Page 66

Sistemas de información

Los sistemas de información geográfica (SIG) Los SIG constituyen una de las muestras más significativas de la revolución digital que ha afectado a nuestra época, sobre todo en el marco educativo. Ahora bien, para comprender qué posibilidades tienen los SIG a nivel de la enseñanza reglada conviene, en primer lugar, entender qué es y, en segundo lugar, su funcionamiento y herramientas. En líneas generales, un SIG se puede entender como un conjunto de herramientas que permiten procesar datos de tipos espaciales, transformándolos a su vez en información ligada a una porción de la Tierra y que es utilizada para la toma de decisiones sobre este fragmento del planeta (Rubio, 2009, p. 131). Esta definición un tanto simplista nos ayuda a comprender un aspecto fundamental del SIG: se trata de un tipo de herramientas que permiten trabajar los datos a nivel espacial. Además, cabe tener en cuenta, tal y como inciden los autores que trabajan en torno al uso y aplicaciones del SIG en las distintas ciencias sociales y humanidades, que, aunque en origen esté vinculado a la generación de cartografía digital, actualmente su uso no sólo se limita a la elaboración de mapas o la manipulación digital de los datos que aparecen en estos (Conolly y Lake, 2009, p. 30; Yubero y Rubio, 2010, p. 29). Dejando al margen las cuestiones más concretas y teórico-metodológicas del SIG, en las que hace hincapié la bibliografía especializada, lo cierto es que los sistemas de información geográfica son una herramienta que permiten entre otras cosas: la visualización, la gestión y el análisis de datos espaciales presentados en forma de mapas digitales (Yubero y Rubio, 2010, pp. 2930). Como veremos, desde el punto de vista didáctico, esto tiene una gran utilidad en la enseñanza de las ciencias sociales (y no sólo de la geografía), pues permite plantear en el aula un 64

Los sistemas de información geográfica son una herramienta que permiten entre otras cosas: la visualización, la gestión y el análisis de datos espaciales presentados en forma de mapas digitales problema a nivel geográfico y trabajar los datos con un programa especializado para generar hipótesis y soluciones al problema o pregunta planteado; los SIG son sin duda un conjunto de herramientas muy potentes que sirven para explorar el mundo y entender las diferentes dinámicas de un territorio en concreto.1 De acuerdo con Xavier Rubio (2009, p. 134), lo que tienen en común todos los SIG es una estructura compartida compuesta de los siguientes elementos: • Un subsistema encargado de la obtención e integración de las informaciones espaciales procedentes de fuentes diversas y que procuran contabilizar los diferentes formatos (Yubero y Rubio, 2010, p. 34). • Un subsistema de almacenaje de los datos con capacidad de actualización, edición y consulta. • Un componente de análisis de los datos a partir de algoritmos y funciones matemáticas que dan pié a crear modelos geoestadísticos y predictivos (Yubero y Rubio, 2010, p. 35). • Un elemento de visualización de los datos y resultados en forma de gráficos, tablas o directamente en mapas.2 Sin embargo, antes de adentrarnos en el uso de los SIG, conviene tener en cuenta ciertos elementos que influenciarán en la definición de un determinado «problema» geográfico al que se le quiera dar respuesta. En función de esto, tratareÍber Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia | núm. 71 | abril 2012

ÍBER. Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia  

Revista de Educación Secundaria

ÍBER. Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia  

Revista de Educación Secundaria

Advertisement