Page 90

Aula de didáctica

ámbito de la «educación en valores», se desarrollaron propuestas y materiales sobre los derechos humanos, la educación para la paz, la educación intercultural, la igualdad de género. Tras un período de paralización, marcado por la presencia del Partido Popular en el poder, la LOE (2006), argumentando limitaciones del enfoque transversal y con la vista puesta en lo que estaba sucediendo en Inglaterra, introdujo la educación para la ciudadanía como materia específica desde la educación primaria hasta el bachillerato, lo que provocó una oposición frontal de los sectores más conservadores habitualmente relacionados con el integrismo religioso. Los contenidos prescriptivos de la educación para la ciudadanía y los derechos humanos, propuesta para uno de los tres primeros cursos de la ESO, incluyen: • Relaciones interpersonales y participación. • Deberes y derechos ciudadanos. • Las sociedades democráticas del siglo XXI. • Ciudadanía en un mundo global. Otros contenidos comunes hacen referencia a: formación de opinión sobre temas relevantes, participación en debates sobre aspectos de la actualidad, práctica del diálogo para la resolución de conflictos, crítica de la información de los medios. No existen apenas diferencias con lo que está establecido en la mayoría de los países de nuestro entorno. Sin embargo algunos problemas son específicos de nuestro país:

La LOE (2006) introdujo la educación para la ciudadanía como materia específica desde la educación primaria hasta el bachillerato, lo que provocó una oposición frontal de los sectores más conservadores 88

El enfoque y la asignación docente fuertemente inclinados hacia el ámbito ético-filosófico (especialmente en 4.º de ESO y bachillerato) en contraste con un enfoque más social de la mayor parte de los países. La desconexión entre los contenidos de educación para la ciudadanía y los de las demás materias, donde los aspectos relacionados con la ciudadanía están prácticamente ausentes en aras de enfoques disciplinares más clásicos. La heterogeneidad del profesorado que imparte estas materias facilita la convivencia de enfoques y estrategias de trabajo muy diversas, incluso contradictorias. El formato de materia específica no garantiza una posición curricular más fuerte ni actitudes profesionales innovadoras. Antes bien, esta docencia se asigna al profesorado más inexperto y menos cualificado.

La contribución de las ciencias sociales a la ciudadanía democrática La dimensión histórica y la espacial son inseparables de una eficaz educación para la convivencia democrática. La comprensión de los procesos temporales (históricos) y espaciales (geográficos) facilita la comprensión de la génesis y las dinámicas de los problemas que afectan a las sociedades actuales, de sus instituciones y del protagonismo que tienen las personas en las sociedades democráticas para tomar decisiones sobre su futuro personal y compartido. Sin conocimientos históricos y geográficos se corre el peligro de ofrecer una educación para la ciudadanía descontextualizada, en la que se priman los aspectos descriptivos y, en el mejor de los casos, la aproximación a los problemas sociales desde concepciones de «sentido común» o pensamienÍber Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia | núm. 71 | abril 2012

ÍBER. Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia  

Revista de Educación Secundaria

ÍBER. Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia  

Revista de Educación Secundaria

Advertisement