Page 68

10 en 10

Fotos MATILDE CAMPODÓNICO Para muchos, la Ciudad Vieja vivió un cambio sustancial a partir de mayo de 2003, cuando la antigua Casa Mojana, una ferretería fundada en 1870 y hoy Monumento Histórico, abrió nuevamente sus puertas al público transformada en el Centro Cultural de España. La obra arquitectónica, un premiado reciclaje a cargo del estudio Giordano/Lorente, interrumpió el paisaje y sorprendió a los habitantes del barrio. El CCE fue un faro para los artistas nacionales y también para el público consumidor de cultura. Nos enseñó de montaje y condiciones, propició el intercambio, ahondó en nuestra sensibilidad, nos acogió siempre, editó y compartió catálogos de manera sistemática y diseño feliz, abrió las puertas a todos, ponderó la limpieza y la belleza de los espacios y cuidó su luz. Nos invitó, nos conoció, nos explicó, nos prestó, nos tiene en cuenta y nos convoca. A lo largo de estos 10 años el Centro ha tenido épocas más conservadoras y momentos más arriesgados, influidos por las crisis económicas o períodos de mayor abundancia. Pero nunca ha perdido la inquietud. Quizá aún no podamos ser concientes de su alcance y de su efecto en nuestra relación con las artes plásticas, por ejemplo. Aunque pensar en ello parece oportuno al cumplir una década de convivencia. Por el momento participamos de la celebración, agradecemos y le deseamos futuro.

La i n t e rv e n c i ó n d e l a fa c h a d a

68 Abr. 2013

La directora de exposiciones del CCE, Patricia Bentancur, convocó a los artistas Fran Cunha y Martín Azambuja para realizar la intervención de la fachada del CCE en 2013. La obra finalizada fue presentada el día que el centro abrió sus puertas para celebrar junto al público la década de trabajo. La obra en cuestión utiliza el modelo del código QR –Quick Response Code o código de respuesta rápida–, un módulo que sirve para almacenar información en una matriz de puntos. Es el código más popular en Japón y fue creado en 1994. Al respecto, Bentancur explica: “Más allá de que existe desde hace ya algún tiempo, el código sigue siendo un soporte innovador, y más en este tipo de intervenciones. Además va muy bien con la línea filosófica que busca seguir el CCE, que es la de tomar el camino digital y reducir la utilización del papel como medio de comunicación, es decir, promover una alternativa sustentable al uso del papel”.

BLa #67 - Abril 2013  

BLa #67 - Abril 2013

Advertisement