Page 1

GUÍA COMPLETA DE

DIBUJO MÁS DE

200 TÉCNICAS, CONSEJOS Y LECCIONES DE DIBUJO


Título original The Complete Beginner’s Guide to Drawing Traducción Antøn Antøn Revisión de la edición en lengua española Pere Fradera Barceló, profesor de Diseño Gráfico, Escola Massana, Barcelona

Coordinación de la edición en lengua española Cristina Rodríguez Fischer Primera edición en lengua española 2016 © 2016 Art Blume, S.L. Carrer de les Alberes, 52, 2.°, Vallvidrera 08017 Barcelona Tel. 93 205 40 00 e-mail: info@blume.net © 2016 Quarto Publishing Group USA Inc., Estados Unidos (Walter Foster Publishing) Páginas 1, 2 (perro), 3 (niño), 4, 18, 24-25, 28-29, 46-47, 74-75, 77, 80-81, 100-101, 114-115, 151-153, 174-175, 184-185, 210-211, 216-218, 232-233 © 1999, 2003, 2005, 2009 Michael Butkus Páginas 84-85, 87, 112, 116, 118, 126-130, 132-133, 136, 140-141, 146-149, 155, 172, 187 © 1989, 1997, 1998, 2003, 2009 Walter T. Foster Páginas 19, 191-199 © 2004, 2005, 2009 Ken Goldman Páginas 156-161, 163-165, 168-171, 173, 180-181, 183, 188-189, 222-223, 225-229 © 2006, 2007, 2009 Debra Kauffman Yaun Páginas 131, 137, 142-145 © 1989, 1998, 2003, 2009 Michele Maltseff Páginas 2 (rosa, árbol), 3 (vaso), 5, 11 (hoja), 12-17, 20-23, 26, 30-44, 48-73, 76, 78-79, 88-89, 92-97, 117, 120-121, 150, 154, 162, 166-167, 176-179, 182-186, 190, 200-209, 212-213, 219-221, 224, 230-231, 234-237, 240 © 1989, 1997, 2001, 2003, 2005, 2009 William F. Powell Páginas 82-83, 86, 90-91, 98-99, 102-111, 113, 119, 122-125, 134-135, 138-139 © 1989, 1998, 2003, 2005, 2009 Mia Tavonatti Páginas 6-11, 214-215 © 2005 Walter Foster Publishing ISBN: 978-84-9801-955-1 Impreso en China Todos los derechos reservados. Queda prohibida la reproducción total o parcial de esta obra, sea por medios mecánicos o electrónicos, sin la debida autorización por escrito del editor.

www.blume.net Este libro se ha impreso sobre papel manufacturado con materia prima procedente de bosques de gestión responsable. En la producción de nuestros libros procuramos, con el máximo empeño, cumplir con los requisitos medioambientales que promueven la conservación y el uso responsable de los bosques, en especial de los bosques primarios. Asimismo, en nuestra preocupación por el planeta, intentamos emplear al máximo materiales reciclados, y solicitamos a nuestros proveedores que usen materiales cuya manufactura esté libre de cloro ambiental (ECF) o de metales pesados, entre otros.


GUÍA COMPLETA DE

DIBUJO


Contenido Conceptos fundamentales . . . . . . . . . . . . . . . . . .5 Utensilios y materiales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .6 Primeros pasos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .9 Aprender a mirar . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 12 Empezar con bosquejos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 14 Comenzar con figuras básicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 16 Calentamiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18 Figuras simples . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .20 Fresa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .22 Piña . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .23 Desarrollar la forma . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .24

Nubes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .62 Rocas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .64 Arroyo con rocas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .66 Montañas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .68 Representación de grandes paisajes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .70 Desiertos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .72 Exploración de las distancias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .74

Flores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .27 Dominar el dibujo de flores . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .28 Figuras florales básicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .30 Flores sencillas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31 Tulipán . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .32 Rosa y gotas de agua . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .33 Narciso . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .34 Clavel . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .35 Dendrobio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .36 Fucsia . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .37 Prímula. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .38 Hibisco . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .39 Rosa híbrido de té. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .40 Rosa floribunda. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 41 Lirio barbado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .42

Paisajes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .45 Observar árboles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .46 Superficies y texturas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .48 Árboles en perspectiva. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .49 Comenzar con figuras sencillas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .50 Troncos de árboles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .52 Patrones radiculares . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .53 Ramas y ramificaciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .54 Roble majestuoso . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .56 Camino con sicomoro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .58 Composición de paisajes . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .60 Consejos sobre la perspectiva. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 61 2 | G u ía co m ple ta de di d u j o

Animales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .77 Dibujar a partir de fotografías . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .78 Dibujar a partir de escenas reales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .79 El dibujo de animales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .80 Técnicas de sombreado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .82 Conejo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .84 Conejillo de Indias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .86 Ardilla . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .87 Canguro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .88 Tucán . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .89 Periquito . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .90 Iguana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 91 Jirafa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .92 Elefante . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .93 Babuino . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .94 Panda gigante . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .95 Chimpancé . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .96 Loro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .98


Gatos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .99

El cuerpo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 173

El dibujo de gatos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 100 Rasgos felinos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 102 Garras y colas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 103 Gato atigrado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 104 Gato persa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 106 Composición . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .108 Comportamientos de los gatos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 110 Gatos adultos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 112

Cuerpos en movimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 174 Movimiento y equilibrio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 176 Flexión y torsión de los cuerpos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 177 Proporción y detalles . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 178 Manos y pies . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 179 Dibujar a partir de escenas reales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .180 Pliegues de la ropa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .182

Perros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 113 Cómo dibujar perros . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 114 Proporción y anatomía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 116 Hocicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 118 Dóberman pinscher . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 119 Gran danés . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 120 Cachorro de sahar-pei . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 121 Golden retriever . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 122 Cachorro de husky siberiano . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 124 Collies de pelo largo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 126 Perro sabueso . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .128 Teckel . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 129 Malés . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 130

Niños . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 183 El retrato de niños . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .184 Proporciones de los niños . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .186 Perfil de las niñas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 187 Representación de rasgos rubios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .188 Proporción corporal de los niños . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 190

Anatomía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 191 Los fundamentos. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .192 Exploración del torso . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 193 Retrato de individuos sentados. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 194 Bosquejo a lápiz de individuos de pie . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 196 Individuos reclinados al carboncillo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .198

Caballos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 131 Cabezas básicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 132 El retrato de caballos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 134 Perfil de la cabeza del caballo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 136 Cabezas de caballo avanzadas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 137 Poni . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 138 El cuerpo del potro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 140 Caballo árabe . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 142 Poni de las Shetland. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 143 Caballo adulto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 144 Caballo y jinete . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 146 El salto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .148

Bodegones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 201 Composición de bodegones. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 202 Piña piñonera . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 204 Arreglos florales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 206 Líquido y copa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .207 Botella y pan . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 208

Personas. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 151

Consejos adicionales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 211

Fundamentos de la retratística . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 152 Proporciones de la cabeza . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 154 Perfil de las mujeres . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 155 Observación de las proporciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 156 Exploración de otras vistas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 157 Representación de los rasgos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 158 La nariz, las orejas y la boca . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 160 Posiciones de la cabeza . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 162 Los planos del rostro . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 163 Elaboración de una vista de perfil. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 164 Vista frontal de las mujeres . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 166 Desarrollo de retratos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 167 Captar el parecido. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .168 Inclusión de fondos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 169 Representación de la edad . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 170 Ancianos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 172

Composición pictórica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 212 Perspectiva . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 214 Práctica de la perspectiva . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 216 Personas en perspectiva . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 220 Composición con individuos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 221 El dibujo en escorzo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 222 Más sobre el escorzo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 224 Elección de la postura . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .225 Comprender la iluminación . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .228 Representación de texturas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .230 Descripción de texturas superficiales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .232 Escenas vacacionales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .234 Experimentar con materiales. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .236

Cont enido | 3


CÓMO AFILAR LOS UTENSILIOS DE DIBUJO

Cuchilla para manualidades Estas cuchillas se pueden emplear para darles distintas formas a las puntas (cincelada, roma o plana). Al hacerlo, sostenga la cuchilla con un poco de ángulo con relación al lápiz, afile de modo que la cuchilla no apunte hacia usted y quite un poco de madera y grafito con cada pasada.

Bloque de lija Con la lija se le puede dar a la mina la forma que se quiera en muy poco tiempo. Tenga en cuenta que la lija también se llevará parte de la madera. Cuanto más fino sea el grano, más se podrá controlar la punta. Para obtener una forma homogénea, haga rodar el lápiz con los dedos cuando lo afile.

Papel de grano grueso Este tipo de papel va bien para alisar la punta del lápiz tras afilarlo con lija. Es una estupenda forma de obtener una punta muy fina con la que elaborar detalles pequeños. Es importante hacer girar con suavidad el lápiz para que la punta se afile de un modo homogéneo.

Accesorio A no ser que ya disponga de una mesa de dibujo, es probable que quiera adquirir una tabla de dibujo. No tiene por qué ser una cara; basta con que se haga con una en la que quepa el papel de dibujo. Plantéese la adquisición de una tabla de dibujo que lleve una hendidura a modo de mango, sobre todo si tiene intención de dibujar en exteriores, ya que así podrá transportarla con facilidad.

Espray fijador Además de fijar los dibujos, como indica su nombre, también sirve para protegerlos de las manchas. Hay algunos dibujantes que prefieren evitar los fijadores con los dibujos a lápiz, ya que tienden a hacer más profundos los sombreados ligeros y a eliminar ciertos valores sutiles. Sin embargo, los fijadores van bien en los dibujos al carboncillo. Los fijadores se venden tanto en latas de aerosol como en botellas; si opta por esta última presentación, habrá de hacerse con un atomizador de boca. Las latas de aerosol son más cómodas, a lo que hay que sumarle que el espray es más fino e incluso proporciona una mayor cobertura.

FORMAS DE AGARRAR LOS LÁPICES DE DIBUJO

Debajo de la mano (posición básica) La posición básica de debajo de la mano nos permite mover el brazo y la muñeca con libertad, lo que da lugar a unos dibujos frescos y vívidos. Al dibujar en esta posición, resulta fácil usar tanto la punta como los laterales de la mina con solo modificar el ángulo de la mano y del brazo.

8 | G u ía co m ple ta de di b u j o

Debajo de la mano (variación) Al sostener el lápiz por el final se pueden efectuar trazos muy ligeros, tanto largos como cortos. Además, sirve para ejercer un sutil control de las luces, las sombras y las texturas. Si opta por esta posición, es conveniente que se ponga una hoja deslizante protectora debajo de la mano para, así, no ensuciar los dibujos.

Escritura La posición de escritura es la más habitual. Sirve para controlar al máximo los detalles más sutiles y la precisión de las líneas. Procure no apretar demasiado la punta, ya que se pueden hacer hendiduras en el papel. Tampoco se olvide de no agarrar el lápiz con demasiada fuerza, puesto que se le puede agarrotar la mano.


Primeros pasos A

ntes de ponerse a dibujar, debería acostumbrarse a usar todo el brazo, no solo la muñeca y la mano (si únicamente emplea la muñeca y la mano, los dibujos pueden parecer rígidos y forzados). Practique el dibujo libre sobre un trozo de papel sobrante: para ello, haga trazos sueltos y aleatorios con el hombro y el brazo. Procure relajarse y agarre el lápiz con firmeza. No es necesario que se centre en ningún sujeto concreto mientras calienta; basta con que se acostumbre a la sensación del lápiz en la mano y al tipo de trazos que pueda hacer.

Práctica de trazos sueltos Aunque el dibujo requiere de una cierta precisión, los trazos sueltos también son un elemento crucial en el arte. Los trazos libres circulares van muy bien para calentar e incluso para representar ciertos sujetos, tales como los cerdos vietnamitas.

Adquisición del control Una vez que haya calentado el brazo, pruebe a adoptar los tipos de trazos y las técnicas que se explican a continuación. Aunque el trazado de círculos, puntos, garabateos y líneas pueda parecerle un ejercicio sin sentido, en realidad se trata de una forma magnífica de adquirir control y precisión, dos rasgos que resultan esenciales para el dibujo a lápiz. También es conveniente que experimente con distintas formas de agarrar el lápiz para que vea cómo afectan a los trazos que dibuje. Cuanto más practique los distintos trazos, técnicas de dibujo y formas de agarrar el lápiz, más rápida y hábil se volverá su mano. Variación de los bordes Es importante llevar a cabo pequeños ajustes en los dibujos a fin de que se adecúen a los sujetos que se representen. Por ejemplo, los trazos a lápiz realizados a lo largo de un borde recto son idóneos para el dibujo del pelamen a rayas. Los bordes realizados con una mayor soltura son más apropiados para la elaboración de pelámenes de aspecto natural, ya que los bordes rectos pueden transmitir sensación de exceso de rigidez y estructuración. Los bordes elaborados con borrador también desempeñan su propio papel: dan lugar a unas líneas que se pueden emplear para crear transiciones suaves entre texturas o valores.

Borde borrado

Borde suelto

Borde recto

Modificación de los trazos Mediante las variaciones en la longitud y la curvatura de los trazos, se puede captar la longitud, el grosor y la textura del pelo de los animales. Los puntos pequeños resultan perfectos para el pelo corto e hirsuto; los garabateos son adecuados a la hora de representar un pelo denso y rizado, mientras que los trazos largos y amplios implican suavidad. Pruebe a modificar la presión que ejerza sobre el lápiz así como la longitud y la curvatura de los trazos para ver qué otras texturas puede lograr.

Co n cep t os fundam ent al es | 9


Comenzar con figuras básicas C

ualquiera puede dibujar prácticamente cualquier cosa con solo descomponer el sujeto en unas cuantas figuras básicas: (círculos, rectángulos, cuadrados y triángulos). Al dibujar el contorno de las figuras básicas del sujeto, habrá dibujado su silueta. Sin embargo, los sujetos también tienen profundidad y volumen; es decir, forma. Las formas correspondientes a las figuras básicas son las esferas, los cilindros, los cubos y los conos. Un balón y un pomelo, por ejemplo, son esferas; una jarra y un tronco de árbol, cilindros; una caja y un edificio, cubos, y un pino y un embudo, conos. El bosquejo de las figuras y el desarrollo de las formas es el primer paso de todo dibujo. Tras él, lo que falta, en esencia, es conectar y refinar los trazos y añadir detalles

Elaboración de la forma He aquí unos diagramas que explican el dibujo de formas a partir de cuatro figuras básicas. Las elipses indican la parte trasera del círculo, del cilindro y del cono; por otra parte, el cubo está formado con la unión, mediante líneas paralelas, de dos cuadrados (en la página 10 se explica cómo sombrear estas formas).

Esfera

La combinación de figuras He aquí un ejemplo de cómo empezar a dibujar con figuras básicas. Comience por bosquejar todas las líneas de acción (véase página 176); después, realice las figuras del perro y del pollito con unos sencillos óvalos, círculos, rectángulos y triángulos.

La elaboración de formas Una vez que haya establecido las figuras, no le costará hacer las formas con cilindros, esferas y conos. Observe cómo los sujetos comienzan a adquirir profundidad y volumen.

El dibujo profundo Con dibujo profundo nos referimos al que incluye las formas acabadas y las líneas que al final quedarán ocultas a la vista. En el momento de dibujar las formas, ya queda indicada la parte de atrás del perro y del pollito. Aunque esta parte no se perciba en el dibujo terminado, el sujeto debe parecer tridimensional. Para rematar el dibujo, basta con refinar los contornos y añadirle un poco de textura esponjosa al pollito, que está cubierto de plumón.

16 | G u í a co m ple ta de d i b u j o

Cilindro

Cubo

Cono


La apreciación de figuras y formas A continuación, deberá entrenar los ojos y la mano; para ello, dibuje los objetos que tenga a su alrededor. Monte un sencillo bodegón –como el de la página 202 o el que hay abajo– y observe las figuras básicas de las que se componga cada objeto. Intente dibujarlos a partir de fotografías o copie los dibujos de esta misma página. No tenga miedo de abordar un sujeto complejo; una vez que lo haya reducido a figuras simples, podrá dibujar cualquier cosa.

Paso 1 Comience por los cuadrados y un círculo; después, añádale elipses a la jarra y lados al libro. Observe que está dibujada toda la manzana, no solo la parte que será visible. Es otro ejemplo del dibujo profundo que antes se ha mencionado.

Paso 2 Después, agregue una elipse para cuerpo de la jarra, un cono para el cuello y un cilindro para el pitorro. Para desarrollar la forma del libro, dibuje unas cuantas líneas a los lados de este de modo que sean paralelas a la parte superior y a la inferior.

Paso 1 Incluso una forma compleja como la de este Ford del 51 se puede dibujar con facilidad si se comienza por usar figuras básicas. En esta fase del dibujo, debe ignorar todos los detalles y limitarse a trazar cuadrados y rectángulos. Dado que solo tendrán la función de guiarle y que se podrán borrar al acabar el dibujo, deben trazarse sin demasiada precisión y sin preocuparse de que las esquinas resulten perfectamente nítidas.

Paso 2 Usando estas figuras básicas a modo de guía, comience a añadir más cuadrados y rectángulos para los focos, el parachoques y la rejilla. Comience a desarrollar la forma del parabrisas y de las líneas en ángulo, y, después, bosqueje unas cuantas líneas rectas para situar el tirador de la puerta y los detalles laterales.

Paso 3 Por último, refine los contornos de la jarra y de la manzana y, después, redondee el lomo del libro y las esquinas de las páginas. Cuando el dibujo le resulte satisfactorio, borre todas las guías iniciales para, así, rematarlo.

Paso 3 Una vez que haya establecido las principales figuras y formas, comience a redondear las líneas y a refinar los detalles a fin de que se ajusten al diseño del automóvil. Como las guías aún seguirán dibujadas, el último paso será el borrado de las líneas que sean irrelevantes.

Co n cep t os fundam ent al es | 17


Dominar el dibujo de flores L

as flores dibujadas, en especial a lápiz, tienen una belleza casi mágica. La ausencia de colores hace que nos fijemos más en las delicadas formas y los hermosos matices del valor, del mismo modo que las fotografías en blanco y negro nos permiten centrarnos en el sujeto e ignorar los detalles irrelevantes. Al dibujar flores, al igual que con cualquier otro sujeto, hay que proceder paso a paso: primero se esboza la figura general, luego se refinan las líneas y, por último, se desarrollan la forma y los sombreados. Sombrear el sujeto Mi técnica preferida para el sombreado de flores y hojas es la trama, que, en esencia, no es más que una serie de líneas paralelas. Si lo que busco es un valor oscuro, las dibujo muy juntas, mientras que si opto por un aspecto más luminoso, las espacio. Las marcas de trama ejecutadas rápida y libremente aportan un efecto vívido, mientras que aquellas hechas de forma controlada, homogénea y espaciada van mejor para los dibujos más formales y en el caso de flores que cuenten con una gran cantidad de detalles precisos.

Sombreado mediante tramas Comience usando el lateral de una mina H o HB y aplique trazos ligeros y amplios con ella. Siguiendo la figura de la hoja o de la flor, vaya desarrollando el sombreado por capas hasta obtener el valor que desee. A continuación, resalte las zonas más oscuras; para ello, emplee tanto el lateral como la punta de un lápiz 2B.

Bosquejo Esta rosa en concreto la empecé con un ligero y vago bosquejo realizado con un lápiz HB afilado con objeto de captar la figura general de la flor y la ubicación de las hojas y del pedúnculo.

Refinado Después, añadí los contornos de las hojas y comencé a redondear y refinar las líneas de los pétalos, para lo cual, cuando hizo falta, borré los trazos originales.

28 | G u í a co m ple ta de d i b u j o

Producir sombreados suaves Para crear este fondo suavemente sombreado, hay que agarrar el lápiz debajo de la mano y efectuar ligeros trazos verticales y horizontales. Varíe la presión para hacer zonas claras y oscuras, y aplique capas de trazos para desarrollar las más oscuras. Después, sombree entre los puntiagudos pétalos del ave del paraíso con el lateral de un lápiz muy afilado. Remate el dibujo aplicando el lateral de un difumino en trazos anchos.

Elaboración de formas Para este paso, sombreé la rosa con el lateral y la punta de un lápiz blando con mina 2B. Oscurecí los bordes de las hojas y de los pétalos a fin de que se distinguiesen entre sí y, después, emborroné algunos de estos bordes con un difumino con objeto de que no parecieran contornos. Por último, agregué unas texturas sugeridas en las sombras de los pétalos para evitar que tuvieran un aspecto plano y sin vida.


Variar los tipos de línea No todos los bordes se crean de la misma manera, y no deben dibujarse todos iguales a no ser que quiera que sus dibujos parezcan sacados de un libro de colorear. En mis dibujos de flores, procuro emplear varios tipos de líneas a fin de que no transmitan una sensación de uniformidad mecánica. Además, también varío la presión para que algunas líneas sean más gruesas y otras más finas, o alterno entre minas duras y blandas. Sea cual sea el sujeto floral que decida dibujar, piense en la sensación que quiera transmitir y use las técnicas de dibujo a lápiz que le ayuden a expresarse.

Elaborar bordes irregulares En función del tipo de flor que esté dibujando, adapto mi técnica de dibujo a lápiz. Como los bordes de este narciso son ondulados, «garabateé» los bordes del centro con un patrón irregular ondulado y empleé un festoneado más controlado para los pétalos exteriores.

Uso de líneas de contraste Aunque los pétalos de esta rosa eran más suaves que los del narciso, intenté impedir que parecieran hechos con un molde de galletas. Así, para obtener distintos tipos de líneas (finas y gruesas, oscuras y claras), fui cambiando la presión ejercida en el lápiz. Para darle un toque de personalidad, también fui alternando entre trazos rectos y líneas sueltas circulares.

Ausencia de bordes A veces se pueden delinear formas sin dibujar su contorno. El dibujo de figuras negativas es la representación gráfica de las áreas que hay alrededor de los objetos en lugar de los propios objetos. Por ejemplo, en el ramo de flores que hay arriba, dejé que fueran los trazos del fondo los que definieran los bordes de las flores brillantemente iluminadas de la derecha, cuyos detalles se han visto en gran medida difuminados por la luminosidad.

Co n cep t os fundam ent Fl ores al es | 29


El retrato de caballos L

os caballos son un estupendo sujeto a la hora de dibujar, ya que la belleza y la elegancia inherentes con las que cuentan pueden ser muy cautivadoras. Présteles una especial atención a los detalles de los ojos para, así, poder expresar la calidez y la inteligencia de esta noble criatura. Paso 1 En primer lugar, establezca la estructura y la inclinación de la cabeza y del cuello a base de trazos largos. Después, marque varios planos con trazos horizontales y dibuje líneas guía para la ubicación de los ojos, de la nariz y de la boca.

Paso 3 Después, borre las líneas guía que no necesite ya y añada el copete situado entre las orejas. Emplee líneas finas e irregulares para indicar los cambios en el valor del rostro del caballo. A continuación, agregue unos cuantos detalles más al ojo del caballo.

13 4 | G uí a co m ple ta de d i b u j o

Paso 2 A continuación, emplee las líneas guía iniciales para colocar las orejas, los ojos, las narinas y la boca. Los ojos se encuentran, aproximadamente, en el límite del primer tercio vertical de la cabeza del caballo. (Además, refine el contorno del cuello y de la mandíbula).

Paso 4 Llegados a este punto, puede comenzar a desarrollar la textura del pelamen. A continuación, sustituya las líneas sólidas que dividen los valores del rostro del caballo por una serie de breves marcas de trama que sigan la dirección del crecimiento del pelo. Rellene el ojo (consulte el detalle de la página 135) y añada unos trazos largos por las crines y el copete para que contrasten con el pelo corto del pelamen.


Paso 5 Después, para elaborar las zonas oscuras del pelamen, emplee un difumino grande sumergido en polvo de grafito. Aplique trazos anchos y vaya haciendo que se desvanezcan al acercarse al cuello. Use un difumino más pequeño para agregar más detalles y sombreados alrededor del ojo y de las orejas. Por último, resalte la sensación de profundidad mediante la inclusión de unos trazos de grafito más oscuros por las sombras de las orejas y debajo de la cabeza.

DETALLES DE LOS CABALLOS

Hocico Presenta unas sutiles formas curvas que se definen con un meticuloso sombreado. La zona de alrededor de las narinas está elevada, lo que también sucede con la que está encima de la boca. Para indicar esta figura, use un borrador moldeable a fin de resaltar las zonas iluminadas de ella.

Ojo Presenta una gran cantidad de detalles, tanto los de los pliegues que hay alrededor de los ojos como los de las largas y gruesas pestañas que los protegen. Para dotar de vida los ojos, deje una zona clara con forma de media luna a fin de que represente la luz reflejada, y una escueta luz blanca por encima.

Orejas Represente el pelo del copete con unos trazos largos y un tanto curvos. Después, sombree el interior de la oreja con unos trazos paralelos ascendentes, de modo que sean más oscuros por abajo y se vayan aclarando de forma gradual al acercarse al pabellón auditivo.

Cab al l os | 135


Fundamentos de la retratística L

a cabeza y el rostro son unos buenos puntos de partida para el dibujo de personas. Las figuras que hacen falta para representar estas partes son bastante sencillas y, además, las proporciones se pueden medir con facilidad. Además, la retratística es muy gratificante. Sentirá una gran satisfacción cuando observe uno de los retratos que haya realizado y perciba un gran parecido con el sujeto del que se haya valido, sobre todo si se trata de un modelo con el que tenga una relación especial. Así las cosas, ¿por qué no empezar con niños? Elaborar el retrato de un niño Una vez que haya practicado el dibujo de los rasgos, ya podrá emprender un retrato completo. Es probable que prefiera dibujar a partir de una fotografía, puesto que los niños no se quedan quietos durante mucho tiempo salvo en raras ocasiones. Estudie los rasgos con atención e intente dibujar aquello que realmente vea, no la apariencia que crea que deban tener un ojo o una nariz. No se desanime si no logra un parecido perfecto a la primera: lo único que le hace falta es seguir practicando. Separar los rasgos Antes de intentar elaborar un retrato completo, dibuje los rasgos de forma independiente para hacerse una idea de las figuras y las formas. Observe los rostros de libros y revistas, y dibuje tantos rasgos como pueda.

1/2

Comprenda las proporciones del niño Dibuje unas líneas guía para dividir la cabeza por la mitad horizontalmente; después, divida la mitad inferior en cuartos. Emplee las líneas guía para situar los ojos, la nariz, las orejas y la boca tal y como se indica.

1/4

ERRORES HABITUALES Estos dibujos de la cabeza de un niño presentan unos cuantos errores. Compárelos con la fotografía de la izquierda y pruebe a identificarlos antes de leer las explicaciones que se dan en los textos.

Cuello fino Aunque el cuello del niño de la fotografía de la izquierda es delgado, no lo es tanto como se ha dibujado. Consulte la fotografía para ver en qué puntos entra en contacto el cuello con el rostro y con las orejas.

Empezar con una buena fotografía Hay algunos dibujantes que, al trabajar a partir de fotografías, prefieren posturas relajadas y naturales en lugar de retratos formales tipo «hombros cuadrados». También puede probar con el primer plano de una cara para poder estudiar más a fondo los rasgos.

Frente insuficiente La frente de los niños es proporcionalmente más grande que la de los adultos. Al hacerle la frente demasiado pequeña en este ejemplo, he hecho que el niño parezca mayor de lo que es.

Bosquejar las líneas guía En primer lugar, dibuje un óvalo para la figura de la cabeza y dibuje levemente una línea central vertical. Después, añada líneas guía horizontales como se indica en el diagrama de la parte superior derecha de la página y bosqueje los contornos generales de los rasgos. Cuando haya obtenido un resultado que le satisfaga, borre con cuidado las líneas guía.

152 | G uí a co m ple ta de d i b u j o

Rematar el retrato Use el lateral de un lápiz para comenzar a disponer los valores medios de las zonas a la sombra mientras aumenta un poco la presión alrededor del ojo, de la nariz y del cuello de la camiseta. Para las sombras más oscuras y el pelo, negro y de punta, emplee el lateral de un 2B, superponga los trazos y añada unos cuantos pelos finos por la frente con la punta afilada del lápiz.

Mejillas demasiado redondads Aunque los niños tienen la cara redondeada, no hay que dibujarla como si fuera la de una ardilla. Asegúrese de dibujar las orejas redondas, no puntiagudas.

Pestañas artificiosas Las pestañas no deben parecer radios de una rueda pegados directamente en el ojo. Por otra parte, los dientes se deben dibujar como una sola figura: no intente dibujarlos de forma independiente.


El dibujo de perfil Hay algunas personas que tienen unos rasgos faciales muy pronunciados, por lo que su dibujo de perfil puede resultar muy interesante. Para esta posición, emplee la punta y el lateral de un HB.

Ilustración de William F. Powell

El dibujo de la cabeza de los adultos Las proporciones de la cabeza de los adultos difieren de las de los niños (consulte la página 154 para ver las proporciones de los adultos con más detenimiento), el proceso para dibujarlas es el mismo: esboce las líneas guía para situar los rasgos y comience con un bosquejo de las figuras básicas. No se olvide de la vista de perfil. El dibujo de perfil de adultos con rasgos interesantes puede resultar muy divertido, ya que esta vista nos permite ver de verdad la figura de la frente, el contorno de la nariz y la forma de los labios. Céntrese en las proporciones del adulto Busque las proporciones que definan a su sujeto adulto. Observe la distancia que haya entre la parte superior de la cabeza y los ojos, entre estos y la nariz y entre esta y la barbilla. Busque el punto en el que se deba situar la boca entre la nariz y la barbilla, y la línea que una las orejas con los ojos y la nariz.

Consejo del dibujante Si no encuentra ninguna foto con la expresión que quiera dibujar, pruebe a mirarse en un espejo y a dibujar las suyas. Así, podrá tener sus propias referencias visuales «personalizadas».

La expresión de las emociones El dibujo de las distintas expresiones y emociones faciales, sobre todo las exacerbadas, puede ser muy placentero. Dado que se trata solo de estudios y no de retratos formales, dibújelos sin buscar la precisión para aportarles intensidad y aspecto de espontaneidad, como si una cámara hubiera captado el rostro justo en ese momento. Aunque algunos dibujantes no se fijan en el fondo, ya que no quieren que haya nada que los distraiga de la expresión, sí que es recomendable dibujar el cuello y los hombros, ya que así se evita que la cabeza parezca estar flotando en el aire.

Representar la conmoción Cuando quiera dibujar expresiones exacerbadas, céntrese en las líneas que hay alrededor de los ojos y de la boca. Al dibujar la totalidad de la figura redonda del iris se transmite sensación de conmoción, a lo cual también colaboran la presencia de las pestañas y el hecho de que la boca esté abierta.

El retrato de la felicidad Dado que los niños pequeños tienen una complexión suave, las líneas de la sonrisa deben ser bastante sutiles. Aplique un suave sombreado con el lateral del lápiz para crear los pliegues de alrededor de la boca y haga que los ojos se estrechen un poco para indicar la forma en la que las sonrisas hacen ascender los músculos de la mejilla. Captar la sorpresa En este caso, hay una gran parte del rostro que se ha dejado en blanco, ya que, así, casi toda la atención se dirige a los ojos y a la boca. Use la punta del lápiz para trazar unas líneas de expresión con soltura y emplee el lateral para hacer la masa del pelo oscuro.

Pe r s o n a s | 153


GUÍA COMPLETA DE

DIBUJO

REPLETA DE CONSEJOS ÚTILES Y DETALLADAS LECCIONES, ESTA GUÍA ES EL RECURSO PERFECTO PARA AQUELLOS ARTISTAS QUE BUSQUEN PULIR EL ESTILO Y LA TÉCNICA. GUÍA COMPLETA DE DIBUJO es un exhaustivo manual con el que podrá dibujar una amplia gama de temas, entre ellos personas, animales, flores y paisajes. Este útil recurso comienza con una amplia presentación de los utensilios y los materiales que necesita todo dibujante para ponerse a trabajar, tales como los distintos tipos de lápices, borradores, cuadernos, papeles y otras muchas herramientas de dibujo. Además, los dibujantes aprenderán los rudimentos del dibujo así como toda una serie de variadas técnicas, entre ellas la representación de texturas realistas, la creación de profundidad y la representación de la perspectiva. GUÍA COMPLETA DE DIBUJO aborda toda una serie de temas planteados a través de unos proyectos detallados paso a paso para los dibujantes noveles: Desarrollo de la forma • Representación de texturas • Profundidad y distancia • Escorzado • Valores y sombreado Perspectiva • Equilibrio y composición • Realismo y semejanza • Representación de cuerpos en movimiento Gracias a sus útiles consejos y a sus detalladas lecciones, GUÍA COMPLETA DE DIBUJO es el recurso perfecto para dibujantes noveles interesados en el desarrollo y el perfeccionamiento de la técnica y el estilo de su dibujo.

ISBN 978-84-9801-955-1

Preservamos el medio ambiente • Reciclamos y reutilizamos. • Usamos papel de bosques gestionados de manera responsable.

9 788498 019551

Guía completa de dibujo  

Más de 200 técnicas, consejos y lecciones de dibujo

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you