Page 136

César Augusto Guevara Cuéllar Carlos Andrés Pineda Cañar

TE del control de cifras tensionales que se pueda lograr. Es decir, cuando compararon los pacientes que recibieron inhibidores de enzima convertidora de angiotensina (iECA) o bloqueadores de receptores de angiotensina (BRA) y otro antihipertensivo, se observó que ambos tenían igual eficacia antihipertensiva; sin embargo, el grupo que recibió iECA o BRA presentó menor tasa de complicaciones microvasculares especialmente en el desarrollo de nefropatía y retinopatía. Así mismo se demostró que los pacientes a quienes se les administró iECA y BRA se beneficiaron en mayor control hipertensivo y menor proporción de microalbuminuria que aquellos que recibieron monoterapia. ¿Los iECA o BRA son medicamentos de primera línea en el manejo de la HTA en pacientes diabéticos sin nefropatía? Si. Independiente de la presencia de daño renal, los pacientes diabéticos e hipertensos se benefician de la administración de iECA o BRA en comparación a otros antihipertensivos. Lo anterior quedó demostrado en varios estudios clínicos controlados en los cuales la administración de cualquiera de estos dos medicamentos disminuye el riesgo de padecer de complicaciones macrovasculares (principalmente infarto de miocardio) y muerte. Por consiguiente: Todo paciente diabético e hipertenso con o sin nefropatia manifiesta debe recibir un IECA o BRA como terapia de primera linea para manejo de la hipertensión arterial.

Editorial USC

En caso que el paciente diabético no se controle con un iECA o BRA, ¿qué otro medicamento se debe añadir? Al igual que con el control glucémico la norma suele ser que se necesitan en promedio tres medicamentos para lograr las metas. La elección de un segundo o tercer medicamento dependerá fundamentalmente de la presencia de comorbilidades, puesto que todos han demostrado sus ventajas en reducir el riesgo de padecer de eventos cardiovasculares y muerte debido al control de cifras tensionales. Sin embargo, la evidencia apunta fundamentalmente al uso de: a. Diurético tiazídicos en bajas dosis. b. Betabloqueadores cardioselectivos en bajas dosis. c. Bloqueadores de canales de calcio de larga acción. d. Clonidina en una alternativa en el paciente diabético con neuropatía autonómica cardiovascular. e. Alfa bloqueadores es una alternativa en el paciente diabético con síntomas del tracto urinario inferior. ¿Los diuréticos y los betabloqueadores pueden empeorar el control glucémico en el paciente diabético? Esa ha sido una de las principales causas por las cuales los diuréticos tiazidicos y betabloqueadores cardioselectivos se han usado con gran temor en pacientes diabéticos. Aún no se ha demostrado que el uso de pequeñas dosis de estos dos 136

Diabetes Mellitus Casos clínicos en atención primaria  

Con más frecuencia de la que quisiéramos, un número significativo de nuevos pacientes de diabetes colman las salas de atención médica. Y la...

Diabetes Mellitus Casos clínicos en atención primaria  

Con más frecuencia de la que quisiéramos, un número significativo de nuevos pacientes de diabetes colman las salas de atención médica. Y la...

Advertisement