Page 170

Compilador Alberto Loaiza Gómez

mantiene un ritmo de explotación, de producción, de consumo o de crecimiento inmodificable, es decir, sin cambios, al menos mientras dura el recurso que se está utilizando”91; estructurado desde la idea de “progreso”, donde las generaciones venideras estarían en mejores condiciones de bienestar que las pasadas—, en las prácticas sociales, (aunque se podría pensar que se busca diferenciarlos desde sus concepciones), bajo las condiciones político-económicas contemporáneas hegemónicas y en contextos como el de Latinoamérica, por lo general no se diferencian mucho, no tienden a diferenciarse ni se distancian considerablemente en cuanto a sus impactos negativos. Adicional a esto, es de retomar la idea, compartida con muchos académicos, que ambos estilos de desarrollo (sostenible y sostenido) por definición son un imposible, si se tiene en cuenta la necesidad de buscar la protección y el mantenimiento de una equidad social basada en la primacía del interés común, enfrentada a unos recursos naturales limitados, a un crecimiento constante de la población, a una búsqueda de estabilidad de los sistemas ecológicos, a la necesidad de conservar y al mismo tiempo de mantener una competencia, un incremento en la producción y una búsqueda de crecimiento económico; Versus un incremento de la inequidad social, de la pobreza y de la gran diferenciación y distanciamiento de la capacidad adquisitiva, entre muchos otros aspectos. Y son más que un imposible si se piensan en forma global para la humanidad, no sólo en las condiciones del mundo contemporáneo. Esta imposibilidad, explicada de forma muy esquemática, puede ser sintetizada en tres aspectos: 1) Porque no es posible sostener indefinidamente el desarrollo y al tiempo sostener una población creciente, solucionando todas sus necesidades básicas y estableciendo unas mínimas condiciones para una adecuada calidad de vida, cuando los recursos naturales de base son limitados y sus procesos de reproducción, así como los procesos de recuperación de la “oferta ambiental” 92 son

USC EDITORIAL

170

91 WILCHES-CHAUX, Gustavo (1999). ¿Y qué es eso, desarrollo sostenible? Ministerio del Medio Ambiente. Programa Fondo Amazónico – Proyecto de Cooperación Internacional suscrito entre el Gobierno de Colombia y la Comisión Europea. Colombia p. 42. 92 La “oferta ambiental” ha sido entendida como la capacidad actual y potencial de los ecosistemas, para rendir flujos alternativos de bienes y servicios ambientales económicos. Es decir, que un “bien ambiental” es todo aquello que es susceptible de convertirse en objeto de transacción en los mercados, como la madera, los animales, el agua, el suelo (…) —son todos los tangibles—. Los “servicios ambientales” también forman parte de la “oferta ambiental” y auque la gran mayoría no son valorados económicamente por “no ser valorables” —dada su intangibilidad—, cuando son valorados, por lo general se recurre a métodos indirectos de valoración económica; por ejemplo, algunos servicios ambientales que puede “ofertar” o “ofrecer” un bosque son la conservación de un “nacimiento de agua”, la conservación del suelo, ser un reservorio genético y de diversidad biológica, así como disminuir el riesgo de inundación y de remociones en masa, ser sumidero de dióxido de carbono, liberación de oxígeno, conservación del ciclo hidrológico, la regulación de microclimas, entre otros. Cf: CEPAL-PNUMA. (1990). Ecosistemas: Conceptos fundamentales. Comercio Exterior Vol. 40 N° 12, México, diciembre 1990. p. 1131-1134. / GLIGO Nicolo. (1990). Los Factores críticos de la sustentabilidad ambiental del desarrollo agrícola. Comercio Exterior Vol. 40 N° 12, México, diciembre 1990 p 1135-1142. / FIELD, Barry. (1997). Economía Ambiental: Una introducción. McGraw Hill. Colombia / jacobs, Michael. (1995). Economía Verde. Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible. Tercer Mundo

Profile for Editorial USC Universidad Santiago de Cali

Pensar ambiental y socialCompilación de artículos en educación ambiental  

En el presente escrito se sustenta el sentido que tiene la educación ambiental como estrategia para la formación de una cultura ciudadana en...

Pensar ambiental y socialCompilación de artículos en educación ambiental  

En el presente escrito se sustenta el sentido que tiene la educación ambiental como estrategia para la formación de una cultura ciudadana en...

Advertisement