Issuu on Google+

Feria de San Pedro Almonte

1

Autor: José Carlos Díaz Santos


2

del 28 de junio al 1 de julio de 2013


Saluda del alcalde

Nos disponemos a vivir de nuevo nuestra hermosa Feria de San Pedro, justo en el ecuador del año en curso, los últimos días de junio. La feria de este año marca a su vez el ecuador de la actual legislatura municipal, que comenzamos con gran ilusión y empeño en junio de 2011. Ilusión y empeño que han presidido las tres ferias organizadas hasta ahora por este equipo de Gobierno, que me honro presidir. La Feria de Almonte de 2013 está dedicada a Cádiz, con motivo de la conmemoración del bicentenario de la Primera Constitución de Cádiz, paralelo al bicentenario del Rocío Chico. Las Cortes de Cádiz contaron con un almonteño, el diputado Vicente Ramos García, hecho que nos lleva a recuperar una visión histórica y a estrechar lazos culturales entre las tierras gaditanas y las almonteñas, que comparten ya importantes vínculos, como la frontera natural del Guadalquivir, usos tradicionales de Do-

ñana, frutos de la agricultura vinícola y hondas devociones rocieras hacia la Virgen del Rocío, nuestra Patrona. Desde aquí quiero agradecer la grata acogida dispensada por la alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, a nuestra propuesta.

rino, que ha sido imposible mantener este año de crisis económica y gastos extraordinarios afrontados por el Ayuntamiento para un mes de mayo apoteósico, vivido en Almonte con nuestra Patrona La Virgen del Rocío, con su procesión de Reina y su Traslado.

Con la dedicación de nuestra Feria a Cádiz queremos también acercar a nuestros jóvenes el conocimiento de estos vínculos territoriales, históricos y socioculturales para que puedan ellos valorarlos y, en el futuro, seguir manteniendo lazos de relación fraterna entre su pueblo, Almonte, y Cádiz.

Concluyo estas líneas con una efusiva felicitación y entrañable agradecimiento a cuantas personas y entidades, especialmente la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Marismeño de Almonte y las Peñas y asociaciones de las Casetas de la Feria, que hacen posible que nuestra feria sea tan especial, tan hermosa y tan admirada por propios y extraños. A todos deseo de corazón una Feliz Feria de Almonte de 2013.

La Feria de 2013 presenta dos novedades. La primera de ellas es que el lunes de Feria no es Fiesta Local por haberse trasladado ésta al lunes 19 de agosto, fecha en la que saldrá en procesión extraordinaria por la aldea la Virgen del Rocío. La otra novedad es la ausencia en el programa ferial del Festival Tau-

Jose Antonio Domínguez Iglesias Alcalde – Presidente del Ilmo. Ayto. de Almonte

Feria de San Pedro Almonte

3


ÍNDICE Portada: cartel de Feria DE SAN PEDRO ALMONTE, 2013. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .1 Saluda del alcalde. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 3 Cincuenta años con “Alegría”, por Francisco Trigueros Roldán, tesorero de la Peña La Alegría. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5 Dos siglos del Rocío Chico, por Juan Ignacio Reales, presidente de la Hermandad Matriz del Rocío de Almonte. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6-7 Un diputado almonteño en las Cortes de Cádiz, por Domingo Muñoz Bort. . . . . . . 8 Requisas de ganado marismeño en la Villa de Almonte durante la ocupación francesa, por Domingo Muñoz Bort. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9 Ayer y hoy de la Saca de las Yeguas, por Gregorio Maraver Mondaca, presidente de la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Marismeño. . 10-11 Plano del recinto ferial . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12-13 Programa de Feria. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14-15 Cartel de la Saca de las Yeguas 2013 y fotos premiadas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16

Edita:

Programa Saca de las Yeguas 2013 y Feria Ganadera . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 17

Ilmo. Ayuntamiento de Almonte

Imágenes de Feria: luces del Real, Casetas, farolillos y Carreras de Cintas a Caballo. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18

Coordinadora: Alfonsa Acosta

El cajón de mis recuerdos: vivencias de Feria, por Eva Ramos . . . . . . . . . . . . . . . . 19 La quedo yo, por Eloy Díaz. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21 Cómo no voy a ir!, por Javier Aviñó . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 21

D.L.: H 112 - 2013

Descarga aquí tu revista

4

del 28 de junio al 1 de julio de 2013


50 Años con “Alegría” La peña La Alegría celebra este año el cincuenta aniversario de su fundación. Se constituyó como tal el 1 de mayo de 1963, acordándose dicho nombre para celebrar la festividad de San Pedro, patrón de la localidad. A partir de este momento, y hasta nuestros días, siempre ha disfrutado de una caseta en el Real de la Feria, que ha proporcionado a los socios un lugar de reunión y recreo. El cincuentenario viene a coincidir con la creación oficial de la Asociación “Peña la Alegría” de Almonte, que inicia una nueva etapa. El acto de constitución en 1963 se llevó a cabo en la bodega de D. José María Reales y en presencia de los siguientes socios: D Jose María Reales, D. Antonio Carrión, D. Manuel Arangüete, D. Antonio Reales, D. Alfonso Báñez, D. Miguel Díaz Gil y D. Ángel Díaz de la Serna. LA primera Junta Directiva estuvo formada por D. Antonio Carrión Pérez, como Presidente, D. Ángel Díaz de la Serna, como Tesorero, D. Jose Martínez Cruz, como Secretario, y D. Alfonso Báñez Romero, como Vocal. A lo largo de este último medio siglo, la peña La Alegría no ha faltado nunca a

su cita con la Feria, ateniéndose siempre a su Reglamento, cuya aprobación en Junta General data de 1967. En cinco décadas el número de socios ha registrado un incremento notable, aunque en los primeros años el objetivo marcado era no superar los cuarenta socios para preservar un ambiente familiar, amistoso y distendido en un sitio espacioso. En el inicio de estos cincuenta años, concretamente el 30 de junio de 1967, se registra un fuego en la caseta que ocasiona múltiples pérdidas. Se remontar las pérdidas y continua el incremento de socios, que en 1972 ya son sesenta. Once años después, en 1983 los socios alcanzan la cifra de ochenta y seis y la Junta de entonces aprueba ampliar la longitud de la caseta para dar cabida a nuevas peticiones. Treinta años más tarde, en 2013, la Alegría cuenta con ciento cuarenta y cinco socios. Como señal de deferencia hacia todas las personas que han participado y colaborado con este bonito proyecto, reproducimos los nombres de los presidentes con los que la Peña La Alegría ha contado a lo largo de los últimos cincuenta años. Con la mención

de estas personas va implícito el recuerdo y el agradecimiento a todos los miembros de cada Junta, y al conjunto de los socios, que son la razón de ser de nuestra asociación. La nómina de presidentes es: D. Antonio Carrión Pérez; D. Francisco Pérez Pérez; D. José María Reales Cala; D. Francico Barrera Ramos;D. Rafael Medina Castilla; D. Faustino Medina Pérez; D. Miguel Díaz Gil; D. Martín Cáceres García; D. Rafael Muñoz Medina; D. Francisco Ramírez Suárez; D. Antonio López Soldán; D. Antonio González Conteras; D. Francisco Cáceres Pérez; D. Pedro Antonio Mesa Ríos; D. Alfonso Medina Pérez;D. Juan José Martínez Iglesias; D. Antonio Medina Bejarano; D. Faustino Medina Pérez; D. Alfonso Medina Pérez; D. Carmelo Gragea; D. José Torres; D. Domingo Nüñez, y D. Francisco Ramírez Suárez. Desde esta página de la Revista de Feria queremos desear a todo el pueblo de Almonte una Feliz Feria de 2013, con especial “Alegría” por nuestro cincuenta aniversario. Francisco Trigueros Roldán Tesorero de la Peña La Alegría

Feria de San Pedro Almonte

5


Dos siglos del Rocío Chico Al celebrarse la Feria de Almonte de este año, que viene enmarcada en el contexto celebrativo del bicentenario del Rocío Chico, agradezco la oportunidad de colaborar en las páginas de esta Revista, para tratar de aquel voto de acción de gracias a la Virgen, que realizó nuestro pueblo en 1813.

años antes, en 1810. En efecto, era el día 17 de agosto de 1810, en plena invasión francesa de España, cuando un grupo de treinta y nueve almonteños, hartos de soportar el yugo del invasor, asaltaba el cuartel

Nos referimos a ese otro Rocío, más íntimo y sencillo que el que se nos muestra en la universal Romería de Pentecostés, al que conocemos como “Rocío Chico”, el que nos llega todos los veranos, congregándonos en la aldea en pleno descanso estival, para pasar unos días con la Virgen, sin cantes, bailes, caminos…., sólo para estar con Ella, para darle gracias con unos sencillos cultos, porque hace ahora dos siglos, salvó de la destrucción a su pueblo de Almonte.

El pueblo de Almonte no vio más salvación que en la Virgen del Rocío, a la que invocó implorando su mediación, ruegos que fueron escuchados

Un Voto del Rocío Chico, que fue formulado formalmente por el pueblo de Almonte en el año 1813, aunque los episodios que dieron lugar al mismo, tuvieron lugar tres

6

que en la localidad había establecido el ejército francés, que se encontraba en la casa de la familia Cepeda, en la actual calle del Cerro, con una guarnición de más de ochenta y ocho militares franceses. En aquel asalto, moriría el capitán Douseau,

del 28 de junio al 1 de julio de 2013

que mandaba la guarnición francesa y como consecuencia, se ordena la destrucción del pueblo, que debía ser saqueado e incendiado, pasando a cuchillo a toda la población. Ante aquella difícil situación, el pueblo de Almonte no vio más salvación que en la Virgen del Rocío, a la que invocó implorando su mediación, ruegos que fueron escuchados, por lo que nunca llegaron hasta el pueblo de Almonte, los ochocientos infantes franceses que habían mandado para aniquilar a la población. Con motivo de aquellos acontecimientos, y cuando el ejército francés se retiraba definitivamente de España, los representantes del pueblo de Almonte, Ayuntamiento, clero y Hermandad Matriz, acordaron unánimemente el día 16 de agosto de 1813, hacer un voto formal y expreso, en su nombre y en el de las generaciones venideras, por el que en adelante y para siempre jamás, pasaran la madrugada del 19 de agosto en El Rocío, junto a la Virgen, en acción


La celebración de este Año Jubilar y el bicentenario del Rocío Chico, no debe quedarse en el mero recuerdo conmemorativo de lo que ocurrió en el pasado, sino que ha de convertirse para nosotros, en retos y compromisos de futuro de gracias por el singular favor de la salvación del pueblo. Este fue el origen, hace ahora doscientos años, del voto que conocemos con el nombre del “Rocío Chico”, y con motivo de este bicentenario S.S. el Papa, atendiendo la solicitud que le formulaba la Hermandad Matriz, nos concedió un Año Jubilar del Rocío, que estamos celebrando, y que se ha revelado como un acontecimiento extraordinario para el movimiento rociero y para nuestro pueblo de Almonte. Desde la Hermandad, hace meses que estamos conmemorando tan importante acontecimiento, con publicaciones, conferencias, exposiciones, etc, pero sobre todo, viviremos el momento culminante de este bicentenario, el próximo 19 de agosto, cuando tenga lugar la procesión extraordinaria de la Stsma. Virgen del Rocío. Con todo eso, la celebración de este Año Jubilar y el bicentenario del Rocío Chico, no debe quedarse en el mero recuerdo conmemorativo de lo que ocurrió en el pasado, sino que ha de convertirse para nosotros, en retos y compromisos de futuro, estando llamados a recibir responsablemente de nuestros mayores, este rico legado de fe y devoción a la Virgen, que tenemos que conservar y transmitir, con toda su pureza y autenticidad, a nuestros hijos y a las nuevas generaciones de almonteños y devotos de la Virgen. Juan Ignacio Reales Espina Presidente de la Hermandad Matriz

Desde la Hermandad, hace meses que estamos conmemorando tan importante acontecimiento, con publicaciones, conferencias, exposiciones, etc,

Feria de San Pedro Almonte

7


Vicente Ramos García, un diputado almonteño en las Cortes de Cádiz Nació en la villa de Almonte el 12 de noviembre de 1769, hijo legítimo de Pedro García Ramos y de Rosa María García. Falleció en Sevilla en el año 1846, con 77 años. Se ordenó sacerdote en 1798 y después obtuvo la licenciatura y doctorado en Derecho Canónigo por la Universidad de Orihuela, donde ejercerá como catedrático de Derecho Canónico y Civil. Su carrera eclesiástica fue a partir de aquí imparable: Arcediano de la catedral de Guadix (1804), Deán de la misma catedral y provisor de su obispado; Obispo electo de Segorbe (Castellón de la Plana) en 1822, Arcediano titular de la Santa Iglesia Patriarcal de Sevilla y presidente de su Cabildo (1824), Obispo electo de Almería por nombramiento de la Reina Gobernadora en 1833, cargo que Roma no aceptó pero le recompensó como gobernador eclesiástico de la Mitra. En 1838 la Reina Regente le nombra Obispo de Córdoba y desde 1845 ejerció como Vicario General Castrense. En este mismo año Isabel II le concedió el título de caballero con gran cruz de la Orden americana de Isabel la Católica. En cuanto a su carrera política, obtuvo el acta de diputado en las Cortes de Cádiz tras las elecciones de marzo de 1813 por la división administrativa de Granada, donde el entonces Deán de Guadix obtuvo 21 votos del total de 29 electores por aquella suscripción, permaneciendo en la segunda legislatura de los años 1813 a 1814 que se cerró en Madrid el 10 de mayo. En estos años dejó probado su talante político por la implantación en España de un sistema político liberal con una división clara entre los poderes político y eclesiástico. Tras el golpe del general Riego, vuelve a salir diputado

8

a cortes por el Reino de Granada, en las elecciones de mayo de 1820, obteniendo 29 de los 30 votos de los electores designados por los partidos, cargo que mantuvo hasta el año 1822. Siendo Obispo electo de Almería, la Regente María Cristina le nombró prócer o senador para las nuevas cortes que proclamaba el Estatuto Real de 1834, permaneciendo en dicho cargo hasta 1836. En las elecciones de 1837 salió elegido senador por la provincia de

(1813-1814). destacada, observándose dos etapas claramente diferenciadas. Como diputado en las Cortes de Cádiz (18131814) y en el Trienio Constitucional (1820-1822) su presencia es regular en los debates y en las comisiones legislativas, apoyando sin fisuras la consolidación del Estado Liberal. En su segunda etapa como senador desde 1834, se observa menos presencia física y menos intervenciones, aunque no abandona sus responsabilidades en las comisiones legislativas En sus intervenciones y trabajos como ponente destacó en los temas culturales, educativos y de índole económica-hacendística referidos a los territorios de Ultramar (América y Filipinas), la administración de justicia, mostrando muchísimo interés cuando en el hemiciclo se debatían temas eclesiásticos, pero siempre en su posición neutra antes referida, llegando a apoyar la desamortización eclesiástica, dirigiendo la efectuada en la provincia de Almería.

Sevilla y de la terna formada al respecto, la Reina Isabel lo nombró senador, cargo que juraría en abril de 1838; y nuevamente en 1845, la Reina le nombró senador vitalicio, pero la enfermedad le impidió tomar posesión.

“No se aprecia en Vicente Ramos, sigue apuntando el profesor Núñez García, una adscripción partidista ni ideológica dentro de los movimientos del liberalismo español, sino unas aptitudes que nacen de su propia formación socioprofesional.” En intervenciones y en su única publicación (Exortación que el gobernador eclesiástico de Almería dirije a sus fieles del Obispado sobre … exacto cumplimiento de la Ley de Culto y Clero. 1840) arremete contra las divisiones internas del liberalismo naciente español. Si demuestra que su incondicional apoyo a la Regente María Cristina muestra su posición moderada dentro de la corriente liberal.

Como ha publicado recientemente el profesor Víctor Manuel Núñez García, la participación de Vicente Ramos en la vida parlamentaria no resultó muy

Domingo Muñoz Bort Centro Cultural de la Villa. Ayuntamiento de Almonte.

del 28 de junio al 1 de julio de 2013


Requisas de ganado marismeño en la villa de Almonte durante la ocupación francesa (1810-1812) Los cuerpos civiles y eclesiásticos y una multitudinaria vecindad, reunida en la sacristía e iglesia parroquial el día 16 de agosto de 1813, hicieron “voto formal y expreso, por sí y en nombre de los que le sucederán en adelante, para siempre jamás, de pasar en la madrugada del día diez y nueve de agosto de este año y de todos los venideros a la ermita de Nuestra Madre y Señora a cantar una solemne Misa en acción de gracias por el singular favor de haber conservado este pueblo, libertándolo de las furias y rigor de los satélites del tirano …” Este Voto es el conocido por el Voto del Rocío Chico, del que este año conmemoramos su bicentenario en celebraciones ininterrumpidas. El texto y justificación contemporáneas es claro: haber conservado este pueblo de Almonte, que tras más de dos años de requisas diarias alimentarias, dinerarias y de animales de tiro y transporte

dejaron al pueblo al borde de la extinción y una pobreza sin precedentes en su larga historia, amén de que un nutrido grupo de ciudadanos se libraron de ser asesinados por una acción guerrillera producida en Almonte en julio de 1810. Este artículo pretende incidir en una de las tantas y diarias requisas, la

En la mañana del 16 de agosto de 1812 una patrulla ligera del ejército español bajo el mando del capitán Albornoz ocupa la villa de Almonte; los franceses se han retirado hacia Sevilla, llevándose todos los alimentos y caballos posibles de caballos, por su alto valor para la guerra, y de ganado marismeño, para el sustento de la tropa. También debemos tener en cuenta que estas requisas y de otros géneros también se efectuaban para que los elementos de la guerrilla española no pudiesen adquirirlos; tanto es así que desde mediados de 1808 a enero de 1810, la villa de Almonte aportó al ejército español 81 equinos. Desde los primeros días de febrero de 1810, el ejército francés visita continuamente la villa de Almonte desde sus bases de Niebla, La Palma y Moguer. El 19 de febrero se requisan los primeros 75 caballos, el día 22 siguiente se preparó un nuevo listado de caballos y de sus propietarios, con un resultado de 36 caballos útiles y 8 inútiles, para poder responder, con toda seguridad a la próxima requisa (Estudiar los individuos ausentes). Entre el 23 de febrero de 1810 al 21 de marzo, un tal Juan de la Puerta, en nombre del general galo Aremberg, se lleva de la villa a la ciudad de Moguer 244 caballos. La cabaña equina almonteña quedaba esquilmada

en un solo mes, pocos estaban aptos para ser montados; el 18 de marzo sólo se logra enviar tres caballos a Moguer, el 24 de marzo se remiten a la Palma cinco caballos para la tropa francesa y son devueltos tres. El 2 de abril de 1810 sólo hay dos caballos que se lleva un coronel francés. No hay más noticias de estas requisas, sólo que a mediados de 1812 sólo hay en la villa de Almonte ocho caballos inútiles. El otro gran esquilmo que se produce también en la cabaña ganadera de Almonte y en el mismo año de 1810, es la de todo el ganado marismeño vacuno y ovejero, ordenado por Blas de Aranza, Comisario Regio y Prefecto de la provincia de Sevilla, el primero de junio, con la siguiente y escueta orden: “por cuanto D. José Rodríguez vecino de esta ciudad pasa a las Marismas e islas Mayor y Menor a ejecutar la requisición de ganados que le tengo prevenida; y por tanto las Justicias de La Puebla junto a Coria, las de Villamanrique, Aznalcázar, Pilas, Bollullos del Condado, Hinojos, Almonte y demás a quienes se presentare le facilitarán todo el favor y asilo que necesite para ejecutar dicha requisición y la pronta remesa a esta capital de ganado vacuno y carnero que señale, dándole también los conocedores, pastores y criados que convenga para el mejor modo de ejecutar las remesas.” En la mañana del 16 de agosto de 1812 una patrulla ligera del ejército español bajo el mando del capitán Albornoz ocupa la villa de Almonte; los franceses se han retirado hacia Sevilla, llevándose todos los alimentos y caballos posibles y destruyendo varios molinos, dos de ellos harineros de viento. Acababa así una larga pesadilla de este y otros tantos pueblos tras la ocupación napoleónica de Andalucía.

Domingo Muñoz Bort Centro Cultural de la Villa Ayuntamiento de Almonte

Feria de San Pedro Almonte

9


Ayer y hoy de la Saca de las Yeguas Este artículo se lo quiero dedicar a mi padre, D. Cristóbal Maraver García, uno de los fundadores de esta Asociación, por enseñarme todo lo que sé, y por educarme con unos valores arraigados en nuestra cultura, nuestra tradición y nuestro pueblo. Por ser fiel a la defensa de Las Yeguas Marismeñas y luchar cada día desde el silencio de sus palabras Qué tiempos aquellos, los que se pasaban en aquel mesón del Zacayón un grupo de amigos, aficionados y files a estos animales intentando buscar soluciones para que sus yeguas, y las del resto, permanecieran en Doñana sin escasez de alimentos ni falta de agua. Estos hombres de aquellos tiempos heredaron una de las mayores tradiciones de Almonte, y fieles a su herencia lucharon cada día para que no sólo perdurara sino para que se trasmitiera. Ganaderos de Yeguas Marismeñas que lucharon cada día por el reconocimiento de estos animales dentro de Doñana. A ellos y al legado que dejaron nos debemos el disfrute que cada 26 de Junio y que compartimos en nuestro pueblo de Almonte.

10

sin molestar a su fauna. El día antes, el 25 de junio, todos ellos buscan su sitio de asentamiento en parajes como La Vera, Marismilla, Las Playas, El Rincón, etc., lugares donde recogerán todas las yeguas que por allí habitan. Como dije antes, los tiempos cambian pero nuestras costumbres no. A lomos de sus caballos guiarán al ganado a los toriles de cada finca, para al día siguiente, el día grande, conducirlas hasta el pueblo de Almonte. Si alguna de ellas huyera del resto de la manada, aún se puede aprovechar el amanecer del día 26 para buscarla y traerla de nuevo.

El camino es largo, caluroso y seco, pero nuestros caballos caminan alegres viendo el relinchar de las yeguas buscando a sus crías y sabiendo que caminan hasta su pueblo, Almonte

La vida cambia y las cosas también, pero la tradición de La Saca de las Yeguas perdura en el tiempo y seguirá perdurando. Los hombres de antaño aparejaban sus caballos y con lo poco que cabía en sus alforjas ponían rumbo a Doñana, para traer a estos bellos animales para disfrute de su pueblo y de su gente. A estos sabios de Almonte les quiero dedicar este texto, para decirles que esta asociación, su asociación, ha crecido pero no ha cambiado, que seguimos siendo fieles a lo que nos enseñaron, y que seguimos dando ejemplo de nuestras costumbres. Ahora somos más socios, jóvenes y mayores, con una misma voluntad de enseñar a la savia nueva la fidelidad a nuestras costumbres ancestrales.

Rompe el día y con apenas luz ya preparamos nuestras monturas, recogemos nuestras mantas, o lo puesto, que han servido de lecho para dormir en el suelo. Luego cabalgamos hacia los toriles donde han pasado la noche nuestro ganado. Como es propio de un buen “yegüerizo”, repasamos a potros y yeguas, por si alguno estuviese enfermo o a punto de parir. En ese caso no haría su camino hasta Almonte, sino que se aparta y se queda allí hasta el año próximo.

La Saca de las Yeguas sigue siendo cada 26 de junio, una fecha en la que los yegüerizos almonteños se adentran con sus caballos en el corazón de Doñana,

Salimos de Doñana el 26 por la mañana temprano con dirección a la aldea. Allí plantamos todas nuestras yeguas a los pies de la ermita de la Virgen del

del 28 de junio al 1 de julio de 2013

Rocío para recibir su bendición, darle las gracias por ayudarnos a seguir manteniendo viva nuestras costumbres y pedirle que nos guie muchos años más. Como buen almonteño le rezamos nuestra salve, y después acompañamos a nuestro ganado por las llanuras de nuestras tierras hasta llegar a la zona de sesteo. El camino es largo, caluroso y seco, pero nuestros caballos caminan alegres viendo el relinchar de las yeguas buscando a sus crías y sabiendo que caminan hasta su pueblo, Almonte. Paramos en el Pinar, detrás del hogar del Pastorcito, el mismo lugar donde el Hermano Mayor del Rocío de nuestro pueblo hace la primera parada del camino de la Hermandad Matriz. Allí estos bellos animales descansarán y pasaran las horas de calor bajo la sombra de los pinos, y buscarán a sus crías que durante el camino la pudieron perder, o incluso a sus compañeras de las marismas de Doñana. Las yeguas descansan, el yegüerizo también, la faena está en su recta final. Se da agua a los caballos, se deja que descansen mientras el yegüerizo toma su almuerzo para refrescar el duro camino de la vuelta. Llega la tarde y ya se escucha entre el murmullo ¿”cuándo se empieza a apartar las yeguas”? Los yegüerizos, expectantes al refrescar un poco la tarde, ya preparan y recogen sus “avíos” para iniciar la recta final que les conducirán hasta su pueblo, Almonte. Igual que nuestros abuelos, los entendidos, los hombres más capaces, se adentran en el encerradero donde descansan yeguas y potrillos y los van apartando, dividiéndolos en grupos hasta formar un total de 9 tropas, que al final del camino recorrerán las calles almonteñas.


Cada reunión de la marisma se prepara para conducir su tropa de yeguas, unos delante y otros detrás. Así avanzan en sus monturas con paso firme y alegre hasta su pueblo. Desde lejos se les divisa, la gente dice “que vienen las yeguas” y todos, expectantes e impacientes, se asoman al centro de la calle para verlas venir. Padres, hijos, nietos y abuelos comentan “ya están aquí las yeguas un año más”. La expresión de sus caras, esos rostros de nuestros abuelos llenos de sentimientos, nos ha mostrado el sentir del pueblo hacia sus yeguas, el disfrute de la tradición y la satisfacción por el legado que nos han dejado. Por fin nuestros yegüerizos entran en el pueblo. Son algo más de las siete de la tarde y la alegría se mezcla con el cansancio de sus caras. Llenos de satisfacción y orgullo entran por el camino de Los Llanos al compás del trote de sus caballos. Las yeguas, inquietas, observan el sentir de la gente, el murmullo de los niños y se adentran con paso alegre por Almonte. Qué momento tan bello el poder compartir ese trozo de camino de nuestra Pastora cuando llega a su pueblo tras siete años de espera. Todavía perdura el sentimiento, los adornos y las flores que el pueblo de Almonte rinde a su Patrona. Pasamos esa calle Camino de los llanos para recorrer la calle Feria, el Altozano, Manuel de Falla, el Cristo, Pocito… y así hasta llegar a su recinto ganadero, recinto de descanso del largo caminar donde reposarán toda la noche tras haberse reencontrado con sus crías. Allí podrán seguir alimentándolas, como cada año. “Ya están las yeguas en Almonte” comenta el pueblo deseoso de que transcurra la noche para empezar el disfrute de esos cinco días que permanecerán en el recinto ganadero, cinco maravillosos días en los que comparte Almonte su tradición con todo el mundo que quiera venir a verla.

venden. Como marca la tradición, se les da la primera “montá”. A lomos de esos potros son montados chiquillos de apenas unos años. Así deja el legado que le enseñaron su padre y su abuelo para luego poder decir “Ya se le dio la primera montá”.

“Un año más”, dicen los yegüerizos; uno más que seguimos aquí, luchando y manteniendo los usos y tradiciones que recibimos de nuestros padres y que nosotros hoy día tenemos la obligación y la ilusión de conservar y transmitir: la Saca de las Yeguas.

Llega el día 1 y la nostalgia nos invade, un sentimiento que cada año recorre nuestro pensamiento cuando tenemos que preparar el camino de vuelta de estos bellos animales a las marismas de Doñana. Los yegüerizos quieren y desean conservar la cultura heredada de sus mayores, y consiguen llevar todas sus yeguas igual que vinieron “a lomos de sus caballos”.

A aquellas personas que hicieron posible la existencia de esta Asociación y de esta tradición, a todos ellos, a los que están y a los que nos escuchan en las marismas del cielo solo decirles “Gracias”. Gregorio Maraver Mondaca Presidente de la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Marismeño

Amanece el 27, y los niños no pueden aguantar más, llaman a sus abuelos para que los lleven a ver sus yeguas y sus potrillos, esos mismos abuelos que en el trascurso de los tiempo enseñaron a sus hijos una de las tradiciones más bellas que existen, y que se trasmite de generación en generación para que la sabia no se pierda. Empieza la faena, se apartan las yeguas, se tuzan, se marcan los potros, aquellos que no se

Feria de San Pedro Almonte

11


12

del 28 de junio al 1 de julio de 2013


Feria de San Pedro Almonte

13


PROGRAMA meño, en el incomparable marco de la catedral gótica efímera instalada en la Plaza Virgen del Rocío. A continuación, salida hacia el Chaparral para la INAUGURACIÓN DEL RECINTO FERIAL a cargo del Sr. Alcalde, acompañado por el pregonero, miembros de la Corporación Municipal y la Banda Municipal de Música de Almonte. Inauguración de la Caseta Municipal.

Miércoles, 26 de junio: Tradicional Saca de las Yeguas, con paso por El Rocío a partir de las 9.00 horas y entrada en Almonte a partir de las 19.00 horas.

*La víspera de Feria habrá reducción para los niños en el precio de las Atracciones de Feria.

C.D. ALMONTE – TRIGUEROS CF. Polideportivo Municipal de Almonte.

PRIMER DIA DE FERIA viernes 28 de junio

14.00 horas. Fiesta Homenaje a NUESTROS MAYORES. Caseta Municipal.

VÍSPERA DE FERIA Jueves, 27 de junio:

22.30 horas.- Inicio del acto con la actuación de la artista almonteña Macarena de la Torre, a la que seguirá el Pregón de la Feria de San Pedro de Almonte, a cargo del popular artista Pepe el Maris-

14

SEGUNDO DIA DE FERIA Sábado 29 de junio.

11.00 horas: VI Trofeo FERIA DE ALMONTE de veteranos de fútbol.

14.00 horas. Actuación del Grupo de Sevillanas LOS DE ALMONTE. Caseta Municipal.

22.00 horas. Recepción al pregonero de la Feria de San Pedro de Almonte, 2013, Pepe el Marismeño, en el Salón de Protocolo del Ayuntamiento. Firma en el Libro de Honor.

*Durante todos los días de Feria permanecerá abierta en la Caseta Municipal la Guardería Infantil, en horario de tarde, desde las 14.00 hasta las 17.30 horas, y de noche, desde las 00.00 hasta las 5.30 de la madrugada.

Día de San Pedro, Patrón de Almonte.

Desde el día 27 al 20: Feria Ganadera. Faenas de tuza y marcado de los potros marismeños. Compraventa de ganado. En el Recinto Ganadero Municipal, organizada por la Asociación Nacional de Criadores de Ganado Marismeño en el Recinto Ganadero “Huerta de la Cañada”, situado en el Camino de Villalba del Alcor. Almonte, zona de El Pocito.

*Las actuaciones de mañana se prolongarán hasta las cinco de la tarde, aproximadamente. Las de la noche finalizarán entre las cinco y cinco y media de la madrugada.

De 23.30 horas a 5.30 madrugada.Actuaciones de las orquestas Amalgama, a la que seguirá la actuación del Grupo de Sevillanas almonteño REQUIEBROS. Finalizará la noche la actuación de la orquesta La Costa. Caseta Municipal.

del 28 de junio al 1 de julio de 2013

12.00 horas.- Carreras de Cintas a Caballo en el Recinto Ferial. Espectáculo amenizado por la banda Municipal de Música de Almonte. 14.00 horas. CONCIERTO DE FERIA 2013, en la Caseta Municipal, organizado por Onda Doñana, con participantes de su I Concurso en Directo de Sevillanas. Actuarán Nora López Elbechary. Titín Carvajal. Noelia González. Olga Huelva. Asunción Domínguez Espina. Rocío Espinosa Bejarano. Francisco Mondaca. Rocío Cordero Faraco. Abraham Pardo Antonio Pardo Galán Eligio Rodríguez y Alejandro Rodríguez. Guitarristas: Pedro El Cordobés y José Miguel. Acompañante: Alonso Acevedo


23.30 horas / 5.30 madrugada.- Abre la noche la actuación de la orquesta Amalgama, seguida por la actuación estelar del artista almonteño ALVARO CAMACHO. Cerrará la noche la actuación de la orquesta La Costa. Caseta Municipal.

TERCER DIA DE FERIA Domingo 30 de junio. 12.00 horas. Carreras de Cintas a Caballos, en el Recinto Ferial. Espectáculo amenizado por la Banda Municipal de Música de Almonte. 14.00 horas. CONCIERTO DE FERIA 2013, en la Caseta Municipal, organizado por Onda Doñana, con participantes de su I Concurso en Directo de Sevillanas, con las actuaciones de:

José María Cáceres Jiménez. Julia de la Torre Medina. Sergio Flores. María José Ruíz “La Pileña” Nerea Domínguez Ruíz. José Manuel Contreras García. Manuel Alcántara Cano. Juan Miguel Fernández Laíno. Vicky y Meli Alfonso Bejarano, padre e hijo. Yolanda Expósito. Guitarristas: Pedro El Cordobés y José Miguel. Acompañante: Alonso Acevedo De 23.30 horas a 5.30 madrugada: Abre la noche la actuación de la orquesta Amalgama, seguida por la actuación del Grupo almonteño LA BANDA MANDA. Cerrará la noche la actuación de la orquesta La Costa. Caseta Municipal.

CUARTO DIA DE FERIA Lunes, 1 de julio 8.00 horas. Salida desde el Recinto Ganadero “Huerta de la Cañada” del ganado marismeño, conducido por los yegüerizos, hacia Doñana 14.00 horas. Espectáculo de Artistas locales en la Caseta Municipal, con las actuaciones siguientes : Rocio Gómez ( La Luverita ) Lydabeth y Noelia Romero José María Cáceres Fco José Chavero  Carmen Villalón Andrés Capea. Guitarra Juan Manuel Camacho. Percusión De 23.30 horas a 5.30 madrugada: Actuaciones de las orquestas Amalgama y La Costa. Caseta Municipal.

Feria de San Pedro Almonte

15


“En clave alta”, de Antonio José Calle,

primer premio del VII concurso fotográfico, es el Cartel de la Saca de las Yeguas de 2013. El jurado de la séptima edición del concurso fotográfico “Saca de las yeguas, 2012, compuesto por representantes del Ayuntamiento de Almonte, del colectivo local de Fotógrafos (AFA), de la asociación nacional de Criadores de Ganado Marismeño y del hotel Restaurante Toruño, entidades convocantes, eligió como primer premio del concurso la fotografía titulada: En clave alta, hecha por Antonio José Calle Pliego, premiada con 100 euros, diploma y una cena especial en el restaurante Toruño, además de ser la imagen del cartel de la Saca de las Yeguas de 2013. El segundo premio fue para la foto titulada Belleza entre pinares, de Ana Cáceres Orihuela, premiada con una visita guiada a Doñana para dos personas, en todoterreno, y diploma. Y el tercero se lo llevó la foto “Yeguas”, de Antonio Ramos Moreno, que obtuvo una acreditación del premio conseguido.

En clave alta Al séptimo concurso se presentaron un total de 53 instantáneas, procedentes en su mayor parte de autores de Huelva y de Sevilla. El Ayuntamiento de Almonte ha vuelto a convocar recientemente este concurso, que alcanza este año su octa-

Belleza entre pinares

16

del 28 de junio al 1 de julio de 2013

Yeguas

va edición, y cuyo primer premio será la imagen del cartel de la Saca de las Yeguas de 2014. En la valoración de las instantáneas destaca el respeto a una tradición centenaria, la unión entre el caballo y el hombre, y la puesta en valor del entorno natural en el que se desarrolla.


Saca de Las Yeguas de 2013 y Feria Ganadera La Asociación Nacional de Criadores de Ganado Mariemeño de Almonte es la entidad que organiza la tradicional Saca de las Yeguas, que invariablemente se realiza el 26 de junio, y la feria ganadera que ocupa los últimos días de junio,

contando con la colaboración del Ayuntamiento de Almonte. Con la saca de las yeguas de este año los yegüerizos traen a Almonte desde la marisma doñanera un millar de cabezas de ganado, entre yeguas, potros y potrillos.

Un camino plagado de hermosas imágenes inéditas que, como estampas de época, nos asoman al ayer de una tradición con más de quinientos años de historia.

Feria de San Pedro Almonte

17


Imágenes de Feria La Feria de San Pedro de Almonte configura cada año todo un puzle de hermosas imágenes donde se combinan instantáneas de alegres casetas con luces de colores, atracciones infantiles y estampas de ganado marismeño.

18

del 28 de junio al 1 de julio de 2013


El cajón de mis recuerdos: vivencias de feria Eva Ramos Pérez Periodista

Abrí el cajón y encontré una ficha de los “coches topes”. Con ella, florecieron en mi mente muchos recuerdos; el olor a frito, sabor a algodón dulce, ruidos de sirenas y voces de tómbola, turrón y golosinas de caramelo.

siempre acabábamos llegando a casa con algún que otro peluche.

Tras varios días de entretenimiento llegaba el sábado de feria, un día que siempre he compartido y comparto con mi familia. Padres, hermanos, tíos y primos nos reunimos en la caseta De pequeña, recuerdo cuando acababa el colegio y empezaba la feria. Llegaba La Alegría para comer juntos y ver al Chaparral y veía luces y muchas las carreras de cintas. Hombres a atracciones. Especialmente recuerdo caballo que corren una y otra vez para la noria, esa atracción que por unos conseguir una moña y ganar el premio. momentos te elevaba a lo más alto y Todo el mundo se agolpa a uno y a hacía que vieras las cosas desde una otro lado del amplio pasillo donde los perspectiva diferente, ese cosquilleo en jinetes compiten. Siempre es un día la barriga cuando especial porque subía y bajaba celebramos el una y otra vez. santo de mi padre, Cuando llega junio, época de mi hermano y No tenía límite. de exámenes y sofocos, Quería repetir, recordamos a mi repetir y repetir. abuelo. miro el calendario y Pero llegaba el momento de ir a C o m e m o s , apunto la semana en la cenar. b a i l a m o s , que cae la feria. Es una hablamos… pero La feria la vive cuando llega la bocanada de aire fresco. todo el mundo, media noche de pequeños a es inevitable mayores. Poco a poco fui creciendo y pasar por la caseta de la Juventud. la feria ya no comenzaba en la víspera, Allí seguimos la fiesta, escuchamos sino mucho antes, con la llegada de los las canciones típicas de feria, ¿quién “coches topes”. Las tardes se hacían no ha escuchado alguna vez A quién mucho más largas con el final de la primavera y la llegada del ansiado verano. Tras el Instituto y unas horas de estudio, llegaba el momento de irse al Chaparral. Compañeros, amigos de toda la vida; aquél era nuestro lugar de encuentro, dónde compartíamos risas, cotilleo, siempre surgían nuevas parejas y disfrutábamos como niños.

le importa o Paquito el Chocolatero? Y hablando de chocolate más de uno nos acordamos de los “calentitos”. El momento de salir de la feria, de sentarte frente al monumento de las yeguas y comer un exquisito chocolate con esos calentitos que nos preparan “an cá Florencia”, no tiene precio. Así acaba para mí, una almonteña, un fantástico día de feria. Cuando llega junio, época de exámenes y sofocos, miro el calendario y apunto la semana en la que cae la feria. Es una bocanada de aire fresco. Tras varias semanas de agobios llega por fin el día de celebrar que he acabado. Vuelvo a mi pueblo y son días de fiesta, días de recuerdos, días de compartir con tus amigos y familiares grandes momentos. Días en los que las horas se pasan volando porque te encuentras con personas que llevas tiempo sin ver, sin charlar largos ratos. Todos esos instantes son los que hacen inolvidable a una feria con años de historia, que nos atrapa y hace que queramos volver. Como siempre digo, vuelvo a un lugar lleno de magia por su gente, por sus tradiciones, por sus fiestas, por sus lugares y por sus recuerdos.

Ya nos estábamos haciendo grandes y queríamos más tiempo, más tiempo para divertirnos, disfrutar, conocer y ser nosotros mismos. La hora de recogida se ampliaba y podíamos irnos a casa más tarde, eso nos encantaba. Y aunque tan mayores nos sentíamos,

Feria de San Pedro Almonte

19


20

del 28 de junio al 1 de julio de 2013


La quedo yo

Jugábamos como siempre, detrás del extinto quiosco de lata del bueno de Nemencio y con cuidado de no dar un pelotazo al tenderete y que saliera el quiosquero con su bastón repartiendo.  Pero esa tarde era diferente. Amigos de nuestros padres comenzaban a llegar con hierros y herramientas a no sabíamos muy bien qué. Hasta que uno de los nuestros lo dijo: “Ya va a estar aquí la feria”.  El Chaparral, que nada tiene que ver con el que hoy disfrutamos, tenía varias zonas acotadas imaginariamente en la cabeza de cada uno de los grupos que allí nos dábamos cita cada tarde.

Eloy Díaz Periodista Detrás del quiosco había un agujero para jugar a las bolas. Arriba, donde se ubica la caseta municipal, cuatro piedras o chalecos daban forma a un campo de fútbol. A la derecha del altar se hacía uno de porterías pequeñas para jugar ‘reducido’ cuando no era tiempo de maula y luego había otros dos imaginarios campos de fútbol reservado para grandes citas: el que se hacía desde casi el altar del Alto del Molinillo y que llegaba prácticamente hasta el arco y otro en la zona de la derecha según se entra al Chaparral (el mejor, decíamos, debido a que la fuente quedaba muy cerca). Pero aquella tarde comenzaron a invadir nuestro territorio. Lo hacían cada año y cuando eso ocurría

¡Cómo no voy a ir!

Comenzaba a hacer calor y, como siempre, nosotros nos marchábamos a jugar al Chaparral. La maula, el trompo, las bolas... Sin saber muy bien por qué todo tenía una época y un momento, más allá del fútbol, atemporal a todas luces.

nosotros ya sabíamos que se había pasado el tiempo de las bolas, el de los trompos, que había que guardar el maulé e incluso sobraba el balón de fútbol. Había comenzado la época del escondite. Para esas fechas casi ni existían los grupos en El Chaparral. Todos quedábamos juntos para jugar al escondite y cada resquicio se antojaba el mejor de los escondrijos para vencer en el juego. La única regla: “No vale salir del Chaparral”. ¿¡¡Quién iba a querer salir!!? ¡Si entre la Caseta Municipal y la del Traslado no te encontraba nadie! ¡Si tras la caravana enorme de la tómbola era imposible que te vieran! “¡Eloyyyyyyyyyyyy! ¡Eloyyyyyyyyyy!” Se acabó el juego. Si no me habían encontrado mis amigos, ya sólo tenían que mirar para la parte alta de la calle Feria, donde mi abuela, con un grito que escuchabas estuvieras en El Chaparral o en la misma Plaza del Bacalao, daba por finalizado el juego. “Me marcho, mañana nos vemos. Tranquilos, que la quedo yo”. 

¡Cómo no voy a ir!, Si tus calles son tiempo aletargado fundido con amistad sincera, si por tu albero los amores veraniegos comienzan a gestar su propia primavera. ¡Cómo no voy a ir!, Si la felicidad es brisa dispersa que adorna tus atardeceres cálidos, si por doquier te vistes de sonrisas tan bellas como nuestro último mayo. ¡Cómo no voy a ir!, si tu cielo cambia de papel a estrellas y casi no me doy ni cuenta, si el perfume que desprendes, recela a la misma hierbabuena. ¡Cómo no voy a ir! Si con todo lo que ves pasar, bueno, malo, tristeza y felicidad, tú siempre estás, ¡Cómo no voy a ir por feria a mi querido Chaparral! Javier Aviñó

Feria de San Pedro Almonte

21


22

del 28 de junio al 1 de julio de 2013


Feria de San Pedro Almonte

23


24

del 28 de junio al 1 de julio de 2013


Almonte Feria 2013