Page 1

Siete dĂŠcadas

de pasiĂłn por el mar


SUMARIO 34 ENTREVISTA

28 TENDENCIAS 4

72

CARTA DEL PRESIDENTE 70 años al servicio de la ciudad

Los “motheros” llegan a Mallorca

Jaime Binimelis, armador del Petrouchka III

ACTUALIDAD

84 HISTORIA

El RCNP se une a los mejores clubes del mundo

12

NOTICIAS

14

REGATAS

Gala de cine para los deportistas del RCNP La vela ligera toma el mando

Las travesías mallorquinas a Canarias del Siglo XIII

CONFERENCIAS

75 El almirante Barceló, un líder naval “Cristóbal Colón sabía mucho más 76 de lo que creemos” MEDIO AMBIENTE

VELA LIGERA

80 Limpieza de fondos en el RCNP

SAIL RACING PALMAVELA

90 Hijas del mar

20 El RCNP brilla a nivel mundial en la clase 420 40 Nuevas clases y estrenos mundiales Sail Racing PalmaVela a quintessential 46 multi-class event NOTICIAS

LITERATURA GASTRONOMÍA

95 Memorias de un cocinero anfibio

POLÍTICA PORTUARIA 47 Estreno de lujo del Nations Trophy en Palma Solidaridad entre clubes náuticos 100 Rumbo a la 37 Copa del Rey 49 Registration open for the 37 Copa del Rey MAPFRE ÚLTIMA HORA María Bover, campeona nacional de 420 101 SOLIDARIDAD Viento duro en el Princesa Sofía 54 El RCNP cruza el Atlántico contra el cáncer 102 IBEROSTAR de ORC y monotipos EL PERSONAJE Lluvia de medallas en el Campeonato 103 de Baleares de Piragüismo Támara Echegoyen, de las bailarinas 60 a la vuelta al mundo PATROCINIO 63 Ugo Fonollá, el testigo indiscreto de la VOR Watches of Switzerland, joyería oficial del RCNP durante los próximos tres años 103 PIRAGÜISMO 70 Paniagua y Heredia: éxito tras cada palada th

Edita: Real Club Náutico de Palma. Director: José Luis Miró. Redacción: Luis Pomar, Empar Isabel Bosch, Ugo Fonollá, Begoña Méndez, Johannes Von Horrach, Juan Poyatos y Javier Sobrino. Fotografía de portada: María Muiña. Fotografía: Christian Poulet, Tomás Moyá, Nico Martínez, Jesús Renedo. Contacto: jlmiro@mallorcapress.es. Publicidad: Editorial MIC. Diseño: Editorial MIC. Depósito legal: PM-1860-97.


4 | RCNP | CARTA DEL PRESIDENTE

70 años de servicio a la ciudad JAVIER SANZ PRESIDENTE DEL REAL CLUB NÁUTICO DE PALMA En varias de las cartas que he dirigido a los socios a través de esta revista he insistido en la necesidad de que cada uno de nosotros, miembros de esta entidad, expliquemos a nuestros conocidos y allegados qué es el Real Club Náutico de Palma y a qué se dedica. Algunos me han preguntado por qué creo que es tan importante que divulguemos nuestra labor y yo les he respondido, sin dudarlo, que para garantizar nuestro futuro. Este año se cumple el 70 aniversario de nuestra fundación. Nadie duda que el Real Club Náutico de Palma forma parte de la historia de esta ciudad y de la náutica española, ni de que somos un referente internacional. El prestigio no es algo que se pueda conseguir en dos días. Para llegar hasta aquí ha hecho falta el esfuerzo de mucha gente, desde quienes colocaron la primera piedra del puerto hasta el joven regatista que hoy pasea con orgullo el escudo de nuestro club en competiciones nacionales e internacionales, sin olvidar a los socios y directivos que han mantenido la nave a buen rumbo en los momentos delicados, que los ha habido.

Momento crucial Por fortuna, no estamos en uno de esos momentos delicados –más bien al contrario–, pero si ante uno crucial, puesto que la concesión de las instalaciones públicas que venimos disfrutando desde 1948 está a punto de terminar y para renovarla la ley nos obliga a realizar una serie de acciones y reformas que marcaran el destino del club en las próximas décadas.

Remolque de varios veleros en el puerto de Palma a su regreso de una regata

El RCNP ha solicitado la ampliación de su concesión hasta 2046 acogiéndose a los preceptos de la Ley de Puertos del Estado que abogan por la conservación de entidades sin ánimo de lucro que, como la nuestra, han contribuido a la popularización de la náutica en España y han garantizado el acceso al mar de miles de ciudadanos.


CARTA DEL PRESIDENTE | RCNP |5

principio, nunca está de más divulgar nuestra labor, teniendo en cuenta que de ello puede depender nuestro destino.

Tradición, deporte y turismo El Real Club Náutico de Palma (RCNP) es una de las entidades sociales y deportivas más prestigiosas de España. Cuenta con casi 2.000 familias asociadas y ha sido elegido por la revista Boot Exclusive como uno de los 10 mejores del mundo. Desde su fundación, a finales de los años 40 del siglo XX, el RCNP se ha caracterizado por su función social y deportiva, y ha sido el referente indiscutible de la actividad náutica en Mallorca como impulsor de algunas de las regatas con más solera de Europa. Tal es el caso de la Copa del Rey de vela, el Trofeo SAR Princesa Sofía, la regata PalmaVela o el Trofeo Ciutat de Palma, la prueba deportiva más antigua de Baleares. Vista nocturna del RCNP con la Catedral de Palma al fondo

Un poco de historia

Para poder optar a conservar nuestras instalaciones hemos tenido que presentar ante la Autoridad Portuaria de Baleares un proyecto de modernización, el cual requerirá una importante inversión económica para la que nos hemos estado preparando durante muchos años. Si hoy podemos mirar con optimismo al futuro del RCNP, es gracias a la previsión y a la buena gestión de las juntas directivas que han precedido a la actual y, por supuesto, al esfuerzo de todos los socios. La visión a largo plazo que tuvo Gabriel Barceló a finales de los años 90, la asunción de esa filosofía por parte de quienes nos hemos sucedido desde entonces en las labores de gestión y la colaboración de los miembros de la entidad ha hecho que podamos afrontar el reto de nuestra continuidad con fortaleza y expectativas de éxito.

El Real Club Náutico procede de la fusión de dos clubes radicados en el puerto de Palma: el Club de Regatas (1891), el más antiguo de Mallorca, y el Club España (1919). Se sabe que ambos clubes organizaban frecuentes regatas de botes y llaüts de vela latina, algunas de las cuales, como la vuelta a Mallorca, han sobrevivido hasta nuestros días.

Una cosa me gustaría que quedase muy clara. La Ley nos es favorable por ser lo que somos: un club náutico moderno cuya función primera es la promoción del deporte. Es esencial que no lo olvidemos: ni durante la parte final del proceso de ampliación de la concesión, que empieza ahora, ni una vez que éste quede resuelto.

El RCNP es considerado el “club decano” de Baleares por su vinculación al Club de Regatas, aunque en realidad data de 1948, año en que se inscribió en el registro de asociaciones deportivas y publicó sus primeros estatutos. El actor Errol Flynn, dueño del Zaca,

Comoquiera que esta revista cuenta con numerosos lectores fuera del ámbito del propio club, y aprovechando la ocasión que me brinda la celebración el próximo mes de julio de nuestros 70 años de vida, he decidido extenderme más de la cuenta en esta carta para explicarles a quienes todavía no lo sepan qué somos y por qué merecemos ser considerados como una parte del patrimonio marítimo vivo de nuestra ciudad. A algunos les resultará repetitivo, pero a otros no dejará de sorprenderles lo que los socios y trabajadores de esta entidad hacemos por la sociedad mallorquina. Como les decía al

durante una actuación que ofreció para los socios del RCNP en la Sala Magna

Pasión por el deporte El deporte lo es todo para el Real Club Náutico de Palma, cuyo programa de más de 30 regatas anuales incluye algunas de las competiciones de vela más prestigiosas del mundo.


6 | RCNP | CARTA DEL PRESIDENTE

Los reyes descubriendo la placa conmemorativa de su relación con el RCNP

Un grupo de regatisrtas de Optimist en la explanada de vela ligera

El Trofeo SAR Princesa Sofía se celebra al inicio de la primavera en la Bahía de Palma desde 1968. En su organización participan, además del RCNP, el Club Marítimo San Antonio de la Playa y el Club Nàutic S’Arenal. En las ediciones que coinciden con el año de celebración de los JJOO puede llegar a reunir a casi un millar de regatistas procedentes de más de 60 países.

La base de una pasión La afición por la náutica recreativa nace en los clubes náuticos. En ellos se forjan los regatistas y navegantes del futuro, las personas que harán de la mar su principal pasión.

El prestigio mundial del RCNP es en gran medida fruto de su apuesta por fomentar la afición a la náutica a través de sus escuePalmaVela es posiblemente la regata más abierta de España y las de vela y de piragüismo, por las que cada año pasan más de la que ofrece un abanico de participación más amplio. Nacida medio millar de alumnos. en 2005 con el objetivo de recuperar la presencia de los veleros de gran eslora en la Bahía de Palma, tomando para ello como La labor desarrollada desde la base para facilitar el acceso al mar referencia el modelo de los encuentros de Cowes o Key West, en edades tempranas hace que el Real Club Náutico de Palma PalmaVela se convirtió pronto en la gran fiesta española de la cuente con uno de los equipos deportivos más potentes de España, náutica, al ofrecer una acontecimiento de gran calidad técnica tanto en vela ligera como en piragüismo. a flotas de veleros que van desde un pequeño velero adaptado a personas con capacidad a un Maxi de 40 metros de eslora. Sus Esta promoción de la actividad náutica como forma de “ocio sano” se lleva a cabo de manera transversal y permite a cualfechas oscilan entre finales de abril y principios de mayo. quier joven aprender a navegar e integrarse en los diferentes La Copa del Rey de vela es, sin duda, la regata más cono- equipos de competición. cida de cuantas organiza el Real Club Náutico de Palma y la que tiene una mayor proyección en los medios de comunicación. Reúne cada año durante la primera semana de agosto a más de un centenar de embarcaciones de clase crucero y está considerada como la “regata cumbre del Mediterráneo” en su categoría. Su formato “open” de los últimos años ha propiciado su definitivo despegue internacional. Fundada en 1982, ha contado siempre con el apoyo y la participación de miembros de la Familia Real española. La formación de los navegantes del futuro es uno de los compromisos más firmes del Real Club Náutico de Palma, en cuyo póker de grandes regatas no podía faltar un gran trofeo internacional de clases infantiles y juveniles. El Ciutat de Palma se celebra ininterrumpidamente en el RCNP desde 1950 y es la prueba deportiva más antigua de Baleares. Desde hace una década se ha convertido en una de las citas de referencia de la clase Optimist en todo el mundo, llegando a superar las 300 Maxi participante en 33 edición de la Copa del Rey Mapfre unidades de esta embarcación de iniciación a las regatas.


8 | RCNP | CARTA DEL PRESIDENTE

Imagen de un grupo de socias el dÌa de la inauguración del club, 5 de julio de 1948

Piragüistas del RCNP entrenando en el puerto de Palma

Vistas del edificio social del Club con el Castillo de Bellver

Flota de la clase TP52 amarrada frente a la sede social del RCNP

Cultura y sociedad El Real Club Náutico de Palma, de acuerdo con sus estatutos y a diferencia de otros puertos deportivos, desarrolla una función social a través del fomento del deporte náutico, prestando una especial atención a la vela y al piragüismo de base. La organización de regatas internacionales tiene, asimismo, un efecto económico expansivo que también puede considerarse como parte de esa contribución social. La labor del RCNP, sin embargo, va mucho más allá de su vinculación al deporte y se plasma también en un programa de actividades sociales lúdicas que forman parte esencial de la oferta de ocio de la ciudad de Palma. El club acoge con regularidad conciertos, exposiciones, conferencias, charlas, proyecciones, encuentros gastronómicos y talleres de actividades. Cuenta, además, con una coral propia, formada por socios y amigos de la entidad, que colabora con diferentes orquestas y agrupaciones musicales de Baleares. El RCNP es, en este sentido, un dinamizador social de primer orden, lógicamente orientado a la divulgación de la cultura de la mar, pero al mismo tiempo abierto a promover otras manifestaciones culturales.

Las terrazas del RCNP preparadas para la celebración de la fiesta del aniversario en 2014

Fiesta de armadores de la la 32 Copa del Rey de vela


12 | RCNP | NOTICIAS

Foto de grupo de los premiados con otros deportistas del RCNP

Gala de cine para los deportistas del RCNP La Fiesta del Deporte del RCNP reunió el 12 de enero a los mejores regatistas y palistas de la entidad durante la temporada 2017, en la que se obtuvieron 41 medallas en competiciones nacionales e internacionales Texto: Mallorca Press Fotos: Laura G. Guerra “Sé lo que hay detrás de cada uno de estos resultados y es un orgullo formar parte de este equipo”. Javier Sanz, presidente del Real Club Náutico de Palma, cerró con estas palabras su discurso de la Fiesta del Deporte 2017, en la que la entidad entregó los diplomas que reconocen los méritos de sus piragüistas, regatistas y armadores. El acto, presentado por la periodista de RTVE María Amengual, estuvo cargado de sorpresas, entre las que destacó la conexión en directo con el barco español de la Volvo Ocean Race. El patrón del MAPFRE, Xabi Fernández, envió un mensaje de aliento a los deportistas del RCNP para que intenten hacer realidad sus sueños. “Tenéis una gran Bahía para la práctica de nuestro deporte y os animo a que sigáis trabajando duro para conseguir de nuevo los buenos resultados que hoy celebráis”, dijo Fernández desde el MAPFRE, que en ese momento se dirigía a Hong Kong en el curso de la cuarta etapa de la vuelta al mundo. Las deportistas más destacados de 2017 de la sección de piragüismo del RCNP fueron Alicia Heredia, bronce en la Copa del mundo de 500 metros, y Adriana Paniagua,

campeona del mundo de C2 200. El Team RCNP de vela reconoció como mejores regatistas a Albert Torres, subcampeón del mundo de 420, y Antoni Massanet, campeón de España juvenil de 470 y de Europa juvenil de 420. En clase crucero, el club premió el esfuerzo de los armadores y tripulantes del Blue Flag, ganador de la regata 200 Millas A2; Elena Nova, campeón de Swan 45 en la Copa del Rey y la regata Palmavela; y el Petrouchka III, vencedor de la mítica Rolex Midle Sea Race. Además, el RCNP otorgó una mención especial a su socio Ugo Fonollá, actual reportero a bordo en la Volvo Ocean Race, quien, además de conectar en directo desde el MAPFRE, envió un vídeo de agradecimiento al RCNP y de apoyo a sus compañeros regatistas. El acto también contó con el apoyo del campeón olímpico argentino Santiago Lange, que remitió un mensaje motivador a todos los jóvenes regatistas que sueñan con competir en unos Juegos Olímpicos. El medallista de oro en Río 2016 Marcus Cooper también dedicó unas palabras a los palistas del RCNP, a quienes felicitó por sus éxitos y les deseó lo mejor para el 2018.


NOTICIAS | RCNP | 13

Adriana Paniagua, oro en la Copa del Mundo de C2 200

El comodoro del C P, uan Besalduch recogió el premio de Christian Plump

Laura Martínez, promesa de la clase Optimist

El entrenador de 420, Pedro Marí, y el vocal de vela ligera, Pedro Cabrer

La relación de los premiados es la siguiente: Carlos Cerezo, James Fitzsimmons, Carlos Borrás, Nacho Torres, Manuel Simoncelli, Borja García, Ricardo González, Sergio Hernaiz, Paula Cladera, Elena Monleón, Amanda Méndez, Alexis Capdevila, Vicente Casanovas, Joan Gual, Cristina Graneri, Álvaro Foguet, Xavier Gual, Vittorio Mataloni, Martín Montero, Joan Cunill, David Llull, Paco Sánchez, Raquel Bota, Adrián Castaño, Alicia Heredia y Adriana Pa-

niagua (todos ellos de piragüismo y paracanoe); Matías Gil y Félix Comas del Blue Flag, Christian Plum y la tripulación del Elena Nova, y Jaime Binimelis y la tripulación del Petrouchka III (de la sección de vela crucero); Laura Martínez, Jordi Lladó, Biel Lladó, Blanca Fernández, Mar Fuster, Sión Rosselló, Miguel Sastre, Lala Akrich, Giulietta Lang, Tess Provenzal, Joan Cardona, Ramiro Foguet, Albert Torres y Antoni Massanet (de vela ligera).

Javier Sanz destacó el esfuerzo de los regatistas y piragüistas

María Amengual, presentadora de la Fiesta del Deporte


14 | RCNP | REGATAS

La vela ligera toma el mando El Real Club Náutico de Palma se consolida como el club balear con el mejor muestrario de regatas de vela base y juvenil de Baleares Texto: Luis Pomar Fotos: Laura G. Guerra El trío de ases de regatas de vela ligera del RCNP ha superado un año más todas las expectativas. En tres ocasiones distintas los pantalanes del club han sido tomados por más de 250 jóvenes promesas de la vela. El Trofeo Ciutat de Palma Bufete Frau, la regata Audax Marina y el Trofeo Pro-Riggin son desde hace varios años cita ineludible para la flota local y para grandes equipos europeos que no pierden la oportunidad de desplazarse a Mallorca para entrenar y competir en los meses de invierno.

La regata Audax Marina es la encargada de abrir, a finales de octubre, la temporada de vela ligera y el año pasado lo ha hizo con un total de 266 tripulaciones participantes, entre las que destacó la flota de Optimist, con 167 barcos. El gran protagonista de la cita fue el regatista del RCNP Jordi Lladó, quien tras un espectacular paso por la clase Optimist se hizo con el trofeo de ganador en Laser 4.7. Junto a Lladó,

a egata Pro- igging se ha consolidado como una de las clásicas regionales de la ela ligera


| RCNP | 15

María Bo er Cata

omar, campeonas de España de

0, en la regata Pro- igging

estuvieron en lo más alto del podio Pau Mesquida (Optimist), Marina Conde (Optimist D), Gonzalo Crivello y Cecilia Granucci (Snipe), y Laura Akrich y Clara Llabrés (420). La regata reina de vela base del club, el Trofeo Ciutat de Palma, contó en su última edición con el apoyo de Bufete Frau, nuevo patrocinador de la regata decana de Mallorca que en 2017 cumplió su 67 cumpleaños.

Junto con la Copa del Rey MAPFRE y la Sail Racing Palmavela, pruebas para clases crucero, el Ciutat de Palma es la competición más internacional del RCNP y una de las de mayor peso en Baleares. No en vano, 428 deportistas de 14 países se citaron a finales de diciembre en Palma formando una flota de 378 embarcaciones, con una participación de 277 optimistas.

El gran protagonista de la Audax fue el regatista del RCNP Jordi Lladó, quien tras un espectacular paso por la clase ptimist se hizo con el tro eo de ganador en aser 7


16 | RCNP | REGATAS

El ro eo Ciutat de Palma es la “jo a de la corona” de la ela in antil ju enil en Baleares

Por primera vez en los 67 años de historia de la regata, el danés Matlhe Ebdrup consiguió de conquistar por segundo año consecutivo la carabela de plata, el preciado trofeo que se otorga al vencedor absoluto del Ciutat de Palma. El dominio del danés en la clase Optimist fue total durante toda la competición, al igual que pasó en el resto de clases donde Jorge Martínez Doreste (CN Vilanova) y Clara Llabrés (420); Pere Ponsetí (Laser Radial); Ignasi Torrandell (Laser 4.7) yVíctor Pérez y Dries Crombe (Snipe) sellaron sus victorias con clara ventaja sobre sus competidores. La temporada de vela ligera del RCNP se cerró en febrero con la regata Pro-Rigging, que congregó a 250 tripulaciones de las clases Optimist, Laser (Radial y 4.7), 420 y Snipe. En esta ocasión, el balear Pau Mesquida repetía el triunfo en clase Optimist conseguido en la Audax Marina y la tripulación Pérez-Crombe subía a lo más alto del podio de Snipe, al igual que hizo ya en el Ciutat de Palma. Antoni Vidal (Laser 4.7), Clive Walker (Laser Radial), Cristina Cardona (Opimist D) y María Bover y Cata Homar (420) completaron el cuadro de honor de la regata.


Vela ligera

Antoni Massanet na egando en la clase 70 oto es s enedo

El RCNP brilla a nivel mundial en la clase 420 La plata de Albert Torres y el bronce de Antoni Massanet en el Campeonato del Mundo de esta clase ha confirmado el excelente nivel del club Texto: Luis Pomar


VELA LIGERA | RCNP | 21

La primera alegría de 2018 para el RCNP llegó de la mano de sus regatistas de 420. Albert Torres, con Xesc Mulet, y Antoni Massanet, junto a Carles Balaguer, se alzaron con la plata y el bronce en el campeonato del Mundo de su clase, completando un podio 100 % español liderado por los hermanos Pablo y Quique Luján, del Club Náutico de Gandía. Esta gesta ponía punto y final a las carreras de Mulet y Massanet en la clase de desarrollo olímpico en la que ambos regatistas han brillado en los últimos años a nivel nacional e internacional. Pero ellos no han sido los únicos regatistas de 420 que han puesto el gallardete del RCNP en lo más alto de los podios nacionales e internacionales. Bajo la tutela del entrenador Pedro Marí también han brillado María Bover, Lala Akrich, Marc Lladó o Javi González, y empiezan a despuntar Sión Rosselló, Julietta Lang, Tess Provenzal y Blanca Fernández, entre otros. Según explica Marí todo empezó con “una excelente generación de Optimist” que terminó dando el salto, en gran parte, al 420. Actualmente España es el mejor país en esta clase y así lo ha demostrado en los últimos años en sucesivos campeonatos del mundo. Además, Baleares se ha convertido en la mejor comunidad autónoma, con los deportistas de mayor proyección. “El nivel actual se ha alcanzado gracias a la gestión de los clubes y de la federación balear. No tiene otro secreto”, afirma Marí quien además de ser entrenador del RCNP también se encarga del equipo nacional de 420. La profesionalización de la vela base ha propiciado que tanto los clubes como las federaciones autonómicas y nacional desarrollen más y mejores programas de tecnificación y entrenamiento para los regatistas más jóvenes. El Optimist ha pasado de ser una clase con la que tener el primer contacto con el mar a ser el barco de referencia para detectar futuras promesas. Y junto al Optimist, las clases Techno 293, Laser 4.7 y 420 han protagonizado una actualización de su papel, ahora fundamenta, dentro del desarrollo de las carreras profesionales en el mundo de la vela. Estas clases se han convertido en verdaderas escuelas de formación para futuros olímpicos y regatistas de clase crucero.

“ a terminado un ciclo muy bueno pero la nueva generación viene pisando fuerte”, asegura Pedro Marí, entrenador del RCNP

Según Marí, “en los últimos años el 420 se ha profesionalizado un montón, hay mucho nivel”. El entrenador mallorquín compara está clase con la 470: “No llega al nivel de las clases olímpicas pero está subiendo mucho. Lo mismo pasa con el Optimist”. Hasta hace poco menos de diez años los jóvenes entrenaban “solo los fines de semana y poco más”. Ahora la tendencia es muy diferente. “Clubes y federaciones cuentan con planes de entrenamiento, con días entre semana y festivos, con objetivos. Está todo más y mejor planificado”. Ya en 2015 España se alzó campeona del mundo de Team Racing de 420 gracias a la actuación de cinco deportistas del Real Club Náutico de Palma (Albert Torres, Antoni Massanet, Marc Lladó, Javier González y María Bover) y una del Club Nàutic S’Arenal (Clara Llabrés). En 2016, María Bover y Clara Llabrés fueron subcampeonas del mundo de 420 y en el pasado mundial Albert Torres y Antoni Massanet también subieron al podio. Además, en 2016 Marc Lladó y Javier Gómez fueron los campeones nacionales de la clase, al igual que hicieron Bover y Llabrés en categoría femenina. Si bien Pedro Marí admite que “ha terminado un ciclo muy bueno”, el entrenador espera que los éxitos se re-


22 | RCNP | VELA LIGERA

Albert Torres, a la caña, con su compañero Xesc Mulet. Foto Christian Poulet

“Alberto Torres tiene una enorme proyección en la clase olímpica 470”

pitan en años venideros. “La nueva generación viene pisando fuerte: ahora tenemos a Sión Rosselló, Giulietta Lang, Tess Provenzal, Blanca Fernández, y muchos más jóvenes con gran proyección”. En cuanto al futuro de la generación actual, Marí destaca la “enorme proyección olímpica” de Albert Torres y Xesc Mulet: “Si les seguimos apoyando y conseguimos que la federación se fije más en ellos y les dé una oportunidad pueden ser un rival muy fuerte para Jordi Xammar y Nico Rodríguez (equipo preolímpico español de 470). Son dos chicos muy trabajadores, saben lo que quieren y lucharán al 200% por conseguirlo”.


28 | RCNP | TENDENCIAS

Adrenalina a ras de mar El Moth ofrece la posibilidad de volar sobre el agua en 3,5 metros de eslora. Varios de los mejores regatistas del Real Club Náutico de Palma apuestan por introducir esta clase en Baleares Texto: Luis Pomar Fotos: Christian Poulet En la mítica película “Supermán” (1938) el gentío se preguntaba si aquello que se intuía en el cielo era “un pájaro” o “un avión”. En el mar está pasando algo parecido. Si ven una mancha pequeña en mitad de la bahía que vuela a medio metro del mar y que no deja estela alguna, descarten la opción de un pez volador o de un dron. Seguramente es un Moth. Los navegantes más intrépidos siempre han querido ir más rápido, incluso volar sobre el mar. Y la llegada al mundo de la náutica de los foils lo ha hecho posible a todos los niveles. Esta tendencia, que ya no es futuro sino presente de la vela, ha llegado a Mallorca de la mano de la clase Moth, un barco de 3,5 metros de eslora, un peso de unos 35 kilos y una pequeña vela al estilo windsurf que junto al foil de la orza permiten que su único tripulante vuele a altas velocidades a ras de mar. Su

precio oscila entre los 10.000 euros en el mercado de segunda mano hasta los 25.000 de una unidad nueva y preparada para la alta competición. Una vez desmontado es fácilmente transportable, pero cuando despliega sus alas requiere bastante espacio en las explanadas. Un grupo de deportistas del Real Club Náutico de Palma se ha dejado cautivar por las sensaciones únicas que ofrece esta nueva clase. Joan Fullana, Manu Weiller, Pedro Marí y Antoni Massanet comparten la afición por el Moth y quieren que más regatistas del Club se unan a ellos. De momento quedan periódicamente para regatear entre ellos y confían en que las diferentes regatas de vela ligera que se disputan en Baleares vayan poco a poco incorporando este barco con foils a su flota.


TENDENCIAS | RCNP | 29

El navegante profesional Joan Fullana, tripulante del circuito internación al de la clase TP52 y uno de los proeles más demandados de la clase crucero en España, es el impulsor del Moth en el RCNP. Asegura que “ahora la vela se mueve hacia esta corriente” y que, si bien no es necesario ser un gran regatista para dominar un Moth, “sí que hacen falta mucha paciencia y ganas de aprender”. Su compañero Pedro Marí, con en el que formó una de las mejores tripulaciones españolas de la clase 470 y que hoy es el artífice de los éxitos de la vela ligera del RCNP (un oro de Team Racing, dos platas y un bronce mundiales de 420 jalonan su reciente trayectoria como entrenador), explica que “en las primeras salidas la gente está más tiempo nadando que navegando”, pero pronto, en cuanto se empieza a dominar la técnica de foilear, “la experiencia vale la pena”.

Antoni Massanet, que viene de ganar el bronce en el campeonato del mundo de 420, ha decidido apostar por los barcos voladores: “Es una clase con un gran potencial, en el último mundial hubo más de 200 barcos”. Además, la flota balear crece a buen ritmo. “Ahora hay 12 Moth navegando en Mallorca”, señala Massanet, cuyo objetivo es convertirse en profesional de la vela. “Creo que si quieres dedicarte a esto, tiene que estar a la última. El Moth, además, me permite aprender de los mejores. Juan, Pedro y Manu son un referente para todos los jóvenes de este club”, afirma Massanet. Otro gran apasionado de esta clase es el navegante Manu Weiller, uno de los regatistas del RCNP con más millas en el circuito profesional en clases como Melges, GC32 o TP52, además de campeón del mundo de Platú 25.


30 | RCNP | TENDENCIAS

El mallorquín dice que el Moth tiene adeptos de todos los niveles. “Navegan desde los amateur hasta los regatistas olímpicos o campeones de Copa América; esto demuestra el potencial que está cogiendo la clase y lo atractiva que es para los amantes del deporte náutico”. De momento, los cuatro regatistas del RCNP

siguen entrenando y ganando experiencia con el objetivo de, en un futuro, poder competir en regatas internacionales. La puesta de largo de la clase en Mallorca está programada para el 1 de junio, en que dará comienzo el primer campeonato de Baleares de Moth en la Bahía de Pollença.


34 | RCNP | ENTREVISTA

“Los mejores regatistas son los que toman el menor número de decisiones equivocadas” JAIME BINIMELIS

ARMADOR Y PATRÓN DEL PETROUCHKA III Texto: José Luis Miró / Fotos: Laura G. Guerra

Jaime Binimelis (Palma, 1956) es la humildad en estado puro. Me pregunta, sin atisbo de falsa modestia, si realmente no hay nadie mejor que él para esta entrevista. Le hago ver que ha ganado, entre otras cosas, dos ediciones de la Middle Sea Race (la vuelta a Sicilia desde Malta), que su bar barco, el Petrouchka III, es uno de los indiscutibles cuesreferentes del crucero mallorquín, y que la cues tión no es si él merece esta entrevista, sino cómo han podido pasar tantos años sin que nadie se la haya hecho. Su padre, Miquel Binimelis, fue socio fundador del RCNP, desde donde Jaime empezó a navegar antes de tener uso de razón. Médico endocrinólogo de profesión, su afición por el mar le llegó progeprecisamente de la mano de su proge nitor. Jaime Binimelis ha transmitido ese legado a sus hijas, convencido de que la gente de mar desarrolla unas cualidades mentales que no es fácil obtener por otros medios.


ENTREVISTA | RCNP | 35

¿Cuál es su primer recuerdo marítimo? Tenía cuatro años. Mi padre me llevó a pescar a la fluixa de madrugada. Me quedé dormido, así que sólo tengo esa imagen. Salíamos a navegar cada semana desde que yo era muy pequeño en el Marvi, un bote con cabina. Allí nació mi afición por el mar. La navegación me enganchó desde muy joven. Hábleme de ese primer barco, el Marvi. Era una barca de seis metros y llevaba un aparejo antiguo. Había sido construido en los años 40. Mi padre modernizó ese aparejo con la ayuda de Pep Estela. Navegué con él muchos años todos los fines de semana. No tenía bañera estanca y no podíamos alejarnos mucho de la costa. Creo que sigue en activo. La última vez que lo vi fue cuando mis hijas hacían Optimist, estaba amarrado en el Club Náutico del Arenal. En 1969 mi padre decidió que quería un barco más grande y compramos un Coronado 25, que en aquel tiempo era una bomba… El velero más grande del club tenía 9 metros. ¿Cuándo empezó a competir? Me imagino que en esa época era muy distinto a como es ahora. No enganché el Optimist por unos pocos meses. Cuando llegaron los primeros a Mallorca yo acababa de superar la edad. Eran los primeros 70. Hasta ese momento, el aprendizaje era sobre todo familiar. Si tu padre tenía un barco y una buena afición, era fácil que aprendieras a navegar; de lo contrario, era poco probable que un niño se interesara por el mar. No había escuelas de vela, no había equipos de competición… No había vela ligera como la conocemos hoy Estaba el Snipe, que había empezado con la famosa flotilla de Aviación en los años 40. También podías encontrar algún Dragón, barcas de vela latina y poca cosa más. Entiendo, pues, que usted siempre ha competido en crucero. Mi primera regata fue con 12 años a bordo del Coronado, aunque mi padre ya había participado en alguna competición con el Marvi de una manera un tanto precaria, con velas de algodón y teniendo que envergar la hélice de tres palas para que ofreciera menos resistencia al agua.

“Mi padre ue mi maestro Luego fui aprendiendo cosas nue as gracias a que he tenido la suerte de navegar con gente que sabía más que o”

¿Las cosas eran más complicadas entonces? Lo contrario, todo era más sencillo, porque había poca cosa. Navegabas con configuraciones muy simples. Los que marcaron la diferencia fueron los que empezaron a regatear en plan moderno. Pepe Estela y Quico Llompart modernizaron este deporte en Mallorca. La gente veía lo que hacían y lo copiaba. ¿Quién fue su maestro? Mi padre, sin duda. Con él lo aprendí casi todo: a amarrar, a largar amarras, a llevar la caña fina, a trimar, a fondear Todo esto, que es lo básico, me lo enseñó mi padre; luego yo fui aprendiendo cosas nuevas a través de mi propia afición y gracias a que he tenido la suerte de navegar con mucha gente que sabía más que yo. Le iba a preguntar por sus barcos, pero no sé si considera como tales los de su padre. Los cuento como si fueran míos. Cada vez que él tenía que hacer un cambio, lo consultaba conmigo, incluso siendo yo muy joven. A los 18 años, sin saber yo mucho del tema, monté la electrónica que nos mandaron de Inglaterra en el Sirocco… Perdone que le interrumpa, acaba de aparecer otro barco. Sí, en el 74 compramos un Sirocco, el primero de la saga de los Petrouchka. Mi padre lo bautizó así en honor a la obra de ballet de Stravinsky. Lo tuvimos hasta 1980, en que compramos un Puma 34. En aquel tiempo era un espectáculo verlos navegar. La primera sensación que tuve al ir en uno de esos barcos es que atravesaba las olas. No pantoqueaba. Bueno, todos los barcos pantoquean, pero así como el Sirocco hacía “puf, puf ” a la mínima, el Puma tenía una forma de navegar finísima. Fue el Petrouchka II. Lo tuvimos hasta el año 2000… …En que adquirió el Petrouchka III, su actual barco. Así es. Este año cumplirá 18 años y espero que le queden muchos más. Es un prototipo de 40 pies. Llegó en un momento en que yo tenía ganas de cambiar mi manera de navegar y buscaba un barco más grande por varias razones, pero principalmente porque es más seguro y te permite ir más lejos. Buscaba un barco rápido, que cuando tienes mucho viento de popa se ponga a planear, sin estar limitado por su eslora, cosa que no ocurría con el Puma, que en cuanto se encajonaba entre la ola de proa y la de popa ya no podía correr a más de 9 nudos. En resumen, buscaba algo diferente y más moderno. Sigue siendo moderno un barco con casi 20 años. Yo creo que sí. Las formas de los cascos han evolucionado relativamente poco desde su botadura. Es un barco plano, de casco ligero, con más peso en la orza, que va bien en


36 | RCNP | ENTREVISTA

El Mar i, un bote de madera, ue el primer barco de aime Binimelis, que desce hace 18 años na ega a bordo del Petrouch a III

Me interesa mucho eso que dice. ¿Diferentes en qué? Desarrollan la agilidad mental porque aprenden a tomar decisiones. En el colegio les plantean problemas que podrán resolver o no, pero el mar te obliga a decidir, a pensar cómo sales de determinadas situaciones… Eso ayuda muchísimo a crecer mentalmente.

cualquier condición. Un barco de regatas es como la Sagrada Familia, nunca se termina de construir. Siempre estás tocando cosas. Hacer estos cambios forma parte de la afición por navegar y del vínculo que estableces con el barco. Se te van ocurriendo innovaciones que son útiles. Su padre, Miguel Binimelis, fue socio fundador del RCNP. Me imagino que usted vive el club prácticamente desde que nació. A los diez años tuve mi primer carnet de socio. El club me ha dado la posibilidad de relacionarme con personas que son como yo. Tenemos las mismas aficiones e inquietudes y, de algún modo, hablamos el mismo idioma. Nos contamos nuestras alegrías y nuestras penas, que tienen que ver con ese mundo que compartimos. Esta relación social es muy hermosa y es lo que hace que la afición en un club náutico sea muy diferente a la que encuentras, por ejemplo, en una marina. Yo he tenido el barco en marinas y no tiene nada que ver, es algo muy frío. Mis hijas han crecido con el mar como parte importante de sus vidas gracias a que aprendieron a navegar en Optimist en este club. Yo tenía claro que si ellas no se oponían, intentaría que una parte de su formación estuviera relacionada con el mar. Pienso que los niños que han tenido contacto con el mar son diferentes.

¿El carácter de la gente del mar? El carácter se forja por muchas cosas, por las relaciones sociales, yo no sabría distinguir el carácter de una persona del mar de una que no lo es. Yo no creo que el mar influya tanto en el carácter de las personas como en los esquemas de pensar: te hace ser ordenado, te ayuda a priorizar y te da un plus de resistencia. El mar puede ser muy duro. Y es un medio en el que nunca dejas de aprender. Yo llevo muchos años navegando y a menudo me equivoco. Los buenos regatistas son aquellos que toman el menor número de decisiones erróneas. Usted se prodiga sobre todo en regatas de altura… Sí, porque te dan una visión más integral del mar. Lo vives de otra manera. Te permiten planificar a largo plazo y te llevan a pensar en lo pasará de aquí a unas horas, no en los próximos minutos. Y, por otro lado, al ser más largas, disfrutas más tiempo de tu afición. Hábleme de su mejor momento en el mar. No es fácil elegir uno, pero, puestos a hacerlo, me quedo con la regata Palma-Formentera de 2001. Estuvimos dos horas parados por falta de viento en la Bahía y, sin embargo, llegamos antes de las nueve de la noche. Tardamos siete horas y media de Cala Figuera a Formentera con un promedio brutal. Un largo con 25-30 nudos y una planeada continua. Fue el año en que algunos barcos lo pasaron realmente mal, pero nosotros llegamos antes de que empezara el mal tiempo.


ENTREVISTA | RCNP | 37

“Los niños que aprenden a navegar son diferentes; el mar te obliga a tomar decisiones, a pensar cómo sales de determinadas situaciones por ti mismo” Ahora toca hablar de una experiencia negativa. ¿Cuándo ha dicho “buf, preferiría estar en la cantina”? Sólo he dicho “buf ” una vez en mi vida, fue en la regata Palma-L’Alguer de 1997. La hicimos en el Puma 34. La retrasamos un día porque había un aviso de “mestralada”. Pensamos que cuando llegaríamos la cosa ya iría de bajada, pero se mantuvo un día más. A la altura de Menorca nos encontramos con viento de 35 nudos y unas olas enormes que se habían estado formando durante cuatro días. Teníamos que surfearlas. De día, vale, pero por la noche… No sabía qué haríamos para que esas olas horrorosas no nos encapillaran. Por suerte, justo antes de la puesta del sol amainó el temporal. Aquella fue la primera y última vez en que me he mareado. Ese día supe lo que siente un mareado, que pierde incluso las ganas de vivir. Es una cosa horrible. Usted, entre otras cosas, ha ganado dos ediciones de la Middle Sea Race (vuelta a Sicilia desde Malta), una de los grandes clásicas del Mediterráneo. ¿Es este el techo deportivo del Petrouchka III? La hemos ganado en nuestra clase, así que nos queda ganar en la clasificación absoluta (risas). La Middle es muy especial porque tiene, y no lo digo sólo yo, el recorrido más bonito que puedas imaginar. Tiene tramos de altura, tramos costeros, tramos con influencia de tierra Hay un poco de todo. Y hay muchos barcos, lo que hace que en todo momento estés compitiendo en tiempo real con algún rival. Es algo muy estimulante que no siempre ocurre en las regatas de altura.

¿Es difícil conseguir tripulantes? Si tú vas a salto de mata, buscando tripulantes para la regata de esta semana o de la que viene, tienes problemas para encontrar gente. Lo sé porque me está pasando ahora mismo. Pero si montas un proyecto y dejas claro desde un principio cuál es el calendario, acabas encontrando tripulantes. La gente necesita planificarse y saber a lo que va.

¿Le gusta cómo están organizadas las regatas de Cruceros? Me refiero a la división de la flota, el sistema de compensación… Un sistema de compensación funciona si hay mucha gente que navega con él y está contenta. Tanto el ORC como el IRC tienen sus defectos. La tendencia es que cada vez se parezcan más, incluso se habla de que el próximo mundial se hará con las dos fórmulas entrelazadas. El ORC me parece más razonable porque introduce más variables, pero no me atrevería a decir que es más justo que el IRC, que gusta también a muchos regatistas. En cuanto a la división de la flota actual no me parece que esté mal. Esto siempre depende del número de barcos y de si unos se quedan solos y pueden integrarse en otra categoría. Es cuestión de negociarlo.

Se habla siempre de incorporar a los jóvenes que dejan la vela ligera, pero nunca termina de fructificar. Yo creo que de ahí podrían salir buenas tripulaciones, pero lo cierto es que muchos regatistas se difuminan cuando terminan su ciclo en la vela ligera. No sé qué puede estar fallando. Tenemos que intentar crear una conexión con estos jóvenes para que no dejen de venir al club. Las bolsas no han funcionado porque mucha gente que se apunta tiene el deseo de navegar, pero no la experiencia. El armador es reacio a coger a personas, pero esto quizás cambiaría si fueran navegantes que vienen de la vela ligera y que en dos días, con muy poco entrenamiento de crucero, estarían listos para competir.


40 | RCNP |

Sail Racing Palmavela

Nuevas clases y estrenos mundiales El monotipo Melges 40 se incorpora a la regata “open” del Real Club Náutico de Palma, la competición que abre la temporada y sirve de banco de pruebas para los mejores equipos internacionales Esta edición verá el debut mundial de barcos que están generando una enorme expectación, como el imponente Wally 93 Nahita o los cinco nuevos TP52 que competirán por la gloria de las 52 SuperSeries 2018 Texto: Javier Sobrino La Sail Racing PalmaVela cumple su edición número 15 consolidada como una referencia en el calendario internacional de regatas multiclase. La primera gran cita de la temporada del Mediterráneo se celebrará entre el 2 y el 6 de mayo con un intenso programa que incluirá cuatro jornadas de competición en formatos costero y barlovento-sotavento por la bahía de Palma.

40


| RCNP | 41


42 | RCNP | NOTICIAS

Cerca de un centenar equipos de 22 nacionalidades habían formalizado su preinscripción en alguna de las 15 clases en las que se podrá dividir la flota al cierre de esta edición de A bordo. Novedad este año es la incorporación por primera vez de la clase Melges 40, un rápido monotipo de 12 metros de eslora dotado de quilla pivotante y navegado por nueve tripulantes. Cinco equipos de cuatro nacionalidades ya habían confirmado su participación, aunque se esperaba que la flota creciera antes del cierre del período de inscripciones. Los Melges 40 enriquecerán la categoría de monotipos junto a los ya habituales ClubSwan 50, Swan 45, ClubSwan 42, J80, Flying Fifteen y Dragón. “La incorporación de la clase Melges 40 demuestra el compromiso del Real Club Náutico de Palma con la competición en tiempo real”, explica Manu Fraga, director deportivo del RCNP. “En esta edición tendremos siete clases monotipo en el agua, incluyendo a las tres clases Swan, que vuelven a confirmar su confianza en nuestra profesionalidad al incluir dentro de su circuito europeo dos pruebas organizadas por el RCNP: la Sail Racing PalmaVela y la Copa del Rey MAPFRE”. Los siete monotipos compartirán espacio en la bahía de Palma con los imponentes Maxi, los majestuosos Wally, los potentes TP52 (englobados bajo clase Box Rule), los multitudinarios IRC y ORC (distribuidos en un número por determinar de divisiones), los hermosos Clásicos (divididos en Época, Clásico y Espíritu de Tradición) y los competitivos Hansa 303 de Vela Adaptada. La vocación multiclase de este evento nacido en 2004 queda patente en la diversidad de una flota que abarcará desde los 3,03 metros de eslora de los pequeños Hansa 303 hasta los 30,5 de los colosales WallyCento.

Foto Nico Martínez

Debut mundial

Por su condición de primera gran cita de la temporada de regatas del Mediterráneo, la Sail Racing PalmaVela es el escenario perfecto para que los equipos estrenen y pongan a prueba sus nuevas monturas. Esta edición verá el debut mundial de barcos que están generando una enorme expectación, como el imponente Wally 93 Nahita o los cinco nuevos TP52 que competirán por la gloria de las 52 SuperSeries 2018 y que ya han confirmado su presencia en el campo de regatas mallorquín: el británico Alegre de Andrés Soriano, el italo-argentino Azzurra de la familia Roemmers, el alemán Platoon de Harm Müller, el sudafricano Phoenix de Hasso Platner y el brasileño Onda de Eduardo de Souza.

Cuatro jornadas de pura acción

La competición comenzará el jueves, 3 de mayo, a partir de las 12 horas para todas las clases menos los ORC, J80, Flying Fifteen, Dragón, Época, Clásicos y Espíritu de Tradición, que arrancarán a las 13:00h del viernes, día 4, y la Vela Adaptada, que competirá a partir del sábado, día 5 de mayo. La entrega de premios para todas las clases se celebrará en el Real Club Náutico de Palma el sábado, 6 de mayo, última jornada de competición. Las clases IMA/Maxi y Wally disputarán hasta seis pruebas, incluyendo dos costeras por la bahía de Palma. Los IRC, Box Rule, ClubSwan 50, Swan 45, ClubSwan 42 y Melges 40 celebrarán un máximo de siete pruebas, incluyendo una costera. Los J80, Flying Fifteen y Dragón podrán puntuar hasta en nueve mangas tipo barlovento/sotavento. Los ORC tendrán un máximo de cinco pruebas, incluyendo una costera, mientras los participantes de Época, Clásicos y Espíritu de Tradición celebrarán hasta tres costeras. Vela Adaptada tiene programadas cuatro pruebas. La 15ª Sail Racing PalmaVela está incluida en el calendario 2018 de la IMA (International Maxi Association, Asociación Internacional de Maxi), en el Circuito Oficial de Clase Wally y en el Nations Trophy Mediterranean League de clases Swan One Design (que engloba ClubSwan 50, Swan 45 y ClubSwan 42). Está organizada por el Real Club Náutico de Palma y la Real Federacion Española de Vela, con el patrocinio de Sail Racing, el patrocinio institucional del Govern de les Illes Balears y el Ajuntament de Palma, y con la colaboración de la Federación Balear de Vela, Club Náutic S’Arenal y la Autoridad Portuaria de Baleares.

Foto Nico Martínez


46 | RCNP | News

Sail Racing PalmaVela a quintessential multi-class event

The 15th edition of Sail Racing PalmaVela, held from 2nd to 6th May on the Bay of Palma, reinforces its multi-class formula with the incorporation of the Melges 40, totalling seven one design classes.

Close to one hundred teams from 22 countries, have confirmed their participation in the first great event of the Mediterranean season, which includes some brilliant world débuts, within an extremely varied fleet, and boats ranging from three to 32.5 metres in length. By Javier Sobrino Sail Racing PalmaVela is celebrating its 15th edition, a well-consolidated and truly referential event on the international multi-class racing calendar. The first great event of the Mediterranean season will be held from 2nd to 6th May, with an intense programme including four days of competition on the Bay of Palma, in both coastal and windward-leeward racing format. This year, more than one hundred teams from 22 countries will compete in Palma. A novelty this year is the first time appearance of the Melges 40 class, a fast, 12-metre monohull, with a canting keel, sailed by nine crew. Five teams and four nationalities have confirmed their participation. The Melges 40 adds even greater value to the one design category, alongside the habitual ClubSwan 50, Swan 45, ClubSwan 42, J80, Flying Fifteen and Dragon classes. “The incorporation of the Melges 40 demonstrates the commitment of the Real Club Náutico de Palma to real time competition,”explains Manu Fraga, the RCNP’s Sport Director. “In this year’s edition, we will have seven one design classes on the water, including the three Swan classes, which have once again confirmed their trust in our professional ability, and have included two RCNP events within their European circuit: Sail Racing PalmaVela and the Copa del Rey MAPFRE”. The seven one designs will share the Bay of Palma with the impressive Maxis, majestic Wallys and powerful TP52s (categorised within the Box Rule class), the massive number of IRC and ORCs (distributed by number to determine the division), the beautiful classics (categorised as Vintage, Classic and Spirit of tradition), and the competitive Hansa 303 for disabled sailing.

The multi-class vocational nature of this event is evident from the sheer diversity of the fleet, which includes boats ranging from the 3-metre Hansa 303s to the collosal WallyCentos measuring 30.5 metres in length.

World Debut

As a the first great event of the Mediterranean sailing calendar, Sail Racing PalmaVela is the perfect setting for teams to make their debut, and put their new boats to the test. This edition will see the world debut of several; generating great expectation across the board, including the impressive Wally 93 Nahita, or the five new TP52s competing for glory in the 52 SuperSeries 2018. Participation in Mallorca has been confirmed by: Andrés Soriano’s British Alegre, the Italian-Argentian Azzurra owned by the Roemmers family, Harm Müller’s Platoon from Germany, Hasso Platner’s South-African Phoenix and Eduardo de Souza’s Onda from Brazil.

Four full days of action

Racing will begin on Thursday 3rd May, at 12:00 h for all classes with the exception of the ORC, J80, Flying Fifteen, Dragón, Vintage, Classic and Spirit of Tradition classes, which will begin at 13:00h on Friday 4th May, and the Disabled Sailing from Saturday 5th May. Prize giving for all classes will be held at the Real Club Náutico de Palma on Saturday, 6th May, the last day of competition. The IMA/Maxi and Wally classes will compete in up to six races, including two coastal races on the Bay of Palma. The IRC, Box Rule, ClubSwan 50, Swan 45, ClubSwan 42 and Melges 40 will celebrate up to seven races, including a coastal race. The J80, Flying Fifteen and Dragóns will be able to dispute a total of nine windward-leeward races. The ORC class will have a maximum of five races, including a coastal race, whilst participants in the Vintage, Classic and Spirit of Tradition classes will have three coastal races. There are four races scheduled for Disabled sailing.


NOTICIAS | RCNP | 47

Estreno de lujo del ations roph en Palma La regata del astillero Nautor’s Swan se sumó a las grandes pruebas de cruceros organizadas por el Real Club Náutico de Palma Texto: Mallorca Press

El velero mallorquín Nadir, de Pedro Vaquer, y el Porrón IX, de Luís Senís, se proclamaron el pasado mes de octubre campeones de Europa y del mundo de las clases ClubSwan 42 y Swan 45, respectivamente, durante la primera edición de la regata The Nations Trophy celebrada en aguas de la Bahía de Palma bajo la organización del Real Club Náutico de Palma. Ambos barcos lograron también para España la victoria en esta competición entre países a bordo de monotipos del astillero finlandés Nautor’s Swan. El Earlybird, del armador del RCNP Christian Plump, se convirtió en el primer campeón de Europa de ClubSwan 50, el último monotipo de la factoría Nautor’s Swan. El barco alemán, a bordo del cual compitieron los españoles Jaime Arbones y Nacho Braquehais, se impuso entre la flota de 11 barcos de ocho nacionalidades. Earlybird encadenó así su segunda victoria consecutiva de clase ClubSwan 50 en la bahía de Palma, tras su título en la 36 Copa del Rey MAPFRE el pasado mes de agosto. El último evento de la temporada Swan One Design reunió en el RCNP a 28 equipos de 11 nacionalidades entre el 10 y el 14 de octubre, y decidió el campeonato del mundo 2017 de clase Swan 45, los europeos de ClubSwan 50 y ClubSwan 42, y la primera edición The Nations Trophy, el trofeo que acredita a la mejor nación a bordo de monotipos del astillero Nautor´s Swan. The Nations Trophy se calcula sumando los resultados de los dos mejores clasificados de cada país. El excelente rendimiento de Porrón IX en clase Swan 45 y Nadir en clase ClubSwan 42 permitió al combinado nacional liderar la provisional desde la segunda jornada, tras desbancar a Italia. La prueba supuso la mayor concentración hasta la fecha de embarcaciones de la clase ClubSwan 50. Se trata de un modelo diseñado por el prestigioso arquitecto naval Juan K. Según auguran algunos navegantes, podría convertirse en el monocasco de referencia en el circuito mediterráneo. Mide 15,25 metros de eslora por 4,20 de manga. Su calado es de 3,35 metros y su desplazamiento de 8.500 kilogramos. Puede izar 428 metros cuadrados de vela en su aparejo de un solo mástil y se caracteriza por tener la proa ligeramente invertida.

Earlybird encadenó su segunda victoria consecutiva de clase ClubSwan 50 en la bahía de Palma, tras su título en la 36 Copa del Rey MAPFRE


NOTICIAS | RCNP | 49

Rumbo a la 37 Copa del Rey El Real Club Náutico de Palma ha publicado el Anuncio de Regata de la cita referente del Mediterráneo convocando a las clases Club Swan 50, Swan 45, Club Swan 42, GC 32, J80, IRC, ORC, Maxi 72, TP52 y Melges 40, que este año se estrenará en la bahía de Palma como clase invitada. Texto: Infosailing / Foto: María Muiña La 37 Copa del Rey MAPFRE ya está en marcha. El Real Club Náutico de Palma ha publicado el Anuncio de Regata para una nueva edición de una de las citas más importantes del calendario europeo, abriendo también el periodo de inscripción para las 10 clases convocadas entre las divisiones de monotipos, hándicap y box rule: Club Swan 50, Swan 45, Club Swan 42, GC 32, J80, IRC, ORC, Maxi 72 y TP52. Este año, además, la prestigiosa cita mediterránea contará también con la flota de Melges 40 como clase invitada. Organizada por el Real Club Náutico de Palma desde el año 1982, la 37 Copa del Rey MAPFRE se celebrará en la bahía de Palma entre los días 28 de julio y 4 de agosto, siendo los

dos primeros días para confirmación de inscripciones y mediciones y comenzando las regatas el lunes, día 30. Durante las seis intensas jornadas que durará la competición el Comité de Regatas tratará de completar un programa de 12 pruebas para Melges 40 y J80, 20 para GC32 y 11 para el resto de clases incluyendo una prueba costera. En la pasada edición, la Copa del Rey MAPFRE batió su propio récord de participación reuniendo en la bahía de Palma a una multitudinaria flota de hasta 138 equipos de 24 nacionalidades. Este año, todo apunta a que la cita mallorquina volverá a ser una de las más importantes de los últimos años, y es que la organización espera de nuevo un altísimo nivel de inscripciones.

egistration open or the 37th Copa del e MAP

E

The Notice of Race for the referential Mediterranean event at the the Real Club Náutico de Palma, has been published for Club Swan 50, Swan 45, Club Swan 42, GC 32, J80, IRC, ORC, Maxi 72, and TP52 classes, as well as the Melges 40, which will participate for the first time on the Bay of Palma. he 37th Copa del e MAP E is alread under a he eal Club áutico de Palma has published the otice o ace or the ne edition o one o the most important e ents on the European sailing calendar, establishing the registration period or the 10 participating classes including the monohulls, handicap and box rule di isions Club S an 0, S an , Club S an , C 3 , 80, I C, C, Maxi 7 and P Moreo er, this ear the prestigious Mediterranean e ent ill also include the Melges 0 as a guest class rganised b the eal Club áutico de Palma since 1 8 , the 37th edition o the Copa del e MAP E ill be held on the Ba o Palma bet een 8th ul and th August he first t o da s are dedicated

to registration confirmation and measurement, ith racing beginning on Monda 30th ul or six intensi e da s the ace Committee aims to organise 1 races or the Melges 0 and 80 classes, 0 or the C3 s and 11 or the other classes, including a coastal race In the last edition o the e ent, the Copa del e MAP E established a ne participation record, ith a large and ide-ranging eet on the Ba o Palma, hich sa 138 teams rom nationalities his ear, Mallorca s prime sailing e ent promises to establish itsel once again as one o the most important in recent ears, and the regatta organisation is expecting high registration numbers


Rooibos El secreto de Ă frica


54 | RCNP |

Solidaridad

El C P cruza el Atlántico contra el cáncer

Cinco mujeres que han superado un tumor navegaron desde Palma a Martinica a bordo del Ocean Dream para dar visibilidad al cáncer y recaudar fondos para investigación

El Ocean Dream zarpó de Palma el 4 de noviembre y alcanzó su destino en Martinica el 17 de diciembre

Texto: Luis Pomar Fotos: Laura G. Guerra Cinco mujeres que han superado un cáncer completaron el pasado 17 de diciembre una travesía de cerca de 4.000 millas náuticas entre Palma y la isla de Martinica. El velero Ocean Dream, que navegó bajo pabellón del Real Club Náutico de Palma, partió con la doble misión solidaria de dar visibilidad al cáncer y recaudar fondos para la investigación oncológica a través de la Fundación Cris Cáncer, una de las entidades más prestigiosas de España en la búsqueda de curas y tratamientos para los procesos tumorales.


SOLIDARIDAD | RCNP | 55

“ o más importante es haber hecho realidad un proyecto que al principio parecía imposible y en el que se han implicado muchas empresas y personas”

El reto de Ocean Dream se inició el 4 de noviembre en el Real Club Náutico de Palma. Más de centenar de personas acudió a la emotiva despedida de la tripulación. Una treintena de barcos acompañó al velero solidario, de 16 metros de eslora, en sus primeras millas. La travesía hizo escala en Andratx, Ibiza, Cartagena, Benalmádena, Lanzarote y Mindelo, antes de iniciar el cruce del Atlántico. En el primer tramo, hasta las islas Canarias, la tripulación estuvo formada por Natalia Enseñat (impulsora de Ocean Dream), Elena Piña, Mónica García y Caterina Massutí, quien fue relevada por Belén Camps en Lanzarote. Completaron el equipo César Enríquez (capitán), el regatista Eduardo Horrach y la marinera profesional Helena Alegre, esta última entre Cartagena y Canarias. El proyecto nació del empeño personal de Natalia Enseñat, muy concienciada tras haber sufrido un cáncer de mama y haber sido sometida a una mastectomía, y consiguió en poco tiempo el apoyo del Real Club Náutico de Palma y las firmas Eserp Bussines School, Clínica Rotger y uirónsalud Palmaplanas, Ángel 24, Fornés Logistic, MA Abogados y Fan Mallorca, así como de decenas de ciudadanos anónimos que aportaron su granito de arena con donaciones que se traducían en millas solidarias. Una parte de la recaudación se destinó a sufragar los gastos de la travesía y el resto se donó a Cris Cáncer. La gesta se hizo mayor, si cabe, el 15 de diciembre, cuando el Ocean Dream, a sólo dos días de concluir su periplo, acudió en auxilio del navegante italiano Darío Noseda, quién estaba cruzando el Atlántico en solitario a bordo de una

embarcaciónde la clase Star, de 7 metros de eslora, adaptada para travesías de altura. El marino llevaba dos días sin comer ni beber tras haber pasado un fuerte temporal que le dejó sin electrónica a bordo. En un mensaje de socorro por radio, que fue escuchado por el Ocean Dream, Noseda aseguró no tener fuerzas ni para arriar la mayor. “No hemos podido tener mejor cierre de proyecto –afirmó Elena Piña, la tripulante que mantuvo contacto por radio con Noseda–. Cinco mujeres que han sobrevivido a un cáncer se embarcan en un proyecto solidario y llegando a su destino consiguen ayudar a un luchador, a un superviviente en busca de un sueño, igual que ellas”. Noseda, que llegó a Martinica poco después del Ocean Dream, gracias a los víveres que éste le había suministrado, se mostró muy agradecido por la ayuda. “Me han salvado la vida”, declaró el marino italiano, nominado como mejor navegante del año en su país por su hazaña de cruzar el océano en un barco concebido para regatas costeras de vela ligera.

Soporte social

La sociedad balear ha reconocido desde diversos ámbitos la iniciativa Ocean Dream. El último homenaje llegó de la mano de los Premios Onda Cero Mallorca, que otorgó al proyecto su galardón de Solidaridad correspondiente a 2018. “Lo más importante –resume Natalia Enseñat– es haber visto convertido en realidad un proyecto que al principio me parecía imposible y en el que hemos conseguido implicar a muchas empresas y personas. Hemos demostrado que en la batalla contra el cáncer la sociedad está unida”. Belén y Natalia, las dos tripulantes mallorquinas que terminaron la travesía en Martinica, asegu-


56 | RCNP | SOLIDARIDAD

raron haber vivido “una experiencia única” y confiaron en que el proyecto Ocean Dream pueda tener continuidad en el futuro con otras tripulantes.

Los datos

En números absolutos, España es uno de los países europeos en los que se diagnostican más tumores y en los que fallecen un mayor número de personas por cáncer, según datos oficiales de la Sociedad Española de Oncología.

El Ocean Dream auxilió al navegante solitario italiano Darío Noseda a pocas millas de arribar a Martinica

En 2015 se diagnosticaron 148.827 casos de cáncer en varones y 98.944 en mujeres. En los últimos 20 años, el número de tumores diagnosticados ha experimentado un crecimiento constante en España debido no sólo al aumento poblacional, sino también a las técnicas de detección precoz y al aumento de la esperanza de vida, dado que el riesgo de desarrollar cáncer aumenta con la edad. Debido a su alta prevalencia, y de acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), los tumores constituyen una de las principales causas de ingreso hospitalario. En 2015 los tumores provocaron la tercera causa de estancia hospitalaria (3.599.306 estancias), por detrás de las enfermedades del aparato circulatorio (3.886.462 estancias) y respiratorio (3.886.462). a ex alcaldesa de Palma Aina Cal o, el presidente del C P, a ier Sanz, el comodoro de la entidad, uan Besalduch, despidieron a la tripulación del cean ream


El Personaje

Támara Echegoyen, de las bailarinas a la vuelta al mundo Orensana de 33 años, en su infancia practicó ballet, gimnasia, fútbol, voleibol y patinaje. A los 15 años se decantó por la vela. Cinco veces campeona del mundo, oro en Londres 2012 y ahora navegante oceánica. Un palmarés de leyenda

Texto: Empar Isabel Bosch Foto: Ugo Fonollá Mapfre anunciaba a principios de año el fichaje de dos regatistas femeninas para la edición 2017-2018 de la Volvo Ocean Race, la española Támara Echegoyen y la australiana Sophie Ciszek, ambas navegantes más contrastadas del panorama internacional, a consecuencia de la nueva regla de la competición que pretende incentivar la presencia de mujeres a bordo. El día antes de la salida de la Volvo Ocean Race, Echegoyen contaba a la prensa especializada que no estaba nerviosa

60 46

pero sí inquieta y que, después de una preparación tan dura, “el cuerpo te pide montarte en el barco y empezar a dar lo mejor de ti misma”. De su capacidad y talento ya había dado cuenta el también oro olímpico (Atenas, 2004) Xabi Fernández, patrón del equipo Mapfre con el que la regatista española compite en la Volvo Ocean Race 2017-2018: “Támara ha trabajado muy duro para estar aquí”. Y reconocía su esfuerzo y valor en nombre también del entrenador, Pablo Arrarte, y


EL PERSONAJE | RCNP | 61

del director deportivo, Neal McDonaldí. “Están todos de acuerdo en que, como esperábamos, tiene una curva de aprendizaje importante”, concluía.

mundo que es tan nuevo para mí. Estoy muy agradecida sobre todo por el esfuerzo y el tiempo que me han dedicado hasta ahora para poder mejorar a marchas forzadas”.

Echegoyen dice estar acostumbrada a competir en equipos mixtos: “Siempre he navegado con hombres, únicamente en las campañas olímpicas he formado equipo con mujeres”. Cuenta que en la práctica de la vela no observa diferencias entre mujeres y varones, sino entre personalidades, y que cuando se integra en una tripulación intenta adaptarse a la forma de trabajar del equipo.

El de Echegoyen es un físico imponente, pero su talla contrasta con el del resto de los integrantes masculinos del equipo. En la visita a bordo del VO65 Mapfre en el puerto de Alicante, Xabi Fernández contaba a A bordo que, a veces, tenían que impulsar a Echegoyen para que alcanzara su litera, la superior de babor.

En el caso del Mapfre cumple un sueño perseguido durante mucho tiempo y reconoce su implicación: “Han sido meses duros de trabajo pero estoy muy contenta con el resultado porque gracias a la ayuda de todos y, sobre todo, de las horas de entrenamiento en el barco, he podido mejorar en este

Determinada y atlética, en su infancia practicó ballet, gimnasia, futbol, voleibol y patinaje. Sus padres la inscribieron a los 5 años en los primeros cursos de vela en el Real Club de Mar de Aguete (Pontevedra), que compaginó con las otras actividades deportivas hasta que, a los 15 años, optó por centrarse en la vela que tantos réditos deportivos le ha deparado hasta ahora. Desde el año 2013 pertenece al Club Náutico de Sanxenxo.


62 | RCNP | EL PERSONAJE

Echegoyen obtuvo el oro en Londres 2012 junto con Ángela Pumariega y Sofía Toro en Match Race, modalidad que se distinguía (fue eliminada del programa olímpico) por ser la única de todas las categorías olímpicas en que los barcos y sus tripulantes –tres mujeres– se enfrentaban todas contra todas. La competición se desarrollaba en barcos Eliott, de 6 metros de eslora, que, al ser muy rápidos y agiles, requerían una preparación física y mental sobresaliente. Dice Támara que la nueva normativa de la Volvo Ocean Race que incentiva la inclusión de mujeres a bordo, aún siendo impositiva, es una puerta que se ha abierto a las navegantes y considera que está en manos de las regatistas que esta puerta no solo no se cierre, sino que estimule la proyección femenina en este deporte y que sean el nivel, la capacidad, el talento y la experiencia los que determinen, en un futuro próximo, la participación de las mujeres en acontecimientos náuticos de tal envergadura. Está tan concentrada en esta Vuelta al Mundo por equipos que no se imagina qué hará cuando esta travesía concluya, que puede que siga compitiendo o que se dedique a la docencia como licenciada en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, pero que no piensa en el futuro más allá de la Volvo Ocean Race que ahora disfruta.


EL PERSONAJE | RCNP | 63

Ugo Fonollá,

el testigo indiscreto de la VOR El socio y deportista del RCNP está narrando la vuelta al mundo desde dentro tras haber sido seleccionado como reportero a bordo entre cientos de candidatos. Su especialidad es la producción audiovisual, pero en esta ocasión también tiene que hacer fotos y escribir Texto: Luis Pomar / Fotos: María Muiña


64 | RCNP | EL PERSONAJE

Con buen criterio, decidió seguir el consejo de su padre y estudiar ingeniería mecánica, una formación que, sin ser propia de comunicación, le ha dado una visión propia y original que se percibe en todos sus trabajos. “En 2007 me regalaron una cámara de vídeo, mi principal hobby. Y todo se juntó al terminar la carrera. Tenía que hacer algo con mi vida y me surgió la oportunidad de unir mis tres pasiones: la vela, el vídeo y mis estudios en ingeniería. Siempre intento aplicarlos al máximo para conseguir un resultado diferente en todo lo que hago”.

Ugo Fonollá (Palma, 13 de junio de 1992) está embarcado en la mayor aventura de su vida. Es mallorquín, navega en sus ratos libres en un clase Europa y es el único «onboard reporter» español de la Volvo Ocean Race (VOR), la vuelta al mundo con escalas. El 22 de octubre zarpó de Alicante a bordo del Mapfre y desde entonces está narrando para los aficionados las peripecias de los navegantes más intrépidos del planeta. “Soy una persona bastante normal. Desde pequeño me he criado en el Real Club Náutico de Palma (RCNP), donde empecé a navegar en Optimist a los siete años, y nunca me he desvinculado del club. También he navegado en clase Europa y he sido monitor de vela, así como balizador en regatas. Estos últimos años he trabajado con el equipo de prensa del club haciendo vídeos para regatas como PalmaVela y Copa del Rey”, explica Ugo, cuyo meteórico ascenso profesional ha sido fruto de la mezcla de su talento creativo, su capacidad de trabajo y la suerte de estar en el lugar justo en el momento adecuado.

El día que le confirmaron como uno de los elegidos por la Volvo Ocean Race para integrarse en la organización como reportero de a bordo, tuvo que pellizcarse: “Hace dos años que empecé a involucrarme en el mundo de las regatas como productor, cámara y editor, y es increíble pensar que ahora estoy enrolado en una vuelta al mundo. Muchos lucharían por estar aquí; a nivel mundial dicen que hubo varios miles de candidatos, de todas las nacionalidades y yo he sido el único español seleccionado, estoy muy contento”. Ugo ha necesitado formarse en algunas disciplinas que no dominaba, como la redacción de notas y la fotografía estática. Explica que se trata de su trabajo es de “puro periodismo”. “Tengo que mandar un texto de 300 palabras al día, diez o doce fotografías y un vídeo de dos minutos con entrevistas, acción y el día a día del barco”. Todo ello en las condiciones extremas de la vuelta al mundo, que van desde el calor asfixiante de las calmas ecuatoriales hasta el frío intenso del océano sur. Todo ello sin poder cazar una escota ni echar una mano a la tripulación, algo que los reporteros tienen totalmente prohibido; siendo, en fin, testigo privilegiado de una de las mayores aventuras a las que puede enfrentarse un ser humano.


66 | RCNP | EL PERSONAJE

Vivir al límite en el Océano Sur Por UGO FONOLLÁ

El reportero mallorquín Ugo Fonollá relata su dura experiencia a bordo del Mapfre en el Cabo de Hornos: “Espero que lo que hemos vivido estos días haya sido lo más extremo que nos vayamos a encontrar de aquí en adelante” Cabo de Hornos, 30 de marzo de 2018. La verdad, no sé cómo ni por dónde empezar… Desde que escribí mi último blog hace casi seis días hemos pasado por un cúmulo de situaciones a bordo que aún estoy tratando de digerir. Ayer miraba mi gorra con el eslogan de la Volvo Ocean Race grabado en ella -‘Life at the Extreme’- y me quedé pensando, deseando, que lo que hemos vivido estos días haya sido lo más extremo que nos vayamos a encontrar de aquí en adelante. El golpe más duro de estos días fue sin ninguna duda el recibir la noticia del incidente en Sun Hun Kai – Scallywag donde uno de sus tripulantes, John Fisher, cayó al agua y ya no fue encontrado. El ambiente de ese día a bordo fue bastante duro. Estábamos pasando por uno de los peores días en cuanto a condiciones de mar, con unas olas gigantes, el agua a tres grados y vientos de 40 nudos. El estar en cubierta contemplando ese espectáculo de la naturaleza tras recibir la noticia daba mucho que pensar. Caer al agua en esas condiciones no te da muchas esperanzas de vida y podría pasarle a uno mismo. Entonces te acuerdas de la familia y los amigos que te apoyan cada día para vivir tu sueño, un sueño con riesgos, pero que no dejan de recordarte cada día que vayas con cuidado y que lo importante es volver a casa sano y salvo. Creo que es un día que recordaremos toda la vida, así como le recordaremos a él. Descansa en paz. John Fisher. Los siguientes días de navegación hasta Cabo de Hornos fueron igual o más intensos. Las duras condiciones no mermaban, fueron tres días en los que el barco surfeaba una ola a más de 30 nudos de velocidad para luego pegar un frenazo al chocar con la siguiente. Los ruidos dentro del barco en esas condiciones son alarmantes, pero te acostumbras a ellos. Al final sucumbes al sueño por cansancio, pero tu cerebro no deja de analizar inconscientemente cada ruido que escuchas, hasta que de repente oyes uno diferente junto a algún grito en cubierta, entonces sabes que algo realmente alarmante ha pasado. Esta vez era un problema mayor, nunca mejor dicho. A tan sólo seis millas de doblar Cabo de Hornos, la mayor del MAPFRE se rajaba en dos pedazos. Gracias a que se había organizado un dispositivo de

En el Pacífico Su

r la zona habitad

a más cercana es

la Estación Espa

cial Inter nacional

apoyo en Cabo de Hornos por si algo pasaba, suspendimos nuestra regata temporalmente para reparar los daños que tenía el barco en una pequeña bahía a tan sólo 15 millas y que daba resguardo al temporal que azotaba la zona. Se puede decir que dentro de lo que cabe fuimos afortunados de romper tan cerca de costa y de donde estaba el equipo de tierra, por lo que después de 14 horas y media de trabajo intenso y sin descanso alguno pudimos volver a estar en regata, siguiendo nuestro camino hacia Itajaí y tan sólo 200 millas por detrás del líder. El último suceso a destacar es el haber recibido la noticia de que Vestas había roto el palo mientras navegaba de ceñida con 30-35 nudos de viento ayer por la tarde y que Turn the Tide on Plastic podría tener problemas en una de las crucetas. Al parecer todo el mundo está bien, pero todo indica que puede pasar cualquier cosa en estas 1.600 millas que nos quedan hasta cruzar la línea de meta de esta etapa reina. Las tripulaciones y los barcos ya han sufrido más de lo que cualquiera podría haber imaginado. Pablo Arrarte, al principio de la etapa, me dijo que todos íbamos a cometer errores y tener roturas en el Océano Sur, por lo que habrá que ver quién se equivoca y rompe menos.


70 | RCNP |

PiragĂźismo

Paniagua y Heredia: ĂŠxito tras cada palada

Adriana Paniagua y Alicia Heredia se han consagrado como las mejores palistas nacionales gracias a sus triunfos en la temporada 2017 Texto: Luis Pomar / Foto: RCNP 70


PIRAGÜISMO | RCNP | 71

La sección de piragüismo del Real Club Náutico de Palma está de enhorabuena gracias a la impecable temporada que han protagonizado Adriana Paniagua, mejor palista de 2017 de la Real Federación Española de Piragüismo (RFEP) y Alicia Heredia, bronce mundial en K4. Ambas deportistas han estado ligadas al RCNP desde el inicio de sus carreras y se han convertido en el referente para las nuevas generaciones de palistas mallorquines. Su objetivo es estar en los JJOO de Tokio, un reto gigantesco en cuya consecución invierten grandes esfuerzos y sacrificios. Adriana Paniagua, la protagonista del documental del RCNP titulado “La segunda familia”, cerró un 2017 espectacular en el que, junto a Patricia Coco, se alzó con el bronce en la Copa del Mundo de C2 200 y el oro en la primera Copa del Mundo de Mujer Canoa. Estos triunfos, junto a su gran actuación en campeonato del mundo y de Europa, le valieron el premio a mejor palista que otorgo anualmente la Real Federación Española de Piragüismo. Su compañera Alicia Heredia ha mostrado una trayectoria ascendente cargada de triunfos que la ha llevado hasta el centro de tecnificación de Sevilla, donde entrena para cumplir el sueño de representar a España en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El palmarés de Heredia la pasada temporada fue brillante: medalla de plata en el mundial juvenil de K1 500 y bronce absoluto en K4. Además, la joven palista del RCNP recibió el Premio Timón 2017 de la publicación Gaceta Náutica como mejor deportista balear en categoría piragua.


72 | RCNP | ACTUALIDAD

El RCNP se une a los mejores clubes del mundo Entra a formar parte del International Council of Yacht Clubs (ICOYC), una de las asociaciones globales más prestigiosas de la náutica deportiva Texto: Mallorca Press Foto: Nico Martínez El Real Club Náutico de Palma ha entrado a formar parte del exclusivo International Council of Yacht Clubs (ICOYC), donde están integradas 39 de las entidades náuticas más prestigiosas del mundo. La incorporación a esta asociación, cuyos objetivos principales son fomentar las relaciones entre clubes y abordar de manera conjunta las problemáticas que les afectan, ha sido posible gracias a la mediación del Clube Naval de Cascais (CNC) y el Norddeutscher Regatta Verein (NRV) de Hamburgo, con el que el RCNP mantiene desde hace años un acuerdo de correspondencia y unas excelentes relaciones. Andy Anderson, presidente de ICOYC, explica que este consejo fue creado para “fomentar una mayor comunión entre los clubes miembros y su participación en eventos conjuntos, como foros, intercambios juveniles, regatas interportuarias y actividades sociales”.

Una de sus próximas actividades será, precisamente, la celebración entre el 16 y el 20 de abril de un encuentro en la ciudad de San Francisco (EEUU), donde se debatirá sobre los retos a los que se enfrentan los clubes náuticos a nivel global. La organización del foro corre a cargo del Saint Francis Yacht Club y el Yacht Club San Francisco. Javier Sanz, presidente del RCNP, asegura que la entrada en el club la ICOYC es una “buena noticia”, por cuanto corrobora el “prestigio internacional” que la entidad mallorquina ha adquirido en los últimos años gracias a su “compromiso con el deporte y a la organización de grandes eventos deportivos”. “Hace unos años fuimos seleccionados por la prensa especializada como uno de los diez mejores clubes náuticos del mundo y ahora tenemos la oportunidad de formar parte de una sociedad donde está representada la mejor náutica deportiva”,


ACTUALIDAD | RCNP | 73

afirma Sanz, quien, a pesar de las evidentes diferencias normativas existentes a las que están sujetos los miembros de la ICOYC en función de su procedencia, ve como “una gran oportunidad” compartir experiencias y conocimientos con otros clubes a los que les mueve “la misma pasión por el mar y las actividades náuticas”. En el ámbito nacional, el RCNP es integrante de la Asociación de Clubes Náuticos de España y, como miembro de la Asociación de Clubes Náuticos de Baleares, está representado en la Confederación Española de Clubes Náuticos (CEACNA), considerad como la patronal de náutica con la mayor representación social del país. Desde 1953 mantiene acuerdos de correspondencia con 37 clubes náuticos de diferentes lugares del mundo. Los convenios más recientes se firmaron en 2015 con el Clube Naval de Cascais (Portugal) y el Royal Thames Yacht Club de Londres (Inglaterra). Gracias a estas alianzas, los socios de los clubes pueden disfrutar de ventajas cuando navegan fuera de casa y recalan en puertos cuyas entidades gestoras están “hermanadas”.


CONFERENCIAS | RCNP | 75

El almirante Barceló,

un líder naval

“Antonio Barceló no sólo fue un magnífico marino sino también un líder naval”, afirmó Pedro de Borbón-Dos Sicilias y de Orléans en la presentación de la conferencia sobre la figura del almirante que, organizada por la Sacra y Militar Orden Constantiniana de San Jorge, tuvo lugar en el Real Club Náutico de Palma el pasado mes de enero. Pedro de Borbón-Dos Sicilias y de Orléans destacó, sobre todo, la labor educativa de Barceló al señalar que “formó a los mejores jefes de la Real Armada española”. El presidente del Real Club Náutico de Palma, Javier Sanz, agradeció a la Orden el haber escogido a la entidad para celebrar esta importante efeméride, los 300 años del nacimiento del almirante Antonio Barceló en Palma de Mallorca. Acto seguido, el profesor Carlos Alfaro Zaforteza pronunció una conferencia titulada “Almirante Barceló en el reino de Carlos III”, donde desgranó su importante labor en la defensa del Imperio español e hizo un llamamiento para que la Armada bautice un buque con su nombre. Antonio Barceló (Palma de Mallorca 1717-1797) fue un destacado marino al servicio de la Armada española. De simple marinero ascendió a los más altos grados de la Armada debido a sus méritos de guerra, distinguiéndose en la marina sutil, con pequeñas embarcaciones. Inventó las barcas cañoneras usadas durante el Sitio de Gibraltar de 1779.

Foto: Bernat Pastor


76 | RCNP | CONFERENCIAS

“Cristóbal Colón sabía mucho más de lo que creemos” “El viejo almirante tenía un secreto, los vientos predominantes en el paralelo 28”, explicó Diego Colón en una magnífica ponencia sobre la navegación en el Siglo XV Texto y foto: Juan Poyatos En una brillante conferencia, con lleno hasta la bandera en la sala Magna del Real Club Náutico de Palma (RCNP), bajo la organización de la Liga Naval Española, Diego Colón de Carvajal, ingeniero naval y Consejero delegado de Astilleros de Mallorca, además de descendiente de Cristóbal Colón, disertó el 17 de octubre sobre los conocimientos del “viejo almirante” en un momento crucial para la historia de la humanidad. Todo cambió en el Siglo XV, y no sólo por el descubrimiento de un nuevo mundo, sino porque la navegación oceánica llegó a la excelencia, dejando atrás siglos de oscurantismo e incultura, para dar paso a la aplicación de la matemática y la física, concepto filosófico que hoy en día continúa y crece exponencialmente, llevando al hombre al espacio y al conocimiento empírico del universo que lo envuelve. Diego Colón empezó su ponencia analizando los libros, tablas y conocimientos específicos de los muchos sabios anteriores al siglo XV, como Aristóteles, Marco Polo, Toscanelli y Zacuto, que permitieron que se gestara ese afán por los descubrimientos y por fin calcular, aproximadamente, la circunferencia de la tierra, abandonando los conceptos de “la tierra plana” y la superstición que colocaba al hombre sobre la tierra en unas coordenadas completamente falsas. La precisión y uso naval en los cálculos de altura del sol para la navegación de gran altura, y en consecuencia la aceptación como válida de la milla árabe, ya próxima a la milla geográfica real, permitieron avances extraordinarios en la trigonometría loxodrómica derivada de la observación astronómica. La navegación en latitud ya era posible con exactitud, conociendo la longitud por estima de la milla corrida. Aunque no fue todo una cuestión de cálculos. Según Diego Colón, su antepasado supo unir a esos conocimientos matemáticos

observaciones propias de un gran marino, como el color del mar, posición de las estrellas durante la noche para calcular la hora o los tipos de aves y sus desplazamientos al caer la noche, que dan pistas de la dirección en la que se encuentra la tierra. Ello sirvió a los marinos portugueses para descubrir las Islas Azores. Cristóbal Colón sintió y comprendió el sentido e intensidad de los vientos y corrientes predominantes en el Atlántico. Navegó desde el norte de Europa a la costa africana de la mano de los navegantes portugueses, de los que aprendió el uso de los elementos de cálculo más avanzados en la época. A los portugueses acudió precisamente en primer lugar con su proyecto de navegar a poniente para llegar a Cipango (Japón). Éstos lo rechazaron, no sin antes enviar una nave hacia el oeste de cabo verde, que regresó sin éxito, para comprobar la veracidad de la teoría de Colón. Fueron finalmente los españoles quienes le apoyaron. Diego Colón subrayó ayer “todo lo que no sabemos de Colón”, sus miles de millas anteriores recorridas por el Atlántico, sus conocimientos de los vientos, las aves y su buena capacidad natural para comunicar, tanto con reyes como con indígenas, y su mano izquierda a la hora de trasmitir la información a sus tripulaciones con el fin de que le siguieran. La conferencia acabó con una pregunta del público que no podía faltar ¿Pero de dónde era Colón? Diego Colón aclaró entonces que “sabemos de dónde no era”. “Lo que es seguro es que Cristóbal Colón no era español, ni catalán, ni mallorquín, ni de ninguna tierra española. La prueba de ello se basa en que el hijo mayor de Cristóbal Colón pleiteó durante años con la corona española, cuestión que sólo era posible legalmente para una persona que no fuera súbdito de España. Un español no tenía derecho a pleitear contra su Rey”.


80 | RCNP |

Medio Ambiente

Limpieza de fondos en el RCNP Un grupo de más de 30 voluntarios participó el 28 de enero en la jornada de limpieza de fondos organizada por el RCNP, en la que se retiraron dos contenedores llenos de residuos. La actividad se enmarca dentro de las acciones medioambientales que el club desarrolla de manera permanente en la gestión de su concesión portuaria Texto: Mallorca Press / Fotos: Laura G. Guerra Un operativo formado por 12 buceadores y 20 personas en tierra, todos ellos voluntarios, participaron el pasado 27 de enero en una limpieza de los fondos del Real Club Náutico de Palma. La jornada, que había sido convocada para esta fecha en espera de que pudiera desarrollarse con buen tiempo, coincidiendo con las calmas típicas de esta época del año, se llevó finalmente a cabo con lluvia y mucho frío, pero se saldó con la retirada de dos contenedores llenos de objetos que habían caído al mar accidentalmente desde los pantalanes o habían llegado al puerto procedentes del torrente de Sa Riera, que desemboca junto al RCNP. Entre el material que pudo sacarse del agua se encuentran varias baterías, neumáticos, lonas, carritos de supermercado y cabos de amarre, así como el chasis de una motocicleta y dos bicicletas. Jaime Carbonell, gerente del Real Club Náutico de Palma, agradeció la labor del equipo de los voluntarios y de la empresa colaboradora Isurus: “Cuando programamos esta jornada, no esperábamos que haría tan mal tiempo, por lo

80

que el mérito de los participantes es doble. El agua estaba muy fría, pero hemos retirado muchos restos”. La actividad se enmarca dentro de las acciones medioambientales que el Real Club Náutico de Palma desarrolla de manera permanente en la gestión de su concesión portuaria. “Estamos muy concienciados con esta labor, que llevamos a cabo tanto desde la prevención como de la acción directa. Intentamos realizar limpiezas de fondos periódicas al mismo tiempo que informamos a nuestros usuarios de la necesidad de mantener el puerto limpio y de avisar siempre que se produzca la caída accidental de algún objeto al agua. También hemos incrementado las campañas informativas para hacer un uso más racional del agua”, explicó Carbonell. Tras la recogida de los residuos, que fueron entregados a un gestor autorizado para su tratamiento, los voluntarios participantes en la jornada disfrutaron de una paella ofrecida por el club. “Más merecida que nunca por el frío que han pasado”, añadió Carbonell.


84 | RCNP | HISTORIA

“Los mallorquines navegaban hasta Canarias desde finales del siglo XIII” ANTONIO ORTEGA VILLOSLADA HISTORIADOR

Texto: Johannes A. von Horrach Resulta asombroso que todavía hoy existan tantos huecos en nuestro conocimiento de la historia balear, sobre todo cuando es algo muy presente en nuestra actualidad. Por lo visto, prima la selección de capítulos concretos, seguramente fruto de intereses políticos no del todo confesables. Así, del interior de Mallorca sabemos bastante, pero poco del monasterio bizantino de Cabrera o de las peripecias mallorquinas allende los mares, como la fascinante expedición a Canarias de 1342, al final del reinado de Jaime III, soberano sobre el cual nuestro entrevistado, el historiador palmesano Antonio Ortega Villoslada, acaba de publicar una biografía. Un cúmulo de inercias de trabajo e intereses ideológicos son los responsables de que en este 2018 todavía deban señalarse aspectos escasamente propagados de la historia de las Baleares. Investigadores independientes como Ortega son indispensables para que este saber de nuestro pasado se generalice. Hablábamos en un anterior número de A bordo con Román Piña Homs, y nos centramos en la condición intrínsecamente foránea de los habitantes de una isla. Nadie es realmente autóctono, pues de inicio (y también después, en el curso de la historia) todo viene de fuera, sorteando la frontera marina. Sin duda, en Mallorca no hay ni uno que no sea foraster. Aquí en la época medieval se conocía como Es Cap de Creus, es decir, el cruce de caminos de todo el Mediterráneo occidental. Un ejemplo: en el mismo momento de la conquista de Jaime I, en el reparto de las islas se le dan tierras a un señor que venía de Flandes.

Nuestra idiosincrasia es dual, un ser escindido: los temerosos del mar pero también los más arrojados. El hombre del mar se arriesga, pero mantiene la calma. El carácter mallorquín ve en el peligro del mar una exigencia de calma y de estar a verlas venir. No había radares en aquel momento, así que hasta que no veías la vela en el horizonte... De ahí el tan mallorquín ja ho veurem. No tiene que ver con la historiografía de aquí que ha considerado siempre al mallorquín como el típico que s’anava davall sa figuera amb sa canyeta a ver pasar los barcos. Cuando empecé la tesis tenía a dos autores de referencia: Sevillano Colom y Álvaro Santamaría. Entre los dos habían hecho sólo 5 folios dedicados al mar


HISTORIA | RCNP | 85

Atlántico. Y descubrí, en unas fuentes que nadie había mirado, que no sólo los genoveses o pisanos que venían por aquí estaban implicados en el comercio sino que también lo estaban los mallorquines. Esto es Mallorca. ¿Dónde está el museo naval? ¿Dónde están las administraciones que tanto se preocupan por la cultura? ¿Cómo es posible que se sigan descubriendo novedades importantes tan antiguas? En el archivo de la Seu fui a buscar un volumen de notarios, y en el primer folio del más antiguo me encontré un viaje a Flandes que nadie había comentado nunca. Fui sacando ingente cantidad de información. En una época los archivos de la iglesia eran de acceso limitado, pero ahora están abiertos todos los días. Sobre el comercio marítimo en Mallorca hay dos grandes trabajos: el primero, del pied noir Charles-Emmanuel Dufourcq (1914-1982), sobre el comercio de Mallorca en el siglo XIII hasta principios del XIV, con todos y cada uno de los reinos del norte de África. El segundo es de María Dolores López Pérez, profesora en Barcelona. De mallorquines, nadie. En lugar de ir hacia oriente, que es de lo que más se ha estudiado, resulta que el norte africano, incluido el Atlántico, era el mercado real de Mallorca. En historia todo va por temporadas y por modas, y éstas tienen que ver con lo que invierten las administraciones, que hacen congresos y dan subvenciones. El mundo marítimo, cuando lo cogí, estaba desechado desde los años 80, había otros intereses, por ejemplo la historia rural. Pero, dentro de lo que fue la Corona de Aragón, el primer reino que creó moneda de oro fue Mallorca. Y también algo fundamental fue la capacidad técnica de Mallorca para construir embarcaciones.

Su papel como historiador ha consistido en valorar el papel relevante del reino de Mallorca en el mundo marino. El comercio con el norte de África era un comercio puramente mallorquín, y lo hacen con los judíos. Mientras, el negocio marítimo por el norte es mediante los genoveses. Aunque sea políticamente incorrecto, los mallorquines preferían negociar con los genoveses antes que con los catalanes, porque con los primeros eran compañeros de negocio pero con los segundos quedaban subordinados a los intereses de la metrópoli, como sucedió cuando Pedro IV conquista la isla. ¡La cantidad de patrones genoveses que había en Mallorca! Este negocio de Génova era el de la ruta del norte, el negocio hacia Londres y ‘el Manhattan de la época’, que era el puerto de Brujas, nexo de unión con el mercado mediterráneo. Incluso había aquí familias como los Zaforteza que en el siglo XIV tenían naves y unen el final de la Ruta de la Seda, en el Mar Negro, cargando las naves para atravesar el Estrecho camino de Londres. ¿Por qué lo sabemos? Gracias a un pleito motivado por el ataque a una de sus naves cerca de Sicilia. Los pleitos fueron muy importantes para la historia, porque, cuando un negocio acababa bien, liquidaban: rompían los papeles y a otra cosa. Había toda una serie de libros sobre los ataques, Liber depredationis, que iban año por año, pero se perdieron”. Llama la atención esa dicotomía marina entre lo militar y lo comercial. La impresión es que cuando se imponía la prioridad militar, Mallorca salía perdiendo, mientras que ganaba cuando primaba lo comercial. Es que militarmente el reino de Mallorca no tuvo poder, frente a una Corona de Aragón en plena expansión y reinos fuertes como

“El mundo marítimo, cuando lo cogí, estaba desechado desde los años 80, había otros intereses, por ejemplo la historia rural”


86 | RCNP | HISTORIA

“Dentro de la Corona de Aragón, el primer reino que creó moneda de oro fue Mallorca, que tuvo una gran capacidad técnica para construir embarcaciones”

Francia, Castilla o Inglaterra, ¿qué haces? Mallorca buscaba el negocio en lugares no ocupados por los demás. De ahí las buenas relaciones con los genoveses, que molestaba mucho a Barcelona. Génova venía de derrotar en la batalla de Meloria, que es donde captura el veneciano Marco Polo, a unos pisanos que habían dominado el Mediterráneo occidental durante el siglo XII. De ahí la famosa expedición pisana para la conquista de Mallorca que se equivoca... ¡y desembarca en Tarragona! A Mallorca le interesan más los genoveses porque estos comercian con Brujas. Pero ocurre que Mallorca estaba enfeudada por culpa de Pedro de Aragón”. Finalmente, la expedición a Canarias en 1342, tan llamativa pero poco conocida por los baleares. La primera noticia que tenemos de Canarias, de la isla de Lanzarote, es de un genovés, Lancelotto Marocello, que durante 15 años intentó construir un asentamiento desde el que comerciar. Hablamos de la década de 1330. El de 1342 no fue realmente el primer viaje mallorquín a las Canarias. Desde finales del siglo XIII los mallorquines están en los puertos del norte de África, incluso también en Casablanca, así que es normal que al menos conocieran el archipiélago. Hay una crónica de Boccaccio que transcribe una primera expedición que parte de Lisboa en 1341 y donde seguramente había mallorquines, lo estoy investigando. Los dos patrones que cita están también en los archivos de Mallorca. Jaime III no tuvo un solo año de paz. Primero, la guerra de Génova, que acaba

en 1336, año en que el rey de Marruecos le declara la guerra, que dura hasta 1339, cuando se firma un tratado de paz que es muy perjudicial, porque perdemos todo el comercio de trigo y las pieles. Luego, a los pocos meses Pedro IV y Alfonso XI inician la guerra contra los benimerines. Entonces los comerciantes mallorquines abandonan el Atlántico y se dirigen a Portugal, en plena ruta hacia Londres. En 1342 se produce la expedición de Jaime III. Pedro IV trata de arrebatarle el reino de Mallorca, y él busca un éxito político que le dé fuerza. Manda cinco ‘cocas’, y entre ellas hay una de la que no se dice nada sobre sus ocupantes, mercaderes, pero que era la que conocía exactamente adonde iban. Sabemos que llegaron a Canarias porque trajeron esclavos guanches: el testamento de uno de estos mercaderes, el pollencí Antonio March, deja dicho que sus esclavos de Canarias, de los que aporta todos sus nombres, queden libres. También sabemos que fue una expedición exitosa porque poco después se fundó en la isla de Gran Canaria el obispado del Telde, de franciscanos mallorquines, que funcionó hasta que llega una Castilla que ambicionaba conquistar las Canarias porque estaban en plena ruta portuguesa hacia el golfo de Guinea y el sur de África.


90 | RCNP |

Literatura

Hijas del mar Por Begoña Méndez

Rosalía de Castro escribió su primera novela con sólo 22 años. En ella narra la relación de un grupo de mujeres gallegas con un apuesto marinero que resulta ser un “rey de las Tinieblas”. La obra sorprende por su intensidad poética y la vigencia de sus reivindicaciones Rosalía de Castro (Santiago de Compostela, 1837- Padrón, 1885) escribió con 22 años su primera novela, La hija del mar: una obra que sorprende por la intensidad poética con que retrata la belleza de la costa gallega, así como por la vigencia de sus reivindicaciones feministas. La autora realiza una encendida defensa de la dignidad de la mujer y denuncia la violencia doméstica como un ejercicio de poder machista. Con La hija del mar Rosalía quiere dar voz a las mujeres sin voz, a las desheredadas de la historia. Nacida en un momento de tristeza, confiesa la autora en el prólogo, la novela busca tal vez cerrar una herida antigua y todavía abierta, y es que

Vista de Muxía, donde transcurre la obra, desde el Monte do Corpiño

90

Rosalía, al nacer, fue registrada como “hija de padres incógnitos”. Abandonada por su madre, una joven soltera y sin solvencia económica, se quedó bajo la tutela de una tía paterna hasta que la madre volvió pocos años después para quedarse definitivamente con ella. Para Rosalía, la historia acabó con la recuperación del cariño de la madre. Pero el relato que protagonizan las expósitas de La hija del mar es otro muy diferente. Teresa, Esperanza y Candora no son mujeres corrientes sino ondinas descalzas, oscuras y bellas como un cielo plomizo o una gruta silenciosa.


LITERATURA | RCNP | 91

Tienen el don de entrar en éxtasis con el trueno y con los azotes del viento. Estas criaturas saladas se abisman en el verde fosfórico de las algas y en la negrura oceánica. Las gentes sencillas las veneran como al lirio blanco y las temen como al mar irritado. Arrobadas como poetas, se confunden con la espuma blanca y con la fría niebla. Comprenden la melodía sobrenatural de las olas brillantes chocando contra El Santuario de Nuestra Señora de la Barca y sienten en su corazón el cansancio del granito y de la piedra negra. Pero para conocer bien a estas mujeres indómitas primero hay que dejar que el mar nos traiga a Alberto. Desembarca un marinero extranjero esbelto y guapísimo, un hombre de ojos azules y nariz perfecta, vestido con ricas telas. Este seductor pirata que ofrece aventuras exóticas y romances apasionados es, en realidad, la encarnación del despotismo patriarcal, del abuso machista y de la violencia doméstica que se ejecutan en nombre del matrimonio, de la familia o del amor. Lo cierto es que Teresa, Candora y Esperanza serán despedazadas por su influjo, casi como barcas a la deriva en un océano embravecido e inclemente. ¿Quiénes son las víctimas de este rey de las Tinieblas? Primero está Teresa la expósita, esposa de Alberto y madre de su hijo, un niño que funestamente será engullido por el mar cuando es todavía pequeño. Pero el pirata, que abandona muy pronto a su mujer, no conocerá la muerte de su hijo hasta muchos años después, cuando decida regresar a Muxía para sorpresa de todos. Después está Candora, amante de Alberto; sin padres ni raíces que la retengan en América, marchará con él a Galicia, donde dará a luz a una hermosa criatura. Alberto, sospechando injustamente que Candora le fue infiel en sus ausencias, cogerá a la niña y la abandonará en una roca fría cerca de la Peña Negra. Finalmente está Esperanza, la niña abandonada en el mar, la hija de Candora y Alberto. Unos pescadores la encuentran y la llevan a Muxía, donde Teresa se hará cargo de ella. Cuando el seductor pirata regresa a por Teresa se enamora de Esperanza, sin saber que se trata de su hija. Madre e hija adoptiva sufrirán todo tipo de humillaciones, de insultos y de abusos por parte del canalla. Consiguen librarse de su yugo, pero el daño ocasionado es ya irreparable y se vuelven locas. De forma magistral, Rosalía transforma la locura femenina en una herramienta de liberación: fuera del engranaje social y del mundo civilizado, estas vagabundas solitarias se encuentran a salvo de la violencia patriarcal y protegidas por una naturaleza a la vez salvaje y amable. Descalzas y desarrapadas, ajadas por el salitre y el frío, su deambular perpetuo por la comarca de Finisterre se convierte en una forma de apropiarse de la tierra y de fundirse con ella, casi convertidas en flor o en viento. El infame acaba ajusticiado en la plaza del pueblo. Cuando Esperanza descubre que Alberto es su padre, decide abismarse definitivamente en el océano, alga incógnita ya para siempre. Teresa llora su muerte, pero también sus vidas porque ellas, como el mar, son las hijas de nadie, las insondables, las que no tienen raíces. Ellas, como Rosalía, son las expósitas orgullosas, las que reniegan del padre y de la opresión masculina. Ellas, las hijas del mar, no son delicadas ni sus aullidos débiles, porque no son la melodía lánguida de la saudade, sino el rugido sin miedo de las desposeídas.


95 | RCNP |

Gastronomía

RCNP | 95

Memorias de un cocinero anfibio El holandés Hilbert Sluiter, residente en Mallorca, lideró los fogones del ABN Amro que ganó la Volvo Ocean Race de la edición 2005-06 Texto: Miguel Manso Grande como una marmita, Hilber Sluiter (1969) es un cocinero anfibio. Este gigante holandés ha recalado en Mallorca después de gobernar en el agua los fuegos de yates lujosos y, en tierra, los de restaurantes con estrella Michelin (Hotel Vreugd). Pero si algo recuerda con entusiasmo es su paso por el ABN Amro I, el barco ganador de la regata Volvo Ocean Race en la ya lejana edición de 2005-06. El equipo patroneado por Mike Sanderson contrató a Sluiter para equipar la cocina, elaborar los menús y apaciguar el estómago de un equipo compuesto por 180 personas, entre deportistas, personal de marketing y administración. “El equipo seguía el periplo del velero con tres camiones tráiler. Nosotros teníamos dos contenedores con sendas cocinas que se iban relevando por los puertos”, explica Hilbert. Durante la travesía, la tripulación comía bolsas de alimentos deshidratados. Sólo cuando atracaban en los puertos podían degustar las delicias de Hilbert. Las dos semanas que permanecían en tierra se convertían en una fiesta para sus estómagos. Merece la pena recordar las palabras del navegante Stig Westergaard cuando se le preguntó por esos precocinados. “Estoy tan cansado de comida deshidratada congelada que no puedo describirlo. Me niego a comer más arroz y curry. Den a un convicto durante unos días arroz y curry y confesará cualquier cosa. Yo sólo pienso en la cocina francesa. Pueden ponerme cualquier cosa en el plato y les besaré los pies”, reconocía Stig Westergaard. Cuando el chef holandés llegaba a Melbourne, Cape Town o Río de Janeiro, lo primero que hacía era arrasar con los supermercados ante la mirada atónita de los gerentes y reponedores. “De una tacada dejábamos desabastecida la carnicería, la frutería, la pescadería y el estante de los chocolates”, recuerda Hilber Sluiter. Luego montaba un buffet variado donde predominaban la proteína, los hidratos y la ensalada. “Un regatista puede consumir hasta 4.500 calorías al día. Uno solo devoraba el equivalente a cuatro raciones de lasaña”, afirma.

Aquella época al frente de la cocina del ABN Amro fue “apasionante”, dice con nostalgia. Pero también su participación en eventos de motor. En el asfalto ha trabajado para escuderías de coches en carreras de resistencia. “Cocinas durante 48 horas seguidas sin descansar. Empiezas el sábado a las seis y media de la mañana con el desayuno del equipo y luego con el de los invitados VIP. Los pilotos se relevan cada hora y media por el día y cada tres horas por la noche. Servía platos constantemente”, rememora. Su paso por los yates de lujo no le ha dejado tan buen sabor de boca. “Trabajas desde las seis de la mañana hasta las once de la noche sin descansar. Te pagan bien pero al final no compensa porque no tienes días libres y trabajas un montón de horas. En el último yate cobraba 8.000 dólares. El barco medía más de 50 metros y sólo duré tres días. La dueña era muy caprichosa. Me obligó a tirar un montón de botes de ketchup Heinz porque, según decía, sabían raros. Yo los probaba y no encontraba ninguna diferencia. Otro día me hizo cocinarle unos espaguetis durante 30 minutos y todavía se quejaba de que estaban duros. Se los acabé metiendo en el microondas a máxima potencia con agua durante diez minutos. Y solo así se los comió”, relata a media sonrisa. Después de montar su propio restaurante en Mallorca (Zee en Cala Estancia), ahora es el jefe de cocina en el restaurante de IKEA, donde disfruta de un horario más razonable y un éxito de público diario. Hasta tal punto que se prepara para dar cenas por las noches. Eso no es óbice para que, de vez en cuando, brote un hilo de nostalgia con sabor a regata y asfalto. A cocina para pilotos y regatistas. A hombres que consumen menús de cíclopes.


Política Portuaria

Solidaridad entre clubes náuticos La CEACNA se muestra preocupada por las entidades que no han renovado sus concesiones Texto: Mallorca Press La Confederación Española de Asociaciones de Clubes Náuticos (CEACNA) muestra su “apoyo total” al Club de Vela Port d’Andratx (CVPA) y al Club Marítimo del Molinar de Levante (CMML), cuyas concesiones están en el aire por diferentes circunstancias, y reclama un “compromiso claro” de las instituciones públicas en la defensa de la náutica social y el derecho de acceso al mar de los ciudadanos.

como en los puertos de interés general”, apuntó Jaubert. El Real Club Náutico de Palma, que se encuentra en proceso de renovar su concesión, no está afectado por la ley a la que se refiere Jaubert, al estar situado en un puerto de interés general y depender, por tanto, de la Ley de Puertos del Estado.

La asamblea ordinaria de la patronal de clubes náuticos, que representa a 200.000 usuarios de la náutica recreativa en toda España, se reunió el 10 de marzo en el CVPA (Mallorca) para analizar diferentes aspectos de la actividad de estas entidades sin ánimo de lucro, entre ellos la situación “delicada” de varios de sus asociados.

Otro de los aspectos importantes tratados en la reunión de la CEACNA fue la aplicación de la Red Natura 2000 en el conjunto del litoral español, ya que prevé restricciones a la navegación que pueden perjudicar al sector de la náutica. La confederación de clubes ya ha mantenido contactos con el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente para ofrecer su opinión sobre la gestión de los espacios protegidos. “Estamos totalmente comprometidos con el medio ambiente y pensamos que nuestra aportación, basada en la experiencia de nuestros asociados, ayudará a que la Red Natura cumpla plenamente con sus objetivos sin perjudicar la actividad de la náutica de recreo”, indicó Jaubert.

“Nos preocupa que dos clubes tan comprometidos con su función social y deportiva, como son el CVPA y el CMML, no tengan garantizado su futuro, el primero pendiente de una decisión judicial y el segundo del desarrollo de un proyecto de la Autoridad Portuaria de Baleares (APB)”, declaró José Jaubert, presidente de la CEACNA, quien confió en que “ambos clubes vean finalmente reconocido su papel vertebrador de la sociedad”. Jaubert recordó que en la Comunidad Valenciana existe una “gran incertidumbre” sobre lo que pasará con los clubes náuticos que no han renovado su concesión administrativa. “Hay una especie parálisis que nos genera inquietud, porque vemos que el tiempo pasa y el problema no se resuelve. Faltan dos años para que acabe la legislatura y estamos prácticamente igual que cuando empezó”, añadió Carlos Torrado, gerente de CEACNA. La CEACNA considera “muy positiva” la aplicación de Ley de Puertos de Baleares en la zona de competencia autonómica, la cual ha sentado las bases para el desarrollo de la actividad portuaria y recreativa en las Islas para las próximas tres décadas. “Salvo por el caso de Andratx, que esperamos se resuelva satisfactoriamente en los tribunales, entendemos que en Baleares se ha hecho un buen trabajo desde las instituciones públicas autonómicas y nos gustaría que ese ejemplo se exportara al resto de España, especialmente a Valencia, así

100

MEDIO AMBIENTE

Miquel Suñer, presidente de la Asociación de Club Náuticos de Baleares, puso el acento en la defensa de los socios de los clubes: “No debemos permitir que ciertos colectivos se dediquen a satanizar a los navegantes. Nadie está más concienciado que nosotros en la protección del mar y por eso queremos que las normativas que regulan la protección de especies marinas se hagan eco de todas las amenazas, incluidas las que son responsabilidad de las administraciones públicas, como son los vertidos de aguas residuales o de las desaladoras”. El sector náutico de Baleares presentó a finales de marzo un informe realizado por la consultora Tecnoambiente en el que se afirma que la principal amenaza para los ecosistemas marinos proviene de los vertidos de aguas residuales, siendo mucho menor el impacto de los fondeos con ancla. Con todo, los navegantes insistieron en una charla ofrecida el 26 de febrero en el RCNP, donde participó el director general de Biodiversidad del Govern balear, Miquel Mir, en que el fondeo sobre posidonia ha de evitarse, al tratarse de una especie protegida. El Govern balear no había aprobado su decreto sobre protección de la posidonia al cierre de esta edición de A bordo.


| RCNP | 101

>> Última hora María Bover, campeona nacional de 420 La regatista del RCNP sigue acumulando medallas a un palmarés que incluye una plata mundial y el título de mejor deportista en edad escolar de 2016 Texto: Mallorca Press / Foto: CSD Las regatistas mallorquinas María Bover (Real Club Náutico de Palma) y Catalina Homar (Club Náutico Arenal) se proclamaron el pasado 31 de marzo campeonas de España de la clase 420 en categoría femenina. La competición se disputó desde el 28 de marzo en el Real Club Náutico de Gran Canaria (RCNGC) La tripulación balear se clasificó en la quinta posición de la general conjunta. La regata constó de diez mangas, tras la suspensión de la primera jornada, y estuvo dominada por los duplos canarios, que coparon cuatro primeras posiciones. La victoria absoluta ha sido para el equipo formado por Wichy Hernádez (RCNGC) y Nacho Balaguer (Real Club Náutico de Valencia). María Bover, que en 2016 fue plata en el Campeonato del Mundo, y Catalina Homar completaron una excelente competición, con sólo un pinchazo importante en diez regatas. Su parcial fue de 5, 25 (descartado), 3, 9, 6, 6, 1, 10, 14 y 6, lo que da un total neto de 61 puntos, a 12 del podio absoluto. Otros resultados destacados del Real Club Náutico de Palma fueron los de Melsion Rosselló y Pedro Robert (décimo cuartos), Pablo Ruiz y Miguel Martínez (vigésimos) y Giulietta Lang y Tess Provenzal (vigésimo segundas). Lang y Provenzal fueron bronce femenino Sub 19. Tanto ellas como María Bover y Cata Homar están clasificadas para el Campeonato del Mundo. Pedro Marí, entrenador del Real Club Náutico de Palma y responsable de la expedición balear, ha explicado que el campeonato se ha desarollado con vientos flojos y medios, y con mucha ola la última jornada. “El primer día se suspendieron las regatas por falta de viento y el segundo pudimos hacer tres pruebas con una brisa muy ligera. El viernes ya soplaron unos 15 nudos y hoy ha vuelto a caer el viento, aunque había mucho oleaje en el campo de regatas”.

María Bover, que en 2016, coincidiendo con su plata mundial, fue elegida por el CSD mejor deportistas española en edad escolar, se mostró “muy satisfecha” con el resultado y confío en “mantener el nivel” de cara a las competiciones internacionales de la temporada.

101


102 | RCNP | ÚLTIMA HORA

Viento duro en el Princesa Sofía IBEROSTAR de ORC y monotipos La prueba reunió en el Real Club Náutico de Palma a 50 unidades de las clases crucero, J80 y Dragón Texto: Mallorca Press Foto: Tomàs Moyà La Bahía de Palma ofreció su mejor versión, con viento del SO de entre 10 y 15 nudos, para clausurar el 49 Trofeo Princesa Sofía IBEROSTAR de ORC y monotipos, disputado entre el 30 de marzo y el 1 de abril en el Real Club Náutico de Palma. Meerblickd 21, de Otto Pohlmann (Dragón); Ibo.es, de Javier Chacártegui (J80); Nadir, de Pedro Vaquer (ORC 1-2); Airlan Aermec, de Juan Cabrer (ORC 3); Mestral Fast, de Jaume Morell y Nona Manresa (ORC 4), y Fehurihi, de Carles Ros, configuraron el cuadro de honor de la regata, marcada por las duras condiciones de la primera jornada y la suspensión de las pruebas prevista para el 31 de marzo, en que se registraron rachas de más de 40 nudos. La competición, que sirvió de prólogo a las regatas de clases olímpicas que reunió a más de 1.200 deportistas de 64 países y que concluyó con posterioridad al cierre de esta edición de A bordo, puso en juego el Campeonato de Baleares de ORC y acogió a una nutrida flota de embarcaciones de la clase Dragón, la que inauguró el Princesa Sofía en 1968. En la división de monotipos también concursaron unidades de la clase J80. Los ORC completaron tres mangas, por cinco de los J80 y los Dragón. Pedro Vaquer, armador del Nadir, velero vencedor en ORC 1, aseguró que el 49 Trofeo Princesa supuso “una oportunidad de navegar con viento fuerte”. Aunque el Nadir fue siempre en vanguardia de la flota, Vaquer admitió que también pasó por momentos difíciles. “Lo importante -añadió- es que pudimos completar el recorrido en unas condiciones muy duras sin sufrir ninguna rotura”. Pedro Cabrer, armador del Airlan Aermec, se mostró muy satisfecho con el trabajo de su tripulación y destacó la pugna mantenida con el Pro-Rigging, segundo clasificado en ORC 3, “un barco en el que todos son profesionales”. “Hemos ganado dos de las tres pruebas disputadas, la última por apenas cinco segundos en compensado”, explicó.

La jornada final fue un “típico día de Embat”, con vientos medios que arreciaron a medida que avanzó la regata. “Algunos barcos que decidieron no tomar la salida el primer día se pudieron “sacar la espinita” de navegar en el Sofía IBEROSTAR, sobre todo en la clase Dragón, que contó con una veintena de unidades”, señaló Manu Fraga, director deportivo del RCNP, quien confió en que la regata de ORC y Monotipos vaya cogiendo fuerza. “Este año hemos tenido 50 barcos, que es una buena cifra; desde que el año pasado reintegramos la prueba en la semana olímpica, estamos notando un mayor interés por parte de los armadores”, agregó.


ÚLTIMA HORA | RCNP | 103

Lluvia de medallas en el Campeonato de Baleares de Piragüismo Texto y foto: Mallorca Press El 3 de marzo se celebró el Campeonato de Baleares de Invierno de Piragüismo, una prueba que por primera vez se disputó en Mahón (Menorca). La competición contó con una participación de más de 270 palistas de Baleares de todas las categorías, que tuvieron que competir en unas condiciones muy duras de viento y olas frente a la estación marítima del puerto. El Real Club Náutico de Palma se clasificó en primera posición con 843 puntos, seguido del Real Club Nàutic Port de Pollença, con 737, y el Club Nàutic Sant Antoni de Portmany, con 431. La expedición del RCNP obtuvo unos resultados espectaculares, con seis medallas de oro, siete de plata y nueve de bronce. Los medallistas de oro fueron: Adriana Paniagua Sendin (Senior Canoa), Alejandro Fuster Morey (Alevín A), Miguel Jaume Rebollo (Alevín B), Miguel Jaume Rebollo (Veterano), Carla Vey (Infantil) y Miriam Capó (Cadete). Las preseas de plata fueron para Cristina Granei (Junior), Julia Aguilar (Cadete), Vicente Casanovas (Veterano), Rocío Méndez (Infantil A), Fernando Viader (Infantil), Andreu Guillem García (Infantil B y Martín Montero (Senior).

Los bronces recayeron en Sonia Van Soest (Junior Canoa), Laura Piñera (Cadete Canoa), Beatriz Moreno (Infantil Canoa), Marcial Cámara (Alevín Canoa), Gabriel Morell (Infantil B), Amanda Méndez (Senior), James Christopher George Fitzsimmons (Senior) y Nuria Vela (Cadete). Al término de la competición tuvo lugar en el Club Nàutic de Ciutadella la Gala Balear de Piragüismo, donde el RCNP recogió los premios al club campeón de la Copa de Pista, la Copa de Promoción y la Copa de Kayac de Mar corresponidentes a la temporada 2017.

Watches of Switzerland, joyería oficial del RCNP durante los próximos tres años

Patrocinio

Texto y foto: Mallorca Press Javier Sanz, presidente del Real Club Náutico de Palma, y Renato A. Vanotti, presidente de Watches of Switzerland, firmaron el 20 de marzo un acuerdo por el que la citada marca se convierte en joyería oficial del RCNP y colaboradora de sus principales regatas, como la Copa del Rey Mapfre y Sail Racing PalmaVela, consideradas entre las más importantes del Mediterráneo. Al acto asistió también Alina Vanotti, esposa de Renato A. Vanotti. Watches of Switzerland debutó como colaborador en la 36 Copa del Rey, correspondiente a 2017. Vanotti dijo enorgullecerse del acuerdo con RCNP, mientras que Javier Sanz insistió en la importancia que las firmas patrocinadoras tienen para la organización de grandes regatas: “Estamos muy agradecidos a Watches of Switzerland por su apoyo y confío en que este acuerdo que hoy hemos firmado sea satisfactorio para ambas partes. Tanto el club como la empresa del Dr. Vanotti gozan de una gran reputación y pueden conformar una colaboración muy sólida”.

Watches of Switzerland, “hermana” de la casa líder de las márcas más prestigiosas de Suiza –Les Ambassadeurs–, es una filial de Excellence Holding S.A. El grupo representa desde 1964 a las principales marcas de lujo de relojes y joyería del mundo, y ofrece a los apasionados de estos productos el mejor servicio, antes y después de la venta. El grupo está presente con Watches of Switzerland (Relojería Suiza) en Palma de Mallorca desde el año 2016.


A bordo RCNP  
A bordo RCNP  
Advertisement