Page 120

Compilador Alberto Loaiza Gómez

modernidad es más que pertinente precisar entre la diferencia de los términos “comunes” y “uso de recursos comunes”, tal y como lo señala Burke. De forma concreta, este autor sugiere que los investigadores y hacedores de política pública necesitan considerar la relevancia de la lógica de los comunes expuesta en Hardin (1968), toda vez que si no se es cuidadoso en la evaluación de los supuestos registrados por tal autor, se pueden llegar a consecuencias desastrosas en términos de las medidas de política que se puedan tomar. A modo de ejemplo, Burke afirma que además de la oscuridad cada vez mayor para estudiar los problemas ambientales, los usos contemporáneos del recurso natural, están influenciados al lado de las estructuras locales del uso de recurso común y por el de instituciones más grandes, así como de estructuras sociales distintas, de comunidades culturales que incluyen una economía capitalista moderna, de los medios de comunicación, de los avances de la ciencia, y de un estado del bienestar a un nivel no encontrado, incluso para los años cincuenta, tiempo en donde se registró la propuesta original de Hardin. En tal sentido, el autor concluye que para entender mejor cómo los usuarios del recurso natural perciben su degradación del uso y el resultar de tal degradación del recurso natural, se debe estudiar el problema desde otras perspectivas teóricas, etnometodología, constructivismo mediático, y estudios de la percepción del riesgo ambiental. Es decir, para Burke la complejidad de problemas ambientales modernos, hace que el estudio de los mismos bajo el enfoque de la teoría de los campos comunes, sea irremediablemente demasiado simple, en este caso, para tal autor otras perspectivas teóricas pueden ser mejores, por ejemplo: acercamiento del problema desde la economía política (institucionalismo). En resumen, para Burke (2001) el hecho de que existan recursos de uso común no hace simplemente que ello se convierta en el mejor marco explicativo, desde el enfoque de la teoría común, del recurso expuesto por Hardin (1968).

USC EDITORIAL

120

Finalmente, para Burke, cuando no mana la condición del alcance del conocimiento significativo que tenga el investigador o el hacedor de política que tiene la intención de aplicar la teoría de la tragedia de los comunes a alguna situación en particular del uso de recurso común, se deben considerar otras opciones de la política, como pueden ser: la privatización, la autogestión, y la regulación externa. El autor en mención señala que para que los primeros dos enfoques de política sean normalmente eficaces y el último sea a menudo factible, se debe tener una comprensión común sobre la degradación del recurso natural a estudiar y para ello se debe primero crear entre los usuarios modernos del recurso, un alto grado de pertenencia, que sólo es posible a través de la educación

Profile for Editorial USC Universidad Santiago de Cali

Pensar ambiental y socialCompilación de artículos en educación ambiental  

En el presente escrito se sustenta el sentido que tiene la educación ambiental como estrategia para la formación de una cultura ciudadana en...

Pensar ambiental y socialCompilación de artículos en educación ambiental  

En el presente escrito se sustenta el sentido que tiene la educación ambiental como estrategia para la formación de una cultura ciudadana en...

Advertisement