Page 25

Una intromisión luminosa. Poesía para ilustrar la historia

Los que Praga la Bella sobre lágrimas, sobre lo enmudecido y traicionado, pasaron pisoteando sus heridas, murieron en Stalingrado. Los que en la gruta griega han escupido, la estalactita de cristal truncado y su clásico azul enrarecido, ¿ahora dónde están, Stalingrado? Los que España quemaron y rompieron dejando el corazón encadenado de esa madre de encinos y guerreros, se pudren a tus pies, Stalingrado. Los que, en Holanda, tulipanes y agua salpicaron de lodo ensangrentado y esparcieron el látigo y la espada, ahora duermen en Stalingrado. Los que en la noche blanca de Noruega con un aullido de chacal soltado quemaron esa helada primavera, enmudecieron en Stalingrado. […] (Neruda, 1943)

Poemas para un tema Si un poema puede servir para tratar varios temas, como se ha visto en el epígrafe anterior, resulta no menos estimulante abordar un mismo tema desde composiciones que expresen distintos y hasta opuestos puntos de vista. Se propone en este caso la utilización de dos romances prácticamente coetáneos, ya que ambos fueron escritos en los primeros meses de la guerra civil, y que tratan el tema de la participación, en la guerra civil española, de moros4 encuadrados en el ejército de África sublevado contra el gobierno de la República. Es un tema que cabe abordar tanto en Íber Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia | núm. 71 | abril 2012

Si un poema puede servir para tratar varios temas, resulta no menos estimulante abordar un mismo tema desde composiciones que expresen distintos y hasta opuestos puntos de vista 4.º de ESO como en 2.º de bachillerato y que afecta a diversos asuntos: la conversión del golpe de estado, fracasado en la mayor parte de la península, en guerra civil finalmente triunfante para los sublevados; la internacionalización de la contienda, y el peso que la colonización española del Rif marroquí fue teniendo en la propia historia de España entre 1909 y 1939. Ninguno de los dos romances que aquí se presentan contrapuestos ha llegado a ser muy popular, pero los dos tienen, además de cierta enjundia poética, la virtud de ser muy expresivos acerca de las intenciones y de la mentalidad de sus autores: el monárquico, a la sazón pro franquista, Agustín de Foxá (Madrid, 1903-1959) y el republicano Emilio Prados (Málaga,1899México,1962).5 Entre otras cosas, nótese, en el texto de Foxá, el desparpajo paternalista con el que los sueños y la vida del musulmán marroquí se ponen al servicio de los símbolos católicos, o cómo, además de la consabida referencia al «oro judío», se dedica un alfilerazo al laicismo de la enseñanza francesa. Véase, por otro lado, la insistencia (con un deje también paternalista) con la que Prados promueve la deserción del combatiente en las filas enemigas y las referencias finales al dolor de la colonización franco-española y a la posibilidad de volver las armas contra ella. Es apreciable que ambos textos abundan en referencias geográficas y comparten, además de la mención a Castilla, una alusión a la muerte del moro, que, en el caso 23

ÍBER. Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia  

Revista de Educación Secundaria

ÍBER. Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia  

Revista de Educación Secundaria

Advertisement