Page 15

Los cofres mágicos de los mitos: El uso de las fuentes narrativas en los laboratorios de historia

llegan en tiempo real a través de los medios de comunicación de masas o las redes electrónicas, ¿dónde encuentra su identidad?» (Callari Galli, 2000, pp. 14-15)

tura consciente y prudente del texto narrativo, por cuanto se trata de una fuente elaborada por un autor que obedece a precisas reglas estilísticas, estructurales y narrativas que obliga al profesor a identificar con claridad el problema histórico, La identidad, prosigue Callari Galli, no debe que deberá confirmarse recurriendo a otro tipo buscarse en la historia escrita, sino en la «relación de fuentes. que cada grupo humano establece entre la memoAsí pues, considero importante servirnos de ria colectiva y la transmisión cultural» (Callari los textos narrativos escritos y ambientados en el Galli, 2000, p. 15); por tanto, es la relación lo que mismo tiempo en que vivió el autor, porque es posibilita que la persona elabore su propia memoprecisamente de ellos de donde se puede extraer ria individual y lo que permite la comprensión de la información más oportuna sobre el tiempo en los procesos de transformación social que caracteque se sitúa la acción narrada. rizan el presente, la actualidad. El aspecto social de Tratar la literatura como un reflejo de los nuestra memoria, por lo tanto, esa particularidad procesos históricos nos permite comprender las que actúa de modo que los acontecimientos del transformaciones de la cultura, de los comportapasado sean recogidos por la memoria colectiva mientos y motivaciones que caracterizan las concon el fin de construir nuestra unidad y especificiciencias y los valores de cada individuo, de los dad. Y como expresó bien Jan Assman (1997, grupos humanos en todas las épocas y territorios. p. 101): «las sociedades necesitan el pasado en priComo recuerda una antigua metáfora, la mer lugar para su autodefinición», ya que todas capacidad de observar la vida pasada de los seres nuestras historias «deben considerarse las garantes humanos puede compararse a la de un enano, de la memoria entendida como parte del presente: que, sin embargo, «tiene la posibilidad de conodeben establecer relaciones entre lo contemporácer las múltiples experiencias de sus predecesores neo y lo tradicional no subiéndose a los homsingularmente, sino en su bros del gigante de la La relación entre las fuentes conjunto» (Callari Galli, historia, dotándose así narrativas y la investigación 2000, p. 15). de una perspectiva histórica no está exenta de ciertos La relación entre las mucho más amplia»6 peligros que debería considerar fuentes narrativas y la (Dondarini, 1999, p. 49). investigación histórica Dialogar con el pasado cualquiera que pretenda utilizar el no está exenta de ciertos significa ampliar el texto literario como fuente histórica peligros que, en mi opireducido campo cogninión, debería considerar tivo y de experiencias cualquiera que pretenda utilizar el texto literario del individuo. Esto no significa volver a un pasacomo fuente histórica. do lejano idealizado, a esa lejana y legendaria Antes de nada, debemos recordar que la edad de oro, porque los tiempos pasados no fuefuente narrativa transmite la verdad del autor y ron ciertamente mejores que los actuales. Pero el está condicionada por las estructuras propias del tiempo ha seleccionado e inmortalizado género, que no necesariamente contemplan la muchos de sus aspectos más fuertes, más enérfidelidad al dato histórico. Esto obliga a una lecgicos y sus elecciones más válidas, de los cuales Íber Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia | núm. 71 | abril 2012

13

ÍBER. Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia  

Revista de Educación Secundaria

ÍBER. Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia  

Revista de Educación Secundaria

Advertisement