Page 1

                            Esta    obra  es  forma  parte  de  la  colección   teatral  pedagógia  de  la  Editoria  Je  t´aime   y  esta  registrada  bajo  la  licencia  de  Creative  Commons  México.   Se  autoriza  su  repoducción  parcial  o  total,   siempre  y  cuando  no  se  hagan  modificaciones,     se  avise  a  la  autora  y  no  se  lucre  con  la  misma.   México  2014.       1    


CLOWN: UN  ESPACIO  DE  JUEGO,  CREACIÓN  Y  CAOS   LIBERADOR  PARA  JÓVENES  ADOLESCENTES          

El trabajo  con  la  técnica  clown  como  un  espacio  de  exploración  y  práctica   para  la  creación  de  una  identidad  consistente  en  jóvenes  adolescentes.            

Por

Jesica Fernanda  Bastidas  Cruz           2    


Contenido Introducción........................................................................................................................................4   Asentando  las  bases  del  futuro:  los  jóvenes .......................................................................................5   Factores:  Contexto  y  carencia  de  los  derechos  fundamentales  de  los  jóvenes. ..............................5   Fecundidad  y  Mortalidad: ...........................................................................................................6   Violencia  de  pareja:.....................................................................................................................6   Alcohol: .......................................................................................................................................7   Drogas: ........................................................................................................................................7   Educación  y  trabajo:....................................................................................................................8   Suma  de  factores ................................................................................................................................9   2  +  2  =  7  millones  de  jóvenes  que  ni  estudian  ni  trabajan  y  su  afiliación  al  narcotráfico................9   ¿Por  qué  los  jóvenes  incurren  en  estos  sistemas  de  violencia? .....................................................10   ¿Cómo  podemos  sortear  este  callejón  sin  salida? ............................................................................11   El  motor  para  romper  círculos  viciosos:  rebeldía  y  resistencia  en  la  adolescencia .......................11   Generando  rupturas .........................................................................................................................13   De  un  juego  al  arte  como  canal  creador. ......................................................................................13   El  arte  como  eje  estructurador  de  equilibrio  entre  el  desarrollo  cognitivo  y  emocional. ................15   El  clown:  un  juego  violentamente  liberador. ....................................................................................17   Denuncia,  juego,  rebeldía,  violencia,  catarsis,  identidad. .............................................................17   Conclusiones .....................................................................................................................................21   Bibliografía ........................................................................................................................................22   Fuentes .............................................................................................................................................23   Anexos...............................................................................................................................................23   Anexo   1:   Reseña   de   la   presentación   “Joven   sin   sentido.   Transitorio   escénico   con   posibilidades   expresivas.” ...................................................................................................................................23   Anexo  2:  Derechos  humanos  de  los  jóvenes.................................................................................24   Anexo  3:  “Sólo  ingresarán  a  la  UNAM  10%  de  aspirantes  a  licenciatura”,  Emir  Olivares  Alonso,  en   Periódico  La  Jornada,  Sábado  26  de  febrero  de  2011,  p.  39.........................................................25   Anexo   4:   “Más   de   6   mil   muertos   este   año;   41   mil   en   el   sexenio”,   GUSTAVO   CASTILLO   Y   CORRESPONSALES,  EN  Periódico  La  Jornada,  Viernes  1º  de  julio  de  2011,  p.  4 ..................................26   Anexo  5:  “Jóvenes:  criminalización  y  riesgo”  Editorial  en  Periódico  La  Jornada,  Viernes  1º  de  julio   de  2011,  p.  6 .................................................................................................................................28   3    


Anexo 6:  “Más  de  38  millones  de  jóvenes  en  AL,  en  riesgo  por  el  hampa:  OEA”  en  Periódico  La   Jornada,  Miércoles  29  de  junio  de  2011,  p.  23 .............................................................................29  

Introducción     El   país   mexicano   atraviesa   por   una   época   de   regresión   ética;   los   valores   de   solidaridad,   cooperación,  educación,  información,  libre  expresión  y  tolerancia  han  disminuido  junto  al   debilitamiento   de   los   lazos   sociales   e   individuales,   exponiendo   cada   vez   más   a   la   juventud   a  un  contexto  de  violencia,  aislamiento  y  abandono  de  la  educación  por  mencionar  sólo   algunos  factores.     “La  vida  cotidiana  es  trabajo  y  lucha,  preocupación  y  angustia,  es  también  rutina  y   aburrimiento.  El  poder  limitado  del  hombre,  las  restricciones    que  se  imponen  a  su   existencia  lo  hacen  siempre  un  ser  insatisfecho.  De  la  tensión  de  la  vida  surge  una   necesidad   de   descanso   que   el   arte   puede   procurar   con   el   libre   juego   de   sus   representaciones  y,  por  otra  parte,  su  posibilidad  ilimitada  de  ficción  es  capaz  de  dar   satisfacción  imaginaria  a  las  aspiraciones  de  la  voluntad  no  realizadas.  ”1     Esto  hace  necesaria  la  apertura  de  espacios  de  confianza  donde  sean  los  mismos  jóvenes   quienes   hagan   conciencia     de   su   identidad,   su   comunidad,   su   entorno   y   la   acción   que   deseen  tomar  dentro  de  éste,  al  reconocer  su  sociedad  se  reconocerán  a  sí  mismos  como   individuos,   y   tendrán   la   libertad   de   crecerse   al   “determinismo”   bajo   el   que   nos   hemos   forjado;   se   establecerán   bases   de   criterio   que   les   ayuden   en   la   toma   de   decisiones   que   implica   la   vida   diaria   tan   acelerada   y   bombardeada   por   la   información   y   los   medios,   la   asertividad   y   confianza   necesaria   para   tomar   la   mejor   decisión   en   un   contexto   adverso.   Postulo     el   trabajo   con   la   técnica   clown   como   un   acercamiento   lúdico   a   la   apertura   y   reflexión   de   estos   puntos   por   ser   guiados   por   una   filosofía   de   honestidad,   denuncia,   creatividad   e   inversión   de   la   realidad,   siempre   acompañados   de   una   dosis   de   diversión   para  su  fácil  digestión.    

                                                                                                                        1

Ramos  Samuel,  Estudios  de  estética,  Filosofía  de  la  vida  artística,  pág.  332  

4  


Asentando las  bases  del  futuro:  los  jóvenes   Factores:  Contexto  y  carencia  de  los  derechos  fundamentales  de  los  jóvenes.     Un  estudio  realizado  y  dado  a  conocer  por  el  “Centro  de  Derechos  Humanos   Fray  Francisco  de  Vitoria”  señala  que  en  México  se  violan  sistemáticamente   cuatro  derechos  fundamentales  de  los  jóvenes:  educación,  salud,  empleo  y   participación  juvenil.     Actualmente  México  se  encuentra  entre  los  países  de  América  Latina  con  más  desigualdad   social,  característica  que  constituye  un  obstáculo  mayor  para  reducir  la  pobreza,  avanzar   en   el   desarrollo   humano   y   ampliar   las   libertades   y   opciones   con   las   que   las   personas   cuentan  a  lo  largo  de  sus  vidas.  ¿Quién  podrá  rebasar  estos  obstáculos?  Constantemente   escuchamos   la   expresión   “los   jóvenes   tienen   el   futuro   en   sus   manos”,   que   pareciera   deslindar   la   responsabilidad   de   la   sociedad   que   sustenta   el   poder   actualmente.   Pues   bien,   veamos  el  presente  de  los  jóvenes  mexicanos,  los  futuros  guías  del  país.     Todo   adolescente,   además   de   afrontar   los   cambios   físicos   y   psicológicos,   necesita   desarrollar   sus   capacidades   intelectuales,   morales   y   emocionales,   ser   consciente   de   algunas  creencias  e  ideas  irracionales  que  impiden  su  adaptación  al  entorno,  y  mejorar  sus   habilidades  sociales.     “El  paso  de  la  infancia  a  la  vida  adulta  adquiere  características  diferenciales,  según  la   época  y  la  cultura  en  que  se  desarrolla.”2     El  ser  humano  se  forma  como  un  individuo  al  mismo  tiempo  que  se  reconoce  en  sociedad:   La   identidad   personal   no   puede   ser   separada   de   la   estructura   social   en   la   que   es   construida.   Este   proceso   de   socialización   se   determina   por   varios   agentes   como   la   familia,   escuela,  compañeros,  medios  de  comunicación,  etc.                                                                                                                               2  Alonso  García  Ignacio,  Alonso  Ángel,    Psicología,  pág.  196  

5  


“El conjunto  de  papeles  que  una  persona  tiene  que  desempeñar  impone  sobre   ella  una  máscara  de  comportamiento.”3   Para   el   conocimiento   de   la   situación   actual   de   la   población   juvenil,   se   obtuvieron   los   siguientes   datos   del   INEGI   en   “Estadísticas   a   propósito   del   Día   Internacional   de   la   Juventud”.   La  población  juvenil  de  15  a  24  años  de  edad,  representan  cerca  de  la  quinta  parte  de  la   población   total   del   país,   es   decir,   20.2   millones   de   una   población     que   asciende   a   108.4   millones  en  2010.  Conforme  a  las  proyecciones,  el  volumen  de  la  población  joven  seguirá   aumentando  hasta  el  año  2015  cuando  llegue  a  su  máximo  histórico  de  29.5  millones;  a   partir  de  entonces  comenzará  a  reducir  su  tamaño.  4   Fecundidad  y  Mortalidad:   Las   edades   en   las   que   se   concentra   el   mayor   porcentaje   de   nacimientos   de   madres   jóvenes  es  entre  los  20  y  24  años  (41.5  %),  en  tanto  que  uno  de  cada  cinco  nacimientos   (22.7  %)  corresponde  a  adolescentes  de  15  a  19  años.    Por  otro  lado,  en  2008  fallecieron   23   mil   365   hombres   y   ocho   mil   167   mujeres   de   15   a   29   años.   La   sobremortalidad   masculina    muestra  un  aumento  entre  1998  y  2008,  destacando  el  grupo  de  25  a  29  años   donde  pasó  de  297  a  326  defunciones  masculinas  por  cada  100  femeninas.  Las  diferencias   en  el  nivel  de  la  mortalidad  entre  hombres  y  mujeres  jóvenes  se  explican  en  gran  medida   por   los   patrones   de   causa   de   muerte,   el   número   de   defunciones   por   accidentes   de   transporte  y  las  agresiones  (nueve  mil  408)  equivale  a  poco  más  del  total  de  defunciones   registradas  por  las  mujeres  de  la  misma  edad  (ocho  mil  167).  Tanto  para  los  hombres  (20.7   %)   como   para   las   mujeres   (12.6   %),   la   principal   causa   de   muerte   son   los   accidentes   de   transporte,  que  representan  18.6  %  del  total  de  decesos  de  la  población  joven.     Violencia  de  pareja:   Se   ha   encontrado   que   la   violencia   que   ejerce   la   pareja   conyugal   contra   la   mujer   es   mucho   más  significativa  cuando  se  trata  de  mujeres  jóvenes:  46  de  cada  100  mujeres  de  15  a  29                                                                                                                             3 4

Boal  Augusto,  Teatro  del  oprimido,  pág.  24    INEGI,  “Estadísticas  a  propósito  del  Día  Internacional  de  la  Juventud”  

6  


años de  edad  declaró  haber  sido  objeto  de  al  menos  un  incidente  de  violencia  en  el  año   2006;   en   particular   48   de   cada   100   mujeres   de   15   a   19   años   de   edad   manifestó   haber   sufrido  un  incidente  de  violencia  en  ese  periodo.     Alcohol:     De  acuerdo  con  la  Encuesta  Nacional  de  Adicciones  2008,  los  jóvenes  entre  12  y  17  años   presentan  mayores  prevalencias  en  los  niveles  considerados  como  “bebedores  altos”  y  con   “abuso/dependencia”  por  cada  100  jóvenes  en  el  mismo  grupo  de  edad.     Drogas:     Los   resultados   de   la   Encuesta   Nacional   de   Adicciones   2008,   señalan   que   los   inhalables   (63.3   %),   la   mariguana   (55.7   %)   y   los   sedantes   (50.9   %)   son   las   principales   drogas   de   consumo   en   los   jóvenes   de   12   a   17   años;   la   población   de   18   a   25   años   consume   otras   drogas  (54.1  %),  alucinógenos  (53.1  %)  y  cocaína  (48.5  por  ciento).    

  7    


Educación y  trabajo:   Conforme  la  ENADID  2009,  de  cada  100  hombres  y  mujeres  de  15  a  29  años,  32.9  asisten  a   la  escuela.  En  promedio,  la  población  joven  tiene  9.9  años  de  estudio  a  nivel  nacional,  es   decir,  cuenta  con  nivel  básico;  en  tanto  que  la  diferencia  de  instrucción  entre  los  hombres   (9.8  años)  y  las  mujeres  (10  años)  resulta  ser  poco  significativa.    

    Los   jóvenes   de   entre   15   y   18   años   debieran   estar   cursando   el   nivel   medio   superior;   sin   embargo,   este   grupo   de   edad   presenta   el   índice   más   alto   de   exclusión   educativa:   35.4   para   el   Distrito   Federal.     (UNICEF-­‐GDF,   2006).   Lo   que   representa   282,338   adolescentes   que   se   encuentran   sin   escuela   por   falta   de   cupo   y   sedes   educativas,   o   falta   de   recursos   económicos:   el   estudio   revelado   por   el   Centro   de   Derechos   Humanos   Fray   Francisco   de   Vitoria   señaló   que   en   México   existen   10   millones   de   jóvenes   en   edad   de   asistir   a   escuelas   del  nivel  medio  superior  y  superior,  y  no  lo  hacen  por  falta  de  recursos  económicos.    

8  


Según la  Organización  Internacional  del  Trabajo,  México  es  uno  de  los  países  con  el  mayor   índice  de  deterioro  de  los  derechos  laborales  de  los  jóvenes  entre  15  y  24  años,  durante   2010,   el   59.22   por   ciento   de   la   población     de   14   a   29   años   de   edad   no   tiene   acceso   a   empleos   formales.   Organismos   no   gubernamentales   internacionales   como   la   Comisión   Económica   para   América   Latina   revelan   que   en   México   existe   un   alto   índice   de   marginación,   discriminación   y   pobreza   que   arroja   la   falta   de   ingresos,   educación,   alimentación,   vivienda   y   servicios   básicos   para   los   jóvenes;   señala   que   uno   de   cada   tres   jóvenes  viven  en  estas  condiciones  y  que  de  ellos,  el  ocho  por  ciento  vive  en  la  indigencia.    

Suma de  factores   2  +  2  =  7  millones  de  jóvenes  que  ni  estudian  ni  trabajan  y  su  afiliación  al  narcotráfico     Al   ser   el   sistema   escolar   incapaz   de   asegurar   a   todos   un   acceso   a   la   educación,   y     una   carencia  de  fuentes  de  trabajo,  se  alimenta  el  creciente  número  de  jóvenes  etiquetados   como   “ninis”   (siete   millones   de   jóvenes   que   ni   estudian   ni   trabajan);   por   la   falta   de   opciones   de   desarrollo,   muchos   profesionistas   dedican   sus   actividades   principales,   no   a   ejercer  la  profesión  por  la  que  estudiaron  muchos  años,  sino  que  en  la  práctica  dedican  su   tiempo   a   la   actividad   que   les   permite   ganar   dinero   sin   importar   si   es   lícita   o   ilícita.   Esto   representa   el   riesgo   de   su   incorporación   al   sistema   de   violencia   que   el   narcotráfico   ha   erigido   como   modo   de   vida.   Anualmente   220   mil   jóvenes   emigran,   principalmente   a   Estados   Unidos   y   más   de   siete   millones   de   jóvenes   mexicanos   participan   en   el   narcotráfico.   En   el   2006,   el   país   tuvo   un   saldo   de   2,221   asesinatos   que   superaron   con   684   los  homicidios  sumados  en  el  2005.  Los  asesinatos  y  ejecuciones  estaban  concentrados  en   seis   estados:   Tamaulipas,   Baja   California,   Nuevo   León,   Michoacán,   Guerrero   y   Sinaloa.   Todos  ellos,  escenarios  de  los  operativos  antinarco  de  parte  del  Gobierno  Federal.5    

                                                                                                                        5

Valdez  Cárdenas  Javier,  Los  morros  del  narco.  

9  


¿Por qué  los  jóvenes  incurren  en  estos  sistemas  de  violencia?     De  2006  a  2008  se  registraron  en  México  alrededor  de  23,000  homicidios  de  niños  y  niñas   de  cero  a  diecisiete  años  de  edad.  El  reporte  de  la  Organización  para  la  Cooperación  y  el   desarrollo  económicos  (OCDE),  afirma  que  el  país  ocupa  el  primer  lugar  en  violencia  física,   abuso  sexual  y  homicidios  de  menores  de  catorce  años  en  los  países  del  organismo.     Estudios  realizados  en  torno  a  la  violencia  escolar6,    detectan  un  mayor  riesgo  de  violencia   entre  iguales  en  la  adolescencia  temprana  que  en  edades  posteriores.  Detectándose  como   cursos  y  edades  de  riesgo  más  elevado  segundo  y  tercero  de  Educación  Secundaria  (13-­‐15   años.)  La  violencia  surge  como  una  respuesta  a  una  serie  de  funciones  determinantes  en   dicha   etapa,   tales   como   la   reducción   incertidumbre   sobre   la   propia   identidad,   la   integración   en   el   grupo   de   referencia,   o   la   desviación   de   la   hostilidad   producida   por   situaciones   de   frustración   y   tensión,   así   como   al   desajuste   entre   dichas   necesidades   evolutivas  y  las  condiciones  escolares  y  familiares  que  rodean  al  adolescente.  Hay  ciertas   categorías  de  riesgo  detectadas  en  la  mayoría  de  los  casos  de  violencia  escolar:  exclusión   social   o   el   sentimiento   de   exclusión,   ausencia   de   límites,   exposición   a   la   violencia   a   través   de   los   medios   de   comunicación,   integración   en   bandas   identificadas   con   la   violencia,     facilidad   para   disponer   de   armas,   y   la   justificación   de   la   violencia   en   la   sociedad   en   la   que   dichas  circunstancias  se  producen.     “¿El   narco?   El   narco   nunca   se   va   a   acabar:   agarran   a   un   capo   y   salen   diez   más.   Y   está   mal   por   la   violencia,   la   gente   que   muere.   Pero   está   bien   por   la   economía.   Sin   narco,   sin   el   dinero   del   narco,   no   la   haríamos.”   (Rafa,   obrero   de   la  construcción.)7   El   periodista   Javier   Valdés   Cárdenas   nos   muestra   en   su   publicación   “Los   morros   del   Narco”,   que   las   causas   de   la   incorporación   de   jóvenes   a   esta   “vida   brutal”,   rebasa   los                                                                                                                             6

María  José  Díaz-­‐Aguado  Jalón,  La  violencia  entre  iguales  en  la  adolescencia  y  su  prevención  desde  la   escuela.  Universidad  Complutense  de  Madrid   7  Valdez  Cárdenas  Javier,  Los  morros  del  narco.  Pág.  124  

10  


estigmas adjudicados   de   ser   jóvenes   carentes   de   valores,   seducidos   únicamente   por   la   vida   fácil,   la   adrenalina   e   imitación   de   sus   nuevos   héroes,   por   su   maldad,   ambición,   cinismo,  etc.  Llegando,  a  través  de  sus  entrevistas  con  estos  jóvenes  relacionados  con  el   narcotráfico,   a   la   raíz   marcada   por   una   profunda   falta   de   amor   y   afecto,   por   el   abandono,   familias   disfuncionales,   hambre,   y   la   búsqueda   de   “tragarse”   tanta   tristeza   viviendo   de   lujo,  aunque  sea  algunos  años,  sin  importar  la  posibilidad  de  caer  ante  las  balas.  Esto  nos   señala   la   falta   de   condiciones   que   hubieran   podido   proteger   de   tales   riesgos,   como   modelos   sociales   positivos   y   solidarios,   colaboración   entre   la   familia   y   la   escuela,   contextos   de   ocio   y   de   grupos   de   pertenencia   constructivos,   o   adultos   disponibles   y   dispuestos  a  ayudar.    

¿Cómo podemos  sortear  este  callejón  sin  salida?     El  motor  para  romper  círculos  viciosos:  rebeldía  y  resistencia  en  la  adolescencia     Lo  que  se  trata  de  borrar  es  el  determinismo  de  aquello  que  uno  no   ha  elegido  ser.    Algo  tenemos  todos  democráticamente  en  común:  la   posibilidad  de  romper  con  las  fatalidades  de  nuestros  orígenes  y  de   optar  por  nuevas  alianzas,  nuevos  ritos  y  nuevos  mitos.  8     Durante   la   etapa   de   la   adolescencia   viene   un   periodo   introspectivo   que   conlleva   a   una   reorganización  de  sentimientos  y  desarrollo  psicosexual,  social  y  cognitivo.  Se  produce  el   deseo  de  alcanzar  una  mayor  independencia  y  libertad,  donde  el  adolescente  quiere  más   autonomía   y   nuevas   experiencias;   reconoce   la   madurez   de   su   pensamiento,   es   consciente   de  su  capacidad  de  tomar  decisiones  y  de  ser  responsable  de  las  consecuencias,  además   de  iniciar  y  poseer  una  sexualidad  que  lo  equipara  a  los  adultos.  Pierde  la  confianza  básica   en  la  familia,  sintiéndose  por  lo  mismo  extraño  y  angustiado  en  un  mundo  con  el  que  no                                                                                                                             8

Savater  Fernando,  Política  para  Amador,  Ed.  Ariel,  México,  1992.  

11  


se siente   del   todo   identificado,   surgiendo   la   necesidad   de   enlazarse   con   el   entorno   social.   La  actitud  prevaleciente  es    la  búsqueda,  la  cual,  por  la  introspección  implicada  se  puede   observar   como   egocentrismo,   disconformidad   con   quienes   lo   rodean,   comportamiento   susceptible,  arrogante  y  crítico  con  los  padres  y  otras  figuras  de  autoridad.     “Donde   hay   poder,   hay   resistencia.”,   diría   M.   Foucault;   este   espíritu   rebelde,   esta   resistencia   es   sana   por   ser   procesos   necesarios   para   que   afiance   su   personalidad   y   desarrolle   un   pensamiento   racional   y   valores   acordes   con   su   medio.   Sin   embargo,   este   camino  nunca  es  fácil,  y  la  “rebeldía  sin  causa”  puede  extraviarse  ante  la  falta  de  criterio   de  selección  en  un  entorno  tan  saturado  informática  y  mediáticamente.  Fernando  Savater   lanza   unas   importantes   preguntas   en   su   libro   Política   para   Amador,   que   nos   ayudarán   a   reflexionar  sobre  este  tema:  ¿A  quién  debemos  obedecer?    ¿En  qué  debemos  obedecer?   ¿Hasta  cuándo  y  por  qué  tenemos  que  seguir  obedeciendo?  Y  ¿Cuándo,  por  qué  y  cómo   habrá  que  rebelarse?       María   Inés   García   Canal9,   en   su     ensayo   La   resistencia.   Entre   la   memoria   y   el   olvido,     plantea   esta   resistencia,   como   la   búsqueda   por   la   expresión   de   un   cúmulo   de   sentimientos,   malestares,   disgustos   y   protestas,   conformando   al   motor   mismo   del   dinamismo   que   reinventa   al   sujeto   y   su   entorno:   “La   vida   no   es   una   idea   ni   un   pensamiento,   es   una   composición   de   fuerzas.”   Estas   confrontaciones   de   fuerzas   (poder-­‐ resistencia),   conllevan   al   sujeto   a   buscar   estrategias,   inventar   tácticas   de   acción   y   por   ende   desatar   la   imaginación   y   deseo   ante   la   continuidad   del   orden   y   el   bloqueo   de   lo   estático.  Este  acto  violento  y  de  ruptura  es  clave  en  la  constitución  del  sujeto    por  implicar   su   capacidad   resistente,   de   vida,   concretiza   la   subjetividad   del   sujeto   al   concentrar   su   energía     para   enfrentar   al   poder,   utilizar   sus   fuerzas   o   escapar   de   sus   trampas.   A   estos   momentos  Foucault  los  retrata  como  los  puntos  más  intensos  de  la  vida.    

                                                                                                                        9  Profesora  e  Investigadora  de  la  Universidad  Autónoma  Metropolitana-­‐  Unidad  Xochimilco  -­‐México 12    


“El sujeto   no   sólo   resiste   a   los   embates   del   exterior,   oponiendo   una   fuerza   contraria  y  semejante  a  la  que  se  ejerce  sobre  él,  sino  que  es  capaz  de  utilizar   esa   fuerza   deteniendo   su   paso   y   transformándola   en   energía   que   devuelve   ahora   hacia   el   exterior.   Es,   entonces,   capaz   no   sólo   de   ser   afectado   sino   también   de   afectar   el   espacio   que   lo   circunda.   En   esa   lucha,   el   sujeto   se   prueba   y   se   ejercita,   en   ella   se   memoriza   al   acumular   experiencia.   Es   en   la   lucha,   también,   donde   se   inscriben   los   afectos   y   afecciones,   el   deseo   y   el   placer,   marcando,   a   veces,   de   manera   definitiva   a   grupos   o   individuos,   ‘encendiendo  ciertos  puntos  del  cuerpo,  ciertos  momentos  de  la  vida,  ciertos   tipos  de  comportamiento’.  Las  relaciones  de  poder  se  cargan  de  erotismo,  la   resistencia  es  cruzada  por  el  goce  y  el  placer.”10   ¿Cómo   dar   paso   a   una   resistencia   inteligente,   creadora   y   movilizadora   ante   un   contexto   tan  violento?  

Generando rupturas     De  un  juego  al  arte  como  canal  creador.       La  violencia  ritual  no  suscita  ningún  adversario,  ya  que  no  encuentra   ningún  antagonista  delante  de  sí.    Mientras  asesten  todos  juntos  unos   golpes  que  nadie,  y  con  razón,  les  devolverá,  los  exorcistas  no  volverán  a   golpearse  entre  sí,  al  menos,  de  veras.  Aquí  revela  el  rito  su  origen  y  su   función.  La  unanimidad  rehecha  gracias  al  mecanismo  de  la  víctima   propiciatoria  no  debe  deshacerse.  11     Roger   Callois,   encuentra   en   los   juegos   una   respuesta   a   estas   pulsiones   inconformes   que   protestan   por   una   realidad   alterna.   Estos     poseen   la   característica   de   contar   con   un                                                                                                                             10

García  Canal  María  Inés,  La  resistencia.  Entre  la  memoria  y  el  olvido.    Girard  René,    La  violencia  y  lo  sagrado.  Pág.  132  

11

13  


tablero o    zona  delimitada  dentro  de  la  cual  se  da  la  liberación  del  hombre:  en  éste  le  es   posible   crear   e   inventar   bajo   reglas   que   él   mismo   establece   y,   a   sabiendas   de   que   este   círculo  apartado  o  paralelo  a  la  realidad  es  efímero.  Se  tiene  la  sensación  de  poder  y  de   libertad.   Poder   de   hacer   a   nuestra   voluntad.   Es   una   condición   natural   del   ser,   hay   una   reacción   cuya   manifestación   no   siempre   se   cumple   a   plenitud   en   las   actividades   diarias.   No   es   raro   que   la   gente   tienda   a   guardar   las   cosas   para   sí,   y   las   áreas   dispuestas   a   la   catarsis  es  donde  pueden  ser  desprendidas.     Hay   todo   un   contenido   en   la   actividad   lúdica   más   allá   de   la   liberación   temporal   de   la   atmósfera  cotidiana,  pues  se  abre  el  camino  a  esa  emoción,  a  esa  energía  que  impulsa  a   salir  de  la  rutina  en  busca  de  su  satisfacción.    Es  así  como  el  juego  presta  su  cancha  para  el   despliegue  de  tales  emociones:     “Si  los  principios  de  los  juegos  corresponden  en  efecto  a  instintos  poderosos   (competencia,   búsqueda   de   la   suerte,   simulacro,   vértigo),   fácilmente   se   comprende   que   no   pueden   recibir   una   satisfacción   positiva   y   creadora   sino   en   condiciones  ideales  y  circunscritas,  las  que  proponen  en  cada  caso  las  reglas  de   los  juegos.”12   Hay  una  referencia  directa  a  la  sociedad  en  la  que  se  desarrolla  el  individuo,  y  los  juegos   vendrán   siendo   en   cierta   medida   un   reflejo   de   ésta,   pues   siendo   desarrollados   por   la   misma,  se  empapan  de  las  tendencias,  los  hábitos,  modos  de  razonar  de  sus  ejecutantes,  y   por   el   mismo   ejercicio   del   juego   estos   desarrollaran   ciertas   aptitudes.   Cuando   se   desarrolla  la  competencia  ante  otros  individuos  o  grupos,  se  intensifica  la  incertidumbre   como  una  de  las  características  generales  del  juego,  alejando  a  éste  de  un  nivel  ligero  su   efecto  se  intensifica,  volviéndose  entre  más  complicado  de  mayor  atracción:   “Cuando  el  juego  es  un  bello  espectáculo,  se  da  inmediatamente,  su  valor  para   la  cultura.”13    

                                                                                                                        12

Caillois  Roger,  Los  juegos  y  los  hombre:  La  Máscara  y  el  vértigo,  F.C.E.  p104      Huizinga  Johan,  Homo  ludens,  pág.70  

13

14  


Y no  sólo  mediante  la  belleza,  la  inteligencia,  la  capacidad  física  o  espiritual  se  puede  llevar   al   plano   de   la   cultura.   Se   crean   instituciones,   teatros,   estadios,   templos…   Los   juegos   pueden  repercutir  en  la  sociedad  hasta  llegar  a  un  nivel  cultural;  esta  fuga  de  energía,  esta   emoción,  se  concreta  en  una  forma  creadora  o  destructora.   Creadora   cuando   vemos   que   desencadena   en   instituciones   tan   importantes   donde   se   involucran     una   gran   cantidad   de   seguidores.   Cuando   se   desemboca   en   la   poesía,   la   búsqueda   del   conocimiento,   la   convención   de   una   ilusión   que   pone   a   todos   a   flotar,   cuando   desarrolla   lazos   sociales,   aptitudes   y   habilidades.   José   Revueltas   habla   de   la   positividad  intrínseca  del  arte  en  cuanto  que  constituye  una  forma  de  des  enajenación  del   hombre.   Uno   de   los   terrenos   históricos   donde   el   hombre   inicia   la   re-­‐apropiación   de   sí   mismo,  su  des-­‐enajenación,  emancipación.    Poder  de  negar  y  criticar  a  la  sociedad.     Destructora   cuando   se   corrompe   su   vía   de   acción,   pierde   las   características   que   lo   mantenían   limpio   de   la   cotidianeidad,   o   incluso   por   la   falta   de   su   ejercicio,   esta   energía   desemboca  de  forma  explosiva  y  agresiva.  Así,  el  juego  deja  de  serlo  al  perder  su  impulso   creador.  

El arte  como  eje  estructurador  de  equilibrio  entre  el  desarrollo  cognitivo  y  emocional.     En  los  países  occidentales,  la  formación  del  adolescente  para  integrarse  en   la  vida  adulta  se  basa  en  la  instrucción  escolar.  Se  valora  el  rendimiento   cognitivo,  pero  se  olvidan  el  desarrollo  emocional  o  la  personalidad.14     Con  base  en  la  información  expuesta,  podemos  reconocer  que  afrontar  los  retos  del  siglo   XXI   demanda   una   atención   más   allá   de   las   dimensiones   económicas,   ecológicas   y  

                                                                                                                        14

Alonso  García  Ignacio,  Alonso  Ángel,    Psicología,  pág.196  

15  


sociales… es   necesaria   la   inclusión   de   la   dimensión   cultural.   Ésta   es   una   de   las   tesis   postuladas  a  partir  de  los  eventos  “Sustainable  Mozart.  Arte,  Cultura  y  Sustentabilidad”.15   “El  diálogo  con  el  arte  puede  ser  útil  para  entender  la  sustentabilidad16  como   un   proyecto   abierto   que   parte   de   la   aceptación   de   la   diferencia.   En   el   reconocimiento   de   concepciones,   principios   y   valores   divergentes,   hace   un   aporte  en  la  creación  de  una  sociedad  plural  y  democrática.”17   Dentro   del   campo   de   la   educación   Célestin   Freinet,   pedagogo   francés,   reconoció   la   necesidad  de  una  pedagogía  que  avanzara  a  la  par  del  desarrollo  cultural,  concibiendo  así,   lo   que   llama   “una   escuela   viva”.   Habla   de   la   necesidad   de   un   nuevo   enfoque   en   la   educación   a   través   de   la   enseñanza   con   fundamento   en   la   vida   de   los   individuos,   es   decir,   de   la   enseñanza   como   una   continuación   natural   de   la   vida   de   la   familia,   población,   medio…   esto   supone   un   conocimiento   del   contexto   concreto   de   los   estudiantes   para   modernizar   continuamente   sus   instrumentos   escolares   y   técnicas,   buscando   adaptar   la   escuela   al   medio   y   al   mismo   tiempo,   cambiar   las   relaciones   entre   los   niños-­‐maestros,   escuela-­‐vida,  mejorando  con  esto  el  rendimiento  de  sus  esfuerzos.      “Las   clases   Freinet   se   parecen   todas   en   su   fundamento,   en   el   aspecto   general   y   en   el   espíritu.   Pero,   como   parte   de   la   vida   del   alumno   en   su   medio,   son   necesariamente  diversas,  según  esos  medios  y  esos  alumnos;  diferentes  según   las   edades,   las   estaciones,   el   aspecto   de   la   región,   la   originalidad   de   los   cultivos   y   de   los   trabajos,   con   la   dosis   indispensable   de   individualidad   y   universalidad   que   debería   ser   actualmente   una   señal   de   cultura   y   de   civilización.”18  

                                                                                                                        15

Talleres  realizados  en  Salzburgo  en  mayo  del  2006  donde  se  presentan  aportaciones  de  arte  acción,   literatura,  artes  visuales,  fotografía  y  música.   16  Sustentabilidad    como  un  marco  de  las  relaciones  sociales,    políticas,    económicas    y  culturales,    cotidianas   del  ser  humano,  propiciando  el  trabajo  comunitario,  espacios  comunes,  ideas  nuevas,  pero  bajo  modelos  de   complejidad.   17  Arte,  cultura  y  sustentabilidad,  Tesis  de  Salzburgo,  Trad.  Mónica  Castillo.   18  Freinet  Célestin,  Técnicas  Freinet  de  la  escuela,  pág.  39  

16  


El clown:  un  juego  violentamente  liberador.   Denuncia,  juego,  rebeldía,  violencia,  catarsis,  identidad.     El  elemento  de  desorden  que  él  introduce  es  la  medicina  correctora  que  el   mundo  enfermo  necesita  para  reencontrar  su  verdadero  orden.  Ya  sea   simplón  o  malicioso,  o  aúne  de  manera  paradójica  ambas  cualidades,  el   payaso  se  presenta  como  un  antagonista  y  su  naturaleza  le  permite   convertirse  en  el  instrumento  de  una  subversión.19     El  clown  apela  a  la  creación  del  caos:  la  libertad.    A  través  de  lo  grotesco,  la  paradoja  y  la   repetición   conforman   la   antítesis   de   la   pureza   y   perfección;   retan   la   seriedad   de   las   certidumbres   de   la   sociedad,   amenazan   al   orden,   relativizan   roles   e   ideas,   cuestionan   la   omnipresencia   del   modernismo   y   del   neoclásico   que   se   encaminan   a   la   limpieza   inmaculada,   buscando   abrir   el   arte   a   la   impureza;   su   arte   permite   soñar   mientras   reconoce   la   naturaleza   ilusoria   de   sus   sueños,   nunca   olvidan   el   peso   de   la   realidad;   atormentan   con   dudas   al   idealismo.   No   es   de   extrañarnos   que   hayan   sido   llamados   alborotadores   y   busca   pleitos.   He   aquí   el   terreno   perfecto   para   que   los   jóvenes   puedan   rebelarse   y   decir   lo   que   siempre   quisieron   decir.   El   Clown   siempre   se   encontrará   con   obstáculos   que   de   manera   perseverante   intentará   sobrepasar   de   muchas   maneras,   fallará   una  y  otra  vez  hasta  encontrar  la  solución  menos  esperada  que  le  da  la  vuelta  a  todo;  a   través  de  este  procedimiento  se  pueden  afrontar  las  tensiones,  discrepancias  y  conflictos   del  individuo  sin  explotar  en  una  violencia  real,  a  la  vez  que  se  desarrollan  las  habilidades   del  ejecutante.   El  trabajo  creativo  de  un  clown  parte  de  la  improvisación  y  creación  de  una  lógica  propia   que   lo   hace   accionar   ante   los   demás   y   su   entorno   de   una   forma   lúdica,   sincera   y   en   coherencia  con  sus  sentimientos.  Estas  características  lo  convierten  en  el  vehículo  idóneo   para   el   fortalecimiento   de   la   creación   de   una   identidad   en   jóvenes   adolescentes,   cuya   etapa   de   tránsito   a   la   madurez   se   caracteriza   por   la   búsqueda   de   identidad   en   las                                                                                                                             19

Starobinski  Jean,  Retrato  del  artista  como  Saltimbanqui,  pág.  92  

17  


dimensiones cognitiva,   afectiva   y   social.   La   representación,   dentro   de   un   área   de   veda,   permite   la   exploración,   ficción   e   idealización;   es   el   espacio   que   permite   una   satisfacción   a   los  deseos  y  aspiraciones  de  los  individuos  que  se  ven  frustrados  ante  la  realidad,  aquí,  la   imaginación   que   busca   satisfacerlo   puede   ser   desarrollada,   permitiendo   explorar   otra   relación   con   el   entorno,   otras   formas   de   conducta   y   lazos   afectivos   o,   como   en   un   distanciamiento   “Brechtiano”,   facilitando   un   cambio   de   perspectiva.   Simulan   ser   el   otro,   y   es   éste   ponerse   en   el   lugar   del   otro,   una   concientización   que   permite   rechazar   la   violencia   como  víctima,  victimario  o  incluso  cómplice.   La   búsqueda   de   los   jóvenes   por   un   lugar   en   la   sociedad   que   responda   también   a   sus   intereses  y  necesidades    gesta  resistencias  al  poder,  éstas  se  van  articulando  en  discurso  y   acción,  que  pueden  estar  hechas  sólo  de  “rugidos”  todavía  no  articulados  en  búsqueda  de   una   forma;   estas   resistencias   antes   que   discurso   son   un   gesto   que   irrumpe   para   hacer   evidente  el  malestar  y,  reivindicar  la  diferencia  que  las  constituye.   El   clown,  que  hace  uso   del  lenguaje  de  la  pantomima,  por  su  precisión  y  expresión  corporal  a  través  de  gestos  se   presenta  como  la  oportunidad  de  ampliar  las  capacidades  de  comunicación  de  los  jóvenes.     Una  característica  que  se  resalta  del  clown,  es  su  carácter  de  intruso,  de  ser  extraño,  y  es   precisamente   este   estado   de   minoría   el   que   le   confiere   una   omnipresencia;   es   el   sujeto   necesario   para   representar   y   reflejar   la   ridiculez   y   lo   monstruoso   de   la   condición   humana,     la  hipocresía  de  los  “bien-­‐pensadores”.  Por  esto  mismo,  Darío  Fo  resalta  la  importancia  de   saber  a  partir  de  qué  desesperación,  de  qué  miedo,  de  qué  rabia  se  representa  la  burla,  la   paradoja   y   la   mueca.   Esto   hace   necesario   investigar   las   leyes   de   las   costumbres   cotidianas   para   luego   dilatarlas,   exagerarlas,   parodiarlas   o   caricaturalizarlas   y   con   ello   provocar   la   risa…  de  uno  mismo  y  por  reflejo,  de  todos  los  demás:  es  la  víctima  redentora;  la  víctima   propiciatoria   de   René   Girard,   que   renovará   al   mecanismo   que   mantenga     a   la   violencia   fuera   de   la   comunidad.   Como   ejemplo   tenemos   a   Charlie   Chaplin,   el   arquetipo   del   salvador   sacrificado,   el   genio   bueno   que   pese   a   su   torpeza   contribuye   al   regreso   de   la   armonía.  Al  principio,  aparentemente  lo  confunden  y  enredan  todo,  hasta  que  al  final,  sus   torpezas   son   la   salvación   oportuna   que   obedece   a   una   lógica   mágica   que   desbarata   cualquier  previsión  razonable.  Son  los  bienhechores  de  la  vida  y  el  amor  amenazados.   18    


Los clowns,   son   de   naturaleza   anarquista,   su   trabajo   ha   sido   desde   la   antigüedad,   el   de   provocar   con   un   compromiso   moral   y   político,   transgredir   tabús,   demoler   ideas   e   imágenes.   “Los   clown,   como   los   juglares   y   los   cómicos,   tratan   siempre   el   mismo   problema,   el   hambre:   el   hambre   de   comida,   hambre   de   sexo,   pero   también   hambre  de  dignidad,  de  identidad,  hambre  de  poder.”20   Hay  diversos  personajes  clown,  que  vienen  a  representar  diferentes  enfoques  de  la  vida,  y   por   lo   mismo   versatilidad   según   el   representante.   El   clown   blanco   representaba   socialmente   la   norma   convencional,   el   deber   y   el   autoritarismo.   El   augusto,   por   el   contrario,   se   desenvuelve   como   un   niño   capaz   de   realizar   lo   que   le   dicte   su   fantasía   o   caprichos,  realizando  generalmente  acciones  que  los  adultos  no  tienen  permitido  hacer.  El   payaso   personaje   caricaturiza   a   los   diversos   tipos   de   la   vida   cotidiana.   De   aquí   la   importancia  del  conocimiento  del  comportamiento  humano  y  las  costumbres  cotidianas.    Una   característica   importante   del   trabajo   de   estos   personajes   es   su   acción   en   entornos   donde  no  hay  reglas  ni  leyes,  adquieren  una  total  libertad  de  creatividad  en  busca  de  un   resultado  auténtico  y  vivo:    “Con   esto   concluimos   que   un   buen   payaso   soñaba,   imaginaba,   componía   y   actuaba   su   papel   a   partir   del   menor   incidente   hasta   volverlo   un   todo,   como   una   pintura,   una   sonata   o   un   poema,   donde   cada   parte   de   su   cuerpo   al   deformarse,  se  constituía  en  una  esencia  expresiva.”21   Además,   el   trabajo   con   un   taller   para   la   técnica   clown   brinda   la   oportunidad   a   los   integrantes   del   grupo   de   formarse   una   plataforma   de   seguridad   y   desarrollo   de   valores   que  les  den  una  seguridad  en  la  toma  de  decisiones  y  acción  en  su  entorno:    

                                                                                                                        20

Fo  Darío,  Manual  mínimo  del  actor,  pág.  303    Comp.  Ceballos  Edgar,  El  libro  de  oro  de  los  payasos,  pág.  25  

21

19  


“No hay   adolescencia   sin   grupo,   sin   amigos.   El   grupo   es   el   escenario   de   pruebas   y   ensayos,   el   lugar   donde   se   busca   apoyo   y   solidaridad,   y   sirve   de   reforzamiento  de  los  aspectos  cambiantes  de  nuestro  yo.”22     Las   dinámicas   de   trabajo   en   equipo,   de   aprendizaje   cooperativo,     favorecen   la   cohesión   entre   compañeros   y   erradica   las   situaciones   de   exclusión,   al   mismo   tiempo   que   ayudan   al   desarrollo   de     las   habilidades   necesarias   para   dicha   cooperación,   tanto   con   carácter   colectivo   como   individual.   Esto   brinda   la   oportunidad   a   los   representantes   de   desenvolverse   libremente   para   expresarse;   se   trabaja   en   un   espacio   de   ficción,   de   seguridad  y  complicidad  con  sus  compañeros  y  con  la  audiencia.  De  aquí  su  potencial  para   ser   trabajado   por   jóvenes   adolescentes,   cuya   aportación   decisiva   en   la   vida   es   la   experiencia  personal:      “La   inteligencia   manual,   artística,   científica,   no   se   cultiva   por   el   uso   de   las   ideas  únicamente,  sino  por  la  creación,  el  trabajo  y  la  experiencia.”  23     Con  esto  llegamos  a  la  importancia  de  la  formación  permanente:  relación  dialéctica  entre   la   práctica   y   la   teoría   (reflexión   crítica   de   la   práctica).   Si   se   realiza   una   práctica   consciente   se   irán   generando   nuevos   conocimientos;   pero   este   desarrollo   sólo   puede   ser   realizado   por   los   mismos   estudiantes   que   irán   descubriendo   en   sí   mismos   sus   motivaciones.   Este   proceso   nunca   deberá   ser   castrado   por   una   explicación   que   intente   suprimir   o   sustituir   su   experiencia.   El   proceso   partirá   de   la   naturaleza   de   los   jóvenes,   de   sus   intereses   e   incógnitas.    

                                                                                                                        22

Alonso  García  Ignacio,  Alonso  Ángel,    Psicología,  pág.  199    Freinet  Célestin,  Técnicas  Freinet  de  la  escuela,  pág.  26  

23

20  


Conclusiones   La   investigación   aquí   presentada   es   producto   de   un   interés     y   compromiso   que   he   desarrollado  a  lo  largo  de  la  carrera  de  actuación;  con  mucha  satisfacción  veo  la  inclusión   de  temas  que  he  visto  en  mis  materias  desde  el  primer  año  de  la  carrera,  hasta  varios  de   los   talleres   de   concentración   complementaria   en   los   que   he   participado   (El   arte   como   herramienta   social,   Auto-­‐organización   y   sustentabilidad,   Arte   y   violencia   como   espectáculo).  Mercedes  de  la  Cruz  nos  dijo  una  vez  a  sus  alumnos  que  no  podemos  querer   hacer  teatro  sin  saber  dónde  lo  que  queremos  hacer,  en  qué  contexto  y  a  quiénes,  es  así,   como  a  partir  de  la  investigación  veo  a  México  como  un  país    muy  lastimado  y  explotado  a   lo   largo   de   la   historia,   donde   los   caciques   del   país   hemos   sido   nosotros   mismos   al   vendernos   al   mejor   postor,   sin   importar   que   cada   vez   una   mayor   parte   de   la   población   se   vea  rezagada  a  condiciones  de  carencia  ética,  moral,  económica,  laboral,  de  participación   social,   afectiva   y   política.   Todos   los   datos   citados   exponen   claramente   que   la   violenta   guerra  que  estamos  atravesando  es  producto  de  una  estructura  que  no  está  funcionando   mas   que   para   algunos   cuantos.   Y   mi   pregunta   ¿yo   qué   puedo   hacer?   Me   ha   llevado   a   buscar  herramientas  desde  mi  trinchera,  a  abogar  por  el  desarrollo  humano  más  allá  de   sus   aptitudes   prácticas   y   económicas,   sino   como   un   ser   sensible,   inteligente,   y   que   es   capaz   de   desenvolverse   y   obtener   más   logros   en   una   comunidad   diversa   y   compleja.   Mi   apuesta  es  por  la  juventud,  los  futuros  guías  del  país,  los  que  actualmente  cargan  con  el   estigma   de   delincuentes   por   el   simple   hecho   de   ser   jóvenes.   Mi   meta   es   que   los   adolescentes  cuenten  con  una  base  sólida  de  confianza,  habilidades  y  metas  para  que  se   desarrollen  como  sujetos  activos  hacia  su  entorno  y    mi  apuesta  para  lograrlo  es  formar  un   taller   de   técnica   clown   que   pueda   ser   llevado   a   todas   partes   para   la   inclusión   de   poblaciones   vulnerables   de   jóvenes,   para   a   través   del   juego   como   creador,   dar   un   espacio   de  crecimiento  cognitivo,  afectivo  y  social:      “El   arte   no   es,   pues,   sólo   un   recurso   de   salvación.   Es   un   descanso   y   un   consuelo,   es   liberación   en   la   apariencia   y   revelación   de   la   vida   espiritual   por   21    


una intuición  que  no  apela  a  la  razón,  sino  a  la  evidencia  de  los  sentimientos.   Es  catarsis  de  las  pasiones  y  objeto  para  colmar  aspiraciones  insatisfechas.  El   arte   es   fruto   de   una   creación   humana,   y   a   su   vez   promueve   la   creación   del   hombre.  Quizá  por  esto  es  una  fuente  de  dicha,  porque  siempre  crea  y  recrea   al  hombre.”24     Esta   es   mi   justificación   y   bases,   mi   siguiente   paso   es   la   selección   de   las   dinámicas   para   trabajar  durante  el  taller  y  ponerlo  en  práctica.   Bibliografía   • • • • • • • • • • • • • • •

Fo Darío,  El  libro  de  oro  de  los  payasos,  Comp.  Ceballos  Edgar  Escenología  A.C.,   México,  D.F.  1999.   Freinet  Célestin,  Técnicas  Freinet  de  la  escuela,  Siglo  XXI  Editores,  México,  1969.   Sánchez  Vázquez  Adolfo,  Cuestiones  estéticas  y  artísticas  contemporáneas,  F.C.E.,   México,  1999.   Freire  Paulo,  Cartas  a  quien  pretende  enseñar,  Siglo  XXI  Editores,  1994.   Boal  Augusto,  Teatro  del  oprimido,  Ed.  Nueva  Imagen,  México,  1980.   Fo  Darío,  Manual  mínimo  del  actor,  Ed.  El  Milagro,  México  2008.   García  Ignacio  Alonso,  Alonso  Ángel,    Psicología,  Mc  Graw  Hill,  Colombia,  2004.   Jara  Jesús,  Los  Juegos  teatrales  del  clown:  navegante  de  las  emociones,  Novedades   educativas,  Buenos  Aires  -­‐  México,  2000.   Valdez  Cárdenas  Javier,  Los  morros  del  narco,  Ed.  Aguilar,  México,  2011.   Savater  Fernando,  Política  para  Amador,  Ed.  Ariel,  México,  1992.   Caillois  Roger,  Los  juegos  y  los  hombres:  La  Máscara  y  el  vértigo,  F.C.E.  México,   1994.   Huizinga  Johan,  Homo  ludens:  el  juego  y  la  cultura,  F.C.E.  México,  1943.   Ramos  Samuel,  Estudios  de  estética,  Filosofía  de  la  vida  artística,  UNAM,  México,   1991   Starobisnki  Jean,  Retrato  del  artista  como  Saltimbanqui,  Ed.  Abada,  España,  2007.   Ottinger  Didier,  “The  circus  of  cruelty.  A  portrait  of  the  contemporary  clown  as   Sisyphus”,  en  The  great  parade:  Portrait  of  the  artist  as  clown.  Comp.  Clair  Jean,   Ed.  Yale  University  Press,  Italia,  2004.   María  José  Díaz-­‐Aguado  Jalón,  “La  violencia  entre  iguales  en  la  adolescencia  y  su   prevención  desde  la  escuela”,  en  Psicothema  2005.  Vol.  17,  nº  4,  Universidad   Complutense  de  Madrid,  pp.  549-­‐558   Arte,  cultura  y  sustentabilidad,  Tesis  de  Salzburgo,  Trad.  Mónica  Castillo.  

                                                                                                                        24

Ramos  Samuel,  Estudios  de  estética,  Filosofía  de  la  vida  artística,  Pág.  323  

22  


García Canal  María  Inés,  La  resistencia.  Entre  la  memoria  y  el  olvido.  

Fuentes   • María    José.    Díaz–Aguado,  “Por  qué  se  produce  la  violencia  escolar  y  cómo   prevenirla”  en    Revista  Iberoamericana  de  educación.  Nº3  7  (2005),  pp.  1  7  -­‐  4  7:     www.rieoei.org/rie37a01.pd   • Vargas  Beltrán  Ramiro  “Juventud  Mexicana  con  un  futuro  incierto”  en  Despertar   del  Sur:   http://www.despertardelsur.com/ds/index.php?option=com_content&view=articl e&id=13319:juventud-­‐mexicana-­‐con-­‐un-­‐futuro-­‐ incierto&catid=19:especiales&Itemid=24   • Derechos  humanos:   http://www.derechoshumanos.org.mx/extras/download/ppdf10.pdf       Anexos       Anexo  1:  Reseña  de  la  presentación  “Joven  sin  sentido.  Transitorio  escénico  con   posibilidades  expresivas.”     Dirección:  Sixto  Castro  Santillán  y  Belén  Juárez  Mota.   Grupo  de  taller  de  teatro    “Los  pequeños  grandotes  y  papelito  en  blanco  teatro”     (Como  parte  del  programa  Escuela  Transitoria,  Joven  CONsentido  de  la  Del.  Iztapalapa)   18  de  junio  2011     El   taller   estuvo   conformado   por   una   población   de   19   chavos   de   la   delegación   de   Iztapalapa,  de  15  a  19  años  de  edad;  todos  ellos  excluidos  del  nivel  medio  superior  al  no   pasar  satisfactoriamente  el  examen  único  de  ingreso  a  bachillerato  del  2010.  El  programa   de   apoyo   Joven   CONsentido,   facilitaba   una   serie   de   talleres   culturales   a   los   jóvenes   inscritos,  uno  de  ellos  el  taller  de  teatro  impartido  por  Sixto  Castro  Santillán  y  Belén  Juárez   Mota.   Los   jóvenes   fueron   libres   de   escoger   y   asistir   al   que   quisieran,   la   mitad   del   grupo   comentó  no  haber  tenido  ningún  contacto  con  el  teatro  antes,  y  su  ingreso  a  éste  para  ver   “qué   pasaba”,   la   otra   mitad   había   tenido   acercamientos   al   teatro   en   sus   secundarias,   aunque  no  con  mucha  frecuencia.  La  gran  mayoría  de  los  muchachos  no  se  conocía  antes   de  llegar  al  taller,  hubo  casos  de  algunos  que  se  incorporaron  a  la  mitad  del  proceso  por   recomendación  de  otros  miembros  del  grupo,  y  otros  que  desertaron  por  no  contar  con   permiso  de  sus  padres.  

23  


La muestra   que   realizaron   para   el   cierre   del   proyecto   de   la   delegación   fue   a   través   del   teatro   documental,   con   el   que   los   jóvenes   expusieron   los   temas   que   les   preocupaban,   evidentemente   en   torno   hacia   su   educación   y   futuro.   Con   uniforme   de   secundaria,   una   serie  de  sillas  como  escenografía,  y  cuatro  micrófonos  a  lo  largo  del  proscenio,  los  jóvenes   alternaron   coreografías,   manejos   con   el   objeto,   movimientos   de   agrupación   e   incluso   algunas   canciones,   para   dar   cifras   y   datos   de   la   condición   que   viven   en   el   país,   sus   mayores  expectativas  y  sus  mayores  temores  sobre  su  proyecto  de  vida.   Comentan  que  el  taller  les  ha  brindado  seguridad,  confianza,  un  espacio  y  momento  para   expresarse  y  rebelarse  y  una  diferente  concepción  del  teatro  solemne  que  imaginaban  con   Shakespeare.    Todos  dicen  que  se  quedan  con  muchos  amigos,    “recuerdos  bonitos”  y  que   volverían  a  tomar  un  taller  de  teatro.  El  siguiente  plan  es  realizar  de  nuevo  el  examen  para   ingresar  a  la  preparatoria  y  estudiar  una  carrera.   Anexo  2:  Derechos  humanos  de  los  jóvenes         Los   jóvenes   están   dentro   del   rango   de   población   de   alta   vulnerabilidad,   y   con   gran   facilidad   pueden   cometer   o   participar   en   delitos,   caer   en   adicciones,   ser   víctimas   del   desempleo,   la   pobreza   y   la   explotación,   ser   padres   sin   experiencia   o   bien   caer   en   conductas   que   les   llegan   a   cambiar   para   siempre   sus   vidas.   Por   eso,   los   jóvenes   requieren   de  más  atención,  cuidados  y  acceso  a  beneficios  que  les  favorezcan  un  sano  y  armónico   desarrollo,  pero  siempre  con  respeto  a  sus  derechos  y  con  apego  a  sus  obligaciones.     En  la  Familia:   •A  vivir  con  tu  familia  y  a  ser  parte  de  ella.   •A  opinar  y  no  ser  víctima  de  violencia.   •A  formar,  de  manera  responsable,  una  nueva  familia.     En  la  Escuela:   •A  no  ser  discriminado  por  raza,  origen,  sexo,  religión,  discapacidad.     •A  un  trato  igual.   •A  educación  integral,  continua,  de  calidad  y  útil  que  permita  tu  incorporación  al  trabajo.   •A  espacios  para  la  cultura,  la  expresión  artística  y  el  deporte.     En  sociedad  y  en  la  vía  pública:   •A  proteger  y  defender  tus  derechos  y  de  los  demás.   •A  la  seguridad  pública  y  que  la  autoridad  obre  dentro  de  la  ley.   •A   no   ser   agredido   o   sujeto   de   torturas   u   otros   actos   o   penas   crueles,   inhumanas   o   degradantes.   •A  solucionar  los  conflictos  de  manera  pacífica,  sin  violencia.   •A  un  medio  ambiente  limpio   •A  un  proceso  legal,  en  caso  de  tener  un  problema  con  la  justicia     24    


En el  Trabajo:   •A  una  ocupación  digna  y  remunerada.   •A  un  trabajo  que  no  ponga  en  peligro  tu  salud,  educación  y  desarrollo.   •A  no  ser  explotado  o  víctima  de  violencia  y  tratos  inhumanos.   •A  capacitación  y  adiestramiento.   •A  un  horario  para  comer.     En  la  Salud:   •A  contar  con  información  de  salud  y  sexual  de  manera  oportuna  y  profesional.   •A  ejercer  de  manera  responsable  tu  libertad  reproductiva.   •A  mantener  tu  mente  y  cuerpo  sanos.     En  lugares  de  diversión  y  esparcimiento:   •A  los  servicios  que  ofrecen.  No  pueden  negártelos.   •A  un  trato  igualitario  y  no  ser  excluido  por  tener  alguna  discapacidad.   •A  no  ser  obligado  a  un  consumo  mínimo.   •A  tener  a  la  vista  los  precios  de  los  productos  que  venden.   •A  seguridad  y  a  que  el  establecimiento  cuente  con  las  medidas  adecuadas  que  no  pongan   en  peligro  tu  integridad  y  tu  vida.     Anexo  3:  “Sólo  ingresarán  a  la  UNAM  10%  de  aspirantes  a  licenciatura”,  Emir  Olivares   Alonso,  en  Periódico  La  Jornada,  Sábado  26  de  febrero  de  2011,  p.  39   Este   fin   de   semana,   cerca   de   150   mil   jóvenes   egresados   del   bachillerato   participarán   en   el   concurso   de   selección   para   alguna   de   las   85   licenciaturas   que   imparte   la   Universidad   Nacional  Autónoma  de  México  (UNAM);  se  calcula  que  sólo  se  dará  acceso  a  menos  de  10   por  ciento  de  los  solicitantes,  pues  la  institución  no  cuenta  con  capacidad  para  atender  tal   demanda.   Hoy   sábado   y   mañana   miles   de   jóvenes   presentarán   el   examen   de   ingreso   a   licenciatura  para  los  sistemas  escolarizados  y  de  educación  abierta,  así  como  a  distancia.   La   Universidad   Nacional   calcula   que   en   este   primer   examen   –habrá   otro   a   mediados   de  año–  sólo  alcanzarán  un  lugar  cerca  de  11  mil  jóvenes;  es  decir,  más  de  90  por  ciento   de  aspirantes  serán  rechazados.   Datos  de  la  Coordinación  de  Planeación  de  la  UNAM  muestran  que  en  años  recientes   las  solicitudes  de  ingreso  se  han  elevado  considerablemente;  por  ejemplo,  al  pasar  de  104   mil   380   aspirantes   (en   ambos   exámenes)   para   el   ciclo   1999-­‐2000   a   170   mil   558   para   el   periodo   2010-­‐2011.   De   esta   cifra,   el   año   pasado   sólo   obtuvieron   un   lugar   16   mil   170   jóvenes,  lo  que  significa  9.4  por  ciento.   Asimismo,   en   2003-­‐2004   la   cifra   fue   de   134   mil   884   demandantes   de   un   lugar   en   la   institución;   el   ingreso   en   este   ciclo   fue   de   15   mil   550.   El   siguiente   periodo   escolar   la   25    


demanda se  elevó  a  143  mil  428,  de  los  cuales  sólo  15  mil  325  solicitantes  obtuvieron  un   lugar.   Para   el   ciclo   2005-­‐2006,   151   mil   20   jóvenes   presentaron   los   exámenes   de   ingreso   y   15   mil  420  fueron  seleccionados.  Un  año  después  la  cifra  cayó  a  148  mil  28  aspirantes,  de  los   cuales  se  quedaron  15  mil  380.   Para  el  periodo  2007-­‐2008  hubo  161  mil  457  solicitudes  y  sólo  se  seleccionó  a  15  mil   470  jóvenes.  Para  los  ciclos  2008-­‐2009,  2009-­‐2010  y  2010-­‐2011,  el  número  de  aspirantes   fue   de   174   mil   151,   175   mil   350   y   170   mil   558,   respectivamente;   en   tanto   que   los   seleccionados  por  cada  ciclo  fueron  15  mil  301,  16  mil  829  y  16  mil  170,  respectivamente.   La  oferta  académica  de  la  UNAM  depende  del  número  de  espacios  disponibles  en  cada   licenciatura.   Es   decir,   si   para   la   carrera   de   medicina   hay   100   lugares,   ingresarán   los   100   estudiantes  que  logren  el  mejor  puntaje.   Los  resultados  se  publicarán  en  la  página  de  Internet  de  la  institución  el  27  de  marzo.   En  tanto,  el  Movimiento  de  Aspirantes  Excluidos  de  la  Educación  Superior  lamentó  que   miles  de  jóvenes  vayan  a  quedar  fuera  de  la  universidad.   De  acuerdo  con  las  tendencias  de  años  anteriores  se  presentarán  alrededor  de  120  mil   aspirantes  de  los  que  serán  rechazados  alrededor  de  105  mil,  calcularon.   Aseguraron   que   hoy   y   mañana,   por   inconformidad   con   las   autoridades   educativas,   realizarán  marchas  y  mítines  por  los  diversos  planteles  en  los  que  se  aplicará  el  examen,   para  informar  a  los  jóvenes  y  a  sus  familias  sobre  la  lucha  del  movimiento  de  excluidos  y   las  dificultades  en  el  país  para  ingresar  a  la  educación  superior.   Anexo  4:  “Más  de  6  mil  muertos  este  año;  41  mil  en  el  sexenio”,  GUSTAVO  CASTILLO  Y   CORRESPONSALES,  EN  Periódico  La  Jornada,  Viernes  1º  de  julio  de  2011,  p.  4   En  lo  que  va  de  2011  suman  más  de  6  mil  las  personas  asesinadas  presuntamente  por  el   crimen   organizado,   y   durante   la   administración   de   Felipe   Calderón   se   han   reportado   41   mil   648ejecuciones,  de   acuerdo   con   un   conteo   realizado   por  La   Jornada  y   datos   estadísticos  de  la  Presidencia  de  la  República,  de  diciembre  de  2006  a  diciembre  de  2010.   Asimismo,   de   acuerdo   con   los   registros   gubernamentales,   cada   vez   más   jóvenes   de   entre  18  y  25  años  de  edad  se  suman  al  crimen  organizado  y  participan  en  actividades  de   sicariato  o  tráfico  de  drogas.   Muestra   de   ello   es   el   caso   de   Édgar   Huerta   Montiel,  El   Wache,  de   22   años   –uno   de   los   autores   materiales   de   los   asesinatos   de   migrantes   en   San   Fernando,   Tamaulipas,   en   agosto  de  2010  y  marzo  de  2011–,  quien  confesó  a  la  Policía  Federal  haber  privado  de  la   vida  al  menos  a  cien  personas.   26    


Junio cerró   con   mil   143   homicidios   dolosos,   incluidos   en   el   conteo   los   últimos   20   cuerpos,  de  un  total  de  250,  hallados  en  fosas  clandestinas  en  el  estado  de  Durango,  que   supuestamente   forman   parte   de   las   disputas   entre   integrantes   del  cártel  de   Sinaloa   que   operan  en  esa  entidad.   Los   estados   con   más   personasejecutadas  durante   junio   son:   Chihuahua   (275),   Nuevo   León  (147),  Guerrero  (141),  Sinaloa  (110)  y  Jalisco  (87).   Del  total  de  personas  asesinadas,  se  reportó  que  969  eran  hombres,  64  mujeres  y  20   menores,  así  como  43  policías,  cinco  militares  y  dos  marinos.   Los   municipios   donde   hubo   más   hechos   de   violencia   durante   junio   fueron:   Ciudad   Juárez  e  Hidalgo  de  Parral,  en  Chihuahua;  Apodaca  y  Monterrey,  en  Nuevo  León;  Acapulco   y   Chilpancingo,   en   Guerrero;   Culiacán,   Badiraguato   y   El   Fuerte,   en   Sinaloa,   y   Zapopan,   Guadalajara  y  El  Arenal,  en  el  estado  de  Jalisco.   Un   documento   que   muestra   el   involucramiento   de   jóvenes   en   actividades   criminales   se   localiza   en   el   informe   del   Trans   Border   Institute,   titulado  Drogas   y   violencia   en   México,elaborado  por  los  investigadores  Viridiana  Ríos  y  David  Shirk,  quienes  focalizaron   su   atención   en   el   estado   de   Nuevo   León   y   concluyeron   que   cada   vez   son   más   los   detenidos,  levantados  y   asesinados   menores   de   21   años   de   edad,   además   de   que   existe   un  creciente  fanatismo  por  la  subcultura  del  narcotráfico  debido  a  que  las  bandas  reclutan   jóvenes  y  niños  con  promesas  de  dinero,  fama  y  poder.   El  documento,  del  cual  informó  La  Jornada  el  pasado  29  de  marzo,  señala  que  de  2009   a   2010,   el   número   de   asesinatos   perpetrados   en   Nuevo   León   aumentó   de   112   a   604,   mientras  el  Censo  2010  refiere  que,  en  el  mismo  periodo,  los  homicidios  de  jóvenes  de  15   a   19   años   de   edad   aumentaron   de   22   a   27.9   por   ciento   del   total   nacional   de   muertes   violentas.   Sin   embargo,   la   presencia   de   menores   de   25   años   en   bandas   del   crimen   organizado   también  se  ha  detectado  en  Ciudad  Juárez.  Por  ejemplo,  en  esa  urbe  fueron  detenidos  por   la  Policía  Federal  los  jóvenes  Arturo  Garza  Martínez  y  Jesús  Rival  Chávez,  de  20  años  de   edad,  porque  supuestamente  formaban  parte  de  los  sicarios  del  grupo  La  Línea,  que  está   al  servicio  del  cártel  de  Juárez.   En   marzo   pasado,   en   Colima,   efectivos   de   la   Armada   de   México   detuvieron   a   Jesús   Velasco  Velasco,  de  22  años,  y  a  otras  dos  personas;  les  decomisaron  siete  pistolas  y  más   de  cien  cargadores,  cinco  cohetes  RPG,  un  lanzacohetes,  un  fusil  calibre  223,  una  escopeta   calibre  12  y  cartuchos  de  diferentes  calibres.   Édgar   Huerta   Montiel,  El   Wache,  fue   detenido   en   junio   pasado   por   agentes   de   la   Policía  Federal.  En  su  declaración,  reconoció  que  desertó  del  Ejército  para  sumarse  a  Los   Zetas  y  que  coordinó  la  matanza  de  72  migrantes  en  San  Fernando,  Tamaulipas.   27    


El pasado  25  de  junio,  la  Policía  Federal  presentó  a  ocho  integrantes  deLos  caballeros   templarios,  entre   ellos   estaba   Jairo   López   Mendoza,   de   22   años,   quien   fue   identificado   como  jefe  de  plaza  en  Tuxpan,  Michoacán,  y  se  encargaba  de  clonar  vehículos  militares.   El   28   de   junio,   la   Secretaría   de   Seguridad   Pública   de   Hidalgo   presentó   al   jefe   de  Los   Zetas  de   la   plaza   de   la   ciudad   de   Pachuca,   Eder   Daniel   Escorsa   Cabadas,   de   19   años   de   edad.   Asimismo,   en   el   estado   de   Jalisco,   tras   un   enfrentamiento   que   dejó   un   saldo   de   seis   delincuentes  muertos,  fueron  detenidos  los  integrantes  de  una  célula  criminal,  compuesta   por   un   hombre   y   dos   mujeres   de   16   años   de   edad;   dos   mujeres   de   18   años;   otra   joven   de   19  y  dos  más  de  21  años.     Anexo  5:  “Jóvenes:  criminalización  y  riesgo”  Editorial  en  Periódico  La  Jornada,  Viernes  1º   de  julio  de  2011,  p.  6     Ayer,   en   un   acto   organizado   por   el   Instituto   Nacional   de   Ciencias   Penales,   diversos   especialistas  en  seguridad  interna,  derecho  penal  y  antropología  social  señalaron  que  en   la   guerra   contra   la   delincuencia   organizada   persiste   una   tendencia   a   criminalizar   a   los   jóvenes.   A   renglón   seguido,   los   académicos   fustigaron   la   ausencia   de   políticas   públicas   integrales   que   prevengan   con   eficiencia   la   incorporación   de   la   juventud   a   las   filas   del   crimen  organizado.   En   efecto,   los   señalamientos   tienen   como   telón   de   fondo   una   tendencia   creciente   y   sostenida   a   equiparar   desde   el   discurso   oficial   –aunque   también   desde   la   sociedad–   la   condición  de  joven  con  la  de  delincuente.   En   todas   las   sociedades   es   común   que   los   estamentos   inferiores   y   más   precarios   y   riesgosos   de   prácticamente   cualquier   actividad   estén   ocupados   por   muchachos   y   muchachas,  y  el  crimen  organizado  no  tendría,  en  ese  sentido,  por  qué  ser  la  excepción.  Si   a  esto  se  añade  la  circunstancia  de  marginación  laboral  y  educativa  que  en  el  país  padecen   millones   de   jóvenes   de   escasos   recursos   –y   la   consecuente   ausencia   de   horizontes   de   desarrollo  personal  más  allá  de  la  economía  informal,  la  emigración  y  la  delincuencia–  es   inevitable   suponer   que   ese   sector   de   la   población   –colocado   en   condición   de   sobrevivencia  particularmente  precaria–  es  particularmente  propenso  a  ser  reclutado  por   las  organizaciones  delictivas.   Desde  luego,  las  consideraciones  anteriores  no  justifican  suponer  una  relación  causal   entre   juventud   y   delincuencia,   pero   han   alimentado,   en   amplios   sectores,   una   mentalidad   que   considera   sospechosos   por   principio   a   los   jóvenes,   sobre   todo   a   los   de   escasos   recursos.   28    


Para colmo  de  males,  al  agravio  que  representa  el  encasillamiento  injusto  y  prejuicioso   de   este   sector   poblacional   por   la   sociedad   y   las   instituciones   se   suma   una   explosión   de   violencia   y   barbarie   que,   como   suele   ocurrir   con   todo   conflicto   armado,   se   encarniza   particularmente   con   los   jóvenes:   lo   anterior   puede   constatarse   no   sólo   con   la   enumeración  de  los  casos  de  muchachos  y  muchachas  que  han  pasado  a  engrosar  el  saldo   de  bajas   colaterales,   sino   también   con   los   datos   sobre   la   edad   de   los   presuntos   sicarios   abatidos   en   enfrentamientos   entre  cárteles  rivales   o   entre   éstos   y   las   fuerzas   públicas   – mayoritariamente   entre   21   y   30   años–,   así   como   la   de   los   efectivos   policiales   y   castrenses   caídos.   En   el   contexto   de   criminalización   y   riesgo   que   padecen   los   jóvenes   del   país,   resulta   preocupante  que  el  principal  ofrecimiento  formulado  por  el  actual  gobierno  federal  a  este   sector  sea  que  se  incorpore  a  las  filas  de  las  corporaciones  policiales  y  la  invitación  a  ver   esa  tarea  como  sacerdocio  cívico.  En  condiciones  de  normalidad  institucional  y  paz  social,   la   carrera   de   policía   podría   constituir   una   opción   profesional   como   cualquier   otra;   en   el   México  de  2011,  en  cambio,  semejante  invitación  equivale  a  colocar  a  los  muchachos  del   país   a   merced   de   la   violencia   generalizada   y   de   la   descomposición   institucional   y   a   hacerlos   partícipes,   con   ello,   de   una   guerra   en   la   que   la   juventud   ha   sido   reducida,   por   todos  los  bandos  involucrados,  a  la  condición  de  carne  de  cañón.   Anexo  6:  “Más  de  38  millones  de  jóvenes  en  AL,  en  riesgo  por  el  hampa:  OEA”  en   Periódico  La  Jornada,  Miércoles  29  de  junio  de  2011,  p.  23     Washington,   28   de   junio.  La   cuarta   parte   de   los   jóvenes   de   entre   15   y   29   años   de   América   Latina  están  en  grave  riesgo  de  ser  afectados  por  el  crimen,  ya  sea  perpetrándolos  o  como   víctimas,   advirtió   este   martes   el   secretario   general   de   la   Organización   de   Estados   Americanos  (OEA),  José  Miguel  Insulza,  durante  un  foro  sobre  juventud  y  seguridad  en  la   sede  del  organismo  en  esta  capital.   De   los   150   millones   de   personas   en   ese   rango   de   edad   en   la   región,   cerca   de   38   millones,   la   cuarta   parte,  no   van   a   la   escuela   ni   tienen   trabajos   estables,   añadió.  Esta   es   la   proporción   de   jóvenes   que   están   en   riesgo   en   la   zona,   manifestó   Insulza.  Son   los   más   afectados  por  la  violencia  en  la  región,  tanto  como  víctimas  como  perpetradores,  enfatizó.   Nueve  de  cada  10  muertes  por  disparos  son  de  jóvenes  o  niños,  apuntó.  La  posibilidad   de   que   un   muchacho   de   nuestra   región   fallezca   víctima   de   un   homicidio   es   30   veces   superior  al  de  un  joven  europeo,  lamentó  durante  el  foro,  organizado  de  manera  conjunta   por  la  OEA  y  Estados  Unidos.   El  número  de  homicidios  de  personas  de  entre  15  y  29  años  es  de  83.2  por  cada  100   mil   habitantes.   En   estratos   de   bajos   recursos   sube   a   más   de   100,   comentó.   La   media   mundial  es  de  11  por  cada  100  mil,  explicó  José  Miguel  Insulza.   29    


Aunque la   situación   de   la   enseñanza   en   América   Latina   y   el   Caribe   mejora,   60   por   ciento   de   jóvenes   no   han   completado   su   educación   secundaria,   subrayó   el   titular   de   la   OEA.   También   la   participación   de   las   mujeres   en   pandillas   o   bandas   criminales   ha   aumentado  entre  15  y  25  por  ciento,  agregó.   El   secretario   general   hizo   un   llamado   a   enfrentar  la   desigualdad   y   la   violencia,   ya   que  son  los  dos  aspectos  fundamentales  que  es  necesario  superar  en  conjunto  para  seguir   generando   desarrollo   económico   y   social   en   la   región.   Se   trata,   expuso   el   también   ex   canciller   chileno,   de   dos   factores   que   por   ahora   afectan  de   manera   predominante   a   nuestros  jóvenes.   Resaltó  que  los  menores  de  29  años  en  América  Latina  y  el  Caribe  representan  57  por   ciento   de   la   población.   Ello   puede   ser   una   ventaja  si   somos   capaces   de   proporcionarles   oportunidades  efectivas  de  expresar  sus  capacidades.  Es  fundamental,  subrayó,  inversión   en  el  desarrollo  de  capital  humano  y  en  políticas  y  programas  dirigidos  a  la  juventud.   Insulza   afirmó   que   la   OEA   elaboró   un   documento   que   contiene   la   agenda   para   el   desarrollo   juvenil,   que   desde   2008   impulsa   un   grupo   de   trabajo.   Explicó   que   el   organismo   definió  una  estrategia  sobre  drogas,  la  cual  destaca  programas  de  prevención,  tratamiento   y  rehabilitación.   La   OEA   alienta   además   el   proyecto   Armando   paz,   que   desarrolla   con   la   agencia   estadunidense   USAID   para   brindar   a   los   jóvenes   actividades   de   desarrollo   humano   y   cultural,  una  iniciativa  para  mejorar  los  centros  de  rehabilitación  juveniles  en  los  países  de   la   región   y   alianzas   público-­‐privadas   encaminadas   a   que   los   jóvenes   desarrollen   actividades  y  proyectos  de  innovación,  señaló.   La  pasada  asamblea  anual  de  la  OEA,  en  El  Salvador,  realizada  en  junio,  sentó  las  bases   para  una  estrategia  regional  para  la  lucha  contra  el  crimen  organizado,  que  entre  una  de   las  aristas  tiene  el  fomento  de  las  oportunidades  para  los  jóvenes  como  forma  de  alejarlos   del  crimen.   La  OEA  también  participó  en  la  conferencia  de  Guatemala  de  la  semana  pasada,  en  la   cual   los   países   de   América   Central,   la   región   más   violenta   del   mundo   fuera   de   zonas   de   guerra   según   Naciones   Unidas,   presentaron   a   países   y   entidades   cooperantes   un   nuevo   programa  de  seguridad.   La   secretaria   de   Estado   estadunidense,   Hillary   Clinton,   pidió   en   la   conferencia   a   empresarios  y  clases  privilegiadas  que  asuman  su  compromiso  con  la  seguridad  pagando   impuestos.  La  región  tiene  la  menor  recaudación  impositiva  del  continente.   Para   que   la   estrategia   tenga   éxito   se   necesita   la   participación   del   sector   privado   de   América   Central,   pero   sin   que   eso   remplace   los   recursos   obtenidos   por   los   estados   mediante   contribuciones,   insistió   el   administrador   asistente   para   América   Latina   y   el   Caribe  de  la  USAID,  Mark  Feierstein,  al  intervenir  en  el  foro  en  Washington.   30    


Agregó que   la   agencia  está   priorizando   el   tema   de   la   seguridad,   y   resaltó   que  necesitamos   llegar   a   la   juventud   en   riesgo   antes   de   que   opte   por   las   drogas   y   el   crimen.   El   encuentro   también   contó   con   la   participación   del   subsecretario   estadunidense   de   Estado   para   América   Latina,   Arturo   Valenzuela,   quien   abogó   por   que   los   jóvenes   de   la   zona  tengan  oportunidades  económicas  y  sociales  adecuadas.   Concluyó:  El  crimen  juvenil  en  el  continente  es  un  reto  compartido  por  todos  nosotros   y   encontrar   soluciones   reales   y   permanentes   a   este   problema   es   igualmente   una   responsabilidad  compartida.      

31  

Técnica clown para el desarrollo de adolescentes  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you