Issuu on Google+


Índice Agradecimientos.................................................................................................. 7 Leo Tavella, laburador del arte................................................................................ 9 “Tavella: Une Idée, une Forme, un Être…”................................................................ 11 El arte de Leo Tavella, su relación con Misiones y este libro............................................. 14 Introducción..................................................................................................... 17 La cerámica y las bellas artes................................................................................. 18 Leo Tavella y el crecimiento del arte cerámico en Argentina............................................ 19 Un gran maestro................................................................................................. 20 Sobre este libro................................................................................................. 22 Su vida............................................................................................................ 23 Su infancia en Gálvez.......................................................................................... 23 La muerte de su padre......................................................................................... 24 Sus estudios en San Francisco, Córdoba..................................................................... 26 Traslado forzoso................................................................................................. 29 Su vida en la zona norte de Buenos Aires................................................................... 30 Sobre su amor por la música.................................................................................. 32 Sobre la lectura................................................................................................. 33 Años de enseñanza y creación en Misiones.................................................................. 33 Viajes............................................................................................................. 34 Su trayectoria en el arte....................................................................................... 36 Inicios de Tavella en la cerámica............................................................................. 36 Diferentes etapas en la cerámica ............................................................................ 40 Su técnica en la escultura en cerámica..................................................................... 46 Investigando en esmaltes cerámicos......................................................................... 48 Los ensambles .................................................................................................. 50 Las cabezas ..................................................................................................... 54 Los “trapos” .................................................................................................... 61 Talla directa en piedra......................................................................................... 68 Sus primeras exposiciones individuales...................................................................... 72 Su pensamiento social ......................................................................................... 73 El tema en su obra.............................................................................................. 82 El objeto encontrado........................................................................................... 82 Sobre la repetición............................................................................................. 92 Las influencias................................................................................................... 92 El juicio........................................................................................................... 93 Desarrollo de su obra........................................................................................... 94 Reconocido por sus pares..................................................................................... 113 La ubicación de sus obras..................................................................................... 113 Caracas: El brazo universal................................................................................... 116 Conclusión....................................................................................................... 125 La Madera....................................................................................................... 128 Tavella bidimensional......................................................................................... 138 Pintura con Acrílico ........................................................................................... 141 Yesos esgrafiados............................................................................................... 148 Hierros y Alambres ............................................................................................ 150 LEO TAVELLA: Reseña Biográfica ............................................................................ 155 Entrevista de Vilma Villaverde a Leo Tavella ............................................................. 175 Entrevista de V.V. a L.T. Traducción al portugués: Ezil Pellissari ...................................... 178 Entrevista de V.V. a L.T. Traducción al inglés: Loretta Brass .......................................... 182 Entrevista de V.V. a L.T. Traducción al italiano: Andrea Kotliarsky .................................... 185 Entrevista de V.V. a L.T. Traducción al francés: Cristina De Filippo................................... 189 Entrevista de V.V. a L.T. Traducción al alemán: Helenice Alves-Albich................................ 192 Entrevista de V.V. a L.T. Traducción al turco: Mutlu Bazkaya . ......................................... 195 Entrevista de V.V. a L.T. Traducción al chino: Zhang Yong.............................................. 197

199


Leo con una de sus obras. Foto Juan Vellavsky

200


Las cabezas Cabezas redondas, ovaladas, triangulares, frentonas… Siempre me llamó la atención la variedad de formas de cabezas que Leo utilizó en su trayectoria, ya sea en dibujos, trapos, cerámicas, piedras, maderas, alambres, papeles húmedos, pinturas y almohadillas entintadas. Al principio cambió la ubicación de los ojos, que colocó más arriba de lo que corresponde; después hizo cabezas circulares, ovaladas en forma horizontal; luego cabezas alargadas, con exagerado mentón y más tarde otras con la frente más alta y con un exagerado cráneo visto de perfil. En una entrevista que le realicé en el año 2003 Leo me comentó sobre su nueva obra, una cabeza “triángulo” que en ese momento había realizado en cerámica y en pintura sobre madera. Composiciones muy geométricas y con mucho color, algunas de ellas con un solo ojo.

Cabezas Triangulares (2009 – 40 x 10 x 5) Cerámica

54


Arriba: Figura en Tridente (detalle) (1974 – 200 x 50 x 35) Cerámica y Objeto Izquierda: Los Discos (detalle) (1975 - 160x35x35 Centro: Cabecita (1962 – 20 x 7 x 5) Cerámica y Esmaltes Derecha: Autoclave (detalle) (1975 – 200 x 50 x 50) Hierro y Cerámica - Premio Palanza

55


Arriba izquierda: Cabecita (2010 – 12 x 8) Cerámica Arriba al centro: Cabeza (2005 – 23 x 23) Cerámica Moldeada Arriba derecha: Cabecita (2005 - 15x10) Cerámica Moldeada Abajo izquierda: Cabeza Azul I (2010 – 30 x 16 x 10) Cerámica Abajo derecha: Cara Sol (2000 – 60 cm Ø) Cerámica

56

Página siguiente: Figura con Metal (1976 – 60 x 60 x 30) Cerámica y Metal


57


Izquierda: Cabeza Perfil Blanca (2009 – 25 x 10 x 6) Cerámica

58

Derecha: Cabeza Azul (2009 – 25 x 10 x 6) Cerámica

Página siguiente: Cabeza en Caja (2008)


59


60

Arriba izquierda: Figura con Caño (detalle) (1982 190x 95x60) Arriba derecha: Cabeza (2009 – 40 x 30 x 16) Cerámica Abajo: Dos cabezas (1979 - 70 x 35 x 25) Premio Salón Rosario


Los “trapos” En la década del cincuenta, casi paralelamente a sus inicios con la escultura en cerámica, comienza a experimentar dibujando sobre géneros, pintando y despintando fuera de las técnicas tradicionales del óleo, acuarela o témpera. A esas obras les da el nombre de “trapos”: tienen una concepción diferente al de la tela enmarcada. Trabaja sobre telas que pueden ser viejas, retazos, descartes, más importantes por la conexión que le brindan con el hecho creativo por su color, superficie, textura o forma que por cualidades preestablecidas de calidad y tamaño. Empezó usando textiles de color oscuro a los que desteñía con lavandina. Después les incorporó colores, tintas especiales que le trajo una alumna que tenía fábrica de marcadores, tinta china, y complementó sus pinturas y dibujos en los trapos con la utilización de sopletes: el manual (de soplar) y el eléctrico, con compresor. Para lograr un efecto rápido del teñido, después de colocar las tintas le pasa una plancha caliente al trapo para fijar el efecto por medio del calor. Procede del mismo modo con el desteñido por medio de lavandina. Así el resultado se ve rápidamente y le permite continuar con su obra, dibujando y pintando. Muchas veces utiliza los pliegues que se forman durante el planchado, y los acentúa destiñendo suavemente la superficie. Son verdaderas pinturas, pero nunca quiso enmarcarlas con bastidor, sino que simplemente prefiere colocarlas entre dos vidrios o como un dibujo, pegadas a otro material resaltando las hilachas que muchas veces se producen en los trapos cortados “a mano”, para destacar el origen humilde, no académico, de ese trozo de tela. Utilizó todo tipo de géneros: livianos, gruesos, texturados, sedas, de tapicería, etc. Realizó obras de más de dos metros. Entre sus trapos, es famoso un Cristo que está colocado en una capilla de una ciudad cercana a Oberá, en la Provincia de Misiones, y que es colocado en el altar durante las fiestas patronales. Otro Cristo fue adquirido por un coleccionista en la ciudad de Reus, Cataluña, España, que fue enmarcado de manera impecable. El bolsillo de jean que representa a “Adán y Eva” junto al árbol, de la década del setenta, está considerado un clásico entre las obras realizadas con esta técnica.

Arriba: Madonna (1985 – 60 x 30) Tinta y lavandina sobre tela Abajo: Cristo (1986 – 230 x 100 Tinta y lavandina sobre tela

61


Arriba: Rostro (1986 – 120 x 80) Tinta y lavandina sobre tela Izquierda: Familia (1985 – 100 x 60) Tinta y lavandina sobre tela Abajo: Figurines (2011 – 75 x 25) Tinta y lavandina sobre tela Página siguiente: Adán y Eva en Bolsillo (1985 – 18 x 16) Tinta y lavandina sobre jean

62


63


Arriba: Rostros (1983 – 60 x 40) Tinta y lavandina sobre tela Abajo izquierda: Onírico (1995 – 100 x 70) Tinta y lavandina sobre tela Abajo centro: Rostros en Paisaje (1993 – 160 x 110) Tinta y lavandina sobre tela Abajo derecha: Figura (1987 – 150 x 130) Tinta y lavandina sobre tela

64


Arriba: Figuras (1992 – 80 x 50) Tinta y lavandina sobre tela Abajo: Tres Figuras (1993 - 80x40) Tinta y lavandina sobre tela

65


66

Arriba: Danzantes (1978 – 60 x 50) Tinta y lavandina sobre tela Abajo: Maternidad (2011 – 65 x 35) Tinta y lavandina sobre tela


Figura y caballo (2007 - 65 x 69) Trapo - tintas y lavandina

67


Adán y Eva en Jean (1983 – 30 x 50) Tinta sobre jean

Figura y Pliegues (1985 – 50 x 40) Tinta y lavandina sobre tela

Talla directa en piedra Cuando se instaló en Buenos Aires, paralelamente a su primera etapa de desarrollo artístico en cerámica, Leo Tavella comenzó a tallar sobre piedra. Le interesaba realizar obras de gran porte. Trabajó con piedra Mar del Plata, alabastro y mármol. Diversificó y enriqueció los materiales a tallar gracias a sus estadías en Oberá, Misiones. Allí ubicó la cantera de las piedras utilizadas en San Ignacio Miní por los guaraníes durante la época de los jesuitas, y adquirió varios bloques. Con esta arenisca misionera realizó lo mejor de su obra escultórica en piedra.

68

Entre ellas se destaca su “Figura Recostada”, entre las preferidas de Tavella. Otra obra importante fue “Figura”, realizada con una piedra más clara; ésta fue seleccionada como tapa del catálogo de una exposición individual realizada en la Galería Imagen.


69


Arriba: Figura - (1957 - 55x38x34) Marmol de Carrara - Premio Fiat Concord - Colección Museo Emilio A. Caraffa -– Córdoba Abajo: Reposo (1960 – 120 x 50 x 40) Piedra Página anterior: El Sueño (1977 –90 x 80 x 50) Piedra

70


Arriba: Cabeza Pétrea (1978 – 35 x 40 x 30) Piedra

Abajo: Cabeza (1982 – 50 x 35 x 30) Piedra

71


Sus primeras exposiciones individuales Las muestras de cerámica que comenzaron a realizarse a partir de la década del cincuenta, se limitaban a las obras realizadas en los talleres de la Escuela Nacional de Cerámica. Las exposiciones se realizaban en el Palais de Glace y se exhibían trabajos de los alumnos, que se ponían a la venta. La cerámica artística todavía tendría que esperar nuevos vientos hasta tener su lugar en las Salas Nacionales de Exposición. Con una gran energía creadora, ya desde los comienzos de su trabajo en el taller de cerámica, Tavella plasmó una producción muy importante. En el año 1954 realizó, en la Galería Henry, su primera exposición individual en la cual mostró sus obras en pintura, escultura y cerámica. En esa ocasión obtuvo la primera crítica periodística por parte del escritor Manuel Mujica Láinez en el diario La Nación, que fue muy laudatoria. “No habíamos visto hasta hoy una muestra individual de Leo Tavella. La Galería Henry, Suipacha 441, nos permite ahora valorar en sus distintos aspectos de pintor, escultor y ceramista al artista inteligente y sensible cuya obra hemos elogiado en diversas oportunidades a través de sus envíos a las exposiciones de conjunto. Ahí están sus alargadas figuras de colores simples a las que infunde, como a sus cerámicas, un tono nostálgicamente poético; sus bellas composiciones con mujeres y caballos; sus melancólicas cabezas que van del clásico modelado […] a expresiones más estilizadas y depuradas, impregnadas siempre de una grave tristeza. Tavella es un artista. Lo es por la sobriedad de sus recursos y por la altura de su inspiración; por la intensidad también con que comunica la presencia de un mundo irreal y hondo” (Diario La Nación, 1954)

Este análisis realizado por Mujica Láinez fue trascendente para Tavella: se trató de una opinión que lo alentó en su trabajo personal, y que lo hizo sentirse valorado por una personalidad importante, habida cuenta de que era ésta su primera muestra individual. La siguiente exposición fue presentada en la galería Müller; fue a verla el crítico de arte Jorge Romero Brest y le objetó algunas composiciones. Sin embargo, Romero Brest no conocía las características del trabajo en cerámica. Cuando una alumna de Leo se las explicó, Romero Brest cambió la manera de pensar y lo propuso a Leo para dar un curso en la escuela que Fernando Arranz había creado en Córdoba y que lleva el nombre de su fundador. En ese punto de su evolución artística, Tavella se presentó a una beca de Ver y Estimar para estudiar arte y la ganó junto a Vanz. Asistió a un curso en el Instituto Di Tella, en Buenos Aires, que daba Romero Brest, de quien Leo admite que aprendió mucho de corrientes artísticas contemporáneas. En el curso se proyectaron gran cantidad de fotografías y Romero Brest les explicaba las características de los movimientos plásticos de la actualidad. Leo se había formado 72


en la Academia de San Francisco, Córdoba, y allí los modelos artísticos considerados valiosos eran los clásicos. En opinión de Leo, Romero Brest difundió ideas muy modernas, organizó eventos importantes, trajo exposiciones de otras partes del mundo. Además de brindar los cursos, el Instituto Di Tella fue innovador para el arte argentino.

Su pensamiento social Uno de los motivos por los cuales nunca realizó piezas abstractas es porque siente que con la figuración se acerca más al ser humano. Trabaja por el placer de trabajar, para sí mismo y para la gente que lo entiende. Considera que toda la gente tendría que estar educada para valorar las artes visuales y también la música. Esa situación de falta de enseñanza artística le pesa como un conflicto, y afirma: “siento mucho lo social, tendría que haber un sistema de igualdad.” Sin embargo, no por tener ese sentimiento deja de expresar en su creación su máxima potencialidad para la belleza, para reflejar en su obra no lo que ve sino lo que percibe. Así, dice Leo: “Uno puede sentir muchísimo todo lo social y saber positivamente que este sistema actual no es ecuánime, pero hay otra cosa interna, cuando uno trabaja, que no tiene que ver con mostrar la expresión social pero que es una cosa importante porque muestra las necesidades que tiene la gente”.21 En ese sentido, durante la última dictadura militar (1976-1983) realizó obras que muestran dramatismo o angustia, sin llegar a ser exageradamente crudas. Eran piezas más figurativas que se acercan más a la imagen realista (nunca hiperrealista); quizá en ocasiones más naturalistas, pero en las cuales la representación de las cabezas ya no se aleja tanto de la realidad. Entre la producción de Tavella en ese período político del país signado por la represión, se destaca la escultura “El torturado”. A su obra regresan las texturas. Aunque la arcilla y los materiales no cambian, la imagen y el resultado final nada tienen que ver con las figuras pulidas, introducidas en caños y otros materiales encontrados que lo hicieron famoso.

21 Entrevista de V.V. a Leo Tavella (2003).

73



LEO TAVELLA - Laburador del arte