Page 1


BAJOLAMASCARA.indd 1

10/02/14 12:20


BERNARDO FERNÁNDEZ, BEF BAJO LA MÁSCARA

ILUSTRACIONES DE PATRICIO BETTEO

BAJOLAMASCARA.indd 3

10/02/14 12:20


La presente obra se publica en colaboración con Fundación TV Azteca A.C. Vereda No. 80, Col. Jardines del Pedregal, C.P. 01900, México D.F. www.fundacionazteca.org Las marcas registradas: Fundación TV Azteca, Proyecto 40 y Círculo Editorial Azteca se utilizan bajo licencia de TV AZTECA S.A. DE C.V. MÉXICO 2014 Esta novela fue escrita con el apoyo del Sistema Nacional de Creadores de Arte del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes. Derechos reservados © 2014 Bernardo Fernández, Bef c/o Guillermo Schavelzón & Asoc., Agencia Literaria www.schavelzon.com © 2014 Patricio Betteo (ilustraciones) © 2014 Editorial Almadía S.C. Avenida Independencia 1001 Col. Centro, C.P. 68000 Oaxaca de Juárez, Oaxaca Dirección fiscal: Calle 5 de Mayo, 16 - A Santa María Ixcotel Santa Lucía del Camino C.P. 68100, Oaxaca de Juárez, Oaxaca www.almadia.com.mx www.facebook.com/editorialalmadia @Almadia_Edit Primera edición: febrero de 2013 isbn: 978-607-411-129-3 Quedan rigurosamente prohibidas, sin la autorización de los titulares del copyright, bajo las sanciones establecidas por las leyes, la reproducción total o parcial de esta obra por cualquier medio o procedimiento. Impreso y hecho en México.

BAJOLAMASCARA.indd 4

10/02/14 12:20


BERNARDO FERNÁNDEZ, BEF BAJO LA MÁSCARA

ILUSTRACIONES DE PATRICIO BETTEO

BAJOLAMASCARA.indd 5

10/02/14 12:20


BAJOLAMASCARA.indd 6

10/02/14 12:20


A la memoria de Jack Kirby (1917-1994), que cuando le agradecí por haber creado a Los Cuatro Fantásticos me contestó: “Gracias a ti, hijo, por leerlos”.

BAJOLAMASCARA.indd 7

10/02/14 12:20


BAJOLAMASCARA.indd 8

10/02/14 12:20


Ustedes son para nosotros fen贸menos. Ustedes son los monstruos de los monstruos. Jos茅 Emilio Pacheco

El crimen no paga, pero salvar al mundo tampoco. Noria Jablonski

BAJOLAMASCARA.indd 9

10/02/14 12:20


–Bueno, Re, me dio gusto platicar contigo, te veo luego, ¿eh? –¿A dónde vas… ? No le di tiempo para decir mi nombre. La escuché gritar “¡¡¡Roque!!!” a mis espaldas. Yo ya corría detrás del Zombi, que se iba desvistiendo. –¡Aquí no, idiota! –aullé. No sé si me escuchó. Se metió al baño de hombres justo cuando tocaba el timbre para entrar a clase. Yo lo seguí. –¿Qué haces aquí? ¡Búscate tu propio baño! –gritó mientras se desvestía en uno de los sanitarios. –Sólo hay un baño de hombres en toda la escuela –le contesté desde otro excusado, donde hacía lo mismo. –Van a pensar que somos… raros. –Somos muy raros, Zombi. Se quedó pensando en lo que dije. –¡Aguas, el Tapir! –previne. Nos quedamos calladitos. El Tapir era el prefecto de la escuela. Feo como la palabra ano. Además, tuerto. La leyenda cuenta que unos alumnos rencorosos le pusieron una paliza y por eso perdió el ojo. Pasó despacito al lado de los baños, acechando como un tiburón, aunque no se detuvo. –Puta, estuvo cerca –murmuré mientras me bajaba el pantalón. Comenzaba a sospechar que eso de traer un uniforme debajo de la ropa, además de caluroso era poco práctico. –Esa boquita…

22

BAJOLAMASCARA.indd 22

10/02/14 12:20


–¿Tú, corrigiéndome? –Ahora somos vigilantes, modelos a seguir para los niños –dijo mientras salía triunfante del baño con su uniforme puesto. Yo no lograba cambiarme los tenis por las botas. –Oye –pregunté–, ¿y ahora qué hacemos con nuestra ropa? No me contestó, salió disparado por la ventana del baño. Lo seguí. Ya en vuelo, el Zombi gritó algo. –¿Qué dices? –aullé. En medio del viento no se escuchaba casi nada. Lo vi mover los labios. –¡¿Que qué?! –insistí. Se acercó peligrosamente a mi lado. –¡Que Capitán Tóxicoooooo! El aire helado me daba en la cara. Tenía que entrecerrar los ojos. –¿Para qué? –¿Qué no todos los superhéroes gritan su nombre? –No le veo el caso, ni se oye. Se enojó; no me dirigió la palabra hasta que le pregunté: –Oye, ¿para dónde queda Santa Fe? Habíamos ensayado durante meses el vuelo coordinado. Buscamos el mejor material para hacer nuestros uniformes y hasta habíamos comprado un mapa gigante de la ciudad de México, pero ahora no sabíamos hacia dónde volar. Nos detuvimos un momento.

23

BAJOLAMASCARA.indd 23

10/02/14 12:20


–Mmm. Mira, Rocker, allá se ve el World Trade Center. –Electrostático, Zombi. –¿Qué? –Aquí no soy Roque. Me llamo Electrostático. –Entonces yo tampoco soy el Zombi, baboso, dime Capitán. –Eso me pareció una payasada desde el principio. ¿Capitán Tóxico? ¿Dónde está el Sargento Tóxico? ¿Y el Cabo Tóxico? –Así se acostumbra. –Bueno, un zombi debe ser medio tóxico, ¿no? –Y un electrostático medio tarugo, ¿qué no? –Ya párale. –Pues tú… No lo dejé decir más, le solté una descarga eléctrica que lo lanzó por el aire dando vueltas. Cayó sobre una azotea de la colonia Doctores. Regresó volando, enojadísimo. –Óyeme, hijo de la guayaba… Otra descarga lo hizo caer sobre un camión de la basura. Regresó hecho una furia, ignorando las mentadas de los basureros. Iba a descargarle una tercera cuando descubrí que se me había terminado la energía. –Oh, oh… El Capitán Tóxico se estrelló contra mí en medio del aire, golpeándome con los dos puños en las costillas mientras caíamos al vacío.

24

BAJOLAMASCARA.indd 24

10/02/14 12:20


–¡¿Quétepasaidiotaaversivasaachicharraratuabuelitaimbécil?! –gritaba. Caímos sobre una patrulla que afortunadamente estaba vacía porque los dos policías se estaban comiendo unos tacos de suadero en un puesto callejero. Me dolió. Seguimos dándonos trancazos sobre los restos del auto mientras los policías nos gritaban “quietos, quietos” y hubiéramos seguido si uno de ellos no hubiera sacado una pistola. Al verla salimos volando los dos hacia lo alto. A lo lejos escuchamos tiros. –Olvidamos blindar nuestros uniformes –me dijo minutos después el Cap, en lo alto de un edificio de oficinas. –En vez de Capitán Tóxico vas a ser el Capitán Muerto –dije riéndome. –No le veo la gracia, idiota. Había recuperado mi energía. Iba a soltarle otra descarga cuando una explosión interrumpió nuestro diálogo. A lo lejos, un robot gigante derrumbaba edificios y lanzaba autos por los cielos. Ya sabíamos para dónde quedaba Santa Fe. Volamos hacia el coloso. Era una mole de concreto, acero y vidrio cuya voz retumbaba como amplificada para un concierto de rock: –Mi nombre es Gárgantor y he venido a dominar el mundo.

25

BAJOLAMASCARA.indd 25

10/02/14 12:20


Bernardo Fernández, Bef, nació en la Ciudad de México en 1972. Fue director de arte de la revista Complot de 1997 a 1999, lo que le valió un Premio Nacional de Periodismo en el área de diseño editorial. Está incluido en las antologías Nuevas voces de la narrativa mexicana (2003), Grandes hits (Almadía, 2008) y Tierras insólitas (Almadía, 2013). Su obra como escritor es diversa y se compone de libros infantiles: Cuentos de hadas para conejos (2000), Vacaciones en Marte (2009) y Soy el robot (Almadía, 2010); colecciones de cuento: ¡¡Bzzzzzzt!! Ciudad interfase (1998) y El llanto de los niños muertos (2004); novelas Tiempo de alacranes (2005), Gel azul (2006), Ojos de lagarto (2009) y Hielo negro (2011); y la novela juvenil Ladrón de sueños (Almadía, 2008), con ilustraciones de Patricio Betteo. Como artista gráfico publicó las historietas Pulpo cómics (2004), Monorama (2007), Perros Muertos (2008) y Espiral, un cómic recursivo (2010). Ilustró la novela gráfica La calavera de cristal (2011), escrita por Juan Villoro, y el libro infantil Señor Fritos (2011), con texto de Mauricio Montiel Figueiras. Ha obtenido lo siguientes premios: Novela Policiaca Una Vuelta de Tuerca 2005, Memorial Silverio Cañada a la mejor primera novela policiaca de la Semana Negra de Gijón, Ignotus (España) y Grijalbo de Novela 2011. Actualmente es miembro del Sistema Nacional de Creadores.

BAJOLAMASCARA.indd 197

10/02/14 12:20


BAJOLAMASCARA.indd 198

10/02/14 12:20


Patricio Betteo nació en la Ciudad de México, en 1978. Ha dibujado para más de treinta revistas de circulación nacional, entre las que se encuentran Expansión, Rolling Stone, Nexos y Chilango, y ha ilustrado libros para editoriales como SM, Fondo de Cultura Ecónómica, Santillana, Alfaguara, Almadía, Castillo y Sexto Piso. Su novela gráfica Mundo invisible ganó el Premio Nacional de Novela Gráfica en 2011. En el campo internacional, su trabajo como historietista se puede ver en las publicaciones Popgun 3 (Premio Eisner 2010 a Mejor Antología), Interfaces y SideB. Desarrolló concept art para los videojuegos Grimm (American McGee) y Dance Central (Electronic Arts). Su obra ha sido expuesta en Madrid, París, Bucarest, Atenas y México. Ha publicado los libros autorales de dibujos Never ever after y Mirador.

BAJOLAMASCARA.indd 199

10/02/14 12:20


BAJO LA MÁSCARA de Bernardo Fernández, Bef, ilustraciones de Patricio Betteo, se terminó de imprimir y encuadernar el 20 de febrero de 2014, en los talleres de Litográfica Ingramex, Centeno 162, Colonia Granjas Esmeralda, Delegación Iztapalapa, México, D.F. Para su composición tipográfica se emplearon las familias Bell Centennial y Steelfish de 11:14, 37:37 y 30:30. El diseño es de Alejandro Magallanes. La impresión de los interiores se realizó sobre papel Cultural de 75 gramos y el tiraje consta de tres mil ejemplares.

BAJOLAMASCARA.indd 200

10/02/14 12:20


Bajo la máscara de BEF  

Fragmento: Bajo la máscara de Bernardo Fernández, BEF con ilustraciones de Patricio Betteo