Page 118

Compilador Alberto Loaiza Gómez

maximizarían sus propios beneficios materiales inmediatos y de corto plazo. Esto significaba que no podían hacer otra cosa más que sobreexplotar los sistemas de recursos que no pertenecieran a particulares o a una unidad gubernamental. El pronóstico de que los individuos destruirían los recursos naturales de los que dependían, concordaba con muchos modelos económicos de solución única, o con los escenarios de dilemas de repetición finita, en donde quienes buscan el beneficio propio a corto plazo, lograban mucho menos de lo factible, así hubieran encontrado la manera de cooperar entre sí”. A partir de la crítica anteriormente resumida, Ostrom plantea que hay que llegar a soluciones alternativas a las planteadas tradicionalmente por los teóricos de la privatización, toda vez que este tipo de soluciones no son la única vía para resolver los problemas a los que se enfrentan aquellos agentes que participan en la extracción de recursos de uso común (en adelante RUC), como pueden ser diversos ecosistemas, cuencas, bosques, entre otros. De forma particular, la autora se apoya en elementos de teoría de juegos y formula un juego en donde existe la posibilidad de establecer contratos vinculantes entre todos los agentes (jugadores), que los obliga a cumplir “si o si” con los acuerdos iniciales y con estrategias de cooperación establecidas previamente por ellos mismos. Referente a esta última idea, es importante destacar que Ostrom, afirma que para hacer posible que el contrato se cumpla debe de existir una estructura institucional que permita la distribución equitativa de los niveles de rendimiento y los costos de la explotación de RUC. En otras palabras, la autora sugiere que debe de existir un juego de ejecución autofinanciada del contrato, que permita a los jugadores (contratantes) tener un mayor control sobre las acciones de uso y apropiación del recurso de uso común: “el interés propio de los que negociaron el contrato los conducirá a supervisarse mutuamente y a reportar las infracciones observadas, de modo que se hace cumplir el contrato”.

USC EDITORIAL

118

Con base en la anterior idea, enfatiza Ostrom que se puede llegar a una evaluación más realista de la entregada por Hardin, en lo referente a las capacidades y las limitaciones humanas en aquellas situaciones en donde se comparten los principales aspectos de una explotación de recursos de uso común, como los ya referenciados anteriormente. A modo de complemento a lo descrito en el párrafo anterior, resulta interesante referenciar la propuesta de Ostrom y Cárdenas (2006), respecto de los ejercicios experimentales que contribuyen a posibles soluciones para aquellas situaciones de explotación de recursos naturales de uso común. De forma particular, los autores sugieren que los resultados de estudios de campo (experimentos) de los arreglos organizados por ciudadanos para gobernar exitosamente los recursos de agrupación común, desconciertan fuerte y generalmente a los investigadores, por ser inconsistentes con los pronósticos

Profile for Editorial USC Universidad Santiago de Cali

Pensar ambiental y socialCompilación de artículos en educación ambiental  

En el presente escrito se sustenta el sentido que tiene la educación ambiental como estrategia para la formación de una cultura ciudadana en...

Pensar ambiental y socialCompilación de artículos en educación ambiental  

En el presente escrito se sustenta el sentido que tiene la educación ambiental como estrategia para la formación de una cultura ciudadana en...

Advertisement