Issuu on Google+

Año V Número 5 Mayo 2013 Lectura y conversación

Eros & Tabú MEGAN MAXWELL Entrevista La reina de la novela erótica española

MARÍA TERESA PRIEGO Rozando el orgasmo femenino

EROTISMO & TABÚ Relatos, críticas y opiniones El género que hace volar la fantasía de lectores de todo el mundo

CONTENIDO NO APTO PARA NIÑOS Revista Justa contagiando al mundo la pasión por leer


Justa mayo 2013

El erotismo es un juego privado en el que sólo el yo y los fantasmas y los jugadores pueden participar, y cuyo éxito depende de su carácter secreto, impermeable a la curiosidad pública.”

www.justa.com.mx

Mario Vargas Llosa

En este número De eso no se habla. Erotismo y tabú La sexualidad, el erotismo y el tabú han

por los que detentan el poder político y

origen a diversos movimientos socio-

sido una constante a lo largo de la his-

religioso, principalmente, haciendo de

culturales encaminados a obtener una

toria del ser humano, aunque dichos

estos actos un tema tabú, los cuales

libertad consciente respecto del cuerpo

conceptos no hayan estado definidos

se silencian y se mantienen ocultos.

mismo, la sexualidad, el goce, el dis-

hace cientos de años. El erotismo dista

frute de éstos, al tiempo que se cues-

del sexo como acto reproductivo, por

Históricamente, como lo vislumbrara

tionaba el fin único de la reproducción

su carácter lúdico y sensorial sin tener

Michel Foucault, el sometimiento del

y aparecían otros aspectos, como la

como fin la creación de un ser. La re

cuerpo, por medio de estructuras so-

pluralidad en la elección de la pareja,

lación sexual puede estar aunada a

ciales

instituciones

fuese del mismo género o no. Aspectos

una experiencia erótica pero no nec-

como la Iglesia e incluso la familia

que sin duda alguna se retomaron en

esaria ni estrictamente deben ir de la

misma, derivó en la “satanización” de

las diversas artes y saberes del hombre.

objetivadas

en

mano. Los grupos de poder han influido

dife rentes expresiones de la sensu-

en la forma como se ejerce la sexuali-

alidad contenida en el mismo cuerpo;

La revista Justa, con la pluralidad de

dad de mujeres y hombres privando y

uno de los resultados, el abandono del

voces que busca ser, conversa en este

señalando la manera en que los in-

disfrute corporal en el sujeto femenino,

número sobre sexualidad, erotismo y

dividuos expresan y llevan a cabo su

concibiéndose a éste como vía única

tabú, por medio de diferentes posturas

sexualidad. Con ello se han dejado en

para la reproducción de la especie.

y formas de diálogo que van desde los

la oscuridad prácticas no sólo sexuales

2

ensayos, artículos, hasta la poesía y

sino sociales que son calificadas de de-

La ruptura ideológica acerca de esta

la narrativa. De esta forma se busca

generadas o perversas, por no entrar

idea, por medio de la libre autodeter-

sacar a la luz eso de lo que no se habla

en el orden homogéneo que se dicta

minación del cuerpo individual, dio

plenamente.


Justa mayo2013

“Más libros, más libres”

www.jus.com.mx

www.donceles66.com.mx

Justa

es

una

publicación

mensual

editada por Editorial JUS, especializada en asuntos de conocimiento literario. Conforma una tribuna para el pensamiento en general, por lo que el material que publicamos es representativo de múltiples sectores de opinión. La proyección de nuestra revista es hacia los lectores hispanohablantes. REMITIR CORRESPONDENCIA A: EDITORIAL JUS ASUNTO: JUSTA REVISTA DIRECCIÓN: DONCELES 66, DELEGACIÓN CUAHTÉMOC, C.P. 06000 MÉXICO, D.F. TTEL. (55) 2282 3100. CONTACTO@JUSTA.COM.MX ISSN 0041-8935. PUBLICACIÓN PERIÓDICA. AÑO V, NUEVA ÉPOCA, Nº. 5. MAYO 2013.

3


Justa mayo 2013

Sumario

Opinión

8. Rozando el orgasmo femenino María Teresa Priego 14. La mujer libero sus pechos José Ortega 18. La muerte chiquita Raúl Lara 20. Aproximación al objeto erótico Daniel Pico 22. Eros sin Psique Mercedes Mayol 26. Liberación Sexual Saúl Martínez

4


Justa mayo2013

Vidas

30. Entre lo rosa y lo rojo Entrevista a Megan Maxwell 33. Entrevista a Patricia de Souza Rubén Darío Fernández 38. Sexo en bits, la vida a cachos Diabolgrot

El tercer estante 41. Reseñas:

Conjuros de Felipe Garrido 42. Dieta literaria 44. Sugerencias Jus

www.justa.com.mx 5


Justa mayo 2013

El mirador 48. ¿De verdad de la buena? Noelia Amarillo 52. El cambio en la estructura familiar Saúl Martínez

Otros Mundos, otros Dioses 56. Controlando historias Diabolgrot

Refugio Poético 58. Absolución La poesía de Karla Casillas 64. El Iberá Gabriela Exilart 60. Naturalista Marxitania Ortega 66. La habitación vacía Patricia de Souza

6


Justa mayo2013

68. Quemadura Gabriela Fonseca 71. Amantes Aileen Diolch 73. Vera Marta Kapustin

DIRECTORIO DIRECTOR EDITORIAL Bernardo Domínguez JEFE DE REDACCIÓN Mercedes Mayol ASISTENTE EDITORIAL Giovanna Lukini

76. La puerta Mercedes Mayol 77. Encuentros heraclitanos Raúl Lara

Arte y abismos

REDACCIÓN Diabolgrot Raúl Lara Gutiérrez Saúl Martínez Ortiz Mercedes Mayol DISEÑO GRÁFICO Mercedes Mayol

79. David Nebreda Octavio Nava 82. Galería de artes plásticas El erotismo en la historia

7


Justa mayo 2013

Rozando el orgasmo femenino María Teresa Priego “Entre el hombre y la mujer, ca ne vas pas”,

como neuróticas, se les prescriben tran-

oscura, oculta, acallada fatalidad? La histo-

dijo Lacan. “La relación sexual no existe”,

quilizantes, muchas terminan acudiendo a

ria del orgasmo femenino es la historia de

afirmó intentando nombrar el malenten-

consultorios psiquiátricos por depresiones

la iniquidad colosal. Justo ahí, donde ama-

dido y el desencuentro entre un hombre y

graves. En México se encuentran datos ais-

mos. ¿Cómo nos la hemos ingeniado para

una mujer. La diferencia. La mera verdad.

lados que permiten inferir que en mujeres

hacer dificultoso, laborioso, imposible, lo

Nos basta, y ya es grandioso, con la trans-

de nivel socioeconómico y escolaridad

que podría ser tan simple? ¿Cómo constru-

gresión momentánea. La distancia entre

bajos, el índice (de anorgasmia) está por

imos con siglos de palabras el dique que

uno y otro es, en principio, la condición

arriba del 80%. Se puede decir sin temor a

reprime la intensidad femenina? Es un he-

del deseo. El reconocimiento de los límites.

equivocarse que la anorgasmia femenina

cho, la palabra puta ha creado más anor-

“Tú eres tú y yo soy yo”. Lacan es el más

en México se presenta entre 40% y 45% de

gasmias que la clitoridectomía.

equivocado de todos. ¿Y si no fuera así?

las mujeres.”

¿Qué hacemos con nuestro indescifrable malentendido?

Cabría aclarar que una mujer que experimenta orgasmos ocasionales no es con-

Las mujeres somos “lentas”. Esa es una

siderada anorgásmica. ¿Por qué una mujer

diferencia sexual reconocida. Nos sobran

no experimentaría un orgasmo cada vez?

razones para serlo. La sensualidad

Según el Instituto Mexicano de Sexología,

¿No es el orgasmo una promesa insepara-

femenina es gratuita, innecesaria para

“las mujeres anorgásmicas constituyen un

ble de la relación sexual deseada? ¿Por qué

la concepción, eminentemente viciosa.

número importante en la consulta a gi-

la anorgasmia masculina masiva sería un

Nuestro orgasmo no es reproductivo, es-

necólogos. Molestias pélvicas o de espal-

escándalo desestabilizador de naciones y

talla en el cuerpo. La sensualidad femeni-

das, vagas e imprecisas, se diagnostican

la anorgasmia femenina en cambio es una

na, entonces, sucede en el inquietante

Realidades des-carnadas

8

El erotismo femenino


Justa mayo2013

No deja de ser fascinante que el conflicto de “fingir un orgasmo” se redujera a la “inocencia” o “culposidad” del engaño.

espacio del “más allá” de lo indispensable.

Indispensable o accesorio

Marca, en su “lentitud”, el territorio de un

es más, ni siquiera el deseo femenino era necesario: “Las mujeres violadas tam-

erotismo disruptivo. El orgasmo femenino

Si consideramos que la sexualidad hetero-

bién quedan encintas”. Antes que ellos,

es el exceso de un exceso, la realización

sexual era concebida únicamente como

Aristóteles afirmó que la mujer se embara-

evidente del fornicio.

instrumento para la procreación, nos desli-

za por la “semilla” masculina que la eyacu-

zamos hacia la pregunta fundamental en

lación hace entrar en su cuerpo, y se mez-

¿Dónde colocar el desafío de lo distinto?

lo que se refiere al orgasmo femenino y a

cla al torrente menstrual acumulado en

En los extremos. En la madre y la puta, en

su “legitimidad” o “ilegitimidad”, según los

el útero y que la fermentación produce el

la santa y la endemoniada, en la frigidez y

discursos y las épocas. La eyaculación es

embrión. “Sucede que los dos sexos obten-

los excesos sobrenaturales de las brujas.

indisociable de la reproducción. Su valor

gan su objetivo simultáneamente y, de

“¿Cuántos penes tiene el diablo?”, pregun-

no se cuestiona. ¿Y el orgasmo femenino?

todas maneras, la mujer no se embarace”.

taba el inquisidor —compulsivamente— a

Según Galeno (s. II d.C.), durante la relación

Pero La Legum Allegoriae murmuró: “Sin

la “poseída”. ¿Qué estaría preguntando ese

sexual, la mujer “emite una semilla”, la mez-

placer, nada de naturaleza mortal alcanza

señor? Fantasmagorías. ¿Cuántos penes

cla de ambas semillas emitidas — de pre-

la vida”.

se necesitan para convertir a una mujer

ferencia— simultáneamente, produce el

en una “poseída” que habla en lenguas?

embrión. El orgasmo femenino, entonces,

“Uno”, respondería una mujer. “El tuyo”.

era indispensable. Galeno señaló el nervi-

¿Dónde termina ese deseo tuyo que fi-

osismo, producto de la feminidad insa-

El poeta Lucrecio (s. I a.C.) fue expedito:

siológicamente parece que no termina?

tisfecha: un exceso de “semilla” lanzaba al

“No les son necesarios a las esposas los

“En tu abrazo”. Es muy probable que éstas

útero en peregrinación por el cuerpo. Se

movimientos lascivos, pues ella misma se

fueran sus respuestas. Pero quizá lo que

regresaba al útero a su posición original

estorba e impide la concepción. Si reto-

ha convertido a la sensualidad femenina-

a través del orgasmo. Galeno describió el

zona aviva con el movimiento de las nal-

masculina en un desencuentro cultural

masaje clitoridiano, que llevaba a la expul-

gas el placer del marido y, removiendo su

mayor, plagado de malentendidos, es que

sión orgásmica del “exceso de fluidos”. La

cuerpo, hace brotar su semen... desvía del

con demasiada frecuencia las pregun-

her-story lo contempla, agradecida.

blanco el chorro del semen. Las putas son

tas masculinas que aparentemente nos

“Pregúntenle a los poetas”, dijo Freud

las que por su propio interés realizan estos

interrogan, no nos están dirigidas. Nos

En su Tratado de ginecología, Soranus (s. II

movimientos... para no quedar embaraza-

concierne la necesidad de avanzar, lenta-

d.C.) aseguraba que el orgasmo femenino

das, y al mismo tiempo para que el placer

mente, de la discontinuidad, a la fusión.

no era indispensable para la concepción;

del coito les resulte a los hombres más in-

9


Justa mayo 2013

tenso; lo cual no parece en modo alguno

de excitar a una mujer hacia el placer sin el cas. Las convulsiones se llamaron “éxtasis”,

que sea necesario a nuestras esposas”. No,

vehemente deseo y apetito para la unión “raptus”, “dilatado”. Santa Teresa atrave-

la verdad, en modo alguno, qué desfiguro.

carnal, ni el hombre ni la mujer seguirían el saba distintos pasos en el éxtasis hasta mandato de multiplicarse”.

Los teólogos y el orgasmo

alcanzar “la séptima morada” de la “unión transformante”, con la experiencia de “la

En 1559 Colombus “descubrió” el clítoris, pérdida de sí y de la unión”. “El alma... no Lo discutieron. ¿Debe un hombre prolon-

“preeminentemente, el sitio del placer fe- puede ni avanzar ni recular. Diríamos una

gar la relación sexual hasta que su mujer

menino. Si frotas el clítoris vigorosamente persona, que sosteniendo en las manos el

tenga un orgasmo? Según narra Flandrin

con el pene, o lo tocas con el dedo, semen cirio bendito, está cercana a morir de su

en su libro Sexo y Occidente, cuatro de los

más suave que el aire vuela, a cuenta del muerte deseada.”

teólogos involucrados lo exigieron, la ma-

placer femenino, y aun contra la voluntad

yoría estimó que no se trataba de agotarse,

de la mujer”. Fallopius insistió en que el ver- Elisabeth de Schónau padecía ataques

pero en el caso de que un marido insistiera

dadero “descubridor” del clítoris era él. Su místico-epilépticos y desmayos con pér-

en su loco afán, la Iglesia católica carecía

nombre se fue a las trompas. “Ya se sabía dida de conciencia varias veces al día.

de razones para prohibirlo.

que las mujeres tenían ‘un pene invertido’, Santa Ángeles fue descrita así por su adola vagina, ¿tenían otro más pequeño? Sin rador: “El deleite del espíritu santo trans-

¿La simultaneidad orgásmica influye en

esta protuberancia que he descrito, las formaba su carne en fuego, vi sus ojos

la perfección embrionaria? Seis teólogos

mujeres no experimentarían placer en ardientes como la lámpara del altar, vi su

aceptaron responder. Sí, y la persona más

los abrazos venéreos”. Hubo quien les re- figura parecerse a una rosa púrpura”. Para

lenta de la pareja debía alentar a la otra.

spondió que la existencia del clítoris como asimilar la contundencia orgásmica del

¿En el caso de que la mujer no haya tenido

uno de los centros del erotismo femenino “rapto místico”, basta mirar “la transver-

orgasmo, puede estimularse o ser estimu-

era rotunda desde el siglo II.

lada manualmente? De diecisiete teólog-

beración de Santa Teresa” y la de “la beata Ludovica Albertone”, grandes ejemplos del

os, catorce lo permitían y tres no, consid-

La imprenta divulgó las palabras de las arte erótico.

erando los primeros que podía resultar en

mujeres. Las parteras comenzaron a es-

beneficio del embrión, aun postcoitum.

cribir manuales de reproducción y partería Foucault ubica en el siglo XVII el momento describiendo los placeres femeninos, y de “La gran confiscación de la ética sexual

No puedo evitarme citar el comentario

ofreciendo consejas, para un “orgasmo exi- por la moral familiar”. Gouge escribió en

delicioso y justiciero de Flandrin, quien

toso”. Al fin hablaban ellas.

no se explica cómo, si los padres de la Iglesia consideraban el orgasmo femenino

Domestical duties: “La esposa es allí (en la sensualidad) sirvienta al igual que señora;

Las poseídas

sirvienta para entregar su cuerpo, señora

como indispensable para la concepción,

para tener el mismo poder que él”. Las

y si sabían, a través de los confesionarios,

La beata Marina de San Miguel padecía parteras continuaban escribiendo el elo-

que con frecuencia no se daba, ¿por qué

visiones. Sufría “una tentación sensual de gio de la mujer orgásmica: “El clítoris hace

no prohibieron el acto sexual sin orgasmo

la carne, la cual la obligaba a contactos mujeres deseantes y ofrece el placer en la

femenino por “no reproductivo”? Por esta

deshonestos con sus propias manos en copulación”. Los médicos comenzaban a

razón condenaron el coitus interruptus, la

las partes vergonzosas, diciendo palabras preguntarse seriamente si la mujer podía

masturbación y la homosexualidad mascu-

deshonestas provocativas a lujuria”. Ella ovular independientemente de la relación

linas. “En todo caso, nadie calificaba de ‘ac-

confesó a la Inquisición su amistad con sexual.

tos incompletos, privados de toda virtud

otra beata: “de hordinario cuando se vian

procreadora, y por lo tanto, crímenes con-

se besaban y abracavan y esta... le metia las

tra natura’, los encuentros sexuales donde

manos en los pechos, y vino esta en polu-

sólo el hombre obtenía placer”.

cion diez o doze veces las dos dellas en la Iglesia”. A los archivos de la Inquisición le

En el siglo XVI, durante las disecciones

debemos algunos de los tan escasos testi-

públicas, se confirmó que la vagina era un

monios explícitos de orgasmos femeninos.

pene hacia adentro y el útero unos testículos escondidos. No existía aún un nombre

El “rapto” místico

diferenciado para los órganos sexuales femeninos. Lemnius (1557): “Aun si el semen

Tan excesivas en su expresión como las

femenino no tuviera otro propósito que el

endemoniadas fueron las grandes místi-

10


Justa mayo2013

Un vibrador costaba lo mismo que cuatro o cinco visitas al médico. Treinta mil vibraciones por minuto en un clítoris de ocho mil terminaciones nerviosas. No era cuestión —ni es— de portarse desdeñosas.

Todavía en 1740, cuando María Teresa de

el orgasmo, expresó Debay, “es porque a

Austria no se embarazaba, recibió un con-

hada del hogar”. “Una mujer rara vez desea

los hombres les gusta compartir su felici-

sejo su médico: “Pienso que la vulva de

satisfacción sexual para sí misma. Se som-

dad”. ¡Qué lindo! Algunos médicos, como

su muy Holy Majesty, debería ser frotada

ete a los abrazos de su marido, para satis-

Edgard Foote (s. XIX), insistían: “el clítoris

antes del coito”. Para fines del siglo XVIII el

facerlo a él. Muchas de las mejores madres,

y el tejido eréctil de la vagina” eran las zo-

valor del orgasmo femenino iba en picada.

esposas y amas de casa saben muy poco

nas que “inducían a la excitación sexual y

Los órganos femeninos tuvieron un nom-

de apetencia sexual. El amor al hogar, a los

producían el orgasmo en las mujeres”. Es el

bre. Laqueur aseguraba: “La nueva relación

hijos y los deberes domésticos, son las úni-

momento de la célebre frase victoriana: “La

entre generación y placer sexual, la posibi-

cas pasiones que sienten”. Este Lord Acton

prostituta es la guardiana de la virtud”.

lidad de una mujer sin pasiones tiene sus

se las traía. Se trataba de reposar al guer-

orígenes a finales del siglo XVIII”.

rero, no de agotarlo.

EL PAROXISMO HISTÉRICO

DE LA ANORGASMIA UN MONUMENTO

El médico francés Auguste Debay (s. XIX)

Foucault culpa al siglo XIX de haber “his-

escribió: “¡Someteos a las necesidades de

terizado y psiquiatrizado” el cuerpo de la

Lord Acton lo puso así en el siglo XIX: “Por

vuestro esposo, obligaos a satisfacerlo,

mujer. La enfermedad como sustituto de

suerte para la sociedad, la idea según

fingid y simulad el espasmo de placer; este

la sensualidad, según las observaciones de

la cual las mujeres poseen sensaciones

engaño inocente es lícito cuando se trata

Charcot en las histéricas de la Salpetriere.

sexuales puede rechazarse como una vil

de no perder a un marido”. No deja de ser

También ellas estaban poseídas por el de-

calumnia”. Se sabía ya que la ovulación es

fascinante que el conflicto de “fingir un or-

monio del “mal de nervios”. El psiquiatra

espontánea y que el orgasmo femenino

gasmo” se redujera a la “inocencia” o “cul-

Jean Philippe Cotonné encontró en su in-

no es reproductivo. El orgasmo se evaporó,

posidad” del engaño. Otra de las razones

vestigación que en el siglo XIX se practi-

con la llegada del modelo femenino: “El

por las cuales las mujeres debían fingir

caba la cauterización clitoridiana en Occi-

11


Justa mayo 2013

dente, principalmente en Estados Unidos.

ginecológicas provocó bastante más ron-

A las mujeres había que sanarlas.

chas que el vibrador. Implicaba una penetración.

En 1904 el Chattanooga era la más avanzada tecnología en la curación de los “des-

Maine, cita a Alexander Lowen, quien en

ordenes nerviosos” propios a las mujeres.

1965 escribió acerca de su experiencia

El “tratamiento” se ofrecía en un consulto-

médica: “La mayoría de los hombres sient-

rio, el vibrador era operado por el doctor

en que llevar a una mujer al orgasmo a

o una partera. Chattanooga time, Madam.

través de la estimulación clitoridiana es

Ella no era una gozadora, sino una mujer

aburridísimo. El coito se retrasa. Esto im-

sufriente. Los vibradores y antes que ellos

pone una restricción a su deseo masculino

los masajes manuales clitoridianos, cons-

natural de cercanía, si lo hace durante el

tituían la única manera —increíblemente

coito el hombre se distrae de la percepción

barroca— de llegar al orgasmo para mu-

de sus sensaciones genitales, acariciar a

chas mujeres. ¿Por qué no se hacían una

una mujer después de él haber tenido un

paja? ¿Cómo adopta una mujer ese sín-

orgasmo tampoco funcionaría, ya que le

drome de la Venus de Milo? El autoerotis-

impide disfrutar de la paz y la relajación

mo la hacía correr graves riesgos: aceptar

que son el premio a la sexualidad...”. O sea,

la existencia de su sensualidad y su deseo,

Life is difficult.

desarrollar el síntoma del “rechazo marital”. La Venus alguna vez tuvo brazos y manos.

...“El clítoris se convirtió en el amante descartado en este drama sexual de la adultez femenina sana”. ¿Cómo podría ser “masculino” un órgano inserto en el cuerpo femenino, y del que los hombres carecen? Misterio

En 1947 Farnham y Lundberg publicaron CLITORIDIANA Y/O VAGINAL

Se los mutilaron los avatares de la historia.

La mujer moderna: el sexo perdido. En ese texto afirmaron: “Para el hombre, el sexo

Freud nos heredó la oposición entre sexua-

involucra un objeto de su hechura, pero

En 1880, un médico inglés inventó el vibra-

lidad clitoridiana-inmadura y sexualidad

para la mujer no. Su rol es pasivo. No es tan

dor electromecánico. El contacto entre los

vaginal-madura. Entre el clítoris como zona

fácil como traer un leño. Es tan fácil como

dedos del médico y la paciente ya no era

sexual predominante en una etapa “mas-

ser el leño mismo”. En esos contextos de

indispensable, las vibraciones sustituían

culina” del desarrollo sexual femenino, y

“leños” y “estopas” desembarcó Kinsey en

la escasez de talento, el tiempo compren-

la posterior erotización de la vagina, como

1953. Loado sea. El instituto Kinsey hizo

dido entre el inicio de los masajes y el logro

centro de la actividad sexual “específica-

un estudio entre ochocientas mujeres, es-

del “paroxismo histérico” se reducía consid-

mente femenina”. No sumándose al clítoris,

timulando dieciséis puntos, entre ellos el

erablemente (de una hora a diez minutos).

sino desplazándolo. Lo que Jane Gerhard

clítoris, el revestimiento de la vagina, el

Los médicos constataban con estupor

llamó “la patologización del clítoris”: “El clí-

cuello del útero. El 98% de las entrevista-

que este proceso producía en la paciente

toris se convirtió en el amante descartado

das eran sensibles, sobre todo, al orgasmo

“lubricación vaginal”. En 1905 aparecieron

en este drama sexual de la adultez femeni-

clitoridiano. Concluyeron: extrema sensibi-

los modelos portátiles. Sears publicitaba el

na sana”. ¿Cómo podría ser “masculino”

lidad clitoridiana, supuesta insensibilidad

suyo en una página de deliciosa domestici-

un órgano inserto en el cuerpo femenino,

vaginal. De nuevo excluyentes. Después

dad: “Ayudas que toda mujer aprecia”. Posa

y del que los hombres carecen? Miste-

llegaron Master y Johnson con Human

el vibrador junto a la máquina de coser, el

rio.Con respecto a la supuesta inexisten-

sexual response en 1966 y más tarde Los

ventilador, un foco y algo parecido a una

cia vaginal de los primeros años, ¿por qué

informes Hite.

licuadora.

supondríamos que una niña no sabe desde muy pequeña que hay un “algo” entre sus

De la bella indiferencia a la bella loca

Un vibrador costaba lo mismo que cua-

muslos? Sus sensaciones se lo recuerdan.

tro o cinco visitas al médico. Treinta mil

No es indispensable un manual de anato-

Existe, dicen, un lugar en la parte anterior

vibraciones por minuto en un clítoris de

mía. La explicación clítoris-masculinidad,

de la vagina, extremadamente sensible a la

ocho mil terminaciones nerviosas. No era

vagina-feminidad de Freud, no es distinta

presión fuerte: el punto de Gräfenberg. Ese

cuestión —ni es— de portarse desdeño-

a la que se utiliza en veintiocho países

punto es capaz de producir el orgasmo y

sas. Ni los masajes, ni los vibradores

para justificar la clitoridectomía. El prepu-

la eyaculación femeninas. La Ellaculación,

poseían un carácter abiertamente sexual.

cio es femenino, el clítoris es femenino.

para no confundirnos. Una emisión abun-

La denegación llega a ser un arte en lo que

Se extirpan. Como si fueran equivalentes.

dante de líquidos. Aristóteles fue el prime-

se refiere a la sexualidad de las mujeres.

La clitoridectomía es una “iniciación” a la

ro en describirla. En todo caso, la intensi-

El uso del speculum para las revisiones

feminidad.

dad “mística” del Punto G no falla, según las

12


Justa mayo2013

primero en describirla. En todo caso, la intensidad “mís-

MARÍA TERESA PRIEGO

tica” del Punto G no falla, según las palabras de las hasta ahora confesas.

Tabasqueña. Feminista (tendencia retro) Estudió Letras en la Universidad de Monterrey. Diplomado en Historia del Arte en Roma. Maestría en Estudios de lo

En 1971 se supo, por la investigación de Burton, que las

femenino en París VIII. Traductora. Vivió en Suiza y en Estados Unidos.

monas rhesus eran llevadas al orgasmo en laboratorio con la estimulación del clítoris y la vagina con un pene

Integrante del Comité Editorial de Debate Feminista. Fundadora del Instituto de

artificial. El artículo “El mito del orgasmo vaginal” de

Liderazgo para Mujeres Simone de Beauvoir. Divanera compulsiva. Aprendiz de psi-

Anne Koedt (1968) se convirtió en un clásico (excesivo)

coanálisis. Fóbica del avión. Los elevadores y la vida social intensa. Es muy feliz en

de la literatura feminista. El clítoris como metáfora de la

las bañeras, los mares, los ríos, las lagunas y la lluvia. La existencia de Plutón, es su

autonomía femenina.

más rotunda certeza científica.

La muchacha de los senos desnudos en la foto tomada

Autora del libro de cuentos Tiempos oscuros. Cuentos en antologías de Cal y Arena.

en Avándaro tenía ya en sus manos el afrodisíaco más

Planeta y en Debate Feminista.

rotundo de la historia de la sexualidad femenina: la anticoncepción con muy altos niveles de eficacia. Su libertad de elegir. Parecía “ganada” la revolución sexual, que aún comienza. ¿45% de las mujeres mexicanas padecen anorgasmia? La inequidad ante el placer. ¿Por qué justo ahí, donde amamos?  Fuente: http://www.nexos.com.mx/?P=leerarticulo&Arti cle=2102345

13


Justa mayo 2013

La mujer liberó sus pechos y el poseyó su madurez José Ortega

...en

el ámbito católico el matrimonio es definido como remedio de la concupiscencia, lo que alude a la líbido como a un problema. ”

14

Muchas veces me pregunté por qué mi

pensamiento guía sus acciones y el per-

héroe preferido, Gilgamesh, el rey de la

sonaje de cartón piedra que se limita a

ciudad de Uruk, en la olvidada Mesopota-

ir de aquí para allá puede ser una buena

mia, es un desconocido para nuestra cul-

imagen para ilustrar la diferencia entre la

tura. Me pregunté también muchas veces

buena literatura y esa cosa que llamamos

por qué motivo una figura como Hércules,

best sellers, en los que el protagonista se

que parece bastante superficial en la ima-

limita a hacer cosas previsibles. Tantas

gen que nos transmite de él por ejemplo

veces como me hice aquellas preguntas

Apolodoro, forma parte de nuestra vida

encontré una respuesta sencilla: existe un

cotidiana y se ha instalado con tanta fuerza

prejuicio cultural y posiblemente también

en la memoria colectiva.

racial, por el que nos han hecho creer que nuestras raíces comienzan y terminan en

Gilgamesh es un héroe a nuestra medida:

Grecia. El discurso cultural dominante re-

duda, sufre, experimenta el miedo y asume

chaza todo vínculo con los oscuros mitos

una aventura imposible, no como un se-

sumerios, akadios, egipcios, babilonios,

midiós, sino como ser humano imperfecto.

asirios o ugaríticos, y nos proclama here-

Hércules parece un personaje de plástico o

deros de la democracia, la filosofía y la

de metal. Es mecánico, sus especialidades

racionalidad griega. Quisiera romper ese

son pegar y robar y aparentemente no

convencimiento a través de dos conceptos

siente, sólo actúa. Esta diferencia entre el

que tienen que ver con dos hábitos sexu-

héroe cuyos temores conocemos y cuyo

ales proscritos.


Justa mayo2013

El mito de Gilgamesh es una historia par-

animal. Vive y pasta con las gacelas. Bebe

ticularmente hermosa, llena, profunda y

la leche de sus ubres. Es un inconsciente

aleccionadora en la que el lujurioso y joven

viviendo una vida inconsciente con seres

No son unas clases de Lengua e Historia

rey de la ciudad de Uruk es castigado por

inconscientes, y los sacerdotes planean la

lo que obran aquel cambio, sino siete no-

los dioses, que crean a un ser mitad hom-

forma de volverlo humano, o más bien de

ches de sexo con una mujer. Por lo demás,

bre mitad animal, llamado Enkidu, para

despertar lo que hay de humano dentro de

Enkidu es como la joven protagonista de

que luche contra él y lo derrote. Pero Gil-

él. El procedimiento que emplean es en-

Pigmalión: una vez que ha emprendido

gamesh y Enkidu se hacen amigos y juntos

viarle una prostituta que se planta frente a

el camino de la cultura, el refinamiento y

vagan en busca de unas aventuras que a

Enkidu y realiza lo que parece ser el primer

la consciencia, ya no puede volver atrás

la postre causarán la muerte del amigo y

strip tease de la historia. Ella cohabita con

aunque así lo quiera. Es una especie de

un penoso viaje de Gilgamesh en busca de

Enkidu y de esta manera la bestia reconoce

buen salvaje que pierde la inocencia en el

la inmortalidad. Me enorgullece ser el au-

su verdadera naturaleza y acaba transfor-

contacto con la mujer. De hecho intenta

tor de lo que creo que hoy constituye aún,

mada en un hombre.

rechazar la propuesta de ir a la ciudad de

veintitrés años después de su primera edi-

la moza.

Uruk, donde le aguardan Gilgamesh, la

ción, la única novela en lengua castellana

La moza liberó sus pechos, desnudó su

civilización y la vida urbana, y pretende re-

sobre el mito de Gilgamesh, bajo el título

seno, y él poseyó su madurez. No se mos-

gresar con las gacelas, pero éstas lo evitan

Gilgamesh y la muerte.

tró esquiva al recibir su ardor. Desechó su

y él no tiene más remedio que asumir su

vestido y él descansó en ella. Mostró al sal-

destino humano. Después que (se) hubo

Esta historia encierra una bella metáfora

vaje el trato de una mujer, cuando su amor

saciado de sus encantos, volvió el rostro

de lo que podemos entender por humano.

entró en ella. Durante seis días y siete no-

hacia sus bestias salvajes. Al verle, Enkidu,

Enkidu no sabe que es más hombre que

ches Enkidu se presenta, cohabitando con

las gacelas huyeron, las bestias salvajes

15


Justa mayo 2013

del llano se alejaron de su cuerpo. Sor-

Nuestra herencia resulta de la fusión de

prendióse Enkidu, su cuerpo estaba rígido,

una raíz histórica, racial y cultural euro-

sus rodillas inmóviles, pues sus bestias sal-

pea (occidental) y de una espiritualidad

vajes habían huido.

judeocristiana (oriental). Desde mi punto de vista, nuestra pretensión (a la que creo

Creo que se ha escrito poco o nada sobre

que igualmente podríamos llamar supers-

esta metáfora del sexo con una prostituta

tición) de ser únicamente hijos de la occi-

como símbolo de introducción en la civi-

dental Grecia, de forma paradójica, está

lización, aunque Kirk propuso interpretar

causada y sobre todo intervenida y mani-

la relación entre Gilgamesh y Enkidu como

pulada por nuestra espiritualidad cristiana,

la tensión entre cultura y naturaleza. En

judía y por tanto oriental.

general, la peculiar proeza de la ramera ha quedado tan velada a nuestro conocimien-

Si buscamos en nuestra memoria algún

to como todo el conjunto del poema de

conjunto de imágenes que nos retrotraiga

Gilgamesh.

a nuestros pretendidos orígenes en la polis griega, lo que encontraremos será a

Los pederastas son personas aisladas socialmente que, sin embargo, se consideran a sí mismos miembros de una minoría tan avanzada como selecta.

Ya sabemos que en Oriente existía la lla-

Sócrates enseñando en la plaza, al público

mada prostitución sagrada, en la que las

presenciando una tragedia de Eurípides

sacerdotisas de la diosa se entregaban a

o quizá a un viril Leónidas conteniendo a

los extranjeros como una singular faceta

las hordas orientales en el desfiladero de

del culto. Me refiero, claro está, a la diosa

las Termópilas. Esta imagen tan heroica

bitando con señoras, aparecen escenas no

que en Sumer se conoce como Inanna,

resulta clave en un inconsciente colectivo

explícitas pero sí claramente insinuantes

en Akad y Babilonia como Isthar, entre los

que ha sido trabajado cuidadosamente

de adultos varones junto a adolescentes

fenicios como Astarté y en Cartago como

para hacernos recelar de la sinrazón que

de su mismo sexo. Quizá un poderoso, hir-

Tanit. Todas representan, como bien sabía

se extiende más allá de las fronteras de la

suto y desde luego valiente Leónidas, al

y expuso Robert Graves, a la misma diosa,

civilización occidental.

marchar a las Termópilas hubiera dejado

la diosa del amor simbolizada en la estrella

en el lecho a algún niño de trece años, nos

Venus, y todas ellas, salvo Inanna, son dio-

Si, por otro lado, tuviéramos que aislar una

sas semitas cuyo nombre está claramente

práctica al mismo tiempo perversa, recha-

emparentado con el hebreo Esther, que

zable e imperdonable en nuestro mundo

De los hábitos sexuales del mundo clási-

como sabemos significa precisamente es-

actual, ésta no sería ni la corrupción, ni

co, quienes filtran la cultura nos han de-

trella. Incluso, aunque la raíz lingüística el

la mentira, ni el robo. Lo más rechazable

jado conocer, o entrever, los propios de

hebreo nada tiene que ver con las lenguas

que podemos imaginar creo que es la

la decadencia romana. Leamos a Juvenal

anglosajonas, el término esther es extre-

pederastia. Los pederastas son personas

para escandalizarnos con los excesos gas-

madamente semejante al inglés star y al

aisladas socialmente que, sin embargo, se

tronómicos y genitales de la alta sociedad

alemán stern, con el mismo significado.

consideran a sí mismos miembros de una

y entremos si queremos a ciertos detalles

guste o no.

minoría tan avanzada como selecta. Curas,

inquietantes de la sociedad en tiempos de

En todo caso, resulta perturbador y causa

obispos y no sé si también cardenales han

Séneca para conocer por ejemplo al per-

rechazo a nuestra cultura judeocristiana y

sido acusados de esas prácticas, que quizá

sonaje llamado Escauro, quien “esperaba

puritana tanto el trato con la ramera como

hayan condicionado la dimisión del Papa

con la boca abierta la menstruación de

símbolo de civilización y cultura como la

Benedicto XVI.

sus esclavas”. Pero no confiemos en que

extendida costumbre de la prostitución

se hable abiertamente en ningún foro, y

sagrada. De hecho, en el ámbito católico el

Pues bien: la pederastia no sólo era una

menos en ningún colegio, de la afición de

matrimonio es definido como remedio de

costumbre total y absolutamente inte-

los griegos a dormir con adolescentes de

la concupiscencia, lo que alude a la líbido

grada en la cultura de la Grecia clásica, sino

su mismo sexo.

como a un problema. Pero nuestra ansia

que cumplía una función importante en la

de proclamarnos hijos y nietos sólo de la

formación militar. Para comprobarlo es su-

No hay nada tan bello y tan necesario como

gran Grecia clásica, en parte para escapar

ficiente echar un vistazo a la cerámica áti-

la verdad. La pederastia nos podrá parecer

de esas desviaciones tan perturbadoras,

ca, donde junto a las escenas mitológicas,

censurable, desaconsejable, inadecuada o

está manipulada.

a los cuadros de atletas ejercitándose o

simplemente un hábito perturbador, pero

incluso de faunos de enormes penes coha-

no podemos negar la evidencia de que

16


Justa mayo2013

formaba parte de la vida cotidiana de esa

JOSÉ ORTEGA: Escritor de vocación, no de profesión. Estudio Historia Antigua y Derecho. Ejerce como

Grecia tan modélica e idealizada y esto

Abogado. Ha producido tres películas de aventuras. También produjo y dirigió tres series documentales

nos conduce a la realidad alarmante de

para televisión y ha realizado dos documentales para internet, uno de ellos sobre la primavera española

que la historia ha sido sometida a censura,

(Mayo, una visión espiritual sobre la spanish revolution). Ha publicado con Fundamentos tres novelas sobre

que nuestros patrones culturales están

mitología oriental y un libro de teoría del cuento popular con la Universidad de Murcia. Ha escrito varios

manipulados y, por lo tanto, que nuestras

artículos sobre antropología e historia de las religiones en revistas científicas y una serie radio de 25 episo-

creencias, principios y convencimientos

dios sobre el mismo tema. Como abogado se dedica a la defensa de los derechos civiles en el campo de la ley

también lo están.

de costas, y consiguió en marzo de 2009 que el Parlamento Europeo aprobara una declaración censurando los abusos que se cometen en España contra los humildes. En enero de 2013 se publicó novela Gilgamesh en

De entre todas nuestras necesidades

busca de la inmortalidad, publicada por CORONA BOREALIS. Es la tercera edición de su historia de Gil-

espirituales, quizá la principal sea la de

gamesh con un título nuevo y algunos cambios. Su página de autor en AMAZON está en http://www.amazon.

averiguar quiénes somos y cuál es nuestra

com/Jos%C3%A9-Ortega-Ortega/e/B001K15WJM

naturaleza. Desde mi punto de vista, la pederastia no forma parte precisamente de esa naturaleza. De hecho, está vinculada entre otras cosas a una visión despectiva de la mujer que hoy no resulta ni siquiera coherente. No obstante, descubrir sabotajes, tabúes y censuras en nuestro pasado sólo contribuye a que caminemos perdidos. 

17


Justa mayo 2013

La muerte chiquita Raúl Lara

El escritor cubano Severo Sarduy (1937-

creación de la herramienta de trabajo por

Eros de Bataille, éste formula la siguiente

1993), en su ensayo “El barroco y el neo-

el hombre primitivo (Neanderthal), la cual

pregunta “¿se habrán equivocado aque-

barroco” (1972), realiza una analogía en-

marca una separación entre el ser humano

llos que relacionan su fase terminal de

tre esta corriente artística (barroco) y el

y el animal, en este caso la herramienta

excitación con un cierto sentido fúnebre?”.

erotismo; en el primero ve una suerte de

tiene un fin, el de adquirir una ganancia,

La pérdida irónicamente “obtenida” por el

saturación de los elementos estéticos en

el alimento, construir, etc. Por su parte, el

erotismo es el orgasmo, le petit mort, la

una obra de arte que no tienen una uti-

erotismo es otro elemento en el ser hu-

pequeña muerte, la muertecita o muerte

lidad práctica, lo que logra comparar con

mano que lo separa del animal, ya que éste

chiquita (esta última, traducción más cer-

el erotismo en cuanto a que éste no tiene

surge a partir de que los humanos tienen

cana a la utilización del diminutivo en Mé-

como fin la reproducción sexual, el fin del

conciencia de la muerte, contrario a los

xico y de la ch). La angustia en el individuo

erotismo está en sí mismo. Puede parecer

animales, según Bataille. Dicho erotismo

por la idea de la muerte suscita el erotismo,

extraño mencionar el barroco al inicio de

no tiene un fin práctico como la herra-

es decir, cuando el ser humano es cons-

un tema que se vincula con la muerte, es-

mienta que proporciona una “ganancia”,

ciente de su continuidad, es decir, de la

pecíficamente con la relación entre ésta y

sino lo contrario, paradójicamente, se “ob-

finitud de su vida, trata de conservar esta

el erotismo, pero, como siempre, un asun-

tiene” una pérdida. El “objetivo” del erotis-

última por medio de aquello que traiga,

to puede llevar al otro, las excusas sobran

mo es la búsqueda del deleite.

una y otra vez, ese deseo de conservación

para iniciar algo, es parte del preludio.

y suprima la muerte. El erotismo está condicionado por la

Una idea parecida formula George Ba-

muerte, específicamente por la concien-

No necesariamente lo erótico tiene que

taille (1897-1962) cuando se remonta la

cia que se tiene de ésta. En Lágrimas de

estar ligado con el encuentro sexual entre

Muero cuando cancelo la conciencia en el orgasmo y desaparezco sumergido en un goce terrible que me hunde en una sensación tal que no puedo hablar; cuando me reincorporo en la consciencia y me descubro por un instante muerto

18


Justa mayo2013

dos seres, sino también con uno mismo y

contradictoriamente, busca su continui-

Por ello volvemos una y otra vez movidos

con todo objeto deseable que mantenga

dad a partir del encuentro erótico con

por el deseo de llegar a esa emoción difícil

esta pulsión ante la muerte. El erotismo

el otro y con el todo, “para la cual habría

de olvidar, el regreso a esa experiencia no

transita por dos polos, y va de uno a otro,

que disolverse en él [el otro], es decir,

destruye el cerco de la muerte sino que

de la angustia provocada por la muerte

morir.” Para Bataille, entre individuo e

el individuo camino al filo de ésta, en sus

al deleite proveniente del goce físico. Sin

individuo hay un “abismo”, lo que él de-

límites, desafiando y disfrutando, como el

embargo, no todo goce ni tampoco todo

nomina como discontinuidad. Ante este

funámbulo.

encuentro sexual son experiencias eróti-

“abismo”, “[l]o único que podemos hacer

cas. “La actividad sexual de los hombres

es sentir en común el vértigo del abismo.

Somos seres barrocos psicológica y emo-

no es necesariamente erótica. Lo es cada

Puede fascinarnos. Ese abismo es, en

cionalmente. Voluptuosos. Andantes sobre

vez que no es rudimentaria, cada vez que

cierto sentido, la muerte, y la muerte es

el deseo y el placer. Nos reconocemos en

no es simplemente animal.” El despojo del

vertiginosa, es fascinante.” Cuando va-

el otro, perdemos nuestra identidad cuan-

instinto y el surgimiento de una conciencia

mos del estado “normal” al deseo erótico,

do la rompe el otro en el acto amoroso,

marca la diferencia entre nosotros y aquél-

se ve violentada nuestra individualidad

cuando nos fundimos. El deseo nos llama

los, pero el ser humano también

por la unión con el otro, la discontinui-

y entramos en el placer de la experiencia

dad desaparece.

con el otro, ambos seres discontinuos, tú y

realiza

acciones que no necesariamente son eróticas y se acercan más a lo animal o a la simple acción instintiva y mecánica. Lo que determina que sea de este modo es

yo, tú y él, tú y ella, ella y él, nosotros, etc. El escritor uruguayo Eduardo Galeano

Una cosa nos lleva a otra en ese deslizarse

(1940) en el poema “La pequeña muerte”,

de los cuerpos, de los individuos, aunque

la define así:

hayamos partido del barroco, del romanti-

que “la diferencia fundante se da en el he-

No nos da risa el amor cuando llega a lo más

cismo, del socialismo, del comunismo, etc.,

cho de que las actividades eróticas hacen

hondo de su viaje, a lo más alto de su vuelo:

eso es lo de menos. Puras excusas. Luego

un uso particular del deseo y del placer, una

en lo más hondo,en lo más alto, nos arranca

lo que sigue. El erotismo de la muerte, que

utilización substancial que los ennoblece y

gemidos y quejidos, voces de dolor, aunque sea

no la muerte del erotismo. Morimos tan-

los pone como fin en sí mismos; el placer

jubiloso dolor, lo que pensándolo bien nada tiene

tito, un poquito… Todo se detiene. Efecto

y el deseo se recargan de sexualidad.” Por

de raro, porque nacer es una alegría que duele.

reflejo. Tristeza pos escritural. Cercano a la

otra parte, en todas aquellas acciones que

Pequeña muerte, llaman en Francia a la culmi-

muerte siempre está el punto final.

no son eróticas quedan suprimidos tanto

nación del abrazo, que rompiéndonos nos junta

el placer como el deseo.

y perdiéndonos nos encuentra y acabándonos nos empieza. Pequeña muerte, la llaman; pero

George Bataille, El erotismo, versión en PDF disponible

En el encuentro sensual, erótico de dos

grande, muy grande ha de ser, si matándonos

en http://www.pensamientopenal.com.ar/sites/default/

seres existe un espacio-tiempo similar al

nos nace.

files/2011/09/filosofia01_0.pdf

acontecimiento de la muerte, cuando se llega a la plenitud de la excitación y ésta

Exacto, la muerte chiquita se nutre de

Facundo Lerga, “La metamorfosis del erotismo” en Elementos:

termina se rompe la continuidad del ser y

opuestos, de contradicciones; la muerte

ciencia y cultura, vol. 16, núm. 75, BUAP, México, 2009. pp.36-37.

surge la representación de la muerte, de

chiquita es en sí un oxímoron infinito,

la que habla Bataille. “Muero cuando can-

eterno en el que caminamos una y otra

Talía Elizabeth Morales Hernández, “La muerte erótica en

celo la conciencia en el orgasmo y desapa-

vez: “rompiéndonos nos junta”, “perdién-

George Bataille en http://www.aion.mx/filosofia/la-muerte-

rezco sumergido en un goce terrible que

donos nos encuentra”, “acabándonos

erotica-en-georges-bataille.html

no puedo hablar; cuando me reincorporo

nos empieza”, matándonos nos nace”. Se

en la consciencia y me descubro por un

muere como individuo y como humano,

Belén Castellanos Rodríguez, “El erotismo como fascinación

instante muerto.” En ese instante de pleni-

pero se encuentra la continuidad con la

ante la muerte, según George Bataille”, en Nómadas. Revista

tud y de ausencia uno se tambalea entre la

naturaleza entera, nos incorporamos a

Crítica de Ciencias Sociales y Jurídicas, núm. 26, Universidad

individualidad y la comunión con el otro,

ella, después de eso “nos queda la nostal-

Complutense de Madrid, España, 2010.

vida y muerte se hermanan, se asimilan, se

gia de la continuidad perdida”, la tristeza

nutren.

poscoital, la vuelta a la discontinuidad,

George Bataille, op. cit.

otra vez volvemos a sentir la angustia de La continuidad del ser aparece por medio

la muerte, su fascinación. “Sabemos que

de la conexión con el otro. El ser humano

nuestro cuerpo es finito que está conde-

busca perpetuar su individualidad en el

nado a la desaparición, el placer del ero-

tiempo; sabiendo que eso es imposible,

tismo viene a enmendar esta amenaza.”

Facundo Lerga, op. cit. p.38.

19


Justa mayo 2013

Aproximación al objeto erótico Daniel Pico

... El tabú nos tiene que inducir a una suerte de “pecado” sexual, ya que aún estamos concientes del material prohibido del que está hecho el pecado, de igual forma estamos consientes que ése sería el único pecado digno de hacerse.

... nuestra modernidad ya no se siente conmovida ante un desnudo como actor erótico ni menos aún como pornográfico

mayoría de veces comparten contenidos

sexo vio a gestores independientes abrirse

estéticos o artísticos que motivan a la di-

paso con métodos rudimentarios, la es-

visión de lo erótico y pornográfico.

calada fue incontrolable. Los contenidos sexuales no tienen leyes de propiedad in-

¿Por qué deslindar el contenido pornográ-

telectual que sostenga con éxito la deman-

fico de su actor erótico?

da; ante esto, la mejor salida que encontra-

En 1874 un grupo de policías entra al es-

ron sus directores fue abrir las fronteras al

tudio del fotógrafo Henry Hayler en Ingla-

El sexo, en su desmesurado auge, parece

tabú y por medio de ello enlazar conteni-

terra y destruye más de 6000 trabajos de

no permitir exclusividad alguna, y nuestra

dos que se consideran “eróticos”.

desnudos, acusando a su autor de conte-

modernidad ya no se siente conmovida

nido obsceno y de proliferar pornografía.

ante un desnudo como actor erótico ni

El tabú sexual es ofrecido de conformidad

Comienza de esta forma la censura del

menos aún como pornográfico.

a leyes de contenido vigentes, que por al-

desnudo, pero no se establecen aún normas o directrices de contenidos.

guna razón sostienen límites universales: Desde el nacimiento de la fotografía, pa-

donde todo es permitido entre adultos

sando a su etapa de color y video…, es en

que al menos parezcan estar de acuerdo

El mundo del erotismo tiene gestores

los años ochenta con la proliferación de

con lo que representen o ejecuten.

históricos (como Hayler), quienes en su

cámaras de uso popular que el mundo del

20


Justa mayo2013

El hombre consciente o inconscientemente concibe un mundo independiente de la realidad; realiza una “ideación” de la realidad, pero, sólo a medida que se acerca al objeto de esta “ideación”, la “ideación” pierde valor. De manera que el erotismo no carga de contenidos directos; los insinúa para que el objeto sexual no se materialice y contenga en su fuero interno elementos de la “ideación”, tales como: lo sublime, lo santo, lo etéreo, lo mágico…, todo material impalpable que obligue al espectador a una introspección inducida o motivada dentro de sus propias reglas. Elementos que son parte de su estructura, pero no de su forma. Tomando como referente esto, podríamos decir que el erotismo y los productos del sexo-erótico tienen en sí el corazón de la modernidad estética para crear una forma y un estilo determinado, pero este producto en sí no se podría definir necesariamente como un objeto erótico puro, ya que el objeto erótico puro en el mundo real no existe. Lo que sucede en el instante que una imagen (como representación de la realidad) entra en el mundo sensitivo del espectador es el fenómeno de un hieros gamos que no es otra cosa que la ideación pura del sexo. El tabú se prepara, de esta forma, para crear

El tabú nos tiene que inducir a una suerte

Ahí el individuo se relaciona con la unidad,

un paradigma para “iniciados”, quienes no

de “pecado” sexual, ya que aún estamos

y, sólo cuando sucede este fenómeno, el

son otra cosa que personas que pueden

concientes del material prohibido del que

individuo puede ver reflejada su “ideación”

soportar sus contenidos, y, dentro de esto,

está hecho el pecado, de igual forma es-

y el objeto se convierte en erótico.

el contenido erótico depende (y aquí está

tamos consientes que ése sería el único

la clave) del espectador.

pecado digno de hacerse, y sólo así somos

El erotismo tiene en sí una parte del su-

partícipes del contenido tabú.

jeto, y el sujeto es contenido por lo que él

No existe nada que no se haya hecho y

siente como envolvente. De ahí que un ob-

sobre lo que el consumidor no haya agra-

Podemos estar ajenos a la construcción

jeto erótico pueda variar sus formas y ser

decido desde su anonimato. Parecería ser

del mundo del creyente, podemos absten-

un Proteo sensible que va desde una son-

que el gestor o los gestores ejecutan un

ernos de la educación religiosa necesaria

risa, una mano… a elementos tan dispares

acto sobre el cual el sujeto-observador

para que el sexo se convierta en un pro-

como: un cenicero, una silla, unas medias o

se muestra complacido y satisfecho en su

blema. El tabú debe albergar una clase de

un lápiz labial. 

erotismo.

censura que sólo nace del público.

Entonces, ¿Cómo funciona el tabú?

¿Qué es el objeto erótico?

21


Justa mayo 2013

Eros sin psique, una muerte anunciada Mercedes Mayol

El escritor erótico es el alquimista del deseo Conoce a la perfección las proporciones del Eros. Pone la exacta cantidad de morbo, una pizca de transgresión, una hebra de sexo y … vualá! 22

La primera muestra de arte erótico de la

El erotismo es tan antiguo como la raza

que se tiene conocimiento data de la era

humana, los deseos y las pulsiones han

prehistórica, para más detalles en el perío-

existido desde que el hombre es hombre

do paleolítico, unos tres mil años antes de

y la mujer es mujer, pero con ciertas distin-

Cristo, años más, años menos. Se trata de

ciones.

una figura de piedra a la cual, supongo yo, los legos de nuestra era han bautizado con

Durante siglos este territorio era cosa de

el nombre de La Venus de Willendorf. Si

hombres y, aunque en más de una ocasión

bien la figura en sí no es el epítome de la

éstos hayan usado subterfugios tales

belleza actual, lo cierto es que deja nuestra

como narrar en primera persona como

rebeldía transgresora, con respecto al ero-

una damisela cachonda, lo cierto es que,

tismo, totalmente desarmada.

debido a que nuestra libertad (femenina) se encontraba limitada por un inexorable

Sres., lamento informaros que no éramos

embarazo y posterior cuidado de los niños,

los reyes del mambo y, como dijo Rose

nuestra diversión se terminaba nomás al

Bertin (modista ella, de la sensual María

comenzar.

Antonieta), ante las exigencias de su soberana de un vestuario innovadoramente

Pero…siempre hay un pero, con la

sexy: “No hay nada nuevo señora mía, sal-

aparición de la píldora anticonceptiva, la

vo lo que se ha olvidado”.

realidad se trocó por completo. Es más,


Justa mayo2013

En los textos actuales, no hay espacio para esa fantasía. Lo que hoy se denomina erótico es, para mí, simple pornografía

me arriesgaría a afirmar que ese pequeño

Los orientales, en cambio, nunca han teni-

de estos libros fue reservada a estudiosos,

punto rosa cambió las reglas de juego por

do ese problema, el sexo para ellos es algo

investigadores y bibliófilos caballeros. No

completo y dio lugar a la revolución sexual

tan natural como comer o dormir y aún

eran de dominio público, con lo que sólo

de los años sesenta, por supuesto, junto al

más importante que eso. Está totalmente

unos pocos se divertían, perdón… se be-

feminismo y todo lo que esto conlleva.

exento de culpabilidad. Nosotros, los occi-

neficiaban con el conocimiento de las

dentales, nos hemos visto en la necesidad

artes eróticas orientales.

Sin embargo, me inclino a pensar que mu-

de crear un lenguaje metafórico, exquisito

cho se ha perdido, no por la píldora ni el

por supuesto, pero metafórico al fin, para

Recién por la mitad del siglo XX la lite-

feminismo, sino por la falta de límites, que

expresar nuestros deseos más íntimos

ratura erótica comenzó a dejar de lado las

es, en definitiva, lo que dio pie a este géne-

(nótese cómo hasta la palabra íntimo

metáforas y se volvió más explícita, con

ro de tan sutiles y seductoras formas. No

plantea ya una barrera, un límite, un tabú

textos tales como El amante de Lady Cha-

existe erotismo sin represión, de la misma

como si hubiese algo de que avergonzarse,

tterley, de David Herbert Lawrence, Fanny

manera que no hay gran literatura como

algo que ocultar). Sin ir más lejos, las pri-

Hill: Memoirs of a woman of pleasure, de

diría Vargas Llosa sin erotismo. La culpa, el

meras obras eróticas orientales fueron

John Cleland o El trópico de Cáncer de

tabú y el miedo al castigo, han contribuido

publicadas en occidente bajo un estricto

Henry Miller, libros que, he de reconocer,

a ese lenguaje sutil que dice sin decir, que

pseudónimo. El Kamasutra, el Ananga- ran-

leí a hurtadillas en mi adolescencia de

acaricia sin tocar y que logró que todas

ga y El jardín perfumado fueron publica-

hormonas descontroladas, y ahí vamos de

las pulsiones de las que hablaba Freud

dos y distribuidos por Sir Richard Burton y

nuevo al tema de la culpa.

tuviesen un nicho donde derramarse sin

otros, bajo el auspicio de la sociedad Kama

estallar.

Shastra más o menos por el año 1883, y,

Claro que existían escritores, que antes de

durante más de cincuenta años, la lectura

esta época de gloriosa liberación y revo-

23


Justa mayo 2013

leos de brasiers, habían transgredido los

exacta cantidad de morbo, una pizca de

la protagonista. Pero no. Fue somero paseo

cánones de la moralidad y las buenas cos-

transgresión, una hebra de sexo y …vualá!

por las partes bajas de Barbie y Ken versión

tumbres. En el siglo XVIII en pleno apogeo,

La mente del lector se dispara hacia su más

porno que abandoné a la mitad por alerta

estos revolucionarios y reivindicadores

recóndita y oscura fantasía. En los textos

de muerte por sobredosis de aburrimiento.

del placer hicieron mella en una sociedad

actuales, no hay espacio para esa fantasía.

escandalizada y tentada hasta el extremo

Lo que hoy se denomina erótico es, para

Freud decía: “Es lícito decir que el dichoso

de leer esos escritos en tertulias privadas,

mí, simple pornografía. No deja lugar a la

nunca fantasea; sólo lo hace el insatisfe-

relamiéndose e incendiados bajo sus miri-

imaginación, la estética es inexistente, no

cho.” Y es esta misma insatisfacción lo que

ñaques, corsés y tan elevados como los puf

interactúa con el lector, no ancla las sen-

genera la creatividad literaria más sublime,

con que adornaban sus transpiradas cabe-

saciones ni refleja sus fantasías, sí, las pul-

lo que obliga al soñador, léase escritor o

zas. Diderot, Mirabeau con sus cartas in-

siones sexuales, por sí solas, distan mucho

lector, a superarse a sí mismo, a encontrar

cendiarias a su amada Sofía y por supuesto,

del erotismo. La descripción de cómo Juan

la salida más original, la más bella, la que

no podemos olvidar al Marques de Sade,

penetra a Laura no es erótica, pero una

nadie más pensaría encontrar.

padre indiscutible del sadismo, al menos,

descripción de lo que siente y vive Juan al

en el sentido de reconocer y mostrar

penetrarla, sí. Ése es el gran desafío.

sus inclinaciones non sanctas en el sexo,

En un mundo donde todo se encuentra a la vista y al alcance de la mano, poco lu-

porque sádicos hay y hubo desde siem-

He leído, y debo reconocer que no toda la

gar queda para los héroes insatisfechos.

pre, pero Sade era escritor y egomaníaco,

novela, porque me aburrió mortalmente,

Superarse a sí mismo ha dejado de ser im-

y adoraba mostrar su sombra a diferencia

las famosas Cincuenta sombras de Grey,

portante.

de los demás avergonzados mortales, que

tan de moda hoy en día. Mi opinión en

tenían a buen resguardo sus fantasías más

verdad no cuenta como crítica literaria,

Siempre se lo digo a los concurrentes de

oscuras. Aunque a veces, su culpa y necesi-

por que no lo soy. Sin embargo, me consi-

mis talleres, si voy a buscar a la mujer u

dad de redención se escaparan en textos

dero una gran lectora de novela romántica

hombre que me gusta y de plano le digo:

como El marido escarmentado.

y, como lectora, comprendí al leerla que

“Oye, vamos a tener sexo”, la respuesta más

un best seller no necesariamente va de la

segura es, además de una bofetada, una

Lejos hemos quedado de aquel lenguaje

mano de la buena literatura. El lenguaje

mirada incrédula y el posterior abandono,

sutil, de la caricia ausente de roce, de las

me pareció burdo, carente de metáforas,

una libido de -300.

metáforas sublimes que los antiguos es-

no deja espacio a la imaginación, mi im-

critores hacían suyas, como suyos eran

presión fue la misma que si hubiese visto

Escribir erótico es un arte. Implica sutileza,

mis suspiros. Cualquiera puede relatar con

una película porno en un motel barato.

pasión, deseo, insatisfacción.

lujo de detalles una relación sexual, no hay

Sin argumento sustancioso, sin suspenso.

que ser un genio para hacerlo, las varian-

Podía anticipar cada escena, porque no

El gozo y la tragedia juntos y en medidas

tes, si bien son tantas como las posturas

tenía el factor sorpresa. Un capítulo tras

exactas. En poca cantidad resulta insulsa,

del Kamasutra, no dejan de ser posturas y

otro de descripciones cuasi escatológicas,

en demasía, resulta empalagosa y produce

hasta podríamos hacer un compendio, no

sin el más mínimo atisbo de originalidad,

náuseas.

muy extenso al decir verdad, tipo fórmula

de las relaciones sexuales entre el Señor

matemática fija para relatarlas con más o

Grey y una Barbie fantasiosa y tonta que

menos lujo de detalles.

deja el género femenino reducido al cerebro de un castor con meningitis. Ésa fue

Sin embargo, ¿es esto erotismo? No, al

mi impresión. Quizás esperaba otra cosa,

menos no a mi entender. Creo que se

algo más original, más transgresor, por que

necesita genio para lograr un texto erótico,

nada tiene de transgresor que Grey ate y

que, por otro lado, siempre se encuentra

torture con su lengua a Barbie. Lo trans-

inmerso dentro de una historia mayor que

gresor habría sido sentir el transfondo psi-

lo enmarca y destina. El escritor erótico es

cológico y sentimental del señor Grey, que

el alquimista del deseo. Conoce a la per-

me hubiese llevado al punto de desearlo

fección las proporciones del Eros. Pone la

a pesar de saberlo oscuro y pecaminoso,

exacta cantidad de morbo, una pizca de

como me sucedió en la adolescencia con

transgresión, una hebra de sexo y …vualá!

el amante de Lady Chatterley o haber

La mente del lector se dispara hacia su más

ahondado en la necesidad de sumisión de

24


Justa mayo2013

Los antiguos escritores sabían cómo lograrlo, porque respetaban la lengua (y no la del Señor Grey)

No es que muera de amor, muero de ti… (fragmento)

Nos morimos, amor, muero en tu vientre que no muerdo ni beso, en tus muslos dulcísimos y vivos,

No hay en este poema de Sabines, una sola

luchan tibiamente, mordiéndose los labios,

palabra burda, Cortázar lo planteaba hace

apoyando apenas la lengua en los dientes,

tiempo no es necesario ser solemnepara

jugando en sus recintos donde el aire pe-

escribir erótico, pero tampoco ser soez

sado va y viene con un perfume viejo y un

hace al erotismo: “...en toda mi obra, decía,

silencio. Entonces, mis manos buscan hun-

no he sido capaz de escribir ni una sola vez

dirse en tu pelo, acariciar lentamente la

la palabra concha, que por lo menos en dos

profundidad de tu pelo mientras nos besa-

ocasiones me hizo más falta que los cigar-

mos como si tuviéramos la boca llenas de

rillos.”

flores o de peces, de movimientos vivos, de fragancia oscura. Y si nos mordemos el do-

en tu carne sin fin, muero de máscaras, de triángulos oscuros e incesantes. Muero de mi cuerpo y de tu cuerpo,

Este fragmento del capítulo 7 de Rayuela

lor es dulce, y si nos ahogamos en un breve

da ávida cuenta de que el lenguaje erótico

y terrible absorber simultáneo del aliento,

es una cuestión de sensualidad pura y es-

esa instantánea muerte es bella. Y hay una

tética:

sola saliva y un solo sabor a fruta madura, y yo te siento temblar contra mí como una

de nuestra muerte, amor, muero, morimos. Toco tu boca, con un dedo toco el borde de

luna en el agua.

En el pozo de amor a todas horas,

tu boca, voy dibujándola como si saliera de

inconsolable, a gritos,

mi mano, como si por primera vez tu boca

La metáfora es, sin duda alguna, la piedra

se entreabriera, y me basta cerrar los ojos

angular del erotismo. Al menos para mí, de

para deshacerlo todo y recomenzar, hago

eso se compone la buena literatura erótica

nacer cada vez la boca que deseo, la boca

y para muestra. basta un botón.

dentro de mí, quiero decir, te llamo, te llaman los que nacen, los que vienen de atrás, de ti, los que a ti llegan. Nos morimos, amor, y nada hacemos sino morirnos más, hora tras hora, y escribirnos y hablarnos y morirnos.

que mi mano elige y te dibuja en la cara, una boca elegida entre todas, con soberana libertad, elegida por mí para dibujarla con

El encuentro erótico comienza con la visión

mi mano en tu cara, y que por un azar que

del cuerpo deseado. Vestido o desnudo, el

no busco comprender coincide exactamente

cuerpo es una presencia: una forma que,

con tu boca que sonríe por debajo de la que

por un instante, es todas las formas del

mi mano te dibuja. Me miras, de cerca me miras, cada vez más

mundo. Octavio Paz

cerca y entonces jugamos al cíclope, nos miramos cada vez más de cerca y los ojos

La llama doble 

se agrandan, se acercan entre sí, se super-

25


Justa mayo 2013

Liberación sexual:

surgimiento de diferentes grupos y prácticas sociales Saúl Martínez

En la segunda mitad del siglo XX se pre-

Estados Unidos, fueron muestra de lo que

El cambio en la concepción social respecto

sentaron cambios sociales de gran impor-

ocurría en el tejido social; la mayor parte

a la sexualidad, tuvo un impulso durante

tancia, que repercutieron en la reestruc-

de estos movimientos, que a la postre se

la aparición de los grandes movimientos

turación de la moral imperante hasta

extendieron a otras regiones del mundo

contraculturales juveniles. Las relaciones

entonces en Occidente. Los cambios en las

como América Latina, llevaban consigo la

sexuales, anteriormente legitimadas por

relaciones sociales fueron, entre otras cau-

bandera de la libertad de la especie hu-

el contrato matrimonial que tomaba una

sas, secuela de los grandes acontecimien-

mana, tanto en hombres como en mujeres,

pareja, cuyo fin era la reproducción del

tos bélicos del siglo XX, que dentro de los

que además abarcaba diferentes aspectos

linaje familiar, adquirieron otro sentido

países involucrados en dichos encuentros,

de la vida social.

durante estos periodos, además de darse un avance en la medicina en torno a la

dieron pie al surgimiento de diversos cuestionamientos en la generaciones posteri-

Una de las áreas, cuya emancipación se

creación de métodos anticonceptivos y de

ores quienes no encontraron un vínculo

acentuó en este periodo, fue la libertad

control de natalidad mucho más eficientes

que los enlazara con las creencias y prácti-

sexual. Ésta devino de muchos factores

que los conocidos hasta entonces.

cas de las generaciones anteriores.

que al conjugarse dieron comienzo al surgimiento de nuevas prácticas que al prin-

Un ejemplo de lo anterior es la píldora an-

Movimientos contraculturales como la lla-

cipio fueron condenadas y vedadas por la

ticonceptiva, con sus diferentes variantes.

mada Generación Beat, que fue seguido

población más tradicional, así como por

Estos métodos hormonales representan

por el movimiento hippie durante finales

organizaciones religiosas.

la posibilidad de decisión sobre la mater-

de los sesenta y principios de lo setenta en

26

nidad que cada mujer de forma individual


Justa mayo2013

fin era la procreación de los hijos, el cual fue sustituido por la posibilidad de tener varias parejas, en hombres y mujeres, además de que para el papel de la mujer, en este sentido, su sexualidad no sería vista únicamente con el fin de tener hijos, sino como la posibilidad de ejercerla placenteramente como parte de su desarrollo físico y mental. No sólo fueron las prácticas sexuales prematrimoniales las que cambiaron. A partir de esta época, comenzaron a hacerse visibles sujetos individuales y grupales, con inclinaciones diferentes a las socialmente aceptadas, que al principio fueron vistas -aún se siguen viendo– como desviaciones o enfermedades mentales. Grupos de homosexuales y lesbianas se vislumbraron en el interior de las urbes más pobladas, cuya diversidad tanto étnica, como socioeconómica, cultural, académica, etc., propiciaron su ebullición, tal como lo señala René Boivin: La creación de la homosexualidad se sostuvo en los procesos de urbanización y modernización capitalista: con la extensión del trabajo asalariado, la expansión de las ciudades y las condiciones de anonimato, diferenciación y especialización que ésta engenahora puede ejercer, lo cual era inconcebi-

social crea, la cual se transmite de gene-

dra, aparecen nuevas instituciones y formas

ble en otros tiempos. La sola idea de que

ración en generación por medio de prác-

de relacionamiento distintos a los patrones

la mujer pueda decidir sobre su propio

ticas sociales instituidas durante cierto pe-

familiares establecidos, que favorecían la

cuerpo, aún es tema de discusión para la

riodo de tiempo. Visto de esta manera, las

aparición y visibilización de sujetos sexu-

población más conservadora, que critica

experiencias sexuales individuales están

ales diferenciados en términos de prácticas

programas sociales de planificación fami-

supeditadas a cuestiones más generales

y significados.

liar, así como los puntos de vista propios de

como la educación, las creencias religiosas,

organizaciones sociales en pro de la mujer;

así como a valores sociales que dan cuenta

Estos grupos sociales, existentes desde

la libertad de vivir su sexualidad, como

de lo que en este terreno, está permitido

mucho tiempo atrás, salieron del anoni-

bien le pareciere, es otorgada a la mujer

socialmente.

mato no únicamente para hacer notar su

contemporánea por medio de los méto-

existencia, sino también para reclamar los

dos anticonceptivos hormonales de nueva

Es así que prácticas como el mantenimien-

derechos que cualquier heterosexual dis-

generación, lo que le permite desarrollarse

to de la virginidad femenina hasta el es-

frutara; para impulsar un movimiento in-

en diferentes ámbitos de la organización

tadio del matrimonio tuvieron un cambio

ternacional en pro de la diversidad sexual

social, hasta el tiempo que decida si ejerce

importante a partir de la segunda mitad

y del respeto a grupos, organizaciones e in-

una maternidad o no.

del siglo XX. Impulsadas además por la

dividuos en todo el mundo; el no violentar

liberación femenina, que también tuvo un

sus derechos con el fin de obtener un trato

La concepción de la sexualidad deviene

auge paralelo, fue cambiando la idea de

digno, respetuoso, con la misma igualdad

de la construcción cultural que un grupo

una pareja sexual para toda la vida, cuyo

de oportunidades, sin la discriminación de

27


Justa mayo 2013

de oportunidades, sin la discriminación de

No obstante, existe un enfrentamiento

La liberación en la sexualidad de los indi-

la cual eran, y son, objeto, por sus prefe-

entre estos grupos con organizaciones so-

viduos ha traído como consecuencia el sur-

rencias.

ciales que se oponen tanto a las reformas

gimiento o la manifestación de prácticas

jurídicas que se pretenden, como al modo

contrarías a lo socialmente bien visto. Tam-

No obstante, las consecuencias de la

de vida que reproducen los primeros. Por

bién con ello existen ahora debates en torno

pugna por la libre determinación en las

ello es que este tipo de agrupaciones han

a la legitimidad, incluso natural, de quienes

preferencias sexuales, no sólo ha contribui-

sido relegados de muchas áreas de la vida

reproducen esas prácticas en su vida coti-

do al surgimiento de movimientos sociales

social, estableciendo mecanismos de so-

diana, a la vez que está en constante pugna

en defensa de un derecho particular, sino

ciabilidad en espacios apropiados por

el reconocimiento jurídico y legal, con el cual

además de la posibilidad de reasignarse

ellos mismos, que en un principio trata-

los disidentes puedan obtener derechos que

una identidad pese a que biológicamente

ban de guardar la discreción necesitada,

hasta ahora sólo han sido otorgados a las

se haya asignado otra.

pero en los últimos años se han convertido

parejas heterosexuales. Los cambios ya se

en espacios de reivindicación para estos

dieron en muchos países del mundo, estan-

Actualmente existen diversos grupos que,

grupos, donde la identidad individual y

do en proceso en otros.

por sus características, se diferencian unos

colectiva se exhibe sin inhibición, lo que

de otros, pero persiguen un mismo fin.

algunos denominan como espacios de ho-

Las transformaciones sociales que presen-

Grupos que en conjunto se denominan

mosociabilidad .

ciamos son propias del desarrollo de una so-

como LGBTTTI (Lesbianas, Gays, Bisexua-

ciedad cuyo avance tecnológico y científico

les, Transgéneros, Transexuales, Trasvestis

Sin embargo, la discriminación de la que

en muchas áreas repercuten directamente

e Intersexuales) , diferentes categorías de

aún son objeto estos grupos, está vin-

en el modo de vida de los sujetos sociales.

las que se compone la población cono-

culada a problemas de salud que son

Los cambios en las formas de socialización

cida como lésbico-gay, según el tipo de

frecuentes entre los miembros de la disi-

durante este siglo XXI son inevitables; que

actividad que desarrollen, desde el atavío

dencia sexual. El síndrome de inmunodefi-

nos baste con saber que ninguna forma de

individual con indumentaria del género

ciencia adquirida, conocido comúnmente

organización social es para siempre, pues és-

opuesto, hasta el cambio en los órganos

como sida, que apareció en el mundo en

tas se innovan constantemente.

sexuales por decisión propia, así como mal

la década de los ochenta del siglo pasado,

formaciones genéticas que son borradas

se transmite, como bien se sabe, por con-

REf: María Orellana, “Desencuentro de ideologías

quirúrgicamente, según la inclinación que

tacto sanguíneo directo, ya sea a través de

sobre sexualidad, reproducción y aborto entre mujeres

una personas pueda manifestar hasta que

transfusiones de sangre o por medio de

jóvenes urbanas y una institución católica conserva-

tenga cierta capacidad de decisión, sin la

relaciones sexuales. Entre los diversos gru-

dora”, en Iberoforum, vol. III, núm. 5, enero-junio

intervención de terceros en ello.

pos homosexuales, es muy frecuente esta

2008, Universidad Iberoamericana, México. p.7.

enfermedad, debido, entre otras cosas, al La unidad de todas estas formas de disi-

cambio constante de parejas sexuales que

dencia sexual se expresa en el arcoíris

pueden llegar a tener.

con el que suele identificarse a este grupo

Renaud René Boivin, “De la ambigüedad del closet a la cultura del gueto gay: Género y homosexualidad en París, Madrid y México”, en Revista de Estudios

social. La lucha por el reconocimiento de

Por lo anterior, se tiende a ver a los miem-

de Género. La ventana, núm. 34, diciembre, 2011,

la libre determinación en la búsqueda de

bros de la comunidad gay como focos de

Universidad de Guadalajara, México. p.148. Fabio-

una identidad individual y colectiva por

infección ; la falta de información entre el

la Díaz de León, “¿Qué es LGBTTTI?, artículo web

parte de organizaciones lésbico-gay, ha

grueso de la población, con respecto al

disponible en la dirección electrónica: http://fabi-

llegado a la pugna por el reconocimiento

modo de contagio del padecimiento, hace

oladiazdeleon.blogspot.mx/2011/05/que-es-lgbttti.

jurídico apropiado para ellos, que incluso

pensar que el sólo roce con una persona

html, consultado el día 11-04-2013. Renaud René

les permita –como ya sucede en diferentes

con la enfermedad pone en riesgo la salud

Boivin, op. cit. pp.148-149. Héctor Miguel Salinas,

países–poder contraer matrimonio legal-

propia.

“El porno gay hecho en México”, en Cuicuilco, vol.

mente, que, además de dar los derechos

18, núm. 52, septiembre-diciembre 2011, Escuela

y obligaciones propios del estatus del

Estos aspectos, tanto morales como sa-

contrato conyugal, les permita adoptar

lubres, son con los cuales estos grupos

niños, con lo cual el concepto de familia

siguen luchando, por la reivindicación de

tradicional ha comenzado un giro sin pre-

sus propias decisiones e inclinaciones en

cedentes en la historia contemporánea.

términos sociales-legales.

28

nacional de Antropología e Historia, México. p.226.


Justa mayo2013

29


Justa mayo 2013

E

ntre lo rosa y lo rojo

Entrevista a Megan Maxwell

Megan Maxwell (1965), hija de madre española y padre americano, actualmente es una de las escritoras españolas más exitosas del mundo, en el género de novela romántica. Sin embargo, también ha incursionado en otros géneros como la novela chik lit, contemporánea, medieval, trime travel, y erótica. De 2009 a la fecha su producción literaria ha sido abundante, algunas de sus novelas destacadas, entre otras, son: Te lo dije (2009), Niyomismalosé (2011), Te esperaré toda mi vida (2011), Los príncipes azules también destiñen (2012), Pídeme lo que quieras (2012), y Pídeme lo que quieras ahora y siempre (2013). Estas dos últimas pertenecientes al género erótico. En charla con la revista Justa, la escritora nos habla de sus inicios en el mundo de las letras y cómo ha sido su paso de la novela romántica a la erótica. Tal vez una pregunta muy clásica pero no siempre muy clásica la repuesta, ya que cada escritor ha aterrizado en el mundo de las letras por diferentes motivos o inquietudes. ¿Cómo y por qué comenzaste a escribir? ¿En qué momento de tu vida sucedió? Comencé un día a escribir porque estaba

De 2009 a la fecha tu producción literaria

¿Cómo delineas tus personajes femeninos y

aburrida en casa. Cogí papel y bolígrafo

ha sido muy amplia, ¿al año cómo organizas

cómo los masculinos de tus novelas? ¿Cómo

(pues no había ordenadores) y simple-

tu trabajo literario para producirlo?

los construyes?

ron los días y sobre la mesa se iban acumu-

No lo organizo las cosas salen sin más. Pero

Tanto los masculinos como los femeninos,

lando papeles, fue cuando me di cuenta

a partir de ahora, tras ver que mi trabajo

antes de escribirlos los pienso y los delineo

que estaba escribiendo una novela. Eso

gusta, es cuando lo tengo que comenzar a

en mi cabeza. Una vez que sé cómo son

ocurrió hace unos 17 años ¡casi naaaa!

organizar.

ellos, es cuando me pongo delante del or-

mente comencé a escribir. Cuando pasa-

30


Justa mayo2013

denador y comienzo a construir sus puntos

Tus novelas Pídeme lo que quieras y Pídeme

El reconocimiento literario es algo que te

fuertes o lo que les diferenciará de otros.

lo que quieras: ahora y siempre están dentro

abre puertas en las editoriales. Para una es-

del género erótico y han tenido gran éxito.

critora como yo, la repercusión ha conseg-

¿La realidad actual española tiene eco en

¿Qué es lo que para ti diferencia lo erótico

uido que me conozcan lectores de España

tus novelas?

de lo pornográfico, dentro de la literatura, y

y fuera de España.

el arte en general? Sí, la novela se ambienta en España ¡por supuesto!

¿Cuál es el fin último de la creación liteLo erótico, desde mi punto de vista, tiene

raria?

que estar escrito con sensualidad y gusto y ¿Existe un público específico al que están

lo pornográfico no. Pero eso es mi opinión,

El fin último es que el lector lo disfrute

dirigidas tus obras? ¿Es el mismo en Eu-

que no quiere decir que sea la válida para

mientras lo lee.

ropa que en Latinoamérica?

todos.

La mayoría de las personas que leen mis

¿Existen muchas escritoras actuales que

novelas son mujeres. Pero con mis últimas

traten el tema erótico de manera abierta?

¿Cuáles son tus principales influencias lite-

Muchas. Todo depende del estilo de

novelas de género erótico me leen muchos hombres. Y sí, el público que me lee es el

rarias?

Creo que sí.

novela que escriba. Creo que todos aprendemos de todos.

mismo en Europa que en Latinoamérica. ¿Novela erótica o romántica, o la com¿Cómo ha sido recibida tu obra en México?

binación de ambas, qué prefieres? ¿En cuál

¿Cómo ves el panorama de la literatura fe-

te desenvuelves mejor?

menina (que no feminista) en España y en el

Maravillosamente bien. Estoy muy conten-

resto del mundo de habla hispana? ¿Cómo

ta con ello y espero que guste mucho…

Si puedo elegir, elijo la combinación de las

es el mundo editorial para las mujeres desde

mucho.

dos que es con la que me siento más có-

tu experiencia?

moda. El panorama ha cambiado para mejor y

Vas de los libros para niños a la novela erótica ¿Cómo es el paso de un género a

¿Crees que el erotismo y la sexualidad en

eso lo vemos las escritoras de literatura

otro? ¿Llevas a cabo el mismo procedimien-

nuestra sociedad occidentalizada aún están

femenina. Y el mundo editorial desde mi

to en uno y otro?

vistos como tabú? ¿Tus novelas eróticas, en

experiencia está sufriendo unos cambios

ese sentido, han tenido algún rechazo?

que nos favorecen a todos.

do he participado en alguna antología

La sociedad poquito a poco va cambiando,

Por último, ¿Cuáles son tus próximos

benéfica. El paso a la erótica fue un reto

pero el tema ¡sexo! sigue y seguirá siendo

proyectos y en qué estás trabajando ahora?

que me planteó la editora de Esencia de

tabú para muchas personas.

Los cuentos para niños los he escrito cuan-

Mis próximos proyectos son: en mayo sale

la editorial Planeta, y acepté. Y tengo que reconocer que lo pasé muy bien escribién-

En cuanto a mis novelas eróticas pues es

reeditada mi novela Niyomismalosé con el

dolo.

como todo. Hay a quien le ha gustado, y a

sello Esencia de la editorial Planeta. Escribir

quien no. Como hay a quien le gusta coci-

la 3ª parte de la saga Pídeme lo que qui-

¿De todas tus obras cuál es la que más has

nar y a quien no. Por suerte, hoy por hoy,

eras. En septiembre publicaré una nueva

disfrutado y cuál la que más dificultades has

los humanos podemos decidir lo que quer-

novela con la editorial Versátil y segura-

tenido para realizarla? ¿Y por qué?

emos, cocinar, escribir o leer.

mente antes de que termine al año saldrá algo más. Como veréis, proyectos, ¡mu-

He disfrutado de todas por igual, aunque

¿Qué representa para ti el reconocimiento

quizá las que más trabajo me han dado (no

literario? ¿En una escritora como tú qué

dificultad) fueron las ambientadas en el si-

repercusión tiene a parte de la monetaria?

chos! 

glo XIII, por la documentación. El reconocimiento literario es algo que te

31


Justa mayo 2013

Autor: Megan Maxwell

tiempo pasa, la relación se intensifica y Eric empieza a temer que se descubra su

Publicación: 2012

secreto, algo que podría marcar el principio o el fin de la relación.

Editorial: Esencia Fragnento de Pídeme lo que quieras Nº Páginas: 464 -¿Sale a cenar con muchos hombres? No apto para menores de 18 años Aquella pregunta me sorprende. Pero ¿este Sinopsis:

tío se cree el único espécimen macho del mundo? Así que respiro hondo y procuro

Tras la muerte de su padre, el prestigioso

no soltarle un borderío de los míos.

empresario alemán Eric Zimmerman decide viajar a España para supervisar las de-

-Siempre que me apetece –le aclaro.

legaciones de la empresa Müller. En la oficina central de Madrid conoce a Judith, una

Alzo mi barbilla con altanería y, cuando

joven ingeniosa y simpática de la que se

creo que no voy a decir ni una palabra más,

encapricha de inmediato. Judith sucumbe

le suelto:

a la atracción que el alemán ejerce sobre ella y acepta formar parte de sus juegos

-Lo que no entiendo es qué hago aquí,

sexuales, repletos de fantasías y erotismo.

en su coche, con usted y dirigiéndome a

Junto a él aprenderá que todos llevamos

cenar. Eso es lo que todavía no logro en-

dentro un voyeur, y que las personas se

tender.

dividen en sumisas y dominantes... Pero el

32


Justa mayo2013

P

atricia de Souza

Hola Patricia, me alegra muchísimo hacerte esta entrevista para la temática de Lo erótico, porque hay una amistad importante por el medio y porque el erotismo, por activa o por pasiva, siempre está presente en tus escritos. Haremos un recorrido por varias de tus obras y trataremos de profundizar lo más posible en qué es y cómo vivimos el erotismo. Vamos allá:

¿Qué es para ti lo erótico? Lo erótico es lo que distingue de lo “sexual” o puramente genital, es lo que tiene que ver con el lenguaje, con las representaciones, con toda una mitología y también con una serie de tabús. Las limitaciones, cuando se habla de erotismo, tienen que ver con la pornografía, es decir, cuando una representación se convierte es un objeto obsceno, grotesco y ofensivo (en el caso de que se convierte el cuerpo del otroa en un objeto, en un medio). Hay que recordar que no se hablaba de “sexualidad” como la entendemos ahora, hasta comienzos del siglo XIX, según Michel Foucault, en su Historia de la sexualidad. Antes, era un tema que no se nombraba como lo hacemos en el presente. ¿Qué sucede entonces?, que se decide ejercer un control sobre la procreación, comprendiendo también el Patricia de Souza ha publicado varias novelas en España, Perú y México. “El último cuerpo de Úrsula”(Seix Barral, Sic, Lima 2009) ha sido traducido al alemán y la revista literaria de l’NRF (Gallimard) publicó su texto corto Désert. “Electra en la ciudad”, salió en Alfaguara. En el 2007 publicó la novela “Ellos dos” y en el 2008 “Erótika, escenas de la vida sexual”, ed. Jus, México, ed. Barataria 2009, Barcelona. Escribe para diferentes periódicos en Madrid y actualmente reside entre Francia y América.

erotismo. La religión judeocristiana en Occidente culpabiliza el cuerpo, lo ve como algo sucio, algo que no es solar. Luego aparece el sicoanálisis, y con él, todas las interpretaciones de un cuerpo con una libido que domina, una serie de categorías psicológicas y una serie de ideas que se han transformado con los años, por ejemplo, el mito de la mujer como un ser castrado. Sobre este mismo tema, la religión siempre se ha

Fuente de la entrevista: Rubén Darío Fernández, revista Excodra, Barcelona.

mantenido vigilante, y la moral burguesa, que divide a los cuerpos en categorías sexuadas casi fijas, ha hecho del cuerpo una especie de prisión. El malestar de

33


Justa mayo 2013

esta época es que no sabemos qué hacer

tanos sobre esta novela, sobre su relación

de Historia de O, Georges Bataille, tam-

con nuestro cuerpo, convertido también

con el erotismo, sobre la necesidad de es-

bién… muchas imágenes de pintura clási-

en mercancía. Y ahí, las mujeres llevamos

cribirla.

ca, recuerdo que me excitaba mucho ver,

la peor parte. Pienso en los vientres de

El rapto de venus, de Boticelli, en un libro

alquiler, en la prostitución y otras nuevas

En realidad yo quería que el epígrafe de Es-

en la biblioteca de casa… o imágenes de

formas de instrumentalizar el cuerpo.

pinoza fuese una entrada a la novela: Nadie

El monje, de Lewis, en una traducción de

sabe lo que puede un cuerpo. En realidad

Artaud. Son imágenes que marcan…

La moral imperante en cada sociedad y la

hablé en ese libro de un cuerpo político y

manera en que en ellas se vive el erotismo

un cuerpo social, o sea, un cuerpo que se

¿Cuánto le deben las diferentes culturas a lo

están íntimamente relacionadas. Siempre

rebela contra lo que asignan como rol en

erótico? ¿Y viceversa?

se ha tratado de ponerle cercos morales a

público, uno además socializado, alienado

nuestros impulsos eróticos, de sesgarlos,

con el peso de su cultura y su época, contra

El erotismo está en todas las culturas,

limitarlos, pues. ¿En qué crees que consiste

un cuerpo subjetivo que se desea libre e

desde las más antiguas. Un ejemplo, en

este hecho y cuál sería el porqué de esta

independiente. Es un texto muy anarquista

el Perú la cantidad de huacos (cerámicas)

imposición de limitaciones en el plano de

porque una libido libre de ataduras no e-

eróticas que existen de la época preco-

lo erótico?

xiste, sería la ejecución del otro cuerpo de-

lombina es alucinante. La relación con el

seado, o la propia muerte, que aquí, el per-

cuerpo de los antiguos peruanos era muy

Un erotismo desencadenado implicaría

sonaje, transforma en mutilación. Puesto

libre, incluso el incesto estaba permitido

una serie de retos sociales, la cosa consiste

que la han mutilado mentalmente, decide

entre personas de la misma categoría so-

en no reducir el erotismo a las partes geni-

hacerlo ella misma. Hay una idea de sacrifi-

cial (el mito de los hermanos Ayar), y es

tales ni a la simple función reproductiva

cio, de “chivo expiatorio”, pero también de

curioso, en Polinesia, parece que también

de preservación de la familia tradicional y

los límites de la soberanía de un cuerpo,

había una sexualidad muy abierta, las mu-

heterosexual. Eros es lo que está en toda

¿a quién le pertenece, a la persona, a la

jeres eran las que enseñaban la copulación

persona que se quiere viva, conectada con

sociedad? Hasta cierto punto es un poco

a los menores, sobrinos, o los tíos los que

el mundo, está también en el lenguaje.

un grito de descolonización del cuerpo

asumían la paternidad…

Hay mucha carga de erotismo en cada

femenino. Úrsula Res es la mujer que de-

texto que está conectado con la parte más

cide tener “el último cuerpo”, el único que

¿Crees que hay diferencias entre cómo vivi-

sensorial de quien lo escribe. En general

le pertenece, el que está marcado. Hay

mos hombres y mujeres el erotismo o el ero-

son los textos que me gustan. Un erotismo

algo de rito prehispánico combinado con

tismo no entiende de sexos?

digamos “solar”, es un método para poder

la herencia de la filosofía clásica, Platón y

impregnarse de la existencia de los demás,

su idea del cuerpo como prisión….

un disfrute. Es en ese sentido que veo un

Creo que no tiene que ver con el género, pero sí con la maternidad. Es decir, que la

erotismo libre, sin demasiada neurosis, lo

¿Qué textos crees que han marcado nuestro

mujer se prohíbe más cosas porque tiene

que no es una batalla ganada.

rumbo sobre lo erótico? Imagino varios

una relación directa con los más frágiles,

casos, diferentes para la Europa occiden-

los niños. Por ejemplo el erotismo con los

En tu novela El último cuerpo de Úrsula,

tal y para la oriental, para Norte, Centro y

niños está casi proscrito en las mujeres, y

indagas hasta la extenuación, digamos,

Sur América, para Asia, para África, para

creo que tiene que ver con la maternidad.

sobre lo que supone tener un cuerpo... y en

Oceanía. Y esto por acotar a hachazo lim-

Ahora, los hombres están presos del rol ac-

nuestro cuerpo se puede entender que con-

pio. Pero deriva por donde consideres más

tivo que les han asignado, codificado como

viven varios cuerpos, nuestro cuerpo en su

interesante.

parte de su “masculinidad”. Esto ha hecho que muchos hombres sean depredadores

momento histórico y geográfico, nuestro cuerpo como un cuerpo donde nace y vive

Mnnn….

clásicos,

afectivos, concentrados en su pene más

lo erótico, nuestro cuerpo como almacén

márques de Sade, algunos pasajes de la

que en su cabeza (casi fragmentándose y

de recuerdos, cuerpo como cárcel y cuerpo

Biblia, el Cantar de los cantares (que me

haciendo de su sexo un fetiche). Cierto que

también como campo de pruebas. Todo ello

erotizaban de pequeña), Luciano de Samo-

no todos, hay hombres que también de-

interrelacionado y aún mucho más. Comén-

sato, Casanova, y luego, la Pauline Réage

testan este rol, debe ser horrible… en ese

34

Qué

textos…

los


Justa mayo2013

de amor en una forma basta, como Fourier, como motor de un orden, de una armonía en el mundo. El libro de Octavio paz, La doble llama, también habla de este tema que es apasionante… sin eros, sin esa fuerza de vida, no somos nada, o casi nada. El problema ahora es cómo hacer que nuestro lenguaje no sea clínico, rígido, que siga siendo erótico, que sea una ruta de vida y no de muerte… El eje estructural de tu novela Tristán sería un amante más joven que la protagonista, recuerdo que ambos sentían el erotismo de manera bastante diferente. La forma en la cual se vive lo erótico va variando con los años y las experiencias tenidas. ¿Cómo nos describirías el cambiar del sentir erótico con el paso del tiempo? sentido los hombres no nacen hombres

sin dejar espacio para la exploración del

sino que la sociedad los obliga a devenir,

placer. Al final, terminan muchas veces

Los códigos sociales han cambiado, en re-

devenir machos cabríos, autocentrados,

neuróticas, despersonalizadas o histéri-

alidad su interpretación o su valoración. Ya

misóginos, etc…

cas, sin saber qué hacer con sus cuerpos.

no se espera que el placer se inscriba solo

En Erótika, se trataba de desmontar lo que

en el sexo, sino que hemos ensanchado

En Erótika. Escenas de la vida sexual, te

se ha venido difundiendo como la “propa-

nuestro radio de percepción. Tal vez eso

pones la piel de diferentes mujeres para

ganda” de la feminidad, un mito que nace

sea la madurez, gozar con experiencias

hablar del deseo erótico desde varias per-

con el control de la natalidad y todas esas

ínfimas, pequeñas… Cuando eres joven

spectivas. Además, prácticamente indicas

ideologías. Ahora, es cierto que mi idea ini-

sientes que el cuerpo es lo más impor-

que seguir nuestros deseos es algo revolu-

cial fue “ponerme en el lugar de otras mu-

tante, y en cierta parte lo es, siempre es

cio-nario (lo cual comparto). Pero aquí

jeres”. A mí me ha marcado mucho la vida

una fuerza importante, un sensor, pero

te focalizas en las mujeres, ¿por qué? Y

de algunas mujeres que he conocido, sus

tu manera de interpretar estas cosas es

coméntanos cómo fue su proceso, cómo

neurosis, sus miedos. Escribir es observar

menos ansiosas, quizás estás menos en la

ibas explorando las distintas pieles que te

también y eso fue lo que hice, observar,

demostración…

ponías.

imaginar que yo era ellas. Antes pensaba que lo erótico estaba de-

Porque la mayoría de mujeres desarrollan

¿Cómo relacionarías el amor y el erotismo?

trás de cada acción humana, ahora no sé

una gran neurosis con su cuerpo. Creo

¿Y el lenguaje y el erotismo?

bien cómo lo pienso, en verdad, pero más

que Freud no ayudó mucho al convertirla

o menos lo sigo pensando así. Qué opinas,

en un garcon manqué, es decir, “un sexo

El lenguaje es un gesto fundamentalmente

¿es el erotismo la fuente esencial de la que

que no es uno”, como dice Luce Irigaray.

erótico, es por eso que sin lenguaje, dije

bebe la vida? Ya nos lo anticipas al comen-

Al asumir esto como una especie de in-

que se podía hablar de pornografía, gemi-

tar sobre el lenguaje, pero me gustaría que

consciente colectivo, las mujeres asumen

dos, gritos, etc… El amor y el erotismo no

desarrollaras más este punto.

que no tienen derecho a ser simplemente

siempre van juntos, aunque en general, yo

personas y se esfuerzan en distinguirse de

creo que si hay deseo, hay una forma de

Mnnn… Sí, esta pregunta tiene que ver con

los hombres, ya sea por la maternidad, o

conexión con la persona que se desea, y es

varias respuestas. Pues sí, esa fuerza motor,

profesionalmente, siendo más agresivas,

una forma de amor. Podría también hablar

dionisiaca, diría Nietzsche, está detrás de

35


Justa mayo 2013

responsabilidad, desde una colectiva. A mí me parece que esta opción tiene mucho que ver con la idea de sujeto soberano, una idea muy del sigloXX. No sé, al mismo tiempo, termina pareciéndome igual de moralizador, es muy difícil decidir por alguien que no seas tú, sucede lo mismo con la eutanasia, pero si aceptamos que un hombre tiene derecho a comprar el cuerpo de una mujer, aceptamos que este cuerpo es una mercancía y se puede vender. Entramos en esta sociedad mercantilista que lo convierte todo en objeto de consumo y de desecho, ¿podemos ver el cuerpo como un desecho, podemos aceptarlo? Esas son las preguntas que podemos hacernos. Sobre cada acción, es la inventiva, la curiosidad,

mismo sexo, consanguinidad, diferencias

los desfases culturales del deseo, encon-

el riesgo al pensar, y es en ese sentido un

de nacionalidad, vamos, hasta incluso por

tramos que en sociedades no muy aleja-

motor. Luego, tendemos a regularla con

diferencias de clase. Primero te preguntaré

das de las nuestras, el deseo no se vive de

la religión y pasar a la idea de que hay un

¿qué es para ti lo maldito? Y después ¿tanto

la misma manera, no está fragmentado y

motor mayor, una fuerza armoniosa que

poder tiene lo erótico para tener que ser

codificado, es más libre, creo (pienso en la-

gobierna el mundo, o aceptamos que esa

acotado? Expláyate a gusto...

gunas etnias amazónicas, en escenas que

fuerza viene de nosotros y que podemos

36

he leído en Tristes trópicos). En nuestra so-

dejarla salir o sepultarla. No por nada, la

Bueno, se han considerado malditas en

ciedad occidental, incluyendo a nuestros

depresión anula todos los sentidos, incluso

Occidente, desde una interpretación an-

países, porque América Latina también es

el más básico, el gusto. Tánatos se impone.

drocéntrica. Es por eso que sería necesa-

parte de Occidente, si pensamos que la re-

Ahora, creer que el lenguaje puede vehicu-

rio poner en contexto este “malditismo” y

ligión cristiana logró imponerse, el deseo

lar toda nuestra fuerza de vida, incluso en

no considerarlo una categoría per se. No

se ha perdido en un mar de significados,

el ser más apasionado, el más intenso, es

vale para todo el planeta, la relación con

cuesta incluso que el lenguaje exprese

un poco una utopía. Hay picos, puntos ele-

nuestro cuerpo es un mapa geográfico

realmente lo que se desea como si fuese

vados, y otros en los que el lenguaje puede

que lleva las marcas impresas, las marcas

un diálogo de locos o una sociedad esqui-

ser menos rico, más ascético, incluso ce-

de la Historia, y las de la dominación. Creo

zofrénica. No conozco más ejemplos, no

rrado, que podría ser el inicio de la escritu-

que en esto las mujeres llevamos una

he estado en el África ni en Asia, pero sé,

ra blanca, pero el lenguaje nunca se separa

buena parte del peso, sino, no seguiríamos

por lo que leo que las mujeres no son seres

del cuerpo, es su respiro.

discutiendo si debemos legalizar la pros-

completos y libres, sino prótesis, personas

titución y argumentando por defender un

a medias… y eso, sí, me parece que hay

Patricia, para finalizar, muchas maneras

cuerpo como algo único, no fragmentado

tenerlo siempre presente…

de vivir nuestros sentimientos, desde el

(además de derechos fundamentales), por

plano erótico, han sido y son condenadas

ejemplo, hay muchas mujeres que dicen

Sobre todo que el problema está en el len-

dependiendo tanto de la época como el lu-

que tienen derecho a considerar su cuerpo

guaje, que hay que cambiar la forma en

gar. Ciertas maneras de vivir lo erótico se

como una mercancía, y desde el punto de

cómo nos representamos a través de él,

consideran y se han considerado malditas,

vista político (, lo tienen, pero está el otro,

buscar una nueva escritura del cuerpo, que

digamos por ejemplo diferencias de edad,

el moral, el que nos compromete desde la

no suene abstracta sino muy concreta. 


Justa mayo2013

Las mujeres y relatos que habitan este libro son el fruto de la revolución cultural que significa la famosa frase de Simone de Beauvoir: “una mujer no nace mujer, lo deviene”. En este conjunto de relatos de Patricia de Souza lo erótico es tan sólo una de las formas y una de las reivindicaciones sobre la exploración hacia este devenir de lo femenino; aquí el acercamiento al placer no es maldición, sino reconocimiento. En estas páginas lo sexual tiene que ver con cierto brillo lunar, con una imaginación irreverente y luminosa que dice: aquí estoy, no tengo miedo, sigo mi deseo.

Sobre este libro, Cristina Rivera Garza h dicho: “Patricia de Souza ha creado un libro a la vez profundo y puntual, raro y urgente. Inmisericorde. Más que un libro sobre el cuerpo, un libro en el cuerpo. Leer, aquí, es tocar”

Fragmento de Metro, Erotika Sintió temor, pero ya no podía dar marcha atrás, él estaba ahora sentado frente a ella y extendía las piernas sobre su asiento, atrapándola como en una tenaza. Dijo sí, o no dijo nada cuando empezó a besarla mientras el metro avanzaba produciendo ruido de fierros que chocaban, con intermitencias de luz y sacudidas que hacían que su flequillo le cayera sobre los ojos. Se subió la blusa y él le besó los senos. Nadie subió en ninguna estación y él siguió besándola profundamente, metiendo la lengua hasta su garganta mientras sus dedos se deslizaban entre sus piernas. Ella gimió. Él dijo algo en español, estás muy buena, o algo así, y ella se dejó lamer el cuello, morder la punta de los pezones, hasta que sintió que su glande se erguía para apuntarla como si fuese a atravesarla, produciéndole angustia pero sin lograr disminuir su deseo. Oía las frases de una película: Es muy fácil abordar a un hombre en el metro, basta con mirarlo con insistencia. Siempre ceden, luego te vas sin dar tu nombre.

37


Justa mayo 2013

Sexo en bits, la vida a cachos de oportunidades, sin la discriminación de Diabolgrot

No obstante, existe un enfrentamiento

individuos ha traído como consecuencia el

la cual eran, y son, objeto, por sus prefer-

entre estos grupos con organizaciones so-

surgimiento o la manifestación de prácticas

encias.

ciales que se oponen tanto a las reformas

contrarías a lo socialmente bien visto. Tam-

jurídicas que se pretenden, como al modo

bién con ello existen ahora debates en torno

No obstante, las consecuencias de la

de vida que reproducen los primeros. Por

a la legitimidad, incluso natural, de quienes

pugna por algo la libre las Katy, tengo quedeterminación decirte. Es sóloenuna

ello que este Ella tiponunca de agrupaciones han de suesprofesión. ha tenido que

esas prácticas eny su vidalocotidielreproducen cual puedes gastar dentro, luego que

preferencias no sólo ha contribuiopinión, y nosexuales, quiero ser amarillista. Pero

sido relegados denimuchas áreaslede la vida responder a nadie, tener quién busque

a lalo vez queoestá constante teana, sobra tiras te loencomes, o lo pugna usas deel

do alque surgimiento de movimientos sociales creo tienes proxeneta, nada más que

social, estableciendo mecanismos de soclientes, o le dé “protección”, ni tomar

reconocimiento y legal, consupone el cual papel de baño o jurídico no sé bien que se

en“robot”. defensa de un derecho particular, sino es

ciabilidad espacios por elclientes a laenfuerza. Peroapropiados estoy evadiendo

los disidentes derechos que que hagas (máspuedan sucinto,obtener te chingas).

además de la posibilidad de reasignarse

mismos, que en un principio ellos aspecto tributario, lo que se le trataban paga al

hasta ahora sólo han sido otorgados a las

una identidad queconfusión, biológicamente Ella mepese mira,a sin ni de-

de guardaro la discreción necesitada, proxeneta, “840” como le dicen (mepero di-

parejas ya heterosexuales. cambiosson ya selos diBueno, al punto: loLosextraño

se haya asignado sacuerdo. Creo queotra. comparte mi opinión.

en los añosEsto se es hana propósito, convertido cen) los últimos argentinos.

eron en muchos países que del mundo, estando pequeños micro-abusos permiten estas

Una opinión que es mucho más difícil car-

en espacios denarrativa. reivindicación estos ando con gorra Ahoritapara tocare el

en proceso en Primero, otros. transacciones. como es de espe-

Actualmente existen diversos gruposKaty que, gar para ella, pues implica su trabajo.

grupos, donde la identidad individual tema, pero está medio largo y grueso, hayy

rarse: cam4, a la hora que un/una modelo

por sus características, diferencian unos es modelo por webcam,seescort ocasional,

colectiva se exhibe inhibición, lo que que irse lento. (Notasin a los Malpensados:

Las transformaciones sociales que presenquiere redimir sus créditos y convertirlos en

de otros, pero persiguen un mismo fin. dominatriz, actriz/modelo porno ama-

algunos denominan como espacios de houno ve mugre donde quiere).

ciamostoma son propias del desarrollo de una dinero, un porcentaje, rondando por soel

Grupos que en conjunto se denominan teur, escritora erótica, operadora de sexo como LGBTTTI (Lesbianas, Gays, Bisexutelefónico.

mosociabilidad . Ahora... es cierto, Katy lo hace

ciedad cuyo avance y científi 30%. Entendible, y fría,tecnológico la lógica, pues es al fico en del muchas repercuten directamente nal día unáreas negocio, no un “foro” (por más

ales, Transgéneros, Transexuales, Trasvestis

Sin necesidad embargo, laeconómica. discriminación de la que por Dichosos los

en el mododar delavida de los sujetos sociales. que quiera impresión, ni los usuarios

e Intersexuales) de Bromeamos que ,esdiferentes más fácilcategorías decir “Todo

aún trabajan son objeto vinque nadaestos más grupos, porque está quieren.

Lostan cambios enDe lasaquí formas deun socialización son bobos). surge problema

las quePuta”. se compone la población conoexcepto Nos conocemos bien desde

culada problemas deal salud son Pero fue auna progresión, tiempoque y paso

durante esteplatica siglo XXI soncam4 inevitables; que del cual me Katy: resguarda

cida tiempo. como lésbico-gay, según el humor, tipo de hace Pero aún con buen

frecuentes entre loslas miembros la disique ella quiso, con tarifas y de métodos

baste con saber cualquier que ninguna forma de elnos derecho de cerrar cuenta, con

actividad que viene desarrollen, desde el atavío mi comentario como una especie de

dencia El síndrome inmunodefi que ella sexual. fue aceptando. Y en de su opinión esa -

organización social para siempre, pues és“créditos” y todo, enescualquier momento y

individual conque indumentaria del género idea incomoda nos hace guardar silen-

ciencia adquirida, conocido comúnmente es la diferencia.

tas cualquier se innovanmotivo. constantemente. por Motivos comunes in-

opuesto, el cambio en los órganos cio por un hasta momento.

como sida, que apareció en el mundo en

cluyen intercambio de detalles personales,

sexuales por decisión propia, así como mal

la décadaEmpezó de los ochenta del siglo con el sexo por pasado, web-

pues conduce a transacciones y shows priva-

formaciones genéticas que son empeceborradas Perdonen lo críptico,

se transmite, bienconocidos se sabe, por concam, algo quecomo muchos suyos

dos por Skype y otros servicios, etc., no suje-

quirúrgicamente, según la inclinación que mos con un poco de contexto y a ver si me

tacto sanguíneo directo, ya sea a ella través de hacían por diversión, incluyendo mis-

tas a sus tarifas.

una personas pueda manifestar hasta que explico.

transfusiones de el sangre o por medio de ma, antes de darle enfoque de “chamba”.

tenga cierta capacidad de decisión, sin la

relaciones Entre los diversos gruPara esto sesexuales. suscribió al sitio cam4.com,

Curiosa cuando se lo menciono a Katy, ella y

intervención de terceros en ello.hablamos. Katy esta hilando algo, mientras

pos funciona homosexuales, es de muypropinas. frecuenteUno/ esta que a modo

yo juntos buscamos quejas similares de otras

Paralela a su otra profesión, ella también

enfermedad, debido, entre cosas,enal una se suscribe y prende suotras webcam,

personas en línea. Encontramos muchas, en

La unidad de todas estas de Usa disidiseña y vende lencería porformas pedido.

cambio constante de parejas sexuales que cuyo momento empieza a transmitir públi-

sitios como ripoffreport.com, y derivamos un

dencia sexualdese expresa una máquina coser Singerendeellosarcoíris años

pueden llegar a tener. camente, y se abre un cuarto de chat aso-

patrón curioso. Notamos, la mayoría de las

con el queque sueleconsiguió identificarse a estede grupo cincuenta, a través un

ciado a la cámara, al cual pueden unirse

quejas son sobre cantidades mínimas, siem-

social. La lucha por el reconocimiento de trueque con un cliente. Sus otros produc-

Por lo anterior, ese tiende a ver los“bola”, miempersonas para poder, todos asíaen

pre por debajo de cantidades importantes.

la libre determinación en la búsqueda de tos incluyen bolsas, decoraciones, todos

bros de la comunidad focosdel de hablar con el objeto degay suscomo pasiones

“Cancelaron mi cuenta porque un cliente in-

una lejos identidad y colectiva muy de serindividual de propósitos lascivospor o

infección ; la falta de información entre el día e ir dando propinas colectivamente

satisfecho me reportó falsamente de romper

parte de organizaciones lésbico-gay, ha estéticamente sexuales. Son más como

grueso de lamuchas población, con respecto hasta llenar, veces, alguna metaal

términos de conducta, y se quedaron con 40

llegado a de la pugna porque el reconocimiento productos abuelita, ella vende en

modo deque contagio del padecimiento, hace arbitraria ha determinado la modelo.

dólares míos. ¡Peligro!”, dice un usuario. El si-

jurídico apropiado ellos, de queverdad”. incluso ferias artesanales “enpara el mundo

pensar que el sólollegue roce con unacréditos persona Ejemplo: “Cuando a 500

tio es operado por la compañía Surecom, ba-

leseste permita ya sucede en diferentes En caso–como el mundo de verdad es todo

con la enfermedad pone riesgo salud en propinas, me quito la en camisa enlavivo”.

sada en Curacao. Borda en lo Kafkiano lo que

matrimonio legallopaíses–poder que cae fueracontraer de la pantalla y el teclado.

propia.“créditos”. Estos aspectos, Noten Cam4 tanto operamorales en sus como pro-

sería intentar litigar legalmente entre países

además de dar los ella derechos Esmente, este elque, detalle que, asumimos y yo,

salubres, sonpara con los cuales estosque grupos pios créditos transacciones, los

por una cantidad tan pequeña, especial-

y obligaciones del estatus del separa su historia propios del arquetipo de “Esa La

siguen compran luchando,antes. por laEste reivindicación de clientes sistema no es

mente si dicha cantidad de hecho sólo existe

contrato Más conyugal, les Ella permita Profesión Antigua”. operaadoptar com-

sus propias e navideño inclinaciones en extraño, creo decisiones que el bazar de mi

en esta moneda virtual y privada. Todo esto

niños,y totalmente con lo cual por el concepto de familia pleta internet. Fuera del

términos sociales-legales. escuela primaria usaba el mismo sistema:

es conjetura, sobre temas de los que no soy

tradicional ha comenzado un giro sinfísica precmundo digital, no existe evidencia

cambias tu dinero por “dinero de bazar”, el

ningún experto. Pero hay un ángulo desde el

edentes en la historia contemporánea.

38

La liberación en la sexualidad de los indi-


Justa mayo2013

cual me siento más cómodo haciendo conjeturas, y del cual surge el comentario de los “robo-pimps”: y es como esto se podría volver un proceso automático de parte del sitio. No sería difícil programar una ligera función, dentro del sistema de un sitio como cam4, para automáticamente cerrar un muy pequeño porcentaje de cuentas por debajo de cierta cantidad de créditos, enfocado en cuentas con previas amonestaciones, buscando

automáticamente

menciones

de detalles personales, como cuentas de e-mail, dentro de los chat-logs para justificar la terminación de servicios. Pero siempre, y crucialmente, sin cerrar cuentas con cantidades importantes que podrían causar más problemas o reclamos más serios de parte del usuario. No sólo es inmensamente posible sino muy redituable (un software trabajando no cobra, es poca la diferencia entre procesar 1,000 usuarios y 10,000 usuarios para chingarse al 0.5% automáticamente, y cam4 trabaja volúmenes en los que 0.5% no es poca cosa).

39


Justa mayo 2013

Todo esto se lo digo a Katy, mientras se me

Hace rato que no lo usaba, de todos modos.

ocurre. Ella sólo mira. En mi mente saltan

Hay sitios mejores, y tengo muchos clientes

imágenes como de película de Hollywood:

regulares por teléfono. Deberías de escribir

un androide estilo Robocop vestido en saco

de sitios más buenos, más profesionales que

y corbata púrpura, con un diente de oro,

ése.

mangoneando a sus damas de la noche, “descargándose” de ida y vuelta a través de

No lo dudo, le digo, pero si empezamos a

ciudades, a cada Red Light District, y con

cavar, Katy, y cavando vamos haciendo lo

otros cuerpos robóticos, operando como la

mismo, en una de esas te quedas ya desem-

abstracción platónica, la máxima expresión

pleada antes de irte a dormir. Nos reímos.

meta del alcahuete. Controlando, él solo,

Así son estos temas con los que uno conoce

como programa ejecutable, toda una indus-

y aprecia, delegamos lo incomodo al chiste,

tria de explotación, ya no limitado por la sim-

pero entre broma y broma... 

ple carne, ni la suya ni la de sus empleado/as. O la de sus clientes. Load: “C:/robopimp840. exe”, run. Volteo a ver a Katy, dejó de escuchar mis patrañas hace rato, para ella esto es real, no un juego de metáforas tontas. Dos clics, y su perfil en cam4 no existe ya.

40


Justa mayo2013

Conjuros: La realidad una aparente fantasía después, vuelven como si en el preciso momento el pasado surgiera en el presente. Textos aislados, sin una aparente estructura, invitan al lector a cambiar de lugar, de personas, de caras, como ocurre diariamente. La vida es un ir y venir de recuerdos de situaciones propias y ajenas. Las historias contenidas en este libro son algo semejante: un ir y venir de sucesos que atrapan por su carácter inverosímil, por la dureza de los mismos hechos narrados, combinados con el erotismo, el amor, lo bonito, lo endulzante, aquellos aspectos que llevan a vivir la vida como se quiera vivirla. Garrido nos entrega una obra donde el lector, además de identificarse consigo mismo, puede rememorar sucesos contados por “otros”, amigos, familiares, compañeros de En la vida cotidiana se presentan sucesos

cen esa incertidumbre, ese cosquilleo que

trabajo, reviviendo así su propia especifici-

que se alejan de la misma cotidianeidad.

la misma narración causó en otros oídos

dad. Es por ello que al leerlo “… uno puede

Hechos cuya singularidad marcan la ex-

anteriormente.

abandonarse al azar y seguir una ruta caóti-

istencia individual; detalles transforma-

ca”, sin necesidad de seguir un orden, pues

dores de la monotonía diaria; vivencias

Ejemplos de las peculiaridades de la exis-

alegría y tristeza, amor y odio, temor y sere-

presentes en el recuerdo, posiblemente

tencia individual están en los 292 textos

nidad, entre otras cosas, se presentan en la

manifestadas en una tarde de café, en una

compilados en Conjuros (Jus, 2013) de

vida diaria sin orden secuencial alguno.

animada conversación fraternal, donde las

Felipe Garrido. Historias que cautivan al

historias parecen cuentos; narraciones en

lector, no por la elaboración de las mis-

primera o tercera persona –eso no impor-

mas, sino por la simpleza que reflejan, por

ta– cautivadoras de la atención del o de los

la sensación que producen al rememorar

receptores.

acontecimientos similares, parecidos, casi idénticos.

“La vida es un cuento…”, rezaba una frase de Shakespeare. Constantemente se cuen-

El autor nos guía por diferentes vivencias,

ta lo que aconteció en días, meses, años,

en lugares desconocidos con situaciones

décadas atrás. Las historias son de todos

análogas, pero al mismo tiempo con-

tipos: algunas con grados de credibilidad

trapuestas, donde evidenciamos la sim-

cuestionables; otras son apasionantes,

patía, la alegría, el temor, el dolor, pasión,

contadas infinidad de ocasiones en esce-

romance; estados de ánimo, sensaciones

narios diferentes con diversos públicos, y,

que se experimentan cuando el ser pro-

sin embargo, exhalado el aliento, produ-

pio las siente, y al rememorarlas, tiempo

41


Justa mayo 2013

Dieta literaria

El erotismo, el sexo y la homosexualidad han sido a lo largo de la historia, y aún en la actualidad, temas tabú para el ser humano. Sin embargo, en las artes siempre se ha encontrado una salida para desfogar todo aquello que, tanto a mujeres como a hombres, ha sido vedado por los que se encuentran en la cúpula del poder, tanto político como religioso, principalmente. A principio del siglo xx, el escritor francés Guillaume Apollinaire (18801918) publicó una novela tan controversial como delirante en sus escenas sexua-les, Las once mil vergas. Fue en 1907 cuando por primera vez salió a la luz esta obra, pero de manera anónima y clandestinamente, para evitar cualquier detención por obscenidad. En 1911 se publicó una segunda edición, en la cual se seguía manteniendo el anonimato, sólo aparecían las iniciales G.A. Fue hasta 1930, después de su muerte, que aparece una reedición con su nombre tal cual. En el momento que salió la primera edición se rumoraba que esta obra se colocaba por encima de lo escrito por el Marqués de Sade, en cuanto a la transgresión de la moral.

42

La obra se sitúa en París a finales del siglo XIX y principios del XX, antes de la primera Guerra Mundial. Apollinaire puede agobiar desde el inicio de la novela al lector de espíritu delicado. Las escenas sexuales se suceden una tras otra con apenas diminutos respiros para el lector. Va de las relaciones meramente heterosexuales hasta la necrofilia, pasando por las relaciones homosexuales, la sodomía, bestialidad, escenas escatológicas, y todas las perversiones no imaginadas del arte amatorio. Claro ejemplo de su vitalidad imaginativa. Todo es llevado al extremo, se exacerban tanto los aspectos sexuales que se terminar en lo humorístico. En todas estas escenas narradas, siempre hay un dejo de parodia que Apollinaire sabe manufacturar de manera brillante, es el humor otro ingrediente fundamental en esta novela. Con ello, Apollinaire es capaz de señalar los vicios de la vida en la sociedad francesa de esa época; con una visión ácida y mordaz, hace escarnio de todo aquello que le causa malestar. Se vale del paisaje y de las anécdotas costum-

bristas para describir los excesos de la sociedad moderna. Muchos opinan que las traducciones al español dejan escapar muchos matices y giros del lenguaje que emplea; ello hace que se empobrezca la obra y se vuelva un tanto vulgar, sin serlo en su idioma original. Quien tenga la oportunidad de leerlo en francés que lo haga, para rescatar la riqueza de su narrativa. Otro escritor que continúa con la tendencia erótica en su literatura es Henry Miller (1891-1980), en 1934 (pocos años después de la publicación oficial de Las once mil vergas) aparece por primera vez Trópico de Cáncer, publicada en Francia, y censurada en Estados Unidos hasta 1960, y con la cual se ejerció un proceso por obscenidad y pornografía sobre el escritor estadounidense. Se trata de la primera novela este autor, la cual está ambientada en el París de finales de la década de los veinte y principios de los treinta. Escrita de forma autobiográfica, Miller narra la


Justa mayo2013

condición humana por medio de sus vivencias en Francia, principalmente en el bajo mundo de aquel país. Su prosa es directa, sin tapujos, describe las situaciones de manera que coloca al lector ante la historia, con naturalidad. En sí el argumento no es algo espectacular, ya que, como se mencionó, éste gira en torno a acontecimientos que vive Miller en la vida parisina del día a día. Lo que destaca es el personaje principal, alter ego del propio Miller, por medio del cual el escritor plasma su punto de vista acerca de la vida, por medio del recurso narrativo del monólogo interior, el fluir de la conciencia. Con ello logra narrarse la relación del protagonista con el resto de la sociedad, su forma de relacionarse con las mujeres, su frustración por ser escritor y sólo llegar a ser un corrector de estilo, para terminar aceptando su propia realidad, sabiendo que no puede hacer nada para cambiarla. Los espacios en los que se desarrolla la historia son sucios aderezados por la soledad en el protagonista y las escenas obscenas que ellos se desarrollan, entre prostitutas, seres marginados y mundanos.

Miller crea una novela que si bien está permeada de erotismo y sexo no es el fin último de ésta, igual que sucede con Apollinaire. El sexo está presente sin lugar a dudas y de una manera frenética y constante; sin embargo, es un canal por el cual se logra ver la condición de los seres humanos y su destino catastrófico e inevitable al cual nos dirigimos. Esta obra fue de gran influencia para escritores como Jack Kerouac, William Burroughs y Charles Bukowski, entre otros. Es una novela parteaguas en la forma de decir la realidad, directa y sin miedos. Dando un salto en el tiempo y el espacio literario llegamos al México del siglo xxi con la obra Funerales de hombres raros, segunda novela de Wenceslao Bruciaga (1977), escritor que continúa esa tradición de la que se hablaba: decir las cosas como son. Publicada en 2011, se trata de una novela controversial, claro ejemplo de lo que el mismo autor dice: “me gusta la provocación”. Y obviamente que provoca e incomoda. Con un lenguaje directo, Bruciaga delinea un realismo dentro del mundo urbano (entre México D.F. y Torreón, Coahuila). En esta obra se

descarna la vida de los hombres homosexuales, y se trata de alejar (con éxito) de todo tipo de clichés y estereotipos que se tienen sobre ellos. Se muestra el mundo gay desde la visión de un gay; Wenceslao Bruciaga se denomina, él mismo, como “un gay antigay”, y desde esta perspectiva hace una sátira no sólo de los que están dentro de este mundo sino de todos aquellos que giran en su entorno. Aunque ha habido avances en cuanto a los derechos de ejercer libremente la sexualidad en México, Bruciaga logra ver que no existe una autocritica en el mundo homosexual; por el contario, siguen habiendo ciertos tabús sobre el tema. Todo se basa más en la apariencia que en los verdaderos hechos. Existe en la novela una lectura social del comportamiento de los individuos ante las inclinaciones sexuales que decide tomar el otro. La discriminación, los tríos amorosos, las hipocresías familiares, las convenciones sociales, son elementos constantes y necesarios para construir el mundo en el que realmente se mueven las relaciones

43


Justa mayo 2013

homosexuales, igual que en el mundo de los heterosexuales, el cual también está plagado de todos esos vicios y rezagos ideológicos que permanecen a pesar de decir lo contrario. El slogan: sexo, drogas y rock and roll, está presente, pero, más que ser un cliché de la juventud, es una realidad que se describe aderezada por un soundtrack de rock de los noventa. Hay una constante presencia musical en la narración, como si cada canción acompañara las escenas descritas. Lejos de las convenciones románticas sobre el tema homosexual, Bruciaga encuentra (y no fortuitamente, sino con toda la intención) la manera de hablar de una realidad soterrada por las mentes cerradas (valga la aliteración), la censura y la autocensura de los escritores. El autor devela de manera contundente, sin miramientos ni concesiones la realidad de la sociedad mexicana ante un tema aún tabú, a pesar de que se hable ya de matrimonios entre homosexuales (lo cual para Bruciaga no es la solución) y de respeto a la diversidad sexual. Se hace una crítica punzante y ácida a la comunidad gay desde el punto de vista de uno de sus militantes. Estas son las tres obras que esperemos aderecen de emociones fuertes las mentes de nuestros lectores. Son obras provocadoras y sugerentes, directas e incomodas para cierto sector que no gusta de realidades sórdidas y desencantadas. Si bien no son aptas para lectores sensibles, ante estos temas, se pueden iniciar en el arte de la perversión literaria con estos libros sugeridos, los cuales, debajo de la sucesión de escenas sexuales y perversiones de todo tipo, contienen un trasfondo de nuestra realidad social e ideológica moderna. 

44

SUGERENCIAS JUS

Sugerencias Jus


Justa mayo2013

45


Justa mayo 2013

que comparte la un cama con diablo cartón, Una Una mujermujer que comparte laque camacomparte con diablo deun cartón, libélula lujuriosa Una mujer la cama conuna unde diablo de

una libélula que anidaque en anida el pecho depecho una mucartón, unalujuriosa libélula lujuriosa en el de jer,una unamujer, adolescente que se agencia un amante aluna adolescente que seaagencia a unson amante Nuest que anida en el pecho de una mujer, una adolescente que se agencia a un son algunos de los personajes de Los de diablos deyTeresa gunos de los personajes de Los diablos Teresa otros “Los 7 infiNu e y otroshistorias relatos: historias queentre juegan real y lo mund relatos: que juegan lo entre real ylolo fantástide Rafae fantástico, que desde la diablos sorpresa del presente y amante algunos dedesde losnarran personajes de Los de Teresa yel otros relatos: co,elson que narran la sorpresa del presente desde desde la ácida calidez de la nostalgia. Con yeste libro Los ojos del jaguar la Gabriela ácida calidez de confi la nostalgia. este libro GabrieFonseca rma que Con la literatura fantástica disparan media noche historias que juegan entre lo realque y lo fantástico, que narran desdede laErnesto sorpresa la Fonseca confi rma la literatura fantástica tiene tiene un sitio importante en la narrativa mexicana actual. Murguía how about your family? un sitio importante en la narrativa mexicana actual. abem facio camque alint? Fulinterunte ad ficion veri inam hil voc restre ad furis. consimisse

Escribir. Contarle a otro nuestras cuitas. Confesarse. En Los suaves ángulos, de Dulce María González, nos encontramos ante un par de confesiones: la de Teresa, una mujer que relata su ambigua relación con dos hermanos violentos; y la de Norma y Casandra, quienes descubren la pasión que comparten por el jefe de la primera., Dulce María González nos entrega de la mano de estas tres mujeres un retrato de la vida cuando ésta se acerca a los increíbles bordes de la felicidad dejando ante el otro, quien nos mira, los suaves y también, espinosos ángulos de nuestra vida.

Habitaciones es el diálogo apocalíptico entre el poeta y su entorno inmediato, donde la apariencia del caos se inventa una nueva puerta en cada página, demostrando la autora que no desconoce las formas poéticas a las que alude, destacando un estilo elegante y sentencioso. La poesía de Julia Melissa Rivas resplandece desde lo oscuro: surge del origen primario de la memoria, ahí donde se renuevan los signos y se ordenan para que las texturas de lo vivido tengan nuevos escombros, para hacer un lugar nuevo, habitable.

46


tro Inframundo uestro rnos deInfraMéxico” do “Losde7Mola inf el Loret

Justa mayo2013

Las mujeres y relatos que habitan este libro son el fruto de la revolución cultural que significa la famosa frase de Simone de Beauvoir: “una mujer no nace mujer, lo deviene”. En este conjunto de relatos de Patricia de Souza lo erótico es tan sólo una de las formas y una de las reivindicaciones sobre la exploración hacia este devenir de lo femenino; aquí el acercamiento al placer no es maldición, sino reconocimiento. En estas páginas lo sexual tiene que ver con cierto brillo lunar, con una imaginación irreverente y luminosa que dice: aquí estoy, no tengo miedo, sigo mi deseo. ¿Cómo creer y seguir siendo humano cuando las referencias se esfuman frente a la brutalidad cotidiana y sin esperanzas? Joseph, el más pequeño de los niños que han llegado al campo rebelde, le recordará su infancia, su familia, su pueblo, su humanidad y le infundirá el valor necesario para cortar la cadena de violencia a la que había sido sometida. El ruido de los huesos que crujen es un texto a dos voces. Joseph y Elikia viven la huida, las dudas, los miedos y el regreso a una vida civil y civilizada en la que los niños pueden crecer siendo niños.

Novia que te vea narra la historia de Oshinica, una joven perteneciente a la comunidad Sefaradí, grupo judeo-mexicano de los cincuenta, en la ciudad de México. Desde niña es educada para casarse, pero cuando llega a los quince años teme al matrimonio, lo único que quiere es estudiar. Lo permitido entonces era hacer una carrera corta mientras llegaba el matrimonio. Vencida por la tradición y las costumbres, será en la segunda parte cuando logre divorciarse y obtener más de lo que esperaba de la vida.

47


Justa mayo 2013

¿De verdad de la buena? Noelia Amarillo

Hoy he estado hablando de un tema “eróti-

incluso a la “alta”), la duración del acto en

co/festivo” con mi compañero de curro: los

si es eterna… siempre nos hacen sufrir dos

penes, sus tamaños, grosores y colores…

o tres orgasmos antes de satisfacerse ellos

–Niño, tate quieto… que HOY tengo

Upsssss pensareis, ¡vaya temita para hablar

mismos (vamos, media hora mínima solo

sueño…

en el trabajo! pues no… un tema de lo más

de “mete/saca”), así mismo su tiempo de

normal, vamos, un tema del día a día.

reacción es fulminante (tienen un orgasmo

–Mmm –aquí él me da besos, hace arruma-

y en menos de cinco minutos ya están con

cos, caricias y me convence.

Me imagino la conversación del tercer día:

Después de darle a la lengua durante una

la “antena parabólica” en marcha otra vez),

horita –tenemos poco trabajo, en efecto-

y por supuesto son insaciables (no conten-

hemos llegado a una conclusión: lo que

tos con 5/7 en una noche, repiten la jugada

nos gusta a las mujeres de nuestros protas

una y otra vez y otra durante los siete días

masculinos

nuestras

de la semana) y esto que a nosotras nos

novelas, no se corresponde en absoluto

pone los ojos como platos, si lo extrapola-

–Niño, tate quieto… que hoy no tengo ga-

con lo que realmente nos gusta y espera-

mos al mundo real, nos pondría “otra cosa”

nas…

mos de nuestros chicos.

en carne viva, o como poco con escocedu-

cuando

leemos

ras bastante importantes… y eso por no

–Mmmm –aquí yo me dejo convencer. Del cuarto día:

–Mmm –aquí el me da besos etc…

¿No me creéis? Pues os pienso demostrar

hablar del coñazo, sip, COÑAZO, que sería

con argumentos, el porqué de esta afirma-

estar toda la noche, cada una de las noches

–Pero que pesadito que estás última-

ción tan categórica.

de la semana, dale que te pego…

mente…

Los protas masculinos de nuestras novelas

En serio, yo me imagino a mi marido en ese

–Mmm –más arrumacos…

tienen un aguante superior a la media (5/7

plan A DIARIO, todos los días del año… ¡Y

“actos amatorios” en una noche es superior

me da un pasmo!

48

–Bueno va… –acto seguido rezaría porque


Justa mayo2013

se diera prisa, porque de verdad, que HOY

–Uffff -suspiró conmovida por su estoica

shasta cambian de color, pasando del rosa

tengo sueño… pero no… le pasa como al

espera y decido que bueno… que tam-

palo, siguiendo al rojo cereza y acabando

conejito de duracell… que dura y dura y

poco me hace falta dormir esa noche…

en el morado explosión). Hasta ahí todo

dura… arggh.

luego por supuesto me arrepiento por que

bien... bueno, bien siempre y cuando te

la “cuestión” no dura poco… no… dura

gusten las cosas “grandes”… y seamos

toda la santa noche (a ver, 5 polvos no se

sinceras… ¿De verdad nos gustan TAN

echan en un ratito).

grandes?

Del Séptimo día:

Por poner un ejemplo, en Pasión de Lisa

Del quinto día: –Niño… que te quedes quieto…

Valdez el pene del prota mide unos es-

–Mmm –ya está dale que te pego con los puñeteros besos, las caricias aburridas y

Media hora antes de la hora habitual de

calofriantes 27cm. En cualquiera de los de

los arrumacos de niño malcriado.

acostarnos me meto en la cama enfunda-

J.R. Ward, el glande cuando están en erec-

da con el pijama más feo, viejo y zarrapas-

ción sobrepasa el ombligo (vamos… ni

–Que te he dicho que no me apetece…

troso que tengo…

un caballo, probar a medir, mínimo 30cm)

–Mmm –y dale con los puñeteros arruma-

–Niña… te voy a comer entera.

Los de Robin Schone rondan los 25cm… los que menos no bajan de 22cm… Guau!!!

cos, éste se tiene que estar tomando viagra o algo por el estilo…

Kenyon anda también por esa medida…

–Mira capullo, como se te ocurra desen-

No está nada mal, ¿verdad?

fundar te juro que te cojo la “pistola”, te Pues no, está PEOR.

–Bueno… pero rapidito –y mientras él se

la arranco y se la echo a la iguana de de-

afana yo pienso en si habrá pastillas con-

sayuno –gruño enfadada con una mirada

tra la fogosidad masculina y si se las podré

tal que la “pistola” se convierte en pura ge-

¿Alguna de vosotras se ha parado a coger

echar en el café sin que se entere…

latina ipso facto. Aprovechando esa ben-

un metro y comprobar cuánto son 22/25 o

dita circunstancia, y antes de que su pene

27 cm?

Del sexto día:

cambié de opinión y decida alzarse en armas, me oculto bien entre las mantas, lo

Una hora después de la normal de acos-

más pegada posible al extremo de la cama

tarnos yo sigo sentada en el sillón frente a

y gruño, cual perro rabioso, avisando de

la tele viendo la película más aburrida del

que, sí, MUERDO, y cierro los ojos... “como

siglo.

se le ocurra acercarse lo mato”, es mi último

No, ya lo sabía yo.

pensamiento. –Niña… ¿Nos vamos a la cama? –me pre-

Los protas masculinos de

gunta él con ojitos tiernos. –Uissss no… que está súper interesante la

¿En serio queremos chicos como nuestros

peli –digo entre bostezos.

protas, insaciables, con aguante y muchas, pero muchas ganas, a todas, pero a todas,

–Mmm… –él se acerca a mí despacito.

horas?

–Uiiiissss que no me he quitado el maqui-

Exacto, ya os decía yo que no…

un aguante superior a la media (5/7 “actos amatorios” en una noche es superior incluso a la “alta”),

llaje, ni tendido la ropa, ni fregado el suelo de la cocina… vete a la cama (tu solito) que

Pero vayamos un poco más allá… hemos

en cuanto acabe te acompaño –digo aco-

hablado de aguante, de duración, y de asi-

jonada al verle acercarse con “intenciones”.

duidad… ahora vayamos a lo puramente físico, los penes.

Hago todo lo que “supuestamente” me he

la duración del acto en si es eterna… siempre nos hacen sufrir dos o tres

dejado sin hacer y voy a la cama una hora

Los de nuestros protas son grandes, largos,

después que él. El muy capullo esta des-

gruesos, imponentes todos ellos… blan-

pierto y con la lanza alzada.

cos, negros, morados, rosados, con venas, sin venas… vamos, para todos los gustos,

–Niña te he echado de menos.

nuestras novelas tienen

orgasmos antes de satisfacerse ellos mismos

tamaños y colores (algunos de hecho, ha-

49


Justa mayo 2013

se plantea hacer una felación hasta el

Noelia Amarillo: Nació en Madrid el 31 de octubre

fondo a un pene de ese tamaño? GLUPS.

de 1972. Escribe novela romántica. Colabora bimestralmente con la revista digital Romantica´S (especializada en literatura

A eso, por supuesto hay que añadir, que si

romántica), también ocasionalmente con el Blog Yo Leo RA,

son “largos” también son “gruesos” algu-

para el que ha hecho algunas reseñas. Escribe artículos, reseñas

nos del tamaño de la muñeca femenina

y relatos para sus blogs personales, y promociona sus novelas

o más… de hecho para describirlos sue-

(publicadas o no) en ellos. Finalista del VI Premio Terciopelo

len usar la frase: “no se podía abarcar con

con la novela Quédate a mi lado; Premio “Mejor romance eróti-

te ocurra desenfundar te

los dedos de las manos” ¿Eing? O las pro-

co” 2011 de la revista Romántica´s por Ardiente Verano; Premio

tagonistas femeninas tienen los dedos

“Mejor autora española” 2011 de la revista Romántica´s por

juro que te cojo la “pis-

muy cortos o las autoras exageran una

Cuando la memoria olvida; Premio “Mejor romance erótico”

pizca… pero vamos... una pizquita de ná.

2011 en la web El Rincón de la novela romántica por Ardiente

–Mira capullo, como se

tola”, te la arranco y se la

Verano; Premio Colmillo de oro 2011 a la “Mejor Novela Erótica”

echo a la iguana de de-

Vamos, no solo son tan largos como

por Ardiente Verano. Fue una de las cinco autoras ganadoras

una botella de Acuarius, sino que

del I Premio Narrativa Romántica La Máquina china 2011, por

sayuno –gruño enfadada

son igual de gruesos… o más…

El corazón de una estrella. Su relato erótico “Sí, se atrevió” resultó ganador de “Un deseo satisfecho” en el certamen “100

con una mirada tal que la “pistola” se convierte en pura gelatina ipso facto.

Pues mirad:

mini-relatos de amor y un deseo satisfecho” que convocó la

de nuestros chicos tengan ese “tama-

editorial Éride en diciembre de 2011, y su micro relato “Eter-

ño” (por llamarlo de alguna manera).

nidad”, resultó ser uno de los cien ganadores en este mismo certamen. En diciembre de 2011 fue nominada en cuatro cate-

En fin… nuestros protas son tremendos,

gorías en los Premios Dama 2011: Mejor autora nacional / Me-

guapísimos y unos verdaderos “macho

jor escena sensual / Mejor protagonista / Mejor Novela erótica.

man” pero yo, sinceramente, me quedo

Finalista Mejor Novela Romance erótico El Rincón de la Novela

con mi chico, normalito, con una asidui-

Romántica 2010 por Falsas Apariencias. Finalista Premios Ro-

dad normal, una aguante relativo, una

sas revista Romántica´s como Mejor Novela Romance Erótico

reacción post coital en el término me-

2010 por Falsas Apariencias. Finalista Premios Rosas revista

dio, y un pene “adecuado” a mis necesi-

Romantica´s como Autora revelación Española 2010 por Fal-

Una botella de Acuarius de un li-

dades (básicamente, que no me deje

sas Apariencias. Actualmente está escribiendo la que será la

tro (la de toda la vida) mide ni

baldada ni ocupe lo que un melón). 

cuarta entrega de la serie Amigos del barrio, la historia de Héc-

más ni menos que 26 centímetros. Sip, uno menos que el pene de uno de nuestros protas, uno más que el de la mayoría de ellos… para comprobar cuanto son 22cm ir restando un dedo por centímetro… ufffff… incluso los “menos dotados” son… ATERRADORES. En serio… pensarlo bien… una botella de Acuarius “pa´dentro”… ¡Yo no, desde luego! ¡Ni de coña! No sólo no me cabe, es que además me desplazaría todos los demás órganos del cuerpo… joder, se me quedaría el estómago a la altura de las tetas, o sea, la tripa a la altura del esternon y las tetas a la altura de la garganta... ufff. Y hablando de gargantas… ¿alguien

50

De verdad queremos que los penes

tor. También tiene un proyecto empezado, la historia de Lucas.


Justa mayo2013

Si te llegas a encontrar una chica que lee mantenla cerca, y cuando a las dos de la mañana la pilles llorando y abrazando el libro contra su pecho, prepárale una taza de té y consiéntela. Es probable que la pierdas durante un par de horas pero siempre va a regresar a ti. Hablará de los protagonistas del libro como si fueran reales y es que, por un tiempo, siempre lo son. Le propondrás matrimonio durante un viaje en globo o en medio de un concierto de rock, o quizás formularás la pregunta por absoluta casualidad la próxima vez que se enferme; puede que hasta sea por Skype. Sonreirás con tal fuerza que te preguntarás por qué tu corazón no ha estallado todavía haciendo que la sangre ruede por tu pecho. Escribirás la historia de ustedes, tendrán hijos con nombres extraños y gustos aún más raros. Ella les leerá a tus hijos The Cat in the Hat y Aslan, e incluso puede que lo haga el mismo día. Caminarán juntos los inviernos de la vejez y ella recitará los poemas de Keats en un susurro mientras tú sacudes la nieve de tus botas. Sal con una chica que lee porque te lo mereces. Te mereces una mujer capaz de darte la vida más colorida que puedas imaginar. Si solo tienes para darle monotonía, horas trilladas y propuestas a medio cocinar, te vendrá mejor estar solo. Pero si quieres el mundo y los mundos que hay más allá, invita a salir a una chica que lee. O mejor aún, a una que escriba.

Fragmento de “Sal con una chica que lee (Por Rosemary Urquico)

51


Justa mayo 2013

El cambio en la estructura familiar tradicional Saúl Martínez

La familia puede ser entendida como “la unión de personas que comparten un proyecto vital de existencia en común que se quiere duradero” La construcción, producción y reproduc-

creencias y demás elementos propios de la

unión de personas que comparten un

ción social, se manifiestan en aspectos

cultura, se transmiten de padres a hijos a

proyecto vital de existencia en común que

como la moral o lo socialmente estable-

lo largo del tiempo. La familia, por lo tanto,

se quiere duradero”; la implementación

cido, validado, permitido, etcétera. Las

es entendida como la organización social

de modos de vida en un individuo, dentro

características que le dan a una sociedad

nuclear; es ella quien posibilita la existen-

del grupo familiar, se compagina posteri-

en particular su especificidad son pasadas

cia de organizaciones sociales mucho más

ormente con las aspiraciones de otro in-

de una generación a otra, teniendo con-

complejas, al dotarle al sujeto individual

dividuo cuyos valores y estilo de vida sea

tinuidad aquellas que se reproducen en

las herramientas necesarias para la inser-

similar, convirtiéndose a la postre en un

un mismo espacio geográfico, durante un

ción exitosa y la comprensión imprescindi-

nuevo núcleo familiar, el cual con sus des-

periodo de tiempo determinado.

ble de las relaciones sociales exteriores al

cendientes hace lo mismo, y así sucesiva-

seno familiar.

mente.

La familia puede ser entendida como “la

La familia como institución es de carácter

La continuación de costumbres, valores morales, modos de comportamiento,

52


Justa mayo2013

milenario; con diferentes rasgos en cada

vertiente político-económica, pero tam-

con terceros, es decir, se busca abierta-

época histórica, le ha asignado al género

bién en cuestiones mucho más “aisladas”

mente la posibilidad de la adopción legal,

femenino algo más que la reproducción

como la vida en pareja, que tienen, en sí,

ya presente en varios países.

“LaLaeducación noaceptada biológica. estructura familiar en las culturas de Occidente y en otras alre-

cambia el mundo, la

intrínsecas la sexualidad, la búsqueda del placer y el placer exactamente para quién.

dedor del mundo es aquella que integra a

La discusión respecto de la existencia de hogares con padres del mismo sexo con-

dos sujetos, uno de cada género, mascueducación cambia a las

Dentro de la concepción del papel prepon-

fronta dos posturas en torno al tema. Los

lino y femenino.

derante del hombre y de la organización

sectores sociales que están en contra de

de la familia tradicional que, en torno a

esta pretensión argumentan, entre otras

En la primera década de este siglo XXI,

las cambien el mundo”

su figura, le otorgaba el lugar de susten-

cosas, el derecho de los menores a criarse

a la par de los importantes cambios tec-

tador del hogar, al tiempo que progenitor

en familias que les puedan proporcionar

nológicos que tienen lugar, junto a otros Paulo Freire

y protector tanto de la mujer como de los

la estabilidad emocional requerida para

fenómenos como el cambio climático y

hijos, estaba la idea de la masculinidad, en

insertarse dentro de las dinámicas so-

demás situaciones que son propias de este

cuya idealización se encontraba el hombre

ciales contemporáneas, con el fin de que

mundo moderno (posmoderno para mu-

como conquistador de las mujeres; esto se

puedan obtener en sus años de formación

chos), también las instituciones sociales

traduce como la no debilidad del género

una identidad sexual, sea la que ésta fuere,

manifiestan cambios importantes; cues-

masculino, que en la práctica enseñaba

hasta su entrada al mundo adulto.

tionamientos que ponen en duda el orden

a los niños no llorar (como lo hacían las

de la cosas, lo que hasta ahora ha sido con-

niñas), a no tomar, por ningún motivo y en

En contra parte, quienes defienden la pro-

sensuado colectivamente.

ningún momento, alguna actitud afemi-

puesta presentan la posibilidad de que

nada so pena de recibir la condena de ad-

el niño o la niña pueden obtener todo lo

Debido a la liberación sexual de los últimos

jetivos peyorativos como “maricón”, “nena”,

mencionado en el párrafo anterior, den-

años del siglo pasado, movimientos socia-

“puto”, por mencionar algunos.

tro de un círculo familiar con parejas del

personas para que el-

les a favor de la diversidad en este sentido

mismo sexo. Existen estudios hechos en

se pronunciaron no sólo por la libertad in-

Con los cambios recientes, entre los que

otros países, donde la adopción por estas

dividual y colectiva de sus decisiones, en

destacan el papel activo de la mujer en el

últimas se práctica desde hace tiempo.

cuanto a sus preferencias. El resultado es

sostenimiento del núcleo familiar, a la par

En ellos se revela que “… en todos los

que hoy en día las marchas, las protestas,

del hombre, también la estructura social

parámetros estudiados, no existen diferen-

los debates en torno al tema, etcétera, ya

que legitimaba la unión hombre-mujer

cias significativas entre el desarrollo de los

tuvieron eco en la concepción, si no moral,

ha dado un vuelco para ahora comenzar

adolescentes con familias formadas con

por lo menos jurídica con relación a esta

a legitimar, legalizando primero, uniones

padres del mismo sexo, respecto a los de

libertad que busca un reconocimiento por

entre parejas del mismo sexo, sean hom-

las familias con padres heterosexuales.”

parte de los Estados Nacionales de forma

bre-hombre o mujer-mujer, poniendo en

legal, cuestión que tiene mucho qué decir.

entredicho los valores morales que sus-

Otro aspecto que se señala a favor de este

tentaban la concepción del matrimonio

tipo de adopción tiene que ver con la cali-

Los cuestionamientos que en un primer

anterior, la cual es defendida por los sec-

dad de la relación que presentan los niños

momento se dieron en países de primer

tores sociales más conservadores, entre

o adolescentes con quienes los adoptan,

orden, con modos de vida holgados, brin-

ellos la Iglesia tradicional.

lo cual se considera una de las áreas más

caron posteriormente y se generalizaron

importantes para el desarrollo individual

en países con un mayor atraso económico,

El debate al respecto ha sido caluroso

de los menores. La parte oponente argu-

académico, con deficiencias en el desarrol-

y abundante. Por supuesto no se podía

menta que las inclinaciones de un sujeto

lo social, como lo es México y diferentes

esperar menos del tema, pues al rec-

hacia parejas del mismo sexo provienen de

países de América Latina.

lamar la no discriminación y el encum-

traumas provocados en la niñez, producto

bramiento de derechos propios, como los

de abusos de carácter sexual, cometidos

El machismo, como una cuestión cultural,

de los heterosexuales, ya no sólo se trata la

por agentes emparentados con el menor,

está inserto en el modo de vida de buena

cuestión concerniente a las inclinaciones

como el padre, tío, abuelo, hermanos

parte de la población de la región. La dom-

sexuales, sino se ha dado un salto hacia la

mayores, etcétera, que invariablemente

inación del género masculino sobre el gén-

posibilidad de que parejas del mismo sexo

provocaron ese tipo de “desviaciones”.

ero femenino o del hombre sobre la mujer

puedan ejercer derechos y obligaciones

se hacía evidente en el status quo desde la

jurídicas, además de que con ellos mismos,

53


Justa mayo 2013

“… en todos los parámetros estudiados, no existen diferencias significativas entre el desarrollo de los adolescentes con familias formadas con padres del mismo sexo, respecto a los de las familias con padres heterosexuales.”

Dentro del debate, se han incluido aspec-

pañando de los cambios en términos le-

Leonor Mora, “La familia en la sociedad de hoy.

tos de carácter filosófico-religioso, como la

gales, a la vez que la moral, con la que se

Vivencias de venezolanos de clase media “, en

naturaleza humana y el orden divino esta-

rigen las relaciones sociales, vaya teniendo

Athenea Digital, núm., 11, primavera 2007. Uni-

blecido para la reproducción del hombre;

mayor apertura respecto de las prácticas

versidad Autónoma de Barcelona, España. p.57.

orden presente en el reino animal desde el

por las cuales se originó la discusión.

principio de la creación, al existir siempre

Para una discusión en torno al papel de la mujer

en la pareja macho y hembra. Posición evi-

La situación social predispone el cambio en

en la construcción del machismo se recomienda

dentemente elaborada desde la oposición

todas aquellas disciplinas de conocimiento

el artículo de Matthew Gutmann, “Las mujeres y

religiosa.

que son producto de las relaciones inter-

la negociación de la masculinidad”, en Nueva an-

subjetivas. Los cuestionamientos sobre la

tropología, vol. XVIII, núm.61, septiembre, 2002,

También desde el ámbito de la razón se

apertura de la crianza de hijos por parejas

Asociación Nueva Antropología A.C, México.

han hecho diferentes perspectivas, tomán-

del mismo sexo no sólo se han quedado en

dose como eje la libre determinación de

la adopción, sino que actualmente existen

“Matrimonio sexual en debate”, artículo web

la voluntad individual, amparada en las

propuestas en la investigación científica y

disponible en la dirección electrónica http://www.

ideas de democracia, pluralidad, toleran-

médica, para lograr que en un futuro los

aciprensa.com/Familia/matri-homo.htm,

cia, etcétera, presentes en los Derechos

hombres, mediante procedimientos hor-

sultado el día 17-04-2013.

Humanos. La no discriminación hacia in-

monales, quirúrgicos, etcétera, puedan

dividuos con preferencias sexuales del

tener la posibilidad de experimentar un

Javier Flores, “La adopción en parejas del mismo

mismo género es uno de los rasgos por el

embarazo. Cuestión que se analiza desde

sexo”, en La jornada en línea, artículo web dis-

cual comenzó la lucha por la diversidad en

las vertientes, científicas, éticas y morales

ponible en la dirección electrónica http://www.

este campo de la vida social, cuyo argu-

que esto implica.

jornada.unam.mx/2010/01/05/opinion/013a3pol,

mento ha llegado hasta la discusión sobre

con-

consultado el día 17-04-2013.

la legitimidad y legalidad de familias cuyos

La transformación social es inevitable. La

padres sean del mismo sexo.

que observamos hoy de gran envergadura,

Ibíd.

desde la estructura social misma, afectará La movilidad social lleva en sí misma el

invariablemente la construcción de las re-

“¿Pueden quedar los hombres embarazados?”

cambio en otras áreas, producto de las re-

laciones sociales a partir de este siglo XXI.

Artículo web disponible en la dirección elec-

laciones sociales. Presenciamos un cambio

Pero hay certeza de que no serán iguales a

trónica

importante en la construcción de los códi-

como las conocemos, concebimos ni vivi-

mx/2012/04/pueden-los-hombres-quedar-em-

gos que validan las acciones de los sujetos,

mos actualmente. 

barazados.html, consultado el día 17-04-2013.

desde la misma estructura social, como lo es la familia. Este debate se seguirá acom-

54

http://reproduccion-asistida.blogspot.


Justa mayo2013

Sugerencias Cinedonceles:

EL CINE SEGÚN HITCHCOCK Resultado de una larga conversación de cincuenta horas preparada sobre un cuestionario de quinientas preguntas, El cine según Hitchcock -aclaraba François Truffaut- es «un libro del que no me considero autor, sino tan sólo iniciador o, mejor aún, provocador». A lo largo de sus páginas, las circunstancias que rodearon el nacimiento de cada film, la elaboración de los guiones, los problemas de la puesta en escena y la valoración del resultado comercial de las películas nutren el apasionante diálogo que sostienen en él ambos realizadores.

“Lo que me emocionó aquella tarde, al volver a ver todos esos trozos de películas que recordaba de memoria, pero por una noche aislados de su contexto, fue a la vez la sinceridad y la brutalidad de la obra hitchcockiana. Era imposible no ver que todas las escenas de amor estaban filmadas como escenas de asesinato y todas las escenas de asesinato, como escenas de amor. Yo conocía esa obra, creía conocerla muy bien y me quedé anonadado ante lo que veía. En la pantalla todo eran manchas, juegos de artificio, eyaculaciones, suspiros, estertores, gritos, pérdidas de sangre, lágrimas, puñetazos torcidos, y me pareció que en el cine de Hitchcock, decididamente más sexual que sensual, hacer el amor y morir eran la misma cosa.”

FRANCOIS TRUFFAUT: Señor Hitchcock, esta mañana me decía que le turbaba un poco haber removido tantos recuerdos estos últimos días y que había tenido sueños agitados. Por otra parte, hemos comprobado que algunos films como Notorious, Vértigo, Psycho, parecen sueños. Quisiera saber si sueña usted mucho. ALFRED HITCHCOCK: No mucho...algunas veces... y mis sueños son muy razonables. En uno de ellos, me encontraba en Sunset Boulevard, a la sombra de unos árboles, esperaba un taxi amarillo (Yellow Cab) para ir a almorzar. No había trazas de taxi amarillo, pues todos los coches que pasaban por allí eran de 1916. Y me dije entonces: “Es inútil que esté aquí de plantón esperando un taxi amarillo, puesto que estoy teniendo un sueño de 1916”. Después de esta reflexión, me fui andando hasta el restaurante.

Párrafos de “El cine según HItchcock” - François Truffaut

55


Justa mayo 2013

Controlando historias Diabolgrot

Digamos que queremos comparar las historias del desarrollo tanto de la novela como del videojuego. En el primer caso, podemos ir hasta los primeros ejemplos de narrativa: La Épica de Gilgamesh, El Cid para los hispanohablantes, La Odisea de Homero, etc. En comparación, los principios de los videojuegos parecieran tener menos calibre: Pong, Pacman, Tetris, sabemos cuales. “Jueguitos”. Desde ese lugar, es muy fácil decir “¿Ves? Suelta el control y mejor ponte a leer el Quijote, chamaco”. Aquí es donde, ruego me disculpen, me entrometo un poco. Mas acertado seria comparar estos “jueguitos” con los primeros garabatos paleolíticos, las primeras palabras El videojuego, como los medios de expresión artística, posee su lenguaje personal y rinde culto a sus propios axiomas: El Desafío, el Rol del Jugador, La Progresión del Juego. Estos son los “Dioses” del medio, y poco a poco se han agregado algunos nuevos a su panteón: entre ellos “La Narrativa”, “Las Mecánicas De Juego”, -Lo siento Mario, pero la princesa esta en

finita. Veía que se aproximaba a algo, en el

“La Visión del Artista”. Y como buenos Dio-

otro castillo

fondo, luces distantes. Eran palabras. Mario

ses, ya se están dando de macanazos para

cerro los ojos, abrió los brazos, y el conta-

ver quien gana.

Mario no sabia que sentir ya, su vida

dor de vidas bajó a 0. “Game Over”

carecía de sentido. Todo no era mas que

Primero, la narrativa:

una serie de niveles, cada uno mas cruel

Seria muy extraño llorar por Mario. Para

que el previo. En un remolino existencial,

eso haría falta inmersión, empatía con el

Desde los mediados de los no-

podía ver su propia vida, su futuro, una

personaje. No estamos acostumbrados

venta, comenzamos a ver videojuegos que

eterna repetición de este mismo paradig-

a encontrar nuestro reflejo en un video-

se asemejaban mas a películas. Eran juegos,

ma, llevado adelante ya solamente por las

juego. Como si te sintieras mal por la po-

si, pero entre cada nivel, aparecían escenas

voces en su mente que le gritaban “¡Salta!”

bre pieza de Monopoly, en la cárcel y sin

con diálogos, gráficos con expresiones fa-

“¡Izquierda!” “¡Derecha!” “¡Derecha!”. No

dinero. Pero esta mentalidad surge de un

ciales y movimientos realistas. (Cabe men-

mas. Hoy Mario tomaba las riendas de su

supuesto que poco a poco deja de existir:

cionar para los curiosos, que el ejemplo

propia vida. Con mente enfocada, igno-

“Los videojuegos son solo eso, juegos, no

mas famoso de esta innovación, fue Metal

rando la voz de su terrible maestro, Mario

narrativas”

Gear Solid II, un juego de intriga y espio-

saltó del abismo. Caía, en la oscuridad in-

56

naje que tiene la distinción de ser quizá, el


Justa mayo2013

primer con “meta-narrativa”. ‘Metal Gear II’

( “El Equilibrio Nash”) que prueba en térmi-

darse cuenta que todo el tiempo ha estado

hace ligeras alusiones a ser “consciente” de

nos matemáticos que hasta en un juego

obedeciendo ordenes sin razón, contro-

que eres un jugador controlando un per-

puramente competitivo puede ser benefi-

lado por un agente invisible (“¿Quien, yo?

sonaje: Un cierto enemigo, con supuestos

cioso jugar cooperativamente. Suena ob-

Dice el jugador, mirando su teclado con

poderes psíquicos, “lee” los archivos de tu

vio en términos reales, pero su aplicación

confusión y un poco de culpa...”)

consola y se burla de los nombres de otros

matemática fue un gran avance. La Teoría

juegos que tienes guardados, algo que tu

de Juego tiene que ver con las reglas, su

O juegos mas existenciales, don-

“personaje” no entiende, pues no sabe que

dificultad, que porcentaje de azar existe

de el objetivo y el método son simples,

esta dentro de un videojuego.

en ganarlos, el balance de las mecánicas,

pero su mecánica nos hace sentir algo

como pueden interactuar los jugadores,

menos banal. Vean “Journey”, un juego en

La incorporación de diálogos y puestas en

etc.Otro salto digno de mención, son los

donde eres un nómada intentando llegar

escena en los juegos dio mucho que ha-

juegos en línea, pues supusieron un incre-

a una montaña en la distancia. Se juega en

blar, pues su efecto fue inmediato: Te iden-

mento en el esfuerzo para crear ámbitos

línea, pero no se puede hablar con otros

tificabas con los personajes y te importaba

que pudieran soportar gran cantidad de

jugadores, ni comunicarse. Solamente se

su progreso, sus emociones. Como en

jugadores. El análisis académico de los

pueden ver, unos a los otros. Tu personaje

una película. Este fue el primer criticismo:

videojuegos bajo este enfoque, es decir,

puede soltar un alarido para llamar la a-

que un videojuego entrecortado con una

en las interacciones de los jugadores, se lo

tención de otros jugadores, pero este es

pelicula terminaba siendo ni una cosa ni

denomina “ludología”

tu único método para interactuar con los

la otra. Aun así, duró mucho tiempo como

demás “nómadas”. Aun así, a veces nace la

estándar universal, y estancó un poco su

Entonces, tenemos dos campos: narrato-

cooperación. Jugadores se ayudan unos a

progreso como medio artístico, pues de

logos y ludologos. Los primeros enfocados

los otros, o se ignoran, o intentan ser mo-

repente la importancia se enfocó en quien

en lo que te quiere comunicar el creador

lestos. Es al azar. Porque los seres humanos

tenia los gráficos mas asombrosos y con-

del juego. Los segundos, en la experiencia

somos así, caprichosos. Y este es el poder

vincentes, y no, en quien contaba la mejor

que vive el jugador. Mentiría si dijera que

que los juegos, como el arte verdadero,

historia. El cine tuvo (y tiene) el mismo

es un debate contencioso, pero existe. Em-

comienzan a tener, la habilidad de dejar-

problema con los gráficos generados a

pezamos a tener ya juegos que se saltan

nos ser, sentir, interactuar, derivar signifi-

computadora y en ambas industrias esta

estos problemas, pues dejan de ser video-

cado, reflexionar sobre nuestra vida, en fin.

fue la cuna de la que nació su “mainstream”

juegos con propósito implícito u ‘objetivo’

Inútil decirlo. Ese no es el “juego”. El juego

moderno, un mundo vacuo y con presu-

y comienzan a ser ambientes interactivos

es “sentir”. Y lo único que te pide es una

puestos de millones.

donde uno puede expresarse a través

cosa para vivirlo: que tú sostengas el con-

del juego. Un ejemplo breve es Markus

trol.

Y volviendo al paralelismo con el cine, de

Persson (mejor conocido como “Notch”),

este nacen los videojuegos “block-busters”

un programador independiente sueco

Quizá leas esto y te des cuenta que no dije

de acción, y al mismo tiempo, la idea de

que creó “Minecraft”, un juego en el que

nada que ya no supieras. O quizá lo leas y

narrativas concisas en el medio. En el mun-

el mundo se compone completamente

no tenias idea, ni te interesa. Te pido en-

do de análisis académico, ver a los video-

de cubos como si todo estuviera echo con

tonces, si me permites, un favor:

juegos bajo este enfoque de pura narra-

“legos” y a partir del hecho que se puede

tiva, se le denomina “narratología”.

mover un cubo de un lugar al otro, es posi-

Pregúntale a tu hijo/a o a algún primo/a.

ble crear cualquier estructura, edificio o

Alguien que te conozca. Pídeles que te

El otro gran “Dios” viene siendo

maquina que el jugador pueda imaginar.

recomienden algo que jugar. O encuen-

el progreso de los juegos puramente abs-

Simple y sencillo, se ha vuelto un fenó-

tra tu algo que vagamente caiga en tus

tractos, el mundo de la Teoría, un ámbito

meno cultural internacional. También em-

intereses. Siéntate. Sostén el control, o el

matemático extenso y complicado. Ejem-

pezamos a tener juegos cuya narrativa in-

teclado. Dite a ti mismo “por la próxima

plo de un avance en este mundo: si algu-

corpora y juega con la idea de la presencia

media hora, voy a vivir en este mundo. Y

no recuerda la película “A Beautiful Mind”

del jugador en el juego en si, como en el

veré que pasa” Quizá no te interese, quizá

sobre la vida de John Nash. Nash fue el

videojuego “Bioshock” un juego de ciencia

te sientas perdido. O quizá....

descubridor de un teorema de juego,

ficción en el que el personaje termina por

57


Justa mayo 2013

La poesía de Karla Casillas Absolución Es ahora cuando el dragón pareciese fenecer que el azul busca en divinas dehesas a aquél porfiado nigromante que imitando suaves conceptos -delusivamente inteligiblesdevela a la excitante panacea en medio de constantes bocanadas de estridencias. Un letárgico roce maquina la ignota silueta, espacios del dios nocturno liban al procaz verde convergiendo con el ávido naranja Se incita al vesánico demiurgo, irascible ventosidad anuncia la congoja de la engreída sílfide -¿Y el dragón?Vituperable adjuración que ha seducido al pérfido azul

58

Un diáfano ángel se posa sobre la sílfide, el oráculo dimana un murmullo violeta el azul se enmudece el azul se ha perdido... Un falaz purista irrumpe con una inusitada admonición - cautivante céfiro rojoIneludible es la llegada del caos


Justa mayo2013

Karla Casillas Ciudad de México. Estudia el séptimo semestre de filosofía en la Universidad del Claustro de Sor Juana. Cursó “Poesía del siglo XIX” en Casa Lamm, en el semestre agosto-diciembre de 2012.

59


Justa mayo 2013

El Iberá Gabriela Exilart

Sin darle tiempo le tomó la cara entre las manos, girándola hacia él y la besó. Más que un beso fue un atraco

Si bien el paisaje era bello, la vida en los esteros era demasiado simple y a menudo Sharon se aburría. Extrañaba las tardes de compras junto a sus amigas, el coqueteo de las noches neoyorkinas, y hasta añoraba un poquito de frío. Al parecer en Corrientes siempre estaba templado. Imaginaba qué pensaría su fiel amiga Megan si la viera ahora, vestida con ropa masculina, sin perfume ni cremas, con un sombrero en la cabeza, conduciendo por caminos polvorientos en plena selva. Sonrió a su pesar al evocarla. Ni una amiga había logrado hacer. Allí todas las mujeres vivían dedicadas a la casa y a sus maridos, cuando no al campo y a los niños. No existían mujeres como ella en los esteros. “Ni tampoco hombres”. Pensó. Fernando era apuesto, pero de seguro se aburriría con él. ¿Qué futuro podría darle? Aunque a su lado ningún hombre tendría que preocuparse por el porvenir. Y Cruz… “¡Oh, Jesús! ¡Lo traje con el pensamiento! Se dijo. Él venía en dirección opuesta por el mismo camino. Al verla detuvo el caballo para darle paso porque el sendero era angosto y bordeado de árboles. Cuando estuvo cerca, con una sonrisa burlona ocupándole el rostro moreno y anguloso, llevó su mano al sombrero levantando ligeramente el ala a modo de saludo. Ella lo odió por ese gesto y le respondió elevando el dedo mayor de su mano izquierda mientras pasaba velozmente a su lado. Cruz comprendió la afrenta y volvió inmediatamente el caballo galopando detrás del rodado. Osadamente lo adelantó y se cruzó en su camino, obligándola a frenar. Se bajó del animal atándolo al paragolpe del jeep para evitar que ella escapara y caminó resuelto hacía la muchacha que, con las manos

60


Justa mayo2013

crispadas sobre el volante, lo observaba. -Hola, Sharon. –Dijo con elegancia.- No entendí tu saludo. Ella lo taladró con sus ojos absolutamente verdes esa tarde y respondió: -¿Acaso no ve películas? –Lo desafió. -No. Por eso quiero que me expliqués qué quisiste decirme. –Acercó su rostro al de la jovencita que pareció encogerse en el asiento. Todos sus bríos desaparecían ante ese hombre imponente. -¡Váyase! ¡Déjeme en paz! –Logró articular. -No hasta que me saludés como corresponde. –Se divertiría un rato antes de liberarla. Ella tragó todo su orgullo que recargó en su mirada esmeralda antes de decir: -Buenas tardes, señor Quiroga. –Silabeó intencionadamente. -Eso estuvo mejor. Igualmente –al decirlo puso una de sus manos al volante y la otra sobre el borde del asiento- como buen vecino que fui con vos, creo que merezco algo mejor. Sin darle tiempo le tomó la cara entre las manos, girándola hacia él y la besó. Más que un beso fue un atraco, dado que la boca de Cruz se apoderó de la suya con violencia y deseo. Le chupó los labios con desesperación mientras su lengua empujaba para entrar. Sharon estaba contrariada, dado que si bien quería deshacerse de él a la vez le gustaba la sensación que sus besos despertaban en ella. Parecía como si todas sus terminales nerviosas se hubieran encendido al unísono y un cosquilleo más que agradable la recorría por entero. No pudo resistir y abrió la boca permitiendo que la lengua de Cruz ingresara con fuerza de torrente. El hombre olvidó el temor inicial a que lo mordiera como la vez anterior y se sumergió en ella con una pasión descontrolada. Cuando sus lenguas se encontraron Cruz abrazó la de Sharon y la sorbió con ardor. Ella gimió y él se excitó aún más, sintiendo una urgencia que hacía tiempo había olvidado. La tomó por la cintura y la giró en el asiento, de modo que las piernas de la muchacha quedaron colgando al costado del jeep. Cruz se las separó con una mano y se ubicó entre sus caderas, apretando su pelvis contra ella. Sharon sintió de inmediato su miembro erecto y ella misma experimentó el fuego que parecía consumirlo a él. La muchacha se desconocía bajo la potencia de ese hombre odiado y a la vez ansiado, dado que en ese instante, lejos de querer que se fuera, deseaba que continuara besándola y acariciándola como nunca nadie había osado. Las manos de Cruz bajaron hacia su cuello y su boca descendió hacia él, arrancando en ella un concierto desafinado de gemidos. La tomó de los glúteos y la apretó contra sí y ella cruzó sus piernas alrededor de la cintura masculina. Hacía tiempo que Cruz no estaba con una mujer y Sharon lo enloquecía. Con una mano le sostuvo la nuca mientas sus labios volvían a su boca con sabor a frutas, y con la otra llegó hasta sus senos, que palpó con gesto posesivo. Abrió con destreza los primeros botones de su camisa mientras ella respondía a sus besos con la misma fogosidad que él. Tomó uno de sus pezones a través de la delicada tela del corpiño y lo acarició. Ella suspiró y se quejó de la excitación. Con la boca llegó hasta el nacimiento de los pechos y chupó la hendidura donde ambos se unían. El calor los estaba consumiendo y Cruz le tomó una mano para llevarla hacia su miembro. Al notar la dureza, tibia y palpitante, ella se tensó. Cruz lo notó y se separó unos centímetros. La miró a los ojos: lucía despeinada, las mejillas sonrojadas, la mirada enardecida y ese gesto tan suyo de chiquilla malcriada. Sharon desvió la vista, visiblemente avergonzada.

61


Justa mayo 2013

Cruz apretó su mano que aún estaba sobre su pene y se acarició con ella. -¿Estás lista para recibirme? –No fue lo que dijo sino la forma, fría, desalmada. Ella se sintió insultada e inmediatamente se separó de él. -¡Nunca! –Se cerró deprisa los botones de la camisa y se acomodó el pelo mientras se sentaba en la butaca como correspondía. -Entonces andate. –Ordenó él, repentinamente de malhumor. Caminó hacia delante y desató el caballo, permitiéndole partir. Ella arrancó como si la llevaran los más veloces vientos. Cruz quedó de pie en el sendero, con los pantalones húmedos a causa de la excitación, enojado y avergonzado consigo mismo. “¿Qué hice? Ahora sí tiene motivos para pensar que soy un animal.” 

Mientras aguarda ser rescatada, encerrada en la casilla del leñador y presa del pánico ancestral que siente por las tormentas, Prudencia mira hacia atrás. Su corta vida está marcada por la tragedia: la violencia de su madre, el abandono de su padre y el abuso de su padrastro, a quien debió matar para defenderse, condenándola a prisión. La vida le da una nueva oportunidad cuando Doña Leonides de Aragón, mujer de la Alta Sociedad porteña, decide apadrinarla y presentarla como su sobrina. Oculta tras una identidad falsa, vuelve al mundo como Victoria Moro Bayón. Mojada y con frío, recuerda la mirada azul de Diego Alcorta, un abogado recién llegado de París, de familia de Alcurnia, poco afecto al compromiso, Victoria se siente atraída por ese hombre que la salvó dos veces. Por su parte Alcorta, involucrado en la Revolución del Parque junto con Aristóbulo del Valle y Leandro Alem, está confundido. Sin embargo, los sentimientos que lo embargan por esa jovencita enigmática lo obligan a buscarla. Debajo de su disfraz de sumisión, adivina a una mujer fogosa y decidida. Una buenos Aires signada por la Revolución y el sufrimiento de muchos encuentra su contracara en los salones, fiestas y tertulias que nos sumergen en una atmósfera envolvente y encantadora, y en una historia de amor cautivante.

62


Justa mayo2013

Gabriela Exilart es marplatense y desde niña se ha dedicado a la lectura y a la escritura. Trabaja de abogada, es docente en la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Mar del Plata, madre de tres niños y escritora. Su primera novela, Tormentas del pasado, publicada bajo el sello Plaza&Janes de Random House Mondadori, supo llegar a miles de lectoras. Por su ambientación histórica y su documentación obtuvo una Declaración de Interés Legislativo por el Senado de la Provincia de Buenos Aires. Tiene más de diez novelas escritas, todas románticas, algunas con ambientación históricas y otras de tinte policial. Su segunda novela saldrá a la venta dentro de poco tiempo; mientras, la autora continúa escribiendo más historias que conmueven a sus seguidores.

63


Justa mayo 2013

Naturalista Marxitania Ortega

¿Con cuántos? Nunca los he contado ¿Cuántos han sido? Todo empezó con Lorenzo, luego Jorge, Valerio, y después de Rodrigo fue el destrampe, el de la playa, el del antro en Cancún.

– Desnuda. Estaba completamente desnu-

– Le pregunté.

da cuando me lo dijo.

– No, no la conoces, además realmente no llegó a tanto.

– ¿No se enojó? – Desnuda... ¿en la cama?

– Ah, claro. Entonces cuántas le dijiste que – Se quedó callada, pero insistí. Le dije que

– Sí, claro, en la cama.

si ella me decía, yo le decía.

– ¿Y la abrazabas?

– ¿Y te lo dijo?

– Acabábamos de hacer el amor. Abrazar

– Me dijo que no le interesaba. Pero en-

después de hacer el amor es una regla. Te

tonces saqué lo de su amiga y eso le inte-

hace sentir que el trabajo está bien hecho.

resó.

– Y ¿cómo te lo dijo?

– ¿Cuál amiga, la que trabaja con ella?

eran. – Ocho. – ¿Ocho? ¿Y ella? – Veinticinco, contándome. – ¡Veinticinco! Felicidades, veinticincoavo.

64


Justa mayo2013

– Sí, el venticincoavo ya era malo, pero es-

clandestinamente para que no lo supieran

taba mintiendo. Tenía esa sonrisa burlona

tus padres.

que conoces. No, no hables. Lo estás arruinando. – ¿Y entonces? No me importa saber con cuantas te has – Le exigí que me dijera la verdad. Necesita-

acostado, no pueden ser más de dos o tres.

ba saberla. Se levantó de la cama, comen-

¿Una amiga? ¿Quién? ¿Lucía? ¡Lograste

zó a vestirse y así, sin pena, me lo dijo, que

convencer a Lucía! ¡Pobre!

eran como cien, y yo como el ciento cinco.

Marxitania Ortega Estudió la licenciatura en Filosofía en la UNAM y el Diplomado en Creación Literaria en la SOGEM. Actualmente es becaria del Programa Jóvenes Creadores del FONCA, en la especialidad de novela. Ha sido columnista del periódico Milenio Puebla, sección cultura. Es coautora de los libros de texto de Educación Artística de la SEP para primaria y fue subdirectora de Programas Editoriales en la Dirección General Adjunta de Proyectos Históricos, del Conaculta. Ha sido becaria del CONACyT de la UNAM y ha realizado estudios de Artes Plásticas en la Academia de San Carlos y en los talleres de pintores como Kristin Bendixen, Arturo Rivera y Emilio Rodríguez, en México y en la Habana, Cuba.

¿Con cuántos? Nunca los he contado – ¡Ciento cinco! ¿Y qué hiciste?

¿Cuántos han sido? Todo empezó con Lorenzo, luego Jorge, Valerio, y después

– Me levanté con ganas de golpearla. Pero

de Rodrigo fue el destrampe, el de la playa,

me contuve. Sólo la sacudí y le reclamé

el del antro en Cancún. No recuerdo ni

que fuera tan cínica y tan cruel, tan puta.

sus nombres. ¡Ah! Los días en que hacer el amor con un desconocido era una garantía

– ¿Pero no que la amabas? Anduviste me-

de placer. Mi cuerpo libre bailando sobre el

ses persiguiéndola.

cuerpo de un hombre que no vería nunca más, sin pudor, sin caricias preconcebidas,

– Sí, la quería, pero no quiero ser el ciento

falsas sonrisas ni comentarios estúpidos.

cinco. ¿Y las mujeres cuentan? Quizás el sexo – ¿Y se fue?

lésbico debería entrar en una categoría aparte, con las veces que se ha subido uno

– Sí, se fue insultándome y para justifi-

a la montaña rusa o que se ha cruzado la

carse hasta dijo que no que no era puta

selva en tirolesa. ¿Cuál será el número de-

sino naturalista.

cente para una mujer de mi edad? Si empiezas tu vida sexual a los 18 y tienes dos amantes por año a los 28 habrás acumulado veinte. Veinticinco es un número de-

No tenía grandes expectativas, pero esto,

cente.

esto fue decadente. Cierto que desde el principio cada vez que me besabas arras-

Me he acostado con veinticuatro.

trabas la lengua como si te pesara el mundo, pero creí que desnudos, con la calentu-

¡Lloriqueas como un imbécil!

ra, con la urgencia, te dejarías llevar por el instinto. Un hipopótamo lo hubiera hecho

Claro que miento. ¿Quieres saber la ver-

mejor y hubiera sido más rápido. Porque si

dad? Cien, me he acostado con cien hom-

eres así de torpe te prefiero precoz a retar-

bres, tú debes ser como el ciento cinco,

dado. Al mal paso darle prisa. Me voy.

pero no te preocupes, eres el número uno en la lista de los malos amantes.

¿Ahora qué? No. Abrazarnos no. El abrazo se gana y tú no te has ganado ni un beso

¿Me vas a golpear? Si quieres te digo que

de despedida. Bueno, me quedo sólo diez

fuiste el primero.

minutos. Quizás tú no tengas toda la culpa. Quizás tu mamá te decía que si te tocabas

Y no, no soy cínica, soy naturalista. 

te saldrían pelos y aprendiste con tus amigos, igual de idiotas que tú, viendo porno

65


Justa mayo 2013

La habitación vacía Patricia de Souza

En general los argentinos tienen fama de

haber sido entregada posteriormente a su

Allí bajó del automóvil y ella lo siguió sin

ser hombres atractivos y seductores. Éste

abuela, marcándola de un sentimiento de

protestar. Cuando entró en la habitación él

era el amigo del esposo de su tía, de un

intensa soledad, de noción de tiempo, que

la empujó sin tardar sobre una cama am-

nombre raro y exótico, un poco árabe y

pocas chicas tenían a su edad. Cuando la

plia, en un espacio casi vacío. Elena miró

un poco italiano. Tenía un rostro extraño,

noche estuvo avanzada, empezó a sentir

hacia el exterior y constató que las hojas

áspero como el desierto, la voz rocosa,

una cierta sensación de libertad, todo su

de los árboles apenas se movían. Empezar-

las manos rudas. A Elena le gustaba com-

sa L. Mulis firisaadem acrebatque patum isse etiam. cuerpo seLerei encontraba abierto la noche, on aciortum a desnudarse, primero ella se sacó los

petir con la belleza de su tía que todo el

Sertem ve,fuente contionbrillante fingul tua spicion dioratus is, ut nonlocr icips, servido sobre una los jeans con torpeza; ardía denum, deseo y quería

mundo elogiaba; la persona más trivial

is norum cons eriam proxsu edad. El sentidos. C. SinNem darse cuenta orteatus empezó re a dar quemo la unum tocara,porus no le consta importaba

se sentía seducida por su belleza fresca

sentifecere testiem re, de silinum hecho horte, de sulis a volus venteridees vueltas alrededor del coerfi amigor del esposo que fuera mucho mayor que ella

y frágil. Una noche que recuerda muy lu-

senentre essentra, su tía; dibujaba círculos, igual que una fiera

la excitaba, la convertía en una rival de su

minosa, su tía invitó a cenar al amigo del

que esperaba impaciente comerse a su

tía, porque este hombre había halagado

nombre raro. Ella lo vio entrar vestido de

caest et; in más iae es? Godarse Cater valor. bek mumang hoselcomnonIcasteribem presa. Bebió mucho para desde comienzo su belleza,vis? alimentando

blanco, con una luna llena que iluminaba

mortus; conte ia erum, confest se estiró Más tarde,Enam él se consus propuso llevarlaC.aNia su vastatur, casa su orgullo deviveroxime adolescente.Elena

el patio hasta el borde de la piscina. Allí

essenata, videm in sedemul iciesta, nondem y ante la mirada distraída desupicon su tía, partisobre la cama yublicae abrió laspostrum piernas, él asumió

se sirvieron múltiples vasos de vodka

des consupimum Opio, duconvem eron. No preguntó, esperó aP.ver quénost le proun aire grave y, contrariado,preguntó si era

tónic y whisky con hielo. Elena era frágil,

ponía él, pero el hombre no dijo nada, sólo

su primera vez. Ella afirmó con la cabeza,

con una neurosis originada en la relación

estacionó el coche frente a un conjunto de

no entendía por qué expresaba tanta curi-

conflictiva con sus padres y el hecho de

edificios rectangulares y de lunas oscuras.

osidad y empezaba a impacientarse.Él dijo

66


Justa mayo2013

pesados, como si se le hubiesen hinchado. Se acarició mientras él se había quedado dormido a su lado, roncando levemente. Lo miró: no tenía nada de guapo, era un hombre insignificante por su belleza, pero a mirada de su tía había despertado su deseo y construido una cierta mitología alrededor de este hombre que parecía ordinario, pocas ambiciones, ningún sueño. Se detuvo a mirar los estantes, que estaban vacíos, sin un solo libro, salvo revistas sobre autos o deporte.

Patricia de Souza Nació en Perú en 1964. Realizó estudios de ciencias políticas, periodismo y filosofía. Hizo un doctorado en literatura comparada en La Sorbona de París. Ha publicado, entre otros libros, El último cuerpo de Úrsula (Seix Barral), traducido al alemán, Electra en la ciudad (Alfaguara, 2006), Erótika, escenas de la vida sexual (Jus, 2008), de donde se extrae “La habitación vacía”, y Ellos dos (Jus, 2009). Actualmente vive entre Perú, Francia y México. Escribe para el diario El país, España, y otros medios en México. que era hermosa sin que ella se lo creyera,

un trozo de carne, sin memoria, como si

mientras se tocaba el pubis con una mano

nunca hubiese existido, ella, Elena.

nerviosa, torpe: ¿qué esperaba para penetrarla? Los árboles seguían quietos cuando

Pensó de pronto que se iba a poner a llorar,

de pronto él le dio vuelta con una mano,

pero no se movió, como un animal que se

como si rodase una rueda o moviese un

dejaba tomar para cumplir con su función,

objeto, le tomó el pelo y tiró de él para

sin saber si copulaba o hacía el amor. Él

meterle la lengua en la boca. Ella gritó.

empujó varias veces sin que ella tuviese

Deslizó su trusa hasta la media pierna,

tiempo de decir nada, ni acomodarse para

luego metió la lengua en el orificio entre

que pudiera entrar mejor. Pensó que a lo

sus nalgas y empezó a removerla. Cuando

mejor cumplía con un rito que se celebraba

estuvo muy húmedo, actuó de inmediato,

desde hacía muchos años entre un hom-

casi como un cirujano. Elena empezaba a

bre y una mujer, ahí, en esa habitación casi

sentir placer, la intrigaba la manera cómo

vacía. Cuando el esperma corrió hirviendo

iba a ser tratada, como si fuesen a ahuyen-

sobre sus nalgas, sintió que la marcaba una

tar un miedo absurdo. Es más seguro, dijo

línea de fuego, extendiéndose inmediata-

él, antes de darle vuelta y de que sintiera

mente sobre sus pantorrillas. Parecía un

un desgarro instantáneo en el interior, una

animal al que habían distinguido del resto

sensación de que la atravesaban como a

por esta marca, sin goce y con los ovarios

67


Justa mayo 2013

Quemadura Gabriela Fonseca

– Sentada en una piedra, se empapaba los

vergüenza de estar junto a ella; herida de

brazos por encima de la hoguera y la gente

pies en el agua del río para quitarle el ardor

pies a cabeza pero rebosante de vida.

que deseaba verla arder.

a sus ampollas. Estaba cubierta de hollín que al mezclarse con su sudor se le volvió

Sólo sé que momentos antes la vi envuelta

Llegamos a la orilla de este río

lodo negro en las corvas, los brazos y los

de humo, rodeada de una multitud. Las lla-

viejo, profundo y quieto. La dejé en el sue-

senos. Comenzó a lavarse. Tenía la cabeza

mas la rozaban y la vi sentir terror, furia por

lo. No sabía qué decirle. Se puso en pie y

llena de cortadas hechas por el cuchillo

morir de esa forma y en ese momento. No

caminó hacia el agua para lavarse.

con que la raparon. El agua no lograba lim-

recuerdo quién era yo antes de estar ahí,

piarla de sangre y mugre.

flotando en el aire encima de todos los que

Se quitó, sin pudor alguno, el burdo vesti-

miraban el sacrificio.

do con una cruz al pecho que le pusieron

No quería mirarme y yo me sentía

68

para quemarla. Se metió al río y dejó que

avergonzado por el vello dorado que cu-

Me precipité hacia ella, la tomé de la cin-

el agua le cubriera sus muslos anchos y se

bría todo mi cuerpo casi transparente y

tura y la jalé con todas mis fuerzas. Sus ata-

acuclilló para mojarse toda. Las gotas se

mi cabellera larga y rubia. Bajé la vista y

duras se desbarataron tan pronto la toqué,

aferraban a su piel blanca, y formaban ria-

plegué mis alas. Perfecto y plácido, sentía

por magia divina, y me alcé con ella en

chuelos entre los senos que se escurrían al


Justa mayo2013

Encontró, entre esos árboles, el cadáver desnudo y despatarrado de un hombre. Se arrodilló junto a él para contemplarlo. Tenía un orificio de bala en medio de su frente, huellas sangrantes de ataduras en las muñecas y los tobillos, exactamente iguales a las que tenía la bruja en sus blancas extremidades. Estaba lleno de moretones y cortadas como ella. Pensé que eso era a lo que se referían cuando en las noticias o el periódico se hablaba de que se encontró a alguien muerto con evidencia de tortura. Recordaba muy poco de mi persona, pero sí de los constantes hallazgos de cadáveres de ejecutados por el crimen organizado, y que esto ocurría desde mucho antes de la legalización de las quemas públicas de supuestas brujas, acusadas de complicidad con narcotraficantes, y de otras cosas, como las catástrofes naturales y cosechas fallidas. Ella acariciaba el rostro del muerto con ambas manos “Pobrecito mío. Estás frío y sin sangre. ¿Qué va a ser de nosotros?”, le decía. Quiso darle una postura digna a ese muerto. Eso fue lo que creí. Dando vueltas en torno al cuerpo lo puso boca arriba, le puso los brazos a sus costados, deshizo el grosero nudo que formaban las piernas del hombre y las colocó derechas. Le acarició cieno de su ombligo. Comenzó a tallarse,

vanecieron en el aire, a la mitad de la dis-

los pies y las corvas. Buscó el pene y el es-

pero se detuvo y prefirió observar la ribera.

tancia entre los dos.

croto, lacios y oscurecidos, y los acomodó con gran cuidado, como quien arregla los

Yo merecía que me diera las gracias por sal-

“Siendo quien eres, tendrías que sentirla...”,

pétalos de una flor marchita. Se montó so-

varla y me irritó que me ignorara. No sentía

agregó. Se sumergió en el agua y desapa-

bre el bajo abdomen del hombre. Con am-

respeto, gratitud ni temor hacia mí. No le

reció. Supe que nadaba como un pez al

bas manos levantó la cabeza del cadáver.

importaba si yo era un ángel o el diablo a

ras de la superficie por la leve ondulación

Se inclinó hacia sus labios azulosos y sopló

quien la acusaron de adorar.

que su cuerpo dejaba como rastro sobre el

con el ruido de una ventolera.

agua. Sin salir a respirar emergió a mucha Intenté destruir el silencio entre ambos:

distancia, sobre la misma orilla en que

Las hojas secas sobre el suelo empezaron a

“¿No tienes nada qué decirme?”.

estábamos. La vi ponerse de pie sobre el

crepitar y vi que de ellas surgían pequeñas

fondo y caminar hacia donde había un par

brasas humeantes. Volvió a soplar en la

“La muerte estuvo aquí. ¿La sientes?”, dijo

de árboles. Quise moverme hacia allá, igual

boca del muerto y esta vez sí pude ver las

ella que me dirigió la mirada por primera

que antes, quise arrojarme desde el cielo

llamas que bailaban entre esas bocas. La

vez. Dos flamas, del tamaño de plumas de

hacia su hoguera, y en un instante estuve

mujer tenía los ojos cerrados, se aferraba a

colibrí, saltaron de sus pupilas y se des-

de nuevo a su lado.

los cabellos del cadáver para mantener la

69


Justa mayo 2013

cabeza erguida y empezó a morderle los

del todo, vi que el miembro del muerto se

vida inmunda, mi muerte violenta y mi

labios entre cada soplido ardiente que le

erguía, vivo, húmedo, y ávido... y ella se dis-

breve paso por la existencia angelical.

insuflaba. El agua del río que aún formaba

ponía a profanarlo.

Sentí tanta ira hacia ella por resucitarme

gotas sobre su piel se convirtió en vapor

sin mi permiso que los sollozos me bro-

que se desprendía de su cuerpo. Se frotaba

Cuando abrí los ojos encontré los de la

sobre él como una gata, para transmitirle

bruja. Las flamas saltaron de sus pupilas

calor. El cadáver se mecía bajo esa bruja

nuevamente hacia mí. El cadáver había de-

“¿No se te ocurrió pensar que pude ser feliz

como a punto de galopar.

saparecido. Yo estaba dentro de ese cuer-

como ángel? ¿Por qué lo hiciste?”

taron, inconsolables.

po tirado bajo los árboles. El aire a nuestro alrededor ardía. La pelusa

Parecía contenta, pero tenía tristes los ojos.

dorada y mi cabellera se chamuscaron en

Sonriendo, chispeante y sonrosada, se

un instante, y mis alas blancas se volvie-

puso en pie y me ayudó a levantarme de

“Porque no quiero estar en deuda con al-

ron antorchas. No sentí dolor pero sí que

entre las cenizas de mis alas.

guien como tú”, respondió. 

la jaula de mi pecho se abrió para dejar escapar a mi alma. Antes de consumirme

Me reconocí en ese cuerpo. Recordé mi

Gabriela Fonseca: Nació en México, en 1966, es periodista del diario La Jornada. Ha obtenido diversos premios literarios. En 2007, su novela Peso muerto (Casa Juan Pablos, 2005) ingresó al Salón del Libro de la FIL de Guadalajara y se relanzará como libro online. Algunos de los cuentos de Los diablos de Teresa (Jus, 2008) lograron premios como segundo lugar en el 1er. Concurso de Cuento Viceversa, 11 de marzo de 1997, con el relato “Los Diablos de Teresa”, y el cuento “Petete y la Alquimista” en 2007 logró el tercer concurso de relato breve Mano de Obra, del Instituto de Comunicación y Cultura de Oaxaca. Su novela Secretos del mar y la muerte está próxima a aparecer en formato electrónico.

70


Justa mayo2013

Amantes Aileen Diolch

Los dedos dejaron su huella en cada curva

Estaban solos. Lejos de la multitud que se

de su cuerpo. Acariciaron su piel, su suave

agolpaba en la otra habitación. En un cuar-

piel, al mismo tiempo que su impronta

to oscuro, donde una solitaria bombilla

Los brazos de ella, que hasta entonces

se marcaba por ese camino sensual que

parpadeante les ofrecía la escasa luz con

habían estado apoyados en los hombros

arrancaba gemidos femeninos según las

la que se observaban. Separados del ruido

masculinos, cayeron inertes.

manos la moldeaban.

del exterior por una única puerta cerrada con llave, eran conscientes del deseo que

Él acercó la boca a sus labios. Aspiró su a-

–Perdona –susurró sin mirarla.

–¿Por qué? –preguntó sin entender.

se apoderaba de ellos.

liento, respiró el mismo aire que ella, y se

–Por esto –señaló lo que les rodeaba–. Por

alimentó de sus jadeos mientras anhelaba

La vacilación hizo presa de él. El temor ante

saborearla.

lo que su urgencia por volver a sentirla, por volver a estar entre sus brazos, de beber

mí –sentenció y le dio la espalda. Un silencio distinto les rodeó.

Sus miradas se enfrentaron. Una celeste

sus jadeos, había estado a punto de pro-

hambrienta frente a la verde esperanza.

vocar, de hacerle caer en un estado fe-

Él buscaba tranquilizarse, alejar de su

bril en el que la única solución viable era

mente las sensaciones salvajes que se

apoderarse de ella en ese momento, en ese

habían apoderado de su ser y que le insta-

pequeño cuarto trastero donde la sucie-

ban a seguir conquistando el cuerpo de su

dad imperaba.

amante.

una única banda sonora que les rodeaba,

Un par de pasos torpes le alejaron de su

De pronto, una delicada mano atravesó su

mientras que la desesperación que les

cuerpo, mientras llevaba su mano hasta el

camiseta hasta posarse en su estómago.

había embargado hacia unos instantes se

negro cabello y soltaba el aire que retenía.

El cuerpo sinuoso de ella se acercó hasta

Los segundos se alargaron. La velocidad de sus respiraciones aumentó, resonando por las cuatro paredes,

detenía.

71


Justa mayo 2013

él, acoplándose al suyo y un soplo caliente

palabras fueron acalladas.

acarició su nuca.

para que volviera a revivir el fuego que les había acompañado con anterioridad.

Los labios femeninos atraparon la boca –Te necesito –le reclamó.

masculina con un beso voraz. La energía Los brazos, manos y dedos buscaron explotó entre ellos envolviéndolos en un sentir el cuerpo de su pareja; acariciar

–Pero…

frenesí en el que ya la razón no gobernaba. cada milímetro de piel que la ropa les permitía, una barrera de la que se fueron

Un suave siseo le acalló mientras sus mov-

El beso fue a más… sus dientes atraparon despojando según su ansiedad crecía y les

imientos le rogaban que se girara y la en-

el labio inferior de él, y unos pequeños sumergía en un mar de pasiones en la que

frentara.

mordiscos avivaron sus necesidades. La sólo estaban ellos… ellos dos. leve caricia de su lengua se adentró en la

–Pero… –repitió, mas de nuevo sus

húmeda cavidad y buscó a su compañera Amantes. 

Aileen Diolch: Un 6 de Enero, como buen regalo de Reyes, abrí los ojos, busqué algo interesante y encontré los libros.Ávida lectora desde joven siempre voy pegada a una novela, lo que influyó para que me decantara por una carrera de letras, Historia, especializándome en una época donde los castillos, los caballeros andantes con sus cruzadas y miles batallas son el eje central de estos siglos, la Edad Media. En ese camino de estudios he terminado sumergida dentro del maremágnum que es Internet donde mi mente curiosa e insaciable quiso dar rienda suelta a todos esos libros que caían entre mis manos realizando reseñas y ayudando a las escritoras españolas de novela romántica. Así es como nació Yo leo RA (www.yoleora.com) y con ella los Encuentros RA, eventos que se celebran en Madrid todos los años, por San Valentín. Pero no se crean que todo mi tiempo se centra en la página, Yo leo RA, porque también desahogo mi vena artística colaborando en la Revista Digital RománTica’S (http://www.romanticasmagazzine.es/). En la actualidad, espero con ganas ver publicada mi primera novela, que verá la luz este mismo año con Ediciones B, bajo su sello romántico Vergara. Un libro que lleva como título Encrucijada y que espero que enamore a los lectores

72


Justa mayo2013

Vera Marta Kapustin

2. 1. descalza en ese piso rugoso, mugriento. Escribe con dos dedos. Escribe y no la mira. –¿Su nombre?

Dicen que soy gallinacea porque a las 9:30 pm estoy en la cama leyendo y a las

Se presenta el suboficial a cargo, con gesto

6:00 am desayuno con el diario, fines de

de pronóstico reservado, a inquirir qué

semana incluidos.

pasó. –Vera.

De modo que cuando llamaron a las 6:09 –Lo que pasó está a la vista.

–Primero dígame su nombre.

suficientes. 6:13 me vestí intentando no –Señorita...

–Ese es mi nombre, mi apellido es Lynch; soy hija del doctor Lynch.

am ya traía café, mantecados y titulares despertar a mi marido que preguntó adónde vas, es domingo, sin despertarse.

–... Lynch. Soy la hija de Facundo Lynch.

6:22 subí a mi autito. 6:29 pasé por un

¿Lo conoce?

kiosco. 6:41 arribé.

contigua sin ventanas, con una puerta

–No personalmente, pero sé quién es por

Sin preámbulos me hicieron pasar.

adusta y dos sillas, escritorio, lámpara

supuesto. ¿En qué podemos servirle?

Entonces la miró y la ubicó en una sala

brutal en el techo. Sola queda. Dolía el

He ahí a Vera con el labio lastimado y una

labio y la mejilla y la espalda. Le cuesta

–Me trajeron, y si quiere hago una

moradura que abarca parte de la mejilla

estar sentada; menos permanecer de pie,

denuncia pero me da lo mismo.

izquierda incluyendo el ojo. Sus pies

73


Justa mayo 2013 detenía. Los dedos dejaron su huella en cada curva solos. Lejos de la multitud que se de su cuerpo. Acariciaron su piel, suave trémulos que cubrí consuuna manta Estaban que en la otra habitación. En un cuarpiel, al mismo que su impronta arrié entiempo el bolso; le ofrecí chocolates yagolpaba los to oscuro, donde una solitaria bombilla se marcaba por ese camino que –aunque cigarrillos que acaba sensual de comprar les ofrecía la escasa luz con arrancabadetesto gemidos femeninos según lasmío–.parpadeante que fumen delante No manos la aceptó moldeaban. nada. Ni llorar.

la que se observaban. Separados del ruido del exterior por una única puerta cerrada

conyllave, eran conscientes del deseo que Él acercó –Me la boca a sus labios. Aspiróquería su a- llamar preguntaron a quién liento, respiró el que mismo que ella, y se les dije a miaire analista.

se apoderaba de ellos.

alimentó de sus jadeos mientras anhelaba saborearla. –Hiciste bien.

La vacilación hizo presa de él. El temor ante lo que su urgencia por volver a sentirla, por

Sus miradas se enfrentaron. –Perdón por la hora...Una celeste

volver a estar entre sus brazos, de beber

hambrienta frente a la verde esperanza.

sus jadeos, había estado a punto de pro-

–...está muy bien.

vocar, de hacerle caer en un estado fe-

Los segundos se alargaron.

bril en el que la única solución viable era

de ella en ese momento, en ese Me senté muy cerca, lo más cerca apoderarse que La velocidad sus respiraciones aupequeño cuarto trastero donde la suciepude. de Se trataba de escuchar, improvisaría mentó, resonando el resto. por las cuatro paredes,

dad imperaba. Quería sujetarla, quería besarlo sin prisa,

Adormilada hasta que se materializa un

una única banda sonora que les rodeaba,

quería lazarle los rizos y ovillarse en su

patrullero –alguien avisó o pasaron de

mientras 3.que la desesperación que les

Un par cuello, de pasos torpes le alejaron debeberle su quería soñarlo, quería su

casualidad– y Vera pide ayuda: precisa

había embargado hacia unos instantes se

cuerpo, ombligo mientras llevaba su mano hastaescucharlo el achinado, quería

hacer un llamado.

Un galán. Vera lo llama así. Y Nico socarrón,

decir princesa no tengas miedo no duele,

pero esquivo, pero envarado se deja.

quería decirle muñeca te llegará mi amor

Quinceañeros. Hubo un par de encuentros

en oleaje a sotavento, quería que la ciñera

previos pero esta vez en casa que salen

por siempre...

mis viejos. Ella, pantalón ultrajustado, taco aguja, fragancia. Nico, de manga corta a

5. La saqué de ahí. Nada que firmar ni explicar demás.

No fue posible.

cuadros, tirado en el piso. CDs + cervezas

La metí en el coche tras obligarle a comer

en el dormitorio. Manos se trenzan y

Atraída por la música tronadora una

el chocolate. La dejé que fumara pero con

destrenzan. Susurran.

madre que adelantó el regreso abre la

la ventanilla abierta.

puerta del dormitorio y encuentra a su Vera: ha venido por lo que ha venido. De

hijo con una mocosa a horcajadas. Aulló

Me indica el camino a su casa y cuando

rodillas y descalzada, sin previo aviso se

la señora santiguándose, rugió al encajarle

llegamos saluda de beso y logro recordarle

quita la blusa y el corpiño antes de cruzar

una cachetada al chico. Y en cuanto Vera

nos vemos el martes antes que parta

los brazos tras la nuca.

pretendió dar explicaciones, recibió el

corriendo a tocar el timbre. Esperé hasta

revés de una mano de anillo macizo que

que abrieron.

Nico: una vez tocó esos pechos compactos,

lastimó el labio y dejó huella.

enhiestos, mas ahora divisa que son apenas margaritas a deshojar mequiere/

Retorné a punto de que mi marido se 4.

desperezara y me acurruqué contra él sin comentarios. 

nomequiere. Descubre asimismo que persiste un vello traslúcido en esas axilas y

En puntas de pie, titiritando de bronca, por

que el bulevar de pecas no finiquita donde

un barrio de jardines taciturnos con el alba

supuso.

ensartándose en el follaje.

Marta Kapustin:

Es sicoanalista, escritora y artista plástica

Vera: cimbra.

Despatarrada en el cordón de la vereda

argentina. Reside actualmente en Frankfurt.

fantasea a quién podría avisar en ese

74

Nico: sabe que ella sabe que él sabe lo que

preciso momento si no hubiese escapado

Ha publicado cuentos y poesía en Argentina y

ella espera.

(serpenteando, tropezándose) sin el abrigo,

España. RH- Mondadori editó su primera novela

los zapatos, el celular, los maquillajes, su

Inquietud. En próximas fechas aparecerá la nueva

Ipod.

novela Nada Menos.


Justa mayo2013

Marta Kapustin nació en Buenos Aires. Se formó como psicoanalista en Argentina y México. Desde muy joven incursionó en diversas disciplinas artísticas. Junto a la práctica clínica, la escritura continúa siendo su actividad creativa esencial. Publicó poesía y cuentos. Inquietud es su primera novela. Casada y madre de una hija, vive y trabaja entre Europa y Argentina. Paciente, analista: ¿qué se cifra en esta escena que una ficción pueda revelar? Todo lo que la autora ha puesto en esta novela: pasiones enfrentadas, rechazos, temores de todo tipo, peligros, inercias de la indiferencia. Sombras, escrúpulos, fantasmas. Con un gran cuidado por las palabras, con un gran cuidado por los sentimientos que las palabras confiesan, Inquietud emerge del formato que suelen adoptar estos relatos e incorpora una dimensión estremecedora a una intriga tan verídica que parece real. Y con la misma sutileza, con la misma intimidad, restablece las leyes de alcance de un reino que nos captura con la fuerza viva de una historia impetuosa, imprescindible, que el silencio no puede disimular. Debut admirable, Inquietud conquista de inmediato el lugar de esos libros que atesoran destinos imaginarios tan parecidos a los nuestros. Fragmento: Sería imprudente negarme. Si detallar por escrito el modo que he ejercido la profesión es relevante, lo haré; aunque después no lo utilicen o lo destruyan. Por lo pronto, debo explicitar que el trenzado entre vida profesional y privada no puede separarse en las crenchas que la constituyen. Cualquier muesca que intentase dar espacio entre una y otra será encubridora e insuficiente. Matrimonio versus pacientes; textos desplegados con familia política exigiendo. Acá la pasión por mis hijos, enfrente el Instituto. Instituto público, enorme, desmedido, francamente ingobernable. Psiquiátrico. Nos molíamos a palos un puñado de disconformes —típicos abandonados en un servicio del Estado— que perseveran nomás para evitarles a los pacientes ser atendidos meramente por novatos u otros peores. Peleábamos también con las asistentes sociales y el administrador; objetamos a los de seguridad. Fiscalizábamos las comidas. Yo sostuve mi guerra particular con enfermería. El jefe de los enfermeros en cuanto me ve no disimula una mueca: tiene pavor a mi intransigencia con el cumplimiento de las normas: lo puse en la mira al sospechar que aceptó propinas a pesar de estar claramente prohibido. Estudiante de medicina eterno, quedó como enfermero por más título de jefe que le pusieran; mientras que yo, siendo a lo sumo una psicóloga, estaba por encima de él y llegaba los lunes temprano al recambio de guardia para pescarlo en falta. Zafó siempre. En ese reducto me ocupé de los pacientes que nadie quería atender. Seguramente ayudé a rescatar a un número impreciso de ellos; aunque eso, si sucede, no puede atribuirse sólo al trabajo propio.

75


Justa mayo 2013

La puerta Mercedes Mayol La manta pesa sobre mi cuerpo, hace calor, un calor pegajoso que llena de olor a humedad humana mi cueva. Escucho el agua corriendo, los platos chocando entre sí, la voz metálica del presentador del noticiero de las 21 hrs. El grifo se cierra, la tv se apaga y los pasos hacen eco en el pasillo. Mi estómago se cierra, mis ojos no. Insisten en mantenerse

manos comienzan a bajar, despacio, muy a matarlo con nuestras manos blancas de

abiertos. Me doy vuelta una y otra vez

despacio. Sus dedos resbalan por mi piel. uñas perfectamente limadas y pintadas

mientras espero.

Se enredan en mi camisón maloliente, de rojo. No, ella muere como yo frente a la no me baño desde hace 5 días, pero no puerta, sacrificándome sobre la superficie

Pasan los minutos, las horas y el sueño

le afecta, nada le afecta. Su recorrido lisa de una tarjeta de crédito dorada donde

comienza a vencerme, a convencerme de

se detiene en mi escote, me aprieta los ambas morimos.

que podré dormir sin soñar…

pechos con una mano y se toca con la otra, y la oleada de náuseas desborda mi Veinte…su cuerpo se derrumba sobre mí,

La puerta se abre, despacio, como en las

garganta y me trago mi propio miedo, y el puñal se encoge en medio del charco

películas de suspenso que él ve con tanta

amargo y acre. La manta cae al piso, y cierro viscoso que chorrea por mis piernas y

devoción los sábados por la noche. Su

los ojos mientras me abre las piernas, me siento su cuerpo temblar por el llanto

figura se recorta en la semipenumbra y yo

saca las bragas. Me quedo quieta, como mientras balbucea como un niño roto y

me quedo muy quieta, como si estuviera

muerta, deseando estarlo. Se sube sobre quebrado.

muerta y deseando estarlo.

mí, la fragancia a colonia Old Spice rojo se mezcla con el aroma acre del vómito –Nadie chiquita, te amará como yo…

Se acerca a mí, corre la manta. Una

que me anega la nariz. Ahí viene, ahí viene

bocanada de aire refresca mi cuerpo

pienso apretando los dientes, tratando

pegajoso, el olor a humedad se escapa y el

inútilmente de relajarme como me dice

inspira…como si mi sudor lo alimentara. Su

que haga.

El amanecer se derrama sobre mi cama,

peso hunde el colchón, y mi cuerpo rueda

la manta sigue en el suelo, me incorporo

inexorablemente hacia él. Me acaricia el

–Relájate chiquita, es más fácil…–susurra, tambaleante. Abro la puerta, la misma que

pelo y su respiración se agita. Tengo los

siempre susurra– nadie te ama como papá, usa el para entrar, la que ella no se atreve

ojos abiertos en medio de la oscuridad.

nadie.

a abrir y la que odio por existir. El pasillo está desierto, el parquet cruje bajo mis

–¿Cómo está mi chiquita? –susurra.

Se hunde, entra, gime, sale y vuelve a entrar. pies descalzos y entro al baño sin dejar Dos, tres, faltan sólo diecisiete. Cinco…y de mirar el cuadro familiar donde los tres

76

No respondo, no es necesario. Antes lo

duele, gime, entra, sale…dieciséis. Las estamos sentados en un sillón, sonrientes

hacía por miedo, ahora comprendo que

sombras danzan en las paredes, la náusea y encadenados a una puerta sin salida. 

no importa si respondo o no, sucederá.

muere dentro mío, como los pasos que

Mis dientes rechinan, un poco por el

se detienen junto a la puerta y nunca se

frío, otro poco por la ansiedad. Sus

atreven a abrirla, a salvarnos, a enfrentarlo,


Justa mayo2013

Encuentros heraclitanos Raúl Lara Entonces se desabotonó la blusa, como en los viejos tiempos. Parada frente a mí, sacó su anoréxica teta derecha y la ofreció a mis labios con el gesto de amor de siempre. Era algo nuevo esta vez. Recorrí el pasado con mis ojos sobre su cuerpo. El recuerdo embrionario eclosionó en su mirada, punzante y quirúrgico. ¿Sí lo recuerdas?, con esa misma tierna voz de toda la vida. Claro, es difícil olvidar de dónde viene la vida, mientras fijaba mis ojos en su pecho descubierto, triste. Nos nutrimos a sorbos, a mordidas, pensé. Desgarramos y quitamos para vivir, continué. Las miradas hablaban, plenas. Extendí mi brazo para alcanzarla. Lo sé, todo se cae, un tanto resignada en la voz. Pero sabes que nunca es lo mismo, hay novedad, por eso ha perdurado esto, una idea heraclitana que vivía en ella y con la que justificaba el deterioro que dejaba el paso de los

mi piel.

años. Eso tu padre jamás lo entendió, o

empezó sobre su blusa. La quité. Después seguí con la falda. Ella complacida, me

mejor dicho lo entendió muy bien, mutó,

Había llegado temprano, como lo hacía miraba a los ojos.

y se largó con su alumna de su taller de

cada quince días. Me gustaba estar con

literatura. Pinches escritores, todos son

ella desde la mañana. Entrar en su espacio. Con esa semidesnudez, le proporcioné

iguales, exaltando la sentencia con la

¿Crees que soy la misma de hace diez años?, las caricias, los cuidados, como paga de

mano y dejando caer aún más su pecho.

mientras observaba cómo me embelesaba aquéllos que, en su momento, me regaló

La gravedad, la soledad, la muerte, la nada.

con la vulnerabilidad de su cuerpo. Sólo me con tanta ternura y calidez. Me precipité limité a mirarla, y a seguir extendiendo mis sobre sus muslos con una violencia

Pero tú ven, acércate, volviendo al tono

brazos. Quería recorrerla antes de llegar infantil, bajé a sus corvas y me quedé ahí,

tierno. Nuestra distancia se reducía cada

a la ofrenda que me había brindando. La pensando en las alturas de la niñez. Ella

vez más. Sabes que tus silencios son el

tomé de los hombros con delicadeza y la alborotaba mis cabellos y se perdía en

preludio perfecto, llevándose el dedo a sus

tumbé sobre la cama de la recamara que un punto evocado, intransitable. Miré sus

labios en señal de mutismo y después a

en algún momento de su vida compartió pies, angustiados por este mundo irreal

su boca en señal de provocación. Siempre

con mi padre. Era su pequeña venganza. al que nos volcamos todos, día con día.

me ha gustado ese juego digital en sus

Nuestra diminuta venganza. Lo sabíamos, ¿Cuánto andar, no?, escuché mientras nos

labios, después por todo mi cuerpo. Su

era una complicidad no dicha ni asumida. quedábamos inmóviles. Asentí con mi

experiencia, sus años, su familiaridad con

Me dispuse a terminar el trabajo que ella cabeza, mientras me trataba de regresar

77


Justa mayo 2013

mis cabellos a su estado original. Me incorporé a medias y coloqué mi oído en su vientre, justo en el ombligo, tratando de evocar una resonancia amniótica como si se tratara de un caracol. Oí el crujir del silencio, del vacío. Brinqué hacía sus labios agobiados ya por la edad. Nos fundimos en oleajes salivales. Nos reconocíamos en esta otra vida. En la habitación flotaba, espeso, el tiempo construido. No el tiempo que ha pasado, ese nos lo guardábamos en los encuentros, lo despreciábamos de segundo en segundo. Nos apartamos por un momento, para permitir pasar, libre, la culpa que se arremolinaba en nuestra piel. ¡Te amo!, un susurro que provino de la resonancia amniótica que viajó hasta su pecho y brotó por su boca. ¡Yo a ti!, ¡yo a ti! Intentó sacarme la ropa. Aún no, la detuve con una caricia en sus manos. Sonrió. Los recuerdos agolpados en las mejillas, nuestras mejillas.

Tabú: Dibujo de Andrés Domínguez Reyes

Volví a bajar y me detuve en el

tristemente feliz. Se incorporó y me quedé

Un ritual en espejo: le convidé mi teta

descampado que era ya su pecho. Tímidos

en su regazo, algo así como La piedad de

izquierda aún rebosante de vida, firme,

y tristes yacían sus senos, sedientos ya de

Miguel Ángel. Succionando, quitando.

inmaculada casi. Era el pretérito en

mí. Caminé por su cuello de ida y vuelta,

copulación con el presente; ella sonrío

alargando el preámbulo. Sentía sus latidos

El silencio se coaguló. Nos suspendimos

con unas cuantas lágrimas en los ojos,

en la yugular. Palpitábamos en nuestras

sobre ese instante casi sagrado. Mi padre

sin duda era eso. El tic tac filoso cortó el

profundidades.

digital

mirando a lo lejos, como si en realidad

silencio coagulado. Volteamos a ver el reloj

para redescubrir mundos profanados

fuéramos La piedad. Analizando con

de la pared, el mismo de siempre, pero

por exploradores fálicos casi olvidados.

detalle nuestros contornos blasfemos.

distinto (otra vez Heráclito), ya era tarde.

Ir y venir. Recuento de fijaciones, según

Evitó el aplauso hacia la obra maestra

Llegaría mi hermano. Ambos venimos

Freud. Otro intento de sacarme la ropa,

que éramos. Sólo asintió con la cabeza y

a consentirla y llenarla de amor. Nos

detenido, ahora, por un beso. Y las manos

midió las proporciones áuricas. Sonreímos

arreglamos sin decirnos nada. Bajamos a

explorando la dermografía en espiral,

con los ojos, sabíamos que recordábamos

la cocina, era hora de preparar la comida,

sobre la que paso de diferentes maneras

a mi padre como si estuviera presente

no habíamos hecho nada para recibirlo.

en cada encuentro. Territorios conocidos,

ahí. Me deslicé hacía el piso como un río

Se fue unos días después de que papá se

pero reinventados. Una mano en mi

y continúe mi cause hacia arriba; ya de

largo con su alumna, yo tardé más tiempo.

rostro, un dedo en mi boca, explorando

pie, me quedé observándola, única, en la

De pronto sonó el timbre, ¡es él, ya llegó!

también. Mi lengua comenzó a arrastrar

cama. Vulnerable, como recién venida a

Cerré el refrigerador, volteé a ver a mamá,

sus arrugas del cuello a su pecho derecho.

este mundo.

me sonrió, guiñó un ojo y me mandó un

Se

acumularon

Espeleología

nuestras

diferencias.

beso. Yo me fui hacia la puerta pensando

Succioné, como aspirándole la vida otras

Entonces era mi turno. Comencé a

en lo felices que somos las dos cada dos

vez, como nutriéndome de nuevo. Me sentí

desvestirme, como lo hizo ella al principio.

semanas, nuestra pequeña victoria. 

78


Justa mayo2013

Las imágenes emergidas del abismo: David Nebreda por Octavio Nava

¿Qué caso tiene saltar al vacío cuando muerte, nació el 1 de marzo de 1952 en Cioran, sus aforismos son un ejemplo ya se encuentra uno en el fondo del Madrid, le diagnosticaron esquizofrenia contundente de cómo la escritura que abismo?, pareciera que esta idea engloba a los 19 años, estuvo internado en varias aborda el padecimiento extremo de perfectamente las imágenes de David clínicas durante años hasta que un día cualquier índole traza la noción de un Nebreda, quien nos asombra con la decidió escaparse.

mente perturbada manteniendo al cuerpo

crueldad, la fascinación, el desprecio y la

en crisis permanente.

terrible agresión de sus planteamientos En la historia del arte, las representaciones visuales.

del dolor y la fealdad son igual o más Los temas derivados del suplicio son uno abundantes que la figuración de la belleza. de los dos polos más carismáticos en la

Considerarlo compadecerlo

un

genial

por

su

fotógrafo

o

esfera de las letras, el otro es el erotismo.

enfermedad Los Caprichos de Goya, las coreografías del Cuando los miembros de esta mancuerna

esquizoide, es un alma que busca a través bailarín japonés Kazuo Ohno demuestran, se fusionan con fortuna, como en las obras de su arte redimir los terribles sufrimientos por medio de una condición fabulosa que del marqués de Sade o de Tenesse Wilde su mente, un mundo paralelo que se raya en lo grotesco, que lo artísticamente liams, el resultado es irresistible. desarrolla en tan sólo dos cuartos donde trascendente, en épocas diversas, no ha el mismo artista se ha recluido por más de dependido en modo alguno de lo bello.

En ambos campos de la literatura, agonía

veinte años.

y éxtasis, las representaciones corporales “Ser es estar acorralado”, escribió, en correspondientes experimentan la

David Nebreda estuvo al borde de la Desgarradura, el autor rumano Émile

79


Justa mayo 2013

exacerbación de sus tensiones: músculos inflamados,

hematomas,

filósofo francés Jean Baudrillard.

tejidos

quiere vencer el miedo que siente de ese padecimiento del que ha sufrido tantos

destrozados, presencia abundante de

En sus fotografías, David aparece desnudo,

años, así que representándose en una

sangre, sudor y lágrimas.

con la piel pegada a los huesos y el cuerpo

imagen le da la oportunidad de aceptarse

lacerado, así como también embarrado de

como es y seguir la vida.

Existe

internacional

su propio excremento, el principio estético

de investigación en artes escénicas

una

corriente

de la cristiandad, un auténtico anacoreta

Mucho es lo que se ha cuestionado so-

llamada antropología teatral, para la

desvalido sobreviviente de su mente

bre la legitimidad de esta historia, ya que

cual el organismo magnificado por la

extraviada.

es de sospechar cómo hacía para revelar

exacerbación de sus tensiones recibe el

las fotos, mismas que muestran un buen

nombre de cuerpo dilatado, y conseguirlo

Muchos críticos de arte han declarado

proceso de revelado, difícilmente de lograr

–porque se trata de un artificio construido

que sus fotos son muestra de un arte

en las instalaciones de su casa. También

a voluntad por el actor y el bailarín– es una

formalmente perfeccionista, lleno de

publicó un libro mientras estaba encer-

de las condiciones fundamentales para

tenebrismo; mismas que recuerdan al

rado.

que el intérprete despierte y mantenga el

pintor Caravaggio, creador de este término

interés atento de su público.

tan conocido.

Éstas y muchas otras cosas se dudan del autor, pero de lo que no cabe ni la menor

No hay un modelo único de este concepto,

En su autoexilio el mundo nebrediano

duda es de la calidad de sus fotografías,

pero sí constantes que hablan de una

crea una gran cantidad de autorretratos

cuidadas y realizadas con gran intensidad.

corporalidad acrecentada en tamaño

y algunos dibujos que fueron pintados

y expresión, poderosa en gestualidad,

con su sangre. Los mismos que hoy se

La fuerza de las imágenes en sí mismas es

precisa en sus evoluciones, sorprendente,

encuentran en la edición Autoportraits,

impresionante y no pueden dejar a nadie

dueña de una energía extraordinaria que,

realizada por Léo Scheer. Obras cuidadas

indiferente al verlas, ahora tiene 50 años.

incluso en la quietud, proyecta su efecto

hasta en el último detalle en el sentido de

Es licenciado en Bellas Artes, pero sus

seductor en quien la percibe, aunque el

la iluminación y decoración de lo que era

conocimientos de fotografía son total-

testigo se encuentre a muchos metros del

su mundo sin salida, su espacio donde él

mente autodidactas.

origen de esta irradiación.

mandaba y no tenía que obedecer a nadie.

Se dice que vivía solo en una casa de

El autor intenta, de este modo tan

ha creado cientos de autorretratos y algu-

únicamente 2 habitaciones en Madrid,

dramático, mostrar su vulnerabilidad y

nos dibujos pintados con su sangre, en los

la cual usaba como taller y vivienda. Es

mortalidad para enseñarnos su realidad.

cuales refleja su propio suplicio, cuidando

(era) vegetariano desde hace 30 años,

“He pagado mi precio, pero estoy orgulloso

hasta el último detalle la iluminación y

practicaba el ayuno y la abstinencia sexual

de ello. No soy un masoquista o un

decoración de su mundo sin salida.

y se sometía a extenuantes ejercicios

fotógrafo de heridas”, argumenta Nebreda.

físicos.

Su obra casi desconocida en España, ha

David Nebreda rechaza desde hace años

En un aislamiento absoluto, David Nebreda

sido promovida, sin embargo, en Francia;

mirarse en un espejo. Sólo se concibe en

causándose

a eso se debe la poca información en

estas imágenes de su propio dolor.

quemaduras, heridas, llagas y cuanta cosa

español que se pude encontrar acerca del

se le ocurría. Tras pasar por todo éste tipo

autor.

Se

autolesionaba

de mutilaciones, David Nebreda encuentra el

80

escenario

perfecto

para

Las fotografías de Nebreda se dividen en cuatro etapas diferentes. Primero están sus

tomarse

Encerrado en esa casa, David intentaba

autorretratos en blanco y negro realizados

fotografías. “Nebreda consigue negarse

curarse haciendo frente a su enfermedad

entre 1983 y 1989; un segundo bloque

absolutamente y plasmar esta auto-

tomándose fotografías de su cuerpo

incluye los realizados entre 1989 y 1990;

negación como obra de arte”, escribió el

mutilado y lacerado, de esta forma

una tercera parte los llevó a cabo en 1997,


Justa mayo2013

A pesar de que es autodidacta en materia fotográfica, la mayoría de sus gráficas las

Octavio Nava

ha realizado en las dos únicas habitaciones que tiene en su piso. Ha trabajado con

Fotoperiodista mexicano, licenciado en Comunicación Política por parte de la Uni-

una cámara de 35 milímetros, dos lentes

versidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Lleva 20 años de experiencia

de 55 milímetros macro y un angular de

profesional como fotógrafo. Estudió

28 milímetros. Ha utilizado un cable de seis metros para accionar el disparador

fotografía por siete años en la Casa del Lago de la UNAM, bajo la tutela del maes-

automático. No ha habido manipulación en

tro Lázaro Blanco. Ha publicado su trabajo en el periódico Uno más uno, periódico

el positivado y sí ha realizado, sin embargo,

El día, revista Proceso, revista La crisis, ha sido colaborador afp, agencia prensa

dobles exposiciones con la cámara, las

internacional, etc. Entre sus premios destaca haber sido merecedor del estímulo a

cuales le han permitido aparecer por

creación artística del gobierno del Distrito Federal, México, 2006, fue ganador del

duplicado en algunas imágenes.

XXVII Concurso de Fotografía Antropológica, 2008, organizado por el Instituto Nacional de Antropología e Historia INAH México, con la serie El Cuerpo como

Para muchos que miran por primera vez

Protesta. Parte de su trabajo se puede encontrar en

sus imágenes, Nebreda los lleva a dos tipos de reacciones sobre su obra, ambas

www.retinamagazine.com y www.navaphotos.com.

extremas, rechazo absoluto o fascinación, lo que sí no podemos negar es que el mundo nebrediano es un ejemplo claro de lo extremo de la fuerza que puede contener la fotografía.

81


Justa mayo 2013

GalerĂ­a Erotismo CuradurĂ­a: Nuria Bartrina

Egipto, Periodo Ptolemico, 332-30 a.C

Ecuador, Estatuilla itifalica de un hombre en pie, con el brazo levantado por sobre la cabeza. Cultura Tumaco-tolita, Ecuador. Museo del Banco Central del Ecuador, Quito

82


Justa mayo2013

Pompeya, (Napoles),Mural en Pompeya, pintura al fresco. 60 a C

Grecia, Losa griega erotica, en relieves. 60Cm de ancho, 34 de alto x 5 de grosor

83


Justa mayo 2013

India, Arte India, (Yacimiento de Ajanta, importante enclave bĂşdico) Dinastia Vakataka. C. 475-550, Visvantara Jataka, detalle del principe Visvantara con su mujer, pintura mural , en el lugar de origen.

Italia, Tiziano(1546) Venus y Cupido, Pintura sobre tela

84


Justa mayo2013

Miguel Angel, “ El esclavo Moribundo “, mármol blanco

Van Dick, Jupiter y Antiope pintura

85


Justa mayo 2013

Japon Kitagawa Utamaro, “ Amants “ (1795-1797) gravado japones

Heinrich Lossow “ El Pecado “( 1880) pintura

86


Justa mayo2013

Camille Claudel “Sakuntala” pieza de mármol, (1888)

Alexandre Cabanel “ Ninfa y satiro” pintura sobre tela,(1823)

87


Justa mayo 2013

Fragonard, “ La Rosquilla” pintura sobre tela

Pablo Picasso “ La Douleur” pintura sobre tela (1900)

88


Justa mayo2013

Postal Francesa anonima, Belle Epoque

Ernst Ludwig Kirchner, “ Bañistas bajo arboles” oleo sobre tela (1913) Alemania

89


Justa mayo 2013

J. Sunyer “ la Ampurdanesa” oleo sobre tela (1934) Barcelona Cataluña

Salvador Dalí “ Zeppelin Rock Sabbath” oleo sobre tela 1930 Figueres Cataluña

90


Justa mayo2013

Miquel Blay “ Eclosión” 1905 Olot Cataluña

Francis Becon “ Dos Figuras “ 1963 Oleo sobre tela Dublin Irlanda

91


Justa mayo 2013

Georgia O’keeffe “ Iris Negro” U.S.A.

Marlene Duras “Parejas” oleo sobre tela. Ciudad del Cabo Sudáfrica

92


Justa mayo2013

Frida Kahlo

Tamara Lempicka “ La camisa rosa” Alemania

93


Justa mayo 2013

Agradecimientos Noelia Amarillo Nuria Bartrina Karla Casillas Patricia de Souza Aileen Diolch Gabriela Exilart Gabriela Fonseca Marta Kapustin Megan Maxwell Octavio Nava José Ortega Marxitania Ortega Daniel Pico María Teresa Priego

Gracias por acompañarnos

www.justa.com.mx 94


Revista Justa Mayo 2013