Page 1

M

arzag贸n

Marzag贸n 2013


SALUDA DEL ALCALDE

3

SALUDA DEL TENIENTE DE ALCALDE

4

HISTORIA LA COSTA DE LOS PIRATAS Federico Ortega Flores

S

umario

Marzagón

EDITA Fundación Municipal de Cultura de Moguer DIRECCIÓN: Manuel Padilla DISEÑO Y MAQUETACIÓN Miguel Ollero Márquez FOTO PORTADA Y SECCIONES Víctor Guerrero FOTOGRAFÍAS Juan Carlos Ordóñez Víctor Guerrero Julián Ropero Díaz Bienvenido Ruiz Faustino Rodríguez Diego M. Aragón Adelina Infante Diego Soriano Patxi Serveto Manuel Padilla Paco Feria Miguel Meichsner Autores de artículos IMPRIME

MAZAGÓN EN PERSONA… Antonio Padilla, una vieja gloria del fútbol José Antonio Mayo Abargues

10

LA LAGUNA DE LAS MADRES, un paraíso por descubrir Miguel Ballesta Meichsner

13

PARADORES NACIONALES Pablo Rodríguez-Thorices Arroyo

16

EL CAPITÁN MANUEL EVANGELISTA GARRY José Luis Gozálvez Escobar

22

EL PUERTO DEPORTIVO DE MAZAGÓN Mercedes García Barroso

24

CEUS. EL RENACIMIENTO DE UN PROYECTO Álvaro Gómez Villegas

28

SOBRE BURROS Y HOMBRES: EL POBLADO FORESTAL DE MAZAGÓN 35 Juan Villa MONUMENTOS PÚBLICOS DE MAZAGÓN Manuel Padilla

37

MAZAGÓN EN LA HISTORIA, PINCELADAS Rodolfo Barón

41

LAS AGUAS ONUBENSES INDISPENSABLES PARA LA RECUPERACIÓN DE LOS TIBURONES Asc. Chelonia

44

Carmen Ciria LAS AGUAS PRIMORDIALES Juan Drago PINO CENTENARIO Diego Ropero-Regidor THE WHO Antonio Orihuela MISTERIOSO PÁJARO AZUL Laureano Jiménez-Carrión EL SUEÑO CONSEGUIDO DE LA LUZ Alfonsa Acosta VOLAVERUNT Héctor Garrido POETAS DEL SUR DE EUROPA (I) Manuel Garrido Palacios EN MAZAGÓN, SIEMPRE José Antonio García EN LAS CHOZAS DEL POBLADO Antonio Ramírez Almanza ODÓN EN EL RECUERDO Juan José Oña PERFECTA PARA OTROS Joaquina Rivero Miguez PON UN MAR DE POR MEDIO Juan Antonio Guzmán LAS HOGUERAS DEL TIEMPO Dolores Izquierdo MAZAGÓN Federico Soubrier POEMA A MI HERMANA Miriam Pérez López

48 48 49 49 50 50 51 52 53 54 56 57 58 59 60 60

LETRAS UNIDAD DE ELLOS

SOCIEDAD VIRGEN DEL CARMEN…HUELLA DE FE Sebastián García Reyes

Las notas y opiniones aparecidas en los presentes trabajos son de exclusiva responsabilidad de sus autores. El contenido de esta publicación no puede ser reproducido ni total ni parcialmente sin mencionar la procedencia. 2013

Marzagón

62

“SÍ ME IMPORTE, Y MUCHO” Joaquín Gómez

64

IES ODÓN BETANZOS. UN BALANCE DEL CURSO Equipo Directivo

66

YA ONDEAN EN LA PLAYA LAS BANDERAS DE CALIDAD Pilar Sánchez CARTEL PROGRAMA DE FESTEJOS DEPÓSITO LEGAL H-204-2003

6

68 69 70


SA

ALUDA

del

L C A L D E

Ll

ega el verano y con él Mazagón se convierte en uno de los grandes focos turísticos del litoral andaluz, un verdadero paraíso natural que atrae, a esta hermosa tierra llena de encanto, a miles de bañistas y veraneantes que disfrutan, junto a los vecinos y vecinas del núcleo costero, de una playa sin parangón, de un entorno natural privilegiado, y de una oferta de ocio y cultura entre la que destaca, sin duda, la celebración de nuestra Feria de Verano, todo un acontecimiento en el calendario festivo de la provincia, que atrae hasta Mazagón a miles de visitantes de otras localidades que se suman a la fiesta que vivimos en el extraordinario recinto ferial de nuestro parque público. Allí, a la sombra de nuestros pinos y con el mar al fondo, disfrutaremos de nuevo de una fiesta en cuyo diseño y organización se han esmerado tanto la Fundación Municipal de Cultura como la Concejalía de Mazagón; de manera que todos los vecinos y veraneanes encuentren en nuestra feria alicientes para el disfrute y la diversión. En el ecuador de la actual legislatura municipal quisiera también destacar el compromiso y la decidida apuesta del Ayuntamiento de Moguer para superar las carencias y desequilibrios que venía padeciendo desde hacía años nuestro hermoso tramo costero. Gracias al interés del equipo de gobierno que integramos PSOE y Avema, se han ejecutado importantes actuaciones de mejora en infraestructuras viarias, hidráulicas o deportivas que han generado, además, puestos de trabajo; como la actuación de acondicionamiento realizada en el parque público dentro del Plan de Fomento del Empleo Agrario. En el nuevo presupuesto municipal, aprobado recientemente, se contempla la ejecución de un ambicioso programa de obras municipales que pretenden seguir mejorando las dotaciones y servicios a la ciudadanía de Moguer y Mazagón; de manera que seamos capaces de ofrecer a todos nuestros vecinos y vecinas una atención cercana y equilibrada a sus legítimas demandas. Pese al grave momento económico que atraviesa toda la sociedad, y especialmente el Ayuntamiento de Moguer, lastrado en su gestión por la ingente deuda de la anterior corporación municipal, hemos sido capaces de desarrollar numerosas actuaciones y proyectos que han confirmado el interés del nuevo equipo de gobierno local por los problemas y las carencias de Mazagón, y hemos logrado organizar de nuevo unos festejos llenos de propuestas para todo tipo de públicos. Ello ha sido posible gracias al interés y al trabajo de los operarios y técnicos de Emvisur, de la Fundación de Cultura y del área de Mazagón, a los que agradezco sinceramente el cariño y el esfuerzo realizado para que todo esté a punto cuando en la noche del 1 de agosto inauguremos nuestra Feria de Verano. Por último, quisiera también agradecer y reconocer a todos los colectivos y ciudadanos que han aportado su granito de arena para llenar de contenido esta gran explosión festiva; así como la labor de todos los articulistas y colaboradores que con su interés y participación hacen posible esta magnífica revista de festejos que tenéis en vuestras manos. A todos ellos, el afectuoso saludo y el agradecimiento de la corporación local, y a todos los vecinos y vecinas de Mazagón, mis mejores deseos para esta nueva edición de la feria de verano que, estoy seguro de ello, estará repleta de vivencias y momentos imborrables. Gracias de nuevo a todos y a todas por vuestra colaboración y felices fiestas de Mazagón 2013.

Gustavo Cuéllar Cruz

Alcalde de Moguer

3

Marzagón 2013


SA

A L U D A del Teniente de L C A L D E

U

na vez más, tengo la oportunidad de saludar a los vecinos y vecinas de Mazagón para desearles, desde las páginas de esta revista, unas fiestas de verano llenas de momentos inolvidables, en las que disfrutemos de la alegría y la diversión, compartiendo con amigos y visitantes el encanto de nuestro singular recinto ferial.

Al llegar al apogeo de la temporada estival, nuestra localidad se viste de gala para vivir esta celebración que forma parte ya de la identidad de nuestra gente; y es, sin duda, éste un buen momento; cuando también acabamos de cumplir el ecuador de la legislatura municipal, para comentaros algunos de los proyectos con los que hemos intentado mejorar la calidad de vida de nuestros vecinos y vecinas, y las infraestructuras que ponemos a disposición de quienes nos visitan. Como responsable del área de Mazagón en el Ayuntamiento de Moguer, quisiera destacar en primer lugar las dificultades económicas con las que afrontamos esta legislatura, con una ingente deuda municipal heredada de la anterior corporación, que limitaba enormemente la capacidad de gestión del nuevo equipo de gobierno, y una situación general de crisis que suponía un escollo más para poder desarrollar proyectos municipales. Sin embargo, gracias al trabajo, la imaginación y la responsabilidad del actual equipo de gobierno que formamos Avema y PSOE, el Ayuntamiento de Moguer ha sido capaz de poner en marcha un plan de ajuste que ha permitido recuperar la confianza de la ciudadanía, de los proveedores y de las entidades bancarias, y que ha posibilitado también ejecutar importantes actuaciones que han mejorado, sin duda, el aspecto y las dotaciones de nuestra playa. Entre estos proyectos habría que destacar el asfaltado de hasta 16 nuevas calles que presentaban, desde hace años, un lamentable aspecto; el definitivo impulso a las infraestructuras de Ciparsa; la importante mejora en las instalaciones deportivas con un remozado pabellón cubierto y un nuevo campo de césped artificial, o la consecución año tras año de la Bandera Azul y la Q de Calidad para nuestra playa del Parador; donde este año reforzamos, además, el servicio de salvamento y socorrismo. Pero, entre todas estas iniciativas destaca, sobre todo, el esperado inicio de las obras del traslado del colector de residuales. Las obras, con una inversión por parte de la Junta de más de un millón de euros, se han iniciado ya y acabarán, en apenas unos meses, de manera definitiva con el endémico problema de vertidos que ofrecía una pésima imagen de nuestra playa. Junto a estas actuaciones y a otros muchos proyectos de mejora realizados a lo largo de estos dos primeros años de legislatura, destaca, sin duda, el importante incremento de la oferta de actividades deportivas y de ámbito cultural, que nos han permitido ofrecer a la ciudadanía y los colectivos sociales de Mazagón una programación atractiva y de calidad, y una oferta formativa y de ocio, hasta ahora, sin parangón en nuestra localidad. En relación con las fiestas de verano, al refuerzo del abastecimiento eléctrico al recinto ferial realizado al inicio de la legislatura, se ha sumado también este año la construcción de un nuevo muro de contención en el talud oeste del parque público, una actuación complementada con el ajardinamiento y la adecuación de senderos interiores que, sin duda, mejoran la seguridad y el aspecto de nuestro hermoso parque, en el que nos daremos cita un año más para vivir la alegría de una fiesta en la que participan por igual vecinos y visitantes. Gracias a todos los que, de alguna manera, colaboráis en la puesta en marcha de las infraestructuras, los servicios y el programa de actividades que llena de contenido nuestras fiestas de verano; que sepamos disfrutar del singular encanto de nuestro recinto ferial desde el respeto y la solidaridad, y que vivamos todos y todas una Feria de Mazagón 2013 llena de alegría. Felices fiestas.

Marzagón 2013

Francisco Ángel Martínez Pérez Teniente de Alcalde de Mazagón

4


H istoria 5

Marzag贸n 2013


P

La Costa de los

iratas

Por Federico Ortega Flores

Quince hombres van en el cofre del muerto ¡Yo-ho-ho! ¡Y una botella de ron!

C

uando me asomo entre las casas del cine, al atardecer, y miro el mar, a modo de tripulante de un bergantín que mira por la borda a los jóvenes lanzándose a las olas con una simple tabla de surf, entonces me planteo si el viejo Long John Silver con su pata de palo nos contaría toda una andanada de temibles historias de tempestades y tormentos bajo la quilla del Walrus, con la tripulación más áspera a flote conocida, como contaba al joven Hawkins mientras paseaban por los muelles de Bristol. Como diría el cocinero de La Española, en todos los lugares de mar se cuentan historias de desaparecidos y tragados por el mar. Es el precio que hay que pagar a Poseidón para aplacar su furia. La playa de Mazagón no está ajena a esas historias, y hay veces que llega un viento triste y frío cuando se retira el sol que trae voces quejumbrosas, justo antes de que salga la Dama de Blanco que vaga por la orilla oteando al horizonte… esperando a alguien… quizás esperando una respuesta. ¿Y qué es lo que nos queda?. Unas historias de marinos y barcos extraviados en la inmensidad del Océano. Expulsados a su suerte… y que ya en 1787 se testimonia como: “Debido a que se está experimentando una furiosa tempestad y lluvias y con el ímpetu de los vientos, suelen varar en la playa de esta Costa de Castilla de la jurisdicción de su merced, algunas embarcaciones impelidas de dichos temporales, las que desde luego se registran en el mayor desamparo; y lo que es más, o los que suelen escapar, faltos de auxilios, perecen en aquél desamparo a que agrupa a muchos individuos de esta población, y de las inmediatas, faltando al santo [roto de papel] en desprecio de sus conciencias y de la justicia, se advierten que se constituyen en dichos parajes con el ánimo deliverado de robar y substraer quanto encuentran1” . 1

Oficio de expediente del naufragio del barco danés La Bárbara en 1787 por Vicente Joseph de Azcárate, administrador de la aduana y subdelegado de marina. Las transcripciones, como la información documental de este artículo, están basadas en los registros pertenecientes al Juzgado de Naufragios con sede en Moguer durante el siglo XVIII, custodiados en el Archivo Histórico de Moguer, Fondo Municipal, legajo 1118.

Marzagón 2013

6


Torre del Loro. Mazagón. Foto procedente de www.mazagonbeach.com

Unos viajes que podría comparar el mismísimo bucanero capitán Jonathan Flint, entre blasfemias y juramentos por los demonios y las barbas de Belcebú, como la lucha de una cáscara de nuez frente a las fuerzas del Océano. Como explicaron, al contar su odisea, el capitán Juan Jurgensen, Nanning Adrianz Junior, el contramaestre Henrich Linholm, el carpintero Cristians Hops, el cocinero… todos del bergantín danés La Bárbara, cuya narración por estos lobos de mar no tiene desperdicio: Pues saliendo de Hamburgo el 3 de diciembre de 1786, el día 12 les asoló una tempestad de SW que les arrojaba mucha agua sobre cubierta. El 15 soportaron otra con vientos NNW y NW con lluvia y chubascos. El día 20 se presentó con mucho viento del N y NNO, que dejaba mucha mar sobre cubierta “y el día veinte y tres asaltó una resia tenpestad con la qual valanseaba el vagel demasiado, y aquella llena de agua de mar”. A los que siguieron tres días de relativa mejoría, hasta el día 4 de enero, que sufrieron otra tempestad y golpes de mar sobre cubierta… ”hasta el día dies, que se bolbió a experimentar otra nueba de SSW-S y SSO-SO; y a la tarde del mismo día se aumentaba con truenos y relámpagos de forma que el bagel siempre miraba debajo del agua”, cuya consecuencia hacía que el día 12 ya tuviesen todo el babor bajo línea de flotación, poniendo el ancla de estribor encontrando diferente agua, donde poco después “reventaron de ella y también de tierra, pero sin saber [en] qué paraje por la mucha obscuridad, en cuyo conflicto havían virado de redondo y por no poder salbar, la reventaron, persuadidos de ser la punta que nombran de Rota”. Sus desgracias continuarían mientras huían de tierra soltando rizos y gavias con golpes de mar que les pasaban por encima, y a la misma tarde, cuando habían subido dos vueltas de cable encima de la cubierta, “se principió a hacer repetidos relámpagos que era tanta la furia del mar que no se dejaba governar la envarcación, por cuya razón, entre las once y doze de ella, llegaron otra vez a tocar, la reventaron y poco después en tierra, en donde habían varado sin saber en qué paraje ni sitio, por lo que habían resuelto dejar caer el ancla y picar los palos. Y por la confusión se habían alistado sinco de los individuos de la tripulación, embarcándose en el bote fueron a tierra, haciéndose aquél pedazos. Y luego, que amaneció, havían echado la lancha al agua saltando todos en tierra con bastante peligro, que se ahogó uno”. Este último paraje que no conocían, lo identifican las autoridades al llegar como zona del Picacho de esta costa, a un cuarto de legua de la torre del Oro, actual del Loro. Más o menos al final de las casas de Bonares, cuya visión desde tierra era:”Embarcación que se advierte entera, y sin palos ni velas por haverle faltado uno y otro con el ímpetu del temporal. Y desde su primera cubierta avisaba que era un bergantín de dos palos que el mar los había arrojados envueltos en las velas a sus orillas, y que la embarcación estaba cargada de distinta cajonería”. A la vez que los naufragios, los temores por caer prisioneros del enemigo eran palpables, y la única forma de salvarse de no ser pasados por la quilla, o ser comida de los peces, era navegar con pericia buscando abrigo en puerto amigo. Como le ocurrió al Sra. del Carmen, capitaneada por Juan Solbera, que zarpó de Cádiz el 20 de enero, llevando a bordo una tripulación de 8 marinos y 1000 quintales de trigo, con destino Magasán (¿?), en Berbería. Este barco estuvo acosado por un bergantín inglés (con base en Gibraltar al inicio de la guerra anglo-española de 1796-1808) buena parte del trayecto, antes de encallar su quilla y cuadernas en el sitio de Padre Ángel -culpa de un temporal-, dentro de la barra, el 23 de diciembre de 1796. Así: “Se pusieron en fuga hacia la parte de poniente buscando la tierra, porque el dicho vergantín los venía dando caza, y con el sol puesto descubrieron la torre que nombran del Oro sin dejar el buque enemigo de darles caza. Y haviendo obscurecido y quedándose el viento en calma, dieron fondo en dicho paraje. Y como a las tres de la madrugada del día veinte y dos y soplando el viento del este, se pusieron en vela y con el cuidado de la embarcación que aún la veían y seguía, hicieron rumbo hacia la barra que nombran de Huelva”. Una vez que el buque, llegado el caso, se hubiese ido a las profundidades con sus marinos dentro a causa de un temporal o ataque enemigo, era prioritario salvar la mercancía que se pudiese, labor que correría a cargo de los mercaderes. Es el caso del Santa Cruz, un barco irlandés capitaneado por Guillermo Hells con destino a Cádiz y cargado principalmente de cera que desapareció frente a la costa en febrero de 1731. La carga fue llegando poco a poco a la playa, y los propietarios de la misma, ante el silencio que daban los vecinos de Almonte y Moguer a las continuas pesquisas llevadas por las autoridades civiles, que no conseguían averiguar quiénes eran los que estaban recogiendo los restos de la cera en la playa, ni romper tal hermetismo, pusieron en manos de la vía eclesiástica dicha labor de investigación.

7

Marzagón 2013


Para ello, la autoridad eclesiástica hispalense mandó en las parroquias que se exhortara a la Ira de Dios de esta forma: “Y así -lo que Dios nuestro señor no quiera, ni permita- las tales personas así amonestadas y agraviadas, poteruan obstinadamente imitando la dureza de faraón se dexaren estar en las dichas censuras, porque los que con una sola pena, no contentos con maior, deven ser punidos, y castigados. Tengo por bien agraviar las dichas censuras. Por ende, vos mando que salgáis ante las puertas de vuestras iglesias, con ávito y cruz alta, cubierta con velo negro, diziendo el salmo Deus laudem mean neta cueris, y la anthíphona media y el responso revelabunt corti. Diziendo: la maldizión de Dios nuestro señor y de los bien aventurados apóstoles san Pedro y san Pablo [caiga] sobre éstos. Maldito sea el pan, carne y pescado, agua y vino, y otro cualquier mantenimiento que comieren y bebieren. Destruidos se vean de sus enemigos, sus mugeres se vean viudas, sus hijos huérfanos, y anden de puerta en puerta y no hallen quien los coja. Y la maldición que caió sobre Sodoma y Gomorra, Datán y Abirón, venga sobre ellos. Y así, como las candelas son muertas en el agua vendita, así sean sus ánimas en los profundos de los infiernos con la de Judas el traidor”. Naturalmente, ni los más valientes piratas, filibusteros o bucaneros, serían capaces de enfrentarse a la Ira de Dios y jugarse su alma eterna en los fuegos fatuos del infierno. De esa forma, y ante el cura más antiguo de la parroquia, casi en forma de peregrinación, fueron pasando las denuncias entre los vecinos. Las acusaciones, por norma general, eran directas y afirmaban que se cruzaban con un vecino determinado en el camino de la playa con sus bestias cargadas de arrobas de cera. O participándoles en el negocio para que les alquilasen un carro para poder ir a Sevilla para vender una cera que habían recuperado. Hay algunos que son señalados de enterrar la cera (a forma de tesoro) en las dunas para recuperarlas cuando el asunto estuviese más tranquilo. Pero, también hay acusaciones de oídas, como: “Que sabe por avérselo oído a su muger del que declara, se avía dicho como una noche saliendo al corral de su casa, vio que en la calera estava atado un cavallo a una higuera, que según entendió, era de un cerero, y que vio que Pedro Ferro, vecino de esta ciudad, llegó donde estava el caballo con un costal, que no vio qué llevaba, tuvo entendido según lo que avía oído dezir, que era cera”. Este litigio continuó por meses, pero el mercader no debió recuperar mucha cantidad de cera, pues el gasto terrenal de la Justicia divina le supuso un desembolso considerable que no quiso asumir, abriéndosele pleito en su contra. Las desgracias de los náufragos que tenían la suerte de superar una tempestad, no acababan con alcanzar la playa. Pues en dicho paraje tenían que ingeniárselas para sobrevivir en un lugar desconocido hasta que pudiesen recibir ayudas de las autoridades. Así ocurrió con el rescate a La Bárbara en 1787, en las inmediaciones de la torre del Loro, que, tras oír rigurosa misa a las 4 de la mañana en la capilla del Corpus en Moguer (en el Hospital del Corpus era donde se velaban los cuerpos de los marinos ahogados), salió la comitiva hacia Mazagón. Una vez allí, mediante el intérprete asignado (cuya habilidad es identificada por tener inteligencia en idiomas y paradójicamente, aunque común en la época, no sabía leer), se pedían los documentos de la embarcación y se procedía al desembarco de la carga, que podía durar días, haciendo frente a las iras de los vecinos allí congregados que, interesados por un botín fácil, insultaban a las autoridades. No quedando sólo la intimidación en amenazas, pues en la noche del 16 de enero, tres días después del naufragio: ”estando su merced, el dicho governador, en la barraca que se había formado para su estancia, se oyeron voces de los guardas que estaban frente a la embarcación. Y con ella decían haver gentes o ladrones dentro de la misma. Y sin embargo de la incomodidad de la hora, sitio pantanoso y noche obscura, salió su merced con dichos governador, mi asistencia, y la de varios sujetos de su satisfacción, dirigiéndose a la citada embarcación. Sin embargo de que las olas y resaca del mar se extendía en ocasiones demasiado -que bañaban a todos los concurrentes-, a la qual, con determinado trabajo, se subió; y por medio de faroles, se inspeccionó”. Y al no encontrarse evidencias de robo, el gobernador dejó a seis hombres de su confianza que la custodiasen esa noche. El trabajo del desembarco no era fácil, pues la carga había que llevarla a lo alto de los médanos a través de caminos angostos, luchando contra lo pantanoso de la ladera y con ayuda de los medios a mano procedentes del navío, como cabos o velas. Una vez puesta a salvo, se realizaban los inventarios. Y así, sabemos que éste llevaba consigo además de telas; cajas de libros, estuches de cirujano, zarcillos de piedra falsos, juguetes de madera y estaño, cepillitos para dientes… Otras veces era la aduana quien se encargaba de incautar la mercancía al no ser permitida por estos reinos, como ocurrió con la fragata inglesa Hubbert capitaneada por Benjamín Stains, naufragada en el Picacho en diciembre de 1786, cargada de terciopelo. Otros navíos que llegaron a esta costa no tuvieron tanta suerte, sufriendo sus marinos y la mercadería el saqueo a manos de los vecinos de la comarca, que actuando como verdaderos piratas de costa, dejaron prácticamente con lo puesto a los supervivientes. Un ejemplo lo tenemos en la balandra inglesa Recovery, capitaneada por Benjamín O´Hara con cuatro marinos, uno de ellos con doce años de edad, que transportaba barricas de harina desde Gibraltar

Marzagón 2013

8


a Faro antes de sufrir una tempestad en noviembre de 1791 y zozobrar hasta las inmediaciones de la torre del Loro. Las autoridades al llegar a la zona, describen: ”que al llegar al sitio del Picacho, y detrás del médano, o cabezo de arena que da la vista al mar, se encontró una barraca hecha con una de las velas del buque naufragado, y en ella, al don Juan Márquez, dependiente de rentas, auxiliando; y de custodia, seis soldados y un cabo que se manifestaban ser los que se encontraban en la torre del Oro, que habían venido a disposición de dicho Juan Márquez. Y también se hallaban un cabo y tres soldados de los que se hallaban destacados en la torre de la Arenilla”. Una vez allí, las autoridades ordenan que se disuelvan las fuerzas concentradas y que se vayan a sus destacamentos. Y dejemos al propio capitán que nos narre sus penurias con los asaltantes: “… por el ímpetu del viento vino a encallar en este paraje como a las doce o una de la noche del diez y ocho. Que fue en la mañana siguiente, del día de ayer diez y nueve, al amanecer, se havían arrojado a aquel paraje muchas gentes que no conosió, ni tiene noticias de ellos. Que uno le havía traído a tierra a ombros, el quál le havía quitado cien pesos fuertes, y los demás havían entrado en el buque saqueándolo todo él, rompiendo distintos baúles pequeños, los cajones de la cámara llevándose unas piesas de muselina que trahía, varias camisas de su uso, y ropa de vestir; un queso grande y otros víveres. Y después lo havían perseguido para desnudarlo, según havía comprehendido, llevándose hasta la bandera. Que se havían contenido por medio del portugués que estaba en ese sitio poco tiempo hace. Y que se havían de huir luego que fue más de día, y principalmente en la tarde del dicho día de ayer quando vieron venir a la tropa”. Este citado portugués –cuya identidad, misteriosamente, no se descubre a lo largo del expediente-, salvador del capitán y la tripulación frente a estos piratas de costa, sería recompensado con posterioridad por su humanidad, asegurando cifrar en torno al centenar de personas las que entraron a saco en el barco, y que a nuestro parecer para su seguridad -¿y por qué no?, quizás también por complicidad-, tampoco reconoció a ninguno de estos asaltantes. Como vemos, podemos pensar que esta costa está poblada de siniestros esqueletos de buques, cada uno con su propia historia, con muecas de odiseas de luchas contra enemigos naturales o humanos. Y así, si aparece un cofre una tarde de verano por las inmediaciones de la orilla y lo abrimos… acordémonos de esos lobos de mar, que si bien pudieron dejar su cuerpo en las profundidades o en la playa como pago a Poseidón, su alma con sus experiencias están recogidas en el papel y custodiados en el Archivo, a modo de mapa del tesoro. Ya el anochecer llega a esta cubierta principal de la playa del Cine. Y mi singladura llega a puerto. Sintiendo ya el viento triste y frío, temeroso de la Dama de Blanco; decido retirarme a mi camarote y cerrar el cuaderno de bitácora. No. Prefiero ir en busca de esos que conservan ese brillo canalla en los ojos de piratas o bucaneros en alguna de las posadas del Almirante Benbow al uso de Mazagón, como bien hacían John Silver, el ciego Pew, Black Dog, el viejo Flint… y tantos otros. Quince hombres van en el cofre del muerto La bebida y el diablo se llevaron el resto ¡Yo-ho-ho! ¡Y una botella de ron! No tornó a bordo sino un hombre vivo Cuando eran, al zarpar, setenta y cinco. ¡Yo-ho-ho! ¡Y una botella de ron!

9

Marzagón 2013


Mazagón en

P

ersona

Antonio Padilla, una vieja gloria del fútbol Por José Antonio Mayo Abargues

A

Antonio Padilla en el estadio Santiago Bernabéu.

Marzagón 2013

ntonio Padilla Martínez, hijo de un ferroviario, jefe de estación, nació por circunstancias de la vida hace 82 años en Lora del Río (Sevilla), pueblo que apenas llegó a conocer; ya que por motivos de trabajo de su padre, se instaló en Madrid, donde residió hasta el año 1948. Padilla fue uno de los porteros de la mítica plantilla del Real Madrid, con Alfredo Di Stéfano, Miguel Muñoz, Francisco Gento, Ferenc Puskás, etc. Su trayectoria deportiva comenzó precisamente en Madrid, donde jugó de medio centro en el Imperial Delicias y en el Meseguer. En 1948 se trasladó a Huelva, lugar en el que fue descubierto como guardameta. Comenzó jugando en el Ferroviario C.F., y más tarde se incorporó al Recreativo de Huelva como amateur; cobrando cinco mil pesetas al año. En 1951 pasa al campo profesional como portero del Recreativo. “Leoncito”, preparador del cuadro onubense, salió al paso de una pequeña controversia de pasión de valores en el diario Odiel, con estas declaraciones a favor de Padilla: «En Padilla hay un portero fenómeno; que nadie lo dude… Lo vamos a ver pronto”». Y así fue, ya que un año más tarde, el 28 de febrero de 1952, fue fichado por el Real Madrid para defender la portería del Plus Ultra, filial de este equipo. El Recreativo obtuvo por este traspaso 300.000 pesetas, una importante cantidad por aquella época con la que pudo pagar a toda la plantilla durante la temporada siguiente.

10


Padilla fue probado en el estadio de Chamartín el 14 de febrero de 1952, en un encuentro amistoso entre el Real Madrid y la U.D. España de Tánger, que terminó con el resultado de 3-0. Dos semanas después debutaba con el Plus Ultra en un partido de Liga contra el Salamanca, en el que sufrió una lesión de poca importancia, ya que a la semana siguiente volvió a defender la puerta del Plus Ultra en Chamartín. El nuevo portero del Plus Ultra triunfó rápidamente de una manera espectacular y todos los periódicos destacaban las habilidades del guardameta Padilla. “Pueblo”, el diario de la noche madrileño, decía en un titular: «PADILLA, HÉROE DE LA JORNADA». El “Marca”, refiriéndose al encuentro con el Salamanca, señalaba a Padilla como un excelente portero: «El equipo madrileño, con mucha juventud en sus filas ha causado buena impresión. Destacaron sus interiores y el portero Padilla que tuvo una excelente actuación, realizando magníficas paradas». Todo eran elogios para aquel chaval que se formó deportivamente en el Decano del fútbol español en el campo del Velódromo de Huelva, situado en la antigua carretera de San Cristóbal, hoy Alameda Sundheim. El Servicio Militar le obliga a dejar temporalmente el Plus Ultra para desplazarse a Sevilla y cumplir con

su compromiso obligado con la Patria. Durante este tiempo (temporada 52-53), fue cedido al Real Betis Balompié. Debuta en un partido del Trofeo Federación Betis-Córdoba, en el que sufre una rotura de menisco de la rodilla derecha, que lo dejó inactivo durante un tiempo; lesión de la que nunca se llegó a recuperar totalmente. Padilla tuvo muy mala suerte con las lesiones, tal vez porque arriesgaba demasiado. Pero, a pesar de las secuelas de esa lesión, es fichado por el Tenerife para la temporada 54-55. En 1956, Padilla retorna a Huelva para jugar en la temporada 56-57 en La Palma C.F. y en la Olímpica Valverdeña (Tercera División); enfrentándose con este último a su antiguo equipo, el Recreativo de Huelva, con un resultado de 0-0.

Por la izquierda Di Stéfano, Cosme, Vázquez y Antonio Padilla en una cena de celebración.

11

Marzagón 2013


Antonio Padilla, primero por la izquierda, defendiendo los colores de la selección portuguesa

En 1958 ficha por el equipo portugués, Lusitano de Vila Real, equipo de Segunda División, en el que jugó varias temporadas. El 6 de febrero de 1961 el Vila Real se enfrenta al Victoria de Setúbal, partido en el que Antonio Padilla tuvo frente a él, defendiendo la portería del Setúbal a otro prestigioso portero, Félix Mourinho, padre de José Mourinho, actual entrenador del Real Madrid. Como dato anecdótico, que el propio Padilla cuenta con cierto grado de asombro, es que en los años 62-63 llegó a jugar en la selección portuguesa sin ser portugués, un caso insólito que en la actualidad sería difícil repetir. Un día, Padilla decide que le ha llegado la hora de colgar las botas y regresa a Huelva para hacerse cargo, como entrenador, de la plantilla del Recre en la temporada 64-65. Al año siguiente se desvincula profesionalmente del mundo del fútbol y monta un negocio de serigrafía de banderines de fútbol en la calle Isla Cristina nº 9 de la capital, comercializando estos emblemas deportivos en España y Portugal. El negocio se convirtió después en la “Papelería Padilla”, una de las papelerías más antiguas de Huelva. En los fichajes de aquella época no corrían las cantidades millonarias que estamos acostumbrados a leer en la prensa diaria de nuestros días, pero la carrera deportiva de Padilla le aportó el suficiente dinero

Marzagón 2013

para llevar una vida muy desahogada, e incluso costear la carrera de un hermano. El Recreativo de Huelva nunca olvidará su paso por el club. Fue uno de los invitados de honor en la inauguración del Nuevo Estadio Colombino, y el asiento nº 6 de la fila nº 8 de Tribuna de este estadio está reservado para esta vieja gloria del fútbol español y extranjero, como socio honorífico. Aunque el fútbol le apasionaba, nunca llegó a ser para él una obsesión; lo entendía, más bien, como una profesión; como un trabajo del que sabía desconectar rápidamente. Cuando llegaba a casa después de jugar un partido, y su familia le preguntaba por el desarrollo del mismo, él no entraba en detalles para evitar mezclar el trabajo con la familia, y siempre respondía escueta y brevemente: «Ha habido división de opiniones». Padilla, que desde muy joven ha veraneado en Mazagón, prefería traer a su familia a la playa antes que asistir a cualquier evento deportivo. Ya jubilado, Antonio Padilla vive en una casa con unas privilegiadas vistas al mar, en la urbanización “Casas de Bonares”, y a pesar de haber sido una gloria del fútbol español y extranjero, Padilla es una persona humilde, sencilla; nada vanidosa, que pasa desapercibida entre sus vecinos.

12


M

La Laguna de las

adres

Un paraíso por descubrir

Por Miguel Ballesta Meichsner. A.M.A. Doñana

A

tan sólo 5 kilómetros del centro urbano del municipio de Mazagón, en dirección Noroeste, a caballo entre los términos municipales de Palos de la Frontera y Moguer, se puede visitar un lugar donde a pesar del entorno que le rodea y de la fuerte presión autóprica a la que se ve sometida, aún se puede disfrutar del sosiego y la paz.

13

La Laguna de las Madres. Se trata de un área inundada de más de 3.300 Ha., aunque en la actualidad sólo mantiene agua en una superficie aproximada de 60 Ha. La cuenca de la Laguna de las Madres está localizada en la depresión del Guadalquivir, asentándose sobre depósitos fluvio marinos y eólicos del Cuaternario. El origen de estos complejos de lagunas se basa en la presencia de arroyos que drenan hacia la parte más baja de la cuenca (la más cercana al mar), la obturación de la salida al mar de estos arroyos es lo que generó la laguna. Actualmente se pueden considerar sólo dos arroyos funcionales; el Avitorejo y el arroyo Madre del Avitor, estos dos arroyos, se unen en uno sólo antes de desembocar en la laguna de las Madres. Sin embargo hay evidencias de la gran transformación que ha sufrido la morfología de toda la cuenca, principalmente por la actuación humana en el último medio siglo, casi siempre relacionada con la agricultura intensiva. Estos mismos usos están fomentando un desequilibrio en los aportes de agua que recibe la cuenca, por lo que se observa que, en los últimos años, su cauce original no recoge el volumen de agua que antaño.

Marzagón 2013


Aunque hidrológicamente, la Laguna de las Madres se encuentra incluida en el mismo acuífero que todo el Espacio Natural de Doñana, administrativamente no se encuentra protegida por esta figura; sin embargo, fue declarada Paraje Natural por la Ley 2/1989 de 18 de julio, por la que se aprobó el Inventario de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía (BOJA nº 60 de 27/07/1989). Este espacio natural es uno de los Lugares de Importancia Comunitaria (LIC) propuestos por la Comunidad Autónoma de Andalucía en aplicación de la Directiva 92/43/CEE. Cuenta con una superficie total protegida de 693 Ha., incluyendo también a la Laguna Primera de Palos, la Jara y La Mujer, esta figura de protección limita ligeramente las actuaciones antrópicas que se realizan en su superficie próxima. Los valores a destacar en esta laguna son básicamente cuatro:

1.- Por una parte, el valor paisajístico; puesto que se encuentra rodeado

por el Polo Químico de Huelva y por el impacto visual negativo de la agricultura intensiva de la fresa, sirviendo de amortiguación ambiental y de pantalla paisajística al municipio de Mazagón.

Imagen aérea de la Laguna de las Madres y de los Arroyos que vierten a ella en 1956. En Color morado se observa la evolución morfológica respecto a la fotografía de 2007. Las perdidas de zonas inundables y de los márgenes de los arroyos son evidentes.

2.- Como entorno florístico muy interesante de conservar. En el entorno

de este complejo lagunar existen muchas de las especies vegetales características de la zona; pero, a su vez, están presentes otras muchas especies que son singulares y particulares de este lugar; o que, al menos, son difíciles de observar en estas latitudes. Además, se localizan especies y comunidades de distribución muy restringida a estas zonas del litoral, de ahí la importancia de la conservación de este lugar.

3.- Amortiguación de la contaminación ambiental;

sirve de respiradero y absorbe parte de la contaminación que llega a Mazagón desde el Polo Químico de Huelva.

4.- Refugio y alimentación de especies animales. Los

entornos acuícolas siempre son un hábitat favorable para la reproducción de especies, tanto de aves como de mamíferos; generando la siempre fundamental biodiversidad. Entre otras, se tienen referencias de nidificación de la espátula desde 1912. Ha sido visitada desde finales del siglo XIX por los principales naturalistas y ornitólogos mundiales; describiéndola siempre como una de las referencias del Sur de Europa.

Imagen aérea de la Laguna de las madres y de los Arroyos que vierten a ella en 2007.

Respecto a la Evolución del Paisaje de la Laguna de las Madres, que desde la segunda mitad del Siglo XX se ha intensificado, normalmente inducido por los cambios de usos del suelo, ha provocado variaciones tanto en la

Marzagón 2013

14


estructura como en la cobertura vegetal original, casi siempre evolucionando hacia especies vegetales de menor relevancia ecológica. Podríamos definir cuatro etapas evolutivas en las inmediaciones de esta laguna; desde el siglo XV hasta finales del siglo XIX se caracteriza por un alto grado de conservación y baja incidencia de actividades humanas en la laguna. Se realizaban actividades relacionadas con el entorno de la laguna, pero normalmente de bajo impacto sobre ésta. Agricultura, carboneo, saucedas o caza eran algunas de estas actividades. En la primera mitad del siglo XX existe una etapa eminentemente forestal, donde se repueblan intensamente los montes de toda la provincia, desde 1960 hasta 1980 se produce el mayor cambio en la morfología de la laguna de las Madres, con la explotación de la turba de su lecho. La extracción de la turba supuso la primera actividad intensa del hombre en el sistema natural de la turbera, y a partir de esa etapa, comienzan los cultivos agrícolas intensivos, principalmente el fresón. Los efectos más visibles sobre el entorno de la laguna es la enorme transformación paisajística de la zona; y, respecto a cómo afectan los cultivos sobre la vegetación original de la cuenta, podemos destacar la disminución de la superficie forestal de los municipios, la eliminación directa de la vegetación relacionada con las zonas más húmedas con la implantación de nuevas superficies de cultivos en la cercanía de los cauces. La alteración de la red de drenaje y de la calidad de las aguas son otros dos efectos muy relacionados con los cultivos intensivos instalados en la cuenca de la laguna. La situación descrita sigue acelerando la desaparición de las, cada vez más escasas, reliquias naturales del Paisaje, perdiéndose de forma irrecuperable un paisaje único en el Sur de Europa.

Estado actual de la Laguna de las Madres, se observan al fondo cultivos de agricultura intensiva y movimientos de tierra justo en los bordes de la Laguna.

A pesar de ello, aún, en nuestra visita a este Espacio Natural nos encontramos con varios senderos señalizados, que ofrecen un paseo cómodo y liviano donde se puede disfrutar de los sonidos e imágenes que ofrece la naturaleza, y del que esperemos poder disfrutar durante muchos años más.

BASE BIBLIOGRÁFICA. Laguna de las Madres, Flora y Vegetación. Rocío Fernández Zamudio, Arturo Sousa, Pablo García Murillo, Consejería de Medio Ambiente, Junta de Andalucía.

15

Marzagón 2013


Paradores

N

U

acionales Por Pablo Rodríguez-Thorices Arroyo

no de los grandes aciertos de la historia hotelera española ha sido sin duda alguna los Paradores Nacionales. La idea de crear una red de establecimientos hoteleros de cierta calidad en un país donde los viajeros de principio del siglo XX únicamente encontraban destartaladas fondas y ruinosas ventas se debe al Marqués de la Vega-Inclán. El vallisoletano Benigno de la Vega-Inclán, Marqués de la Vega-Inclán, primer Comisario Regio de Turismo de España, dedicó gran parte de sus esfuerzos en recuperar y difundir el patrimonio histórico y artístico español. Fue una de esas escasas excepciones que supieron trabajar anticipándose a las tendencias o a las modas y tratando de evitar los errores de la precipitación o de la inercia. Pocas personas tuvieron, al comienzo del siglo pasado, una visión tan cabal como Benigno de la Vega-Inclán de lo que debía ser el turismo como motor de la cultura y de la economía. Su prioridad fue siempre la conservación del patrimonio, no como un ejercicio nostálgico; sino como motor de una economía de futuro y como factor positivo para la propia estimación. La previsión de que esa actitud sería considerada como un ejemplo y que traería como consecuencia natural el aumento del número de personas interesadas en conocer y visitar ese patrimonio, daría origen al segundo valor en su orden de preferencias: la actuación sobre monumentos, entornos y paisajes con un enorme conocimiento, respeto y sentido común. De las consecuencias que su actitud generó al frente de la Comisaría Regia se beneficiaron personas, instituciones, edificios históricos y conjuntos monumentales. Iniciador de la Red de Paradores del Estado (1926); creador de los Museos del Greco, Casa de Cervantes, Casa de los Tiros, Museo Romántico; Inspector de los trabajos de restauración de la Alhambra y el Generalife, Alcázar de Sevilla, Barrio de Santa Cruz y Hospederías Sevillanas. Gestionó la apertura de los Hoteles Ritz y Palace en Madrid. Editor de guías y publicaciones, pintor bohemio, político honrado y mecenas generoso.1

Benigno de la Vega-Inclán y Flaquer (Valladolid 1958-Madrid 1942)

Corría el año 1910 cuando el gobierno encargó al Marqués de la Vega-Inclán el proyecto de crear una estructura hotelera que diera hospedaje a los excursionistas y mejorara la imagen internacional de España. En 1926, siguiendo este proyecto y desde la Comisaría Regia de Turismo creada en 1911, De la Vega-Inclán impulsó la construcción de un alojamiento en la sierra de Gredos, que abriese al turismo las maravillas del paisaje de este lugar. 1.- Para profundizar en la biografía del Marqués de la Vega-Inclán recomiendo estos dos libros: El Marqués de la Vega Inclán. Vicente Traver Tomás. D.G. de Bellas Artes. Fundaciones Vega Inclán. Madrid, 1965. El Marqués de la Vega Inclán y los orígenes del turismo en España. Mª Luisa Menéndez Robles. Ministerio de Industria, Turismo y Comercio. Madrid, 2007.

Marzagón 2013

16


La idea entusiasmó al Rey Alfonso XIII, quien personalmente eligió el emplazamiento. Hay varias anécdotas al respecto sobre el rey Alfonso XIII. Según una de ellas, al celebrarse su boda, los invitados extranjeros se vieron obligados a alojarse en casas particulares y pensiones, ninguna a la altura de su rango. Esto influyó para que el soberano comenzara a pensar en la necesidad de una hostelería de lujo en su país. En agosto de ese mismo año comenzaron las obras que culminaron el 9 de octubre de 1928 con la inauguración, por él mismo, del que se convertiría en el primer establecimiento de la posterior red de Paradores de España, el Parador de Gredos. De esta inauguración dijo el Doctor Don Gregorio Marañón: “La admirable institución del Marqués de la Vega Inclán, que ha sido el Colón Turístico en España, que acaba de inaugurar el Parador del Puerto del Pico, situado en uno de los más bellos lugares montañosos del mundo: Si los madrileños tuvieran conciencia de lo que vale el dar al pulmón aire fino y puro, más que dar oro al bolsillo, irían allí, en masa, durante toda la estación invernal”. Para la inauguración del Parador de Gredos se contó con la colaboración de destacadas personalidades de la época y casas aristocráticas; así, la decoración corrió a cargo de Zenobia, esposa de Juan Ramón Jiménez, delegando las responsabilidades gastronómicas en Teodoro Bardají, procedente del servicio de la Casa del Duque del Infantado. La traducción de folletos y demás material escrito en inglés corrió a cargo del padre de la actual Duquesa de Alba.

Inaugurado este primer establecimiento, se constituye la “Junta de Paradores y Hosterías del Reino”, los esfuerzos se encaminan a perfeccionar la idea original y servirse de escogidos monumentos históricos artísticos y parajes de gran belleza natural para instalar nuevos Paradores. La coyuntura de los felices años veinte, los resultados de la primera gestión y la inminente Exposición Ibero-Americana afianzaron el proyecto y animaron a la construcción de nuevos paradores, ya en edificios monumentales, como los inaugurados en Oropesa (1930), Úbeda (1930), Ciudad Rodrigo (1931) o Mérida (1933); entre otros. Al mismo tiempo, los primeros albergues de carretera que se fueron integrando en la Red también abrían al público, como Manzanares (1932), Bailén (1933) o Benicarló (1935). Con el transcurrir de los años fueron extendiéndose los Paradores por todo el territorio nacional. Fue una época también marcada por el desarrollo de infraestructuras como carreteras, ferrocarriles, aeropuertos, puertos... La Guerra Civil significó, naturalmente, no sólo un estancamiento sino un retroceso para el turismo. Algunas de las infraestructuras de la Red fueron dañadas o utilizadas como hospitales; pero, una vez terminada la contienda, se afianzó la idea y se ofreció un nuevo impulso, con la restauración y reapertura de los paradores existentes. Durante el período posterior a la guerra, se crearon Paradores con diversos fines; entre otros, la difusión de los escenarios más importantes de la contienda, caso del Parador de Andújar, así como otros cuyo objetivo era para potenciar los atractivos turísticos del país. La conversión del Convento de San Francisco de Granada, situado en el corazón del recinto de la Alhambra, hoy uno de los Paradores más atractivos, tuvo lugar en esos años (1945). Lo mismo ocurrió en otros entornos turísticos, como Santillana del Mar (1946), Málaga, Parador de Gibralfaro (1948), o Pontevedra (1955). Sin embargo, el mayor proceso expansivo se produjo en la década de los 60, coincidiendo con el importante desarrollo turístico que vivió el país. En esos años, la Red de Paradores pasó de 40 a 83 establecimientos. Entre otros, fueron inaugurados Córdoba (1960), Cañadas del Teide (1960), Jaén (1965), Guadalupe (1965), Nerja

17

Marzagón 2013


(1965), Aiguablava (1966), Ávila (1966), Olite (1966), El Saler (1966), Vielha (1966), Gijón (1967), Zafra (1968), Hondarribia (1968), Toledo (1968) o Mazagón (1968). La época de la transición española supuso el cambio de titularidad de la Dirección General de Paradores, y sobre todo, su dependencia administrativa. Se planteó una amplia reestructuración; cerrándose algunas instalaciones obsoletas o muy alejadas de las rutas habituales y, por tanto, muy deficitarias; y se revisaron los criterios de explotación, para mantener la rentabilidad turística y mejorar la económica. En estos años, Paradores es escenario de actos tan importantes como la elaboración del borrador de la Constitución, en el Parador de Gredos (1978); la firma del anteproyecto del estatuto de Cataluña, en el Parador de Vic (1978) o la del estatuto Autonómico de Andalucía, en Carmona (1980). Pero las aperturas se siguen produciendo. Entre ellas, algunas tan destacadas como Sigüenza (1976), Carmona (1976), Cardona (1976), Tortosa (1976), Almagro (1977), Seu d’Urgell (1977) o Segovia (1979). En los 80 entran a formar parte de la Red de Paradores algunos hoteles de la cadena pública Entursa. Entre ellos, establecimientos tan emblemáticos como el Hostal de los Reyes Católicos (Santiago), el Hostal de San Marcos (León) y el Hotel La Muralla (Ceuta). Tanto Santiago como León han mantenido durante todos estos años su categoría de hotel de cinco estrellas gran lujo. Al tiempo, abren Salamanca (1981), El Hierro (1981), Chinchón (1982), Trujillo (1984) y Cáceres (1989).

E

n la última década Paradores se ha convertido en líder indiscutible del turismo cultural, gracias al intento de la empresa de potenciar y revalorizar el patrimonio histórico y cultural del país.

Con la llegada de los 90, Paradores vive un cambio fundamental. El 18 de enero de 1991 se constituye la sociedad anónima, “Paradores de Turismo de España, S.A.”. El objetivo es hacer de la cadena hotelera una empresa rentable que se sirva exclusivamente, de sus propios beneficios, para mantenimiento y explotación de la Red. En ese momento, la actividad se concretaba en la gestión de 85 establecimientos y dos hosterías, localizados en la Península Ibérica, Canarias, Ceuta y Melilla. Durante la última década, Paradores conjuga tradición con vanguardia y desarrolla nuevas políticas estratégicas: una apuesta clara por las políticas ambientales, una fuerte inversión en la renovación de la Red, el desarrollo de iniciativas de I+D, la implantación de nuevas tecnologías y la potenciación de la calidad como principal premisa del servicio hotelero ofrecido por la cadena. En estos años, Paradores se ha convertido en líder indiscutible del turismo cultural, gracias al intento de la empresa de potenciar y revalorizar el patrimonio histórico y cultural del país. De este modo, además de disponer de establecimientos en nueve ciudades declaradas Patrimonio de la Humanidad, más de la mitad de los paradores de la Red se encuentran ubicados en un entorno monumental. Por cuestión de espacio no escribo la relación completa de los Paradores Nacionales, son casi 100, pero sí los que se encuentran en Andalucía comenzando por el de nuestro pueblo, Mazagón.

Marzagón 2013

18


PARADOR

LOCALIDAD

PROVINCIA

CATEGORÍA

CONSTRUCCIÓN

Mazagón Mazagón Huelva **** Moderna Ayamonte Ayamonte Huelva **** Moderna Carmona Carmona Sevilla **** Alcázar Arcos de la Fra.

Arcos de la Fra.

Cádiz

***

Regional

Cádiz Cádiz Cádiz **** Moderna Cazorla Cazorla Jaén *** Moderna Jaén

Jaén

Jaén

****

Castillo

Úbeda

Úbeda

Jaén

****

Palacio

Córdoba Córdoba Córdoba **** Moderna Málaga Gibralfaro Málaga Málaga **** Moderna Málaga Golf Málaga Málaga **** Moderna Antequera Antequera Málaga *** Moderna Ronda Ronda Málaga **** Moderna Nerja

Nerja

Málaga

****

Moderna

Granada Granada Granada **** Convento Mojácar Mojácar Almería **** Moderna

P

arador de Mazagón

El Parador Cristóbal Colón, aunque casi todo el mundo lo conoce con el nombre de Parador de Mazagón, fue inaugurado el 15 de octubre de 1968 por el ministro de Información y Turismo, don Manuel Fraga Iribarne. A continuación les transcribo la noticia sobre su inauguración que apareció en el periódico ABC.

ABC. MIERCOLES 16 DE OCTUBRE DE 1968. EDICIÓN DE LA MAÑANA. PAG. 57. EL MINISTRO DE INFORMACIÓN Y TURISMO INAUGURÓ AYER DOS NUEVOS PARADORES EN ZAFRA Y MOGUER Huelva, afirmó Fraga Iribarne, está destinada a desempeñar un papel de primer orden en la geografía turística

19

Marzagón 2013


A las siete y cuarto de la tarde llegaron a las instalaciones de la infraestructura turística, el Director General de Empresas y Actividades Turísticas, D. León Herrera Esteban; el Gobernador Civil de Huelva, D. Julio Gutiérrez Rubio; el Presidente de la Diputación Provinvial, D. Francisco Ferrero y el Alcalde de Huelva D. Federico Molina , acompañado del Obispo de Huelva, Monseñor José María García Lahiguera, quien bendijo mediante una sencilla ceremonia las dependencias.

EL MINISTRO, EN EL PARADOR CRISTOBAL COLÓN Moguer 15. El nuevo parador nacional de turismo Cristóbal Colón ha sido inaugurado esta tarde por el ministro de Información y Turismo, don Manuel Fraga Iribarne. El parador se halla enclavado en las playas de Mazagón, término municipal de Moguer. El parador Cristóbal Colón, de nueva planta, es el número 82 de los establecimientos integrados en la red nacional de paradores y albergues. Su bella edificación está situada en terrenos que se elevan sobre el nivel del mar. Desde el lugar de su emplazamiento se divisan, por una parte, la costa y por la opuesta la copiosa pinada conseguida por el Servicio de Repoblación Forestal. De planta en forma de cruz de brazos desiguales, en uno de ellos se han elevado dos pisos, y cerca, pero aparte del edificio central, se ha construido un pabellón anexo. El nuevo establecimiento cubre una zona de gran interés turístico, ya que, por un lado, se hallan los lugares evocadores donde Colón hizo los preparativos previos a su expedición, y, por otro, la reserva ornitológica considerada como la más importante de Europa, cual es el “Coto Doñana”. Cuenta el parador con veinte habitaciones dobles con baño y espléndida terraza para huéspedes, más comedor capaz para 82 plazas, bar, tres salones, jardín, piscina, aparcamientos, aire acondicionado con unidades independientes y regulables a voluntad, y demás servicios complementarios. Por el Ministerio de Información y Turismo se han invertido en su construcción y puesta a punto 31.326.925 pesetas. En el acto inaugural el ministro de Información y Turismo, al que acompañaban las primeras autoridades civiles y militares onubenses, pronunció un discurso en el que después de afirmar que la provincia de Huelva está destinada a desempeñar un papel de primer orden en el desarrollo turístico de la zona mediterránea de Andalucía, más conocida como Costal Sol, con la zona atlántica, y dijo que ésta no es aún lo suficientemente conocida y que su infraestructura turística no se encuentra aún a la altura de sus enormes posibilidades en este aspecto. Terminó el ministro aludiendo a la labor que cumple el Estado en este aspecto y felicitó a todos cuantos han contribuido a la puesta en servicio de dicha instalación. Bibliografía, fuentes y notas Conocer España por la ruta de los paradores. Edición Gaesa, 1997. Hemeroteca del periódico ABC. Internet.

Marzagón 2013

20


“MORGANA” Faustino Rodríguez

Marzagón 2013


M

El Capitán anuel Evangelista Garry Por José Luis Gozálvez Escobar

m

AZAGÓN, HÉROES DE OTROS TIEMPOS

Continuando la investigación sobre los grandes hombres que visitaron nuestra playa, acercamos hoy a estas páginas la figura ejemplar del capitán de aviación Manuel Evangelista Garry, uno de los más conocidos pioneros de la aeronáutica española. Escasas personas conocen hoy en Mazagón la estancia fortuita del intrépido aviador, allá por los años veinte del siglo pasado. Residió durante casi tres años en las instalaciones levantadas a pie del camino forestal del Abalario; convertido ,en el último tramo, en pista de aterrizaje para su primer aparato de hélice impulsora y plano estabilizador, tipo canard Maurice Farman MF.7. Aunque la aviación española nace por Real Orden 2 de abril de 1910, su bautismo de fuego no tuvo lugar hasta 1913, cuando se dispuso una escuadrilla de aviones y un parque móvil para cubrir objetivos militares en Marruecos, al mando del capitán Alfredo Kindelán. La neutralidad española en la Primera Guerra Mundial frenó el avance aeronáutico, reanudado, con los progresos que se produjeron durante esa guerra, en el desembarco de Alhucemas de 1925, la primera incursión aeronaval de la historia mundial que tuvo éxito.

El Capitán Manuel Evangelista Garry, fotografiado en Mazagón

Manuel Evangelista Garry había acudido a África con Kindelán, y la forzada inactividad que trajo la neutralidad española, le llevó a otros destinos, que tan sólo pretendían la experimentación con nuevos modelos de aviones y el perfeccionamiento técnico del antiguo ingeniero militar. Fue entonces cuando se trasladó a Mazagón en compañía del teniente Jesús Ruíz del Golf y un grupo de mecánicos especializados, de los que tan sólo conocemos los nombres de los hermanos Juan y Ramón Cruz, y Tomás Mezquita, el encargado de aprovisionar de víveres al reducido destacamento. La escasa población de la playa y su entorno, el aislamiento y la relativa proximidad a África, hacían de Mazagón un lugar idóneo para las discretas prácticas. De hecho Garry recibió y adiestró, al menos, a otros ocho pilotos que acabarían participando en el desembarco de 1925.

Marzagón 2013

22


A pesar de la intensidad del trabajo de Garry, las horas, los días y aun las semanas de impasse superaban los periodos de frenética actividad. Además, les estaba rigurosamente prohibido acercarse a Huelva para no llamar la atención de las representaciones consulares instaladas en la ciudad, muy preocupadas por el destino del cobre de las compañías de Tharsis y Ríotinto y el posible control militar del estuario del Tinto-Odiel. Los vuelos, con la excepción de despegues y aterrizajes, deberían limitarse a un mínimo de 10 millas del interior costero. De ahí la preocupación de aquellos hombres por ocupar tanto tiempo muerto. Gracias a la correspondencia de Ruíz del Golf con su prima irlandesa McArena, conocemos que adquirieron dos hurones a un vecino de Palos para cazar conejos, con tal éxito que acabaron por aborrecer a los lepóridos. Aunque los veranos eran otra cosa. La playa cobraba una inusitada animación. El grupo de aviadores frecuentaba los ranchos que ya levantaban rocianeros y bonareños, en el río de Oro y cuesta de la Barca. Acudían más a los primeros y se hicieron amigos de los Conca, Vallejo, Naranjo, Acosta, Lobato, Drago, etc. En la correspondencia de Ruiz del Golf se alude a cierto escarceo amoroso del capitán con Socorrito Ferraro que se mantuvo dos temporadas. Estos vecinos fueron además los que impulsaron y costearon la construcción de la ermita del Carmen con la contribución importante de nuestros hombres. También el verano tenía el aliciente de concentrar a un gran número de pescadores, tanto los arrastreros de sardinas que faenaban la playa, desde Morla a torre del Oro, y, sobre todo, los almadraberos, que levantaban su arte descomu“El Naufragio” , grabado de William Miller, a partir de un dibujo de Turner nal frente a la torre de Carboneros. Joaquín el de La Barca, que vivía todo el año con su larga familia en los médanos del Oro, facilitó a los aviadores el contacto con la marinería. En las almadrabas, todavía a las alturas de principios del siglo XX, el ambiente se caldeaba con facilidad y las reyertas estaban al orden del día. Pero, en cualquier caso, el atractivo de la actividad, compensaba el riesgo. En 1924, una nota de sucesos de La voz: diario gráfico de información (Año XI Número 3978. 13 de agosto 13) hacía referencia a uno de estos incidentes. Paco el Feo amenazó de muerte con un revólver a Fidel Suárez, el dueño de la pesquera, que lo denunció a los carabineros, quienes recuperaron el arma, lo detuvieron y pusieron a disposición judicial. Pero, sin duda, el hecho más destacado y la mayor heroicidad del capitán Garry y sus compañeros, en la corta estancia en la playa, fue su actuación ante los grandes temporales de 1923. Según la Crónica Meridional: diario liberal independiente y de intereses generales (Año LXIV Número 20632. 1 de diciembre de 1923), un fortísimo temporal se desencadenó en todas las costas onubenses, «presentando el mar un aspecto aterrador». En Mazagón se fue a pique una pareja de arrastre matriculada en Sanlúcar de Barrameda, de nombre «Siete hombres». La tripulación se salvó de milagro. Igual ocurrió a las 12 del mediodía con otra embarcación de la misma matrícula y con igual fortuna de sus hombres. Y a éste siguieron otros cuatro hundimientos, desapareciendo la integridad de la marinería de uno de los pesqueros, ahogada con casi total seguridad. El salvamento fue posible por la proximidad de los barcos a la orilla buscando, ante el grave temporal, la posibilidad de encallar en los bancos de arena tan frecuentes allí. Pero, sobre todo, a la suerte, de la cercanía de Garry, los hermanos Cruz, del Golf, los tres carabineros, acuartelados entonces en el río de Oro, y la familia de Joaquín el de La Barca. Testigos de la catástrofe, hicieron cuanto estuvo en sus manos por ayudar a los marineros. Se lanzaron al agua con cabos y corchos de las redes para socorrer a unos náufragos desesperados y, ya en la playa, los reconfortaron con los escasos medios que tenían a su alcance: algo de calor de chimenea, aguardiente, tabaco y mantas. Tuvieron incluso que atender con premura a Juan Cruz, que se jugó la vida en el salvamento. Garry y sus hombres son merecedores de un mínimo reconocimiento público por su papel en la historia de la aviación y, entre nosotros, por aquella heroicidad y proeza tan desconocida. Se me ocurre que podría gestionarse ante el ministerio de Defensa la cesión de un avión de los años veinte del siglo pasado para su adecuación e instalación en la glorieta de acceso a Mazagón desde Huelva y Palos, con una placa que recordara sus nombres y sus hechos.

23

Marzagón 2013


El Puerto Deportivo de

M

azagón

E

Por Mercedes García Barroso

n Mazagón, núcleo poblacional de Palos de la Frontera y Moguer, se ubica el puerto deportivo más importante de la provincia de Huelva. Es la instalación con mayor número de amarres y para las mayores esloras, presentándose como nexo de conexión entre otros puertos de la provincia onubense y la vecina gaditana (Sanlúcar de Barrameda, Chipiona y Rota). La instalación se sitúa directamente en la línea de costa, al abrigo del espigón del puerto de Huelva, Juan Carlos I, construido en los años 80. Las coordenadas geográficas exactas de su emplazamiento y situación el territorio son: Tabla 1. Localización del puerto deportivo de Mazagón

LOCALIZACIÓN DEL PUERTO DEPORTIVO DE MAZAGÓN Latitud

37º 07´53´64´´ N

Longitud

6º 50´10,31´´ W

Carta Náutica

441-4413 (IHM)

Fuente: Consejería de Fomento y Vivienda. Agencia Pública de Puertos de Andalucía, 2012.

Ilustración 1. Puerto deportivo de Mazagón

Fuente: Consejería de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo. Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía. Ortofotografía digital de Andalucía, 2010-2011.

Marzagón 2013

24


La entrada del puerto deportivo se localiza a estribor, una vez pasada la boya nº 7 del balizamiento de la canal de acceso al puerto de Huelva y en dirección Este (Consejería de Fomento y Vivienda. Agencia Pública de Puertos de Andalucía, 2012). Como en otros núcleos costeros de Huelva, las cifras más importantes poblacionales de Mazagón se alcanzan en los meses de verano y, con ello, el aumento de riqueza del pueblo, que ha dirigido sus servicios precisamente a satisfacer esa demanda. En este contexto, algunos recursos turísticos le vienen dados por el propio territorio, como son las playas, el principal atractivo de visitantes, y los espacios naturales protegidos del entorno. Otros, como el puerto deportivo, han sido dispuestos antrópicamente en el espacio, aunándose a los anteriores y tratando de complementar la oferta. La instalación náutica fue construida en 1993 y está gestionada directamente por la Agencia Pública de Puertos de Andalucía, siendo su dedicación específicamente náutico-recreativa. La capacidad de atraque ha sido ampliada en diversas ocasiones con la incorporación de nuevos pantalanes, la última en el año 2005 (Consejería de Fomento y Vivienda. Agencia Pública de Puertos de Andalucía, 2012), lo que ha dado lugar a una capacidad total de 836 amarres distribuidos en los siguientes tamaños de eslora: Tabla 2. Distribución de amarres por esloras

Esloras (m)

Nº amarres

8

200

10

394

12

135

15

66

18

17

20

17

25

1

30

6

TOTAL

836

Fuente: Consejería de Fomento y Vivienda. Agencia Pública de Puertos de Andalucía, 2012.

Ilustración 2. Uno de los pantalanes del puerto deportivo de Mazagón

Fuente: Consejería de Fomento y Vivienda. Agencia Pública de Puertos de Andalucía, 2012.

Como se observa, la eslora máxima es de 30 metros, siendo el mayor calado en la dársena de 4 metros. La zona de servicio en agua es de 120.000 m2 y en tierra de 122.000 m2, pero la del puerto supera los 400.000 m2, destinados a pequeños comercios y locales que incrementan la oferta de servicios náuticos y recreativos. Otros servicios que oferta el puerto son el de varadero, información, ayuda a la navegación, meteorología, punto de información al navegante, servicio de vigilancia y marinería las 24 horas, contraincendios, accesos a panta-

25

Marzagón 2013


lanes y aparcamientos informatizados, suministro de combustible, muelle de espera, pañoles, pórtico elevador (32 t y 75 t), rampa de vela ligera, varadero, agua y electricidad en pantalán (220 v), aseos y duchas, servicio de aguas sucias/sentinas, recogida de basuras y aceites usados, punto limpio y tarjetas de crédito (Consejería de Fomento y Vivienda. Agencia Pública de Puertos de Andalucía, 2012). Los principales clientes del puerto deportivo se agrupan en dos clases:  Aquéllos que poseen un derecho de amarre anual o de base. Suelen permanecer largos periodos de tiempo y proceder del mismo núcleo de Mazagón u otros cercanos (Huelva, Palos de la Frontera, Moguer, etc.).  Los que firman un contrato de tránsito, de duración inferior a 1 año. Suelen ser de procedencia extranjera, aunque también se reciben navegantes de otros puertos deportivos cercanos localizados en el golfo de Cádiz. Con objeto de dotar a la infraestructura de funciones que van más allá del de estacionamiento de barcos deportivos, la Agencia Pública de Puertos de Andalucía, cada año promueve competiciones deportivas y regatas, a las que se unen las iniciativas del club náutico. Estas actividades se organizan en los meses de verano, potenciando la llegada de turistas a la zona e incrementándose la necesidad del uso de otros servicios. Precisamente, el puerto deportivo se presenta como una oportunidad para Mazagón de desestacionalizar el turismo. Efectivamente, la navegación recreativa o la pesca deportiva, que son las actividades que más se practican en los puertos deportivos del golfo de Cádiz (García, M., 2009), no están ligadas exclusivamente al verano, sólo deben darse unas condiciones meteorológicas adecuadas que garanticen la seguridad en el mar y que pueden acontecer en cualquier periodo del año. En la vertiente económica, la presencia del puerto deportivo en Mazagón supone la existencia de puestos de trabajo permanentes, precisos para gestionar la instalación; pero, sin duda, son más importantes los indirectos e inducidos. En este sentido, los barcos deportivos y sus tripulaciones requieren una serie de suministros básicos como son combustible, limpieza, accesorios náuticos, restauración, etc. Y es que, en torno a una instalación náutica o en sus cercanías, el tejido económico se configura y aparecen empresas destinadas a proporcionar estos servicios. En el caso de Mazagón existe un cinturón de pequeños negocios, regentados por concesionarios, que se destinan a proporcionar a usuarios náuticos los enseres que necesitan (lavandería, talleres de reparaciones, de electrónicas, venta y alquiler de embarcaciones, cajero automático, bar, restaurante, cafetería, pub, hielo, entre otros). Por su parte, como sustento a la actividad deportiva en sí misma, también indirectamente gestionadas, se encuentra la escuela de vela, que proporciona las directrices para el inicio en este tipo de navegación, y el ya citado club náutico. Todos estos servicios complementan la oferta turística del núcleo, pero también de la franja costera y la provincia de Huelva. Y es que, independientemente del motivo de visita a la zona, ya sea por el disfrute de las playas o por el puerto deportivo, debe potenciarse el conocimiento de los valores del entorno, ofreciéndose a los turistas la posibilidad de realizar recorridos guiados por el territorio, aprovechando el patrimonio que éste ostenta: turismo de espacios naturales protegidos, ornitológico, cultural, trascendiendo incluso los límites territoriales municipales. Esta iniciativa, en parte, se produce en el puerto deportivo donde a los clientes se les informa de la posibilidad de alquilar coches y se les facilita información acerca de los destinos de mayor interés. Al igual que la playa, en la que está ubicado el puerto deportivo, la instalación náutica se distingue por poseer el distintivo comunitario de Bandera Azul de la CEE entre otros factores por:  Los servicios dispuestos a disposición de los usuarios del puerto.  El buen estado de conservación y limpieza de las instalaciones.  La gestión de los residuos peligrosos como aceites usados, baterías, filtros y otros y existencia de punto limpio selectivo.

Marzagón 2013

26


 La gestión segregada de los diferentes residuos urbanos como el vidrio, el cartón, la madera, chatarra y otros.  El ahorro energético y la utilización de productos biodegradables.  La ejecución de diversas actividades de gestión medioambiental como jornadas de puertas abiertas y divulgativas, visitas de alumnos, etc. Todo ello queda avalado por la presencia habitual en el puerto y sus zonas aledañas de especies como los camaleones, delfines y tortugas marinas que indican la calidad del entorno. A pesar de todo ello, indudablemente tanto la construcción del puerto deportivo de Mazagón como la del espigón del puerto de Huelva, han generado una serie de impactos importantes en el medio ambiente. Entre los directos destacan:  La modificación de la sedimentación que afecta a las playas, al abrigo del puerto de Huelva. Éste dispone de bloques de acrópodos que delimitan su recinto y dársena. Su presencia ha modificado de alguna manera la dinámica litoral costera existente.  La ocupación de un tramo costero natural.  El espigón del puerto de Huelva supone una barrera a la circulación natural de las aguas, si bien sirve de abrigo para el puerto deportivo y las edificaciones en periodos de temporales.  La conducta de los pescadores, arrojando los residuos directamente al agua en lugar de utilizar los dispositivos de recogida presentes en el interior de la dársena, y de los usuarios de las playas. En cualquier caso, el puerto deportivo de Mazagón apuesta por un desarrollo sostenible del entorno, dirigido a la consecución de un turismo de dimensiones relevantes. Esta oferta náutica deportiva se complementa además con otras instalaciones de la costa onubense, Ayamonte, Marina Isla Canela, El Terrón, Marina El Rompido, Marina Nuevo Portil, C.D. Náutico de Punta Umbría, R.C. Marítimo y Tenis de Punta Umbría, las cuales se insertan en el litoral onubense dotándolo de la siguiente configuración:

Ilustración 3. Integración del puerto deportivo de Mazagón en el litoral de Huelva

Fuente: Consejería de Fomento y Vivienda. Agencia Pública de Puertos de Andalucía, 2012.

27

Marzagón 2013


C

El renacimiento de un proyecto

EUS

Por Álvaro Gómez Villegas Director Adjunto C.E.D.E.A.

CEUS.- CENTRO DE ENSAYOS DE SISTEMAS CIVILES NO TRIPULADOS

LA TECNOLOGÍA AERONÁUTICA SERÁ UNA REALIDAD PARA LA INDUSTRIA EN MOGUER

E

l Centro de Experimentación de “El Arenosillo” (CEDEA) nace en la década de los 60’ como centro pionero en la aplicación de sistemas astronáuticos y aeronáuticos en Europa. Casi cincuenta años mas tarde y con un grupo de tecnólogos descendientes, en muchos casos ,de aquellos que apostaron y vieron nacer un sueño, renace una idea tan pionera como aquella que tantos años hace puso al Centro de Ensayos de “El Arenosillo” y, por ende, a Mazagón en todas las cabeceras de los periódicos del mundo. Esta “idea”, este sueño, este proyecto tiene un nombre: PROYECTO CEUS. El Proyecto CEUS, como ampliación del Centro de Experimentación de “El Arenosillo”, ofrecerá en Andalucía a la industria europea en general, y a la española en particular, unas instalaciones únicas en las que poder desarrollar y experimentar tecnologías y conceptos de operación aplicados a sistemas no tripulados (UAS, UGS y USS) de manera continua y segura. Los sistemas no tripulados son hoy en día el mercado de mayor crecimiento dentro de la industria automática y robótica a nivel mundial; de tal forma que, tanto el PADI (Plan Andaluz de Desarrollo Industrial) como el Programa Aeroespacial Andaluz 2010-2013, definen el desarrollo de Sistemas Aéreos No Tripulados, como una de las actividades estratégicas para el sector aeroespacial andaluz, en los próximos años. Mediante este hecho se reconoce que este sub-segmento de actividad es de los más prometedores y accesibles para el sector andaluz y que esta instalación constituye una herramienta colosal para apoyar tal desarrollo y dotar de repercusión internacional las actividades que las empresas andaluzas realicen en este ámbito.

Marzagón 2013

28


Los sistemas no tripulados se están convirtiendo en una herramienta indispensable en las actuales estrategias en entornos civiles donde tienen la capacidad de cumplir con múltiples misiones relacionadas con cualquier actividad que implique detección, vigilancia o control de cualquier tipo. Así, estos sistemas son útiles para múltiples fines; abarcando desde misiones más relacionadas con la seguridad, como sería la de protección de fronteras, control de tráfico de drogas o inmigración irregular, hasta misiones más relacionadas con el mundo civil; como sería el control de actividades pesqueras, la detección de vertidos en el mar, la gestión de desastres ecológicos y medioambientales, la localización y desactivación de explosivos, etcétera. Los sistemas no tripulados (US) son una de las áreas con más futuro a nivel internacional, y representan el futuro de un alto porcentaje de las operaciones que actualmente se llevan a cabo. La industria española está haciendo grandes avances en el sector de los sistemas no tripulados; participando, no sólo en programas internacionales sino también en desarrollos propios y en multitud de proyectos de investigación que involucran a los sistemas terrestres, aéreos y marinos en España. En noviembre de 2009, el Ministro de Industria lanzó el Plan Estratégico para la Aeronáutica hasta 2014,en el cual se expresa el interés de que España albergue el Centro de Ensayos de UAS CEUS. Además, el nuevo Plan Estratégico elaborado por la Consejería de Innovación de la Junta de Andalucía explicita el interés de este organismo en CEUS; así como en potenciar la investigación y desarrollo en estos nuevos sistemas. Fruto de la colaboración entre el Ministerio de Ciencia e Innovación, el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) y la Junta de Andalucía, por medio de la Agencia de Innovación y Desarrollo de Andalucía, se ha identificado una zona de Andalucía que reúne los aspectos técnicos, medioambientales y de inversiones que permiten la realización de un proyecto concreto en una ubicación específica. El INTA y, por ende, el Centro de Experimentación de El Arenosillo (CEDEA), ubicado en Huelva, aúna una importante y la necesaria infraestructura, así como la suficiente experiencia investigadora en torno a los US; apostando decididamente por ocupar un lugar destacado en el desarrollo de esta tecnología, gracias a sus destacables infraestructuras para la experimentación y ensayo, y también por estar dotado de un equipamiento de última generación. Por su parte, la Junta de Andalucía, a través de la Agencia IDEA, promueve instituciones de apoyo al sector, como es la Fundación Andaluza para el Desarrollo Aeroespacial-Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales (FADA-CATEC), que incluye entre sus líneas estratégicas el impulso a proyectos relacionados con los sistemas autónomos. Desde el punto de vista de las instalaciones necesarias para el desarrollo de esta tecnología, existe actualmente una excelente ventana de oportunidad para la industria española, debido a que se constata un aumento relevante del número de programas de desarrollo y demostradores. Sin embargo, se detecta a la vez una manifiesta carencia de infraestructuras para apoyar el desarrollo de los ensayos de I+D, ya que el estado actual de la tecnología de los US carece de la madurez necesaria para realizar, fuera de zonas restringidas y limitadas para estos fines, las pruebas necesarias para el desarrollo de los nuevos sistemas.

29

Marzagón 2013


CEUS .- SU RAZÓN DE SER. Los sistemas aéreos no tripulados, denominados actualmente “Remotely Piloted Aircraft Systems (RPAS)” son sistemas aéreos que no transportan al piloto en su interior realizando vuelos bien de manera autónoma bien pilotados de forma remota. El desarrollo de estos sistemas comenzó en aplicaciones militares en los años 50 y en la última década han experimentado un crecimiento casi exponencial en dicho ámbito y se han convertido en una tecnología de gran potencial y crecimiento para aplicaciones civiles, tal y como se recoge en el documento de trabajo de la Comisión Europea “Towards a European strategy for the development of civil applications of Remotely Piloted Aircraft Systems (RPAS)” de 12 de Septiembre de 2012, en el que se recogen gran número de ámbitos de aplicación civil, donde la aviación tripulada tradicional no puede aplicarse, o bien donde no es competitiva frente a las características que presentan los sistemas no tripulados. De acuerdo con las predicciones de crecimiento de los principales actores en el sector de los sistemas no tripulados, el mercado de estos sistemas se doblará en los próximos años, alcanzando cifras de negocio superiores a los mil millones de euros en Europa, que representa en la actualidad el 10% del mercado global, si bien se trabaja activamente desde todas las instancias en reducir la distancia con los grandes dominadores de este mercado, que son los Estados Unidos de América e Israel. Si esto se consigue, la evolución del mercado europeo puede presentar cifras de crecimiento aún más elevadas, ya que se prevé a nivel mundial un crecimiento para los próximos años que lleven a alcanzar cifras de mercado por encima de los quince mil millones de euros anuales. En este sentido, la Unión Europea considerará el desarrollo de estos sistemas no tripulados como ámbito de actu-

ación de especial relevancia en el programa de trabajo del Horizonte 2020, actualmente en desarrollo, y trabaja activamente en el desarrollo de una normativa civil que permita la integración de estos sistemas en espacio aéreo no segregado. Alineados con estas políticas, tanto para el Gobierno de España como para el Gobierno Autónomo de Andalucía, se han contemplado los RPAS como de interés estratégico para España y Andalucía en los respectivos planes estratégicos para el sector aeronáutico. Las instalaciones que tiene el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial Esteban Terradas, INTA, en El Arenosillo, denominadas Centro de Ensayos de El Arenosillo (CEDEA) vienen trabajando desde hace más de 40 años en el desarrollo y ensayos de sistemas no tripulados. Aunque en los últimos años la actividad en este área se ha visto incrementada en paralelo con el auge de dichos sistemas, las mencionadas instalaciones se encuentran limitadas debido a la falta de espacio y sobre todo de un vial-pista, que permita el despegue aterrizaje de sistemas no tripulados de más de 150 kg y facilite los ensayos en tierra de vehículos terrestres no tripulados, a los nuevos sistemas mucho más autónomos y más grandes que los anteriormente desarrollados, que eran lanzados mediante una catapulta o directamente por un operador con la mano.

Marzagón 2013

30


El proyecto presentado, Centro de Ensayos de Sistemas no Tripulados – CEUS, supondrá una ampliación de las instalaciones de CEDEA y un aumento de su capacidad; permitiendo disponer de un centro de experimentación y certificación específico para sistemas no tripulados; tanto aéreos como marítimos y terrestres. Dicho Centro supondrá una instalación científico-técnica única en sus características en Europa que permitirá el ensayo y certificación de sistemas y podrá ser usado por cualquier empresa que lo requiera en el ámbito internacional, así como por Universidades y Centros de Investigación para validar y/o certificar los desarrollos de sistemas y equipos para sistemas no tripulados. El Centro de Ensayos de Sistemas no Tripulados – CEUS promoverá el desarrollo científico y tecnológico de la región, dadas las características del mismo; generando empleos de alto valor añadido y estables y resultando tractor para toda la región, dándose la oportunidad de convertir la zona en el nuevo polo de desarrollo aeroespacial de Andalucía especializada en unas tecnologías novedosas y de gran crecimiento. El CEUS coadyuvará a materializar lo establecido por la Junta de Andalucía en su Plan Andaluz de Desarrollo Industrial, PADI, y lo concretado en el Programa Aeroespacial 2010-2013, aprobado por los agentes sociales en el marco del último acuerdo de concertación social andaluz. El proyecto de puesta en marcha y explotación de un centro de ensayos para sistemas no tripulados – CEUS nace como consecuencia de la necesidad de unas instalaciones de las características propuestas, dado el gran desarrollo y la proyección futura de dichos sistemas, tal y como se ha puesto de manifiesto en los párrafos anteriores. El Instituto Nacional de Técnicas Aeroespaciales Esteban Terradas, INTA, junto con la Agencia para la Innovación y el Desarrollo de Andalucía, IDEA, son los promotores de este proyecto empresarial, que se plantea como una ampliación de las capacidades ya existentes del Centro de Ensayos de El Arenosillo (CEDEA) y por el que se hará uso tanto de los equipos existentes para trayectografía, como de la amplia experiencia acumulada durante la vasta andadura del INTA en ensayos en vuelo de sistemas autónomos. El proyecto CEUS es un proyecto empresarial, que será explotado por la Agencia IDEA y el INTA tras su puesta en funcionamiento y que cumple con los requisitos exigidos para ser declarado de interés estratégico para Andalucía, según se recoge en la Ley 4/2011 publicada en el BOJA num.118 de 17 de Junio de 2011. El presente documento es la memoria justificativa de esta condición y se desglosan, punto por punto, todos los aspectos requeridos para que sea declarada de interés estratégico. La ubicación de esta ampliación esta en las proximidades del CEDEA con el objetivo de preservar la zona de mayor impacto anexa al Centro existente, a fin de minimizar las modificaciones en el entorno. No obstante, indicar que la ampliación de la actividad propuesta no se considera impactante para las protecciones medioambientales del mismo. Si bien la ampliación del carácter investigador de la actividad realizada por el CEDEA conlleva la puesta a disposición de sus medios e instalaciones; tanto de las nuevas infraestructuras como de las ya existentes para proyectos de I+D de centros y organismos colaboradores, tanto del INTA como de la Junta de Andalucía; posibilitando y favoreciendo la disposición de laboratorios de investigación relacionadas con la actividad propuesta de los US en el nuevo Centro. Tal es el ofrecimiento al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) por medio de la Estación Biológica Doñana (EBD), a la Universidad de Huelva (UHU) por el Departamento de Ingeniería Electrónica de Sistemas Informáticos y Automática y el realizado por las empresas relevantes del sector, como demuestra la gran cantidad de cartas de apoyo al proyecto recibidas por sus promotores.

CEUS.- OBJETO TECNOLÓGICO El objeto del presente proyecto es ofrecer a todos los agentes que necesiten hacer ensayos y desarrollo con sistemas autónomos terrestres, aéreos y marinos de medio y gran tamaño, una instalación científico-tecnológica singular, de alcance internacional.

31

Marzagón 2013


Para ello se propone la construcción de un nuevo Centro de Ensayos para US (CEUS) en las proximidades de unas instalaciones ya existentes (CEDEA) de forma que integren sus capacidades complementarias, constituyendo así un Centro de Excelencia de US. Teniendo en cuenta el potencial tecnológico de las instalaciones, el proyecto contempla la implantación, en los polígonos industriales ya existentes cercanos a CEUS, de industrias de primera línea del sector que se integren de forma estable y utilicen CEUS como instalaciones de referencia para sus futuros desarrollos de sistemas autónomos. Para complementar estas instalaciones, se cuenta con las capacidades que el INTA tiene en su centro denominado CEDEA, ubicado en el paraje El Arenosillo, en su mayor extensión, en el término municipal de Moguer (Huelva), que lleva más de cincuenta años en operación y cuenta con un espacio aéreo segregado de más de 9.000 Km2, e instalaciones de seguimiento y control aplicables a los vuelos experimentales de sistemas autónomos aéreos y que serán adaptados a los nuevos requerimientos mediante actualización de sus infraestructuras técnicas y logísticas. CEUS.- CARACTERÍSTICAS DE UN PROYECTO

El proyecto CEUS propone la ampliación del Centro CEDEA mediante la construcción de unas instalaciones fijas próximas a las ya existentes del Centro de Experimentación de “El Arenosillo” –CEDEA-, de forma que integren sus capacidades complementarias, constituyendo así un Centro de Ensayos de sistemas autónomos aéreos (UAS), terrestres (UGS) y marinos (USS). El Centro de Ensayos CEUS dotará al CEDEA de unas instalaciones para ensayos experimentales de sistemas autónomos compuestas por: laboratorios de robótica, automática, aviónica, software y cargas de pago; dos talleres de grandes dimensiones (50x50m) para preparación e integración de los sistemas a experimentar; plataforma de ensayos y estacionamiento; oficinas, aulas de formación, sistemas, centro de gestión administrativa y viales que permitan los ensayos de los sistemas terrestres; así como las tomas y despegues para los desarrollos de los sistemas aéreos no tripulados. Por otro lado, se dispondrá en el Centro de plataformas aéreas científicas no tripuladas que permitirán estudios y reconocimientos aéreos en situaciones inabordables por plataformas tripuladas. Este hecho hará del nuevo Centro, un laboratorio científico único en Europa. Estas instalaciones se ubicarán en una parcela de unas 75 Hectáreas de terreno en el término municipal de Moguer (Huelva), en la zona próxima al CEDEA dentro del alcance efectivo de los sistemas de seguimiento existentes en dicho Centro.

Marzagón 2013

32


Los viales de ensayos no constituirán una pista aeroportuaria en sí, ni es necesario que lo sean; sino que son un medio de infraestructura necesaria de uso puntual para cierto tipo de ensayos en estos sistemas, así como para permitir las operaciones de las plataformas científicas. Las características de estos viales de ensayos vendrán determinadas por las necesidades de operación de los sistemas no tripulados a ensayar; por lo que los requisitos aplicables a otras instalaciones para vehículos tripulados, como pueden ser aeropuertos y aeródromos, no son de aplicación en este caso, especialmente en lo que se refiere a señalización e iluminación. Estas nuevas instalaciones constituyen un complemento a las capacidades de las que el INTA dispone en su centro denominado CEDEA, ubicado en el paraje El Arenosillo, en el término municipal de Moguer (Huelva), que lleva más de cincuenta años en operación y cuenta con un espacio aéreo segregado de más de 9.000 Km2 e instalaciones de seguimiento y control, aplicables a los vuelos experimentales de sistemas autónomos aéreos, que serán adaptados a los nuevos requerimientos mediante actualización de sus infraestructuras técnicas y logísticas. CEUS.- SOSTENIBILIDAD ECONÓMICA. El proyecto tendrá necesariamente un impacto socio-económico positivo en la provincia de Huelva, al servir de base para el desarrollo del tejido económico y empresarial y la creación de puestos de trabajo de calidad que contribuyan a la disminución de las tasas de paro y a la convergencia global con los índices de renta europeos. Según los expertos, el mercado esperado para los US en la próxima década alcanzará cifras de miles de millones de euros. De hecho, las principales agencias de financiación de actividades de I+D contemplan un incremento importante en los fondos dedicados al desarrollo de nuevos US y a su utilización en aplicaciones relacionadas con el reconocimiento y la recogida de información en formato de imágenes u otras como la seguridad, el control de fronteras, la vigilancia de puntos de interés, etc. CEUS.- SOSTENIBILIDAD SOCIAL. Como parte de los compromisos de la e2i, mediante la actuación financiada por este convenio, se prevé la creación de 250 empleos directos y 500 indirectos y la movilización inicial de 25 M€ de inversión privada. Asimismo, con este proyecto se reforzará la competitividad internacional de un importante sector en nuestro país, como es la industria aeronáutica española; dotándole de tecnologías a nivel europeo, y que garantice su desarrollo y sostenibilidad futuros, equilibrando la balanza tecnológica y generando un entorno favorable para la inversión en I+D+i y para la generación de conocimiento. Con la creación de estas instalaciones, se prevé un efecto llamada de nuevas implantaciones de empresas en el sector aeroespacial, lo que le ayudará a convertirse en un nudo de investigación clave y fortalecerá el sistema ciencia-tecnología-empresa. El uso creciente de sistemas autónomos previsto para el futuro, sobre todo en el campo civil, generará previsiblemente una gran demanda de estos equipos, por lo que el centro de experimentación específico para US, convertirá a España en pionera en este tipo de establecimientos y en centro de referencia en Europa para los ensayos en el dominio de los sistemas no tripulados (US). Empresas del sector, universidades y otras entidades han demostrado su interés en participar activamente en

33

Marzagón 2013


este proyecto, apoyando y colaborando en la iniciativa, como se refleja en las cartas de intenciones que se adjuntan como Anexo al convenio. CEUS.- INTERÉS TECNICO, ECONÓMICO Y SOCIAL Es de natural justicia hacer indicación que el encuadre del proyecto objeto de la presente solicitud es tal que no solamente cumple uno de los condicionantes de actividad económica y socialmente sostenible, sino que cumple todos y cada uno de ellos, tales son: Características de CEUS. Interés Técnico, económico y social del Proyecto

a)

El CEUS es un Proyecto industrial de servicios avanzados que genera cadena de valor añadido y empleo en el sistema productivo, mejorando su competitividad: El sector de los aviones UAS es el de mayor proyección industrial para la aviación mundial, estando incluido en la práctica totalidad de los Planes de Desarrollo Tecnológico de los países industrializados; previéndose, además, el efecto catalizador de este nuevo Centro para la adaptación de todos los sistemas y estructuras de navegación aérea del futuro reciente. Este efecto catalizador tendrá una determinante generación de empleo; no solo en el propio Centro sino en la industria auxiliar; de tal modo que la exclusiva especialización del mismo de forma natural provoque su creación.

b) El CEUS, como Proyecto impulsor para el desarrollo de los nuevos sistemas no tripulados, conlleva

nuevas actuaciones económicas de sectores productivos de nueva implantación; lo cual generará un valor añadido con alto potencial innovador y desarrollo tecnológico.

c)

El CEUS es un Proyecto innovador que refuerza la sociedad del conocimiento, en tanto en cuanto es un desarrollo científico I+D+i de los nuevos sistemas autónomos y su integración en espacio aéreo controlado. Tanto en la definición del Convenio entre los promotores, del cual nace el Proyecto, como en la asignación de fondos para el proyecto (FEDER), existe la firmeza de realización de un Centro de Ensayos y Especialización que vaya en la línea investigadora de nuevas tecnologías de los patrocinadores: MICINN, IDEA e INTA.

d)

La provincia de Huelva y en concreto el Municipio de Moguer y colindantes mantienen casi en exclusividad un patrón productivo agrario en el sector tradicional de la actividad económica. El nuevo Proyecto permitiría la diversificación industrial a una población con una proyección tecnológica industrial prácticamente nula. Asimismo, reduciría el enorme nivel de desempleo de mano de obra de alto nivel formativo de la zona; permitiendo reducir los altos coeficientes de migración y pérdida de mano de obra altamente cualificada y elevado coste formativo invertido por la sociedad.

e)

El desarrollo de nuevos sistemas autónomos permitirá la reconversión de las actividades agrícolas; permitiendo la recogida de la mano de obra de los sobrantes existentes, debido a la actual sobreexplotación de la modalidad agraria. Si bien, el desarrollo y los ensayos de carácter científico que sustentan la razón de ser del Centro no tendrán un carácter claramente relevante por el volumen de mano de obra, el efecto de atracción de la industria aeronáutica, por razones de implantación próxima a la ubicación del CEUS, asegurará la expansión de los polígonos industriales próximos por incorporación de centros subsidiarios de grandes fabricantes de electrónica y estructuras aeronáuticas y autónomas.

f) El CEUS es un proyecto que implica una aportación a la cohesión territorial y al desarrollo de una

zona tan desfavorecida como es el término de Moguer y sus próximas, como así lo demuestran los altos niveles de desempleo (superiores al 32%), y su monográfica actividad empresarial y económica con dudoso proyecto de futuro y mantenimiento de la competitividad.

Marzagón 2013

34


Sobre burros y hombres:

M

El Poblado Forestal de Por: Juan Villa Fotografía: Patxi Serveto / Espacio Natural Doñana

E

n cierto sentido, los acontecimientos que se desarrollaron en la inmediata posguerra civil en el espacio comprendido entre las actuales playas de Mazagón y Matalascañas, por el Sur, y el amplio arco que dibujan las poblaciones de El Rocío, Almonte, Rociana, Bonares, Lucena, Palos y Moguer por el Norte, constituyen una metáfora radical y descarnada de lo que los historiadores del franquismo han dado en llamar Autarquía. En el año cuarenta del siglo pasado toda esta zona no era más que un inmenso solar, enlodado o árido –según la estación-, e insalubre siempre, en el que no habitaban más que algunos guardas y cabreros en el interior, jabegotes y guardias civiles castigados en la costa y seres desubicados y errantes que se acogían a estos destierros en los que nada a nadie se le preguntaba. El recién nacido Patrimonio Forestal del Estado soñó aquí un pequeño imperio en el que, emergiendo de la nada más absoluta, en pocos lustros habían de florecer poblados blancos y limpios y laboriosos como los corazones de los españoles nuevos, los que habían hecho posible la salvación de la Patria y que se habían ganado por ello su uso y disfrute. De estas ansias han quedado curiosos testimonios escritos. Era este espacio una especie de trasunto, de hipertrofia, de los sueños de la hambrienta y desola-

35

azagón

da España del 39, como dije. Y la cosa empezó por la expropiación de las fincas en manos de particulares y la paulatina construcción de poblados que en sus inicios fueron simples chozas de broza y luego se harían de material, ya entrados los años cincuenta. El esquema de los poblados es muy parecido. Los hubo de rangos distintos, desde la metrópolis, que fue Cabezudos, hasta pequeños grupos de casas sin ningún apoyo ni servicio, pasando por los de formato medio, como Bodegones y el que nos ocupa, el de Mazagón. Quizás el más modélico, por obvio, sea el de Cabezudos. En él están muy claros aún los estatus y las pretensiones de los mismos. En la parte alta, dominando el conjunto, la iglesia y la casa del ingeniero, el poder civil y el religioso hombro con hombro; a sus espaldas se escudan las viviendas de las clases medias: el médico, el maestro, el encargado de trabajo, etc., y en la parte baja, un desolado frial –“podrían haber elegido otro sitio, coño”, me dijo un día uno de sus antiguos habitantes-, los grupos de viviendas de los que el Régimen dio en llamar “productores”. El poblado de Mazagón, enclavado al pie de la actual carretera costera, muy cerca del Parador Nacional, se empezó a formar a principios de los cuarenta, justo en la frontera de lo que ya era la 5ª División Hidrológico Forestal –encargada de la hercúlea empresa de parar las insidiosas dunas de la costa- y lo que iba a ser el Patrimonio Forestal del Estado que tenía como fin la repoblación de las tierras del interior.

Marzagón 2013


Peana conmemorativa del inicio, en 1941 ,de las repoblaciones forestales en la zona. 2013

En un principio se fueron construyendo chozas con lo que a manos venía y como a cada cual dios le daba a entender. Empezaron primero a llegar hombres sueltos, robinsones solitarios fugitivos de todas las miserias, y aquí se apalancaban como podían. Se hicieron luego ringleras de chozas con cierto concierto y comenzaron a llegar las familias, que poco a poco barnizaron de humanidad las estrecheces; las mujeres y los niños, y, con ellos, el que terminaría siendo el factor más determinante en los albores de aquella conquista: el burro. Por fin, ya en los años cincuenta, llegó el futuro: el ladrillo y el tractor. La broza y el burro fueron perdiendo merito. Se construyeron los grupos de viviendas, la escuela y la ermita, la gran referencia del lugar, hasta quedar más o menos como hoy lo conocemos. La empresa a la que se enfrentaban aquellos hombres era ciclópea: parar montañas de arena y hacer crecer árboles en un marjal, y las herramientas con las que contaban no eran más que sus brazos y su hambre. Pero nunca lo hubieran logrado sin un tercer aderezo: el burro. Dice Faulkner en una de sus novelas: “Algún Homero debería cantar la saga de la mula y de su función en el Sur”. Se refiere el escritor a una época muy concreta de su país, la llamada Reconstrucción, los años posteriores a su guerra civil, unos años paralelos a los que nos estamos refiriendo en el nuestro, la Autarquía. Si el tótem de la reconstrucción del Sur americano fue la mula, el del Sur

Marzagón 2013

nuestro fue el burro: subió fatigosamente a las dunas los haces de monte que terminarían por paralizarlas; acarreó el barro con el que se construyeron docenas y docenas de kilómetros de carril; porteó el costo desde los pueblos vecinos; transportó a parturientas y niños enfermos al médico más cercano –que siempre les caía lejos-, difuntos al cementerio… hasta divertirse en fin con ellos en las excursiones por la playa en los pocos días de asueto. Con el burro el “productor” doblaba el jornal, así que no había familia que no tuviese uno o dos; como el corcel era la base de la gloria del caballero en la Edad Media, el burro era la base de la fortuna del “productor”. Algún Homero debía haber, también, que cantara su épico perfil en aquellos años y aquel lugar en que se juntaron todas las carencias. Y ahí está el poblado, viendo pasar el tiempo, como la Puerta de Alcalá. Al menos sobrevive, se va librando por lo pronto de la iracundia de la Administración Pública que parece haberla tomado con los restos de aquella triste historia de la colonización de las arenas al Sur del Condado, como queriendo erradicar su amarga memoria destruyendo sus hitos arquitectónicos, sus trazas urbanas; como la soberbia Roma arrasó la ciudad de Cartago, ignorando o pretendiendo ignorar que con ello atentan contra la Historia, y contra las historias, buenas, malas y regulares, de los que allí llegaron, se casaron, tuvieron hijos y nietos, y, a pesar de los pesares es para ellos su gran referente, su único referente.

36


Monumentos públicos

M

de

azagón

Por: Manuel Padilla

VALORES CULTURALES

R

Descripción del Bien

etablo cerámico, formado por 63 azulejos de 15 X 15 cms. (Dimensiones: 135 x 105 cms.).

Representa a la Virgen del Rocío en hierática frontalidad y eje vertical, sobre fondo de nubes. El dibujante muestra la imagen ataviada teniendo en cuenta la configuración visual que quedó definitivamente fijada en el segundo tercio del siglo XVIII; con su ajuar y galas de reina: saya o falda acampanada, con verdugado o armazón cónico de aro, corpiño para cubrir el busto, con gorguera bordada y ajustadas mangas con puños o vuelillos de encajes. Sobre las mangas luce otras, amplísimas, denominadas de punta o perdidas. Exorno a base de ramilletes de flores distribuido por el perfil cónico de su saya y ráfaga El óvalo facial de su rostro se muestra circundando con rostrillo, derivación de la toca de papos, adornado con puntas o encajes. Los atributos iconográficos son: media luna, ráfaga de soles, corona y cetro). El dibujo se enmarca con decorativa cenefa a base de roleos con hojas de acanto y motivos florales.

Retablo cerámico Manuel Ramos Rejano

Periodo contemporáneo: Siglo XX Localización: Poblado Forestal Lugar: Mazagón Propiedad del Conjunto Histórico: Consejería de Agricultura , Pesca y Medio Ambiente

Leyendas que se muestran en sus azulejos son: “NTRA. SRA. DEL ROCÍO”, situada en la base del dibujo central, bajo la media luna; identificando a la imagen. “FCA. RAMOS REJANO”, en el vértice inferior izquierdo, en la cenefa. “Chaves”, en el ángulo inferior izquierdo, sobre el marco del dibujo; como firma de la autoría.

37

Marzagón 2013


Poblado Forestal de Mazagón. Ermita y escuela. Mediados del siglo XX

Datos históricos

E

ste azulejo fue realizado en la Fábrica de Cerámicas de D. Manuel Ramos Rejano (Triana); a mediados del siglo XX – década de los cincuenta-. Su ejecución pictórica recae, según firma, sobre el maestro dibujante del taller, D. Alfonso Chaves Tejada.

E

Descripción del entorno

l retablo se encuentra embutido en la fachada principal o portada de la Ermita de Ntra. Sra. del Carmen, en el Poblado Forestal de Mazagon, seña de identidad de esta localidad. Este templo formó parte desde su construcción – año 1954- del conjunto de viviendas que se levantó para operarios de la reforestación y trabajos de fijación de dunas que el Patrimonio Nacional y la V División Hidrológica y Forestal del Estado llevaron a cabo durante los años 40 y 50 del pasado siglo. Fue gestionado por el Ingeniero de Montes D. Manuel Kith Tassara.

Se trata de un paraje natural del Entorno de Doñana, de alto valor ecológico y ámbito de protección del sistema de dunas fósiles existente en el litoral (acantilados); cuya vegetación está formada fundamentalmente por matorral bajo y pino piñonero, situado en el punto kilométrico 31,7 de la Crta. A-494, San Juan del Pto.-Matalascañas. Distancia desde el centro: 7 kms. Tiempo de recorrido desde el centro (en coche): 6-7 min. Este arco de red viaria (Mazagón-Matalascañas), paralelo a la costa sobre la base de una red histórica existente relacionada con los aprovechamientos forestales y ganaderos e inicialmente de arena, fue acondicionado entre los años 1975 y 1978 con una función principal; la de cerrar la red forestal del Parque Natural de Doñana, y empezar a servir como eje de acceso a las playas existentes entre estas dos localidades, conectando ambos núcleos.

Marzagón 2013

38


El Obispo de la recién estrenada Diócesis de Huelva, el Doctor D. Pedro Cantero Cuadrado, inaugurando el templo. Primavera de 1954

E

Anáslisis histórico-artístico

ste retablo, extramuros de un edificio religioso, es concebido como medio de propagación de la Fe o como testimonio del afianzamiento de Ésta, sacralizando un espacio público. Su función es netamente devocional, y su aspecto estético y el exorno juegan un papel determinante en ello. En este retablo cerámico religioso la figura representada es copia fiel de la efigie que se venera; es una imagen de María Magestad, mostrando a su hijo, con cetro y orbe - atributos de la divinidad que aluden a la creación, el gobierno y la redención del mundo-, frontalmente entronizado en su pecho ;patentizando la centralidad del misterio de Jesucristo. En los retratos públicos es muy importante la fidelidad en la repetición del modelo, pues así se reaviva más intensamente el conjunto de sentimientos y sensaciones que evoca la imagen como símbolo; se consigue, sobre todo, centrar la relación y establecer un puente o conexión entre dos realidades: una cercana y sensible, basada en la semejanza, y otra realidad no perceptible, que es, a la vez, fuente de la que procede la similitud y fin al que pretende conducir: anunciar y proclamar una verdad salvífica. La forma del retablo cerámico es la predominante y clásica; en forma rectangular y en posición vertical; la técnica pictórica utilizada es la pintura del azulejo plano polícromo, por el método de “al aguarrás”. Manuel Ramos Rejano trabajó este retablo sobre azulejos previamente vitrificados y aglutinando los pigmentos (azules, verdes, ocres, amarillos y blancos) con esencia de trementina y aceite de linaza. La calidad de este azulejo radica en esa técnica que consigue que los colores tengan la viscosidad del óleo; indudablemente resaltar la maestría de su dibujante y el justo punto de vitrificación en el proceso del horneado. El estilo artístico de su arquitectura – por su ubicación rural- se aleja del neobarroquismo, pues se trata de un panel carente de marco sobre relieve para realzar hornacina o tejaroz a dos o a tres aguas, con tejas de colores, que aportan vistosidad al conjunto. Este retablo encierra; no sólo el valor artístico inherente al ceramista de prestigio que lo pintó y a la famosa fábrica donde se ejecutó, sino que ha quedado como testimonio vivo del patrimonio artístico y devocional de Mazagón.

39

Marzagón 2013


L

Valoración patrimonial

a fábrica del artista cordobés, Manuel Ramos Rejano (1851-1922. Palma del Río), fue una de las más prestigiosas del siglo XX, cuya producción abarca varios periodos:

1º Desde 1895 hasta 1922 (año de fallecimiento del artista y fundador). 2º Desde 1922 hasta 1965 (fecha en la que se apagan sus hornos). En este segundo periodo la firma del taller pasa a ser “Vda. e hijos de Ramos Rejano”; y posteriormente “Hijos de Ramos Rejano”. La crisis del sector y las diferencias entre sus sucesores obligaron a cerrarla definitivamente. Por su taller pasaron los pintores de cerámica más afamados del momento:

Detalle del zócalo perimetral del Salón Sevillano Palacio de Gobierno de Lima. Perú; del maestro Ramos Rejano

Manuel Vigil‑Escalera y Díaz (1915 – 1938) Enrique Orce Mármol (1917- 1927) De 1928 a 1965 pasaron por la fábrica: Manuel García Bermúdez, Pedro Navia Campos, Juan Gómez Perea, Manuel Baena Gutiérrez, Juan Oliver Míguez; su primo Alfonso Chaves Tejada (maestro del taller hasta el cierre de la fábrica), Pedro Lobo de la Vallina, Antonio Díaz Ropero, José Colchero Cano y el escultor Francisco Cluny. En la última época, años sesenta, también colaboró el pintor Antonio Carrera. Habiendo entrado este artista tardíamente en la profesión, el entusiasmo puesto y su perseverancia en el procedimiento técnico produjo una cerámica acorde a las exigencias del gusto decorativo que demandaba una clara innovación en su proceso. El valor artístico y calidad en la obra de este reputado comerciante e inteligente industrial andaluz recae en la limpieza de los esmaltes y en la pulcritud y finura de sus ejecuciones. Obtuvo una perfección inalcanzable en el proceso de dorado y reflejo metálico de las piezas, que los artistas de los siglos XV y XVI habían ejecutado con tanta maestría. Contó en este terreno con el buen hacer de Cándido Arincón, maestro del reflejo. Contribuyó, pues, a crear una base sólida para la cerámica moderna en el primer cuarto de siglo XX, que perduró. La firma obtuvo entre otros el Gran Premio de la Exposición Iberoamericana de Sevilla (1929) e Internacional de Lieja (1930).

Marzagón 2013

DIAGNÓSTICO

e

stado de conservación: Bueno

Patologías: Se detectan, mediante análisis visual, deterioro en el vidriado de ciertas piezas (fracturas o grietas por efecto medioambiental o corrimientos de tierra), y roturas –pocas- provocadas por impactos de objetos sobre el retablo; con seguridad, de origen vandálico. No obstante, su cerámica ha presentado buena resistencia a los factores atmosféricos, un nivel óptimo en la perdurabilidad del colorido y un mantenimiento aceptable en su conservación. En la actualidad, y por ser este templo del Poblado Forestal el que acoge y entroniza a la Imagen de la Virgen del Carmen de Mazagón, durante la romería que se celebra en su honor el primer fin de semana de mayo, su fachada presenta desde 2004 dos retablos cerámicos más; uno en el que se representa la Virgen Marinera, y otro en el que se plasma el escudo de la Asociación de Romeros, como colectivo que venera a su titular.

40


Mazagón en la Por Rodolfo Barón

Q

H

istoria

Pinceladas

Estratigrafía de la zona del Puerto Deportivo en 2012. Foto: J. ANTONIO MORALES

« ue era de bronce la copa, que los Samios consagraron en Tarteso á la Diosa Juno en su Templo… Que en diferentes tiempos los Fenicios, Españoles, Hebreos, Egipcios y Cartagineses dieron la vuelta costeando toda el Africa...» Párrafos estos, entresacados de la Carta III. Del Sevillano Montesinos al autor de las Cartas críticas contra la Historia de España del Abate Masdeu –impresa en la Oficina de Miguel Esteván, Valencia, 1796, p. 19–, en los que al sumarse a las refutaciones aparecidas en el Diario de Valencia de la obra del susodicho abate Masdeu (al que ponen de vuelta y media) se recoge el continuo runrún de sabios, geógrafos, polígrafos e historiadores sobre la floreciente Tartessos y sus navegaciones. Así mismo, y no hace demasiado tiempo, encontramos textos de semejante guisa, como los de Domingo Manfredi, quien en su Martín Alonso Pinzón –Plasencia, 1951, p. 14– afirma que «En todas estas navegaciones atlánticas tomaron parte marineros tartesios, es decir, marineros de estas mismas tierras de Palos y de Huelva y de Lepe y de Moguer, abuelos de los que realizaron más tarde el viaje del descubrimiento de América.» Todo eso, y mucho más que podríamos citar, sugiere la existencia de civilizaciones que barajaron este litoral, lo repasaron desde la mar (más bien de cerca que de lejos por su manera de navegar) y arribaron alguna que otra vez en las playas de lo que hoy es Mazagón. Lo cual era posible dado que la sedimentación de esta costa comenzó hace unos 4.500 años. En realidad se trata de una playa, del holoceno adosada a un cantil, parcialmente protegida por un sistema de lóbulos deltaicos asociados a la desembocadura de los ríos Tinto y Odiel. En ella, antes de la intervención humana al construir el espigón Juan Carlos I –1981– y el Puerto Deportivo –1989–,

41

Marzagón 2013


ampliado en 2010, fueron los vientos del Suroeste (predominantes y continuos durante casi todo el año, y desde siempre) los que propiciaron el desarrollo de un sistema de crestas y surcos en las playas, así como las dunas eólicas de las zonas emergidas; formándose, por tanto, y como resultado del sentido de las olas, las barras arenosas recrecidas de Este a Oeste, al contrario que la deriva litoral, que conforman la fisonomía actual de las playas de Mazagón. O sea, las características pozas o charcas de marea baja en las que todos hemos chapoteado, y de niños jugado, y que poco a poco, al colmatarse y adosarse, van desapareciendo. Hoy, a causa de la acción antrópica descrita, el oleaje llega a la línea de costa refractado y difractado, tal como se expone en el reciente trabajo realizado por mi colega en otras lides, el doctor Juan Antonio Morales –et alii–, del Grupo de Geología Costera y profesor en la Facultad de Ciencias Experimentales de la Universidad de Huelva, y que he tenido a mano – Geogaceta. ‘Secuencia sedimentaria de una playa holocena adosada a un cantil en el Puerto Deportivo de Mazagón (Huelva)’. Sociedad Geológica de España. Madrid, 2012, pp. 77 a 80–. Item más, en la actualidad tenemos una playa que va rotando, de modo que si fijamos un punto localizado al pie del restaurante ‘El Remo’, desde aquí hasta el Puerto Deportivo las arenas se acumulan, mientras que desde dicho punto hacia la Torre del Oro el proceso es de erosión: la playa por el Noroeste avanza y al Sureste retrocede. Quienes llevamos en Mazagón algo más de una década hemos visto que desde la construcción del Puerto Deportivo, enfrente del restaurante ‘Las Dunas’, las arenas se han extendido en más de 500 metros, y al revés, por el antiguo Club Náutico el mar se ha comido unos 120 metros. También, y estrechamente relacionado con lo anterior, está la situación y las condiciones en 2013 de la Torre del Oro. Bastión, o mejor dicho restos del mismo, crucial en la Historia de Mazagón ya que ahí finaliza, por el Sureste, las tierras y mares de nuestra población. Eso es así, ya que esta antigua torre de almenara, de entre las que tuvo en el pasado, hoy cumple la función de ser el vértice donde se unen cuatro términos municipales que siguiendo el sentido de las agujas del reloj son: Palos de la Frontera –casi por la playa–, Moguer –ensanchándose hacia el Noroeste–, Lucena del Puerto –con su exigua salida al mar– y Almonte –que llega al Guadalquivir–. La misma, incluida en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz con el máximo nivel de protección, actualmente sólo está exenta con la bajamar; lo cual es de lamentar, pues de las cuarenta torres previstas desde Ayamonte a Gibraltar, dentro del plan general de fortificaciones de las costas andaluzas auspiciado por Felipe II a fin de vigilar, alertar, y en su caso proteger la Costa de Castilla y a sus moradores de las incursiones turcas y berberiscas, resulta ser una de las más interesantes para arqueólogos e historiadores.

Estado de la Torre y arroyo del Oro en 2007. Foto: R. BARÓN

Marzagón 2013

42


Esta torre, que por ubicarse en la desembocadura del Río del Oro, toma de él su nombre, se encuentra a 22,5 kilómetros, en visual teórica Noroeste de la torre de la Arenilla, y a 7 kilómetros Sudeste de la del Asperillo; construyéndose con unos requerimientos defensivos superiores a los de otras en atención a la especial conflictividad de un lugar en que había un núcleo estable de pescadores de bajura, visitados en demasía por navíos enemigos que recalaban en aguada y, de ponerse a tiro, desvalijaban y apresaban a los lugareños del playazo de Arenas Gordas. Tal sucedió en 1599 (poco después de que se especificara en 1577 la necesidad de levantar una «torre muy buena») cuando, terminada y artillada, la tomó el célebre pirata Morato Arraez, que clavó en

Mazagón desde el aire. 2007 / Foto: R. BARÓN

las aguas las dos piezas de artillería que tenía la Torre del Oro. De planta circular y unos 15 metros de altura, se obró a conciencia pero en sitio equivocado, pues está sometida no sólo a la acción de las mareas, sino al discurrir del arroyo que corre por su base; por lo que posteriormente tuvo que reforzarse, a fin de atajar los fallos de su cimentación, con una zapata de gruesos sillares dispuestos a escuadra en sogas, así como rellenar su aljibe con argamasa bien cumplida de cal y ripio menudo. Mas todo fue en vano, pues la Torre del Oro que en 1756 estaba dotada con tres piezas de artillería de los calibres 12, 8 y 6, servidos por dos artilleros inválidos y dos torreros; hoy, y tras cada temporal invernal más, desgajada y desmoronada, es pura ruina.Si bien Mazagón queda perfectamente delimitado hacia Levante por la torre de almenara descrita, no está tan claro hasta donde llega por Poniente; estimando ser el antiguo Muelle del Vigía, utilizado antes para el practicaje de la Ría de Huelva, el que marcaría el otro extremo de esta parte de Arenas Gordas. Ahí se edificó lo que se conoce como ‘Lusitania’; apartamentos situados en la punta opuesta a los ranchos que a finales del siglo XIX levantaban en verano, cerca de la Torre del Oro, los vecinos de los pueblos contiguos, que con los años, debido a la subida del mar, fueron desplazándose a la Cuesta de la Barca. En Mazagón, y por sus alrededores, se han encontrado vestigios de industria lítica, así como hallado arqueofactos demostrativos de asentamientos, a la vera del Atlántico o a escasos kilómetros tierra adentro, durante la dominación romana y el medioevo. No obstante, habrá que esperar a los inicios del siglo XIX para, salvo lo referido a nuestra torre, reseñar otra circunstancia de relevancia histórica: la del cañón de 18 libras, datable a finales del siglo XVIII que, aunque de procedencia incierta, se haya depositado en Mazagón. Según el arqueólogo Claudio Lozano, con amplia experiencia en la detección e investigación del patrimonio subacuático y doctor por la Universidad de Huelva, donde trabajó antes de pasar a una norteamericana, esta pieza debió pertenecer al ‘Monarca’ o al ‘Rayo’; navíos de la Armada Española que participaron en la Batalla de Trafalgar –1805–. De haberlo artillado el ‘Monarca’ quedaría fuera de nuestro ámbito pues el mismo naufragó cerca de la Torre del Asperillo. No así de formar parte del armamento del ‘Rayo’, cuyos restos fueron localizados cerca de nuestra costa en 2003 por el equipo de la Universidad de Huelva dirigido por Claudio Lozano, quien, a falta de un detenido estudio, cree posible que lo artillara dicho buque, dado que el mismo arribó a estas aguas maltrecho por el combate, donde una bala enemiga habría desmontado el cañón, rompiéndole uno de los dos muñones –el izquierdo– que lo sustentaban en su cureña. Bien que, en Trafalgar no portaba ese calibre. ¡Y claro!, algo nos enredamos, o nos enredaron, en la II Guerra Mundial; sirviendo al avituallamiento de los submarinos del Eje o sufriendo el acoso alemán sobre los barcos de bandera inglesa. Tal es el caso del buque ‘Sarastone’ que, habiendo zarpado del Muelle de Tharsis, fue bombardeado el 29 de octubre de 1941 en la bocana de la barra de Huelva por un avión alemán. Hundido, quedó en las proximidades del actual Puerto Deportivo hasta que en 1959 se recuperó un tercio del mismo y 2.000 toneladas de pirita. Luego, en 1997, el Centro de Arqueología Subacuática de Andalucía investigó lo que se conservaba, incluyéndose su entorno en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz con el máximo nivel de Protección.

43

Marzagón 2013


O s

Las aguas

nubenses

imprescindibles para la recuperación de los tiburone Por: Asociación Chelonia

E

l pasado otoño, un tiburón zorro varó en las costas de Mazagón. Un individuo adulto de Alopias vulpinus, con una longitud de algo más de 3 metros, fue encontrado varado en octubre de 2012 en la playa de Ciparsa. Ello es reflejo de la alta biodiversidad existente en el medio marino del litoral onubense. Pero, su significado no se reduce a un mero símbolo de la calidad ambiental a nivel local; sino que está directamente relacionado con la conservación de las especies amenazadas en un contexto más amplio. Mazagón se ubica en un lugar estratégico en la provincia de Huelva; situándose cerca de la desembocadura del río Odiel, fuente de importantes aportaciones de materia orgánica al medio marino (Borrego et al, 2000). Dicha materia orgánica es una de las principales fuentes de alimentación para la fauna marina (en particular para el zooplancton, elemento fundamental de la cadena trófica). Proporciona, por tanto, óptimas condiciones de desarrollo para muchas especies desde su nacimiento hasta su migración a otras áreas marinas. Esa fuente de alimentación atrae a muy diversos peces, crustáceos, cefalópodos y mamíferos, entre otros (Biton Porsmoguer, 2009). Entre las numerosas especies de peces presentes en aguas onubenses, cabe destacar varios elasmobranquios, como la tintorera (Prionace glauca), el marrajo (Isurus oxyrinchus), el cazón (Galeorhinus galeus) (Fotografía 1) y el tiburón zorro (A. vulpinus), cuya situación

F. nº 1

Marzagón 2013

en el Mediterráneo es muy precaria. De hecho, el tiburón zorro (A. vulpinus), el marrajo (I. oxyrinchus) y el cazón (G. galeus), figuran en el Anexo II de la Convención de Barcelona entre las especies en peligro y amenazadas. Se conoce que la biomasa de las especies citadas han disminuido en más de un 99 % en el Mediterráneo (Ferreti, et al. 2008). Por ello, la presencia del tiburón zorro (A. vulpinus) en el Golfo de Cádiz, debida no a la casualidad sino a la riqueza nutritiva de sus aguas, es una noticia de muy alta importancia en relación con su conservación. En el caso de la tintorera (P. glauca) y del marrajo (I. oxyrinchus), un estudio de su migración ha permitido determinar el origen de los individuos observados en el Golfo de Cádiz. Los adultos de tintorera (P. glauca) y marrajo (I. oxyrinchus) provienen principalmente de las aguas costeras noreste de Estados Unidos. Cruzan todo el Atlántico siguiendo la corriente de las Azores para entrar en el Golfo de Cádiz (Compagno, et al. 2005), donde ambos suelen reproducirse. Este atrae a hembras preñadas, que se acercan a la costa para que nazcan sus crías en aguas ricas

44


F. nº 2

F. nº 3

F. nº 4

F. nº 5

45

en alimentos, asegurando un alto crecimiento y protección hacia sus depredadores (Fotografía 2). Sus modelos migratorios son bianuales y van a sus territorios de cría cada dos años para dar a luz (Compagno, et al. 2005). Las corrientes superficiales del Golfo de Cádiz invitan a las especies pelágicas a cruzar el estrecho de Gibraltar para llegar al mar Mediterráneo. Desempeña, por tanto, un papel fundamental para la recuperación de sus especies amenazadas. Así, dada la presencia de crías e individuos adultos en edad de reproducción en las aguas del golfo y mediterráneas, son imprescindibles medidas de regulación de la explotación pesquera y de conservación en los diferentes artes de pesca, para garantizar la recuperación de especies en el mar Mediterráneo. Sin embargo, la presión pesquera en la actualidad sigue siendo demasiado alta, con artes altamente peligrosas para las especies amenazadas, como el arrastre y el palangre de superficie. El arrastre supone daños importantes para el fondo marino y unas pérdidas cuantiosas en biomasa de numerosas especies marinas sin fines comerciales (descarte); deteriorando el ecosistema marino (Junoy et al., 2008). El palangre de superficie, utilizado para capturar el pez espada (Xiphias gladius) y diversas especies de atún (Thunnus sp.), es el arte de pesca que más daño ocasiona a las poblaciones de tiburones pelágicos. Y España cuenta con una flota palangrera importante en la costa mediterránea (Fotografía 3). La prohibición total de captura y presencia a bordo de tintorera (P. glauca) y marrajo (II. oxyrinchus) es considerada una de las medidas necesarias para conseguir el objetivo de su conservación. Como ya se aplica en el caso del tiburón zorro (A. vulpinus) y el pez martillo (Sphyrna zygaena) cuya captura fue prohibida por el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino por la Orden ARM/2689/2009, de 28 de septiembre. Dicha Orden aborda la prohibición de la captura, trasbordo, desembarque y comercialización para el conjunto de la flota palangrera española, incluido el Golfo de Cádiz y el Mediterráneo. Para la puesta en marcha de estas medidas se requiere un compromiso general entre la comunidad científica, los pescadores y las administraciones nacionales y autonómicas. Compromiso necesario para el desarrollo socioeconómico, no solo para la conservación de especies. Uno de los aspectos atrayentes para el turismo, que conforma uno de los pilares económicos fundamentales en Mazagón y en gran parte de la provincia de Huelva, reside en la riqueza de su biodiversidad marina, también reflejada en su cultura como se observa en su gastronomía, claramente orientada hacia productos marinos. En ese campo, Huelva proporciona al mercado local y nacional cantidades importantes de especies marinas con alto valor económico y gastronómico, tales como la gamba blanca (Parapenaeus longirostris) (Fotografía 4). Dicha especie se captura con arrastreros (Fotografías 5, 6). Y como se ha indicado, un control de la biomasa de las especies explotadas es imprescindible para mantener esta importante actividad industrial y económica, notoriamente relacionada con el turismo.

Marzagón 2013


En efecto, cualquier medida de conservación hacia especies altamente explotadas y sobre los daños ocasionados para conseguir su captura (descartes para los arrastreros, capturas accidentales por los palangreros, especialmente de tiburones) no sólo tiene un impacto positivo para la fauna marina y el ecosistema marino en general, sino también en aspectos económicos fundamentales, como supone el mantenimiento del turismo y labores industriales asociadas. La provincia de Huelva, donde la actividad turística representa un importante peso económico, es una clara muestra de la necesidad del referido compromiso entre los sectores. Pero, no está sola en este ámbito, ya que el compromiso también concierne a todas las provincias costeras del Golfo de Cádiz y del Mediterráneo, la mayor parte de las cuales tienen, al igual que Huelva, una base económica importante en el turismo y en las actividades derivadas de una gastronomía cuyos componentes esenciales son los productos marinos.

F. nº6

Bibliografía

Biton Porsmoguer S., (2009) Guía de especies marinas de la Provincia de Huelva. Asociación Chelonia. Volumen III. Consejería de Medio Ambiente. Junta de Andalucía. Borrego J., Morales J.A, Gil, N., (2000) Evolución sedimentaria reciente de la desembocadura de la ría de Huelva (Suroeste de España). Rev. Soc. Geol. España, 13 (3-4): 405-416. Compagnol L., Dando M., Fowler S., (2006) Guía de campo de los tiburones del mundo. Barcelona: Omega Publ. 368 p. Ferretti F, Myers RA, Serena F, Lotze HK (2008) Loss of large predatory sharks from the Mediterranean Sea. Conservation Biology 22(4): 952-964. Junoy j., Viéitez J.M., (2008) Informe sobre los trabajos realizados en el laboratorio de Bentos de la Universidad de Alcalá con las muestras recogidas durante la campaña CALMEN07 (convenio SGM‐UAH). Departamento de Zoología y Antropología Física. Universidad de Alcalá. Fotografías Fotografía 1. Individuo hembra de cazón (Galeorhinus galeus) capturado por un arrastrero en Huelva. Asociación Chelonia. Fotografía 2. Cría de cazón (Galeorhinus galeus). Mazagón (Huelva). Asociación Chelonia. Fotografía 3. Palangreros del puerto pesquero de Carboneras (Almería). Asociación Chelonia. Fotografía 4. Gambas blancas (Parapenaeus longirostris) comercializadas en una pesquería de Mazagón (Huelva). Asociación Chelonia. Fotografías 5, 6. Arrastreros en el puerto pesquero de Isla Cristina (Huelva).

Marzagón 2013

46


Letras 47

Marzag贸n 2013


U

nidad en ellos Miremos más allá de la materia o de la línea que sueña el horizonte del mar o del tiempo.

CARMEN CIRIA

Siento las quejas, el dolor y la rabia de mis hermanos haciéndose fiebre allá donde la niebla se impone. Abonemos el yermo territorio y sus derrotas para enredarnos plenos de pureza. Ensamblemos las manos en cadena de vida. Somos árboles que unen sus raíces en el humus solidario donde florece no el yo sino el nosotros.

L JUAN DRAGO

aS AGUAS PRIMORDIALES

Marzagón 2013

Todos los años, desde los albores de mi infancia hasta los de la adolescencia, cada verano partíamos desde mi Rociana natal sobre la carrocería de descubierta de un camión al alba, y atravesando primero el pueblo dormido, más tarde las viñas salpicadas de olivos y frutales, nos encauzábamos por el camino más hermoso y cargado de símbolos de mi tierra. Cada vez que cruzábamos el puentecillo de un arroyo miraba con apasionada curiosidad el discurrir de su corriente debilitada por blancos arenales y entregada al castigo de los soles más largos. Pinares, alcornocales, aves, marañas de jara y zarza, caseríos, liebres y lagunas os envolvían entre perfumes silvestres y cantos lejanos, hasta que el mar nos hacía llegar el mensaje salino de una brisa. En el niño de escasos años que yo era no cabía otra ilusión que el presentimiento del océano. Cuando irrumpíamos en el alto mirador de médanos mi ánimo se llenaba de aquel espejo azul convexo, sin olas todavía, bajo la mañana, con el que las aguas invisibles del cielo jugaban a un rozarse liviano, un trasvase de luces creadoras. Cada verano yo asumía el ritmo planetario de aquella playa abierta al devenir solar y al centellear de la Vía Láctea. Echadas e inmensas permanecían las aguas primordiales envueltas en una luz peregrina que con el tiempo me enseñó no sólo la condición nómada de mi existencia, sino la de todo el Universo.

48


DIEGO ROPERO-REGIDOR

P

ino centenario

(Mazagón)

Hundidas las ramas en la tierra, la resina cansada de ser brisa con nudos que atoran esqueletos, eternidad de nube tartesia merodeando por los escarpes, faro intermitente de Alejandría que, en otro tiempo, abrió derroteros a naves silenciosas, refugio de prodigios que Dagón capturó en el abismo marino. Los vientos malean la coraza de su cuerpo casi agónico; se pronuncian los peces voladores y la escoria arrumbada de la playa. Nada impide que la muerte supere las marcas que dejaron incrustadas punzones y labios adolescentes. Bajo su cimera he añorado la lira y su frescura, la turbadora mansedumbre cuando la noche lo devora.

ANT

49

O

ORI NIO

HUE

LA

Marzagón 2013


m LAUREANO

JIMÉNEZ CARRIÓN

ISTERIOSO PÁJARO AZUL

E

                                            Mi sueño es como un pájaro azul   que aletease sobre tu tristeza de agua.   Era un mar de ceniza ignorada, sin asomo de luz.   El desconcierto colgaba de mis ojos.   Hasta un agrio perfume -qué pasmo-me impregnaba   la voz, la ceñía de cíngulos, anublaba la luz,   me reducía la verdad.   ¿Dónde mi verdiazul de mar, las ardidas palabras   a mi eterna pregunta sobre esa luz tan gris   que azoraba mi sangre?   Y te esperaba a ti, padre de vida y luz   y aguardaba infinitos crepúsculos.   Y mi pájaro azul, mi ensoñación profunda,   se hizo luz en mi luz y abrió tus claridades.

L SUEÑO CONSEGUIDO DE LA LUZ Una serie de armónicos ondula el mar de Mazagón y configura su temple de bonanza y hermosura, melodía de lo eterno, movimiento del sueño que nos guía con su luz de otro mar rumoroso y constante, mar interno, del alma, el sueño conseguido de la luz. De lo nuevo renovación constante que atestiguan los siglos con cada adolescente que

A L F O N S A A C O S TA

descubre su don propio, riqueza inigualable del fluir armonioso de la vida en las venas, oh armónico profundo de lo innato a su arte entregado cual onda transmisora de un momento de luz llegada y recibida como beso en la sien. Y tras los ventanales también ensaya el mar un toque de guitarra, armónico silencio de lejanía en calma y azules combinados por el libre albedrío mientras el alto verde de los árboles altos entona melodías de hojas con salitre allí donde la luz revela su certeza de ser la flor del tiempo…

Marzagón 2013

50


v

Volavérunt es el título bajo el cual se recoge la nueva colección de fotografías que el artista Héctor Garrido exhibe. Esta vez la ciudad de acogida será Colonia, en Alemania, bajo el cuidado de la galería de arte 100Kubik.

HÉCTOR GARRIDO

OLAVéRUNT Este título hace referencia a uno de los grabados que Francisco de Goya publicó a finales del siglo XVIII, el número 61, en el que se representa a Cayetana de Silva, Duquesa de Alba, volando como en una ensoñación. Cayetana de Silva era una mujer excepcionalmente hermosa e inteligente que repartía su tiempo entre la Corte, en Madrid, y Sanlúcar de Barrameda, así como en los terrenos cercanos del Coto de Doñana, del que era propietaria. Allí paso con Francisco de Goya una intensa temporada de la que fueron fruto varios cuadros y muchos apuntes, los conocidos como “cuadernos de Sanlúcar”. A partir de uno de estos apuntes, Goya realizó el grabado titulado “Volavérunt”, donde ella vuela sobre tres brujas, quizás sobre los territorios donde se fraguó su amistad, frente a la desembocadura del Guadalquivir. El fotógrafo Héctor Garrido ha querido imaginar, a través de sus fotografías aéreas, cómo podría haber sido la visión de la dama de Volavérunt, si hubiera podido volar sobre esas tierras andaluzas. Héctor Garrido (Huelva, 1969) es un fotógrafo especializado en ciencia, naturaleza, retrato y creación artística. Sus fotografías son conocidas internacionalmente por explorar en nuevos espacios y conceptos y, de forma destacada, por el uso de la ciencia como materia prima para construir su diálogo artístico. Héctor Garrido es uno de los escasos habitantes del mítico Coto de Doñana, el que quizás siga siendo uno de los últimos rincones salvajes de Europa. Desde esa privilegiada posición realiza su labor de fotógrafo para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, conviviendo íntimamente con la naturaleza. Sus trabajos aéreos en Doñana y sus fotografías realizadas en los seis continentes del Planeta han sido publicadas por las más prestigiosas revistas internacionales. Título: “CABALLOS EN EL CIELO” En las marismas de Doñana, unos caballos salvajes pastan libres sobre el agua. El cielo se refleja como si se tratara de un espejo, debido a que no hay ningún viento. Fotografía aérea, 2012. © Héctor Garrido

51

Marzagón 2013


M A N U E L G A R R I D O PA L A C I O S

P

OETAS DEL sUR DE EUROPA (I) La Poesía es la fragancia de la obra, el nexo con la belleza. El autor la capta, pero no sabe en qué lugar reside para arañarle porciones. Se aplica ‘Poesía’ al arte de la palabra porque con ella se hace el verso, pero esa rendija por la que se accede a otra dimensión también está en la talla, en la música, en el color, en la armonía, en la danza, en el cine, en cuanto nos mueve por dentro. Ese eco oculto que flota viene a ser como lo que dice Juan Ramón Jiménez (Moguer, 1881-Puerto Rico 1958): ‘la chicharra sierra un pino, que nunca llega…’ (Platero y yo. 19071916. Librairie des Éditions Espagnoles. Paris 1956. Ilust. de Baltasar Lobo). Vienen aquí versos de poetas que fraguaron parte de su obra en el Sur de Europa y que nos llegan poco o no como merecen. Leerlos es escucharlos en voz baja, compartirles las visiones que rumian en soledad con herramientas como algo que pinte y el abismo de la hoja en blanco en cuyo fondo brilla el río que pasa sin hacer ruido. En los viajes llevo libros de poemas y los leo allá donde voy por compartir nombres, obras, sensaciones. He aquí una muestra:

JUAN DELGADO (Campofrío 1933-Riotinto 2010) PAISAJES DE LA MEMORIA (La Huebra. Ed. de M. Moya) Fue un acierto reunir en un tomo antológico los versos del poeta más genuino de la Cuenca Minera. Sus páginas se nutren de libros como La sangre perseguida, Por la imposible senda de tu boca, El cedazo, Oficio de vivir, Cobre y viento, Al andar, Cuaderno de Santa María de Mave, La luz con el tiempo dentro, De cuevas y silencios, Carpeta de Navidad, Cancionero del Odiel, Treinta sonetos vegetales, Seis sonetos para un mismo amor, Los días encontrados y otras oraciones, Tiranía del viento, Suite de la Sierra, Árbol de bendición, árbol sagrado, Cancionero del Río Tinto, Memoria de la niebla, Julianita, Habitante del bosque, El sueño de una noche de ginebra, Antología Amarilla, Cuentos del viejo capataz, Geografía y amor. Los versos de Juan Delgado son una pasión expresada. La última conversación de su vida la tuvo con Manuel Moya, al que pidió que sacara a la luz y prologara su obra antológica ‘Aunque sea en papel de estraza’, ruego humilde para tan gran libro (Poesía, 1971-2010. Universidad de Huelva. Nombraba entre sus poetas preferidos a Victoriano Crémer: ‘Cuando Concha Lagos publicó en Ágora, de Madrid, El Cedazo, obra que tuvo problemas con la censura de entonces, Crémer hizo una reseña que me emocionó; yo era un principiante en un pueblo perdido y uno de los impulsores de Espadaña, revista que combatía las directrices culturales de la Dictadura frente a la titulada Garcilaso, donde pululaban los poetas del Régimen, se ocupaba de comentar mi libro”. En Paisajes de la memoria está CAMPOFRÍO, LA LUZ, poema que se lee como si se mirara un óleo en el muro de su obra: Donde la luz. Aquí, donde las cales subliman claridad y se hacen vida; aquí donde el amor es una herida cardinal que da luces cardinales. Aquí, donde los patios y brocales encuentran una luz a su medida; aquí, donde el sendero de la huida se le niega a la luz y sus cristales. Aquí, donde palomas y jazmines conjugan con la luz la melodía de un mágico concierto regalado.

Marzagón 2013

Aquí, donde invitados a festines de luz nos encontramos cada día por la gracia de un dios enamorado. 52


e JOSÉ ANTONIO GARCÍA

N mazagón, siempre

                                            A Rosa Mari, Lola y Consuelo.

Un día me dieron una familia, unos amigos, una casa. Y todos y todo éramos en Mazagón. Fue así que pronto este observador sintiera la frescura de la mar. Que la brisa se apresurara también a secar la herida de su primer sollozo. Y que los besos del rompeolas calaran en su alma, se convirtieran en la sal necesaria para saborear la vida. Hoy, muchos años después, un chispazo medular, presagio acaso de sueños aún no cumplidos, pretende devolver a mi memoria – cosas de la madurez- su aire, su luz, sus referencias. Pero no, no hace falta. Que entonces como ahora, allí, aquí, detrás, enfrente, y por más que el vértigo ante la nueva realidad de Mazagón sea grande, en esta playa de nuestro pronunciamiento originario la mirada continúa reconvirtiendo en belleza cuanto toca y la esperanza es principal elemento y alimento. Lejos, por tanto, de discutir si la verdad flota o se hunde, es fruto que se arranca o se desprende, y ahondando precisamente en la parte de esta última que a cada cual corresponde, la mejor respuesta que se deba dar a Mazagón es la del compromiso individual y colectivo. Lo reclama – sí-, la situación actual de este paraíso sureño; pero, sobre todo, es razón vital para su destino. Porque es cierto que los paisajes nos configuran. Y que de la tierra en que se nace o se vive resulte imposible salir nunca. Luego que cada conciencia obre, aporte sustancia al porvenir. Al abrigo de los cinco sentidos y apostado en la hora justa de mi horizonte, dejo, pues, la reflexión anterior. En adelante, el olear del tiempo dirá, si bien cabe creer que, porque “nada hay más real que un deseo” (Leopardi), el azahar del renacer solicitado en estas líneas es aroma ya en elaboración. Por menos, no merecería colocar siquiera una coma. Mas se trata de todo lo contrario: escribir Mazagón y al amparo de casi todas las preposiciones. O proposiciones. Como aquella nuestra de buscar la parasíntesis a + mar. Para que resulte amar, el mandamiento esencial del agua. En Mazagón, siempre.

53

Marzagón 2013


e

N LAS CHOZAS DEL POBLADO

DIRECTOR CASA-MUSEO ZENOBIA- JRJ

ANTONIO RAMÍREZ ALMANZA

A la memoria de mis padres, que llenaron de azul, dunas y mar nuestra infancia

No recuerdo la primera vez. No recuerdo las primeras miradas. Ni el lugar por dónde accedíamos. Ni el primer encuentro con las gentes. Ni las hileras de chozas ocultas tras los pinos. Ni las casas blancas entrevistas desde el camino. Ni el depósito del agua. Ni la fuente. Nada. Ningún esfuerzo de memoria es capaz de rescatar algo que alumbre ese primer instante, la luz primera de un día, cuando cubierto el primer decenio de vida, nos llevaron a las chozas del Poblado de Mazagón. Y si sé porqué. Mi padre era cazador. Esa es la palabra clave, que lleva todo el resorte de la memoria a sus extremos más limpios, evocando todos los instantes, todas las imágenes acumuladas con el tiempo. Desde los sajones de lona blanca con olor a monte, la limpieza de la escopeta, los conejos con sus ojos vidriosos sobre la mesa, todo conformaba el prólogo imperecedero que llevaba limpiamente a la memoria de las chozas del Poblado. Casi siempre era verano, aunque no faltaban los días de otoño frío. En duermevelas, junto a mi hermano y mi madre, en aquel “Citroën dos caballos” emprendíamos el trayecto que desde Rociana nos llevaba a las arenas de Mazagón. A veces, por la carretera de Moguer, otras, los días aquellos de caza grande, y con la noche aún a nuestras espaldas, por la pista de Matalascañas. Las primeras luces y el estruendo de los tiros desde el coche nos levantaban el sopor. Mientras mi padre conducía, Diego el de la Balompédica, cruzaba entre sus piernas la escopeta, avizores los dos por si algún conejo se

Marzagón 2013

divisaba en las orillas del carril. No pocos caían en sus afanes cinegéticos, hombres de prudencia que, en los límites de su bienestar, la caza, era el mayor privilegio que se podían permitir. La llegada a las primeras chozas del Poblado se hacía con la luz levantando su grandeza de día soleado, aún el rocío quieto en las agujas del pino, pendiente de chorrear por los tejados de juncos y eneas de las chozas. Antonio El Cañaero era el anfitrión de los recién llegados. Guarda de aquella inmensidad de arena y monte bajo, -llamada por las estructuras administrativas La Quinta División-, ejercía con la seguridad de un dios menor en sus aposentos de arenas, meanos y horizontes de mar, comandando los comienzos de la jornada de caza. Mientras, los niños junto a las madres, pasábamos, al regazo de la choza donde reinaba Isabel, plena y segura, atenta, mientras vencíamos el sueño dormitando en las sillas de eneas. Por el trasluz de la puerta el rumor del exterior se hacía cada vez más intenso. En torno al fuego tenue se iban refugiando aquellos cazadores venidos de Lucena, Moguer, Rociana... Sus nombres o apodos rebotaban en el rumor de los grupos, deleite de guerreros antes de la batalla, recargando sus cananas de cuero: Diego Vivas, Lendroja, Pepe Flores, Rafael y Antonio Cartes, Juan Alfaro, Paco Mora, aquel Ricardo de Huelva, mecánico con su jeep descapotable que en las tardes de agosto utilizaba para llevarnos, en tropel de niños y mujeres por las playas de la Torre del Oro, y Donato, con su chamarreta de guarda forestal, luciendo su insignia ovalada de lata, vistoso su perfil cegato con gafas de culo de botella. Y en gris, casi velado, otro figura, José el Tontomanío, con su nombre de crueldad ya diluido por el tiempo. De Rociana el eco de sus apodos me eran familiares. Sabía de ellos por la cercanía del paisanaje: Diego Mojones, el carnicero de la plaza de Abastos, rubio, blanco en sol donde compraba mi madre la carne de macho; Manolito el Panadero, con su furgoneta grande siempre con el trajín de los ranchos al pueblo; Antoñillo El Sordo, riéndose del mundo y el mundo cegándolo en alco54


hol y abandono; Diego el Bombo, nervioso y asustadizo como su cara de niño grande asombrado; Paco Pamplina, risueño en su longitud de bueno, cortado en raíz por el exilio laboral; Diego, a quien decían Brijan no sé porqué y el de la Balompédica, sobrenombre de su mujer a quien la gracia andaluza de su padre rebautizara por ser de la Balompédica Linense; Paco Puñito, abierto y joven, a quien un día el agua chica de un pozo lo arrastró para siempre; Rafalillo el Tuerto, gigante en su pequeñez del campesino curtido con su voz de monte y, Juan Medina, mi padre, medidor del silencio. Si notábamos el fragor de los movimientos llamando a la salida inmediata por el nerviosismo de la jauría de perros, nunca desde el refugio de la choza, vimos cómo “echaban palos” en una gorra, el ritual del reparto de las puertas, la distribución para la batida de caza, quién cortaba las ramitas de jaguarzo y las rayaba con números romanos, imaginando la tensión en la suerte para un día de ferocidad y arrojo en las arenas. Pero si el desconocimiento ocupaba aquel alba de cazadores, más, el misterio de sus destinos. Hacia dónde iban, tras subirse al tractor que conducía uno que llamaban Zarampaina. Desde ese interior de choza fresca con suelo de barro amarillo que años atrás hizo Pedro Miguela, poseedor del arte de sus ancestros, todo era de un imaginario fabulado, sin saber que la mañana los podía llevar a La Matilla, en el lote de Levante, o hacia Las Tres Rayas, al lote de Poniente. Hasta años más tarde no se materializaron los nombres recogidos en el vocerío de los cazadores, Rompeculos, Arenosillo, Torre del Oro, las Atarazanas, el Asperillo, Mata del Difunto. En aquella inmensidad de infancia y juegos parecía que los lugares no tenían nombre, que el horizonte era una prolongación del pinar cercano, que las arenas no perdían sus formas y todo era hacia donde la mirada alcanzase, una continuidad sin fin de jaguarzos, aulagas, almoraduj y camarinas. La única frontera tangible era el mar. A su inmensidad de azul sólo tocaban los amarillos de los meanos, los moteados blancos de las dunas y el verde en todos sus matices del monte y el pinar. Alguna vez pregunté por las lagunas, esos espejos de las arenas que intrigaban mi imaginario. Sabíamos de una en la bajada de Rompeculos, cuando en gira, las madres alegraron una tarde de galápagos y helechos, pero otras estaban en sus voces: La Laguna de Moguer, la de la Cierva, Chaparrillo, Las Turmas, Cinco Pinos, Redonda, Caballo, Fuentebreva, Las Tinajas, La Quemá, Pino Tió Juan, La Jara, Los Almeares. Dónde esos lunares líquidos. Cómo se llegaban a ellos. Qué peregrinación o martirio necesitábamos para alcanzarlas. Una, dicen que permanente surtidor, aliviaba el cansancio de perros y hombres, la laguna del Corral de los Muertos. ¿Y quiénes eran los muertos? Tras la marcha de los cazadores, vistos en la lejanía como guerreros sin guerra, con sus camisas grises, 55

el cuadriculado pañuelo de campo y su gorra de franela, todo quedaba en un silencio distinto. La impaciencia se adueñaba entonces de las ansias de mar y, como un abanico de colores, el cielo se iba abriendo en ramos blancos quitándole la sombra a las chozas. Bulliciosos nos colocaban los bañadores y con agónicas prisas, pedíamos aceleraran la bajada a la playa. Hacia ella, como el voraz meloncillo que nos merodeaba, formando una serpiente de color, bajaban, madres ambatadas y niños en saltos permanentes, entregados al festín de las aguas. El primer choque de los ojos contra el azul se mezclaba con el sutil olor de la brisa. El mar entraba de repente para no salir hasta los días de las primeras lluvias. Dueño de las mareas, y con el sombrajo protegiendo a las jóvenes esposas de los cazadores, los niños tomábamos posesión del infinito y su horizonte, ebrios de agua, ajenos al tiempo y su paso. Cuando la tarde caía en su luz hacia los Ranchos de Mazagón, se emprendía el retorno. Pegada la sal en la piel abatida, todo se hacía silencio. La subida al meano de la mañana era lenta, cual la parsimonia de aquellos que perdidos en un desierto, se mueven con la lentitud de su cansancio y entrega. La interminable caminata del regreso sólo espabilaba el cuerpo, cuando tiritando, recibían los cubos de agua de un viejo bidón de petróleo abandonado por los americanos en las maniobras del 64. Y ya todo era esperar al padre cazador con su botín de guerra. Nuevamente despiertos, un bollo de pan con una onza de chocolate permitía la resistencia. Y entre dos luces, sincronizados por el reloj solar, anticipados por los perros ceseantes, la cuadrilla de cazadores hacía su entrada triunfal. En el claro, delante de las chozas, sin preámbulos, amontonaban los conejos, cientos que, desollados previamente, llenaban de olor a carne y piel el crepúsculo y sus sombras. Tampoco percibíamos el ritual de los palos de jaguarzo con su números romanos, sí, las hileras de conejos, filas determinadas por el número de cazadores. Y casi en silencio, tras comprobar su número, cada uno tomaba su parte. La algarabía de la mañana se fundía en voces bajas, en madres llevando bolsos a los coches, en niños instalados antes de la hora en las traseras de los “dos caballos”. Ya todo era ruido y olores: la escopeta paralela “Ubartechea” de mi padre con sus clic de desmonte en su roce hacia la profundidad de la funda; el ladrido cansado de La Paquera y La Canela, las dos perras podencas, negra y azafrán, de mirada dulce; el zumbido y la acidez de la lámpara de carburo alumbrando el comedor de la choza; la cebada hirviendo en algún cacharro en la cocina; los primeros cárabos que surcaban la noche cercana; mi madre, protectora del sueño, vigilando nuestros agotados cuerpos. Y en el nocturno primero regresábamos a Rociana. Casi dormidos entreveíamos unas luces agónicas al atravesar Palos y, como fantasmas quietos, el viento sobre los eucaliptos primeros de la Cuesta de la Pila pasando Moguer. Luego la casa de Las Higuerillas Locas y el mar, el mar, muy dentro…

Marzagón 2013


O O D Ó N B E TA N Z O S

JUAN JOSÉ OÑA

MIEMBRO DE LA FUNDACIÓN

DÓN EN EL RECUERDO En unos meses se cumplirá el sexto aniversario de la muerte de Odón Betanzos Palacios. Se nos fue para siempre desde su New York de adopción sin ofrecernos, a los amigos de aquí, la posibilidad de acompañarlo en sus últimos momentos; privándonos de las últimas risas compartidas, de sus últimas reflexiones al hilo, quizás, de su próximo encuentro con la nada.

Cuando nos dejó, voces conmovidas, desde las dos orillas del Atlántico; en “petit comité” o en público, hablaron de la riqueza y profundidad de su obra que abarcó: poesía, narrativa, ensayos, artículos, crítica literaria…; de lo acertado de sus juicios; de su amor por la palabra precisa; de la labor tenaz, incansable que llevó a cabo durante años en defensa del idioma español, en el más hostil de los escenarios posibles y contra dos difíciles adversarios: el inglés, jugando en casa y armado de poderosos intereses, y el spanglish agazapado entre la marginación y la pereza. Pero, sobre todo, hablaron (hablan todavía) de la generosidad, de la bondad que nacidas en él, le acompañaron a lo largo de toda su existencia. Hablaron, también, de su pasión por la creación, por la difusión de la cultura; de que era un excelente encajador de los golpes de la vida (mejor decir de la muerte); de su capacidad para destilar el sufrimiento y convertirlo en materia poética. Retrataron a un hombre desprovisto de los rencores que, legítimamente, podía haber exhibido en algunos momentos de su vida; a un finísimo analista de la actualidad, a un filósofo, a una excelente persona que ejerció siempre con la mayor naturalidad un comportamiento ético ejemplar. Se marchó Odón y perdió Mazagón su más ilustre vecino. Y esa porción de Atlántico que acaricia este rincón del Sur, se quedó sin un espectador excepcional. Han pasado casi seis años y se le sigue echando de menos. Añorando esas charlas en los atardeceres del verano, sentados frente al mar, disfrutando de la espléndida panorámica que se nos ofrecía desde la atalaya de su casa. Hecho de menos hablar con él de las convulsiones de toda índole que vienen azotando al mundo desde hace ya demasiado tiempo, manteniéndonos permanentemente en vilo, y que no parecen tener visos de dejarnos en paz en un horizonte, si no próximo, al menos prudencial: terremotos, huracanes, inundaciones, sequías… se ceban (como siempre) con los que menos tienen. Y, allá donde no llegan las fuerzas de la naturaleza para destrozar vidas y haciendas, aparecen los depredadores humanos: ese grupo de nuestra especie que se esconde tras las siglas de Corporaciones, Trust, Entidades financieras de toda laya que, para rematar la faena, están poniendo a buena parte del mundo contra las cuerdas. Me gustaría saber qué piensa de los problemas -¡tantos!- que aquejan al solar patrio: de los mangantes que, especialistas en pescar en río revuelto, se han puesto las botas -se las siguen poniendo- a costa del sufrido contribuyente que ve más mermada cada día su capacidad de atender las necesidades de su familia y, lo que es peor, su capacidad de entender lo que pasa a su alrededor y de confiar en alguien que ponga coto a tanto desmán. Quisiera buscar con él, en el apacible marco de una sosegada charla, alguna explicación a tanto despropósito (es difícil entender que la avaricia de unos pocos de al traste con el sueño de tantos). O discutir (lo hicimos muchas veces) sobre los diferentes puntos de vista que ofrecía cada cuestión. Me gustaría hablar con Odón de tantas cosas: conocer su opinión siempre ecuánime, sensata, llena de sentido sobre cada situación y sus consecuencias e intentar entender juntos por qué se multiplican las alarmas sobre el futuro, como si no fuera bastante con la chata realidad que padecemos, para mantenernos en este sinvivir que hace de nosotros unas presas aún más fáciles si cabe. A lo mejor, juntos, encontrábamos una fórmula que sirviera para despertar conciencias, para defendernos de tanta manipulación interesada. Y soñábamos con alguna vacuna contra la avaricia, la estupidez, la apatía, la comodidad, el desencanto, la envidia… De todo ello me gustaría hablar con Odón en este verano recién inaugurado.

Marzagón 2013

56


P JOAQUINA RIVERO MIGUEZ

erfecta para otros

Si el hombre muriere, ¿volverá a vivir? Todos los días de mi edad esperaré hasta que venga mi liberación. Libro de Job, capítulo 14

Que en mis oídos retumben nuevas promesas y versos. Que de mi boca nazcan profecías de fe y esperanza. Que mis pechos alimenten a toda la humanidad doliente. Que mi nariz se hinche y explote

Por todo lo arriba expuesto, señores doctores,

con el aroma inaudito de un recién nacido.

hagan uso de mi carne mortal;

Que mis ojos siempre vean y nunca miren.

tomen lo que necesite,

Que mi piel se erice y roce y sienta y sea tambor de eternas danzas de amor. Que mi corazón se desboque

úsenla a su antojo, corten y peguen en un puzzle prodigioso

en un loco sístole y diástole

de segundas oportunidades.

de orgullo y alegría y perdón.

Establezcan protocolo de intercambio.

Que mi sangre toda ella riegue cuerpos y banderas mientras suena el cuerno que anuncia

Llévenme de la mano hacia otro yo, que nunca conoceré.

una segunda oportunidad para la raza humana.

Y si alguien la precisara o procurara,

Que mi mano sea la que empuñe la pluma

siéntanse en la completa libertad, señores galenos,

que firmará el fin de todas las guerras.

de tomar también mi alma.

Que yo, al fin, sea una y sea toda y sea muchos. Porque soy perfecta. Perfecta para otros.

57

PREMIO categoría adultos XIV Certamen de poesía y relato corto “MARZAGA”. Edición 2012

Marzagón 2013


P

on un mar de por medio

I

Con una espiga rota tu luna me ha traído sinsabores de espuma. Quiero seguir volando para beber estrellas

JUAN ANTONIO GUZMÁN

en la mar de tu cielo.

II

Si intentas deslindar nuestra unión para siempre, que no sea con rosales, con espinos, con piedras. Pon un mar de por medio.

Para que cuando enjugue, amanecido el día, mi llanto entre sus aguas, lo escuches en la tarde,

a solas por tu orilla.

III

Me vino a ver la tarde para ahuyentar tu estampa del álbum de las horas. ¿He de sentir tu ausencia preludiando la noche?

En blanco océano del lecho, ya no di con tu sur. ¿Es la ausencia este aroma de mar? IV Memorando en el alba al amor y la noche, sin ti es un suplicio amanecer tan vivo. Con el sol me equiparo, aterrador silencio luminoso.

Marzagón 2013

58


L DOLORES IZQUIERDO

as hogueras del tiempo

Óleo de María Ferrera

A los compañeros Nelson Mandela, Martin Luther King, Mahatma Gandhi, y a cuantos hacen de cada día la vida por los derechos humanos y la libertad.

Ahora sé que te puedo leer cualquiera de mis versos,

Todos fuimos contigo compañeros de sueños,

que mirar para afuera es mirar para adentro,

corazones amables que buscan con anhelo

e iluminar registros de una vida cualquiera...

y desesperación la vida en otro suelo.

No sé si vale más un minuto de tiempo

Esta noche cantamos contigo el sueño eterno,

o un minuto de ausencia,

tus manos y mis manos

cuando se escurre el alma

son razones de peso para desestimar

entre tantas legítimas y ordinarias secuencias,

lo blanco de lo negro.

y nadie se da cuenta. No sé si vale más un minuto de ausencia Y te vimos pasar ayer por la mañana

o un minuto de tiempo,

luciendo tu inocencia resplandeciente y bella

las esferas son norias donde se mueve el viento

asomada a tu boca,

que nos cruza los ojos y nos rompe por dentro.

y ya casi no estabas... No sé si vale más un minuto de vida En este ruinoso esperpento social

o una vida en silencio.

donde nos asomamos los hijos de los muertos, los que hoy divagamos

Tu llanto para adentro,

sobre la desmemoria de luchadores ciertos.

tu sonrisa en la boca de los siglos del sueño

Y también como nietos de aquellos que rezamos

es ahora este verso que te llama y te nombra.

esos largos y santos rosarios de los muertos, ayer en los colegios.

Todos fuimos contigo compañeros de sueños...

Ahora sé que te puedo leer cualquiera de mis versos qué lejos y qué cerca,

Y ahora sé, que te puedo leer cualquiera de mis versos.

qué lejos tu dolor, qué cerca tu silencio.

59

Marzagón 2013


M

AZAGÓN

P

Vigía, guardián de la ría, tarde y noche marinera. Puerto abrigo de borrascas, guardería, deportivas y faeneras, velas blancas, foques, mayores y génovas. Rojas fresas, plásticos resplandecientes, recolección sugerente de inmigrante y residente. Corvinas, gaviotas, charranes, bailas, almejas; chocos, doradas y coquinas pobladoras de aguas colombinas. Casetas, cacharritos y feria, aluvión de visitantes, sobre todo en estos días. Regatas, procesiones por la ría; entre abril y mayo a caballo en romería. El faro, cultura y vigilancia marina, señal de descanso en puerto y homéricas travesías. Palmitos, espárragos y setas; caminata entre pinares; luces y sombras poéticas. Aromas de romero, tomillo y lavanda; conejeras, perdices y pocos linces. Baños de sol, arena y agua; brisa y poniente, mareas altas y bajas, largas y cortas; siempre al son de la luna y el rececho entre las dunas. Veladas de cine dormido, ansiado paseo marino. Cañas, pinos y piñas; parque, niños y niñas; muchas conchas, pocas perlas; olas besando la playa, Mazagón…queriendo verlas.

Marzagón 2013

MIRIAM PÉREZ LÓPEZ

FEDERICO SOUBRIER

Mazagón mirando al mar, olas besando la arena. Pinos sobre acantilados que deslizaron almenas; custodiando blancas playas de dimensiones eternas.

oema a mi hermana

¿Quién viene por los médanos? Es la novia del viento... Avanza lentamente hacia la orilla, al son de un himno marinero; sus pies acarician la fina arena y sus cabellos negros ondean perfectos. Es la novia del viento... Su vestido blanco se confunde con la espuma, un ramito de lirios va enredado en su pelo. Su delicado óvalo y su sonrisa eterna se adivinan bajo el velo. Va escoltada por un ángel gracioso, de entre todos, el más bello, le va portando los anillos, alianzas de junco y brezo. Es la novia del viento... La vemos cada amanecer, cada tarde y hasta en sueños... Nos deja un destello de plata la bella novia del viento. 60


Sociedad 61

Marzag贸n 2013


V

C

Virgen del armen... huella de fe

Por Sebastián García Reyes

(…)

U

n año ha pasado desde el último Pregón de Romería y Exaltación a la Virgen del Carmen; pero muchos son ya los que nos separan de aquellos inicios en los que, con un carro prestado, adornado con helechos, flores y romero, y tirado por un mulo -que, precisamente, no eran años ni trabajo lo que más falta le hacía al animalitorecorríamos nuestro primer camino y pasábamos nuestra primera romería con Ella, en uno de los enclaves más bellos de cuántos pudiéramos imaginar: el Poblado Forestal de Mazagon; donde todavía se guardan los ecos de los cantes, risas y bailes de cuando, en la festividad del Corpus Christi, nuestra Patrona procesionaba entre las chozas, escoltada por pequeños ataviados con sus trajes de comunión y con la alegría como único maquillaje. Cuentan que la Virgen del Carmen era llevada a hombros por los trabajadores que allí vivían; y que, estando alguno de ellos bajo la influencia del único líquido más a mano -aparte del agua- que tenían para mejorar las gargantas, daban algún que otro susto a los asistentes, ya que imprimían a nuestra patrona un paso algo menos que irregular; no apreciándose en el pavimento tantos baches, curvas y sobresaltos como padecía tan Insigne Señora. Pero, a pesar de lo que cuenten y sean cuales fueran las condiciones físicas o personales de cada uno, seguían ofreciendo a su Señora todo el cariño y devoción que eran capaces de dar. Y es el recuerdo de estos pioneros y su fe en la Virgen del Carmen lo que ha permitido que hoy en día sigamos adorándola, festejando su presencia y dedicación para con nosotros. Muchas son las vivencias y muchas las personas que recordar; algunas de ellas llamadas ya por Nuestro Señor a disfrutar de la Vida Eterna; personas que, seguro, cuando llega mayo nos observan desde sus balcones celestiales; recordando y comentando entre ellos las sensaciones de cuando aún estaban entre nosotros. Al igual que nosotros recordamos los momentos que vivimos y compartimos con ellos, alrededor de nuestra Virgen. Estos romeros -mujeres y hombres- siguen caminando con nosotros al lado del carretón, y sus pisadas se convirtieron en eternas, pues dejaron marcadas en la arena, la huella de la Fe en María.

Marzagón 2013

62


Pero, el que físicamente no estén con nosotros no es causa de tristeza alguna; pues ellos, en el Cielo, viven una romería constante al lado de la Santísima Madre de Dios y Madre Nuestra; ellos siguen tirando cohetes que nosotros escuchamos en forma de romper de olas; siguen bailando con alegría, y el vuelo de sus trajes nos llega como suave brisa marinera que nos refresca; siguen cantando coplas nuevas, las que podemos distinguir si atentamente escuchamos el campo, llevando sus cantes a nuestros oídos camuflados con el cantar de los pájaros; y cuando nos ven en el camino con Ella, o cuando La acompañamos en procesión, siguen emocionándose y llorando de alegría; lo que podemos notar porque sus lágrimas caen sobre nuestros hombros en forma de lluvia. Gotas de agua divina que caen sobre nuestros hombros; el agua lava los pinos y nos ablanda los botos. Gotas de agua divina que cae sobre las arenas, son lágrimas de alegría de la Virgen Marinera. Muchos y punzantes son los recuerdos; pero no menos importante es el futuro. Si recordamos a los que ya no están con nosotros, también debemos tener en cuenta a aquellos que continuarán con esta tradición el día de mañana, los niños; a esos que cuando, en el camino, sus pequeños pies no les permiten seguir el paso de los bueyes, se suben al carretón de la Virgen o a algún otro carro, y bajo la atenta y emocionada mirada de los peregrinos- y con la Virgen protegiéndoles- descansan unos metros para luego volver a caminar y seguir su particular lucha con la arena. Tened en cuenta a esos pequeños y pequeñas con sus trajes relucientes, que parecieran ángeles de Murillo a los que sólo les faltan alas para poder revolotear alrededor de nuestra Patrona, compitiendo en gracia y belleza con las mariposas; a los que, sin saber todavía caminar, hacen el camino en brazos de sus padres, y en sus caritas se les nota la prisa por aprender andar y crecer para poder agarrarse a la carreta; fijémonos en los que ,aún no levantando un palmo del suelo, son capaces de –casi sin poder con él- coger un ramo de flores el sábado por la tarde para llevarlo hasta los pies de su protectora y patrona; mirándola con una mezcla de vergüenza y sorpresa, pero siempre con cariño. Y tener muy en cuenta a los que sueñan con poder llevar algún día a su Virgen del Carmen sobre sus hombros y que por su tamaño se conforman con ir caminando al lado de su padre o madre, agarrado a su mano; padre o madre que bajo el varal y apretando con fuerza, al tiempo que con dulzura, la mano de su hijo mira a su patrona y le ruega, diciendo: “Madre siempre habrá hombros para ti; cuida de él, al igual que siempre has cuidado de mí”. Cuando el tiempo ya me venza y los años me hagan viejo; a Ti te llevarán mis hijos y te llevarán mis nietos; paseando entre pinares o por caminos de arena; tu varal es mi consuelo, tu costero mi promesa.

(…)

Extracto del Pregón en Honor de Ntra. Sra. del Carmen. Capilla “Sagrado Corazón de María” (El Picacho). 19 de Abril de 2013

63

Marzagón 2013


S

“Sí me importa, y

Mucho” Por Joaquín Gómez

Oficial Policía Local de Mazagón

E

n la última sesión educativa que hemos desarrollado en el colegio El Faro, le intentábamos explicar a los escolares qué funciones desarrolla la Policía Local. Cuando se realizó esta pregunta; todos, de forma casi unánime, contestaron en primer orden: “Poner multas”; y debo admitir que esto me causó cierta tristeza, puesto que si realizásemos esta pregunta a cualquier ciudadano, y no sólo a los escolares, me temo que la respuesta sería coincidente; posiblemente porque, por cuestiones obvias, es una de las acciones que más incide en la sociedad, siendo una de las prácticas menos agradables para la Policía; pero, al mismo tiempo, necesaria. Las funciones de la Policía, de forma muy resumida, vienen establecidas principalmente en la Ley Orgánica 2/86 de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, la Ley 13/01 de Coordinación de las Policías Locales en Andalucía, así como en el resto del ordenamiento jurídico aplicable a las Corporaciones Locales. Entre las funciones principales podríamos citar Funciones de Policía Administrativa (espectáculos públicos, policía urbanística, expedientes administrativos, Instrucción de atestados por accidentes de circulación dentro del casco urbano, Protección de Autoridades y Custodia de Edificios, Funciones de Policía Judicial auxiliando a Jueces, Tribunales y Ministerio Fiscal en la investigación de delitos y detención de delincuentes, así como Funciones de Policía de Tráfico en su ordenación, señalización y dirección; entre otras. Es acertado decir que la actividad de la Policía Local va a incidir en la vida de todos los ciudadanos en algún momento de su vida, pudiendo recibirse este servicio de forma positiva (imaginemos la detención de un delincuente que acaba de robar un bolso al ciudadano) o bien de forma negativa (vista la acción desde la óptica del detenido). Debemos admitir que la Policía es pilar fundamental en los elementos configuradores de la organización social y que es impensable, hoy por hoy, una sociedad sin su existencia. Lejos queda, por suerte, aquella policía represiva, coactiva y distante; tendiéndose a una Policía cercana, asistencial y comprometida con el ciudadano, pero esta relación armónica debe ser bidireccional para que dicha simbiosis tome sentido. Tan reprochable sería la actitud de aquel agente descortés, autoritario y poco dialogante, como la del ciudadano que se cree en el derecho de reprender la obligación policial de actuar con afirmaciones poco justificadas como “es que lo hacen todos” o argumentos triviales.

Marzagón 2013

64


Considero que la sociedad ideal, desde el punto de vista policial, sería aquella en la que el ciudadano no obligase a la Policía a poner “ni una sola multa”. Debemos regirnos por unas normas de convivencia, basadas en costumbres y Leyes, que a veces son omitidas o rechazadas ;siendo en estos casos necesaria la acción policial, entendida como positiva por todos, pero que repudiamos cuando recae sobre uno mismo. Dejando a un lado acciones que se encuadran dentro de la esfera judicial y que tendrían menos margen de diálogo entre Policía y Ciudadano, nos encontramos con tareas cotidianas del día a día en las que la Policía interviene. No es difícil encontrar a quien, a sabiendas de que está cometiendo una infracción administrativa o una acción reprochable socialmente, la ejecuta sin importar la repercusión que está produciendo en el resto del vecindario; o, intentando reparar su daño tan sólo con la llegada de la acción policial y si ésta no llega, incluso se enorgullece de su hazaña y piensa: “uff, qué bien, me he librado”; o bien de aquella persona que, en contestación a la reprimenda de otro convecino suyo por la acción incívica ejecutada, le dice “y a ti que te importa, yo hago lo que me da la gana”. Me reservo en este caso cualquier ejemplo ilustrativo debido a su generalidad, estando en el convencimiento de que todos tenemos ya una imagen en la cabeza. Es aquí donde debemos entrar todos, y no sólo la Policía. “Sí me importa, y mucho”. La Policía necesita del ciudadano, tanto o más como el ciudadano necesita a la Policía. Necesita una ciudadanía comprometida con lo suyo, con los suyos, con su mobiliario, con sus instalaciones, con sus playas, con sus asociaciones, con sus costumbres, con su gente, con su pueblo. No debemos consentir que la pasividad deseada por algunos para actuar conforme a su conveniencia se extienda al resto, puesto que de una forma u otra (pensemos en el efecto mariposa) al final, acaba perjudicándonos a todos. ¿Han oído hablar de la Teoría de las Ventanas Rotas? Phillip Zimbardo (1969), realizó un experimento en las calles de Nueva York abandonando un vehículo en mitad del Bronx, dejando las puertas abiertas y sin matrícula. En este caso, a los diez minutos comenzaron a destrozar el coche. El mismo experimento lo realizó en un barrio de alto poder adquisitivo en California, concretamente en Palo Alto, donde además, pasados unos días, partieron los cristales del turismo. El resultado fue que, en ambos lugares, los ciudadanos acabaron destrozando el coche y llevándose todo aquello de valor; aunque en este segundo caso, tardaron más tiempo, Este experimento dio lugar a la teoría conocida como “Teoría de las ventanas rotas” desarrollado por James Wilson y George Kelling. Podemos afirmar que una vez que se comienzan a desobedecer las normas de convivencia en una comunidad (normas en su más amplio sentido; escritas, como pudieran ser las leyes, o normas éticas, sociales) tanto el orden como la propia sociedad comienzan un deterioro exponencial, y con ello podríamos referirnos a hechos que en principio pudieran parecer de poca entidad como el artista juvenil que piensa que la pared de su vecino es el lienzo de su próximo grafiti; pasando por aquella persona que quizás es capaz de andar una hora diariamente; pero, a la hora de hacer sus compras en determinados comercios, no duda en estacionar su turismo en doble fila obligando al resto de conductores a invadir el sentido contrario a la marcha; aunque exista un aparcamiento libre a escasos metros o incluso en el estacionamiento reservado para personas con problemas de movilidad; sin olvidarnos también de quien es un gran amante de los animales y que a la hora de pasear a su perro, en un derroche de altruismo social, deja que todos admiremos la grandeza de sus deposiciones. Y me detengo aquí para no nombrar otras acciones más graves o delictivas que podría ser objeto de otro análisis. Por todo lo expuesto, es necesaria esta unión Policía-Ciudadano, en la que exista una colaboración eficaz con el objetivo común de erradicar desde los inicios estas pequeñas transgresiones. La sociedad actual, y por ende, la Policía, necesita de este ciudadano comprometido, cívico, urbano, que responde “sí que me importa” y que por suerte se puede apreciar en la mayoría de los vecinos de Mazagón. Me gustaría dar las gracias a todas aquellas personas que, con sus correos electrónicos, llamadas telefónicas, mensajes o a través de nuestras dependencias, confían cada vez más en esta Policía a la que les hacen llegar todas aquellas inquietudes e informaciones sobre todas las cuestiones planteadas; demostrándose con ello la preocupación por el sueño que todos compartimos, por Mazagón. Mi más sincero agradecimiento.

65

Marzagón 2013


I

IES Odón

Betanzos Palacios

Un balance del curso

C

on los primeros días de un calor que este año se ha hecho esperar más de lo acostumbrado, el presente curso académico ha culminado en el necesario proceso de la evaluación, concerniente tanto al alumnado como a los demás sectores que componen la comunidad educativa, y que no sólo afecta a la enseñanza y al aprendizaje, sino también a otros usos y protocolos relacionados con la práctica docente. Es, por tanto, tiempo de análisis y de reflexión. Tiempo de balance, que, en líneas generales y sin riesgo de caer en el triunfalismo, podríamos considerar positivo. Más allá de la sesgada estadística de resultados, que en no pocas ocasiones pretende hacer coincidir lo cuantitativo con lo cualitativo, son muchos los indicadores que nos permiten sostener esta consideración positiva desde una perspectiva menos parcial y, en consecuencia, más completa. Frente a la consideración de los centros educativos como islas que funcionan al margen del contexto social que los rodea, el equipo de este centro concibe su trabajo integrado en dicho contexto social. Así, han sido muchas las actividades realizadas en estrecha colaboración con otras instituciones públicas y privadas de nuestro

Marzagón 2013

Por el Equipo Directivo

entorno, que han contribuido a esa formación integral del alumnado que el presente marco legal determina como objetivo de la ESO. Sería excesivamente prolijo hacer una relación de todas las actividades desarrolladas a lo largo del presente curso en colaboración con las diferentes áreas de servicio del Ayuntamiento de Moguer y de la Mancomunidad (Cultura, Juventud, Servicios Sociales, Policía Municipal…), con la Guardia Civil, con la AMPA “La Sabina” o con empresas privadas que, como Supermercado Casa Hilaria, Finca “El Pilar” o Restaurante ‘’El CHOCO’’, han colaborado desinteresadamente en contribuir a esa formación integral a la que nuestro centro aspira. Sólo señalaremos que, desde la Semana Cultural al seguimiento del alumnado absentista o con problemas de disrupción educativa, pasando por la formación medioambiental, la información sobre conductas peligrosas para la salud o el asesoramiento sobre el uso responsable de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), tales actividades habrían sido de todo punto imposibles. Por ello queremos mostrar en este foro nuestro reconocimiento a todos ellos, a los expresamente citados y a los que, por razones de espacio, no hemos podido nombrar. Junto a ello, la búsqueda de una

66


educación diversificada e inclusiva y, por tanto, correctora de las desigualdades económicas, sociales y culturales presentes entre nuestro alumnado, ha sido otra de las líneas de actuación de los profesionales del centro. A los trabajos que vienen realizándose desde años anteriores (como la agrupación por niveles del alumnado en Lengua Castellana y Matemáticas, el trabajo del profesorado de Educación Especial y de Audición y Lenguaje y la atención al alumnado no hispanoblante en el Aula Temporal de Adaptación Lingüística), han de añadirse la reciente incorporación de nuestro centro al Programa PARCES (Programa de Apoyo y Refuerzo a Centros de Educación Secundaria, que pone a disposición del alumnado que lo necesita, entre otros servicios, una atención educativa en horario de tarde) y la asignación de horas de Educación Compensatoria al profesor de ATAL para el próximo curso escolar. Dicha búsqueda de una educación inclusiva no significa, como desde determinados sectores se nos pretende hacer creer, una renuncia a la calidad; sino, precisamente, uno de los indicadores más valiosos para calificar la excelencia de la educación pública. Sobre todo cuando a dichas medidas se añaden otras que amplían la oferta académica, como la participación desde el próximo curso académico en el Programa “José Saramago” para la implantación de la Lengua Portuguesa como segunda lengua extranjera (L2). Con dicha participación, el IES Odón Betanzos Palacios se convierte en uno de los ocho primeros centros (siete en la provincia de Huelva y uno en la de Málaga) que en Andalucía ofre-

67

cen la oportunidad de cursar, junto al inglés y al francés, la quinta lengua más hablada del mundo; una lengua que, por nuestra proximidad con Portugal, permite practicarla con relativa facilidad en contextos reales de uso y que es la lengua de una de las potencias emergentes del siglo XXI: Brasil. Esta posición puntera en dicho proyecto nos permitirá, entre otras facilidades, la posibilidad de contar con un auxiliar de conversación portugués desde el próximo curso. En conclusión, podemos afirmar que los pocos años de andadura de nuestro centro han estado guiados por esos principios: su inserción significativa en el entorno, plasmada en la colaboración con instituciones públicas y privadas de Mazagón para la organización de actividades que fomentan la formación integral de nuestro alumnado, y el esfuerzo por acercarnos cada vez más al ideal de una educación pública, inclusiva, integradora y de calidad. El trabajo realizado va dando frutos. En este presente curso, las perspectivas de titulación en 4º de ESO en nuestro centro casi alcanzan el 100%, tras sumar las titulaciones de la Convocatoria de Ordinaria de junio a los alumnos con posibilidades de titular en la Extraordinaria de septiembre . Además, tres de las cuatro matrículas de honorobtenidas por alumnos del IES Carabelas, de Palos, pertenecen a antiguos alumnos del IES Odón Betanzos. Dicho logro hay que atribuirlo, sin duda, al esfuerzo y al talento de dichos alumnos, y al apoyo de sus familias; pero nos gustaría pensar que también nosotros contribuimos de alguna manera en tan feliz suceso.

Marzagón 2013


Y

Ya ondean en la playa las BANDERAS DE ALIDAD

C

...y un año más...¡¡¡Enhorabuena!!! Por Pilar Sánchez

H

TÉCNICO DE TURISMO. AYTO. MOGUER

ace ya unos años que, desde el área de turismo del Ayuntamiento de Moguer, hablamos en esta revista sobre lo que implicaba la obtención tanto de la Bandera Azul como de la Q de Calidad Turística, pero siendo Mazagón un enclave principalmente turístico y estando en las fechas que nos encontramos, nos parece interesante volver a incidir en los valores que promueven las instituciones que otorgan estos galardones.

Bandera Azul es un Galardón que otorga la Fundación Europea ADEAC-FEE, organismo independiente que no admite aportaciones gubernamentales; es decir, que se financia por otros cauces que no sean los gobiernos. Con ello, quieren incidir en la objetividad de sus decisiones, sin condicionantes de ningún tipo. Si la playa cumple escrupulosamente con los parámetros de calidad medioambiental y de servicios exigidos, obtiene la Bandera Azul; pero si falla en alguno de ellos, le es retirada inmediatamente. Lo mismo podemos aseverar con respecto al Instituto para la Calidad Turística Española, ya que; aunque depende de Turespaña, no evalúa directamente a las playas, sino que tenemos que recurrir a consultorías externas para que nos examinen y luego informen favorable o desfavorablemente al ICTE (Instituto para la Calidad Turística Española). Por este motivo, nos enorgullecemos aún más, si cabe, de los galardones Bandera Azul y Q de Calidad, ya que en 2012 recibieron Felicitaciones Expresas sobre nuestra gestión: Desde ADEAC, por parte del Presidente de esta Fundación en España. Desde la Consultora (SGS Ibérica) que auditó para la Q de Calidad, por parte del Auditor Jefe. Recibió felicitaciones la Playa del Parador, nuestra playa, por su limpieza impoluta, sus equipamientos, sus servicios de información y protección del bañista, su promoción en cuanto a conservación de valores medioambientales, …. Y un largo etcétera que lleva detrás un equipo de técnicos y concejales que trabajan durante todo el año para que todos los ciudadanos y visitantes disfruten de este paraíso que es nuestra playa. Enhorabuena también a todos los usuarios que habeis hecho posible esta felicitación, por vuestro respeto al entorno natural en el que os encontrais; por la instructiva y positiva opinión que reflejais en las encuestas, por elegirnos, año tras año, para vuestro tiempo de ocio y relax. La Playa del Parador es de todos los que la amamos y cuidamos durante todo el año, y todos los que nos sentimos orgullosos de tener un paraíso en el que, temporada tras temporada, ondea sus Banderas de Calidad Medioambiental.

Marzagón 2013

68


Marzag贸n 2013


P

rograma

26, 27 y 28 de julio

II TORNEO DE PADEL “PLAYAS DE MAZAGÓN”

Carácter: Competitivo - Categorías: Señor Lugar: Pabellón Municipal de Deportes “Francisco Díaz Torres”

26 de julio SENDERISMO MAZAGÓN: “MARCHA NOCTURNA” Carácter: Actividad física y salud - Edad: + 16 años Lugar. Entorno Natural de Mazagón

27 de julio “3X3 BALONCESTO PLAYAS DE MAZAGÓN” Carácter: Competitivo - Categorías: Base y Señor Lugar: C/ El Dorado

2 de agosto I PASEO EN BICICLETA “MAZAGON EN FIESTAS” Carácter: Recreativo - Edades: Todas Lugar: Circuito urbano

3 de agosto I CONCURSO PENALTIS Y PORTEROS “PLAYAS DE MAZAGÓN”

Carácter: Competitivo - Edades: + 10 años Lugar: Campo Césped Artificial de Mazagón

Del 7 al 17 de agosto XXIV TORNEO DE TENIS “PLAYAS DE MAZAGÓN” Carácter: Competitivo - Edades: Todas Lugar. Pistas del Parque Municipal

J

9 de agosto I MARATHON CICLONDAY “PLAYAS DE MAZAGÓN”

Carácter: Actividad física y deportiva - Edades: + 16 años Lugar: Parque Municipal

ueves 1 de agosto De 09:00 a 13: 30 h. CONCURSO DE PESCA

Lugar de celebración: Playa del Antiguo Club Náutico Categorías: Junior / Señor Inscripciones: del 08 al 28 de julio - Lugar: Edificio Multifuncional de Mazagón. (Horario de 09:00 a 14:00 h.)

00:00 h. INAUGURACIÓN DEL ALUMBRADO FESTIVO

Lugar: Portada Recinto Ferial

00:00 h. CUARTETO MUSICAL DREAM

Marzagón 2013

Lugar: Caseta Municipal

70


V

iernes 2 de agosto De 10:00 a 13: 00 h. CONCURSO DE CASTILLOS DE ARENA

Lugar de celebración: Playa de Las Dunas Modalidad: Parejas / Edades: de 7 a 14 años Inscripciones: del 08 al 28 de julio - Lugar: Ed. Multifuncional de Mazagón (de 09:00 a 14:00 h.)

00:00 h. ENTREGA DE PREMIOS CONCURSO DE PESCA Y CASTILLOS DE ARENA

Lugar: Caseta de Recepción del Ayuntamiento de Moguer

00:00 h. CUARTETO MUSICAL DREAM

S

Lugar: Caseta Municipal

00:30 h. ENTREGA DE PREMIOS CONCURSO DE EMBELLECIMIENTO DE CASETAS PARTICULARES

Lugar: Caseta de Recepción del Ayuntamiento de Moguer. Recinto ferial

ábado 3 de agosto

D

De 10:00 a 14:00 h. CONCURSO DE PETANCA

Lugar de celebración: Pistas C/ El Dorado Modalidad: Dupleta Inscripciones: del 08 al 28 de julio - Lugar: Ed. Multifuncional de Mazagón (de 09:00 a 14:00 h.)

00:00 h. CUARTETO MUSICAL DREAM

Lugar: Caseta Municipal

omingo 4 de agosto De 10:00 a 14:00 h. CONCURSO DE PETANCA (Finales)

Lugar de celebración: Pistas C/ El Dorado Modalidad: Dupleta Inscripciones: del 08 al 28 de julio - Lugar: Ed. Multifuncional de Mazagón (de 09:00 a 14:00 h.)

21:30 h. Gala Infantil “FANTASÍAS ANIMADAS”

Lugar: Caseta Municipal

00:00 h. ENTREGA DE PREMIOS CONCURSO DE PETANCA ENTREGA DE PREMIOS DEL XV CERTAMEN DE PINTURA RÁPIDA MANCOMUNIDAD MOGUER-PALOS

Lugar: Caseta de Recepción del Ayuntamiento de Moguer. Recinto ferial

00:00 h. CUARTETO MUSICAL DREAM

Lugar: Caseta Municipal

00:30 h. ENTREGA DE PREMIOS DEL XV CERTAMEN DE RELATO CORTO Y POESÍA “MARZAGA”

71

Organizado por la Asc. de Mujeres Marzaga, de Mazagón. Lugar: Caseta Asc. de Mujeres Marzaga. Recinto ferial

Marzagón 2013


Marzag贸n 2013

72


73

Marzag贸n 2013


Marzag贸n 2013

74


75

Marzag贸n 2013


Marzag贸n 2013

76


77

Marzag贸n 2013


Marzag贸n 2013

78


79

Marzag贸n 2013


Marzag贸n 2013

80


81

Marzag贸n 2013


Marzag贸n 2013


Marzag贸n 2013


Marzag贸n 2013

Mazagón Turismo 2013  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you