muy malos, en

los que estábamos en peores condiciones que ahora. Por eso creo que fiestas como ésta valen más que otras como válvula de escape para mucha gente, y eso es bueno porque, lamentándonos, no vamos a conseguir mucho. La cosa no está para gastar mucho pero sí para fiestas como el Carnaval; que la gente sea feliz no debe estar reñido con las dificultades que se puedan tener. Es bueno que se participe en fiestas que a uno le gusta, que se disfrute y se sea feliz. A quienes lo están pasando mal quizás no les guste lo que digo, pero altos en el camino de vez en cuando es bueno y animo a que así sea. Ese es su mensaje en el comienzo del Carnaval. –Sí, repito que quienes no tienen hoy un sueldo quizás no lo entiendan, pero es bueno disfrutar de la fiesta como a uno le guste. Pido y me gustaría que la gente disfrutara del Carnaval, que mejora cada año, y ojalá que algunos equívocos que hubo en su momento desparezcan. No hay que mezclar las cosas y se trata sólo de pasárselo bien.


4

Sumario 3 Saluda del Alcalde 5 Saluda del Delegado del Festejos 6 Teo Cardalda y María Monsonís, Cómplices, pregonan el Carnaval 7 Saluda del Portavoz Partido Popular 7 Saluda del Portavoz Grupo Municipal Socialista de Mérida 8 Saluda del Portavoz del SIEX 8 Portavoz de Izquierda Unida 9 El porqué de una era 9 Disfrute del carnaval 10 Imaginación y creatividad 10 Fuera de las tablas 11 Apuntes sobre la tradición de Don Carnal 12 Buscando los orígenes de nuestro carnaval 13 ¿Estamos tontos o qué? 13 Favole ¡Qué nombre tan extraño! 14 Las Chinchorreras del Patio 14 La Marara: Paco Jones los míos, con las perras por delante 15 Los recortables 15 Ejército de Iustitia 15 Las legendarias, “La realidad de un sueño” 16 Tagorichi 17 Los mentalistos 17 Los que faltaban 18 Los Cazurros Romanos, ¡¡30 años en la brecha!! 18 La j’otra 19 Comparsa “Las iguales” 19 Los cariocas de Mérida 20 Asociación Cultural “Los Danzarines Emeritenses”

Edita:

D.L.: BA-28-2013

Descarga aquí tu revista:

Descarga aquí tu programa de fiestas:


5

Daniel Serrano, Delegado de Festejos “El carnaval es una de las fiestas que más disfruto” El delegado de Festejos Daniel Serrano asume su segundo Carnaval con el optimismo que acostumbra pero, además, como gran carnavalero que es, dispuesto a disfrutar de todas las actividades de la fiesta, aunque las obligaciones políticas le han alejado de una comparsa a la que pertenecía y en la que ahora solo está su mujer: ¿Le servirá la experiencia del primer año? –Claro que te sirve, aunque es una fiesta el Carnaval en la que siempre estuve muy implicado y que me gusta. Es una de las fiestas que más disfruto; desde pequeño me gusta estar en la calle asistiendo a las actividades que hacen las agrupaciones y, como yo, son muchos los emeritenses que disfrutan así del Carnaval. ¿El Carnaval tiene el sello del delegado, hay alguna actividad que te satisfaga especialmente del programa de actos? –Las fiestas no deben tener mi sello ni el de ningún político sino el de la ciudad. Las fiestas populares son las que arraigan y sus protagonistas son los ciudadanos. La situación económica influye mucho, nos ha tocada una época en la que hay que sanear las arcas municipales y eso ha llegado también a esta fiesta. Se ha hecho un ajuste, pero comedido, porque de lo que se trata es de dar un servicio obteniendo ahorro. Así lo hemos hecho desde el año pasado, que se hicieron más actividades con un presupuesto más pequeño. Los políticos debemos gestionar bien y ofrecer el mayor número de servicios mejorando la calidad de vida de la ciudadanía. ¿Cuál será, entonces, el presupuesto de la fiesta? –Estaremos en el nivel del año pasado. Si en 2010 nos encontramos con un presupuesto de 44.000 euros, del anterior gobierno municipal, en 2011 pasamos a 15.700 euros, que es la misma cantidad de la actual edición. Pero este ajuste no significa que hay menos actividades, al contrario, hemos

ahorrado en capítulos como el de la Carpa, que la paga el abastecedor o el Palacio de Congresos, que lo autogestiona con la venta de entradas el mismo empresario que se encarga del sonido. Y hemos reducido también los premios porque no se pueden dar 10 premios por cada modalidad. También el capítulo del pregonero se reduce... –Cómplices (Teo Cardalda y María Monsonís) no van a cobrar, vienen porque les gusta la ciudad y por un cariño especial que la tienen. Y es un orgullo para mí que dos artistas de renombre quieran venir a dar el pistoletazo de salida al Carnaval de Mérida, el viernes 8 de febrero, a las ocho de la tarde, en la Plaza de España. ¿Alguna novedad a destacar este año? –Las que lo fueron el anterior; las casetas para las agrupaciones, unos espacios que les cede el Ayuntamiento para que desarrollen sus actividades y que es una forma

de concentrar a los grupos y comparsas en la Plaza de España. Este año habrá ocho casetas, y tendremos que seleccionarlas porque hay más solicitudes. Por tanto, valoraremos de forma especial la Memoria de actividades que presenten cada una. También mejoraremos el espacio de la Carpa, para que actúen las “pequecomparsas y pequechirigotas”, que fueron un éxito inesperado el año pasado y necesitan un espacio en mejores condiciones. Los niños volverán a ser protagonistas destacados del Carnaval. ¿Habrá mercado? –Sí, el Mercado Artesanal Romano dedicado al Carnaval tendrá más puestos y estará instalado en el centro del 8 al 12 de febrero. ¿Qué les dice a los carnavaleros? –Arte, valor y al toro. En serio, a los emeritenses que disfruten de estos días de fiesta y que vivan en la calle las muchas actividades que habrá para todas las edades.


6

Teo Cardalda y María Monsonís, Cómplices, pregonan el Carnaval

“Será un pregón en positivo y de esperanza” Tras desaparecer Golpes Bajos (uno de los grupos míticos de la época) a finales de los 80, Teo Cardalda y María Monsonís crean una nueva formación que, en poco tiempo, se convierte en uno de los más importantes de la música pop española. Cómplices consigue grandes éxitos con canciones como Es por ti, Ojos gitanos o Cuando duermes. En 2010 celebraron sus 20 años con un disco homenaje de compañeros como Mónica Naranjo, Pignoise o El sueño de Morfeo, y para septiembre de este año tienen sorpresa, un nuevo disco. Teo Cardalda estuvo por Mérida el pasado año en alguna ocasión (asistió a varias representaciones en el Teatro Romano), y hoy sus amigos se han acordado de él para que Cómplices pronuncie el pregón de Carnaval de una ciudad que les encanta: “Será un placer visitar de nuevo Mérida”, dice Teo Cardalda, que contesta a nuestras preguntas al poco de enterarse de su nuevo trabajo. Ese recopilatorio de 20 años de trabajo, ¿es lo último que habéis hecho? Sí, era una cosa que teníamos pendiente después de 25 años en la música y fue muy agradable volver a encontrarse con amigos, hacer cosas nuevas con grupos de otra generación con la que no habíamos trabajado. Vuestra popularidad llega hoy hasta Iberoamerica… En marzo nos vamos a México, Perú y Colombia, donde tienen mucho cariño a los grupos españoles. Por desgracia en España son momentos muy delicados para la cultura en general y en otros países tenemos ahora más posibilidades de mercado. Allí están muy interesados en la música

española y en una serie de grupos que formamos una generación que seguimos teniendo allí mucha repercusión.

es la mejor manera de enseñar tu estado de ánimo y lo de hacer un disco nuevo es ya una necesidad.

¿Como se nota en vuestro trabajo ese origen gallego y cómo os ha marcado vuestra procedencia? Quizás en la melancolía de las canciones y creo que especialmente en el último proyecto sobre Valle Inclán, un musical-audiovisual que esperamos llevar a Extremadura. Creo que nos ha marcado muchísimo a la hora de componer. Galicia y Extremadura se parecen en el sentido de que hay una mezcla de clasicismo y posmodernidad que, culturalmente, tiene un potencial muy grande. Y me parece bien por eso que el gobierno actual se haya rebelado contra el IVA cultural.

¿Reflejará la realidad o servirá de evasión? Hablará de esperanza y en positivo. Tenemos una espada de Damocles todos, una sensación de inseguridad que creo que es un momento en el que hay que hablar de sentimientos, del paso de los años y de lo que vemos, todas las cosas que han sido las claves de las canciones del grupo.

¿Cómo elegísteis el nombre y por qué? Nos pareció un nombre que reflejaba la realidad, Recuerdo hacer una lista interminable de nombres y a los dos nos pareció un acierto. Era más agradable para estos tiempos que el de Golpes Bajos. De todas esas canciones que forman parte ya de la memoria colectiva, ¿con cuál os quedáis? Después de 16 discos hay más que no son conocidas, yo me quedaría con Ojos gitanos, que tiene reminiscencias del Sur, se tiene que notar que produje a muchos grupos de flamenco; Dama del río y Es por ti, que es como el hijo tonto, que ha aguantado muchos años y sigue ahí. Pero hay otras muchas que me gustan más y considero que son más redondas, o canciones que nunca fueron singles que son muy potentes y nos llenan mucho. ¿Habrá en breve disco nuevo? Sí, en septiembre habrá sorpresa. Grabar

¿Cuál ha sido el vínculo con Mérida que os ha traído a dar el pregón de Carnaval? Muchos amigos; este verano estuvimos un par de veces en el Festival de Teatro y quisimos dar nuestro apoyo a lo que está pasando y al interés del gobierno de la Comunidad por sacarlo adelante. Y además, es una tierra que nos gusta muchísimo. ¿Habáis dado ya algún otro pregón? Sí, en Vigo y Canarias, pero nunca en Extremadura, donde hemos visitado alguna vez el Womad. Es una fiesta genuina y nos apetece hacerlo en Mérida. ¿Se puede adelantar como será el pregón? Será un pregón alegre, de esperanza, de animar a tirar hacia delante. ¿Será musical? No sé, pero a ver si convencemos a algún político que cante con nosotros. En el Ayuntamiento hay algunos que no cantan mal. Yo creo que siendo políticos cantarán todos.


Saludas

La singularidad del Carnaval emeritense Con el comienzo del nuevo siglo, el Carnaval de Mérida inició quizás un nuevo modelo, en el que las comparsas y chirigotas, cada edición de mayor calidad, se implicaron de una manera muy destacada en la fiesta, mucho más de lo que lo hicieron desde su inicio. Con el paso de los años, el concurso de comparsas se fue convirtiendo en la actividad más emblemática y consolidada de nuestro Carnaval, como demuestra la participación de cada vez más grupos en el concurso oficial que, en los últimos años, ha llegado a contar con la presencia de agrupaciones de otras comunidades autónomas. El de Mérida es un Carnaval que se disfruta escuchando en directo la frescura y originalidad de las letras de las comparsas, en el escenario del Palacio de Congresos, pero también en la calle, donde hay quizás pocos

disfraces pero también una alta participación de los emeritenses, que llenan las calles y los establecimientos para escuchar a las agrupaciones y observar a los grupos de disfraces y pasacalles. El nivel de los participantes, veteranos y debutantes, es cada año mejor y los más pequeños, que nada tienen que envidiar a los grupos de adultos, también se han sumado a la fiesta, que tiene en ellos un futuro prometedor. Son también ya actividades consolidadas el Desfile, otro momento para ver el colorido y la gracia de los numerosos grupos de pasacalles de Mérida y de la región; el concurso de Drag Queen, que se afianza cada edición; el Cantacalles o las Matinés en la Plaza de España que, desde hace dos ediciones, cuenta con unas casetas donde las agrupaciones tienen un espacio para

reunirse los días de Carnaval, realizar actividades y estar en contacto más directo con los emeritenses. Por tanto, aunque podamos pensar en la indiferencia de los emeritenses para disfrazarse, lo cierto es que el Carnaval de Mérida ha evolucionado y tiene una singularidad en la participación mayoritaria de las agrupaciones y la presencia masiva de los ciudadanos en la calle viviendo la fiesta. Y, por eso mismo y como no podía ser de otra forma, el Ayuntamiento apoya una fiesta eminentemente popular y de participación, que invita a tomar la calle y a disfrutar con nuestros vecinos. Feliz Carnaval 2013. Fernando Molina Allen Portavoz Partido Popular

El sueño de una noche de febrero Son muchas las noches frías de invierno que los carnavaleros/as de la ciudad de Mérida pasan en locales de ensayo diseminados por distintos rincones de la ciudad, pergeñando y montando sus repertorios para hacernos disfrutar a los emeritenses de la esencia actual del Carnaval, que no es otra que sus agrupaciones. El Carnaval Romano de Mérida, al igual que el resto de fiestas de la ciudad, se hacen grandes y las disfrutan sus ciudadanos sin motivaciones extraordinarias ni formulas mágicas para hacer participes a aquellos que quieran vivirla con intensidad. Y es así, porque de una manera u otra, hagamos mas o menos los gobernantes de turno, se impliquen más o menos los ciudadanos, al final, son las agrupaciones del Carnaval, Comparsas, Chirigotas, y Pasacalles, los únicos que empujan para mantener vivo el Carnaval. Por ello, tras la marcha de la Asociación Cultural Carnaval Romano como principal interlocutor y organizador del Carnaval Romano, El PSOE de Mérida planteo la

necesidad de reinventar la formula de organización del Carnaval, para poder seguir con el excelente trabajo que hasta entonces había realizado la ACCR. Carnaval que, en unos años volvió a crecer en programación, participación y expectativas, y que desde nuestro punto de vista, ha vuelto a convertirse en un trámite obligado del Ayuntamiento para cubrir el expediente. La apuesta del PSOE de Mérida, que incluyó en su programa electoral, proponía la creación de un Patronato del Carnaval Romano de Mérida, un organismo capaz de llevar el peso de la organización de la fiesta, permitiendo la continuidad y la promoción del Carnaval durante todo el año. Y, en el que parte fundamental de las decisiones recayeran en aquellos que realmente sostienen nuestra fiesta, que sois las Agrupaciones del Carnaval Romano de Mérida. Proponíamos también utilizar los recursos turísticos y monumentales de la ciudad de Mérida, con el objetivo de consolidar una seña de identidad propia de nuestro Carnaval. Que, nos diferencie del resto y, atraiga

una mayor participación de los emeritenses y de los ciudadanos/as de otras localidades de Extremadura. Hacer algo diferente, para obtener resultados diferentes, que nos permitan solicitar la declaración del titulo de Fiesta de Interés Turístico Regional para el Carnaval Romano de Mérida. Esas han sido y son, nuestras apuestas principales para dar una vuelta al Carnaval Romano de Mérida, y las defenderemos con el ardor y la pasión con la que los y las socialistas, vivimos la fiesta de Carnaval Porque el carnaval a diferencia de otras fiestas, no tiene dueño ni espacio, no tiene un patrón bendito, no tiene caseta ni traje de faralaes, solo es desenfreno y libertad. El carnaval es de la calle, y solo en la calle podemos hacer que Mérida despierte y vuelva a recuperar la alegría y el desenfado de su gente. Sólo en la calle podemos hacer realidad el sueño de una noche de febrero. Estrella Gordillo Vaquero Portavoz Grupo Municipal Socialista de Mérida

7


8

Saludas

Al hilo de los recuerdos Lo entendimos como una asignatura pendiente, una prueba de afirmación democrática, un reencuentro con otras generaciones, las de nuestros mayores, las que fueron desposeídas de la licencia social de distorsionar la realidad circundante a ritmo de burla. Y por eso nos lo tomamos tan en serio, como si aquello fuera la prueba del nueve de una sociedad redimida. Resultará recurrente decirlo otra vez, pero no tuvimos mas remedio de reventar los baúles que habían perseverado en tan larga espera. Y nos lanzamos a la calle, primero con cautela, luego con recelo, con miedo al ridículo, y al final a escape libre. Tanto tiempo después podría juzgarse de pueril aquel acelerón retrospectivo. Pero no lo crean, significaba todo un reto y era obligado cumplir con la liturgia. El Ayuntamiento pidió autorización, exigencias del guión, al Gobernador Civil, garante de la moral y el orden, reliquia decimonónica inventada por Canovas para asegurarse, desde la Corte, el control de las periferias. Para las efemérides queda el documento con el que se nos otorgó licencia de desmadre colectivo. Como la fiesta renacía desde la voluntad ins-

titucional hubo que dotarla de presupuesto, algo que irritó, a pesar de la esmirriada cantidad asignada, a más de un representante de la edilicia. Tampoco debería sorprendernos esta postura, estando enfrente de las licencias y diversiones de Don Carnal un contrapunto de luto que es Doña Cuaresma. Pero sigamos con el relato. La cosa es que imaginamos que un Pregonero otorgaría prestancia al evento. Hago un alto y convengo que, visto lo que apostábamos, mirando hacia atrás, está claro que aquello lo oficializamos en casi todo su contenido. Es verdad que sin apenas darnos cuenta y siguiendo el guión voluntarista de aquella resurrección costumbrista. Así es que nos trajimos a una persona “seria”, un intelectual de la talla de José Antonio Gabriel y Galán que, aparte de escribir en “El País” y ser nieto del reinventor del dialecto “Castúo”, estaba en el empeño de refundar la mítica revista literaria “Urogallo”. Así es que el pregón, que se pronunció en el Teatro Alcazaba fue soso, a pesar de su intensidad literaria y de compromiso con las libertades que, poco tiempo

atrás, había marcado una Constitución que aun andaba en “tacataca” y con el brazo en “cabestrillo”, desde que, un año antes, por Febrero, un hombre con bigote intento atracarla en su propia casa, en la mismísima Carrera de San Jerónimo. Así empezó la cosa, con toda la improvisación imaginable, orquesta incluida, frente al Palacio de Justicia, donde antes funcionó, si alguna vez lo consiguió, el Manicomio del Carmen, que algo contagiaría nuestras intenciones, supongo. Y subsiste, inevitablemente, para la memoria colectiva, que bien guardan las “Comparsas”, ese cordón umbilical con los modos del viejo Carnaval emeritense, un necesario afán por recuperar las instantáneas, desmenuzarlas en un relato pormenorizado. Creo que los pregoneros fueron un hito. Algunos mucho más que eso, con mil detalles entre bastidores. Resultarían sorprendentes. Quedo, por mi parte, emplazado para el empeño. ¡Feliz Carnaval¡

tir la tergiversación en moneda corriente de la política de nuestros días. Y es que algunos han adoptado el ritual del disfraz como la estrategia perfecta para engañar a los ciudadanos. Así, los que ponen todo su empeño por finiquitar el modelo constitucional del 78, proclaman a viva voz los vivas a la Constitución; los que azotaron a los trabajadores con continuas reformas laborales para acabar con sus derechos se transmutan en denodados defensores de la causa de la clase trabajadora; los verdugos de los derechos económicos y sociales, se presentan como los salvadores y garantes de la continuidad del Estado del Bienestar, y así suma y sigue. De todo esto podemos sacar dos conclusiones: primero, que en España hay mucho mentiroso que usa y abusa del disfraz un día sí y otro también; y segundo, que además de mentir sin rubor, a más de uno además de vergüenza lo que le falta es el coraje suficiente para defender a las claras los principios en los que cree. Pero ahí no acaba el asunto, ya sabemos que más de uno se disfraza de lo que no es para llevar a cabo sus propósitos, empujado por el simple temor a que, en caso contrario, los que le escuchan le corran a gorrazos. Pero eso no es lo peor, existen otras prácticas que igualan en mezquidad y superan en peligrosidad los disfraces tras los que habitualmente se enmascaran muchos de los protagonistas de la vida pública, esa práctica -miserable y malévola- no es otra que es el disfraz que imponen sobre las palabras.

Hay expresiones que no le dejan a uno dormir tranquilo, por ejemplo: despido libre. ¿Por qué íbamos a ser tan estúpidos de utilizar esa expresión tan molesta cuando podemos decir algo así como despido por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción?, es decir, te despido cuando me da la gana y por el motivo que se me ocurra al margen de tu consideración como persona o padre de familia que tiene la malsana costumbre de comer tres veces al día y vivir dignamente. ¿Para qué vamos a emplear expresiones como subida de impuestos pudiendo utilizar expresiones tan cargadas de belleza y elegantes como “esfuerzo fiscal”? Sería absurdo. Y aquí como antes, suma y sigue hasta el agotamiento. Llega el carnaval, y para algunos será una buena ocasión para disfrutar y pasar un buen rato, otros no tendrán el cuerpo para bailes y chirigotas, pero hay ciertas cosas que debemos tener muy claras, algunos que no se quitan el disfraz en todo el año, y la necesidad de desenmascararlos se ha convertido en un imperativo moral. Y efectivamente, -como en Carnaval- a veces parece que la verdad de las cosas se atreve a esconderse detrás de un máscara, hasta que de repente la realidad no es lo que parece. Es cierto, no es una crisis, es una estafa.

Antonio Vélez Sánchez Portavoz del SIEX

Disfraces Tendrán ustedes que disculparnos, pero en este texto no vamos a hacer referencia a las habituales frases y lugares comunes que suelen citarse en los saludas y artículos tan frecuentes en las revistas que suelen publicarse con motivo de la celebración de una fiesta como el Carnaval. Tendrán que entenderlo, pero tal y como está la situación, limitarnos en estas líneas a desearles un buen carnaval y realizar citas más o menos ocurrentes sobre el genio y las virtudes de don carnal se nos antoja bastante cínico, y falto de interés. Ese al menos es nuestro criterio. Aprovecharemos la ocasión que nos han brindado de dirigirnos a ustedes para hablarles de una práctica bien distinta y de mucho predicamento en nuestros días, les hablaremos de la práctica de disfrazarse. Según reza en el diccionario de la real academia, disfrazarse consiste en “desfigurar la forma natural de las personas o de las cosas para que no sean conocidas”, una definición más que oportuna dados los tiempos que corren, los acontecimientos y actitudes que protagonizan muchos de los habituales de la política nacional, regional, e incluso local. Efectivamente, desde el comienzo de la crisis estamos asistiendo a un proceso en el que llamar a las cosas por su nombre se ha convertido en un acto inaudito, de modo que la manipulación y la mentira ha adoptado el tono de lo habitual, hasta el punto de conver-

Álvaro Vázquez Pinheiro Portavoz de Izquierda Unida


Opinión

El porqué de una era Ha pasado algo más de un año desde entonces. Una etapa quedaba atrás aquel veinte de noviembre de 2010 cuando la Asociación Cultural Carnaval Romano cerraba sus puertas diciendo adiós a la fiesta de Don Carnal. Una decisión que dejaba en el aire el futuro, incierto en aquel momento, de los carnavales emeritenses a la espera desde entonces, de un empujón para no dejarla caer en el olvido. A partir de ese día, las riendas en la organización de estas fiestas han dado un giro de 360 grados. Una vez más, las agrupaciones (comparsas, chirigotas y pasacalles) han esta-

do al pie del cañón, en la lucha por y para sus fiestas; entregados a lo largo del año, donde han demostrado su valía para defender bien alto que el Carnaval Romano sigue VIVO en la capital extremeña. Porque sin ellas no hubiese sido posible disfrutar de estas fiestas como venimos haciéndolo desde años atrás. Son muchas las malas lenguas que denuncian y critican esta celebración haciendo un agravio comparativo con nuestros vecinos pacenses que, sinceramente, suena a topicazo. La gente quiere y ama esta fiesta en su ciudad, pero necesita más apoyo no solo de las instituciones sino también del pueblo en general haciendo entre todos más atrayente esta celebración. ¿Cuántas veces hemos escuchado la intensidad con la que se vivían los

carnavales en los ochenta y principio de los noventa?... cientos, incluso miles, nos hacen sentir esa nostalgia, depresiva diría yo, de los que pudieron disfrutar de ella. Volquémonos ahora, rememos todos a una, para hacer de esta fiesta lo que un día fue y logró situarnos en lo más alto del panorama regional. Porque no es tiempo de añoranzas, ni de mirar hacia otro lado, es tiempo de ilusionarse por un proyecto común. Busquemos entre todos el gran escenario donde expresar a través del baile, el disfraz y el colorido ese estallido de emociones sin dejarnos caer en estereotipos de lo que un día fue… Marina Jiménez Periodista Cadena Ser

Disfrute del carnaval

Disfrute del carnaval, de verdad que no duele, ni le van a subir el IVA (aún más) por disfrutar de su ciudad, además ¡¡es gratis!!, sólo tiene que pasear por la calle Santa Eulalia y seguramente se va a tropezar con alguna agrupación que le saque alguna sonrisa, con lo bueno que es reír en los tiempos en los que estamos. El carnaval de Mérida es de TODOS los emeritenses y para TODOS los emeritenses, no sólo de los que salimos en agrupaciones y para nosotros mismos como si fuera un coto cerrado, porque además, nosotros no nos cerramos a nuestra fiesta. El resto del año, muchas organizaciones y asociaciones cuentan con chirigotas, comparsas y pasacalles para darle más lustro a los eventos que organizan. Sin ir más lejos, “Los Más Ricos de Mérida” tuvimos la suerte de participar en

la subasta del Ramo de la Mártir el pasado mes de octubre y fue un auténtico placer actuar ante un público que, teóricamente, no es muy carnavalero, y sin embargo, ver como se lo pasaban bien, al igual que disfrutaron el año anterior con La Marara. También fuimos invitados por el Consorcio a participar en La Noche en Blanco encuadrada dentro de las actividades de Emérita Lúdica. Fue un lujo cantar bajo el Arco de Trajano y en el Templo de Diana. En este sentido, me gustaría darle la vuelta a la tortilla y hacer la pregunta al revés ¿por qué para actividades durante el año se piensa en los grupos de carnaval y cuando llega el carnaval prácticamente no se puede contar con nadie de “fuera” de la fiesta? Por ejemplo, ¿no se puede hacer una Noche en Blanco el sábado de carnaval? Les recuerdo que nuestro carnaval tiene el apellido de Romano, entonces, si la Noche en Blanco consistía en disfrazarse de romano realizando visitas guiadas por los monumentos de la ciudad, con distintas actuaciones musicales ¿por qué no se puede hacer en carnaval? Además, es un atractivo turístico, una ciudad como Mérida, en la que uno de sus motores

económicos es el turismo, debe promocionar su carnaval. Está claro que esto no es Cádiz ni Tenerife, ni siquiera Badajoz, pero también es cierto que Mérida como ciudad es un reclamo, pues por qué no aprovechar el carnaval para promocionar aún más los encantos emeritenses. La respuesta a todo esto la encontramos en que en muchos actos culturales que se realizan durante el resto del año, sí tienen cabida las agrupaciones de carnaval porque atraen mucho público, pero cuando llega el carnaval, todavía en esta ciudad no se entiende a esta fiesta como CULTURA, y se piensa que el carnaval lo forman cuatro gatos que hacen tonterías, cuando en realidad, pocas cosas representan mejor LA CULTURA DE LA CALLE que una agrupación de carnaval. En fin, que se acerca la Nochevieja Carnavalera, este año cae en 31 de enero, día de San Juan Bosco. La noche previa a que arranque el concurso de chirigotas y comparsas. Y sólo les pido que disfruten del carnaval 2013 que les va a gustar y además, ¡¡es gratis!! Juan Antonio Saavedra Álvarez

9


10

Opinión

Imaginación y creatividad

Resuenan aún en nuestras mentes los villancicos navideños y escuchamos ya turutas, cajas, bombos y demás instrumentos musicales que acompañan las letras de chirigotas y murgas que, desde septiembre aproximadamente, están trabajando en sus lugares de ensayo para quedar lo mejor posible en el concurso de carnaval. El carnaval emeritense está cada vez más afianzado y nuestras agrupaciones musicales podrían competir con cualquiera de otras lo-

calidades extremeñas, y me atrevo a decir que incluso nacionales por la buena coordinación de voces, música y letras. Yo que hacía casi ocho años que no veía “in situ” una final de esta gran atracción de nuestro carnaval, me quedé sorprendido por la imaginación, creatividad, arte en el maquillaje y una puesta en escena que ni en los carnavales gaditanos son mejores. La alegría de sus componentes y la chispa y gracia de sus letras hacen de estas composiciones contagiar esa alegría de todos los que los presenciamos. Cada murga tendrá su letrista, pero los que yo conozco, Nono Saavedra, Paco Vadillo, Bastida y algunos otros, deben de estar todo el año recogiendo notas de todo lo que acontece en nuestra ciudad, en Extremadura y en España, ya que todos esperamos de las letras de estas agrupaciones que nos trasladen sus críticas de la vida social, política y artística. El ingenio de los que escriben está desde luego en no herir a los que critican y ser de rabiosa actualidad todo aquello que cantan, lo que pasó hace uno o dos años está ya desfasado, por eso el ingenio de estos monstruos de nuestras chirigotas está en plasmar el momento de esa actualidad del año 2012. El año pasado fueron ingeniosos todos los que estuvieron en la final, pero como nunca llueve a gusto de todos habría quién hubiera preferido a otras agrupaciones que no quedaron seleccionadas, pero para eso hay un jurado y

su decisión es inapelable. Yo nunca podría ser jurado, pues no votaría con justicia, me podría más el sentimiento; uno por haber pertenecido a una agrupación musical (Los Cazurros Romanos), otro porque los conozco desde que empezaron (La Marara) y algunos más por ser hijos de la agrupación a la que pertenecí (Pilinguis o Thagorichi). Sin herir a ninguna de las de el año pasado, a mi particularmente me impactaron por su originalidad “Los Más Ricos de Mérida” y “Las Marionetas”, y por sus maquillajes y disfraz, “El Pecado” y “Nos Tangais”, que pusieron una chispa de colorido en el festival, repito que nadie se sienta ofendido porque todas en su personaje tipo estuvieron “sembraos”, pero como anteriormente he dicho hay un jurado y un criterio personal de cada cual. Espero que al igual que cada año hay más agrupaciones musicales para el teatro, aumenten también las agrupaciones que animan el desfile como “Danzarines Emeritenses”, “Los Cariocas” o “Los Lorolos”. Algunas de estas agrupaciones pasean el carnaval de Mérida y el nombre de esta ciudad por ciudades de otras Comunidades, pero lo que más me gusta del Carnaval de Mérida es que tenemos nuestra idiosincrasia y tenemos que aspirar a no copiar de nadie y ser nosotros mismos. ¡Felices carnavales emeritenses! Pepe None

Fuera de las tablas “Con todos ustedes, sobre las tablas del Palacio de Congresos…” Vaya frase más significativa en el carnaval emeritense. En ese momento vives una experiencia casi indescriptible. El telón está bajado, pero sientes el aliento de las mil personas que llenan el auditorio del recinto. Comienzan los nervios. Ya no sabes si te acuerdas de las letras o si lo que quieres es comenzar a brincar por el escenario. Momento de nervio y tensión. Haciendo un paralelismo inimaginable con un shock accidental, cuando escuchas esa frase del presentador, es como ver pasar delante de ti los cinco meses de ensayos, de esfuerzo. Y ahí estás, ya no hay marcha atrás. Tu público te aplaude y grita con energía. El resto, aplaude tímido expectante. La mayoría, para ser sincero, no tiene expectativas, pues desgraciadamente ya viene con una idea preconcebida de ti. Pero eso lo sabes perfectamente, y al escuchar esa frase de presentación, lo que quieres es sorprender a todos, a los escépticos y a tus seguidores. Y se levanta el telón, y a pesar de los focos, ves perfectamente ‘los caretos’ del público. Y buscas durante el repertorio la presencia de algún familiar o conocido en el que fijarte

durante los veinte minutos de canto. Así te sientes más tranquilo. Apoyas cada una de las intenciones en los ojos del amigo y descargas la intensidad de las letras, incluso de las malas. Pero una mirada amiga ayuda a continuar hacia delante con éxito el repertorio. Lo peor, es encontrarte unos ojos de disgusto o de aburrimiento. Porque esos ojos se te clavan en la mente y son difíciles de evitar durante el resto del repertorio. Y ahí sólo hay dos caminos: sobreponerse y ‘pa lante’ o venirse abajo. Algo más habitual de lo que creemos. Pero va llegando el final. Ahí cada grupo intentamos lucirnos con un final que aglutine emoción, intensidad y buen sabor de boca. Por eso en las letras de los finales siempre hay palabras como esfuerzo, camino, lucha, calle, color, aplauso, ganas, gracias…Qué más da, si es un broche al traje, y aunque el broche destaque mucho, lo que importa es que el traje nos vista. Algunos, a veces, nos hemos olvidado, que un repertorio debe vestirnos, dar sentido a lo que contamos, a cómo lo contamos y a por qué lo contamos. Y al final la exaltación, el aplauso final con tus brazos hacia arriba. Estás exhausto de emoción, de cansancio

y de satisfacción por el trabajo hecho. Una satisfacción que en el momento que baja el telón puede tornar en decepción, si creemos que no lo hemos hecho como debíamos. Y así, año tras año. Siempre la misma historia, pero con matices diferentes, que es lo que le da la autenticidad y unicidad. Este año esas sensaciones las perderé. No concurso, como ya hicieran decenas de grandes carnavaleros en nuestra fiesta. Pero será especial. Porque más allá de no vivir ensayos con intensidad, de no aprenderme las letras o no formar parte de un grupo de canto durante los carnavales. Más allá de eso, lo que estoy convencido que echaré de menos es la sensación detrás del telón del Palacio de Congresos. El camino desde los profundos camerinos al pasillo de entrada, donde hace mucho frío. La entrada del telón y los elementos de escenografía. Las sensaciones de mirar a la cara a un público expectante. Lo de detrás del telón será lo que eche de menos. El resto, será igual. El carnaval está ahí esperándome, y yo no pienso defraudarlo. Paco Vadillo Periodista


Opinión

Apuntes sobre la tradición de Don Carnal El origen del Carnaval data de la antigua Babilonia hace 4.000 años, pero poco se sabe de cómo era esa celebración. Más seguro es el antecedente que vincula esta fiesta con “Las Purulliyas” o celebración de la primavera entre los Hititas, pueblo guerrero y sabio que habitó en Turquía. Los ritos de la llegada de la estación de las flores y el amor se extendieron por todo el mediterráneo. Los egipcios tenían una fiesta en honor del Buey Apis, intermediario entre Ptaht, el dios creador, y sus fieles. El toro Apis era una divinidad masculina, símbolo de la virilidad, que contenía el espíritu del señor de la creación Ptaht. En la ciudad de Menphis se celebraba, con la incipiente primavera, un ritual de adoración al toro sagrado de oro puro, Apis, ídolo que era adornado con guirnaldas de flores y se le hacían ofrendas de trigo y frutos, ya que simbolizaba la fertilidad de la tierra y era un dios fálico relacionado con la procreación. Un significado muy similar tenían, para los antiguos griegos, las celebraciones denominadas “Dionisíacas”, en honor del dios del vino, Dionisos, Baco para los romanos. Dionisos era hijo ilegítimo de Zeus y de Sémele, la hija de Cadmo, rey de Tebas. Tras la muerte de su madre, por orden de la celosa Hera, esposa legítima del rey del Olimpo, el pequeño dios se crió como si fuera una niña. Digamos que es el primer antecedente en la historia de los travestís actuales o de los hombres que se disfrazan de mujer en nuestro carnaval. En las fiestas consagradas en su honor se bebía vino hasta perder la conciencia y “Las Bacantes”, mujeres que participaban en los ritos orgiásticos en honor al dios de la vid, se entregaban a todo género de vicios y excesos. Pero, probablemente, el origen más claro de la fiesta de Don Carnal estuvo en Roma, concretamente en los rituales en honor de dos dioses: Baco (Dionisos en versión latina) y Saturno, el dios de los infiernos. Nos ocuparemos de dos celebraciones concretamente: “Las Matronalias” y “Las Saturnalias”. En las primeras, se honraba a Bona Dea, la diosa de las mujeres. Era un tiempo sagrado, en el que invertía el orden social y las féminas mandaban sobre los hombres, incluso podían tomar la iniciativa en el plano sexual sin limitación alguna y sin que les ocurriera nada. En las segundas, se honraba al dios Saturno, y, en este caso, lo que se alteraba era el orden social. Los esclavos pasaban a ser los amos y éstos tenían que servirles. Se comía y se bebía sin freno y se podía decir con toda libertad lo que el resto del año se callaba. En el resto de Europa, y también en España, el Carnaval ha estado vinculado siempre a la fiesta agraria de la llegada de la estación primaveral. Es una celebración que supone la liberación del espíritu de la estación del amor y las flores. Para los antiguos Celtas era El “Imbolc”, fechas en las que honraban a la Madre

Naturaleza que se mostraba entonces en todo su esplendor. Este rito tenía lugar a mediados en el mes de febrero porque, a partir de entonces, los días se van haciendo cada vez más largos y el buen tiempo comienza a acercarse, acortándose las noches. Esto coincide con las teorías, defendidas por los antropólogos, que vinculan el Carnaval a la celebración del día 2 de febrero, La Candelaria, que marca el inicio del crecimiento de la luz solar en el horizonte. Ésta liberación se representaba, originariamente, con las máscaras de los animales que se despiertan y que, a la vez, son símbolos de abundancia y prosperidad: el oso, el ciervo, el jabalí... Todos ellos asociados a la caza. Cuando nos disfrazamos hoy, en realidad, estamos rememorando un hecho arcaico. El antiguo “hombre-cazador” simbolizaba sus creencias en un tótem o animal sagrado. Con el paso del tiempo, estas ideas se sintetizaron en figuras humanas que recibían el poder mágico de estos animales que representaban la fertilidad (el toro), la fuerza (el oso) la belleza (el ciervo), la abundancia (el jabalí), etc... Así se creaba un ídolo. De esa forma, a través del disfraz, se pretendía absorber los poderes de aquellos tótems o “seres de poder”.

Etimología del término “Carnaval” Lo más probable es que el origen del vocablo “Carnaval” proceda del término del latín medieval “Canelevarium”, que quiere decir algo así como “eliminar la carne”, aludiendo a la prohibición de comer este alimento durante los 40 días de La Cuaresma. Sin embargo, los lingüistas sugieren otras tres opciones posibles: “carne tollendus”, que quiere decir también “se ha prohibido la carne”; “Carne vale”, es el equivalente a la expresión “adiós a la carne”; y “Carrus navalis”, es la versión más erudita que hace alusión a la forma en que el antiguo dios supremo de Egipto, Ra, el sol, aparecía en el firmamento. Con lo que, de nuevo, volvemos a la versión antropológica del crecimiento de la luz con la proximidad de la primavera.

Hoy en día el carnaval ha perdido su carácter eminentemente vinculado a la religión y a la cultura agraria, sin embargo, desde un punto de vista litúrgico y tradicional, para celebrarlo como Dios (o Don Carnal) mandan, habría que observar el cumplimiento de los siguientes puntos: • Duración: El carnaval se debe celebrar desde El Jueves Lardero hasta El Miércoles de Ceniza. • Ritual de inicio: El primer día del carnaval, Jueves Lardero, habría que comer alimentos ricos en grasas, lo que en Italia se llama el “jueves graso”. Tendrían que formar parte de nuestra dieta los chorizos, las morcillas, las butifarras y los huevos. Simbolizan el renacimiento de la energía y la vitalidad. • El uso de la máscara: Un disfraz que se precie, según los viejos cánones, debe contener una máscara que oculte la identidad de su portador. Las más antiguas representaban a los espíritus que acudían a las aldeas para molestar a sus moradores. Por este motivo, los enmascarados deben increpar a las gentes del lugar saltando, chillando y haciendo el loco, incluso lanzándoles fruta podrida. • Cabalgatas: El domingo de Don Carnal debe realizarse siempre un pasacalles de exaltación y celebración en honor a la Madre Naturaleza porque la luz y la primavera cada día están más cercanas. • Desenfreno: El martes de carnaval tendría que ser el día grande, una jornada en la que la permisividad fuera absoluta y todo tendiese a la exageración. Deberían reinar los bailes y la danza. Lo propio sería que se utilizaran instrumentos sonoros como los tambores, las campanas y los cencerros. Además, en la más estricta tradición del desafío, se debería insultar, molestar o llamar la atención a quienes no se disfracen o no celebren el Carnaval, ya que se considera que es un mal augurio para el nuevo tiempo de luz. Pilar Fernández

11


12

Opinión

Buscando los orígenes de nuestro carnaval Dicen los estudiosos de la historia que muy probablemente los orígenes del carnaval se remonten a épocas romanas. No se, es probable, tampoco es un tema que me preocupe mucho, pues que yo sepa, ningún carnaval del mundo se ha mantenido a lo largo de estos últimos 2.000 años, pues la historia no fue muy condescendiente con el devenir de esta fiesta. No obstante, esto bien podría ser una excusa más que suficiente para justificar que Mérida tuviera unos carnavales sólidos y con un fuerte arraigo en la ciudad, basado en nuestro pasado romano, en las características y particularidades de nuestros fundadores. Desafortunadamente la realidad demuestra que esto no es así, pues salvo el nombre de romano (cada vez menos usado por cierto) nuestro carnaval de romano tiene más bien poco. Dicen también los estudiosos de nuestra intrahistoria local, corroborada por nuestros vecinos más veteranos, que allá por la década de los años 20 el carnaval gozaba de buena salud en la ciudad. Aunque había agrupaciones, tipo estudiantinas, la base de la fiesta eran los bai-

les de máscaras en los diferentes salones, en los que la gente era muy dada a pasar la noche ocultando su identidad bajo un máscara. Lástima que la guerra civil y posterior dictadura disolviera estos actos festivos. Pues bien, con la llegada de la democracia, tras la reinstauración de la fiesta en época de Antonio Vélez allá por 1982, el carnaval resurge en Mérida con una fuerza yo creo que inesperada e inusitada. En esos primeros años del carnaval el pueblo se echó a la ciudad. Disfraces y más disfraces se veían desde los más pequeños a los mayores. Estábamos algunas agrupaciones (pocas), entonces llamadas comparsas, pero no éramos lo más importante de la fiesta. La esencia lo constituía el pueblo, el cual curiosamente al igual que en los años 20, emulaba su forma de divertirse disfrazándose con “trapos caseros” pero sobre todo con el propósito de ocultar su identidad para burlarse del vecino de turno que osaba salir a la calle a cara descubierta. Era un carnaval que en cierta medida me recuerda, salvando distancias, al que según me cuentan se sigue celebrando en la vecina Montánchez.

Pero, ¿se pasó la novedad? ¿solo era novelereo? ¿el modelo cansó? ¿se agotó? No lo se y desconozco si nos pudimos equivocar en algo, pero el caso es que el tirón popular fue decayendo paulatinamente,; si bien curiosamente a la par, de forma constante y muy poco a poco, el número de comparsas iba creciendo. El carnaval se iba casi centrando en torno a las agrupaciones, de manera que se podría afirmar que casi gracias a ellas no desaparece la fiesta en Mérida allá por finales de los 90, que es cuando creo que tocamos más fondo. En un intento por revitalizar la fiesta se le quiso dar un enfoque romano, pero los resultados no fueron los esperados. Una lástima pues la idea no era mala. A principios ya del siglo XXI, un elemento que contribuyó a revitalizar las agrupaciones fue la incorporación de much@s carnavaler@s, que allá por los 90 habían participado siendo niños en un ya desaparecido concurso infantil. Esto dio un aporte de calidad al concurso, dando a la vez que nuevas agrupaciones, nuevos bríos y mayor frescura. Bien es cierto que a partir de este momento, posiblemente por que hoy en dia es más fácil enterarse de lo que ocurre en cualquier parte del mundo, pero el caso es que nuestro estilo de agrupaciones cada vez se empieza a inspirar más en el carnaval gaditano, referente sin duda alguna en la materia. Se separan comparsas de chirigotas, surgen agrupaciones ilegales y algún que otro cuarteto. Es decir la inspiración de la tacita de Plata es clara y poco disimulada. Paralelamente el desfile, que en los primeros años se componían de una variopinta participación de colectivos muy heterogéneos, desde las propias comparsas, a grupos de amigos, parejas, disfraces individuales, hasta incluso sus carrozas (como las que preparaba el malogrado amigo Rodas), también sufrió su evolución. Y así poco a poco se fue enfocando hacia grupos de pasacalles con vestuarios, bailes y ritmos que recuerdan muy mucho a lo que se venía haciendo en Badajoz (no se si con inspiraciones también canarias o tropicales). Y ya en una menor medida, pero no por ello menos destacable, en estos últimos años se nos ha colado una nueva actividad, la cual goza de gran aceptación popular: el concurso de drag-queens. Evento que yo quizás si que asimilo más a carnavales propios de Tenerife o Brasil. El caso es que tenemos un carnaval conformado por una mezcla de Cádiz, de Badajoz y del Trópico. Esta mezcolanza yo no se si es buena o es mala, pero es lo que hay, aunque que quieren que les diga yo echo de menos un sello de identidad propio, algo que nos hiciese ser algo diferente. Pero de momento disfrutemos con lo que tenemos… ¡que no es poco! Luis Zamorano Martínez Componente de la chirigota La Marara


Agrupaciones

Agrupaciones ¿Estamos tontos o qué? Esta chirigota nace hace tres años de la fusión de varios grupos como son Los pelones, Microclimatizados y Carcajá. En su primer año se presentan bajo el nombre de SE MUERA MI MAMA QUE ESO ES UN AUDI. El año pasado fueron una Hermandad rociera un tanto especial bajo el nombre LA HERMANDAD DE LAS TRES DELICIAS. Y este año ya bajo el nombre permanente de CHIRIGOTA ¿ESTAMOS TONTOS O QUÉ? nos traen a LAS QUE RETIENEN LÍQUIDO NORMALMENTE COMO EL CULO DEL VALIENTE.

Favole ¡Qué nombre tan extraño!

Favole ¡qué nombre tan extraño! Me dicen por la calle las pasadas Navidades un carnavalero , yo me río para dentro y ,como es una persona de confianza le digo que investigue en internet, que existe un Comic con este nombre, una maravillosa ilustradora Victoria Francés y en el cual nos hemos basado para sacar el Tipo ,ya lo veo en casa poniendo Favole en Google. Días después me vuelven a formular la misma pregunta, en este caso otra carnavalera sale a mi defensa y le contesta: ¡Significa fábula, aprende idiomas! Esta vez me sorprendo de que alguien sepa realmente su significado porque es cierto es Italiano y significa fábulas, me alegro un montón de que haya personas listas con las cuales te ahorras un montón de saliva. Me vuelven a preguntar cómo se pronuncia, Fávole, Favole o Favolé. Nunca pensé que el nombre de nuestra comparsa fuera tan complicado , pero me gusta la expectación que crea y lo orgullosa que me siento. A este carnavalero me limito a decirle que favole ,porque cualquiera le dice su pro-

nunciación en italiano, y además no estamos en Italia. Y ya por último me llaman Ex.......... con esto sí que no puedo , no porque me avergüence de lo que fui sino porque me siento identificada con mi comparsa, con Favole : ¡Favole , se llama Favole , apréndetelo! . Todo esto me hace reflexionar días después y pienso que significa para mí Favole, una palabra se me viene a la mente y es Ilusión, por empezar de nuevo aun llevando muchos años en el Carnaval, la ilusión por empezar viene como el primer día que empecé a ensayar en la anterior comparsa, hace ya 9 años, recuperar una ilusión , renace el cosquilleo en el estómago perdido en una desilusión. Fávole significa tranquilidad, por las cosas bien hechas y hechas con gusto . Favole significa esencia porque esta no la hemos perdido , la esencia se quedó con nosotras y su aroma sigue embriagándonos. Fávole es agrupación, como una piña para sacar esto adelante con gente maravillosa y ganas de disfrutar, Fávole es libertad, donde nadie nos dice que hacer

o no hacer, Favole es fábula , cuento ,porque a esto jugamos en el Carnaval, juglares que cantan sus cuentos, Favole es experiencia la de más de veinte años de muchas encima de unas tablas que empezaron siendo niñas para convertirse en mujer y si hay algo que define a Favole es Amistad, de muchos años compartiendo lo bueno lo malo ,de querer el mismo fin, de reírnos , de llorar juntas, amistad de compartir nuestro tiempo, el sacrificio persona l,nuestros miedos y frustraciones, nuestros logros y la admiración creada alrededor, amistad de querer disfrutar del Carnaval …..Favole es esto y todo lo que puedas imaginar…., Desde aquí daros las Gracias ¡chicas! Por devolverme todo esto y a ti carnavalero o carnavalera cuando me veas u oigas cantar en el Palacio o en la calle sólo te pido que grites: Favole,ole,ole y ole. Guadalupe Serrano Liberal Comparsa Favole

13


14

Agrupaciones

Las Chinchorreras del Patio “Las Chinchorreras del Patio” es el nombre con el que nuestra agrupación se presenta en el Carnaval 2013, la misma agrupación que el año pasado consiguió por primera vez el primer premio del concurso de chirigotas bajo el nombre “Los Más Ricos de Mérida”. El grupo tal y como se conoce actualmente, se constituyó en 2010, siendo su nombre “Mérida 1883” y logrando un 3º puesto al representar un pleno municipal con un grupo en el que la mitad de los componentes debutaban en el concurso, y la otra mitad provenía del grupo formado en 2008 “Los Microclimatizados”, con el que consiguieron el 2º puesto. A día de hoy, estos últimos continúan siendo una de las agrupaciones más recordadas en el carnaval emeritense. En 2011 nos llamamos Los Desenchufaos, año en el que conseguimos la 4ª posición, represen-

tando a altos cargos de la Junta de Extremadura que se habían quedado en paro. Pero es en 2012 donde el grupo alcanza su mayor éxito en el concurso de chirigotas logrando el 1º Premio con Los Más Ricos de Mérida, unos caramelos de la Mártir que gustaron tanto o más que el famoso caramelo que todos conocemos. En la corta historia de esté grupo, hemos conseguido colarnos siempre en la final, lo que demuestra la regularidad y el buen trabajo realizado por las personas que formamos esta agrupación, la cual no termina el martes de carnaval, sino que durante el año seguimos en contacto organizando distintos eventos como partidos de fútbol con otras agrupaciones, despedida del carnaval en curso, cena de Navidad, participación en bodas de componentes y un peculiar Oktoberfest en el que

acudimos disfrazados de tirolés para celebrar nuestra particular fiesta de la cerveza. Como nota destacada, quiero mencionar que este año y de forma oficial, la agrupación cuenta con otro grupo dentro de la propia chirigota que se autodenominan Los Desvinculaos, miembros de años anteriores que por diversos motivos no pueden participar en el concurso de 2013 pero sí acompañan a la chirigota por la calle. En 2013 el grupo afronta un reto muy difícil, ya que el año anterior obtuvimos un gran resultado en el concurso y en la calle. Por ello, las nuevas incorporaciones junto con los que llevamos ya unos años, estamos trabajando duro para intentar al menos igualar los éxitos de años anteriores, siendo nuestro único fin el de agradar a los espectadores.

La Marara: Paco Jones los míos, con las perras por delante En esta época de crisis perruna que nos ha tocado vivir, donde todo son recortes y más recortes, un añito más (y van 32, jeje lo que nos gusta contar años en la Marara) la chirigota la Marara vuelve a presentar sus mejores galas al carnaval de Mérida. Y es que señores, ¡esto tiene solución!, que nos ahogamos en un vaso de agua. ¿Qué no hay dinero? No pasa nada, se fabrican más billetes y punto pelota. Aquí lo que hace falta es un buen taco y un par de ya me entienden encima de la mesa, y ya está. Ayyy si Rajoy y sus gobernantas tuvieran esas dos cosas, otro gallo nos cantarían (bueno la Copesdal, creo que el taco lo tiene que tener bueno). Verían ustedes como acabaríamos con la rubia hedionda esa. Si hombre si, la Angela Merkel. Que obsesión de mujer por querer recortar y recortar…una escopeta recortá es lo que hace falta aquí, hombre ya. ¿Se han dado cuenta que el devenir de la historia reciente ha estado marcada siempre por una rubia? En los años 50 por Marilyn Monroe, en los 70 por Raffaela Carrá, en los 90 Lady Di y ahora la Merkel. Solución: a teñirse todo el mundo, incluido los tios (a más de uno de nuestra chirigota bien nos vendría un buen tuneado). Bueno, pues eso, que estábamos contando. ¡Ah si!, que a pesar de los momentos chungos que vivimos, creemos que es ahora cuando más hay que aprovechar los momentos de fiestas, para que, aunque solo sea a modo de ilusión y de forma temporal, se olviden las penas con risas, amigos y cachondeos varios y diversos.

Nosotros así lo creemos y así queremos vivirlo y compartirlo con todo el pueblo de Mérida y sus alrededores. Venimos con el mismo espíritu de siempre y con las mismas ganas de pasarlo bien, en el concurso, en la calle, en los bares y en el local de ensayo, que carajo, ¡todo es compatible!. Afortunadamente este carnaval volvemos a estar acompañados de nuestra chirigota infantil La Mararilla, que con su guasa cubana, seguro que nos volverán a deleitar con su habitual gracia. Y es que familia, si esto queremos que siga adelante, hay que apostar y trabajar la cantera. La cantera de nuevas generaciones nos referimos, pues la de Carija nos tememos que anda chunguilla, puñetera crisis del ladrillo… ¿Ven ustedes? Otra vez salió el tema de la crisis y del ladrillo…¡que ladrillazo le metía yo a más de uno…y de una! . Ladrillazo incruento, no vayamos a equivocarnos, que tampoco queremos hacer apología de violencia y vandalismo. Pobres, pero honrados y honestos, ¡faltaría más!. Ah, por cierto, ahora que decía familia. No

podemos olvidarnos de nuestras queridas esposas. Esas inefables compañeras que nos apoyan y nos siguen siempre a todos lados (y esto va sin segundas) y sin las cuales la Marara no podría ser de la misma manera. Este año, por circunstancias diversas se han producido algunas bajas en el grupo, pero la misma ha sido compensada con la reincorporación de nuestro inefable caja Manganito (El Bisbal de los Carnavales, señores) y por el fichaje estrella del mercado de invierno, el famoso pandereta de la tuna de Mérida, Kike, al que por fin hemos conseguido engañar tras 10 años de duras negociaciones. Es lo único bueno que tiene la crisis, que la gente rebaja su caché. Lo dicho, a disfrutar y divertirse, que esto de la crisis se soluciona con un buen taco, y si hace falta también con una picardía o con un picardía, según se mire. Y si quieren pasarlo bien, a pesar de las estrecheces ya saben busquen a la Marara, porque señoras y señores, familia en general, ¡TODO ESTO ESTÁ CONVIDAO!


Agrupaciones

Los recortables

Otro año más, y van seis consecutivos con siete agrupaciones, llega desde la provincia de Huelva la comparsa de Calañas, que tras el triunfo del año en el concurso de Agrupaciones d e l Carnaval Romano se presenta este año con el nombre de LOS RECORTABLES. Vuelven con la humildad de todos los años a tierras emeritenses, con la única intención de agradar al público e intentar conseguir la difícil misión de intentar quitarse el “sanbenito” de agrupación foránea que, aunque realmente lo es por su procedencia, la comparsa cada vez se en-

cuentra más identificada con el carnaval romano. Con la autoría y dirección, como en los cuatro últimos años, de Vicente Casto Pantrigo, este grupo acude al concurso, cada vez con más seguidores emeritenses, después de conseguir dos primeros y un segundo premio en los tres últimos años con sus tipos de La Escoba, Andalucía y punto es y La Gramola. Esta comparsa dejó el año pasado gran sabor de boca entre los aficionados al carnaval y, sobre todo, en los componentes del grupo, que acuden un año más a presentar su repertorio en el Pala-

cio de Congresos. En el mismo, a buen seguro, no faltaran letras a Mérida, antes obligatorias en las bases del concurso, y desde el año pasado opcionales, pero que nunca faltan en el repertorio de estos calañeses. Los Recortables se presentaran en Mérida con algunos cambios en sus componentes, aunque el grueso de la comparsa seguirá siendo el mismo que hace cuatro años se presentó con La Escoba. Desde entonces los cambios han sido mínimos, aunque este año el director ha conseguido potenciar la cuerda de voces altas con dos incorporaciones, que refuerzan al grupo. Esta comparsa ya se puede considerar una veterana, tanto en el concurso de Mérida como en el de Huelva, donde desde hace años no falta a su cita con las semifinales. Localidades como Martos, en Jaén, y Almadén, en Ciudad Real, también han podido disfrutar en estos últimos años de la comparsa calañesa, con toda seguridad la más viajera de las agrupaciones onubenses. Desde Calañas estos comparsistas esperan con impaciencia el día del sorteo, para señalar en rojo una de las fechas importantes en su calendario, junto con el certamen de su localidad y las preliminares de Huelva, la presentación de su comparsa al carnavalero emeritense, que tan bien le a tratado durante todos estos años.

Ejército de Iustitia Despertamos en un cuento de hadas un frío febrero de 2011, como “Atrapadas en el Tiempo”, quisimos hacer un recorrido por los 30 años de carnaval de nuestra ciudad romana, homenajeando así a grandes agrupaciones con solera, repasando con ellas los buenos y malos tiempos de nuestros carnavales. Fue así como un grupo

de antiguas componentes de distintas agrupaciones iniciaron su andadura por esta fiesta. Las siete diosas de “El Pecado” hicieron su aparición en las tablas del palacio de congresos y exposiciones de Mérida con una preciosa puesta en escena que les hizo valedoras de la tijera de oro del año 2012. Daban cuenta así de como

nuestra fiesta había sido ensuciada con todos y cada uno de los pecados capitales. Este año la Diosa de la justicia, manda a nuestra ciudad a su “Ejercito de Iustitia”, para que con sus letras, podamos luchar contra todos los males que acechan a nuestra sociedad en estos momentos de crisis por los que estamos pasando.

Las legendarias, “La realidad de un sueño” En un tiempo no muy lejano, poco más de 5 años, se juntaron estas “ricas voces”, con “ricos instrumentos”, para vivir unos “5 ricos días de febrero” inolvidable para tod@s los que formamos esta agrupación, siempre contando con un “riquísimo público”. En un principio, nuestra prioridad era vivr una fiesta más de año; nuestra ilusión, cantar al son de guitarra, caja y bombo y nuestro reto,

conseguir un reconocimiento de un concurso carnavalero. Hoy, después de todo este tiempo, todo ha cambiado, nuestra prioridad es vivir los carnavales; vivir los carnavales como la única fiesta que no mueve en sentimientos, con la que vibran nuestras emociones y la que posee nuestros sentidos durante todo un año; nuestra ilusión, subrinos a las tablas cada carnaval

para expresar con ritmos todas nuetras críticas y transmitir esta fiebre carnavalera y por último, nuestro reto real, ya conseguido y del que más orgullosas nos sentimos, el formar un gran grupo de amig@s y carnavaleros: LAS LEGENDARIAS. Lo más importante es vivirlo juntos, pues gracias a eso, este sueño se ha hecho realidad. Gracias.

15


16

Agrupaciones

Tagorichi

TAGORICHI cumple años al compás de nuestro siglo, ya son trece carnavales intentando aportar nuestro granito de arena a esta fiesta. Allá por los carnavales del 1999, un grupo de amigos y carnavaleros de diferentes chirigotas hablan de crear algo nuevo, una chirigota donde poder exponer su visión de los carnavales y sobre todo donde poder compartir tiempo y afición. Se hizo un primer intento para salir en los carnavales del 2000 pero después de reunirnos en varias ocasiones, por circunstancias personales, ese primer intento fue fallido. Bien pasado el verano del 2000 se vuelven a retomar esa iniciativa de nueva chirigota, los pasos fueron lentos hasta que se pudo completar el grupo, elegir tipo, sacar primeras letras, etc. por lo tanto, no fue hasta el puente de la Constitución en el mes de Diciembre cuando se produce el primer ensayo. Fueron dos duros meses de ensayos en eternos fines de semana para sacar en el Carnaval del 2001 “Trece iguales para hoy”. Unos ciegos muy particulares que vendían cupones. Pakino, Nando, Pau, Félix, Kike, Abel, Javi, Lolo, Dani, Valen, Calle y Miguel fueron los que empezaron con lo que hoy es TG. Para el año 2002 se montó “The Hooligans”, vestidos de ultras de un equipo de fútbol. Un año complicado por las bajas y problemas con los ensayos pero al final conseguimos salir. Fue un año de transición donde se logró hacer grupo. Fue el año 2003 cuando TG se presenta con “Como caídos del cielos” y con un tipo de apóstoles, se consigue cerrar un gran repertorio que llega al público de una manera muy especial. La vuelta de algunos integrantes más la incorporación de otros, cierran el grupo. Inolvidable momento la carpa en la entrega de premios. 2º Premio. El carnaval 2004 “La tómbola de los sueños locos” y representando a los muñecos de una tómbola de feria, sigue la línea marcada por el año anterior. “La despedida de la Loli” otro gran año para TG en 2005, representa una despedida de soltera con toda la familia y amigas invitadas a ella. Grandes momentos con la presentación y el stripper en el popurrí. Fue el primer año del Palacio de Congresos. 2º premio. Carnaval 2006, “Esto huele a chamuscao” quizás el año más maduro de la primera etapa de TG. Se personifican a unos cocineros de diferentes comunidades autónomas que van

a un concurso a mostrar sus mejores platos, pero ¿quién no se acuerda en Mérida de las “dichosas cocinas”? por ésta y otras circunstancias que se dieron ese año, no se pasó de semifinales. Aun así fue un gran año para TG con un 1º premio en el concurso de Cáceres y el reconocimiento del público en la calle. El carnaval 2007 fue un año donde el grupo decide salir a la calle y no participar en el concurso de chirigotas de Mérida con “Las moscas”. La calle recompensó parte del trabajo durante los meses de ensayos, se volvió a concursar en el Cáceres donde se obtuvo otro 1º premio. En el carnaval 2008 se producen algunos de los cambios más significativos en el grupo, empieza una etapa nueva en la que únicamente se mantienen 7 componentes de los principios. Se completa con amigos de los componentes que quedaron. “Mi pavo real”, representa un chaval en la edad del pavo en una época ochentera. Gran comienzo del grupo tanto en resultados como en relación interna, para ser un grupo totalmente nuevo. Se afianza un conjunto que la base actual se mantiene hasta el día de hoy. 1º premio. “Bautizador de palabras”, en el carnaval 2009 se representa un loco de biblioteca que se dedica a inventar palabras según el uso que se haga de las cosas. Un tipo arriesgadísimo donde no se consiguió llegar al público. El intento no salió como esperábamos, ciertamente la dificultad era grande, pero desde luego el grupo humano siguió creciendo. Carnaval 2010, “El gusto es nuestro” con este tipo tan peculiar, se intenta no caer en la vulgaridad. Aunque sus letras están tratadas con sumo cuidado desde luego no a todo el mundo les convence, el grupo es sancionado porque supuestamente NO le canta a Mérida o sus personajes. Ese año nos volvemos a quedar en semifinales. “Iteuve” carnaval 2011, año complicado para TG, con un primer tipo inicial, del cual no se consigue sacar repertorio suficiente, es después de Reyes cuando se plantea la locura de cambiarlo a falta de un mes para el concurso. El día 10 de Enero se empieza a ensayar con el tipo de mecánico de la ITV. Después vino todo rodado repertorio, disfraz, escenario, etc. hasta el punto de realizar una actuación que quedará para siempre en el recuerdo de TAGORICHI con la cuarteta del parabrisas, eran las 3 de la mañana del jueves de la final cuando buena parte del público se levantó en mitad

del popurrí impidiendo acabar el repertorio a grito de campeones. 1º premio. Carnaval 2012, el sobre esfuerzo del grupo en el año anterior para sacar una chirigota en tiempo record, hace que dichos carnavales se tomen de una forma más relajada. “Inseparables” muestra las parejas y grupos musicales que llevan juntos toda la vida. Un 2º premio. Con los años han cambiado algunos nombres, algunos se fueron y volvieron, otros se fueron seguros de no volver, y otros se fueron y quién sabe si algún día volverán, pero en si mismo la razón de ser del grupo se mantiene invariable, cada año intentando sorprender a los carnavaleros en particular y a cualquiera que se interese por esta fiesta en general, seguro que el hecho de que la mitad del grupo sea parte del mismo desde el primer año nos ayuda a mantener dicha esencia. Daniel Aparicio, Fernando Pérez, Alberto Rivera, Manuel Pérez, Antonio Calle, Antonio Puente y Miguel Carmona, siguen hoy en TG y ya lo estaban en el comienzo por allá por 2001, en un grupo que nació con poco más de doce componentes. Otros, Carlos Vadillo, Fernando Trejo, Ruben Márquez, Sergio Cabeza, Javier Ceballos y César Delgado, se incorporaron en 2007, y más recientemente completaron el grupo Manuel Prieto, Miguel Angel López y Miguel Pino, este último debutará este año, con muchas ganas sin duda. Desde estas líneas damos las gracias a todos los que algún día formaron parte de esta familia, por su contribución y esfuerzo para que TG siga existiendo. Este año seremos “ROBIN FOOD: LOS ASALTADORES DEL BOSQUE VERDE…”, intentaremos sorprender al publico de Mérida tanto en el Palacio de Congresos como por sus calles, TAGORICHI no puede dejar pasar la oportunidad para mostrar su oposición ante tanta injusticia social. Por ello, llega “RobinFood” para poner a cada uno en su sitio, que el personal se lo pase bien mientras nos escucha, y nosotros lo disfrutemos como todos los años. En TG siempre pensamos que lo mejor está por venir, y con esa intención seguimos creciendo alrededor de esta LOCURA que nos arrastra todos los años por FEBRERO, y nos mantiene en contacto durante buena parte del año para sacar cada carnaval adelante el repertorio. Sin más, solo nos queda desearos que paséis unos buenos carnavales donde podamos olvidarnos de los problemas que nos sacuden en estos días, al mal tiempo buena cara.


Agrupaciones

Los mentalistos La chirigota Como tú alcanza su cuarto año de ilegal como chirigota callejera, aunque están en la fiesta desde 2001, cuando se presentaron con un disfraz de público y consiguieron ser finalistas y un sexto puesto final. Ese año ganaron ya el premio al mejor pasodoble El Bujio-Boysu. En 2002 decían No nos molestes, estamos ocupados; en 2003 eran Toreros acojonados; en 2004 formaron un Campamento de niños hiperactivos III, con la idea de que

si cuajaba se harían las dos primeras Partes; en 2005 fueron Las jubiladas de Freixenet; en 2006 La madre que nos parió; en 2007 Los ángeles caidos; en 2008 Con custodia compartida yo me pego la gran vida era su lema; en 2009 se pasaron al cine con Star Wordas; en 2010 se pasearon como Berlusconi y sus velinas van de fiesta a Proserpina; en 2011 fueron Los que te dan una puntá y en 2012 Atrapados en el tiempo.

Los que faltaban “Ponte un disfraz, sal a la calle y disfruta del carnaval de Mérida junto a nosotr@s” Este año Los que faltaban serán “Las Frescas”, y no os desvelamos más... estaremos en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Mérida en semifinales. No os lo perdáis... Sin más, desearos un Feliz Carnaval 2013. Nos vemos en la calle... Como no podía ser de otra manera, la comparsa Los que faltaban estará de nuevo con todos ustedes este año, para disfrutar de estos días mágicos que nos regala el mes de febrero, los carnavales. Es la fiesta más esperada por cada uno de los componentes de esta agrupación, pues para ello pasamos más de medio año preparando nuestro tipo, repertorio, disfraz... todo ello con el único objetivo haceros disfrutar con nuestras coplas y pasar unos días agradables con nuestros amigos carnavaleros. Nos avala una trayectoria más que considerable en el carnaval emeritense, pues en 2013, son ya 13 años desde el nacimiento de esta agrupación. Cabe destacar en estos tres últimos años; un primer premio con “Trotamundos” en 2011, y dos segundos premios, “Batallón” en 2010 y “Marionetas” en 2012.

17


18

Agrupaciones

Los Cazurros Romanos, ¡¡30 años en la brecha!! Los Cazurros Romanos no necesitan presentación pues la singladura de esta chirigota es tan larga en el tiempo que merece aparecer en mayúsculas en las hemerotecas del carnaval de Mérida. Empezamos en el 1983 y no hemos faltado a la cita ni un solo año. De los fundadores quedan tres, y por ella han pasado unos 50 componentes, todos hombres. Sabedores de los innumerables y delicados problemas que surgen en un grupo mixto, los Cazurros hemos tenido el apoyo de nuestras mujeres pero sin inmiscuirse en nuestro funcionamiento. Aquellos Cazurros del principio éramos padres de unos 30 años, con dos hijos de media, que formaría la primera comparsa infantil de la ciudad y que concursó 10 años. Hoy sus hijos (nuestros nietos) tienen la misma edad que ellos tenían cuando empezaron, y los Cazurrinos de entonces presentan destacadas hojas de servicios en otras comparsas o chirigotas. No sabemos la cuerda que nos queda, pero , puestos a pensar, nos parece mentira haber llegado hasta aquí. Hoy, que hasta los matrimonios duran poco, nos cabe el orgullo de presumir de una fidelidad a prueba de todo. Si supierais lo que nos ha costado esta convivencia… mosqueos, cabreos, discusiones, paces, más encontronazos, silencios…y la reflexión: “mejor me callo hoy porque este se ha levan-

tado con el pie cambiado. Mañana puede ser al revés”. Tras un fracaso, en los momentos bajos, a uno le apetecería abandonar el barco o cambiar parte de la tripulación; y analiza el aporte que cada uno hace al grupo para concluir que, visto que con esto no nos ganamos la vida, prima el buen funcionamiento: el que no vale para una cosa vale para otra, con lo cual aquí nadie es imprescindible y todos somos necesarios. Así es que los Cazurros del 83 son los del 2013; su estilo es el mismo, las tablas no nos han hecho mejores y seguimos con los mismos defectos. Los años nos han endurecido el oído y la memoria, y los kilos han hecho que nuestros movimientos sean más torpes. Seguimos teniendo nervios en el escenario y “la cagamos” a veces, pero hemos ganado en relajación, naturalidad y frescura. Ya no nos apetece competir pero necesitamos hacerlo para no desaparecer. Aquella comparsa que lo ganaba todo porque, al decir de algunos, esta era la” comparsa de la Junta”, ha llegado incluso a no pasar a la final y mientras otros compiten por los premios diciendo no importarles el lugar que ocupen y que lo suyo

es la calle, la realidad es que en la calle se les ve muy poco o a unas horas en las que la gente descansa. No buscamos polémica, simplemente queremos mover a la reflexión a los carnavaleros. Cuatro meses de ensayos para tres días de carnaval e importantes gastos en trajes para dos puestas es de locos, pura ruina. El Ayuntamiento nunca ha ofrecido al pueblo un espectáculo tan prolongado en el tiempo, con tanto participante, en tantos sitios y a precio de ganga como ocurre con los carnavales. Si entendieran mínimamente lo que nos cuentan en esfuerzo y dinero estas demostraciones callejeras… La Marara, que nos ha precedido en el tiempo, puede dar fé, y los que se apuntaron al maratón y no soportaron la dureza del recorrido, también. Resta que el pueblo para el que trabajamos participe en patrocinios, anuncios en las revistas (muchas casas comerciales ya lo hacen) y loterías y nos animen a seguir con su presencia en las calles. Este año vamos de “antigua orquesta verbenera” y nuestra única intención es la de haceros disfrutar.

La j’otra La j’otra es una comparsa que nació en 2002. ¿Por qué ese nombre?. Teníamos una ilusión, ser diferentes, crear algo que aquí no existía y lo hicimos, fue todo un riesgo y un desafío; fuimos criticadas, algunas para bien y otras para mal, y comenzamos vestidas de pescadores de la bahía de Cádiz. Las buenas críticas decían: “Ponen los pelos de punta cuando cantan y llevan una afinación extrema”; las malas críticas decían: “ Aburren”. A pesar de todo, seguimos en la misma línea y al siguiente año vestidas de Geppetto quedamos finalistas. Toda una sorpresa y una ilusión, lo habíamos conseguido, gustamos al público e introdujimos la comparsa en el concurso de carnaval de Mérida. El año siguiente nos convertimos en Mesoneras romanas, con un decorado espectacular aunque poco apreciado y, como siempre, voces muy cuidadas y trabajadas. En 2005 decidimos echarle algo más de morro al asunto y vestidas de Zíngaras estrenamos el Palacio de Congresos siendo cuartas. No podíamos creerlo, la j’otra íbamos creciendo en el concurso y en aquellos años era muy difícil entre tantos hombres.

Qué contar del año de tribu Masai; la confianza en el escenario ya era mayor, con lanzas con todo el cuerpo maquillado y retales. Además del 5º premio conseguimos la Tijera de Oro. En 2007 quisimos ser un grupo de Duendecillos metidos en mitad de un bosque con narices y orejas puntiagudas y lentillas que brillaban en la oscuridad. Quedó impresionante, pero decidimos que la comparsa necesitaba un descanso, llevábamos años de mucho trabajo. Al año siguiente volvimos con tanta fuerza y tantas ganas que Mary Poppins nos dio el primer premio y Tijera de Oro, vimos mil veces la película para que nuestra representación del personaje fuese perfecta y en nuestra maleta... un segundo disfraz para la mitad de la actuación. Hay veces que es difícil explicar con palabras lo que se siente cuando ves a todo el público volcado, ese año no lo olvidaremos jamás. En 2010 recreamos el personaje de Carmen la cigarrera , un gran año también aunque pasó un poco desapercibido; La jotra hemos tenido el San Benito durante nueve años abriendo el concurso, 4 años en semifinales y uno en finales.

Llenando el escenario de color y alegría con músicas y bailes de un humilde barrio cubano, abrimos el concurso de comparsas 2011. Lo recordamos con mucha alegría; el repertorio sólo hacía que te movieses y el tipo y el colorido que llevábamos animaba a no dejar de bailar. El pasado año fue duro y difícil, pero vestidas de Bandoleras estuvimos en la calle todos los carnavales, y por fin, después de este recorrido por la historia de La j’otra llegamos a 2013, donde seremos la rica miseria. Lo afrontamos más unidas, con más ilusión y más ganas que nunca; después de muchísimo esfuerzo y trabajo de todo el grupo. Por eso, gracias a las personas que sabían que salir este año para nosotras era algo especial y se han partido en mil para hacerlo posible. Gracias.


Agrupaciones y Pasacalles

Comparsa “Las iguales” Tras 11 años en el concurso de comparsas y chirigotas de Mérida, esta comparsa mixta, se presenta en el carnaval 2013 como “La Reina de mi Casa”. Aquí os dejamos un pequeño adelanto de lo que podréis escuchar de esta comparsa, que tanto defenderá a la mujer este año: Las reinas que llenaron nuestras casas, con coraje, valentía, con esfuerzo e ilusiones. Orgullo que sacaron las mujeres Orgullo para olvidar los sin sabores… Carnaval 2013, un carnaval más para el “Baúl” de “Las Iguales”.

Pasacalles Los cariocas de Mérida Otro año más y se acerca el carnaval. Días de alegría, entretenimiento, diversión... Días en los que la gente olvida sus rutinas y salen a la calle a disfrutar. Nosotros Los Cariocas de Mérida, una asociación cultural que surgió en el año 2007 con tan solo 16 miembros ha visto como año tras año el Carnaval de Mérida iba cambiando, la gente se involucraba más. Desde aquí, comentar que esta asociación está cada vez mas ilusionada con esta fiesta y que vivimos el carnaval durante todo el año (elegimos y confeccionamos nuestros trajes, ensayamos, organizamos actividades y realizamos y asistimos a convivencias con otros pasacalles). Este año al igual que los anteriores queremos ofrecer a Mérida una puesta en escena espectacular con colorido y fantasia, que todo el mundo disfrute estos días y poder transmitir con nuestro trabajo el espíritu del carnaval.

19


20

Pasacalles

Asociación Cultural “Los Danzarines Emeritenses” do en el que se encontraba el Teatro Romano bordado fue una gran sensación y batimos el record de participación con 73 componentes y un segundo premio. Y a partir de aquí nuevos cambios: Nueva diseñadora de trajes, nuevas diseñadoras de coreografías y numerosos cambios en la música.

y sus Romanos” siguieron participando en el Desfile. Y a partir del 2002 volvemos con la percusión a nuestros orígenes y con los trajes muy elaborados.

La Asociación Cultural “Los Danzarines Emeritenses” nació en el año 1984 cuando un grupo de 11 amigos que ya habían disfrutado del inicio del Carnaval emeritense decidieron hacer un grupo y con el traje de “Gremlins” se echaron a la calle y al desfile y después de esa experiencia tan maravillosa decidieron seguir hacia adelante. En 1987 y con el Traje llamado “ Bolas Rojas” con la participación de 24 componentes es cuando se decide poner un nombre genérico al grupo y de ahí salen “Los Danzarines Emeritenses”. Los años siguientes son una subida progresiva de participantes e igualmente de premios, algunos primeros y bastantes segundos. Recordar con gran cariño el Traje “Palmeras” del año 1988 con 38 integrantes, el de “Flores con Capas” del 1991 con 28 componentes o el del 1992 con “Multicolor” y la participación de 33 componentes. Asimismo, este año los jovencitos participaron en el Desfile Infantil con un Primer Premio. Ya no bailábamos con los ritmos carnavaleros de la música enlatada, ya empezamos con la percusión, pocos pero mucho ruido. El año 1993 presentamos una candidata a Reina del Carnaval con el traje “Ritmo de la Noche”, la cual fue elegida por unanimidad. Y los años siguientes con trajes muy elaborados como “Luna Creciente” y “Plumas Azules” con sendos segundos premios, fueron los últimos que disfrutamos con una treintena de participantes. Llegaron los finales de los 90 y con el declive de los Carnavales Emeritenses hubo una bajada de componentes, pero seguimos con ilusión hacia adelante: “Peter Pan” con su barco pirata, “Cristianos” con sus Reyes o “Nerón

A finales del 2004 nos hacemos Asociación Cultural y ello hace que seamos casi 100 componentes. Y a partir de aquí año tras año va incrementando los participantes en el Desfile cogiendo una racha de primeros premios durante 4 años seguidos con trajes como “Danzarines del Fuego”, “Fantasía Volcánica”, “Pasión Tropical” y “ Constelación Scorpio”. Llegamos al 2009 año de la celebración de los 25 años del grupo, se realizaron un sinfín de actividades destacando el Desfile Extraordinario de Junio y el Viaje Virtual al Pasado que hicimos en octubre con gran participación de los componentes de la Asociación. De nuevo presentamos otra candidata a Reina del Carnaval que con el traje “Estrella del Universo” hizo las delicias de todos los presentes al acto. Nuestro traje “Annus xxv” con un gran escu-

En 2010 con “Carnaval Magic” y 2011 con “Alianza Élfica” saboreamos de nuevo el Primer Premio. Y ya por último el 2012 con “Cazadores de Sueños” y con 55 participantes disfrutamos del Desfile. Pero no queda aquí en Mérida solo nuestra experiencia ya que se ha participado en muchos lugares de carnaval o simplemente de sus fiestas, ciudades como Trujillo, Badajoz ( con la Quema de las Candelas), Sevilla, Toledo, Navas del Madroño, Arroyo de la Luz, Villafranca o Calañas (Huelva) han podido disfrutar de nuestros bailes y de nuestras coreografías. Y la última experiencia del Grupo haber participado en el Programa de Telecinco “ Tú sí que Vales ” donde después de pasar el casting en Sevilla, fuimos a Barcelona para participar en el programa, una experiencia sin duda que quedara en la memoria de todos. Y este 2013 con aires muy renovados en bailes y música (nuevos instrumentos), con un traje aun sin nombre, podría ser “Quilapayun” y con 50 componentes volveremos a disfrutar de nuestros carnavales. danzarinesemeritenses.blogspot.com


24


25


26


27


29


30



Carnaval Romano Mérida 2013