Page 1

ÚLTIMAS NOTICIAS ❙ VIERNES, 21 DE MAYO DE 2010

DiálogosEducativos

www.ultimasnoticias.com.ve MÁSVIDA 11

Envíe su pregunta o comentario a dialogoseducativos@cadena-capriles.com

TEORÍA VS. PRAXIS❙ EL ALUMNO PUEDE MANEJAR ASPECTOS FORMALES Y NO SABER EXPRESARSE

Enfoque comunicativo en Lengua y Literatura está flojo Libro de texto debe vincular contenidos significativos MARTHA RODRÍGUEZ

Caracas. Lengua y Literatura es una materia fundamental en la educación formal, ya que repercute en todas las áreas y más importante aún, en el desenvolvimiento de la persona en su quehacer diario. Sin embargo, asignaciones de lectura literaria con textos como Doña Barbara, de Rómulo Gallegos o Cien Años de soledad, de Gabriel García Márquez, se hacen de manera tediosa y actividades para practicar reglas gramaticales, ejercicios de caligrafía y ortografía, carecen de sentido práctico para el estudiante. Actualmente, eso sigue vigente, porque en la educación formal la teoría jamás será suplantada por la praxis. El cambio está en el enfoque. Con la propuesta del Currículo Básico Nacional, que considera el desarrollo de competencias comunicativas del estudiante, es justo y necesario manejar estrategias para dotar al joven de herramientas adecuadas que le permitan integrar el conocimiento a su condición de vida (experiencias, entorno, aspiraciones). Lengua oral y escrita. Guadalupe Vallebona, profesora de la Universidad Católica Andrés Bello y autora de las Guías de Actividades Saber de Lengua y Literatura, hace notar que enseñar lengua oral y lengua escrita requiere tratamientos distintos y actividades o estrategias adecuadas para cada modalidad. En una jornada de estrategias para mediar aprendizajes, en la que participó la docente, hubo varios ejercicios que permitieron a los asistentes identificar de manera simple lo conveniente de trabajar la lengua oral y la escrita con criterio y planificación. Con un ejemplo del retorno de vacaciones, señaló “¿Se imaginan

TÍTULO DEL RECUADRO ■ Todo lo obligatorio a

menudo es rechazado. ■ Generar espacios para

la lectura. ■ Considerar estrategias

de animación a la lectura antes de una actividad. ■ Definir y compartir el sentido práctico de las asignaciones de lectura. ■ Resaltar el sentido

social de la materia. Cuando algo gusta y se aprende se quiere compartir. ■ Insistir en la

dimensión lúdica y creativa del lenguaje. ■ Los libros deben estar

al alcance de todos. ■ Buscar una

conexión con el niño, a través de historias en las que se pueda sentir identificado, personajes de personalidad similar o totalmente contrarias. ■ Tender

puentes entre la cultura adolescente y la adulta. ■ Tener en cuenta

esos otros textos y proyectar sobre ellos una mirada crítica (historietas, publicidad, artículos de revista y prensa). ■ La lectura en voz alta

es una estrategia que permite al oyente obtener un significado de las ideas que se expresan

diciéndole al compañero: escríbeme qué hiciste en vacaciones? Pues algo tan natural como querer contar lo que viviste, en el aula se exige expresar a través de la escritura. Al respecto, destaca que la práctica de la lengua oral es tan importante como la escrita, prueba de ello está en que la mayor parte del conocimiento es transmitido de manera oral. En otro ejemplo, señala Vallebona, que si el objetivo es enseñar ortografía no se puede partir de la lengua oral, caso del dictado. En lectura, la fonética de las letras es distinta a como se pronuncian las palabras, “Las actividades como el deletreo no tienen sentido en nuestra lengua española”. Por otro lado, la escritura no se limita a reproducir textos, caligráfica y ortográficamente correctos, se trata de producir. Y en ese sentido, el dictado y la copia, tampoco son actividades que cubran este objetivo. “Que el alum-

“Si conocer a fondo la gramática fuera condición indispensable para ser artista del lenguaje, poeta, escritor, orador, ¿por qué no son los mejores gramáticos a la vez los más grandes escritores?”. Rodolfo Lenz (1912)

no aprenda la estructura interna de una oración no garantiza que comprenda lo explícito o implícito de un texto, o que pueda generar textos coherentes, cohesionados y diversos tipos de textos” indica Vallebona. La literatura clásica. Docentes como Norma González Viloria y Olga Padrón, del Instituto Pedagógico de Caracas resaltan que la creatividad es esencial y conocer los intereses del grupo necesario. Entre ideas que se rescatan de sus ponencias está el presentar las obras clásicas desde los sentimientos y personalidades de los personajes, los conflictos de la trama, lo que en esencia llama la atención de los jóvenes: la naturaleza humana. Ya el aprecio a la obra y a los autores viene dado progresivamente. La literatura juvenil y de aventura actualmente hace que los jóvenes “coman” sagas como Harry Potter, Narnia, Crepúsculo ¿quién se atreve a señalar que a los jóvenes no les gusta leer? El libro guía. Un libro de texto es un referente indispensable para la planificación del docente y para la orientación del alumno. La profesora Maité Dautant, autora de las guías de actividades en Lengua y Literatura Saber se apega al enfoque comunicativo y funcional, e indica el valor del libro de texto. “La propuesta de los Libros y Guías de Actividades Saber, de la Editorial Cadena Capriles, es que las prácticas estén contextualizadas en la vida cotidiana, de manera que el estudiante adquiera un conocimiento significativo, y que no sólo sirvan para cumplir con una asignación”. En el caso de la escritura, las actividades se orientan a desarrollar competencias en la comprensión de distintos tipos de texto, con ejercicios sencillos que aproximen a la creación literaria, incluso a investigar en ambientes tan comunes como el hogar, así como en la comunidad. ■

Enfoque comunicativo en Lengua y Literatura está flojo  

Publicado en Últimas Noticias el 21 de mayo de 2010

Advertisement