Page 1

urugu ay $ 15 0 revista bla.com

año X Febr númerero 2016 o

98

La fiesta interminable

Instagram las tiene todas

Manual de instrucciones

Internet al descubierto, con Natalia Zuazo

BIENVENIDOS a Casa Roberto

Luz y fuerza Brillos y sombras del maquillaje de la temporada

Canción moderna

Los mil y un acordes de La Órbita Irresistible


pg. 016 pg. 031

pg. 004

P.008 EDITORIAL Con una treintena de títulos, desembarca en Uruguay Malpaso, una de las más jóvenes e interesantes editoriales independientes de España.

P.042 COMUNIDADES Un conjunto de músicos trabaja para componer, ejecutar, grabar, producir y difundir su trabajo a través de La Órbita Irresistible, una plataforma de amor a la música.

P.014 VISITANTE Laura Bardier es curadora de arte, vive en Ginebra y organiza la feria de arte internacional EsteArte en Punta del Este.

P.046 ENTREVISTA La periodista y politóloga argentina Natalia Zuazo publicó Guerras de internet, un libro que desentraña una pregunta tan cercana como difícil de responder: ¿Qué es internet?

P.018 FUTURO INMEDIATO Omar Bouhid organiza la segunda edición de TEDx Cabo Polonio. P.026 EFECTOS PERSONALES Carolina Comas. Vive en un pueblo de las sierras a una hora de Madrid. Publicitaria y artista. Hace dos años creó Guiri Stuff, su propia marca de objetos y souvenirs.

P.058 MODA Sombras brillantes, pelos ondulados, bocas bien rojas y ninguna restricción. Colores, formas y peinados para seguir atravesando el verano con osadía y diversión.

ADEMÁS Puro BLa, Estilo doméstico, Nuevos en la ciudad, Adelanto Editorial, P.031 REDES Las múltiples caras de Instagram, La casa que habla, Portafolio y Mi la vidriera visual infinita que consi- mundo privado. guió transformarse en una valiosa herramienta para las marcas. pg. 006

P.038 PERFILES Nacidas al final del siglo XX, la actriz Kiernan Shipka –la hija mayor de Don Draper en Mad Men– y la cantante escandinava Aurora Aksnes derrochan encanto y talento.

pg. 031 pg. 068

STAFF

pg. 020

Dirección Elena Seré Julio Wolman Gustavo Martino

Departamento Comercial Karina Techera cel. 096 547 951 - karina@editorialbla.com Julio Wolman cel. 097 440 493 - julio@editorialbla.com

Dirección Editorial Victoria Melián Dirección de arte Antar Kuri Diseño Gustavo Martino María Villamil Redacción Jeannette Sauksteliskis Marina Barrientos Corrección Heber Artigas Secretaría Sofía Surroca

Fotografía Matilde Campodónico Moda Paula Moore Colaboran en este número Punchi Barriola, Cecilia Boullosa, La Mar en Coche, Renée Muterperl, Claudia Piazza, Amalia Sanz, Anja Torres Agenda: agenda@editorialbla.com Contacto: bla@editorialbla.com f: /RevistaBLaoficial i: @RevistaBLaoficial t: @RevistaBLa

EDITORIAL BLA S.A. 25 de Mayo 747 /piso 2 - Espacio Serratosa Tel. 2909 1800, Montevideo - Uruguay

Impresión Fanelcor S.A. - Depósito Legal Nº 344573

3 Febrero 2016

Fotos de tapa: MATILDE CAMPODÓNICO

BLa no se hace responsable por las opiniones de sus colaboradores y entrevistados, allá ellos con su conciencia. Se prohíbe la reproducción total o parcial de cualquier contenido escrito o gráfico aparecido en esta publicación sin la autorización de sus editores.


4x 4 Un lugar misterioso A la altura de la Laguna del Sauce, accediendo por la ruta 12, está la entrada a Las Cumbres. Allí ocurre algo increíble. Al poner el auto en punto muerto al final de lo que aparenta ser una bajada, el auto comienza a ir hacia atrás. Este fenómeno no es más que una ilusión óptica: las corrientes de viento del lugar hicieron que el entorno arbolado creciera inclinado, creando la percepción de que la calle está en bajada.

Mis emojis cotidianos Me encantan los emoticones porque revelan mucho de la personalidad del que está del otro lado del teléfono. En mi caso, prefiero usarlos con whatsapp. Es genial verlos desplegarse en el grupo de mamis del jardín o en los distintos grupos del trabajo. Los que más uso son la sonrisa mostrando dientes, el aplauso, el mono que se tapa la cara, la carita que llora a mares, la que hace la guiñada. Suelo elegir esos porque están vinculados a los gestos que hago habitualmente cuando hablo con alguien en persona y usarlos hace que esté un poco más cerca de quien está del otro lado del teléfono. > Fernanda Lewi. Productora en teledoce

Post It Febrero 2016

1

Apertura de la exposición de la selección de obras de la colección del MNAV en la sala 2, hasta el 28 de febrero

2 Fiesta de Iemanjá en las playas

5

> Daniel West. Médico. Director en LeBlanc & West

11

INFALTABLE en mis cenas Lo que más disfruto hacer para una cena con amigos es iluminarla. Crear un clima íntimo, cómplice, donde todos nos vemos mejor. La iluminación baja transforma el ambiente. Iluminación cenital solo si vale la pena destacar la lámpara y ¡fundamental con dimmer en mínimo! Lámparas, veladoras, todas con bombitas de 25 w, o dimmer, claro. En la mesa gana la vela, que además aporta cierto movimiento. La idea es salpicar velitas entre los platos y generar distintas alturas, algunas copas son ideales para este fin.

15

16

> Valeria De Bellis. Diseñadora. Directora de arte

Un plato que no me cansA Un estofado de carne con puré de papas rústico; el fondant de boeuf en el Bistrot de la Place de Le Marais, París. La preparación demanda más de seis horas y vale la pena. Una copa de vino tinto y un músico callejero tocando el bandoneón hacen más increíble la experiencia. El bistrot está en una plaza escondida en Le Marais, que encontré cuando fui a buscar una pizza nocturna. Una gema escondida. > Nacho Obes. Músico

Segunda noche del desfile de Llamadas en Barrio Sur y Palermo a partir de las 20 hs

Nenan Pelenur presenta Graciela en Paullier y Guaná a las 21.30 hs Comienza la temporada de verano de la Filarmónica de Montevideo en el Teatro Solís a las 21 hs

Los Rolling Stones tocan en el Estadio Centenario a las 20 hs

19

Primera presentación de la compañía de danza brasileña Grupo Corpo en el Auditorio Nacional Adela Reta a las 20.30 hs

20

Encuentro sudamericano de danzas folclóricas húngaras en el Teatro Solís a las 20 hs

21

28

Última función de La señorita Julia, dirigida por Cristina Banegas, en la sala Zavala Muniz a las 19.30 hs La ira de Narciso, de Sergio Blanco, cierra su segunda temporada en la Sala Hugo Balzo a las 19.30 hs


pasó en enero

puro bla

En un incendio con más de cinco focos que los bomberos sospechan que fue intencional, el Cerro del Toro ardió en Piriápolis durante toda una madrugada y obligó a realojar acampantes.

Se lleva los goles Iván Alonso, delantero e ídolo de Nacional, se va a jugar a River Plate argentino. El entrenador del campeón de la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana pidió al puntero de 37 años como prioridad.

Reportero del crimen La revista Rolling Stone publicó una entrevista que Sean Penn le hizo al narcotraficante Joaquín Guzmán Loera, “El Chapo”, en el momento en que más se lo buscaba tras su increíble fuga de una cárcel mexicana. El suceso dio pie a la captura del “Chapo” y a un rosario de críticas al actor devenido en periodista.

Son los padres. Un plan de viabilidad presentado por la comisión de padres de alumnos del José Pedro Varela hará posible que el colegio retome sus funciones en febrero luego de que corriera peligro su existencia y se cerrara una de sus sucursales en Ciudad de la Costa.

Después de la estatua. Pablo Javier Bengoechea fue despedido como técnico de Peñarol 48 horas después de perder por 3-1 contra Nacional por un torneo de verano. Se fue con dos títulos ganados.

Ojo que muerde

El “bagre sapo” se sumó a los personajes más indeseables del verano 2016 : la leishmaniasis en el litoral, las aguavivas en Maldonado y las cianobacterias en Montevideo. En un fin de semana más de 40 personas consultaron por mordeduras que causaron irritaciones a bañistas de Punta del Este.

Flotando de la forma más peculiar David Bowie falleció en Nueva York y se elevó a la inmortalidad.

El gobierno uruguayo anunció que el contingente de sirios que llegaría este año a Uruguay no lo hará. El Alto Comisionado de Refugiados para las Naciones Unidas (Acnur) perdió el contacto con ellos. El plan, de todas formas, seguirá adelante.

Un argentino, un amigo Tabaré Vázquez recibió por primera vez al presidente argentino Mauricio Macri en Anchorena.

El Papa Francisco abrió su propio canal de videos en Youtube.

Atrápame si puedes Sobre fin de año, los hermanos Cristian y Martín Lanatta junto con Víctor Schillaci, culpables de un triple homicidio relacionado al narcotráfico, se escaparon de su prisión en Argentina para emprender un espectacular escape que fue seguido por todos los medios. Los encontraron los primeros días de enero.

Esteban Valenti pidió perdón “a todos los uruguayos” por la gestión gubernamental de ANCAP diciendo que el gobierno puso a dirigir la empresa a “gente sin ninguna credencial o experiencia en administrar un kiosco”.


soon LIBROS

Manifiesto literario Malpaso, una de las editoriales nuevas más disruptivas e interesantes de España arriba a Uruguay con un abanico de autores tan amplio que va desde Noam Chomsky y Martin Amis hasta Steven Tyler y un puñado de títulos que conjugan ideas, altos relatos y cuidados diseños

Gus y yo

Hace tiempo que la falsa batalla entre libro papel y libro digital parece terminada: por ahora y hasta nuevo aviso, el mundo entendió que ambos pueden convivir en una tregua más larga de lo que creíamos. Y, para dar cuenta de que la paz está firme y el libro tal como conocemos tiene buen pronóstico, otro fenómeno más extraño terminó de afianzarse de un lado y del otro del hemisferio: editoriales pequeñas, llamadas independientes, brotan con vitalidad renovada y propuestas de contenidos exquisitos. Malpaso, por ejemplo, joven editorial catalana nacida en 2014 –en medio de una crisis global que prometía llegar para quedarse cómoda e instalada sacudiendo las economías europeas–, que con una treintena de títulos llega en distribución al país. La propuesta de Malpaso suena a manifiesto. Con libros preciosamente editados y títulos de calidad literaria e ideas comprometidas, en poco tiempo la editorial ha publicado un catálogo que apunta a construir un discurso: el de la lectura como militancia. Como parte de una campaña con algo de marketing, creatividad y mucho de ingenio –en el canal propio de YouTube pueden verse una docena de cortos–, los libros de Malpaso se presentan como hermosas y cuidadas herramientas para “la lucha por la liberación intelectual de las personas”. Luego de una lectura conciente, nadie debería quedar indiferente, proclaman. Leer o no leer, es la cuestión. Es decir, la lectura también como una forma de activismo. Con ese fin, hasta ahora han publicado narrativa en castellano y traducida, biografías musicales, ensayos y crónicas, entre los que se encuentran autores latinoamericanos, como Martín Caparrós y Gabriela Wiener. Todos en coquetas y cuidadas ediciones que dejan ver la defensa del oficio de editor.

> Keith Richards > $ 495

Este libro te quiere > PewDiePie > $ 450

La contracara de la autoayuda en clave corrosiva. Felix Arvid Ulf Kjellberg, un joven sueco, videoblogger, mundialmente conocido por su alias en redes sociales, PewDiepPie, recopila un centenar de dichos y “consejos” políticamente incorrectos.

Como un cuentito, Richards relata en 50 bellas páginas su iniciación a la música de la mano de Gus, su abuelo, que tocaba la guitarra, el violín y el saxofón. Él fue quien le puso una guitarra en sus manos por primera vez y le enseñó los primeros acordes. Para sumar intimidad y calidez al cuento, el libro está ilustrado por la hija del músico, Theodora Richards.

Que levante mi mano quien crea en la telequinesis

Brillante ya desde el título del volumen, el libro reúne nueve parlamentos que el genial escritor estadounidense dedicó a estudiantes universitarios en momento de graduación. Sarcasmo y rabia traducidos al lenguaje del humor para construir en 118 páginas una crítica a la sinrazón contemporánea. La voz de Vonnegut, más viva que nunca. > Kurt Vonnegut > $ 525

El libro de Steve Jobs. Confidencial. Luces y sombras de un genio > Brent Schlender y Rick Tetzeli. > $ 650

8 Febrero 2016

El título de “genio” le calzó siempre muy cómodo al creador de Apple. Pero luego de su muerte también lo maridaron con otros sustantivos no tan amables: traidor, tirano, manipulador, egocéntrico, ambicioso. Esta biografía intenta contarlo todo, con la objetividad de quienes han investigado a fondo la vida de Jobs, pero no la despojaron del manto de piedad que el relato necesitaba para ser contado.

Who i am. memorias > Pete Townshend > $ 715

Un recorrido en primera persona de la intensa vida del guitarrista, cantante y compositor de The Who –una de las primeras agrupaciones de rock que fusionaron en escena la energía y la furia con la reflexión y la palabra—. Entretenido página a página.


10 Febrero 2016 Fotos matilde campod贸nico


11 Febrero 2016

Presentado como el primer h么tel de charme de Montevideo, Casa Roberto abre sus cinco habitaciones. Bajo su nombre nuclea a Cracovia, tienda y estudio de decoraci贸n, y anuncia tardes de aperitivos y cenas

ROBERTO SABE

soon 茅xitos


soon éxitos

Responde Roberto Begnini Interiorista, director de Casa Roberto ¿Qué registro conservás de la historia de la casa? Tengo los planos originales; su construcción data de 1912. En esta casa de estilo inglés vivió Sir Henry Hamilton y su familia, era una de sus residencias en Montevideo.

Por marina barrientos Fotos Matilde Campodónico

R

12 Febrero 2016

esulta bastante impredecible, por no decir improbable, que el resultado de una restauración en el Centro de Montevideo base su exquisitez en el trabajo a conciencia sobre la memoria histórica de la construcción y no en detrimento de ella. El punto de partida de Casa Roberto es la construcción de estilo inglés que data de 1914 y que fue morada de la familia Hamilton, cuyos atributos –en general intactos y en perfecto estado de conservación–, inspiraron a su responsable, el experiente interiorista italiano Roberto Begnini, a la hora de imaginar y diseñar los espacios de su maison d’hôtes. Quien espere enmarcar este proyecto en una tendencia de hoteles boutique se verá levemente decepcionado. A cambio tendrá acceso a un extraordinario e inclasificable universo en el que conviven mobiliario art nouveau y pequeños artilugios conseguidos en la feria, empapelados liberty y piletas rescatadas directamente de los carritos de la basura, azulejos hechos a medida y una veintena de hormas de zapatero que rematan la cama principal en la habitación más contemporánea. Definidas por Begnini como wunderkammern –o “cuartos de maravillas”–, cada una de las cinco habitaciones que pueden ser ocupadas en Casa Roberto condensa en sí misma una premisa de di-

seño que la diferencia de las demás: “Esto es una casa de huéspedes; todo indica que estás en una casa. La idea principal es que el viajero pueda ser alojado en una casa antigua sin que sea pensión u hostal. Un lugar con estándar de hotel, aunque sin serlo verdaderamente. Me gustaría que los visitantes sientan que pueden pasar sus días cómodamente en un sitio histórico como este”. Periodista de interiorismo de oficio y de amplia trayectoria en medios internacionales, Begnini estudió la historia de la casa y reconstruyó el espacio con objetos de su misma época, salpicados por otros que completan los rincones con sutileza y virtud. A su vez, la arquitectura en L, una disposición algo atípica para la época y los exponentes montevideanos regulares, aporta una bienvenida cuota de iluminación natural y fue una de las características que encantaron al diseñador, quien vio en el patio de la casa un espacio en el que se podrían realizar almuerzos y pequeñas reuniones, y en el que ya es posible beber un spritz o un gin tonic a modo de aperitivo. Dos años y medio después de que comenzó a trabajar en este proyecto, la búsqueda de una definición lleva a Begnini a una imagen simple y elocuente: “La casa habla sola”. Eso explica tanto el camino elegido por el decorador para hacer su trabajo como buena parte de las decisio-

¿Cuál era tu principal objetivo al hacer este proyecto? Yo no soy hotelero, soy periodista de interiorismo e interiorista. La idea era salir un poco del clásico que vi aquí y dar una muestra de lo que se puede hacer; por eso las habitaciones son todas distintas. Quería que esto fuera un centro del interiorismo, si bien mi esperanza no es empujar mucho el mercado del interiorismo porque no me interesa. Solo quiero que quien venga disfrute este proyecto tan particular. Abajo de Casa Roberto está Cracovia, tienda con los objetos y la joyería que me gustan. También se hará Tango Cuero Uruguay, y habrá aperitivos y reuniones privadas. Me quiero comunicar con la ciudad. ¿Por qué elegiste Montevideo como la ciudad para Casa Roberto? Toda mi vida tuve el deseo de hacer un pequeño hotel en el globo austral. Como periodista siempre viajé mucho y al mismo tiempo buscaba ese lugar especial para mí. Cuando fui por primera vez a Buenos Aires me encantó, pero era una locura. Al venir acá encontré un lugar un poco más seguro, tranquilo y, de alguna manera, más culto. Siempre tuve la impresión de que aquí baja el viajero y a Buenos Aires el turista. Al llegar a Montevideo, empecé por el fondo de la ciudad. Me encontré con Lindolfo de inmediato y en mi recorrido empecé a ver la arquitectura y llegué hasta la Cinemateca de Carnelli, a la que adoro, donde me acuerdo que vi Blow Up y me dije: “Esto no es posible”.


Begnini estudió la historia de la casa y reconstruyó el espacio con objetos de su misma época, salpicados por otros que completan los rincones con sutileza y virtud. A su vez, la arquitectura en L, una disposición algo atípica para la época y los exponentes montevideanos regulares, aporta una bienvenida cuota de iluminación natural y fue una de las características que encantaron al diseñador

nes tomadas para rescatar de la mejor manera posible las propiedades originales de la casa. Así, la gran claraboya sobre la escalera ilumina una pared que fue recuperada quemando con soplete capas descascaradas de pintura al aceite, proceso a la vista gracias a que una serie de franjas fueron dejadas al descubierto. Del mismo modo, los colores de las salas fueron seleccionados para asegurar la armonía visual, luego de que Begnini hubiera estudiado minuciosamente la paleta del 1900: “La casa manda incluso los colores que debe tener. Yo creo que aunque no sepas de decoración, tu cuerpo, tu ojo, percibe los contrastes y prefiere la armonía. Tal vez sea un poco romántica mi visión, pero bueno, ¿hay algo más romántico que hacer este proyecto en Montevideo?”.

13 Febrero 2016

> Casa Roberto > Maldonado 1159 > Tel. 2903 2507 > info@casaroberto.uy > f: Casa Roberto Montevideo


Foto Renée Muterperl

soon visitante

Una cierta mirada Por Jeannette Sauksteliskis ¿Dónde naciste y qué estudiaste? Nací en Montevideo, en el Prado. Soy de Bulevar Artigas y Zapicán. Vengo de una familia de arquitectos y, si bien no quería hacer la carrera de arquitectura, me interesaba mucho, así como el diseño. Estudié en el Liceo Francés, hice un año y medio en el Centro de Diseño, pero tenía muchas ganas de irme de Uruguay, así que me fui al Centro de diseño en Florencia. Estando allá también hice Historia del arte. Me mudé a Nápoles porque mi novio en esa época –mi marido actual– es de Nápoles y todavía no había terminado su carrera. Entre tanto hice una maestría en curaduría en nuevos medios, en Linz, Austria. Ahí fue donde definí 100% que quería ser curadora.

14 Febrero 2016

¿En qué ámbitos fuiste desarrollando tus conocimientos? Comunicar la cultura fue un tema que me interesó desde el principio de la carrera. Mi tesis de la universidad tuvo que ver con un dispositivo itinerante para una muestra de un archivo de videos de arquitectura. Cuando me

Es curadora de arte. Vive en Ginebra, pero está a punto de mudarse a Nueva York. Laura Bardier, creadora y organizadora de la feria Este Arte de Punta del Este, llegó a Uruguay para presentar la segunda edición de un fermental encuentro de artistas, galeristas y coleccionistas de todo el mundo

recibí, empecé a trabajar con la Intendencia de Nápoles como asesora de cultura innovadora y me ocupaba de tres proyectos: la recuperación de espacios extraídos a la Camorra, restaurados y puestos a disposición de compañías teatrales; La città dei bambini, el museo de arte para niños, y la creación del primer espacio de arte contemporáneo de la ciudad, el Palazzo delle Arti Napoli (PAN). En este caso, trabajé como coordinadora general, mano derecha del director y también como curadora. Desarrollé algunos proyectos míos, como una muestra sobre arte electrónico y robótica, e hice conferencias. Me interesan las plataformas de discusión e intercambio de ideas. Por ejemplo, hicimos una muestra con Peter Greenaway que se llama Children of Uranium, sobre la bomba atómica, y organicé una conferencia con

Greenaway y un físico nuclear especializado. Fue uno de mis primeros experimentos para tratar de vincular las artes y las ciencias en una conversación. La experiencia en el PAN fue muy formativa. Entre otras cosas, fui responsable de la coordinación de la producción de algunas muestras en un espacio de 6.000 m2. Luego de eso, cualquier cosa es posible. Viviste en Nueva York, ¿con qué te conectó esa ciudad en relación a tu profesión? Con la gestión monetaria y económica del sistema del arte. Hice una pasantía en el MoMA y después en una galería, pero rápidamente empecé a trabajar con coleccionistas privados. Fue así que me puse en contacto con la investigación de artistas y obras para comprar, cómo gestionar una compra, la administración, la


documentación que se necesita para hacer la compra de ciertas obras, los certificados, los archivos, las imágenes, etcétera. Como trabajé con colecciones bastante grandes, pude interiorizarme en lo que tiene que tiene que ver con el préstamo de obras a muestras en instituciones públicas. También trabajé como curadora interna de una colección. ¿Se exhiben públicamente esas colecciones? ¿Qué características tienen los coleccionistas con los que trabajaste? Algunos lo ven como una inversión y otros lo ven como una pasión; construir algo importante y preservarlo. El coleccionista para el cual yo empecé a trabajar era un self-made man, del mundo de las finanzas, y en cierto momento dijo: “Ya tengo el dinero suficiente, no quiero trabajar más”. Y se dedicó a construir una pasión. En su caso, cuando encuentra un artista que le gusta, compra un importante cuerpo de trabajo, 20 obras por ejemplo, en el que podés apreciar la trayectoria del artista. Entonces hay un apoyo al artista y una visión de su arte. Y ese coleccionista va a seguir comprando a ese artista durante toda la vida; es una manera de apoyar su crecimiento. Esa es una tipología de coleccionista. En la entrevista de trabajo que tuvimos le pregunté: “¿Por qué compras obras?”. Y él me dijo: “Porque es una de las cosas que me hace feliz, que me hace reír”. A veces, en el mundo de la gente que tiene mucho dinero no es fácil encontrar cosas que den verdadero placer, que te muevan la cabeza y que te inspiren hacia otras cosas, que te hagan feliz. Después trabajé con otra coleccionista, una figura pública que tiene una colección muy particular. Suele comprar la o las obras significativas de determinados artistas más establecidos. Esto implica un trabajo más minucioso en el sentido de la obra y no tanto del artista. Aquí es importante saber de Historia del arte; en este caso, ella tenía un doctorado en Historia del arte. Su colección es sobre todo de arte latinoamericano. Con ella aprendí a

ver los proyectos a gran escala y a largo plazo. Fue una de las coleccionistas que contribuyó económicamente para crear el departamento de arte latinoamericano en el MoMA, en la Tate Gallery y en el Metropolitan Museum. ¿Qué consecuencias trae la creación de esos departamentos? Creando un departamento de arte latinoamericano en museos internacionales de alto calibre se obtiene un reconocimiento a gran escala de la trayectoria de los artistas latinoamericanos. Los curadores que trabajan en esos departamentos van a ir a los países latinoamericanos a buscar artistas significativos, importantes, jóvenes, maduros, con trayectoria, de diverso tipo y nivel para incluirlos en las colecciones de esos museos. Entonces, se construye una historia latinoamericana mainstream. Y eso tiene repercusiones a todos los niveles. ¿Cómo surgió el proyecto Este Arte? Un poco a partir de las charlas con esta coleccionista. Por otra parte, me gusta y me interesa contribuir al desarrollo de mi país. Durante determinado período de mi vida sentí que estaba aprendiendo y ahora, cuando obviamente sigo aprendiendo, también me parece que puedo empezar a dar y, más allá de ser curadora, mis conocimientos pueden ser más útiles creando un proyecto de este tipo. Yo había viajado a Uruguay varias veces con el objetivo de comprar obras de artistas para las colecciones para las que trabajaba, y me di cuenta de que hay ciertas necesidades. Por un lado, la necesidad de los artistas de establecerse y crear una carrera profesional y vivir de eso con tranquilidad. Por otro lado, veía que había gente que tenía interés, o era curiosa o potencial coleccionista. En Punta del Este ves una cantidad importante de ateliers y actividades relacionadas al arte y una mezcla muy particular de cosas de buena calidad junto con cosas de mala calidad; no hay mucho criterio y falta una crítica que de repente está muy presente en otras cosas. A veces es necesario decir esto es bueno y esto es malo. No hay nada de malo en hacer cosas malas, únicamente se trata de que tenés que trabajar más. Si hacés una muestra con obras muy malas al lado de obras muy buenas, baja la calidad de todo. Así que hay que hacer el esfuerzo de estandarizar ciertos criterios. En este sentido la feria da opciones, informa a los artistas, a los curadores y a las galerías de qué es lo que hay. Y también se estimula el mercado del arte. La feria es un engranaje en el sistema del arte que precisa de galeristas, artistas, curadores, museos, instituciones y también del mercado, es decir, de los coleccionistas. ¿Cómo fue la experiencia en Este Arte 2016 y de qué se trata puntualmente tu trabajo? Fue la segunda edición y salió todo muy bien. Participaron alrededor de 20 galerías del exterior. La feria se trata de crear una infraestructura decente, que cumpla con los estándares internacionales de luz, paredes, servicios,

seguridad y limpieza. Además, trabajar en la comunicación y la convocatoria de público necesario para que haya compras. Puntualmente, mi trabajo en Este Arte consiste en conseguir las galerías y convencerlas de que venir a Uruguay vale la pena. No es fácil. Obviamente, cada galería paga un precio por un stand, que es mínimo con respecto a otras ferias, también paga el transporte de las obras, los seguros, una cantidad de cosas. Las ferias de arte son un escenario bastante reciente. De este modo, ¿no queda el arte encapsulado en un mundo de dinero y poder? El arte siempre tuvo que ver con el dinero. Desde Michelangelo o Caravaggio. Lo importante es que no sea exclusivamente así. Pero siempre tiene que ver con poder, presencia y con cuestiones de control. Más allá de eso, pienso que las ferias son un fenómeno reciente vinculado a algo general, cultural, global, contemporáneo. La gente quiere ver todas las opciones rápido y elegir. Podemos estar a favor o en contra, pero es la realidad. Y las ferias tienen que ver con eso. Por otro lado, habiendo trabajado en museos públicos, encuentro más democrática la feria, más accesible. Tenés cuatro días intensos en los que hay un evento atrás del otro. En los museos a veces la gente se siente culpable de no entender las obras. Y no es responsabilidad del público no entender, en todo caso hay responsabilidades que se distribuyen. Ciertamente el público debe informarse más, pero también es responsabilidad del curador la manera en que comunica el proyecto y del artista conseguir que su mensaje llegue. Si uno quiere hacer llegar un mensaje, tiene que hacerlo de determinada manera. Y el museo tiene el efecto de su aura, de que si está en un museo debe ser algo importante. En la feria no hay eso, porque de algún modo todo se reduce al “vil dinero”. Entonces, tenés al galerista que está presente y sabe todo de la obra y todo del artista; cuáles son las dificultades, los puntos buenos, las potencialidades. Está a tu disposición para contarte todo lo que precises y va a ser siempre gentil y disponible. Además, muchas veces también están presentes los artistas que te pueden contar algo de la obra. Pienso que para nada está encapsulado. ¿Cuál es entonces la función de un artista? Proponer visiones de futuro, de cómo puede la humanidad crecer e imaginar posibles escenarios, negativos y positivos.

15 Febrero 2016

“El arte siempre tuvo que ver con el dinero. Lo importante es que no sea exclusivamente así. Pero siempre tiene que ver con poder, presencia y con cuestiones de control. Más allá de eso, pienso que las ferias son un fenómeno reciente vinculado a algo general, cultural, global, contemporáneo. La gente quiere ver todas las opciones rápido y elegir. Podemos estar a favor o en contra, pero es la realidad.”


soon nuevos en la ciudad

Papel, madera, cartón La Papelaria presenta su flamante colección 2016 de accesorios que embellecen el escritorio y quiebran la monotonía de la oficina profesional. 1

Te llevan myCITYGUIDE es un proyecto editorial cuyo objetivo principal es ofrecer una guía gratuita de una ciudad que, de otro modo, resultaría casi “secreta” para el recién llegado. Lo que a algunos usuarios podría parecer una acotada selección de espacios y propuestas de Montevideo, es para sus creadoras, Sylvie Patissier y Emma Couderc, dos francesas residentes en la capital, “una recopilación de buenas direcciones elegidas por mutuo acuerdo y en toda independencia”, que representa sus gustos personales y lugares favoritos. Los atributos de referencia de este directorio en construcción son el buen ambiente, los productos, la originalidad y el toque típico montevideano, en tres categorías principales: compras, gastronomía y alojamiento. Disponible en papel y en formato virtual en mycityguidemvd.com, puede ser

2

encontrada en hoteles asociados y de lujo, oficina de turismo Uruguay Natural, de alquiler de auto, aeropuerto, Zonamérica y en todas las embajadas de Europa y la de Estados Unidos.

3

EL PORQUÉ DE LAS COSAS “La idea surgió porque en algún momento fue una necesidad para nosotras. Ahora me ubico bien, pero al llegar descubrí que si no sos nativo o contás con el boca a boca es muy complicado tener la información de lugares adonde ir, seleccionados con cierto filtro”, explica Sylvie Patissier.

5

> mycityguidemvd.com

De la mano El Centro de Fotografía inaugura sus visitas guiadas a sus exposiciones los martes –a las 11 hs– y los viernes –a las 13 hs– en su nueva sede de 18 de Julio y Convención. Gratuitas, con una duración de unos 50 minutos aproximadamente y dirigidas al público general, fueron creadas para servir de complemento a la comprensión y contextualización de las muestras fotográficas y la labor creativa de sus autores. Hasta el 12 de marzo es posible visitar la exposición Pedro Meyer: una historia de migraciones, que abarca los tres pisos del CdF. 16 Febrero 2016

> CdF > 18 de Julio 885 > Nuevas visitas guiadas > Martes 11 hs, viernes 13 hs

4

1. Engrapadora, $ 189* 2. Tijera, $ 159* 3. Revistero Nueva York, $ 390* 4. Libreta cebras, colección Animal, $ 369* 5. Libreta tucán, colección Animal, $ 369* *Con tarjeta Itaú, 25% de descuento > La Papelaria > Punta Carretas Shopping > Montevideo Shopping > Tres Cruces Shopping > Locales de Mosca Hnos


soon costa este un par de expositoras mujeres y la misma cantidad de hombres. También consideramos que al menos un orador sea de Rocha; el año pasado estuvo Jesús Perdomo, destacado historiador e intelectual de Castillos, y este año convocamos a Mary Urse, alcaldesa del Chuy. Tratamos de abarcar diversos intereses y personalidades con ideas sorprendentes.

FUTURO INMEDIATO Con Omar BoUhid

• Visitante frecuente del Cabo Polonio desde hace 30 años • Es uno de los organizadores de la segunda edición de Tedx CP • El evento será el 20 de febrero a las 20 hs en el faro ¿Por qué Tedx en Cabo Polonio? Hasta hace tres años varios vecinos y amigos del Cabo Polonio realizábamos Arte en Loberías, un festival con más de 70 artistas, una actividad muy rica y valorada. Nos vimos obligados a interrumpirla por dejar de contar con las instalaciones de Dinara y de la dificultad surgió la oportunidad. No queríamos dejar al Cabo sin un evento de peso, lugar al que voy desde hace más de 30 años. En el Cabo viví momentos de memorables charlas en las rocas, mirando las estrellas entre amigos y desconocidos, en la playa, la cañada o a la luz de una vela en un rancho, sobre las constelaciones, naufragios, disparates surrealistas, sistemas constructivos alternativos, historias de vida, sapitos Darwin, aplicaciones novedosas, polen fósil y un centenar de temas. El Cabo se visita para reposar, disfrutar de su especial geografía y su fauna, para leer, charlar, pensar, generar ideas y para compartirlas. Por eso nos parece un lugar ideal para realizar conferencias y de algún modo amplificar esas conversaciones con la plataforma TED, como una forma de recuperar el contacto humano, escuchar conceptos inspiradores y quedarnos con inquietudes reconfortantes. 

18 Febrero 2016

¿Cómo se eligieron los oradores? En estas dos primeras ediciones fueron elegidos por el equipo organizador de acuerdo a varios criterios, como la calidad de los disertantes y que sus ideas fueran potentes y movilizadoras. Otro aspecto es la diversidad, por ello tenemos

¿Una anécdota o momento memorable? Uno de los momentos más agradables son los almuerzos. Cocinan varias vecinas y vecinos con el aporte de Pancho Lujambio, dueño del almacén, quien nos provee gratuitamente de los insumos. Lo realizamos en el rancho de José Barreiro, un pilar fundamental en la logística de TEDx CP. José se levanta al alba y sale a pescar para que el menú sea totalmente polonés y marino. En esa instancia, vecinos, técnicos, oradores y organizadores –un grupo de más de 30 personas–, disfrutamos la comida hogareña y un jugoso intercambio de diversa índole. Alimento para el cuerpo y el alma.  ¿Una dificultad de realizar Tedx en Cabo Polonio? Evidentemente hay una serie de desafíos extra. Allí todo es un poco más difícil dadas las circunstancias de trabajar en un lugar donde no hay agua corriente, luz, calles y al que se llega en camiones especiales que atraviesan enormes dunas de arenas; una aldea de 50 pobladores permanentes donde no hay ni ferreterías, ni farmacias, ni supermercados. Todo lo que se vaya a necesitar hay que preverlo y llevarlo con cuidado, ya que si falta cualquier elemento, por insignificante que sea, no se encuentra allí. Solo la imaginación y la habilidad de sus habitantes pueden sortear los imprevistos. Ya han dado prueba de ello logrando varios pequeños milagros salvadores.  ¿Una ventaja de que eso sea así? El silencio, la paz y tranquilidad que la naturaleza propone, la sensación de que el tiempo transcurre a otra velocidad que el de la vida moderna.

yo soy yo

Nació en Salta y vivió en Argentina, Perú y Brasil. Actualmente reside en Uruguay. Estudió arquitectura y teatro en Tucumán. En 1978 realizó su primera visita al Cabo Polonio. Entre 1984 y 1993 organizó diferentes eventos culturales en espacios públicos, como el teatro del carro en Plaza de Cagancha (1984) y El circo de Montevideo (1988, 1989 y 1993). De 1985 a 1988 fue coordinador de la dirección de cultura de la IMM y desde 1988 fue director creativo de McCann Erickson durante nueve años. Fue diseñador de Espacio Ciencia en el LATU. Entre 2008 y 2013 organizó junto con vecinos y amigos del Cabo Polonio Arte en Loberías y desde hace dos años, TEDx Cabo Polonio.

Expositores Matías Sabah. Productor freelance, viajero y aventurero. Productor general de la película A 60km/h, productor de Expocannabis Uruguay, cofundador de La Parrillada del Polonio. En su charla Vivir Viajando compartirá las vivencias de un viaje de cuatro años y medio a bordo de una Citröen Mehari de 1977 junto con su padre y su hermano, con la que recorrieron más de 150 mil kilómetros y 45 países. Mary Urse. Alcaldesa del Chuy. Nació en Florida y es mamá de cinco hijos. Desde los 19 años trabajó al frente de whiskerías y bares nocturnos. Hace 16 años comenzó a militar en política participando del Partido Nacional y el Partido Colorado para luego integrarse al Frente Amplio. En 2010 se postuló como alcaldesa y fue elegida entonces y reelecta en 2015. Hablará sobre reinventarse y cómo utilizar las experiencias vividas para ser agentes de cambio. María Nube Szephegyi. Es licenciada en biología y tiene una maestría en ecología y liderazgo en conservación por la Universidad de Cambridge. Coordina el programa Refugios de vida silvestre en la ONG Vida Silvestre Uruguay. Su charla: De la emoción a la acción en tiempos de déficit de naturaleza. Michael Reynolds. Estadounidense, líder de la organización Earthship Biotecture. Arquitecto responsable del proyecto Una Escuela Sustentable, en Jaureguiberry, que involucra a más de 100 voluntarios. Su charla, Guerreros de la basura, propone cambiar la mirada sobre cómo vivimos y concientizarnos sobre la cantidad de residuos que consumimos día a día.


soon estilo doméstico

Cómo pasa el tiempo

A simple vista Las Comadres parece una tienda de antigüedades más. Pero un rato de conversación con Rosana Barrio, maestra jardinera y feliz propietaria, alcanza para comprender que detrás de este emprendimiento hay un plan y una filosofía de vida. Instalada desde junio de 2015 en el balneario Las Flores, la tienda forma parte de un emprendimiento familiar bautizado Villa Las Flores, que reúne cabañas para alquilar, el taller del marido de Rosana (carpintero y encargado de la construcción del complejo), huerta, aljibe, gallinero, estanque con patos, piscina, parque nativo y un área destinada a la futura

vivienda de esta familia que se completa con tres niños y tres perros. En la tienda hay muebles y “objetos entrañables que el tiempo embelleció”, como indica un cartel de pizarra escrito a mano con letra de maestra. Son hallados en distintos lugares del interior del país (“mucha ruta y paciencia”, dice Rosana), y, en caso de que sea necesario, restaurados en el taller. Además de antigüedades, muebles de campo, esmaltados y objetos con historia, hay piezas en crochet, muñecas de trapo y delantales que Rosana confecciona en las tardes en las que está al frente de la tienda. La idea detrás de cada pieza es, según explica su responsable, “darle valor a lo antiguo y a los objetos cotidianos y, sobre todo, embellecer el día a día”. Todo en Las Comadres cuenta una historia: los objetos personales de la familia que no se venden –la máquina de coser con la que se ganaba la vida un tío abuelo sastre, el sellito con el logo de la tienda que le regaló a Rosana su mamá hace muchos años–, y también las piezas a la venta cuyo uso y detalles Rosana conoce y transmite con cariño. En el futuro la idea es incorporar en la tienda un salón de té con tortas caseras hechas por Rosana para abastecer a Villa Las Flores y al balneario que, con esta entre otras propuestas, se va poniendo cada vez más lindo.

El juego de la silla Todo lo que ofrece esta tienda es lindo. Como muestra, esta selección de sillas antiguas valen de excusa para hacer un alto en la ruta.

1

2

3

4

5

> Las Comadres Decoalmacén > Ruta 10 km 90 / parada 17 > Balneario Las Flores, Maldonado > Tel. 092 060 045 > f: Las Comadres decoalmacen

Dolce far niente El puesto de hamacas paraguayas de la ruta le da una chance al veraneante poco precavido que haya olvidado incluir ese objeto imprescindible en su equipaje. Son de algodón, muy resistentes, lavables a máquina y vienen en varios motivos, tamaños y colores. Siesta garantizada.

20 Febrero 2016

> Precio: desde $ 1.500 > Ruta Interbalnearia km 33,300 (inmediatamente después del peaje de El Pinar)

1) Silla Thonet color coral, $ 1.800 2) Silla madera y hierro, $ 1.800 3) Silla en cardo y madera color blanco, respaldo alto, $ 1.800 4) Silla infantil en madera, plegable, $ 2.500 5) Sillón infantil en cardo y madera color amarillo, $ 7.800 (set de 4 piezas) > Tierra Adentro > Rambla Costanera Bajada 16,500 > Lagomar, Canelones > Tels. 2682 5392 / 098 895 664 / 099 110 253

> Las hermanas Ana y Cecilia Faget trabajan juntas al frente del estudio de arquitectura y diseño de interiores La mar en coche > lamarencoche.com.uy


soon GASTRONOMÍA Inaugurado hace casi dos meses, Baudolino es un café y restaurante con todas las intenciones de extenderse y transformarse en un espacio cultural para escuchar bandas de jazz y bossa nova, ver exposiciones y comer rico. A cargo de los hermanos Javier y Martín Da Luz y Yoshiko Fuwa, el café abre desde la hora de la merienda y hasta la medianoche. Su carta comprende la cocina japonesa –Fuwa es de origen japonés y tiene formación culinaria neoyorquina– y europea, y busca apoyarse en ingredientes naturales y, en lo posible, orgánicos; “nada de gramajo ni pizza”, comenta Javier. El pan se hace en casa, la cerveza es artesanal y la huerta propia está en los planes de los anfitriones. Baudolino –el nombre es tomado del personaje viajero y políglota de la novela homónima de Umberto Eco– trae entusiasmo y promete buenas experiencias.

con ganas de todo

> Baudolino café > Emilio Frugoni 1393 > Tel. 2407 4219 > Martes a jueves de 16 a 0 hs, viernes y sábados de 16 a 2 hs > f: baudolinocafe

HERMANA AMERICANA Tiene 24 años y nació en Villa Gesell. En 2010, Sharon Raw creó Mashamour: primero fue un proyecto virtual de viandas, catering, productos veganos, raw food y orgánicos, y un año después incorporó talleres grupales en casas o espacios específicos. A finales de 2014, cocinó cenas a puertas cerradas y a mitad de 2015 salió de viaje por Sudamérica para compartir recetas y tips sobre raw food y algunos cocidos sin utilizar gluten ni refinados. En esa etapa se encuentra hoy. Viaja a donde puedan hospedarla, “aunque a veces, también viajo a donde no me esperan”. Pasó por Uruguay, cocinó, activó talleres y ahora está en Brasil. Una vez por semana actualiza y comparte información, recetas, fotos, videos y demás. 22 Febrero 2016

> f: mashamour > mashamour.wordpress.com

Pasta linda Hace tiempo que Camila Seiza viene elaborando pastas, pero en los últimos meses optimizó su logística. Salmón es su proyecto; pastas artesanales de masa precocida –lo que la hace más liviana y más rápida de cocinar– con la que únicamente elabora raviolones y agnolottis de rellenos tentadores. La línea gourmet trae los agnolottis de salmón, queso, hierbas y almendras o los de berenjenas ahumadas, tomates secos y queso con masa de pimiento ahumado, así como los raviolones de boniato, jengibre y miel, o los de bondiola grillada, muzzarella y queso azul con masa de rúcula. La línea clásica incluye rellenos caprese, jamón y queso, espinaca y muzzarella o calabaza, queso y hierbas. Los pedidos de pasta congelada o fresca se deben hacer con 24 horas de anticipación. > Salmón. Arte en pastas > Línea clásica, $ 110; línea gourmet, $ 120 (porción de 8 unidades) > Tel. 099 175402 > f: salmonpastas


soon adelanto editorial

ACRES DE TROFEOS

The End of the Game combina las fotografías y los textos elocuentes de Peter Beard –cronista y fotógrafo nacido en Nueva York en 1938– que relatan la superpoblación y hambruna de decenas de miles de elefantes, rinocerontes e hipopótamos en las zonas bajas de Tsavo, Kenia, y las zonas verdes de Uganda en las décadas de 1960 y 1970. Las imágenes y los textos son acompañados con fotografías históricas y escritos de empresarios, exploradores, misioneros y cazadores tales como Theodore Roosevelt, Frederick Courteney Selous, Karen Blixen (Isak Dinesen), Philip Percival, J. A. Hunter, Ernest Hemingway y J. H. Patterson, cuyo deseo de aventura y “progreso” cambiarían el aspecto de un continente. Taschen publica una edición limitada de 5.000 ejemplares numerados, que conmemora el 50 aniversario de la primera publicación de The End of the Game con una sobria presentación bitonal y un prólogo actualizado del célebre escritor y viajero Paul Theroux.

1 2

3

1. Aerial Eles, 1976 © Peter Beard 2. Ele Embryo, Uganda, 1966 © Peter Beard 3. Peter Beard, Aberdare Moorlands, Kenya, 1966 © Peter Beard

24 Febrero 2016


25 Febrero 2016

> Peter Beard. The End of the Game. 50th Anniversary Edition. > Peter Beard, Paul Theroux > 292 pรกginas > US$ 99,99 > taschen.com


26 Febrero 2016


efectos personales

CAROLINA COMAS Fue reclutada por el mundo de la creatividad publicitaria cuando era una estudiante. Es una incansable trabajadora de ideas y tiene la capacidad de hacer todo por ellas. Artista visual, impulsiva e inquieta, hace casi diez años tomó un avión a Madrid; primero vivió en Malasaña, luego cerca del Retiro y ahora en Valdemaco, un pueblo de pocos habitantes, un almacén y una farmacia. Hace dos años creó Guiri Stuff, su marca de objetos y souvenirs que combinan el diseño, el humor y la inteligencia.

Por Jeannette Sauksteliskis Foto Matilde Campodónico

37 casas y un hogar Fui como a ocho colegios porque cada vez que nos mudábamos, cambiaba de colegio. Hasta ahora viví en 37 casas, y la mayoría de esas mudanzas fueron antes de que yo pudiera decidir. A mi mamá y su marido les gustaba ir mudándose de casa e ir reciclándolas. Entonces íbamos de casa en casa y siempre andábamos entre maderas en el suelo, pulgas, porque los suelos estaban levantados, y ventanas con plásticos. Así que si nos mudábamos a Carrasco, íbamos al colegio en Carrasco, y si nos mudábamos a Pocitos, cambiábamos de colegio, pero si el colegio no rendía, había que volver a cambiar. Mi madre era alguien que conseguía que al día siguiente de mudarnos hubiera una casa montada. Insólito. Eso lo heredé de ella; yo entro a una casa y al otro día es un hogar, parece que estuviéramos ahí hace 25 años. A Cámara Estudié diseño de interiores y publicidad, pero no terminé ninguna de las dos carreras. En la Universidad de la República habíamos organizado un taller de publicidad al que invitábamos a directores creativos a que nos contaran qué hacían. Un día vino Martín Carrier, de

Cámara, y nos pidió que hiciéramos un aviso. Yo hice uno que era una bola de papel y para leerlo tenías que alisarlo. Decía: “Lo que estás haciendo con las manos, lo hace Artistry por tu piel”. Entonces Martín me dijo: “A Cámara”. Y así conseguí el primer trabajo. Estaba súper orgullosa. Por la idea Trabajé en publicidad como creativa y redactora hasta que vino la crisis de 2002. Fui creciendo. Trabajé en Cámara, en 20, una agencia chiquita de diseño en la que estaba Cirioni [Javier], que ahora tiene Leyland Co., y Santiago Velazco. Ahí fundamos Níspero, un grupo de diseño gráfico. Eran maravillosos, para mí son los mejores. También pasé por Teorema y luego terminé en Viceversa, la última agencia en la que trabajé en Uruguay. El diseño siempre me gustó, entonces paralelamente iba al fac [Fundación de Arte Contemporáneo], hacía videoarte, diseño, pintura, instalaciones, estuve en el Salón Nacional, hice un minicarrerín. Me gusta hacer todo. Si me gusta la idea, hago lo que haya que hacer. Creep En el Salón Nacional presenté una obra que se llamaba No somos ladrones, estamos enfermos. Durante meses había robado diferentes cosas a la gente y las pegué en la pared del museo, de una forma muy obsesiva. Eso hablaba de cómo estamos formados de diversas cosas que de algún modo robamos: la mirada de uno, la sonrisa de otro, algunas formas de vestir. Somos una mezcla y nadie es tan especial, sos lo que sos porque sos una mezcla y, en todo caso, todo el mundo es especial. Travesti Empecé a pintar y pintaba muy mal. Entonces empecé con instalaciones y a travestirme de Wing Sii, que era una oriental que hacía gimnasia. Esa fue una parte muy divertida porque hice mi propio video de Cindy

27 Febrero 2016

Compuesto Nací en Montevideo, en Pocitos. Medio en cunita de oro, en una familia muy linda y con un apellido larguísimo. Mi padre es contador y mi madre era artista, hacía todo tipo de cosas, era ese tipo de mujer genial. Se separaron y ambos se casaron otra vez, así que en total somos cinco hermanos. Somos una familia medio variopinta. Mi abuela era artista, una bestia, Margarita Jiménez de Aréchaga, hermana de Justino Jiménez de Aréchaga, el que inventó el país, está en todos los libros. Lo estudiábamos en la escuela y yo decía: “Mirá… Justino”. Una familia divina, muy tradicional pero muy artística. Conservadora también, y a mí nunca me quedó muy cómodo eso.


efectos personales

«

El diseño siempre me gustó, entonces paralelamente iba al fac [Fundación de Arte Contemporáneo], hacía videoarte, diseño, pintura, instalaciones, estuve en el Salón Nacional, hice un mi- nicarrerín. Me gusta hacer todo. Si me gusta la idea, hago lo que haya que hacer.

»

Crawford como Wing Sii. Aquello hablaba de una burbuja, de los espacios físicos y de los tamaños. De que si yo me acerco mucho a ti, te vas sentir incómoda, de que hay gente que tiene burbujas muy pequeñas, de que hay gente que es muy tensa y no querés que se te acerque mucho. Algo vinculado a cómo hacer para sobrevivir en público o entre personas. No soy mucho de pensar las obras ni las cosas. Más bien van pasando. Me acuerdo que López [Lage] me pedía que escribiera y yo siempre pensaba: “Madre mía, cómo voy a hacer”. Me ponía a escribir el statement y me salía otra obra. Un mundo perdido Me enamoré de un novio que había tenido hacía diez años y que vivía en España. A la vez, estaba un poco cansada de estar acá; ya había expuesto, no sabía bien qué hacer, se me había acabado un poco el calentón con Uruguay. Así que me fui a España. En Madrid estuve en dos agencias. En una megacreativa que se llama La despensa, donde son unas bestias. Luego fui directora creativa en una agencia más chica, con un horario más corto. Después de La despensa y de tanta creatividad, ya no entendía para qué estaba haciendo lo que estaba haciendo. Venía sin entenderlo hacía tiempo, a partir de Agulla y Baccetti ya nada tuvo sentido. Después de “La llama que llama” yo no entendí nada más. A mí me gustaba algo más viejo del mundo de la publicidad, algo que nunca pude reproducir. Y siempre tuve la parte artística paralela. Pero como lo que yo sabía hacer era la publicidad, trabajaba en publicidad.

28 Febrero 2016

Uruguayada Lo de no ser local es importante. Hace casi diez años que estoy en España, pero yo no entiendo de lo que hablan, y en el arte, no sé qué hacen. Si hacés publicidad, tenés que escribir delirios: “Ven, coge mi mano”.

Es otro idioma. Cuando trabajé en las agencias, me volvían los textos marcados en rojo: “Uruguayada”, con mucha ternura, claro. Pero no nos entendemos. Yo escribía cosas que me hacían pila de gracia. Me acuerdo de que una vez tuve que escribir una canción de gente que no podía dormir y no les hacía nada de gracia. Y estaba bueno, yo sabía que era un guión de puta madre. Cosas de las que los uruguayos nos reiríamos, pequeñas sutilezas. Allá hay cero sutileza, es el porrazo y que alguien se caiga. Entonces, la publicidad se empezó a transformar en algo así como una prostitución; ni siquiera me hacía gracia lo que estaba haciendo. Nada que declarar Cuando tuve mi primer hijo dije: “Con la publicidad ya está”. Había participado en una muestra de videoarte latinoamericano en el museo Reina Sofía y de repente me quedé sin statement para el lado artístico. Y al no tener el lado artístico, solo la publicidad no va. Creo que fue el momento en el que dije: “Esto no puede ser lo único que haga”. Entonces empecé a moverme por otro lado a ver qué hacía. El arte sin el fac no me divirtió más. Recuerdos alternativos Ahora tengo una marca de souvenirs que se llama Guiri Stuff y ese es mi trabajo. Es un poco raro que el recuerdo de España lo esté haciendo una uruguaya. Guiri se les llama a los turistas en España. Un guiri es un alemán con medias blancas y chancletas Birkenstock. Había dejado la publicidad y necesitaba una forma de ganarme la vida y me puse a ver si el mundo de los turistas me podía dar algo, haciendo cosas alternativas. Siempre tuve ganas de tener una marca de objetos para museos. Uno de mis primeros productos fue un vasito de caña que tenía impresos los pasos a seguir para

servirla bien. Y ese producto se vendía bien, así que me puse a crear más. En general, los souvenirs son los mismos en todos los lugares del mundo, la misma taza con un logo distinto. Es muy duro cuando ves un platito asqueroso que dice Madrid al lado del set de imanes de la bailadora, por ejemplo, que viene con una macetita y con una sillita y que es divino. Y los turistas eligen el platito que dice Madrid. Es por acá Con mi segundo hijo me alejé de Madrid. Vivimos en un pueblo que se llama Valdemaco, a una hora de Madrid. Todos los del pueblo nos dicen que somos neorrurales, porque tenemos gallinas pero no tenemos la más puta idea de cómo funciona el mundo de las gallinas. Pero estamos tratando de ir por ahí. Nuestra casa está a a 1.200 metros de altura y en invierno nieva y para mí es lo mejor del mundo, porque soy uruguaya y solo fui a Bariloche una vez. La nieve me mató y el verano me da igual. Prefiero estar verde, pero la nieve es maravillosa. Alquilamos un caserón de montaña, hay viento adentro de la casa, a veces se nos vuela el jopo. Estamos arreglando algunas cosas y viendo si nos gusta. Y si nos gusta veremos si nos conseguimos algo que sea nuestro ahí. Mis hijos van a la guardería de la escuela del pueblo. El otro día estaba en la fiesta de fin de año y había una rondalla, una banda de músicos de cuatro o cinco guitarras que tocan a la vez. Y yo decía: “Esto es la más absoluta felicidad y simpleza, esto está bueno. Por acá está bien”.


ser y parecer

Por Anja Torres

Lejos de la verborrea programada de Twitter o la promiscuidad de contenidos de Facebook, marcas comerciales y bloggers proliferan en Instagram con gracia, actualidad, originalidad y creando sus propios segmentos. De la bella hedonista consagrada por una legión de seguidores al gueto de fans del pin. Del fotógrafo profesional y su perfil calibrado al posteador doméstico y sus estrategias neuróticas para gustar. Del perrito celebérrimo al artista pop que crece a la vista del mundo. Los universos que se presentan a continuación abarcan las múltiples caras que adoptó la red visual unos años después de su presentación en sociedad, gracias y a pesar de su limitada interfaz.

31 Febrero 2016

EL GUSTO ES NUESTRO


ser y parecer

@anja_simona vive en Berlín con su perra salchicha, a quien instagramea cuando necesita algunos likes para sentirse bien.

Veo, veo

E

l 2015 trajo consigo el disparo en popularidad de las nuevas redes du jour como Snapchat y Periscope, y aún más fama para las estrellas improbables de Vine. Las plataformas sociales empiezan a perfilarse de una forma clara y certera, pero incluso así no hay indicio alguno de que Instagram pierda fuerza. Red visual y condensada por excelencia, Instagram se convirtió por fin en una herramienta aún más valiosa para las marcas, que ahora pueden vender directamente a través de sus posts, transformando nuestro feed en una vidriera infinita. Para ciertos bloggers, la libertad para desarrollar ideas junto con cada imagen ha significado la migración desde plataformas como Tumblr o Wordpress hacia la manera más limpia y concisa de comunicar de Instagram. Menos ruidoso que Facebook y más íntimo que Twitter, su valor sigue hallándose en su celebración de lo lindo, en cómo premia el buen ojo con legiones de seguidores, sus “corazones” y su dinero.

Neurosis del foto-documentalista amateur - La sigo porque me encanta lo que hace y me inspiran sus fotos. - Lo sigo porque me cae mal y quiero regodearme en su estupidez mientras miro todas sus fotos del último año. - Que ni se me ocurra ponerle “me gusta” a una de esas fotos viejas, no sea cosa que se entere de que anduve chusmeando.

32 Febrero 2016

30

- Quería continuar con mi seguidilla de poner fotos todos los días, pero hoy no sé qué subir. - No sé qué subir… - ¿A qué hora debería subir algo? Los mediodías venían funcionando bien, pero ahora que son vacaciones no me doy cuenta. - ¿Queda muy mal subir una foto de mis piernas contra la arena? Es verdad que parecen panchos.

es el límite de hashtags que pueden acompañar una publicación

- Qué vergüenza sacarle una foto a lo que estamos comiendo… - Qué fotografiable que está este plato. - Los palos de selfie son una prueba física y ubicua de mi capacidad para no juzgar a la gente. Por ahora vengo reprobando fuerte. - Si me fui de vacaciones al lugar más lindo del mundo y no lo instagrameé, ¿sucedió realmente?

¿Es realmente voyerismo si sé perfectamente que lo que estoy viendo no es, en realidad, la vida privada de la gente? ¿Cuenta como documentación de mi propia vida si lo que muestro son solo las partes lindas? Hitchcock describió así al cine, ¿no?: “Es como la vida pero sin las partes aburridas”. Entonces, ¿Instagram es una celebración de los momentos más memorables? ¿Una exaltación de los encuadres más lindos del transcurso de mis días? ¿O simplemente la creación de una fantasía para que los demás vean y se alegren/envidien/se aburran? ¿Dónde termina una cosa y empieza la otra? En la era de la imagen las fotos van más allá de decir más que mil palabras y las reemplazan completamente. Eliminamos el contexto para otorgar nuestras propias narrativas a las imágenes de vidas ajenas. Miramos playas turquesas sentadas en escritorios grises en pleno invierno, le damos “me gusta” a cosas que no nos gustan del todo con la esperanza de que se nos contagie un poco de toda esa luz, todo ese grano. Vemos ese mismo vestido una y otra y otra vez en las cuentas de las personas que seguimos y terminamos, inexplicablemente, agregándolo a la lista eterna de cosas que necesitamos tener para convertirnos en las personas que queremos ser, en las personas que queremos mostrarle al mundo. Miramos encuadres perfectos de comida mientras nos comemos la insípida desilusión de algo que no se le parece. Buscamos el ángulo perfecto; eliminamos todas las sombras; cortamos lo que no queremos ver. Instagram y vida real: ¿Dónde termina una cosa y empieza la otra?


Hocicos famosos Cuando se documenta tan atractivamente la relación entre perro y hombre, nuestro mejor amigo puede pasar a ser hasta un disparador de carrera. Más que enternecer y ser perfectas representaciones de lo universalmente agradable, estos chuchos se convirtieron en embajadores de estilos de vida, llevando a sus dueños consigo.

@thiswildidea Una de las joyas de moda en la blogósfera durante el 2013 fue la famosa serie fotográfica de Maddie on Things, en la que se ve lo que parece ser una santa perra parada sobre cualquier cantidad de objetos, desde un aro de básquet a un bebedero o una montaña de leña. La popularidad del proyecto hizo posible que su dueño dejara su trabajo corporativo para viajar en auto por EEUU realizando entrevistas y fotografiando paisajes espectaculares con su fiel compañera como socia de negocios.

@harlowandsage La cuenta que inició hace más de cuatro años empezó como una documentación de la relación súper entrañable entre un weimaraner y un salchicha arlequín. Hoy día, tras la muerte del pequeño compinche y la llegada de dos más, este Instagram cuenta con más de un millón de seguidores y el esponsoreo de marcas como Subaru.

@lokistagram Una de las razas de perro naturalmente graciosas encuentra la paciencia personificada en Loki, un perro corgi que se disfraza de Sherlock Holmes, basquetbolista y Harry Potter para la lente de sus dueños. Cuando no está haciendo publicidades para la película de Snoopy o alguna app, se encuentra pasando el tiempo con su amigo hámster.

Una es la del trabajo, la otra es personal. Con una seguís a los diseñadores más cool del condado y subís fotos altamente curadas y con la otra le ponés like a todas las fotos de las Kardashian y reposteás las de los gatos graciosos. La vida es compleja; para alternar entre las personalidades IG, vale usar aplicaciones externas como Gramfeed o Phonegram.

33 Febrero 2016

Alternar entre cuentas de IG


ser y parecer

Una nueva adicción indie Hace un ratito que en la costa oeste estadounidense se viene gestando una moda que ya se instala mucho más allá de sus fronteras gracias al comercio web. Y cuando se trata de los pins, este comercio web encuentra hogar casi exclusivamente en Instagram, motor y espejo de modas y vidriera a un clic de distancia. Pequeñas piezas de arte altamente accesibles, un nuevo tipo de ingreso para artistas independientes y otro sello más de cuán cool se puede llegar a ser. La autoexpresión encontró una nueva avenida adictiva en los prendedores.

@valleycruisepress Con colecciones que contienen desde emojis en formato físico hasta objetos tan placenteramente surreales como un celular preocupado por su baja batería, Valley Cruise Press es uno de los impulsores de la moda de los prendedores. Hechos en colaboración con una serie de artistas locales e internacionales, sus pins y parches capturan la liviandad del estilo de vida californiano.

34 Febrero 2016

@burieddiamond OK, Martha Moore Porter no se dedica exclusivamente a los pins, pero la estética lúdica y colorida de los que sí crea permea toda su línea de accesorios. Desde los collares a los llaveros y las pulseras de dijes vibrantes que tratan desde lo esotérico a lo infantil, Moore Porter está surfando la ola de los pequeños bienes esmaltados como una profesional.

El desviado Con el mismo sentido del humor que viene definiendo la temática de los pequeños prendedores, pin_lord se desvía un poco hacia el lado oscuro, con pins de cosas como la puerta REDRUM de El resplandor, o un paquete de fideos instantáneos que declara la ruina financiera. Para las aficionadas de los acentos con un sentido del humor un poco más ácido. > instagram.com/pin_lord

@bigbudpress De colores flúor y temáticas alternativas, los prendedores y parches de Big Bud Press parecen hechos para la versión adulta de las niñas Lisa Frank. Femeninos y llamativos, sus pins incluyen un perro salchicha prensado a beneficio de una organización que ayuda a perros en situaciones de riesgo, un porro de cenizas rosadas y una serie de cítricos tecnicolor tan sencillos como atractivos.


Más que “it” girls Puntos de vista refrescantes sobre un mundo que puede aburrir muy rápidamente, estas cuentas superan ampliamente el “look del día” para compartir con nosotros una mirada distinta. Algunas ventanas que dan al mundo de la moda para la mujer pensante.

@meganhess_official Un lujo de cuenta, en gran parte gracias a una sobreabundancia de paisajes azules y verdes y mucho dorado. Pero son las ilustraciones de una de las creativas amadas del mundo de la moda lo que la hace realmente interesante. Su lista de clientes se lee como un punteo de las tiendas sobre la 5ª Avenida, y no es por nada.

@thecollecteur La cuenta de Giulia Scalese es una explosión de color y alegría gracias a los collage que unen moda con arte y humor a través productos luxe muy bien colocados. Lo que comenzó como un proyecto personal, le mereció la atención de Vogue, Man Repeller y T Magazine del New York Times, además de una serie de colaboraciones con marcas como Christian Louboutin, Fendi y Coach, entre muchas más. Un simple vistazo a sus golosinas gráficas bastaría para entender.

35 Febrero 2016

@advancedstyle Una prueba contundente de que el estilo trasciende temporadas y modas efímeras, el proyecto que comenzó como documental devino en un blog y es ahora una de las cuentas de Instagram más inspiradoras en cuanto a envejecer con gracia. Respetado en el ámbito fashion y poco secreto desde ya hace unos años, Advanced Style está buscando imponer la impronta de que “viejo es el nuevo negro”.


ser y parecer

Invasión tecnicolor Levemente asociadas al feminismo 3.0 y emprendiendo la misión inadvertida de redefinir la estética “pop”, las ilustradoras estrellas de Instagram cuentan con las decenas de miles de seguidores para constatar lo valiosa que puede ser la red para quienes la exposición significa trabajo.

@annukil Annu Kilpeläinen es otra con una falta completa de miedo a los colores. Sus paisajes florales ultrasaturados y los glúteos veraniegos como tema recurrente devinieron en colaboraciones con Vogue, Levi’s y varias marcas más. Como todas con las que comparte esta sección, su tienda online es un éxito poco sorprendente.

@hattiestewart Puede que a más de una le parezcan conocidos los corazones ojiabiertos de Hattie Stewart, ilustradora con un don por lo lisérgico que ha logrado convertir sus intervenciones guerrilla sobre medios impresos en trabajo comisionado por esas mismas revistas. Stylist y Pitchfork son solo algunas de las páginas entre las que han aparecido los personajes noventosos de Stewart, aunque vale la pena explorar su cuenta para ver las tapas ficticias como las de Rolling Stone y i-D.

@lauracallaghanillustration Sus mujeres de cejas imponentes, piernas fuertes y labios grandes comparten lienzos con elementos de nuestra vida cotidiana, como celulares y papas fritas. Una maestra del enaltecimiento de escenas hogareñas entre amigas, las creaciones de Callaghan capturan un zeitgeist en tecnicolor que es difícil no admirar. Nombres como NYLON, Refinery29, MTV y Urban Outfitters parecerían estar de acuerdo.

36 Febrero 2016


Más que mil “me gusta”

Existe una miríada de historias de fotógrafos que deben toda su carrera a la aplicación de fotografía que tanto conocemos y amamos. Desde imágenes artísticas a un feed que logra capturar un estilo de vida a la perfección, hay ejemplos de todo tipo, color y origen. La constante es un ojo por el tipo de fotos que convierten la experiencia instagramera en un deleite visual y que se traducen en el éxito artístico y laboral.

@diegoweisz Uno de los perfectos ejemplos de la fotografía de estilo de vida con Instagram como principal outlet es la del fotógrafo Diego Weisz. Gracias a una producción constante de imágenes muy bien curadas, el diseñador industrial puntaesteño cuenta con más de 25 mil seguidores, fanáticos de sus paisajes salvajes y exploración natural. Esos mismos seguidores le han merecido la atención de las marcas que encuentran en el perfil de Weisz al perfecto embajador para sus productos, con arreglos que parecen haber auspiciado más de un viaje envidiable.

@elenakalis Arenas blancas, aguas cristalinas, arrecifes de coral y… chicas con vestidos de gala. La yuxtaposición de mujeres vestidas elegantemente o en plena acrobacia entre grupos de mantarrayas le da un toque surrealista y encantador a las fotos de Elena Kalis, proveedora de una dosis diaria de azul y turquesa como remedio imbatible para el día más lluvioso. Los retratos de Kalis sumergen en un mundo de fantasía subacuática que podría impulsar una búsqueda furtiva de pasajes a algún destino tropical.

@petrafcollins Creadora de uno de los títulos elegidos en 2015 por el departamento de fotografía del New York Times como los “libros del año”, Petra Collins viene acumulando seguidores a un ritmo frenético gracias a una estética que definió a toda una generación de chicas Tumblr. La fotógrafa/ cineasta es también la fundadora de un colectivo de artistas mujeres, y cuando no se encuentra actuando en la aclamadísima serie Transparent, de Jill Soloway, está llenando su Instagram de la clase de imágenes pastel y ultrafemeninas que caracterizan su estilo.


Mercado de futuros

Dulces diez y seis 38 Febrero 2016

Kiernan Shipka creci贸 ante nosotros y la vimos transformarse en una actriz enorme. Su escuela fue Mad Men, donde encarn贸 a la hija mayor de Don Draper, ganando protagonismo temporada a temporada. Hoy, tras el final de la serie, desembarca con varios proyectos en el cine. Moda, food porn y cinturones negros en taekwondo


ació 51 días antes de que cambiara el año, el siglo y el milenio: el 10 de noviembre de 1999. Hija de un agente de bienes raíces y de una irlandesa ex reina de belleza en Chicago, hizo sus primeras publicidades cuando era apenas un bebé de meses. A los 6 años la familia se mudó a Los Ángeles porque Kiernan Shipka –Kiki– había conseguido el papel que la haría famosa: el de Sally Draper en Mad Men, la niña que vimos crecer frente a cámara, como a Laura Ingalls en La familia Ingalls. Desde el primer capítulo, cuando era una rubiecita adorable y revoltosa que corría con una bolsa en la cabeza por una casa suburbana de los años 60 hasta los últimos, ya toda una adolescente, bien plantada ante sus padres separados, genuina y frontal, pasaron nueve años y siete temporadas de una las mejores series de la historia de la televisión. “La mitad de mi vida fue Sally Draper. Para mí era lo normal”, dice hoy, meses después del final de la serie. En cada temporada fue ganando líneas y más cámara y más de una vez se robó el show. Una escena: la vez de su despertar sexual, frente a un programa de TV, en la casa de su vecino, el raro de Glen. Otras: los breves y luminosos entendimientos con su madre Betty, en una relación donde en general primó la rivalidad. Sally corriendo a los brazos contenedores de su madre después de hacerse señorita en un museo o el primer cigarrillo compartido en el auto. “Prefiero que fumes delante mío a que lo hagas por atrás –le dice Betty–. Además, seguro que tu papá ya te dio alguna cerveza”. “Mi papá nunca me dio nada”, contesta Sally, imperturbable, sin dejar de mirar al camino. O esa escena de quiebre, en la que quedó claro que no era un personaje secundario más –como sí lo fueron los de sus hermanos en la ficción, Bobby y Eugene Scott– cuando irrumpe llorando en una cocina en penumbras para reprocharles a sus padres por qué se están riendo, si solo hace unas horas que enterraron a su abuelo, su abuelo adorado, el que le enseñó a manejar, con el que compartió helados e

historias. El final de esa escena es perturbador: Sally recostándose en el piso del living mientras en el noticiero pasan imágenes del monje budista quemándose a lo bonzo en 1963. “Es un prodigio”, dice Matt Weiner, creador de Mad Men, sobre Kiernan. Ella cuenta que le rogó a su madre, Erin, que consintiera todos los pedidos de la producción. Nunca un pero a nada. Y así fue creciendo su personaje. En la serie ella representó una generación: la que vio guerras y la llegada a la luna a través de una pantalla, la que creció en familias rotas, la que deliró con Los Beatles –el alarido de Sally, cuando su padre le anuncia que irán a ver a la banda de Liverpool, es el de una generación–, la que usó minifaldas y se encaminó al flower power. “Sally y yo somos personas diferentes, que crecieron en diferentes épocas. ¡Y mi familia es mucho más feliz que la suya! Pero la admiro un montón. Adoro haberla tenido en mi vida”, dice, y admite que no vio la serie completa hasta hace muy poco, una vez que se enfermó y decidió entrar a Netlfix. Kiernan, que no es Sally, hoy es: dulces 16 recién cumplidos, chica del milenio, ojos de animé y cejas tupidas, 1,57 de altura. Cinturón negro de taekwondo, admiradora de Grace Kelly –tiene algo de su belleza principesca, algo contenida– y de la cantante Adele. El high school lo dio libre por internet y planea hacer lo mismo con el college. No tuvo novios o no los hizo públicos. Tras el final de Mad Men, recibió elogios por su protagónico de Catherine en una versión televisiva del clásico Flores en el ático, la historia de cuatro hermanos que crecen encerrados en el altillo de una mansión, por la codicia de su propia madre. También hizo un cameo para el popular show de Tina Fey en Netflix Unbreakable Kimmy Schmidt y actuó en tres películas más: Fan Girl, February y One & two. Mad Men habrá terminado, pero la carrera en cine de Kiernan recién está empezando. Cantante aficionada, declaró que le gustaría actuar en un musical. En twitter se la ve poco, pero instagram es la red social en la que mejor se mueve. Con 216.000 seguidores, sube fotos de sus

viajes, de sus amigos, de los desfiles a los que la invitan y sobre todo de los platos que come. Tacos mexicanos en Nueva York, una cena en el bistró parisino Le Baratin, tés matcha, macarons rosados de Pierre Hermé, tostadas con mermelada y cajas atiborradas de donas, huevos poché. “Estoy siempre posteando”, admite. En estos años también se convirtió en un icono teen de la moda. Fue nominada por InStyle como reina adolescente más trendy y marcas como Delpozo, Miu Miu, Antonio Berardi, Armani, Moschino y Chanel la acompañan en todos sus eventos. “Soy una verdadera fan de la moda. Es una manera muy cool de expresarse. Mi estilo está cambiando permanentemente”, afirma. En su ropero todo es orden y la ropa –alguna la diseña ella misma– está clasificada por temporada. Kiernan tuvo una escuela de actuación de primera línea: actuó con los mejores, aprendió de los mejores. El personaje de Sally le ayudó a desplegar las alas de la actuación, pero hoy busca volar hacia nuevos rumbos. Talento tiene. Encanto, también. –Cecilia Boullosa

39 Febrero 2016

N

Chica del milenio, ojos de animé y cejas tupidas, 1.57 de altura. Cinturón negro de taekwondo, admiradora de Grace Kelly –tiene algo de su belleza principesca, algo contenida– y de la cantante Adele.


Es evidente que fue una niña pequeña hasta hace solo cinco minutos, pero cuando se larga a cantar Half the world away o Running with the wolves su voz potente y sus movimientos quebrados de marioneta de Tim Burton construyen en escena una artista gigante.

C

osas que sucedieron en 1996: nace Hotmail y se presenta como el primer correo electrónico gratuito; Los Ramones –los originales– tocan juntos por última vez; Lady Di y Carlos finalmente se divorcian; se realiza en España el primer implante de corazón artificial; en México liberan a Keiko, la orca real detrás de la historia de Willy. Ese año también el grotesco Festival de la Canción Eurovisión se celebró en Noruega y una ignota representante irlandesa, Eimear Quinn, de la que nadie nunca más escuchó hablar, se llevó la victoria. Para seguir con las efemérides absurdas, el 15 de junio de 1996 la música perdía a una cantante extraordinaria –se moría en Beverly Hills la enorme Ella Fitzgerald– y veía nacer a una niña que dos décadas más tarde conmovería a todos con su modo de pararse en escena y su forma singular de cantar. Hace 20 años nacía Aurora Aksnes. Ayer no más. Pequeño ángel

40 Febrero 2016

Desde hace una década, Suecia, Dinamarca y Noruega son usinas de exportación de productos culturales que componen un imaginario de aquello que de este lado del Atlántico podemos imaginar que la península escandinava es: elegancia extrema, diseño, bienestar social, PBI altísimo –casi tan alto como sus estadísticas de suicidios… ¿mito?–, y una atmósfera oscura de cielos grises y silencios. Eso, al menos, se respira en las novelas negras –de Mankell a Jo Nesbo-, en la obra del escritor/rockstar del momento Karl Ove Knausgård, en las historias de vampiros –recordar la escalofriante y bella Let the right one in–, en un puñado de sombrías series para televisión –de Forbrydelsen a Bron Broen, reversionadas (y empeoradas) en Estados Unidos como The Killing y The Bridge– y la lista sigue. De allí viene Aurora Aksnes, o simplemente Aurora, de la tierra de horizontes grises y bosques nevados, paisaje que ella misma propone como influencia para su

tono íntimo y melancólico. Pero, ¿quién es Aurora, esta niña que ni siquiera cumplió los 20 y ya empieza a sonar en radios y charts del mundo? Pianista desde los 6, compone canciones desde los 9 –de hecho algunos temas que canta hoy en sus shows son reversiones de aquellas primeras composiciones de infancia–, Aurora es un secreto a voces que ya puede descubrirse online buscando algunos temas de su inquietante disco debut All my demons greeting me as a friend. Con algo de duende del bosque y mucho de niña extraña y sexy, la diminuta rubia puede contar el cuento que tantos otros menos talentosos que ella contaron alguna vez: un amigo de la escuela subió sin su permiso unas canciones en un sitio de música online de Noruega. No pasó demasiado tiempo antes de que la descubrieran los oídos atentos de las discográficas regionales y Aurora en tiempo récord terminó contratada por la compañía inglesa Decca Records. Por momentos, cuando se la escucha hablar con sus expresiones y gestos frágiles, es evidente que fue una niña pequeña hasta hace solo cinco minutos, pero cuando se larga a cantar Half the world away o Running with the wolves su voz potente y sus movimientos quebrados de marioneta de Tim Burton construyen en escena una artista gigante. Su estilo es singular: cerca de voces femeninas tremendas como las de las islandesas Olof Arnalds o la propia Björk, el sonido de sus canciones también recuerda al dúo sueco First Aid Kit y hasta trae ciertos aires folk de Bob Dylan, quien, junto con los Chemical Brothers, son –según la propia Aurora– su única gran influencia. En 2014, con 18 años recién cumplidos, debutó tocando en vivo en Estados Unidos en el CMJ Music Marathon de Nueva York, un festival que por 35 años ha venido funcionando como plataforma de lanzamiento de las nuevas voces. Pero no fue hasta marzo del año pasado cuando su nombre estalló en el único sitio en el que verdaderamente importa estallar hoy: la virtualidad. Y fue cuando Katy Perry la alabó a través de su

cuenta de Twitter para sus 80 millones de seguidores: “Un nuevo ángel de la música hace latir mi corazón @auroramusic”; 5.800 retuits y 12.500 likes más tarde, el mundo de la música empezaba a hablar de Aurora. Para terminar un año meteórico, la niña noruega le puso la voz a la edición 2015 del aviso de Navidad de la marca John Lewis. Los cortos de la mega tienda inglesa son un clásico de cada diciembre. Con un presupuesto de más de un millón de libras, esta vez Aurora cantó la canción Man on the moon, escrita especialmente para la ocasión por Noel Gallagher. Luego del lanzamiento y de 23 millones de views, los que aún no sabían quién era Aurora comenzaron a sospechar. Mientras tanto, en el mundo real, ella sigue de gira por Inglaterra y otros países europeos, con gran parte de los shows sold-out, presentando sus sonidos dulces y melancólicos. –Amalia Sanz


Mercado de futuros II

Tan boreal 41 Febrero 2016

¿Quién es la nueva perla de la península escandinava, esa tierra fértil en talentos que aprendieron a convertir la melancolía en elegancia? Conozcan a Aurora, la niña cantora de Noruega que con su voz angelical y quebradiza conmueve al mundo


comunidades

Componen, ejecutan, graban y se producen. Consiguen el sonido que quieren y eligen con cuidado dónde y cuándo tocar en vivo. No pasan de los 30 años. Un cuerpo de músicos en su auge creativo capitaliza su inspiración y multiplica sus efectos a través de La Órbita Irresistible, una plataforma que congrega talentos, distribuye tareas y potencia la creatividad y la inspiración

Full de corazones

C

Por Jeannette Sauksteliskis Fotos matilde campodónico

42 Febrero 2016

uatro golpazos en la puerta de calle, que se parecen a la irrupción de un espíritu, interrumpen la conversación. “Ese es Paul”, dice Ignacio Vecino, y los golpazos se repiten: “Es que no hay timbre”. Acto seguido, baja la escalera del caserón de altos ubicado sobre la calle Cerro Largo a la altura de Julio Herrera y Obes para abrir la puerta. El ventilador hace su trabajo pero el calor es muy intenso. Unos segundos más tarde llegan a la sala Paul Higgs y Sebastián Rodríguez, con sus pelos largos y negros, acompañados de Vecino. Estamos en casa Yeti –distingo que lleva la morada– para hablar de La Órbita Irresistible, una formación musical espontánea, levemente compleja a la hora de asignarle definiciones,

pero lo suficientemente abierta para aceptar descripciones. Por un lado, es un colectivo de músicos –menores de 30 años– que juntó naturalmente sus afinidades para hacer música y el cual, a partir de ese quehacer, fue gestando una plataforma que congrega a casi 20 personas y más de una decena de bandas. Otra visión la aportaría Fernando Pacheco –Pache– unos días más tarde: “Empezó siendo un grupo de amigos que nos juntamos a tocar porque nos caemos bien y nos vamos juntos de vacaciones, pero de golpe empezó a ser una cosa más seria, un sello”. Como un tercer pliegue descriptivo es posible afirmar que se trata de un grupo de amigos músicos que se autogestionan y comparten momentos privilegiados de creación.


Cuando Paul Higgs, desde su delgadez y su tono grave y pausado, recita el nombre de las bandas de La Órbita, parece pronunciar un mantra psicodélico y luminoso: “Adan Yeti, Algodón, Mapache, Mountain Castles, Piel, Oso Polar, Marino, Cascables, Lenk, Los cables, La medio siglo, Hipernaranja, Estación alga”. Todo empezó hace apenas dos o tres años. Por un lado, Vecino y Pacheco estaban haciendo música juntos y fundando su proyecto Triboi, un sello digital que nuclea algunas bandas y que todavía existe como un pequeño submundo dentro de La Órbita. Triboi, asentado en casa Yeti, graba y produce los trabajos de Adan Yeti, Mountain Castles, Marino y Lenk. Además, los integrantes de esta primera banda comparten la casa; de ahí el nombre Yeti, porque juntos habitan en el caserón de la calle Cerro Largo. Por aquella época, Paul Higgs y Sebastián Rodríguez, recién regresados de un verano, se habían embarcado en un proyecto llamado Golpe de luz: “Invitábamos a amigos nuestros que tenían canciones y con una camarita que tenía Paul filmábamos un plano fijo de sus interpretaciones y lo largábamos en un tumblr”, explica Sebastián. Las primeras sesiones del Golpe de luz están filmadas a contraluz, con los ejecutantes parados o sentados delante de una ventana semicerrada a través de la cual se filtran haces de luz. El efecto no es la propagación de la luz como

elemento fotográfico, sino más bien la revelación de la luz a través de las ejecuciones: “Hay algunas interpretaciones ahí que son divinas, de dios”. A trip together El nombre del conglomerado de músicos proviene de una frase de la canción de Morphine: Let’s take a trip together, headlong into the irresistible orbit (hagamos un viaje juntos, rápidamente, de cabeza, hacia la órbita irresistible). Por aquellos días Paul escuchaba mucho el disco Cure for pain, mientras trabajaba junto con Sebastián en el disco de Mapache. Ambos músicos producen y graban el resto de los discos de la Órbita desde La cueva, otra de las locaciones técnicas, situada en Punta Gorda. Fue entonces cuando el camino se hizo uno y se produjo el encuentro de Vecino, Higgs, Pacheco, Rodríguez, Etchenique, Gallardo y el resto de la troupe. Paul recuerda: “Era como el mismo universo pero paralelo. Creo que la fiesta de la unión fue una que hicimos en Madre Selva, un espacio cultural que había en Durazno y Minas. Y ahí fue como que se consolidó la amistad más fuerte, por ejemplo, a Pache, Ale y Martín, que son de Adan Yeti, los teníamos de vista y sabíamos que estaban tocando, pero no nos habíamos parado el uno frente al otro a decirnos: ‘Ah, así que somos amigos’. Y esa noche literalmente pasó eso”. A partir de ahí nació La Órbita. ¿Por qué agrupa a tantas bandas? Sencillamente porque hay muchos compositores. Por

“Estamos en ese punto de inflexión en el que La Órbita deja de ser un club de amigos y empezamos a tomarnos en serio que es un sello y que importa hacer un filtro artístico y otra cantidad de cosas. Capaz es una estupidez pensar en esto demasiado, pero igual está bueno tenerlo en cuenta. En este momento nos estamos dando cuenta, y hablamos y estamos muy serios con eso”

Paul Higgs, 22 años Bandas: compositor en La medio siglo, Algodón, Los Cables, Mapache e Hipernaranja Además: Oso Polar, Cascabeles

Sebastián Rodríguez Ferreira, 23 años Bandas: compositor en Los Cables e Hipernaranja Además: Mapache, Algodón, Oso Polar, Piel y Cascabeles

Mariano Gallardo, 25 años Bandas: compositor en Lenk y Los Cables Además: Algodón, Mountain Castles, Oso Polar

A disposición para “cualquier cosa que se necesite, se deba hacer o haya que llevar a cabo”. Suele publicar contenidos en la web, grabar y producir discos y filmar videoclips. “Son infinitas las cosas que inspiran a las personas, puede ser todo, literalmente. Los Beatles, los Red Hot, Pedro Duarte, el Capitán Tenazas, el amor, las relaciones de amistad, las relaciones sexuales, bailar funk, Claudio Taddei”. ¿Otras actividades además de la Órbita? “Soy profesor de nado en gelatina de cereza, salgo a correr, me gustaría volver a las clases de canto con el ángel Juan Dittrich, y con Seba hacemos música para publicidad. Disfruto mucho cocinar en un wok”.

Además de tocar el bajo, el teclado y el microKorg, graba, mezcla y produce, junto con Paul Higgs, varios discos de la Órbita. Edita videos, diseñó la web, sube contenidos y elabora afiches: “En la Órbita todos hacemos un poco de todo, en todo momento”. También hace música para publicidad y videos: “Esto nos permite estar entregados por completo a la música y tener la cabeza en eso todo el tiempo”. ¿Qué tipo de satisfacción le provoca la música? “Creo que una es la libertad; para hacer música no hay reglas, podés hacer lo que quieras y llegar a cosas increíbles. Otra es que te lleva a vivir cosas muy locas y conocer personas muy locas también”.

Canta, toca la guitarra, el teclado, el bajo y la batería. Hace videos promocionando los toques, filma a las bandas en vivo y diseña afiches. Viene de familia melómana: “De chico escuchaba mucho a mi hermano tocar un piano de cola negro, que de por sí tiene una presencia importante”. Seguidor de los Beatles y sus carreras solistas, Simon & Garfunkel, Mateo, Tom Jobim, Red Hot Chili Peppers, los Strokes y, últimamente, MGMT. ¿Un proyecto? “Estuve componiendo y grabando canciones para Lenk y planeo llevar esas canciones al formato de banda y tocarlas en vivo. Me gustaría ampliar la instrumentación y sumar amigos para tocarlas”.

43 Febrero 2016

Triboi y el Golpe de luz


comunidades

> laorbitairresistible.com

enlaces a la órbita

> laorbitairresistible.com > golpedeluzreal.tumblr.com > triboirecords.tumblr.com

Ignacio Vecino, 29 años Bandas: compositor en Mountain Castles, Adan Yeti y Marino Además: Lenk

44 Febrero 2016

Compone y graba. Canta, toca el bajo, la guitarra y sintetizadores. Además, produce. Es uno de los habitantes de Casa Yeti sobre la calle Cerro Largo, la vivienda que comparten varios músicos y en la cual ensayan, graban y componen. ¿Cómo es una rutina en la casa? “Cuando grabamos nos colgamos horas y trabajamos juntos. Después es como en cualquier otra casa, cada uno con sus cosas y muy tranqui todo. Siempre hay algo musical sucediendo, si no se graba, alguien toca la batería, o Martín hace sonar el contrabajo, o Pache tira unos acordes en la eléctrica. Lo demás lo vamos manejando sobre la marcha, no somos muy buenos amos de casa, pero se hace lo que se puede”.

ejemplo, el proyecto solista de Higgs es Algodón y eso supone tocar sus canciones y lo mismo sucede con los demás: “Alguien hace canciones y ya tenemos la confianza plena en la musicalidad y en la ejecución del instrumento, o la amistad suficiente para que la ejecución o la musicalidad queden de lado y quieras tocar con tal persona porque es tu amigo. Si hacés canciones y querés hacer una banda, la banda está. Ya no cuesta formar una banda para tocar canciones en vivo o para grabarlas. Dentro de La Órbita hay grupos que tienen distintos funcionamientos". Ante la pregunta algo impertinente de la definición, Paul describe su música como “psicopop posmoderna hiperagradable”, mientras Vecino habla de rock and roll y Gallardo de posópera. La Órbita abarca proyectos musicales en inglés y otros en español, pero por sobre todo se trata de libertad, hacer lo que desean y conseguir el sonido que les gusta: “Hay una sinceridad en la música y una libertad que creo que se nota y por eso la gente está respondiendo”, concluye Seba. Dedicados, estudiosos y trabajadores, varios de los integrantes hacen música para publicidad o videos diversos –se ganan la vida–, participan como músicos en otras bandas y tienen claro los pasos a seguir. Se autogestionan, diseñan sus afiches, crean páginas web, difunden los toques, se ocupan de los traslados y producen, filman y editan sus videos. A veces consiguen la colaboración de amigos o de otros colectivos de trabajo, como los visuales de Pichón Ameba. Tienen ideas todo el tiempo: “Creo que estamos sembrando la solidez de las bandas para que puedan ser reconocidas afuera como algo que está bueno llevar. Con un disco no hacés mucho, entonces hay que sacar un video, algunos videos en vivo y también te tienen

Fernando Pacheco, 28 años Bandas: Compositor en Adan Yeti Además: Marino

Su instrumento es la guitarra y pedales, pero también juega con todos. ¿Qué le gusta tocar? “La música que más me gusta es la que me mueve sentimientos y me hace imaginar o revivir cosas. Cuando hago música busco generarme esos estados. Creo que todos aportamos algo único porque cada uno tiene una forma particular de tocar. En el Yeti eso es súper importante; si cambiaras una pieza, sería otra banda. Es una banda muy horizontal, trabajamos juntos en la composición, la producción musical, nos grabamos y hacemos la producción de los toques. Más o menos todos somos todo”.

Agustín Piña, 25 años Bandas: Algodón, Mapache y Lenk.

Toca la guitarra. Su saga musical arrancó con los Beatles y las clases de teclado a los 8 años. A los 15 descubrió a los Rolling Stones y, más adelante, se enamoró eternamente del blues. ¿Por fuera de la música? “Mi vida transcurre entre la música y la arquitectura. Tengo etapas en las cuales me dedico únicamente a mi carrera, otras en las que me dedico a la música y otras en las que trato de mantener un equilibrio (sin éxito). Me gusta escuchar cualquier cosa que suene sincera. Si es hecho con amor, se nota. Cada día intento tocar lo indispensable para lograr transmitir un concepto”.


Juntos a la par Fernando Pacheco describe bien el presente del colectivo: “Estamos en ese punto de inflexión en el que La Órbita deja de ser un club de amigos y empezamos a tomarnos en serio que es un sello y que importa hacer un filtro artístico y otra cantidad de cosas. Capaz es una estupidez pensar en esto demasiado, pero igual está bueno tenerlo en cuenta. En este momento nos estamos dando cuenta, y hablamos y estamos muy serios con eso”. También están viajando a Buenos Aires, conociendo gente y haciendo contactos. Un disco físico de Algodón saldrá pronto en Chile. Son extremadamente sensibles y amables así como hábiles. Comprendieron desde el principio la invalorable ganancia de trabajar colectivamente: “Cuando estuvo pronto el disco de Algodón, después de varios meses de haber estado grabando en casa, La Órbita fue la plataforma para compartir ese prototipo de una forma organizada, bajo el ‘manto’ de un sello, porque con las grabaciones que aparecen en internet

Francisco Etchenique De Castro, 30 años Compositor y baterista en Adan Yeti Además: baterista en Algodón, Marino, Lenk y Estación Alga

Toca piano, batería, guitarra y bajo. Viene de una familia musical; su bisabuelo, Pascual Restuccia tenía un cine cuando las películas eran mudas y los músicos tocaban el piano para acompañar la proyección. Su bisabuela y sus dos hermanas eran pianistas y tenían un conservatorio de música clásica. Allí aprendió a tocar su abuela, una concertista que inició a Francisco en el piano. La batería llegó a través de su padre, el gran Gustavo Etchenique “a los doce le pedí que me diera clases de tanto ver tocar a los hermanos Monetti, grandes músicos y compañeros del liceo. Además estudié comunicación, amo el cine y la literatura. También me formé en la técnica Alexander.

nunca sabés quién está atrás” dice Paul. De este modo queda excluido el mundo jerárquico individual de créditos y estrellas: “Creo que cada vez es menos individual lo que hacemos a la hora de tocar. Y hacemos todo únicamente por la música, para que suene mejor o se expanda más, o necesariamente para llegar a hacer mejor música, evolucionar musicalmente o sónicamente. Lo de estar juntos ayuda a eso. Insisto en lo de la amistad y en todo el tiempo que pasamos juntos por la música. Tener este grupo de amigos ayuda a que las composiciones sean mejores, lo de La Órbita es algo muy motivante. Es como que todos potenciaron lo de todos”.

“Cada vez es menos individual lo que hacemos a la hora de tocar. Y hacemos todo únicamente por la música, para que suene mejor o se expanda más, o para llegar a hacer mejor música, evolucionar musicalmente o sónicamente”

La epifanía El celular de Paul suena y atiende. De lejos, parece tratarse de un modelo antiguo: “Era un número desconocido y tuve que atender, es tan divertido cuando llama un número desconocido… me da una intriga tan fuerte”. Tecnología casi obsoleta usada con alegría, curiosidad y mucha imaginación. Saber ir para atrás y reformular. Como La Órbita Irresistible están por sacar un disco de covers en el que aparecerán versiones como la de Polaroid de locura ordinaria de Fito Páez –ya publicada en youtube–: “Compramos una consola vieja, divina y japonesa, en un lugar rarísimo que vio

Gati O “sin nombre”

Vive en casa Yeti, habitada por todos los integrantes de la banda Adan Yeti. La casa es una de las bases donde parte del colectivo ensaya, graba y también produce música. La otra base es La Cueva, en Punta Gorda, donde generalmente se graban los trabajos de Algodón, Mapache, Los Cables, Oso Polar y Cascabeles, entre otras bandas. No hay registro exacto de cuánto tiempo hace que Gati habita en la casa, pero sí sólidas pruebas de su voluntad inquebrantable de integrar el universo musical.

Nacho, e hicimos el experimento de grabar y mezclar todo ahí”. Vecino hizo un tema de los Beatles y prepara otro de los Rolling Stones, habrá uno de Fleetwood Mac, When you say, “un tema de la primera época del que no encontramos ningún cover en internet”, otro de Sui Generis, probablemente esté pronto el cover de Mi semilla, de La vela puerca, algo de Led Zeppelin y Bob Dylan y una versión de Dulce condena, de Andrés Calamaro. A veces, el tiempo parece no alcanzar pero están 100% entregados a la música. Tuvieron que hacer cambios, adaptarse con los vínculos y la vida en general. Las horas de composición y estudio se escurren como agua entre las manos, pero todo se trata de sembrar. Es una apuesta que tiene que ver con el presente pero también con el futuro. Les gustaría conseguir hacer un disco y salir de gira, como a cualquier banda contemporánea y comprometida en el mundo. “Hay muchas cosas que se nos fueron dando casi por sí solas, sin forzar ni buscar nada, así que hay que estar un poco tranqui, sin obsesionarse con cosas que capaz nunca te pasan. Hay que focalizarse con lo que se puede hacer ahora, buenos discos y buenas canciones”, define Sebastián. “Hay tanta cosa para hacer… es demencial. Además, ahora mismo estamos funcionando a una velocidad rápida”, reflexiona Vecino, mientras que Paul, esa figura longuilínea de ademanes señoriales y algo infantiles, se estira y expande sus ideas: “El otro día Pancho [Francisco Etchenique] me contaba que Bob Dylan, refiriéndose a sus discos más tempranos, sentía que en algunos casos fueron escritos por una persona completamente diferente a él, y que ahora le salía otra cosa. Pienso en la creación o la composición artística como algo casi infinito o imparable. Yo siento que estamos viviendo así, en un momento de luz, y a veces me pregunto si esto durará para siempre”.

45 Febrero 2016

que escuchar en vivo. Estamos generando material y terminando los primeros y segundos discos de las bandas”, define Sebastián. También arman carpetas, juntan fotos, recopilan el trabajo hecho durante los últimos dos años. En otros términos: se producen.


46 Febrero 2016


ENTREVISTA

Caída del cielo

Natalia Zuazo

Fácil de usar, difícil de entender. Internet es tan cotidiana como una taza de café con leche, pero pocos saben cómo es, dónde está, quiénes son sus dueños y qué se hace con todos los datos, preguntas, fotos y opiniones que cada día depositamos en ella. Natalia Zuazo, periodista y politóloga argentina, escribió Guerras de internet para derribar mitos y revelar verdades sobre el sistema nervioso del siglo XXI

Por Cecilia Boullosa Foto Alejandra López / Gentileza Random House Argentina difundir el último gadget. Para ella, chica de finales de los años 70, que tuvo su primera computadora en 1987 –una IBM PS/2– y se conectó a internet por primera vez un viernes de tarde en 1994, internet –el sistema nervioso del siglo XXI, como lo definió Cory Doctorow en Wired– es un lugar donde se libran guerras económicas, políticas y tecnológicas que nos atañen a todos. ¿Qué implica dejar de pensar como usuarios y empezar a pensar como ciudadanos? Implica decidir lo que hacés en internet sin necesariamente comprarte todo lo que te venden. El caso más claro es el de las aplicaciones de celular: hay una oferta enorme de aplicaciones y, cuando te las bajás, ni siquiera te preguntás qué está pasando con tus datos en ese momento, a quién se los estás cediendo. Escribí Guerras de internet para que cuando la gente tome esas decisiones sepa quiénes son las personas que están detrás de internet. De la misma forma que cuando vas a un supermercado y te enterás que contrata trabajo esclavo o vende soja transgénica podés tomar una decisión con esa información. En general la tecnología tiene un halo mágico y hermoso y el periodismo siempre te cuenta lo nuevo, lo último, pero no se mete demasiado con otros temas. ¿Usás todas las redes sociales? Las uso con criterio. A Facebook lo uso principalmente para distribuir información sobre mi trabajo. Twitter lo utilizo bastante, estoy bastante a favor de Twitter, me parece una buena herramienta. ¿Por qué no la analizaste en particular en el libro? Porque me parece muy útil como herramienta de comunicación, la defiendo bastante. Censura muy poco ante revoluciones y protestas, es muy difícil que Twitter acepte un pedido para dar de baja el servicio. Se han negado en muchos casos. Obviamente son una empresa

47 Febrero 2016

Antes de empezar a escribir Guerras de internet Natalia Zuazo hizo una pequeña encuesta entre 50 conocidos. Quería saber qué era para ellos internet. Cómo pensaban que funcionaba y quiénes creían que la manejaban. También les pidió que la dibujaran. La mayoría la representó como una nube que nos sobrevuela, como algo intangible, algo mágico y sagrado. Los resultados, en los que hubo además de varias nubes también muchos “no sé”, la convencieron de que tenía que salir a contar internet desde la materialidad más llana: desde los cables, la tierra, los tubos, el agua y los centros de datos aburridos –“como supermercados vacíos”– que se quedan solos de noche titilando para que nosotros podemos armar o desarmar una cita por whatsapp, ver el último capítulo de House of Cards en Netflix o poner en instagram la foto del plato que estamos cocinando. En una frase: bajar a internet de su pedestal. Secularizarla. Para hacerlo, Zuazo viajó a sórdidos balnearios bonaerenses, que esconden bajo la arena, sombrillas y el agua salada, los caños que conectan a Argentina con el mundo. Entrevistó a técnicos, a ingenieros, a hombres que pasan su vida en alta mar instalando y reparando cables submarinos. Pasó horas en fríos datacenters. Y una vez que entendió y contó dónde está y de qué está hecho el animal que nunca duerme y jamás deja de hacer conexiones, contó también otras cosas: por dónde pasan los datos (de todos) y las decisiones (de algunos), quiénes son los dueños de los caños y quiénes son de los contenidos (pocos), quiénes hacen las leyes de internet (pocos), cuál es el camino de los datos que subimos a la Red (intrincado). Quién y cómo los maneja (de nuevo, pocos). “Internet es la estructura artificial más grande y compleja creada por la humanidad. Pero sus dueños materiales no son tantos y pueden dividirse en dos grandes grupos: los proveedores de tránsito y los proveedores de contenidos”, explica Zuazo, quien desdeña del periodismo de tecnología que solo se ocupa de


ENTREVISTA

¿Por qué somos capaces de estar quejándonos del “Estado permanentemente pero no somos capaces

de ver eso en las corporaciones? Creo que es una tendencia antipolítica. De pensar que todos los males están en la política y que las corporaciones no hacen política. Las corporaciones hacen todo el tiempo política e invierten mucho dinero en hacerlo

que gana plata y que busca ganar plata. En cambio Facebook ha hecho cosas muy graves. Tienen un departamento de Data Science, donde analizan cada dato y lo usan para hacerse marketing a sí mismos. Han hecho investigaciones sin avisarles a sus usuarios, cambiado términos y condiciones todo el tiempo. Hay varios escritores e intelectuales, de la generación que hoy tiene 50 años, que no usan las redes o tienen una visión bastante apocalíptica sobre ellas. Fabián Casas dijo, por ejemplo, que “son el peor invento del mundo”. ¿Qué opinás sobre esa postura? A mí me parece súper respetable. Yo trato de no caer ni en el tecno-optimismo ni en la paranoia distópica total. Pero me parece muy valioso un tipo que pueda salirse hoy de las redes sociales y de internet en ciertos momentos, porque es obvio que no te podés salir totalmente. Son las decisiones que nos hacen conservar el cachito político de ciudadanía que nos queda en el mundo de hoy. Creo que es una decisión anticonsumista. Yo cito una frase de Christian Ferrer: hasta qué punto no hay un uso narcótico de la tecnología para suplantar algo que por otro lado no te podés dar a vos mismo, otro tipo de placer, otro tipo de conexión. ¿Lo pensaste como un libro de divulgación? Sí. Estoy muy convencida de que se necesita mucha más divulgación sobre estos temas. Son temas en general tratados por abogados o por técnicos, pero casi nada por periodistas.

48 Febrero 2016

¿Por qué le reclamamos al Estado que no nos espíe pero nos preocupa tanto que lo hagan las empresas? Leí un libro antes de empezar a escribir el mío: El consenso de los conectados, de Rebecca MacKinnon. Es un libro que ya es viejo, pero su pregunta es esa: por qué somos capaces de estar quejándonos del Estado permanentemente pero no somos capaces de ver eso en las corporaciones. Creo que es una tendencia antipolítica. De pensar que todos los males están en la política y que las corporaciones no hacen política. Las corporaciones hacen todo el tiempo política e invierten mucho dinero en hacerlo. En todas las empresas de tecnología hay gente dedicada a políticas públicas. Lo primero que hace Google cuando se instala en un país es poner gente que haga lobby político para que cuando vengan los sindicatos a decir “nos están quitando trabajo”, ellos tengan alguien ahí en el Congreso o en el despacho del político para decirle que esto genera también trabajo de otra forma. Pero no lo podemos ver, suele no ser transparente. Esa es la trama de la política.

Según contás, el mundo de internet está hiperconcentrado. Un grupo de empresas que se cuentan con los dedos de una mano resuelve los caminos de internet de 2.400 millones de usuarios en casi 200 países. Sí, tenés dos capas de poder importantes: las empresas de infraestructura, que son las antiguas telcos, que son las que proveen la infraestructura básica y el servicio, y luego están las empresas de contenidos. Que ahora también quieren participar en el negocio de la infraestructura. En un principio hubo un choque: el de la neutralidad. Hace poco salió un informe que reveló que Netflix se come el 25 o el 35 % del ancho de banda en Estados Unidos. Entonces hay disputas sobre quién tiene que invertir para mejorar la velocidad de conexión. Pero hoy algunas empresas de contenidos se están dando cuenta de que les conviene intervenir en dar acceso a internet. Y eso es lo que está haciendo Mark Zuckerberg con el proyecto internet.org, que ya está empezando a funcionar en la India, en algunos países de África, en Perú. ¿Por qué lo está haciendo? Por una sencilla razón. Porque todavía hay gente fuera de mercado de internet: si hay un 57 % de la población del mundo que no está conectada, ese es un mercado que quieren ganar para seguir vendiendo. El peligro es que internet comience a ser sinónimo de Facebook. Y que lo primero que veas cuando te conectes sea la aplicación de Zuckerberg, que está filtrada. Estás generando una internet de segunda o una internet para pobres. Para mí es peligroso, es generar otra brecha digital. Hay muchos mitos en relación con la deep web. ¿Te interesa ese mundo, lo exploraste? No, no me interesa para nada, no me metí. El libro lo escribí pensando en mi mamá, que es una mujer joven todavía, que usa la tecnología mucho y que, cada vez que yo le advertía sobre alguna cosa, “fijate qué programa utilizás” o “no confíes en la nube”, ella me preguntaba por qué. Mi camino fue ese, el mismo camino que cuando escribo mis notas. No es explicarle al que ya sabe. Cualquiera que navegue en la deep web tiene un conocimiento alto de seguridad para no dejar un rastro, sobre todo si va a cometer un delito. EL CORAJE ES CONTAGIOSO “Edward Snowden nos ha recordado sencillamente a todos la extraordinaria capacidad de cualquier ser humano para cambiar el mundo”. Esta cita –extraída del libro Snowden. Sin un lugar donde esconderse, del periodista y abogado estadounidense Glenn Greenwald– abre


¿Cómo se recordará 2013 y las revelaciones de Edward Snowden en la historia de internet? Fue un momento bisagra. Se empezó a escuchar más a los hacktivistas que hacía rato venían denunciando que internet estaba siendo usada por el gobierno de Estados Unidos para espiar a ciudadanos y a otros países. Pero Snowden fue el primero en mostrar los documentos. Escribís que fue el momento atómico de los informáticos: cuando tomaron conciencia de que los programas que producen pueden usarse también para dañar. Y no en un régimen opresivo, sino en un mundo que creíamos libre. Claro. A partir de las revelaciones de Snowden varios países alejados geopolíticamente de Estados Unidos, como Rusia, como China o Brasil, vieron una oportunidad para democratizar más los procesos de internet y su gobernanza. Históricamente todas las cuestiones de internet las terminaban decidiendo los mismos: Estados Unidos y sus empresas de tecnología muy vinculadas al mundo militar. ¿Es posible recuperar esa libertad de los principios de internet de la que hablan Edward Snowden o Julian Assange? Creo que no. Y que sería una batalla estéril. La verdad es que internet está privatizada. Tanto la infraestructura como en las plataformas. Lo que más me preocupa de eso es lo que genera en la concentración de la palabra. Que vos solamente te estés informando a través de tres medios y que todo esté filtrado por Facebook que, además, filtra las palabras, filtra los contenidos. Vos no podés poner muerte, no podés poner una imagen con sangre. ¡Ni siquiera podés poner una teta! Entonces si vos no podés subir una teta a una red social, hay un problema ahí de distorsión de la realidad que es preocupante. Todo lo que sea generar alternativas a esa comunicación a mí me parece súper valioso. Me parece que ahí hay una militancia. Cambiar la estructura de internet es como cambiar el capitalismo. En eso soy social-demócrata reformista, no soy troska. Porque la otra opción es ponernos del otro lado: no usemos nada. ¿En lo individual qué más podemos hacer? Ser mucho más concientes de nuestros usos. Y eso lleva mucho tiempo. Por ejemplo: encriptar un mail, conectarte por un chat seguro, por una red segura. Lleva bastante tiempo aprender a hacerlo, pero es lo único que te protege. Es lo único que protege tus datos, tu información, tu privacidad. Yo, como periodista, con ciertas fuentes, lo tengo que hacer. Entrevisto a jueces dedicados a cibercrimen que no te contestan un mail si no está encriptado. Y está muy bien. Para mí hay una batalla que todavía tenemos que dar que es la protección de nuestra información. Y también otras que tienen que ver con compartir información en internet, compartir datos, cultura, películas. Puedo pagar Netflix, pero cuando puedo

compartir algo, cuando puedo subir algo, lo hago. Si mi libro está en internet, me parece bien. ¿Qué papel está jugando Latinoamérica y en particular Uruguay en las guerras de internet? En Uruguay, yendo para Carrasco, para el aeropuerto, hay un lugar que se llama La casa de internet de América Latina. Es una casa donde tienen sedes distintas organizaciones de internet, sobre todo las que tienen que ver con la gobernanza técnica. Ahí está, por ejemplo, la ISOC, que es la Internet Society, una institución técnica que se formó cuando se masificó internet y que se ocupa de que el desarrollo técnico de internet vaya acompañado de desarrollo social. Y también está la ICANN, que se encarga de repartir las direcciones de internet en América Latina. Hay cinco en todo el mundo y la de América Latina está ahí. Pero además Uruguay tiene un modelo de infraestructura de internet que es un modelo muy estatal, una internet muy impulsada por el Estado, que escapó de quedarse en manos privadas y tiene una velocidad de internet bastante más alta que el resto de la región, de 9 megas por segundo. Es un modelo discutible porque es el Estado haciéndose cargo de proveer el acceso a internet, pero la verdad es que les ha funcionado bien. En Argentina tenés un modelo absolutamente monopolizado por tres empresas y un promedio de conexión de 3.5 a 5 megas. Ayer mi mamá, que trabaja en educación, me contaba que en la provincia de Santiago del Estero los maestros para bajarse un instructivo izan el celular. Lo cuelgan de la bandera para que tenga señal, descargan los materiales, conectan el celular a la compu y bajan el instructivo. Esa imagen es poderosísima para explicar lo atrasados que estamos en Argentina y ese atraso tiene que ver sencillamente con una decisión política que es no desmonopolizar el mercado.

“La tecnología funciona a veces como un placebo” Uno de los capítulos de Guerras de Internet está dedicado al mundo de la vigilancia. ¿Las cámaras son vistas como una solución mágica a todo? Lo que me llamaba la atención es que no teniendo estadísticas previas ni estudios posteriores sobre inseguridad, la solución siempre era la misma, es de manual: pongamos cámaras. Hay dos o tres empresas monopólicas que te venden la misma solución: la magia de la tecnología. Y luego está el marketing alrededor de ellas: los asesores de los políticos las mandan a los noticieros. Las cámaras son una forma más de hacer campaña. ¿Por qué existe tanto consenso alrededor de ellas? Pocas ciudades están generando un debate alrededor de su uso. Toronto es una de esas ciudades. Tal vez luego decidan instalarlas, pero antes lo pensaron. Chicago tiene muchas más cámaras que Nueva York y sigue siendo

más insegura. Mar del Plata está llena de cámaras y no bajó la inseguridad. En algunos casos está comprobado que sí son efectivas: en disuasión son efectivas, en robo de autos también. En violencia contra la mujer, los botones de pánico de las cámaras son efectivos. Pero no son efectivas para todos los casos en todos los momentos. El voto electrónico es otro caso de la tecnología usada como la solución a un problema político. Hoy tenés muchos más casos de países que decidieron no usar el voto electrónico o que lo usaron y volvieron para atrás. Ante problemas que no se pueden resolver, la tecnología funciona a veces como distractivo, como un placebo. Pongo la cámara y estoy haciendo algo. ¿Estás haciendo algo o solo estás poniendo la cámara? 49 Febrero 2016

uno de los capítulos más apasionantes de Guerras de internet, que se centra en la historia reciente del hacktivismo: Wikileaks, Anonymus y los documentos provistos por Snowden que revelaron en 2013 que el gobierno de Estados Unidos, a través de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), espió a sus ciudadanos, a empresas y a gobiernos extranjeros con la anuencia de empresas privadas como Facebook, Google y Verizon. Hay quienes comparan el coraje de Snowden con el de Daniel Ellsberg, quien en 1971 reveló Los papeles del Pentágono.


adelanto editorial

Dar aceptar: Google, Facebook y WhatsApp se apropian de nuestros datos Fragmento del capítulo 9 de Guerras de internet Cuando cumplí cinco años en mi trabajo mi jefe me regaló un reloj inteligente. El pequeño aparato, de tres centímetros por cuatro, 150 gramos de peso con caja incluida, estaba fabricado para adaptarse a mi vida. Con una batería diseñada para durar siete días, capacidad para sumergirse 50 metros en agua, recibir mensajes, llamados y escuchar mi música preferida, era el compañero perfecto para el exilio en una isla desierta. Mi jefe, un ingeniero genuinamente apasionado por la tecnología, pensó que el reloj era el mejor regalo para experimentar lo que el marketing llama la “vida smart”: objetos que se adaptan al ambiente y a nuestras costumbres, a cambio de que les demos información para que eso suceda. “Encuéntrate con Pebble, el reloj inteligente que se vuelve más inteligente con las nuevas aplicaciones creadas diariamente”, decía la caja de diseño minimalista, blanca, el mismo color del gadget. Detrás de un envoltorio transparente, sus especificaciones de fábrica me aseguraban que, si lo extraía de ese cofre de cartón y decidía atarlo a mi muñeca, podía mantenerme conectada al mundo durante una semana prescindiendo de la electricidad. Me permitía, incluso, personalizar la pantalla con la cara de mi mascota. Pero nunca me gustaron las mascotas. La idea de un animal que depende de que lo alimente a cambio de vivir encerrado en la ciudad siempre me pareció triste. El reloj era como un animal. Sólo que en vez de comida y un pote de agua diario, me pedía algo —tal vez menos tangible pero más valioso— para convertirse en mi compañero de vida más eficiente: todos los datos de mis llamadas, contactos, mails, preferencias musicales, imágenes, mis interacciones en las redes sociales. Y me prometía que, en el futuro, a medida que fuera sumando nuevas aplicaciones para hacerme la vida más eficiente, también me pediría otros detalles personales: mi pulso, el recorrido de mis caminatas diarias a través del GPS, las calorías que consumía diariamente y otros datos de mi cuerpo.

50 Febrero 2016

Extraer el reloj de la caja, pensé, implicaba un costo muy alto. No sólo suponía sacrificar mi naturaleza ajena a la dependencia, sino que significaba darle a ese pequeño aparato toda mi información personal (para que siempre pudiera ubicarme, comunicarme, ofrecerme el

producto o servicio exacto que necesitara). Era entregarle a ese fragmento de plástico, zinc y titanio cada huella de mi vida digital. Pero el trato no era sólo con un objeto. Al firmar el contrato, a través de sus términos y condiciones, también lo hacía con la empresa que lo había fabricado, con los desarrolladores del programa que ahora gestionaría mis datos, y con quienes se proponían administrar esa información que yo dejaría en las aplicaciones y servicios. Les daba, para que dispusieran de ella, mi presencia permanente, mi comunicación sin cortes, para que siempre pudieran encontrarme y saber de mí. Con eso, también les decía con quién y dónde estaba, con quién hablaba, a quién le decía “te amo”. En 1962, en su “Preámbulo a las instrucciones para dar cuerda al reloj”, Julio Cortázar escribía que cuando te regalan un reloj no te ofrecen “solamente ese menudo picapedrero que te atarás a la muñeca y pasearás contigo”. Te regalan, decía, “un nuevo pedazo frágil y precario de ti mismo, algo que es tuyo pero no es tu cuerpo, que hay que atar a tu cuerpo con su correa como un bracito desesperado colgándose de tu muñeca. Te regalan la necesidad de darle cuerda todos los días, la obligación de darle cuerda para que siga siendo un reloj; te regalan la obsesión de atender a la hora exacta en las vitrinas de las joyerías, en el anuncio por la radio, en el servicio telefónico. Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa. Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia de comparar tu reloj con los demás relojes. No te regalan un reloj, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj”. Hoy, a más de cincuenta años de la publicación de ese cuento, el poder de los objetos y la tecnología sobre nuestras vidas sigue siendo el mismo. O peor. Ya no le damos cuerda a un reloj, pero mantenemos cargados y conectados toda clase de aparatos para confiarles a ellos y a los programas que los gobiernan nuestro tiempo, nuestras ansiedades, gustos, relaciones, consumos, búsquedas, problemas, alegrías y miedos. Todo en forma de datos. Datos de todo tipo, que pueden distinguirnos —o como se dice “construir nuestro perfil”— si los ponemos uno al lado del otro: sexo, edad, lugares que visitamos, cosas que nos gustan, gente con la que hablamos. Todos esos datos somos nosotros. El aparato al que le cedemos esa información puede tener forma de reloj inteligente o de teléfono móvil o de computadora o de smart TV, o de cualquier cosa que se conecte a una red para intercambiar información. Nos gusta, además, coleccionar objetos, hacerlos interactuar entre sí. Si estamos lejos de uno siempre está el otro: dejamos el celular, pasamos a la tableta, prendemos la computadora. Al teléfono celular, incluso, le pedimos tanto que no lo concebimos lejos. Los llevamos a la cama, al baño, nos acompaña mientras trabajamos, o cuando vamos al cine, cenamos, viajamos, estamos en la playa o en el aeropuerto. Ya no podemos estar sin él. Pero tampoco podemos ser sin él. Porque nos resuelve muchas cosas: es un teléfono, un reproductor de música, una cámara de fotos, un entrenador personal, una secretaria de citas, un buscador de noticias y restaurantes, una forma de encontrar amor, sexo, diversión, de mantenernos cerca de quienes queremos, o de husmear en las vidas de los que odiamos, de comentar en las redes sociales y de mostrar dónde estamos o queremos estar. Y en vez de vivir pendientes de darle cuerda para


Los intercambios Amazon: Le damos los datos de lo que compramos y las opiniones sobre esos productos a cambio de encontrar el mayor supermercado del mundo y algunas buenas ofertas. Google: Le damos nuestros datos para vendernos cosas y que otros nos vendan más cosas a cambio de tener mail, usar Google Docs, hacer búsquedas, usar su navegador Chrome, sus teléfonos Android, su plataforma Blogger, su sitio de videos YouTube, su calendario y sus mapas.

que nunca deje de funcionar ahora buscamos desesperados el enchufe o la batería, el wifi o el 4G. Cuando la electricidad falla o cuando la conexión desaparece, nos sentimos perdidos. Como dice el antropólogo y escritor Néstor García Canclini, así como en su momento el reloj fue imprescindible y su falta generaba algunos miedos, ahora esos temores se trasladaron al teléfono móvil: tememos perderlo, que nos lo roben, que se rompa, perder la conexión. Y nos apuramos a cambiar el modelo o la marca cuando aparece en el mercado uno nuevo. “El reloj y el móvil requieren un gasto inicial, pero los móviles se diferencian porque sólo existen si seguimos invirtiendo”, dice. También señala la doble vida de una era donde nos suponemos libres, celebramos la movilidad permanente, el nomadismo trabajar en cualquier lugar gracias a la tecnología, pero donde “en verdad no todos pueden escapar a la exigencia de disponibilidad constante, la vigilancia de quienes te recuerdan que perteneces a una empresa y un lugar aunque estés en otra ciudad u otro país”. En sus palabras: “Te regalan también la posibilidad de que el jefe te llame a las 11 de la noche y te encargue un trabajo de urgencia”. Los cantos de sirena digitales En un mundo de conexiones rápidas, donde estar siempre online es un deseo y a la vez una exigencia casi de status, ¿dónde está el verdadero poder? ¿En conectarse velozmente y con muchos, o en la posibilidad de desconectarse?

En 2002, por primera vez en la historia, los humanos tuvieron más información almacenada de manera digital que en soportes analógicos. Cinco años más tarde ya casi el 95% de toda la información mundial era codificada digitalmente. Google genera alrededor de 25 petabytes nuevos de información por día (la misma cantidad de datos útiles generados por el Gran Colisionador de Hadrones en un año). En YouTube se sube una hora de videos nuevos por segundo.

En 2015, el mundo tiene 6.500 millones de habitantes, conectados a 6.500 millones de equipos electrónicos. En 2020, seremos 8.000 millones de personas con 150 mil millones de objetos conectados, y habrá 57 bytes de información (o 57 caracteres —letras, números, emoticones—) por cada grano de arena en el mundo.

que utilizamos, el lugar en donde estamos haciendo esa pesquisa. Cuando usamos nuestros celulares, las aplicaciones registran a través del GPS nuestra ubicación, nos piden acceder a los datos de nuestras llamadas, contactos, preferencias de búsquedas, compras, fotos, música. Nuestras huellas digitales van quedando desperdigadas en el camino, pero muchas veces no somos conscientes de que las vamos dejando. Y otra veces, sabemos que eso sucede, pero preferimos no verlo. Con un movimiento certero del mouse le damos aceptar a los términos y condiciones sin leerlos. La tentación de llegar rápido a utilizarlos, a que nos resuelvan un problema, nos hagan algo más fácil, nos diviertan o nos permita encontrarnos con otros es más fuerte. Sin embargo, los datos que vamos cediendo a nuestro paso no quedan dentro del objeto que estamos utilizando —un teléfono celular, una tableta, una computadora—. Tampoco se dispersan en el éter de la Red, ni en esa nube mágica donde las empresas nos hacen creer que se almacena la información. Cada rastro digital queda en manos de empresas, en sus granjas de servidores, compañías que construyeron esos objetos con programas y aplicaciones que recolectan esos datos. Nuestras huellas son el oro de esas corporaciones.

La tecnología tiene un encanto similar. Nos propone vivir mejor, hacer todo más rápido, mantenernos al tanto de cada novedad, estar cerca de conocidos y desconocidos, divertirnos saltando de pantalla a pantalla. Pero, también, nos pide demasiado.

Con nuestros datos, las empresas construyen perfiles cada vez más detallados de los consumidores, para ofrecernos lo que queremos comprar hoy o querremos tener mañana. Ese mercado de información personal es cada vez más grande. “El producto sos vos” es la frase más usada para explicar ese mecanismo por el cual internet evolucionó hasta convertirse en lo que es hoy: una gran máquina de obtener y procesar datos a través servicios gratuitos para luego reutilizar toda esa información comercialmente. Si ayer buscamos en internet un pasaje a Nueva York, hoy nos ofrecerán el hotel. Pero aún más: si ayer nos interesó un pasaje y no lo compramos, hoy nos ofrecerán varias opciones adicionales (eso sí: más caras, porque el buscador habrá guardado una “cookie”, un registro electrónico personalizado de nuestros caminos transitados por la Red que le dirá cuáles son nuestros intereses de consumo).

Cuando navegamos en internet, el buscador que utilizamos va monitoreando y guardando nuestras preferencias: desde lo que tipeamos, los avisos sobre los que hacemos clic, las páginas que visitamos, las aplicaciones

Mientras aceptamos los intercambios digitales las empresas ganan dinero. Mucho. Facebook sin usuarios no sería Facebook, y Mark Zuckerberg, su dueño, no estaría en el puesto 16 de los hombres más ricos del

Me respondo que, por ahora, prefiero poder desconectarme. Dejo entonces al reloj preso en su celda, su caja. La observo otra vez: si el reloj me hablara, su sonido sería un coro de sirenas, como las que tentaban a Ulises y sus navegantes y lo obligaban a amarrarse al mástil de su barco y a tapar con cera sus oídos para no sucumbir ante ellas.

51 Febrero 2016

Instagram: Le damos nuestros datos a cambio de tomar fotografías, ponerles filtros y compartirlas. Twitter: Le damos nuestra información de perfil, ubicación, gustos y amigos a cambio de conectarnos con otra gente, leer las noticias y opinar. Foursquare: Le damos nuestra ubicación a cambio de compartir reseñas de lugares, restaurantes y decir que estuvimos allí. Facebook: Le damos nuestros datos a cambio de demostrar lo geniales que somos, lo bien que la pasamos y ver lo que hacen los otros.

El mercado de los datos


Términos y condiciones Un estudio realizado por el escritor Marcus Moretti y el especialista en derechos digitales Michael Naughton sobre los 50 sitios más importantes de Estados Unidos determinó que, sumados, sus términos y condiciones ocuparían 145.641 palabras. Es decir, unas 250 carillas de Word. Si quisiéra-

mos leer los términos y condiciones de los sitios que usamos en un año tendríamos que dedicar entre 181 y 304 horas. Y repetir este procedimiento todos los años, ya que la mayoría de los sitios renuevan sus condiciones.

mundo. Con más de 1.350 millones de usuarios activos (en octubre de 2014) la empresa tiene un valor de más de 100 mil millones de dólares. ¿Dónde reside este valor? En nosotros, los usuarios: cada vez que agregamos un amigo, posteamos un comentario, una nota, o una foto, generamos información, es decir, más valor.

completos. Para que las democracias sean realmente efectivas, necesitan que podamos negarnos a ciertas decisiones. Si los aparatos y las aplicaciones nos proponen acompañarnos a todos lados, deberíamos también poder elegir entre otros que no lo hagan o prescindir de aquellos que lo hacen.

La guerra por la privacidad El manejo de la privacidad y de nuestros datos será una de las guerras de internet más importantes del futuro. Lo será para reclamar a empresas y gobiernos que no nos espíen o que, si lo hacen, nos dejen saberlo. Las batallas serán por nuestros derechos: para decidir con quién compartimos nuestros datos, quiénes los manejan y controlan o de quién queremos protegernos.

Esta opción no es fácil. Implica entender internet —y a la tecnología— sin ingenuidad. Significa no pedirle que resuelva todos los problemas por nosotros. Si dejamos que Google, nuestro proveedor de internet, los dueños de las redes sociales, las “nubes” donde guardamos los datos y los servicios de mensajería se encarguen de nuestras vidas porque es más fácil y nos ahorra tiempo, estamos cediendo un gran poder en sus manos. Es como elegir un presidente, un gobernador o un diputado y permitir que actúe sin control durante los cuatro años que dura su mandato. Es delegar todo en manos de otros para no ocuparnos nosotros. Ahora, si algo sale mal, ¿cómo reclamar después si no nos importó en su momento? Con la tecnología sucede lo mismo que con la representación política: ella siempre va a avanzar si la dejamos. La única forma de que no lo haga siempre para el mismo lugar (como otra forma de capitalismo concentrado) es entenderla, para ponerle límites, reclamarlos o construirlos colectivamente.

En respuesta al problema, un grupo extremo propone dejar de usar internet porque estar en ella nunca es privado. En el otro extremo, están quienes la usan sin ningún cuidado: son aquellos que sostienen el argumento de que no tienen nada que esconder y, por lo tanto, nadie va a espiarlos. La tercera opción, que es la intermedia y más compleja de concretar, requiere compromiso y trabajo de nuestra parte: partir de la base de que nuestros datos ya no son privados y tomar algunas medidas al respecto, no solo como individuos aislados sino como parte de una sociedad. Mientras tanto, en el mundo, se proponen soluciones para enfrentar o lidiar con los temas de privacidad. La primera es económica y propone que las empresas nos paguen por usar nuestros datos. Empresas como Datacoup lo hacen bajo el lema de “si me van a espiar, por lo menos páguenme”. Sin embargo, es una decisión peligrosa, porque su cimiento es aceptar la recopilación masiva de información y legitimarla. Es como la prostitución legal: que sea en Amsterdan, con profesionales del sexo y en lugares limpios, no hace que no sea una explotación del cuerpo de otro. Además, incrementa la desigualdad, porque no hace más que darle de comer al monstruo que se alimenta de los datos (quienes más cuentas o datos tengan, ganarán más dinero, mientras que los que ya tienen menos, quedarán más al margen).

52 Febrero 2016

La segunda es la solución política, y es la que preferimos. Se trata de tomar a la privacidad no como un fin en sí mismo (“la privacidad está bien porque sí”), sino como un medio para otro fin más importante: vivir en un sistema democrático, donde podamos optar. Sin espacios privados, donde un algoritmo no decida por nosotros si quiere monitorearnos, o donde estemos obligados a vender nuestros datos como mal menor a que igual los recolecten, no seremos ciudadanos

> Guerras de internet > Natalia Zuazo > Debate > $ 490

La autora Natalia Zuazo nació en La Plata, Buenos Aires, en 1979. Tuvo su primera computadora en 1987 y se recibió de licenciada en Ciencia Política con especialización en Relaciones Internacionales en la UBA. Trabaja en periodismo, estrategia y contenidos digitales desde hace más de diez años. Entre otros medios, escribió sobre tecnología y política –y el cruce de ambas– en Le Monde Diplomatique, Brando, revista Ñ, La Nación y Ámbito Financiero.


espacio privado

El objeto favorito de la casa: la mesa Saarinen, que era de la casa del padre de mi hijo en San Pablo. Él falleció en 2005. Decoramos con una mezcla de sus muebles y de los que ya estaban en la casa.

54 Febrero 2016


La casa que habla

Proyectada hace décadas, esta casa acogedora sobre la arena en La Posta del Cangrejo tiene como elemento más preciado una de las reformas realizadas por su dueña, quien disfruta del mar en primera fila junto con su hijo y algunas mascotas

Por Anja Torres Fotos Matilde Campodónico

¿Quiénes viven aquí? En verano, mi hijo y yo. Una perra y una gatita rescatadas; otra gata adoptada. Muchos amigos queridos. ¿Desde cuándo y por qué viven acá? Desde el 2002. Queríamos una casa en Punta del Este, donde pasé mi infancia y adolescencia; en una playa que fuera linda para un niño chico y que la pudiera seguir disfrutando al crecer. El rincón mejor logrado. El altillo, con los dos sofás mirando hacia la vista de la playa. Nada como hacer la siesta ahí, escuchando las olas del mar. ¿Parrillero? Parrillero que no se usa; están naciendo plantitas de los ladrillos.

A este espacio lo salvó… La pared sobre la estufa de leña con una pintura mía, sin marco, que permite acceder al tablero eléctrico.

55 Febrero 2016

¿Calefacción o estufa de leña? Ambas.


espacio privado

¿Qué estilo los define? ¿Quién decoró la casa? La casa es rústica y cozy. La decoré yo.

Básicos

56 Febrero 2016

No sería lo mismo sin… el deck.

Año de construcción Las medidas del agrimensor datan de 1931. La construcción probablemente de los años 40.

La próxima adquisición será… un toldo para el deck.

Superficie 324 m2 (área total del terreno).

Escena típica de la vereda. La gente bajando a la playa de día y subiendo a la movida de La Barra de noche.

Ambientes Cocina-comedor-living, baño social, suite de Martín, suite principal, altillo –que es habitación con sala y baño–, habitación adjunta al garaje y cuarto de servicio.


moda

Libre soy Ajeno a las restricciones típicas del código que impone cada temporada, este verano se caracteriza por el juego con los colores, las formas y los peinados. Los rasgos personales son la única guía a seguir para elegir un estilo y adherirse a él, sin mayor límite que el de los ánimos y la ocasión.

Fotografía: Gabriela Roullier Estilismo y producción: Paula Moore Maquillaje y peinado: Pamela Cambre Asistente: Josefina Del Campo

> Vestido de seda fucsia. Maria Cher en Magma, $ 4.440. > Pulseras en plexiglás de colores. Hómini, $ 450 cada una. > Armazón grande. Komono en Óptica Nova, US$ 130.

!

Más es más! Un círculo de sombra súper brillante envuelve la ceja y la boca fucsia remata el look de esta chica galáctica que sabe llevar el glitter a look completo.

Glam glitter Una piel bien perlada acompaña este estilo disco imposible para espíritus recatados. 58 Febrero 2016

> Ombre Hypnôse Twinkle 206 Lancôme, $ 910 (Precio de Venta Sugerido)

> Labial Sensational Elixir 040 Vision Violet Maybelline, $ 429 (PVS)

> Máscara Butterfly Intenza L´Oréal, $ 711 (PVS)


59 Febrero 2016

> Crop top rosado. Rotunda, $ 1.490. > Collar de colores. Checka En St Clemente $ 1.250


moda

Ahora o nunca Visto bueno

> Buzo negro con tachas plateadas. Maria Cher en Magma, $ 6.510. > Anillos plateados. Más Negro en St Clemente, $ 690. > Lentes de sol con armazón cubierto en flock. Giorgio Armani en Grupo Altavista, US$ 659.

La tendencia de vidrios grandes sigue en pie –y si son espejados y de color, mejor–, aunque también permanecen vigentes los lentes redondos a lo John Lennon y algunos modelos envolventes en plan deportivo chic.

> Armazón de terciopelo negro de receta. Italia Independent en Óptica Nova, U$S 295

>Armazón rosado de receta. Ray Ban en Grupo Altavista, US$ 189

Androginous > Celestes de receta. Italia Independent en Óptica Nova, US$ 165 60 Febrero 2016

La piel debe verse perfecta, casi inmaculada, para complementar el foco de este maquillaje: una boca intensa e ineludible.

> Máscara Hypnôse Lancôme, $ 1.000 (pvs)

> Rouge Dior 999, $ 1.430

> Dior Blush Starlight 421, $ 1.740


En cualquiera de sus tonalidades y texturas -incluido el toque vamp-, el team boca roja no pierde su lugar en esta estaci贸n. Usalo con una base muy limpia y solo m谩scara en los ojos.

61 Febrero 2016

>Chaqueta blanca con cierre. Margo Baridon en Casa Banem, $ 5.200. >Reloj digital Blanco. Freestyle en St Clemente, US$ 175


moda

Sí o sí

>Musculosa rosada con volados. Jazmín Chebar en Magma, $ 2.310. >Lentes de sol. Bob Sdrunk en Óptica Nova, US$ 295.

Modo undercover Los marcos de acetato evolucionan sumando colores, texturas y brillos que complementan el outfit y hacen prácticamente imposible aferrarse a un único modelo. El juego es la consigna de este ítem que recuerda a la secretaria pin up de los 50’s.

Para el pelo largo y romántico, el ondulado grande es el hit. Podés recrear este estilo súper natural en casa. Para lograr el efecto basta mojar unas trenzas gruesas, secarlas y, finalmente, desarmarlas.

>Espejados turquesas. Mr Boho en The Statement, US$ 175

>Deportivos envolventes. Giorgio Armani en Grupo Altavista, US$ 288

> Cristales redondos y puente de metal. Spektra en Óptica Nova, US$ 275

KHol egYpTian style

62 Febrero 2016

El crayon khôl es protagonista. Aplicado en plan súper smoky sobre los párpados da una mirada felina. Imprescindible equilibrar con boca beige o natural.

> Crayon Khol Lancôme, $ 790 (PVS)

> Base de maquillaje fluida Diorskin Nude, $ 2.030

> Delineador de labios Dior Contour Nude, $ 1.220


moda

> Camisa sin mangas a cuadros negra y blanca. Rotunda, $ 1.700. > Chaleco de cuero negro con flecos. Rotunda, $ 2.800. > Espejados amarillos. Ray Ban en Grupo Altavista, US$ 297.

Más versátil que nunca, la onda boyish admite el corte con un cerquillo para controlar y descontrolar a gusto del usuario. Para un estilo desprolijo, podés despeinarlo y fijarlo con cera cosmética.

A lo Bowie El look ambiguo revive ciertas reminiscencias de los años 90, aunque la estética grunge es actualizada con color y brillo. > Lápiz para cejas Diorshow Brow Styler

> True Match Blush de L´Oréal, $ 862 (PVS)


moda

> Vestido de flores con cuello negro. Nina Hauzer en The Statement, $ 4.290. > Anillos de plexiglás de colores. Hómini, $ 350 cada uno. > Lentes de sol. Komono en Óptica Nova, U$S130.

DIRECTORIO Óptica Nova Punta Carretas Shopping 21 de Setiembre 2864 Arocena 1571 Prüne Punta Carretas Shopping Alejandro Schroeder 6468 Calle 20 y 27, Punta del Este Magma Punta Carretas Shopping Montevideo Shopping Arocena 1575 Pastiche 21 de Setiembre 2784 The Statement Rivera 2555 Rotunda 21 de Setiembre 3016 Casa Banem Esteban Elena 6456 Hómini Melitón González 1225 Of.01 hoministudio.com St Clemente Ellauri 885 Grupo Altavista www.grupoaltavista.com.uy

Heroina pop La clave de este estilo es la aplicación armónica de todos sus componentes. La carga dramática en los ojos impone una necesaria suavidad en el resto de los rasgos.

> Crayon Eyeliner Waterproof Dior, Bleu Captivant 254, $ 1.170

> Laca de L'Oreal Elnett Satin Fixation Forte, $319 (PVS)

> Gloss Dior Addict, $ 1.430


> Vestido sin mangas rosado con hojas. Nina Hauzer en The Statement, $ 4.290.

67 Febrero 2016

Un look ultra pop y sesentoso, con el pelo a lo Gwen Stefani y una mancha pict贸rica de cian en el p谩rpado que confirma que la gama de azules es la sombra favorita de este verano.


portafolio

Sergio Pittaluga

Desde hace casi una década, este artista uruguayo, residente en París, trabaja en su estudio Sursud en un proceso artístico dedicado al abordaje de la transformación como concepto. Las obras reunidas en este portafolio fueron realizadas en lápiz sobre papel y acuarelas y han sido expuestas recientemente en Casa Collel (Montevideo), Espacio Santas Negras (La Juanita) y en la casa JIFF (José Ignacio).

Edad: 51 Maestros: la observación y todos aquellos que me formaron a lo largo de mi vida. No les diría maestros sino tutores; con sus influencias y sus personalidades lograron orientarme para dar aquel primer paso: mostrar. Actualmente: Ves pez a la vez res y Pensando América. facebook.com/serpittaluga/?ref=hl ¿A qué colección pertenecen y con qué criterio fueron seleccionadas las obras elegidas para este portafolio? La colección Pez res resultó –o más bien surgió– trabajando en un proyecto gráfico para el próximo restaurante de mi hermano, Martín Pittaluga, y sus socios. No estaba buscando el logo sino un concepto; así nacieron mis criaturas. Nuestras costas y tierras ofrecen una diversidad y sabor que nos son propios. Quise amalgamar estos gustos y tratar de asimilarlos en un solo elemento, el pez res. No es algo conceptual, sino algo puramente visual. Mi hincapié y mi voluntad es que todos puedan leer un pez pero también una res, una simbiosis, un ser híbrido.

68 Febrero 2016

¿Cómo es su proceso de trabajo? Paciencia, energía, voluntad y trabajo y trabajo y trabajo. No me importa volver a empezar desde

cero, borrar todo y volver a hacerlo mejor. Para mí una obra nunca está terminada, seguiría trabajándola infinitamente. El juego gráfico, el doble sentido y el juego de palabras son mi impronta; la fragilidad y lo efímero son pautas con las cuales me siento cómodo. Todo me inspira: caminar por las calles de donde esté, observar tanto a la gente como los lugares. Una conversación perdida o la mitad de una frase me abren sendas. Pienso que un escritor es un gráfico, de la misma manera que a algunos cineastas les gusta pintar. El arte gráfico es todo eso y nada; lo miras, te gusta y pasas a otra cosa. ¿Cuáles son sus principales influencias? Las cosas que había en mi casa de la infancia y adolescencia, cuadros, música, libros. Después, recibo influencias día a día y me encanta descubrir nuevos artistas, en todas las disciplinas. Creo que la música es un factor importante en mi trabajo.


69 Febrero 2016

“Un libro te puede llevar de un día a diez, una película dura hora y media, una canción, tres minutos. Fijate cuánto tiempo se queda la gente delante de una obra: instantes. El impacto, o lo que sea, debe ser fuerte, eficaz y, en mi caso, simple. Es fácil atraer por la provocación o la impertinencia, y me gustan los trabajos de algunos como Koons y Christo, pero no es lo mío...”


1

CULT SHOES Como estos Balenciaga o los de Prada y Miu Miu, los accesorios clave del momento son un buen par de zapatos o sandalias que hablen por sí solos. Para las fashionistas, más que una tendencia es una necesidad fundamental.

las diez de claudia

2 4

ALCAUCILES EN MUTATE Porque sigue siendo la tienda que adoramos y todo en ella es original y distinto. Este verano, Gonzalo Massa la adorna con espectaculares flores de alcaucil. Para tomar ejemplo. @mutate_m

LORD JACQUES Desde Facebook y acompañado de su perrito Indian, Jacques Paullier descubre en sus videos un lugar de Montevideo o el este, da consejos y, sobre todo, irradia ondas positivas. Con mucho glamour, para despertar cada día con una sonrisa: ¡un grande!

3

HORTENSIAS URUGUAYAS No solo están de moda en jardines y en la deco de mesas y hogares, sino que además en Uruguay se presentan en una variedad de colores como en ningún otro lugar del mundo. No se precisa ni siquiera regarlas.

5

GUARDIA DEL MONTE Recorrer el mágico bosque de ombúes de Rocha a caballo y luego tomar el té en una estancia con más de un siglo de historia es una experiencia única que es posible vivir de octubre a marzo. guardiadelmonte.com

Claudia Piazza Cidonio Licenciada en Ciencias de la Comunicación y máster en Storia dell’Arte en la Universidad LUISS de Roma. Su gran pasión es la moda y está convencida de que vestirse es mucho más que ponerse ropa. Cree que a través del arte el ser humano puede crecer y cambiar su estilo de vida.

6 7

GLITTERING De las pasarelas de Gucci al mundo el brillo se lleva de día y de noche. Infaltable en un party veraniego para no pasar desapercibidas jamás.

EL CURRY DE BETTA Un pollo al curry en el que sustituimos la crema de leche por leche de almendras para hacerlo más dietético y saludable. Lo condimentamos con pasas de uva, nueces, almendras, mango chutney, cebollas caramelizadas y tomates frescos pisados con albahaca. Plato único.

8 9

70 Febrero 2016

10

ORGÁNICO Y AL SUR De la huerta directamente a la mesa. Muy cerquita de José Ignacio, la granja orgánica Cruz del Sur, de Paula Segura Mallmann, vuelve a conectar a los consumidores con la naturaleza, sin intermediarios. Frutas, verduras, hierbas y miel, próximamente “on field dinners” en cruzdelsurfarm.com

ARTE MIRANDO AL ESTE Festejamos la segunda edición de ESTE Arte, la feria de arte contemporáneo que nos pone en el mapa del mundo. Tres días a toda creatividad que cerraron con un concierto de Luciano Supervielle.

MIX AND MATCH Nunca como este verano los designers han puesto énfasis en las mezclas: de colores, de geometrías, de texturas. Más es más parece ser la consigna. El maximalismo ha vuelto.


colgado

ANIMAL PRINT

ยกEl ganador ganador de enero!

EN INSTAGRAM

marudearmas

melaniequiring

72 Feb. 2016

bellopza

napsol

caroisreal

diegoweisz

iamgeysir

martinsapo_fernandez17


subĂ­ tu foto a @revistablaoficial con el hashtag #blaanimalprint

clau_rivas

natella_fp

mussromi

tefaantunes

meetzoobeeshe

_keyes_

vala_nirenberg

carlospresto

fedelemos26

73 Feb. 2016

subĂ? la foto de Tu perro al istagram de revista Bla, La foto mas original o divertida del mes, seRĂ premiaDa con alimento Purina


ANIMAL PRINT HUMOR

74 Feb. 2016


MOTOR MARIO UBERTI motormario.com

DIME CUÁNTO TIENES...

76 Feb. 2016

No existe deporte más dependiente de factores externos al deportista que el automovilismo. Primero, porque las carreras son de autos, y ellos hacen al porcentaje fundamental de una victoria o un título. No fue con un matungo que Michael Schumacher consiguió sus siete títulos en Fórmula Uno, sino con un cavallino imbatible, que le empujó a tanta gloria. Obviamente que no los habría logrado manejando un Minardi... Segundo, porque cada escalón que un piloto recorre, comenzando por el karting, es producto de sus aportes económicos, leáse patrocinantes, que le posibilitan conseguir butacas en equipos más o menos importantes, con un auto que le permita demostrar su talento. En Uruguay tuvimos dos casos claros: Trelles y Gonchi, quienes terminaron doctorándose en relaciones públicas en aras de contactos que abrieran billeteras y aportes para ir subiendo. Recuerdo cuando, una semana antes de fallecer, Gonchi me dijo: "por fin, luego de Laguna Seca el equipo Pacific me ofrece pagarme diez mil dólares por correr en Japón...." Era la primera vez que cobraría por correr... No existe ascenso sin dinero atrás, y si no que lo diga Pastor Maldonado. El venezolano no pudo poner de acuerdo a su sponsor principal (PDVSA a razón de unos 60 millones de dólares por año) con Renault, y se queda de a pie para 2016. Siempre ha sido feo ver como hay vacantes que se llenan a fuerza de dinero, en tanto el talento (no digo que sea el caso de Pastor) se queda de a pie o en categorías inferiores, por falta del dinero suficiente. Es odioso tener que hablar siempre de dólares, pero es la realidad. El dinero es el primer rival a vencer por un piloto que va ascendiendo, como el caso de Santi Urrutia. Y sobre todo cuando sus patrocinantes deben salir de un país tan chico y de escasos recursos. Pero Santi y su entorno son los primeros en saber, desde que dejó el karting, que la escalera es empinada. Esperemos que en pocos días pueda confirmar sus respaldos para correr en la Indy Light. Si lo hace bien, seguirá corriendo, mirando a su próximo objetivo, un rival aun más grande, pues la IndyCar cuesta el doble o el triple... Y mecenas no abundan.

[diseño]

El más bello es Mazda El Mazda RX-Vision, un impresionante deportivo con motor rotativo, obtuvo el premio “Concept Car más Bello del Año” en el “Festival Internacional de Automóvil 2016”, en París. Ikuo Maeda, director internacional de diseño de la compañía, recogió el premio junto con Kevin Rice, director de diseño europeo de Mazda, Julien Montoussé, su homólogo en Mazda Norte América, y Norihito Iwao, diseñador de Mazda. Es un honor más para la división global de diseño de Mazda, que en septiembre se llevó a casa tres premios en el “Automotive Brand Contest 2015”, incluido el prestigioso galardón al “Equipo del Año”. Este año, el RX-Vision ha sido nominado junto con el Bentley Exp10 Speed 6, el Peugeot Fractal y el Porsche Mission E. El concept de Mazda compartió podio con este último. El RX-Vision, que fue presentado en noviembre en el “Salón del Automóvil de Tokio 2015”, ejemplifica el “espíritu rebelde” de Mazda. El último concept car de la compañía japonesa es una nueva interpretación de su filosofía Kodo – Alma del movimiento. El RX-Vision se exhibirá por estos días en la exposición concept car del “Festival Internacional del Automóvil de París”, en el Hôtel National des Invalides. El premio Concept se otorga al vehículo que mejor encarna la creatividad de diseño puro y las tendencias emergentes.

[industria]

¿Volverá del pasado? Lo hizo famoso la trilogía de Volver al Futuro. Nos referimos al De Lorean, que al parecer pega la vuelta al presente, producto de la tarea de la empresa DeLorean Motor Company, nada que ver con la original que dio quiebra a comienzos de los ochenta. La nueva no lo es tanto, ya que en su sede de la ciudad de Humble, en Texas, ha estado acopiando piezas y restaurando partes de los De Lorean DMC-12s, con miras a un día comenzar la producción del famoso modelo en el 2017, pero con autorización para circular.

La espera ha sido larga, pero con una nueva ley que permite la construcción de hasta 325 réplicas de modelos con más de 25 años de edad, siempre y cuando se atengan a las reglamentaciones de actualidad. La empresa original construyó unos 9.000 DMC-12s entre 1981 y 1983 en una fábrica de Irlanda del Norte, antes de su bancarrota, y la mayoría de esos autos existen hoy en día. Recordemos que se vendían con un motor V6 de 2.850 cc y no eran particularmente deportivos.


[tecnología]

BMW prueba autos sin espejo

Maserati ya se vende en Uruguay La casa de Autolíder de Punta del Este se abre para los periodistas en ocasiones especiales. Y cada vez que lo hace, algún producto que merece el culto por allí aparece. El año pasado, en una noche de verano, se presentó el Mercedes-Benz AMG GTs, y en 2016, al mediodía, fue el turno de Maserati. No un modelo en particular, sino la marca que, dirigida por la firma, importará varios productos. De hecho, con la presentación del local exclusivo de la firma italiana, Autolíder mostró (y dejó conducir) los recién llegados Ghibli y GranCabrio Sport. En octubre del año pasado, Ferrari se independizó del Grupo Fiat-Chrysler, y Maserati quedó como expresión de lujo, potencia y calidad dentro del conglomerado, y la firma ha dado un giro interesante, pues de ser autos de partidas cortas, Maserati se embarcó en mayor producción, por ende, en mayor confiabilidad. Dicho en otras palabras, Maserati buscó producir autos para todos los días. Y con Ghibli lo logró. La Maserati Ghibli es capaz de comportarse como un sedán familiar confortable y muy especioso (mide 4.970mm de largo, 1.945mm de ancho, y 1.461mm de alto), o bien como un deportivo que hace rugir por sus cuatro escapes el motor V6 biturbo de 3 litros, 350 cv, y 500Nm de par. Es un auto con carácter, que invita a ser conducido y acelerado. Solo basta bajar la vista y ver el tridente al centro del volante para recordar que vamos en una Maserati, o bien contemplar el paisaje, pues no quedó veraneante ajeno al paso del vehículo. Fábrica declara una aceleración de 0 a 100 km/h en 5.6 segundos, y una máxima de 266 km/h. Cuenta con una transmisión automática secuencial de 8 marchas firmada por ZF. A Uruguay llega en tres versiones: Ghibli, U$S 174.990; Ghibli Zegna Edition, U$S 184.990, y la versión con tracción a las 4 ruedas, Ghibli S Q4, U$S 197.490. El otro modelo ya a la venta, GranCabrio, posee un motor verdaderamente exquisito. Para los puristas, un V8 “aspirado”, que suena a las mil maravillas. Se trata de un 4.7 V8 atmosférico, diseñado por Maserati y fabricado por Ferrari, que logra una aceleración de 0 a 100 km/h en 5 segundos, con una velocidad máxima de 285 km/h. La transmisión, para este caso, es una ZF pero de seis relaciones, que tiene que soportar los 460 CV y 520 Nm de par del impulsor. El precio es de U$S 385.000.

Se trata del sistema de cámaras de video Mirrorless que sustituye a los espejos laterales y que está en vías de implementarse en un futuro cercano. Las dos cámaras, que ocupan la habitual posición de los espejos retrovisores exteriores, no representan la imagen en una pantalla lateral, sino que lo hacen en la pantalla del retrovisor central. En ese monitor (de 300 mm de ancho por 75 de alto, algo más grande que un retrovisor convencional) se monta una imagen muy completa de todo lo que sucede detrás y en los laterales del BMW i8, ya que también se usa la imagen que capta una tercera cámara situada en la parte superior del parabrisas trasero. Esa representación varía dependiendo –por ejemplo– del giro de las ruedas e incluso añade avisos de peligro en diversas situaciones: si un vehículo llega más rápido que nosotros por el lateral y ponemos el intermitente hacia ese lado o si un ciclista se aproxima por detrás. BMW asegura que con este sistema se eliminan por completo los ángulos muertos. La eliminación de los retrovisores exteriores, además de mejorar la seguridad, tiene otros efectos colaterales positivos. El más evidente es el aerodinámico (las cámaras del i8 están diseñadas para generar menor resistencia al aire y menos ruido, además de repeler el agua o la suciedad), pero también contribuye a mejorar la maniobrabilidad del coche al reducir su ancho.

77 Feb. 2016

[lanzamiento]


NOTICIAS

NIKE TIEMPO LEGEND 6 Por más de 20 años, Tiempo ha sido sinónimo de calzado de fútbol. Los nuevos Tiempo Legend 6 se basan en este legado incorporando una confección innovadora para lograr un toque dominante. “Los jugadores Tiempo son los que comienzan el ataque”, asegura Vianney de Montgolfier, diseñador de Nike Football. “Damos prioridad al toque y a la precisión de la que dependen estos jugadores. Con Tiempo Legend 6 nos desafiamos a nosotros mismos para trabajar con materiales legendarios en una nueva forma”, agrega. Históricamente, los botines de fútbol Tiempo han presentado una capellada acolchada de cuero en la punta. Los Tiempo Legend 6 fueron diseñados para proporcionar los atributos de toque del acolchado sin perforar el cuero excesivamente. Este nuevo calzado presenta una caja interna acolchada que mantiene la forma y marca el cuero con puntadas mínimas. “Con esta nueva construcción, los Tiempo Legend 6 ofrecen una sensación de acolchado pero sin comprometer el cuero”, afirma De Montgolfier. “La espuma de la parte trasera ha sido presionada al vacío contra el cuero para asegurar una

construcción suave y sin costuras. Mediante la eliminación del acolchado reducimos la posibilidad de que se filtrara agua o barro a través de las ranuras, ya que pueden endurecer el cuero”, explica. Otro elemento icónico de Tiempo, la lengüeta, también se ha modernizado para el rendimiento. Los Tiempo Legend 6 conservan la estética tradicional de su lengüeta, pero pasa a ser una solución fija protectora de una sola pieza que se integra a los cordones.

79 Feb. 2016

CLIGHT REFRESCÓ LA CUARTA EDICIÓN DE PIRIA ALIVE! La playa La Rinconada de Piriápolis se vistió de fiesta para celebrar la cuarta edición del evento Piria Alive!, un encuentro que convocó a artistas de diversas vertientes, ofreciendo una tarde de música, moda, dibujo, escultura, mandalas y body painting, entre otras expresiones del arte. Clight, la marca líder de bebidas light en polvo en Uruguay, acompañó el evento, contribuyendo con su frescura y sabor al disfrute de las miles de personas que se acercaron a la costa. La fiesta comenzó en las primeras horas de la tarde, cuando los artistas comenzaron a distribuirse en islas para mostrar sus creaciones en vivo, mientras sonaba la música del dúo D2 Covers. Después llegó la propuesta musical del reconocido DJ Javier Misa, quien se apropió de la tarde con su propuesta electrónica, mientras la pasarela quedaba habilitada para una muestra de diseño en tres estaciones. Diversas marcas de diseño expusieron sus últimas colecciones. Además, hubo instancias de danza flamenca y una presentación especial de arte en movimiento, que llevó a los artistas a la pasarela, donde sorprendieron al público con su creatividad Varios de los asistentes se llevaron sombrillas obsequiadas por Clight, originalmente intervenidas por diversos artistas, las que también fueron donadas a la Colonia de Vacaciones del municipio local. Además, los participantes de la fiesta disfrutaron los jugos de la marca en la original BiciBar, una bicicleta donde pudieron optar por las bebidas en sus versiones originales o combinadas en atractivos tragos. El evento, que desde hace cuatro años convoca a miles de personas, fue declarado de interés general por los ministerios de Turismo y Deporte y de Educación y Cultura, la Intendencia de Maldonado, el Municipio de Piriápolis, y la Cámara Uruguaya de Turismo, entre otras entidades. En todas sus ediciones, Clight ha estado presente, confirmando su respaldo al arte en sus expresiones más diversas.

150 AÑOS COMPROMETIDOS CON LA NUTRICIÓN Bajo el lema “A gusto con la vida”, Nestlé celebra 150 años brindando productos innovadores para mejorar la calidad de vida de sus consumidores y ser la empresa líder en nutrición, salud y bienestar con productos de la más alta calidad, sabrosos y saludables que acompañan todos los momentos del día y todas las etapas de la vida. Los comienzos de Nestlé se remontan a un siglo y medio atrás, cuando Henri Nestlé descubrió una fórmula de harina lacteada que pudo ser digerida por bebés que padecían desnutrición, permitiendo así su alimentación y subsistencia. Su innovación, que permitió salvar vidas, ha perdurado por décadas y refleja la voluntad de satisfacer y anticiparse a las necesidades cambiantes de los consumidores. Hoy los negocios de Nestlé incluyen bebidas, aguas, productos lácteos, chocolates, café, alimento para mascotas e incluso productos para el cuidado de la piel. En 2011 la empresa amplió su liderazgo en Nutrición, Salud y Bienestar creando Nestlé Health Science para desarrollar productos nutricionales orientados, por ejemplo, a conseguir un envejecimiento saludable. Nestlé opera en más de 197 países y cuenta con alrededor de 340.000 empleados. Las personas del mundo entero consumen más de mil millones de porciones de productos Nestlé por día. En 2016, Nestlé cumple 40 años en el país acompañando la vida de los consumidores uruguayos. Nestlé opera con una sede central, una fábrica y un centro de distribución en Montevideo, donde trabajan en total cerca de 180 personas. Nestlé sostiene que para lograr éxito a largo plazo debe generar valor tanto para sus accionistas como para las comunidades en la que opera y la sociedad en general, de esta manera ambas partes ganan. A eso se lo conoce como el modelo de Creación de Valor Compartido.


NOTICIAS LEVI’S TAILOR SHOP & BIGOTE BAR EN LA BARRA Levi’s, acompañado por Bigote Bar y Miller Genuine Draft, presentó una nueva propuesta para la temporada de verano 2016. Desde el 23 de diciembre, Levi’s abrió las puertas del exclusivo Levi’s Tailor Shop & Bigote Bar en La Barra, Punta del Este. Un espacio creado para la customización donde el público puede personalizar de forma gratuita todas las prendas de denim y algodón que lleve. En una casa de estilo rústico y una terraza con vista al mar que promete ser uno de los hits del verano, la Tailor Master de la marca estará aplicando tachas, parches, haciendo desgastes, roturas, remiendos o alteraciones. El espacio ofrece además la venta de productos icónicos de la marca como la Trucker Jacket, la Western Shirt, los 501 Shorts y la exclusiva línea Commuter para ciclistas urbanos. Para los que quieran disfrutar del lugar mientras la tailor master customiza las prendas, el Bigote Bar ofrece tragos, jugos, licuados, una selección de cervezas y tapas para acompañar.

Durante la temporada el Levi’s Tailor Shop & Bigote Bar cuenta con invitadas especiales como la argentina Ailin Bisi y la uruguaya Agustina Urioste que también intervendrán prendas haciendo duplas con reconocidos DJ’s como Cam Gadola, Octavio Camino, Brian Rial, Eli Sampa, Loli Arana y Felipe Barbot.

80 Feb. 2016

AVANCES FW16 DE LEMON Poetic Romance supone desconexión del tiempo y del espacio. Un viaje de regreso a los años 60 y 70, con el objetivo recoger la esencia de una época marcada por su riqueza estilística. Predominan los colores profundos y pigmentados con el marino, ladrillo, bordeaux y camel como protagonistas. Los estampados botánicos y la gamuza son claves para lograr un look casual actual, producto de una renovada sinergia entre la bohemia y lo folk. En este sentido, la mini boxy, la folk shirt y la chaqueta de flecos en gamuza, así como el kimono botánico, se convierten en las prendas must para cada outfit. Las transparencias en bambula, gasas y crepe invaden la colección y se vuelven fundamentales para lograr la silueta liviana, lánguida y volátil que la caracteriza.

UNDER ARMOUR INAUGURÓ EL PRIMER BRAND HOUSE EN LA BARRA, PUNTA DEL ESTE La tienda cuenta con 170 m2, y la marca lo define como una estructura principal en donde el consumidor pueda ingresar y encontrar todas las ramificaciones de la marca, debidamente integradas. La característica principal de la marca es la gran variedad de tecnología que hay. Detrás de cada producto hay una gran historia, y esa historia es la que van a conocer los consumidores al entrar a la tienda. La experiencia de esta tienda es única: un diseño diferente, la pasión por el deporte y la innumerable innovación por la tecnología de los productos.


COCINA SALUDABLE PARA NIÑOS EN MP Los niños pueden aprender a cocinar y, sobre todo, a mantener una alimentación saludable. Con ese objetivo, MP Medicina Personalizada organizó días atrás el taller “A cocinar con Diego Ruete”, dirigido a sus socios de entre cuatro y nueve años de edad. Decenas de niños pasaron una tarde divertida y llena de ricas experiencias. Aprendieron de alimentos, de cómo cuidarlos y de cómo prepararlos con Diego Ruete, un joven pero muy experiente cocinero y educador preescolar, representante de Food Revolution para Latinoamérica y enfocado en divulgar la cocina saludable entre los niños. El taller se realizó en los Consultorios Médicos Roosevelt, en Punta del Este, sobre el mediodía, para aprovechar la hora en que no se puede ir a la playa.

LAS BICIS ITAÚ PRESENTES NUEVAMENTE EN PUNTA DEL ESTE Itaú vuelve a tener una fuerte presencia en Punta del Este desplegando una serie de beneficios, descuentos y actividades sociales. El lanzamiento de la campaña se llevó a cabo el martes 29 de diciembre en la Agencia Roosevelt, donde los principales socios y amigos pudieron disfrutar de andar en bici con posterior brunch. Este año se vuelve a implementar en la península el sistema de préstamo de bicicletas mediante el cual el usuario podrá, de forma gratuita, disfrutar de las bicis Itaú. Los centros de bicicletas son cuatro: Liga de Fomento en la Punta, Miró (El Emir), parada 19 de la brava y Agencia Roosevelt del banco. Quienes soliciten las bicicletas podrán aprovechar mejor el balneario y además disfrutar de esta actividad en familia. El servicio es sin costo por una hora para no clientes, extendiéndose a tres horas para clientes. FUNDACIÓN ITAÚ APOYA UNA VEZ MÁS AL FESTIVAL DE CINE DE JOSÉ IGNACIO José Ignacio se transformó en enero en una sala de cine, ya que del 8 al 17 se disfrutó el José Ignacio International Film Festival (JIIFF), llevado a cabo por un equipo de programadores argentinos y uruguayos desde hace ya 6 años en la comuna de José Ignacio y Pueblo Garzón. Itaú impulsó una vez más esta propuesta de vanguardia que propone la proyección de películas de prestigio y reconocimiento internacional; un punto de reunión donde jóvenes, familias, residentes y visitantes de José Ignacio pudieron compartir una experiencia enriquecedora en las tres diferentes sedes: bajada de los pescadores, antigua estación de Pueblo Garzón y chacra La Mallorquina. El encuentro ideal entre naturaleza y cine existe. Al atardecer sobre las piedras que llegan al mar, en José Ignacio, la pantalla del cuarto Festival Internacional de Cine se impuso sobre el atardecer de Punta del Este. Quienes se acercaron pudieron contar con sillas de cartón reciclable de Itaú y disfrutaron el encuentro entre la estética cinematográfica y el sonido de las olas.

81 Feb. 2016

ENTEROGERMINA DE LABORATORIO SANOFI En el año 2001 la Organización Mundial de la Salud logró un consenso para definir a los probióticos como “microorganismos vivos que proporcionan efectos benéficos en la salud o fisiología del huésped cuando se administra en cantidades adecuadas, especialmente al mejorar el balance microbiano intestinal”. Cada probiótico tiene un efecto favorable sobre la evidencia surgida de sus propios estudios clínicos. Uno de los beneficios de los probióticos es la mejora del equilibrio de la flora intestinal, lo que colabora en mejorar los síntomas y defensas debilitadas, y reforzar el sistema inmunitario. Los probióticos sobreviven al paso por el tracto gastrointestinal y se implantan en el colon o en el intestino delgado y ayudan a mejorar la salud del huésped. Este tipo de medicamentos se usa desde hace muchos años en Europa acompañando tratamientos de diarreas causadas por virus y antibióticos o quimioterapia, entre otros.


pi -nk

Mi Mundo Privado

La importancia de una cartera radica en que es algo así como una casa rodante portátil donde uno guarda todo tipo de cosas útiles, inútiles y para uso personal, como lápices de rouge, peines, polveras, libretas, cuentas a pagar, celulares, un libro, un chocolate y actualmente muy poco dinero. Es la pieza que marca la elegancia de quien la porta.

1

2

Foto punchi barriola

La cartera de MECHA GATTÁS Asesora de arte, escritora y periodista.

5

4 3

7

6

8 9

1. CARTERA. De diseño mexicano, realizada con seda rústica y cuero. Me la regaló mi hija María Gattas de Arteaga, radicada en México DC con su familia, marido y dos niñas. También me regaló los zapatos que hacen juego con la cartera, pero tienen solamente dos colores. 2 y 3. ESTUCHE Y LAPICERA. El estuche de metal es del último modelo lanzado este año por la firma Caran d’Ache y hace juego con la lapicera. Fueron un regalo que me trajo de Lugano mi amiga Samantha Derin, joven empresaria italiana que piensa comprar una casa en Punta del Este.

4. IMÁN DE PLÁSTICO. Está decorado con flores y dice: God couldn’t be eyerywhere so he made grandmas. 5. LIBRETA. La uso para apuntar mis quehaceres diarios. Me la envió desde Londres como regalo de Navidad mi amiga inglesa Zoe Denninger-Scott. Por una casualidad hace juego con los regalos de Samantha. 6. RETRATO. Fotografía de mis cuatro hijos: Alejandro, Marcelo, María y Sebastián. Siempre me acompaña. Así los siento más cerca de mí. 7. MUÑEQUITA QUITAPENAS MEXICANA. Es mi amuleto. Estas muñequitas se ponen debajo de las almohadas para dormir bien. En México son muy populares.

8. FRASCO DE PERFUME. Siempre llevo algún perfume en mis carteras. Lo uso tanto de día como por las noches. Es un toque muy femenino y agradable para los que nos rodean. 9. CÁMARA DE FOTOS CANNON. Me la regaló el gran músico y director de orquesta Arturo García Bustos cuando presenté su libro En tinta negra y en tinta roja, en la Fundación Atchugarry de Punta del Este. Además de músico es también un conocido artista plástico.

82 Feb. 2016


Bla 98  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you