Page 43

Diabetes Mellitus Casos clínicos en atención primaria

Tomando en consideración lo anterior, ¿cuál seria la mejor opción farmacológica en este paciente? Anteriormente la elección de un hipoglucemiante se realizaba tomando en consideración el IMC del paciente, sin embargo la recomendación actual es que todo paciente diabético en quien se inicia farmacoterapia oral debe administrarse metformina independiente del IMC. Dicha recomendación surge de la evidencia que la metformina es efectiva, segura, barata, con amplia experiencia y disminuye la morbimortalidad asociada a diabetes, especialmente enfermedad cardiovascular en pacientes obesos. ¿Cuáles son los principios rectores en la farmacoterapia oral antihiperglucemiante de un paciente diabético tipo 2? Al establecer un tratamiento oral para un paciente diabético tipo 2 se debe tener en consideración los siguientes aspectos: 1. Como primera medida identifique si el paciente requiere insulina 2. Tenga en consideración: edad del paciente, peso, niveles de glucemia, los antecedentes de enfermedad hepática y renal debido a que la gran mayoría de antihiperglucemiantes tienen metabolismo y/o excreción por estos órganos. 3. Procure administrar un medicamento que llene las siguientes características: una o pocas dosis diarias, poca incidencia de efectos adversos especialmente hipoglucemia, eficacia para disminuir niveles de glucosa tanto pre como posprandiales, poseer efectos adicionales al control glucémico (ej. Mejoría del perfil lipídico) y bajo costo. 4. Teniendo en consideración los mecanismos fisiopatológicos de la diabetes se recomienda usar dosis submaximas de diferentes clases de antihiperglucemiantes en comparación a dosis máximas de un solo fármaco. Esta aproximación es mucho más efectiva en reducir los niveles de hemoglobina glucosilada; sin embargo presenta el inconveniente de producir mayor riesgo de hipoglucemia. ¿Qué es un secretagogo? Por secretagogo se entiende aquellos fármacos que favorecen la liberación o producción de insulina. ¿Cuál es la condición sine qua non para la prescripción de secretagogos? El aspecto más importante, entre otros, al momento de administrar un secretagogo radica en tener la certeza que las células beta sean viables, es decir, que aún tenga insulina. ¿Clínicamente como reconocer a aquellos pacientes con función de célula beta preservada? Existen ciertos indicadores que le hacen sospechar al clínico que la célula beta podría responder ante la acción de los secretagogos: duración de la diabetes menor de cinco años, no ha tenido necesidad de insulina o se controla con menos de 40 ui/día, glucemia en ayunas menor de 200 mg/dl o pacientes mayores de 40 43

Diabetes Mellitus Casos clínicos en atención primaria  

Con más frecuencia de la que quisiéramos, un número significativo de nuevos pacientes de diabetes colman las salas de atención médica. Y la...

Diabetes Mellitus Casos clínicos en atención primaria  

Con más frecuencia de la que quisiéramos, un número significativo de nuevos pacientes de diabetes colman las salas de atención médica. Y la...

Advertisement