Page 91

Ciencias sociales y educación para la ciudadanía. Un diálogo necesario

Existen otras muchas formas de potenciar la to vulgar cargados de estereotipos, escasamente conciencia histórica del alumnado. En las aulas rigurosos. de ciencias sociales es bastante frecuente propoNo podemos realizar aquí una revisión sistener al alumnado pequeñas investigaciones escomática de todas las propuestas de enseñanza de lares (indagaciones) sobre la propia familia o el las ciencias sociales, geografía e historia, relacioámbito local. Con una buena dirección, se puenadas con la educación de la ciudadanía. Algunas, den descubrir las condiciones de vida y de trabacomo la del grupo valenciano Gea-Clío, proporjo de las generaciones precedentes y relacionarlas cionan materiales para toda la ESO, pero abuncon los cambios sociales, políticos y económicos dan más las unidades didácticas específicas o el de la historia reciente.1 desarrollo de actividades sobre conflictos o problemas concretos. Entre ellos destacan los relacioTradicionalmente, la educación ha promonados con la conciencia histórica, las identidades vido una determinada identificación nacional y los temas socialmente excluyente. La conviconflictivos. vencia democrática en Sin conocimientos históricos La conciencia hislas actuales sociedades y geográficos se corre el peligro tórica proporciona la multiculturales, mestizas, exige una educacapacidad de comde ofrecer una educación para la ción diferente al viejo prender los cambios y ciudadanía descontextualizada, adoctrinamiento continuidades sociales en la que se priman los aspectos patriótico del nacioa lo largo del tiempo, descriptivos nalismo romántico. La vinculando las vivenasignatura de 4.º de cias personales con el ESO y las materias de historia de bachillerato son pasado y anticipando hipótesis sobre posibles un excelente marco para comprender los proceconsecuencias. En los últimos años el profesorasos de construcción nacional a partir de las revodo de ciencias sociales ha realizado actividades luciones liberales. Es necesario conocer el vinculadas a lo que suele conocerse como «recuperación de la memoria histórica». No es este el carácter histórico de las naciones y el papel jugalugar para discutir las diferencias entre memoria do en todas ellas por las ideologías y movimiene historia. Nos interesa más destacar que estas tos nacionalistas para superar los prejuicios y intervenciones suelen estar destinadas a desarroestereotipos xenófobos. La historia y la geografía llar la conciencia histórica del alumnado, vincuproporcionan fundamentos racionales que facililando sus percepciones actuales a un pasado tan el proceso de identificación con una civilizaconflictivo que había sido ocultado. Las vivencias ción democrática universal, compatible con de personas que han sufrido la represión duranidentidades culturales particulares. Enseñar y te la dictadura franquista facilitan la comprenaprender a ponerse en el lugar del otro no es un sión de la democracia como una conquista proceso sencillo. La organización de jornadas reciente y frágil que necesita la implicación actiinterculturales otorgando protagonismo al alumva de la ciudadanía. El alumnado puede con ello nado inmigrante permite dar a conocer la riquesituarse en ese continuum entre pasado y futuro, za cultural de otros países. El mismo objetivo favoreciendo su educación democrática como tienen las actividades de indagación escolar sobre resultado de la reflexión histórica. la historia, la geografía y la cultura de los lugares Íber Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia | núm. 71 | abril 2012

89

ÍBER. Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia  

Revista de Educación Secundaria

ÍBER. Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia  

Revista de Educación Secundaria

Advertisement