Page 63

Enseñar geografía mediante el e-learning: Observaciones metodológicas

Conclusiones La experiencia descrita evidencia diversos puntos críticos que el e-learning debe afrontar para ofrecer un producto de mayor calidad. En primer lugar se encuentra la cuestión de la precoz obsolescencia de los LO, que deberían estar constantemente al día para garantizar su uso just in time (Eletti, 2002), sobre todo en el ámbito de un curso de geografía. Asimismo, se presenta la cuestión de la formación profesional de los tutores virtuales, porque el reto del e-learning consiste en dejar de ser una mera transferencia de la didáctica tradicional a un nuevo medio para convertirse en un aprendizaje nuevo, abierto, flexible, centrado en el usuario y en la actividad de colaboración a través de la metodología del aprender haciendo (learning by doing) (Calvani, 2005). El e-learning debe aspirar a producir una nueva metodología que conduzca a la elaboración de significados a través de auténticas «comunidades de aprendizaje informal, como los foros de discusión en red, en los que un problema es analizado y comprendido por los participantes a través del diálogo y con ritmos de adquisición a medida» (Frauenfelder, Santoianni, 2006, p. 49). A esto se añade la necesidad de una reflexión sobre la didáctica tradicional, basada en la secuencia clase-estudio-examen, que resulta a menudo mecánica y sobre todo mnemónica. Otro aspecto crítico que debe tenerse presente es el reconocimiento de créditos adicionales para los estudiantes en modalidad e-learning, pues desarrollan una cantidad de trabajo a menudo superior a la de los estudiantes tradicionales debido a la multimodalidad inherente a esta metodología, que requiere una participación en varios frentes y una fuerte actividad de colaboración y relacional, generalmente ausente en los cursos tradicionales (Guerra, 2005). En general, la literatura pedagógica sobre el e-learning reconoce que ofrece diferentes valores Íber Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia | núm. 71 | abril 2012

añadidos a la didáctica universitaria, pues favorece el contacto entre estudiantes y miembros de la facultad, el desarrollo de reciprocidades y colaboración entre estudiantes, la adopción de técnicas de aprendizaje activo, rápidos comentarios críticos, elevados niveles de rendimiento entre los estudiantes y el respeto de diversos estilos o ritmos de aprendizaje (Chickering y Gamson, 1997, cit. en Trentin, 2008). Con respecto a la potencialidad de la metodología del e-learning en la didáctica universitaria de la geografía, parece claro que se trata de un modo de aprendizaje que puede aportar notables beneficios a esta disciplina, así como interesantes puntos de partida para actualizarse y divulgar conocimientos cada vez más accesibles, tanto desde un punto de vista espacial (eliminación de la necesidad de asistir a los cursos) como temporal (puede disponerse de ellos en cualquier momento y están –o debería estar– actualizados). Por otra parte, la difusión cada vez mayor de sistemas cartográficos en línea, como webGIS, WebQuest, y programas como GoogleEarth y World Wind, así como de juegos de geografía en línea (Bubici y Samà, 2008), ofrece la posibilidad a los estudiantes de disfrutar de un curso de geografía en línea cada vez más interactivo y concreto. Además, el desarrollo de las redes sociales, como Facebook y Twitter, entre otras, está activando procesos de Se reconoce que el e-learning ofrece diferentes valores añadidos a la didáctica universitaria, pues favorece el contacto entre estudiantes y miembros de la facultad, el desarrollo de reciprocidades y colaboración entre estudiantes, la adopción de técnicas de aprendizaje activo, rápidos comentarios críticos, elevados niveles de rendimiento y el respeto de diversos estilos o ritmos de aprendizaje

61

ÍBER. Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia  

Revista de Educación Secundaria

ÍBER. Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia  

Revista de Educación Secundaria

Advertisement